Está en la página 1de 45

Gustavo Eduardo Lugones

Colaboradores:
Carlos Bianco y Fernando Peirano

TEORÍAS DEL COMERCIO


INTERNACIONAL
Lugones, Gustavo

Teorías del comercio internacionaL - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos


Aires : Ediciones del CCC Centro Cultural de la Cooperación Florea! Gorini;
Berna}: Universidad Nacional de Quilmes, 2012.

271 p. ; 23x16 cm.- (Economía y sociedad 1Jorge Testero; 3)

ISBN 978-987-1650-32-3 La Universidad Nacional de Quilmes y el Centro Cultural de la


1. Economía. 2. Comercio InternacionaL l. Título.
Cooperación Florea! Gorini presentan este nuevo emprendimiento
editorial conjunto. Esta colección a la que denominamos "Economía
CDD 382
y Sociedad" se conformará con materiales de investigación de ambas
©Universidad Nacional de Quilmes instituciones, en un esfuerzo por poner a disposición de la ciudadanía
Roque Sáenz Peña 352 - Berna! (B1876BXD)- Buenos Aires -A rgentina los trabajos que hemos venido realizando, con el objeto de contribuir
Tel: 4365-7100 al debate ciudadano en torno a la economía, entendida corno una cien­
W\VW.unq.edu.ar
cia social.
Rector: Lic. Gustavo Lugones
Vicerrector: Dr. Mario Lozano El Centro Cultural de la Cooperación cuenta con departamen­
tos de investigación donde se producen indagaciones teóricas y estn­
©Ediciones CCC, Centro Cultural de la Cooperación Florea} Gorini. dios de caso que profundizan los debates instalados en la agenda pública
Ediciones del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos C.L.
o bien abordan cuestiones de una innegable relevancia social que aún
Avda. Corrientes 1543 (C1042AAB) Tel: 5077-8080 - Buenos Aires -Argentina
VIW\V.centrocultural.coop
permanecen ocultos para la gran mayoría.
Director: Juan CarlosJunio La Universidad Nacional de Quilmes incluye en esta colección
Director editorial:Jorge Testero textos que fueron pensados originalmente como carpetas de trabajo
que ordenaran y guiaran el trayecto cognitivo de cada asignatura en
© Gustavo Eduardo Lugones
Colaboradores: Carlos Bianco y Fernando Peirano
las carreras de modalidad virtual dependientes del Departamento de
Composición y armado: Mari Suárez Economía y Administración de la Universidad Nacional de Quilmes
Diseño de tapa: Laura Rovito para estudiantes de todo el país. Hoy contamos con estos materiales
Fotografía de tapa: Sebastián Miguel
adaptados por sus autores a un nuevo formato, lo cual le otorga un
Corrección: Carmen De Luca
Coordinación editorial: Javier Marín
nuevo valor público.
Consideramos que con su publicación realizarnos un aporte sus­
Distribuye Editorial Atuel y Cara o Ceca. DirecciónJulián Álvarez 813. tantivo para la instalación de ideas y valores que permitan leer los pro­
Buenos Aires. CP C1414DRQ - teléfono (5411)20649005 cesos económicos sin escindir de ellos la equidad social, en estos
e-mail: info@editorialatuel.com.ar
tiempos en los que las ideas únicas y las recetas infalibles sólo han
Todos los derechos reservados. demostrado fracasos y limitaciones.

Esta publicación puede ser reproducida gráficamente hasta 1000 palabras, citando JORGE TESTERO
la fuente. No puede ser reproducida, ni en todo, ni en parte, registrada en, o
transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma
Director Editorial del Centro Cultural
ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, por fotocopia o de la Cooperación Florea! Gorini
cualquier otro, sin permiso previo escrito de la editorial y/o autor, autores,
derechohabientes, según el caso. DR. ALEJANDRO VrLLAR
Director del Departamento de
Hecho el depósito Ley 11.723
Economía y Administración de la
ISBN:
Universidad Nacional de Quilmes
Impreso en la Argentina - Printed in Argentina.
Queda hecho el depósito que previene la ley 11.723
8 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL

también aquí, las formas que asume actualmente el proceso de globa­ 1. EL ENFOQUE TRADICIONAL: EL COMERCIO
lización de la economía, particularmente en relación con el papel de
las empresas multinacionales en el comercio internacional. POR DIFERENCIAS DE COSTOS
Por último, se ofrece una aproximación a los problemas actuales del
comercio internacional, desde una perspectiva crítica y que intenta refle­
jar las condiciones, obstáculos y oportunidades que caracterizan la reali­
dad económica latinoamericana en el presente, en relación con el comercio
exterior y sus implicancias para el desarrollo de las naciones.

Problemática del campo

Desde los albores de la economía política, buena parte de las reflexio­ Introducción
nes y de los aportes teóricos han estado referidos al papel que el sector
externo puede cumplir en el crecimiento y desarrollo de las economías Las distintas aproximaciones teóricas en relación con el comer­
nacionales. Tanto clásicos como neoclásicos han coincidido en asignar al
cio internacional coinciden en plantear tres interrogantes básicos o bien
comercio internacional la potencialidad de ser el motor del crecimiento
en ofrecer explicaciones que de manera implícita o explícita pueden
de las naciones y el vehículo para la transmisión y difusión, entre los paí­
considerarse respuestas a los mismos. Las cuestiones giran en torno a
ses, de los conocimientos tecnológicos y las prácticas productivas más
avanzadas. Es amplia la confianza planteada por estas aproximaciones con­ las causas por las que los países comercian entre sí, qué factores deter­
ceptuales en que, a través de los beneficios y las oportunidades que ofrece minan o condicionan el desarrollo de esas relaciones comerciales, cómo
el intercambio comercial, las naciones podrán ir reduciendo las diferen­ se establecen los patrones de comercio y las consecuencias o benefi­
cias existentes en los niveles de riqueza y bienestar. cios que pueden esperar los países de este intercambio.
Otras aproximaciones teóricas, particularmente algunas apareci­ Hasta la aparición de la escuela clásica, hacia fines del siglo XVIII,
das en los últimos cuarenta años, han puesto en duda esa potenciali­ cuyos representantes más destacados fueron Adam Smith, David Ri­
dad o bien han señalado la existencia de algunos obstáculos que cardo y John Stuart Mil!, las ideas dominantes en materia de comer­
dificultan su concreción. Algunas experiencias internacionales recien­ cio internacional eran las mercantilistas. Según este enfoque, una nación
tes han eclipsado las posiciones tendientes a negar que el comercio se beneficia con el comercio internacional solo cuando tiene un saldo
tenga esa potencialidad. Es el caso, por ejemplo, del crecimiento ace­ favorable en su balanza comercial, es decir, cuando el nivel de sus ex­
lerado de Corea del Sur a partir de la década de 1960 sobre la base de portaciones supera al de sus importacioncs1
la expansión de sus exportaciones. Se mantiene vigente, en cambio, la Esta concepción llevaba a que entre los países vinculados comer­
controversia en relación con la existencia de trabas ó dificultades que cialmente prevalecieran las prácticas proteccionistas, tendientes a li­
obstaculizan el aprovechamiento pleno, por parte de los países de
mitar o reducir el flujo de importaciones y a que contaran con
menor desarrollo relativo, de las posibilidades que ofrece el sector
generalizada aceptación las políticas de subsidios a las exportaciones.
externo para impulsar el crecimiento económico.
Esta controversia, alimentada especialmente por la noción de "fa­
llas de mercado", de amplia difusión en la literatura económica más
reciente, será objeto de especial atención en este libro, ya que explica 1 FFRENCH-DAVIS, R. (1979), Economía Internadonal. Teorías y Políticas para el
las distintas posiciones en relación con las características y la profun­ Desarrdlo, Capítulo I, FCE, México.
didad que debe asumir en la actualidad la instrumentación de medi­
das de política comercial por parte de las economías nacionales,
particularmente en los países menos desarrollados.
9
10 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 11

A la vez que se gravaba la importación de manufacturas y se prohibía causa del comercio y explicarían su estructura (especializaciones rela­
la exportación de materias primas, se procuraba estimular las exporta­ tivas y patrones de intercambio).
ciones de productos manufacturados (de mayor valor relativo) y con­ En cuanto a las consecuencias o beneficios, la división interna­
centrar las importaciones en las materias primas (de menor valor, que cional del trabajo resultante permitiría un mejor aprovechamiento de
alimentaban el desarrollo industrial interno) . los recursos disponibles por parte de todos y cada uno de los partici­
pantes del intercambio y obtener mayor cantidad y variedad de pro­
ductos que si se intentara producirlos internamente.
Los clásicos (Smith y Ricardo): ventajas absolutas Pese a su enorme fuerza seductora, la idea de una división inter­
y ventajas comparativas nacional del trabajo a partir de especializaciones nacionales comple­
mentarias no resultaba suficientemente convincente como para
Adam Smith, en su obra La Riqueza de las Naciones, publicada en provocar un abandono generalizado de las prácticas proteccionistas,
Londres en 1776, fue el primero en intentar construir un esquema de principalmente porque el librecambio aparecía como una propuesta a
interpretación del comercio internacional que diera respuestas a los la medida de las conveniencias de Inglaterra, el país más desarrollado
tres interrogantes básicos antes planteados. Su explicación gira en tor­ por esa época y, por lo tanto, en mejores condiciones de contar con
no al concepto de ventajas absolutas, que hace referencia a diferencias de ventajas absolutas en un amplio número de productos, particularmente
costos entre países en la producción de un mismo bien, concepto en el en manufacturas. En el marco de las ideas mercantilistas antes reseña­
cual se basó para combatir las ideas mercantilistas sosteniendo que el das, esto despertaba enormes suspicacias en el resto de las potencias
comercio libre de trabas es beneficioso para todas las naciones. europeas.
De acuerdo con Smith, un país tendría ventajas absolutas sobre En las décadas que siguieron al trabajo de Smith, la producción
otro en la producción de un mismo bien si pudiera fabricarlo con industrial se fue afianzando en Inglaterra de la mano de espectacula­
menores costos, independientemente de que esas ventajas derivaran res incrementos de la productividad en las fábricas, que derivaron en
de factores tales como el clima, la geografía o una mejor dotación de sucesivas disminuciones de los precios relativos de las manufacturas
recursos (ventajas naturales o estáticas habitualmente asociadas a la dota­ en relación con las materias primas provenientes de las zonas rurales
ción de factores de la producción o al acceso y disponibilidad de re­ inglesas, donde los aumentos de productividad eran menores. Los
cursos) o bien que fueran el resultado de acciones concientes o requerimientos de alimentos para el sostén de los trabajadores indus­
esfuerzos realizados a través del tiempo por los agentes económicos triales (o, lo que es lo mismo, los salarios necesarios para mantener la
para el mejoramiento de sus conocimientos, capacidades y habilida­ fuerza de trabajo) y de insumos y materias primas para la producción
des (ventajas adquiridas o dinámicas). fabril, amenazaban convertirse en un cuello de botella para la indus­
Como el enfoque no contemplaba la posibilidad de que un país tria, y podían conspirar en su contra.
contara con ventajas absolutas en todos los bienes, Smith sostenía que Estas circunstancias llevaron a que adquiriera importancia estra­
todos los países encontrarían conveniente especializarse en la produc­ tégica para la industria inglesa la promoción de la adopción generali­
ción del bien/bienes en que fueran más eficientes. Cada país produci­ zada del librecambio a nivel internacional, lo que ampliaría tanto las
ría un bien determinado solo cuando pudiera hacerlo a menor costo posibilidades de colocación externa de manufacturas (ensanchando así
que el extranjero, quedando así determinada una división internacional los mercados), como las de importación de materias primas y de bie­
del trabajo. Los excedentes de producción por encima de la demanda nes-salario, tendientes a obtener reducciones en los costos de produc­
interna podrían entonces intercambiarse por otros bienes en los cua­ ción industrial, adicionales a las derivadas de los incrementos de
les hay otros productores más eficientes. Las diferencias en ventajas productividad.
absolutas entre países (o bien, las diferencias de costos) serían, así, la
12 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL
1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 13

El modelo de Ricardo •
ausencia de rendimientos crecientes (economía
s de escala);

Fue David Ricardo quien, unos cuarenta años después de la pu­ los factores de producción (el trabajo, en este
caso) son em­
blicación del libro de Smith, aportó un enfoque más elaborado que pleados en proporciones ftias;
apuntaba a demostrar, mediante la noción de beneficio mutuo, que el •
el trabajo es homogéneo o puede ser expresado
comercio internacional libre de trabas beneficia a todos los que partici­ en unidades
homogéneas, vale decir que una hora de trabaj
pan del mismo, aun a aquellos países que cuenten con desventajas abso­ o de cierta ca­
lidad es equivalente a un número dado de horas
lutas en todos sus productos. La clave consistía en el concepto de ventajas de trabajo de
otra calidad;
comparativas o relativas (en vez de absolutas) que, según Ricardo, explican

las causas del comercio entre países y la estructura del mismo. hay movilidad interna y competencia entre los trabajadores de
Estas ventajas comparativas no surgen de la mera comparación un mismo país;
de los costos de producción de un bien determinado entre un país y •
los precios de oferta de los productos son proporcionales a los
otro (ventajas absolutas) sino de las diferencias entre los costos relati­
costos dentro de cada país.
vos de distintos bienes al interior de un país y los de los mismos bienes
en otro país. Si el trabajo es el único factor empleado en la producción, el cos­
Recordemos que en la aproximación smithianajamás podría pre­ to respectivo de fabricar una unidad de vino y una unidad de tela, en
sentarse el caso de que fuera importado un producto por un país que cada país, sería equivalente a las unidades de trabaj o requeridas en cada
contara con ventajas absolutas en la producción del mismo y que tam­ caso. En el cuadro G.l.l. que se presenta a continuación se supone
poco podría ser exportado un bien por un país carente de dichas ven­ que el país A requiere una unidad de trabajo (por ejemplo, horas/hom­
tajas. En cambio, de acuerdo con la visión ricardiana, aún en el caso de br� , meses/homb�e o años/hombre) para producir 1 unidad de vino y 2
contar con ventajas absolutas en todos los bienes, sería conveniente especia­ umdades de trabaJO para producir una unidad de tela, mientras que los
lizarse en aquellos en los que se es relativamente más eficiente e impor­ . .
requenm1entos respectivos en el país B son de 6 y 3 unidades de trabajo.
tar los restantes. Del mismo modo, un país con generalizadas
desventajas absolutas también podría abrazar la especialización y ser
exportador de algunos bienes. El beneficio mutuo estriba en que, actuando G.1.1
de esa forma (especializándose), todos los países que participen del
País Vino Tela
comercio internacional estarían en condiciones de consumir mayor
cantidad de bienes sin el empleo de más recursos productivos, sino A oc:LT =1 oc:LV = 2
con una más eficiente utilización de los mismos. B
Para ejemplificar estas ideas, Ricardo con�truye un modelo en el
oc:LT = 6 OCLV = 3
cual el mundo está representado por dos países que producen solo dos ocL: Requerimientos de unidades de trabajo por unidad de producto.
bienes (supongamos vino y tela) y utilizan un solo factor productivo
(trabajo). La hipótesis a demostrar por el modelo es que ambos países
obtendrían, si comerciaran entre sí, mayores cantidades de vino y tela Como se aprecia, el país A cuenta con ventajas absolutas en am­
de las que podrían obtener si no comerciaran. bos bienes, pero con ventajas comparativas mayores en vino que en
Es importante tener en cuenta que el modelo ricardiano requie­ tela. En otros términos, el país A es más eficiente en ambos bienes pero
re los siguientes supuestos, que son coherentes con mercados que relativamente más eficiente en vino, ya que las diferencias en requerimien­
operan en condiciones de competencia perfecta: tos de unidades de trabajo con respecto a B son mayores en vino que
tela: en efecto, A es 1,5 veces más eficiente que B en la producción de
14 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 15

tela pero 6 veces más eficiente en vino. Por ello, Ricardo sostiene que E?, el gráfico G.1._ 2, l a línea muestra lafrontera de posibilidades de
al país A le convendría especializarse en la producción de vino e im­ produccwn (PF), �s dectr, las cantidades máximas de vino que pueden
portar del país B la tela que desee consumir. Complementariamente, ser productdas SI, a la vez, se desea producir determinada cantidad de
al país B le convendría especializarse en la producción de tela. tela, y viceversa.
Si el país A contara solo con tres unidades de trabajo y las desti­
nara a la producción de ambos bienes, la máxima cantidad de bienes que es­ G.1.2. La frontera de posibilidades de
producción
taría en condiciones de consumir sería una unidad devino y una de tela, o bien,
dos devino y Y2 de tela. Aparece aquí la noción de costo de oportunidad, que infor­ Producción de vino

rna sobre las unidades de un producto que debería dejarse de fabricar, ante el
de nuestro país, Q v
en litros
desplazamiento de recursos productivos a la elaboración de otro bien. Si Qv es
la cantidad de vino producida en la economía y Qyla cantidad de tela, el trabajo
utilizado en la producción de vino será aLVQv y el trabajo utilizado en
producir tela aLTQT La frontera de posibilidades de producción está
determinada por los límites de los recursos de la economía -en este
caso, el trabajo-. Si representamos con la letra L la oferta total de tra­
bajo de la economía, los límites de la producción quedarán definidos El valor absoluto de la pendiente
por la desigualdad (1) iguala al coste de oportunidad del
vino en términos de la tela

En nuestro ejemplo, si no se modifican los recursos disponibles,


en el país A producir una unidad más de vino implica fabricar Y2 uni­
dad menos de tela. Ese costo de oportunidad equivale al precio relati­ Pro ducción de tela de
vo del vino en términos de la tela que, en el país A, es equivalente a UaLT
nuestro país, Q T en
0,5. Si, entonces, el país A se especializara en vino, obtendría 3 unida­ metros
des de vino y ninguna de tela, aunque podría intercambiar con B vino
por tela a razón de, por ejemplo, una unidad de vino por cada unidad A?ora bien, ¿e � válido �uponer que, en un caso como el plantea­
de tela. De ese modo podría seguir consumiendo una unidad de vino .
do, �l mtercamb10 mternac10nal será posible a razón de una unidad
y cambiar las dos restantes por dos unidades de tela, obteniendo, por de ,vmo por una uni?ad de tela? Para que lo fuera, dicho trueque ten­
esta forma de producción indirecta, más tela de la que podría producir dna q�e ser co�vemente también para B. Vemos que, efectivamente,
con la mencionada dotación de recursos laborales. Esto demostraría en �1 eJe�pl� CJtado se cumple esta condición, ya que si ese fuera el
que a A le conviene importar tela de B pese a que este país incurra en preao r �latwo m �er�acional y B contara con 9 unidades de trabajo, podría
mayores costos que A en su producción. tambien . espec1ahzarse y fabricar 3 unidades de tela, exportar 2 de ellas
Y obtener más vino que produciéndolo internamente. De esta mane­
Costo de oportunidad del vino en relación con la tela:
ra, a través del comercio ambos países se benefician con una mayor
OCLV/ OCLT .
cantidad de ?ienes disponibles para el consumo, de la que podrían
Precios relativos: los precios de un bien en términos del otro. En obtener med1ante la producción directa.
cada país, los precios relativos equivalen a los requerimientos ¿�uál es entonces, según Ricardo, el requisito para que exista
relativos de unidades de traba jo: Pv 1 P T = oc LV /ocLT comerc10 entre dos países? L a respuesta que se deriva de los plantea-
16 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 17

mientas anteriores es que se requiere que existan diferencias entre los o no comercio entre los países sino también para aproximarse a una
respectivos costos de oportunidad, esto es, entre los respectivos precios estimación de los benificios relativos que cada economía obtendrá de la
relativos. Esto es así, porque esas diferencias expresan distintas condicio­ relación comercial.
nes de producción entre países ya que sacrificando una unidad de un bien, Sabemos que fuera de la franja de precios relativos internaciona­
las dos naciones incrementan en proporciones distintas la producción del les comprendida entre los precios relativos domésticos (en nuestro
otro bien, lo que hace conveniente para ambas la especialización comple­ ejemplo, de 0,5 a 2 para el intercambio de vino por tela), no habrá
mentaria. Si bien Ricardo no lo especifica, esas diferencias en las condi­ comercio. Pero también podemos señalar que cada país se benifuiará más
ciones de producción parecen tener que ver con distintas capacidades cuanto más se aleje el precio relativo internacional del precio relativo doméstico
tecnológicas de los países (conocimientos y habilidades). respectivo. Esto es lógico ya que, habiéndose especializado A e n vino y
El comercio internacional conduce al beneficio común que se B en tela, A logrará mayor provecho en el intercambio cuanto más
deriva de un uso más eficiente de los recursos a partir de la división cantidad de tela obtenga por una unidad de vino. De igual modo, B
internacional del trabajo resultante de las mencionadas pautas de es­ obtendrá más ventajas cuanto menor cantidad de tela entregue para
pecialización; esto es, todos los países participantes de una relación de obtener una unidad de vino. La máxima conveniencia para A será,
intercambio comercial se beneficiarán, siempre que existan entre ellos dentro de las posibilidades de intercambio, que cada unidad de vino
diferencias en los niveles de eficiencia con que producen los distintos sea cambiada por 1,99 de tela, mientras que para B el mayor provecho
bienes (esto es, diferencias en los precios relativos domésticos o, lo estará en entregar 0,51 unidades de tela por cada una de vino.
que es lo mismo, en los respectivos costos de oportunidad). En este sentido, la posición de la curva de demanda relativa in­
Complementando a Ricardo,John Stuart Mili avanzó algo más, ternacional (y, con ello, el punto en el que la curva de demanda relati­
explorando los factores que determinarían el punto preciso donde los va corta a la curva quebrada de oferta relativa internacional) adquiere
precios relativos internacionales o términos de intercambio quedarían una especial relevancia. En el ejemplo citado, mientras no se registren
situados (Ffrench Davis, 1979). Obsérvese que, en el ejemplo citado, modificaciones en la posición de la curva de oferta relativa internacio­
el comercio no solo es posible al precio relativo internacional men­ nal, cuanto más desplazada hacia la derecha se encuentre la curva de
cionado. De hecho, habrá comercio (y beneficio mutuo) ante la posi­ demanda relativa internacional mayor será la diferencia entre el pre­
bilidad de intercambios de vino por tela a cualquier precio entre 0,5 y cio relativo internacional y el precio relativo doméstico de vino por
2, es decir, a cualquier precio relativo internacional que se ubique entre los cos­ tela en A (es decir, más lejos de 0,5 y más cerca de 2 se ubicará el pre­
tos de oportunidad (precios relativos) respectivos de Ay de B. Si, en cambio, el cio relativo internacional) y, por lo tanto, mayores beneficios obten­
precio relativo internacional de vino por tela fuera 0,5 o menor, A no drá A (y menores serán los de B). De este modo, aun dentro de los
tendría interés en comerciar con B, mientras que B no tendría interés supuestos ricardianos podemos imaginar diversas situaciones en las
en el comercio a precios internacionales mayores o iguales a 2.2 que el comercio internacional podría resultar benificioso para todos los paí­
Es pertinente, sin embargo, formular aquí algunas consideracio­ ses pero más benificioso para unos que para otros.
nes al respecto. En primer lugar, la determinación del punto en el cual Tomemos, por caso, el intercambio entre países fabricantes de
se produce, en definitiva, la intersección entre las curvas de oferta y bienes con muy distinta elasticidad-ingreso de la demanda. La elasti­
demanda relativa internacional, no solo es crucial para definir si habrá cidad-ingreso de la demanda significa la medición ante cambios en la
demanda de un producto de acuerdo a cambios en los ingresos de los
consumidores. De este modo, los bienes con alta elasticidad-ingreso
2 El comportamiento de las curvas de oferta y demanda internacionales en el
se caracterizan porque su demanda es mayor cuanto más altos son los
modelo de Ricardo y el proceso que determina el precio internacional de equilibrio
ingresos; es el caso no solo de Jos bienes suntuarios o de mayor sofis­
es analizado en detalle en los manuales de comercio internacional de Krugman y
Obstfeld y de Tugores. ticación sino, en general, de los bienes diferenciados, es decir, los que
18 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 19

