Está en la página 1de 17

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE SANTIAGO, UTESA

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS Y ADMINISTRACIÓN


CARRERA DE MERCADEO

Taller a Grado

PRESENTADO A: Ing. Marino Tejada

PRESENTADOR POR:

Paola López Colón 2-08-1010

Impacto del Corona virus en la economía

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS

REPÚBLICA DOMINICANA

Abril 07, 2020

1
Impacto del corona virus
en la economía

2
ÍNDICE
Introducción……………………………………………………………………………. 4

Planteamiento del problema………………………………………………………… 6

Objetivos ………………………………………………………………………………...8

Revisión literaria ……………………………………………………………………….9

Conclusión………………………………………………………………………………12

Bibliografía …………………………………………………………………………..…13

Anexos………………………………………………………………………………..….14

3
4- Introducción

Todavía es pronto para saber cuál será el impacto económico de


la pandemia global del COVID-19. La clave estará en si el virus
puede controlarse a lo largo del segundo trimestre del año o si,
por el contrario, sus efectos serán más duraderos y vienen
acompañados de complicaciones económicas adicionales, sobre
todo en el sector financiero.

Hasta el momento, las noticias económicas en relación al virus se


han centrado en la espectacular caída de las bolsas y en los
apresurados análisis acerca de su impacto macroeconómico, que
necesariamente tienen un alto componente especulativo porque
la situación actual es de incertidumbre radical. Aquí hay poco que
añadir: los mercados financieros exhiben comportamientos de
rebaño y el miedo genera ventas en cascada, huida hacia activos
seguros como el oro o la deuda estadounidense, apreciación del
dólar y caída del precio del petróleo y otras materias primas. Pero
si los contagios se controlan o se toman medidas que contribuyan
a aumentar la confianza podríamos ver movimientos en sentido
contrario, por lo que, de momento, hay que prepararse para
semanas de alta volatilidad. El posible futuro rebote no podrá
compensar toda la caída de la actividad que ya estamos viendo y
cada vez parece más claro que la fase más crítica será más larga
de lo inicialmente previsto.

Como era de esperar, el frenazo se notará primero en China –


origen de la epidemia– y será fuerte, con el enorme efecto
arrastre que tiene sobre sus vecinos (y más allá) debido al papel

4
clave que el gigante asiático juega tanto como proveedor de
bienes intermedios como finales a todo el mundo (China es origen
del 12% de las exportaciones mundiales, cuatro veces más que
hace 15 años). En la UE, EEUU y otros países, probablemente el
impacto económico se sentirá más tarde (en el segundo y tercer
trimestre de 2020), y lo hará de forma desigual. Es muy posible
que Italia (y tal vez Alemania) entren en recesión y habrá que ver
cuál es el impacto sobre las economías que, como la española,
estaban creciendo con mayor fuerza, aunque son más
dependientes del turismo, que se verá muy afectado. En todo
caso, el efecto económico final dependerá de la efectividad de las
medidas de contención (cuarentenas, restricciones a la movilidad
y cierre o cancelación de aglomeraciones y eventos públicos), la
difícil gestión del miedo ciudadano y los efectos de las medidas
fiscales y monetarias que se vayan tomando. De especial
relevancia será evitar problemas serios de estabilidad financiera e
insolvencia empresarial –en particular de restricciones de créditos
a empresas y aumento de los costes de financiación de los
países– como los vividos durante la crisis del euro o las distintas
crisis de países emergentes en las últimas décadas. Por último, la
colaboración y responsabilidad ciudadana podrá contribuir a
reducir el impacto de la pandemia mientras que negarla saldrá
caro.

5
5-Planteamiento del problema

El COVID-19 al que nos enfrentamos caerían en esta categoría


(podría decirse que la posibilidad de una pandemia
global siempre está entre los posibles riesgos globales, pero lo
cierto es que no puede anticiparse cuándo ocurrirá). No estaban
en los escenarios de riesgo ni siquiera con baja probabilidad y
cambiaron la marcha de la historia, en mayor o menor medida.
Esto no quiere decir que debamos dejar de lado los ejercicios de
predicción, pero hay que subrayar que los mismos siempre están
sujetos a incertidumbre y que, en ocasiones como la actual,
conviene ponerlos en cuarentena.

