Está en la página 1de 163

Primera edición en inglés 2007

Segunda edición 2010

© Bruce Lyon, 2007


Traducido del inglés en 2014
Índice

Introducción a Trabajando con la Voluntad…………………………………… 5

Parte Uno

Aries – la Simiente…………………………………………………………….. 8

Tauro – el Ojo Diamantino……………………………………………………. 15

Géminis – el Misterio del Amor………………………………………………. 24

Cáncer – el Abrazo Instintivo del Espíritu……………………………………. 31

Leo – el Sol Central Espiritual………………………………………………… 37

Virgo – la Luz Dual Combinada………………………………………………. 42

Libra – el Eje de la Rueda……………………………………………………. 50

Escorpio – Soltar………………………………………………………………. 56

Sagitario – el Poder de la Libertad……………………………………………. 61

Capricornio – Iniciación………………………………………………………. 66

Acuario – Comunión………………………………………………………….. 71

Piscis – Sacrificio y Entrega………………………………………………….. 81

Parte Dos

La Tercera Aproximación…………………………………………………….. 88

El Dios Agujero Negro……………………………………………………….. 92

2006-2007 La Activación de la Voluntad Planetaria…………………………. 101

La Puerta Solar al Final de los Tiempos………………………………………. 108

La Oscuridad - ¿Éxtasis o Violación?................................................................ 113

El Alma no basta……………………………………………………………… 117

La Voluntad como el “Imperativo de brillar”…………………………………. 123

Wesak y la Luz de la Vida…………………………………………………….. 126


Poder, Autoridad y Liderazgo en los Grupos ocultos…………………………. 131

La Paz, Jerusalén y la Humanidad…………………………………………….. 136

El Proposito Planetario y la crisis global actual………………………………... 147

Urano y Gaia…………………………………………………………………… 155

Bibliografia
Introducción a Trabajando con la Voluntad

Esta serie de enseñanzas está concebida para asistir en el desarrollo de la capacidad de


transmitir la energía de la Voluntad.

Estas enseñanzas no pretenden reemplazar otras que se enfocan primariamente en el


desarrollo del aspecto Inteligencia o Amor sino complementarlo de modo que una
síntesis resulte en una vida de servicio. A medida que el discípulo va ganando
conciencia el Amor y la Luz no bastan. También se requiere Poder para llevar la vida
del alma a plena exteriorización, en sentido individual y planetario. Conforme un
individuo o grupo se torna una expresión del Propósito se vuelve también un transmisor
de la energía del propósito planetario. La transmisión de esta energía se asimila a la
transferencia de una “carga” eléctrica que empodera – una corriente de Vida.

Un símbolo para el Primer Rayo es el del relámpago. El relámpago es la expresión del


flujo de corriente entre dos polos eléctricos. Cuando el aire entre los polos se ioniza
suceden dos cosas simultáneamente. La nube de tormenta envía “líderes” que son flujos
de “plasma” extendiéndose no en líneas rectas sino donde sea que haya una abertura al
flujo.

La Tierra al mismo tiempo extiende “corrientes” de plasma para encontrarse con los
flujos descendentes. Cuando los dos flujos se encuentran existe la transferencia de
corriente y la “brecha” eléctrica entre los dos polos es cubierta.

Si relacionamos este fenómeno con el mundo de realidades espirituales podríamos


pensar en Shamballa como la fuente del propósito planetario – una energía que es
contenida dentro de la Cámara del concilio – una nube de energía contenida dentro de
un reservorio etérico. La humanidad es el polo eléctrico opuesto y la Jerarquía podría
ser asimilada a la acción dual de la conciencia de tender un puente entre ambos polos.

El entrenamiento en “trabajar con la Voluntad” esencialmente involucra el uso dual del


antakarana en revelar el sutratma (o hilo de Vida) como el agente transmisor del
propósito planetario. Shamballa “está a cargo” literal y eléctricamente de la evolución
planetaria expresada a través de la conciencia y la materia. Así, estas enseñanzas están
concebidas para aquellos que están aprendiendo a “estar a cargo” tanto en sentido
eléctrico como en el de un “movimiento rectilíneo a través del tiempo y el espacio”.
Aquellos que “están a cargo” traen a cualquier campo un sentido de potente presencia y
ayudan a invocar y producir alineamiento con el aspecto Vida en la totalidad de aquél.