se distinguen de otros productos parecidos o semejantes, que pueden internacional ante cambios, por ejemplo, en los niveles de producti­
ser sustitutivos pero ofrecen prestaciones o cualidades inferiores. vidad en uno o los dos países.
Supongamos que el vino, producido por el país A tiene mayor
elasticidad-ingreso que la tela producida por el país B. Considerando
G.1. 3 Oferta y demanda relativa mundiales
que la demanda de los bienes con mayor elasticidad-ingreso tiende a
crecer más rápido que la de los demás productos, la curva de demanda
relativa internacional de vino por tela tenderá, con el tiempo, a des­
plazarse hacia la derecha del cuadrante, modificando sistemáticamen­
te el precio relativo internacional de equilibrio al modificar el punto
de intersección entre las curvas de demanda y oferta relativas. (La curva
de demanda relativa internacional de vino y tela representa la combi­
nación de cantidades de vino y de tela preferida por los consumidores
mundiales ante distintos precios relativos. La curva presenta la habi­
tual pendiente negativa de las curvas de demanda ya que ante sucesi­
vos aumentos en el precio relativo de un bien la combinación preferida
incluirá proporciones cada vez menores del mismo y viceversa.)
El desplazamiento de la curva hacia la derecha responde al hecho
de que a iguales precios relativos, pero con mayores ingresos, los de­
mandantes preferirán un incremento en la proporción de vino con
respecto a tela en su pauta de consumo.
Por lo tanto, cuanto mayor sea la diferencia entre las elasticida­
des-ingreso de los bienes en que dos socios comerciales se han espe­
cializado, mayor será la desigualdad en el aprovechamiento de los
Una mejora en la productividad de A en la producción de vino po­
beneficios del comercio, con ventajas para el país especializado en los
dría desplazar la curva hacia la derecha (más cantidad de vino con igual
productos con mayor elasticidad-ingreso.
cantidad de horas hombre disponibles) y hacia abajo (descenso en el pre­
En el gráfico G.1.3. se muestra una situación como la planteada:
cio relativo doméstico) sin considerar, por supuesto, otros cambios posi­
la curva DRl representa la demanda relativa internacional de dos bie­
bles en las condiciones de producción en A y en B. El desplazamiento de
nes (vino y tela) por lo que cada punto de la curva corresponde a una
la curva de oferta hacia la derecha reduciría las ganancias relativas del país
combinación distinta de vino y tela. Los cambios en los precios relati­
A, mientras que el desplazamiento hacia abajo las incrementaría. Ambos
vos llevan a los consumidores a optar por una combirtación distinta,
movimientos podrían, desde luego, ser simultáneos con los que es difí­
moviéndose sobre la curva DR1. Si uno de los productos tuviera mayor
cil determinar a priori los posibles efectos netos.
elasticidad-ingreso y fuera ese el bien en que A se ha especializado, en
la medida en que el ingreso aumente (lo que es esperable que ocurra
con el paso del tiempo) la curva de demanda se irá desplazando hacia ¿Entre iguales no hay comercio?
la posición de la DR2 determinando, ceteris paribus, un consecuente
incremento en el precio relativo internacional de equilibrio. Desde Ahora bien, ¿qué ocurriría, de acuerdo con Ricardo, entre dos
luego, el resultado final estará sujeto a las eventuales modificaciones y países sin diferencias en los costos de oportunidad? Lo que señala este
desplazamientos que puede experimentar la curva de oferta relativa modelo es que no existiría el comercio en el caso de igualdad de cos-
20 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 21

tos de oportunidad, ya que estos dos países no tendrían estímulos para Es cierto que no es esperable que se presente frecuentemente en
la especialización complementaria. Dicho en otros términos, las can­ el comercio internacional un caso como el planteado, sobre todo si se
tidades respectivas de bienes que podrían obtener serían las mismas modifica el supuesto simplificador de considerar un mundo compuesto
con o sin especialización, es decir, con o sin comercio. por s�lo dos países. En la medida que consideremos más países (y/o
Para ilustrar esta afirmación modifiquemos convenientemente el más bienes) las posibilidades de que existan situaciones como la plan­
cuadro hipotético de requerimientos de unidades de trabajo plantea­ teada se reducen significativamente.
do anteriormente, suponiendo ahora que el país A sigue siendo más Pero, ¿qué pasaría, en cambio, en el caso de países con similares
eficiente en la producción de ambos bienes pero que se han invertido capacidades productivas? La pregunta no es ociosa ya que en numero­
las unidades de trabajo requeridas para producir vino y tela; en efecto, sas actividades productivas las capacidades de las economías más de­
ahora en el país A se requieren dos unidades de trabajo para elaborar sarrolladas son hoy muy similares, lo que indicaría escasas posibilidades
una unidad de vino y una unidad de trabajo para producir tela. de intercambio entre ellas. El caso se ilustra con el cuadro G.l.S.

G.1.4 G.1.5

País Vino Tela País Vino Tela

ocLT = 2 A ocLT = 2 ocLV = 1


A OCL V= 1

B ocLT = 6 oc LV= 3 B ocLT = 2 ocLV = 1

ocL: Requerimientos de unidades de trabajo por unidad de producto. ocL: Requerimientos de unidades de trabajo por unidad de producto.

En este caso, los países no encontrarían razón para especializarse Como ampliaremos más adelante, desde esta aproximación teó-
.
y comerciar ya que, de hacerlo, no lograrían mediante el comercio una r �ca no habría e�licación para un tipo de intercambio que ocupa cre­
situación mejor a la de la autarquía; no obtendrían, mediante la pro­ Cientes proporciOnes del comercio internacional, como es el comercio
ducción indirecta, más cantidad de bienes de los que podrían produ­ de bienes sustitutivos (aunque no iguales) entre dos países (comercio
cir de manera directa. Esto se debe a que al ser semejantes en ambos intraindustrial), intercambio que requiere, de los que participan del
países los costos de oportunidad (y, por lo tanto, los precios relativos), mismo, capacidades productivas relativamente similares.
el precio internacional no sería diferente de los respectivos precios
domésticos; en cualquier caso, los bienes se cambiarían a razón de dos
Comercio Intraindustrial e Interindustrial
unidades de tela por cada unidad de vino.
Debe prestarse especial atención a la causa por la que no habría
Es cada vez más común observar, en las series de comercio, que
comercio en un caso como el planteado: no es que el país A sea más los países, sobre todo los de mayor desarrollo relativo, importan
eficiente en todas las actividades (esto es, que cuente con ventajas ab­ y exportan simultáneamente un mismo bien. Por ejemplo, no son
solutas en la producción de ambos bienes), sino que es la ausencia de pocos los países que exportan automóviles pero, a la vez, los im­
ventajas comparativas la que desalienta el intercambio. En otras pala­ portan.3
bras, el país no es relativamente más eficiente en la producción de uno de
los bienes sino que es igualmente más eficiente en ambos, esto es, tanto 3 TuGORES QUES,]. (1999), Economía Internacional. Globalizaci6n e Integraci6n

en vino como en tela es tres veces más eficiente. Regional, Capítulo 2, Me Graw-Hill.
22 TEORÍAS DEL CoMERCio INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 23

Este comercio intraindustrial (esto es, dentro de la misma rama


La Teoría Clásica del Comercio Internacional
o grupo de actividad) se explica porque los automóviles que
un país importa presentan diferencias con relación a los de pro­
ducción doméstica. Aunque los niveles de calidad y las pres­ La idea según la cual el cambio internacional podría mejorar la
taciones de unos y otros puedan ser muy parecidas, tienden a situación de los países involucrados en el intercambio se origina
diferenciarse (de allí, el concepto de bienes diferenciados) por en Adam Smith (1 776). La teoría del comercio internacional
los respectivos énfasis asignados en cada caso a aspectos como smithiana se encuadra en la discusión general sobre las causas que
tamaño, lujo, seguridad, confort, versatilidad, resistencia, au­ determinan la riqueza de las naciones: el comercio exterior, al
tonomía, rapidez u otros. aumentar la extensión del mercado, contribuye a incrementar la
Un producto que no se distingue del ofrecido por la compe­ división del trabajo y la productividad. Por lo tanto, el comercio
tencia es un producto estándar u homogéneo (también llama­ internacional constituye, según este autor, un caso especial de la
do commodity). Su característica es, precisamente, ser igual que división del trabajo entre países cuando existen diferencias en los
el ofrecido por los competidores. Esto es muy apreciado en costos absolutos de producción de un mismo bien.
numerosos casos ya que es lo que asegura que el bien respon­
Según Smith, el comercio exterior posibilita remitir al exterior el
de plenamente a ciertas especificidades o que cumple con de­
excedente de los productos que no tienen demanda interna, traer
terminadas normas. Un insumo de u s o difundido -por
artículos que se solicitan en el país y estimular la máxima divi­
ejemplo, productos básicos de la petroquímica, el aluminio o
sión del trabajo en cada rama. Por lo tanto, si un país posee ven­
el acero- no podría ser colocado en los mercados si no res­
tajas naturales o adquiridas en la producción de un producto y
pondiera a esas normas o especificidades. Por supuesto que,
otro país carece de ellas, siempre será ventajoso para éste adqui­
en estos casos, la principal ventaja competitiva es el precio (cos­
rirlo en el primero en lugar de producirlo.
to) del producto (competencia por precio).
En cambio, un bien diferenciado cuenta con algún atributo que De esta forma, para explicar el patrón de especialización indus­
lo distingue y aleja de la versión estándar del mismo, e intenta trial de cada país, Smith formula una teoría de las ventajas abso­
conquistar el favor de los consumidores o demandantes a par­ lutas. Al plantear que el comercio exterior favorece el aumento
tir de esas características particulares y de sus cualidades para de la división del trabajo y fomenta el desarrollo de las fuerzas
satisfacer requerimientos específicos de la demanda y no ne­ productivas, Smith introduce aspectos dinámicos que influyen
cesariamente a partir de un menor precio que el de la compe­ decisivamente en el tipo de especialización de cada país en el
tencia. mercado internacional. Estos rasgos fueron reconsiderados pos­
En todo caso, las capacidades productivas necesarias para pro­ teriormente por los aportes de las nuevas teorías del comercio
ducir automóviles (cualquier clase de ellos) son muy simila­ internacional y de las teorías neoschumpeterianas.
res. De hecho, los niveles de productividad alcanzados en las
fábricas automotrices japonesas no difieren significativamen­ A pesar de estos elementos de dinámica, la unidad de análisis es
te de los obtenidos en los Estados Unidos, Francia, Italia, Sue­ el país, por lo que no se consideran ni las diferencias sectoriales
cia o Alemania, países que mantienen un intenso intercambio ni los procesos de diferenciación empresarial. El intercambio de
de estos bienes. No resulta suficiente, por lo tanto, la aproxi­ naturaleza intersectorial existe porque las condiciones de produc­
mación rícardiana para explicar un comercio de esta naturale­ ción de cada mercancía varían entre países y beneficia a todos los
za que, sin embargo, representa más de la mitad del comercio países que intervienen debido a que contribuye a aumentar la
de los países desarrollados. división del trabajo y la productividad.

La elaboración de la teoría del comercio exterior desarrollada por


David Ricardo responde a otras preguntas específicas y juega un
rol clave para contrarrestar la tendencia a la caída de la tasa de
24 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 25

ganancia asociada a la acumulación de capital. Su teoría está di­ Bajo los supuestos de inmovilidad internacional de los factores
rectamente vinculada a las cuestiones endógenas que limitan el de producción, movilidad al interior de cada país, y determina­
crecimiento económico. A diferencia de Smith, las elaboracio­ ción de los valores de las mercancías por la cantidad de trabajo
nes de Ricardo explican la existencia de intercambio incluso en total incorporada en ellas (teoría del valor trabajo), el comercio
las situaciones en las que un país tiene desventajas absolutas en la internacional de dos mercancías se hace posible si existen dife­
producción de todos los bienes transados. Se distancia también rencias en los cocientes de los costos de producción en cada uno
de Smith al considerar que el comercio exterior y la extensión de los países involucrados y por lo tanto en las productividades
del mercado incrementaban "la masa de bienes disponibles, y por relativas. Es decir, dadas las mercancías A y B, el intercambio entre
lo tanto la suma de disfrutes", pero no necesariamente la tasa de dos países se produce incluso si el costo de producción de ambas
beneficios interna. mercancías es más reducido en alguno de ellos. La condición
suficiente para que exista intercambio es que el cociente entre el
En esa dirección, consideraba que la tasa de beneficio solo podía costo de producción de ambas mercancías en un país sea dife­
aumentar, en condiciones estáticas, a partir de una reducción rente al que corresponde en el otro.
permanente de los salarios reales. Esta disminución del costo de
reproducción de los trabajadores solo podía provenir de una Nótese que en esta proposición no hay referencia alguna a la
mejora técnica en la producción de bienes salario o de la impor­ dotación de factores de la producción que dispone cada país. Las
tación de bienes salario a un precio inferior al interno. En ese diferencias de costos relativos y la existencia de intercambio se
sentido, su teoría del comercio exterior apunta a mostrar cómo explican fundamentalmente porque las condiciones de produc­
con la importación de bienes salario (por ejemplo, granos), In­ ción de una misma mercancía difieren entre distintos países. Es
glaterra podía disminuir el salario real y aumentar la tasa de be­ decir, aunque no está explicitado en el análisis, las cuestiones tec­
neficio. Se contrarrestaba de esa forma la tendencia al nológicas juegan un rol decisivo. Así, cada país se especializa en
estancamiento del proceso de acumulación derivada del aumen­ la exportación de bienes para los que tiene mayores ventajas com­
to de la renta agrícola y de la caída de beneficios producida por el paradas o, si existen diferencias de costos absolutos en favor de
uso de tierras marginales. uno de los países, en aquellos en los que sus desventajas son
menores (2). La verificación extrema de la teoría ricardiana exi­
En su ejemplo clásico, Ricardo supone un intercambio de paños giría un proceso de especialización completa en cada país. Sin
y vino entre Inglaterra y Portugal aun en el caso de que ambos embargo, la existencia de costos sectoriales de entrada y de salida
bienes sean producidos con costos absolutos más reducidos en y la omisión de variables incorporadas en análisis posteriores,
Portugal y tiempos de trabajo inferiores, condiciones que harían explica por qué el proceso de especialización se ha manifestado
imposible el intercambio según Smith. En su ejemplo, Ricardo históricamente en forma parcial. En la formulación de su teoría,
supone que Portugal emplea 80 horas hombre para producir vino Ricardo no explicita los aspectos dinámicos del proceso de espe­
y 90 para elaborar paño, mientras que Inglaterra utiliza 120 horas cialización. Sin embargo, la especialización completa requeriría
hombre para elaborar vino y 100 para producir paño. Bajo esos su­ que en cada país se desarticulen los sectores que no presentan
puestos, Inglaterra se especializará en la producción de paños y Por­ ventajas comparativas. Al igual que Smith, el eje del análisis es
tugal en la de vinos, aun cuando las condiciones absolutas de agregado (país), el comercio es intersectorial y las condiciones de
producción sean favorables para Portugal en ambas mercancías. In­ producción de una misma mercancía difieren entre países.
glaterra intercambia el producto del trabajo de 100 hombres c¡ne
producen paño por el producto de 80 hombres que producen vino Si bien ni Smith ni Ricardo explicitan formas de intervención que
en Portugal, transacción que no sería posible al interior de alguno apunten a mejorar la inserción de un país en el comercio exte­
de los dos países. Por lo tanto, según Ricardo, los principios que re­ rior, es posible identificar algunas recomendaciones de políticas
gulan el cambio de las mercancías entre países son distintos de los que se podrían desprender de sus teorías. En el primer caso, la
que prevalecen en el intercambio al interior de cada uno. intervención apuntaría a favorecer la extensión del comercio y
26 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 1. El enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 27

las condiciones que determinan la creación de ventajas dinámi­ res de la producción. En otras palabras, las ventajas comparativas apa­
cas. La extensión del mercado que deriva del comercio interna­ recen como resultado de la relación entre recursos y tecnología, es decir,
cional favorece la especialización productiva, el aprovechamiento entre la abundancia o escasez relativa de los factores de producción y
de economías de escala y el desarrollo de procesos de aprendiza­ la intensidad en el uso de los mismos en la producción de un bien.1
je, aspectos que en conjunto determinan ventajas dinámicas en La tesis central es que los países tienden a especializarse y a ex­
el comercio. En Smith, subyace la idea de que el mercado puede portar bienes que hacen uso intensivo de los factores en que tienen
ser desarrollado y que los procesos de aprendizaje y de especiali­ oferta relativamente abundante, mientras que tenderán a i mportar
zación pueden modificar la naturaleza de las ventajas absolutas productos que utilizan intensivamente sus factores relativamente es­
de los países en el comercio internacional. En ese sentido, cons­
casos. Vale decir que un país que dispone en mayor medida de mano
tituye un antecedente de los aspectos dinámicos explicitados por
de obra que de capital (un país con abundancia relativa de mano de
los modelos neoschumpeterianos.
obra) encontrará conveniente especializarse en bienes en cuya produc­
En Ricardo, por el contrario, el intercambio entre países es la ción se haga uso intensivo de mano de obra.
consecuencia de las diferencias existentes en los costos relativos Es necesario detenerse en los conceptos de abundancia relativa y
de producción de las mercancías y se relaciona con ventajas de na­ uso intensivo. Un país con abundancia relativa de mano de obra puede
turaleza estática. En un contexto en el que el intercambio interna­ tener mayor o menor cantidad absoluta de trabajadores que otro país.
cional es diferente del patrón de intercambio de mercancías en el La abundancia relativa estaría dada por la relación trabajo/capital y no
mercado interno (ley del valor), el único lineamiento de política que por la cantidad absoluta de trabajadores. A su vez, un producto mano
se podría desprender es dejar que cada país se especialice en los pro­
de obra intensivo es un producto cuya fabricación requiere una alta
ductos en los que tiene ventajas relativas de productividad.
relación trabajo/capital.
Texto tomado de Yoguel, G. ( 1996), Comercio Internacional, Para demostrar la tesis, el modelo H-0 comienza por analizar
competitividad y estrategias empresariales: El sendero evolutivo las condiciones de producción en un país que no comercia, presen­
de la teoría, Documento de Trabajo No 4, UNGS. tando un país que produce dos bienes mediante el empleo combina­
do de dos factores, en mercados que operan en competencia perfecta,
lo que implica, entre otros supuestos, la ausencia de rendimientos
crecientes a escala y de beneficios extraordinarios. Los bienes son:
Los neoclásicos (Heckscher-Ohlin) : diferencias
tela (C), producto que se supone intensivo en factor trabajo (L)
en la dotación de factores
y alimentos (A), intensivo en factor tierra (T)

En sendos trabajos llevados a cabo por los economistas suecos Al existir diferentes intensidades en el uso de los factores, la prin­
Eli Heckscher y Bertil Ohlin, publicados respectivamente en 1919 y cipal restricción para ampliar la producción de un bien cualquiera es
1933, se desarrolla un modelo que encuentra las causas del comercio la escasez en la disponibilidad del factor del que se hace uso intensivo.
internacional en las diferencias existentes en la dotación defactores de la ¿Cuál sería, entonces, el impacto esperable de un eventual aumento
producción entre los distintos países. en la disponibilidad de un factor de producción? La respuesta es que
El modelo de Heckscher-Ohlin (en adelante: H-0) explica la se incrementarían en mayor medida las posibilidades de producción
composición del comercio internacional a partir de las ventajas com­ del bien más intensivo en el uso del factor expandido.
parativas, en lo que se asemeja a Ricardo. Sin embargo, en este enfo­ Consecuentemente, para lograr el uso más eficiente de los re­
que esas ventajas ya no tienen origen exclusivamente en cuestiones cursos productivos, cada país debería tender a especializarse en aque­
tecnológicas sino que resulta también relevante l a dotación de facto- llos bienes intensivos en el uso del factor relativamente más abundante
28 TEoRíAs DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 1. EL enfoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 29

o, en otras palabras, a concentrar sus recursos en la producción de los �sto es razonable ya que un incremento en el precio de la tela, '
bienes que hacen uso intensivo de los factores en que están relativa­ por eJemplo, provocará un desplazamiento de los recursos producti­
mente mejor dotados. vos a la fabricación de ese bien. Esto llevará a un aumento de la de­
Otra forma de ver esto es considerando los diferentes costos de manda de los factores destinados a esa producción. De acuerdo con
producción que tendrán dos países con diferencias en su dotación re­ los supuestos del modelo, ambos factores son necesarios para la fabri­
lativa de factores pero que producen un mismo bien empleando igual cación del bien pero de uno de ellos se hace uso intensivo, por lo que
tecnología. Como la escasez de un factor lleva al aumento de su pre­ la demanda del mismo (y, consecuentemente, su retribución) se in­
cio (retribución), como ocurrre con cualquier mercancía, está claro crementará proporcionalmente más.
que afrontará menores costos el país con abundancia relativa del fac­ Ahora bien, uno de l� ��to� esperables del comercio inter­
tor del que se h�ce uso intensivo en la producción del bien en cues­ naci�nal es, precisamente, el cambio en los precios relativos vigentes
_ antes del comerc
en los paises
tión; en efecto, la retribución al factor de mayor uso relativo será io. Con Ricardo veíamos cómo cuando
inferior a la vigente en el otro país, al existir diferentes relaciones en­ �
J?s preaos relat vos internos de dos países son diferentes, se ace po­ h
tre oferta y demanda del factor en cada país. J �Ible el c�mercw y el precio internacional se ubica en algún punto
mtermed10 entre los precios internos de cada país. A igual conclusión
se llega en el análisis de H-0.
Los impactos en la distribución del ingreso En este caso, los supuestos adoptados son los siguientes:

