Está en la página 1de 122

MISTERIO DE DIOS

Padre Álvaro González Carrasquilla.


Enero – junio 2020.

INTRODUCCIÓN

1. El misterio de Dios.
a. El tratado que vamos a estudiar tiene como nombre misterio de Dios. Ese título exige
hacer dos consideraciones importantes. La primera sobre el significado del término
misterio y, la segunda, sobre la posibilidad de aplicar el concepto misterio a Dios (los
riesgos y las posibilidades de esa aplicación).

b. En el Nuevo Testamento, el sustantivo griego misterio (se utiliza de


cuatro maneras diferentes. La primera para referirse al Reino de Dios (Mc 4,11-12). La
segunda para hablar de la salvación de Israel (Rom 11,25-26). La tercera para explicar
la relación que existe entre Cristo y la Iglesia (Ef 5,32) y, la cuarta, para hablar del
proyecto de salvación revelado por Cristo en la plenitud de los tiempos y anunciado por
los apóstoles en los últimos tiempos (Ef 1,9; Ef 3,3-6; Col 1,26-27).

c. El Nuevo Testamento afirma (en la carta a los Efesios y a los Colosenses): que Dios
permaneció oculto durante muchos siglos (desde la eternidad; Col 1,26) y en los
últimos tiempos se reveló (manifestó), el misterio de salvación, en Jesucristo. El
misterio es la revelación del proyecto de salvación que Dios tiene (hacer que todos los
hombres sean sus hijos; Ef 1,3-4).

d. En la Sagrada Escritura, misterio, no tiene ninguna relación con realidades extrañas,


ocultas, oscuras y arcanas sino con la manifestación del proyecto salvífico de Dios. Por
eso no se puede relacionar el misterio de Dios con realidades tenebrosas porque el
concepto misterio (en la Sagrada Escritura) se relaciona con la revelación del proyecto
de salvación.

e. Tradicionalmente, la fenomenología de la religión, ha relacionado los conceptos


"misterio" y "Dios" al afirmar que la religión tiene como objetivo comunicar al hombre
una realidad desbordante (el misterio divino). Los fenomenólogos de la religión dicen
que, ante la grandeza de Dios, el hombre, tiene dos posibilidades:
 No decir nada. Dios es tan grande (y es tan desbordante el mundo de lo divino)
que lo único que puede hacer el hombre (ante el misterio divino) es callar,
contemplar, permanecer en silencio.
 Afirmar algo. Esa es la postura de los cristianos. Dios se ha revelado en Jesus y,
por eso, el hombre, puede captar algo del misterio divino. A través de fórmulas
dogmáticas, expresiones litúrgicas, textos místicos y explicitaciones de la
experiencia de fe puede decir algo de Dios.

f. La experiencia de muchos autores escolásticos que quisieron explicar el misterio de


Dios de manera lógica fue vana. Por más que el hombre intente decir algo sobre Dios,
1
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
su discurso es limitado. Todo discurso sobre Dios (por más lógico y elaborado que sea)
es insuficiente. Todos os esfuerzos por entender a Dios conducen a una ridiculización
del ser divino. Si la teología tratara de entender quién es Dios (explicitar su intimidad),
en último término, construiría un ídolo. Una cosa es Dios y otra cosa es su
representación teológica (el discurso sobre Dios).

g. Los teólogos saben que en el discurso sobre Dios es muy pobre (casi nada se puede
decir sobre Dios). El discurso sobre Dios no tiene como finalidad descifrar a Dios sino
decir algo sobre Dios (sabiendo que Dios supera la capacidad intelectual del hombre).
El hombre no es capaz de comprender toda la realidad de Dios porque su inteligencia y
su conocimiento son limitados.

h. Creer que las reflexiones teológicas que vamos a hacer son un modo de comprender
a Dios es una torpeza porque Dios supera nuestra inteligencia. No podemos limitar el
ser de Dios con nuestras reflexiones teológicas. Dios es una realidad que está más allá
del conocimiento humano. La grandeza de Dios es absoluta (Dios es una realidad que
sobrepasa y desborda la capacidad intelectual del hombre).

i. La manifestación (revelación) de Dios en la historia no agota su carácter inabarcable


e incomprensible. Dios se reveló, pero continúa siendo misterioso. La manifestación del
misterio de Dios en la humildad de nuestra carne no significa desvelar su
incomprensibilidad. La revelación de Dios en Jesucristo no des-vela (descubre)
totalmente su misterio. Por más que Dios se revele siempre será más grande que la
razón del hombre.

j. Dios es al mismo tiempo absolutamente trascendente (de una altura infinita) y


radicalmente inmanente (es más cercano al hombre que el mismo hombre). Estas
cualidades (qué hay que afirmar al mismo tiempo) nos impiden pensar a Dios como un
objeto más de nuestra razón.

k. La trascendencia y la inminencia son dos cualidades de Dios qué hay que pensar al
mismo tiempo en la reflexión teológica. Cuando Dios se revela en Jesús, esa
revelación, no significa que Dios se haga comprensible y abarcable. San Agustín decía
que si una persona dice que comprende a Dios está equivocado. La revelación no
agota el misterio. La revelación nos comunica el misterio, pero no descifra el misterio.
La revelación no significa comprender el misterio.

l. La categoría misterio como concepto teológico aplicado a Dios no significa la


revelación de un enigma, el descubrimiento de un secreto o la clarificación de un
lenguaje desconocido. Dios se manifiesta, pero no sale de su trascendencia. Dios se da
a conocer, pero permanece grande. Dios se hace presente, pero su presencia
desborda (sobrepasa) al hombre.

m. El misterio de Dios es una realidad absolutamente singular que de forma


inesperada, sorprendente y gratuita se hace presente en la historia del hombre. Ese
misterio no puede ser deducido ni comprendido por los teólogos. Dios está ahí y el
2
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
hombre ante su presencia lo único que puede hacer es acogerlo, adorarlo, celebrarlo y
testimoniarlo (jamás comprenderlo).

n. Haga su síntesis sobre este apartado


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. La razón es importante en la reflexión sobre el misterio de Dios, pero no tiene


la última palabra.
a. La primera dificultad a la que se enfrenta la teología al hacer una reflexión
sistemática sobre Dios es la siguiente: ¿Dios puede ser objeto de un tratado teológico?,
¿Dios puede ser pensado de manera racional por parte del hombre?, ¿Las preguntas
sobre Dios tienen respuestas valederas?1

b. En la reflexión sobre Dios son igualmente importantes la razón y la fe. Esos dos
elementos se tienen que equilibrar. La excesiva racionalización del misterio de Dios ha
conducido al rechazo de Dios y a que se le considere como algo insignificante en la
vida de los hombres. El Dios de los filósofos (el Dios de la teología racional) no
encanta, no es fuego abrazador, no tiene nada que ver con la vida de los seres
humanos y no tiene por qué relacionarse con la humanidad 2. A pesar de esas
limitaciones, la Iglesia, siempre ha afirmado la necesidad de la razón para que la fe no
termine en pietismo3.

c. Como criterio metodológico no es aconsejable realizar una total separación entre la


fe y la razón. En el estudio sobre Dios ambas realidades son necesarias. La

1
¿Es necesaria la razón para conocer a Dios?, ¿Es más importante la fe que el discurso filosófico al
hablar sobre sobre Dios?, ¿Se debe fundamentar el tratado sobre Dios en el pensamiento racional?,
¿Qué puesto ocupa en la reflexión sobre Dios la revelación histórica testimoniada por la Escritura?
2
Con el avance de la ciencia, la matemática y el raciocinio, las reflexiones de los filósofos griegos se
hicieron más precisos y se empezó a afirmar que Dios era la esencia viviente del mundo. La reflexión
filosófica griega aceptó la existencia de un ser supremo (causa de todas las causas) pero no llegó a
afirmar la existencia de un Dios que amara a los hombres, se relacionara con ellos, tuviera misericordia
de los pecadores y mirara con benevolencia el mundo.
El Dios de la filosofía griega (ligado al cosmos) es un Dios al que el hombre no le dirige nunca una
oración. Entre Dios y el hombre no existe ningún tipo de relación porque Dios más que un ser personal
es un ente que da sentido y explicación a muchas preguntas que tiene el ser humano.
3
Vaticano I dijo: “el asentimiento perpetuo de la Iglesia católica ha sostenido y sostiene que hay un doble
orden de conocimiento, distinto no sólo por su principio, sino también por su objeto. Por su principio,
porque en uno conocemos mediante la razón natural y en el otro mediante la fe divina; y por su objeto,
porque además de aquello que puede ser alcanzado por la razón natural, son propuestos a nuestra fe
misterios escondidos por Dios, los cuales sólo pueden ser conocidos mediante la revelación divina...”
3
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
experiencia teologal necesita de las reflexiones de los filósofos para que ésta no se
perciba como un hecho alienante en la vida de los hombres, pero la razón necesita de
la luz de la fe para entender mejor el misterio divino.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

3. Criterios importantes para estudiar el tratado de sobre Dios.


a. Tradicionalmente el tratado de trinidad (desde cuando se escribieron las Sentencias
de Pedro Abelardo) se ha llamado con el nombre de “De Deo Uno et Trino”. El
problema de esa denominación es que tiene que relacionar la unidad del ser de Dios
(unicidad divina) con el de la trinidad (multiplicidad de las personas en Dios). Para
lograr este objetivo, durante muchos años, este tratado de teología dio más importancia
a la metafísica que a la Escritura.

b. En la reflexión sobre Dios, la unidad y la trinidad, no se pueden separar. Si se habla


del tratado de Dios “uno” et “trino” es por cuestiones pedagógicas. Cuando se hace la
reflexión sobre Dios se debe tener en cuenta lo siguiente:
 No fragmentar la doctrina sobre Dios uno y trino en dos tratados teológicos
independientes. Siempre hay que relacionar unidad y trinidad.
 No puede haber excesiva preocupación por la metafísica porque eso hace estéril
la reflexión sobre Dios). Hay que valorar mucho (muchísimo) el dato bíblico. Es
más importante el testimonio de la Escritura que las consideraciones de
Aristóteles en la Metafísica.
 Profundizar en la relación que existe entre Dios y las criaturas (entre la vida
cristiana y Dios).
 La reflexión sobre Dios tiene que tener en cuenta la interioridad de Dios (unidad
- trinidad) y la relación de Dios con el mundo (creación – naturaleza humana –
gracia).

c. La reflexión sobre Dios no significa desvelar el misterio de Dios. Dios es arcano,


trascendente y misterioso. El hombre no puede comprender el misterio Dios ni por
medio de la razón ni por medio de la fe. El hombre lo único que puede hacer es acoger
a Dios (el misterio de Dios) que se ha revelado en la historia de la salvación por medio
de Jesucristo.

d. La teología trinitaria no es una especulación abstracta sobre un problema numérico


(como compaginar trinidad con unidad; 3/1) sino una reflexión sobre el Dios que se ha
revelado en Jesucristo. En último término, lo que la teología trinitaria quiere entender es
el significado de la imagen de Dios que Jesucristo ha revelado en su predicación, en
sus acciones mesiánicas y en su persona.

4
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. Para hacer reflexión sobre el misterio de Dios trino son necesarios tres criterios:
 El centro de la reflexión es Jesucristo (quien reveló al Padre).
 Hay que abordar el tema de la unidad y de la pluralidad de las personas divinas
(abordar el tema no significa resolver la cuestión).
 Pensar en la incidencia de la fe en Dios trino en la vida de los hombres (gracia).

f. Haga su síntesis sobre este apartado


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

4. Historia del tratado acerca de Dios.


a. Los primeros intentos por explicar el misterio de Dios revelado en Jesucristo
surgieron en la antigüedad cristiana cuando hubo necesidad de responder a los
problemas que planteaban las herejías trinitarias (v/g arrianismo, gnosticismo,
modalismo, sabelianismo, monarquianismo, triteismo, etc.). Contra el politeísmo
absorbente y el ambiente pagano de la cultura griega, los escritos sistemáticos de los
primeros teólogos, defendieron con firmeza inflexible el dogma de la unidad y de la
trinidad divina. Los escritos de los padres sobre la trinidad fueron textos no-
sistemáticos y apologéticos4.

b. Quienes elaboraron los primeros textos sistemáticos sobre la trinidad fueron:


 San Hilario de Poitiers, (310-367). Es el autor De Trinitate.
 San Cirilo de Alejandría, (375-444). Es el autor de Thesaurus de Sancta et
Consubstantiali Trinitate.
 San Agustín, (354-430). Es el autor De Trinitate
En estos textos, los autores, no intentaron comprender racionalmente el misterio de
Dios uno y trino sino ayudar a los cristianos a entender su fe con el fin de defender la
ortodoxia católica.
4
Las principales reflexiones trinitarias de los padres fueron:

Contra Noeto. Escrita por San Hipólito hacia el año 210. Fue escrita para refutar el error
patripasiano de Noeto.

Adversas Praxeam. Escrita por Tertuliano quien es considerado como el primer autor de un
tratado sistemático sobre la Trinidad.

De Principiis. Escrito por Orígenes. Es un texto importante porque afirmó por primera vez la
generación eterna del Verbo (contra los arrianos).

Sobre la Encarnación del Verbo. Escrita por San Atanasio.

El tratado sobre el Espíritu Santo. Obra de San Basilio. Escrito en el que refuta el error de los
sabelianistas.

5
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. De todos los autores antiguos el que más influyó fue San Agustín con su obra De
Trinitate. Teólogos como Boecio, Dionisio Areopagita, San Anselmo, Ricardo de San
Víctor, Pedro Lombardo, Santo Tomas de Aquino y San Buenaventura son
impensables sin la influencia del obispo de Hipona. La teología del medioevo asumió
las grandes intuiciones de San Agustín y las desarrolló. Los teólogos medievales
profundizaron la doctrina agustiniana de las relaciones intratrinitarias, de la analogía
psicológica y de la procedencia del Espíritu por parte del Padre y del Hijo.

d. La característica principal de la teología del medioevo sobre la trinidad fue la


utilización de un lenguaje distinto al de la Sagrada Escritura en la búsqueda de
ininteligibilidad del misterio de la fe puesto que se recurrió más a la metafísica que a la
Escritura. Por todos los medios posibles, los teólogos, quisieron resolver la paradoja
trinidad (3) – unidad (1). Eso condujo a la esterilidad del tratado de Dios y a la
desconexión entre la reflexión sobre el misterio de la trinidad y la vida cristiana.

e. Uno de los autores más importantes en la reflexión teológica sobre el misterio de


Dios fue Santo Tomas de Aquino (1224–1274). Su aporte fue haberle dado coherencia
interna al tratado de trinidad puesto que resumió, articuló, puso en orden cuestiones
abiertas y desarrolló aspectos nuevos sobre la teología de Dios.

f. En su exposición, Santo Tomas, dividió la materia en tres capítulos:


 Dios en su esencia (unidad).
 Dios en sus personas (trinidad).
 Dios en su relación con el mundo.

g. Después de Santo Tomas, la teología trinitaria perdió frescura y originalidad porque


los comentadores se concentraron más en comprender los fundamentos filosóficos de
la teología tomista que de referirse a la Escritura (a la historia de la salvación). Esto
produjo un alto grado de conceptualización del tratado de Dios y una separación cada
vez más aguda entre la doctrina sobre el misterio de Dios y la vida cristiana. Con la
aparición de la metafísica como elemento base para explicar la fe, la teología, ganó en
precisión terminológica, pero perdió en frescura por su alejamiento de las fuentes
(Sagrada Escritura, Santo Padres, etc.).

h. De esa situación se salvaron los autores místicos quienes no intentaron comprender


la vida trinitaria en si misma sino la relación que existe entre el Dios de Jesucristo y el
hombre pecador. Quienes más aportaron en esta línea fueron el maestro Eckhart,
Tauler, Ruysbroeck, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús y San Juan de la
Cruz.

i. La teología protestante sobre el misterio de Dios parte del principio de la Sola


Scriptura puesto que los teólogos protestantes abordaron la reflexión teniendo en
cuenta los datos revelados (lo que dice la Biblia sobre de la intimidad de Dios y sobre
salvación del hombre) y no los aportes de la metafísica de Aristóteles. En su defensa

6
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
de la fe en Dios uno y trino, los teólogos protestantes, acogieron las decisiones de los
grandes concilios de la Iglesia sobre la divinidad de Jesucristo y del Espíritu Santo y
enfatizaron en el carácter misterioso de Dios. Afirmaban que lo que Dios reveló de sí
mismo era para creer en la fe y no para entender.

j. La teología católica (posterior al Concilio de Trento) no fue capaz de encontrar


caminos nuevos por dos razones.
 La primera fue el desprestigio que tuvo el concepto analogía. Los filósofos
racionalistas elaboraron un discurso que se basaba en el método científico. Eso
significó la muerte de la analogía como recurso pedagógico para hablar de Dios.
El discurso sobre Dios (sin ese recurso pedagógico) fue difícil de entender. Para
la mayoría de fieles de la Iglesia era una argumentación carente de sentido.
 La segunda fue una nueva forma de concebir la categoría persona. Cuando se
habló de persona no se relacionó hipostasis con el ser sino con la actividad
espiritual, la subjetividad y la libertad. Esas características no se dan en Dios
puesto que es imposible hablar de tres personas distintas. En Dios no hay tres
centros de actividad (ni tres subjetividades ni tres libertades) independientes sino
una sola esencia (una sola conciencia) que es poseída de manera distinta por el
Padre, el Hijo, el Espíritu Santo. Esa re-definición del concepto afectó
profundamente la teología trinitaria durante 350 años.

k. La nueva teología (principios siglo XX 5) volvió a situar el tratado sobre Dios en el


centro de la reflexión teológica. El tránsito del aislamiento de la doctrina trinitaria al
centro de la teología fue posible por:
 La influencia de la filosofía de Hegel. Este filósofo tuvo el acierto de volver a
poner la relación que existe entre Dios y el mundo en el centro de su reflexión
filosófica. Si la filosofía moderna aisló y puso al margen a Dios (por
incomprensible e inútil), la filosofía de Hegel, mostró la importancia que tiene el
discurso de Dios para el hombre.
 Los aportes de los teólogos alemanes Karl Barth (1886-1968) y Karl Rahner
(1994-1984) porque pusieron en el centro de la reflexión teológica el misterio de
la trinidad.

5
La “Nueva Teología” (o en Francés, la “Nouvelle Théologie”) fue un movimiento teológico que fue
fundado en Bélgica hacia 1930, que buscaba crear un nuevo modelo de teología más acorde y accesible
al mundo contemporáneo, dejando de lado el intelectualismo aristotélico-tomista, y comprender la
Revelación en forma vivencial, o como decían ellos mismos: “Para la elaboración y construcción de la
Teología como hoy se enseña se han empleado sistemas filosóficos griegos, particularmente el
aristotelismo. ¿No será posible en nuestros días armar otra Teología, moderna, sin dejar de ser católica,
pero elaborada según las tendencias y esquemas conceptuales del evolucionismo, el idealismo, el
historicismo o el existencialismo?” Según esos teólogos, la teología no debería ser tan racional, sino
más bien la realización de los misterios de Dios, una experiencia de la fe mediante la participación
existencial, o sea, debíase dejar atrás la razón para entender las cosas de Dios e ir a la vivencia; renovar
la teología actualizándola y adaptándola a las exigencias científicas filosóficas y críticas de nuestro
tiempo. Y la Revelación, no la entendían como el mensaje de Dios dado a los hombres, sino la
manifestación de Cristo en medio de ellos”.
7
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El aporte del movimiento bíblico, litúrgico y patrístico. Los teólogos de principios
del siglo XX colocaron la Sagrada Escritura y los escritos de los Padres en el
centro de la reflexión sobre Dios desplazando la metafísica a un segundo lugar.

l. La teología del siglo XX sobre el misterio de Dios ha sido más sobria en la utilización
de la filosofía y ha intentado, desde la Escritura y la tradición de la Iglesia, responder
preguntas tales como:
 ¿Cómo conciliar el monoteísmo judío con la revelación trinitaria de Dios?
 ¿Cómo afecta la doctrina sobre Dios la encarnación del Verbo?
 ¿Cuál es el aporte de la revelación del Nuevo Testamento en relacion con la
imagen de Dios que tenemos?
 ¿Son uno y el mismo Dios el creador del mundo y el salvador de la humanidad?

m. Los teólogos del siglo XX mostraron como la doctrina sobre la trinidad no fue
consecuencia de la helenización del dogma cristiano (como decían los racionalistas)
sino que es la doctrina central del cristianismo. Karl Barth y Karl Rahner dijeron que la
trinidad es Dios en su auto-comunicación con el mundo. La historia de la salvación es
la historia de auto-revelación de Dios. En la historia de la salvación es donde el hombre
conoce que Dios es trinidad.

n. Después de Karl Barth y Karl Rahner ha habido una serie de teólogos que ayudaron
a consolidar la centralidad de la teología de la trinidad (Jürgen Moltmann, Wolfhart
Panneberg, Bruno Forte, Jhon Zizioulas, Catherine LaCugna, Hans Urs von Balthasar,
Thomas Torrance y Elizabeth Johnson). Ellos mostraron la importancia que esta
doctrina tiene para la vida cristiana.

o. El concilio Vaticano II contribuyó a la renovación de la teología trinitaria porque


mostró como la actividad ad-extra de Dios (en la historia de la salvacion) es el
fundamento del dogma cristiano sobre la trinidad. No se pueden comprender la Iglesia,
la liturgia, la Palabra de Dios, el trabajo ecuménico y la acción social de los cristianos
sin referencia a la trinidad.

p. La intuición del Concilio tuvo su realización concreta con la aparición de la


enciclopedia católica Mysterium Salutis (1967). En este manual de teología aparece
Dios como el principio de la historia de la salvación. El merito de ese texto fue haber
establecido una relación muy profunda entre teología (reflexión sobre el misterio de
Dios) y economía de la salvación (actuación de Dios en la historia humana).

q. Haga su síntesis sobre este apartado

............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

8
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
5. Lugar del tratado sobre Dios en el conjunto de la dogmática cristiana.
a. Teólogos como Karl Barth afirman que la reflexión sobre la trinidad debe estar al
inicio porque este tratado es el fundamento de toda la teología dogmática. Por ser Dios
el fundamento de la historia de la salvación, este tratado, es clave para comprender la
novedad del cristianismo.

b. Él decía que los demás tratados de teología hacen explícita (desde su propia
perspectiva) el contenido de la doctrina sobre Dios. Sin referencias a la trinidad no se
comprende la dogmática cristiana. El tratado de trinidad aporta luz a los otros tratados
de teología (creación, antropología, cristología, eclesiología, soteriología, escatología).
Sin un fundamento trinitario, esos tratados de teología, serian incomprensibles.

c. Eso significa que, para reflexionar sobre la creación, la revelación, la persona de


Cristo, el misterio de la Iglesia, y el Espíritu Santo es necesario haber estudiado
trinidad. Colocando el tratado de trinidad al inicio de la reflexión teológica se evita la
especulación y la desconexión de los tratados teologicos con la historia de la salvación.

6. La importancia de la historia de la salvación en la afirmación del dogma de la


trinidad.
A. Centralidad de la persona de Cristo.
a. Quien estudia el tratado teológico de la trinidad no puede olvidar que este curso tiene
mucho de misterio (de enigmático) porque Dios es incomprensible para el hombre
(aunque se haya revelado).

b. En la reflexión teológica sobre la Trinidad no solo hay dificultades lingüísticas


(encontrar conceptos claros que hagan posible la exposición) sino también
existenciales puesto que es imposible comprender todos los aspectos de la auto
comunicación de Dios a la humanidad.

c. La revelación de Dios en Jesucristo (y en el Espíritu Santo) es el único camino para


afirmar la trinidad de Dios. La afirmación de la trinidad implica la confesión de fe en
Jesús como el Hijo de Dios hecho hombre pues es a través de su persona como
conocemos a Dios trinidad. El conocimiento del misterio de la santísima trinidad
únicamente es posible a partir de lo que Jesús dijo de Dios Padre y del Espíritu Santo.

d. La economía de la salvación, es decir la revelación (auto comunicación libre de Dios)


es el único camino que tenemos para afirmar la unidad y la trinidad de Dios. La verdad
9
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
intima sobre Dios se conoce en Cristo. Cristo es el que revela la interioridad de Dios
(trinidad). Hay que aceptar la revelación de Jesucristo para afirmar el misterio de la
trinidad. Si creemos en Jesús podremos ver en Él al Padre (Jn 1,18; Jn 14,9) que nos
regala el Espíritu Santo (Jn 14,15).

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. La actuación trinitaria de Dios en la historia de la salvación.


a. En la historia de la salvación, las tres personas divinas, han actuado de manera
diferente y distinta. A través del Hijo y del Espíritu Santo es como el Padre se ha
manifestado (revelado-auto comunicado). Aunque haya “apropiación” de las
operaciones ad extra de Dios, es importante, conservar el principio de la "unidad" en la
actuación divina.

b. En la historia de la salvación (actuación ad extra de Dios) hay “una” acción


diferenciada de las tres personas divinas, pero en todas esas acciones está presente
toda la trinidad. La apropiación de las operaciones no significa afirmar la “no
intervención” de las otras personas divinas en las actuaciones ad extra.

c. Aunque el Hijo fue quien asumió la naturaleza humana (encarnación), en ese hecho
salvífico, están involucradas la persona del Padre y del Hijo. El Padre fue quien envió al
Hijo (Jn 3,17.34; Rm 8,3; Gal 4,4) y el Espíritu Santo quien hizo posible la encarnación
del Verbo de Dios (Lc 1,35; Mt 1,20; DS 150). El Espíritu es el don del Padre para la
humanidad y es dado a los hombres por medio del Hijo (Jn 14,15ss; Jn 14,25; Jn
20,19ss).

d. Cada una de las tres personas divinas se comunica al hombre de manera personal y
teniendo en cuenta el carácter propio de su persona.
 El Padre se comunica esencialmente al hombre como Padre, es decir
expresándose en el Hijo.
 El Hijo se comunica con la humanidad revelando al Padre y viviendo siempre
referido a Él.
 El Padre y el Hijo se comunican regalando a los seres humanos el don del
Espíritu Santo.
 El Espíritu no actúa de forma autónoma. La tercera persona divina no es
independiente del Padre y del Hijo.

e. Dios se relaciona con el hombre trinitariamente en la historia de la salvación. La auto


comunicación de Dios es la expresión absoluta del misterio de su persona. A través de

10
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
la revelación, Dios, se expresa a sí mismo. Esa revelación (manifestación, auto
comunicación de Dios) es:
 Libre por parte de Dios.
 En ella, Dios, permanece siempre como un ser soberano, no abarcable e
incomprensible.
 La aceptación de la auto comunicación de Dios es fuente de vida y de gracia
para el hombre.

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. Identidad entre la trinidad económica y la trinidad inmanente.


a. Dios es incomprensible, trascendente, arcano, misterioso. Ese es un principio
teológico no negociable. Aunque Dios se haya dado a conocer (revelado), el
conocimiento que de Dios tenemos es mínimo. No se puede pensar que las fórmulas
teológicas "comprenden" la trinidad inmanente o la relación salvífica que existe entre
Dios y el mundo.

b. La Sagrada Escritura no ofrece muchos datos sobre la intimidad de Dios porque esa
no fue la preocupación de los autores bíblicos. Lo que conocemos de Dios (de su
intimidad) es a través de la forma como Él se ha manifestado en la historia de la
salvación. La teología de la trinidad encuentra su fundamento en la economía de la
salvación.

c. En el siglo IV apareció el binomio "theologia" y "oikonomia" para hablar de la vida de


Dios en sí mismo y de su manifestación en la historia. Ese binomio garantiza la unidad
(inseparabilidad) entre reflexión sobre el misterio de Dios (Dios en si mismo) y la acción
de Dios en favor de la humanidad (actuación ad-extra de Dios).

d. La economía de la salvación es el único camino para el conocimiento de la intimidad


de Dios (theologia). La acción salvadora de Dios es el fundamento de la teología
trinitaria. Los teólogos, utilizando un lenguaje metafísico, comprendieron como las
misiones ad extra de Dios suponen las procesiones intratrinitarias (relacionaron lo
intimo de Dios con la actuación de Dios).

e. Después de muchos siglos de olvido de la conexión que existe entre historia de la


salvación y ontología trinitaria, los teólogos Karl Barth y Karl Rahner, afirmaron que la
manifestación de Dios en la historia de la salvación es la única forma que tenemos de

11
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
conocer la intimidad de Dios. En la economía de la salvación, Dios, se revela tal como
Él es en la vida intra-divina.

f. Cuando estos teólogos alemanes formularon la relación que existe entre intimidad
divina e historia de la salvación afirmaron el axioma fundamental de teología trinitaria:
"la trinidad económica es la trinidad inmanente y viceversa". Ese axioma revolucionó la
forma de acceder al estudio del misterio de Dios porque puso el interés no en la
metafísica (ontología) sino en la economía salvífica (acción de Dios en la historia). Con
este axioma quisieron afirmar que el conocimiento de la trinidad únicamente es posible
a partir del conocimiento de la historia de la salvación. Si no hay referencia a la historia
de la salvación no se puede hablar de trinidad.

g. El axioma trinitario fundamental (la trinidad económica es la trinidad inmanente y


viceversa) tiene dos partes:
 Los hombres llegamos al conocimiento de Dios (trinidad inmanente) a través de
la reflexión sobre la acción ad extra de Dios (trinidad económica). Solo se puede
conocer a Dios en su realidad singular por la revelación libre y gratuita que él
hace en la historia de la salvación. Dios no revela verdades. Dios en la historia
se comunica tal y como Él es. La acción de Dios en la historia expresa, revela,
manifiesta la vida íntima de Dios.
 La trinidad inmanente es la trinidad económica. El Dios que se revela en la
historia de la salvación es la trinidad que existe en sí misma. Sin la segunda
parte del axioma no tiene sentido la primera parte. La comunicación de Dios en
la historia es la revelación de su ser. La trinidad inmanente es el fundamento
trascendente de la historia de la salvación.

h. El axioma ha permitido tomar conciencia de la centralidad de la revelación de Cristo


y del Espíritu Santo para poder hablar del misterio de Dios. La afirmación de Dios trino
no es posible recurriendo ni a la filosofía ni a la obra de la creación. Dei Verbum # 2 6
enseñó que la realidad profunda de Dios se conoce en Cristo. La actuación de Dios en
la historia de la salvación es el fundamento de la trinidad.

i. Algunas precisiones acerca del axioma teológico trinitario (la trinidad económica es la
trinidad inmanente y viceversa):
 La trinidad inmanente puede existir sin su manifestación económica. La
revelación es un hecho libre y gratuito de Dios.
 La trinidad no existe porque Dios se haya revelado como tal. Es necesario
diferenciar entre trinidad inmanente y su comunicación en la historia de la
salvación (trinidad económica).
 La no distinción (diferenciación) entre la trinidad económica y la trinidad
inmanente puede hacer pensar (equivocadamente) que, en la economía de la
salvación, Dios, llega a ser trino.

6
“Pero la verdad íntima acerca de Dios y acerca de la salvación humana se nos manifiesta por
la revelación en Cristo, que es a un tiempo mediador y plenitud de toda la revelación”
12
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 No se puede decir que la trinidad inmanente exista por la actuación trinitaria de
Dios en la historia de la salvación.
 Dios siempre ha sido "trino". Siempre ha existido la trinidad inmanente. Dios no
se hizo trino en la historia de la salvación.
 Se afirma el misterio de la trinidad porque Dios se ha mostrado así en la historia
de la salvación.
 No hay dos trinidades (la inmanente y la económica). La trinidad inmanente es el
fundamento de la trinidad económica.
 A partir de la actuación de Dios en la historia de la salvación es que afirmamos
la trinidad inmanente.

j. La revelación de Dios como trinidad en la historia de la salvación, no elimina el


carácter misterioso (insondable, trascendente, arcano) de Dios. El hombre es incapaz
de penetrar los misterios de la vida intra divina. La unidad, la trinidad de las personas,
las distinciones entre las personas, las procesiones divinas y otros muchos aspectos de
la teología trinitaria escapan a la comprensión racional (lógica) del ser humano.

k. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CAPÍTULO UNO
ZEUS - EL – ELOHIM – YAWHEH
EL CONCEPTO DIOS EN LA FILOSOFIA GRIEGA Y EN EL ANTIGUO
TESTAMENTO.

1. El concepto de Dios en el mundo griego.


A. Introducción.
a. Los filósofos se han preguntado como surgió la fe en Dios y por qué el hombre tiene
necesidad de afirmar la existencia de Dios. Para responder a esa pregunta, la
fenomenología de la religión, ha dicho que el hombre es un ser religioso por naturaleza.
La búsqueda de lo divino (de lo trascendente) ha sido una de las características más
importantes del ser humano a lo largo de la historia.

13
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. Para explicar el origen de la idea de Dios, los filosofos, han dicho que Dios es la
proyección de los deseos ms profundos del ser humano; otros han afirmado que la idea
de Dios surgió porque el ser humano tiene necesidad de fundamentar en un ser
poderoso la recompensa (por sus buenas acciones) y el castigo (por las malas).

c. También han dicho que el hombre busca la felicidad (hacia ella orienta todos sus
deseos, proyectos y acciones). En la busqueda de la felicidad, el hombre, se inventó el
concepto de Dios hasta llegar a afirmar que Él es quien ama de verdad y a quien el
hombre puede amar realmente.

d. Para muchos filósofos, Dios, es una fantasía (un invento humano). A esa ficción se le
atribuye la creación y la dirección del mundo.
e. Haga su síntesis sobre este apartado:
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. El concepto de Dios en los filósofos pre- socráticos.


a. En el ambiente filosófico griego, el sustantivo (singular) Dios y (plural) dioses, se
utilizó para designar las fuerzas (de tipo metafísico) que gobernaban el mundo y que
eran de naturaleza espiritual. Entre los griegos, era frecuente sustituir el sustantivo Dios
(en su forma singular) por palabras genéricas (y neutras) tales como “divinidad”, “ser
espiritual”, el “uno” (“único”,) etc. Eso significa que, para los griegos, Dios no tenía
carácter personal.

b. La filosofía griega utiliza la palabra Φεος de muchas formas. Ese término hace
referencia a: a) la divinidad en general, b) el ser y el hacer de la divinidad, c) los
distintos dioses del panteón griego (siendo Zeus el dios más importante). Se puede
decir que, para los griegos, Φεος, hacia referencia a la realidad suprema, majestuosa y
subsistente que está por encima de las realidades históricas.

c. A medida que progresó la reflexión filosófica griega, el concepto de Dios, evolucionó.