La principal dificultad estriba en saber cuándo terminará la fase


de incertidumbre radical; es decir, cuándo podremos volver a
fiarnos de los modelos macroeconómicos. Así, por ejemplo, los
atentados terroristas del 11-S generaron momentos de pánico e
incertidumbre que se disiparon con cierta rapidez, dando lugar a
un impacto económico adverso leve, aunque después tuvieran
implicaciones geopolíticas de gran trascendencia como la “guerra
contra el terrorismo”. La crisis financiera del 2008, sin embargo,
tuvo un impacto macroeconómico mucho mayor porque, una vez
disipada la incertidumbre asociada a la posible quiebra del
sistema financiero global, la economía real sufrió una prolongada
recesión que estuvo a punto de llevarse por delante al euro y dejó
enormes cicatrices en términos de desempleo y desigualdad en el
sur de Europa.

6
El problema, por tanto, es anticipar cuánto tiempo va a durar la
fase de incertidumbre radical y qué daños dejará en el sistema.
Resulta evidente que, en algún momento, la epidemia del COVID-
19 quedará controlada a nivel global. Cuando eso suceda, la
actividad económica dejará de caer, el comercio internacional y
los precios de los activos financieros repuntarán y habrá un cierto
efecto rebote. Pero el hecho de que la disrupción tenga que ver
con algo tan sensible como la salud pública dificulta sobremanera
el diseño de una estrategia efectiva para minimizar su extensión
en el tiempo, aumenta la probabilidad de que se cometan errores
en la respuesta y hace difícil la coordinación a nivel europeo e
internacional, que es esencial para controlar el problema y no
crear tensiones adicionales y desconfianza entre países. Además,
cuanto más se tarde en dar la situación sanitaria por controlada,
más probabilidad habrá de que aparezcan nuevos efectos
adversos sobre la economía, como frenazos prolongados en la
inversión (que reducen el crecimiento potencial y hacen colapsar
el comercio internacional) o problemas financieros más severos
de consecuencias imprevisibles.

7
6- Objetivos

Desde esta perspectiva, si el brote es de corta duración, una


combinación familiar de políticas monetarias (idealmente
limitadas a recortes en la tasa del banco central pero
posiblemente con algunas medidas menos ortodoxas para bajar
las tasas de interés a largo plazo) y de estabilizadores fiscales
automáticos deberían ser suficientes para salvar el día, con la
recuperación asumiendo la forma de "V" que siguió, por ejemplo,
la crisis provocada por el virus del SARS en 2003.

El impacto sobre la economía es grave, por lo que en las


próximas semanas los economistas y los analistas ajustarán sus
estimaciones de la actividad económica y las previsiones de
beneficios, en algunos casos de forma considerable. En vista de
estos acontecimientos económicos, la probabilidad de recesión
en la economía mundial también ha aumentado
considerablemente, por lo que ahora forma parte de nuestro
escenario básico.

Los gobiernos y los bancos centrales seguirán inyectando


liquidez, primero para mitigar las repercusiones económicas, pero
también, y de forma específica, para sostener los precios de los
activos a corto plazo. De nuevo, se trata de un guion que las
autoridades monetarias de todo el mundo han aplicado con éxito
durante los últimos años: cuando se sopesa escoger entre una
demanda económica titubeante o la inyección de liquidez.

8
7- Revisión literaria

Efectos en los países en desarrollo

Al mismo tiempo, el análisis advierte que las restricciones


económicas en las economías avanzadas no se detienen
en los países desarrollados y amenazan con extenderse
a corto termino a los países en desarrollo.

El informe especifica que de producirse un acusado


descenso en el consumo en Estados Unidos y en la
Unión Europea disminuirá el volumen de importaciones
de bienes de consumo procedentes de los países en
desarrollo y también advierte que "la producción
manufacturera global podría disminuir de manera
significativa, con la posibilidad de que las perturbaciones
se extiendan a las cadenas mundiales de suministro".

Impacto en el turismo

Igualmente, se prevé que la disminución de turistas


afectará especialmente a los pequeños Estados insulares
en desarrollo que cuentan con millones de trabajadores
poco cualificados.

