Está en la página 1de 5

 Lavanda (se vaporiza a 130 grados Celsius): La lavanda se asocia, normalmente, al olor a

perfume (entre otras cosas porque está presente en multitud de colonias comercializadas), pero
esta esencia es utilizada desde hace siglos por su gran efecto calmante. En la actualidad se
vaporiza para disfrutar de sus propiedades antibacterianas y antisépticas. Tampoco podemos
olvidar que la lavanda es utilizada como antidepresivo, de ahí que se use como ingrediente
principal de algunos perfumes, ya que su olor produce una gran sensación de bienestar. Esta
esencia puede ser utilizada para combinarla con otras, ya que su agradable sabor eclipsará otros
que no sean de nuestro agrado.
 Eucalipto (la temperatura idónea para vaporizarlo es 130 grados Celcius): El eucalipto es
originario de Australia, donde se encuentra el 75% de los eucaliptos del planeta. Esta hierba ya
era usada por el pueblo aborigen australiano comoantiséptico, expectorante, estimulante del flujo
sanguíneo local y fungicida. En la actualidad se usa para combatir congestiones y resfriados, por
lo que vaporizar eucalipto aliviará los síntomas del catarro, especialmente la tos. Debido a estas
grandes propiedades su principal compuesto, el eucaliptol, es usado en multitud de productos
expectorantes. Vaporizar eucalipto nos proporcionará un gran frescor en las vías respiratorias,
aliviando cualquier tipo de inflamación.
 Menta (debe ser vaporizada entre 140 y 170 grados Celsius): El origen de la menta es un gran
misterio, aunque se conoce que mil años antes de Cristo, en la pirámides egipcias, ya eran
depositadas hojas de menta seca en su interior para purificar la cámara donde descansaría la
momia del faraón. La menta, pese a ser muy valorada por los griegos y los romanos, sólo se hizo
popular en Europa Occidental a partir del siglo XVIII. Esto se debe a la popularización del té de
menta, el cual era usado como un potente digestivo. También cabe destacar su poder antiséptico
y calmante contra los espasmos musculares. Gracias a estas virtudes, vaporizar menta puede ser
un gran alivio para las enfermedades digestivas y de colon, como la enfermedad de Chron
 Bálsamo de limón o melisa (145 grados Celsius es la temperatura idónea para vaporizarla): La
melisa es una de las plantas aromáticas más valoradas tanto en la aromaterapia como en
medicina natural. Esta no debe confundirse con el bálsamo de abeja. La melisa es una planta
perenne de la familia de la menta, nativa del sur de Europa y de la zona mediterránea.
Tradicionalmente, el bálsamo de limón se ha empleado para la inflamación bronquial, dolor de
oído, fiebre, flatulencias, dolores de cabeza, presión arterial alta, gripe, palpitaciones, dolor de
muelas y vómitos. Además de estas aplicaciones, en la actualidad es usada para la agitación
nerviosa, problemas de sueño, trastornos gastrointestinales, calambres menstruales y espasmos
urinarios. Al vaporizar la melisa obtendremos un peculiar sabor a limón, el cual se asocia con el
limoneno.
 Romero (ajustar el vaporizador a 145 grados Celsius): El romero ha sido utilizado durante siglos
para combatir muchas dolencias respiratorias. Al vaporizar esta hierba obtenemos, además de un
potente sabor, un flujo de elementos antimicrobianos que van directamente a los pulmones. Estos
elementos nos ayudaran a combatir enfermedades como la pulmonía o la bronquitis. Otra
característica del romero es que es muy volátil, por lo que sí sobrepasamos los 150 grados
Celsius corremos el riesgo de que se combustione.
 Hierbabuena (se vaporiza sobre los 150 grados Celsius): La hierbabuena posee un sabor y olor
muy similar a la menta. Esta hierba es muy común en toda Europa, usada desde hace siglos
como antiséptico. Además, en la actualidad se utiliza para aliviar espasmos musculares. Otra de
sus aplicaciones es como refrescante, ya que vaporizar hierbabuena nos aportará un gran frescor
en las vías respiratorias, pudiendo combatir con ella afecciones como la tos.         
 Hierba de San Juan (se debe vaporizar aproximadamente a 150 grados Celsius): Pese a que
pueda parecer una gran desconocida, la hierba de San Juan es muy utilizada actualmente gracias
a sus propiedades antidepresivas. Esta cualidad es especialmente potenciada cuando se vaporiza,
consiguiendo así convertirse en un sedante. Gracias a estas propiedades, la hierba de San Juan es
especialmente adecuada en la lucha contra enfermedades musculares como las miopatías.
Consiguiendo atenuar los dolores producidos por este tipo de dolencias.
 Tilos o tila (vaporizar a 150 grados Celsius): El tilos (o como se le llama comúnmente, tila) es
