Está en la página 1de 25

PROPUESTA DE ESTUDIOS BÍBLICOS

Esta propuesta contiene cuatro estudios bíblicos basados en el libro del Éxodo y un estudio
sobre el libro de Jonás (Pastor Jaime Alarcón)

1. El Darse Cuenta
2. Las Objeciones
3. Estrategia de liberación y Organizando la misión
4. Los recursos
5. Jonás

ESQUEMA DE TRABAJO CON EL GRUPO

I. ESTUDIO BIBLICO
- Ambientación
- Introducción al texto
- Lectura del texto

II. Acercándonos al texto en trabajo de grupos


1. Identificación de los momentos del texto
o Identificación de los momentos del relato
o Situación inicial
o Situación final
o Qué hace que haya transformación

2. Preguntas específicas al texto

3. Preguntas desde el texto a la realidad actual

III. Profundización del texto


o Presentación de grupos en plenaria:
Análisis del texto y Síntesis del contenido

IV. CELEBRACIÓN
(PRIMER DIA)
EL DARSE CUENTA

I. INTRODUCCIÓN

El darse cuenta de la situación que rodea la vida cotidiana con sus luchas y esperanzas constituye un
proceso fundamental para conocer y describir los hechos que están ocurriendo y hacer un diagnóstico
profundo que permita abrir caminos que contribuyan a cambios en la situación, posición y condición de
muchas personas que viven diversas formas de discriminación y subordinación social. Este proceso es
complejo, sin embargo, en la Biblia encontramos modelos de intervención que condujeron hacia la
liberación. Esta experiencia de fe e intervención social –en la que está presente Dios, líderes y el pueblo-
es la que hoy quisiéramos se convierta en algo vivo y liberador para los cristianos y cristianas del siglo
XXI.

II. ACERCÁNDONOS AL TEXTO EN TRABAJO DE GRUPOS

Se sugiere constituir tres grupos pequeños. Cada grupo estudiará un texto, los cuales están unidos por la
lógica de reflexionar acerca "Del darse cuenta" lo cual constituye un primer paso para ver la realidad y
definir la misión.

En este Estudio Bíblico trabajaremos tres textos:

1. Éxodo 2: 11- 15: Primera Intervención Social de Moisés.


2. Éxodo 2: 23-25: El pueblo rompe el silencio
3. Éxodo 3:1-10: Llamamiento y misión.

En cada texto se sugiere:


 Identificar los momentos del texto
 Levantar preguntas específicas al texto
 Preguntar desde el texto a la realidad actual

III. PLENARIA

Profundización del texto


Presentación de grupos en plenaria enriqueciendo su contenido y haciendo la confrontación
del texto a la realidad actual con sus desafíos y compromisos

IV. CELEBRACIÓN

MATERIAL DE TRABAJO PARA GRUPOS

GRUPO 1: Primera Intervención Social de Moisés.

Texto: Éxodo 2: 11- 15

En aquellos días, sucedió que crecido ya Moisés,


salió a sus hermanos,
y los vió en sus duras tareas,
y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos.
Entonces miró a todas partes, y viendo que no aparecía nadie,
mató al egipcio y lo escondió en la arena.

Al día siguiente salió y vió a dos hebreos que reñían;

Entonces dijo al que maltrataba al otro:


“¿Por qué golpeas a tu prójimo?”
Y él respondió:
“¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez de nosotros?
¿Piensas matarme como mataste al egipcio?

Entonces Moisés tuvo miedo, y dijo: “Ciertamente esto ha sido descubierto”.

Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés;


pero Moisés huyó de delante de Faraón
y habitó en la tierra de Madián.

GUÍA PARA EL TRABAJO DE GRUPO

Sugerencias:
 Leer detenidamente el texto
 Buscar los verbos que indican las acciones que Moisés realiza.
 ¿Qué le pasa a Moisés? ¿Cómo actúa?
 ¿De qué forma toma la decisión de actuar y cuáles son sus resultados?
 ¿Qué modelo de liderazgo ejerce Moisés en este episodio?
 ¿Qué aprendizajes nos otorga el texto?
GRUPO 2

Texto Éxodo 2: 23-25

Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto


y los hijos de Israel gemían a causa de su servidumbre.

Y oyó Dios el gemido de ellos,


y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.

Y miró Dios a los hijos de Israel y los reconoció Dios.

GUÍA PARA EL TRABAJO GRUPAL


Sugerencias:

1. Leer detenidamente la porción bíblica.


2. Señalar los verbos y formas verbales que aparecen en el texto
3. Identificar los momentos del texto: Situación inicial y situación final
4. En el proceso: ¿Qué le pasa a Dios y qué opción toma? ¿Qué hace que haya transformación en la
situación de los hebreos?
5. ¿Qué mensaje podemos extraer del relato que nos ayude a comprender la situación del pueblo
latinoamericano en tiempos del imperio de la globalización neoliberal y nos ayude a entender la
misión liberadora a la luz de la imagen de Reino de Dios?

GRUPO Nº3

Texto: Éxodo 3: 1-10

Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián,


llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.
Y se le apareció el ángel de Jehová
en una llama de fuego en medio de una zarza;
y él miró y vió que la zarza ardía en fuego,
y la zarza no se consumía.

Entonces Moisés dijo:


Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza y dijo: ¡Moisés, Moisés¡ y él
respondió “Heme aquí” y dijo:
No te acerques;
Quita tu calzado de tus pies,
porque el lugar en que tú estás tierra santa es.

Y dijo:“Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham,


Dios de Issac y Dios de Jacob”

Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Dijo luego Jehová:

“Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto,


y he oído su clamor a causa de sus exactores;
pues he conocido sus angustias,

y he descendido para liberarlos de mano de los egipcios,


y sacarlos de aquella tierra
a una tierra buena y ancha;
a tierra que fluye leche y miel,
a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del fereo, del heveo y del jebuseo

El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los
egipcios los oprimen.

Vé , por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón,


Para que saques de Egipto a mi pueblo,
los hijos de Israel.

GUÍA PARA EL TRABAJO GRUPAL

Sugerencias:

1. Leer detenidamente la porción bíblica


2. Buscar los verbos y formas verbales que producen movimiento en el texto
3. ¿Cuáles son estos movimientos y qué efectos producen?
4. Analizar qué pasa con cada uno de los actores
5. ¿Qué busca Moisés al acercarse a la zarza?
6. ¿Cuál es la intención de Dios?
7. Resultados
MATERIAL DE APOYO

Introducción

Es muy común en nuestras Iglesias y comunidades proponer acciones o actividades de manera


espontánea y voluntarista, sin duda aquellas más sencillas obtienen resultados favorables, sin embargo en
la medida que aumenta la complejidad del trabajo, crece la necesidad de integrar en nuestros planes y
programas aquellas dimensiones de la mayordomía cristiana que nos invitan a observar, reflexionar,
proponer caminos de cambio y actuar de manera que esta mayordomía se exprese en frutos y ofrendas
agradables ante nuestro Señor y Dios.

En el contexto del desarrollo de programas de formación y capacitación, abordaremos desde una lectura
de la Palabra de Dios, las directrices ordenadoras del plan de Dios en la liberación del pueblo hebreo de la
esclavitud de Egipto descritas en el libro del Éxodo.

En este libro es evidente la forma cómo se realiza un proceso de diagnóstico que permite definir la
misión, se diseñan estrategias para cambiar la situación, se organizan las actividades, se ejecutan con una
claridad sorprendente y se va evaluando el proceso.

Por otro lado, la involucración de los personajes, ( Dios, Moisés, pueblo) y el modelo de liderazgo que
nos ofrece el texto, permite reflexionar sobre el papel de líderes y liderezas en el quehacer de hoy y nos
señala la urgencia de asumir la misión de acuerdo al modelo de Cristo.

Este ciclo lo iniciaremos con el “llamamiento y misión” que permite partir por la etapa de diagnóstico,
luego abordamos “las objeciones del líder” y finalizamos con una mirada a modelos de organizar la
acción.

VER-ESCUCHAR-CONOCER serán los verbos y formas verbales que nos acompañaran como una danza
hermenéutica en esta lectura del libro de Éxodo. La experiencia de acompañamiento de Dios en la historia
de liberación del pueblo hebreo tiene métodos, estrategias organizativas y de incidencia público-política,
procesos múltiples y matices brillantes que iluminan la experiencia de una larga lucha por salir de la
esclavitud y de llegar a la tierra justa y buena donde hay leche y pan para todas las personas.

Para internarnos en el relato y trabajar los temas de nuestro interés, es necesario considerar la estructura
interna del relato, de manera de ahondar en el contexto de los textos. Los quince primeros capítulos
forman una unidad literaria, hoy intentaremos avanzar lentamente desde el primer capítulo.

El primer capítulo se inicia con los nombres de los jefes de las familias que entraron a Egipto. Este dato
no es menor, si consideramos el tema de la identidad subjetiva y genérica que estará presente en todo el
relato bíblico. Los versículos 1-1 y 2: 22 conforman una unidad.
1:1 ... Estos son los nombres de los hijos de Israel que entraron a Egipto
2:22 ...lo llamó Gersón, pues dijo"Forastero soy en tierra extraña"

Drásticamente el vv 1:8 ss indica el cambio de monarca y con él se acentúa la opresión porque el


sistema peligra (vs.10). La minoría que tiene el poder necesita de la fuerza o violencia para controlar a la
mayoría. El concepto de temor aparece en sus diversas expresiones y consecuencias, pareciera que todos
temen a algo o a alguien.
El rey teme al pueblo hebreo. Esto se hace más explícito en los vs.11 - 14.
Miremos el texto:
vs.11 a les impusieron .... p' aplastarlos ... duros trabajos ...
b así edificaron para Faraón...
vs.12 a' cuanto más los oprimían...
X ...Los egipcios llegaron a temer a los israelitas.
vs.13 a cruel servidumbre...
vs.14 b - ... le amargaron la vida con duros trabajos...
a' - ...servidumbre ...."impuestos por crueldad".
La unidad comienza y termina con el verbo imponer.