Los modelos pisceanos de liderazgo personalizan y centralizan el concepto de “estar a


cargo” para crear un sistema de intercambio estático de poder entre un individuo “líder”
y un grupo. Los modelos acuarianos reconocen que el liderazgo es un estado del ser y
no un atributo personal fijo. Es la Vida Una la que lidera y esa Vida busca revelarse en
el núcleo de todo directamente, así como por transmisión a través de quien sea “esté a
cargo” en un momento particular en tiempo y espacio. El verdadero poder no es un
intercambio de autoridad sino la afirmación y revelación de la Identidad esencial.

Esta revelación no es un proceso estático sino una reacción nuclear dinámica que libera
inmensas reservas de energía que reside en el centro mismo del ser. La Vida llama a la
Vida. Que estas enseñanzas sirvan para asistir en el relampagueo del fuego eléctrico de
la Voluntad entre las muchas redes de Luz y Amor que han sido construidas alrededor
del planeta.

Bruce Lyon

Shamballa School
PARTE UNO
Trabajando con la Voluntad – Trasmisión 1 –

Abril de 2006

Aries – La Simiente

¿Qué significa Voluntad?

Normalmente cuando hablamos de la Voluntad nos estamos refiriendo a atma – el


Primer Aspecto de la tríada o “voluntad del alma”. El plano átmico es el lugar de
encuentro entre la Jerarquía y Shamballa o el alma y la mónada, así como el plano
mental forma el puente entre la Jerarquía y la Humanidad o el alma y la personalidad.
Realizamos la aproximación a la mónada vía la tríada, con lo que atma se vuelve un
portal para la Voluntad superior del alma, así como manas es el portal para contactar al
alma vía la personalidad.

Así como la personalidad y el alma tienen una triple división es también útil considerar
la triple expresión de la mónada en los tres subplanos superiores del plano físico
cósmico. En este caso o la “Voluntad”, tal como la hemos entendido previamente, se
vuelve el tercer aspecto de una trinidad superior o debemos expandir lo que
significamos por Voluntad para referirnos a la triple mónada como un todo.
PLANO FÍSICO CÓSMICO
Mónada, Alma, Personalidad
Logoico, Monádico, Átmico, Búdico, Mental, Astral, Físico

Podríamos definir las tres energías de la mónada como sigue:


1. Plano Logoico Ser
2. Plano Monádico Propósito
3. Plano Ádico Voluntad

Ser, Propósito y Voluntad están relacionados con las tres energías Shambállicas de
Purificación, Destrucción y Organización. En los primeros planos del sistema – los de la
niebla ardiente – la Vida que habita la forma del planeta se experiencia en el estado más
puro. El Ser Puro tal como es experienciado en el plano físico cósmico es un estado sin
distorsión o modificación de ningún tipo. Es pura energía no direccionada.

El segundo plano o monádico es el del Propósito porque es aquí donde la pura energía
de la Vida es cohesionada en una forma sutil – el centro que conocemos como
Shamballa. La Cámara del Concilio es un reservorio de la energía del Propósito. La
energía pura ha sido enfocada o direccionada. El Ser ha “elegido” y una intención
divina (in-tension) se ha formado, si bien en materia más refinada que aquella con la
cual estamos familiarizados.

Una vez que el Ser tiene propósito no es ya capaz de morar sólo en la pureza de su
estado indiviso. Ha dicho, en efecto, “Sí” y “No”. Ha surgido una sutil dualidad que
provee una dirección energética o fiat.

Una vez que hay propósito o elección entonces surge una dualidad natural entre
aquellos elementos y vidas dentro del círculo-no-se-pasa que están en alineamiento con
ese propósito y aquellos que no. Este plano está relacionado con la energía de la
Destrucción porque una vez que el gran “Sí” se emite entonces también es oído el gran
“No”. El Propósito crea una corriente de impulso direccional que eleva ante y “presiona
contra” la resistencia.