Fue muy distinta la forma de hablar de Dios en las obras de Homero a la forma de
hablar de Dios en la Metafísica de Aristóteles. Cuando desaparecieron los relatos
mitológicos (porque apareció la reflexión filosófica) el concepto de Dios se espiritualizó
y purificó (ganó en precisión conceptual).

d. Llama la atención que en los más antiguos autores griegos (por ejemplo, Homero y
Hesíodo), los dioses, llegan a la existencia de la misma manera que los hombres. Ellos
eran como los seres humanos pues tenían padre y madre. La diferencia que existía
entre ellos y los hombres era su inmortalidad (aunque los dioses no eran ni eternos ni
creadores del mundo visible pues ese concepto no existía en Grecia).
14
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. Los dioses no eran eternos, pero eran: a) inmortales, b) eternamente jóvenes, c)
siempre bellos, d) fuertes, e) sabios. No eran considerados santos porque no estaban
alejados de los vicios de los hombres. Ellos eran una especie de súper-hombres puesto
que tenían actitudes, hábitos y sentimientos muy parecidos a los de los seres humanos.

f. La característica principal de los dioses (en la filosofia griega presocrática) era que
los dioses eran un reflejo de lo que debería ser la realidad. El mundo de los hombres se
debería organizar como el mundo de los dioses.

g. Haga su síntesis sobre este apartado


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. El concepto de Dios en Platón y Aristóteles.


a. En los relatos más primitivos de la mitología griega se decía que los dioses eran la
causa de todas las tragedias humanas. Eso significaba que el dolor, el infortunio, las
desilusiones amorosas y la ruina económica se les adjudicaban a los dioses. En la
medida en que apareció la reflexión filosófica y metafísica, los relatos mitológicos
desaparecieron del mundo griego porque esos relatos fueron visto como inadecuados.

b. El filósofo Senofanes (570 – 475 A.C.) en sus reflexiones afirmó que los dioses del
panteón griego eran fruto de los deseos (proyecciones) de sus adoradores. Afirmaba
que una persona pensante (racional) solo podía afirmar la existencia de un solo Dios
(distinto de los hombres en cuanto a su cuerpo y a su pensamiento).

c. Con el avance de la ciencia, la matemática y el raciocinio, las reflexiones de los


filósofos griegos se hicieron más precisos y se empezó a afirmar que Dios era la
esencia viviente del mundo. Los grandes filósofos griegos aceptaban la existencia de
un ser supremo (causa de todas las causas) pero no llegaron a afirmar la existencia de
un Dios que amara a los hombres, se relacionara con ellos, tuviera misericordia de los
pecadores y se preocupara de los desamparados.

d. El Dios de la filosofía griega (ligado al cosmos) era un Dios al que el hombre no le


debía nunca dirigir una oración porque no existía ningún tipo de relación entre el mundo
de los hombres y el mundo de Dios. Más que un ser personal, Dios, era un ente (que
daba sentido y explicación a muchas preguntas que tenían los seres humanos).

e. Con Platón, el concepto de Dios se purificó y espiritualizó a tal punto que el filósofo
polemizó con las expresiones de religiosidad popular de su pueblo (que referían a Dios
todas las cosas malas que sucedían). Platón afirmó que el éxito o la ruina en la vida
dependían de las buenas o malas elecciones que las personas hicieran. En el dialogo a
15
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Timeo, afirmó que Dios no es creador del mundo (ese concepto no existía en el mundo
griego) sino el arquitecto que organizó el mundo (la realidad humana). El mundo es un
espejo de lo que existe en la eternidad.

f. En Platón, no hay una idea de Dios como un ser único, transcendente, infinito y


personal sino una serie de alusiones al mundo de lo “divino”. Para él, lo “divino” (Dios)
no se relaciona con una sola entidad personal (de carácter infinito) sino con una serie
de realidades tales como el ser último, el ser viviente, los dioses particulares, el
demiurgo etc… Para Platón, no hay solo Dios (existen dioses). Entre estas distintas
“divinidades” existe jerarquía (por eso había dioses que eran más importantes)

g. En el universo todo lo que existe y tiene vida es de carácter divino porque lo divino
se relaciona con la vida. Platón, es heredero de los presocráticos que afirmaban que
todo el universo está animado por la divinidad. La realidad se encuentra dividida en dos
mundos: a) el de las ideas (mundo ideal) y, b) el del mundo sensible y finito. Todas las
entidades que pertenecen al mundo de las ideas participan (en mayor grado) de la
divinidad (puesto que son seres personales, eternos, vivientes, inteligentes y
perfectísimos).

h. La escala de las “divinidades” va perdiendo perfección conforme se alejan del mundo


ideal. Las realidades terrenas son sombras de las realidades eternas. Los seres
vivientes (pertenecientes al reino animal, vegetal y mineral) participan de alguna
manera del mundo de las ideas.

i. En Platón es difícil encontrar la noción de un Dios único personal, eterno,


transcendente e infinito. Por eso es vano querer hallar en él pruebas de la existencia de
Dios. Su idea de que todo el universo está informado por un alma cósmica le lleva a
rechazar el mecanicismo y el atomismo materialista de Demócrito, el ateísmo de los
sofistas y las mitologías groseras que atribuyen a los dioses toda clase de
inmoralidades y pasiones humanas.

j. En La Metafísica, Aristóteles, presenta a Dios como el ser que es necesario para que
exista un orden en el mundo. Dios es la causa última de todos los seres. Dios es acto
puro y su principal cualidad es mover el mundo. Una de las características del Dios de
Aristóteles es que es “a-patico” (no ama a la humanidad; pero se ama infinitamente a si
mismo). Los hombres no tienen necesidad de adorarlo sino de reconocerlo.

k. Para Aristóteles, Dios, es: a) un ser inmutable que está fuera del universo, b) es la
primera fuerza (el primer motor) que da origen y movimiento a todo lo que existe en el
mundo y, c) es un ser necesario pues pone en movimiento el universo. Para Aristóteles,
la naturaleza (parte fundamental de la realidad), no se podía explicar a partir de sí
misma (sino a partir de de algo que estuviera por encima de ella). Ese algo es Dios.

l. Dios es un ser sin composición alguna (ni física ni metafísica). Es acto puro y forma
pura; es eterno e inmutable; en Él no hay ninguna forma de potencialidad. A diferencia
de los otros seres, Dios, no está compuesto ni de materia ni de forma y tampoco tiene
16
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
estructura metafísica porque en él no existe ni el acto ni la potencia. En Dios no existen
ni el cambio ni la muerte. Dios es causa suficiente de sí mismo. Él no tiene otro
principio. Él es el principio del ser. Él es la suma de perfección del ser. Dios, sin
embargo, no ama a ningún ser porque no necesita de nada más que sí mismo.

m. El Dios de Aristóteles se relaciona con el mundo, pero se desentiende de los


pobladores del universo. Los hombres no tienen necesidad de establecer una relación
religiosa con Dios.

n. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

3. El – Elohim – Yahweh.
A. Introducción.
a. A partir del texto de Josué 24, 17ss podemos deducir dos cosas: a) los antepasados
de Abraham eran politeístas y, b) Abraham, entre todos los dioses, servía a un dios.
Cuando Abraham hablaba de Dios se refería a la divinidad en general. A Dios, cada
pueblo, lo llamó a Dios de manera diferente. Los judíos lo llamaron con el nombre de El
– Elohim. Los acadios lo llamaron con el nombre de Illú y los árabes lo llamaron con el
nombre de Alá.

b. En Grecia el sustantivo que se utilizó para hablar de la divinidad fue Φεος (traducido
por los LXX como “El” - “Elohim”). Elohim - Φεος son palabras sinónimas (aunque
pertenecen a dos idiomas distintos). La diferencia entre esos dos sustantivos radica en
7
“Josué reunió a todas las tribus de Israel en Siquem y llamó a los ancianos de Israel, a los jefes, a los
jueces y a los capataces, y se presentaron delante de Dios. 2Josué dijo a todo el pueblo:
—Así dice el Señor, Dios de Israel: «Sus antepasados, Téraj, el padre de Abrahán y de Najor, habitaron
desde siempre en el otro lado del río y sirvieron a otros dioses. 3Tomé a su padre Abrahán del otro lado
del río y lo hice caminar por toda la tierra de Canaán, multipliqué su descendencia y le di a Isaac. ”
17
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
el hecho de que el sustantivo común griego Φεος-ou hace alusión a fuerzas de tipo
sobrenatural que el hombre no domina (y que se adjudican a la divinidad) mientras que
el sustantivo hebreo El – Elohim, se relacionó con Yahweh (el Dios que se reveló en la
historia de Israel, liberó al pueblo elegido de la esclavitud de Egipto y habló por medio
de los profetas).

c. Con esos nombres (El-Illú- Alá- Φεος), los pueblos antiguos, hacían referencia a un
ser de naturaleza espiritual con el cual se relacionaban y al cual adoraban como dios
potente y poderoso. Delante de Dios (el ser grande, maravilloso y potente), los
hombres, , pertenecientes a las distintitas culturas semitas, experimentaban curiosidad
(admiración), miedo (asombro) y sujeción (reverencia).

B. Elohim.
a. Es muy difícil saber con absoluta seguridad cuales eran las ideas que los
descendientes de Abrahán tenían sobre Dios (antes de la revelación del nombre de
Yahweh). En términos generales se podría decir que ellos se relacionaban con la
divinidad (El – Elohim). El – Elohim era el Dios de los padres y, a El – Elohim, era a
quien rendían culto en lugares significativos (santuarios locales).

b. Cuando Israel habló de la divinidad en general (de manera genérica) se utilizó los
sustantivos propios “El”- “Elohim”; cuando se quiso hablar del Dios de la alianza se
utilizó el sustantivo Yahweh. El genio religioso de Israel consistió en haber sido capaz
de superar el conocimiento genérico de Dios (El – Elohim) y afirmar con claridad que
Yahweh (el Dios de la alianza) fue quien hizo el cielo y la tierra (Ps 124,8).

c. Israel, como todos los pueblos de la época, se relacionó (al principio de su historia)
con la divinidad (con el Dios grande y poderoso). Por eso se dice que el primer nombre
que tuvo Dios fue El – Elohim. El (y su forma plural Elohim), era un dios más entre los
muchos dioses que existían en el panteón de la época.

d. Los sustantivos El – Elohim fueron utilizados en el Antiguo Testamento. Aparecen


más de 200 veces (incluyendo las formas compuestas). Cuando los judíos hablan de El
– Elohim hacían referencia al Dios poderoso que conoce todo, crea todas las cosas,
está en todas partes y se hace presente en todo momento (Gn 1:1-3; Dt 10:17, Ps 68).

e. El nombre genérico de Dios (El – Elohim) estuvo acompañado de distintos


determinativos. Los más importantes fueron:
 El Elohe Israel, nombre que significa que Dios (El) es el Dios de Israel. Esta
fórmula se utilizó para decir que Dios (El - Elohim) es el Dios del pueblo de Israel
y que Dios (El - Elohim) es un Dios totalmente distinto a los otros dioses (Gen
33:20; Ex 5:1, Ps 68:8; Ps 106:48).
 El Elyón, nombre que significa que Dios es Altísimo y tiene supremacía sobre
todos los dioses falsos (Gn 14:17-22; Ps 78:35; Dn 4:34).
 El Olam, nombre que significa que Dios es eterno, es principio y fin de todas las
cosas (Gen 21:33; Ps 90:1,2; Is 40:28).

18
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El-Roi, nombre que significa que Dios cuida. No existe ninguna circunstancia de
la vida que escape al conocimiento de Dios y a sus cuidados paternales (Gen
16:11-14; Ps 139,7-12).
 El-Shaddai, nombre que significa que Dios es poderoso y fuente inagotable de
bendición. Los problemas no son demasiado grandes como para que Dios no los
pueda manejar (Gn 17,1-3; Gn 48,3; Gn 49:25, Gn 35:11; Ps 90:2).

f. Se debe decir que los judíos (como todos los pueblos de la época) se relacionaron
(en un principio) con la divinidad a la que llamaban El-Elohim. Ese dios (uno más entre
los dioses) se identificaba con esa fuerza maravillosa a la cual los hombres están
sometidos.

g. Cuando Israel conoció por revelación el nombre de Dios (Yahweh), el pueblo judío
dejó de relacionarse con El – Elohim (la divinidad) para entrar en contacto con el Dios
de la alianza (Yahweh).

h. A partir de la experiencia de la zarza ardiente (y de manera muy lenta), el pueblo


judío, empezó a descubrir que Yahweh era el Dios del pueblo de Israel (Gn 33,20). Al
final de la monarquía esa afirmación era contundente. Después del destierro, los judíos,
decían que Yahweh era el rey de Israel.

i. Eso significaba decir que: a) solo Yahweh era Dios en sentido absoluto (Él es el único
Dios; 1 Rey 18, 21.37; Dt 4,35; Dt 7,9), b) los dioses de los otros pueblos eran nada; Ps
115,4ss), c) que Yahweh reveló libremente su nombre y su proyecto de salvación al
pueblo de Israel (Israel fue el destinatario de la acción salvadora de Yahweh).

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. Yahweh.
a. Antes de los acontecimientos en los que estuvo involucrado Moisés, Dios, era una
realidad presente en el mundo de los hombres. Dios era una realidad grande,
maravillosa, fascinante e incomprensible que arropaba al hombre.

19
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. Cuando Israel conoció que el nombre de Dios era Yahweh su experiencia religiosa
se transformó (se diferenció) de la experiencia religiosa de las naciones vecinas .
Después de mucho trasegar en la historia, Israel, entendió que Yahweh era distinto de
El – Elohim (nombres genéricos de Dios).

c. La revelación del nombre de Yahweh diferenció la experiencia religiosa de Israel de


la de las naciones vecinas. Cuando se consolidó la experiencia de fe, Israel, entendió
que:
 Yahweh era un ser totalmente distinto del hombre.
 Que los ídolos de los pueblos paganos eran obra de las manos de los hombres
(Is 44,9ss).
 Que Yahweh era potente y el creador del cielo y de la tierra (Gn 1,1).
 Que Yahweh habló a su pueblo y manifestó su deseo de entrar en relación con
los descendientes de Abrahán (alianza).

d. Se necesitaron muchos años para que Israel entendiera que Yahweh era más
grande y poderoso que los dioses de los pueblos paganos (Jos 22,22). La religión judía
no se fundamentó en el sentimiento religioso del hombre primitivo (El – Elohim) sino en
la revelación de Dios.

e. La experiencia judía en Yahweh no fue fácil pues hubo momentos en los que Israel
se sintió atraído (fascinado) por el mundo religioso de los pueblos paganos. A Israel le
costó entender que Yahweh, a diferencia de los ídolos de los paganos, era un Dios
misterioso, inmanipulable, trascendente y arcano (Is 45,15; Ps 89,47) a quien solo se
puede conocer y adorar a través de la fe (Ps 139,14). Jeremías fue el primer israelita
en afirmar de corazón (Jer 2,11) que los dioses de los paganos eran nada.

f. Fue después de la experiencia del destierro que la comunidad judía, guiada por los
profetas pudo decir con absoluta convicción: “yo soy Dios, y no hay otro: fuera de mi no
hay dios… Yo soy el Señor y no hay otro: artífice de la luz, creador de las tinieblas,
autor de la paz, creador de la desgracia, yo el Señor, hago todo esto” (Is 45, 5-6).

g. Se puede decir que la afirmación del monoteísmo (grandeza de Dios y vaciedad del
culto idolátrico) no fue fruto de especulaciones teóricas sino de la experiencia de los
grandes creyentes del pueblo de Israel. Hubo personas que confiaron en Yahweh (Ex
15, 2; Ps 89,27) y experimentaron la salvación (Ps 18,2-3), la fidelidad divina (Ps 63,2-
4) y el consuelo de Dios (Ps 22,11). Esos creyentes fueron los que supieron que
Yahweh (no los ídolos) era el Dios vivo (Os 2,1) que camina en medio de su pueblo (Lv
26,11).

h. El monoteísmo supuso afirmar que Yahweh: a) es el único Dios (Is 45,5), b) es el


creador de todo cuanto existe (Is 40,26), c) es quien da fuerzas a quienes están
cansados en la vida (Is 40,31) y, d) es quien salva al pueblo de los opresores (Ps
145,14).

20
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
i. Cuando la fe judía en Yahweh se consolidó (después del destierro a Babilonia) se
evitó utilizar el nombre de Dios de Yahweh. En Israel era prohibido pronunciar el
nombre de Yahweh. Para evitar que se abusara de ese nombre (nombre que solo se
podía pronunciar cuando se leía la Escritura o se hacia la liturgia del Yom Kippur), los
judíos, utilizaron sustitutos tales como mi Señor, misericordioso, altísimo, rey del cielo,
señor de la tierra, potente, poderoso, santo, etc.

j. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

4- Yahweh, el Dios de Israel8.


a. El nombre más importante para llamar a Dios en Israel es Yahweh. En Éxodo 6,2-3,
el redactor bíblico pone en boca de Dios estas palabras dirigidas a Moisés: "yo soy
Yahweh. Yo me mostré a Abraham, a Isaac y a Jacob como El-Shadday, pero no le
manifesté mi nombre de Yahweh"9. Por eso desde los tiempos mosaicos el nombre
propio y específico del Dios de los hebreos es Yahweh (nombre de Dios que no
conocieron los patriarcas).

b. El nombre de Yahweh está conformado por cuatro consonantes: YHWH. Esas letras
aparecieron por primera vez escritas en un documento del siglo IX A.C. (tradición J).
Su forma oral es anterior. Desde la época de Moisés se llama a Dios con ese nombre.
A las mayúsculas se les han añadido las consonantes de los verbos hebreos "hawah" y
"hayaw" que significan "ser" - "existir".

c. El tetragrama más las consonantes se puede pronunciar de dos maneras distintas:


 Como Yahweh. Es la manera como judíos y católicos llaman (a partir de ese
nombre) a Dios.
 Como Jehová. Es la manera como las Iglesias de la Reforma llaman a Dios.

8
Maximiliano García Cordero, Teología de la Biblia, I, paginas 34-63, B.A.C., Madrid 1970.
9
Con el texto de Ex 6,2-3, el autor sagrado tiene interés en mantener la unidad religiosa de Israel
empalmando la época del desierto (nombre de Dios "Yahweh") con la época de los patriarcas (nombre de
Dios "Elohim"), dando a entender que, aunque Dios tiene diversos nombres, es una misma la divinidad
que han adorado los israelitas a lo largo de los siglos.
21
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. Los hagiógrafos de Israel fueron quienes pusieron en boca de Dios la revelación del
nombre divino (Yahweh) y su significado (Ex 3,14-15)10. Esa revelación tuvo lugar antes
de iniciarse la gesta liberadora del Éxodo. Hasta ese momento, los patriarcas habían
llamado a Dios por sus atributos (v/g El-Shadday, El-Roí, El-Olam) 11 y por la vinculación
con los patriarcas (Dios de Abraham, Isaac y Jacob).

e. Durante la esclavitud de Egipto, apareció un nuevo nombre para llamar a Dios (ese
nombre fue Yahweh). En la revelación del nombre de Dios se conjugan la idea de
misterio ("yo soy el que soy"; Ex 3,14}) con la idea de cercanía liberadora ("yo soy
Yahweh, que te ha sacado de la tierra de Egipto, del país de opresión"; Ex 20,1).

f. La revelación del nombre divino en absoluto responde al deseo del hombre de querer
conocer la naturaleza divina. La respuesta de Dios a la pregunta de Moisés (Ex 3,13)
deja a Yahweh en su inefable misterio. Dios rehusó definirse cuando Moisés le
preguntó por su nombre. Sin embargo, Dios, accedió de una manera libre dar a
conocer su "nombre". La revelación que Dios hizo de sí mismo ("yo soy el que soy") no
es el descubrimiento total del ser de Dios para el hombre. La revelación del nombre de
Yahweh no es una definición de la naturaleza del ser divino. Dios es indefinible dada su
trascendencia.

g. Por eso del nombre de Yahweh no se puede deducir ninguna noción sobre la
naturaleza divina. La revelación del nombre de Dios como "Yahweh" no levanta el velo
que recubre al Dios del Sinaí. Todo lo que se puede decir de Dios es que existe. La
definición que Dios hace de sí mismo ("yo soy el que soy"; Ex 3,14) no tiene una
intención metafísica y no aclara para nada el misterio de Dios. Eso lo entendió la
tradición judía. El nombre de Dios ha sido objeto de extremada veneración porque el
tetragrama YHWH encierra la grandeza del misterio de Dios.

h. A partir de la etimología de los verbos hebreos "hawah" – “hayaw” (ser - existir), los
comentaristas han expresado diversas opiniones sobre el significado del nombre de
Yahweh. Las principales son:
 En perspectiva filosófica, Dios, seria "el que hace el ser" y "el que da el ser",
es decir, el creador de todas las cosas.
 En perspectiva metafísica, la expresión "yo soy el que soy" alude a la aseidad
divina. Yahweh seria "el que es", "el que existe" y "el que tiene el ser". Sin

10
"A la simple lectura de esta perícopa salta a la vista la complejidad de la redacción, porque el Dios de
Israel (en el v. 14) se le llama 'ehyeh ("yo soy"), mientras que en el v. 15 se le denomina Yahweh ("él es").
No cabe duda que se trata de buscar una explicación artificial jugando con el supuesto sentido del verbo
"hawah" ("él fue") para entender de algún modo el sentido del nombre misterioso de Yahweh, que
inesperadamente entra en la tradición israelita a partir de la época del desierto como divinidad de las
tribus de Israel frente al tradicional El-Shadday de la época patriarcal. El compilador tiene buen cuidado en
declarar paladinamente que el Dios que se manifiesta a Moisés con otro nombre, Yahweh, es el mismo de
la época de los antepasados de Canaán." M. García Cordero, Teología de la Biblia, Tomo I, p. 43.
11

22
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
embargo, es anacrónico que Dios conceda al pueblo de Israel (en las
circunstancias en que se encontraba) una definición de tipo metafísico 12.
 En perspectiva de eternidad, "yo soy el que soy" significa que Él siempre es
("yo seré el que seré").
 La interpretación más común dice que Yahweh (“yo soy el que soy”) significa
que Dios es "el que siempre es".

i. La revelación del nombre de Dios (Ex 3,14) le recuerda al hombre su impotencia para
penetrar en el misterio de Dios. Yahweh no se define a sí mismo (no da a conocer su
esencia). La mejor manera de conocer a Yahweh no es haciendo especulaciones sobre
su nombre sino contemplando su obrar en el acontecer histórico. El Dios del Éxodo es
quien se manifiesta a su pueblo a través de gestas liberadoras (Ex 20,1).

j. Dios da a conocer su nombre con el fin de animar al pueblo (antes del inicio de la
gesta liberadora) a tener confianza en El. Dios ordena a Moisés liberar al pueblo y para
fortalecerlo en la esperanza le dice: "yo estaré siempre contigo" (Ex 3,12). Esa
promesa y la revelación del nombre de Yahweh fueron garantía de asistencia a Moisés
en orden a la misión que Dios le mandó ejecutar 13.

k. Las características principales de Yahweh en el Antiguo Testamento son:


 Yahweh es una persona (no una fuerza anónima de la naturaleza). Él tiene
individualidad, inteligencia, voluntad, libertad. Dios es sabio, misericordioso,
bondadoso y providente. Es el Dios de la alianza.
 Yahweh no es una abstracción filosófica. Tampoco es la primera causa del
universo. Yahweh es el creador del cielo y de la tierra. Es quien dirige la historia
humana.
 Yahweh es el único Dios. Fuera de Él no existe ningún otro dios. Eso es
significativo porque en Israel hubo épocas en que el pueblo fue idolatra (1 Rey
18,1ss).
 Yahweh es trascendente, es decir, está en todas partes, en todos los lugares, en
todas las circunstancias de la vida (sin que por ello este atado a nada). La
trascendencia de Dios es el fundamento de su santidad (Is 1,4; Is 10,17; Is
40,25; Hab 3,3, Job 6,10).

l. Delante de la grandeza de Dios, el hombre, se siente pequeño y pecador (Job 40,3-5;


Ex 3,6; Ex 33,22). La santidad de Dios es la convicción de que Yahweh está por "fuera"
del ámbito de lo mundano (es bueno, puro e incontaminado).
12    
La especulación filosófica nació en Grecia a partir del siglo V A.C. y los israelitas, como orientales que
eran, se caracterizaban por ser más imaginativos que deductivos. Esa es la razón por la cual los sabios
del pueblo de Israel hicieron pocas abstracciones conceptuales de tipo filosófico.
13 
P. van Imschoot dice a propósito de este texto: "El nombre de Dios debe, según el contexto, justificar la
misión de Moisés, encargado de liberar a Israel, y la promesa de la asistencia divina que ha recibido, y
levantar las dudas del pueblo, pues éste querrá conocer el nombre de Dios, que envía a Moisés para
asegurarse de que este Dios es capaz de realizar esta liberación. Este nombre, pues, debe expresar la
eficacia del ser de Dios libertador: el que envía a Moisés se llama EL ES o EL SERA (Yahweh), es decir,
el que manifiesta eficazmente s existencia." Teología del Antiguo Testamento.
23
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 Yahweh es el creador de todo cuanto existe en el cielo y en la tierra. La creación
fue obra de sus manos (Gn 1,1, 2 Mac 7,26-28). Por ser el creador del universo,
Yahweh, es anterior a la obra de la creación y, por lo tanto, el único señor de
cuanto existe (Ps 90,2, Ps 102,26-27, Is 41,4).
 Yahweh es poderoso. El poder de Dios se manifiesta en la forma como hizo el
mundo (sin ningún tipo de esfuerzo) y en la forma como dirige los destinos del
pueblo de Israel. Lo que Dios quiere se hace. El poder de Dios fue el que venció
al ejército egipcio (Ex 15,1).
 Yahweh fue quien constituyó a Israel como pueblo. La nación judía no se
constituyó como pueblo como consecuencia de un pacto entre sus líderes, sino
como fruto de una decisión divina.
 Yahweh es el Dios de la alianza, es decir, el Dios que quiere entrar en relación
con el hombre.
 Yahweh es fiel. La fidelidad implica inmutabilidad de la voluntad divina. Dios no
es un Dios que cambie continuamente de parecer. Su palabra permanece para
siempre (Is 40,8; Is 51,6).
 Yahweh está en todas partes y conoce todas las cosas (Ps 139,7-12). La
omnipresencia de Dios está en relación con su trascendencia sobre el mundo.
Dios no tiene límites porque es un ser espiritual.

m. En conclusión:
 El texto de Éxodo 3,12-15 es una escenificación teológica creada por los
teólogos del pueblo de Israel con el objetivo de introducir el nuevo nombre de
Dios en la historia de la salvación.
 El texto de Éxodo 3,14-15 no representa una "definición" del ser de Dios.
Aunque Dios se revela (da a conocer su nombre) permanece como "misterioso",
"inefable", “trascendente” e "indefinible.
 El nombre que Dios escogió para sí mismo (Yahweh) era el más apto para
rodear de misterio su persona y para evitar que en torno a Él especulaciones de
tipo filosófico y representaciones de tipo materialista.
 El Dios que se revela en la historia del pueblo de Israel es el Dios que ama
apasionadamente a su pueblo (tal como lo muestra en el acontecer salvífico
testimoniado por el libro del Éxodo).

n. La expresión Yahweh Tsebaoth14 es muy frecuente en los libros históricos 15. Ese
nombre divino no se encuentra ni en el pentateuco, ni los escritos del redactor
deuteronomista, ni en los libros escritos después del exilio de Babilonia. Ese nombre
(referido a Dios) aparece únicamente en la época de los reyes. El pueblo comienza a
llamar a Dios "Yahweh Tsebaoth" (Dios de los ejércitos) en la época de los Reyes.

14
El nombre hebraico tsaba (plural tseba'hot) significa muchedumbre organizada, como un ejército. El
nombre "tseba'hot" fue aplicado a las tribus de Israel por ser numerosas. Hay textos de la Biblia donde se
las llama "los ejércitos (tseba'hot) de Yahweh" (Ex 12,41).
15
Esta expresión aparece 11 veces en los libros de Samuel; 8 veces en los libros de los Reyes; 15 veces en
los Salmos. 54 se encuentra en el ProtoIsaías; 77 veces en el libro de Jeremías; 10 veces en Amos; 14
veces en el libro del profeta Ageo.
24
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
David y Salomón sabían que gracias al poder (fuerza) de Dios el pueblo tenia unidad
religiosa y política16.Los profetas espiritualizaron el concepto de Dios como guerrero y
con esa expresión querían afirmar que Dios tiene dominio sobre todos los seres de la
tierra. Al utilizar esa expresión, los profetas, querían decir que nada escapa del poder
de Dios.

o. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

16
David antes de entablar combate con Goliat afirma lo siguiente: "Tu vienes a mí con espada, lanza y
venablo, pero yo voy contra ti en nombre de Yahweh Tsebaoth, Dios de los escuadrones de Israel."
25
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

5. El monoteísmo de Israel.
a. La afirmación en Israel de la existencia de un solo Dios y Señor (Yahweh) y la
consolidación de la religión monoteísta no fue consecuencia de la decadencia de la
religión politeísta sino del rechazo a cualquier forma de culto idolátrico. Desde el final
de la monarquía (y sobre todo gracias a la predicación de los profetas), Yahweh, no era
un Dios más del panteón sino el único Dios. El monoteísmo no fue una afirmación de
tipo dogmático sino existencial. Cuando Israel afirmaba que Dios era el único Dios (Is
44,6.8) quería decir que solo Yahweh era quien salvaba.

b. El monoteísmo fue afirmado con contundencia por los judíos después del regreso del
destierro de Babilonia. Antes del destierro, Israel, tuvo momentos en los que la fe en
Yahweh convivió con formas religiosas paganas (1 Rey 12,26ss). Israel era al mismo
tiempo yavista y politeísta (1 Rey 18, 20ss).

c. Los acontecimientos del destierro permitieron a Israel tomar conciencia de lo que


significaba el monoteísmo y descubrir que solo Yahweh era el Señor del universo (Is
45,14ss). Al regresar del destierro de Babilonia, Israel, entendió el significado del
segundo mandamiento de la ley de Dios (Ex 20,2): “yo soy Yahweh, tu Dios… no
tendrás otro Dios fuera de mi”.

d. Ser monoteísta significaba (según el profeta Isaías) afirmar:


 Que Yahweh era el único Dios (no solo en Israel sino en el universo entero).
 La grandeza de Yahweh y la vaciedad de los ídolos paganos (que Israel veía
como nada y vacío (Ps 115,4ss; Ps 135,15ss-).
 Afirmar con claridad que solo Yahweh era el único Dios (Dt 6,4).

e. La afirmación de la unicidad de Dios estuvo acompañada de la afirmación de la


existencia de una serie de seres espirituales que tenían funciones mediadoras entre
Dios y los hombres. En la apocalíptica y el judaísmo tardío tuvieron un rol importante: el
espíritu de Dios, la Palabra de Dios, la sabiduría de Dios, la ley, y los ángeles de Dios.
Todas esas realidades:
 No eran autónomas pues estaban al servicio de Dios.
 Estaban subordinadas a Dios.
 Eran instrumentos de la acción de Dios en la historia de la salvación.

f. El monoteísmo no se afirmó solamente en Israel. La religión musulmana también


afirma la unicidad de Dios con contundencia (Corán, sura 10.19). El articulo

26
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
fundamental de la religión musulmana dice “no hay otro Dios fuera de Ala y Mahoma es
su profeta”. Las afirmaciones de la Biblia y del Corán significaron el final de las
religiones politeístas en el mundo occidental.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CAPITULO DOS
LA REVELACIÓN DE DIOS EN EL NUEVO TESTAMENTO

1. Uso lingüístico del sustantivo Dios en el Nuevo Testamento.


a. En la traducción de los LXX:
 Los sustantivos El – Elohim se tradujeron como Φεος.
 El sustantivo Κυριος se utilizó para traducir Yahweh (el Dios que hizo alianza
con el pueblo de Israel).
 En algunos textos, el sustantivo Φεος (Dios), se relacione con la persona de
Jesús (Jn 20,28).

b. Entre los cristianos no hubo la prohibición de pronunciar el nombre de Dios. Los


discípulos de Jesus no utilizaron sustitutivos (como los judíos) para hablar de Dios.
Ellos (a partir de la práctica de Jesús) llamaron a Dios con los nombres de y
Esa era una forma diferente de concebir y relacionarse con Dios.

c. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. El politeísmo en el Nuevo Testamento.


a. En el Nuevo Testamento hay textos que muestran la existencia de prácticas
politeístas (sobre todo en el mundo griego). Los apóstoles enfrentaron esa situación
con normalidad. En Hechos de los Apóstoles se dice que:
 En Éfeso existía el culto a la diosa Artemisa (Hch 19,26s).
 Atenas era una ciudad “dominada por la idolatría” (Hch 17,16). En el Panteón
existía una estatua dedicada al dios desconocido (Act 17,23).
 En Listra, Pablo y Bernabé, fueron vistos como personificaciones de los dioses
griegos por la multitud (Hch 14,8ss).

27
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. En Hechos de los Apóstoles se testimonia como Pablo fue acusado (en Éfeso) por
un tal Demetrio de intentar acabar con el culto de los dioses (Hch 19,23ss).

c. En las cartas apostólicas, Pablo, muestra como muchos cristianos provenían del
mundo pagano (eran politeístas) o tenían costumbres paganas. Por eso Pablo:
 Anima a los cristianos de Listra para que abandonen los falsos dioses y se
conviertan al Dios verdadero (Hch 14,15).
 Les dice (a los cristianos de Corinto) que los ídolos son nada (1 Cor 8,4; 1 Cor
10,19), que la idolatría es un sacrilegio (1 Cor 10,7) y es incompatible con la fe
en Cristo (1 Cor 10,20).

d. En 1 Corintios 8,5-6, Pablo, encontramos un criterio fundamental en relación con el


tema del politeísmo: aunque existan muchos dioses, para los cristianos, hay un único
Dios y un único Señor (Jesucristo).

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

3. El gran aporte de Jesus: la revelación de Yahweh como Padre.


A. Introducción.
a. El envío del Hijo (por parte del Padre) es el dato central en el Nuevo Testamento
(Gal 4,4; Mc 9,37; Mt 10,40; Lc 4,43; Lc 9,48; Rm 8,3; Jn 3,17; Jn 5,23; Jn 6,57; Jn
8,42: Jn 17,18; 1 Jn 4,9-10.14). Fue el Padre quien tuvo la iniciativa de enviar al Hijo. El
amor de Dios por la humanidad se manifestó en el envío del Hijo: "en esto se manifestó
el amor que Dios nos tiene, en que envió su Hijo al mundo para que vivamos por medio
de Él" (1 Jn 4,9).

b. Jesús, enviado del Padre, es quien revela al Padre: “a Dios nadie lo ha visto jamás,
es el Hijo único, que es Dios y está al lado del Padre, quien nos lo ha explicado" (Jn
1,18).

c. La revelación neotestamentaria presupone la del Antiguo Testamento. No hay


ninguna contradicción entre el Dios que estableció la alianza con el pueblo escogido y
el Dios revelado por Jesús. El Dios del Antiguo Testamento es el Dios que los
cristianos llamamos con el nombre de Padre. El Dios que envió a su Hijo fue el Dios
que hizo alianza con los patriarcas (Mc 12,26, Mt 4,10).

d. Cuando el Nuevo Testamento habla de Dios Padre hace referencia a Yahweh. El


Dios del Reino es el Dios del Antiguo Testamento.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
28
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Dios Padre en el Antiguo Testamento.


a. La invocación de Dios como Padre fue conocida por muchas culturas (especialmente
por las sociedades patriarcales y patr-ilineales del medio oriente). En ese contexto
cultural, los conceptos asociados a la autoridad del padre de familia, se trasladaron al
ser supremo. En la sociedad de aquella epoca, e padre de familia, era visto como un
legislador investido de autoridad, como dador de normas, de poder, de reglas, como
juez y como inteligencia supervisora, distante, severo, indómito y dinámico. El padre
era quien aportaba claridad, quien orientaba acerca del futuro, quien dirigia el clan,
quien tomaba la iniciativa y quien hacía al hijo consciente de su pequeñez.

b. Todas las naciones antiguas invocaban a su dios como a su padre. Entre los semitas
se remonta muy lejos esta costumbre,. La cualidad más importante de la paternidad de
Dios era la protección. En los textos de Ugarit (siglo xiv), El, dios supremo del panteón
cananeo, era llamado omo rey padre. Con esto se expresaba su dominio sobre los
dioses y sobre los hombres.

c. En el Antiguo Testamento el título padre se refirió a Yahweh. Con ese calificativo se


quería decir que Yahweh tenía una actitud paternal con los pobres y los desvalidos (Gn
1,1ss; Ps 103,1ss; Os 11,9-11; Jr 31,9.20; Is 49,15).

d. A pesar de que Israel sabía que Dios era Padre, ese concepto, fue poco utilizado en
el Antiguo Testamento porque se pensaba que esa idea estaba ligada a
representaciones incompatibles con la fe en Yahweh. Dios era “padre”: a) del mesías (2
Sam 7,14; 1 Cro 22,10; Ps 2,7; Ps 89,27; Ps 110,3), b) del pueblo de Israel (Ex 4,22, Dt
14,1ss; Dt 32,5) y, c) de los pobres, de las viudas y de los huérfanos (Ps 146,9).

e. Los textos de los profetas afirmaron que Dios es Padre, pero con corazón de madre
(Is 49,15; Is 66,13; Ps 27,10; Jr 31,15-20).