El temor mueve a los egipcios. Ellos temían que los israelitas lucharan contra los egipcios (vs.10) y luego
salieran del país. El sistema económico se fundaba en la explotación, su riqueza y su poder crecía a costa
del pueblo y su salida significaba que no iban a tener a quien explotar.

Los intentos del rey para “controlar”, “dominar” al pueblo no se hacen esperar:

Primer intento
El primer intento fracasa: "Cuanto más los oprimían más crecían y se multiplicaba el pueblo".

Segundo intento: matar a los niños (vs. 15 - 22).

Miremos el texto:
vs. 15 : El rey ... dio ... orden a las parteras de las hebreas ...
vs. 16 : si es varón que muera.
si es niña, dejadla con vida ..."
vs. 17 las parteras temían a Dios...
a ...no hicieron los que les mandó el rey
b ...dejaron, con vida a los niños...
vs. 18 a' ... rey .... por qué hicisteis esto y
b' dejaron con vida a los niños.
vs. 21 por haber temido las parteras a Dios
vs. 22 Faraón dio a todo su pueblo esta orden
todo niño... lo echareis al Río
a las niñas las dejaréis con vida".

La estructura del texto nos muestra que en los extremos está la orden del Faraón. En A da la orden a las
parteras, en A' generaliza la orden para todo el pueblo. En el centro, queda el triunfo de la vida contra el
plan de muerte del rey. Rodeando el centro (B, B') aparece, como en el pasaje anterior, el temor. Las
parteras por temor a Dios desobedecen al rey. Las parteras manifiestan con su respeto a la vida, un
temor a lo sagrado. Por este acto Dios las bendijo. A' cierra el relato que hemos visto y a la vez
introduce el siguiente. El vs. 22 añade: "... los echaréis al Río", esto anticipando la historia de Moisés
que fue rescatado del agua.

Las concepciones del temor son distintas: En 11 - 14 los egipcios por temor al pueblo, los oprimen.
Aquí las parteras por temor defienden la vida, defienden al pueblo. En este segundo intento vemos que el
rey recurre a medidas genocidas con el propósito de debilitar el pueblo. Pero las mujeres no cooperaron
con la opresión (vs. 11 - 14).

El rey no perseguía el control demográfico, sino cambiar las raíces, la mentalidad, la identidad del
pueblo. En una sociedad. machista donde los hijos llevan el nombre del padre esta medida era astuta.
Las mujeres hebreas tenían que seguir produciendo obreros, fuerza de trabajo, pero de padres egipcios;
porque el sistema económico necesitaba de esta fuerza de trabajo.

Recordemos que el libro de Éxodo se inicia con los nombres de los patriarcas como una afirmación de la
identidad hebrea. Moisés es de origen hebreo (identidad vs. 15 - 22) pero crece, se educa y madura en el
palacio egipcio, junto al opresor. Nació y creció entre dos mundos opuestos y rivales, cuando nace su
hijo lo nombra Gersón en recuerdo que él fue un forastero, y sin duda, en un acto de afirmación de sus
raíces identitarias.

La desobediencia de las parteras es seguida por el abierto desafío de la madre de Moisés y de la propia
hija del Faraón. En el rechazo de cooperar con la opresión, comienza la liberación de Israel. En 2:16
ss nuevamente la mujer cumple un papel importante, porque por ella Moisés encuentra un lugar donde
alojar.(Séfora). Pareciera que el autor se esfuerza en dejar explícito el papel de las mujeres y cómo a
través de ellas se habilita el proceso de liberación. Las mujeres, socialmente no consideradas en esa
época, las más débiles vencen al opresor, ponen resistencia a los sistemas de opresión. A lo largo de las
intervenciones vemos que no se hace distinción entre egipcios y hebreos, sino que subraya el contraste
entre los que optan por la vida y los que optan por la muerte. Por ejemplo las parteras, no se especifica si
eran hebreas o egipcios.
Tercer intento: cap. 2: 1-10

El relato muestra como Moisés se salvó milagrosamente, al estilo de los grandes personajes. Nuevamente
una mujer hace fracasar el plan de Faraón, esta vez es su propia hija. Ella actúa por compasión, aquí no
aparece Dios, ni el temor a Dios. El texto pone de manifiesto el tema de las “relaciones de masa versus
relaciones cara a cara”. A la masa es fácil de odiar, pero en las relaciones cara a cara la situación cambia.

La hija de Faraón era cómplice de la opresión que sufría el pueblo, pero cuando le tocó a ella enfrentar la
realidad en la vida cotidiana, sintió compasión. Es parecida la situación de las parteras. Todas las
mujeres que hasta aquí aparecen toman opciones por la vida, haciendo fracasar los planes de muerte del
Faraón. Ellas se caracterizan por el valor, la astucia y la sensibilidad.

Primera intervención pública de Moisés. Éxodo 2: 11 - 22

En el relato se ve como un corte y continúa con 3 actos de justicia realizados por Moisés y que se
contraponen a los 3 intentos genocidas del Rey:
vs. 11-12 = mató al egipcio.
vs. 13-15 = interviene en la riña de los 2 hebreos.
vs. 16-22 = abreva el rebaño.

Moisés salió a visitar a sus hermanos y vio los trabajos forzados que debían realizar; escuchó su clamor y
sin reflexionar previamente actuó: mató a un egipcio.

Los vs. 13-15 muestran cómo los oprimidos reproducen en sus relatos el sistema totalitario faraónico y
que es de conveniencia para el opresor porque así se mantienen divididos y se debilitan las fuerzas. No
obstante, es necesario preguntarse por la intervención de Moisés ¿Qué lo motivó a defender al hebreo?
¿Se sentía llamado a asumir un liderazgo, estaba preparado para ello? ¿Con qué modelo de liderazgo
interviene?.Podemos levantar muchas preguntas, pero este modelo de intervención social se parece
mucho al faraónico,

Moisés hace un vuelco en su vida. Deja de ser el privilegiado de palacio y huye para salvar su vida. Su
primera intervención social a favor de su gente no tuvo éxito. Su acción no logró cambiar o revertir la
dura realidad que pesaba sobre su pueblo.

Un líder solo actuando sobre la marcha está destinado al fracaso. Él debe hacer un camino que lo
conduzca a un “proceso de conversión”, de modo que muera el modelo de conducción aprendido en
palacio y nazca un líder -que antes de decir sí al llamado- haga nuevos aprendizajes en medio de la
soledad del desierto y de la montaña, se cuestione y sea parte del movimiento social que se produce
cuando actúa Dios, el pueblo y sus líderes.

Abrevar el rebaño siempre es una noble tarea, un oficio que combina el estar alerta con la tranquilidad del
paisaje. Sin embargo, para este líder fue una preciosa experiencia de aprendizaje y cambios profundos. El
tiempo señalado en la vida de Moisés es muy importante –cuarenta años en palacio, cuarenta años en el
campo- Sin duda, él pudo haberse quedado allí gozando de la tranquilidad propia de ese modo de vida.
Muchas veces nos resulta más cómodo seguir apacentando el rebaño (la rutina cotidiana y sus quehaceres)
que asumir los riesgos y desazones que conlleva el compromiso de la misión.

El pueblo gime y rompe el silencio

Capítulo 2: 23-25

Estos 3 vs. sirven de nexo entre el prólogo y el bloque que de aquí surge. Hace un breve recuento de los
2 capítulos: gemido, servidumbre (vs. 13, 14), tema de la alianza (1:1-7). A la vez introduce un cambio
de dirección en el relato: Dios como personaje activo.

Estructura literaria del texto:


A ...los israelitas,
B ...gimiendo
C ...bajo servidumbre
X clamaron y su clamor
C' que brotaba del fondo de su esclavitud subió a Dios
B' sus gemidos (oyó Dios)
A' alianza con Abraham, Isaac...
miró Dios a los hijos de Israel y conoció su condición."

En el centro de esta estructura se ubica el clamor, reforzándolo está el tema de la esclavitud, quedando
muy claro por qué clamaban. El pueblo estaba haciendo sus primeros pasos hacia la liberación: Rompe el
silencio y grita. En todo proceso de liberación este paso es fundamental, pero para gritar hay que tomar
coraje y luego actuar. Las palabras servidumbre y esclavitud están antecedidas por adjetivos que indican:
de lo más profundo y se contraponen con "subió a Dios".

B y B' aportan más elementos para comprender este clamor. Dice que es un gemido, es decir, es la
expresión de la pena que los aflige en voz lastimosa. Es casi un llanto.

El vs. 23:"...murió el rey..." al morir el dictador, el pueblo gime y rompe el silencio. Los reinos y los
imperios también se debilitan, aunque la muerte del dictador no cause la muerte del sistema, siempre hay
fisuras que se pueden aprovechar para formular y acrecentar alternativas estratégicas en favor de la vida y
contribuir a la búsqueda de caminos de liberación.

Los vs. 24 y 25 contienen 4 verbos que tienen por sujeto a Dios:

- Oyó Dios
- Acordose Dios
- Miró Dios
- Conoció

Dios ya ha tomado partido en esta lucha que el pueblo está dando en sus primeros pasos.
El verbo ver y el verbo escuchar son centrales en los próximos versículos. Concluye con el verbo
conocer. Sin duda, es una concepción de conocer mucho más relacionada con la dimensión corporal y los
cinco sentidos que con lo racional. Dios ve en medio de la vida cotidiana.

Llamamiento y misión

Éxodo 3:1-10

El Capítulo 3: 1 - 4: 31 contiene el esquema más usual de los llamamientos para asumir la misión.

1.- Presentación de Dios: vs 1-6


2.- Llamamiento profético: vs 7-10
3.- Objeción del escogido
4.- Reconfirmación del llamado
5.- Señales

Por ahora veremos los puntos 1 y 2.

Presentación de Dios: vs 1-6

Encontrar a Dios entre muchos dioses fue una de las experiencias que hizo Israel como pueblo y también
su líder Moisés. Dios se revela. Categóricamente no es el Dios de Faraón. Es el Dios de Abraham, de
Isaac y Jacob, es decir, el Dios de los hebreos, de los que están en opresión, de los pequeños del mundo.
Moisés vio y se acercó a ver por qué el Señor se le revelaba. Encontrar a Dios por sí mismo fue para este
líder una experiencia de cambio. El Señor se sigue revelando a nuestro alrededor, tenemos la
responsabilidad de verlo, caso contrario, puede pasar desapercibido. El punto es cómo experimentar esta
presencia de Dios entre tantos dioses modernos.