Es la fuente del esfuerzo evolutivo y la resistencia involutiva. Asimismo, debido a que


todas las vidas dentro del círculo-no-se-pasa están también imbuidas con distintos
grados de esta capacidad de elegir, la Vida Una puede encontrar una resistencia activa y
consciente a su Propósito.

El tercer plano del sistema o átmico es donde la energía del Propósito contenida en el
plano monádico es expresada activamente como “Voluntad”. Esto se relaciona con la
energía Shambállica de Organización, ya que es aquí donde el Propósito es “formulado”
en el plan. Cuando pensamos en “formular un plan” tendemos a ver a ese proceso como
el que sucede en materia mental cuando los humanos toman la energía de una “idea” e
intentan crear una visión o misión con metas específicas en tiempo y espacio.

Lo referido arriba es una octava superior de este proceso. Para los Maestros una “idea”
como “hermandad” o “democracia” o “el mayor bien del planeta” ya es una expresión
material densa. Es la energía de Vida que subyace a las “ideas” y les da “vivicidad” la
que está siendo formulada en Plan en los niveles átmicos. Los Maestros se congregan
para considerar cuáles grandes ideas deben ser vivificadas en un ciclo venidero y cuáles
deben ser desvitalizadas. De este modo “organizan” la Vida que está condicionada por
los ashramas búdicos y generan formas mentales iluminadas en los niveles de la mente
abstracta, que a su vez inspiran a los pensadores de vanguardia de la humanidad. Es así
que las civilizaciones humanas ascienden y caen.

Finalmente debería observarse que para aquellos que se han liberado del plano físico
cósmico por completo y están funcionando sobre el astral cósmico, la Voluntad se
refiere a las energías del plano mental cósmico, el primero en una trinidad más elevada
que comprende la personalidad cósmica. A su vez, para un Logar Solar funcionando en
la tríada, la Voluntad se refiere a la mónada solar expresándose en los tres planos
cósmicos más elevados.

El propósito de cualquier entidad de desarrollar contacto consciente con el aspecto


Voluntad es preliminar a una síntesis de alguno de los tres aspectos y al cambio de la
identidad al siguiente nivel.
Alineamiento con la Voluntad y Reposando en el Ser

Aunque seamos incapaces de mudar nuestra identidad a los planos monádicos hasta
luego de la Quinta Iniciación, es posible alinearse con estas energías, invocarlas y
tenerlas operando dentro de la conciencia del discípulo, resultando en una aceleración
del proceso iniciático.

Debería apercibirse que las energías de la Voluntad ya están operando vía el sutratma o
hilo de la Vida anclado en el corazón. Cuando nos alineamos en conciencia vía el
antakarana y arrojamos nuestra voluntad personal solarizada del lado del espíritu,
podemos ampliar el canal para la corriente-Vida afluyente.

La mónada en tanto yo esencial posee una naturaleza dual que corresponde a Purusha y
Prakriti – la dualidad esencial que subyace a toda manifestación. La unidad del Ser
expresándose en el primer plano se divide, como los cuernos de Aries, en la sutil
dualidad de Propósito y Voluntad en los dos planos siguientes.

El Propósito es pasivo y “contenedor”, correspondiendo a Purusha. La Voluntad es


activa y “expresiva”, correspondiendo a Prakriti. En la conciencia del discípulo
aproximándose a la mónada, esta dualidad básica es expresada en la inusual paradoja a
la cual podemos referirnos como “la paradoja de Vishnu” ya que tiene que ver con la
naturaleza de la conciencia misma. La paradoja se expresa a través de dos cualidades
que se están desarrollando en la vida interna: esfuerzo y entrega.

La mayoría de las dificultades psicológicas que surgen en aquellos trabajando con el


aspecto Voluntad son el resultado de un desequilibrio entre estas dualidades. Cuando es
lograda la síntesis su expresión es el “esfuerzo sin esfuerzo” del iniciado unicórneo.