Ahora bien, el modelo de H-0 permite apreciar interesantes vin­ •


Dos países, que producen dos bienes y emplean dos factores
culaciones entre las tendencias de especialización productiva de una de la producción.
economía y la d�tribución del ingreso al interior de la misma. Bajo
los supuestos adoptados, se establecerán las siguientes relaciones en­

�unciones de producción similares en cada país para cada bien
(Igual tecnología).
tre los precios de los productos y las retribuciones a los factores:

Inmovilidad internacional de factores de la producción.
PC ocLC w + ocTC r •
Rendimientos decrecientes para cada factor.
=

PA = ocLA w + ocTA r

Ausencia de economías de escala.
El precio de una unidad de producto (PC o PA) será equivalente al •
Perfecta información y racionalidad de los agentes.
costo salarial más la renta de la tierra, es decir, los requerimientos de uni­

dades de trabajo requeridas en su fabricación (ocL) multiplicados por el Gustos idénticos en los dos países.
salario (w), más los requerimientos de unidades de tierra requeridas en •
Costos de transporte nulos o poco significativos.
su fabricación (ocT) multiplicado por la retribución al factor (r).
r-
Esto implica que si los precios de los bienes cambian, cualquiera D e hecho, la única diferencia entre los dos países es una distinta
sea la razón, también cambiarán las retribuciones a los factores. Sin dot�ción de fa�tores, esto es, diferente relación tierra/trabajo. Particu­
embargo, el impacto no será igual para ambos factores. En efecto, si el lar ImportanCia reviste el supuesto de que un bien determinado es
precio de un bien aumenta, se incrementará la retribución al factor de producido con las mismas técnicas en los dos países, que intenta re­
uso intensivo en la producción del bien apreciado, en mayor medida saltar la incidencia de la respectiva dotación de factores en la determi­
que la correspondiente al otro factor.4 nación de las ventajas comparativas y, por tanto, en las tendencias de
4 Ver demostración en Krugman y Obstfeld, (1999). Economía Internacional,
especialización de cada país.
Teoría y Política, McGraw-Hill, Madrid, Capítulo 4.
TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 1. El erifoque tradicional: el comercio por diferencias de costos 31
30

en los dos países, habrá una vamente menos abundante. De hecho, por el mismo proceso d e espe­
Como también los gustos son iguales
dial (DR en el gráfico G.1. 6). cialización que estamos describiendo, la demanda del otro factor de­
única curva de demanda relativa mun
relativa (una por cada país: OR bería disminuir, al ser reemplazada por importaciones la producción
En cambio habrá dos curvas de oferta
la distinta dotación de factores doméstica del bien en el que se hace uso intensivo del mismo, lo que

y OR*) cu as diferencias obedecen a
implicará una fuerte reducción en la demanda de dicho factor.
entre países.
Como vemos, los cambios en los precios relativos de los bienes
provocan cambios en los precios relativos de los factores, lo que inci­
G.1.6. Oferta y demanda relativa mundiales de en la distribución del ingreso al interior de cada país. En otras pa­
OR* labras, después del comercio las retribuciones a los factores en cada
país serán diferentes a las que existían en autarquía.
Del mismo modo, la convergencia entre países del precio relati­
vo de los productos llevará inexorablemente a que también se igualen
los precios relativos de losfactores en los dos países. Esto admite dos posibles
explicaciones, ambas convergentes. Por una parte, cabe señalar que si
la tecnología empleada en ambos países es la misma y los precios de
los bienes son también los mismos, la relación PC = J.LLC w + J.LTC
DR
r será igual en ambos países y, consecuentemente, también lo será la
retribución a los factores.
Otra aproximación, con similares resultados es la de tener en
cuenta que el incremento de la retribución al factor del que se hace
uso intensivo en el país A (por ejemplo, el aumento del salario en A)
como consecuencia del incremento del precio doméstico del bien a
partir del comercio, encontrará como límite el nivel del salario en B.
La curva de demanda relativa mundial DR reflej a las distintas
En el mediano o largo plazo, los salarios en A y en B tenderán, por lo
combinaciones de tela y alimentos (QC+ Q*C/ QA+ Q*A) que los tanto, a igualarse.
consumidores demandarán ante distintos precios relativos (PC 1 PA). Recapitulando, las conclusiones del modelo de H-0 son las si­
El precio de equilibrio internacional después del � omercio se ubicará,
_ guientes:
por lo tanto, sobre la curva DR, � n algún ? unto mtermedw � ntre los

precios relativos en cada país (las mterseccwnes de las respecttvas cur­ Habrá comercio entre dos países cuando los mismos difieran
_
vas de oferta OR y OR* con DR), a partir de lo cual en ambos patses en su respectiva dotación de factores de la producción (esto
existirá un único precio relativo para los bienes. implica diferentes ventajas comparativas y, por lo tanto, dis­
El establecimiento de relaciones comerciales entre dos países con tintos precios relativos de los bienes en cada país, antes del
distintos precios relativos lleva a la convergenci� del prec! o relativo de los comercio) .
� �
productos. Esto implicará, en ca a país, un esttmul a mcrementar_ la •
Cada país se especializará y exportará los bienes que hagan uso
_
producción del bien cuyo precto relattvo aumento, lo cual levara a � intensivo del factor relativamente más abundante.
estos países a la adopción de especializaciones complementanas, ca a �
uno especializándose en la producción del bien que hace uso mtenst­ _ •
El comercio internacional provoca la igualación de los pre­
vo del factor relativamente abundante. Consecuentemente, la deman a � cios relativos de los bienes.
de este factor aumentará en mayor proporción que la del factor relat1-
32 TEolÚAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL


A su vez, la igualación de los precios de los bienes provoca la
igualación de las retribuciones a los factores en los países que 2. LA COMPETENCIA IMPERFECTA
comercian, lo que implica cambios en la distribución del ingre­ Y LOS ENFOQUES HETERODOXOS
so en cada país como consecuencia del comercio internacional.

Los resultados del análisis de las series históricas del comercio


internacional no confirman la validez de la tesis de H-0, ya que en
numerosos casos los países tienden a adoptar especializaciones dife­
rentes a las que corresponderían a su dotación relativa de factores.
No obstante, este enfoque hace una importante contribución
analítica, como es la de revelar los impactos en la distribución del ingreso
que se derivan del comercio internacional para los países que lo prac­
tican. Concretamente, el modelo permite apreciar que, cuando un país La insuficiencia del enfoque tradicional. Rendimientos
comercia, los propietarios de los factores relativamente abundantes se crecientes y competencia imperfecta
benefician de incrementos en sus ingresos, mientras que se perjudi­
can los propietarios de los restantes factores. En otras palabras, el co­ Como hemos visto, tanto clásicos como neoclásicos atribuyen las
mercio internacional provoca una redistribución del ingreso en cada causas del comercio internacional y la explicación de su estructura a la
país, desde los propietarios de los factores menos abundantes hacia los existencia de diferencias entre los países. En otras palabras, los países
propietarios de los factores más abundantes. comercian porque son diferentes y enfunción de esas diferencias. En esencia, se
Estas consecuencias, que explican las fuertes resistencias inter­ trata de diferencias de costos, ocasionadas por distintos niveles de efi­
nas a la liberalización del comercio que se han registrado en numero­ ciencia cuyo origen está en las diferentes habilidades o capacidades
sos países a lo largo de la historia económica, no podían ser apreciadas laborales de los trabajadores -que podemos asimilar a diferencias en
en el modelo de Ricardo, en el cual la producción se desarrollaba las capacidades tecnológicas de los países (Smith y Ricardo)- o que se
mediante el empleo de un solo factor de producción. explican por las distintas dotaciones factoriales entre los países (Hec­
kscher-Ohlin). En todo caso, esas diferencias llevan a una división
internacional del trabajo en la que cada cual se especializa según sus
ventajas comparativas, dando lugar a un patrón de comercio interindustrial
o intersectorial (por ejemplo, tela por alimentos).
De acuerdo con estos enfoques, los países que participan del in­
tercambio alcanzan -sin excepciones- una mejor situación de la que
tendrían en caso de optar por la autarquía, ya que logran una mayor
disponibilidad relativa de bienes gracias al mejor aprovechamiento que
cada cual hace de sus recursos. Estos beneficios esperados son el basa­
mento de las argumentaciones en favor de un comercio libre de trabas y
de intervenciones distorsionadoras de los precios relativos. Según estas
aproximaciones, los precios son, precisamente, las únicas señales que de­
ben guiar la asignación de recursos entre países y entre actividades, ya que
reflejan las diferencias en las condiciones de producción entre países.

33
34 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impe¡fecta y los mfoques heterodoxos 35

Desde miradas alternativas, sin embargo, sobre todo a partir de lleva al extremo el carácter estático del análisis al suponer la
mediados del siglo pasado, se han formulado severos cuestionamien­ uniformidad del conocimiento tecnológico a través del mun­
tos al enfoque tradicional, que han puesto en duda tanto su capacidad do (funciones de producción semejantes).
explicativa como las ventajas universales de una total desregulación •
Otro tanto ocurre con el supuesto de inmovilidad de los fac­
del comercio internacional. tores de la producción que excluye del análisis a las firmas
Además del hecho de que los estudios empíricos de las estadísti­ multinacionales, pese a su evidente protagonismo y su deter­
cas de comercio internacional arrojan, en la práctica, resultados opues­ minante incidencia en las relaciones internacionales, p articu­
tos a los postulados de las escuelas clásica y neoclásica, las causas del larmente a partir de las redes globales y regionales de
comercio no pueden ser exclusivamente las diferencias entre países, producción y comercio que las mismas lideran.
ya que quedarían sin explicación los intercambios, que ocupan una proporción

cada vez mayor del comercio mundial, entre países con dotaciones relativas se­ Más ampliamente, se analizan solo relaciones entre países; por
mejantes defactores de la producción, con parecidos niveles de eficiencia (produc­ lo que la dimensión de la firma no es considerada por el enfo­
tividad) o con capacidades tecnológicas similares. que tradicional, lo que impide vincular la teoria del comercio
Asimismo, si la lógica de los mercados debiera llevar inexorable­ internacional con las teorías de la organización industrial y de
mente a patrones de comercio intersectorial o interindustrial, como la innovación (Yoguel, 1996), escamoteando un elemento cen­
se pretende tanto en la aproximación clásica como en la neoclásica, tam­ tral en el análisis de la economía internacional. En efecto, es­
poco podría explicarse la creciente presencia en las pautas comerciales de tudiar las estrategias de las firmas en un contexto liberado de
los países más desarrollados, de importaciones y exportaciones simultá­ las limitaciones analíticas que implica el supuesto de merca­
neas en una misma rama de actividad (comercio intraindustrial). dos operando en competencia perfecta puede permitir, por
Indudablemente, esta falta de capacidad explicativa por parte del ejemplo, vincular el patrón de especialización internacional
enfoque tradicional está directamente vinculada a que los dos aspectos en con los esfuerzos en investigación y desarrollo (I&D) y en
cuestión (las causas y la estructura del comercio) han sido abordados adop­ actividades innovativas, por parte de empresas que operan en
tando supuestos excesivamente forzados o poco realistas que llevan, a su mercados imperfectos. En estos casos, las decisiones de estas
vez, a incurrir en importantes omisiones analíticas, a saber: firmas afectan a los restantes competidores (y las de estos, a
su vez, afectan a las primeras) modificando la estructura glo­

El supuesto de mercados operando en condiciones de com­ bal de la producción y el comercio.
petencia perfecta y, en particular, la inexistencia de rendimien­
tos crecientes, impide analizar el importante papel de las En cuanto al beneficio mutuo, esto es, el postulado según el cual
economías de escala como causantes de relaciones comercia­ todos ganan con el intercambio, también ha sido objeto de fuertes
les y su incidencia en la determinación de las tendencias de controversias. Por una parte, el propio modelo de H-0 desnuda los
especialización y los patrones de intercambio. importantes efectos redistributivos que se derivan del comercio in­

ternacional, al interior de los países que lo practican. Se ha argumen­
Iguales limitaciones se plantean, desde la aproximación tradi­
tado, en este sentido, que las ventajas del comercio para un país en su
cional, para considerar los efectos de la existencia de econo­
conjunto son tan importantes que siempre será posible la compensa­
mías externas y de externalidades tecnológicas, que son
ción a los eventuales afectados por parte de los beneficiados, quedan­
cruciales en el desarrollo de procesos de aprendizaje y de in­
do estos, de todas formas, en mejor situación que en autarquía
novación, que pueden llevar a modificar las ventajas compa­
(Krugman, 1994).
rativas estáticas mediante la adquisición de nuevas capacidades
Sin embargo, los efectos desiguales del comercio internacional
(ventajas dinámicas). El modelo de Heckscher-Ohlin (H-0)
no se presentan solo al interior de los países. En efecto, la tesis según
36 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperftcta y los enfoques heterodoxos 37

la cual si dos países comercian ambos se benefician ha sido discutida a ¿Qué ocurriría si levantáramos este supuesto y encaráramos el análi­
partir de la comprobación empírica de fenómenos como el deterioro sis aceptando la posibilidad, bastante frecuente, por cierto, de la exis­
de los términos de intercambio, que afecta a los productores de bie­ tencia de actividades productivas en donde los costos medios (o
nes de menor complejidad y/o diferenciación (commodities), y debi­ unitarios) disminuyen a medida que aumenta la cantidad producida?
do al cual los exportadores de productos de mayor contenido En otras palabras, ¿qué sucedería si existiera la oportunidad de apro­
tecnológico cuentan con mayores posibilidades relativas de beneficiarse vechar economías de escala?
a través del comercio internacional. Hemos analizado, en este senti­ En primer lugar, según la naturaleza de las economías de escala,
do, cómo los países productores de los bienes con mayor elasticidad­ esto es, si se trata de economías de escala internas o externas a la fir­
ingreso de la demanda obtienen mayores beneficios del comercio, aún ma, puede verse seriamente afectada la conformación de los merca­
dentro de los supuestos ricardianos. dos y la existencia de concurrencia en los mismos. En efecto, la
Otro aspecto, destacado principalmente en la literatura sobre presencia de economías de escala internas destruye la competencia per­
desarrollo económico, es el de las eventuales consecuencias negativas fecta al proporcionar ventajas a las unidades productivas de mayor ta­
del comercio internacional sobre las actividades industriales con po­ maño sobre las demás, por lo que los mercados tienden a convertirse
sibilidades de generación de efectos externos positivos, es decir, cuando en monopólicos u oligopólicos. Por su parte, las mayores o menores
existen diferencias entre los costos privados y los costos públicos. Las posibilidades de aprovechamiento de economías de escala externas (tam­
importaciones podrían afectar (y, eventualmente, eliminar) la produc­ bién llamadas externalidades) por parte de las firmas pueden incidir en
ción doméstica de un bien que ejerce influencias positivas sobre el resto la aparición de las llamadasfallas de mercado que afectan las capacidades
de la industria nacional a causa, por ejemplo, de que favorece la difu­ del sistema de precios relativos como principal referente en la toma
sión de progreso técnico más allá de las relaciones de mercado. Algu­ de decisiones de inversión y, consecuentemente, puede provocar di­
nas aproximaciones teóricas sostienen que, en estos casos, una apertura ferencias entre los rendimientos (costos) sociales y los privados de los
irrestricta al comercio internacional (esto es, que no contemplara es­ proyectos.
tas situaciones particulares), no sería la mejor elección estratégica Como vemos, el levantamiento del supuesto de ausencia de ren­
(Ffrench-Davis, 1990). dimientos crecientes a escala (internos y externos) pone en serio cues­
tionamiento las conclusiones obtenidas por los enfoques tradicionales
sobre el comercio internacional, elaboradas a partir del análisis de
Rendimientos crecientes a escala
mercados operando en condiciones de competencia perfecta y bajo la
En los análisis formulados en el marco de las teorías clásica y influencia del supuesto mencionado. Esas conclusiones deben, por
neoclásica del comercio internacional, el tamaño de las naciones no tanto, ser revisadas, sobre todo en relación con las posibles consecuen­
tiene ninguna incidencia en las corrientes de intercambio entre los cias de la presencia de economías de escala en las tendencias de espe­
países: no ejerce influencia en la existencia rnism;r de comercio, ni cialización internacionales.
tampoco en su estructura, es decir, en las tendencias de especializa­ Alfred Marshall, en 1 879, fue el primero en abordar el análisis de
ción de los diferentes países. En efecto, de acuerdo con el enfoque los rendimientos crecientes a escala y quien introdujo la distinción
tradicional esas cuestiones están determinadas por las diferencias in­ entre economías de escala internas y externas a la firma. Ambos con­
ternacionales en las técnicas de producción (Ricardo) o por las dife­ ceptos son de gran importancia para la teoría del comercio interna­
rencias internacionales en las dotaciones relativas de factores de la cional y conducen a resultados distintos en cada caso por lo que deben
producción (Heckscher-Ohlin) . ser objeto de tratamiento por separado.
Esto e s explicable, ya que ambas teorías presentan modelos que El papel de la diferenciación de productos en las tendencias de
adoptan el supuesto de ausencia de rendimientos crecientes a escala. especialización también debe ser objeto de tratamiento específico, por
38 TEORÍAS DEL CoMERCio INTERNACIONAL 2. La competencia imperftcta y los enfoques heterodoxos 39

lo que será abordado en otro apartado, pese a que es bas�ante común implicaría un descenso en los costos medios o unitarios, debido a un
que la Nueva Teoría del Comercio Internacional (por eJeiT_Iplo, Paul aumento en la productividad de los factores, ante incrementos en el
_
Krugman) analice conjuntamente las hipótesis de eXIstencia de eco­ empleo de los mismos. La situación descripta es propia de industrias
nomías de escala y de diferenciación de productos. de capital intensivas (o que emplean intensivamente el factor capital).
La fuente de las economías de escala puede ser, por ejemplo, la
existencia de importantes costos fijos que son aquellos que, aunque
Las economías de escala internas imprescindibles para poner en marcha la actividad productiva, no va­
rían con la cantidad de producto a fabricar, pero pesan sobre los cos­
Cuando existen rendimientos crecientes a escala, el tamaño de
tos medios o unitarios. Consecuentemente, una mayor cantidad de
las naciones que se relacionan comercialmente se vuelve una variable
producto obtenida sin incrementar los costos füos permite que la ab­
. importante para explicar la especialización internacional Supongamos,
: sorción de estos se divida entre un mayor número de bienes reducién­
a manera de ejemplo, que dos naciones producen dos b1enes en auta�­
dose, así, los costos medios.
quía, es decir, que solo producen para comercializar en sus res�ectl­
También podemos analizar la presencia de economías de escala
vos mercados internos. Supongamos también que uno de los bienes
internas como el resultado de la presencia de indivisibilidades en la fun­
se produce en condiciones de rendimientos crecientes a escala. Como
ción de producción, lo que ocurre cuando, debido a condicionamien­
comprobaremos seguidamente, si los dos mercados nacionales no son del
tos técnicos, la capacidad productiva instalada solo puede
mismo tamaño, ese producto seráfabricado a menores costos unitarios en el país
incrementarse a saltos o de forma discontinua. Supongamos, a mane­
másgrande.
ra de ejemplo, que en una planta industrial se cuenta con 2 máquinas,
Los rendimientos crecientes a escala internos a la firma pueden
cada una de las cuales tiene una capacidad de producción máxima de
ser definidos apelando a la formalización en términos de la función
1000 unidades de producto diarias. Supongamos también que en re­
de producción, que expresa las combinaciones de recursos necesarias
lación con esta actividad no existe oferta en el mercado de máquinas
para la fabricación de un bien determinado. Supongamos que una fir­
de una capacidad menor a la señalada. Si la firma quisiera aumentar su
ma emplea K unidades del factor capital y L unidades del fact�r tr�ba­
. capacidad instalada actual de 2.000 a solo 2.200 unidades diarias (un
jo para obtener una cantidad Q del producto que fabnca. En termmos
incremento del lO%) no podría hacerlo, viéndose forzada a llevar esa
formales diríamos que Q f(K,L), es decir que la cantidad de pro­
capacidad a, por lo menos, 3.000 unidades diarias (un incremento del
=

ducto obtenida es una función del capital y el trabajo empleados.