Llamamiento y misión vs 7-10 .


El texto leído desde su estructura literaria:

vs. 7 Bien vista tenga la aflicción de mi pueblo en Eg. a


A y he escuchado su clamor... b
conozco sus sufrimientos c
vs.8 "He bajado para librarle...
X para subirle de esta tierra a una tierra...
vs.9 ...el clamor de los israelitas a llegado hasta mi b'
A' ...he visto la opresión... a'
vs.10 Ahora, pues, ve; te envío a Faraón para que saques c'
a mi pueblo, los israelitas de Egipto.

En el texto se repiten los 3 verbos que estaban en los vs. 23 - 25 ver, escuchar y conocer.
Paralelamente a "... conozco sus sufrimientos..." está "ahora, pues, ve; te envío a Faraón, para que
saques"... El verbo conocer se expresa en la acción. De esta situación concreta del pueblo surge la misión,
cuya meta es la tierra buena y espaciosa de la que fluye leche y miel.

A lo largo de todo este relato se manifiesta el contraste entre los planes de muerte y los planes de vida.
Faraón y los que lo rodean son actores y cómplices de la muerte.

En contraste a los planes de muerte, en esta etapa se elabora un serio diagnóstico. El primer paso para
llevar a cabo una misión es conocer qué es lo que está pasando, es "Darse cuenta". El proceso de
"conocer" lo realizan simultáneamente tanto Dios como Moisés, el texto describe muy bien el proceso:

Moisés VE, ESCUCHA, SIENTE ... (Éx.2:11-15)


Dios VE, ESCUCHA, SIENTE, CONOCE ... (Éx.2:23-25)

Para "conocer" es necesario un compromiso integral, pues nuestros sentidos: el oído, el tacto, la vista, el
olfato, el gusto nos proporciona una forma profunda de SENTIR que nos conduce a conocer y asumir la
misión.

"HE VISTO la humillación ........


HE ESCUCHADO su clamor .......
YO CONOZCO sus sufrimientos .......
En la etapa de diagnóstico es fundamental VER, ESCUCHAR, CONOCER para IDENTIFICAR los
problemas existentes y definir la MISIÓN.

SEGUNDO DÌA

LAS OBJECIONES DEL LIDER

I. INTRODUCCION

La reflexión iniciada el día anterior nos llevó a profundizar en aquello que nos pasa en el cuerpo, en
nuestras emociones y lenguajes cuando nos vemos enfrentados a asumir desafíos que nos sobrepasan y
constituyen una gran responsabilidad.

El proceso iniciado por Dios y Moisés en que ambos Ven – Escuchan- Sienten – Conocen permitió
definir la Misión y Dios se la entrega a Moisés. Moisés se resiste en cinco oportunidades.

II. ACERCÁNDONOS AL TEXTO EN TRABAJO DE GRUPOS


Se sugiere constituir cuatro o cinco grupos pequeños. Cada grupo estudiará una objeción. En cada texto se
sugiere:
 Identificar los momentos del texto
 Levantar preguntas específicas al texto
 Hacer preguntas desde el texto a la realidad actual
III. PLENARIA

Profundización del texto


Presentación de grupos en plenaria enriqueciendo su contenido y haciendo la confrontación
del texto a la realidad actual con sus desafíos y compromisos

IV. CELEBRACIÓN

MATERIAL DE APOYO

LAS OBJECIONES DEL LÍDER

Textos: Éxodo 3:11-15 y Éxodo 4: 1-17

En la Biblia encontramos que objetarse frente al llamado de Dios constituye un paso necesario.
Importantes profetas del AT hablaron con Dios respecto de sus limitaciones, lo cual refleja un acto de
introspección profunda y un gesto de honestidad, pues asumir el liderazgo conlleva una gran
responsabilidad. Por otro lado, en la cultura predominan los relatos históricos en que resaltan los modelos
de líderes fantásticos, excepcionales, sin problematizar sus vidas, omitiendo los errores y conservando
sólo sus aciertos. Estamos acostumbrados a mirar la historia y lo que ocurre a nuestro alrededor sin
analizar el proceso que está detrás y sin conocer las fuerzas que han apoyado o abandonado a determinado
líder.

Sin embargo es importante entender que los liderazgos se construyen en procesos, no están dados. Tienen
características específicas e identidades propias, por lo tanto son diferentes unos de otros. Moisés vivió
cuarenta años en el palacio de Faraón, fue educado en la cultura egipcia. Sin duda, aprendió un modelo de
liderazgo monárquico. Con este modelo de liderazgo -sin la misión clara y sin estrategias de intervención-
mata al egipcio. Él debe ir a otro lugar de aprendizaje: el desierto. Nuevamente son cuarenta años de
preparación. Allí lo llama el Señor, en medio de la zarza. En la zarza se produce el llamado. Moisés debe
auscultar sus propios temores frente a la visión y descalzarse de sus miedos.

Moisés se objeta, en este acto retrata toda su humanidad. Está allí frente a un tremendo desafío, revisando
su vocaciòn. El debe invitar, encantar y motivar, convocar a la acción de otros con el fin de cambiar el
destino de un pueblo. La capacidad de objetarse, de analizar cuáles son las fortalezas y debilidades son
un paso imprescindible para emprender una misión.

Tambien tenia que conocer a Jahve. A diferencia de los diversos dioses de Egipto, còmplices del Faraón,
el Dios que se le revela es el Dios de la justicia y la libertad, el Dios que se opone a la esclavitud y se
compromete con la vida. Estas interaccion le ayudó a comprender quien era el Dios que lo convocaba. La
respuesta de Jahve le hizo ver que El le acompañaba en esta caminata y que tambien había otras
personas con dones y capacidades que podrían aportar lo suyo.

Para realizar el estudio bíblico, se sugiere formar cuatro o cinco grupos de trabajo.

Demos una mirada a cada una de las objeciones:

1º Objeción: ¿Quién soy yo? Vs. 11 - 12

Estos dos versos, por un lado, cierran el relato de la zarza: ".. daréis culto a Dios en este monte" y por
otro lado, introduce el relato del nombre de Jahvé: "Yo estaré contigo"... Se puede decir que hacen de
puente entre ambos relatos y en especial el vs. 12 especifica el nombre de Dios "Yo soy el que estaré",
cuestión muy importante para Moisés.

Vs. 11 y 12 a ¿quién soy yo...


b para ir a Faraón...
c y sacar de Egipto a los israelitas
a' yo estaré contigo...
b' señal de que yo te envío...
c' cuando hayas sacado al pueblo de Egipto
daréis culto a Dios en este monte".

Generalmente esta pregunta tiene que ver con la identidad individual. El problema de la legitimidad, del
reconocimiento de los referentes del pueblo es una cuestión seria. Moisés no había estado en medio del
sufrimiento del pueblo, no pertenecía al grupo de los Ancianos de Israel, por lo tanto tenía mucha razón
de preguntarse ¿Quién soy yo para ..?
Sin embargo, Dios da soluciones al asunto. Yo estaré contigo.

2º objeción: ¿En nombre de quién? Vs. 13 - 15

vs. 13 a A "...El Dios de .../ padres me ha enviado..."


13 b B ...¿Cuál es su nombre?...
vs. 14 Yo soy el que estaré...
vs. 15a X Yo soy me ha enviado a vosotros...
vs. 15a A' El Dios de .../padres... me ha enviado..."
vs. 15b B’ Es mi nombre para siempre...

En el centro del texto se ubica el nombre de Jahvé y la misión. El versículo 14 "Yo soy el que estaré"
refuerza el versículo 12 "señal de que yo te envío"

La representación no es una cuestión secundaria. En nombre de quién hablo, en nombre de quién voy, con
quiénes y a quiénes represento darán contenido a la misión del líder. No hay duda que Moisés quiere
asumir la responsabilidad de hablar por sí mismo. Dios lo pone de cara a la historia ancestral y a la
identidad de Javhé. El proceso histórico marcado por un pacto de Dios con Abraham indica que debe
confiar en esa promesa: el Dios de mis padres me ha enviado. Luego Dios se revela nuevamente, afírmate
en que Yo soy te ha enviado. Este proceso le ayuda a entender que tiene una palabra que decir, además
cuenta con el respaldo histórico de su pueblo y del acompañamiento de Dios.

3° Objeción: No me creerán, ni escucharán mi voz


Respuesta de Jahvé y señales. Cap. 4: 1-9

vs. 1 a A "No van a creerme, ni escucharán mi voz.


vs. 1 b ..No se te ha aparecido Jahvé...
vs. 2 a B “que tienes en tu mano?”
vs. 2 b C Un bastón...
vs. 3-4a X señal: “Tíralo. Lo tiró y se convirtió en una serpiente...”.
vs. 4 b C' una serpiente.
vs. 4 b B' “Tómala por la cola...
vs. 5 a A’ ...para que ellos crean que es verdad que se te ha aparecido Jahvé..."

vs. 6 a A "mete tu mano en el pecho"


vs. 6 b B ..metió la mano en su pecho
vs. 6 c C ...lepra.. (señal).
vs. 7 a A' "meter la mano en tu pecho"
vs. 7 b B' ... volvió a meter"...
vs. 7 c C' ...señal
vs. 8 * si no te creen, ni escuchan la voz...
vs. 9 *’ si no creen... y no escuchan tu voz...

La empresa que se le ha confiado a él y a su pueblo, no es fácil, tienen que enfrentar al tirano. Jahvé le
sugiere dos señales conocidas en ese medio cultural. Estos hebreos pueden hacer los mismos trucos de los
egipcios, pero los vencen. Quizá Dios quiere fortalecer su fe y la de su pueblo y demostrarles una vez
más su férrea voluntad de sacarlos de la esclavitud y llevarlos a una tierra ancha y buena.