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. El testimonio de Jesus.
a. El silencio del Antiguo Testamento sobre el tema de la paternidad termina con Jesús.
La revelación de la paternidad de Dios fue el aspecto central de su predicación. Jesús
enseñó que Dios no actúa "como" un padre "sino" que “es” un padre. Jesús no solo dijo
que Dios era Padre, sino que lo invocó como tal en los momentos más difíciles de su
29
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
vida (Mc 14,36; Lc 23,46). En todos los momentos de su vida, Jesus, vio a Dios como
padre.

b. El término que Jesús usó para dirigirse a Dios como Padre fue "Abbá". La paternidad
de Dios fue un elemento central de su enseñanza y eso aparece claramente en el
sermón de la montaña (Mt 5,45; Mt 6,1; Mt 6,6; Mt 6,8, Mt 6,9; Mt 6,14; Mt 6,15; Mt
6,26; Mt 6,32; Mt 7,11). Un aspecto significativo del uso de este vocablo por parte de
Jesús fue la naturalidad de su utilización (Mc 15,34; Mt 11,25-27).

c. Jesús se relacionó con Yahweh de una manera absolutamente diferente a la forma


como se relacionaban los judíos de su época. Para Jesús, Dios no era "Yahweh"
(tampoco era "Adonaí") sino que Dios era "Abbá" (Lc 23,46).

d. El termino Abba fue utilizado por los contemporáneos de Jesús para llamar al padre
de familia en el ámbito familiar. La forma como Jesús se relacionó con Dios (Abbá)
muestra la cercanía que existía entre Él y Dios.

e. La novedad de la enseñanza de Jesús fue haber revelado que Dios es Padre no solo
de Él sino también de todos los discípulos. Esa revelación tuvo lugar cuando Jesús
enseñó a los apóstoles a orar: "ustedes oren así: Padre nuestro del cielo..." (Mt 6,9) 17.

f. La forma de proceder de Jesús abrió una nueva luz en el conocimiento del ser divino
porque Dios dejó de ser alguien incomprensible (arcano y misterioso) para convertirse
en una realidad familiar en la vida de los creyentes.

g. El cuarto Evangelio es donde más se habla de Dios como Padre. Los siguientes
datos permiten entender hasta qué punto, el Padre, fue el punto de referencia de la
vida de Jesús.
 Jesús utilizó los sustantivos "Padre" para hablar de Dios e "Hijo" para referirse a
sí mismo (Jn 17,1-3).
 El Padre fue quien envió al Hijo al mundo (Jn 5,36-37; Jn 6,44.57; Jn 8,18; Jn
12,49; Jn 14,24). Jesús "vino" al mundo como enviado del Padre (Jn 8,42; Jn
13,3; Jn 16,17-28).
 Con el envío del Hijo, el Padre, mostró su amor a los hombres (Jn 3,16-17; 1 Jn
4, 7-21).
 Jesús, después de haber cumplido la misión recibida, regresa al Padre (Jn 13,1;
Jn 14,28; Jn 17,4.5; Jn 20,17).
 Jesús es quien conoce al Padre (Jn 10,15) y quien lo da a conocer a los
hombres (Jn 1,18; Jn 14,9; Jn 12,45; Jn 17,6.26).
 Jesús "ama" al Padre (Jn 14,31) y por eso le "glorifica" (Jn 17,1).
17
"La tradición cristiana la exclamación Abba de Jesús como expresión de su singular conciencia de
filiación al Padre. A esto conviene añadir el hecho de que Jesús nunca puso su filiación al Padre al
mismo nivel que la nuestra. Así, por ejemplo, nunca le llamo nuestro Padre, sino que utilizó la expresión
mi Padre y vuestro Padre (Jn 20,17) sin incluirse jamás en nuestra filiación. Lo mismo sucede con la
oración de Jesús; Jesús enseña a orar, pero ora siempre solo (Mc 1,35; Mc 6,46; Mc 14,32-42)" Lucas F.
Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 112
30
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El Padre y el Hijo son una sola cosa. De esa unidad están llamados a participar
los creyentes (Jn 10,30; Jn 17,21ss).

h. La enseñanza de Pablo sobre la paternidad de Dios se puede resumir de la siguiente


manera:
 “Dios” y "Padre" son dos nombres se hallan unidos en 1 Corintios 8,6. De Dios
Padre procede el universo y la salvación del género humano (1 Cor 8,6; Col
1,16; Hb 1,2-3; Gal 2,20).
 Dios es el Padre del Señor Resucitado (2 Cor 1,3; 2 Cor 11,31; Ef 1,17; Flp 2,11;
Rm 6,4).
 Los cristianos no invocan a Dios con el nombre de Yahweh sino con el nombre
de "Padre de Nuestro Señor Jesucristo" (Ef 1,2-3).

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

4. La resurrección de Jesus fundamento de la teología trinitaria.


A. Introducción.
a. 1 Corintios 15, 1-11 es el primer testimonio apostólico “escrito” sobre la resurrección
de Jesús. Esta perícopa es importante porque habla explícitamente de la resurrección
de Jesucristo y de las apariciones del resucitado a los apóstoles.

b. El texto hace parte de una formula muy antigua en el que resume la fe de los
primeros cristianos. En él texto se dice lo que Pablo aprendió en sus primeros años de
cristiano porque el “transmitió” lo que “recibió” de otros cristianos. Eso significa que
esta perícopa no es una fórmula que el apóstol se haya inventado.

c. El texto contiene tres afirmaciones y tres interpretaciones. Las afirmaciones fueron:


a) que Cristo murió (y fue sepultado), b) resucitó y, c) se apareció a Pedro (y a otros
miembros importantes de la comunidad cristiana). Las interpretaciones también fueron
tres a) que la muerte y la resurrección fueron “según las Escrituras”, b) que la muerte
de Jesus fue “por nuestros pecados" y, c) que la resurrección "ocurrió” al tercer día.

31
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. En el texto (1 Corintios 15, 1-11) hay elementos teológicos importantes:
 La muerte es el presupuesto para afirmar la resurrección de Jesús (para decir
que Jesus está vivo). La resurrección de Cristo no fue la reanimación de un
cadáver ni el regreso de un muerto a la vida.
 La resurrección fue el triunfo de Jesús sobre la muerte. La resurrección significa
que la muerte (la cruz) no venció a Jesús.
 La resurrección fue una acción poderosa de Dios Padre porque Él fue quien hizo
posible que Jesús (tras su muerte) volviera a la vida.
 La muerte y la resurrección fueron vistas por la primera comunidad como parte
del plan de Dios. Por eso se dice que Cristo “murió por nuestros pecados según
las Escrituras” y que “resucitó al tercer día según las Escrituras” (1 Cor 15,3-4).
 La muerte y la resurrección de Jesús no se pueden probar citando un texto del
Antiguo Testamento, sino que están en relación con las grandes obras que Dios
ha realizado en la historia de la salvación.
 En el texto de 1 Corintios la muerte y la resurrección tienen dos protagonistas
diferentes. El que murió en la cruz fue Jesús. El que resucitó a Jesus (quien
realizó una obra grandiosa; comparable con la creación) fue Dios Padre.
 Después de la resurrección, Jesús, se apareció a muchos creyentes (Pedro,
otros apóstoles, quinientos cristianos, Santiago, Pablo).
 Los testigos de las apariciones fueron personas importantes en la comunidad
cristiana.
 Los testigos de las apariciones se convirtieron (después de ver a Jesús vivo) en
apóstoles del crucificado.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. La resurrección como acción de Dios Padre.


a. La tumba vacía y las apariciones fueron hechos importantes en la era apostólica.
Pero las primeras comunidades cristianas tuvieron que interpretar esos
acontecimientos porque esas dos realidades ambiguas (que no conectan
necesariamente con la fe). Se necesitó de una “interpretación” para poder decir que la
tumba vacía y las apariciones eran signo de la derrota (por parte de Jesus) del poder
de la muerte.

b. La predicación de los apóstoles se resume en una afirmación que Pedro hizo el día
de Pentecostés (Act 2,24.32): “Dios resucitó a Jesús de entre los muertos". Para los
apóstoles fue el Padre quien resucitó a Jesús de entre los muertos.

32
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. Eso es claro en los siguientes textos:
 “También nosotros les anunciamos la buena nueva de que la promesa hecha a
nuestros padres la ha cumplido Dios en nosotros, sus hijos, al resucitar a
Jesús...” (Hch 13,32-33).
 “Dios pasando por alto los tiempos de la ignorancia… ha fijado el día en que va
a juzgar el mundo según su justicia por medio del hombre que ha destinado y del
que ha dado garantía ante todos al resucitarlo de entre los muertos” (Hch 17,32).
 “… creemos en Aquel que resucitó de entre los muertos a Jesús Señor Nuestro”
(Rom 4,24).
 ““Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en
ustedes, el mismo que resucitó a Cristo de entre los muertos dará vida también a
sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que habita en ustedes” (Rm
8,11).
 “Y Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros mediante su
poder” (1 Cor 6,14).
 “… sabiendo que quien resucitó al Señor Jesús también nos resucitara con
Jesús…” (2 Cor 4,14).
 “Pablo, apóstol, no por designación de los hombres ni por mediación humana,
sino por Jesucristo y Dios Padre, que le resucitó de entre los muertos” (Gal 1,1).
 “… Al ser sepultados con Él en el bautismo, con el también han resucitado por la
fe en la fuerza de Dios, que lo resucitó de entre los muertos (Col 2,12).
 “Que el Dios de la paz que levantó de entre los muertos al gran Pastor de las
ovejas…” (Hb 13,20).

d. La resurrección fue un acto creativo y salvífico de Dios Padre sobre Jesús muerto. Al
resucitar a Jesús, Dios Padre, hizo a Jesús muerto participe de su vida divina. La
resurrección no fue el regreso de Jesús a la vida biológica (como fue el caso de la hija
de Jairo o del hijo de la viuda de Naím). La resurrección fue la acción poderosa de Dios
Padre que libró a Jesús del poder de la muerte (Rom 6,4) y lo hizo partícipe de la vida
divina (Act 2,24.32; Act 3,14; Hch 4,10).

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

5. Los títulos de carácter divino que se le asignaron a Jesus.


A. Introducción

33
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
a. Los títulos que se le dan a Jesús son de origen post-pascual. Fueron elaborados por
la comunidad cristiana (y puestos en labios de sus voceros autorizados) con el objetivo
de proclamar su esperanza en Jesús de Nazaret.

b. Los títulos cristológicos tenían la intención de proclamar la fe de la comunidad en el


Señor Jesús como mesías, salvador e hijo de Dios.

c. Ante los discípulos, Jesús, se presentó como un profeta, un maestro y un hombre


capaz de hacer cosas maravillosas (Mc 4,41). Después de la resurrección, los
discípulos, tuvieron que responder la siguiente pregunta: ¿quién es aquel que hizo oír a
los sordos y hablar a los mudos”? (Mc 7,37). La respuesta fueron los distintos títulos
que tienen como sujeto a Jesús.

d. En la elaboración de los títulos se utilizaron fundamentalmente categorías del


Antiguo Testamento.

B. Jesus es el Cristo.
a. El título “Cristo” (ungido, mesías) es importante porque fue el primer eslabón de la
cadena de reconocimientos que condujo a las comunidades cristianas a afirmar que
Jesús era el Hijo de Dios. Es un título (titulo que Jesús no se aplicó) fue dado por los
autores del Nuevo Testamento) quienes llamaron a Jesus así (“Comienzo del Evangelio
de Jesucristo, Hijo de Dios”; Mc 1,1)

b. En el Nuevo Testamento el término  aparece 531 veces. Se encuentra en


todos los escritos neotestamentarios (con excepción de la III Carta de San Juan). Ese
titulo se relaciona con la persona de Jesús de Nazaret (a quien las comunidades
cristianas reconocieron como el mesías esperado).

c.es la traducción griega del sustantivo hebreo mesías (termino que significa
frotar, untar, ungir a una persona con aceite o con ungüento). Con este término se
alude al rito con el que una persona era consagrada para desempeñar una función en
medio del pueblo de Israel. En Israel fueron ungidos: a) los profetas (1 Rey 19,6), b) los
sacerdotes (Lv 4,3-5) y, c) los reyes (1 Sam 10,1; 1 Sam 16,13; 1 Sam 24,7).

d. En el Antiguo Testamento, el Mesías, se asociaba con un enviado de Yahweh que


tenia la misión de traer salvación a su pueblo. Para los judíos, el mesías, debía ser un
hijo de David y su función era instaurar un reino de paz, de fidelidad a la ley, de justicia,
de retorno de los exiliados y de restauración del orden en el país judío.

e. La tradición judía cargó este título de contenido nacionalista y por eso, Jesús, no se
aplicó esa denominación a su persona.

f. Las comunidades cristianas fueron las que afirmaron que Jesús era el 
(mesías; ungido). Eso aparece claramente en la respuesta de Pedro a la pregunta de
Jesús (Mt 16,16). Con ese título querían decir que aquel que había sido ungido por el

34
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Espíritu el día del bautismo (Jn 1,33) y que Él era el salvador prometido por Yahweh.
Con ese titulo también se decía que con Él se cumplían las promesas hechas por Dios
a su pueblo (Lc 2,11).

g. En Pablo, el uso del título  (mesías) es muy importante. Ese titulo aparece
en la introducción de varios de los escritos del apóstol (Rm 1,1; 1 Cor 1,1; 2 Cor 1,1;
Flp 1,1). Con ese titulo se proclamaba la grandeza de Jesús (1 Cor 8,6; Flp 2,11). La
confesión de la mesianidad de Jesús, era para Pablo, condición necesaria para obtener
la justificación y el perdón de los pecados (Rom 3,21-22; Gal 2,16; Rom 6,3).

h. Pablo relacionó aspectos importantes de la vida cristiana con Jesús  con: a)
la Iglesia (Rom 16,16), b) la fe (Gal 1,6), c) la eucaristía (1 Cor 10,16), d) el perdón de
los pecados (Gal 2,16), e) la evangelización (1 Cor 1,17), g) la vida comunitaria de los
fieles de la Iglesia (Gal 6,2) y, h) el juicio (2 Cor 5,10; Flp 1,10).

i. Llama la atención que la muerte de Jesús en la cruz no fue un obstáculo para llamar
a Jesús con el título de Mesías (1 Cor 15,3; Rom 6,3; 1 Cor 1,23; 1 Cor 2,2).

j. La vida de Jesús no ofrecía los presupuestos necesarios para que el cristianismo


primitivo hiciera uso del título mesías y lo relacionara con Él. Pero cuando llamó a
Jesus así hizo realizó una confesión de fe (Col 1,3; Ef 1,3; Ef 1,17; Ef 3,11; Ef 5,20) en
la que afirmaban que su muerte en la cruz había sido para el perdón de los pecados de
la humanidad (1 Cor 15,3).

k. El título  es importante porque fue el primer eslabón de la cadena de


reconocimientos que condujo a las comunidades cristianas a afirmar que Jesús era el
Hijo de Dios18.

l. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Jesus es el Señor.
a. En el Nuevo Testamento, el sustantivo aparece 719 veces (en todos los
escritos con excepción de la carta a Tito y las cartas de San Juan). El evangelista
18
Durante los años de su ministerio, Jesús, no utilizó ningún título. Él nunca dijo que era el mesías, el
Hijo de Dios, el Señor, el primogénito, etc. Ante los discípulos, Jesús, se presentó como un profeta, un
maestro y un hombre que era capaz de hacer cosas maravillosas. Los apóstoles vieron a Jesús como un
hombre que tenía una relación muy especial con Dios (Abba) y que era compasivo con los pobres y
necesitados.
35
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Lucas fue quien más lo utilizó (104 veces en el Evangelio; 107 veces en los Hechos de
los Apóstoles).

b. Los primeros cristianos al atribuir a Jesús el título confesaban su victoria


sobre una muerte humillante, su exaltación a un estado trascendente de gloria y su
dominio real sobre quienes llegan a compartir su fe en él.

c. El titulo fue utilizado para dirigirse respetuosamente a la persona de Jesús


(Mc 7,28, Lc 7,6, Lc 19,18, Mt 17,15; Jn 4,11; Jn 4,15; Jn 4,19). Los apóstoles muchas
veces llamaron a Jesús con el título Señor durante su vida terrena y no por eso hicieron
una profesión de fe (Mt 14,28.30; Mt 16,22; Mt 17,4; Mt, 18,21; Lc 9,54; Lc 10,40; Jn
13,25; Jn 21,20).

d. Pero el título  fue un reconocimiento de la persona de Jesús porque referido a


la persona de Jesús resucitado era una confesión de fe (Hch 1,6; Hch 7,59s, Hch 9,10;
Hch 9,13; Hch 22,19). Llamar a Jesús  significaba afirmar que su nombre estaba
por encima de cualquier otro nombre (Flp 2,9). Decir que Jesús es  significaba
equipararlo con Dios (Yahweh19).

e. Cuando las comunidades cristianas confesaron que Jesús era el  afirmaban
que Jesús estaba por encima de todo (incluso del emperador; de los dioses). Para los
creyentes existe un que es Cristo (1 Cor 8,5s)20 . Decir que Jesús es el
significaba decir que Jesús era: a) quien había vencido la muerte y tenia
dominio sobre ella (1 Cor 15,24ss; 1 Cor 15,57; 1Pe 3,22; Flp 2,10), b) que Él estaba
por encima de todas las potestades (Col 2,10.15), c) que Él era más grande que
cualquier tipo de amo (señor) humano (Col 3,22-4,1; Ef 6,5-9), d) que Él es la cabeza
de la Iglesia (que es su propio cuerpo Col 3,18; Ef 1,20ss; Ef 4,15; Ef 5,22-32) y e) que
él es el rey de todos los hombres (Rom 14,9).

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
19
El Antiguo Testamento afirmó contundentemente que el único Señor era Yahveh. En varios textos se
decía que él era el “señor de los señores” y el “Dios de los dioses” (Dt 10,17; Sal 136,3). Cuando Israel
decía que Yahweh era el Señor afirmaba que Él ejercía dominio sobre la creación, la historia y el pueblo
de Israel (Dt 10,14-18). Dos títulos expresaron el señorío de Yahweh (su autoridad y su poder). El
primero es Melek es un título que significa que Dios es rey (Is 6,5 Sal 97,5) y que su poder se extiende a
toda la creación (Sal 95,3). El segundo es Adon es un título que significa que Dios es Señor de toda la
tierra (Jos 3,11; Miq 4,13; Sal 97,5). Los judíos invocaron a Dios llamándole “mi señor” (Adonaí). Cuando
por respeto no se pronunció el nombre de Yahveh (ni siquiera en las lecturas litúrgicas), el título que más
se utilizó para llamar a Dios fue Adonai.
Los LXX tradujeron el sustantivo propio Yahweh (y su sustitutivo Adonai) por Kyrios. En esa traducción
Kyrios (sustantivo siempre referido a Dios) tiene dos sentidos: a) unas veces hace referencia al señorío
de Yahveh sobre todo el universo y, b) en otras ocasiones sirve para hablar de Dios (cuyo nombre era
incomunicable).
20
El Apocalipsis mostró como el título “señor de los señores” no convenía al emperador divinizado sino
Cristo y a Dios Padre (Ap 17,14; Ap 19,16, 1 Tim 6,16).
36
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. Jesus es el Hijo.
a. La paternidad de Dios y la filiación de Jesús están en estricta correspondencia. Dada
la correlación que existe entre un padre y su hijo es imposible trazar una línea exacta
de separación entre lo que se dice en el Nuevo Testamento sobre Dios Padre y lo que
se dice sobre Jesús (el Hijo de Dios). Porque Jesús vivió su vida en actitud filial fue por
lo que pudo revelar a Dios como Padre y mostrar que era su Hijo amado.

b. El titulo Hijo referido a Jesús no es el más mencionado en los escritos del Nuevo
Testamento, pero es muy importante porque expresa la relación que existe entre Él y el
Padre. Romanos 1,3-4 afirma que Jesús (quien vivió la vida mortal como hijo de David)
después de la resurrección fue constituido (plenamente) con poder como Hijo.

c. Jesús nunca se llamó a sí mismo con el título de Hijo. La razón de ese silencio fue
que no se predicó a sí mismo (sino al Padre y su proyecto de salvación). Jesús habló
muchas más veces de Dios Padre que de Él como Hijo de Dios. Fueron otras personas
quienes llamaron a Jesús con ese título.

d. Según los evangelios sinópticos: a) Jesús fue proclamado Hijo por el Padre en el
momento del bautismo y la transfiguración (Mc 1,11; Mc 9,7), b) fue confesado como
Hijo de Dios por Pedro (Mc 8,29), c) fue reconocido como tal por el demonio en el
desierto (Mt 4,3.6) y, d) después de su muerte, el centurión romano, lo llamó así (Mc
15,39).

e. Solo hay dos textos en los que Jesús se refiere a sí mismo como Hijo 21: a) Mateo
11,27 (el himno de la alegría) y b) Marcos 13,32s (texto en el que Jesús afirma
desconocer el día y la hora en que sucederá el fin del mundo).

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


21
"En los escritos de Juan "Hijo es la denominación normal con la que Jesús se refiere a sí mismo, en
correlación con el uso masivo de la palabra "Padre" con que Jesús se refiere a Dios. Como en el resto
del nuevo Testamento, esta relación filial de Jesús con el Padre es, en los escritos de Juan, irrepetible.
Jesús es el Hijo por antonomasia, o, Υιος, frente a los hombres que somos Τεκνα. Es también en algunos
pasajes de Juan, el "Hijo Unigénito" (Jn 1,14; Jn 1,18; Jn 3,16; Jn 3,18). Así se pone todavía más de
relieve esta irrepetitibiliad. La finalidad del Evangelio de San Juan, según el primer final del mismo (Jn
20,31) es la de demostrar que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo" Luis Fernando Ladaria, El Dios
vivo y verdadero (el misterio de la Trinidad), p. 54. Ese título también fue utilizado frecuentemente por
San Pablo: 1 Tes 1,10; Rm 1,3.4.9; Rm 8,3.29.32; 1 Cor 1,9; 1 Cor 15,28; Gal 1,15-16; Gal 4,6: 2 Cor
1,19; Ef 4,13; Col 1,13.

37
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. Jesús - Pre existente.


a. Cuando la reflexión cristológica se profundizó y las comunidades cristianas tuvieron
un conocimiento mucho más profundo de la persona de Cristo aparecieron títulos
cristológicos muy importantes tales como pre-existente, mediador, enviado, Logos,
divinidad, etc. La convicción de que Cristo pertenecía de Dios y que su origen estaba
en Él es fundamental para entender el sentido de esos títulos.

b. Los cristianos comprendieron que la relación que existe entre Jesús (Hijo) y el Padre
no se inició en el tiempo, sino que pertenece a su mismo ser. Por eso dijeron que entre
el Hijo y el Padre había unidad de acción (Jn 10,30). El concepto pre-existencia no
aparece como tal en la Escritura, pero está relacionado con: a) el hecho de ser enviado
del Padre (Gal 4,4-6; Rom 8,3-4; Jn 3,16; 1 Jn 4,9), b) ser de condición divina (Flp 2,6–
11), c) haber participado activamente en la obra de la creación. Por medio de El “se
hicieron todas las cosas" (Jn 1,3) d) estar en el seno del Padre (Jn 1,18) y haber
revelado definitivamente al Padre.

c. Las afirmaciones sobre el envío del Hijo por parte del Padre encuentran su
fundamento teológico en el concepto “pre-existencia”. El Hijo (Logos) que estaba con el
Padre (desde el principio y que participó activamente en la obra de la creación) vino en
la plenitud de los tiempos para salvar a los hombres.

d. La intención de las afirmaciones sobre la pre-existencia del Hijo no son de orden


filosófico sino soteriológico pues lo que se quiere decir es que el Hijo (por estar en el
seno del Padre era quien podía “salvar” al hombre y “revelar” definitivamente al Padre).

e. La pre-existencia implica que: a) Cristo pertenece a Dios, b) El Hijo ha estado con


Dios desde siempre. El no surgió (empezó a existir) cuando fue concebido en el seno
de la Virgen María, sino que como Hijo estaba desde la eternidad en el seno del Padre
y, c)
El Hijo estuvo presente en la obra de la creación. Cristo está en la raíz de todos los
seres.

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

38
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

6. Jesús – Dios. La divinidad de Jesús.


a. Lo primero que afirmaron las comunidades cristianas, después de la Pascua fue que
Jesús estaba vivo. Mucho después afirmaron que Jesús era de condición divina (Dios).
El proceso de afirmación de la divinidad de Jesús fue lento y guiado por el Espíritu
Santo. Fue un proceso que permitió reconocerlo como “enviado” del Padre", señor del
universo, juez de vivos y muertos e Hijo de Dios.

b. En el Nuevo Testamento hay afirmaciones contundentes acerca de la divinidad de


Jesucristo.
 Hay textos que afirman explícitamente el carácter divino de Jesús
“En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en
el principio junto a Dios. Todo se hizo por él, y sin él no se hizo nada de cuanto ha sido hecho”
(Jn 1,1-2)
 “Después le dijo a Tomás: —Trae aquí tu dedo y mira mis manos, y trae tu mano y métela en mi
costado, y no seas incrédulo sino creyente. Respondió Tomás y le dijo: —¡Señor mío y Dios mío!
Jesús contestó: —Porque me has visto has creído; bienaventurados los que sin haber visto
hayan creído” (Jn 20,28-29)
 “Él, que es resplandor de su gloria e impronta de su sustancia y que sustenta todas las cosas
con su palabra poderosa, después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó en
los cielos a la diestra de la Majestad, 4y ha sido hecho tanto más excelente que los ángeles
cuanto más les aventaja por el nombre que ha heredado” (Hb 1,3-4)
 “Pero también sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado la inteligencia para que
conozcamos al Verdadero; y nosotros estamos en el Verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el
Dios verdadero y la vida eterna” (1 Jn 5,20); Rm 9,5).
 “Ésos son los israelitas: a ellos pertenece la adopción de hijos y la gloria y la alianza y la
legislación y el culto y las promesas; de ellos son los patriarcas y de ellos según la carne
desciende Cristo “el cual es sobre todas las cosas Dios bendito por los siglos. Amén” (Rm 9,4-5).

c. Otros textos afirman implícitamente su divinidad


 “Ustedes son de abajo; yo soy de arriba. Ustedes son de este mundo; yo no soy de este mundo.
Les he dicho que morirán en sus pecados, porque si no creen que yo soy, morirán en sus
pecados” (Jn 8,23-24).
 “Cuando hayan levantado al Hijo del Hombre, entonces conocerán que yo soy, y que nada hago
por mí mismo, sino que como el Padre me enseñó así hablo” (Jn 8,28).
 “Jesús les dijo: —En verdad, en verdad les digo: antes de que Abrahán naciese, yo soy” (Jn
8,58)
 “Se lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que cuando ocurra crean que yo soy” (Jn
13,19).
 “Felipe le dijo: —Señor, muéstranos al Padre y nos basta. —Felipe —le contestó Jesús—, ¿tanto
tiempo como llevo con ustedes y no me has conocido? El que me ha visto a mí ha visto al Padre;
¿cómo dices tú: «Muéstranos al Padre»? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí?”
(Jn 14,8-10).

39
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. Hay textos en los que no se hace uso del sustantivo “Φεος” y, sin embargo, se afirma
claramente la divinidad de Jesucristo (Col 1,15) 22.

e. Como se puede ver por los textos anteriores, la divinidad de Jesucristo, fue
confesada por los cristianos de manera contundente. En esa profesión de fe se expresa
lo que Él era para ellos. En esos textos no hay ninguna preocupación metafísica.

f. Se necesitaron más de tres siglos para que se pudiera traducir en una formula
dogmática los datos del Nuevo Testamento. En el Concilio de Nicea se afirmó lo
siguiente: Creemos en un solo Dios Padre omnipotente, creador de todas las cosas, de
las visibles y de las invisibles; y en un solo Señor Jesucristo Hijo de Dios, nacido
unigénito del Padre, es decir, de la sustancia del Padre, Dios de Dios, luz de luz, Dios
verdadero de Dios verdadero, engendrado, no hecho, consustancial al Padre, por quien
todas las cosas fueron hechas, las que hay en el cielo y las que hay en la tierra, que
por nosotros los hombres y por nuestra salvación descendió y se encarnó, se hizo
hombre, padeció, y resucitó al tercer día, subió a los cielos, y ha de venir a juzgar a los
vivos y a los muertos. Y en el Espíritu Santo” (Dz 125).

g. La afirmación del Concilio de Nicea sobre la “consubstancialidad” entre Jesús y el


Padre no es entendible sin referencia al Evangelio.

h. Jesús nunca se presentó a sí mismo como Dios y sus contemporáneos tampoco lo


percibieron como tal. Los discípulos lo vieron como un profeta, un hombre bondadoso,
un maestro que enseñaba de manera nueva (distinta) la Palabra de Dios y un justo que
vivió la vida en la confianza filial. La resurrección fue la puerta que permitió afirmar la
divinidad y la pre-existencia del Hijo (Jn 1,1-3; Jn 8,58; Jn 17,5.24; Rm 8,3; Gal 4,4; Ef
1,3ss; Hb 1,2).

i. En el Nuevo Testamento la divinidad de Jesucristo se afirma con el empleo de títulos


que tienen connotación divina. Esos títulos fueron: a) Logos (Jn 1,1), b) Hijo (Jn 3,16) y,
c) Señor (Flp 2,11). Cada uno de estos títulos afirma, a su manera, que Jesús es Dios
porque está por encima de todo (Κυριος); es el revelador perfecto del Padre (Λογος); su
decir, querer y actuar es perfectamente congruentes con los del Padre por ser el Hijo
(Υιος).

j. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

22
“El cual es la imagen del Dios invisible, primogénito de toda creación”
40
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

7. La praxis monoteísta del cristianismo primitivo.


A. Jesús, un monoteísta convencido.
a. Jesús y Pablo como cualquier judío de su época sabían que había un solo Dios.
Ellos eran profundamente monoteístas (Mc 12,29ss; 1 Cor 8,4). Estaban convencidos
de ello. Al joven rico, Jesús, le dijo que el único bueno era Dios (Mc 10,18). En la cruz,
sus enemigos se burlaron por haber puesto su confianza en Dios (Mt 27,43). Siempre
buscó hacer la voluntad de Dios (Mc 14,36; Jn 12,27).

b. Una de las características de la vida y del ministerio de Jesús fue su referencia


constante a Dios (a quien llamaba con el nombre de Padre). Esa relación fue en todos
los momentos de su vida. En los días de triunfo alabó al Padre (Mt 11,25). En las
épocas de confusión se abandonó en manos de Dios (Mc 14,36). En el momento de
mayor dificultad (la cruz) invocó a Dios y se encomendó a Él (Lc 23,46). Se puede decir
que, durante toda su vida, Jesús, mantuvo una actitud de creyente en Dios (Lc 6,12).

c. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. El monoteísmo neotestamentario y la confesión de fe en Jesús.


a. j. En el Nuevo Testamento, Dios (que era innombrable para los judíos del Antiguo
Testamento) recibe otro nombre. Es el Padre de Nuestro Señor Jesucristo (Ef 1,17; 2
Cor 1,3; Col 1,3; 1 Ped 1,3). El título (Señor - es fundamental para entender la
cristología del Nuevo Testamento. Ese título era referido únicamente a Yahweh en el
Antiguo Testamento y los autores neotestamentarios se lo trasfieren a Cristo. Él es el
Señor (Flp 2,11). Él es Dios.

b. Las afirmaciones de tipo cristológico que encontramos en el Nuevo Testamento no


pueden considerarse como una amenaza a las afirmaciones monoteístas del Antiguo
Testamento.

41
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. Lo interesante es que los evangelios afirman con normalidad la unicidad de Yahweh
y el Señorío de Jesús al mismo tiempo. Entre Dios (llamado por Jesús con el título de
Padre) y Jesús (el Señor) existe una especial relación.

d. El Nuevo Testamento muestra haciendo a Jesús cosas que únicamente podía hacer
Yahweh. Esas acciones son expresiones de su especial dignidad. Jesús (como
Yahweh):
a) intervino en la obra de la creación. Fue intermediario en ella (Jn 1,3; 1 Cor 8,6; Col
1,16). Él perdonó pecados (cosas que únicamente podía hacer Dios; Mc 2,7). La carta
a los Hebreos presenta a Jesús como el centro de la historia de la salvación (Hb 1,1).
Tambien dice que Él está por encima de los ángeles (Flp 2,10; Hb 1,4).

e. La relación única (especial) que existe entre Jesús y Dios se ilustra en el Nuevo
Testamento con una gran cantidad de fórmulas que muestran el carácter divino de
Jesús. De Jesus se dice que es el enviado del Padre (Él vino de parte del Padre; Jn
3,34; Act 7,35). Jesus es el sumo sacerdote de la nueva alianza (Hb 5,10). Su muerte
fue para el perdón de los pecados de la humanidad (Mt 26,28). Él es el salvador de la
humanidad (Act 13,23). De Jesus, también se dice que es el mesías y señor (Hch
2,36), el juez de vivos y muertos (Hch 10,42), el profeta acreditado por Dios (Act 2,22) y
el ungido del Padre (Jn 6,27)

f. Jesus quien vino de parte de Dios (Jn 8,42; Jn 16,28; Jn 9,16; Jn 9,33; Jn 16,27; Jn
3,2; Ef 1,21). Al terminar su ministerio regresó al Padre (Jn 13,3; Jn 17,11). Él mostró
(reveló) el rostro verdadero de Dios (Mc 1,23; Jn 3,2; Jn 1,18; Jn 14,1.9). A través de
como Dios regala el perdón (Él es el intermediario del perdón: Ef 4,32).

g. De Cristo, también, se dice que tenia por Padre a Dios (Jn 5,18). Era prexistente a la
creación del mundo (Jn 1,1; Jn 1,18). Él no se hizo igual a Dios porque era Dios (Flp
2,6).
Después de la resurrección fue exaltado a la diestra de Dios (Rm 8,34).

h. Todo lo que se dice de Jesús en el Nuevo Testamento revela su dignidad y la


importancia de su obra salvífica. Los títulos neotestamentarios (enviado del Padre, Hijo,
Cristo, imagen de Dios invisible) manifiestan una relación muy especial entre Jesús y
Dios. En el Evangelio de San Juan, Jesús, habla en primera persona (como lo hizo
Dios cuando se reveló su nombre en la zarza ardiente) y utiliza la primera persona del
verbo ser (yo soy –Jn 8,28, Jn 18,5.8) sin ninguna dificultad 23.

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

23
Yo soy el pan de vida (Jn 6,35); Yo soy la luz del mundo (Jn 8,12); Yo soy la puerta de las ovejas (Jn
10,9); Yo soy el buen pastor (Jn 10,11); Yo soy la resurrección y la vida (Jn 11,25); Yo soy el camino, la
verdad y la vida (Jn 14,6); Yo soy la vid verdadera (Jn 15,1-3).

42
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

8. La revelación de la tercera persona de la Santísima Trinidad (Espíritu Santo).


A. Introducción.
a. En la historia de la teología cristiana, la reflexión sobre la persona de Jesús, ha sido
más importante que la reflexión sobre la acción y la personalidad del Espíritu Santo.
Fue después del Concilio de Nicea (cuando se afirmó la divinidad de Jesucristo) que se
comenzó a reflexionar sistemáticamente sobre el Espíritu Santo.

b. San Gregorio Nacianceno afirmó el carácter procesual del descubrimiento de la


divinidad del Espíritu Santo: "El Antiguo Testamento proclamaba muy claramente al
Padre y más oscuramente al Hijo. El Nuevo Testamento revela al Hijo y hace entrever
la divinidad del Espíritu. Ahora el Espíritu tiene derecho de ciudadanía entre nosotros y
nos da una visión más clara de sí mismo. En efecto, no era prudente, cuando no se
confesaba la divinidad del Padre, proclamar abiertamente la del Hijo, y cuando la
divinidad del Hijo no era aún admitida, añadir el Espíritu Santo como un fardo
suplementario, si se nos permite emplear una expresión un poco atrevida... Así por
avances y progresos de gloria en gloria, es como la luz de la Trinidad estalla en
resplandores cada vez más gloriosos".

c. La teología ha tenido dificultades para responder a preguntas relativas al Espíritu


Santo porque la tercera persona de la trinidad escapa a cualquier conceptualización. A
diferencia de la persona del Padre y del Hijo, la Sagrada Escritura se refiere al Espíritu
Santo utilizando imágenes tales como “soplo “, “aire “, “viento “, “agua viva “, “unción”,
“aliento de vida”, “aroma”, “fragancia”, etc.

d. Esas imágenes se caracterizan por la “inmaterialidad” y son muy interesantes porque


indican la naturaleza del Espíritu. El Espíritu en su más pura esencia es “espiritual”, es
decir, “inmaterial”. El Espíritu es total movilidad y continua novedad. El Espíritu es
fuente de vida, de transformación interior y de renovación personal.

43
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. La acción del Espíritu Santo es testimoniada abundantemente en la Sagrada
Escritura, pero los sustantivos propios para referirse a Él son pocos.
 Ruah (los profetas hablaron del viento de Yahweh).
 Espíritu Santo (así lo designan los evangelios sinópticos).
 Paráclito (propio del discurso de despedida del IV Evangelio).

f. La escasez terminológica no ayuda a conocer de manera más profunda al Espíritu.


