Está en la página 1de 12

Eje

¿Eres indispensable?
Seth Godin
Visión general
Linchpin: ¿Eres indispensable?(2010) muestra a empresarios y trabajadores cotidianos
por igual cómo convertirse en miembros vitales de sus campos profesionales. El autor
Seth Godin argumenta que el mundo de los negocios ya no se beneficia al llenar sus
listas con empleados que cumplen con los requisitos mínimos de producción. En
cambio, las empresas necesitan empleados con visión de futuro que sean capaces de
detectar problemas y crear soluciones incluso cuando no se les pida explícitamente que
hagan un trabajo adicional. Linchpins, o trabajadores que pueden usar la creatividad y el
ingenio para ayudar a sus empleadores, no solo se ganan el respeto de sus superiores y
colegas, sino que también se convierten en partes clave del éxito continuo de su
empresa. Al dar un valor adicional a sus empleadores sin pedir una compensación
proporcional, los linchpins convierten cualquier campo de trabajo en un arte.
Convertirse en una empresa linchpin no garantiza que un trabajador sea insustituible,
pero sí garantiza la seguridad profesional en forma de nuevas ofertas de trabajo y una
mayor reputación.
Desde el siglo diecinueve, los trabajadores tanto en fábricas como en oficinas han
recibido capacitación para seguir órdenes, obtener buenas evaluaciones de desempeño y
cumplir con las cuotas. Los trabajos de fabricación ya no son los únicos puestos que
utilizan los estándares de fábrica para garantizar la eficiencia. Los centros de atención
telefónica, los restaurantes de comida rápida y los hospitales capacitan a los empleados
y al futuro personal para que sean obedientes a cambio de seguridad financiera.
Muchos han llegado a asociar estos comportamientos obedientes y pasivos con la
seguridad, ya que el trabajo en la fábrica durante mucho tiempo proporcionó a las
familias dinero, alimentos, acceso a la atención médica y la promesa de una pensión
decente. Sin embargo, en los años 2000 y 2010, las innovaciones tecnológicas y los
salarios estancados han demostrado que los trabajadores ya no pueden conformarse con
la complacencia y el desempeño mediocre. El trabajo promedio hace que cualquier
empleado sea vulnerable a los despidos y trabajos sin salida, porque las empresas
pueden capacitar fácilmente a un reemplazo. Para lograr un mejor futuro financiero y
obtener más satisfacción laboral, los empleados deben aprender cómo aprovechar su
imaginación y su capacidad para innovar.
Los empleados que eligen convertirse en linchpins deben determinar cuáles son sus
talentos y luego usar esas habilidades para mejorar sus empresas de una manera que
otros no han predicho o creído posible. Todo trabajador tiene un talento natural; En la
mayoría de los casos, esa capacidad se puede utilizar para mejorar las prácticas
comerciales. Un barista en una cafetería, por ejemplo, podría usar una propensión a la
empatía y la atención para mejorar la experiencia de los clientes. Un agricultor local
podría demostrar un talento para la agricultura al proporcionar verduras que sepan mejor
que las que se venden en la cadena de supermercados.
Linchpins debe demostrar competencia en el trabajo emocional, lo que significa que
tienen la capacidad de usar la empatía para conectarse con clientes, compañeros de
trabajo y jefes. Dado que los clientes desean una experiencia personalizada,
simplemente responder a una queja con una respuesta formulada no es suficiente para
garantizar la satisfacción del consumidor y la lealtad continua. Los trabajadores deben
aprender cómo conectarse emocionalmente con los clientes y mostrar pasión entre los
compañeros de trabajo. Los trabajadores poco entusiastas se convierten rápidamente en
trabajadores promedio y no se destacan entre los superiores.
El sistema educativo y el mundo de los negocios todavía alientan a las personas a
cumplir y seguir las órdenes. Linchpins, sin embargo, resiste el impulso de conformarse
con la mediocridad. Al llevar la humanidad, la creatividad, la caridad y la pasión al
trabajo, cualquiera puede aprender a convertirse en un trabajador central para el éxito de
su empresa.
Las empresas corren el riesgo de ser vulnerables a la competencia cuando
dependen de una fuerza laboral fácilmente capacitada.