- 4ª y 5ª objeción: Manda a otro… Cap. 4: 10-17

vs. 10 a a "Por favor, señor!


vs. 10 b b .. no soy de palabra fácil ... torpe de boca y de lengua"
vs. 12 c ..yo estaré en tu boca y te enseñaré...
vs. 13 a a' Por favor...!
vs. 14 b'...él habla bien
vs. 15-16 c'...yo estaré en tu boca y en la suya y os enseñaré

Estas dos objeciones mantienen la misma estructura. El paralelismo ayuda a reforzar cada una de las
objeciones. A las quejas de Moisés, Jahvé responde con preguntas.

Recordemos nuevamente que Moisés fue educado en el palacio, ahora se siente incapaz de hablarle al
pueblo oprimido -hay diferencias de lenguajes entre el líder y el pueblo- el pueblo no ha tenido la
posibilidad de "educarse". Aarón es parte de los oprimidos; "él habla bien" y "se alegra su corazón" por
la misión que tiene. El pueblo y Aarón “hablan la misma lengua”.

En C y C' repite el tan importante "yo estaré", de los vs. 12 y 14.Moisés ya no sabe que argumento
presentar a Jahvé. Se rehúsa a emprender la misión: "Manda a quien quieras". Aquí aparece un
elemento muy importante: la ira de Jahvé contra quienes –se acercan a ver y conocen los sufrimientos del
pueblo- y luego presentan todo tipo de excusas o simplemente se niegan a intervenir para que la situación
cambie.

A modo de conclusión: Si examinamos el Éxodo a la luz de un proceso de formación en Incidencia


Pública o capacitación en PME y DR veremos con absoluta claridad que todo fue planeado de manera
perfecta. Los pasos dados en el proceso de liberación, como el Darse Cuenta, el proceso que vive el líder;
las estrategias de intervención social, la organización dada, dan cuenta que hicieron un diagnóstico, con
su árbol de problemas y objetivo; incluso indicadores de éxito. La acción de incidencia pública no quedó
al azar, sino que fue organizada para lograr la meta.

TERCER DÍA

ORGANIZANDO LA ACCIÓN

I. INTRODUCCION

Durante estos días hemos transitado desde el Darse cuenta (diagnóstico) la definición de la Misión, el
proceso del líder y sus cuestionamientos personales ante tan tremenda tarea. La propuesta de hoy consta
de dos textos y analizaremos la manera cómo Dios elabora su Plan Estratégico y la Organización en el
ejercicio del liderazgo.

II. ACERCÁNDONOS AL TEXTO EN TRABAJO DE GRUPOS


Considerando que son dos textos que se pueden trabajar juntos o separadamente se sugiere constituir dos
grupos pequeños. Cada grupo estudiará un texto, los cuales están unidos por la lógica de ofrecer una
visión amplia de dos situaciones que requieren ser vistas en el ejercicio del liderazgo.

Se sugiere leer detenidamente el texto:

 Identificando los momentos del texto


 Levantar preguntas específicas al texto
 Preguntar desde el texto a la realidad actual

III. PLENARIA

Profundización del texto: Presentación del trabajo de los grupos en plenaria, enriqueciendo su contenido
y haciendo la confrontación del texto con la realidad actual, con sus desafíos y compromisos

IV. CELEBRACIÓN

MATERIAL PARA GRUPOS

GRUPO Nº 1

Texto: Éxodo 3: 16-22

Ve, y reúne a los ancianos de Israel, y diles:


Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham,
de Isaac y de Jacob, me pareció diciendo:

En verdad os he visitado y he visto lo que se os hace en Egipto;


y he dicho: yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del
ferezeo, del heveo, y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel”.

Y oirán tu voz; e irás tú; y los ancianos de Israel, al rey de Egipto, y les diréis: Jehová el Dios de los
hebreos nos ha encontrado;
por tanto nosotros iremos ahora camino de tres días por el desierto.

Mas yo sé que el rey de Egipto nos os dejará ir sino por mano fuerte. Pero yo extenderé mi mano, y heriré
a Egipto con todas mis maravillas que haré en él, y entonces os dejará ir.

“Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las
manos vacías;
sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huésped alhajas de plata, alhajas de oro y vestidos, los
cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto.

TRABAJO DE GRUPO

Sugerencias

1. Leer detenidamente el texto


2. Buscar las acciones más relevantes que aparecen en el texto
3. Indagar acerca de los pasos señalados en el plan de Dios
4. Evaluar la estrategia que Yavéh propuso a Moisés.

GRUPO Nº 2

Texto: Éxodo 18: 13-26


Aconteció que al día siguiente se sentó Moisés a juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés
desde la mañana hasta la tarde.

Viendo el suegro de Moisés todo lo que él hacía con el pueblo dijo: “¿Qué es esto que hacer tú con el
pueblo?¿ Por que te sientas tú solo, y todo el pueblo está adelante de ti desde la mañana hasta la tarde?”.

Y Moisés respondió a su suegro:” Porque el pueblo viene a mí para consultar a Dios. Cuando tienen
asuntos, vienen a mí; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes”.

Entonces el suegro de Moisés le dijo: “ No está bien lo que haces. Desfallecerás del todo tú y también este
pueblo que está contigo; porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo. Oye
ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú por el pueblo delante de Dios y somete tú
los asuntos a Dios. Y enseña a ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por donde deben
andar, y lo que han de hacer.

Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que
aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez.
Ellos juzgarán al pueblo en todo tiempo; y todo asunto grave lo traerán a ti, y la llevarán ellos contigo. Si
esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás sostenerte y también todo este pueblo irá en paz a su lugar.

Y oyó Moisés la voz de su suegro e hizo todo lo que dijo. Escogió Moisés varones de virtud de entre todo
Israel, y los puso por jefes sobre el pueblo, sobre mil, sobre ciento, sobre cincuenta y sobre diez.

Y juzgaban al pueblo en todo tiempo; el asunto difícil lo traían a Moisés y ellos juzgaban todo asunto
pequeño.

TRABAJO GRUPO Nº 2

Sugerencias:
1. Leer detenidamente el texto
2. Buscar los verbos o formas verbales que aparecen
con más fuerza en el texto bíblico
3. ¿Cuáles son los hechos más importantes?
4. ¿Qué papel juega Jetró en el relato?
5. Actitud de Moisés
6. Resultados

MATERIAL DE APOYO

ESTRATEGIA DE LIBERACIÓN

En el plan de salida del pueblo de Israel de Egipto se distinguen con claridad cuatro pasos estratégicos
conducentes a cambiar la situación del pueblo: reunir a los ancianos, negociar con el rey, dedicar tres
días de adoración en el desierto y despojar a los egipcios con objetos de plata, oro y vestidos.

Disfrutemos la belleza literaria del texto y su contenido:

Estrategia para la liberación: vs. 16 - 22

A vs. 16 Ve y reúne... Jahvé, el Dios de Abraham... se me apareció


B vs. 17 ...He decidido sacaros de la tribulación de Eg. al país...
A' vs. 18a Escucharán e irán... Jahvé ... se nos ha aparecido..."
B' vs. 18b "...Permite que vayamos camino de 3 dias al desierto, para
ofrecer sacrificios a Jahvé n/Dios".

Pasos:

1º paso: Reunir a los líderes naturales del pueblo: los ancianos. Primer paso para la organización del
pueblo.

2º paso: Engañar al rey con la propuesta de ir tres días al desierto a ofrecer sacrificios. La estructura
ABA'B' nos deja bien claro que lo que Dios y el pueblo quieren es salir del país de Egipto
definitivamente. (Jahvé no presenta medidas reformistas).

3° paso: vs. 19-20. Aplicar medidas de fuerza, porque Jahvé, que no es ingenuo, sabe que el rey no va
a acceder a sus reclamos. Tres días de adoración en el desierto parece una estrategia muy astuta. Alejarse
de Egipto sin tener la amenaza de muerte para los hebreos era otra opción por la vida. Salir en paz, con
alegría era parte del camino de liberación.

4° paso: Despojar a los egipcios. Vs. 21-22. Los recursos son indispensables para llevar a cabo una
misión. En el relato distinguimos varios tipos de recursos. Uno de ellos es el apoyo y sustentación de Dios
“yo extenderé la mano”; el liderazgo de Moisés y la promesa de Dios que “oirán su voz”; el pueblo tuvo
el mandato de recoger los recursos financieros para el viaje. Para ello toma de los egipcios vestidos y
alhajas de oro y plata. Sin embargo, es necesario tener presente que tener los recursos no garantiza el
buen uso de ellos. El relato del becerro de oro, es un ejemplo de ello. Esto nos habla de la importancia de
un justo equilibrio entre fe y recursos e invita a situar el uso de los recursos institucionales en la
perspectiva del uso basado en la justicia y transparencia.

¿Cómo levantar estrategias de cambio en tiempos en que la globalización neoliberal invade cada rincón
del mundo?

Trabajando este tema en uno de los talleres, un grupo habló de la necesidad estrategica que tenemos hoy
de “provocar avivamientos”en nuestras iglesias y comunidades. Somos “madera que prende” ardiendo
da calor y luz y la luz produce la fuerza para cambiar lo negativo y ser constructores de una sociedad
justa y solidaria que se asemeje a la imagen de Reino de Dios señalada por Jesús de Nazareth.

UN NUEVO MODELO DE CONDUCIR

Revisando nuestros modelos de intervención, la lectura del texto de Éxodo nos lleva analizar el papel de
Jetró, suegro de Moisés y reconocer toda su capacidad para observar la forma como este líder estaba
llevando a cabo su tarea de dirigente del pueblo de Dios. El vio lo que estaba pasando y propuso
alternativas de solución.

Moisés tenía un modelo de conducción aprendido en Egipto, él repetía, en cierta medida, el modelo de
faraón y lo aplicaba en medio del pueblo que estaba haciendo un camino de liberación. No obstante, la
actitud de Moisés fue de un escuchar profundo. EL tuvo la flexibilidad del que quiere aprender y la sabia
humildad del que ve que es posible revisar, evaluar y cambiar los esquemas de acción, cuyos resultados
son la optimización de la organización.

La propuesta de Jetró produjo un cambio radical. Moisés deja el modelo faraónico e implementa un estilo
de liderazgo compartido por dones, capacidades y sabiduría, de forma organizada, como un concierto
armónico de la mejor música.