50%) mediante la incorporación de una máquina más, aunque esto
Esta función de producción presenta rendimientos crecientes a
derive en un importante índice de capacidad ociosa o subutilizada. En
escala (economías de escala) si se comprueba que:
este caso, en la medida que la firma logre ir incrementando las ventas
como para lograr aumentos en la utilización de la nueva capacidad
f(A.K,A.L) > A.f(K,L) siendo A>1 instalada estará obteniendo economías de escala.
Estas economías de escala son internas a la firma ya que no están
relacionadas con factores exógenos a la misma (como podrían ser las
En otras palabras, existen economías de escala cuando ante in­ características del mercado en que opera la empresa o la disponibili­
crementos en el input (el empleo de factores de la producción) se ob­ dad de infraestructura) sino que dependen del tamaño de la planta
tienen incrementos más que proporcionales en el output (producto). fabril, de la escala en que esta produce, de las técnicas empleadas y de
Un ejemplo de lo dicho se daría en el caso de que ante incre��ntos la organización de la producción al interior de la planta.
del 10% en la cantidad empleada de los factores de la produccwn se Lo expuesto merece algunas consideraciones. En primer lugar,
obtuvieran incrementos mayores al 10% en la cantidad de producto existen diferencias importantes entre las distintas actividades en cuanto
obtenida. Aunque los costos totales aumentarían, la situación descripta
40 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL
2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 41

a la envergadura de los costos fljos involucrados en la producción Y dificultades para que, e n condiciones d e comercio libre, sus empresas
también en cuanto a la existencia de ind ivisibilidades, por lo que la
puedan desempeñarse con éxito en mercados correspondientes a ac­
presencia de economías de escala no es pareja a lo largo de la in­
tividades fuertemente sujetas a economías de escala, ya que, en térmi­
dustria. Por el contrario, existen importantes d1ferennas sectona­ nos generales, puede esperarse un menor tamaño relativo d e estas
les en este aspecto, por lo que hay sectores o actividades productivas firmas en relación con sus pares del mundo desarrollado. En ese
más sujetas que otras a la presencia de rendimientos creetentes a es­
ca so, las tendencias de especialización de las naciones no e starían
cala internos.
siendo determinadas necesariamente por las habilidades o capaci­
A su vez, la presencia de economías de escala no suele ser la mis­ dades tecnológicas respectivas; ni tampoco por sus dotaciones de
ma en distintos niveles de producción de la firma sino que ésta puede recursos. En cambio, otros aspectos podrían tener importante in­
encontrar en su desarrollo tres fases de rendimientos de escala inter­ cidencia, como el tamaño del mercado interno, que puede favore­
nos: crecientes, hasta cierto nivel de producción, constantes más allá
ce r l a existencia de firmas de mayor envergadura y e l
de éste y, por último, decrecientes, lo que se refleja en la habitual for­ aprovechamiento de economías d e escala por parte de las mismas,
ma en U que adoptan las curvas de costos descriptas en los análisis lo que las habilitaría para competir exitosamente en los mercados
microeconómicos. Es frecuente, sin embargo, que a fin de Simplificar externos. Esto es muy importante para nuestro análisis ya que la
la exposición, solo se considere el caso extremo en el que los costos exportación puede, a su vez, reforzar el proceso al ampliar aún más
medios disminuyen permanentemente a medida que aumenta la es­ los mercados a explotar, con lo que aparece una causapara la existencia
cala de producción. de comercio internacional no explorada por el enfoque tradicional.
En todo caso, en la medida en que las técnicas de producción Y No obstante, el tipo de comercio a que daría lugar la intención
de organización de las firmas determinen la presencia de economías
_ a aleJarse de aprovechar economías de escala sería, en cierto sentido, de tipo ri­
de escala internas, los mercados correspondientes tenderan cardiano. Siempre que los bienes comercializados sean homogéneos,
de la competencia perfecta y a cobijar otras formas de competencia
tal como lo suponen las aproximaciones teóricas tradicionales, el pa­
como el monopolio (si esas economías de escala son contmuas) o el trón de comercio en presencia de economías de escala será interin­
oligopolio (si están circunscriptas a un nivel particular de la produc­ dustrial (o intersectorial), ya que los países se diferenciarían unos
ción). Esto se debe a la ventaja competitiva que algunas firmas pue­ de otros adoptando distintas especializaciones. En primer lugar, no
den explotar a partir de su mayor tamaño relativo, lo que incidirá en tendría sentido que un mismo país exporte e importe bienes exac­
que las restantes encuentren severas dificultades para mantenerse en tamente iguales (homogéneos). En segundo lugar, para cada pro­
competencia. Implica también la aparición de barreras a la entrada a partir ducto fuertemente sujeto a economías de escala, habrá importantes
de la existencia de un tamaño mínimo requerido para desenvolverse diferencias de costos medios entre los oferentes, de tal modo que el
con éxito en el mercado. abastecimiento del mercado mundial tenderá a concentrarse en pocas
Al mismo tiempo, aparecen nuevas causas explicativas de la exis­
firmas (y naciones).
tencia de comercio internacional y de los diferentes patrones de espe­ Como ampliaremos más adelante, no será tan sencillo, en cam­
cialización adoptados por las naciones, distintas a las esgrimidas por bio, mantener la hipótesis ricardiana de beneficio mutuo, ya que los
las teorías tradicionales. En efecto, no solo pueden ser consideradas rendimientos crecientes consagran diferencias notables en las posibi­
las características de las naciones y las ventajas comparativas; también lidades de las distintas economías de acceder al comercio internacio­
la intención de explotar economías de escala puede ser causa de co­ nal y aprovechar sus oportunidades. También se podrá abandonar el
mercio y determinante de las tendencias de especialización. supuesto de bienes homogéneos para abordar el caso del aprovechamien­
En particular, resalta como consecuencia de lo expuesto, que l:s to de economías de escala en la producción de bienes diferenciados.
economías emergentes o de menor desarrollo relativo encontraran
TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 43
42

sible es el brindado por los desplazamientos de mano de obra de


Economías de escala externas
unas firmas a otras, que permiten a las últimas beneficiarse del
entrenamiento y capacitación proporcionados a los trabajadores
Existe otro tipo de economías de escala que no son internas sino
por las primeras. La disponibilidad de infraestructura, insumos y
externas a la firma, ya que dependen de la evolución general del sec­
mano de obra deben considerarse también dentro de este grupo.
tor de actividad en el que la firma opera. Estas economías existen cuan­
do las firmas del sector ven disminuir sus costos de producción a Las economías externas pecuniarias aparecen cuando la acción de
medida que el sector crece, es decir, a medida que aumentan las can­ una firma afecta los términos de intercambio de otra y están relacio­
tidades producidas por el amju nto de las firmas. No es, en este caso, el nadas principalmente con las condiciones de precio y calidad a
tamaño de la planta individual el que determina la caída de los costos que puede acceder a sus insumas, así como al tamaño y caracte­
medios de producción, sino el tamaño del sector o del mercado en rísticas de los mercados existentes para sus productos.
que opera la firma (Ocampo, 1991; Rainelli, 1997). A diferencia de las economías de escala internas, las economías
Las llamadas economías de aglomeración son un buen ejemplo de lo externas no son incompatibles con la preservación de la compe­
expuesto. Estas se refieren a las ventajas en la provisión de insumas y tencia en los mercados; esto es, no generan impulsos hacia la
servicios diversos que obtienen las firmas que se concentran en deter­ conformación de formas monopólicas u oligopólicas de los mer­
minada localización geográfica para desarrollar una misma actividad. cados, ya que no están determinadas por el tamaño de la planta
Esta circunstancia favorece, indudablemente, el desarrollo de una oferta sino por el tamaño del sector o de la economía como un todo.
especializada de insumas, partes, componentes, trabajadores y servi­
cios específicos, todo lo cual puede incidir de manera importante en
los costos de producción de las firmas individuales. Asimismo, se fa­
cilita el desarrollo de encadenamientos y complementariedades entre Aunque con menores repercusiones en cuanto al desarrollo de
los distintos agentes cada uno de los cuales puede beneficiarse del ac­ oferta sectorialmente especializada, pero con incidencia igualmente
cionar de los demás. El ejemplo más recurrido, en este sentido, es el importante en términos de posibilidades de una más amplia oferta de
caso de la concentración de firmas dedicadas a la industria microelec­ bienes, servicios, infraestructura y recursos humanos y, por tanto, de
trónica en el Silicon Valley (EE.UU.). la presencia de encadenamientos y complementariedades entre los
agentes, debe también tomarse en cuenta el tamaño de la región y, por
extensión, del país al que pertenece una firma determinada. Un ma­
yor o menor tamaño relativo implica un mayor o menor número de
oferentes de insumas y servicios, lo que seguramente tendrá inciden­
Externalidades
cia en el precio y la calidad de los mismos. En este caso, las economías
De acuerdo con Stewart y Gbani (1991) podemos distinguir dos de escala externas estarían asociadas al crecimiento de la región y/o de
tipos de economías externas, también llamadas comúnmente la economía en su conjunto.
externalidades: Como vemos, no solo las propias acciones realizadas por una fir­
ma en particular inciden en su desempeño sino que este puede verse
Las economías externas reales son aquellas que afectan las fun­
afectado también por las acciones llevadas a cabo por otros agentes con
ciones de producción de las firmas, tales como las transferencias
de tecnología o conocimiento entre firmas. Es el caso de las rela­ diverso grado de vinculación.
ciones que se establecen entre proveedores y usuarios donde cada Esto lleva a concluir que, en la medida en que las economías ex­
uno puede nutrirse de conocimientos desarrollados por el otro o ternas tengan una incidencia significativa en la producción de un de­
de información tecnológica y sobre mercados. Otro ejemplo po- terminado bien, las naciones de mayor tamaño relativo o que producen
44 TEORIAs DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los e11joques heterodoxos 45

una cantidad importante del producto en cuestión, se verán favoreci­ En este sentido, quienes han comenzado antes a desarrollar una
das o gozarán de una ventaja sobre las demás. actividad productiva llevan una ventaja apreciable sobre sus eventua­
El acceso al mercado internacional para nuevos competidores les competidores, los que tendrán que procurar achicar la brecha en
puede, entonces, resultar imposible: sus costos medios pueden resul­ materia de acumulación de capacidades tecnológicas y organizativas
tar demasiado altos aunque empleen técnicas de producción iguales o que, en principio, los separa de los primeros.
mejores a la best practice internacional y cuenten con una organización
eficiente e incluso con ventajas naturales (dotación de recursos).5
En otras palabras, la competitividad de las firmas puede verse El proceso de aprendizaje
afectada por factores exógenos a las mismas, es decir, factores que es­
tán fuera de sus posibilidades de acción o de control. Consecuente­ Empresas y naciones aprenden de diversas maneras a hacer cada
mente, el tamaño de los sectores en cada nación e, incluso, el tamaño vez mejor aquello que hacen:
de las economías, puede jugar un importantísimo papel en la deter­ •
Por la corrección y superación permanente de errores y fallas
minación de las tendencias de especialización internacional. _
evitando su repetición.
De lo expuesto se derivan dos consideraciones principales: el ta­

maño del mercado interno de una nación, en presencia de economías Por la sucesiva adquisición de nuevos conocimientos, ya sea
de escala externas, puede ser un factor explicativo del comercio inter­ que éstos se desarrollen endógenamente (al interior de la fir­
nacional, distinto de los explorados por los enfoques tradicionales; por ma) o se adquieran a otros.
otro lado, los patrones de especialización internacional resultantes de •
Por la búsqueda y eventual descubrimiento de nuevas solu­
la incidencia de economías de escala externas tienden a mantenerse . ciones a los problemas productivos y organizativos, búsque­
estables o son de difícil modificación, aún en el caso de cambios en el da en la cual la interacción, cooperación y complementación
cuadro de ventajas comparativas. con otros actores (firmas e instituciones públicas o privadas)
puede cumplir un papel central.
Economías de escala dinámicas

Existe otra causa, para analizar, de la eventual presencia de ren­ Las consecuencias analíticas
dimientos crecientes que, en este caso, no están vinculados ni con el
tamaño de la planta ni con el tamaño de la economía o del sector en La consideración de los rendimientos crecientes a escala modifi­
que opera la firma. Se trata de las economías de escala dinámicas que son ca radicalmente la perspectiva a emplear para el análisis del comercio
el resultado de los procesos de aprendizaje que acompañan la realiza­ internacional al destacar el papel decisivo que puede jugar la historia
ción de esfuerzos productivos de cualquier naturaleza. Gracias al pro­ económica, particularmente, la lógica seguida por la localización de
ceso de aprendizaje, tanto en las firmas individuales como en la las actividades industriales, así como el tamaño relativo de las econo­
economía en su conjunto, se van acumulando conocimientos, expe­ mías, en los patrones internacionales de especialización.
riencias y saberes que permiten, con el paso del tiempo, lograr sucesi­ Para todas las actividades en que existen economías de escala' la
vas y sistemáticas mejoras en la productividad. fecha de inicio de la producción por parte de las firmas de un país
_
determmado y el tamaño del mismo se convierten en factores esen­
ciales para explicar la especialización internacional: los países más gran­
5 Una demostración gráfica de esta proposición puede encontrarse en Krug­ d e� y/o que entraron primero se benefician de una ventaja que no será
man y Obstfeld, op. cit., capítulo 6. _
facilmente superada por los restantes competidores.
46 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los erifoques heterodoxos 47

En ese caso, puede existir una fuerte incitación a la intervención para favorecer el desarrollo de actividades industriales por parte de las
de los poderes públicos en favor de determinadas actividades o en economías de industrialización tardía. En condiciones de comercio
apoyo a la producción de determinados bienes. libre de trabas difícilmente se hubiera producido el crecimiento es­
Adicionalmente, es necesario tener en cuenta que el aprovecha­ pectacular de la siderurgia j aponesa o el de la industria automotriz
miento de economías de escala internas por parte de uno o más pro­ coreana en la segunda mitad del siglo XX.6
ductores puede traducirse en economías externas para el resto de los En consecuencia, para todas las actividades en que existen eco­
agentes económicos, reforzándose así los beneficios asociados al ta­ nomías de escala, la fecha de entrada a la producción de las firmas de
maño de las economías. El vínculo entre economías de escala internas un país, así como la envergadura del mismo se vuelven factores esen­
y externas está dado, básicamente, porque una economía de escala ciales para explicar la especialización internacional: los países de ma­
interna que es aprovechada por un productor individual, mejora las yor tamaño o que comenzaron primero cuentan con ventajas que
condiciones en que se ofrece (precio, principalmente) el producto a pueden ser decisivas frente a los demás competidores.
los clientes. Por lo tanto, los clientes se verán beneficiados por la ac­
ción de otros (economía externa) que, lo que han hecho, es aprove­
char economías de escala. Las teorías del intercambio desigual -por Carlos Bianco
Imaginemos, como ejemplo, que para proveerse de un insumo,
parte o componente, un productor ".N' puede optar entre comprarle a Tal como se ha visto anteriormente, las primeras teorías del co­
"B" o a "C" que son proveedores que ofrecen sus bienes al mismo mercio internacional intentan demostrar que los países que se rela­
precio y con igual calidad y prestaciones, es decir que al productor ''.N' cionan comercialmente se benefician tanto por los menores precios
le es indiferente comprarle a "B" o a "C". Ahora supongamos que "B" como por la mayor cantidad de productos que podrían obtener a tra­
logra un mejor aprovechamiento de economías de escala al lograr in­ vés de la especialización productiva y de la complementación comer­
crementar sus exportaciones penetrando en un nuevo mercado, lo que cial. En todos los casos, se justifican los beneficios del libre comercio
le permite ampliar su escala de producción. En ese caso, "B" estará en internacional considerando a los países fundamentalmente como "con­
condiciones de traducir la disminución de costos resultante, en una sumidores". A lo largo de la segunda mitad del siglo XX proliferaron
reducción del precio de venta con el propósito de desplazar a "C" del una serie de escritos alternativos en los cuales se intentaba demostrar
mercado. ''.N' podrá, entonces, adquirir sus insumas a un menor pre­ un resultado no tan benéfico para todo el mundo como consecuencia
cio, beneficiándose de una ventaja desarrollada por "B" (las economías del libre comercio internacional.
de escala de "B" se traducen en economías externas para ''.N'). Dichos escritos, si bien tienen su origen en distintas tradiciones
Esta es la razón por la cual es más ventajoso para todos los pro­ teóricas (desarrollismo, estructuralismo, marxismo, dependentismo,
ductores, en general, operar en entornos más desarrollados o donde etc.) comparten una serie de características. Por una parte, enfocan el
los mercados son más amplios y, por ende, los proveedores estarán en problema desde el punto de vista de los países no solo como "consu­
mejores condiciones de aprovechar economías de escala internas y midores", sino que ponen un mayor énfasis respecto de su situación
lograr así mejoras en la productividad que pueden (deberían) tradu­ como "productores". Desde esa perspectiva, los menores precios no
cirse en menores costos. Desde luego, estas ventajas para el cliente se implican ganancias de eficiencia sino una reducción del ingreso na­
reducen o desaparecen si el proveedor logra una posición monopólica cional. Ello lleva a que, al contrario de lo que sucedía en las teorías
o fuertemente oligopólica que le permite evitar trasladar las mejoras clásica y neoclásica, no todos los países van a beneficiarse de manera
en productividad a disminuciones en los precios.
Es ineludible asociar lo expuesto a la generalizada utilización de
6 TuGORES,J. ( 1 999) Economía Internacional. G/obalización e Integración Regional,
instrumentos de política comercial (subsidios, aranceles, cupos, etc.) Me Graw-Hill, capítulos 2 y 3.
48 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los erifoques heterodoxos 49

equitativa con el intercambio, sino que unos obtendrán ganancias "gigantes asiáticos"- y de precios de productos manufacturados en
mayores que los otros o, en el límite, unos se verán beneficiados y descenso -también a causa del proceso de industrialización acelerada
los otros perjudicados. Consecuentemente el libre comercio no re­ en el que se han involucrado estos países.
dundará en mayores posibilidades de crecimiento económico para No obstante, por ahora este movimiento de precios no ha dejado
todos los países involucrados, igualación internacional de ingresos de ser coyuntural y muchos analistas sostienen que, en el mediano
y convergencia en los niveles de desarrollo relativos, sino todo lo plazo, una parte importante de los precios de las commodities agrí­
contrario: una mala distribución internacional de los ingresos, con­ colas e industriales volverán a los niveles de hace algunos pocos
centración de la riqueza en unos países y pauperización en otros y, años. Más aún, los estudios que analizan la tendencia de los pre­
por tanto, divergencia en los niveles de desarrollo de las distintas cios relativos en el largo plazo apoyan esta hipótesis. A ese respec­
nacwnes. to, un informe del FMI del año 2001 concluye que los precios de
Dentro de este marco general de crítica hacia los resultados es­ los bienes primarios han venido experimentando en los últimos 140
perables del libre comercio se presentan, a continuación, las ideas más años una reducción de aproximadamente el 1 ,3% anual (Cashin y
representativas de dos cuerpos teóricos distintos: en primer lugar, los McDermott, 200 1 ) .
principales escritos del economista argentino Raúl Prebisch -repre­ Por su parte, investigadores de CEPAL demuestran la existencia de
sentante del estructuralismo cepalino- y los argumentos del alemán un marcado descenso en el largo plazo de los precios de las commodities,
Hans Singer -uno de los principales teóricos desarrollistas- respecto que a lo largo del siglo XX, tomadas en conjunto, perdieron más del 50%
del fenómeno de deterioro secular de los términos de intercambio. Seguida­ de su valor relativo respecto a las manufacturas (Ocarnpo y Parra, 2003).
mente, se analizan dos de las principales contribuciones de raíz mar­ Por lo tanto, volver a discutir el problema del deterioro de los
xista: una de ellas es el pensamiento del economista griego Arghiri términos de intercambio resulta hoy en día esencial en vistas de la actual
Emmanuel sobre las razones por las cuales existe intercambio desigual, coyuntura de precios internacionales que ha desatado un optimismo
de gran impacto entre los autores "dependentistas" ; la otra es la obra inusitado en los economistas latinoamericanos sobre el futuro de las
del economista paquistaní Anwar Shaikh, en la cual se presentan economías del continente, como si esta coyuntura no fuese lo que es
sus conclusiones respecto de la validez de la teoría de las ventajas sino su contrario: un cambio en la estructura. Lo sustantivo, a este
comparativas y sobre el verdadero impacto de la doctrina del libre respecto, es conocer cuáles son las causas que llevan a que, más allá de
comercio. coyunturas particulares, se produzca este fenómeno de manera secu­
lar, es decir, a lo largo de los años como tendencia que se deriva del
análisis de los fenómenos económicos en su mayor grado de pureza y
Las tesis de Prebisch-Singer sobre el deterioro de los términos
abstracción. A este respecto, en el presente apartado se exponen, de
de intercambio
manera estilizada, las causas por las cuales se produce el fenómeno de
deterioro secular de los términos de intercambio a partir de las que se
Actualmente, muchos economistas sostienen que el fenómeno
han dado en llamar las "Tesis de Prebisch-Singer".
del deterioro de los términos de intercambio es un tema que ha per­
dido vigencia y que, por tanto, para ser presentado analíticamente,
primero debe ser buscado en viejos anaqueles, luego desempolvado y El Prebisch ((original": diferentes poderes relativos de los sindicatos
recién entonces estudiado. Ello se debe a que en los últimos años se
ha producido una mejora sustantiva de los términos de intercambio El contexto en el que Raúl Prebisch realiza su primer escrito
en favor de los países emergentes a causa del movimiento conjunto de analizando el tema de la caída de los precios relativos internacionales
precios de productos primarios que se ven incrementados -al ritmo de los productos primarios vis-a-vis los manufacturados corresponde
de la elevada demanda de materias primas y alimentos por parte de los a un período en donde el grueso de los países de América Latina se
50 TEoRÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperftcta y los enfoques heterodoxos 51

encontraba transitando la "etapa fácil" del proceso de industrialización validez tanto a la ya casi desahuciada Ley del Valor Trabajo (LVf) como
sustitutiva de importaciones (ISI)J . forma de explicación de los precios relativos de los productos, como a
Efectivamente, hacía ya unos años se había dejado de lado el an­ las teorías clásica y neoclásica que pregonaban la igualación de los pre­
terior esquema de especialización productiva basado en la división cios e ingresos relativos alrededor del mundo, en tanto las diferencias
internacional del trabajo a partir del aprovechamiento de sus ventajas de ingresos entre el Centro y la Periferia, lejos de converger, diver­
comparativas (estáticas), exportando fundamentalmente materias pri­ gían rápidamente. En términos prácticos, dicha variación de los pre­
mas y alimentos hacia la metrópolis e importando desde allí todo lo cios relativos dificultaba -y mucho- el proceso de desarrollo en los
que se necesitase para facilitar este esquema: manufacturas de todo tipo, países de la Periferia, en tanto profundizaba sus problemas de restric­
capitales e, inclusive, fuerza de trabajo. ción externa al desviar el escaso ahorro interno generado desde el fi­
El abandono de dicho esquema de especialización respondía nanciamiento del proceso de acumulación de capital hacia el pago de
directamente al cambio que se había producido desde finales de la Pri­ los crecientes montos por importaciones.
mera Guerra Mundial en las formas en que se desarrollaban las relacio­ La primera explicación que encontró Prebisch al problema del
nes económicas a escala internacional. En este sentido, durante el período deterioro de los términos de intercambio -y el consiguiente distan­
de entreguerras, Estados Unidos se consolidó como potencia hegemóni­ ciamiento de ingresos- se basó en el mayor poder de negociación de
ca, al pulso de la consolidación de su proceso de industrialización y de la los trabajadores de los países del Centro en relación con los de la Pe­
paulatina erosión de la importancia económica, política, militar y cultural riferia. Ello conducía a que los primeros se apropien de los frutos del
del anterior hegemón, el Reino Unido. El problema con los Estados Uni­ progreso técnico a través del traspaso de la mayor productividad a
dos consistía en que poseía un bajo coeficiente de importaciones y, por mayores salarios, lo que llevaba, a su vez, a un aumento equivalente
ende, no trasladaba al resto del mundo las divisas necesarias para que este de los costos de producción y, por consiguiente, de los precios de los
realice las compras externas esenciales para su crecimiento. productos. Por el contrario, los segundos sufrían de una "debilidad
En el marco de este nuevo orden mundial, las conclusiones de congénita" para retener parte o todo el fruto de su progreso técnico,
las teorías clásica y neoclásica no tenían correlato alguno sobre la rea­ en tanto el aumento de la productividad en los sectores primarios se
lidad económica internacional, particularmente aquellas que pregonaban trasladaba a menores precios de venta de sus productos.
el beneficio mutuo entre los países a partir de su especialización produc­ Estos asimétricos mecanismos de transmisión de la productivi­
tiva y comercial en aquellas actividades en que poseían ventajas compara­ dad en uno y otro escenario, a su vez, actuaban de manera distinta a lo
tivas. Por el contrario, tal como lo demostró un conocido informe de época largo de las fases del ciclo económico. En la fase creciente del ciclo, en el
de las Naciones Unidas, se verificaba un deterioro de los términos de Centro, la demanda de manufacturas era mayor a la oferta, por lo que
intercambio en el período de posguerra, a pesar del mayor aumento de aumentaban sus precios y, por ende, también sus ingresos; pero, al mis­
productividad en la industria (Centro) que en la agricultura (Periferia).8 mo tiempo, aumenta más que proporcionalmente la demanda de produc­
En principio, ello generaba ciertos problemas teóricos y prácti­ tos primarios necesarios para llevar a cabo la producción manufacturera.
cos (políticos) . En términos teóricos, el fenómeno parecía dejar sin Por consiguiente, se produce un aumento relativo de los precios de los
productos primarios vis-a-vis los industriales, con lo que tiene lugar un
traslado de los beneficios desde el Centro hacia la Periferia. Asimismo,
7 PREBISCH, R. "El desarrollo económico de la América Latina y algunos de sus los crecientes ingresos en el Centro se trasladan a salarios en una propor­
principales problemas", Desarrollo Económico, vol. 26, N Ú 103, octubre-diciembre
ción mayor a lo que sucede en la Periferia por dos razones: i) la mayor
de 1986 [P edición de 1950).
competencia existente entre capitalistas para contratar una mayor canti­
8 United Nations, "Post-War Price Relations in Trade between Under-Deve­
loped and Industrialized Countries", Economic and Social Council, F/CN. l/Sub- dad de fuerza de trabajo y ii) la mayor presión que ejercen los obreros
3/W.S, febrero de 1 949. para participar de manera creciente del producto incrementado.
52 TEORÍAS DEL CoMERCIO iNTERNACIONAL 2. La competencia imperftcta y los enfoques heterodoxos 53