Para saber quién es el Espíritu hay que hacer más que un esfuerzo intelectual. El
conocimiento del Espíritu requiere de meditación, oración, silencio y apertura a la
gracia de Dios porque el Espíritu se experimenta a través de sus acciones y de los
signos que realiza en el mundo. Los grandes conocedores del Espíritu han sido los
monjes.

g. La pneumatología tiene el reto de presentar la doctrina sobre el Espíritu Santo de


manera clara, contundente y sin ambigüedad. Para poder hacerlo (sabiendo las
dificultades) hay que tener los siguientes criterios:
 La doctrina sobre el Espíritu Santo (pneumatología) no es un aspecto más del
misterio de la fe sino un aspecto central de la reflexión teológica.
 La pneumatología no se puede entender como una materia cerrada en sí misma,
sino que tiene que relacionarse con la cristología, la eclesiología y la
antropología teológica.
 Todas las áreas de la teología (dogmática, moral, litúrgica, espiritual y canónica)
tienen que ser entendidas y presentadas pneumatológicamente.

h. No se puede pensar que el Espíritu Santo fue quien vino “después” de la misión del
Hijo (en tercer lugar). El Espíritu Santo siempre ha estado presente en la historia de la
salvación (desde el principio). El Padre envió a su Hijo y, durante su ministerio, el Hijo
fue acompañado por el Espíritu Santo.

i. Todo lo que se dice del Espíritu Santo en la Sagrada Escritura se relaciona con el
Padre y el Hijo. Los textos que hablan del Espíritu lo muestran emparentado con la
creación del mundo, la encarnación del Hijo de Dios, la santificación de los fieles, el
surgimiento y guía de la comunidad creyente. La característica principal de la acción
del Espíritu Santo es estar presente.

j. La función del Espíritu es permitir que los creyentes conozcan a Cristo. El


conocimiento de Jesucristo como Hijo de Dios no depende del esfuerzo humano sino
de la gracia del Espíritu Santo. Esa fue la enseñanza de Jesús y San Pablo (Mt 16, 161
Cor 17 - 2,16; 1 Cor 12,3).

k. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

44
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Los símbolos del Espíritu Santo24.


a. En la revelación del Espíritu Santo, la Sagrada Escritura, utilizan más símbolos que
palabras porque fueron los signos los que permitieron captar más lo que es el Espíritu y
lo que realiza en la vida de las personas y de las comunidades creyentes.

b. Los principales símbolos del Espíritu Santo son: a) el aire (viento), b) el agua, c) el
fuego y, d) el aceite. La característica principal de esos símbolos es que son cósmicos
(hacen referencia a los elementos fundamentales de la vida; eso signos son sutiles e
indefinibles).

c. En el Antiguo Testamento la palabra que más se utiliza para hablar del Espíritu es
“ruah”. El termino ruah (πνευμα en griego; spiritus en latín) hace relación a “soplo”,
“aire”, “respiración” y “viento”25. Ruah es soplo de la vida (Gn 2,7) y viento que
sacude26. En la Escritura, el Espíritu, se relaciona con: a) viento (1 Rey 18,45; Ps 103,1;
Jr 4,11), b) respiración” (Gn 6,17; Job 34,14-15) y c) la fuerza vital que acompaña a los
elegidos (Jueces 15,19; 1 Rey 10,5).

d. Lo que en el Antiguo Testamento se decía del Espíritu de Dios en el Nuevo


Testamento se dice del Espíritu Santo (del Paráclito prometido por Cristo en la última
cena). Hablar del Espíritu de Dios y del Espíritu Santo es lo mismo. No hay
contradicción entre el mensaje del Antiguo y del Nuevo Testamento sobre el Espíritu.
En Pentecostés la efusión del Espíritu Santo es leída a partir del texto de Joel 3,1.
Pentecostés fue el cumplimiento de esa profecía (Act 2,4).

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

24
José Aldazabal, Gestos y Símbolos, pp 251 – 263, Dossiers CPL, 40, Barcelona, 2003.
25
El Espíritu se relaciona con la brisa suave que refresca (como la experimentó el profeta Elías 1 Rey
19,11-13) o con el viento fuerte (tipo vendaval) como sucedió en Pentecostés y cuando Dios actuó contra
el faraón y sus ejércitos. También se relaciona con una realidad natural que no se puede controlar (Jn
3,8-9).
26
En el libro del Génesis, Dios, después de haber creado a Adán del barro de la tierra insufló su “aliento”
(espíritu) sobre él y lo convirtió en un ser viviente (Gn 2,7). El día de Pentecostés, el Espíritu, vino sobre
los apóstoles, como un viento huracanado (Hch 2,2). El Evangelio de San Juan dice que el don del
Espíritu los apóstoles lo recibieron el día de la Pascua cuando Jesús sopló sobre ellos (Jn 20,22).

45
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. El Espíritu de Dios en el Antiguo Testamento.


a. El término hebreo “ruah” se emplea 378 veces en el Antiguo Testamento y tiene
muchos significados que se relacionan con dos experiencias fundamentales: a) el
viento (fuerza poderosa e irresistible) y, b) la respiración humana (que es sinónimo de
vida).

b. Ruah, no es una realidad desencarnada, puesto que cuando se habla de espíritu


(ruah) se habla de aquella realidad que tiene como función animar el cuerpo del
hombre. El espíritu (ruah) está presente en el hombre para hacerlo actuar. El espíritu
es energía.

c. La novedad de la fe judía fue haber relacionado el espíritu (ruah) con Dios. El espíritu
es la cualidad divina que asegura la realización del proyecto de salvación que Yahweh
tenía previsto para su pueblo. Las acciones de Dios se realizan a través de su Espíritu
(Is 31,3). El Espíritu de Dios obra no solo en el interior del corazón humano, sino
también en la historia (en los acontecimientos históricos).

d. La actuación del Espíritu se testimonia en muchos pasajes del Antiguo Testamento:


 Dios regaló su Espíritu a los setenta ancianos para que ayudaran a Moisés en la
tarea de pastorear al pueblo de Israel (Num 11,16ss.25).
 Los jueces (guerreros suscitados por el Espíritu de Dios) guiaron al pueblo de
Israel en momentos críticos de su historia (Jue 3,10; Jue 6,34; Jue 11,29; Jue
14,19).
 Los reyes fueron ungidos con oleo (signo del Espíritu; 1 Sam 16,13) para
significar que su ministerio era querido por Dios.
 Los profetas asociaron los tiempos mesiánicos con la abundancia del Espíritu de
Dios (Ez 39,29; Is 32,15; Is 44,3; Jl 3,1ss).

e. Una característica de la acción del Espíritu es que actuó en la historia del pueblo de
Israel. La valorización de los acontecimientos históricos tuvo como consecuencia la
desvalorización de los fenómenos psíquicos asociados a la acción del espíritu (por
ejemplo, la glosolalia, el éxtasis místico y la magia).

f. El Espíritu no solo actuó en la historia. También actuó en el corazón de las personas.


La obra del Espíritu es re-crear, purificar y reconstruir el corazón humano (Jr 31,31ss;
Ex 36,26ss; Ez 36,25-27; Ez 37,3ss; Ez 39,29). El profeta Joel profetizó acerca del don

46
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
del Espíritu y lo presentó como un don de Dios a todos los pueblos de la tierra (Jl 3,1-
2)27.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. La revelación del Espíritu en los evangelios.


a. El origen de las comunidades cristianas se debió no solo a la acción redentora de
Jesús, al trabajo ardiente de los misioneros sino también a la acción del Espíritu quien
a través de una serie de fenómenos posibilitó la difusión del Evangelio: “hermanos
amados por Dios, que han sido elegidos; porque nuestro evangelio no se predicó sólo
con palabras, sino con poder, con el Espíritu Santo y con plena convicción” (1 Tes 1,4-
5).

b. En los evangelios sinópticos no hay muchas palabras de Jesús acerca del Espíritu
Santo. Una de las razones de ese silencio es que los evangelios no presentaron a
Jesús como un “teólogo” (teórico) del Espíritu sino como una persona que actuó
movido por el Espíritu Santo. El Espíritu aparece en los momentos más importantes de
la vida de Cristo: la concepción, el bautismo y el ministerio público.

c. En el bautismo, el Espíritu Santo, fue quien ungió a Jesús. Por eso, a Jesus, se le
llama Cristo (mesías; que significa ungido). Con el bautismo de Jesús, comenzó la era
mesiánica, la era del Espíritu. La presencia del Espíritu Santo en la vida de Jesús no se
inició con el bautismo (Mc 1,9-11). El Espíritu permitió la concepción y el nacimiento de
Jesús (Mt 1,20; Lc 1,35).

d. Los signos que Jesús realizó muestran que Él era el enviado del Padre (Mt 11,1-6).
Los evangelios sinópticos presentan a Jesús como una persona llena del Espíritu
Santo. Él habló y actuó movido por el Espíritu Santo (Lc 4, 14ss; Mc 1,22.27; Mc 2,10;
Mc 5,30; Mc 6,2.14).

27
Pedro, el día de Pentecostés, afirmó que con la llegada del Espiritu sobre los apóstoles se cumplía esa
promesa.
47
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. En el Evangelio de Juan 28 es donde se habla con mayor profusión acerca del Espíritu
Santo. Fue durante la cena de despedida cuando Jesús anunció a los discípulos que
vendría el Paráclito (Jn 14,15ss; Jn 14,25ss; Jn 15,26ss; Jn 16,4bss).

f. El IV Evangelio desarrolla la doctrina sobre el Espíritu Santo de una manera diferente


a los sinópticos. El énfasis de la pneumatología del IV Evangelio es la presentación de
Jesús como fuente del Espíritu:
 “Aquel a quien Dios ha enviado habla las palabras de Dios porque da el Espíritu sin medida” (Jn
3,34)
 “He visto al espíritu que bajaba como una paloma del cielo y se quedaba sobre él… El que me
envió a bautizar con agua me dijo: ‘aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre
él, es el que bautiza con Espíritu Santo’” (Jn 1,32-33).
 “El último día de la fiesta, el más solemne, Jesús puesto en pie, gritó: «Si alguno tiene sed,
venga a mí, y beba que crea en mí», como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua
viva. Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él. Porque aún
no había Espíritu, pues todavía Jesús no había sido glorificado” (Jn 7,37-39).

g. El sustantivo espíritu (πνευμα) aparece en el Evangelio de San Juan 24 veces. El


Espíritu aparece como fuente de transformación interna (vida nueva) para los creyentes
(Jn 3,5)29. El Espíritu aparece relacionado con el sustantivo termino propio
del Evangelio de San Juan que se traduce al español como abogado, intercesor,
consolador).

h. El IV Evangelio muestra como Jesus entregó su Espíritu en la cruz y después de la


resurrección. Durante en la cena de despedida lo había prometido a los apóstoles
(Juan 14,16 – 17; Jn 14,26; Juan 15,26; Juan 16, 7-11 y Juan 16,12-15).

i. En el evangelio de San Juan hay un detalle interesante. El autor del evangelio dice
que cuando el costado de Jesus fue atravesado por la lanza del soldado, de su interior,
brotaron sangre y agua (Jn 19,34). Muchos Padres de la Iglesia 30 sostienen que el agua
que es símbolo del Espíritu. El evangelista relacionó ese detalle con el anuncio hecho
en Juan 7,38-39.

j. El día de la Pascua (Jn 20,21-23) cuando sopló sobre los apóstoles y entregó el
Espíritu. El Espíritu fue dado a los apóstoles con el objetivo de continuar la misión que

28
Robert Kisser, John The Maverick Gospel, pp 106 – 113, Westminster John Knox Press, 1993.
29
“No se nos dice que el bautismo confiere el Espíritu, sino que, con el Espíritu se produce el nacimiento
de arriba, de Dios, nacimiento que introduce en el Reino de Dios. El Espíritu actúa en la totalidad del
proceso que conduce a la fe, la hace confesar, la hace vivir.” Y. Congar, El Espíritu Santo, p. 76. El
nuevo nacimiento es distinto del nacimiento natural porque no consiste en volver al seno de la madre
sino nacer en Dios (Jn 3,6; Jn 6,63). El nuevo nacimiento (obrado por el Espíritu Santo) es una metáfora
que sugiere que la vida del creyente no es consecuencia de su propio quehacer, sino de la acción de la
gracia. Es Dios (a través de su Espíritu) quien posibilita el “re-nacimiento” de los fieles. En el Evangelio
no se dice cómo sucede este nuevo nacimiento. Lo que afirma es que la regeneración es un don de Dios
y, por lo tanto, es algo impredecible y misterioso.
30
“Tertuliano, ve en el agua y la sangre, salidos del costado de Cristo dormido en la muerte, un símbolo
del nacimiento de la Iglesia sacada del nuevo Adán como Eva había sido sacada del costado de Adán
dormido” Y. Congar, El Espíritu Santo, p. 80.
48
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Él había recibido del Padre. Fue el Espíritu el que capacitó a los apóstoles para la
misión.

k. El sustantivo “paráclito” es un término que se utiliza únicamente en la segunda parte


el Evangelio de San Juan. Ese termino tiene significados distintos: a) paráclito se
relaciona con la persona llamada a asistir a otra persona cuando está en dificultades
(abogado), b) paráclito es quien intercede por otro (intercesor) y, c) paráclito es quien
conforta y consuela a quien se encuentra en dificultad (consolador). Esos significados
se encuentran presentes en el IV Evangelio 31 y muestran que hay muchas maneras de
hablar del Espíritu de Dios.

l. En el IV Evangelio se identifica con  en Juan 14,16-17, Juan 15,26


y Juan 16,13. El Paráclito y el Espíritu son términos sinónimos que no se pueden
oponer. El Paráclito es el Espíritu Santo (Jn 14,26) y el Espíritu de la verdad (Jn 14,17;
Jn 15,26; Jn 16,13).

m. La característica principal del Paráclito es su dependencia del Padre y el Hijo . El


Paráclito viene del Padre (Jn 15,26) después de la partida del Hijo (Jn 16,7). El Padre
regala el Paráclito a los discípulos como respuesta a una petición del Hijo (Jn 14,16). El
Paráclito es enviado a través del Hijo (Jn 14,26). La misión del Paráclito es posibilitar
que se continue la obra de Cristo.

n. Aspectos importantes de la acción del Paráclito son: a) guiar la comunidad creyente


hasta la verdad completa (Jn 16,12-15), b) no enseñar nada diferente de lo que enseñó
Jesús acerca del Padre. El Paráclito no añade nada a lo dicho por Jesús y, c) ayudar a
entender la revelación testimoniada por Cristo (Jn 14,26). El aporte del Paráclito es
ayudar a los fieles a profundizar la palabra de Cristo. El Paráclito es el que posibilita
que la Palabra de Jesús siga teniendo acogida en el corazón de las personas que no
escucharon al maestro.

Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

31
“No existe un término que traduzca adecuadamente todos los valores de la palabra griega Parakletos:
defensor, ayuda, consolador, auxiliador, abogado, procurador, consejero, mediador, el que exhorta y
lanza los llamamientos apremiantes. Todos estos valores están presentes en Parakletos.” Y. Congar, El
Espíritu Santo, p. 81.
49
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

E. El Espíritu Santo en Hechos de los Apóstoles.


a. La venida del Espíritu Santo representó el cumplimiento de la profecía de Joel 3,1ss.
“Y después de esto: derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán sus hijos y
sus hijas; sus ancianos verán en sueños, y sus jóvenes tendrán visiones. También
sobre mis siervos y mis siervas, en aquellos días, derramaré mi Espíritu. Realizaré
prodigios en los cielos y en la tierra: sangre, fuego y columnas de humo”

b. Pentecostés fue un momento muy importante en la historia de la Iglesia, pero no fue


el único momento en que la comunidad cristiana recibió la fuerza del Espíritu Santo
(Hch 4,31). En los Hechos de los Apóstoles, el Espíritu Santo, aparece como el guía
(invisible) de la Iglesia. Con la ayuda del Espíritu, la Iglesia, fue capaz de realizar la
misión que Jesús le encomendó (Act 1,8).

c. Las características principales de la reflexión teológica de los Hechos de los


Apóstoles sobre el Espíritu Santo son las siguientes:
 Es un don de Dios para los discípulos de Jesús (Act 2,1ss; Act 4,31ss; Act
8,15ss).
 Dios no regala su Espíritu al “mundo” sino a quienes acogen el Evangelio.
 La Iglesia nació cuando llegó el Espíritu Santo sobre los apóstoles (Hch 2,1ss).
La Iglesia “comenzó” a existir cuando las promesas (profecías) que se referían al
Espíritu Santo se cumplieron (Lc 24,49; Act 1,6-8).
 El Espíritu lo recibieron no solo las comunidades sino también las personas que
acogieron a Jesús como Mesías y Salvador (Act 9,17; Hch 10,44).

d. Lo iniciado por Jesús pudo seguir adelante mediante la fuerza de su Espíritu. Para el
autor de los Hechos, no fue suficiente el entusiasmo de los discípulos para cumplir la
misión recibida de Jesús. Era necesario que fueran revestidos de la fuerza del Espíritu
pues los discípulos de Jesús era un grupo de personas ignorantes y tímidas.

e. Después de Pentecostés, los discípulos, se convirtieron en un ejército de testigos


intrépidos de Cristo. La osadía la dio el Espíritu. Por eso hombres analfabetos (la
mayoría de ellos pescadores) fueron capaces de anunciar la Buena Noticia por todas
partes (Act 2,38; Hch 3,11).

50
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
f. La misión de Jesús se continuó en el tiempo de la Iglesia gracias a la acción del
Espíritu Santo. Movidos por el Espíritu de Dios, los apóstoles, predicaron la palabra de
Jesús (Act 4,30; Act 5,42; Act 6,7; Act 9,20) y solucionaron las dificultades que se les
presentaron (Hch 4,23-31; Hch 15,28).

g. El Espíritu habilitó a los cristianos para servir a la Iglesia. Por eso:


 Con la fuerza del Espíritu, Pedro, Esteban, Felipe y Saulo pudieron predicar el
Evangelio (Hch 2,14) y dar testimonio de Cristo (Hch 6,10; Act 8,29; Act 9,17).
 Bernabé “hombre lleno del Espíritu Santo” (Act 11,24) ejercitó el ministerio de la
mediación pues fue quien introdujo a Saulo (recién convertido) en la comunidad
cristiana (Act 9,27) y quien ayudó a calmar las dificultades que se presentaron
entre la comunidad de Jerusalén y la comunidad de Antioquía (Hch 11,22).
 Saulo y Bernabé fueron escogidos para una misión evangelizadora por el
Espíritu (Hch 13,1ss).
 Los siete diáconos, llenos del Espíritu, pudieron administrar los bienes de la
Iglesia (Hch 6,3).

f. La comunidad reunida fue el lugar preferido del Espíritu Santo. Sin negar que el
Espíritu se comunica a personas particulares, el autor del libro de los Hechos de los
Apóstoles, parece tener la convicción de que el Espíritu habita en la Iglesia (comunidad
creyente) reunida.
 El relato acerca del primer viaje misionero dice expresamente que los miembros
de la Iglesia estaban celebrando el culto al Señor cuando el Espíritu Santo eligió
a Saulo y Bernabé para la tarea evangelizadora (Hch 13,1ss).
 La decisión doctrinal del Concilio de Jerusalén (“ha parecido al Espíritu Santo y a
nosotros” Act 15,28) revela el carácter comunitario de la vida eclesial.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

F. El Espíritu Santo en San Pablo.

51
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
a. Los escritos paulinos son los más antiguos del Nuevo Testamento. Las afirmaciones
de Pablo sobre la actuación del Espíritu Santo fueron fruto de su experiencia personal y
de su trabajo evangelizador en las comunidades cristianas. La teología paulina del
Espíritu Santo no es teología especulativa sino fruto de su vivencia personal. La
teología paulina sobre el Espíritu está ligada a su experiencia de predicador (1 Cor 2,4;
1 Tes 1,5; Gal 3,3).

b. Pablo emplea el sustantivo “pneuma” 146 veces. Llama la atención que no haya
hecho referencia al acontecimiento de Pentecostés y que haya relacionado en muy
pocos textos al Espíritu Santo con el Padre y con el Hijo (2 Cor 13,13). Son pocas las
formulas “trinitarias” (ternarias) que Pablo utilizó.

c. En la reflexión paulina sobre el Espíritu Santo, la característica más importante es la


relación que existe entre Cristo y el Espíritu Santo (Rom 8,11; 1 Cor 12,3). La posesión
del Espíritu no es independiente de la fe en Jesucristo. Gracias a la fe en Jesucristo,
los fieles, tienen el Espíritu (1 Cor 6,11; Gal 3,2). Únicamente quien cree en Cristo se
puede bautizar (Act 8,34ss); quien cree (y se bautiza) recibe el don del Espíritu Santo
(1 Cor 12,13).

d. Los bautizados (quienes recibieron el Espíritu Santo):


 Están en paz con Dios (Rom 5,1) pues han podido superar la condición de
esclavos (de pecadores; Gal 4,7).
 Viven la vida bajo el imperio del Espíritu (Rm 8,14-17; Gal 4,5-7; Rm 8,9b-11).
 Se convierten en hijos de Dios (Rom 8,29; Rm 8,14-17).
 Pueden invocar a Dios con el nombre de Abba (Gal 4,6; Rom 8,15; Mc 14,36).
 Tienen el Espíritu Santo como prenda de la herencia futura (Ef 1,14).

e. El cristiano es quien ha pasado de la muerte a la vida (por medio del bautismo).


Habiendo recibido de Cristo el Espíritu Santo no vive para sí mismo sino para Dios (Rm
6,10). La vida nueva es posibilitada por la presencia del Espíritu que es el “alma” de la
santidad de los creyentes y que se manifiesta en los frutos que están llamados a
producir los creyentes (Gal 5,22-23).

f. Pablo tenía la convicción de que el Espíritu Santo habita en el interior de los


creyentes y capacita para vivir la vida cristiana. Los cristianos constituyen el nuevo
templo de Dios porque en ellos (personal y comunitariamente) habita el Espíritu Santo
(1 Cor 6,19; Rom 8,11; 1 Cor 4,9; 1 Cor 3,10-17; 2 Cor 6,16ss; Ef 2,20ss). En la Iglesia,
judíos y paganos, tienen acceso sin distinción al único Espíritu de Dios (Ef 2,14-22).

g. La vida en Cristo es eclesial y en la Iglesia: “todos fuimos bautizados en un solo


Espíritu para formar un solo cuerpo” (1 Cor 12,13). El cuerpo de Cristo que los fieles
forman exige ser construido (1 Cor 3,9; Ef 2,20; Ef 4,12). En esa tarea, el Espíritu
Santo, realiza una misión decisiva al suscitar en los fieles carismas y ministerios. Entre
los ministerios que el Espíritu suscita, Pablo, coloca en primer lugar el ministerio de los
“apóstoles” y de los “profetas” (1 Cor 12,28; Ef 4,11). En su caminar histórico, la Iglesia,

52
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
necesita de mediaciones, ministerios y servicios que el Espíritu proporciona (siendo los
más importantes el ministerio apostólico y el ministerio profético (1 Cor 12,27-30).

h. En 1 Corintios 12 Pablo enseñó que no hay que dar excesiva importancia a las
manifestaciones extraordinarias del Espíritu (por ejemplo, el don de lenguas) sino a los
aspectos comunitarios e institucionales de la Iglesia. Los dones extraordinarios del
Espíritu deben ser apreciados y valorados de acuerdo con el criterio de la unidad de la
Iglesia (bien común eclesial). Los carismas (manifestaciones de la riqueza del Espíritu)
tienen que servir para la construcción de la Iglesia como “Cuerpo de Cristo” y no para
beneficio personal.

i. En 1 Corintios 12, Pablo, dice que:


 La principal característica del Espíritu es permitir la profesión de fe (1 Cor 12,3).
 El Espíritu es la fuente de diferentes carismas en la Iglesia (1 Cor 12, 4-5.8-11).
 El Espíritu reparte dones según su voluntad.
 Los dones que el Espíritu suscita en la Iglesia son para beneficio de todos (1 Cor
12,7).
 Cada creyente tiene su carisma personal y la comunidad cristiana se enriquece
con los dones de todos (1 Cor 12,14).
 La Iglesia necesita de los carismas de todos (1 Cor 12, 15-21).
 El Espíritu hace que los cristianos constituyan un solo cuerpo (1 Cor 12,12-13).
 En la Iglesia, el ministerio apostólico está por encima de otras manifestaciones
del Espíritu. El ministerio y los distintos carismas contribuyen a la edificación de
la Iglesia (1 Cor 12,27-30).
 Los distintos carismas tienen su importancia, pero lo único esencial es la
caridad. Los carismas son transitorios y la caridad permanece por siempre (1
Cor 12,31ss).

j. Para Pablo no existe la Iglesia del Espíritu (la de las manifestaciones extraordinarias
como el don de lenguas o de curaciones) y la Iglesia de los apóstoles y profetas. Para
Pablo, la Iglesia de Cristo es una y en ella ocupan un lugar fundamental los apóstoles.

k. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
53
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

9. Las formulas trinitarias en el Nuevo Testamento.


A. Introducción.
a. En el Nuevo Testamento no habla de tres personas divinas distintas (tampoco de
tres centros divinos de acción) sino de la acción salvífica del Padre que envió a su Hijo
y regaló el don del Espíritu Santo. En el Nuevo Testamento no hay una “triada” de
dioses (de personas divinas) sino un solo Dios.

b. En los anteriores numerales hemos estudiado lo que dice la Escritura de cada una
de las tres personas divinas. Esa metodología era necesaria, pero tiene el
inconveniente de separar (independizar) al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo y de hablar
de cada uno de ellos sin tener que hablar “necesariamente” de las otras dos personas
divinas. Eso teológicamente es inexacto porque en teología trinitaria hay necesidad de
mantener la unidad de Dios y, una forma de hacerlo, es estudiando los textos del
Nuevo Testamento donde aparecen unidos el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

c. Las formulas trinitarias del Nuevo Testamento son expresión de una rica experiencia
de fe de la primera comunidad. Los textos no presentan una doctrina elaborada sobre
la Trinidad sino una estructura trinitaria de la salvación en la que se afirma que todo
procede del Padre quien tiene la iniciativa de enviar a su Hijo y al Espíritu Santo para
salvar el mundo.

d. En el Nuevo Testamento, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo aparecen unidos en


todos los temas relacionados con la creación, la redención y la santificación del
hombre. Sin la intervención conjunta (y a la vez específica) de cada una de las tres
personas divinas, el mundo, no puede alcanzar la salvación. Por eso hay que afirmar
que, en los escritos neotestamentarios, los testimonios expresos sobre la trinidad de
personas, son escasos (lo que es abundante es la doctrina trinitaria).

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Enseñanzas de Jesucristo sobre la trinidad de las personas divinas.


a. Con excepción del texto de Mateo 28,19-20, no hay ninguna enseñanza explicita de
Jesus sobre el misterio trinitario. Son, sin embargo, muchos los textos de Jesus en los
54
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
que habla (abiertamente) acerca de la divinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Esos testimonios reflejan (así deben ser leídos e interpretados) la profunda experiencia
de comunión que Jesus tuvo con el Padre y con el Espíritu.

b. Una de las novedades más grandes de la predicación de Jesus fue haber llamado a
Dios Abba (Padre)32. Con ese titulo (que aparece cerca de 200 veces en el Nuevo
Testamento), Jesus, llamó (invocó) a Yahweh. Para Jesus, Dios era su Padre. Ese
titulo en labios de Jesus expresa el amor filial que Él le tenia. Para los judíos el titulo
Abba significaba profanar el santo nombre de Dios:
 “Los judíos recogieron otra vez piedras para lapidarlo. Jesús les replicó: —Les he mostrado
muchas obras buenas de parte del Padre, ¿por cuál de ellas quieren lapidarme? —No queremos
lapidarte por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios
—le respondieron los judíos” (Jn 10,31-33).
 “Los judíos con más ahínco intentaban matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que
también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios” (Jn 5,18).

c. En los escritos del Nuevo Testamento, Jesus, distinguió entre la paternidad de Dios
referida a Él (“mi Padre”; Mt 7,21.24; Mt 11,27; Mt 16,19; Mc 10,33) y la referida a los
hombres (“vuestro Padre”; Mt 5,16; Mt 6,1; Mt 7,11; Mc 10,20.29). El Padre fue el
quien envió al Hijo (Jn 3,16). Para el Padre, Jesus, fue su Hijo amado (Mc 1,11; Mt
17,15; Mc 12,6) y el unigénito (Jn 1,14.18; Jn 3,16.18; 1 Jn 4,9). El titulo unigenito
significa que Jesus (el Hijo amado del Padre) fue engendrado por el Padre (que es
igual a Él). El evangelio de San Juan también dice que el Hijo estaba en el seno del
Padre (por eso lo pudo dar a conocer; Jn 1,18).

d. Para Jesus, Dios, era su Padre (“Mi Padre”; Jn 12,26; Jn 14,2.21; Jn 15,8). En el
evangelio se puede ver la diferencia que hay en la relación que Jesus tenia con su
Padre y la relación que había entre el Padre y sus discípulos. Al hablar, Jesus, de Dios
como su Padre (“mi Padre”) se presentó como distinto de Él. Uno es el Padre y otro es
Jesus (el Hijo amado).

e. Entre el Padre y el Hijo hubo una relación estrecha. La vida de Jesus consistió en
hacer la voluntad del Padre (Jn 5,30) y en actuar como actuaba el Padre (Jn 5,17.36;
Jn 5,19-20). La identidad en el actuar del Hijo revela la dependencia total que existió
entre Él y el Padre:
 “el mundo debe conocer que amo al Padre y que obro tal y como me ordenó” (Jn 14,31).
 “¿No creen que yo estoy en el Padre y el Padre en mí? Las palabras que yo les digo no las hablo
por mí mismo. El Padre, que está en mí, realiza sus obras. Créanme: yo estoy en el Padre y el
Padre en mí; y si no, crean por las obras mismas” (Jn 14,10-11).

f. En relación con la divinidad del Espíritu Santo (y su condición de persona divina


distinta del Padre y del Hijo), los testimonios de Jesus son más escasos (pero
32
Al llamar a Dios Padre, Jesus, indicó que Dios es el origen de todo y el juez supremo. Pero que el
todopoderoso es al mismo tiempo, bondadoso, solicito y amoroso con la humanidad Especialmente con
los pobres y desvalidos). Esa imagen de la paternidad de Dios tambien puede ser expresada mediante la
imagen de la maternidad (Is 66,13; Ps 131,2).
55
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
suficientes). La distinción entre la persona del Hijo y la del Espíritu Santo se percibe
claramente en la misión que tiene que cumplir el Paráclito después de la pascua de
Jesus. La misión del Espíritu fue (siempre será) guiar a la comunidad hasta la verdad
completa (Jn 14,16-17.26). El Espíritu es quien acompaña la comunidad de los
creyentes (Jn 14,16; Jn 16,7-8).

g. El carácter personal del Espíritu se consigna en el texto en el que Jesus subraya la


presencia del Espíritu en momentos de dificultad: “Cuando los lleven a las sinagogas, y
ante los magistrados y las autoridades, no se preocupen de cómo defenderse, o qué
tienen que decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en aquella hora qué es lo que
hay que decir (Lc 12,11-12).

j. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. La trinidad de personas en los demás escritos del Nuevo Testamento.


a. En Pablo hay una serie de textos en los que aparecen relacionados el Padre y el
Hijo:
 “Gracia y paz a ustedes de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo” (1 Cor 1,3).
 “Que el Dios de la paciencia y de la consolación les dé un mismo sentir entre ustedes según
Cristo Jesús, 6para que unánimemente, con una sola voz, glorifiquen al Dios y Padre de nuestro
Señor Jesucristo” (Rom 15,5-6).
 “Porque a partir de ustedes se ha difundido la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y en
Acaya, sino que por todas partes se ha propagado su fe en Dios, de modo que nosotros no
tenemos necesidad de decir nada. Ellos mismos cuentan qué acogida nos dispensaron y cómo
se convirtieron a Dios abandonando los ídolos, para servir al Dios vivo y verdadero y esperar
desde los cielos a su Hijo Jesús —a quien resucitó de entre los muertos— que nos libra de la ira
venidera” (1 Tes 1,8-10).
 “Para nosotros, sin embargo, no hay más que un solo Dios, el Padre, de quien todo procede y
para quien somos nosotros, y un solo Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas, y
nosotros también por él” (1 Cor 8,6).

b. También hay textos en los que se mencionan separadamente las tres personas
divinas.

56
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 “Pero al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la
Ley, para redimir a los que estaban bajo la Ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.
Y, puesto que son hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama:
«¡Abbá, Padre!»” (Gal 4,4.6).
 “Hay, sí, diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo; y diversidad de ministerios, pero el
Señor es el mismo; y diversidad de acciones, pero Dios es el mismo, que obra todo en todos” (1
Cor 12,4-6).
 “La gracia del Señor Jesucristo y el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con
todos ustedes” (2 Cor 13,13).
 “Pedro, apóstol de Jesucristo, a los que peregrinan en la diáspora del Ponto, Galacia,
Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según la presciencia de Dios Padre, mediante la santificación
del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre: gracia y paz en
abundancia para ustedes” (1 Ped 1,1-2).

d. Partiendo de estos textos, la Iglesia pudo (con el pasar de los años y como
consecuencia de las dificultades que se presentaron con los herejes) formular la
doctrina trinitaria.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. La estructura trinitaria de la salvación.


a. Más interesante que los textos es la presentación que hace el Nuevo Testamento de
la acción de Dios en la historia de la salvación. El dogma trinitario no se afirmó
conceptualmente, sino que fue consecuencia de la presentación trinitaria del misterio
de la salvación y de la vida cristiana que hicieron los autores neotestamentarios.

b. Los apóstoles no realizaron una exposición sistemática de ideas y conceptos acerca


del misterio de Dios. No dijeron como el Padre envió a su Hijo al mundo ni tampoco
como derramó en el corazón de los fieles su Espíritu para hacer a los hombres sus
hijos. Lo que dijeron es que Dios envió a su Hijo y al Espíritu Santo para salvar a los
hombres:

57
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
“Así pues, no hay ya ninguna condenación para los que están en Cristo Jesús. Porque la ley del
Espíritu de la vida que está en Cristo Jesús te ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.
Pues lo que era imposible para la Ley, al estar debilitada a causa de la carne, lo hizo Dios
enviando a su propio Hijo en una carne semejante a la carne pecadora; y por causa del pecado,
condenó al pecado en la carne, 4para que la justicia de la Ley se cumpliese en nosotros, que no
caminamos según la carne sino según el Espíritu” (Rom 8,1-4).

c. Lo que expresaron los autores del Nuevo Testamento en sus escritos fue como el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo intervinieron en la salvación del mundo. Esa
experiencia de fe es determinante para proclamar que Dios es "uno" y "trino".
 “Hermanos, permítanme decirles con toda franqueza que el patriarca David murió y fue
sepultado, y su tumba se conserva entre nosotros hasta el día de hoy. Pero como él era profeta,
sabía que Dios le había jurado que un descendiente suyo se sentaría en su trono. Por eso
previó y anunció la resurrección del Mesías, cuando dijo que no fue entregado al Abismo ni su
cuerpo sufrió la corrupción. A este Jesús, Dios lo resucitó, y todos nosotros somos testigos.
Exaltado por el poder de Dios, él recibió del Padre el Espíritu Santo prometido, y lo ha
comunicado como ustedes ven y oyen” (Hch 2,32-33).
 “El Dios de nuestros padres ha resucitado a Jesús, al que ustedes hicieron morir
suspendiéndolo del patíbulo. A él, Dios lo exaltó con su poder, haciéndolo Jefe y Salvador, a fin
de conceder a Israel la conversión y el perdón de los pecados. Nosotros somos testigos de estas
cosas, nosotros y el Espíritu Santo que Dios ha enviado a los que le obedecen” (Hch 5,30-32).
 “Él (Jesús) vino a proclamar la Buena Noticia de la paz, paz para ustedes, que estaban lejos, paz
también para aquellos que estaban cerca. Porque por medio de Cristo, todos sin distinción
tenemos acceso al Padre, en un mismo Espíritu” (Ef 2,17-18).
 “El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha
sido dado. En efecto, cuando todavía éramos débiles, Cristo, en el tiempo señalado, murió por
los pecadores. Difícilmente se encuentra alguien que dé su vida por un hombre justo; tal vez
alguno sea capaz de morir por un bienhechor. Pero la prueba de que Dios nos ama es que Cristo
murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores” (Rm 5,5-8).
 "Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley,
para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. La
prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que
clama: ¡Abbá, Padre!" (Gal 4,4-6).
 "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda clase
de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo; por cuanto nos ha elegido en él antes de la
fundación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor; eligiéndonos
de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su
voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia con la que nos agració en el Amado" (Ef 1,3-6).
 "Por lo demás, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de
aquellos que han sido llamados según su designio. Pues a los que de antemano conoció,
también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera él el primogénito entre
muchos hermanos; y a los que predestinó, a ésos también los justificó; a los que justificó, a ésos
también los glorificó" (Rm 8,28-30).

d. Los textos anteriores muestran una de las características de la teología


neotestamentaria: haber interpretado la muerte, la resurrección de Jesús y el envío del
Espíritu Santo en clave trinitaria. Dios Padre fue quien tuvo la iniciativa de enviar a su
Hijo y de resucitarlo con el poder del Espíritu. De esa manera concedió a Israel el
perdón de los pecados.

58
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. En los escritos del Nuevo Testamento hay textos en los que aparecen unidos el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. En esos textos se atestigua la unidad de la acción
divina en orden a la salvación del género humano. En el acontecimiento de la salvación
se da la participación de las tres personas divinas.

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
:...........................................................................................................................................

E. La creación obra de la trinidad.


a. La intervención de la trinidad en la obra de la creación es insinuada en, 1 Corintios
8,6, Efesios 1,4-5 y Juan 1,2-3.
“El cual es la imagen del Dios invisible, primogénito de toda creación, porque en él fueron
creadas todas las cosas en los cielos y sobre la tierra, las visibles y las invisibles, sean los tronos
o las dominaciones, los principados o las potestades. Todo ha sido creado por él y para él. Él es
antes que todas las cosas y todas subsisten en él” (Col 1,15-17)
“Porque, aunque algunos sean llamados dioses en el cielo o en la tierra, como si de hecho
hubiera muchos dioses y muchos señores, para nosotros, sin embargo, no hay más que un solo
Dios, el Padre, de quien todo procede y para quien somos nosotros, y un solo Señor, Jesucristo,
por quien son todas las cosas, y nosotros también por él” (Ef 1,5-6)
“En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en
el principio junto a Dios. Todo se hizo por él, y sin él no se hizo nada de cuanto ha sido hecho”
(Jn 1,2-3).

b. Los textos muestran a Jesucristo como mediador de la creación. En esos textos se


afirma que en Cristo fueron creadas todas las cosas. Todo fue creado por Él y para Él.
Él (Cristo) existe con anterioridad a todo y todo tiene en Él su consistencia. Él es el
principio… Él es primero en todo. Él es el que sostiene todo con su palabra poderosa.

c. La presencia del Espíritu Santo en la obra de la creación es patente en Génesis 1,2.