Los modelos de organización patriarcal son predominantes. Lo raro o escaso es tener una organización
participativa que vaya resolviendo sus interrogantes y problemas en procesos que involucren a las
personas de acuerdo a responsabilidades asignadas.

Una mirada a nuestra realidad nos muestra cómo se mueven y coexisten en las propias iglesias tendencias
episcopales patriarcales y piramidales, versus los cambios que hoy día exigen buscar estrategias
inclusivas que apuntan a la plena ciudadanía y a una democracia que integra las dimensiones de género,
edad, etnia. Estos cambios exigen que los dirigentes reconozcan que mujeres y hombres, poseen
cualidades para ver, escuchar, sentir y conocer, y que pueden asumir la misión y llevar adelante planes
y programas, sin ningún tipo de discriminación.

Desconcentrar el poder, aprender a delegar y formar líderes a la luz de la experiencia del Éxodo parece
ser el desafío, pues esto significa también repartir la justicia.

Sin duda este texto nos hace reflexionar sobre los liderazgos cristianos y nos invita a posibilidades de
nuevos modelos de organización y de acción que perneen la sociedad, que aporte y no copie los modelos
de liderazgos prevalecientes en nuestra sociedad.

Este ciclo de estudios bíblicos nos ha permitido caminar junto a Moisés y su misión liberadora, y
profundizar en aquellos aspectos relacionados con el proceso administrativo que permitió llevar a cabo
tan importante misión.

CUARTO DÌA

EL BECERRO DE ORO

LOS RECURSOS TANGIBLES E INTANGIBLES

I. INTRODUCCIÓN

En esta jornada reflexionaremos en torno los recursos y al poder. Hemos elegido el relato del becerro de
oro en busca de algunas pistas que nos permitan profundizar acerca de por qué el pueblo pide un “dios
que vaya delante de ellos” y sobre todo el motivo profundo y la simbología del acto de disolver el oro y
darlo de beber al pueblo.

II. ACERCÁNDONOS AL TEXTO EN TRABAJO DE GRUPOS

Se sugiere leer detenidamente el texto:

 Identificando los momentos del texto


 Levantar preguntas específicas al texto
 Preguntar desde el texto a la realidad actual

En el material para grupos se ofrece preguntas que pueden ser usadas para la profundización del texto.

III. PLENARIA

Profundización del texto: Presentación del trabajo de los grupos en plenaria, enriqueciendo su contenido
y haciendo la confrontación del texto con la realidad actual, con sus desafíos y compromisos

IV. CELEBRACIÓN

MATERIAL PARA GRUPOS


Texto: Éxodo 32: 1-24

Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, acudió en masa ante Aarón y le dijo: Anda,
haznos un Dios que vaya delante de nosotros; pues a ese Moisés que nos sacó de Egipto no sabemos que
le ha pasado. Aarón le contestó: Quíntenles los pendientes de oro a sus mujeres, hijos e hijas, y
tráiganmelos. Todo el pueblo se quitó los pendientes de oro y se los trajo a Aarón. Él los recibió, hizo
trabajar el oro a cincel y fabricó un novillo de fundición. Después les dijo: Este es tu Dios, Israel, él que
te sacó de Egipto. Después con reverencia, edificó un altar ante él y proclamó: Mañana es fiesta del
Señor: Al día siguiente se levantaron, ofrecieron holocaustos y sacrificios de comunión, el pueblo se sentó
a comer y beber y después se levantó a danzar.

El Señor dijo a Moisés: Anda, baja del monte, que se ha pervertido tu pueblo, el que tú sacaste de Egipto.
Pronto se han desviado del camino que yo les había señalado. Se han hecho un novillo de metal, se
postran ante él, le ofrecen sacrificios y proclaman: “Este es tu dios, Israel, que te sacó de Egipto”.

Y el Señor añadió a moisés: Veo que este pueblo es un pueblo testarudo. Por esto déjame: mi ira se va a
encender contra ellos hasta consumirlos. Y de ti sacaré un gran pueblo. Entonces Moisés aplacó al Señor
diciendo: ¿Por qué Señor se va a encender tu ira contra tu pueblo, que tú sacaste de Egipto, con grande
poder y mano robusta? ¿Tendrán que decir los egipcios: “Con mala intención los sacó, para hacerlos
morir en las montañas y exterminarlos de la superficie de la tierra”? .Desiste del incendio de tu ira,
arrepiéntete de la amenaza contra tu pueblo.

Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac e Israel, a quienes juraste pot ti mismo, diciendo: “Multiplicaré
su descendencia como las estrellas del cielo, y toda esta tierra de la que he hablado se la daré a su
descendencia, para que la posea siempre”. El Señor se arrepintió de la amenaza que había pronunciado
contra su pueblo. Moisés se volvió y bajó del monte con las dos lozas de la Alianza en la mano. Las losas
estaban escritas por ambos lados, por delante y por detrás. Eran hechura de Dios y la escritura era
escritura de Dios grabada en las losas. Al oír Josué el griterío del pueblo, dijo a Moisés: Se oyen gritos de
guerra en el campamento. Contestó él: No es grito de victoria, no es grito de derrota, que son cantos los
que oigo. Al acercarse al campamento y ver el becerro y las danzas, Moisés, enfurecido tiró las losas y las
rompió al pie del monte. Después agarró el becerro que habían hecho, lo quemó y lo trituró hasta hacerlo
polvo, que echó en agua, haciéndoselo beber a los israelitas. Moisés dijo a Aarón: ¿Qué te ha hecho este
pueblo para que lo hayas arrastrado a tan enorme pecado? Contestó Aarón: No te irrites, señor, sabes que
este pueblo es perverso. Me dijeron: Haznos a un dios que vaya delante de nosotros, pues a ese Moisés
que nos sacó de Egipto no sabemos que le ha pasado.

(Nueva Biblia Española)

TRABAJO EN GRUPOS PEQUEÑOS

Sugerencia de preguntas para profundizar el texto:

- Leer y marcar las frases que se repiten con más frecuencia.

- Tratar de descubrir la estructura del relato.

- ¿Por qué el pueblo pide un Dios que vaya delante de ellos?

- ¿Cuál es el papel de Moisés en los versículos 7 al 14?

-¿Cual es el valor del oro?. ¿Qué simboliza?

- ¿Qué simboliza el final del versículo 20, “...y se lo dio a beber


a los israelitas...”?
- ¿Cómo es el Dios de los hebreos?

- ¿Qué nos dice el texto frente al tema poder ?

MATERIAL DE APOYO

Los acontecimientos que analizaremos se desarrollan en el contexto en que Dios, en medio de la


montaña, entrega a Moisés el decálogo (20:1-17) los diez mandamientos, que son las cláusulas de la
alianza entre Yahveh y el pueblo. (24:3-8)

Para realizar un análisis del liderazgo ejercido por Moisés en el largo proceso de liberación del pueblo de
Israel, trabajaremos el texto de Éxodo 32: 1- 24.

El capítulo 32 del libro del Éxodo se caracteriza por ser denso y rico en simbolismo. Para poder
comprenderlo es necesario “desmenuzarlo”, de esta manera se pueden analizar cada uno de los elementos
que lo componen.

Observamos leyendo el texto de corrido que Moisés asume dos actitudes diferentes. Del versículo 7 al 14
Moisés pide a Jahvé que no se irrite, que ese el pueblo que él mismo sacó de Egipto, que tenga paciencia.
Luego en los versículos del 15 en adelante, Moisés se enfurece, pareciera que desconociera lo que sucedía
con el pueblo.

Esto nos puede indicar que los versículos 7 al 14 forman un bloque que el redactor final del libro del
Éxodo insertó en el relato. Prueba de ello es que podemos saltar del vs. 6 al vs. 15 y se puede continuar la
lectura sin dificultad.

El redactor ubicó en este lugar el bloque porque quiere relevar el papel de Moisés como mediador. Esta
misma función es dada a Jesús tiempo después.

Moisés intercede por su pueblo y logra que Dios cambie su decisión de destruir el pueblo.

En estos versículos Moisés interviene como mediador entre Dios y el pueblo y exige a Dios que se
examine:
- para qué entonces liberó al pueblo...
- qué van a decir los Egipcios, ¿ Que los sacó al desierto para dejarlos morir?
- le recuerda las promesas el mismo había hecho a Abraham.

Esto lleva a Dios a cambiar sus planes.

Llama la atención que se repita 7 veces las frase “...el que te sacó de Egipto...” . El texto bíblico se
redactó con mucha precisión. Si el autor usó el recurso de la repetición es porque quería recordar al
pueblo el proceso de liberación que éste había experimentado.

La ira de Dios que se expresa en los versículos 7 y 10 es porque el pueblo se olvida fácilmente que ahora
es libre y que no necesita tener siempre un dios autoritario que vaya delante del pueblo.

Recordemos que el pueblo decide construir el becerro cuando se encuentra solo en el desierto. Moisés se
había ausentado y tardaba en regresar. El pueblo se sintió sin “una cabeza visible” que le guiara y, como
había vivido tantos años en esclavitud recibiendo órdenes le asusta la idea de tener que asumir solos el
camino hacia la tierra prometida.

Podemos imaginar que el oro representa el poder; el novillo o el becerro representa la fuerza. El pueblo
acostumbrado a la esclavitud quería un dios con fuerza y poder.

El versículo 20 es tremendamente simbólico, ¿como podemos entenderlo? En el texto no se da una


explicación del porque Moisés dio de beber el oro al pueblo.
Sin embargo, si leemos el texto en su conjunto podemos entrever una respuesta.

En el texto vemos que el oro (el poder) estaba en el pueblo: repartido en las mujeres, los hijos e hijas (los
considerados más débiles). Pero el pueblo no confiaba en ese poder que tenían y lo entregan para crear
una imagen de dios con poder que vaya delante de ellos. Moisés destruye esta imagen y devuelve el oro
(poder) a quienes les correspondía: al pueblo.

La belleza literaria de los textos bíblicos nos resulta muchas veces impresionante, por ello se comparte la
estructura literaria de Éxodo 32: 1-24

Haznos un Dios que vaya delante de nosotros


A pues ese Moisés que nos sacó de Egipto
no sabemos lo que le ha pasado

Aarón les contestó: Quítenle los pendientes de oro a las mujeres... y tráiganmelo

B Él los recibió, hizo trabajar el oro a cincel y fabricó un novillo

Después dijo: “Este es tu Dios de Israel, el que te sacó de Egipto...