una planta usada desde la antigüedad en la medicina tradicional. Tiene una gran cantidad de alfa-
pineno, limoneno, quercetina y terpineol. Gracias a estos compuestos, la tila tiene propiedades
ansiolíticas, somníferas y antiespasmódicas. Otra cualidad que nos aporta la tila al ser vaporizada
es su gran efecto relajante, indicado especialmente para tratar enfermedades musculares. Sin
embargo, vaporizar tila no se recomienda en personas con dolencias intestinales, ya que podrían
empeorar. También cabe destacar que gracias a sus flavonoides, la tila también tiene propiedades
diaforéticas, que actúan en las glándulas sudoríparas, virtud especialmente indicada cuando
queremos limpiar nuestro cuerpo de algún virus o toxina, como puede ser la gripe.
 Flor de la pasión (vaporizar a 154 grados Celcius): La flor de la pasión o pasionaria, como es
comúnmente conocida en España, es usada como antiinflamatorio, antiespasmódico, sedante
hipotensor y tranquilizante. Esta esencia es natural de América del Norte, aunque es en América
Central, del Norte y México donde más se usa en la actualidad, sobre todo para combatir el
insomnio, la epilepsia y la histeria. Sus hojas son usadas como ingrediente principal en fármacos
elaborados para el tratamiento de trastornos nerviosos, tales como palpitaciones del corazón, la
ansiedad o las convulsiones. Otra gran ventaja de vaporizar pasionaria es su gran efectividad
contra el asma. También cabe destacar que podemos vaporizar tanto sus flores secas como las
hojas, produciendo un efecto similar.
 Té verde (debe ser vaporizado a 180 grados Celsius): El té verde se dice que fue descubierto
accidentalmente por un emperador chino, hace unos 4.000 años. Desde entonces, el té verde es
un elemento fundamental en la medicina tradicional china, recomendando su uso para combatir
la migraña, los dolores corporales y los dolores producidos durante la digestión y la depresión.
Otra de las grandes virtudes que obtenemos del té verde al ser vaporizado es su poder
energizante, ya que volatilizamos la teína que tiene. Es tal este efecto, que diversos estudios
comparan unas pocas aspiraciones del vapor producido por el té verde, con el efecto producido
por una taza de café. Esto lo hace especialmente adecuado para comenzar el día con energía. En
el caso de querer un efecto más relajante, tendremos que ajustar el vaporizador a unos 160
grados Celsius.
 Manzanilla (debe ser vaporizada a 190 grados Celsius): La manzanilla es una planta muy
popular en España, la cual crece de forma silvestre por toda Europa y Asia occidental.
Vaporizando sus flores podremos obtener un sin fin de beneficios tales como: aliviar la
indigestión, calmar el nerviosismo y combatir depresiones y dolores de cabeza. También hay que
destacar que es ideal para los problemas digestivo-emocionales, tales como úlceras pépticas,
colitis, colon espástico e indigestión nerviosa. Gracias a estas propiedades, vaporizar manzanilla
tras una copiosa comida nos ayudara a realizar una correcta digestión, sin necesidad de tomarla
en infusión.
 Tomillo (la temperatura idónea de vaporizado es 190 grados Celsius): El tomillo es una de las
especias más usada en la cocina mediterránea, convirtiéndose en imprescindible en las típicas
mezclas de hierbas provenzales, usadas en multitud de platos, tanto de alta cocina como de
cocina tradicional. Esto se debe al gran sabor y olor que contiene, el cual se complementa muy
bien con el del cannabis. Aunque en la vaporización obtendremos este gran sabor, también
conseguiremos disfrutar de sus amplias propiedades usándolo como antiespasmódico, digestivo,
bactericida, expectorante o estimulador del apetito.
 Valeriana (la temperatura óptima de vaporizado es 200 a 235 grados Celsius): La valeriana es
una de las plantas sedantes más conocida y usada en la edad moderna. Esta popularidad, viene
dada por sus grandes propiedades para combatir el nerviosismo y el estrés, pero sobre todo es
usada por su gran efectividad como somnífero. Vaporizar valeriana es ideal para combatir los
dolores menstruales. También cabe destacar que es una planta muy usada en diferentes
tratamientos para dejar el tabaco, gracias a su eficacia a la hora de paliar la ansiedad que produce
la abstinencia de nicotina. Por estas singulares cualidades, las flores de la valeriana son
especialmente indicadas para ser vaporizadas por la noche.
 SALVIA - 190 °C
 La salvia tiene un agradable sabor a menta y efectos antisépticos y estrogénicos. Se dice que los
efectos son buenos para tratar los síntomas de un resfriado, como el alivio de la severidad del
dolor de garganta.