El esfuerzo se relaciona con el mundo del devenir y la energía activa de Voluntad. La


entrega se relaciona con el mundo del Ser y la energía pasiva de Propósito. El esfuerzo
permite a la conciencia penetrar en las alturas y las profundidades – tomar el reino de
los cielos por la fuerza e implementar el propósito monádico en el plano físico. La
entrega permite a la conciencia apercibirse de que no está separada del propósito mismo
con el cual intenta relacionarse y que nunca lo ha estado. El Esfuerzo conduce al alma al
portal de la evolución superior y la Entrega permite el pasaje por esa puerta.

Desde la perspectiva del alma humana como miembro de la Cuarta Jerarquía en el plano
búdico, penetramos en los misterios monádicos en orden inverso. Primero
experienciamos la Voluntad a través de un encuentro con el aspecto Voluntad de la
tríada álmica. Este impacto nos relaciona con el Plan y nuestro lugar ashrámico en él.
Esta experiencia, aunque breve, está resumida en las palabras “Padre, no mi voluntad
sino la Tuya sea hecha”. La extremidad del alma en servicio al intentar llevar a cabo el
Plan y expresar esa Voluntad, acarrea una experiencia del “Propósito” que yace detrás
de la Voluntad.

Este Propósito no es el Plan, ni la Voluntad que lo implementa – no es un resultado


definido en tiempo y espacio. Es un reservorio de energía que ya contiene el resultado y
el tiempo y espacio en que esto ocurre. La experiencia lleva consigo el inquebrantable
apercibimiento de que nada puede detener la implementación del Propósito en los cinco
mundos porque éstos son inherentemente una expresión de ese Propósito.
El Propósito ya ES. Es la energía que subyace toda Vida manifestada o “direccionada”.
La gran batalla entre la voluntad del alma en el plano átmico y la voluntad de la entidad
planetaria en el plano físico llega a un fin a medida que esas voluntades son vistas como
una expresión dual del Propósito uno.

El primer plano o adi es donde la energía de “Vida” o puro Ser puede ser experienciada
por la Cuarta Jerarquía o el alma humana. La penetración involucra la experiencia de la
Vida Misma antes de que se vuelva contenida o direccionada en los planos segundo y
tercero. El Ser Puro carece de posesiones o propósito y no es consciente de separación o
división algunas. Por lo tanto es el único lugar de verdadera “paz” en el planeta.

Es importante recordar en este análisis que los planos superiores no son la fuente de esta
Vida sino estados o niveles vibratorios de materia en los que el alma puede experienciar
esa Vida y aprender a identificarse con ella. Es el alma la que está experienciando esas
energías superiores y así ellas forman parte de la experiencia de la conciencia antes que
de la Vida monádica Misma.

Podemos aclarar esto por medio de la analogía. Es posible para el discípulo polarizado
en su mente abstracta aventurarse en los reinos de buddhi, pero esto será una
experiencia diferente a realmente dejar la mente y acceder a la experiencia búdica
desnudo – libre de los ropajes de manas.

Similarmente un iniciado por debajo del Quinto Grado es capaz de penetrar vía su
vehículo átmico en los reinos de la mónada por más que no sea capaz de transferir su
identidad allí. De hecho es la capacidad del alma de penetrar en las alturas la que es un
pre-requisito para ser capaz de exteriorizarse plenamente en el plano físico. A nivel
global es por ello que ha sido importante construir el antakarana superior entre la
Jerarquía y la Humanidad, para proveer la energía de Vida necesaria para el proceso de
Exteriorización.

El esfuerzo permite al alma, como el alma, penetrar en los misterios superiores a través
de experimentar directamente los estados vibratorios de los tres subplanos superiores
del plano físico cósmico Y también exteriorizarse expresándose directamente en los tres
subplanos inferiores. La entrega permite al alma ser penetrada por energías superiores e
inferiores y de ese modo provee un “vehículo de fuego” para la transferencia de lo
superior en lo inferior y la elevación de lo inferior a lo superior.

