Está en la página 1de 8

ESCUELA DE PADRES

MARTHA JULIETH GONGORA VALENCIA

DOCENTE: MARGARITA ARIAS

PROMOCION SOCIAL
SEGUNDO SEMESTRE
JORNADA DIURNA

INSTITUCION DE EDUCACION SUPERIOR “ITFIP”

2020
INTRODUCCION

La familia representa el núcleo social más íntimo, es un sistema que no es


estadístico y que tiene dinamismo ya que se mueve a través del tiempo, a
través de un curso de vida; a esto se le conoce como ciclo de vida familiar. El
ciclo de vida familiar. El ciclo de vida individual ocurre dentro del ciclo de vida
familiar, el cual es el primer contexto de desarrollo humano. La familia atraviesa
por puntos de transición de una etapa a otra en el proceso de su desarrollo,
dentro de los cuales tendrá que pasar por una reorganización para que pueda
proseguir dicho desarrollo.

La familia es la primera escuela de virtudes humanas sociales, que todas las


sociedades necesitan; por medio de la familia se introduce en la sociedad civil
a las personas. Es por ello necesario que los padres consideren la importancia
que tiene la familia en la formación de futuros ciudadanos.

Los padres son los encargados de proporcionarle al niño amor, protección,


educación, bienestar, salud, etc. En ese afán actual de buscar las mejores
condiciones posibles o por el simple hecho de prestar más atención en diversos
factores externos, los padres suelen descuidar cada uno de los aspectos
mencionados.

La familia es el lugar donde se pertenece desde el nacer, con poderosa


influencia en los individuos los cuales deberían recibir valores, hábitos,
costumbres, normas, roles las que se dirigen a resguardar las generaciones
futuras.

Casi todas las actividades humanas se desarrollan dentro de la esfera de lo


social, es por eso que se dice que el núcleo familiar es tan indispensable para
el desarrollo del hombre, es ahí donde se forja el carácter y la personalidad de
cada individuo y no podemos dejar pasar desapercibido que del núcleo familiar
en donde cada uno se ha desenvuelto es muy diferente.
ENSAYO

EL PLACER DE SER PADRES

El ser padres es una experiencia única que puede generar, además de una
enorme felicidad, cierta preocupación e incluso miedo por si no se sabe
abordar adecuadamente. La excesiva preocupación de los padres aparece
claramente si comparamos el modo de criar el primer y segundo hijo durante
sus primeros años de vida. Descubren que cada niño tiene sus peculiaridades,
su manera de ser, y, lo más importante, han aprendido de su primer hijo que
son competentes como padres y que, normalmente, hacen lo que conviene
hacer. Esto les hace confiar en sí mismos y actuar de forma más relajada con
el segundo hijo.

Educar a los hijos en estos tiempos modernos es una de las tareas más
difíciles, pero a la vez uno de los más grandes desafíos. Indudablemente los
esquemas de formación han variado y tratar de formar a los hijos como lo
hicieron nuestros padres con nosotros, ya no es suficiente, ni muchas veces,
efectivo. Los jóvenes de hoy en día están expuestos a grandes y acelerados
cambios que van desde crecer en hogares donde ambos padres trabajan, o
están separados, convivir en un ambiente de cambios generados por el
impacto de los grandes descubrimientos tecnológicos como la internet y los
videojuegos, hasta la vulnerabilidad al uso temprano del alcohol, droga y
vivencia no responsable de la sexualidad.

Ser padres en el mundo actual plantea muchos dilemas entre lo que es bueno y
es malo, lo que debe hacerse y lo que no, lo que se debe o no exigir a los hijos.

Aunque educar y formar a los hijos a veces resulta difícil, esto no quiere decir
que la crianza sea una pesada carga que los padres deben llevar a cuestas; los
hijos son una fuente inmensa de placer y satisfacción si los padres despliegan
su sensibilidad, intuición, capacidad para aprender, paciencia y todo su amor.

Compartir experiencias con otros padres, conocer los buenos descubrimientos


de la psicología infantil, retomar elementos de la educación dada por nuestros
padres, aprender de los errores y aciertos de los otros, conocer a los hijos, pero
sobre todo, aprender a confiar en las capacidades como adultos.

No se trata de ser padres perfectos, una aspiración amorosa y realista es la de


intentar ser buenos padres esforzándose cada día por estrechar los vínculos de
afecto y cariño con los niños.