"Asimismo, el descenso en los ingresos relacionados con


los productos básicos y una reversión de las corrientes

9
de capital están aumentado la probabilidad de sufrir
problemas de deuda en muchas economías
dependientes de productos básicos".

Esta situación puede conducir a los Gobiernos a


disminuir el gasto público cuando justamente se necesita
lo contrario: incrementar el desembolso destinado a
contener la pandemia y a apoyar el consumo y la
inversión.

A menor cualificación, mayor pobreza

Otro apartado del estudio destaca que la pandemia


perjudica "de forma desproporcionada" a millones de
trabajadores poco cualificados en el sector de servicios y
que, al no disponer de un apoyo financiero adecuado,
"quedarán sumidos en la pobreza, incluso en los países
más desarrollados".

Como ejemplo de este último escenario, se estima que,


en Italia y España, dos países fuertemente afectados por
el coronavirus, "un 27   % y un 40   % de la población,
respectivamente, no dispone de suficientes ahorros como
para no trabajar durante más de tres meses".

Aunque la primera prioridad es contener la propagación


del virus "no debemos perder de vista la forma en que

10
está afectando a la población más vulnerable y lo que ello
significa para el desarrollo sostenible. Nuestro objetivo es
garantizar una recuperación resiliente de la crisis y
reanudar el camino hacia el desarrollo sostenible", afirmó
el subsecretario general de Desarrollo Económico de la
Organización, Elliott Harris.

La globalización ha transformado la relación entre las


personas y su entorno: ahora lo local es global y lo global
es local. Lo mismo sucede con la pandemia del
coronavirus SARS-CoV-2, un tipo de virus que provoca
resfriados comunes, pero también puede desarrollar
enfermedades más graves.

Durante los últimos días, la incertidumbre y el


desconocimiento sobre la epidemia Covid-19 también ha
llegado a los mercados de valores y economías de todo
el mundo. La dificultad para frenar la expansión de la
epidemia ha obligado a los gobiernos a aplicar medidas
extraordinarias, como cerrar edificios públicos, empresas
y comercios, además de limitar la movilidad.

Como consecuencia se ha reducido la producción, el


consumo y el turismo en la mayoría de los países
afectados. Y eso tiene consecuencias económicas.

11
8- Conclusión

En definitiva, los gobiernos se enfrentan a una difícil disyuntiva


entre parar la actividad económica o parar la pandemia. Cuanto
antes se impongan medidas severas para frenar la expansión del
virus y más drásticas sean, mayor será el impacto económico a
corto plazo, pero más rápida puede ser la contención de la
pandemia. Las medidas de contención de los contagios como las
restricciones a la movilidad o las cuarentenas tendrán que
imponerse en todo caso (en el límite, cuando colapse el sistema
sanitario, e idealmente, antes).

Pase lo que pase, el impacto económico en el segundo trimestre


de 2020 en Europa será severo, pero todavía es posible que la
recuperación será relativamente rápida si el frenazo no dura
demasiados meses, lo que requiere una respuesta de política
económica –tanto fiscal como monetaria– fuerte y el suficiente
liderazgo y coordinación políticas para frenar el miedo de la
ciudadanía. Además, las sociedades más cohesionadas y cívicas
serán capaces de afrontar mejor el reto porque durante los
próximos meses un individualismo exagerado puede conducir al
desastre.

Por último, esta crisis nos muestra algunos de los riesgos tanto
de la hiperglobalización como de tener una Unión Económica y
Monetaria incompleta y una UE insuficientemente integrada
desde el punto de vista político. Es, por tanto, una nueva llamada
de atención para los europeos.

12
9- Bibliografía

https://hoy.com.do/los-sucesos-mas-recientes-en-la-pandemia-de-covid-19/

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?
WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ari22-2020-steinberg-coronavirus-
amenaza-economica-respuesta-politica-e-implicaciones

https://empresaexterior.com/art/73770/el-impacto-de-coronavirus-sobre-la-economia-
mundial

https://news.un.org/es/story/2020/04/1472142

https://news.un.org/es/story/2020/03/1471071

13
10- Anexos

14
15
16
17