Si las tareas que los empleados deben realizar pueden enseñarse fácilmente a los
empleados diarios, entonces un competidor podría descubrir rápidamente cómo lanzar
un negocio similar y obtener ganancias del mismo mercado. La contratación de
empleados intuitivos y motivados puede dificultar el pago de salarios bajos, pero esos
trabajadores ayudarán a la empresa a elaborar estrategias originales para atraer clientes
y superar a los competidores. Las empresas deben esforzarse por contratar a los
linchpins para la mayoría de los puestos, si no para todos, si quieren destacarse de otras
compañías.
Al buscar linchpins, las empresas deben buscar empleados que posean el conjunto de
habilidades que mejor beneficien al negocio. Saber qué conjunto de habilidades buscar
es especialmente importante al contratar gerentes. En Blitzscaling : The Lightning-Fast
Path to Building Massively Valuable Companies (2018), los autores Reid Hoffman y
Chris Yeh explican que las corporaciones masivamente exitosas buscan gerentes con un
historial de ayudar a compañías similares. Algunos profesionales se especializan en
ayudar a empresas más pequeñas, como aquellas con menos de 20 empleados, y algunos
lo hacen mejor cuando ayudan a corporaciones con más de mil empleados. Si las
empresas contratan gerentes cuya experiencia se encuentra en una etapa o industria de
desarrollo diferente, es probable que los profesionales hagan lo mejor que puedan, pero
no podrán utilizar plenamente sus habilidades en beneficio de su empresa.
Es posible que una empresa tenga que considerar dejar de lado ciertos pilares si el
negocio cambia de industria o continúa expandiéndose. Un ejecutivo que alguna vez fue
efectivo solo puede ayudar a hacer crecer una empresa hasta cierto punto, y tendrá que
retirarse si la empresa quiere capturar una mayor participación en el mercado. Los
buenos gerentes sabrán en qué dominios están más capacitados y entenderán cuando la
compañía haya superado la ayuda que pueden proporcionar. [1]
Internet ha obligado a los profesionales a especializarse y mostrar individualidad
para seguir siendo competitivos.
La accesibilidad a internet ha facilitado la vida de algunos creativos; También ha
aumentado el número de innovadores que compiten por la fama y la fortuna en línea. Un
pianista que quiera ganar seguidores en YouTube no solo tendrá que demostrar una gran
habilidad, sino que tendrá que dar un mejor espectáculo que otros pianistas talentosos
que compiten por una audiencia en YouTube. Los artistas mediocres deberían trabajar
para mejorar sus habilidades o considerar si tienen otro talento que puedan usar para
diferenciarse.
Las personas innovadoras pueden matar fácilmente su motivación y confianza si se
esfuerzan constantemente por vencer a todos en su campo, porque siempre habrá
alguien mejor. En lugar de hacer una comparación con los estándares de los maestros en
su profesión, deberían trabajar para mejorar su propio desempeño a diario. En The
Slight Edge: Convirtiendo disciplinas simples en éxito y felicidad masivos (2005), el
autor Jeff Olson explica que practicar una habilidad diariamente puede eventualmente
producir resultados masivos. Las habilidades se dispararán a medida que la pieza clave
potencial pase de lo básico y gane dominio. Olson argumenta que muchas personas no
están dispuestas a comprometerse a una práctica diaria, por lo que renuncian a las
recompensas potenciales que podrían cosechar simplemente trabajando en una habilidad
todos los días. Aquellos que se comprometen a mejorar diariamente, entonces,
rápidamente superarán a sus compañeros de trabajo y atraerán la atención de sus
superiores. Por ejemplo, si un aspirante a eje central sabe que no es la mejor profesional
en su campo, puede comenzar poco a poco tratando de superarse cada día. Lentamente,
podrá superar a los otros trabajadores en su región, antes de eventualmente hacerse un
nombre a nivel nacional. [2]
Linchpins falsifica mapas que otros pueden seguir, en lugar de esperar
instrucciones explícitas.