 YERBA MATE - 150 - 190 °C


También conocida como Té Mate, esta planta vigorizadora se evapora mejor a unos 190 grados
centígrados. Al igual que el té verde, se puede utilizar sola o como parte de una mezcla para actuar como
estimulante, induciendo un agradable y divertido efecto.

6. Melisa

Entre practicantes de aroma terapia, la melisa es muy conocida por su gran


aroma y su efecto calmante. Se dice que la melisa relaja el sistema nervioso
y promueve el sueño, alivia los dolores de cabeza y aumenta la circulación
sanguínea. Los estudios han demostrado que su naturaleza tranquilizante
es mayor cuando se mezcla con otras hierbas como el lúpulo, la valeriana y
la manzanilla. Temperatura de vaporización 142°C.

16.Albahaca

La albahaca puede calmar el estómago con gases. Sus cualidades relajantes


ofrecen un aroma calmante. Está contraindicada para mujeres
embarazadas, ya que puede causar contracciones de forma prematura.

17.Eucaliptus

Es refrescante y con propiedades anti bacterianas. Ayuda en caso de gripe,


resfríos e infecciones pulmonares.

Hierbas con temperaturas bajas de vaporización:


 Ajenjo: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Clavo: 125°C a 150°C (257°F a 302°F)
 Gotu Kola: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Hierba de San Juan: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Lavanda: 100°C a 125°C (212°F a 257°F)
 Lechuga silvestre: 125°C a 150°C (257°F a 302°F)
 Loto Azul: 100°C a 125°C (212°F a 257°F)
 Loto Rosa: 100°C a 125°C (212°F a 257°F)
 Manzanilla: 100°C a 125°C (212°F a 257°F)
 Menta inebriante: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Pasionaria: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Hierbabuena: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Peganum harmala:100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Tabaco: 125°C a 150°C (257°F a 302°F)
 Té Tranquilitea: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
 Tomillo: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)

 Yerba Mate: 100°C a 150°C (212°F a 302°F)
Hierbas con temperaturas medias de vaporización:
 Adormidera: 125°C a 175°C (257°F a 347°F)
 Aphrodite Mix: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Cálamo: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Damiana: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Efedra: 125°C a 175°C (257°F a 347°F)
 Estragón Mexicano: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Ginkgo: 125°C a 175°C (257°F a 347°F)
 Granos de café: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Guaraná:125°C a 175°C (257°F a 347°F)
 Hinojo: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Klip Dagga: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Leonotis leonurus: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
 Lirio Blanco: 125°C a 175°C (257°F a 347°F)
 Marihuanilla: 150°C a 175°C (302°F a 347°F)
Hierbas con temperaturas altas de vaporización:
 Ajo: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Aloe Vera: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Banisteriopsis caapi: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Calea Zacatechichi: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Clavo Huasca: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Galangal: 150°C a 200°C (302°F a 392°F)
 Gloria de la mañana: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Ginseng: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Jengibre:175°C a 200°C (347°F a 392°F)- una manera inteligente de
neutralizar el sabor a plástico que algunos vaporizadores pueden
tener
 Jurema: 170°C a 190°C (338°F a 374°F)
 Kanna (UB40 vaporizer extract): 188°C (370°F)
 Kava Kava: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Kra Thom Khok (Mitragyna hirsuta): 175°C a 185°C (347°F a 365°F)
 Kratom: 175°C a 200°C (347°F a 392°F) - Debemos decir que hacer un
té de kratom es mucho más eficiente, sin embargo el extracto 50x y
el extracto dorado deberán proporcionar una experiencia genuina.
 Lúpulo: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)

 Maca Root: 150°C a 200°C (302°F a 392°F)


 Maconha Brava: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Malvavisco: 150°C a 200°C (302°F a 392°F)
 Marshmallow: 150°C a 200°C (302°F a 392°F)
 Muira Puama: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Mulungu: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Nuez de betel: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Nuez de cola: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Raíz de Maca: 150°C a 200°C (302°F a 392°F)
 Sakae Naa (Combretum quadrangulare): 175°C a 185°C (347°F a
365°F)
 Salvia Divinorum: 210°C a 230°C (410°F a 446°F)
 Sinicuichi: 175°C a 200°C (347°F a 392°F)
 Té Verde Gunpowder: 175°C a 185°C (347°F a 365°F)
 Valeriana: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)
 Yohimbe: 185°C a 200°C (365°F a 392°F)