Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIONES Y POSTGRADO

ESPECIALIZACIÓN EN LOS DERECHOS HUMANOS

CENTRO LOCAL FALCON SEDE CORO

UNIDAD CURRICULAR: VIOLENCIA ESCOLAR

CARACTERIZAR LA VIOLENCIA ESCOLAR

TEMA 1

GRUPO 2

CÓDIGO: 032

Profesora: Mercedes Esteves

Realizado por:
Danny Sánchez de Rodríguez

SANTA ANA DE CORO; MAYO 2020


INTRODUCCION

En la sociedad actual, cada día, surgen nuevos problemas y los que ya existentes en muchos
casos se agudizan conservando su forma original o cambiando con el paso del tiempo, como es el
caso de la violencia escolar, la cual siempre ha existido, pero en los últimos años ha
alcanzado dimensiones tan alarmantes que ya se llevan a cabo encuentros a nivel mundial para
afrontar esta situación. La violencia escolar es un fenómeno cada vez más frecuente en nuestro país
y estamos retrasados en casi 50 años respecto a países desarrollados que han estudiado e intervenido
en aspectos relacionados con este fenómeno.

En violencia escolar existen muchos elementos involucrados: individuos, familia, colegios,


sociedad, pobreza, delincuencia, consumo de sustancias, globalización, Internet, medios de
comunicación, etc. Los medios de comunicación no están exentos de responsabilidad en el
fenómeno de la violencia escolar actual. Ejemplos de ello son, la cantidad de videos sobre el tema
que se han captados en distintos colegios y han circulado en Internet; el caso de una adolescente,
víctima de maltrato psicológico, cuyo suicidio fue motivo de un amplio reportaje en televisión; y el
reciente caso de una adolescente, que más que violencia escolar se podría considerar como un
ejemplo de violencia ejercida por los medios de comunicación sobre los adolescentes.

Quizás lo más preocupante de la violencia escolar es que en sus manifestaciones incluye todo
tipo de agresividad y comportamientos antisociales. Es importante reconocer que este fenómeno es
el resultado de la interacción entre el individuo, la familia y el contexto social, por lo general se
tiende a culpar solo a la familia, minimizando la responsabilidad del resto de los involucrados. La
violencia escolar se presenta como una forma de resolver conflictos interpersonales, sea entre
alumnos, dando origen al fenómeno del bullying, entre profesores y alumnos, que suele estar
enmascarada, o entre profesores. Los actos delictuales también caen dentro del concepto de
violencia escolar, pero tienen una repercusión en la esfera judicial.

Por ultimo Lo que se pretende en este ensayo es, realizar una revisión conceptual e histórica del
término teorías y enfoques de la violencia escolar .
CARACTERIZAR LA VIOLENCIA ESCOLAR

Investigar sobre la conflictividad y la violencia, teniendo en cuenta los diferentes momentos de


la historia de la humanidad, ayuda a concebir los procesos y relaciones sociales asumidas a lo largo
del tiempo en este campo. Su inicio, marcado por percepciones negativas que desencadenan
situaciones violentas, se ve incrementado por los desequilibrios sociales al amparo de las luchas de
poder. En consecuencia, el siglo pasado arrastra un claro referente al dirimir sus grandes
contradicciones sociales con la violencia y las guerras.

Los conflictos intergrupales han existido siempre, sin embargo las características de la época de
referencia, van a marcar el nivel de armonía de convivencia social. En todas las etapas han existido
siempre normas para una mejor convivencia y relación entre sus miembros, no obstante, una
sociedad tan cambiante, diversa y globalizada como en la que vivimos, provoca que instituciones y
leyes se vayan deteriorando poco a poco hasta el punto de poner en serio peligro la supervivencia de
las mismas. De igual forma, el contexto educativo sufre esta laxitud social que repercute en sus
normas de convivencia y tolerancia, que se van degradando hasta el punto de no acatarlas. Esto está
acarreando numerosos problemas para las instituciones escolares en el ejercicio de su función
educadora y de transmisión de valores a una sociedad que poco a poco le va perdiendo el respeto.