Se levantaron, ofrecieron holocaustos y sacrificios de comunión...
Comieron, bebieron y danzaron.....

Moisés como mediador logra que Dios cambie su actitud hacia su pueblo

Moisés bajó... se oyen gritos, cantos... y al ver el becerro y las danzas...

B’ Agarró el becerro que habían hecho, lo quemó y lo trituró hasta hacer


polvo que echó al agua.

Haciéndolo beber a los Israelitas

Haznos un Dios que vaya delante de nosotros


A’ pues ese Moisés que nos sacó de Egipto
No sabemos lo que le ha pasado

Son muchas las cuestiones que llaman la atención en este relato. Sin embargo las más potentes tienen que
ver con las imágenes de Dios, el reparto del poder y el papel del líder como mediador.

En todo el Éxodo, Dios se revela como el Dios que ve, conoce y actúa. Un Dios que se enoja y luego
cambia, que acompaña al pueblo y le ayuda a encontrar caminos de liberación.

Moisés hace aprendizajes constantes de cómo ser líder de un pueblo que tiene los modelos de la
esclavitud internalizados en su cultura corporal cotidiana. Hombres y mujeres que necesitan la imagen
fuerte de un dirigente que vaya a la cabeza y mande. (quizá defienda). Luego aprenderá que hay nuevas
maneras de gobernar, distintas a las del Faraón. Es un líder que dialoga de igual a igual con Dios, un buen
mediador de conflictos.

El pueblo sale de Egipto con recursos espirituales y materiales. Las portadoras de los recursos financieros
son principalmente las mujeres, igual que durante el ministerio de Jesús. Ellas dan, se desprenden del
oro. Se les quita el poder para construir una imagen poderosa. Nos queda la pregunta: ¿Por qué Moisés
tritura el metal precioso, lo disuelve en agua y se lo da a beber a todo el pueblo?

Podemos especular, pero el simbolismo es potente. En el pueblo debe estar el poder, todos y todas son
responsables de sí, por lo que no necesitan el poder que “vaya delante de ellos” sino “dentro de ellos”,
como un Pentecostés que provoca procesos de conversión y aporta nuevos significados a la vida personal
y comunitaria.

ESTUDIO BÍBLICO

JONÁS: EL AMOR DE DIOS


FRENTE A LAS IDEOLOGÍAS HUMANAS

Pastor Jaime Alarcón V.

I. INTRODUCCIÓN.

El libro de Jonás nos confronta con una historia que revela a un Yahweh ecuménico, universalista, que
sobrepasa los límites del amor y misericordia que – en ese momento – los sacerdotes de la religión oficial
concebían. Es un Dios muy diferente al Dios que se concibe en el Templo: castigador, discriminador de los
pobres y de las mujeres. La llamada literatura religiosa de resistencia revela a un Dios al que le interesa la vida
del pueblo, de los empobrecidos y oprimidos, sin importar la condición social, racial, ni el sexo del ser humano.
Son ellos, los pobres y humildes los que en el drama de la vida, construyen la trama de la historia,
reconstruyendo valores y abriendo caminos para la 'civilización del amor'.

GUIA PARA EL TRABAJO GRUPAL

Para profundizar el texto se sugiere formar cuatro grupos de trabajo.

1.- Preguntas para dialogar


1.1.- ¿Por qué razón Jonás huye de Dios?
1.2.- ¿Cómo se manifiesta la fe de Jonás frente a la fe de los marineros del barco?
1.3.- ¿Cómo se podría definir el amor de Dios frente a la orden dada al profeta Jonás?
1.4.- ¿Cómo podríamos definir el amor del profeta Jonás frente a su prójimo?
1.5.- Existe alguna relación entre la fe de Jonás, con la fe de muchos hermanos(as) de nuestra Iglesia. ¿Por qué?

2.- Preguntas para el dialogo


2.1.- ¿Cuál fue la reacción del pueblo de Nínive a las palabras del profeta Jonás?
2.2.- ¿Cómo se revela Dios al perdonar al pueblo de Nínive?
2.3.- ¿Dónde pone Dios su acción en el portador del mensaje o en el receptor del mensaje?
2.4.- ¿Cómo recibe el pueblo de Nínive al profeta Jonás?

3.- Preguntas para la dialogar


3.1.- ¿Por qué razón Jonás se niega a profetizar a los ninivitas?
3.2.- ¿Cómo usted observa la ideologización excesiva en los hermanos(as) de su iglesia?
3.3.- ¿Considera usted que la obra misionera de la Iglesia está libre de una ideologización? ¿Por qué?
3.4.- ¿Existe algún tipo de ideologización política, religiosa, económica o étnica dentro de nuestras iglesias?
¿Por qué?
3.5.- ¿Cómo le resulta amar a las personas que están cerca de usted y que le caen muy bien? ¿Le cuesta amar a
las personas que le han ofendido?
3.6.- ¿Cómo usted considera a los hermanos(as) de otras Iglesias?
3.7.- ¿Cómo usted ve a los hermanos(as) de otras religiones?

4.- Preguntas para dialogar


4.1.- ¿Por qué Dios mira con misericordia a los ciudadanos de Nínive?
4.2.- ¿Qué le ocurre a Jonás que no mira con misericordia a su prójimo?
4.3.- ¿Qué significa mirar a nuestro prójimo con misericordia?
4.4.- ¿Cuáles son los desafíos que presenta a la Iglesia el mirar al mundo con los ojos de Dios?

MATERIAL DE APOYO

La sociología del texto refleja una serie de dificultades y problemas religiosos, sociales y políticos que se
originaron después de la reconstrucción del segundo Templo en el siglo V a.C. Bajo el dominio del imperio
Persa, la reorganización de la sociedad judía se realizó bajo el sistema de la ‘hierocracia’, es decir el gobierno de
los sacerdotes, siendo el líder religioso-político el “Sumo-sacerdote”. Bajo este sistema la sociedad se dividió en
clases: ricos y pobres. La falta de solidaridad entre los judíos atenta contra las antiguas tradiciones históricas.
Bajo este ambiente los conceptos de: temor de Dios y misericordia no formaban parte de la religiosidad del
pueblo israelita.

En este pequeño libro, calificado por la ‘crítica literaria’ como un género de “novela”, Dios se dirige a Jonás, en
su calidad de profeta, mediante tres imperativos: Levántate, ve, y llama (vv. 1,2 y 3,2). Sin embargo, al saber
Jonás quienes eran los destinatarios (Nínive) se convierte en un anti-profeta y se levanta para huir y rehúsa
llamar (1,3). Luego obligado por las circunstancias, finalmente, cumplirá con los tres imperativos (3,3-4). En la
primera vez, YHVH le da un mensaje a Jonás para Nínive que él se rehúsa proclamar: "Su mal ha subido delante
de mí [YHVH]" (1,2). La segunda vez YHVH no da al profeta su mensaje explícitamente, debiendo el mismo
componerlo y proclamarlo según la palabra de YHVH: "Dentro de cuarenta días Nínive será volteada" (Cf.3,4).
Es evidente que estamos frente a un mensaje notoriamente ambiguo: Trastornar, una variante del verbo jafak,
voltearse, cambiar de dirección, podría referirse a una calamidad o también a una conversión 1. Los ninivitas
interpretan este oráculo como un llamado a la conversión y se convierten en difusores de esta palabra al resto de
la población, ocurriendo lo inesperado, la conversión de todo el pueblo en masa.

1.- Cuando la Misión de Dios es entorpecida por una excesiva carga Ideológica.
Una de las principales tentaciones de un líder cristiano es el llegar a identificarse excesivamente con una
determinada ideología, y reducir todo su quehacer misionero y evangelístico tan sólo a lo que esa ideología le
permite concebir como ‘su misión’.

Todo ser humano, así como es un ser social, también es un ser ideológico. Nadie puede escapar a la ideología,
por lo tanto, como no podemos prescindir de ella, entonces es necesario saber: ¿Qué tipo de ideología tenemos,
y a qué tipo de intereses sirve? De esta forma podemos tener conciencia de nuestra praxis, y saber hasta qué
punto ésta es movida por nuestra fe o por nuestra ideología. La ideología es un pensar sistemático relacionado
con la realidad de la historia, una forma de pensar que se convierte en la premisa absoluta por la cual se ve y
juzga la vida. Ella puede ser religiosa, política, económica, social, cultural o étnica, y no está necesariamente
unida y entrelazada solamente con las perspectivas absolutamente objetivas de aquella ideología política. Por
ejemplo: la ideología religiosa es algo con lo cual lidiamos todos los días, razón por la que necesitamos estar
muy atentos, usando el sentido crítico, no permitiendo de esta manera que seamos llevados o persuadidos por
ella.

La ideología religiosa puede ser percibida en nuestro medio a través de detalles muy sencillos. Por ejemplo, de
una forma general aunque no exclusiva, un hermano(a) que provenga de un trasfondo religioso y cultural
pietista-puritano tendrá una forma de ver la vida más cerrada, más conservadora, al relacionarse con otro(a)
cristiano(a) de otra confesión de fe más liberal, que se viste con el pelo largo y con barba. El hermano(a) pietista
imaginará que éste otro no ora, no lee la Biblia, ni tiene un compromiso con la evangelización. Y todo esto por
una razón muy simple: él usa el pelo lago y tiene barba. Éste tipo de cristiano que juzga a los demás por las
apariencias y prejuicios posee una exacerbada ideologización religiosa que no le permite aceptar a los demás
cristianos que son diferentes a él.

Con el profeta Jonás ocurrió algo muy parecido, él se dejó llevar por una ideología de una fe nacionalista
exclusiva, que le lleva a considerar a los extranjeros como a seres que no son dignos de misericordia ni de

1
Jorge PIXLEY. “El Libro de Jonás”. Artículo virtual, consultado el 15 de Agosto del 2007. Encontrado en: www.portallbl.com.
salvación, esta forma de pensar tan estrecha le redujo su concepción de la grandeza y universalidad del Reino de
Dios. Jonás no perdona a los Asirios, cuya capital es Nínive, por que le hicieron mucho daño a Israel en el siglo
VIII a.C., ellos son sus enemigos y merecen que Dios los destruya.