La ex ejecutiva de Google Marissa Mayer no fue contratada explícitamente para mejorar
la interfaz de usuario del sitio web. A pesar de eso, usó sus ideas artísticas para notar
que la página de búsqueda principal de Google sería más atractiva si fuera minimalista.
Incluso contó el número de palabras en la página de búsqueda principal para que la
interfaz se vea más limpia. Como tomó medidas sin necesitar instrucciones explícitas,
Mayer se hizo más valiosa para su empleador que un colega que simplemente se
desempeñó bien en las tareas asignadas.
Los aspirantes a linchpins atrapados en una posición de nivel de entrada deberían buscar
oportunidades para avanzar y asumir roles de liderazgo, incluso si es solo cuando el jefe
está fuera de la oficina. Pedir más responsabilidad puede beneficiar especialmente a
grupos de trabajadores subrepresentados, como las mujeres, a quienes no se les dan
tantas oportunidades de liderazgo. En un artículo de The Guardian de 2015 , la
reportera Lottie O'Conor alienta a las mujeres a ser voluntarias para liderar sus equipos
cuando el jefe se va de vacaciones. Actuar como gerente sustituto muestra que un
empleado está listo para un puesto de supervisor y brinda la oportunidad de interactuar
con los ejecutivos. Un puesto de liderazgo temporal además permite que un empleado
realice cambios beneficiosos que el jefe puede no haber considerado. Si los empleados
tienen la oportunidad de asumir un papel de liderazgo temporal, deben recordar actuar
con decisión, en lugar de dudar de sus decisiones. Buscar constantemente comentarios,
especialmente del jefe ausente, puede llevar a los superiores a creer que un empleado no
está preparado para asumir responsabilidades futuras. Al ser asertivos y voluntarios para
liderar, los empleados pueden diferenciarse y demostrar que quieren dar más a la
empresa que el mínimo. [3]
Los empleados productivos silencian a sus críticos internos para que puedan crear
un buen trabajo.
La mayoría de las personas tienen una voz interior que les dice que no deberían probar
estrategias nuevas e innovadoras. Esa voz también dice que fracasarán si intentan
asumir nuevos roles en su profesión. Sin embargo, ese crítico interno proviene del
"cerebro de lagarto" o de las partes temerosas del contenido mental para sacrificar la
posibilidad de éxito por la promesa de seguridad. Los aspirantes a linchpins deberían
aprender a aceptar que el rechazo es parte del proceso creativo y darse permiso para
fallar siempre que se comprometan a esforzarse al máximo.
En algunos casos, la voz interna crítica puede ser alimentada por la negatividad
absorbida por colegas y miembros de la familia. En The Energy Bus: 10 Rules to Fuel
Your Life, Work, and Team with Positive Energy (2007), el autor Jon Gordon teje una
historia alegórica en la que un supervisor infeliz y fallido usa la positividad para
cambiar su vida. Cuando el personaje principal, George, intenta reunir a su
departamento en un proyecto estancado, se encuentra con la resistencia de los miembros
negativos de su equipo. Esos empleados demuestran que están apoyando el fracaso de
George, lo que le hace absorber sus actitudes podridas y dudar de sus propias
habilidades. A través de George, Gordon señala que los empleados que están
constantemente rodeados de detractores tienen más dificultades para mantener la
motivación y la confianza, y pueden volverse negativos ellos mismos. Las malas
actitudes son contagiosas y deben eliminarse siempre que sea posible. Por ejemplo, si
un empleado se da cuenta de que la negatividad de un compañero de trabajo está
afectando su trabajo, debe confrontar al colega sobre el comportamiento e intentar
cambiarlo. Si no se puede cambiar el comportamiento, debe limitar el tiempo que pasa
alrededor de ese empleado; Además, la gerencia puede tener que considerar si el
trabajador negativo debe ser despedido por el bien de otros en la oficina. [4]
Los empleados ambiciosos no obtienen sus carreras ideales mediante el uso de
métodos convencionales de búsqueda de empleo.
Cuando los profesionales buscan un nuevo trabajo, a menudo recurren a una de las
herramientas más familiares para buscar trabajo: currículums. Los currículums no son la
forma más efectiva para que un posible empleado muestre personalidad o habilidades.