Allí (en el inicio de la creación) estaba el Espíritu como fue “principio” de vida.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
59
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

F. Las formulas bautismales.


a. La fórmula trinitaria más importante del Nuevo Testamento es Mateo 28,19-20 (“Se
me ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a
todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo;
y enseñándoles a guardar todo cuanto les he mandado. Y sepan que yo estoy con
ustedes todos los días hasta el fin del mundo”) tiene un carácter bautismal.

b. En esa fórmula se destacan los siguientes elementos:


 El bautismo es “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.
 Bautizar en el nombre de las personas divinas significa introducir al creyente en
el misterio de la trinidad, es decir, permitirle al fiel unirse con el Padre, el Hijo y el
Espíritu Santo.
 El bautismo en el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu permite al creyente
tener una relación especial con las personas divinas.
 El texto destaca la unidad divina pues, aunque se mencionan las tres personas
se bautiza en singular.
 En la enumeración de las personas hay cierta jerarquía pues la primera persona
que se menciona es la del Padre.
 Sin embargo, en el texto no hay ningún tipo de monarquianismo pues no se
afirma que el Padre sea más que el Hijo o el Espíritu Santo.
 Las tres personas divinas están nombradas en lenguaje absoluto. No hay
ninguna ambigüedad cuando se habla del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
 El carácter divino del Espíritu Santo está expresado con absoluta claridad ya que
se le menciona con la misma solemnidad con la que se nombran la persona del
Padre y del Hijo.

c. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CAPITULO TRES

60
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
DESARROLLO DEL DOGMA TRINITARIO.
DE LA FE APOSTÓLICA AL SÍMBOLO DEL CONCILIO DE
CONSTANTINOPLA
1. Introducción.
a. La verdad sobre el misterio de Dios (el Padre que ha enviado a su Hijo Jesucristo y
al Espíritu para salvarnos) ha estado presente en la Iglesia desde su nacimiento. La
comprensión cristiana de la Escritura ha sido fundamental para que se hicieran las
primeras reflexiones trinitarias en el marco de la catequesis sobre el bautismo y la
eucaristía.

b. En el discurso de Pedro (el día de Pentecostés) se percibe como la concepción judía


de Dios desapareció porque el apóstol ya no habla de Yahweh sino de Dios Padre que
resucitó a Jesús constituyéndolo “Señor” y “Mesías” y dio a los creyentes el don de su
Espíritu para cumplir la promesa hecha por medio del profeta Joel 33.
 “Entonces Pedro, de pie con los once, alzó la voz para hablarles así: — judíos y habitantes
todos de Jerusalén, entiendan bien esto y escuchen atentamente mis palabras. Éstos no están
borrachos, como suponen ustedes, pues es la hora tercia del día, 1sino que está ocurriendo lo
que se dijo por el profeta Joel...”
 “Israelitas, escuchen estas palabras: a Jesús Nazareno, hombre acreditado por Dios ante
ustedes con milagros, prodigios y señales, que Dios realizó entre ustedes por medio de él, como
bien saben, a éste, que fue entregado según el designio establecido y la presciencia de Dios,
ustedes lo mataron clavándolo en la cruz por mano de los impíos. Pero, Dios lo resucitó
rompiendo las ataduras de la muerte, porque no era posible que ésta lo retuviera bajo su
dominio.”
 “A este Jesús lo resucitó Dios, y de eso todos nosotros somos testigos. Exaltado, pues, a la
diestra de Dios, y recibida del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que
ustedes ven y oyen... Por tanto, sepa con seguridad toda la casa de Israel que Dios ha
constituido Señor y Cristo a este Jesús, a quien ustedes crucificaron”

c. El mensaje de Pedro condensa el núcleo central de la fe cristiana pues junto en el


discurso se habla de Dios, de Jesús resucitado y del Espíritu Santo. El discurso de
Pedro, objeto (en los siglos posteriores de explicitaciones y reformulaciones) dio origen
a la teología de la Trinidad.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

33
“Israelitas, escuchad estas palabras: A Jesús, el Nazareno, hombre acreditado por Dios entre vosotros
con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por su medio entre vosotros, como vosotros mismos
sabéis, a éste, que fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios, vosotros
le matasteis clavándole en la cruz por mano de los impíos. A éste, pues, Dios le resucitó librándole de los
dolores del Hades… A este Jesús Dios le resucitó; de lo cual todos nosotros somos testigos. Y exaltado
por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado lo que vosotros
veis y oís… Sepa, pues, con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a este
Jesús a quien vosotros habéis crucificado” (Hch 2,22-24.32-33.36).
61
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. El misterio de la trinidad en la primera época de la comunidad cristiana.


a. El bautismo fue considerado como el sacramento que daba inicio a la vida cristiana
(Jn 3,3; Rm 6,4) y las primeras celebraciones se hicieron utilizando dos fórmulas
sacramentales. En algunas ocasiones se invocaba el nombre del Señor Jesús (Hch
2,38; Hch 8,37)34 y en otras invocando (sobre los catecúmenos) las tres personas
divinas (“yo te bautizo en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”). Esta formula
aparece en el evangelio de San Mateo, la Didaje y San Ireneo.
 “Y referente al bautismo, bautiza de este modo: habiendo recitado estos preceptos, bautiza en el
nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, en agua viva. Pero si no tienes agua
corriendo, bautiza en otra agua, y si no puedes bautizar en agua fría, hazlo con agua tibia. Pero
si no tienes ninguna, echa agua tres veces sobre la cabeza, en el nombre del Padre, y del Hijo, y
del Espíritu Santo” (Didachè 7,1-3). 
 “Así pues, por temor a cosa semejante, nosotros debemos mantener inalterada la Regla de la fe,
y cumplir los mandamientos de Dios creyendo en Él, temiéndole como a Señor y amándole como
a Padre… En primer lugar, la fe nos invita insistentemente a rememorar que hemos recibido el
bautismo para el perdón de los pecados en el nombre de Dios Padre y en el nombre de
Jesucristo, Hijo de Dios encarnado, muerto y resucitado, y en el Espíritu Santo de Dios; que el
bautismo es el sello de la vida eterna, el nuevo nacimiento de Dios, de tal modo que no seamos
ya más hijos de los hombres mortales, sino de Dios eterno e indefectible…” San Ireneo,
Demostración de la fe apostólica, 3.

b. El día del bautismo, los catecúmenos, debían recitar el símbolo de los apóstoles que
tenía una estructura trinitaria. Esa fórmula expresa de manera sintética lo que Dios
había hecho en la historia de la salvación. Ellos debían decir: “creo en Dios Padre
todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro
Señor… que por nosotros se hizo hombre… …Creo en el Espíritu Santo, en la Santa
Iglesia Católica… Amén”.

c. El símbolo (resumen de la fe de los cristianos) tuvo una estructura trinitaria desde el


principio. Con ese esquema se redactaron las formulas de los concilios de Nicea (año
325), Constantinopla (año 381) y Trento (año 1564).

34
“El hecho de que en los primeros siglos alguna vez la formula no haya sido explícitamente trinitaria no
quiere decir que la estructura fundamental del bautismo no fuese trinitaria ya por entonces. El utilizar esta
fórmula en el momento de administrar el bautismo no es el único modo de plasmar la estructura trinitaria
del bautismo. Esta estructura trinitaria vino a expresarse sobre todo en la confesión bautismal que, en la
forma de preguntas bautismales y posteriormente de símbolo bautismal, se remonta al mandato de
Mateo 28,29” Lucas F. Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 147.
62
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. Las plegarias eucarísticas también tuvieron (desde el principio) una estructura
trinitaria35. En la acción de gracias se bendecía al Padre que en su Hijo Jesucristo salvó
la humanidad y regaló el Espíritu Santo para hacernos sus hijos 36.

e. El uso de la doxología “gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo” fue común en las
comunidades cristianas desde muy temprana edad y se convirtió en la forma cristiana
de concluir la recitación de los salmos.

f. La fe sencilla de las primeras comunidades (expresada en los símbolos y en los


textos litúrgicos) se enriqueció con la reflexión teológica de los teólogos y las
formulaciones dogmáticas de los concilios. Todos esos textos no son infalibles, pero
son muy importantes porque expresan la fe de los cristianos.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

3. Las herejías trinitarias.


a. Los padres de la Iglesia tuvieron que hacer frente a las objeciones que el
monoteísmo judío y el politeísmo pagano pusieron a la doctrina cristiana sobre Dios.
Dentro y fuera de la Iglesia hubo incomprensiones hacia la forma como los cristianos
concebían a Dios pues unos los acusaban de blasfemos y otros de politeístas. Los

35
“Por nuestra parte, nosotros, después de haber conducido al baño al que ha abrazado la fe y se ha
adherido a nuestra (doctrina), le llevamos a los que se llaman hermanos, allí donde están reunidos;
elevamos fervorosamente oraciones en común por nosotros mismos, por el que acaba de ser iluminado y
por todos los otros esparcidos por todo el mundo, suplicando se nos conceda, ya que hemos conocido la
verdad, ser hallados por nuestras obras, personas de buena conducta y observantes de los
mandamientos, para así alcanzar la salvación eterna. Terminadas las oraciones, nos saludamos
mutuamente con un beso. Luego, al que preside (cf. 1Tm 5,17) la asamblea de los hermanos, se le
ofrece pan y un vaso de agua y vino templado, y tomándolos él tributa alabanzas y gloria al Padre del
universo por el nombre de su Hijo y por del Espíritu Santo, y pronuncia una larga acción de gracias, por
habernos concedido esos dones que de Él nos vienen. Cuando ha terminado las oraciones y la acción de
gracias, todo el pueblo presente aclama diciendo: “Amén” (cf. 1Co 14, 16). 4. “Amén”, en hebreo, quiere
decir “así sea”. Una vez que el presidente ha terminado la acción de gracias y todo el pueblo ha
manifestado su acuerdo, los que entre nosotros se llaman “diáconos”, dan a cada uno de los asistentes
parte del pan y del vino mezclado con agua sobre los que se dijo la acción de gracias, y lo llevan a los
ausentes” San Justino, Primera Apología # 65.
36
El Tratado sobre la Oración constituye el documento más antiguo sobre la oración en el ámbito del
cristianismo. En su argumentación, Orígenes, afirma: “Creo que debo concluir este tratado de la oración tocando
brevemente cuatro puntos… Todos deberían tenerlos en cuenta. Son éstos: al comenzar debemos
dirigir fervorosa adoración al Padre, por Jesucristo, y el Espíritu Santo, glorificados y alabados
igualmente con el Padre” Orígenes, Tratado sobre la oración, # 33.
63
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
ataques de los judíos y paganos se convirtieron en un fuerte estímulo para formular
(con precisión) la fe cristiana en la trinidad.

b. La raíz de todas las incomprensiones (dentro y fuera de la Iglesia) hacia la fe de los


cristianos era la forma de cómo conciliar la “unidad” divina con la afirmación de la
“trinidad” de personas en Dios. En la búsqueda de respuestas hubo dos líneas.
 Unas que sacrificaban la trinidad de las personas divinas afirmando la unicidad
de Dios (monarquianismo).
 Otras que afirmaban la existencia de tres personas en Dios sacrificando la
unidad divina (triteismo).

c. Las primeras herejías trinitarias fueron el monarquianismo 37, el triteismo, el


adopcionismo, el subordinacionismo.

d. El monarquianismo es una herejía que niega la trinidad de las personas en Dios


pues afirmaban que el Hijo y el Espíritu Santo no eran iguales al Padre. La naturaleza
divina del Padre es la originaria. El Hijo y el Espíritu no son de igual naturaleza que el
Padre. Para los monarquianistas era imposible afirmar la existencia de un solo Dios y
confesar (al mismo tiempo) la existencia de tres personas divinas de igual naturaleza.
Únicamente es de naturaleza divina el Padre.

e. Para los monarquianistas, las otras dos personas (el Hijo y el Espíritu Santo) no son
divinas. Ellos son creaturas especiales, pero no tienen naturaleza divina. El único que
es plena y totalmente divino (Dios) es el Padre. El Hijo y el Espíritu Santo son “modos”
(formas - manifestaciones) del único que realmente es Dios (el Padre). Según los
monarquianistas no existe una trinidad real sino una trinidad manifestativa. En la
historia de la salvación, el Padre (el único que es por naturaleza divino) se manifestó a
través del Hijo y del Espíritu.

f. Consecuencia del monarquianismo fue el subordinacionismo. El Hijo y el Espiritu


estan subordinadas a la persona del Padre.

g. El triteismo38 (a diferencia del monarquianismo) rechazaba la unidad de la esencia


divina pues afirmaba que en Dios se dan tres esencias o naturalezas distintas.

h. El adopcionismo decía que Jesucristo fue un ser muy especial. Fue adoptado por
Dios como su hijo y dotado de la gracia del Espíritud. Pero Jesus, aunque fue
excepcional no era el Hijo eterno de Dios (lo era por adopción no por naturaleza). Pablo
de Samosata y Arrio fueron los grandes defensores de esta posición.
37
“Fue Tertuliano quien calificó estas corrientes con el nombre de monarquianismo, consiguiendo
agruparlas en torno a su rasgo más característico: la afirmación de que no existe más que un solo Dios,
el cual es al mismo tiempo un monarca, una sola persona al que ahora se le llama Padre, o Hijo o
Espíritu Santo. Pero esta paternidad no es verdadera pues no se afirma que el Verbo es distinto del
Padre…” Lucas F. Mateo-Seco, Dios uno y Trino, p. 194.
38
“Fue una herejía muy antigua. El papa Juan la atribuye a Marción. Como herejía formal fue profesada
por Filipon (discípulo de Severo de Antioquia).
64
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
i. Las consecuencias de estas herejías (monarquianistas y modalistas) fueron las
siguientes: a) no existen eternamente tres personas divinas, b) el Hijo no es eterno
como el Padre ni preexistente como Él y, c) ni él Hijo (ni el Espíritu Santo) son de
condición divina (tienen un rango diverso del único Dios que es el Padre).

j. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

4. La primera respuesta a las herejías. Los padres apologistas.


a. El cristianismo nació en un mundo adverso pues fue perseguido por el judaísmo y
por el paganismo. A pesar de las dificultades que enfrentó, la fe cristiana, no solo no
murió, sino que se extendió hasta los confines del imperio. Uno de los medios que tuvo
la Iglesia para sobrevivir fue la ortodoxia.

b. La fe de la Iglesia se expresó en un lenguaje sencillo pues los Padres nunca


utilizaron formulas con términos metafísicos tales como trinidad, persona, unidad de
naturaleza, relaciones intra-trinitarias, procesiones intra-divinas misiones ad-extra, etc.
Esos términos (y muchos más) aparecieron cuando hubo necesidad de defender la fe
de la Iglesia de los ataques de los herejes y de formular (con precisión terminológica) lo
que las comunidades cristianas creían

c. El pensamiento patrístico sobre la trinidad estuvo arraigado en la enseñanza de la


Sagrada Escritura. Ellos afirmaron lo contenido en el Nuevo Testamento: la acción
salvadora de Dios (operada por Cristo y actualizada por el Espíritu Santo. Pero, en la
presentación de la fe cristiana, los padres de la Iglesia, no tuvieron inconveniente en
utilizar elementos de la filosofía.

d. Los padres apologistas (Justino, Taciano, Atenágoras, Clemente de Alejandría)


cuando defendieron la fe utilizaron el lenguaje y los conceptos de la filosofia de Platón y
Plotino (especialmente). Ellos, en la defensa de la fe cristiana, se vieron forzados a
buscar argumentos que permitieran armonizar la unidad con la diversidad de personas.

e. Entre los padres apologistas se destacó San Justino (+165). Su búsqueda consistió
en encontrar puentes entre el mensaje cristiano y el pensamiento filosófico de los
65
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
griegos. Su mayor aporte fue mostrar que entre el dios de los filósofos y el Dios de los
cristianos hay coincidencias. Por eso dialogó con la filosofía griega sin renegar de su fe
cristiana39.

f. Uno de los mayores aportes en teología trinitaria de San Justino fue haber distinguido
entre el Logos que está en Dios desde toda la eternidad (la Palabra interior del Padre;
el Logos como expresión del pensamiento íntimo del Padre; la Palabra no dicha del
Padre) y el Logos expresado en la historia (el Logos encarnado; que es la Palabra que
el Padre pronuncia hacia el exterior y que fue el que se hizo hombre). Para Justino, es
el mismo Logos el que está en Dios y el que nació de la Virgen María. El Padre
(trascendente, incognoscible e invisible) obra por medio del Logos (es su
intermediario). Por medio del Logos creó el mundo, por medio del Logos se dio a
conocer y or medio de él llevó a cabo la salvación del mundo).

g. El mayor aporte de Teófilo Antioqueno fue haber utilizado por primera vez el termino
“trías” (que fue traducido al latín por trinitas).

h. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

5. El aporte de los Padres anteriores al Concilio de Nicea.


A. San Ireneo de Lyon.
a. Hizo aportes muy valiosos que permitieron a la Iglesia enfrentar la herejía gnóstica.
En sus escritos hizo reflexiones teológicas que contribuyeron a clarificar la doctrina
sobre la Santísima Trinidad.

b. Rechazó las doctrinas de los gnósticos quienes afirmaban que Dios es un ser
supremo que se degrada en eones inferiores (eones que tuvieron la misión de
organizar la materia eterna - dando lugar a la creación que es intrínsecamente mala-).
El criterio que utilizó para responder a las especulaciones gnósticas fue acudir a la fe
de la Iglesia (a la fe de los apóstoles; al canon de la verdad).
39
“Declaro que todas mis oraciones y mis denodados esfuerzos tienen por objeto el mostrarme como
cristiano: no que las doctrinas de Platón sean simplemente extrañas a Cristo, pero sí que no coinciden en
todo con él, lo mismo que las de los otros filósofos, como los estoicos, o las de los poetas o
historiadores. Porque cada uno de éstos habló correctamente en cuanto que veía que tenía por con-
naturalidad una parte del Logos seminal de Dios. Pero es evidente que quienes expresaron opiniones
contradictorias y en puntos importantes, no poseyeron una ciencia infalible ni un conocimiento inatacable.
Ahora bien, todo lo que ellos han dicho correctamente nos pertenece a nosotros, los cristianos, ya que
nosotros adoramos y amamos, después de Dios, al Logos de Dios inengendrado e inexpresable…” San
Justino, Segunda Apología # 13.
66
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. San Ireneo, combatió las doctrinas gnósticas que decían: a) que la materia era
eterna (organizada caprichosamente por eones), b) que el mundo material era perverso
(defendió la bondad de la materia porque tiene su origen en Dios) c) que habían “dos”
dioses distintos (un dios inferior; el del Antiguo Testamento y otro Dios superior; el del
Nuevo Testamento). Afirmó con vehemencia que hay un “único” Dios (que se reveló en
la historia por medio del Logos).

d. Lo más significativo de su reflexión teológica acerca de la Santísima Trinidad fue: a)


haber hecho sus reflexiones a partir de la Escritura. Su teología se fundamenta en la
historia de la salvación. El Padre se reveló por medio del Logos y del Espíritu Santo. La
economía de la salvación es el lugar donde se conoce a la Trinidad, b) haber afirmado
la existencia eterna (y la divinidad absoluta) del Hijo y del Espíritu Santo. El Logos y el
Espíritu Santo siempre han estado con el Padre (son eternos) y, c) el Logos es quien
puede revelar al Padre. El Espíritu Santo hace posible que la Palabra del Logos sea
acogida. El Hijo y el Espíritu Santo son como las manos del Padre.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. San Clemente Alejandrino.


a. A principios del siglo III la reflexión teológica tuvo un gran desarrollo importante en
Alejandría40.

b. Uno de los teólogos más importantes de esa escuela de teología fue San Clemente
quien afirmó que: a) a Dios se le puede conocer naturalmente porque la verdad de Dios
se deja ver en toda inteligencia recta. En el corazón de los hombres existe un instinto
de Dios. La creación (su belleza y su armonía) son un camino para conocer la
existencia de Dios, b) aunque la verdad sobre la existencia de Dios está al alcance del
hombre el conocimiento de la naturaleza divina trasciende el conocimiento humano.
Para entender la intimidad divina es únicamente posible por la vía de la revelación.

c. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
40
Alejandría fue junto con Atenas y Antioquia uno de los principales focos de la cultura griega. Era una
ciudad donde había una fuerte actividad filológica, filosófica y teológica. En ella habitaba una fuerte
colonia judía. En Alejandría fue donde se hizo la traducción de la Biblia hebrea al griego (LXX) y donde
Filón escribió sus obras (que ejercieron una gran influencia en el pensamiento y la exegesis de los
Padres de la Iglesia de los siglos III y IV).
67
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. Orígenes.
a. Orígenes (185 - 255) fue el máximo exponente de la escuela teológica de Alejandría.
Las características más importantes de su teología fueron: a) su amor por la Sagrada
Escritura, b) su fidelidad a la fe de la Iglesia. Por eso rechazó a las herejías
(especialmente el gnosticismo), c) la aceptación de la filosofía platónica como principio
hermenéutico para explicar la fe cristiana y, d) el gran interés por profundizar los temas
relacionados con la soteriología cristiana.

b. Acogió y profundizó la teología de su maestro Clemente Alejandrino. Afirmó que: a)


Dios es una verdad que se impone a la razón humana y pertenece a las nociones más
universales del género humano, b) a través de la contemplación del mundo visible, el
hombre, puede acceder al conocimiento de Dios 41. El hombre (a través de la
naturaleza) puede conocer a Dios, pero ese conocimiento es imperfecto porque Dios es
incomprensible., c) dijo que solo hay un solo Dios que es el creador y ordenador de
todas las cosas, que ha sacado el universo de la nada. Dios es justo y bueno. Es el
Padre de Nuestro Señor Jesucristo. Dios es espiritual y por eso el hombre no puede
verlo, y, d) las cualidades de Dios son la inmutabilidad, la impasibilidad, la eternidad, la
trascendencia, la omnisciencia y la providencia. El gran conocimiento de Dios es
únicamente posible a través de la fe.

c. Su reflexión trinitaria es importante porque: a) rechazó las herejías modalista y


subordinacioncista que afirmaban que el Hijo y el Espíritu Santo no eran personas
divinas sino modos (manifestaciones) de Dios, b) afirmó (con vehemencia) que el Hijo
procede del Padre por generación eterna. El Hijo no tuvo principio, es decir, no hubo
ningún momento en el que no existiera, c) El Padre es eterno y existe desde siempre
(desde la eternidad). Él se piensa (se expresa) en el Logos (que también es eterno), d)
el Padre (por medio del Logos), hizo todas las cosas y a través de Él está presente en
medio de todas las cosas, e) el Padre (por medio del Logos) se da a conocer al mundo.
El Padre es invisible, pero se revela a través del Logos. Al Padre únicamente lo
conocemos a través del Hijo y, f) el Logos es el único mediador entre Dios y los
hombres. El Logos es imagen, sabiduría y conocimiento del Padre.

d. Al hacer todos estos planteamientos, Orígenes, se situó cerca de la fe del Concilio


de Nicea (aunque no habló del Hijo como consubstancial con el Padre).

e. En los escritos de Orígenes, asoció el Espíritu Santo al Padre y al Hijo de tal manera
que posee (con ellos) la santidad substancial. El Espíritu tiene existencia eterna.
Procede del Padre por medio del Hijo. Para existir individualmente, el Espíritu, necesita
de la mediación del Hijo. El Espíritu tiene carácter personal (hipóstasis) como el Padre
41
“Aunque nadie puede hablar dignamente de Dios Padre, sin embargo, es posible que el entendimiento
capte algo por contemplación de las criaturas visibles y por lo que naturalmente siente el alma humana”
Orígenes, De Principiis I, 3, 1.
68
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
y el Hijo. La misión del Espíritu Santo es conocer las profundidades de Dios, permitir
que el hombre las conozca y santificar a los justos.

f. El gran acierto de Orígenes fue unir y distinguir claramente las personas divinas a las
que considera numérica e hipostáticamente diferentes. Aunque no utilizó el termino
 (de igual naturaleza) dijo que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo comparten
la misma (sustancia). Se adelantó al Concilio de Nicea cuando afirmó que en la
trinidad existen “” (una sustancia; tres personas).

g. El problema de Orígenes fue dar demasiada importancia a los presupuestos


filosóficos del platonismo y neo platonismo. Por eso su discurso teológico daba la
impresión de ser más especulación filosófica que reflexión teológica.

h. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. San Hilario de Poitiers42.


a. Escribió De Trinitate que es el primer tratado teológico cristiano sobre Dios 43. En ese
texto refutó las doctrinas arrianas sobre la generación del Verbo y precisó cuáles eran
las relaciones que existen entre el Padre y el Hijo. Su gran aporte fue haber afirmado
contundentemente la divinidad del Hijo. Mostró como los cristianos no son politeístas
pues no afirman la existencia de dos dioses distintos sino la unicidad de Dios. Afirmó
con contundencia que el Padre y el Hijo comparten la misma sustancia divina y, por lo
tanto, son un solo Dios.

b. Para Hilario de Poitiers, la consubstancialidad significa que el Hijo procede del Padre
por generación inefable (no por escisión ni por partición de la sustancia divina). El
Padre le entregó toda la sustancia de su ser al Hijo (sin perder Él nada de sí mismo).
Por eso el Hijo comparte la misma sustancia del Padre. La única sustancia divina existe
“in utroque” (es la misma sustancia divina porque existe en uno y en otro; es la misma
para ambos). Entre el Padre y el Hijo hay igualdad de naturaleza.

42
Nació en Poitiers (Francia) el año 315 y falleció en la misma ciudad hacia el año 367. Su familia era de
origen pagano. Sus búsquedas personales le condujeron a la fe cristiana. Se bautizó siendo una persona
adulta y a causa de la fe fue desterrado.
43
También escribieron sobre el misterio de Dios: Tertuliano (Adversus Praxeam), Novaciano (De
Trinitate), Dídimo el ciego (De Trinitate), Cirilo de Alejandría (De Trinitate), Teodoreto de Ciro (De
Trinitate), Hipólito de Roma (De Trinitate), San Basilio (De Spiritu Sancto), Gregorio de Niza (De Spiritu
Sancto), San Agustín (De Trinitate), Boecio (De Sancta Trinitate).
69
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. La generación del Verbo fue in aeternum. No hubo ni un momento en el que el Hijo
no hubiera existido. Desde siempre el Padre engendró a su Hijo y desde toda la
eternidad, el Hijo, ha vivido referido al Padre. La distinción de las personas en Dios no
comporta separación entre las personas. La distinción entre el Padre y el Hijo se
entiende únicamente a partir del concepto relación.

d. La doctrina de San Hilario de Poitiers sobre el Espíritu Santo tuvo menos desarrollos
teologicos. Él vivió en una época en la que se sentían las consecuencias de la herejía
arriana (que negaba la divinidad del Hijo y no tanto la del Espíritu Santo). Su gran
mérito fue haberse opuesto al subordinacionismo y ofrecer herramientas teológicas
para la definición dogmática del Concilio de Nicea.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

E. Tertuliano44.
a. Su gran aporte teológico fue haber creado conceptos teológicos que hicieron posible
conjugar la unidad de la sustancia divina con la afirmación de la trinidad de personas.
Él acuñó la formula trinitaria “tres personae, una substantiae”. Fue el primer teólogo en
utilizar el adjetivo trinitas45 para referirse a Dios.

b. Su reflexión teológica consistió en mostrar como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo


son tres personas distintas que comparten la misma sustancia divina. Con claridad
afirmó que no hay sino “un” “único” Dios. El Hijo y el Espíritu Santo no son tres modos
diferentes (distintos) de la manifestación del Padre en la historia sino “tres” personas
distintas de igual naturaleza.

c. La afirmación de la “unidad” de Dios y la confesión (al mismo tiempo) de la “trinidad”


de las personas se concilia porque la sustancia de Dios es simplísima. La forma en que
se manifiestan las personas divinas en su operación ad extra expresa el orden
existente en el interior de Dios 46. Las personas se diferencian no porque tengan
44
Nació en Cartago hacia el año 160 en el seno de una familia pagana. Se convirtió al cristianismo
siendo adulto. Fue un miembro activo de la secta de los montanistas (un movimiento espiritualista,
rigorista y asceta). Murió hacia el año 220. Fue un gran intelectual y un buen latinista. A diferencia de
San Ireneo, el interés de sus reflexiones fue la Trinidad ad-intra
45
“Trinitas unius Divinitatis, Pater et Filius et Spiritus Sanctis” (Tertuliano, De Pudicitia, 21). También
dijo: “tres unius substantiae et unius status et unius potestatis”
46
“El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no difieren en el estado sino en el orden; ni tampoco en la
substancia sino en la forma; ni tampoco en el poder sino en la manifestación porque son de una misma
70
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
dignidad diferente sino porque son distintas en el orden de la manifestación en la
historia de la salvación.

d. Para explicar cómo es posible entender la “trinidad” de personas en la “unidad” de


una sustancia divina acudió (por primera vez) a ejemplos (analogías) tomados de la
vida diaria. Las que utilizó fueron tres: a) raíz-flor-fruto, b) fuente-arroyo-río y, c) sol-
rayo-brillo.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

6. el concilio de Nicea.
A. El arrianismo47.
a. Arrio fue un presbítero de la Iglesia de Alejandría. Tuvo una fuerte controversia
teológica con su obispo Alejandro puesto que negaba la divinidad de Jesucristo pues
decía que hubo un tiempo en el que el Verbo no era el Hijo puesto que fue creado (en
algún momento) por Dios48. Lo que Arrio defendía eran doctrinas de tipo
subordinacionistas (condenadas por el Concilio de Antioquia en el año 268).

b. Para Arrio, el Verbo no podía ser eterno como el Padre puesto que fue creado por el
Padre (a partir de la nada) antes de que el tiempo existiese. Eso significa afirmar que el
Verbo no es eterno. El Verbo era una súper criatura (la criatura más excelsa de Dios).

substancia, una misma dignidad y un mismo poder ya que son un único Dios, en el cual se distinguen
estas diferencias de orden, de forma y de manifestación que se denomina Padre, Hijo y Espíritu.”
Adversus Praxeas 2,4.
47
La cuestión más escabrosa que el Concilio de Nicea tuvo que discutir fue la controversia arriana. En lo
referente a este asunto, había en el concilio varias tendencias. En primer lugar, había un pequeño grupo
de arrianos convencidos, capitaneados por Eusebio de Nicomedia -personaje importantísimo en toda
esta controversia, que no ha de confundirse con Eusebio de Cesárea. Puesto que Arrio no era obispo, no
tenía derecho a participar en las deliberaciones del concilio. En todo caso, Eusebio y los suyos estaban
convencidos de que su posición era correcta, y que tan pronto como la asamblea escuchase su punto de
vista, expuesto con toda claridad, reivindicaría a Arrio y reprendería a Alejandro por haberle condenado.
En segundo lugar, había un pequeño grupo que estaba convencido de que las doctrinas de Arrio ponían
en peligro el centro mismo de la fe cristiana, y que por tanto era necesario condenarlas. El jefe de este
grupo era Alejandro de Alejandría. Junto a él estaba un joven diácono que después se haría famoso
como uno de los gigantes cristianos del siglo IV, Atanasio.
48
La position doctrinal de Arrio fue presentada al obispo Alejandro de Alejandría en una profesión de fe:
“We acknowledge one God, who is alone, ingenerate, alone eternal, alone without beginning, alone true,
alone possessing immortality...... Since it is unique, transcendent and invisible, the being or essence
(“ousia”) of the Godhead cannot be shared or communicated.
71
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
c. Las consecuencias de sus afirmaciones fueron: a) el Verbo no existe como el Padre
desde la eternidad, b) el Verbo no es el Hijo de Dios por naturaleza. El Hijo no procede
del Padre por generación eterna, c) el Verbo (en algún momento) fue creado por el
Padre a partir de la nada, d) el Verbo comenzó a existir por un acto de la voluntad del
Padre.

Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. La doctrina del concilio.


a. El concilio fue un concilio convocado por el emperador Constantino (quien lo presidió
y aprobó). En esa asamblea estuvieron presentes cerca de 300 obispos 49. Los grandes
protagonistas del Concilio fueron san Atanasio (diacono de la Iglesia de Alejandría y
portavoz de su obispo Alejandro)50 y Osio (obispo de Córdoba y legado pontificio). Ellos
fueron quienes redactaron una fórmula de fe (el símbolo de Nicea) que contiene la
ortodoxia católica.

b. Para entender la fórmula del Concilio de Nicea es importante decir que cuando se
celebró el concilio no existían herramientas lingüísticas para expresar la fe de la Iglesia.
Por eso las discusiones doctrinales fueron intensas. Para definir la fe de la Iglesia hubo
necesidad de utilizar términos prestados de la filosofía griega. Términos como

49
"Allí se reunieron los más distinguidos ministros de Dios, de Europa, Libia [es decir, África y Asia. Una
sola casa de oración, como si hubiera sido ampliada por obra de Dios, cobijaba a sirios y cilicios, fenicios
y árabes, delegados de la Palestina y del Egipto, tebanos y libios, junto a los que venían de la región de
Mesopotamia. Había también un obispo persa, y tampoco faltaba un escita en la asamblea. El Ponto,
Galacia, Panfilia, Capadocia, Asia y Frigia enviaron a sus obispos más distinguidos, junto a los que vivían
en las zonas más recónditas de Tracia, Macedonia, Acaya y el Epiro. Hasta de la misma España, uno de
gran fama [Osio de Córdoba] se sentó como miembro de la gran asamblea. El obispo de la ciudad
imperial [Roma] no pudo asistir debido a su avanzada edad, pero sus presbíteros lo representaron.
Constantino es el primer príncipe de todas las edades en haber juntado semejante guirnalda mediante el
vínculo de la paz, y habérsela presentado a su Salvador como ofrenda de gratitud por las victorias que
había logrado sobre todos sus enemigos." Eusebio de Cesárea, Vida de Constantino.
50
San Atanasio sucedió al obispo Alejandro en la sede patriarcal de Alejandría. Durante la celebración
del Concilio de Nicea se mostró como el gran defensor de la divinidad de Jesucristo. Su defensa de la fe
católica tuvo consecuencias puesto que por más de 20 años tuvo que vivir en el exilio. Su escrito más
importante fue “La Encarnación del Verbo”.
Fue el gran contradictor fue Eusebio (obispo de Nicomedia) quien después de Nicea se convirtió en el
gran sostenedor de Arrio. Para Eusebio, San Atanasio, era una persona “perturbadora”, “polémica” y muy
“apegado” al significado de las palabras. Le parecía exagerada su defensa de la formula “” (del
Concilio de Nicea).
72
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
aparecieron por primera vez en documentos de la
Iglesia

c. Para expresar en positivo la fe de la Iglesia, el concilio, redactó un símbolo que


contiene la fe de los cristianos: "creemos en un Dios Padre Todopoderoso, hacedor de
todas las cosas visibles e invisibles. Y en un Señor Jesucristo, el Hijo de Dios;
engendrado como el Unigénito del Padre, es decir, de la substancia del Padre, Dios de
Dios; luz de luz; Dios verdadero de Dios verdadero; engendrado, no hecho;
consubstancial al Padre; mediante el cual todas las cosas fueron hechas, tanto las que
están en los cielos como las que están en la tierra; quien para nosotros los humanos y
para nuestra salvación descendió y se hizo carne, se hizo humano, y sufrió, y resucitó
al tercer día, y vendrá a juzgar a los vivos y los muertos. Y en el Espíritu Santo. A
quienes digan, pues, que hubo cuando el Hijo de Dios no existía, y que antes de ser
engendrado no existía, y que fue hecho de las cosas que no son, o que fue formado de
otra substancia o esencia, o que es una criatura, o que es mutable o variable, a éstos
anatematiza la iglesia católica."

d. En esa fórmula se utilizó el término  que significa que el Hijo es de la


misma substancia (naturaleza) que el Padre. El concepto sirvió para expresar
la relación que existe entre el Padre y el Hijo. El Hijo no posee una naturaleza diferente
de la del Padre (eso era lo que pensaba Arrio) sino que es de la misma esencia que el
Padre. El Hijo es Dios como el Padre es Dios. Esa fórmula significa afirmar que el Hijo
(hecho hombre) nació del Padre antes de todos los siglos (es de la misma sustancia
que el Padre). El Hijo fue engendrado (no creado) y consubstancial con el Padre.

e. El propósito de la fórmula del Concilio de Nicea fue excluir cualquier doctrina que
pretendiera afirmar que el Verbo es una criatura del Padre (subordinacionismo). Por
eso el concepto ς se complementa con las siguientes afirmaciones referidas al
Hijo: “Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero”. En los cánones del
Concilio de Nicea se condenó a quien afirmaban que el Hijo: a) tuvo comienzo, b) no es
eterno, c) hubo un tiempo en el cual no había existido y, d) es mudable y cambiable.

f. En occidente, la fórmula del Concilio de Nicea (ς) fue bien acogida por las
comunidades pues era equivalente a una utilizada por Tertuliano (“eiusdem
substantiae”, que significa, de la misma sustancia). En cambio, en el oriente la
expresión no fue tan bien acogida porque se decía que la formula ς no
mostraba la real distinción que existía entre el Padre y el Hijo. Después de un largo
proceso de profundización teológica (la fórmula del concilio de Nicea) fue aceptada.

g. Fueron los Padres Capadocios (San Basilio, San Gregorio de Niza, San Gregorio
Nacianceno) quienes ayudaron a entender la distinción que existe entre los conceptos
de “persona” (hipóstasis) y “substancia” (o usía). Esa clarificación permitió entender el
sentido de la expresión ςdel Concilio de Nicea.

h. Haga su síntesis sobre este apartado:

73
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

7. El Aporte de los Padres Capadocios.


A. San Basilio.
a. El aporte de los Padres Capadocios (San Basilio, San Gregorio de Niza y San
Gregorio Nacianceno) fue importante porque ayudaron a comprender lo que
significaban los términos utilizados en el símbolo del concilio de Nicea
(). Su mayor aporte fue ofrecer claridad terminológica.

b. Ellos fueron quienes acuñaron la fórmula que dice que en la Trinidad hay “una”
naturaleza divina y “tres” personas divinas (“mía ousia, treis hypostaseis”). Esa fórmula
ayudó a la consolidación de la fe católica.

c. El mayor aporte de los padres capadocios fue ayudar a comprender que: a) la ousia
(sustancia) es lo que es común a las tres personas divinas, b) la hipóstasis (persona)
es lo que es propio de cada persona divina, c) la hipostasis es lo que distingue a cada
persona, d) las tres personas divinas son distintas y participan (tienen la) de la misma
ousia. En Dios, la ousia es común pero las (tres) hipóstasis son diferentes y, e) las
hipóstasis se distinguen y expresan lo que es “propio” de cada persona divina.

d. El concepto de “relación” fue utilizado por primera vez por San Basilio y se convirtió
en una idea fundamental en teología trinitaria porque permitió afirmar la unidad de la
esencia divina y la distinción real que existe entre las personas divinas en el interior de
la Trinidad.

e. San Basilio entendió que: a) el Padre y el Hijo son personas (nombres) relativos (no
hay Padre sin el Hijo y no hay Hijo sin el Padre), b) si el Padre es eterno también lo
tiene que ser el Hijo. El Hijo existe desde toda la eternidad unido (en cuanto
engendrado) a la inaccesibilidad del Padre.

f. Haga su
síntesis: ..............................................................................................................................