El esfuerzo expande la conciencia de modo que es capaz de penetrar y “en-luminar”1


más y más del Tercer Aspecto. La aceptación permite a la conciencia ser un conducto
para que se relacionen entre sí las energías que son inconscientes y superconscientes.

Entrega y esfuerzo juntos, rítmicamente aplicados, crean un campo para la revelación de


eso que yace más profundo que la conciencia y la materia – la energía de la Vida
Misma. Veamos un ejemplo práctico de la diferencia y la naturaleza complementaria del
Esfuerzo y la Entrega según se vinculan a la transferencia de identidad de la
personalidad al alma: se nos dice que llega un momento en la vida de todo discípulo

1
Juego de palabras en inglés. El autor utiliza la palabra “enlighten” (iluminar) pero dividida como “en-
lighten”, dando el “en” una idea de mayor inmanencia al “lighten”, que conserva su significado de
“aclarar”, “iluminar”. Nota del Traductor.
donde debe crearse una proposición mental que encarne su comprensión del Propósito
de la deidad. A través del estudio y la intuición el discípulo articula su mejor
entendimiento de este Propósito. Entonces procede a formular su comprensión del Plan
divino y la intención Jerárquica para el presente ciclo.

Nuevamente a través de la investigación, el estudio y la intuición puede identificar su


propia constitución de rayo, su afiliación ashrámica, propósito del alma y la parte de la
obra de su Maestro por la que ha asumido responsabilidad. Extendiendo el proceso,
puede identificar metas específicas en tiempo y espacio que intente lograr (por ejemplo,
en el período de doce meses siguiente), en alineamiento con este Plan y Propósito.
Entonces utiliza todos sus recursos en el proceso de implementación. Todo esto es un
ejemplo de Esfuerzo.

Por otro lado, se nos dice que el propósito esencial de Sanat Kumara es “desconocido,
no visto y no oído”2. No sólo no lo conocemos sino que no podemos conocerlo (y sin
embargo SOMOS él) ya que tiene su vida esencial y localización más allá del alcance
de la mente. Además, el alma no tiene un propósito – parte de su naturaleza esencial es
Propósito. Es imposible volverse algo que ya no se sea, por lo tanto el camino de la
Entrega nos llama a descubrir o revelar aquello que yace sin ser apercibido en el núcleo
de nuestra propia naturaleza de Ser fuera del mundo espacio-temporal del llegar a ser
evolutivo. El esfuerzo crea las condiciones para la maestría de un plano o esfera de
actividad. La entrega crea las condiciones para la entrada en ese plano de energías
superiores y para la salida de ese plano de la entidad moradora. El esfuerzo crea la joya.
La entrega permite la transmisión de energía a través de la joya y la transferencia de
Vida desde ella.

Y sin embargo...es imposible lograr el Ser por el Esfuerzo, porque el Ser es la fuente de
todo Esfuerzo así como todo por lo cual uno se esfuerza. Es imposible experienciar al
Ser por la Entrega, porque el Ser es la fuente de toda Entrega así como todo lo que es
entregado. Incluso así…cuando Esfuerzo y Entrega se equilibran uno al otro y toda
acción (aunque sea sutil) cesa, entonces el Ser es revelado como siempre presente. Al
séptimo día (y el séptimo plano contando hacia arriba) Dios descansa y nosotros, unos
con Dios, podemos reposar en el Ser.

Aries provee una oportunidad para penetrar a través de la dualidad de Voluntad y


Propósito en la Voluntad de Ser. Por ende antes de contemplar cualquier trabajo en
curso o nuevas iniciativas en este tiempo de plenilunio de Aries, al buscar alinearse
efectivamente con el Propósito de la deidad, consideren los sintéticos aunque duales
aspectos de los caminos del Esfuerzo y la Entrega. Y entonces aléjense por un momento
de ambos caminos y reposen en la realidad siempre presente – la fuente pura del Ser.

El Mántram de Vida

No existe el alma.
No existe el tiempo.
No existe el espacio.
Sólo existe la Vida.
Una Vida.