Dado que muchos buscadores de empleo usan currículums, los documentos pueden
comenzar a difuminarse para los gerentes de contratación, lo que facilita que se pase por
alto a un solicitante talentoso. Además, los currículums dan a los empleadores la
impresión de que un candidato solo es experto en las habilidades enumeradas, lo que
puede negar las posibilidades de conseguir el trabajo. Los profesionales deben enfocarse
en cultivar su reputación en línea cuando buscan trabajo, en lugar de entregar
currículums a las empresas.
Los currículums no son el único método convencional de búsqueda de empleo que se
debe evitar. Linchpins también debe tener cuidado con la tentación de esperar un puesto
vacante antes de intentar conseguir un trabajo en la compañía de sus sueños. ¿ De qué
color es tu paracaídas? 2019: un manual práctico para buscadores de empleo y
cambiadores de carrera (2018), se aconseja a los solicitantes de empleo que creen una
lista de empresas en las que puedan estar interesados, en lugar de examinar las ofertas
de empleo para obtener la oportunidad perfecta. Una vez que los buscadores de empleo
tienen una lista de negocios atractivos donde podrían ser felices, pueden aprender más
sobre esas organizaciones, reducir la lista a algunos empleadores potenciales y forjar
conexiones con personas que ya trabajan para esas compañías. Un buscador de empleo
ambicioso puede usar las relaciones con esos empleados para reunirse con los miembros
del comité de contratación, ofrecer ayuda de forma voluntaria o incluso convencer a un
ejecutivo para que cree un puesto personalizado que utilice las habilidades del buscador
de empleo. Los profesionales que buscan empresas específicas se distinguen por ser
exigentes y dedicados. Incluso si una empresa no puede contratar a un candidato, los
ejecutivos pueden estar tan impresionados que consideran al profesional para futuras
oportunidades, o recomiendan un trabajo en una organización relacionada. Mientras los
solicitantes tengan en cuenta el tiempo de los demás y no muestren un conocimiento
superficial de la empresa, es probable que dejen una impresión positiva que pueda
ayudar en la búsqueda de empleo en el futuro. [5]
Los creadores exitosos no son impulsados por el dinero, sino por el deseo de ver
más arte en el mundo.
Cuando Shepard Fairey creó una representación artística del ex presidente Barack
Obama durante su campaña de 2008, no tenía la intención de vender obras de arte por
dinero. Sin embargo, después de que la imagen se hizo popular, pudo encontrar nuevos
clientes y fanáticos interesados en su estilo. Las personas con talento pueden replicar
fácilmente diseños originales para obtener un ingreso modesto si el dinero es su único
objetivo. Sin embargo, los creadores que completan proyectos porque aman su trabajo
son capaces de innovaciones innovadoras que captan la atención del mercado. A
Linchpins todavía le importa obtener un salario decente, pero completar proyectos con
la única intención de ganar dinero matará la creatividad y dará como resultado
productos finales insípidos.
Si un creador distribuye una obra de arte más elaborada de forma gratuita, por ejemplo,
puede encontrar que la obra rápidamente atrae más atención y elogios de lo que
esperaba. A medida que el producto acumula admiradores, puede inspirar proyectos
derivados y responsabilidades que ocupan más de su tiempo. En esos casos, los
creadores pueden necesitar ajustar los plazos para productos futuros para asegurarse de
que aún cumplan con los mismos estándares de calidad. En 2017, Dan Salvato ,
programador y diseñador de videojuegos, lanzó una novela de terror visual gratuita
llamada Doki Doki Literature Club (DDLC) . El juego rápidamente obtuvo una base de
fanáticos dedicada debido a su trama bien escrita y componentes de juego innovadores.
Salvato , quien dejó caer una pista en el juego de que lanzaría otro título en 2018,
recientemente les hizo saber a los fanáticos que no esperaba que DDLC se volviera tan
popular. Gran parte de su atención en 2018 se desvió para proporcionar contenido
adicional para los fanáticos de DDLC , como carteles y otros productos basados en las
ilustraciones del juego. Les dijo a los seguidores que todavía esperaba lanzar futuros
juegos, pero que su agenda se había retrasado para garantizar que sus próximos
proyectos se completaran con el mismo cuidado que DDLC . Salvato podría haber
aprovechado el éxito de DDLC para lanzar un producto de baja calidad para obtener
ganancias rápidas, pero eso probablemente habría empañado su reputación, haciéndole
más difícil hacer crecer su audiencia. Al ajustar sus plazos, Salvato mostró a sus
seguidores que está comprometido a entregar arte de calidad de manera consistente. [6]
Las tareas diarias del trabajo pueden acumularse, evitando que los linchpins
completen tareas más importantes.
