Está en la página 1de 4

LA MÚSICA Y EL SONIDO

¿Qué es la música?

Es la combinación de sonidos de tal manera que produzcan un efecto

agradable al oído.

La música ha sido compañera del ser humano desde los comienzos de su

historia. Se especula que los comienzos de su historia tiene relación con la

imitación de los sonidos de la naturaleza, como el canto de las aves y también

de la naturaleza interna del ser humano.

¿Qué es el sonido?

Es la materia prima y el elemento indispensable para que exista la música. Es

todo lo que podemos escuchar. Los sonidos son vibraciones producidas por los

cuerpos sonoros al ser estos soplados, frotados, golpeados o percutidos

¿Cómo se produce el sonido?

Dibuje tres formas por las que se produce el sonido

POR GOLPE POR FROTACIÓN POR VIBRACIÓN DEL AIRE


Vibraciones.- Todos los cuerpos están formados por moléculas las mismas que
se excitan al ser frotadas, rozadas, sopladas, golpeadas o percutidas y chocan entre

sí, a estos movimientos se los conoce como vibraciones.

No hay lugar en el planeta en donde no estemos libres de escuchar un sonido,

los hay agradables, tantos como desagradables.

El sonido se produce como resultado de la vibración de un cuerpo, que genera

unas ondas de compresión en el medio que lo rodea, que al llegar a nuestros

oídos transmiten esa energía, modulada en forma de impulso nervioso, hasta

el cerebro. Cuando la vibración de origen es regular, el sonido tiene

características "musicales" mientras que una vibración irregular suele tener

características de "ruido".
Sonido Musical Ruido

Un sonido es un fenómeno físico, el cual es una propagación en forma de

ondas elásticas audibles o casi audibles que generalmente se propagan a

través de un medio bien sea gaseoso, liquido o sólido (u otro medio elástico)

que este generando movimiento vibratorio de un cuerpo.

La propagación del sonido involucra transporte de energía sin transporte de

materia, en forma de ondas mecánicas que se propagan a través de la

materia sólida, líquida o gaseosa.

el sonido viaja a 340 metros por segundo. Aunque esta velocidad tiene

algunos matices. Los 340 m/s corresponden a la velocidad del sonido en el

aire cuando éste se encuentra a una temperatura de 20º grados centígrados.

Pero, ¿y si variamos la temperatura? Sucederá lo mismo que si cambiamos el

aire por agua. Cualquier variación del medio o de la temperatura provoca un

cambio en la velocidad.

Por ejemplo, el sonido va más rápido a medida que la temperatura aumenta.

Igualmente, en los sólidos viaja más veloz que en los líquidos y en los líquidos

más que en los gases. Cuanto más denso es el medio, más rápido viaja el sonido.

¿Recuerdas la típica escena de las películas del oeste cuando los ladrones

pegaban la oreja a los raíles para saber si se acercaba su futuro botín?


Kilómetros antes de la llegada del tren, los ladrones lo sabían, dándoles

suficiente tiempo para preparar el asalto.

El sonido de las ruedas del tren, golpeando los raíles de metal, se escuchaba

mucho antes que el ruido de la locomotora que viajaba a través del aire. En

los metales, por ejemplo el acero, el sonido avanza a más de cinco mil metros

por segundo, casi 15 veces más rápido que a través del aire.

Los seres humanos hemos logrado crear aparatos que viajan más rápido que

el sonido, como los aviones supersónicos, capaces de romper la llamada

barrera del sonido.