En la fase menguante, por el contrario, la oferta de manufacturas Singer: diferentes elasticidades-ingreso de la demanda
en el Centro es mayor a su demanda, por lo que caen los precios y,
junto con ellos, los ingresos. Esta situación conduce a una disminu­ La explicación de Prebisch es, en parte, tomada un año después
ción de la demanda de productos primarios -utilizados como insu­ por Singer ( 1 950).
mas productivos en la industria manufacturera o como sustento para Para este autor, la especialización de los países subdesarrollados
los trabajadores- y, por consiguiente, también de sus precios, pero más (PSD) en la exportación de alimentos y materias primas hacia los paí­
que proporcionalmente a la caída de los precios de los productos in­ ses desarrollados (PD), favorecida por flujos de inversión extranjera
dustriales. De esta forma, la compresión de los ingresos en la fase directa (IED) provenientes de estos últimos, perjudicaba a los prime­
menguante es mayor en la Periferia que en el Centro; lo mismo suce­ ros por tres razones distintas: i) trasladaba la mayoría de los efectos
de con los salarios, ya que en el Centro la parte de los ingresos que se benéficos y acumulativos de la inversión hacia su país de origen; ii)
destinó durante la fase creciente del ciclo a mayores salarios no se sesgaba a los PSD hacia actividades que ofrecían menos oportunida­
comprime debido a que, en términos keynesianos, los salarios sonsticky des para el progreso técnico; y iii) afectaba los ingresos por exporta­
o inflexibles a la baja. Por el contrario, en la Periferia, en donde la or­ ción debido al deterioro de los términos de intercambio. Es la última
ganización de la clase obrera es más débil y, por consiguiente, la fuer­ razón la que importa en este análisis.
za de los sindicatos es relativamente menor -sobre todo en los sectores Para Singer, al igual que para Prebisch, el fenómeno de dete­
rurales-, los ingresos -y los salarios- se reducen mucho más de lo que rioro de los términos de intercambio tenía que ver directamente
deberían hacerlo bajo condiciones "normales" debido a la presión que con las formas de "reparto" de la productividad. En el mismo sen­
se ejerce desde los Centros. tido en que se presentó anteriormente, el causante del fenómeno
De esta forma, a lo largo de los ciclos, los ingresos crecían más era el aumento de los ingresos de los productores en los PD en
en el Centro que en la Periferia debido a que era mayor la caída de los mayor medida que la productividad de sus industrias. De esta for­
precios de los productos primarios respecto de los manufacturados en ma, la población de los países industrializados concentraba los be­
la fase menguante que su aumento relativo durante la fase creciente. neficios tanto d e l productor (mayores ingresos) como del
En síntesis, yace aquí la argumentación completa del Prebisch de consumidor (menores precios);j ustamente lo contrario ocurría en
comienzos de la década del cincuenta sobre el deterioro secular de los los PSD: se perjudicaban por esa doble vía.
términos de intercambio para los países de la Periferia: la mayor capa­ No obstante, Singer no se contenta con la explicación de Prebisch,
cidad de las organizaciones obreras en el Centro para conseguir au­ sino que presenta algunos argumentos adicionales que, a la postre,
mentos de salarios en la fase creciente del ciclo e impedir su baj a serán tomados por el economista argentino al revisar sus ideas. En
durante l a fase menguante e s l a responsable de la caída relativa de los efecto, además de las ya presentadas consideraciones sobre las distin­
precios de los productos primarios y de la expansión de la brecha de tas formas de reparto de Jos beneficios del cambio técnico, Singer sos­
ingresos entre Centro y Periferia. De esta forma, los países del Cen­ tiene que el fenómeno del deterioro de los términos de intercambio
tro no solo se apropian íntegramente de los frutos del cambio técnico en los PSD tiene que ver también con
sino que también toman parte de los resultados del progreso técnico
en la Periferia. i) la baj a elasticidad-ingreso de la demanda en el caso de la pro­
Al fin y al cabo, la disparidad de ingresos entre el Centro y la ducción de alimentos, cuya función de demanda está deter­
Periferia es consecuencia de las diferencias existentes en las formas de minada por la famosa "Ley de Engel" -según la cual el
distribuir el progreso técnico en los distintos sectores: a través de porcentaje del ingreso del consumidor gastado en alimentos
mayores ingresos nominales o a través de reducción de los precios. es una función decreciente del ingreso-; y
54 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los erifoques heterodoxos 55

ii) la también baja elasticidad-ingreso de la demanda para la pro­ Sin embargo, Prebisch recoge aquí parte de los argumentos de
ducción de materias primas, las cuales son crecientemente Singer para explicar el fenómeno, otorgándoles inclusive mayor je­
substituidas por materiales sintéticos o mejor aprovechadas rarquía que a sus tesis originales. En tal sentido, el problema residía
en virtud de las transformaciones técnicas en la producción. ahora en la evolución distinta de la demanda internacional entre los pro­
ductos primarios y las manufacturas. Esta evolución diferenciada de las
Estas causas operarían de manera conjunta llevando a una caída demandas respondía, a su vez, a tres factores distintos. En primer lugar, al
estructural (absoluta y relativa) de los precios de las materias primas y menor ritmo de crecimiento de la población del Centro, que llevaba a que
los alimentos (Engel, 1883). la demanda de productos elaborados en la Periferia crezca de manera de­
masiado lenta. En segundo lugar, a la diferencia en las elasticidades-ingre­
EL Prebisch ((revisado": diferente dinamismo de las demandas e so de la demanda entre los productos importados y exportados por los
países de la Periferia. En tercer lugar, ambas causas se veían profundizadas
insuficiencia dinámica de la industria
gracias al creciente proteccionismo en el Centro, coadyuvando aún más
Una vez terminada la "etapa fácil" de la ISI en la gran mayoría de al iento crecimiento de la demanda de productos primarios y a la caída
los países de América Latina, hacia comienzos de los años sesenta -y relativa de sus precios debido a la necesidad de los países periféricos de
luego de que varios estudios de carácter empírico sostuviesen lo con­ liquidar sus excedentes de producción a bajos precios.
trario9- Prebisch sigue adelante con su tesis sobre el deterioro secular No obstante, sigue Prebisch, el menor crecimiento relativo de la
de los términos de intercambio. demanda de productos primarios no debería traer per se una caída en
En este nuevo contexto, los problemas que sufrían los países de sus precios relativos si la oferta se ajustase a la demanda. Esto tampo­
América Latina seguían siendo similares, sobre todo en lo que respec­ co sucedía debido a que el sobrante de población en las actividades
ta a la restricción externa. Peor aún, era en los países de mayor éxito primarias no se desplazaba hacia otras actividades absorbentes de mano
industrializador en donde estos problemas se habían acentuado, debi­ de obra, ya que en la Periferia no existía demanda para esa mano de
do a la creciente necesidad de importar determinados insumos difun­ obra en nuevas industrias a causa de su escaso dinamismo y, debido a
didos y bienes de capital necesarios para sostener el proceso de ello, el excedente de trabajadores en el sector primario no permitía
industrialización sustitutiva de importaciones. Al igual que en su in­ que el aumento de productividad se traslade a salarios. Estos salarios
forme de 1950, Prebisch sostiene que una de las causas de la restric­ que se mantenían deprimidos implicaban, a su vez, altas ganancias en
ción externa al crecimiento era la estructura del intercambio que el sector primario que estimulaban el crecimiento de la producción,
permanecía vigente desde los tiempos del modelo de desarrollo hacia generaban exceso de oferta y, por último, llevaban al descenso relativo
fuera (Prebisch, 1963). de los precios de los productos primarios.

El Prebisch ((sintético": dinámicas diferenciadas de cambio técnico,


9 Véanse, por ejemplo, Kindleberger, C., "The Terms ofTrade. A European
Case Study", en Economic]oumal, Vol. 67, N° 267, septiembre de 1957; Ellsworth, P., insufuiencia dinámica y capitalismo imitativo
"The Terms ofTrade between Primary Producing and Industrial Countries", en Inter­
American Affaire, verano de 1956; Morgan, T., "The Long Run Terms ofTrade bet­ En el último de los textos de Prebisch revisados 10 aparecen vie­
ween Agriculture and Manufacturing", en Economc
i Development and Cultural Change, Vol. jos y nuevos argumentos respecto del fenómeno aquí analizado.
8, N°1, octubre de 1959; Haberler, G., "Terms ofTrade and Economic Development",
en Ellis H. y Wallis H. (eds.), Economic Developmentfor LatinAmerica, London, Inter­
national Economic Association, 1961; Lipsey, R., "Price and Quantity Trends in the
10 PREBISCH, R. (1981), Capitalismo periférico. Crisis y transformación, FCE, Pri­
Foreign Trade of the U.S.", NBER, Nueva York, Princeton University Press, 1963.
mera Reimpresión, México.
56 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y Los enfoques heterodoxos 57

Pero, a diferencia de lo que sucedía en los anteriores, la explica­ ductividad (innovaciones de proceso) ; otras diversifican bienes y ser­
ción de cómo operan es mucho más sistemática. Esta situación res­ vicios (innovaciones de producto). En la producción de alimentos y
ponde a que, en su libro del año 1981, Prebisch pretende realizar una materias primas predominan las primeras; en la producción de bienes
síntesis de sus trabajos en un doble sentido: por un lado, una síntesis industriales predominan las segundas. El hecho de que los países de la
del pensamiento teórico desarrollado a lo largo de su vida; por el otro, Periferia se especialicen relativamente en la producción de productos pri­
la pretensión de sintetizar las nociones de socialismo y liberalismo marios lleva a que ese predominio de las innovaciones de proceso que
económico a través de una transformación de los países de América mejoran la productividad implique un acelerado desplazamiento de fuer­
Latina basada en el uso social del excedente. za de trabajo desde la producción primaria (actividad expelente de fuerza
El contexto en que escribe este último Prebisch es uno en donde de trabajo) hacia la industria (actividad absorbente de fuerza de trabajo).
una porción importante de los países de América Latina han desarti­ Sin embargo, el desarrollo insuficiente de las actividades absor­
culado o comenzado a desarticular gran parte de las instituciones e bentes de fuerza de trabajo en la Periferia -como consecuencia de la
instrumentos de política propios de la !SI, dando impulso a las expor­ mencionada escasez de capital reproductivo- lleva al deterioro relati­
taciones de manufacturas sencillas. Sin embargo, por tratarse de un vo de la relación de ingresos de los estratos inferiores de la sociedad
capitalismo de tipo "imitativo", el capitalismo latinoamericano carece respecto de los estratos superiores a causa de un exceso de fuerza de
de la posibilidad de los Centros de lograr cierto bienestar colectivo, trabajo en las actividades primarias. Este exceso, por su parte, genera
caracterizándose por una distribución demasiado inequitativa de los dos efectos que influyen en favor del deterioro de los términos de
frutos del desarrollo, como consecuencia de la apropiación por parte intercambio: por un lado, se incrementa la oferta disponible de pro­
de una minoría de la población, nacional o extranjera, de los benefi­ ductos primarios por encima de su demanda, lo que redunda e n una
cios del progreso técnico bajo la forma de excedente económico, en­ caída relativa de los precios de los productos primarios; por el otro,
tendido como la parte del aumento de la productividad que no se los menores salarios de la fuerza de trabajo en los sectores primarios
traslada a salarios. reducen los costos de producción y, con ellos, los precios. Pero hay
Según Prebisch, el excedente en la Periferia, principal fuente de más: permanece vigente el argumento de la menor elasticidad-ingre­
acumulación de capital reproductivo, posee una característica parti­ so de la demanda de los productos primarios en relación con los in­
cular: a medida que aumenta la productividad, tiende a aumentar a una dustriales, lo que refuerza la tendencia hacia el deterioro de los
tasa relativamente mayor, ya que los ingresos de la fuerza de trabajo lo términos de intercambio.
hacen a una tasa relativamente menor. Como este excedente cada vez
mayor no se dedica a incrementar el ritmo de acumulación de capital Las teorías marxistas del intercambio desigual
reproductivo, - sino al consumo imitativo propio de los Centros por
parte de las clases acomodadas, a la acumulación de capital no repro­ Más allá de los argumentos presentados por los autores estruc­
ductivo ligada a este tipo de consumo, o a su remisión hacia los Cen­ turalistas y desarrollistas, durante finales de los años sesenta y princi­
tros bajo la forma de renta de la inversión por parte de empresas pios de los setenta se produjo una nueva serie de escritos críticos del
transnacionales-, la absorción de fuerza de trabajo de las capas infe­ libre comercio y del supuesto beneficio mutuo que se derivaba de este,
riores de productividad es insuficiente. Esto lleva al reparto desigual pero esta vez de origen marxista. Todos ellos tenían una serie de ras­
de los frutos del progreso técnico, reparto en el cual una gran parte de gos en común. En primer lugar, atacan algunos de los supuestos sub­
la fuerza de trabajo queda excluida. yacentes al análisis del comercio exterior tomados por los autores de
En la explicación sobre el deterioro de los términos de intercam­ las escuelas clásica y neoclásica (competencia perfecta, inmovilidad
bio ofrecida aquí por Prebisch, la causante primera del fenómeno es internacional del capital, teoría cuantitativa del dinero, etc.). En se­
la dicotomía existente en la técnica: unas técnicas aumentan la pro- gundo lugar, se basan en teorías objetivas del valor y los precios. Por
58 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 59

último, no necesitan de la existencia de determinado patrón de espe­ El camino teórico emprendido por Emmanuel arranca con la LVT
cialización productiva y comercial para explicar la desigualdad del in­ como teoría que explica el nivel y las fluctuaciones de los precios de
tercambio internacional. l�s mercancías. De manera simplificada, la LVT sostiene que los pre­
Dicha literatura alcanza su máximo grado de expresión en los CIOS de las mercancías son la expresión dineraria de su valor que, a su
trabajos publicados en el libro Imperialismo y comercio internacional: el vez se encuentra determinado por la cantidad de trabajo abstracto

intercambio desigual, firmado por varios autores relacionados con el soctalmente necesario para su producción ejercido por hombres libres,
medio intelectual marxista francés de la época. ,
autonomos y recíprocamente independientes.11
Actualmente, si bien con menor influencia en las discusiones de Dicho comienzo llevará a este autor a tener que resolver la su­
política económica, dicha tradición es continuada por autores tales � uesta co �tradicción existente entre una teoría que sostiene que los
como Amin, Carchedi y Shaikh. Para el presente apartado, tal como mtercamb10s s� hacen, de manera generalizada, entre equivalentes, y
se ha anunciado, se han elegido dos autores bien representativos de la presencta _ de mtercambio desigual -es decir, entre no equivalentes­
este movimiento: uno más "clásico" (Arghiri Emmanuel) y el otro más a nivel internacional.
"moderno" (Anwar Shaikh). Para ello, Emmanuel propone un modelo en el que existen dos

ramas e producción (A y B), localizadas cada una d e ellas en un país
det�rmmado. La rama A presenta una alta composición orgánica del
Emmanuel: diferentes cuotas de plusvalía y expoliación imperialista
capttal (relación capitaVtrabajo) y su producción se lleva a cabo exclu­
sivamente en un PCD. La rama B, por su parte, posee una baja com­
El objetivo de Emmanuel es analizar el flujo de riquezas que se
posición orgánica del capital, al tiempo que se lleva a cabo, de manera
produce entre países capitalistas desarrollados (PCD) y subdesarro­
exclusiva, en un PSD. El producto de ambas ramas se intercambia a
llados (PSD), que tiene como destino a los primeros y como origen a
una determi�ada proporción sin que exista intercambio desigual -es
los segundos. En su desarrollo teórico, dicho flujo de riquezas, resul­ _ se reahza un intercambio entre equivalentes-. No obstante, ello
dectr,
tado del intercambio desigual, tendrá como forma de expresión in­
solo es posible �i se cumplen dos condiciones: i) que se igualen las
mediata el deterioro de los términos de intercambio, a la vez que surgirá
tasas �e ganancta entre ambas ramas, hecho que presupone la libre
del juego mismo de las leyes puras de la economía. Es decir, la obten­
ción de este superbeneficio por parte de los PCD ocurrirá más allá de
_
m�vthdad ?
el capital de una rama a la otra; y ii) que se igualen los sa­
lanos (en ngor, las tasas de plusvalía, definidas como la parte del valor
toda dominación económica o colonial y del patrón de especialización
total del producto apropiada por el capitalista en relación con lo retri­
comercial de unos y otros países; por el contrario, dependerá exclusi­
buido al trabajador), lo que en este caso presupone una movilidad
vamente de su carácter de países avanzados o atrasados.
perfecta de la mano de obra.
Emmanueljustifica que el intercambio desigual no depende de
Según Emmanuel, ambas condiciones se cumplen concomitan­
las posesiones coloniales ni de la dominación económica de terceros
temente en el marco nacional. Por tanto, en el mercado doméstico el
países a través de dos observaciones históricas: i) e's en su época en
intercambio se realiza entre equivalentes -no existe intercambio des­
donde se produce el grueso del proceso de "descolonización" en el
África; sin embargo, la independencia política de estos países no llevó al igual-. No obstante, al pasar al plano del intercambio internacional si
empobrecimiento de sus antiguas metrópolis; ii) países con gran cantidad
bien �1 autor s?s�iene que a la larga también se igualan las tasas de a­ �
nancta entre dtstmtas ramas (países), lo que nunca sucede es la iguala-
de colonias �omo Holanda y Bélgica- y países sin colonias �omo Sue­
cia, Noruega, Austria o los Estados Unidos de América- gozaban, en tér­
minos aproximados, de similares estándares de vida. Esta evidencia nos _ ,
11 M�RX, K , El capital, Tomo I, Vol . 1 , Libro primero: el proceso de produc-
estaría diciendo que las ganancias del intercambio no dependen de la
cwn de cap1tal, Siglo XXI Editores, 2004 [lera Edición de 1867).
dominación política o económica de terceras naciones.
60 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los enfoques heterodoxos 61

ción de los salarios o, lo mismo, de las cuotas de plusvalía. Por lo tan­ d e reserva en los PSD sea tan amplio que mantuviese el salario cerca
to, al suponer distintas cuotas de plusvalía en el escenario internacio­ del nivel de subsistencia; es decir, un salario que solo alcance como
nal, el intercambio es desigual. En tal sentido, es la existencia de salarios para satisfacer las "necesidades del estómago". Solo desde este punto
relativamente menores en los PSD, a causa de las diferencias entre los de vista sería posible que los términos de intercambio se continúen
valores de la fuerza de trabajo en uno y otro ámbito, lo que lleva al deteriorando para los PSD a lo largo del tiempo.
deterioro relativo de los precios de sus productos de exportación. Esa En resumen, el desarrollo realizado por Emmanuel nos lleva a
diferencia se corresponde con las distintas necesidades que los traba­ concluir que la fuente de las ganancias extraordinarias obtenidas por
jadores requieren para la reproducción de su fuerza de trabajo: muy los PCD en el marco de un intercambio desigual a nivel internacional
bajas en los PSD, basadas fundamentalmente en las "necesidades del es la diferencia existente entre la capacidad de los trabajadores de los
estómago" (alimento, abrigo y vivienda); muy altas en los PCD, de­ PSD para participar del proceso productivo -supuestamente idéntica a
terminadas fuertemente por las "necesidades de la fantasía" (esparci­ aquélla de los trabajadores de los PCD- y sus necesidades para la repro­
miento, consumo de productos diferenciados y sofisticados, etcétera). ducción de la fuerza de trabajo -mucho menores a las de los trabajadores
No obstante, la forma en que Emmanuel demuestra la existen­ de los PCD-. La recomendación de Emmanuel para morigerar el inter­
cia de deterioro de los términos de intercambio para los PSD es algo cambio desigual-que, como vimos, se expresa bajo la forma de térmi­
"tramposa". Comienza mostrando que en el ámbito doméstico, en nos de intercambios deteriorados- sería una industrialización acelerada
donde se igualan los salarios y las cuotas de plusvalía, el intercambio que permita la reducción de la cuota de plusvalía (vía incremento de
no es desigual sino entre equivalentes. Inmediatamente, al pasar al los salarios), acercándola a aquella de los PCD y, por ende, disminu­
ámbito internacional, supone diferencias entre los salarios y las cuo­ yendo la desigualdad de los intercambios (Emmanuel, 1972).
tas de plusvalía, que son en última instancia lo que hacen diferir los Algo más adelante, Emmanuel intentará derribar la doctrina del
precios de las mercancías que producen y exportan los PCD y los PSD. libre comercio levantando uno de los supuestos que permitían a Ri­
Hasta aquí no hay deterioro de los términos de intercambios, sino solo cardo demostrar que la especialización productiva y comercial basada
una diferencia en los precios de venta de unos y otros productos. No en las ventajas comparativas redund�ba en beneficio mutuo para aque­
podría ser de otra forma, en tanto se trata de Un análisis absolutamen­ llos países que se involucraban comercialmente: la inmovilidad inter­
te estático. Sin embargo, la dinámica del análisis, para Emmanuel, está nacional del capital. En efecto, si bien acepta la Ley de los Costos
en el paso del ámbito nacional al internacional y, con eso, en princi­ Comparativos (LCC) de Ricardo sobre sus propios fundamentos,
pio, justamente justifica dicho deterioro. Emmanuel reniega de dicho supuesto. A ese respecto, el autor sostie­
El deterioro solo continuará si los salarios siguen aumentando ne que en el mundo "moderno" no solo tiene lugar un flujo de mercan­
en los PCD respecto de los PSD, pero Emmanuel no muestra explí­ cías sino también un cuantioso ir y venir de capitales a nivel internacional.
citamente por qué razón se produciría un aumento relativo de los sa­ Lo que se propone hacer, pues, no es abandonar la LCC sino integrarla
larios en aquellos respecto de estos. Sin embargo, de ciertos pasajes con el movimiento internacional del capital. Los argumentos de Emma­
de su obra se podría inferir lo siguiente: si los salarios aumentan en nuel expresarían que en un mundo sin barreras a su exportación, los capi­
los PCD y se quedan estancados en los PSD, eso implica una mejora tales fluyen entre países a causa de la existencia de diferenciales en sus
de los términos de intercambio a favor de los segundos. respectivas tasas de ganancia, que a su vez responden a los distintos sala­
Ahora bien, ¿por qué aumentan los salarios en los PCD? En prin­ rios existentes en ellos. Por lo tanto, en un mundo en donde se supone
cipio, porque aumentan las necesidades del "hombre desarrollado". que rige la ley del precio único y la tecnología -al igual que el resto de las
¿por qué no aumentan los salarios en los PSD? Porque no aumentan mercancías- es totalmente móvil, los capitales se mueven desde los PCD
las necesidades del "hombre subdesarrollado". ¿cómo es esto último hacia los PSD de modo de aprovechar la baratura relativa de la fuerza
posible? Ello solo se produciría en el caso de que el ejército industrial de trabajo y, por ende, las mayores tasas de ganancia.
62 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 63