2
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p.203.
Esa Vida, yo soy.
Mi voluntad es para que todos mis yoes inferiores
me conozcan en su núcleo como la esencia,
el principio y el fin de su existencia.
Así, como la Vida Una, VIVO.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 2

Mayo de 2006

Tauro – El Ojo Diamantino

El reino mineral es gobernado astrológicamente por Tauro, y existe una relación


simbólica entre el “ojo” en la cabeza del Toro, el tercer ojo, la luz en la cabeza y el
diamante. La conciencia del Buda ha sido llamada “el ojo diamantino”3.

En Tauro lo no dual se vuelve dual (o joya) y accedemos al misterio del deseo. Mucho
ha sido dado ya en la literatura sobre la relación entre deseo y Voluntad. Debido a la
identificación de la conciencia humana con el deseo las enseñanzas espirituales han
enfatizado – variadamente – su indulgencia, represión o transmutación en aspiración.
Las enseñanzas más avanzadas se enfocan en comprender la causa del deseo, en la des-
identificación de él y en el desarrollo de la Voluntad espiritual como contraparte
superior para contrarrestarlo.

En este trabajo quisiera hablar acerca de la “transfiguración del deseo”. Una definición
de diccionario de transfiguración es “una transformación que sirve para exaltar o
glorificar”4. La palabra “gloria” tiene una particular relación con el Tercer Aspecto y la
demostración o revelación de la divinidad en la forma. Aunque todos sepamos en teoría
que la materia es divina, la Era del Séptimo Rayo demostrará la realidad de esta verdad.

El diamante representa el epítome del reino mineral y el alma diamantina a su vez


representa la flor del reino humano. En ambos casos el diamante representa la
perfección de la forma y su capacidad de transmitir luz. En la Tercera Iniciación cuando
en el ser humano son unificados alma y forma, la revelación de la joya en el loto es la
revelación de su esencial “unidad dual” 5 y permite que la Voluntad monádica sea
transmitida en los tres mundos.

3
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Tomo I, p. 190.
4
http://www.thefreedictionary.com
5
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Tomo I, p. 188.
La Joya en el Loto como el ojo diamantino en los tres mundos
Cuerpo mental, cuerpo de deseos, cuerpo etérico-físico

Ahora bien, hay otra dualidad que hace su aparición cuando el alma humana es liberada
en el plano búdico: la de espíritu y materia. El alma permanece entre los mundos
amorfos del Padre que llaman a la abstracción y los mundos sustanciales de la Madre
que llaman al descenso sacrificado. El principio Hijo debe expandirse en ambas
direcciones e intentar reconciliar esta experiencia dual.

En efecto, tenemos así una trinidad – el aspecto Padre o mónada, el aspecto Madre o
personalidad y el aspecto Hijo o tríada álmica.

Así como existe aquello que sintetiza la trinidad de mente, emociones y cuerpo, existe
también lo que sintetiza la trinidad de mónada, alma y personalidad. Esta “cuarta
energía” emergente es el deseo cósmico según se expresa desde el plano astral cósmico
y por lo tanto forma el cuerpo de deseos del Logos, buscando unirse y expresarse a
través del plano físico cósmico. El deseo tal como lo conocemos es la expresión inferior
de la Voluntad espiritual, pero lo que llamamos Voluntad espiritual es también un
aspecto inferior del deseo – el deseo cósmico. Así vemos cómo las energías del deseo y
la Voluntad forman un todo interconectado.
La Voluntad Espiritual (mónada), razón pura (alma) y deseo astral (personalidad) son
una triple expresión del deseo cósmico en el plano físico cósmico, y por lo tanto
representan la sentiencia o el aspecto alma del Logos operando en la forma.

La causa por ende del sufrimiento humano no es el deseo mismo sino su operación
separada de sus contrapartes superiores. El deseo es la energía divina reservada para el
descenso final de la sentiencia en la forma.