2.- La Narrativa del libro de Jonás.

Los conceptos centrales del libro como: "descender" (yarad) son reiterativos y dibujan una estructura narrativa
en el libro: primero desciende a Jope, luego a la playa para embarcarse, y al fondo del barco. Y, según el salmo
que ora, descenderá hasta las raíces de los montes (2,7), donde clamará desde las entrañas del Seol (2,3). ¡Parece
que en su huída Jonás no toca fondo!2

La figura del pez es paradigmática, la oración del salmo dentro del pez tiene dos lecturas posibles, según Jonás
entienda al pez como tumba y muerte o lo entienda como rescate y ascenso desde las profundidades del mar. En
cualquiera de estas lecturas hay un viraje no explicado, un vacío en el relato. Jonás, ahora, no quiere morir, sino
vivir y nuevamente ver el templo. Según la psicología profunda (C. Yung), el descenso simboliza la regresión en
el crecimiento espiritual, así como el ascenso el logro de la madurez. Por lo tanto aquí se trataría de una
conversión de Jonás, dentro del vientre del pez, ya no huirá más, pero todavía no logra comprender el amor
compasión, al cual finalmente Dios lo confrontará.

El v.3 comienza como todos estos salmos reconociendo que Dios ha respondido a la oración del salmista. "Oré
desde mi angustia" y "del vientre del Seol clamé". El seol, en la cosmología bíblica, es el lugar donde terminan
las almas de los muertos. Es un lugar oscuro, una tierra del olvido, alejado de Dios y de la familia. La analogía
entre las entrañas (me`im) del pez y el vientre (beten) del seol es muy interesante. La palabra Me`im es
propiamente entrañas, y beten la palabra usual para el vientre femenino. Esto invierte lo más normal que sería
pensar en las entrañas del pez (vocablo, sin embargo masculino en hebreo) como un vientre y el seol más bien
como una tumba -o entrañas. Celebrando su rescate de las entrañas del pez Jonás ve este seol como una especie
de vientre para su segunda vida, la segunda oportunidad que YHVH le concede para vivir y ser su mensajero 3. El
autor sutilmente con estos verbos hace una parodia con la teología del Templo que rechaza y considera a la
mujer como portadora de contaminación.

El objetivo de esta novela es la experiencia con la palabra de Dios, o mejor, una historia de una Palabra de Dios.
Se trata de la acción de Dios en el mundo pagano... Recordemos que Jonás debería ir a Nínive, a la ciudad
secularizada, capital de Asiria, país gentil..., el centro de toda una gama de brutalidades, el país más temido que
el antiguo oriente, en especial el oriente culto, llegó a conocer. Los marineros son descritos de dos maneras
diferentes. Una como gentiles, para mostrar que Jonás se encuentra justamente en el medio de aquellos, de los
cuales pretendía huir. Por otro lado, ellos son descritos como elementos capaces y activos, dispuestos a
enfrentar los peligros. Y la suerte acierta a Jonás. Ahora este pasajero necesita presentarse ...`Soy hebreo y temo
al Señor, el Dios del cielo, que hizo el mar y la tierra'... Esto significa lo mismo como, en las estadísticas de
hoy, la palabra `religión.’ El temor de los marineros es algo diferente que la declaración religiosa de Jonás.
Ellos están dispuestos a actuar bajo el Señor de los mares de quien Jonás hablara...Intentemos notar la
diferencia de estos gentiles, estos creyentes a su manera, estos hombres decididos a la acción, estos hombres
capaces. Ellos aquí están presentados como ejemplos de humanidad... Jonás está cansado de la vida. El no es
creyente, ni es activo en la vida ni tampoco está dispuesto a cumplir el papel de prójimo.

En el v.16, es alcanzado el clímax del primer capítulo... Esto significa que no se trata de un temor pasajero,
sino, en el lenguaje del autor, ellos ingresan en una relación duradera con el Dios de Jonás, en una relación
dirigida al futuro, en una relación ordenada.

3.- Un Mundo Globalizado y sin utopías.


Intentemos conocer mejor, aun, el narrador. Se trata de una persona que, según lo que nos es posible reconstruir,
vivió alrededor del siglo V a.C. Lo que indica que, el vivió y escribió en la época de los persas. Este intelectual
comprendió una palabra de Dios. Se trata de una palabra de Dios antigua, que encontramos en el centro de su
libro, en el capítulo 4:2... Esta palabra, que pertenece a unos de los antiguos reconocimientos de Israel, puede
ser encontrada en Éxodo 34:6; Sl 86:15; 103:8; Joel 2:13. Ellos no toman en serio el hecho de que él es el
Señor sobre todas las criaturas, sobre todo lo que ya fue descubierto y que aun está por descubrir; ellos no
toman en serio el hecho de que él dispone sobre todos los poderes y fuerzas, tanto los dominados como los aun

2
Luis Alonso Schökel. “Jonás el profeta rebelde”. En Mensajes de los Profetas. Meditaciones Bíblicas. Sal Terrae, Santander, 1991,
pp.155
3
Idem, Ibidem.
no dominados por el hombre... La última palabra que se graba en la memoria está en el final, 4,10-11: `Tienes
compasión de la planta...no he yo de tener compasión...' El concepto hebreo equivalente a este `tener
compasión', probablemente nunca era citado en los cultos de entonces. En ellos se hablaba de `piedad' y
`gracia', `bondad' y `pena'. La palabra `compasión' es una palabra moderna en aquella época. Además, sólo
raramente ella aparece en la Biblia. Es una palabra profana que significa: las entrañas se revuelven en gran
nerviosismo. Hasta aquí mencionado apenas un número para designar la época: El siglo V a.C. Se trata de un
período siniestro en Israel. Israel está muy dependiente. Es apenas una provincia en el gran reino persa. Hay un
contacto intenso con el mundo gentil4.

Son tiempos difíciles, de mucho sufrimiento, de mucha opresión. Se vivía en un mundo unipolar, con el
imperio Persa establecido y su paz en los cuatro puntos cardinales esta situación duraba por más de un siglo.
Dominación internacional, militar, política y económica. A diferencia de los asirios y de los babilónicos los
persas no fueron tan crueles ya que sofisticaron algunas formas de control dando a muchos la idea de libertad.
En lo que se refiere las prácticas culturales/religiosas, por ejemplo permitían a sus súbditos la mantención de
sus identidades siempre que no representaran amenazas al establishment imperial. Sin embargo la explotación y
opresión eran implacables. La recolección de los impuestos fue perfeccionada y la pobreza y la miseria
marcaban la vida de la mayoría de la población (cf. Neh. 5:4). Al servicio del poder imperial en Palestina,
Nehemías y Esdras, con financiamiento del gobierno Persa, restauraron el templo, reedificaron Jerusalén y
pusieron en vigencia la Ley de Moisés, el Templo y Jerusalén. Pero esta alianza significaba el fin de los sueños
israelitas. El reordenamiento internacional, impuesto y mantenido por el imperio, aniquilaba de una vez las
posibilidades de Israel de ver cumplido su destino histórico de ser luz para las naciones. La situación era difícil,
los tiempos y horizontes estaban cerrados. Algunos buscaban alternativas. Jonás, por el momento sin entender
completamente esto, es uno de ellos. Pero había, además, otros que en el lenguaje apocalíptico o por medio de
otro tipo de lenguaje anunciaban la irrupción de una nueva época5.

4.- Jonás una protesta a un mundo acomodado.


Todas estas obras de sabios como señala Milton Schwantes son severas críticas a los que se sentían tranquilos,
porque están acomodados a las leyes y sacrificios, al dogmatismo y al Templo. El texto de Jonás es parte de esta
tradición mística. Es una especie de novela que recupera la memoria de los profetas para actualizarla al contexto
de aquellos tiempos de dominación, acomodación, manipulación y sobresaltos. El texto de Jonás, se estructura
de una forma muy peculiar. En dos momentos tenemos a la persona de Jonás en el papel principal, pero en
forma diametralmente opuesta. En parte del primer capítulo, en la segunda parte del tercero, el es el Héroe o el
santo. Aquel que cumple la misión que le fue encomendada. Aquí él se involucra de lleno en la tradición
profética, habla como alguien que experimenta la suerte de los que sufren, de los empobrecidos, entrega su
mensaje, anuncia el mensaje aunque el no lo entienda. Otros son los intérpretes. En el segundo momento,
capitulo 4, toma una posición contraria. Es otro. No representa ahora a la tradición de los pobres, sino la
mentalidad de los señores del templo, los dueños de la interpretación de la ley. Su enojo se debe a la demora de
la ira divina contra los paganos. Se parece a los sacerdotes y jueces que, desde Jerusalén administraban la
alianza y como el imperio habrían reducido la actuación de Dios en la historia y su propia acción a partir de la
ley del templo. Su orientación era la misericordia de Dios para nosotros, sus juicios devastadores para los otros.

Jonás no podía entender y aceptar la misericordia de Dios para los Ninivitas. Por eso se enoja porque Dios los
trata como si fueran hebreos. Pero el texto nos presenta apenas a Jonás como protagonista. En verdad lo más
importante en el relato son los otros. En primer lugar tenemos a los marineros y luego a los habitantes de la
gran ciudad de Nínive y su rey. Al reconocer su infidelidad en el capitulo 1, Jonás les da a los marinos la
oportunidad para que interpreten el mensaje del cual él es portador. Son ellos los que le explican la profecía que
el debía anunciar. Aceptar el mensaje que Jonás tiene para transmitir, se convierten a Yahvé, y se hacen
hebreos.