El problema principal para Emmanuel tiene que ver con el ori­ precios que en autarquía; asimismo, los precios relativos de los pro­
gen de los capitales que operan en los PSD y explotan a la fuerza de ductos luego del libre comercio se ubicarían en algún punto medio
trabajo local. Si fuesen capitales locales, las ganancias hipertróficas que entre ellos antes del comercio. Por lo tanto, lo que determina las co­
conseguirían se podrían reinvertir y dar lugar a un rápido proceso de rrientes de comercio internacional es el Principio de la Ventaja Com­
desarrollo y convergencia con los PCD. Sin embargo, como los capi­ parativa (PVC).
tales que obtienen esas ganancias desmedidas son foráneos, no solo Ahora bien, ¿¿e qué forma práctica se produce el fenómeno de la
no tiene lugar dicho proceso sino su contrario: estancamiento del pro­ especialización, complementación y determinación de un precio re­
ceso de desarrollo económico y mayor divergencia con los PCD. De lativo único internacional que permite beneficios a ambos países, a
esa forma, son las empresas transnacionales quienes se apropian del pesar de que uno sea absolutamente más eficiente y el otro, por ende,
excedente económico y lo reenvían bajo la forma de utilidades y divi­ absolutamente menos eficiente? En la forma original presentada por
dendos hacia sus países de origen. La consecuencia fmal de todo esto Ricardo, el mecanismo que conduce a la existencia de beneficio mu­
es que en los PSD se reducen los precios promedio (por distancia­ tuo es la relación entre cantidad de dinero y nivel de precios, ex­
miento de los salarios respecto de los PCD), las ganancias promedio plicada a través de la Teoría Cuantitativa del Dinero (TCD)
(porque las empresas transnacionales aceptan operar con menores ta­ "clásica", según la cual un aumento en la cantidad de oro disponi­
sas de ganancia que los capitales locales dentro de los PSD, aunque ble en una economía produce un incremento en el precio de las
mayores a las vigentes en sus países de origen) y el ritmo de crecimiento demás mercancías (y viceversa).
(por menor acumulación de capitales); en tanto, en los PCD sucede En el ejemplo de Ricardo, en donde Portugal era el productor
justamente lo contrario. absolutamente más eficiente de tela y vino en relación con Inglaterra,
la situación inicial era de producción y exportación de ambas mercan­
cías desde el primer país hacia el segundo. A medida que Inglaterra
Slulikh: crítica a la ley de los costos comparativos a partir
importaba mercancías se producía una exportación de oro hacia Por­
de la teoría marxista del dinero
tugal que, obviamente, aumentaba la cantidad de oro en Portugal y la
La tarea que emprende Shaikh es la de explicar los fenómenos disminuía en Inglaterra. De esta forma, como respuesta a las variacio­
del desarrollo heterogéneo de las naciones como consecuencia direc­ nes en la cantidad de dinero (oro), los precios de ambas mercancías
comenzaban a aumentar en Portugal y a caer en Inglaterra, hasta el
ta del libre comercio de mercancías, sin necesidad de involucrar la
exportación de capitales de modo de comprobar la existencia de inter­ momento en que el producto en cuya producción era relativamente
cambio desigual, tal como vimos en Emmanuel. Para ello, comenzará más eficiente Inglaterra podía comenzar a ser exportado hacia Portu­
gal. De esta forma, ambos países se especializaban en la producción y
realizando una fuerte crítica a la LCC de Ricardo.
comercio de aquellos productos en que, internamente, eran relativa­
Esa ley nos dice que si existen dos países, ambos productores de
dos mercancías distintas, y que si en el mercado interno de cada uno mente más eficientes.
de ellos los precios relativos de los productos son diferentes, a cada Las conclusiones de la LCC, que se sostienen en el funcionamien­
to concomitante del PVC y la TCD, tienen además, una implicancia
uno de los países le convendrá especializarse en la producción de aquel
producto en que es relativamente más eficiente, utilizar parte de la teórica adicional: la LVT funciona como forma de determinación de
los precios relativos en el mercado interno, pero no en el intercambio
producción para el consumo propio y exportar el excedente a cambio
internacional; esto es la consecuencia directa de uno de los supues­
del producto sobrante de lo producido por el otro país. De esta forma,
ambos países se estarían beneficiando del libre comercio bajo la for­ tos que incluye Ricardo en su modelo: la inmovilidad internacio­
ma de una mayor cantidad material de riqueza obtenida a menores nal del capital. En efecto, si el capital fuese internacionalmente
móvil, se dirigiría a producir las mercancías en aquellos países ab-
64 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperjécta y los enfoques heterodoxos 65

solutamente más eficientes, llevando al paro la producción en los comercial, ni beneficio mutuo. Todo lo contrario; serían las ventajas
países menos eficientes. absolutas -y no las comparativas- las que determinarían las corrientes
Shaikh emprende el camino hacia una crítica marxista de la LCC de comercio, llevando a los países a un escenario en donde Portugal
basada en dos desarrollos teóricos claves presentes en El Capital: i) la produce tela y vino para su consumo propio y para el abastecimiento
LVT y ii) la Teoría Marxista del Dinero (TMD). Respecto de la pri­ de Inglaterra quien, a cambio, debe exportar sus reservas de oro hacia
mera, Shaikh asume que los precios de las mercancías son los "pre­ el país lusitano. De esta forma, se incrementan tanto la producción
cios directos" ; es decir, que los precios son la expresión dineraria del como las reservas monetarias en Portugal, mientras que sucede j usta­
valor. De acuerdo con la TMD, por su parte, el aumento en la canti­ mente lo contrario en Inglaterra.
dad de oro en un país no conduce a un aumento de sus precios inter­ ¿cómo se reproduce el sistema en términos dinámicos? Una vez
nos sino de su nivel de producción, dada una determinada velocidad que se agotan las reservas de oro en Inglaterra, el flujo importador -y,
de circulación del dinero. Esto es así ya que el oro, al ser el equivalen­ por ende, la satisfacción de las necesidades de l a población en un
te general en el cual todas las mercancías quieren convertirse, puede país que no produce nada- solo se puede sostener mediante en­
ser atesorado; no así el resto de las mercancías. deudamiento externo, obviamente, proveniente desde Portugal. De
El mecanismo por el cual el aumento de dinero en una nación esta forma, el excedente de oro monetario que recibe Portugal es
no es neutral en Marx y, por tanto, en Shaikh, es el siguiente: ante un recirculado para financiar el consumo de Inglaterra, reproduciéndose
excedente de oro de acuerdo con las necesidades de circulación de una así, sin conmoción alguna, este particular sistema económico. Bajo este
determinada economía -producido, por ejemplo, por superávit comer­ esquema no solo Portugal (Inglaterra) se beneficiaría (perjudicaría) en
cial-, esa cantidad excesiva se tornará superflua. Ese dinero excedente términos comerciales a causa de su exceso de exportaciones (importacio­
será retirado de la circulación y se transformará, pues, en atesoramiento nes), sino también financieramente, convirtiéndose en acreedor (deudor)
o será utilizado para la fabricación de artículos de lujo. A su vez, el del mundo. De esta particular forma, con un argumento que se sostiene
atesoramiento, en el capitalismo moderno, no será de tipo individual en la validez tanto de la LVT como de la TMD, Shaikh es capaz de exten­
("oro debajo del colchón") sino social, bajo la forma de incremento der la ley marxista del valor al intercambio internacional y demostrar que
de las reservas bancarias que, al multiplicarse, redundarán en una baja la LCC en la que Ricardo basaba sus conclusiones resulta falsa sobre
de la tasa de interés. Esa menor tasa de interés conducirá a una mayor sus propios fundamentos.
demanda solvente (efectiva) -vía incremento del consumo a crédito o
a través de mayores inversiones-, lo que en última instancia resultará
A modo de conclusión
en un mayor nivel de producción de mercancías que se ajusta a la de­
manda incrementada.
Como complemento de las teorías del comercio ortodoxas de
En síntesis, el aumento de la cantidad de oro generado por un
origen clásico y neoclásico, en el presente apartado fueron analizadas
exceso de exportaciones se resolverá en las siguientes partes: i) mayor
una serie de teorías heterodoxas cuyas conclusiones contrastan fuer­
cantidad de artículos de lujo confeccionados en oro; ii) atesoramiento
temente con las de aquellas, sobre todo en lo que respecta a los resul­
bajo la forma de mayores reservas bancarias; iii) mayor cantidad de mo­
tados del libre comercio. Si para las primeras el comercio internacional
nedas de oro necesarias para las necesidades de circulación de una masa
libre de trabas permitía que todos los países involucrados en él se be­
incrementada de mercancías. Pero también cabe una cuarta posibilidad
neficiaran, en las segundas se demuestra que las consecuencias del li­
en caso de que sigan existiendo excedentes de dinero en la economía: la
bre comercio no tienen que ver con la obtención de una ganancia para
reexportación de oro bajo la forma de inversiones hacia el extra11iero.
todos sino con la concentración de los beneficios en unos países (los
Volviendo al clásico ejemplo ricardiano, bajo estas condiciones
desarrollados o del Centro) y de los perjuicios en otros países distin­
no se produciría ni especialización productiva, ni complementación
tos (los subdesarrollados o de la Periferia).
66 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impetfecta y los enfoques heterodoxos 67

Si para las primeras el libre comercio ayudaba a la igualación in­ Heterodoxos y neoschumpeterianos: el papel
ternacional de los niveles de ingresos y, por ende, marcaba un sendero del desarrollo tecnológico
hacia la convergencia de los grados de desarrollo de los países, las se­
gundas eran capaces de demostrar en términos teóricos que más que igua­ Diferenciación de productos
lación se producía una mayor inequidad en la distribución de la riqueza
entre los países del mundo, lo que redundaba en una trayectoria fuerte­ Como corresponde al supuesto adoptado por las teorías tradicio­
mente divergente respecto de sus respectivos niveles de desarrollo. nales del comercio internacional, en el sentido de que los mercados
Distantes de ser un cuerpo teórico homogéneo, las teorías que operan en condiciones de competencia perfecta, esos análisis parten
pregonaban la desigualdad del intercambio internacional se trataron de la base de que los bienes intercambiados son homogéneos (iguales
de una serie de ideas, nociones y estudios de distinta raigambre, que o perfectamente sustituibles). En la década de 1 930, Edward Cham­
iban desde la teoría neoclásica -mostrando que la causa de los fenó­ berlin ( 1899-1967) provoca una revolución en la teoría de los merca­
menos era la existencia de estructuras de mercado oligopólicas- hasta dos al introducir la noción de diferenciación de productos en su obra La
la marxista -para la cual la raíz del fenómeno se encontraba en las le­ teoría de la competencia monopolista aparecida en 1933.
yes mismas del intercambio y en la expoliación imperialista-. Al igual La noción de diferenciación de productos consiste básicamente
que en las teorías ortodoxas, en las de tipo heterodoxo también hubo en lo siguiente: los productos ofrecidos en un mercado determinado
espacio para diferenciar los determinantes del libre comercio: el fun­ no son considerados por los consumidores como perfectamente sustitui­
cionamiento de la ventaja absoluta o el de la comparativa. bles o, dicho de otra manera, los consumidores encuentran que esos
bienes son sustituibles, pero no iguales. Esto puede deberse a causas di­
versas, que pueden ser de orden objetivo o de carácter subjetivo. En
Consecuencias del Libre Comercio
todo caso, implica la posibilidad (inaceptable en el caso de que los bie­
Determinantes y consecuencias Internacional
nes fueran homogéneos) de que un oferente incremente el precio del
del Libre Comercio
Bmeficio Intercambío producto por encima de la competencia sin que esto implique una caída
Internacional
mutuo desigual en la demanda.
Véntaja Posteriormente, a partir de los años sesenta, las referencias a la
Determinantes Smith Shaikh
Absoluta diferenciación de productos en los estudios sobre economía interna­
del Libre
Comercio Vt!ntaja Ricardo Prebisch cional se hicieron más frecuentes. En 1 966, por caso, Raymond Ver­
Internacional Comparativa Heckscher Singer non da a conocer su teoría "del ciclo de vida del producto" según la
Ohlin Emmanucl cual para cualquier artículo que se introduce en un mercado la dife­
renciación de producto es fuerte durante la fase inicial de penetración
Estas conclusiones, que se derivaban tanto del análisis teórico del bien. En las fases siguientes, en la medida que la demanda se en­
como de la comprobación empírica de los fenómenos, sirvieron de sancha y el producto logra conquistar crecientes franjas de mercado,
sustento a la puesta en marcha, en el entonces "Tercer Mundo", de se tiende a una estandarización cada vez mayor.
una serie de políticas contrarias a los dictámenes del libre comercio y La diferenciación debe entenderse como diferenciación de la com­
que tenían que ver básicamente con i) la necesidad de imponer res­
petencia, esto es, la posibilidad de ofrecer a los demandantes un pro­
tricciones al libre comercio de modo de evitar sus efectos indeseados, ducto que en principio es semejante a otros con los que se compite en
ii) la industrialización acelerada de sus respectivos aparatos producti­ los mismos mercados, ya que apunta a satisfacer necesidades pareci­
vos y iii) el intento de superación del modo de organización capitalis­ das, pero que presenta ciertos rasgos o particularidades que distinguen
ta de la producción. al producto de los de la competencia y que apuntan a satisfacer nece-
68 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los enfoques heterodoxos 69

sidades específicas de los usuarios (o de algunos de ellos) que, de un vez más importante, principalmente entre las naciones más desarrolladas.
modo u otro, no están plenamente cubiertas por los demás bienes. Aparece, así, otra vía para la explotación de economías de escala internas.
Por lo tanto, las posibilidades de continuar con el proceso de di­ Anteriormente, destacamos el papel significativo que puede ju­
ferenciación son infinitas, y solo están condicionadas o limitadas por gar el aprovechamiento de economías de escala en la existencia de
las posibilidades de la firma en relación con el desarrollo e introduc­ comercio y en la determinación de la estructura del mismo, aun sin
ción de novedades (innovaciones en tecnología de producto) que modifi­ abandonar el supuesto de homogeneidad de los bienes adoptado por
quen y renueven permanentemente las características que distinguen el enfoque tradicional. Cuando se trata de bienes diferenciados no
al producto propio de los de la competencia. desaparece el papel quejuegan los rendimientos crecientes ya que estos
Esto abre la posibilidad de competir en los mercados sobre bases bienes se caracterizan por estar fuertemente sujetos a externalidades y
muy distintas a las imaginadas en los modelos de competencia perfec­ por el peso de los costos fijos en la estructura de costos.
ta: las ventajas competitivas no se buscan ya, exclusivamente, procu­ El mismo hecho de definirse como productos que intentan cap­
rando ofrecer un bien con similares propiedades e igual calidad que tar un segmento del mercado y no la totalidad de la demanda poten­
los de la competencia, pero a un precio menor. Se trata, en cambio, de cial (lo que exigiría del producto un carácter más universal), vigoriza
procurar captar las preferencias de los consumidores a partir de cuali­ el papel de las exportaciones como vía para lograr ampliaciones de
dades o propiedades específicas que caracterizan al producto, diferen­ escala que permitan reducir los costos unitarios. En otras palabras, las
ciándolo de sus competidores. En otras palabras, en los mercados de series cortas, pequeñas cantidades que caracterizan la producción de
bienes diferenciados no prevalece la competencia por precio (aunque bienes diferenciados no implican necesariamente la renuncia de los pro­
esta no desaparece) sino la competencia a partir de las características ductores a la intención de incrementar todo lo posible el número de bie­
específicas de los productos. nes producidos, salvo en los casos especiales en que la exclusividad es parte
Para una empresa, adoptar una estrategia de diferenciación de del atractivo ejercido por el producto sobre el consumidor.
productos implica, por cierto, la resignación de una parte (que, según Asimismo, la revolución tecnológica provocada por la introduc­
las circunstancias, puede llegar a ser considerable) del mercado a ex­ ción de la microelectrónica en el taller (automatización flexible) y de
plotar. En la medida en que se dota al producto de ciertas característi­ las modernas técnicas de organización de la producción, permite pro­
cas específicas que lo alejan de la versión estándar se estará en mejores cesar una sucesión de series cortas de bienes diferenciados unos de otros o
condiciones de atraer a una porción de la demanda parcialmente insa­ distintas versiones de un mismo bien, en1pleando la misma maquina­
tisfecha, pero se perderá a quienes no tienen reclamos en ese sentido ria y sin necesidad de realizar modificaciones en el lay out de planta o
o bien preferirían una diferenciación en otra dirección. Sería el caso, en los equipos de trabajo. De este modo se pueden obtener econo­
por ejemplo, de un queso al que se le agregara pimienta en su prepa­ mías de escala internas por la suma de series cortas, de manera pareci­
ración, lo que puede ser del agrado de una parte de la demanda, pero da a como ocurre con las series largas de bienes homogéneos.
sufrir menor aceptación por parte de quienes lo preferirían con oré­ Recapitulando, existen dos clases posibles de aprovechamiento
gano o sencillamente en su versión pura, libre de aditamentos. Es por de economías de escala y ambas pueden incidir significativamente en
ello que la diferenciación de productos está estrechamente vinculada la existencia del comercio internacional y en su estructura. Cuando se
a los procesos de segmentación de los mercados y a las estrategias de trata de bienes homogéneos, el patrón de comercio resultante es de
explotación de nichos de mercado. carácter interíndustrial o intersectorial, mientras que el comercio de
En relación con el comercio internacional, la diferenciación de pro­ bienes diferenciados dará lugar a un patrón intraindustrial, o intrarra­
ductos da lugar a importantes consideraciones. Por una parte, es lo que rna, cuya consecuencia más destacada es un cuadro de especializacio­
permite explicar el comercio intraindustrial, esto es, dentro de una mis­ nes en el cual las naciones participantes de este tipo de comercio no
ma rama o grupo de actividad, un tipo de intercambio de presencia cada abandonan necesariamente, como ocurre con el comercio intersecto-
70 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 71

rial, la producción de bienes semejantes a los que importan. En otras El origen de esos trabajos puede encontrarse e n una tentativa
palabras, el comercio intraindustrial no implica elecciones de espe­ de verificación de la teoría de Heckscher y Ohlin. En efecto, Was­
cialización basadas en el abandono de actividades productivas deter­ sily Leontief, en un artículo aparecido en 1953, procura verificar a
minadas en los países que abrazan el comercio internacional, ya que partir del análisis de datos empíricos la validez de las proposicio­
los bienes que se importan no son sustitutos perfectos de los de pro­ nes de la teoría H-0 para el comercio internacional de los Estados
ducción doméstica. Unidos. Los resultados obtenidos fueron contrarios a la teoría, ya
que pese a que los Estados Unidos están relativamente mejor do­
tados de capital que de trabajo exportaba más bienes intensivos en
Economías de escala tradicionales y de especialización trabajo de los que importaba. Esta aparente " paradoja"12 l levó a
Leontief a plantear la necesidad de considerar la heterogeneidad
internacional del factor trabajo, esto es, que el aporte productivo
Ocampo (1991) llama economías de escala tradicionales a las que
corresponden a la producción de bienes homogéneos y a inter­ de un trabajador estadounidense pudiera ser equivalente al de va­
cambios comerciales sobre bases interindustriales o intersecto­ rios trabajadores de otras nacionalidades.
riales, mientras que denomina economías de escalade especialización a las En todo caso, la cuestión llevó a considerar la necesidad de to­
vinculadas a la producción de bienes diferenciados y el comercio mar en cuenta las diferencias en las calificaciones de los trabajado­
intraindustrial. Si bien parecería más conveniente hablar en el res, distinguiendo, por ejemplo, entre poco calificados (obreros),
último caso de economías de escala de especialidades (ya que tam­ calificados (técnicos) y altamente calificados (ingenieros).
bién en el primero se tiende a la especialización), la distinción es Posteriormente, el acento puesto sobre el papel de los trabajado­
útil para destacar las diferencias en el tipo de relaciones comer­ res más calificados condujo a una nueva concepción del comercio in­
ciales a que dan lugar las tendencias de especialización en cada ternacional que enfatiza el rol jugado por la innovación tecnológica y
tipo de producto. El comercio intraindustrial cuenta con impor­ organizacional y por los desfasajes temporales en la aparición de las
tantes atributos que lo hacen aparecer más ventajoso para el de­
innovaciones entre las naciones, en la determinación de las corrientes
sarrollo de las naciones que el comercio interindustrial.
de intercambio.
> Economías de escala tradicionales Aunque con una concepción demasiado "lineal" de los procesos
especializaciones sectoriales diferentes 0 comercio inte­ de innovación, este enfoque acertaba en la consideración de la inci­
rindustrial dencia que los esfuerzos en investigación y desarrollo (I&D) realiza­
dos por firmas privadas e instituciones públicas puede tener en la
> Economías de escala de especialización aparición de innovaciones, ya sea que estén referidas a los procesos de
especializaciones por diferenciación de productos 0 co­ fabricación (tecnología de proceso) o a las características de los bienes
mercio intraindustrial
(tecnología de producto) .