Desde siempre, la violencia se manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad, de la economía, de


la cultura, de la política, y sus causas son muy diversas, siendo catalogada como un fenómeno
multicausal. Según Cerezo (2001). El ser humano es desde su nacimiento una criatura agresiva
(potencial innato), en el cual existe un sustrato psicológico que suscita sentimientos subjetivos de
ira, así como cambios físicos que preparan al ser para la lucha. 1 Por ello, se llega a afirmar que este
componente agresivo humano es un instinto con el que se nace, un rasgo de la personalidad
inherente al propio individuo.

La sociedad actual, caracterizada fundamentalmente por un escenario de persistente crisis de


valores, falta de compromiso, imagen errónea de la vida que nos transmiten los medios de
comunicación, sentimientos de rivalidad, competición constante, fuerte incremento multirracial,
hace de los centros educativos un lugar en donde se reflejan los desajustes sociales.

_________________________

1 Cerezo, F. (2001). La violencia en las aulas. Madrid: Pirámide. Consultado mayo 2020
Esta situación, se manifiesta en mayor medida en países desarrollados económica y culturalmente,
es más, el interés y la preocupación por el conflicto escolar ha guardado siempre una estrecha
relación con la gravedad de las situaciones que se han originado.

En las últimas dos décadas, las investigaciones realizadas sobre la violencia en los centros
educativos, muestran el camino recorrido desde el descubrimiento del fenómeno hasta la vertiente
terminológica y la definición del mismo, así como sus componentes, objetivos y consecuencias.
Posteriormente, se dirigió a la búsqueda de posibles factores explicativos del fenómeno (Ortega,
2010), además de la elaboración de propuestas de intervención y prevención en el campo educativo.

Asimismo, en el año 2003 la OMS (Organización Mundial de la Salud) declara a la violencia


como problema de salud pública y alerta a la comunidad mundial sobre la necesidad de promover
políticas públicas para prevenir e intervenir esta inquietante realidad 2. Así mismo, según reporta
Castro (2006) señala: “el fenómeno de la violencia en sus distintas formas y en particular el de la
violencia escolar, ha sido reconocida como una enfermedad social que ha alcanzado gran magnitud
(p. 9) 3, mientras la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia
y la Cultura) ha desarrollado en esta línea, diversas cátedras e informes específicos con el objetivo
de contribuir y poner fin a la violencia y lograr la convivencia.

El panorama presenta los avances en materia de violencia escolar pero también evidencia la
persistencia de importantes brechas, constituyéndose en uno de los principales desafíos que
enfrentan los actuales sistemas educativos y un factor clave para avanzar hacia una educación de
calidad y excelencia.

La violencia escolar ha sufrido numerosos cambios en su grado de visibilidad social a través de la


historia y las culturas, siendo evidente al día de hoy en nuestros centros escolares.

_____________

2.- Organización mundial de la salud (OMS) 2003 Informe Mundial sobre violencia y salud. Ginebra. Consultado mayo 2020
3.- Castro, A. (2006). Violencia silenciosa en la escuela. Dinámica del acoso escolar y laboral Bonum: Buenos Aires. Consultado Mato 2020
4.- Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Poner fin a la violencia en la escuela: Guía para los
docentes. Francia. www.unesco.org/es/education consultado Mayo 2020

.
Cada vez más, se habla de violencia escolar para referirse a “una amplia gama de acciones que
tienen por objeto producir daño, y que alteran en mayor o menor cuantía el equilibrio institucional”
(Martínez-Otero, 2005, p. 35). De este modo, antes de adentrarse en otros aspectos de la violencia
escolar, se debe proceder a conceptualizar el término para precisar su significado y distinguirlo así
de otros fenómenos violentos similares, partiendo de las definiciones aportadas por diferentes
autores:

 Hurrelmann y Lösel (1990, p. 365) "Violencia escolar abarca todas las actividades y acciones
que causan dolor o lesiones físicas o psíquicas a las personas que actúan en el ámbito escolar,
o que persiguen dañar los objetos que se encuentran en dicho ámbito"
 Anderson y Bushman (2002), hacen referencia a una violencia hostil como comportamiento
impulsivo, no planeado, cargado de ira y que surge como una reacción provocada ante una
provocación; mientras que la violencia instrumental surge como un medio premeditado para
alcanzar los objetivos y propósitos del agresor.
 La palabra violencia proviene del latín violentia, formada por vis que significa fuerza y está
relacionado con los fenómenos de destrucción, fuerza, coerción que ocurren en las relaciones,
en la sociedad y en la naturaleza (Del Barrio, Martín, Almeida y Barrios 2003); y lentus que
como sufijo tiene valor continuo, es decir “el que continuamente usa la fuerza”.
 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2003), la violencia es: El uso intencional
de la fuerza física o el poder, la amenaza o el hecho contra uno mismo, contra otra persona o
contra un grupo, una comunidad, que puede producir o tiene una alta probabilidad de provocar
una lesión, muerte, daño psicológico, afectar al desarrollo o generar privaciones. (p.5)
 Serrano e Iborra (2005, p. 11) “cualquier tipo de violencia que se da en contextos escolares.
Puede ir dirigida hacia alumnos, profesores o propiedades. Estos actos tienen lugar en
instalaciones escolares (aula, patio, lavabos, etc.), en los alrededores del centro y en las
actividades extraescolares”
 Serrano (2006), la define como cualquier acción u omisión intencionada que daña o puede
dañar a terceros. Es necesario pues, que dependiendo de quién ejerza la violencia en los
centros educativos, se diferencien tres tipos fundamentales de violencia: la ejercida por parte
del profesor sobre el alumnado, la del alumnado sobre el propio alumnado, y la del alumnado
sobre el profesorado. En este contexto, la clasificación más conocida y usada distingue una
dimensión comportamental de la violencia (violencia hostil directa para hacer daño) y una
dimensión intencional (violencia como instrumento para conseguir algo y satisfacer los
propios intereses)
 Olweus (2006 p. 16) “Comportamiento agresivo en el que el actor o autor utiliza su cuerpo o
un objeto (incluso armas) para causar daño o malestar (relativamente grave) a otro ”
 Baridón (2010, p. 39) “Entendiéndola como la amplia gama de manifestaciones de la
violencia que se pueden dar en el ámbito educativo, las cuales ocurren a nivel interpersonal,
entre estudiantes, entre estudiantes y docentes”
 La Real Academia de la Lengua Española define la violencia en su vigésimo tercera edición
(2014) como “cualidad del violento, acción y efecto de violentar o violentarse, acción violenta
o contra el natural modo de proceder”.

Al delimitar el concepto más adecuado para caracterizar esta dinámica social no resulta tarea fácil.
Su evolución hacia la delimitación del concepto ha llevado a confusiones e intercambio con otros
términos como agresión, maltrato, conductas antisociales, conflicto, bullying, abuso de poder,
intimidación, y acoso, entre otros. El núcleo común de la mayoría de las acepciones conceptuales
aportadas, es la consideración de la violencia escolar como una agresión física o verbal que se
produce entre los miembros de la comunidad educativa en las instalaciones escolares o similares.

A estas alturas, tanto se ha hablado y tratado el tema de la violencia, que se cuenta con varias
teorías y enfoques, bien definidos, para abordarla y hacerse cargo de su complejidad: la Teoría
activas o innatistas, Teoría etológica, Teoría psicoanalítica, Teoría de la personalidad, Teoría de la
frustración, Teoría de la señal-activación, Teoría genética, Teorías reactivas o ambientales, Teoría
del aprendizaje social, Teoría de la interacción social, Teoría sociológica, Teoría ecológica y los
diferentes Enfoques que, por cierto, no están integrados aun en una visión coherente, sino que
figuran como trozos de un relato que aún no ha sido escrito. Esos enfoques son los siguientes: el
antropológico cultural, el sociológico, el psicológico y el biológico. Comprender las tesis básicas de
estos enfoques es el primer paso que se tiene que dar para hacerse cargo de la complejidad que
involucra el tema de la violencia.
CONCLUSION