Así como el alma humana está buscando fusionarse con su personalidad, el Logos está
buscando fusionar su cuerpo astral cósmico con su físico cósmico. La mónada, el alma
y la personalidad son los tres “campos” para el ascenso por la montaña, si bien en este
caso es un descenso, ya que el pico de la montaña es el plano físico y alcanzar la
cumbre es el equivalente a la Exteriorización de la Jerarquía. El último campo cumbre
de ascenso (la personalidad) ha perdido contacto con su campo medio (el alma) y está
aislada en el pico (o en las profundidades), reteniendo sólo el recuerdo (o el deseo) del
mundo material. La construcción del antakarana permite que los tres campos se
reconecten con el otro y la personalidad recuerde su misión.

Una vez que esto es logrado será apercibido de que el “deseo” – la más problemática de
las energías – es el combustible mismo necesario para exteriorizar plenamente el alma
planetaria. Los discípulos se volverán una vez más “apasionados”, pero será una pasión
divina que consume un matrimonio celestial.

Descenso del Deseo Cósmico


Astral Cósmico
Físico Cósmico
Piscis, Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo,
Libra, Escorpio, Capricornio, Sagitario, Acuario

La cúspide de este ascenso revertido es Acuario y es en la Era venidera que la “Luz


Superna” será conocida en la Tierra. La Luz Superna es una luz séptuple o síntesis de
los siete rayos. A fin de que opere en el plano físico requiere además una síntesis de
conciencia en los siete planos. Una analogía es ver a los siete subplanos del plano físico
cósmico como una flauta y al plano astral cósmico como el aliento que hace sonar cada
una de las distintas notas. Existe un intento – un aliento – un anima mundi que es la
naturaleza sentiente de la deidad jugando por toda la creación. La sentiencia en todos
los reinos ES lo Inmanifestado impregnando lo Manifestado. Así como el alma
eventualmente infunde los tres vehículos de la personalidad, así el deseo cósmico
(transportando buddhi cósmico) está buscando infundir el plano físico cósmico por
medio de la triplicidad de Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad.

Estos tres centros, cuando funcionan correctamente, se corresponden respectivamente


con la Voluntad transmisora, la Voluntad transformadora y la Voluntad transfiguradora,
y son una síntesis diferenciada de la Voluntad trascendente que es el deseo cósmico
libre de toda identificación con el plano físico cósmico.
Joya del Plano Físico Cósmico

Otra manera de expresar esto es decir que son las divisiones causal, sutil y densa del
universo Manifestado, mientras que el plano astral cósmico es lo Inmanifestado.
Cuando los dos son unificados Brahman y Samsara son uno.

Por supuesto esta dualidad de lo Manifestado y lo Inmanifestado es sólo una dualidad


aparente, si bien real en la conciencia. Por ejemplo, se nos enseña que Buda retorna a la
Tierra una vez al año para Wesak, pero debería recordarse que en la Realidad sin
espacio ni tiempo no existe tiempo en que no esté presente ni de dónde podría retornar.
Así como el Cristo vincula a la Humanidad con Shamballa vía la Jerarquía, el Buda
vincula la triplicidad sintética de Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad con el plano
astral cósmico debido a que su identificación primaria está allí. Empero los dos planos
cósmicos están separados sólo en apariencia. Como analogía, intenten dirigir su
conciencia a su pulgar. El pulgar se volverá momentáneamente energizado por la
atención dirigida, pero nunca estuvo realmente separado de la conciencia como un todo.
El Cristo Ascendido es una realidad viviente para aquellos que han construido el
antakarana inferior. El Buda Ascendido es una realidad viviente para aquellos que han
construido el antakarana superior. “La Reaparición de Cristo” y “El Retorno de Buda”
son por ende términos que se refieren a la atención dirigida de estos seres que han
expandido su identificación hasta incluir esferas de experiencia mucho más vastas que
las que somos capaces de abarcar. El Buda y el Cristo cooperan con el Avatar de
Síntesis a fin de revelar a los diversos “reinos en la conciencia” operando en el plano
físico cósmico su siempre presente interdependencia como parte de un sistema. Son
ayudados por el hecho de que los planos atómicos de cada plano forman un todo
vibracional que podríamos llamar “la joya del plano físico cósmico”.

