Está en la página 1de 4

TRABAJO PRACTICO

III

TEORIA DE LOS ROLES

Profesora: Vanina Cardozo

Alumna: Jacqueline Arce


Teoría de los Roles

Definición de rol: viene del francés rôle, a su vez rôle, emana del “rotulus”, palabra latina
con que se designaba antiguamente el rollo de papiro donde se escribía el guion de los
actores. En nuestro idioma el término exacto es “papel”, también ligado a la escena teatral.
Rol es un término ya incorporado a nuestro idioma. Estamos acostumbrados a desempeñar,
jugar y representar varios roles según el contexto en el se encuentre el individuo. No
comportamos según el lugar.
Según Enrique Pichón Revière rol es un modelo organizado de conducta relativo a una
cierta posición del individuo en una res de interacción ligado a expectativas propias y de
otros.
El rol se define como un patrón de conducta esperada de una persona al desarrollar
actividades con los otros. El individuo puede o no aceptar el rol que le es impuesto dentro
del grupo.
El estatus se refiere al lugar que ocupa el sujeto dentro de un grupo o una comunidad, y
responde a una jerarquía basada en el prestigio.
De este modo, la posición de cada miembro en el grupo conlleva a una valoración o
prestigio que denominamos estatus, siendo el rol el conjunto de conductas asociadas a una
posición dentro de un grupo y ambos conceptos facilitan la interacción de los miembros y
sustentan al grupo.
En una empresa el llamado “jefe de personal” tiene un estatus asignado, es un lugar y un
conjunto de nexos que lo ligan.
Desde la Psicología Social y la concepción del grupo operativo, Enrique Pichón Revière
aísla cuatro roles bien definidos que surgen en toda dinámica grupal.
A- El Líder: es en realidad un anglicismo. Leader, en inglés es el que conduce. Es
aquel que se hace cargo de los aspectos favorables del grupo. Se trata de un rol muy
claro cuyo abordaje teórico obligaron fenómenos de masas como el nazismo y el
fascismo. La psicología de las masas y análisis del “YO”, Freud destaca la fuerza de
lo disposicional. Para la visión Freudiana los sujetos que siguen a un líder atenúan
sus mutuas diferencias para hermanarse en la depositación de algo del orden del
ideal “YO”.
Para Wilfred Bion, psiquiatra de la Escuela Inglesa discípulo de Melanie Klein, es
la masa la que unge al líder, más allá de la voluntad o las tendencias de éste. Bion
encuentra diversas estructuras fundamentales en la base delos agrupamientos
humanos, una de ellas, llamada “estructuras de dependencia”, se ciñe a la escena de
un líder que nutre a una masa ávida ligada a él por lazos afectivos.
Kurt Lewin en 1939 junto a R. Lippit, y R. White estudiaron en Estados Unidos el
rol del líder dentro de un grupo, definiendo algunos aspectos.
 Líder autoritario o autocrítico; es cuando es el líder el que tomas todas
las decisiones sin consultar.
 Líder democrático; este líder dirige las actividades según las decisiones
consensuadas por el grupo.
 Líder Laissez-faire; lo que significa en francés “dejar hacer”, el líder
solo interviene para brindar información. Cuando los integrantes se
quedan solos producen más.

B- El Chivo-emisario: tiene una raíz bíblica, aunque allí se hable de un “cordero”,


como el animal destinado al sacrificio. El Chico-emisario es el rol donde se deposita
lo negativo, lo odiado, lo malo.

C- Portavoz; como su nombre lo indica, el portavoz expresa algo grupal, habla en


nombre del grupo. Enrique Pichón Revière define al portavoz como un vehículo de
una cualidad nueva, es el emergente grupal aquel que enuncia.

D- El saboteador: también llamado “líder saboteador” o “Líder negativo”, el integrante


que adopta este rol es el que va a contrapelo de la tarea del aprendizaje del proceso
grupal. Se trata del líder de la resistencia al cambio.
El rol del líder, y también los otros roles, hacen su entrada en el ámbito de la
dinámica grupal como consecuencia de un doble proceso simultáneo de
adjudicación y de asunción. Enrique Pichón Revière dice que los roles deben ser
rotativos, los miembros deben variar su posición en cuanto a los roles.
En Psicología Social tenemos también la verticalidad y horizontalidad.
Con estos términos Enrique Pichón Revière alude a una dimensión del comportamiento que
se refiere en una parte a la singularidad del portavoz, al sujeto que enuncia el acontecer
grupal (la verticalidad) y por otra, a lo colectivo, representado por el portavoz, a una
cualidad que pertenece a la propia trama vincular (la horizontalidad).
Ambas dimensiones, vertical y horizontal, se hacen efectivas en el comportamiento, en el
desempeño de los roles, en su interjuego. Y es el portavoz el que “expresa” esas
dimensiones con mayor intensidad.
Lo vertical del sujeto y lo horizontal del grupo se articulan en el rol. La dialéctica
individuo-grupo, verticalidad-horizontalidad se hace comprensible por el concepto de
portavoz.
Tomando el caso de un grupo. Durante una reunión determinada los integrantes comparten
una única horizontalidad, una instancia actual común a todos que llamamos “aquí y
ahora”. Cada miembro del grupo trae su verticalidad, su propia historia como origen de su
mismidad.