Diferencias en capacidades tecnológicas

Durante la década de 1960, una corriente de trabajos consagrados al 12


Esta comprobación es conocida como la "paradoja" de Leontief, lo que pue­
comercio internacional introdujeron una nueva dimensión analítica pri­ de considerarse cuanto menos un exceso ya que no corresponde llamar así al resul­
vilegiando el rol de la tecnología en la determinación de las corrientes tado (cualquiera fuera este) de un intento de comprobación empírica de una hipótesis
comerciales y la división internacional del trabajo (Rainelli, 1997). teórica.
72 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 73

desarrollo (nacimiento, crecimiento, madurez, ocaso) que están liga­


Modelo "lineal" vs modelo "chain-link" das al crecimiento de la producción. Las diferentes fases pueden aso­
ciarse a la evolución de la demanda: las técnicas de producción a utilizar
El llamado "modelo lineal" explica los procesos innovativos como están determinadas por la importancia de esa demanda y su elastici­
el resultado de una secuencia que comienza en el laboratorio de dad-precio y por las modalidades de aprovisionamiento de los merca­
I&D con la producción de un nuevo conocimiento. Esto puede dos internacionales.
dar lugar a la introducción de un nuevo proceso o producto en el El análisis de Vernon, centrado en los Estados U nidos, indica que,
mercado por parte de las firmas (innovación), a partir de lo cual en un primer momento aparecen los bienes de lujo, que se producen
da comienzo su etapa de difusión. En oposición, el modelo cfwin­ en series cortas, destinadas exclusivamente al mercado doméstico. La
link o de "eslabonamiento en cadena') entiende la innovación
difusión del nuevo producto entre un número más elevado de consu­
como una actividad de resolución de problemas que emergen al
midores conduce a la adopción de técnicas de producción en grandes
interior de la firma y como el resultado de las interacciones entre
las oportunidades de mercado y las capacidades de la firma y de series, caracterizadas por la aparición de economías de escala. En ese
la permanente retroalimentación !feedback) entre sus componen­ estadio, los mercados extranjeros comienzan a ser explotados por los
tes. Por lo mismo, este enfoque propone que existe una relación Estados Unidos a través de exportaciones. También en ese momento
de doble vía entre las actividades de I&D y las de innovación. es posible la aparición de productores localizados en los países de des­
tino de las exportaciones que comiencen a competir con estas. Esto
llevaría a las firmas estadounidenses a localizar actividades producti­
vas en esos países para enfrentar mejor esa nueva competencia. Esa
De acuerdo con este enfoque, las firmas y, por tanto, los países implantación es posible gracias a la superioridad tecnológica estado­
donde estas se localizan transitan por corrientes tecnológícas: en un mo­ unidense. Posteriormente, en una última etapa, la producción en los
mento determinado, un producto nuevo aparece en una nación, como Estados Unidos se abandona y su mercado es aprovisionado por im­
resultado de eventuales éxitos alcanzados a partir de esfuerzos en I&D portaciones provenientes de las filiales localizadas en el extranjero.
(los resultados de los esfuerzos de I&D no están nunca asegurados). Si bien la mirada de Vernon respecto de las diferencias entre na­
La firma innovadora se beneficia, durante un período de tiempo, con ciones no se corresponde con la realidad internacional actual, el mo­
el monopolio en la producción de ese bien por lo que puede consti­ delo contiene importantes aportes por la ·consideración del papel de
tuirse en la única firma exportadora del producto. Las firmas localiza­ los aspectos tecnológicos en el comercio internacional, que conducen
das en las restantes naciones continúan, mientras tanto, realizando sus a una ruptura total con el enfoque tradicional, como consecuencia del
propios esfuerzos en I&D los que pueden dar lugar, en algún momento, abandono del supuesto de que el conocimiento y la información cons­
a la posibilidad de colocar en los mercados un producto rival, a partir tituyen bienes de libre acceso.
de lo cual comienza a variar la estructura de comercio internacional Vernon entendía que su enfoque refutaba la validez de la teoría
(Schumpeter, 1939). de los costos comparativos para explicar las corrientes de comercio y
En este sentido, son destacables las contribuciones de Michael sostenía la conveniencia de su reemplazo por la consideración de la
Posner y, sobre todo, la de Vernon con su Teoría del ciclo de vida del pro­ dimensión temporal de la innovación y los efectos de las economías
ducto. Su aporte reside en la especificación de la naturaleza de las in­ de escala.
novaciones y en la especial consideración a la evolución de las Una de las obvias implicancias de este enfoque es la relativa al
condiciones de producción de los bienes. Para Vernon, las innovacio­ papel potencial de los poderes públicos en la determinación de la di­
nes se explican por las características generales del país donde se pro­ visión internacional del trabajo o, dicho de otro modo, en las tenden­
ducen. Los productos pasan por diversas fases en el curso de su cias de especialización internacional. Si los gastos en I&D que realiza
74 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impetjecta y los enfoques heterodoxos 75

cada nación, pudieran explicar los flujos comerciales, o una parte de rencial que alcanzan sus capacidades tecnológicas e innovativas
ellos al menos, las respectivas políticas públicas en apoyo de las activi­ (Dosi y Soete, 1988, García, 1995, Alavi, 1991, Lall, 1981). Según
dades de I&D instrumentadas en diferentes naciones podrían tener estos autores, la competencia internacional tiene especificidades
incidencia en los patrones de comercio internacional. sectoriales determinadas por la tecnología y por el proceso de
En términos más generales, la política científica y tecnológica de innovación (Peretto, 1990), dado que la intensidad factorial de
un país, consistente en el apoyo e impulso a la investigación científica un país no parece estar asociada a la intensidad factorial de los
bienes en los que se especializan (Dosi, 1991). Es decir, la tecno­
y tecnológica, a las actividades de innovación de las firmas, a la capaci­
logía determina los rasgos estructurales de los sectores industria­
tación de recursos humanos y a la difusión de conocimiento, podrían
les y proporciona a las firmas oportunidades y restricciones. En
tener corno resultado la aparición de nuevos productos y nuevas ven­ el marco de ellas, las ventajas en el comercio son explicadas por
tajas competitivas y, por tanto, incidir en la creación de nuevos flujos sus capacidades para crear y sostener diferencias tecnológicas a
comerciales. lo largo del tiempo (Dosi y Soete, 1988).
Más recientemente, Grossrnan y Helprnan (1 992) se sumaron a
este enfoque al destacar la noción de que los esfuerzos en I&D e in­ Desde esta perspectiva teórica, la distribución internacional de
novación que cada país realiza, tienen fuertes irnplicancias en la de­ las capacidades tecnológicas influye decisivamente en el patrón
de especialización del comercio de cada país y determina una je­
terminación de las corrientes del comercio internacional.
rarquía de las economías nacionales en el comercio internacio­
Simultáneamente, se fueron multiplicando los trabajos desarrollados
nal. En ese contexto, la innovacíón ocupa un lugar central en la
en esta misma línea de pensamiento, tales corno los de Pavit (1984), explicación de la posición relativa de cada país en la economía
Dosi y Soete (1988), Dosi (1991) , Alavi (1991), Lundvall ( 1992), Gue­ mundial, debido a que las ventajas competitivas solo se pueden
rrieri (1993), García (1995), Reinert, (1996), Kosacoff ( 1998), Fager­ sustentar en el mediano plazo a partir de una renovación conti­
berg y Verspagen (2002), Lall (2004), Chudnovsky et al. (2004) , nua de las competencias de las firmas. Las competencias (Richard­
Ocarnpo (2005) y Lugones y Suárez (2006), que ponen el acento en la son, 1972) son conocimientos y habilidades específicas
distribución internacional de las capacidades tecnológicas, que podría desarrolladas por las firmas que determinan el tipo de activida­
influir decisivamente en el patrón de especialización del comercio de des que éstas pueden llevar a cabo en forma eficiente. Estas com­
cada país y determinar una jerarquía de las economías nacionales en el petencias no se reducen a información y equipos sino que
comercio internacional (Yoguel, 1996). incluyen también un conjunto de capacidades organizativas, pa­
No deja de llamar la atención el lugar secundario, cuando no inexis­ trones de conductas y rutinas que influyen en el proceso de toma
de decisiones (García, 1995).
tente, asignado a estas ideas en los manuales de economía intemacional
de mayor difusión, sobre todo si se toman en cuenta los importantes es­ Desde esta concepción, la innovación es visualizada como la pro­
fuerzos que muchas naciones realizan, a través de explícitas políticas pú­ ducción y transformación de conocimiento simbólico y genéri­
blicas, en procura de fortalecer su sistema científico-tecnológico. co en conocimiento específico para resolver problemas y mejorar
el posicionamiento competitivo de las firmas en el mercado. En
ese sentido, constituye un proceso de aprendizaje colectivo e in­
teractivo en condiciones de incertidumbre, en el cual las compe­
tencias específicas de las firmas, que adquieren un rol clave, son
Las Corrientes Neoschumpeterianas modificadas a lo largo del tiempo. En suma, las competencias de
las firmas son idiosincrásicas, tienen elevado grado de inercia y
En los últimos aíios existe un creciente consenso respecto a que dependen del grado de conexión e interrelación entre las firmas
la competitividad y los patrones de especialización de los países y el environment. Es decir, no se trata de recursos estáticos (infor­
en el comercio internacional se explican por el desarrollo dife- mación y equipos) sino de recursos dinámicos que tienen capa-
76 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los enfoques heterodoxos 77

ciclad de aprendizaje. Estas competencias dependen a su vez de de apropiación de tecnología (Pavitt, 1984, Guerrieri, 1993). Al cons­
la cultura de la organización (gestión, estilo de conducción, etc.) tituir una tipología de actividades con distinto grado de presencia de
y del ambiente en el que la firma actúa. Por lo tanto, las caracte­ innovaciones, estos autores tienden a identificar la firma con el sec­
rísticas del ambiente, la cultura organizacional, los senderos de tor al cual pertenecen y plantean que el proceso de acumulación de
aprendizaje y de formación de competencias explican los desigua­ tecnología asume rasgos sectoriales específicos.
les marcos interpretativos de las firmas.
En la misma dirección, Miotti y Quenan (1994) argumentan que
El proceso innovativo requiere generar conocimiento no codifi­ los cambios en la producción y el comercio internacional se ex­
cable (específico) como resultado de un aprendizaje que depen­ plican por el proceso de globalización impulsado por la revolu­
de de las competencias de las firmas pero que también influye ción tecnoindustrial que se acelera a partir de los años ochenta y
sobre otras. Este proceso, efectuado por los agentes económicos se sustenta en una renovación permanente de los procesos de
en condiciones de incertidumbre en un período largo, tiene es­ producción y en una generalización de las innovaciones tecnoló­
pecificidades que -a diferencia de los bienes públicos- no la ha­ gicas y organizacionales y en el desarrollo de las tecnologías de la
cen fácilmente aplicable y reproducible (Dosi et al., 1988, Dosi, información. Por lo tanto, el patrón de especialización de cada
1988, Guerrieri, 1993). En ese sentido, los medios y canales usa­ país en el comercio internacional se centra en la innovación tec­
dos y los productos del proceso de innovación son fuertemente nológica.
idiosincrásicos. En algún sentido, eso permite construir clusters
Desde la perspectiva neoschumpeteriana, los patrones de espe­
de firmas con similares capacidades competitivas y senderos tec­
cialización de cada país en el comercio internacional dependen
nológicos.
de las capacidades tecnológicas e innovativas de las firmas, por lo
Dado que el cambio tecnológico asume rasgos sectoriales espe­ que las acciones de política que se desprenden de este enfoque
cíficos, en términos de oportunidades tecnológicas, fuentes y apuntan a favorecer el desarrollo y la renovación continua de las
condiciones de apropiabilidad, este enfoque enfatiza el rol de las competencias y de los procesos de aprendizaje. Estas acciones se
relaciones intersectoriales --en particular las existentes entre pro­ ubican tanto a nivel de la firma como en el plano del ambiente
ductores y usuarios- en el desarrollo de actividades innovativas. en el que tiene lugar el juego competitivo. El ambiente se en­
En particular, debido al carácter tácito y no codificable del proce­ tiende como el conjunto de instituciones, agentes y relaciones
so innovativo, el cambio tecnológico afecta estas vinculaciones existentes entre ellos que influyen de manera decisiva en el gra­
intersectoriales. do de desarrollo que alcanzan las actividades innovativas. Estas
son concebidas como un proceso social e interactivo Gohnson
Las críticas de esta escuela a la ortodoxia del comercio interna­ Lundvall, 1994).
cional se centran en dos cuestiones: i) el intercambio de bienes y
servicios a nivel internacional asume un carácter crecientemente Las acciones que se desprenden de las teorías neoschurnpcteria­
intraindustrial y ii) el comercio se efectúa predominantemente nas apuntan a fortalecer el conjunto de elementos que influyen
entre países que tienen una dotación de factores similar. Ambos sobre la capacidad innovativa de la firma y sobre la diferencia­
elementos contradicen las hipótesis ortodoxas, según las cuales ción de conductas empresariales. Es decir, fortalecen lo que se
el intercambio internacional es el producto de las diferencias exis­ denomina Sistema Nacional de Innovación (Lundvall, 1993; Free­
tentes en la dotación de factores entre países y/o de las producti­ man, 1993; Nelson, 1993 ) .

vidades relativas de los mismos.


Texto tomado deYoguel G. (1996), Comercio Internacional, com­
Los diversos trabajos a partir de este nuevo abordaje han elabora­ petitividad y estrategias empresariales: El sendero evolutivo de la
do taxonomías de sectores industriales que compiten en el mer­ teoría. Documento de Trabajo No 4, UNGS.
cado internacional en función de distintas fuentes, usos y forma
TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia impeifecta y los enjóques heterodoxos 79
78

bienes más convenientes, en ese sentido, serían los de mayor conteni­


El aporte de Reinert
do tecnológico (o mayor contenido de conocimiento) relativo.
La aproximación clásica y la neoclásica a los problemas del co­ ¿cuál sería la razón de las ventajas de un tipo de especialización
mercio internacional coinciden en brindar una mirada positiva res­ sobre otra? Para Reinen la causa está en las características diferencia­
pecto del papel que el intercambio de bienes entre países, a partir de les que adoptan los mercados de bienes según el tipo de producto de
especializaciones complementarias definidas por las respectivas ven­ que se trate. Mientras en los mercados de los bienes de mayor com­
tajas comparativas, podría desempeñar como herramienta crucial para plejidad tecnológica prevalecen los rendimientos crecientes a escala
impulsar el crecimiento y el desarrollo y, lo más importante, para re­ en los otros son preponderantes los rendimientos decrecientes; mien�
ducir las desigualdades entre naciones y acercar progresivamente a las tras en los primeros existen importantes barreras a la entrada y formas
menos desarrolladas a los niveles de bienestar de los países más ricos. de competencia imperfecta, en los restantes el funcionamiento tiende

Erik Reinert, en cambio, se pregunta si es efectivamente posible a acercarse a los parámetros de la competencia perfecta.
que, en cualquier circunstancia, el comercio internacional fomente la El punto central en la argumentación de Reinert es su adverten­
cia respecto de que los ingresos, tanto los beneficios de los empresa­
progresiva igualdad entre los niveles de desarrollo de los países o si,
rios como los salarios de los trabajadores, serán mayores e n los
por lo contrario, dadas ciertas condiciones, puede incidir en la acen­
tuación de sus diferencias. En la segunda opción, el comercio inter­ primeros que en los segundos y esto es lo que lleva a que los países
nacional no sería una herramienta para impulsar el desarrollo sino un (en rigor, los empresarios y los trabajadores de estos países) que se es­
obstáculo al mismo, ya que incidiría negativamente en los esfuerzos pecializan en bienes de mayor contenido tecnológico relativo, obten­
de las naciones menos ricas por alcanzar a las más favorecidas. En todo drán mayores ventajas en el comercio internacional.
caso, su planteo sugiere la posibilidad de que según las características que Analicemos esta argumentación. Como sabemos, los merca­
asuman las relaciones comerciales entre países, estas puedan ser, en dos monopólicos, oligopólicos o, en general, de competencia im­
efecto, una palanca para impulsar el desarrollo o bien convertirse en perfecta se caracterizan por hacer posible la obtención de beneficios
un freno a dicho proceso (Reinert, 1996). extraordinarios. En particular, los bienes tecnológicamente com­
¿De qué depende, según Reinert, que prevalezca una u otra de plejos se caracterizan por una alta dinámica tecnológica, es decir,
las opciones mencionadas? Su respuesta es que depende del papel que por un fuerte ritmo de cambio técnico, que es impulsado por el
a cada economía le toca desempeñar en la división internacional del afán de los productores por introducir innovaciones que les otor­
trabajo. guen ventajas competitivas indescontables por la competencia, al
Concretamente, los países exportadores de bienes de mayor com­ menos por un tiempo, proceso bien descripto por Schumpeter con
plejidad tecnológica relativa encontrarán que el comercio internacio­ su noción de monopolio temporario, asociado a las innovaciones. En
nal les resulta más beneficioso que a aquellos especializados en efecto, la introducción sucesiva de innovaciones eleva las barreras
productos básicos o en bienes de bajo contenido tecnológico. a la entrada al mercado, lo que reduce y limita el número de com­
En ese caso, la cuestión relativa a cuál es el tipo de especializa­ petidores, debilitando la competencia por precio e incrementando
ción adoptada por cada país no sería indiferente (como lo es según el las ganancias extraordinarias de los oligopolistas (en el extremo, los
enfoque clásico y también en el neoclásico), sino que algunas activi­ monopolistas). Son principalmente las innovaciones de producto,
dades serían preferibles a otras por ofrecer mayores posibilidades o destinadas a diferenciar los bienes respecto de los ofrecidos por la
mejores condiciones para lograr beneficiarse con el comercio. Habría, competencia, las que inciden en el proceso descripto, al que deben
entonces, algunos patrones de especialización preferibles a otros; en sumarse otros factores de peso significativo en estos casos, corno
otras palabras, a fin de maximizar los beneficios del comercio sería más las economías externas y las economías dinámicas descriptas en
conveniente especializarse en la producción de ciertos bienes. Los apartados anteriores.
80 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 2. La competencia imperfecta y los enfoques heterodoxos 81


Consecuentemente, las posibilidades de beneficiarse con el co­ búsqueda constante de recursos humanos calificados para su
mercio internacional serán mayores para las empresas que producen reclutamiento;
y exportan bienes diferenciados, que son los de mayor contenido re­ •
progresiva sustitución de l< · ; trabajadores de la plantilla con
lativo de conocimiento, ya que su producción requiere de permanen­
menor calificación relativa por trabajadores con mayor califi­
tes esfuerzos innovativos, y donde las barreras a la entrada y las fallas
cación;
de mercado (información imperfecta, economías de escala, economías

externas y economías dinámicas) tienen mayor presencia y generan preocupación por no perder el concurso de trabajadores cali­
mayores posibilidades de obtener beneficios extraordinarios. ficados (sobre todo, por evitar su pase a una firma con la que
En cuanto a los asalariados, Reinert plantea que, en la produc­ se compite de manera directa).
ción de bienes diferenciados y, en general, de productos de mayor
contenido relativo de conocimiento, prevalece la distribución co­ En estas condiciones, un trabajador no solo recibe mayor paga
lusoria de los ingresos derivados del cambio técnico, lo que lleva a cuando sus competencias o habilidades son superiores, como es espe­
incrementos salariales mayores a los que se verifican en los mercados rable, sino que, en términos relativos, sus ingresos tienden a incre­
de los bienes menos complejos tecnológicamente (bienes estándar mentarse en mayor medida, distanciándose crecientemente de los
o commodities). niveles correspondientes a los trabajadores de menor calificación.
En la dicotomía básica planteada por Reinert, bienes industriales Las consecuencias de lo expuesto son concretas y contunden­
vs. productos primarios, los trabajadores empleados en la fabricación tes en relación con los beneficios esperables del comercio interna­
de los primeros tienden, en el tiempo, a lograr mayores incrementos cional. El valor de mercado de los bienes será diferente según el
salariales que los trabajadores de los sectores productores de bienes tipo de conocimiento requerido para su fabricación; en otros tér­
primarios. Esto se explicaría por las mayores dificultades relativas de minos, los productos tecnológicamente más complejos tendrán
los segundos para sindicalizarse y asociarse en los reclamos por mejo­ mayor valor relativo. Esto derivará en mayores ganancias empre­
ras salariales, dada la mayor dispersión física y el aislamiento en que sarias y generará salarios más altos y crecientes, por lo que los paí­
habitualmente desenvuelven sus actividades los trabajadores rurales s es q u e logren que este tipo de bienes formen parte de su
frente al agrupamiento y la concentración características de la produc­ producción y sus exportaciones lograrán obtener del comercio in­
ción en las urbes y en las fábricas. ternacional mayores beneficios relativos.
Un argumento adicional y útil para ampliar el enfoque desde la Esto es lo que lleva a Reinert a preguntarse si la elección de espe­
dicotomía primarios vs. industriales a la más precisa bienes de menor conte­ cialización no es más importante que la eficiencia productiva. En otros
nido relativo de conocimiento vs. bienes tecnológicamente complejos es el que términos, la maximización del crecimiento y el bienestar no depen­
se basa en las diferentes calificaciones requeridas para ser empleado dería exclusivamente de asegurar la máxima eficiencia en la produc­
en la producción de uno u otro tipo de bienes. En efecto, la compe­ ción -como sostiene l a escuela neoclásica- para lo cual la
tencia moderna da permanentes pruebas de que la dotación de recur­ especialización según las ventajas estáticas o naturales sería la clave,
sos humanos es el factor de competitividad más importante para dirimir sino de lograr adquirir ventajas o capacidades en la producción de bie­
la supremacía entre las empresas que compiten en los mercados de bie­ nes tecnológicamente complejos como para que formen parte creciente
nes tecnológicamente más complejos. Esto lleva a los rasgos que caracte­ del cuadro de especialización de un país.
rizan la conducta de estas empresas en relación con su personal: Las diferencias de riqueza entre las naciones serían, así, una con­
secuencia de las especializaciones respectivas, que se corresponden con

permanentes y significativos esfuerzos empresarios por me­ diferentes grados de competencia imperfecta en los mercados de sus
jorar la calificación de sus trabajadores mediante actividades respectivos productos:
de capacitación;
82 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL


a mayor dinámica tecnológica y contenido de conocimiento
3. LA POLÍTICA COMERCIAL Y EL PAPEL DEL
en los bienes, mayores grados de competencia imperfecta en
TIPO DE CAMBIO
los mercados;

a mayor competencia imperfecta mayores beneficios empre­
sanos;

a mayor dinámica tecnológica mayores salarios.