Si los profesionales están constantemente ocupados apagando los pequeños incendios
que surgen durante el día, no tendrán tiempo para concentrarse en proyectos más
grandes que requieren paciencia y concentración. Las tareas cotidianas pueden minar la
creatividad y tomar tiempo, lo que facilita a los empleados caer en la complacencia y
solo cumplir con los requisitos estándar de productividad. Si es posible, un aspirante a
eje debe minimizar el tiempo que toman esas responsabilidades, tal vez delegando
tareas más pequeñas a otros miembros del equipo.
Los empleados ambiciosos también pueden liberar tiempo para grandes proyectos al
evitar los malos hábitos de trabajo que conducen a retrasos involuntarios. Una guía del
New York Times sobre productividad en el lugar de trabajo señala que muchos
empleados creen erróneamente que la multitarea puede ayudar a un trabajador a hacer
más durante el día. En cambio, la multitarea conduce a una concentración interrumpida
y alarga la cantidad de tiempo que lleva completar un proyecto. Earl K. Miller, profesor
de neurociencia del Instituto de Tecnología de Massachusetts, dijo al Times que las
mentes humanas simplemente no tienen la capacidad de realizar dos corrientes de
pensamiento a la vez; nadie, dijo, es capaz de realizar una verdadera multitarea. Los
trabajadores deben centrarse en una tarea a la vez y darse el espacio para dedicar toda su
atención a ella. Una vez que han completado un objetivo o alcanzado un punto de
parada, pueden pasar a otra tarea en su lista de tareas pendientes. [7]
Los expertos deben usar su conocimiento con perspicacia y asesorar a los
trabajadores sin experiencia si esperan ser útiles para los empleadores.
Ser un experto en un tema específico ya no es suficiente para garantizar una posición
continua en una empresa. Gracias a Internet, cualquiera puede obtener respuestas a
preguntas que requieren conocimientos especializados. Si los expertos quieren seguir
siendo relevantes en sus campos, deben hacer más que regurgitar los hechos. Deben
poder utilizar sus conocimientos para crear estrategias que mejoren la empresa. Los
expertos deben ofrecer su sabiduría acumulada a los profesionales más jóvenes que
todavía están tratando de aprender herramientas del oficio.
Los expertos ambiciosos que ofrecen tutoría junto con el conocimiento a menudo son
elegidos para puestos de liderazgo dentro de las empresas. Cuando eso suceda, esos
expertos eventualmente se enfrentarán a problemas que se encuentran fuera de su
especialización y tendrán que considerar recurrir a profesionales más experimentados
para recibir asesoramiento. En un artículo de Harvard Business Review de 2015 ,
Wanda T. Wallace y David Creelman argumentan que muchos líderes prometedores se
sienten abatidos o incluso enojados cuando se dan cuenta de que ya no son los mejores
expertos en su departamento. Pueden verse tentados a lograr el dominio en todos los
campos que supervisa su posición para compensar su falta de conocimiento. Sin
embargo, simplemente no es factible que alguien obtenga especialización en unos pocos
días o meses. La profundidad del conocimiento de una persona no fue lo que la
convirtió en líder; en cambio, era la capacidad de aprovechar el conocimiento. Los
expertos deberían estar dispuestos a contratar personas que tengan más conocimiento y
experiencia que ellos. Al hacerlo, el líder puede evitar la tarea que lleva mucho tiempo
de obtener nuevas especializaciones. [8]
Gente importante
Seth Godin es un emprendedor y autor que ha escrito más de una docena de libros,
incluyendo The Dip: A Little Book That Teach When When Quit (2007) y Purple Cow:
Transform Your Business by Being Remarkable (2003).