En segundo lugar, tenemos a otro personaje tan importante como los marineros este el pueblo de Nínive. En el
capitulo 3 el escenario esta compuesto por las calles de Nínive incluyendo el pueblo y su rey, que adquiere a la
decisión del pueblo sin nada que incorporar o imponer. El énfasis está puesto sobre los intérpretes. De hecho,
ellos son los verdaderos protagonistas de la historia de Jonás. Cree y convoca a todos para el ayuno. Se trata de
una reacción plena y completa. Al ver el rey en medio de su pueblo y en continuidad con él. Asume la misma
actitud se convierte con todo el pueblo... Pero se trata también de una conversión a Yahvé. Creyeron en el Dios
de Jonás, a pesar de la incapacidad del profeta para la realización de su trabajo. Nínive era una ciudad grande y
4
WOLFF, Hans Walter. MOLTMANN, Jürgen. BOHREN, Rudolf. A Bíblia Palavra de Deus ou Palavra de Homens?
(H.W.Wolff: A Bíblia ‚ palavra de Deus ou palavra de Homens?). 3° ed, Sinodal, São Leopoldo-RS, Brasil, 1979. (Traducción
propia)
5
Zwuinglio Días. Artículo publicado en la Revista Biblito N° 42, 1991, pp. 3-9.
necesitaba tres días para recorrerla (3,3). Es evidente que el pueblo, destinatario del mensaje, pasó también a
ser su portador al interpretar el sentido de las palabras de Jonás.

5.- La Salvación Dios la otorga hacia toda la Humanidad sin exclusiones.


En el capitulo 4 de Jonás nos encontramos con un dialogo muy extraño. Jonás, portador del mensaje de
Yahweh, lo interpela de manera agresiva e irritada porque no entiende su lógica. Su visión de Dios se enmarca y
se limita a la misión religiosa del templo, que a su vez corresponde a los intereses de la elite dominante aliada a
los persas y que se beneficiaba de la sujeción del pueblo hebreo a las imposiciones del poder persa. Los no
hebreos, es decir los paganos, estaban destinados a la ira divina de Yahweh. Pero Dios resuelve salvar a los
ninivitas, transformándolos también en su pueblo. Señal de cambio, señal de irrupción de lo nuevo en una
situación histórica aparentemente ya definida y cerrada. Jonás cumple su tarea contrariado, con mala voluntad.
Hace todo a medias. Nínive era una ciudad grande la que en tres días se podía recorrer entera; en cambio, Jonás
sólo hizo un día de camino. Sin embargo el resultado es animador y sorprendente. El pueblo responde a
Yahweh y escapa de la condenación. Jonás queda amargado porque no era lo que él esperaba. La ira de Dios
contra los no enmarcados en el modelo de pueblo de Dios exaspera al profeta. Y el texto termina con un final
infeliz Jonás está muy amargado sin poder entender y mucho menos responder a la pregunta crucial de Yahweh
sobre la necesidad de misericordia para con el pueblo de Nínive.

Es necesario comprender que cualquier perspectiva ideológica que tengamos en la vida, si nos dejamos avasallar
por ella ésta irá mutilando, maltratando, alejando, cortando, dilapidando y disminuyendo la realidad. La vida es
mayor que cualquier ideología. Sólo la genuina revelación bíblica es del tamaño de la realidad toda. Por eso
afirmamos que ni la política, ni nuestra visión religiosa no lo son todo. Especialmente cuando pensamos y
vemos la realidad desde el punto de vista de Dios.

Jonás no logró discernir esto. La ideología y la política se convirtieron en las realidades absolutas en su vida. Lo
extraño de todo esto es que un sentimiento de un odio oculto comenzó a invadirle el corazón. Su visión del
mundo comenzó entonces a cambiar. El Reino de Dios ya no era ni la primera ni la última preocupación de su
vida, aunque sus luchas él las diera en nombre del Reino de Dios. La sobre ideologización de su vida le alteró
toda su cosmovisión.

El exceso ideológico de Jonás pasó a determinar su actitud misionológica. Jonás sólo quería ver en el horizonte
de la vida lo inmediato de la historia, quedando incapacitado de percibir que también existen otros elementos
que la componen, los que no siempre son históricamente mensurables y perceptibles. Dejó de ver aquellas
cosas invisibles de la vida, y que a pesar de su intangibilidad desempeñan un papel decisivo en la consecución
de la experiencia humana en este planeta.

Cuando se absolutiza una determinada visión política-ideológica, se pasa a tener una preocupación sólo por
aquello que puede estar relacionado con las causas políticas y los intereses inmediatos, sean ellos sociales,
económicos o políticos de su pueblo. Cuando esto ocurre una de las primeras cosas que sucede es la alteración
de la visión misionológica, pues la perspectiva de la misión ya no viene a ser guiada por lo que dice la Biblia
sobre ella, sino que es reducida a la cosmovisión del misionero. La primera cosa que ocurrió con Jonás fue que
el dejó de estar preparado para la misión como un todo integral, profundo, que toma en consideración las
múltiples dimensiones del propósito de Dios en la historia, reduciendo su visión misionera a la dimensión
político-histórica. La visión misionológica de Jonás fue reducida en función de su visión ideológica. Su actitud
obstinada contra Nínive no es el resultado de su sentido de justicia, sino de su condicionamiento ideológico.

Con los que están fuera de las fronteras de Israel, Jonás no usa el mismo criterio de justicia generosa y de
gratuidad. Sin embargo, para los que estaban de su lado, su pueblo, él era todo amor y generosidad. Esta
ambigüedad es la que se encuentra en la mayoría de los que se dejan empantanar en las ideologías.

El exceso de ideologización también perjudicó el ministerio evangelístico de Jonás. Pues el llamado de Dios
para que él predicase a los ninivitas le sonaba como traición al su pueblo empobrecido y oprimido, el que eran
tan pecador como los ninivitas. Cuando la ideología se asocia con la teología, entonces se unilateraliza nuestra
visión del pecado. En este caso el pecador no es aquel que peca contra los mandamientos de Dios, sino aquel que
transgrede los absolutos de nuestra ideología.

Esto es fácil de comprobarlo en la práctica de Jesús de Nazaret. Él se relacionó con todo tipo de personas: con
los pobres y oprimidos, pero también con los ricos y poderosos. Y él actuaba así porque la entrada al Reino de
Dios sólo es posible a través del arrepentimiento.
6.- Dios nos enseña a relacionarnos desde las dimensiones de un amor maternal.
Jonás termina con una ironía, pues este profeta es capaz de tener compasión por una calabaza, pero no siente la
misma misericordia por los cientos de personas que viven en Nínive la capital Asiria. Esto deja en evidencia
que el amor que practica Jonás es un amor limitado, estrecho, un amor que busca hacer el bien a los que creen y
piensan igual que yo.

La última palabra que se graba en la memoria de está ironía está al final del libro, 4,10-11:`Tienes compasión
de la planta...no he yo de tener compasión de Nínive...' El concepto hebreo (rinen) equivalente a este `tener
compasión', probablemente nunca era citado en los cultos de entonces. En ellos se hablaba de `piedad' y
`gracia', `bondad' y `pena'. La palabra `compasión' es una palabra moderna en aquella época. Además, sólo
raramente ella aparece en la Biblia. Es una palabra profana que significa: las entrañas se revuelven en gran
nerviosismo6.

Dios invita a Jonás a ver la vida y el mundo con sus ojos, ojos llenos de compasión, sensibles por el dolor y
perdición de su prójimo. El relato de lo sucedido a Jonás es una clara enseñanza de que la Palabra de Dios
puede ser ayudada o entorpecida por la dureza, egoísmo y porfía de un creyente, en este caso de un profeta.

Jonás no quiere obedecer a Dios ¿Acaso no hay temor en Jonás? ¿Cómo puede suceder que un profeta no quiera
obedecer a la Palabra de Dios? ¿Cuál es la razón por la que Jonás no quiere obedecer a Dios? La respuesta la
tenemos en el capítulo 4,2: “¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? por eso me apresuré a huir a
Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que
te arrepientes del mal."

Jonás no desea que Nínive (el pueblo Asirio) se salve, no desea perdonar a un enemigo que le hizo tanto mal a
Israel. Jonás se deja llevar por sus sentimientos de odio, rechazo y por un nacionalismo que desea aprisionar a
Dios entre las fronteras nacionales, y por eso no obedece a Dios.

Sin embargo Dios frente al arrepentimiento del pecador se conmueve en su misericordia, y en su amor perdona,
y cambia su juicio. Los marineros en el barco se arrepintieron (cf. 1,14-16; 3,5-8). Dios tiene misericordia de la
vida humana.

Jonás, sin embargo, tiene misericordia de la "calabaza", una planta que él no plantó ni regó, pero se angustia
cuando ésta se seca y se enoja con Dios. ¿Dónde estaban puestos los valores de Jonás? Pero frente a la falta de
misericordia de nuestra sociedad materialista debemos preguntarnos ¿cuáles son nuestros valores como
cristianos? Muchas veces sentimos más misericordia por un animalito, nuestras mascotas, pero somos totalmente
insensibles al dolor de los seres humanos que deambulan por la calles pidiendo limosnas sin tener un techo que
les cubra.

El libro de Jonás nos confronta con el amor misericordioso o compasivo de Dios. Es decir, la esencia de Dios es
el amor, pero no se trata de cualquier amor, Jonás nos revela que Dios ama al ser humano con un amor maternal.
La palabra compasión (Rinen) es tomada del ambiente maternal, en donde la madre embarazada siente moverse
a su hijo en sus entrañas. Tener compasión es sentir las entrañas revolverse frente a la injusticia, al pecado
social, a la falta de solidaridad.

La política, tradicionalmente, la hemos hecho los hombres discriminando y alejando a las mujeres del poder. Sin
embargo, las decisiones políticas tomadas por los hombres están estructuradas en torno a la competencia, a la
discriminación de los más débiles, en torno a la división. Dios nos invita a cambiar la política, es decir a cambiar
las formas de relacionarnos entre hombres y mujeres. Como hombres tenemos una visión sesgada del amor
misericordioso de Dios, un amor limitado que solamente se comparte con aquellos que sienten, creen y piensan
igual que yo. Necesitamos incluir en la política a todos los seres humanos como iguales, y especialmente a la
mujer, para así prender de ellas el verdadero significado del amor maternal. Es juntos, en esa complementación
mutua hombre-mujer que formamos una sola humanidad.

6
WOLFF, Hans Walter. MOLTMANN, Jürgen. BOHREN, Rudolf. Op. Cit., p.12.