Los diferentes niveles de riqueza de- las naciones serían, según


Reinert, una consecuencia del comercio internacional y la división
internacional del trabajo que este implica. Algunos países se especia­
lizan en bienes tecnológicamente sencillos y de menor valor, mien­
tras otros lo hacen en bienes tecnológicamente más complejos y de Fallas de mercado y política comercial

mayor valor.
En este apartado se analizan los aspectos instrumentales ligados
a la formulación de medidas de política comercial que, cada vez con
mayor frecuencia, son asociadas a la existencia de "fallas de merca­
do". Esto hace necesario analizar previamente este concepto y el gra­
do en que se hace presente en las economías de nuestra región.

Lasfallas de mercado como causa de intervención

En una economía capitalista, el sistema de precios relativos cum­


ple un papel central, como es el de proporcionar a los agentes econó­
micos las señales básicas a partir de las cuales estos toman sus
decisiones. Las posibilidades de éxito de cualquier proyecto econó­
mico pueden estimarse a partir de la comparación entre los costos
involucrados en su ejecución y los ingresos esperables. Decisiones tales
como la ejecución de una inversión, la definición del mix de produc­
to13, las cantidades a producir de cada bien, la combinación de facto­
res de la producción a emplear y todas las demás decisiones que hacen
al quehacer económico, se toman a partir de la consideración de los
diferentes precios vigentes en los mercados: los precios de los pro­
ductos de la competencia, los salarios, la tasa de interés, los precios de
los insumos, etcétera.

13 Por mix de producto se entiende la combinación de bienes que fa!;,, ica una
empresa.

83
84 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 3. La política comercial y el papel del tipo de cambio 85

Cierto es que una estimación acertada depende de que los agen­ considerable período de acumulación previa de conocimientos, expe­
tes efectúen una correcta "lectura" o interpretación de las señales que riencias y habilidades, aun cuando dicho emprendimiento pudiera
ofrecen los precios de mercado, pero todo el proceso de toma de de­ contar con genuinas potencialidades que podrían concretarse a me­
cisiones tambalea si estas señales están distorsionadas, no ofrecen cer­ diano o largo plazo, si el ambiente o entorno de desenvolvimiento de
tezas u "ocultan" algún aspecto. la firma registrara una evolución favorable.
Precisamente, se dice que existen "fallas de mercado" cuando los Un aspecto que merece consideración especial es el de los pro­
precios no reflejan adecuadamente todos los beneficios y costos aso­ yectos que presentan importantes externalidades tecnológicas, como
ciados a las transacciones entre los agentes. En esos casos, el sistema es el caso de una investigación o un desarrollo llevado a cabo por una
de precios de mercado libre puede no llevar a un óptimo en la asigna­ firma individual, cuyos resultados pueden incidir en mejoras en la
ción de los recursos, al orientar a los agentes a la toma de decisiones conducta tecnológica del conjunto de los agentes de una economía o
equivocadas. un mercado determinado. Estos son casos en los que los beneficios
Estas "fallas" se presentan cuando los mercados no funcionan sociales pueden superar a los beneficios particulares, aspecto que de­
correctamente, ya sea porque son incompletos o presentan deficien­ bería ser contemplado en los criterios de evaluación de proyectos de
cias, por la presencia de externalidades o de economías de escala. A esta naturaleza.
manera de ejemplo, podemos pensar en los mercados de capitales en En cuanto a las economías de escala, hemos visto en apartados
las economías menos desarrolladas, los que se ven afectados frecuen­ anteriores cómo una fuerte presencia de las mismas puede determi­
temente por la existencia de deficiencias que impiden la adecuada cap­ nar la existencia de barreras al ingreso a los mercados para las firmas que
tación de recursos por parte de los sectores que los requieren. En este no disponen de capital suficiente para operar desde el inicio de un
sentido, es común observar que la tasa de interés o las condiciones para proyecto en escalas iguales o superiores a las de competidores previa­
el acceso al crédito no son las mismas para todos los agentes económi­ mente establecidos o favorecidos por su presencia en mercados de
cos, lo que suele afectar particularmente a las pequeñas y medianas mayor tamaño. Las señales de precios de corto plazo pueden sugerir,
empresas (pymes). Suele darse también la existencia de sobrantes de en este caso, la inviabilidad de un proyecto, aun cuando cuente con
oferta de trabajo en algunos sectores mientras se padece escasez en potencialidades reales que podrían materializarse en ventajas compe­
otros. La oferta local de insumos, de partes y componentes, de bienes titivas ciertas y concretas si el proyecto dispusiera de un plazo deter­
de capital y hasta de servicios puede ser inadecuada, insuficiente, minado para su evolución y desarrollo.
monopólica o, incluso, inexistente, forzando a la provisión del exte­
rior, lo que no siempre puede cumplirse con la agilidad y la oportuni­ En términos generales, las fallas de mercado pueden hacer que
dad deseadas y en las condiciones más favorables. no se aprecien adecuadamente las cualidades (particulares o so­
Sin embargo, es dable esperar que esas ausencias, carencias y ciales) de proyectos que podrían resultar consistentes a mediano
o largo plazo pero que no superan las evaluaciones de corto pla­
deficiencias, tiendan a superarse en la medida en qué el crecimiento
zo si no se adoptan criterios ad hoc.
de la actividad económica y la consecuente ampliación de los merca­
dos favorezca la aparición de nuevos agentes y el desarrollo exitoso de Esta situación es descripta por Ffrench-Davis (1990) señalando
nuevos proyectos económicos. que existen ventajas difusas, esto es, que no son visibles a corto plazo en
Por ello, en los casos en que las externalidades (economías exter­ el mercado, pero que, en determinadas circunstancias, tienen buena
nas y economías dinámicas) tienen incidencia importante en el éxito chance de concretarse en ventajas competitivas reales. Es posible, tam­
de un emprendimiento, las señales de precios de corto plazo pueden bién, desarrollar ventajas dinámicas las que, a diferencia de las estáticas
sugerir que existen escasas chances de éxito frente a competidores (asociadas a la dotación de factores de la producción o al acceso y dis­
localizados en ambientes más favorables o que se benefician de un ponibilidad de recursos), se construyen o adquieren a partir de la acumu-
86 TEORÍAS DEL CoMERCIO INTERNACIONAL 3. La política comercial y el papel del tipo de cambio 87

!ación de e:>qJeriencias y conocimientos y del desarrollo de capacida­ Economías de escala


des y habilidades (proceso de aprendizaje).
Consecuentemente, la existencia de fallas de mercado ofrece Como vimos anteriormente, las economías de escala llamadas
importantes argumentos para la puesta en práctica de políticas activas "tradicionales" por Ocampo (1991), referidas a mercados de bienes
que buscan compensar a los agentes y las economías de menor tama­ homogéneos o commodities, dan lugar al establecimiento de relaciones
ño relativo o de desarrollo tardío y que procuran captar externalida­ de comercio interindustrial que se caracterizan por el intercambio entre
des que beneficien al conjunto de las actividades económicas. Las economías con diferencias en sus recursos, capacidades o habilidades.
argumentaciones en favor de la formulación de políticas activas en En cambio, las economías de escala de especialización (o de es­
relación con la presencia de economías de escala y de externalidades, pecialidades) se asocian a mercados de bienes diferenciados y dan lu­
se podrían esquematizar de la siguiente forma: gar a comercio intraindustrial que implica la existencia de capacidades
parecidas entre los socios comerciales y, lo que es más importante, la
posibilidad del fortalecimiento de esas capacidades a partir de la com­
Extemalídades reales
plementación y el intercambio de experiencias e información.
En ambos casos, es decir, tanto ante la presencia de economías
Este concepto destaca la incidencia que tienen, en los desempe­
de escala tradicionales como de las de especialidades, la argumenta­
ños individuales, los encadenamientos y las complementariedades
ción a favor de políticas activas descansa en la posibilidad de hacer via­
entre los agentes, por lo que ocupa un lugar relevante en relación con
bles proyectos cuyas perspectivas de corto y largo plazo no son las
las ideas de aliento y promoción de la inversión, la dotación de infra­
mismas. Sin embargo, un aspecto aún más importante es el referido a
estructura y el estímulo a la "asociatividad" (la conformación de redes
las ventajas que presenta el comercio intraindustrial para una econo­
entre productores, clientes, proveedores e instituciones).
mía en desarrollo, a lo cual nos referiremos en el siguiente punto.

Extemalidades pecuniarias
Políticas e instrumentos de política comercial

Aquí, la cuestión central es la tendencia a la desinversión relativa


La política comercial forma parte de las políticas económicas, es
en las áreas fuertemente sujetas a externalidades, lo que desalienta la
decir, del conjunto de acciones que pone en práctica el Estado para
realización de esfuerzos en investigación y desarrollo (I + D) y, en tér­
regular las actividades económicas. Consecuentemente, el empleo de
minos más generales, en innovación tecnológica, la que, sin embargo,
instrumentos de política comercial apunta a intervenir, de alguna
es cada vez más la fuente para la obtención de ventajas genuinas de
manera y en cierta medida, en el carácter y la evolución de las relacio­
competitividad y para penetrar en los mercados más dinámicos.
nes comerciales que lleva adelante un país. Tiene, por lo tanto, su es­
pecificidad, la que está dada por los propósitos que la animan, tales
Externalidades dinámicas como impulsar o promover el incremento de las exportaciones, con­
trolar la magnitud de las importaciones, propender hacia una deter­
En este caso, se destaca la necesidad de producir y acumular co­ minada "elección de especialización" comercial orientando a los
nocimientos y capacidades aceleradamente a fin de reducir la brecha exportadores hacia ciertas actividades (haciéndolas más rentables) en
que separa a las economías menos desarrolladas de las mejores prácti­ detrimento de otras, favorecer el establecimiento de lazos comercia­
cas productivas y de los niveles de productividad alcanzados en los les con otras economías, etcétera.
países más desarrollados (brecha tecnológica). Los instrumentos habitualmente empleados para poner en prác­
tica políticas comerciales son los que se describen a continuación.
88 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 3. La política comercial y el papel del tipo de cambio 89

rnercial cuya misión es gravar las importaciones (encarecerlas) con el


Tipo de cambio
propósito de proteger la producción doméstica frente a la competen­
Los tipos de cambio son los precios de una moneda en términos cia de productos del exterior.
de otra; es decir, que establecen las equivalencias entre las monedas Las políticas de protección pueden, a su vez, responder a dife­
de distintos países, lo que permite comparar los precios de los bienes rentes motivos. Frente a debilidades o desventajas competitivas de la
y servicios de diferentes economías. Esto hace que una variación en el producción doméstica y con el propósito de evitar su eventual despla­
tipo de cambio tenga efectos en las posibilidades de introducción de pro­ zamiento por las importaciones, se suelen emplear los aranceles ad
ductos importados en los mercados domésticos, así como en la competi­ valore m, que consisten en un porcentaje sobre el valor del bien decla­
tividad de las exportaciones, esto es, en las posibilidades de penetración rado en la Aduana al ser ingresado al país. Los aranceles específicos, en
de los productos domésticos en los mercados internacionales. cambio, consisten en una cantidad fija sobre el valor del bien y se
En efecto, un incremento en el tipo de cambio de pesos por emplean, principalmente, para contrarrestar prácticas desleales de
dólares (TC11us ), es decir, una depreciación (devaluación) del peso, comercio, como el dumping14, o para enfrentar situaciones particula­
implicaría que por cada dólar se requirieran más pesos. Consecuente­ res como es el caso de la competencia con los productos textiles de
mente, los productos importados (expresados convencionalmente en origen asiático, cuyos precios pueden resultar desproporcionadamente
dólares, debido al papel de moneda vehicular que cumple esta mone­ bajos en relación con los vigentes en otros mercados, debido funda­
da) aumentarían su precio en pesos aun cuando su costo en dólares se mentalmente a las enormes diferencias salariales.
mantuviera constante. En sentido inverso, los exportadores naciona­ Considerando que la aplicación de aranceles por parte de un país
les podrían ofrecer sus productos en los mercados internacionales a un solo altera sus precios domésticos, los términos de intercambio no
precio menor en dólares (mejorando su competitividad) pese a lo cual deberían modificarse como consecuencia del empleo de este instru­
obtendrían la misma cantidad de pesos que antes de la devaluación o bien mento. En otras palabras, los precios domésticos de los productos de
podrían mantener el precio anterior en dólares mejorando su rentabili­ importación resultan de la suma del arancel más e l precio internacio­
dad al obtener más pesos por sus productos. nal, el cual, en principio no se modifica a raíz de la aplicación del im­
Corno vemos, las modificaciones en los tipos de cambio pueden puesto. Sin embargo, si el país que aplica e l arancel fuera un fuerte
tener importantes efectos comerciales, por lo que es muy común que los importador del bien arancelado -en cuyo caso sus importaciones repre­
gobiernos intervengan en alguna medida en el mercado carnbiario con sentarían una parte sustantiva de la demanda mundial de ese bien-el aran­
fines regulatorios. En este sentido, la práctica más común es la llamada cel puede incidir en una disminución significativa de la demanda mundial
"flotación sucia", por la cual -pese a que las cotizaciones de las divisas del bien, como resultado de su encarecimiento en el país que adoptó la
responden al juego de oferta y demanda en los mercados- los gobiernos medida. Esto podría impulsar una caída en el precio internacional del
operan fuertemente en los mismos comprando o vendiendo divisas, se­ bien lo que se traduciría en una mejora en los tétminos de intercam­
gún el caso, con el fin de acercar las cotizaciones a los niveles deseados. bio del país en cuestión. ts

Arancel 14 El dumping consiste en ofrecer un producto en los mercados externos a un


precio menor al vigente en el mercado de origen. Existe, sin embargo, un margen de
Este instrumento, también llamado "tarifa" en la literatura eco­ tolerancia, en el entendido de que los precios domésticos incluyen impuestos que le
nómica, es un impuesto a las importaciones que cumple una doble son devueltos al exportador y por lo tanto no forman parte del precio al que el pro­
función. Por una parte, implica para el Estado la obtención de ingre­ ducto es ofrecido en los mercados externos.
sos fiscales, aspecto con relación al cual opera como un instrumento 15 Véase en Krugrnan y Obstfeld ( 1 999), capítulo 8, los diferentes efectos de la
aplicación de un arancel según se trate de países grandes o de países chicos.
de la política fiscal; por otra parte, es un-instrumento de política co-
TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL 3. La política comercial y el papel del tipo de cambio 91
90

Barreras no arancelarias Subsidios a las exportaciones

También con fines de protección frente a las importaciones sue­ Con el propósito de estimular el crecimiento de las exportacio­
len emplearse instrumentos arancelarios o no arancelarios. nes, la fórmula más recurrida es el otorgamiento de subsidios a los
exportadores de manera de incrementar su tasa de ganancia y/o per­
mitirle ofertar su producto a menores precios haciéndolo, por tanto,
Cuotas o cupos de importación más competitivo. Las disposiciones internacionales tendientes a con­
trarrestar prácticas desleales de comercio acotan, sin embargo, e l em­
Consisten en prohibir las importaciones de un producto deter­ pleo de este instrumento. En este sentido, son de generalizada
minado cuando las mismas superan una cierta cantidad o una porción aceptación internacional el reintegro de impuestos abonados en las
definida del mercado doméstico sucesivas etapas de fabricación del bien exportado, así como la devo­
lución de los aranceles abonados por la importación de insumos, par­
Barreras administrativas tes y componentes empleados en la producción del bien.
Una variante, también destinada a promover las exportaciones,
En los mercados de los países de mayor nivel de desarrollo, las es el otorgamiento de subsidios destinados a reducir el costo de los
principales trabas a las importaciones se relacionan con la generaliza­ créditos otorgados a los exportadores.
da aplicación de normas técnicas, sanitarias, ambientales, etc. Estas
normas están destinadas, en principio, a asegurar que los productos a Derechos de exportación (retenciones)
ingresar a un país cumplan con las especificaciones vigentes a nivel
local, de manera de preservar la salud o de proteger los intereses de Este instrumento, consistente en la imposición de un tributo a
los consumidores. Sin embargo, son frecuentes los reclamos en el las exportaciones, puede significar una importante fuente de ingresos
sentido de que su empleo disimula la intención no explícita de obsta­ fiscales cuando es aplicado a un producto cuyas ventas al exterior son
culizar el ingreso de productos foráneos a los mercados con el fin de importantes. Al mismo tiempo, incide en que el precio doméstico sea
regular los flujos de importaciones. menor al vigente en los mercados externos. Fuera de los propósitos
fiscales, su aplicación puede responder a objetivos diversos:
Requisitos de contenido nacional (porcentajes de integración nacional) •
Aplicado a una materia prima o insumo empleado en la fabri­
cación doméstica de un bien, puede tener por objetivo mejo­
Son disposiciones destinadas a asegurar que un mínimo de los
rar la competitividad del producto final (o de la actividad en
insumos, partes y componentes empleados en la fabricación de un bien
que el insumo es utilizado), cuando la demanda internacio­
determinado sean de fabricación nacional. Consecuentemente, cons­
nal del insumo tiende a que se incremente su precio. Tal es el
tituyen otra forma de limitar o controlar las importaciones. Este ins­
caso de las retenciones aplicadas a una materia prima sin trans­
trumento ha sido utilizado en diversos países, principalmente para la
formación, pero que no alcanzan al producto con ella elabo­
protección de la industria de autopartes.
rado (el ejemplo típico en la Argentina son los derechos a las
Una variante, también empleada con frecuencia en relación con
exportaciones de cuero crudo).
la industria automotriz, consiste en prohibir importaciones de un pro­

ducto determinado a menos que las mismas sean compensadas con ex­ Otro propósito puede ser el de evitar presiones inflacionarias
portaciones de bienes semejantes. ante incrementos en la demanda internacional de bienes de
92 TEORÍAS DEL COMERCIO INTERNACIONAL
3. La política comercial y el papel del tipo de cambio 93

exportación que también forman parte importante de la de­


p�;ticipan , fenómeno que se traduce en una reducción en la protec­
manda doméstica. Las retenciones, en este caso, apuntan a _ de los mismos. Para el cálculo de la misma, es útil la fór­
Clon efectiva
evitar o reducir las variaciones en los niveles de los precios mula presentada en Krugman y Obstfeld (1999):
domésticos.
• Protección efectiva (%) = (Ve - Vm) 1 Vm x 100
También puede ocurrir que una autoridad monetaria que
sostiene artificialmente alto el tipo de cambio (o deprecia­ Donde
da la moneda doméstica) mediante el uso de instrumentos
de política monetaria, utilice los derechos a las exportacio­ Vm = valor agregado a precios internacionales
nes para establecer un sistema parecido al de tipos de cam­ Ve = valor agregado con políticas comerciales
bio múltiples, al fij ar diferentes porcentajes de retenciones
El ejemplo presentado en la obra citada considera el caso de un
a distintas actividades. Si, por ejemplo, todas las activida­
automóvil en cuya fabricación a precios internacionales se emplean
des abonaran retenciones, aquellas con porcentajes meno­
componentes por valor de u$s 6.000, y tiene un precio internacional
res recibirían un tratamiento promocional en relación con
(ya terminado) de u$s 8.000. Consecuentemente, el valor agregado a
las demás.
preCios mternac10nales es u$s 2.000.
Si la producción local de ese automóvil fuera protegida con un
arancel del 25% y no existieran aranceles a la importación de los insu­
El cálculo de la proteccion efectiva
mas y componentes, la protección efectiva sería del 100%, según sur­
Un aspecto central de la política comercial, particularmente en ge de la aplicación de la fórmula indicada.
relación con la aplicación de aranceles a las importaciones, es el cálcu­ Vm = u$s 2.000
lo de la protección efectiva que resulta, para cada producto, de la estruc­ Ve = u$s 4.000. Este valor surge de considerar el precio domés­
.
tura arancelaria adoptada y que, según los casos, puede diferir tiCO del automóvil después del arancel (u$s 10.000) menos el valor de
notablemente de la protección nominal. los componentes (u$s 6.000).
En términos conceptuales, la protección efectiva de un producto
En consecuencia,
cualquiera (X) es la que resulta de considerar no solamente los aran­
celes nominales del bien X, sino también los aranceles que eventual­ Protección efectiva = (4.000 - 2.000) / 2.000 x 100 = 100%
mente puedan incidir en los costos de los insumas y componentes
involucrados en el proceso de producción de X. Se entiende que el En cambio, si los insumas contaran con un arancel del 10%, su
arancel nominal, al encarecer los productos importados mejora las costo local se incrementaría a u$s 6.600, por lo que Ve sería u$s 3.400
chances competitivas de los productos domésticos. Sin embargo, la y la protección efectiva se reduciría al 70%.
producción de estos últimos puede involucrar el empleo de insumas Una importante implicancia del cálculo de la protección efectiva
también protegidos por aranceles. El incremento en los costos de pro­ es el análisis de la estructura arancelaria, en relación con el grado de
ducción, debido al efecto de los aranceles sobre los precios de los in­ cumphm1ento de una regla básica de política comercial, consistente
sumos, implica una pérdida de competitividad con respecto a en asegurar que los aranceles correspondientes a bienes finales no sean
productores internacionales que pueden acceder a los mismos insu­ inferiores a los aplicados a los insumas y bienes intermedios emplea­
mas sin abonar aranceles. dos en la fabricación de los mismos, a fin de evitar casos de baja o has­
En consecuencia, los aranceles a los insumas, partes y compo­ ta negativa protección efectiva.
nentes, minan la competitividad de los bienes en cuya producción

También podría gustarte