74
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
..............
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Eunomio.
a. El gran contradictor de los Padres Capadocios fue Eunomio (395; quien defendió
las doctrinas de Arrio después de la celebración del concilio de Nicea). El aspecto
central de su teología fue afirmar que Padre es in-generado y nunca engendra al Hijo.
Para él, el Hijo es posterior en el tiempo a aquel de quien proviene. El Hijo no puede
ser Dios porque la única sustancia in-generada es la del Padre. El Padre no hace
partícipe al Hijo de su naturaleza divina. El único que es Dios es el Padre. El Hijo es
menor que el Padre (es criatura del Padre). El Hijo no es engendrado por el Padre. El
Hijo es la primera criatura del Padre (una criatura superior a los demás). Entre el Padre
y el Hijo no hay igualdad de sustancia.

b. Contra Eunomio, los Padres Capadocios, insistieron en la divinidad del Hijo y del
Espíritu Santo sin admitir ningún tipo de subordinacionismo. Para ellos era claro que las
tres personas divinas comparten la misma naturaleza divina y se distinguen por su
procedencia y sus relaciones de origen. El Padre es eterno. El Hijo fue generado por el
Padre desde toda la eternidad. El Espíritu Santo procede del Padre por medio del Hijo.
Las relaciones que existen entre el Padre y el Hijo son las de Paternidad y Filiación.

c. Los padres capadocios hicieron un aporte muy grande al ayudar a la profundización


de la fe del Concilio de Nicea y defender el carácter divino del Hijo (consubstancial al
Padre) y afirmar la divinidad del Espíritu Santo.

d. Haga su síntesis:
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

8. La afirmación de la divinidad del Espíritu Santo (el concilio de Constantinopla).


A. El macedonianismo.
a. Hacia el año 360 se manifestó en la Iglesia (como una prolongación del arrianismo)
la afirmación de que el Espíritu Santo era una criatura y, por lo tanto, no era de
condición divina. Se puede decir que esta herejía fue consecuencia de la confusión
suscitada por las doctrinas arrianas. Negar la divinidad del Espíritu tenia como
consecuencia hacer inoperante la salvación que Jesús alcanzó para la humanidad.

75
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. Las herejías que negaban la divinidad fueron lideradas por el obispo Macedonio (y
también por Aecio y Eunomio). Ellos afirmaban que el Espíritu Santo era inferior al Hijo
(era una criatura del Hijo).

c. Una de las razones para afirmar el subordinacionismo (la inferioridad del Espíritu
Santo) fue la utilización de imágenes (para referirse al Espíritu Santo) en la Sagrada
Escritura. Ellos decían que la Biblia no habla del carácter personal del Espíritu pues
para referirse a él utilizaban imágenes tales como viento, agua, fuego, unción, etc.
Esas imágenes indican que el Espíritu es una criatura.

d. Para los macedonianos, el Espíritu Santo, no era de igual (en su condición) al Padre
y al Hijo. El Espíritu no tiene la misma naturaleza que tiene el Padre y el Hijo. El
Espíritu Santo es de inferior dignidad al Padre y al Hijo.

e. Haga su síntesis
personal: ............................................................................................................................
............................................................................................................................................
................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. El Concilio I de Constantinopla (382).


a. El Concilio de Constantinopla fue convocado por los emperadores Graciano y
Teodosio en el año 38151 con el propósito de completar la fe definida en el Concilio de
Nicea. En ese sínodo se condenó los errores de quienes no reconocían la divinidad del
Espíritu Santo.

b. El Concilio redactó una profesión de fe 52 (que es básicamente la misma del Concilio


de Nicea). En el credo del Concilio de Constantinopla se afirmó claramente la divinidad
del Espíritu Santo. Eso aparece en la siguiente fórmula: “creemos en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida, que procede del Padre y que con el Padre y el Hijo recibe una
misma adoración y gloria”.

c. El concilio de Constantinopla afirmó la divinidad del Espíritu Santo (su carácter


divino) pues afirmó que el Espíritu Santo es Señor y dador de vida. El Espíritu Santo es
51
El Papa no intervino en la convocación del Sínodo de Constantinopla. Tampoco envió legados (aunque
tampoco se opuso a la celebración del mismo porque consideraba que esa reunión era un hecho normal
en la vida de la Iglesia). El sínodo de Constantinopla se convocó para resolver problemas relacionados
con la ortodoxia. Se quería refrendar las decisiones tomadas por el Concilio de Nicea y terminar con la
polémica con Arrio.
52
“Este símbolo que conocemos como niceno-constantinopolitano, expresaba la conformidad de aquel
Concilio con el de Nicea, pero en su texto no se trata del redactado en Nicea con añadidos redactados
entonces en Constantinopla. Lo que hizo el Concilio fue adoptar, en lo substancial, un símbolo bautismal
que San Epifanio de Salamina (315 – 403) incluyo en su obra Ancoratus en el año 364, que procedía,
probablemente de Jerusalén o de Antioquia.” Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios, p. 71.
76
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
quien santifica y guía la Iglesia. Para que el Espíritu pueda cumplir esa misión tiene que
ser sustancialmente divino (como el Padre y el Hijo).

d. El concilio, para afirmar la naturaleza divina del Espíritu Santo, dijo que procede el
Espíritu procede Padre. El concilio no dijo que el Espíritu fue engendrado por el Padre
(porque únicamente el Hijo lo es). La afirmación del concilio está en consonancia con
Juan 15, 26: “cuando venga el Paráclito que yo les enviaré de parte del Padre, el
Espíritu de la verdad que procede del Padre, Él dará testimonio de mí”.

e. Por ser de carácter divino, el Espíritu Santo, recibe con el Padre y el Hijo la misma
adoración y gloria que el Padre y el Hijo. La adorabilidad del Espíritu, junto con el Padre
y el Hijo, fue proclamada contra los macedonianos (que admitían la divinidad y la
glorificación del Hijo, pero no la del Espíritu Santo). Al afirmar también que el Espíritu
Santo habló por medio de los profetas se afirma que el Espíritu es de origen divino.

f. El Concilio de Constantinopla redactó cánones con el fin de condenar algunos


errores. El más importante de los cánones fue el # 1 que condenó siete distintas
herejías que negaban la divinidad del Espíritu Santo 53.

g. Las decisiones tomadas por el Concilio de Constantinopla tuvieron dos


consecuencias litúrgicas: la primera fue resaltar la importancia de la epiglosis en la
celebración de los sacramentos (especialmente de la Eucaristía) y, la segunda, fue
iniciar la celebración anual de la fiesta del Espíritu Santo (Pentecostés).

h. Se necesitaron muchos años para que en base a la fe definida en el Concilio de


Constantinopla se llegara a afirmar que en Dios hay una única sustancia (ousia) en tres
personas (hipóstasis) diferentes. Esa definición dogmática la hizo el II Concilio de
Constantinopla en el (año 533): “si alguno no confiesa una sola naturaleza o sustancia
del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y una sola virtud y potestad, Trinidad
consustancial, una sola divinidad, adorada en tres hipóstasis o personas; ese tal sea
anatema. Porque uno solo es Dios y Padre, de quien todo; y un solo Señor Jesucristo,
por quien todo; y un solo Espíritu Santo, en quien todo” “Dz 421).

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
53
“No rechazar la fe de los trescientos dieciocho Padres reunidos en Nicea de Bitinia, sino que
permanezca firme y anatematizar toda herejía, y en particular la de los eunomianos o anomeos, la de los
arrianos o eudoxianos, y la de los semiarrianos o pneumatómacos, la de los sabelinos, marcelianos, la
de los fotinianos y la de los apolinaristas” (Dz 150).
77
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
9. El Concilio II de Constantinopla (553).
a. Los expertos consideran que el canon 1 del II Concilio de Constantinopla (“si alguno
no confiesa que el Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen una sola naturaleza o sustancia,
que tienen un poder y autoridad, que no es una Trinidad consustancial, una deidad que
se adoraba en tres subsistencias o personas: sea anatema. Hay un solo Dios y Padre,
de quien proceden todas las cosas, y un solo Señor, Jesucristo, por quien todas las
cosas, y un Espíritu Santo, en quien todas las cosas son”) es una buena síntesis de la
dogmática trinitaria.

b. La primera del canon resume la fe de la Iglesia (con lenguaje filosófico). El texto


afirma la unidad y la distinción de las personas divinas con conceptos metafísicos.
 Cuando se habla de unidad en la trinidad se utilizan los conceptos de naturaleza
(ς), esencia (), potencia (), poder ( consubstancialidad
() y divinidad ().
 Cuando se habla de distinción que existe en el seno de la Trinidad se habla de la
unidad que está en tres subsistencias () y de personas
().
 El concepto griego de persona () tiene un contenido real y hace relación
a las subsistencias que existen diferenciadas en la misma 

c. La segunda parte del canon afirma la unidad y la distinción entre las tres personas
divinas. La unidad se resalta con el empleo del adjetivo numérico ““(uno) que habla
de un solo Dios y la diversidad se expresa con las proposiciones de quien, por quien y
en quien.

d. Se puede decir que cuando el Concilio II de Constantinopla redactó esa fórmula ya


estaba constituido el dogma de la Trinidad.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CAPITULO CUATRO
EL APORTE DE SAN AGUSTÍN Y SANTO TOMAS DE AQUINO EN LA
REFLEXION TEOLÓGICA SOBRE EL MISTERIO DE LA TRINIDAD
1. San Agustín.
A. Introducción.
78
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
a. San Agustín54 hizo aportes muy importantes a la teología de la Trinidad. Su reflexión
fue de gran luminosidad y agudeza. Sus intentos por comprender el misterio de Dios
continúan siendo de gran valor (fueron tan importantes sus reflexiones que Santo
Tomas de Aquino le siguió punto por punto). La importancia que tiene la doctrina
trinitaria de San Agustín es tan grande, que él debería ser llamado "doctor trinitatis" (en
vez de "doctor gratiae"). El libro "De Trinitate" es una obra monumental, casi una
Summa Theologica

b. La influencia que tuvo la doctrina de San Agustín sobre la trinidad no fue solo en la
alta edad media (donde teólogos como San Anselmo y San Buenaventura le siguieron).
Su influencia también se sintió en la gran escolástica. Santo Tomás de Aquino (que
tuvo presupuestos teologicos distintos de los de San Agustín) le siguió punto por punto.

c. Se puede decir que la doctrina de San Agustín fue de gran luminosidad y que su
pensamiento es más moderno y actual que muchas otras síntesis sobre la trinidad. Sus
preguntas son las preguntas que se plantean los teólogos hoy. Los interrogantes que
San Agustín no pudo resolver son cuestiones que todavía hoy no encuentran una
solución definitiva. Sus intentos por comprender la trinidad desde la analogía continúan
motivando nuevas búsquedas.

d. El objetivo de San Agustín al reflexionar sobre la vida divina fue garantizar la verdad
de la salvación. El punto de partida teológico de San Agustín fueron las misiones ad
extra del Hijo y del Espíritu Santo. A partir de allí reflexionó sobre la generación del Hijo
y la expiración del Espíritu Santo.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

54
Nació en Tagaste hacia el año 354 (pocos años después de la celebración del Concilio de Nicea). Su
madre fue Santa Mónica quien fue su primera catequista. Hizo estudios en ciencias clásicas y el contacto
con los filósofos le enfrió la fe que aprendió de su mamá. En el año 373, leyendo a Cicerón tuvo lugar un
primer acercamiento a la fe cristiana según cuenta en el Libro III de las Confesiones, pero diez años
después de su conversión se declaraba escéptico.
b. En Milán (donde se trasladó a trabajar como profesor de retórica) tuvo la oportunidad de escuchar los
sermones de San Ambrosio (sermones que le permitieron resolver sus dudas sobre la naturaleza de Dios
y el origen del mal) y que le permitieron regresar al mundo de la fe.
Se bautizó en la Catedral de Milán en el año 387 y desde esa esa época se dedicó a la meditación de las
cartas de San Pablo, al estudio de los filósofos neoplatónicos y al pastoreo de los fieles de la Iglesia, En
el año 388 abandonó Italia trasladándose definitivamente al norte de África donde vivió hasta su muerte
en el año 430.

79
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
B. De Trinitate.
a. De Trinitate es el libro de San Agustín sobre la Trinidad. Es su obra teológica más
importante. Es el libro (que después de la Summa Theologica) más ha influenciado la
teología católica. De Trinitate es el documento literario más importante que se ha
escrito sobre el misterio de la Trinidad.

b. Ese texto fue escrito en dos momentos: el primero entre los años 399 y 412 y, el
segundo entre los años 420 y 426. La razón por la que esta obra tiene dos momentos
es porque los primeros doce capítulos de la obra fueron robados (y, ese hecho,
desanimó a San Agustín). Cuando los textos fueron recuperados, San Agustín, corrigió
lo que había escrito (cuanto pudo) y completó la obra añadiendo los tres capítulos
finales. Se puede decir entonces que, durante veinticinco años, San Agustín trabajó en
la redacción De Trinitate.

c. Cuando San Agustín escribió esta obra ya se habían celebrado los concilios de
Nicea y Constantinopla, es decir, se admitía la consubstancialidad del Padre, del Hijo y
del Espíritu Santo, pero no estaban resueltos todos los problemas conceptuales. El
interés de San Agustín fue abordar los problemas que se presentaban y lo hizo
afirmando (al mismo tiempo) la unidad de Dios, la igualdad de las personas divinas y la
diferencia que existen entre ellas.

d. De Trinitate es una obra compleja que consta de 15 capítulos. En este texto, San
Agustín, presenta todos los aspectos conocidos acerca de la trinidad. Quien quiera
estudiar el tema de la trinidad en San Agustín tiene que estudiar los quince libros que
componen este escrito. De Trinitate es un libro excepcional. Es equilibrado en el
desarrollo de los temas. Los argumentos están bien repartidos. De Trinitate es uno de
los pocos libros latinos traducidos (en la antigüedad) al griego. Esta obra es de una
riqueza inagotable.

e. La materia De Trinitate se reparte de la siguiente manera:


 Los capítulos 1–4 son una confesión de fe pues hacen un estudio atento de la
enseñanza de la Sagrada Escritura acerca de la unidad e igualdad del Padre, el
Hijo y el Espíritu Santo.
 Los capítulos 5 – 7 son una defensa del dogma de la Trinidad. En estos
capítulos se rechazan las objeciones de los adversarios (principalmente arrianos
y macedonianos). Esta parte es donde San Agustín empieza el tratamiento
especulativo del misterio de la Trinidad pues introduce el tema de las relaciones
intradivinas.
 El capítulo 8 trata del conocimiento místico de Dios.
 Los capítulos 9–14 tienen como tema la búsqueda de la imagen de la Trinidad
en el hombre.
 El capítulo 15 es el compendio de todo el tratado.

80
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
f. El carácter especulativo de la exposición de San Agustín no puede hacer olvidar que
el propósito de esa obra fue dar a conocer el misterio de Dios basándose en la
Escritura y en la tradición de la Iglesia. La teología de San Agustín fue especulativa
(pero tiene como base la historia de la salvación). En Agustín, la especulación teológica
y la exposición del misterio en clave histórico salvífica van de la mano.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. El punto de partida de la teología de San Agustín.


a. El punto de partida de la teología de San Agustín es la doctrina afirmada por los
concilios de Nicea (325) y de Constantinopla (381) acerca de la consustancialidad del
Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Aunque doctrinalmente la fe estaba definida, no
estaban todos los problemas (relacionados con el misterio de Dios) resueltos.

b. San Agustín quiso (por interés propio) ayudar a buscar la solución de algunos
interrogantes teologicos relacionados con la trinidad. Su punto de partida fue la fe de la
Iglesia. Nunca puso en duda ni la unidad de la esencia divina ni la igualdad de las tres
personas divinas. Su propósito fue: “con la ayuda del Señor, nuestro Dios, intentar
contestar, en cuanto pueda, a la cuestión que mis adversarios piden, a saber: que la
Trinidad es un solo, único y verdadero Dios, y cuán rectamente se dice, cree y entiende
que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son de una misma esencia o sustancia” (De
Trinitate 1, 2, 4). Para resolver los problemas, Agustín, tuvo que recurrir a la filosofia.

c. La critica que se hace a San Agustín es sobre el carácter especulativo de su doctrina


teológica. Los comentadores se han preguntado ¿se olvidó (San Agustín) de la
dimensión económica de la trinidad? ¿hizo del misterio salvífico un misterio
especulativo? ¿es tan importante el concepto de sustancia que haya perdido de vista la
actuación de cada persona divina en la historia de la salvación? Durante mucho tiempo
se vio a San Agustín como el causante de que la teología occidental fuera demasiado
filosófica (sin conexión con Jesus de Nazaret). Hoy se reconoce el talante especulativo
de su teología.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
81
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. Cuando Agustín habla de Dios se refiere a la trinidad.


a. Para San Agustín sólo hay un Dios (que es la trinidad). La unidad y la diferencia
entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no hay que demostrarla. Para mostrar la
unidad, la igualdad y la diferencia entre las personas divinas hay necesidad de
interpretar la Escritura.

b. En la Escritura hay expresiones que parecen afirmar que únicamente el Padre tiene
carácter divino y expresiones que parecen contradecir la igualdad (respecto del Padre)
del Hijo y del Espíritu Santo.

c. Para solucionar este problema, San Agustín, propuso dos reglas para leer la
Escritura.
 La primera fue: si Dios es uno hay que afirmar que los textos de la Biblia
(cuando hablan de Dios) hacen referencia a la trinidad.
 La segunda es: a no ser que explícitamente hagan referencia a una u otra
persona, siempre que se habla de Dios hay que referirse a la trinidad.

d. En la Biblia hay expresiones que muestran la superioridad del Padre sobre el Hijo
(Jn 14, 28; 1 Cor 15, 28; Mc 13, 32). La recta comprensión de esos textos indica que
hay que tener en cuenta la doble naturaleza del Hijo. En su naturaleza humana, el Hijo
es inferior al Padre y, en su naturaleza divina, el Hijo, es igual al Padre. Comprendida
esta regla, no inquietarán las aparentes contradicciones que encontramos en las
Escrituras.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

E. Las manifestaciones divinas en el Antiguo Testamento.


a. Dos preguntas se planteó San Agustín:
 ¿Se manifestó el Padre en el Antiguo Testamento? Los gnósticos (Marción) lo
negaban mientras que los judíos decían que si (basándose en el testimonio de
las Escrituras; aunque siempre permaneciera ignoto.

82
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 ¿Se manifestó el Hijo? Los neoplatónicos decían que si porque el Padre es
invisible.

b. Las opiniones católicas variaban en este punto. Para San Ireneo, la revelación que
tuvo lugar en el Antiguo Testamento, la realizó el Padre (siempre) a través del Hijo.

c. La doctrina de San Agustín en este punto fue cauta. Examinó numerosas epifanías
del Antiguo Testamento y entendió que:
 No se puede decir (sin temeridad) cuál de las tres personas se apareció a los
padres y profetas. No se puede determinar, a no ser que el texto lo indique, si
fue el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo quien se apareció.
 En todas las manifestaciones se reveló la trinidad porque la trinidad es el único
Dios existente.
 Si Dios se manifiesta (sin importar si lo hace el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo)
se manifiesta la Trinidad.
 Todas las teofanías del Antiguo Testamento están orientadas a la Encarnación
del Verbo y tienden a la visión beatifica.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

F. La manifestación de Dios en el Nuevo Testamento.


a. Cuando San Agustín habló de la teofanía por excelencia (la manifestación del Padre
por medio de Jesucristo en la encarnación) perdió orden su reflexión teológica. En los
libros IV y XIII de su obra De Trinitate, Agustín, hizo unas reflexiones cristológicas muy
interesantes en la que se encuentran formulaciones muy cercanas a la definición del
concilio de Calcedonia.

b. Su primera reflexión consistió en mostrar la diferencia que existe entre las


manifestaciones del Antiguo Testamento y las del Nuevo Testamento. Las primeras
fueron prefiguraciones de la gran epifanía (la que tuvo lugar cuando el Verbo se hizo
hombre). Agustín entendió que el único de la trinidad que se manifestó fue el Verbo
(encarnacion). El Padre y el Espíritu se dejaron conocer a través de signos pero no se
encarnaron.

c. Las epifanías que se testimonian en el Nuevo Testamento muestran como la trinidad


(que es invisible en su esencia) puede manifestarse libremente a la criatura sensible.
Pero en todas las manifestaciones ad extra, la acción de la Trinidad, fue indivisa. Cada

83
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
una de las tres personas divinas se manifestó personalmente en la historia de la
salvación (así ocurrió cuando el Padre habló -el dia del bautismo de Jesus y en el
momento de la transfiguración-. Así ocurrió cuando el Hijo se encarnó. Así ocurrió
cuando el Espíritu Santo se manifestó el dia de Pentecostés).

d. Pero en todas esas manifestaciones (actuaciones ad extra), la trinidad, actuó


inseparablemente. Todas las acciones de Dios (en el mundo) fueron trinitarias. Las tres
personas actuaron (en su debido momento). Los que se dieron a conocer fueron o el
Padre, o el Hijo o el Espíritu Santo. No actuó la sustancia divina.

e. Las acciones ad extra, le sirvieron a San Agustín, para entender la diferencia que
existe entre el Padre, Hijo y Espíritu en el seno de la trínidad. El fundamento de la
diferencia entre las personas son las procesiones intradivinas. La distinción entre el
Padre y el Hijo se fundamenta en que el Hijo procede del Padre (no el Padre del Hijo) y
en que el Padre y el Hijo expiran el Espíritu Santo.

f. Las acciones ad extra muestran como el envío del Hijo y del Espíritu Santo no
implican inferioridad o desigualdad personal sino procedencia. Decir que el Hijo fue
enviado es reconocer que procede eternamente del Padre. El nacimiento eterno del
Hijo no dice desemejanza (desigualdad). El envío (las misiones ad extra) son el
fundamento teológico de las procesiones y, las procesiones (que son una forma de
explicar el origen de las personas divinas) no implican desigualdad.

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

G. La razón ayuda a comprender el misterio.


a. La doctrina de la Trinidad está en contra de la misma razón pues no tiene sentido
decir que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son Dios y que sean un solo Dios. Eso
contradice la razón. Por eso s necesario aplicar la inteligencia al misterio (para
comprenderlo). Eso fue lo que trató de hacer San Agustín. Para ello utilizó los
elementos filosóficos de su tiempo.

b. Para entender el misterio utilizó conceptos tales como sustancia (esencia), relación y
persona. Su gran aporte en teología trinitaria fue haber precisado el concepto relación
84
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
(concepto que precisó mucho más Santo Tomas). A pesar de las lagunas que se
encuentran en su reflexión, hay que decir que San Agustín puso las bases de la
teología trinitaria posterior (al menos la occidental).

c. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

H. La esencia divina.
a. San Agustín tuvo la convicción de el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son una sola
sustancia. Esencia o (sustancia) se relacionan (indican) existencia. Sustancia (esencia)
era para San Agustín sinónimo de naturaleza (lo que existe). Con la idea de sustancia
se quiere expresar la idea de existencia. Dios es el que es (el que existe).

b. En la trinidad todos comparten la misma esencia divina (“in divinis sunt unum, ubi
non obviat relationis oppositio”). característica más importante del ser de Dios es su
inmutabilidad, infinitud y simplicidad. En Dios no hay accidentes. La sustancia divina la
comparten (en el mismo grado de perfección) el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

c. Frente a la sustancia está el accidente (que es lo que una cosa puede adquirir o
perder por mutación). En Dios no hay accidentes. En Dios nada se dice de manera
accidental.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

I. Lo relativo en Dios.
a. San Agustín dijo que en Dios no hay accidentes (porque en él nada es mutable).
También dijo que no todo lo que se dice de Dios es según la sustancia porque en Dios
todo es relativo. El Padre dice relación al Hijo (y el Hijo relación al Padre). El Padre y el
Hijo son relativos al Espíritu (y viceversa). Las relaciones, en Dios, no son un accidente
sino que hacen parte de su esencia. La relación indica distinción (no aumento o
disminución). Por eso, el Padre, no es más que el Hijo (y el Padre y el Hijo (juntos) no
son más que el Espíritu Santo).

85
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. Al hablar de las relaciones (intratrinitarias) como realidad que pertenece al ser de
Dios (como realidad ontológica intrínseca al ser de Dios), San Agustín, introdujo una
categoría que no se conocía antes en la filosofía: lo relativo no accidental (lo relativo
que se da en la sustancia). Al hablar de la relación como elemento que pertenece a la
sustancia de Dios, San Agustín, inició un tipo de lenguaje (preciso y propio) para hablar
de la trinidad.

c. Según San Agustín, todo lo que se dice en Dios es relativo. Para distinguir a las
personas divinas (San Agustín) aplicó el concepto relación. La substancia divina es
común a las tres personas divinas. Las tres personas divinas no se confunden por las
relaciones intratrinitarias que existen entre ellos. En Dios existe hay una única esencia
divina y, al interior de la trinidad, existen las relaciones intratrinitarias.

d. La esencia divina es única (hay una sola sustancia; sustancia que es numéricamente
idéntica para las tres personas divinas) y las personas del Padre, del Hijo y del Espíritu
Santo se diferencian por las relaciones que se dan entre sí.

e. Las relaciones intratrinitarias significan que:


 El Padre dice relación eterna al Hijo.
 El Hijo dice relación eterna al Padre.
 El Padre es Padre porque engendra al Hijo desde toda la eternidad.
 El Hijo es Hijo porque desde siempre ha sido engendrado por el Padre.
 El Padre y el Hijo comparten la misma esencia divina y, los dos, al mismo tiempo
expiran el Espíritu Santo.

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

J. A la búsqueda de imágenes de la trinidad.


a. San Agustín dedicó 8 de los 15 libros (en los que está dividida la obra De Trinitate) a
la búsqueda de imágenes trinitarias (analogías trinitarias) que le permitieran conocer
(un poco mejor) el misterio de Dios. En ese tema fue un auténtico creador. Las
analogías trinitarias constituyen la contribución más importante de San Agustín a la
teología del misterio de Dios.

86
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. Las analogías trinitarias no fueron más que el esfuerzo que hizo San Agustín por
comprender la fe trinitaria mediante imágenes o semejanzas tomadas de la naturaleza
(y muy especialmente de la psicología humana). El objetivo de esas analogías fue
permitir (al creyente) un conocimiento más cercano del misterio de la trinidad. Las
analogías no fueron un apéndice en su reflexión teológica.

c. El fundamento de las analogías es la Sagrada Escritura. San Agustín, entendió que


la Biblia, se adaptó a la psicología humana y, los autores sagrados, por medio de
palabras y semejanzas intententaron elevar a los hombres a la contemplación del
misterio de Dios. Jesucristo hizo lo mismo. A través de imágenes (parábolas) explicó a
los hombres los misterios del Reino.

d. La pregunta que se hizo San Agustín fue: ¿cómo poder comprender más y mejor el
misterio de Dios? ¿Cómo explicar con palabras el misterio de Dios? La respuesta fue a
través de las analogías. El creyente intuye ese misterio por la fe. Pero a través de
imágenes tiene la posibilidad de conocer mejor el misterio de Dios. Las imágenes no
dan un conocimiento total de la realidad. Lo que aportan las analogías es una tenue
semejanza entre el Dios que se revela y la vida de los hombres. En las analogías la
desemejanza es más grande que la semejanza.

e. San Agustín sabia que las analogías eran solo un recurso pedagógico (recurso que
no tenía la capacidad de expresar totalmente el misterio de Dios). A pesar de eso hizo
el esfuerzo (y desde la contemplación de ciertas realidades humanas) pudo llegar a
tener un atisbo (solo un atisbo) de la realidad divina.

f. Hasta San Agustín se conocía a Dios o por el testimonio de la Escritura (revelación


sobrenatural) o por la creación (revelación natural). Pero, a partir de San Agustín,
existe otra forma de conocer a Dios: el hombre creado a imagen y semejanza de Dios.
Él entendió que el ser humano es un medio para conocer a Dios.

g. A partir de las facultades intelectuales y volitivas del hombre (la capacidad de


conocer y de amar), San Agustín, intentó comprender la realidad trinitaria de Dios. Las
imágenes de la trinidad se encuentran en lo más profundo hombre. San Agustín
encontró imágenes del Dios trinitario en la persona que ama, la persona amada y el
amor (analogía del amor) y en la memoria, la inteligencia y la voluntad (analogía del
conocimiento).

h. Cuando explicó la analogía del amor dijo que cuando una persona ama... existe el
amor. No existe el amor sin amar. Cuando se ama no solamente se ama a alguien (sino
que también se ama al mismo amor). Por eso, se duce que el amor supone un amante,
un amado y el amor.

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

87
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

J. Teólogos posteriores a San Agustín.


a. En las décadas posteriores a San Agustín, el interés por los temas trinitarios fue
menor. Los grandes teólogos de la época (Dionisio Areopagita, San Máximo Confesor,
San Juan
Damasceno, San León Magno, Boecio, San Fulgencio, Casiodoro, San Gregorio
Magno) repitieron los temas que fueron tratados (con autoridad y profundidad) por los
padres capadocios y San Agustín. Una de las razones por las cuales hay poca
producción teológica fue que los ataques a la fe cristiana desaparecieron después del
Edicto de Milán (313 D.C.).

b. El Pseudo-Dionisio55 afirmó que no habia necesidad de indagar con la razón sobre la


naturaleza de Dios porque Dios está más allá de lo que el hombre con su inteligencia
puede averiguar. Por esa razón se llama al Pseudo-Dionisio como el primer gran
exponente de la teología negativa 56. El defendió la trascendencia de Dios. Aunque
55
"El Pseudo-Dionisio es uno de los personajes más enigmáticos en la patrística. No se conoce
exactamente su personalidad ni el tiempo en que vivió. Se sabe que, en el 532, en una discusión
teológica entre monofisitas moderados y Dionisio Areopagita convertido por San Pablo. Estos escritos se
agrupan bajo el título de corpus dionisiaco" Lucas F. Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 284.
56
La teología negativa es el procedimiento de llegar a Dios a base de negar en Él aquellos atributos que
se hallan en las cosas creadas: Dios no es ni el alma, ni inteligencia, ni materia, ni cuerpo. La Sagrada
Escritura da muchos nombres a Dios: dice que Dios es vida, luz, verdad; y esto es así porque Dios,
aunque en sí mismo es inaccesible e inefable, también es la fuente de todo lo que hay, de todo el ser, y
de todo lo que hay en el mundo. Por esta razón, según el Dionisio, se puede afirmar que Dios no tiene
ningún nombre y que los tiene todos; por consiguiente, tiene también los predicados opuestos: es grande
88
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
admitía la posibilidad de tener un cierto conocimiento natural de Dios, afirmó que el
mejor conocimiento de Dios es el místico (que es cuando el hombre vuelve los ojos
hacia su alma, se sumerge en el silencio y se ve envuelto en una luz sobrenatural). Es
allí cuando se hace uno con Dios y puede conocer el misterio de Dios.

c. Boecio (+524) destacó la trascendencia e incomprensibilidad de Dios. Dios está por


encima de todos los predicamentos. El dedicó dos pequeñas obras a la Trinidad
(siguiendo la huella abierta por San Agustín). Dio mucha importancia al tema de las
relaciones porque es a partir de ese concepto teológico como se puede hablar de "tres"
personas en la Trinidad y de "un" solo Dios.

d. San Isidoro de Sevilla (+636) recogió y sintetizó la doctrina de sus antecesores. Fue
un gran enciclopedista. De Dios habló en sus obras "Sentencias" y "Etimologías". Los
temas que trata ordenadamente fueron la existencia de Dios y la inefabilidad,
trascendencia, omnipotencia y bondad del ser divino. También habló de la existencia
del mal. En sus obras no hay ninguna novedad. Hay claridad en la exposición y orden
en la forma de exponer las materias, pero poca innovación teológica.

e. Después de la obra teológica de San Agustín (De Trinitate) los textos más
importantes en teología trinitaria por su autoridad, perfección y claridad del lenguaje
fueron los “símbolos” que aparecieron hacia el Siglo V en distintos lugares de la
cristiandad.

f. El Símbolo de San Dámaso (DS 71) redactado hacia el año 500 insiste en los
siguientes aspectos:
 Dios es único, pero no es solitario.
 La Trinidad de personas no puede concebirse en sentido modalista (como si el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo) fueran expresiones de la sustancia divina.
 Hay que distinguir entre la generación del Verbo y la espiración del Espíritu
Santo.
 Las tres personas divinas son el mismo Dios porque comparten la misma
naturaleza divina pero cada persona tiene su nombre propio (la distinción se da
a nivel de las relaciones).
 Afirma que el Espíritu Santo procede "de Patre et de Filio".

porque supera toda extensión y todo lugar, pero es pequeño porque es inextenso y penetra en todas
partes" " Lucas F. Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 284-285.
89
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
g. El símbolo Quicumque es una detallada exposición trinitaria 57. Ese texto fue
redactado entre el final del siglo IV y el principio del siglo VI refleja la teología de San
Agustín. El problema de ese símbolo es que es muy conceptual y hace una
consideración del misterio de la Trinidad desde la especulación filosófica y no desde la
historia de la salvación.
En ese símbolo se insiste en:
 La necesidad de hablar al mismo tiempo de unidad y de trinidad para de esa
manera evitar el arrianismo.
 La procedencia del Hijo por parte del Padre. El Padre engendra al Hijo.
 El Espíritu Santo es non factus, nec creatus, nec genitus sed precedente.
 Las tres personas divinas son incomunicables (distintas).
 El Padre no es el Hijo. El Hijo no es el Padre. El Espíritu Santo no es ni el Padre
ni el Hijo.

Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

57
“Esta es la fe católica:
 Que veneremos a un solo Dios en la Trinidad Santísima y a la Trinidad en la unidad. Sin
confundir las personas, ni separar la substancia.
 Porque una es la persona del Padre, otra la del Hijo y otra la del Espíritu Santo.
Pero el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son una sola divinidad, les corresponde igual gloria y
majestad eterna. 
 Cuál es el Padre, tal es el Hijo, tal el Espíritu Santo.
Increado el Padre, increado el Hijo, increado el Espíritu Santo.
Inmenso el Padre, inmenso el Hijo, inmenso el Espíritu Santo.
Eterno el Padre, eterno el Hijo, eterno el Espíritu Santo.
Y sin embargo no son tres eternos, sino un solo eterno.
 De la misma manera, no tres increados, ni tres inmensos, sino un increado y un inmenso.
Igualmente, omnipotente el Padre, omnipotente el Hijo, omnipotente el Espíritu Santo.
Y, sin embargo, no tres omnipotentes, sino un omnipotente.
 Del mismo modo, el Padre es Dios, el Hijo es Dios, el Espíritu Santo es Dios.
Y, sin embargo, no son tres dioses, sino un solo Dios.
 Así el Padre es Señor el Hijo es Señor el Espíritu Santo es Señor.
Y, sin embargo, no son tres señores, sino un solo Señor.
Porque, así como la verdad cristiana nos obliga a creer que cada persona es Dios y Señor, la
religión católica nos prohíbe que hablemos de tres dioses o señores.
 El Padre no ha sido hecho por nadie, ni creado, ni engendrado.
El Hijo procede solamente del Padre, no hecho, ni creado, sino engendrado.
El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo, no hecho, ni creado, ni engendrado, sino
procedente.
Por tanto, hay un solo Padre, no tres Padres; un Hijo, no tres Hijos; un Espíritu Santo, no tres
Espíritus Santos.
 Y en esta Trinidad nada hay anterior o posterior, nada mayor o menor: pues las tres personas
son coeternas e iguales entre sí. De tal manera que, como ya se ha dicho antes, hemos de
venerar la unidad en la Trinidad y la Trinidad en la unidad.
Por tanto, quien quiera salvarse es necesario que crea estas cosas sobre la Trinidad. Pero para
alcanzar la salvación eterna es preciso también creer firmemente en la Encarnación de Nuestro
Señor Jesucristo…”
90
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. Santo Tomas de Aquino.


A. Introducción.
a. Santo Tomas58 hizo una gran reflexión teológica sobre el misterio de la Trinidad que
se caracteriza por acoger la tradición teológica de la Iglesia e innovar en sus
reflexiones (gracias al aporte de los filósofos griegos). Sus escritos más importantes
fueron: a) la Summa Theologica, b) la Summa contra Gentiles y, c) Scriptum super
libros Sententiarum.

b. Las fuentes de su pensamiento fueron la Sagrada Escritura, la tradición de la Iglesia,


los escritos de los padres de la Iglesia (Agustín, Anselmo, Boecio, Pedro Lombardo,
Orígenes, Atanasio) y los clásicos de la filosofía griega.

c. El propósito de su obra fue aclarar los errores de los herejes y exponer la fe cristiana
sin ambages.

d. Sobre el tema de la Trinidad, Santo Tomas, escribió sistemáticamente en la Suma


Teológica. Desarrolló tres temas fundamentalmente:
 Las procesiones en Dios (las cuales describió como procesos espirituales (no
materiales) que se dan al interior de Dios.
 Las relaciones entre las personas divinas permiten afirmar la diferencia que
existen entre las tres personas divinas.
 Lo específico de cada una de las personas divinas.

e. En la reflexión teológica de Santo Tomas, la fe y la razón, trabajaron armónicamente.


Para él era una tragedia separar estas dos formas de conocimiento pues estaba
convencido que ni la fe ni la razón se bastan por si mismas para conocer a Dios. En la
reflexión teológica sobre Dios no se pueden separar la fe y la razón.

f. Santo Tomas estaba convencido de que la razón era capaz de encontrar razones
para demostrar la existencia de Dios (su ser y sus perfecciones). El conocimiento
racional de Dios es un conocimiento que se caracteriza por la negación de los límites
que se dan en las criaturas. El conocimiento racional de Dios es parcial, aunque propio
y verdadero. En la Suma Teológica, Santo Tomas, ofreció pruebas de la existencia de

58
Nació hacia el año 1224 en Roccasseca. Su vida estuvo dedicada al estudio, la predicación de la
Palabra de Dios y la enseñanza. Estudió en las Universidades de Nápoles, Paris y Colonia. Fue alumno
de San Alberto Magno. En el año 1244 entró en la Orden de Predicadores ordenándose sacerdote en el
año 1250. Todo su ministerio lo dedicó a la enseñanza. Fue profesor en las universidades de Paris,
Nápoles, Orvieto y Roma. Murió el 7 de marzo de 1274 (sin haber cumplido 50 años) cuando se dirigía al
Concilio de Lyon.
91
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Dios porque tenía la firme convicción de que no se puede afirmar "a priori" la existencia
de Dios. Las pruebas de la existencia de Dios tienen un orden lógico.

g. A través de la revelación, Dios, se da a conocer a sí mismo. Hay aspectos del


misterio de Dios que solo se conocen a través de la fe. El hombre a través de la luz de
la razón no puede conocer la Trinidad de las personas divinas. El conocimiento de la
trinidad de Dios es posible porque Dios se ha revelado a sí mismo.

h. La reflexión que Santo Tomas hace acerca del misterio de la Trinidad tiene como
fundamento la revelación que trata de comprender lógicamente. En la realidad creada
encuentra estructuras metafísicas del ser que le ayudan a comprender lo que Dios ha
revelado.

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Las procesiones inmanentes.


a. Uno de los mayores aportes de Santo Tomas fue la reflexión sobre las procesiones
divinas. A partir de ellas comprendió la naturaleza divina del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo. El Hijo y el Espíritu Santo son divinos porque el Padre les donó (dio;
regaló) la naturaleza divina.

b. Las características más importantes de las procesiones divinas son:


 Su carácter inmanente (se dan en Dios; dentro de Dios).
 Su inmaterialidad y eternidad.
 Su perfección.
 Las procesiones no implican ninguna clase de imperfección en Dios porque no
implican movimiento.
 Las procesiones son reales no nominales.

c. En la Trinidad el único que no procede es el Padre.


 El Hijo procede del Padre.
 El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.
 La procedencia del Hijo por parte del Padre se denomina generación.
 La procedencia del Espíritu Santo por parte del Padre y del Hijo no se llama
generación sino expiración.

92
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. Para comprender las procesiones divinas, Santo Tomas, utilizó analogías. En las
criaturas intelectuales se dan realidades espirituales (el conocimiento y el amor) que
sirven para comprender las procesiones inmanentes que se dan en Dios. Santo Tomas
explicó de la siguiente forma la generación del Verbo:
“La generación significa el origen de un ser vivo que proviene de un principio viviente con el
cual está unido... Así pues, la procesión del Verbo en Dios tiene razón de generación,
porque se hace por operación intelectual, que es operación vital; y proviene de un principio
que le está unido, conforme hemos dicho; y se encuentra en ella la razón de semejanza,
porque la concepción del entendimiento es una semejanza de lo conocido; y por fin, es de la
misma naturaleza, porque en Dios ser y entender son una sola cosa". (S.Th. I, q. 27.a 1.)

e. Se puede decir (analógicamente) que en Dios sucede lo mismo que sucede en el


hombre. Cuando una persona conoce un tema, en la persona que conoce, surge
(dentro de él) una imagen de lo conocido (un verbo mental; una idea de lo que conoce).
Algo semejante ocurre en Dios porque:
 Cuando Dios se conoce a si mismo genera (causa, produce, origina, ocasiona,
crea, da a luz) una imagen perfecta de lo que conoce. Dios se conoce a sí
mismo y genera el Verbo (el Hijo).
 El Padre conocimiento que el Padre tuvo fue desde toda la eternidad.
 El Verbo (Hijo) procede del Padre de manera espiritual porque fue concebido
(en toda su perfección) por el Padre desde toda la eternidad.
 El Hijo no es distinto del Padre por la naturaleza sino por la relación que tiene
con el Padre.

f. La segunda procesión es la del Espíritu Santo. Esa procesión no fue por modo de
generación, sino por modo de expiración. Santo Tomas la explica utilizando la analogía
del amor:
“Por la acción de la inteligencia se produce el Verbo y por la operación de la voluntad hay
también en nosotros otra procesión, que es la procesión del amor, por la cual el amado está
en el que lo ama, como por la concepción del Verbo la cosa dicha o entendida está en el
que lo entiende" (S.Th. I, q. 27.a 3).

g. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. Las relaciones divinas.


a. El tema de las procesiones divinas es importante para afirmar la igualdad entre el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Para comprender la distinción que existe entre ellos
es necesario utilizar la categoría filosófica relación. En la trinidad inmanente, las
personas divinas se distinguen, aunque compartan la misma naturaleza. Es importante
93
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
afirmar que se distinguen porque si no se afirma la distinción con claridad se puede
llegar a afirmar la herejía modalista.

b. Afirmar la distinción entre las personas divinas no significa afirmar la existencia de


desigualdades en Dios porque las relaciones que se dan en la trinidad no modifican la
sustancia divina. Las relaciones divinas hacen que se "opongan" las personas divinas y
por lo tanto no se confundan.

c. Las relaciones intradivinas (oposiciones en la trinidad Ad Intra) permite afirmar la


existencia del Padre que es "distinto" (opuesto) al Hijo; del Hijo que es "distinto"
(opuesto) al Padre y el Espíritu Santo que en su existencia intradivina es "opuesto"
(distinto) al Padre y al Hijo. Ese principio teológico fue asumido por el concilio de
Florencia cuando afirmó: in Deo omnia sunt unum et idem, ubi non obviat relationis
oppositio.

d. En la trinidad existen tres personas distintas y entre ellas se dan relaciones


opuestas. En Dios el concepto persona está conectado con el de relación. El Padre, el
Hijo y el Espíritu Santo no se confunden (en la trinidad ad intra) entre sí porque se
relacionan. En Dios, las tres personas divinas comparten la misma sustancia divina
pero no se confunden porque el Padre se "relaciona" con el Hijo y, a través del Hijo, se
"relaciona" con el Espíritu Santo.

e. La esencia de Dios es única pero las relaciones que se dan entre las tres personas
divinas son cuatro:
 Paternidad.
 Filiación.
 Expiración activa.
 Expiración pasiva.

f. Según el pensamiento de Santo Tomas:


 El Padre no procede de ninguna otra persona.
 Él es quien engendra al Hijo.
 El Hijo procede del Padre y expira (junto al Padre) al Espíritu Santo.
 El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (por espiración activa).
 Del Espíritu Santo no procede ninguna otra persona divina.

g. La distinción entre las personas divinas permite conocer algunas características de


ellas.
 El Padre es "ingenito", "no engendrado", "principio sin principio" e "inaccesible".
 El Padre no procede de ninguna persona (por el contrario, es la fuente de las
otras tres personas divinas).
 El Hijo es el "Verbo" de Dios y la "imagen" del Padre.
 El Hijo procede del Padre y es el revelador del Padre (Logos).
 El Espíritu Santo es la concretización del “amor" que existe entre el Padre y el
Hijo.
94
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El Espíritu es el "don" del Padre a la humanidad y, se da a la humanidad, a
través del Hijo.
 El Espíritu procede del Padre y del Hijo y de El no procede ninguna otra persona
divina.

h. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

D. Conclusión.
a. Con Santo Tomas, el tratado sobre la Trinidad alcanzó una perfección teórica muy
grande porque fue capaz de estructurar (en un orden claro, preciso y riguroso) los
datos de la Escritura y de la tradición de la Iglesia. Con él, el tratado De Trinitate,
alcanzó la máxima estructuración intelectual posible. Por eso su obra teológica es
punto de referencia universal y su influjo es incuestionable.

b. La reflexión metafísica de Santo Tomas no implicó olvidar los datos de la Escritura y


de la patrística. Estructuró el tratado sobre Dios Uno y Trino a partir de su percepción
de la obra de Dios en la historia de la salvación. El objetivo de su reflexión trinitaria fue
explicar la fe de la Iglesia. Santo

c. Los grandes aportes en teología trinitaria fueron:


 Afirmar que el Verbo procede del Padre secundum intellectum. El Hijo procede
del Padre como "Verbo" interior (como expresión de su esencia, de su
naturaleza espiritual infinita). El Padre engendra continuamente al Hijo con un
acto intelectual semejante al de los seres espirituales que en el proceso de
conocer conciben el verbo mental.
 Afirmar que las personas divinas no se constituyen y distinguen por las notas
que les son propias sino por sus relaciones de origen. Esto le permitió establecer
mejor la igualdad de las personas divinas y, sobre todo, mostrar como los dos
términos de la relación de oposición se caracterizan mutuamente.

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

95
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
CAPITULO QUINTO
EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA SOBRE LA TRINIDAD
(EN LOS CONCILIOS DEL II MILENIO DE LA ERA CRISTIANA).

1. El Concilio IV de Letrán (1215).


a. Ese concilio fue el más importante de los concilios que se celebraron durante la
Edad media en la Iglesia latina. La finalidad de ese sínodo fue (según los deseos del
Papa Inocencio III) Fue importante porque redactó una profesión de fe (Dz 800) en la
que se enunció la fe de la Iglesia acerca del bautismo, la penitencia, el sacerdocio y el
matrimonio.

b. También se condenaron los errores de Joaquín de Fiores 59 quien concebía la unidad


de las tres personas divinas “como una unidad en la especie”, es decir, como en la que
se da en los individuos de una misma raza. Las personas humanas son numéricamente
distintos, pero coinciden por pertenecer al mismo grupo. El afirmaba la unidad de Dios
pero esta no era ni verdadera ni propia sino colectiva y analógica.

c. Por eso el Concilio dijo: "firmemente creemos y simplemente confesamos, que uno
solo es el verdadero Dios, eterno, inmenso e inconmutable, incomprensible,
omnipotente e inefable, Padre, Hijo y Espíritu Santo: tres personas ciertamente, pero
una sola esencia, sustancia o naturaleza absolutamente simple. El Padre no viene de
nadie, el Hijo del Padre solo, y el Espíritu Santo a la vez de uno y de otro, sin
comienzo, siempre y sin fin. El Padre que engendra, el Hijo que nace y el Espíritu
Santo que procede: consustanciales, co-iguales, co-omnipotentes y co-eternos; un solo
principio de todas las cosas" (Dz 800).

d. El Concilio IV de Letrán (además de condenar a Joaquín de Fiores y adherir a las


doctrinas de Pedro Lombardo 60), hizo una explicación teológica de la unidad de la
Trinidad61 en la que se afirmaron tres cosas:

59
Nació en el año 1135 en Calabria. Fue eremita de la orden cisterciense. Fue un monje de origen
humilde que se convirtió en un experto escritor de temas filosóficos y teológicos. En 1157 (tuvo una
experiencia mística en el Monte Tabor) de la que obtuvo el don de la exégesis. En 1159 ingresó a la
orden cisterciense. Con sus discípulos, fundó una comunidad monástica en 1196 (con aprobación del
Papa Celestino III). Fue un buen abad. Se distinguió por sus profecías (fundadas en la exégesis bíblica)
en las que hablaba de tres etapas en la historia de la humanidad (una por cada persona de la Trinidad)
60
"Condenamos, pues, y reprobamos el opúsculo o tratado que el abad Joaquín ha publicado contra el
maestro Pedro Lombardo, sobre la unidad o esencia de la Trinidad, llamándole hereje y loco, por haber
dicho en sus sentencias..." DS 803.
61
"Nosotros, empero, con aprobación del sagrado Concilio, creemos y confesamos con Pedro Lombardo
que hay cierta realidad suprema, incomprensible ciertamente e inefable, que es verdaderamente Padre e
Hijo y Espíritu Santo; las tres personas juntamente y particularmente cualquiera de ellas y por eso en
Dios sólo hay Trinidad y no cuaternidad, porque cualquiera de las tres personas es aquella realidad, es
decir, la sustancia, esencia o naturaleza divina; y ésta sola es principio de todo el universo, y fuera de
este principio ningún otro puede hallarse. Y aquel ser ni engendra, ni es engendrado, ni procede; sino
que el Padre es el que engendra; el Hijo, el que es engendrado, y el Espíritu Santo, el que procede, de
modo que las distinciones están en las personas y la unidad en la naturaleza" (DS 803).
96
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 La identidad que existe entre la esencia divina y la persona de Padre como
engendrante del Hijo; de la persona del Hijo como engendrado del Padre y de la
persona del Espíritu Santo en cuanto procede de los dos.
 La imposibilidad de que haya "cuaternidad" en Dios puesto que la esencia divina
no se puede entender como algo que existe separadamente de las personas
divinas.
 La consubstancialidad de las personas significa la unidad de la sustancia divina.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. El Concilio II de Lyon (1274).


a. El segundo concilio de Lyon se celebró en la catedral de Lyon (Francia) entre el 7 de
mayo y el 17 de julio de 1274. Fue convocado en 1272 por el Papa Gregorio X y
participaron en ese sínodo un gran número de obispos (aunque el numero de
participantes no superó en números al Concilio de Letrán). Durante la celebración del
Concilio se trataron dos temas: a) la unión de los católicos con la Iglesia ortodoxa y, b)
la forma de elegir al Papa.

b. El concilio se desarrolló en seis sesiones. Entre los participantes más destacados


estaban San Buenaventura (quien falleció durante la celebración del Concilio),
miembros de la Iglesia ortodoxa y representantes de los reyes de Alemania, Inglaterra,
Escocia, Francia y Sicilia. Santo Tomás de Aquino fue invitado a participar en el
concilio (pero no pudo participar porque falleció mientras se preparaba para asistir).

c. En teología trinitaria el aspecto más importante de los documentos del concilio fue la
afirmación de la procesión del Espíritu Santo en su doble vertiente: a) del Padre y, b)
del Hijo:
"Confesamos con fiel y devota profesión que el Espíritu Santo procede eternamente del
Padre y del Hijo, no como de dos principios, sino como de un solo principio; no por dos
aspiraciones, sino por única aspiración.... Mas, como algunos, por ignorancia de la
anterior irrefragable verdad, han caído en errores varios, nosotros, queriendo cerrar el
camino a tales errores, con aprobación del sagrado Concilio, condenamos y reprobamos
a los que osaren negar que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo,
o también con temerario atrevimiento afirmar que el Espíritu Santo procede del Padre y
del Hijo como de dos principios y no como de uno" (DS 850).

d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
97
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
3. El Concilio de Florencia (1439 - 1445).
a. En el concilio de Florencia se aprobaron diversos decretos de unión con los
cristianos de oriente. En los documentos del concilio se habla de la procedencia del
Espíritu Santo del Padre y del Hijo como de un solo principio 62. El Espíritu Santo
procede del Padre y del Hijo por una única espiración. El Espíritu recibe del Padre y del
Hijo su realidad esencial y personal.

b. El Concilio afirmó que las formulas "ex Patre Filioque" y "a Patre per Filium" referidas
al origen del Espíritu Santo tienen igual valor dogmático. Manifestó que la fórmula que
utiliza la expresión “filioque” referida al origen del Espíritu Santo es válida y sirve para
afirmar categóricamente la divinidad del Hijo.

c. En la bula de unión con los Jacobitas se hizo una exposición somera del misterio de
la Trinidad insistiendo en la unidad de las tres personas divinas. Las personas son
distintas por su origen, pero se diferencian por su relación 63.

d. Entre el Concilio de Florencia y el Concilio Vaticano II, el Magisterio de la Iglesia,


intervino pocas veces en materias relacionadas con la Trinidad porque hubo pocos
errores en esta materia. La razón del silencio fueron los aportes de San Agustín y
Santo Tomas de Aquino (quienes produjeron síntesis de muy alta calidad teológica).

e. d. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
62
"En el nombre de la Santa Trinidad, del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, con aprobación de este
Concilio universal de Florencia, definimos que por todos los cristianos sea creída y recibida esta verdad
de fe y así todos profesen que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo, y del Padre
juntamente y el Hijo tiene su esencia y su ser subsistente, y de uno y otro procede eternamente como de
un solo principio, y por única espiración; a par que declaramos que lo que los santos Doctores y Padres
dicen que el Espíritu Santo procede del Padre por el Hijo, tiende a esta inteligencia, para significar por
ello que también el Hijo es, según los griegos, causa y, según los latinos; principio de la subsistencia del
Espíritu Santo, como también el Padre. Y puesto que todo lo que es del Padre, el Padre mismo se lo dio
a su Hijo unigénito al engendrarle, fuera de ser Padre, el mismo preceder el Hijo al Espíritu Santo, lo
tiene el mismo Hijo eternamente también del mismo Padre, de quien es también eternamente
engendrado. Definimos además que la adición de las palabras Filioque (=y del Hijo), fue lícita y
razonablemente puesta en el Símbolo, en gracia de declarar la verdad y por necesidad entonces
urgente" DS 1300.
63
"Por razón de esta unidad, el Padre está todo en el Hijo, todo en el Espíritu Santo; el Hijo está todo en
el Padre, todo en el Espíritu Santo; el Espíritu Santo está todo en el Padre, todo en el Hijo. Ninguno
precede a otro en eternidad, o le excede en grandeza, o le sobrepuja en potestad. Eterno, en efecto, y
sin comienzo es que el Hijo exista del Padre; y eterno y sin comienzo es que el Espíritu Santo proceda
del Padre y del Hijo. El Padre, cuanto eso tiene, no lo tiene de otro, sino de sí mismo; y es principio sin
principio. El Hijo, cuanto eso tiene, lo tiene del, Padre, y es principio de principio. El Espíritu Santo,
cuanto eso tiene, lo tiene juntamente del Padre y del Hijo. Mas el Padre y el Hijo no son dos principios
del Espíritu Santo, sino un solo principio: Como el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo no son tres
principios de la creación, sino un solo principio". DS 1331.
98
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................

4. El Concilio Vaticano II (1962 - 1965).


a. Ningún Concilio en la historia de la Iglesia se ocupó de presentar la fe en Dios como
lo hizo el Concilio Vaticano II. La orientación del Concilio fue novedosa porque cuando
se celebró no había grandes problemas relacionados con la teología trinitaria. El mayor
aporte de la teología trinitaria del concilio Vaticano II fue relacionar el misterio de Dios
con la historia de la salvación.

b. Los padres conciliares hicieron una presentación económica del misterio de la


Trinidad. Las tres personas divinas fueron constantemente evocadas según su "orden"
y su "acción" en la historia de la salvación.
c. El concilio Vaticano II fue un concilio pastoral. Los documentos no hablan de la
trinidad de manera dogmática sino en relación con distintos aspectos de la vida
cristiana. Uno y trino es la fuente de la que surge y se desarrolla la vida de la Iglesia.
Con esta orientación, el concilio, se conectó con la más pura tradición bíblica y
patrística (sobre todo oriental) que ha contemplado el actuar trinitario "ad extra". El
Vaticano II, en otras palabras, sacó la Trinidad de su "aislamiento" al que lo habían
relegado los teólogos y pastores durante siglos- Acercó el misterio divino al hombre
contemporáneo.

d. El Vaticano II:
 No dijo quién es el Padre en sí mismo, más bien puso de relieve, la relación
“paternal” que establece con la humanidad.
 No habló de la constitución ontológica de Cristo, pero lo confesó como luz de las
gentes.
 No se detuvo a hablar del origen del Espíritu Santo, sino que mostró cual es el
aporte del Paráclito en la vida del hombre y de la Iglesia.

e. El Concilio tuvo especial cuidado y delicadeza en distinguir las personas trinitarias


por la manera de actuar. Al Padre se le asigna la creación. Él es quien ha llamado a la
humanidad a participar de la vida divina. Él fue quien envió a su Hijo para salvar el
mundo. El Hijo es presentado como el redentor de la humanidad y el revelador del plan
salvífico del Padre. El Espíritu Santo es el don del Padre para la humanidad (a través
de su Hijo Resucitado). Él es quien hace participes a los hombres del don de la
salvación y quien anima la vida de la Iglesia. El Espíritu es el artífice de la unidad de la
Iglesia. El distribuye dones y ministerios en la Iglesia. El por medio de ministros
gobierna la Iglesia.

f. El fundamento de la doctrina trinitaria del Concilio Vaticano II fue la Sagrada Escritura


(no la filosofía tomista). Por eso los documentos del Vaticano II tienen un sabor distinto
a los documentos de otros concilios. En los documentos de Vaticano II no hay ninguna
conceptualización del misterio de la Trinidad.

99
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
g. El Dios que muestra el Vaticano II es el Dios que se acerca al hombre, camina codo
a codo con él y, en el máximo grado de su cercanía, envía a su propio Hijo al mundo
para salvarlo. Es el Dios que regala su Espíritu para santificar (renovar) al hombre y
guiar a la Iglesia.

h. El Vaticano II no presentó a la Santísima Trinidad como un misterio nebuloso, lejano


y sin incidencia real en la vida humana sino como una "presencia" cercana al hombre.
Dios es la fuente de la que surge la vida y la salvación. Dios habita en la Iglesia y en
cada uno de los hombres. "Padre", "Hijo" y "Espíritu Santo" no son tres nombres
huecos y vacíos de contenido sino (como lo ponen de relieve la Escritura, los símbolos
de la Fe y los Concilios) tres personas divinas en las que se despliega Dios como
comunidad de amor.

i. La orientación pastoral del Concilio significó que temas importantes en teología


trinitaria tales como esencia, sustancia, atributos divinos, procesiones y relaciones
intratrinitarias no se trataron durante los debates conciliares.

j. El Concilio mostró el rostro amoroso de Dios que se revela a los hombres en


Jesucristo y que regala el Espíritu para establecer con los hombres relaciones de
amistad64. No todos los Padres, sin embargo, estuvieron de acuerdo con esta forma
pastoral de presentar el misterio de Dios65.

k. La lectura de los documentos conciliares pueden ayudarnos a sacar algunas


conclusiones sobre el papel de la doctrina trinitaria en el Concilio:
 La doctrina acerca de la trinidad dejó de ser un tratado de teología para
constituirse en el eje central de la vida y del dinamismo eclesial.
 La Iglesia se contempla como surgiendo del amor trinitario, amor del Padre por
el Hijo en el Espíritu Santo.
 El misterio de Dios trino se presenta en perspectiva salvífica. Dios no es objeto
de especulación. Dios trino es la fuente de la salvación.
 En la presentación del Misterio de Dios la Escritura ocupa un lugar fundamental.
 En los documentos del Concilio no hay fórmulas trinitarias ontológicas.

l. Concilio no discutió aspectos particulares de la doctrina trinitaria. No definió temas de


tipo dogmático abiertos (por ejemplo, en relación con el "filioque").

m. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
64
"Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a Sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad,
mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el
Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina. En consecuencia, por esta revelación, Dios
invisible habla a los hombres como amigos, movido por su gran amor y mora con ellos, para invitarlos a
la comunicación consigo y recibirlos en su compañía" (D. V. 2). 
65
"Desean algunos Padres que se haga una distinción más nítida entre aquello que, en las divinas
personas, es propio o apropiado... No parece necesario entrar en más explicaciones sobre la Santísima
Trinidad…"
100
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CAPITULO SEIS
REFLEXION TEOLOGICA SOBRE EL MISTERIO DE DIOS
1. El porque del fracaso de la teología tradicional sobre la trinidad.
a. Uno de los mayores problemas en la reflexión teológica sobre Dios ha sido el
aislamiento que el estudio del misterio de la trinidad ha tenido respecto a otros tratados
de la teología (por ejemplo, cristología, eclesiología, gracia, antropología, sacramentos,
escatología, etc.) esto debido a que en el estudio del tratado de trinidad se ha dado
más importancia a la metafísica que a la Sagrada Escritura.

b. Cuando en la reflexión teológica sobre la trinidad no se tienen en cuenta otros


aspectos de la vida cristiana, el misterio de Dios, empieza a significar muy poco para
los creyentes. La peor forma de estudiar el misterio de Dios es tratando de comprender
la trinidad de manera racional (prescindiendo de la Escritura). La consecuencia de lo
dicho es que, aunque se cree en la trinidad, esa realidad fundamental para la fe no dice
mucho a los creyentes.

c. Para que la teología sobre Dios tenga significado es importante (que cualquier
reflexión sobre la trinidad) tiene que estar precedida de una rica reflexión sobre los
datos que ofrece la Sagrada Escritura. Para San Agustín, fue muy importante entender
que en las misiones trinitarias ad extra está el fundamento de la reflexión teológica. La
trinidad que se manifiesta en la historia de la salvación es la misma trinidad sobre la
que se reflexiona. Eso fue lo que dijo Karl Rahner cuando formuló el principio telogico
fundamental: “la trinidad económica es la trinidad inmanente”.

d. En teología trinitaria, las cuestiones especulativas (procesiones, relaciones,


analogías, etc.) tienen que aparecen después de haber considerado la obra del Hijo y
del Espíritu Santo en la historia de la salvación. La forma clásica de estudiar la trinidad
(primero reflexionando sobre la naturaleza de Dios; lo que es común a las tres
personas divinas y después reflexionando sobre lo especifico de cada una de las
101
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
personas divinas) tiene que modificarse. En la reflexión hay que dar más importancia a
Escritura que a la metafísica de Aristóteles y Santo Tomas.

e. Cualquier intento de racionalizar el misterio de la trinidad es un disparate y está


condenado al fracaso. El misterio de la trinidad es un misterio que se acoge en la fe. El
reconocimiento de las personas divinas se hace en la liturgia y se testimonia con una
vida cristiana ejemplar (santidad).

f. Lo que la inteligencia humana puede entender es el contenido de la revelación y de la


tradición de la Iglesia (especialmente las declaraciones del Magisterio) para explicarlas.
Lo que se diga sobre Dios es poco y pobre. En sus explicaciones, el teólogo, tiene que
utilizar analogías.

g. La forma que han encontrado los teólogos para superar el aislamiento que existe
entre la teología trinitaria y la vida cristiana ha sido la de presentar la trinidad como la
fuente de la salvación.

i. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

2. Analogías trinitarias.
a. Ninguna explicación filosófica o teológica puede demostrar la coherencia y
racionabilidad del discurso sobre Dios trinidad. Dios (aunque se haya revelado y se
puedan percibir huellas de su presencia en la historia) es trascendente, arcano y
misterioso.

b. La mejor forma para acceder al conocimiento de Dios es a través del uso de


analogías (que tienen la ventaja de insinuar algo del misterio de Dios, pero nunca de
revelarlo absolutamente). El fundamento de la analogía es el hecho de que entre Dios
(ser personal) y el hombre (ser personal) existen ciertas semejanzas.

c. Para San Agustín (quien fue maestro en este tema), en toda semejanza hay
desemejanza. Por eso después de haber trabajado tanto en la búsqueda de
semejanzas, en el libro XV (de) De Trinitate, mostró la insuficiencia de las imágenes
que utilizó porque comprendió que son muchas más las desemejanzas que existen
entre Dios y el hombre que las semejanzas que se dan entre ellos.

d. San Agustín encontró vestigios de la Trinidad en la mente y en la voluntad humana,


es decir, en las facultades intelectuales (memoria, inteligencia y voluntad) y volitivas del
102
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
hombre (en el amor)66. Se puede decir que san Agustín desarrolló una intuición de
Gregorio de Niza quien decía: "si quieres conocer a Dios conócete antes a ti mismo.
Por la consideración de tu ser, por lo que hay dentro de ti, conocerás a Dios. Entra
dentro de ti, mira en tu alma como en un espejo, descifra su estructura y te verás a ti
mismo como imagen y semejanza de Dios".

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

3. Esquemas trinitarios griego y latino.


a. Los Padres griegos y latinos explicaron el misterio de la Trinidad desde dos
perspectivas distintas. El punto de partida de los padres griegos y latinos fue la
Sagrada Escritura, las prácticas litúrgicas y las declaraciones del Magisterio de la
Iglesia, pero la forma de acceder al misterio fue distinta.

b. Los Padres griegos partieron de la pluralidad de personas divinas (de su acción ad


extra en la historia de la salvación) para después considerar la unidad de la naturaleza
divina. Ellos, presionados por la herejía modalista, tuvieron necesidad de afirmar la
realidad hipostática de cada una de las personas divinas para luego afirmar la
existencia de una sustancia común entre las tres.

c. Los Padres latinos partieron de la unidad de la naturaleza divina para luego explicar
la pluralidad de las personas. Ese fue el esquema teológico de San Agustín en De
Trinitate y del tratado de Dios uno et trino de Santo Tomas.

d. Esas dos perspectivas teológicas expresan dos formas diferentes de hacer teología
(con sus ventajas y sus dificultades) y no pueden considerarse como incompatibles
sino como complementarias.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

4. Términos importantes en teología trinitaria.


a. Una de las mayores dificultades en la explicación del dogma de la trinidad ha sido la
utilización de un lenguaje no bíblico (filosófico) en la presentación del misterio de Dios.

El fundamento de la analogía es el amor a si mismo (no el amor intersubjetivo) porque en ese amor el
66

amante coincide con el amado.


103
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Esa dificultad nació en la época en la que se celebró el concilio de Nicea pues para
afirmar la divinidad del Hijo (y su igual condición en relación con el Padre) hubo
necesidad de utilizar el concepto “consubstancial" (de la misma naturaleza que el
Padre). Esa afirmación significó poner en un segundo lugar el lenguaje bíblico.

b. Un problema que tiene la teología contemporánea es que los términos utilizados en


la tradición teológica trinitaria han perdido importancia en el lenguaje pastoral y
catequético y no se han encontrado términos semejantes que sean significativos para
el hombre de hoy. Por eso es fundamental conocer el significado de la terminología
tradicional para poder tener una correcta comprensión del misterio de Dios uno y
trino67.

c. Los conceptos más utilizados en teología trinitaria fueron: a) esencia (que tiene como
sinónimos a naturaleza y substancia), b) hipostasis (sinónimo de persona), c) procesión
(que tiene relación con el origen de las personas divinas) y, d) relación subsistente (que
tiene que ver con la diferencia que se da entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo al
interior de la trinidad económica).

d. Esencia, naturaleza y substancia fueron conceptos utilizados para designar todo lo


que es común a las tres personas divinas (todo lo que se debe decir de Dios en
singular). Porque hay una sola subsistencia se afirma que Dios es “uno”. En Dios no
hay tres subsistencias sino “una” sola subsistencia (un solo ser; una sola Trinidad). Se
dice que Dios es un ser "subsistente" (una subsistencia absoluta).

e. Hipostasis y persona son conceptos sinónimos. Esos conceptos fueron utilizados


para designar las realidades que se dicen de Dios en plural. En la trinidad, las
hipostasis (personas divinas), son tres. Cuando se habla de hipostasis se hace
referencia a la persona del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Cada persona
(hipostasis) es distinta de las demás personas, aunque comparta con ellas la misma
naturaleza (ousia).

f. Con el concepto procesión se expresa el origen, que tienen en el Padre, el Hijo y el


Espíritu Santo. El Hijo y el Espíritu proceden (tienen su origen) en el Padre. Aunque
haya procesiones eternas, la única esencia divina no se divide. Las procesiones en la
trinidad son perfectas, inmanentes, espirituales y no implican ningún tipo de cambio en
la esencia de Dios.

g. En Dios hay dos procesiones inmanentes: a) la del Hijo que procede del Padre
mediante generación eterna y, b) la del Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo
mediante expiración eterna.

