Está en la página 1de 1

I.

EL PRINCIPIO Y LA EVOLUCIÓN DE LAS PILAS: UN POCO DE HISTORIA

En los tiempos modernos, la independencia y movilidad se consideran atributos indispensables de la vida


cotidiana. Existen actualmente dos formas de generar electricidad; a través de generadores de corriente
eléctrica para instalaciones fijas o mediante el uso de pilas o baterías, las cuales permiten al hombre
moderno estar “conectado” en cualquier momento y en cualquier lugar. Estas últimas fueron inventadas
hace ya más de 200 años, y constituyen lo que hoy llamamos “energía móvil”.

En 1780 Luis Galvani, profesor de anatomía de la Universidad de Bolonia, Italia, observó, durante la
realización de un experimento, que las ancas de una rana recién muerta se crispaban y pataleaban al tomar
contacto con dos barras de metales diferentes. Si bien la explicación del fenómeno la dio poco tiempo
después Alejandro Volta, éste fue el comienzo del descubrimiento del principio que dio origen a la Pila.

Alessandro Volta fue un físico italiano, nacido en Como, quien centralizo parte de sus estudios en la
investigación de la electricidad. En 1774 fue elegido profesor de Física en el Colegio Superior de Como y un
año después inventó el electróforo. A raíz de esto, en 1779, se le asignó la cátedra de la Universidad de
Pavía, lugar donde continuó con sus investigaciones. Fue el autor de otros inventos ligados al concepto de
electricidad, como el eudiómetro y el electroscopio condensador. Finalmente, y como reconocimiento de
sus logros, fue nombrado miembro de la Royal Society de Londres.

Más allá de estos logros, el invento que le valió la mayor cantidad de reconocimientos fue aquel que derivo
del descubrimiento de Galvani, a raíz del cual, y tras varios años de estudios, en el año 1800 Volta comprobó
que el efecto producido en las patas de la rana, era debido al contacto entre dos metales, lo cual daba por
resultado una corriente eléctrica. Siguientes investigaciones le llevaron a concluir que algunas
combinaciones de metales producían mayor efecto que otras, permitiéndole construir una lista del orden de
eficacia de estos metales, lo que hoy se conoce como la Serie Electroquímica.

Tras continuas investigaciones, Volta inventó un dispositivo capaz de generar lo que luego se denominó
“Flujo Eléctrico”, cuya definición describe el viaje espontáneo de electrones de un origen a un destino. Con
el fin de lograr este viaje espontáneo Volta construyo un dispositivo compuesto básicamente de dos
recipientes colmados de alguna disolución especifica, una placa de Cobre y una placa de Plata.

Ambos recipientes se rellenaron con una solución salina y se conectaron a través de arcos metálicos. La
conexión de una serie de estos dispositivos dio como resultado

También podría gustarte