Disfrutar y compartir con los hijos brinda a los niños un modelo de vida
amoroso y estable, fijar límites y reglas y enseñarles a entender por qué es
importante aceptarlos y cumplirlos.

Pero no olvidando que para pasarla bien con el hijo tiene que dejar de lado por
el momento otras obligaciones y dedicarle toda su atención. Aparte de vez en
cuando sus preocupaciones y dedíquese a su trabajo de padre. Permítale que
le haga preguntas.

Trabaje con su hijo en las tareas de la casa, de este modo, incluso las tareas
rutinarias pueden ser agradables para padres e hijos. Pero no olvide que los
niños prestan atención a las cosas únicamente durante el tiempo limitado, por
lo que conviene repetir aquello que desea que aprenda. Hágale vivir con
frecuencia experiencias que puedan enseñarle el comportamiento que quiere
que aprenda. Se podrá esperar más de ellos a medida que vayan haciéndose
mayores.

Muchas luchas de poder surgen de la necesidad de los padres de controlar


aspectos que son en realidad atribución de sus hijos. En efecto, pueden privar
al niño de toda responsabilidad y autonomía. Para ser mejor padre, hay que
aprender a controlar la necesidad de controlar. Haga preguntas en lugar de dar
órdenes, proporcione a su hijo más de una opción a elegir.

Criterios en los que se basa una familia son: el orden cultural, como la
necesidad de cooperación para sacar adelante a los hijos, y otro de índole
cultural como las creencias religiosas, filosóficas y las tradiciones transmitidas
de generación en generación.

En la familia es fundamental la conducta de apego que tiene una importante


función en la supervivencia, porque asegura la proximidad y la protección de
los padres a los hijos durante un periodo prolongado de tiempo en que la
debilidad del nuevo ser requiere de la asistencia directa y continúa de los
adultos.

La maduración psicológica y el desarrollo de la personalidad son elementos


considerados como herramientas básicas para la vida futura donde se deberá
afrontar retos, así como asumir responsabilidades y compromisos que orientan
a los adultos hacia una vida fructífera, plena de realizaciones y proyectos e
integrada en el medio social.
CONCLUSION

La educación desempeña una función social de trascendencia en la actual


sociedad denominada del conocimiento. En este contexto, la educación debe
ser de calidad, sustentada en valores, que conlleve a la formación de la
persona, no solo para el trabajo y la competencia, sino, sobre todo propicien un
encuentro de seres humanos que busquen condiciones de vida más solidaria,
equitativa, fraterna, que permitan vivir en comunidad.

El afecto mutuo mantendrá las relaciones entre los miembros de la familia en


una atmosfera agradable. Esto no significa que la paz del hogar nunca se verá
alterada. El procurar mantener una paz superficial puede crear un hogar menos
feliz que aquel en el que se permite que las diferencias se expresen solas y
desaparezcan. Lo importante es que en una familia donde hay cariño se
pueden encarar los problemas sin sufrir daño. No es la ausencia de problemas
lo que hace una familia feliz si no la seguridad de que las relaciones en el
hogar son tan profundas que se puede tratar con cualquier problema por más
grave que este sea.
PREGUNTAS

1. Nombre algunas de las cosas que fortalezcan la relación entre padres e


hijos.
 Tenerse confianza.
 Jugar juntos.
 Comer juntos.
 Hablar lo más posible.
2. Como saber distribuir los roles de padre/madre.
 Hay que definir las tareas y funciones.
 Llegar a un acuerdo justo a la hora de distribuir las tareas.
 Ser conscientes del papel de padres y desempeñarlo
responsablemente.
3. Costumbres más comunes en una familia:
 Respetarse unos a otros.
 Dar gracias por todo lo que tenemos.
 Comer siempre juntos.
4. Tradiciones más comunes en una familia:
 Celebrar cumpleaños.
 Dar regalos en navidad.
 Celebrar el año nuevo.
5. Nombre dos tipos de madres.
 Madre angustiada: Son personas agobiadas que presentan a
sus hijos una imagen agitada, insegura, llena de inestabilidad.
 Madre madura: Son madres que han superado definitivamente
su infancia. Con una vida rica en experiencias, y mostrando
serenidad en las diversas circunstancias.

También podría gustarte