67
"Estos vocablos han de aplicarse a Dios en forma analógica, cual corresponde a la semejanza-
desemejanza que existe entre Dios y el ser creado" Lucas F. Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 512.
104
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
h. Las procesiones son dos: paternidad y expiración. La paternidad significa que el
Padre entrega su propia sustancia al Hijo (y se la entrega sin ninguna escisión; se la
entrega totalmente). Por eso, el Hijo, es consubstancial al Padre. La expiración significa
que el Padre y el Hijo entregan todo su ser al Espíritu Santo. El único que es sin origen
en la trinidad es el Padre. Él es por naturaleza principio sin principio.

i. El concepto relación es importante porque sirve para mostrar la diferencia que existe
entre las tres personas divinas. Nosotros decimos que hay un solo Dios que existe en
tres personas (subsistencias) referidas (relativas) entre sí. Las tres personas divinas se
distinguen entre sí por las relaciones de oposición que existen entre ellas.

j. Las misiones hacen relación a la actividad ad extra que una de las personas de
trinidad ejecuta en orden a la salvación del mundo. La misión implica que la persona
enviada procede de quien la envía. Jesús habló de haber sido enviado por el Padre y
de enviar (después de su pascua) al Espíritu Santo (Jn 3,17; Jn 17,3: Jn 20,21; Jn
16,7).

k. Las obras ad extra de la trinidad son comunes a las tres personas divina. Sin
embargo, se le "atribuye" con más insistencia a una persona divina ciertas obras
salvíficas. La creación se le atribuye al Padre, la redención al Hijo y la santificación al
Espíritu Santo.

l. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

5. Las procesiones divinas.


a. La distinción entre las personas divinas en la trinidad no se fundamenta en la
actuación ad extra de la trinidad porque eso sería modalismo. La diferencia entre las
personas se fundamenta en las procesiones y en las relaciones de oposición que
existen entre ellas.

b. El concepto procesión contribuye a clarificar la distinción que existe entre las


personas divinas porque la persona divina que procede (término final de la procesión)
no se puede identificar con la persona divina de quien procede (termino inicial de la
procesión).

c. La precedencia no implica imperfección porque las procesiones divinas no implican


movimiento. En las procesiones divinas no hay un antes y un después. Ellas no pueden
entenderse de manera pasiva (como se presentan en el orden natural) ya que no son
105
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
un tránsito (del no ser al ser) sino la comunicación de la esencia divina por parte del
Padre (origen de toda procesión).

d. Las procesiones trinitarias son inmanentes puesto que el término de esas


procesiones permanece en la intimidad de Dios. Esas procesiones se caracterizan
porque no tienen ni antes ni después (son eternas). Son actos espirituales y no
implican ninguna imperfección por parte de Dios. Estas procesiones se realizan sin que
se modifique el ser de Dios. Las procesiones intratrinitarias no están compuestas de
acto y de potencia. En ellas no se da ningún tipo de movimiento o de cambio. Las
procesiones son la comunicación del ser del Padre a otra persona divina. Esa
comunicación vital es continua (desde toda la eternidad y para siempre).

e. En Dios la procesión es la comunicación simplísima que hace el Padre de su ser (por


un acto de amor). Las procesiones son dos: generación y expiración. El Hijo y el
Espíritu Santo proceden (tienen como origen) al Padre. El Padre no procede de
ninguna persona divina. El concepto procesión se aplica únicamente al Hijo y al Espíritu
porque en la trinidad el único que no procede es el Padre. El Padre que es quien está
en el origen de la persona del Hijo y del Espíritu Santo.

f. El Padre al engendrar al Hijo, le entrega toda su sustancia (y se la entrega


eternamente; siempre se la entrega). En esa entrega del ser divino no hay un antes ni
un después (de esa forma se desvirtúa la herejía arriana 68). El Padre al engendrar al
Hijo le entrega (comunica) toda su esencia divina y, como consecuencia de esa
comunicación, el Hijo (que recibe todo del Padre) es numéricamente uno con el Padre,
pero diferente del Padre.

g. El Hijo recibe su ser de parte del Padre y da su ser (al mismo tiempo) al Espíritu
Santo. El Espíritu Santo recibe su ser de parte del Padre (a través del Hijo). En el
mismo instante en el que el Hijo recibe su ser por parte del Padre (en ese mismo
momento y de manera permanente) espira el Espíritu Santo.

h. El Espíritu Santo procede del Padre (a través del Hijo). El Espíritu Santo es espirado
por el Padre y el Hijo. El Padre y el Hijo son el “origen” de esa procesión. El Espíritu
Santo es el “termino” de esa procesión.

i. A partir de lo dicho se podría decir que:


 El Padre es el principio de la vida intratrinitaria.
 El Padre no procede de nadie.
 Del Padre proceden el Hijo y el Espíritu Santo.

68
La raíz de la herejía subordinacionista fue no entender que las procesiones inmanentes de Dios no son
como las procesiones que se dan en las criaturas. Arrio pensaba que el Hijo no era igual al Padre porque
creía que era imposible afirmar que el Padre entregara todo su ser y diera origen a uno igual que él. Él
pensaba que el Hijo era la primera criatura (posterior al Padre e inferior al Padre).
106
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El Padre engendra al Hijo, es decir, le entrega su propia sustancia por modo de
generación. Por eso se dice que el Hijo es “engendrado” por el Padre y que tiene
la misma naturaleza que el Padre.
 El Hijo procede del Padre por vía de generación.
 El Padre (a través del Hijo) “espira” (da origen) al Espíritu Santo.
 Se dice que el Espíritu Santo es “espirado” por el Padre (a través del Hijo).

j. La tercera persona de la Trinidad procede del Padre (y del Hijo). Su “origen” (su
procedencia) no es por generación sino por espiración.

m. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

6. La actividad ad extra de Dios y sus consecuencias para la teología trinitaria.


a. Las operaciones ad extra de la trinidad son importantes porque permiten distinguir
las personas divinas (la diferencia que existe entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
El “modo de darse” del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en la historia de la salvación
es la mejor manera de entender el interior de Dios. El modo de comunicarse Dios al
hombre (historia de salvación) es la mejor forma de saber cómo es el ser de Dios. Hay
una correspondencia absoluta entre el modo de comunicarse – revelarse de Dios
(trinidad económica) y su modo de ser (trinidad inmanente).

c. Las tres formas de Dios comunicarse al hombre (como Padre, Hijo, Espíritu)
muestran que hay tres modos de subsistir en el interior de Dios. No hay un Dios que
hacia afuera sea trino y un Dios que hacia adentro que sea uno. El Dios que en la
historia de la salvación se ha revelado como trinidad es el Dios que en su inmanencia
es trinidad. Hay equivalencia absoluta entre la trinidad económica y la trinidad
Inmanente.

d. A partir de los datos de la Sagrada Escritura sobre las operaciones ad extra de la


Trinidad se puede decir lo siguiente:
 El Padre envía y no es enviado.

107
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
 El Hijo fue enviado y envía al Espíritu Santo.
 El Espíritu Santo fue enviado y no envía.

e. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

7. El concepto de persona en la teología trinitaria


A. Introducción.
a. Los teólogos se preguntan si es adecuado la utilización del concepto de persona
para expresar lo que se quiere decir cuando se afirma que en la trinidad existe el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

b. La respuesta a este interrogante es negativa pues ese concepto aplicado a Dios


tiene muchas dificultades por las siguientes razones:
 El concepto persona no aparece ni en la Sagrada Escritura ni en la patrística
primitiva. Por lo tanto, no es una noción imprescindible para explicar el misterio
de Dios.
 El concepto persona divide lo que en Dios es absolutamente único e irrepetible
(la divinidad única). El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son fundamentalmente
un solo Dios. Ellos no son tres personas distintas (no son tres dioses diferentes).
 El concepto persona no muestra la diferencia que existe entre las tres personas
divinas, sino que las presenta como tres seres individuales, distintos e
independientes.

c. Cuando se hace referencia a la trinidad es imposible hablar de tres personas


distintas pues filosóficamente la persona designa un centro espiritual de actividad,
subjetividad y libertad (y eso no se da en Dios). En Dios no hay ni tres centros de
actividad, ni tres subjetividades, ni tres libertades independientes. En Dios hay una sola
esencia y una sola conciencia (que es poseída de manera distinta por el Padre, el Hijo,
el Espíritu Santo).

d. Para entender correctamente el concepto de tres personas en Dios hay necesidad


de volver a la experiencia histórico-salvífica que fue donde se experimentó la acción del
Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (como tres personas que actúan diferenciadamente
en favor del hombre). Cuando se habla de hipóstasis (personas – subsistencias) se
hace referencia a los tres modos de revelarse Dios en la historia de la salvación (tres
modos que son relativos entre si y que comparten la única esencia divina).

108
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
e. La actuación ad extra de Dios permitió a los teólogos hablar de tres personas
distintas (hipóstasis; subsistencias) aunque las declaraciones del Magisterio nunca han
explicado lo que querían decir cuando utilizaron ese concepto metafísico.

f. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Historia del concepto persona aplicado a la trinidad.


a. Las presiones ejercidas por las herejías subordinacionistas y modalistas hicieron que
los grandes concilios se vieran primero en la necesidad de definir la igualdad sustancial
de las personas divinas (del Hijo y del Espíritu Santo) para después afirmar el carácter
personal de la segunda y tercera persona de la Santísima Trinidad. Eso se logró
cuando los padres capadocios redactaron una fórmula que se volvió tradicional en
teología trinitaria: "un solo Dios y tres personas distintas”.

b. En la fórmula de los padres capadocios, el término persona (hipostasis), se utilizó


para afirmar lo que es propio de cada una de las tres personas divinas afirmando que
las tres personas comparten una única sustancia. La diferenciación entre las tres
personas se logró cuando San Hilario de Poitiers empezó a hablar de las relaciones de
oposición que se establecen entre ellas.

c. En occidente, fue San Agustín, quien más trabajó el tema de las personas en la
trinidad. Su trabajo fue de admirar porque las dificultades que tuvo que traducir (del
griego al latín) la fórmula de los padres capadocios (una ousia y tres hipostasis). El
merito de Agustín fue haber traducido el sustantivo griego “hipostasis” por “persona”
(aunque era consciente de la necesidad de ser cautos en la utilización de ese concepto
pues había el peligro de creer que las tres personas eran tres individuos separados e
independientes entre sí).

d. Santo Tomas asumió los aportes de Boecio y Ricardo de San Víctor al definir las tres
personas divinas como tres relaciones subsistentes (como tres seres distintos que
comparten la misma naturaleza divina y están relacionadas entre sí). En la teología de
Santo Tomas, el concepto persona, tiene dos connotaciones. La primera es que la
persona (incluso la divina) es subsistente (se idéntica con su propia sustancia). La
segunda es que la persona (incluso la divina) no se puede definir así misma sino es en
relación (referencia) a otras personas.

e. Con Descartes hubo otra consideración del ser persona. Según este filósofo, la
persona, se identifica con su autoconciencia. Para el, la persona es un centro
109
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
autónomo de acciones. El elemento más importante del ser persona es la libertad. Esta
consideración tuvo consecuencias. Si se afirma que Dios es un ser en el que hay tres
personas (y comprendemos la persona como centro de conciencia y libertad),
entonces, se tendría que decir que en Dios hay tres centros de conciencia y tres
libertades independientes. Eso significaría afirmar que en Dios hay tres dioses
(triteismo).

f. Ese problema no fue resuelto durante mucho tiempo. Fueron dos grandes teólogos
del siglo XX (Karl Barth y Karl Rahner) quienes aportaron claridad sobre este problema.
Ellos firmaron que cualquier formula no soluciona el problema especulativo, pues el
creyente, no tiene la capacidad de penetrar en el Misterio de Dios. El fiel debe saber
(en base a la revelación) que en Dios hay tres personas sin poder saber cómo existen
ellas).

Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

8. El Padre (principio sin principio).


A. Principios teologicos.
a. En los símbolos siempre se cita en primer lugar al Padre porque fue quien siempre
tomó la iniciativa en la historia de la salvación. El Padre fue quien envió al Hijo y al
Espíritu Santo para salvar la humanidad. (Ds 1-5; Ds10-17; Ds 21ss; Ds 40ss). La
Iglesia confiesa al Padre como la fuente y el origen de la vida trinitaria.

b. La reflexión teológica sostiene que solo existen dos procesiones en Dios: la del Hijo
y la del Espíritu Santo. El Padre no procede de ninguna persona (y, tampoco procede
de la esencia divina). El Padre por no proceder de ninguna otra persona divina es
llamado principio sin principio. El Padre no procede de la esencia divina porque la
naturaleza divina no es un principio impersonal que se multiplica y se divide (dando
origen a las personas divinas).

c. La relación que Jesús tuvo con el Padre es expresión de la dependencia que


siempre ha existido entre el Padre y el Hijo (desde toda la eternidad). Desde siempre
(incluso en su condición histórica), el Hijo encarnado, vivió referido al Padre. Él ha
vivido (en la eternidad y en el tiempo) en plan de hacer la voluntad del Padre (que le
engendró y le envió al mundo).

d. Sobre la persona del Padre, la reflexión teológica, ha dicho lo siguiente:


 El Padre es principio sin principio porque de Él proceden las otras dos personas
110
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
divinas. El Padre no proviene (procede) de nadie.
 El Padre es la fuente (principio) de la trinidad.
 El título de Padre referido a la primera persona de la trinidad es analógico
porque al Padre no se le puede aplicar la característica principal de la paternidad
humana (en la que el padre existe antes que el hijo). Esa característica de la
paternidad humano no se da en Dios porque el Padre es desde siempre Padre
(siempre está engendrando al Hijo).
 La primera persona de la trinidad es Padre porque su relación con el Hijo es
permanente y eterna.

e. El Magisterio de la Iglesia, respecto del Padre, ha dicho lo siguiente:


 El Padre no fue hecho, ni fue creado. Tampoco fue engendrado (DS 75).
 El Padre no recibió de nadie su origen. El es la fuente y el origen de toda la
trinidad (DS 525-526).
 El Padre no procede de la esencia divina (DS 804). Todo lo que el Padre es
(todo lo que tiene) no lo recibió de ningún otro, sino que lo tiene de sí mismo
pues el Padre es el principio sin principio (DS 1331).

f. A partir de lo que dice el Magisterio se puede concluir que el Padre es la fuente de la


vida y de la unidad trinitaria. El Padre es quien comunica el ser a los que proceden de
Él (el Hijo y el Espíritu Santo). Generar y expirar no significa ningún tipo de cambio o
división en la sustancia del Padre.

g. Por recibir el ser del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, participan de la misma
naturaleza que el Padre. Ellos constituyen con el Padre un único y mismo Dios.

h. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Reflexión acerca de la primera persona de la Trinidad.


a. La fe cristiana afirma rotundamente la unidad de las personas divinas ya que todas
comparten la misma naturaleza divina. Aunque haya una misma naturaleza, las tres
personas divinas se distinguen por las relaciones de oposición que se dan entre ellas.

111
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. El título que más le conviene a la primera persona de la Trinidad es el de “principio”
porque el Padre es la “causa” de la vida intra divina (ad intra y ad extra). Por eso se
dice que la primera persona es principio no principiado.

c. En Dios, el concepto de principio no hace relación a ningún tipo de prioridad,


posterioridad, superioridad o inferioridad. Con ese concepto lo que se quiere decir es el
Padre es la fuente de la vida divina.

d. Al hablar de paternidad y de filiación es necesario despojar esa analogía de todo tipo


de imperfección (por ejemplo, de la noción de prioridad, posteridad, superioridad e
inferioridad). El Padre engendra al Hijo y le entrega todo su ser (por eso el Hijo es de
igual naturaleza que el Padre). El Padre y el Hijo son tan iguales que únicamente se
distinguen por las relaciones de paternidad y filiación que existen entre ellos 69.

e. Los padres griegos y latinos dijeron que la primera persona de la trinidad es la fuente
(el principio) del Hijo y del Espíritu Santo, pero dejan claro que la segunda y la tercera
persona divina carecen de principio creacional. El Hijo fue engendrado desde la
eternidad. El Espíritu Santo fue espirado por el Padre (junto con el Hijo) desde siempre.

f. Aunque la primera persona de la trinidad es el principio del Espíritu Santo no se le


llama “Padre” del Espíritu porque el Padre es únicamente Padre del Hijo (por ser Él
quien lo engendró desde la eternidad).

g. El sustantivo Padre, referido a la primera persona de la trinidad, es un concepto


relacional. El Padre es Padre porque tiene un Hijo (porque lo engendra desde toda la
eternidad). La cualidad del Padre (lo que lo distingue de las otras personas de la
Trinidad) es la paternidad. Eso tiene las siguientes consecuencias:
 La paternidad es un hecho constitutivo de la persona del Padre.
 El Padre es Padre porque dona totalmente y perfectamente su ser al Hijo.
 Esa generación es eterna.
 No ha habido un instante en el que el Padre no sea Padre.
 El Padre siempre ha tenido un Hijo.
 El Padre y el Hijo son co-eternos.
 El Padre nunca ha comenzado a ser Padre.
 Sin el Hijo, el Padre, sería otra persona.
 La paternidad no es algo que le adviene al Padre sino una cualidad que le
constituye. Es un hecho esencial.
 El Padre es Padre en la medida en que entrega su ser al Hijo.
 En la generación es donde se constituye la persona misma del Padre.

69
“El hecho de que en la generación divina la forma del engendrante y la del engendrado es
numéricamente la misma, y, en cambio, en las criaturas no es la misma en número, sino solo en la
especie, muestra que la generación – y por consiguiente la paternidad -, es en Dios más perfecta que en
las criaturas. Por tanto, el mismo hecho de que en Dios el engendrante y el engendrado se distinguen
exclusivamente por la relación, prueba lo verdaderas que son la generación y la paternidad divinas”
Santo Tomas de Aquino, S. Th I, q. 33, a. 2 ad 4.
112
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
h. El Padre engendra con perfección infinita al Hijo no solo porque esta generación es
eterna (sin mutación alguna) sino porque esta generación tiene como termino un Hijo
tan perfectamente igual al Padre que es un mismo Dios con el Padre que lo ha
engendrado.

i. Nunca estuvo el Padre sin el Hijo y el Hijo sin el Padre. Eso significa que la
paternidad en Dios no es un hecho posterior. El Padre existe desde siempre como
Padre porque desde siempre engendra al Hijo.

j. Para el Padre la relación con el Hijo es una relación constitutiva. Sin el Hijo el Padre
no se puede concebir. En la generación eterna, el Padre, entrega al Hijo toda la
divinidad de forma que el Hijo posee a su vez toda la totalidad de la divinidad como don
del Padre.

k. El Hijo no participa de la divinidad del Padre, sino que la posee plenamente. El Padre
se la entrega totalmente de forma que el Hijo posee todo cuanto tiene el Padre.

l. Haga su síntesis sobre este apartado:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

9. El Hijo.
A. Introducción.
a. A partir del principio teológico fundamental en teología trinitaria (la trinidad
económica es la trinidad inmanente) se puede (debe) decir que la “paternidad” y la
113
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
“filiación” pertenecen intrínsecamente al ser de Dios. El Nuevo Testamento afirma
categóricamente que Dios es el Padre de Nuestro Señor Jesucristo (Ef 1,4; Rm 15,6) y
que Jesús es el Hijo de Dios (Mt 16,16; Rm 1,3). La consecuencia de esa afirmación es
decir que en Dios hay un “Padre” y un “Hijo” y que, en Dios, se da un proceso de
generación por el cual el Padre engendra al Hijo.

b. Jesús es el Hijo amado en quien el Padre tiene puestas todas sus complacencias (Mt
3,17). La actitud filial que Jesús vivió durante toda su vida terrena revela la existencia
de la primera procesión en Dios (procesión que tiene lugar por vía de generación) y que
se llama “paternidad”.

c. Cuando se dice que Dios tiene un Hijo se utiliza una analogía pues no se puede decir
que Dios tenga un Hijo como tienen hijos los seres humanos porque en Dios, el Hijo, es
de la misma naturaleza del Padre (contrario a lo que sucede en los procesos naturales
de filiación donde el “padre” y el “hijo” aunque comparten la misma naturaleza no son
idénticamente iguales).

d. Haga su reflexión personal:


............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. Características de la segunda procesión.


a. El Hijo, es igual en todo al Padre porque procede de Él. El Padre no creó el Hijo
valiéndose de la materia eterna, sino que lo engendró comunicándole su propia
naturaleza infinita. El Padre engendra al Hijo (pero sin las imperfecciones propias de la
generación natural).

b. El Padre no produce (ni crea) al Hijo. La generación del Hijo no fue (es) un proceso
sino un acto infinitamente simple por medio del cual el Padre da todo el ser al Hijo. El
Padre siempre está “engendrando” al Hijo. El Hijo siempre está recibiendo su ser del
Padre de tal forma que nunca tiene nada por sí mismo.

c. En la generación del Verbo, el Padre, entrega todo su ser al Hijo. En el proceso de


generación del Hijo, el Padre, da toda la sustancia de su ser al Hijo. En el Hijo, el
Padre, se expresa total y absolutamente.

d. El Padre no es anterior al Hijo. El Hijo nunca comienza a ser. El Hijo existe


eternamente y eternamente está siendo engendrado por el Padre. El Hijo recibe del
114
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Padre su naturaleza divina. La paternidad del Padre respecto a la filiación del Hijo no
supone un “antes” ni tampoco un “después”.

e. En el orden natural, el padre existe antes que el hijo porque el padre es quien origina
al hijo. En Dios esa imperfección no se da. El Padre no es mayor ni anterior al Hijo.
Desde toda la eternidad, el Padre, le comunica al Hijo todo lo que Él es. Dios Padre
jamás ha existido solo pues siempre ha tenido un Hijo.

f. El Hijo no recibió su naturaleza del Padre como resultado de una decisión (decisión
que hubiera podido no tener lugar) sino que el Padre es Padre porque desde siempre
(desde toda la eternidad) entrega al Hijo lo que Él es. Por eso el Hijo es igual de infinito
al Padre.

g. La generación del Hijo por parte del Padre es una acción inmanente, eterna,
inmutable, perfectísima, sin principio, sin proceso y sin transcurso. Es un acto
absolutamente simple que no cambia la naturaleza del Padre. En esa acción
(engendrar al Hijo), el Padre, entrega “todo” su ser al Hijo. El Hijo recibe su naturaleza
divina del Padre porque este le dona “todo” lo que Él es (todo su ser) al Hijo. El
engendrado (el Hijo) es de la misma naturaleza que el engendrante (el Padre).

h. El Padre tiene un “solo” Hijo (el “Unigénito”). La multiplicidad de “hijos” significaría la


incapacidad existente en Dios de entregar toda su sustancia al Verbo engendrado de la
misma manera que la multiplicidad de palabras indica la incapacidad que tiene el
hombre de decir todo en pocas palabras.

i. En conclusión se puede decir que:


 El Padre tiene un solo Hijo quien fue lo engendró desde toda la eternidad. El Hijo
no fue creado, sino que desde la eternidad recibe su naturaleza de la esencia
del Padre.
 El Hijo es de esencia divina, es decir, tiene sustancia y naturaleza igual a la del
Padre porque el Padre le comunica todo el ser.
 El Hijo participa de la eternidad del Padre.
 La filiación de Hijo es diferente de la filiación que tienen los hombres.
 La filiación del Hijo es por naturaleza mientras que la de los seres humanos es
una filiación participada (somos hijos en el Hijo).

j. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

115
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

10. El Espíritu Santo.


A. Introducción.
a. A pesar de los logros que se han realizado en pneumatología en los últimos 50 años,
la tercera persona de la Santísima Trinidad, es la más desconocida de todas y, por ello,
hay dificultades para articular la doctrina sobre el Espíritu Santo 70. El Catecismo de la
Iglesia Católica constata esa dificultad al hablar del ocultamiento del Espíritu en el
momento de revelarse71. La penumbra es una de las características del Espíritu pues
su misión no fue la de revelar sino la de ayudar a profundizar el evangelio de
Jesucristo.

b. A pesar de lo discreta que es la revelación del Espíritu, en la Sagrada Escritura, hay


muchos datos que permiten desarrollar una teología del Espíritu Santo (v/g Catecismo
# 688). Una autentica pneumatología no puede partir de especulaciones filosóficas
sobre la misión del Espíritu Santo sino sobre su actuación en la historia de la salvación.
El mejor medio para conocer al Espíritu Santo es su intervención en la vida de Cristo y
de la Iglesia.

c. Históricamente la profundización de la doctrina sobre el Espíritu Santo tuvo lugar en


la lucha contra las herejías que negaban la plena divinidad de la tercera persona. Los
sabelianos y subordinacionistas fueron los grandes enemigos de la afirmación de la
divinidad del Espíritu Santo.

70
“Cuando Santo Tomas se lamentaba de la pobreza de vocablos para elaborar una teología del Espíritu
Santo no se refería a estos nombres, sino a la inexistencia de nombres propios, que se pudiesen aplicar
al Espíritu exclusivamente, como sucede con el nombre de Verbo, que se aplica exclusivamente a la
segunda Persona. No existen nombres que se puedan atribuir exclusivamente al Espíritu Santo. Incluso
los tres que se le aplican con mayor frecuencia - Espíritu, Amor, Don - son, al mismo tiempo, nombres
que se aplican a la esencia divina. Dios mismo es espíritu y amor (cfr. P. e. Jn 4,24; 1 Jn 4,8)” Lucas F.
Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 564.
71
"Nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios" (1 Co 2, 11). Pues bien, su Espíritu que lo
revela nos hace conocer a Cristo, su Verbo, su Palabra viva, pero no se revela a sí mismo. El que "habló
por los profetas" nos hace oír la Palabra del Padre. Pero a él no le oímos. No le conocemos sino en la
obra mediante la cual nos revela al Verbo y nos dispone a recibir al Verbo en la fe. El Espíritu de verdad
que nos "desvela" a Cristo "no habla de sí mismo" (Jn 16, 13). Un ocultamiento tan discreto, propiamente
divino, explica por qué "el mundo no puede recibirle, porque no le ve ni le conoce", mientras que los que
creen en Cristo le conocen porque él mora en ellos (Jn 14, 17).”
116
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
d. En los símbolos de la fe se distinguió entre la procesión del Hijo (engendrado; no
creado) y la procesión del Espíritu Santo (que procede del Padre). En la Sagrada
Escritura se dice que el Espíritu Santo “procede” del Padre (Jn 14,16) y esa doctrina
fue reafirmada dogmáticamente por el Concilio de Constantinopla cuando dijo que el
Espíritu Santo “procede” del Padre (únicamente) 72.

e. A partir de las afirmaciones del Magisterio de la Iglesia se puede decir que:


 El origen del Espíritu está radicado en el amor reciproco entre el Padre y del Hijo
(Ds 573).
 A esa comunicación (pues el Espíritu proviene del Padre por medio del Hijo) no
la podemos llamar generación pues habría el peligro de creer que en Dios hay
dos hijos. A ese acto de amor del Padre y del Hijo se llama expiración.
 El Espíritu es diferente del Padre y del Hijo. Hay que evitar el error de creer que
el Espíritu es un modo de aparecer del Padre y del Hijo porque eso sería
modalismo).
 El Espíritu se diferencia del Padre y del Hijo no solo modalisticamente sino al
interior de la Trinidad.

f. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. El Espíritu Santo como amor mutuo del Padre y del Hijo. El Espíritu procede
del Padre “y” del Hijo.
a. Los textos de la Sagrada Escritura73 sobre la procedencia del Espíritu Santo hay
necesidad de leerlos en clave trinitaria. A partir de los datos de la Escritura se puede
decir que:
 El Padre es el Padre del Hijo Único.
 El Padre junto al Hijo “expira” al Espíritu Santo.
 El Espíritu Santo no es un “añadido” a la relación del Padre y del Hijo sino el
fruto (la consecuencia) de esa relación divina eterna.

b. San Agustín concibió al Espíritu Santo como el lazo de unión entre el Padre y el Hijo
y, por eso, afirmó que procede del amor mutuo entre el Padre y el Hijo. ¿Cómo
concebir que el Espíritu Santo provenga del amor del Padre y del Hijo? La respuesta
72
En la liturgia latina, desde el siglo VIII, se dice que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.
73
Juan 15,26; Juan 16, 13-15; Lucas 4,18; Juan 15,26; Juan 20, 22-23.
117
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
está en el siguiente texto: “y si el amor con que el Padre ama al Hijo y el Hijo ama al
Padre muestra inefablemente la comunión de los dos, ¿Qué hay de más conveniente
que llame propiamente amor a aquel que es el Espíritu común de ambos?” 74.

c. Decir que el Padre y el Hijo expiran el Espíritu Santo equivale a afirmar que las dos
personas divinas (unidas perfectamente) producen (espiran) el amor que los une
(Espíritu Santo). Afirmar que el Padre y el Hijo expiran el Espíritu Santo es negar
cualquier posibilidad de arrianismo (de subordinacionismo del Hijo en relación al
Padre).

d. Afirmar que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo es sensato pues el Padre
es inseparable del Hijo. El Padre no es Padre en abstracto. El Padre es Padre junto al
Hijo. El Padre es en sí mismo total referencia al Hijo y, por eso, junto al Hijo expira al
Espíritu Santo. El Espíritu Santo procede del Padre (pero diciendo que el Padre tiene
un Hijo). Porque existe igualdad entre el Padre y el Hijo es necesario afirmar que
ambos “expiran” el Espíritu Santo. El Hijo está unido al Padre en la espiración del
Espíritu.

e. La afirmación de que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo fue aceptada por
los teólogos y por el magisterio de la Iglesia 75. Esa procedencia constituye uno de los
puntos más graves de divergencia entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa 76 pero
actualmente no constituye en causa de dificultad en el camino de la reconciliación
ecuménica77.

f. Un documento del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los cristianos


(13 de septiembre de 1995) ayuda a clarificar la cuestión: “Del mismo modo que el
Padre es caracterizado como el Padre del Hijo que El genera, el Espíritu - que tiene su
origen en el Padre - lo caracteriza de modo trinitario en su relación al Hijo y caracteriza
de modo trinitario al Hijo en su relación al Padre: en la plenitud del misterio trinitario,
son Padre e Hijo en el Espíritu Santo”.

74
San Agustín, De Trinitate, 15, 19, 37.
75
En el Credo del Pueblo de Dios (30 de mayo de 1968) se dice: “Creemos en el Espíritu Santo, persona
increada, que procede del Padre y del Hijo como amor sempiterno de ellos”.
76
“En esta divergencia se cristalizan dos concepciones trinitarias diversas que no tienen por qué ser
incompatibles. La fe apostólica respecto al Espíritu Santo fue confesada de modo irreversible en el
símbolo del primer Concilio de Constantinopla, donde tras confesarle como “Señor y Dador de Vida” se
dice que procede del Padre y que recibe una misma “adoración y gloria” con el Padre y con el Hijo. La
tradición latina confesará después que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (Filioque). Esta
afirmación pertenece también a la fe de la Iglesia. Se encuentra implícita en el ex Patre de
Constantinopla y, por supuesto, no lo contradice” Lucas F. Mateo-Seco, Dios Uno y Trino, p. 573.
77
“Ninguna confesión de fe propia de una tradición litúrgica particular puede contradecir a esta
fundamental expresión de la fe trinitaria, enseñada y profesada por la Iglesia de todos los tiempos… De
la parte católica existe una decidida voluntad de clarificar la doctrina tradicional del Filioque, presente en
la versión litúrgica del Credo Latino, para que quede patente su plena armonía con lo que el Concilio
ecuménico confiesa en el Símbolo: el Padre como fuente de la Trinidad, único origen del Hijo y del
Espíritu Santo” (Juan Pablo II, en la homilía del 30 de junio de 1995, en la fiesta de los Apóstoles Pedro y
Pablo, en presencia del Patriarca Ecuménico Bartolomeo I.
118
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
g. Lo anterior lo afirma el Catecismo de la Iglesia Católica (248): “La tradición oriental
expresa en primer lugar el carácter de origen primero del Padre por relación al Espíritu
Santo. Al confesar al Espíritu como "salido del Padre" (Jn 15,26), esa tradición afirma
que éste procede del Padre por el Hijo (cf. AG 2). La tradición occidental expresa en
primer lugar la comunión consubstancial entre el Padre y el Hijo diciendo que el Espíritu
procede del Padre y del Hijo (Filioque). Lo dice "de manera legítima y razonable"
(Concilio de Florencia, 1439: DS 1302), porque el orden eterno de las personas divinas
en su comunión consubstancial implica que el Padre sea el origen primero del Espíritu
en tanto que "principio sin principio" (Concilio de Florencia 1442: DS 1331), pero
también que, en cuanto Padre del Hijo Único, sea con él "el único principio de que
procede el Espíritu Santo" (Concilio de Lyon II, año 1274: DS 850). Esta legítima
complementariedad, si no se desorbita, no afecta a la identidad de la fe en la realidad
del mismo misterio confesado”.

i. La afirmación del Catecismo de la Iglesia ayuda a entender la procedencia del


Espíritu Santo. El Espíritu Santo no procede del Padre y del Hijo como de dos
principios sino como de un solo principio pues en caso contrario se lesionaría
gravemente la monarquía del Padre. En lo que hay que insistir es en que el Espíritu
Santo procede del Padre en cuanto Padre (que tiene un Hijo) y del Hijo (que es
inseparable de la relación con el Padre).

j. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

CONCLUSIÓN DEL CURSO


A. Imposibilidad de hacer un estudio lógico de la Trinidad.
a. La trinidad es una realidad salvífica que no podemos expresar de manera puramente
doctrinal. La revelación no nos da datos sobre la intimidad de Dios. Los datos que
tenemos sirven para elaborar un esquema lógico que no dice mucho al hombre de hoy.

119
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
b. La trinidad es un misterio absoluto. Aún después de la revelación y de las
declaraciones del Magisterio, el misterio de la trinidad, sigue siendo incomprensible
para el hombre. El Decreto Dei Filius (Vaticano I) dijo que Dios es una realidad que no
se puede comprender racional e intelectualmente. La única forma de conocer a Dios es
a través del Hijo (y del Espíritu).

c. El estudio sobre la trinidad no puede prescindir de su carácter mistérico porque trata


de la incomprensibilidad de Dios. El misterio de la trinidad es el gran misterio de
nuestra existencia (el ultimo que el hombre puede contemplar). La trinidad es un
misterio para adorar y conocer por la fe. Dios no se reveló a sí mismo para que el
hombre especulara.

d. En el misterio de la trinidad encuentra su explicitación el hecho de la salvación del


hombre. Olvidar esto es convertir el misterio de la trinidad en una realidad que se
puede explicar con conceptos metafísicos. La teología de la trinidad tiene que partir de
la historia de la salvación porque en ella tenemos experiencia concreta de la Trinidad. A
partir de las misiones salvíficas del Hijo y del Espíritu Santo es cómo podemos conocer
al Padre.

e. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

B. El lenguaje teológico sobre la Trinidad.


a. Muchas de las propuestas de la teología escolar (acerca de la diferencia entre
esencia y persona en la trinidad; sobre la relación que se da entre las personas divinas;
la forma de entender las procesiones ad extra) no han logrado el objetivo de hacer
inteligible el misterio de Dios porque utilizan un lenguaje metafísico y porque abordan
problemas que al hombre moderno no interesan. La reflexión teológica sobre la trinidad
se tiene que fundamentar en la Escritura y en la estructura trinitaria de la experiencia
de la salvación.
b. Los conceptos fundamentales (persona, subsistencia, esencia, naturaleza, etc.) con
los que se expresa el misterio de la unidad y la trinidad de personas en Dios son extra
bíblicos. Esos conceptos no son insustituibles para la formulación del dogma trinitario
(pero han sido utilizados en declaraciones del Magisterio; Ds 73, 75, 112, 176, 188,
501, 525, 530, Ds 531, 800, 803, 803s, 1330, 1880).

c. Utilizando esos conceptos, la teología y el magisterio, han querido afirmar la


divinidad radical del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y la distinción entre las tres
120
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
personas divinas. Esos conceptos permiten una explicación lógica del misterio de Dios,
pero no logran aclarar el misterio de Dios. El reto de los teólogos modernos es buscar
otras categorías lingüísticas para explicar el misterio de Dios y, de esa manera, ofrecer
una explicación más clara del hecho trinitario.

d. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

C. La importancia de identificar la trinidad inmanente con la trinidad económica.


a. No se puede olvidar el principio fundamental de la teología trinitaria que dice que la
trinidad económica que conocemos por las procesiones ad extra se identifica con la
trinidad inmanente.

b. Hablar de la trinidad económica es hablar del Hijo y del Espíritu Santo como los
modos con los que el Padre se ha comunicado al hombre. El Padre (que no tiene
origen) se comunica a sí mismo a través de las otras dos personas divinas (sin que
esta comunicación sea modalista).

c. El Padre se hace comprensible (de por si es incomprensible) a partir de sus dos


modos de comunicación que son el Hijo y el Espíritu Santo.

d. La identificación de la trinidad inmanente con la trinidad económica ayuda a superar


la gran tentación de la doctrina sobre el misterio de la trinidad que es el "triteismo". El
empleo de la expresión "tres personas" suscita el peligro de creer que en Dios hay tres
conciencias diferentes (o tres centros diferentes de actividad).

e. No se puede aplicar el concepto de persona propio de la experiencia y de la filosofía


a Dios, pero hay necesidad de conservar el sustantivo "persona" (para referirse al
Padre, al Hijo, al Espíritu) aunque este término suscite muchas dificultades. Lo que se
necesita es profundizar en el significado de este concepto.

f. Cada una de las tres personas divinas se comunica al hombre de manera personal y
teniendo en cuenta su carácter
 El Padre se comunica esencialmente al hombre como Padre, es decir
expresándose en el Hijo.
 El Hijo se comunica con la humanidad revelando al Padre.
 El Padre y el Hijo se comunican regalando a los seres humanos el don del

121
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020
Espíritu Santo.

g. Haga su reflexión personal:


...........................................................................................................................................
............................................................................................................................................
.
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................
............................................................................................................................................

EVALUACIÓN DEL CURSO


1. Respuesta de todos los espacios donde se invita a trabajar personalmente a los
alumnos (30%).

2. Informe de lectura 30%


 La relación entre la Trinidad económica y la Trinidad inmanente.
El Dios vivo y verdadero.
Luis Fernando Ladaria.
Secretariado Trinitario. Paginas 23-39.
Entregarlo en la semana que comienza el 27 de enero de 2020.
 El misterio de la trinidad y la vida cristiana.
Teología Dogmática I.
Alberto Fernández.
BAC. Paginas 420-434
Entregarlo en la semana que comienza el 4 de febrero de 2020.

3. Examen final. Contenido de todo el curso 40%.

Padre Álvaro González Carrasquilla.


Corregimiento Altamira (municipio de Suarez-Cauca)
Diciembre 21 de 2019.

122
Misterio de Dios
Padre Álvaro González C.
Enero – junio 2020