Es un hecho que la violencia está en las escuelas y que tiene dos vertientes una estructural que se
manifiesta en la exclusión de la población de niños y adolescentes de un proceso educativo que
brinde una calidad de vida, y una violencia directa que se manifiesta en la destrucción de las
instalaciones, educativas, de los bienes del docente, alumnos y comunidad, además de las
confrontaciones cara a cara entre los educandos y entre docente – alumno.
Por otra parte, se puede afirmar que la función del docente no está modelando el carácter social del
educando para formarlo como un ciudadano que practique los valores de convivencia y que ejerza
su autonomía con respeto por el otro, incidiendo esto en la generación de una violencia directa, que
como se ha planteado, está presente en las instituciones educativas y en su contexto.
Pudiéndose concluir que existe la urgente necesidad de transformar al docente y al alumno, en la
búsqueda de una escuela donde éste aprenda desde la interrelación, a resolver las discrepancias a
través del dialogo, donde el respeto al desacuerdo sea parte de la cotidianidad, que se tenga como
meta aprender a vivir juntos. Se necesita una escuela, que eduque para la paz, que no forme
alumnos ni sumisos ni violentos, sino que su función sea la de formar individuos, arraigados a los
principios democráticos y comprometidos como fundamento de vida en una cultura de paz.
El docente debe dejar atrás la escuela tradicional y comprometerse con los cambios,
desprendiéndose de su poder para trasladarlo hacia sus alumnos en la búsqueda de una
autodisciplina que les permita desarrollar la autonomía.
En función de lo cual debe iniciar una formación en métodos de resolución de conflicto, que le
permita escuchar y no solo oír. Debe también es un hecho que la violencia está en las escuelas y que
tiene dos vertientes una estructural que se manifiesta en la exclusión de la población de niños y
adolescentes de un proceso educativo que brinde una calidad de vida, y una violencia directa que se
manifiesta en la destrucción de las instalaciones, educativas, de los bienes del docente, alumnos y
comunidad, además de las confrontaciones cara a cara entre los educandos y entre docente –
alumno.
En virtud de que la OMS ha declarado la violencia como “una enfermedad social en aumento” son
los organismos públicos los llamados a generar políticas coherentes y sostenidas en el tiempo que
aborden el tema desde su prevención hasta su intervención.
REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

1.- D. (2010). Estudio de la violencia escolar en los centros de educación media de Juan Lacaze.
Tesis doctoral no publicada. Universidad de Alcalá, Madrid

2.- Castro, A. (2006). Violencia silenciosa en la escuela. Dinámica del acoso escolar y laboral
Bonum: Buenos Aires.

3.- Olweus, D. (2006). Una revisión general. En Á. Serrano (ed.), Acoso y Violencia en la Escuela
(pp. 79-103). Madrid: Editorial Ariel. Consultado Mayo 2020

4.- Serrano, A. e Iborra, I. (2005). Violencia entre compañeros en la escuela. Valencia: Centro
Reina Sofía para el estudio de la violencia.

5.-Organización Mundial de la Salud (2003). Informe Mundial sobe violencia y salud. OMS
Ginebra.

6.- Del Barrio, C., Martín, E., Almeida, A. y Barrios, A. (2003). Del maltrato y otros conceptos
relacionados con la agresión entre escolares, y su estudio psicológico. Infancia y Aprendizaje,
26(1), 9-24.

7.- Anderson, C. A. y Bushman, B. J. (2002). Human aggression. Annual Review of Psychology,


53, 27-51.

8.-Hurrelmann, K. y Lösel, F. (1990). Health Hazards in Adolescence. Berlín: De Gruyter

9.-UNESCO. Poner fin a la violencia en la escuela: Guía para los docentes. Francia.
www.unesco.org/es/education