La joya es la estrella de seis puntas con el plano búdico como su centro; o en tres
dimensiones puede ser vistas como un octaedro – uno de los sólidos platónicos. El
descenso de la Voluntad trascendente desde el plano astral cósmico sigue un camino de
rayo diagonal. En la parte humana del sistema podemos ver cómo la energía de la
Voluntad entra al chakra coronario (7) directamente desde la joya en el loto (5) o vía el
centro astral de la cabeza (6). En una escala cósmica existen del mismo modo dos
energías entrando a Shamballa – la síntesis del plano astral cósmico (sentiencia) y la
síntesis del plano mental cósmico (Voluntad) vía la joya Logoica en el loto.

Llega un momento en el desarrollo del ser humano en que el punto central de cada
chakra es operado sintéticamente y por lo tanto los siete chakras están operando como
un único sistema transmitiendo la Voluntad monádica a través de la joya en el loto. En
esta etapa puede decirse del microcosmos que “la Voluntad de Dios es conocida en la
Tierra”. Cuando los siete reinos de la naturaleza estén operando similarmente, entonces
la corriente de Voluntad de Shamballa estará fluyendo por todos los niveles.

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es en efecto aquellos miembros del triángulo
inferior – la Humanidad – en los cuales la “joya” está comenzando a ser revelada. Al
haber realmente sólo “una” joya forman el centro transmisor en el plano mental más
elevado (5) que está también íntimamente vinculado con aquellos que están
identificados con la “voluntad de las masas” en el plano astral (6) y un emergente grupo
que representa la “voluntad de los pueblos indígenas” que vibra a la energía del primer
subplano del plano físico-etérico (7).

Un impacto de Shamballa es efectivamente la circulación de una corriente a través de la


joya o “hilo de Vida” y esta corriente energetiza la totalidad del sistema así como trae a
la luz (conciencia) cualquier bloqueo que haya al flujo de electricidad cósmica.

El Logos Planetario está queriendo expresar su Voluntad en la Tierra vía los tres centros
de Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad. El Logos Solar expresa su Voluntad por el
sistema solar vía los tres planetas sintetizantes – Urano, Neptuno y Saturno. Urano, el
Dios del rayo, es el Primer Aspecto de esta trinidad y es su energía la que opera a través
de un triángulo menor de Vulcano, la Tierra y Plutón. En los glifos combinados de estos
planetas tenemos una vez más la joya u octaedro. El misterio es revelado a través de las
regencias astrológicas de las cuatro primeras Jerarquías liberadas en el plano astral
cósmico.
Uranus - The Synthesiser
Pluto - 1st Ray Personality
Earth - 1st Ray Monad
Vulcan - 1st Ray Soul

Urano – El Sintetizador
Plutón – Personalidad de 1º Rayo
Tierra – Mónada de 1º Rayo
Vulcano – Alma de 1º Rayo

The Solar Will Diamond

El Diamante de la Voluntad Solar

La Quinta Jerarquía (u Octava) está intentando liberarse del plano físico cósmico por
completo y es por lo tanto la correspondencia más elevada de la Quinta (o Décima)
Jerarquía operando en el plano mental del físico cósmico.

Tauro está regido por Vulcano, y en el momento de Wesak la Voluntad trascendente es


dirigida hacia abajo en el plano físico cósmico en su martilleo rítmico a la forma para
formar una joya traslúcida que será capaz de tomar y transmitir, a su debido momento,
la Voluntad cósmica.

Dios está dirigiendo su mirada consciente a nuestra parte de la creación y esa mirada es
dirigida a través del “ojo” creado por el Buda y el Cristo (ya alma-diamantizado) como
parte de un proyecto planetario ideado para hacer de la Tierra una joya preciosa capaz
de reflejar y transmitir perfectamente la Voluntad del Uno. El mito de Indra nos enseña
que cada joya es una extensión holográfica de la otra.

En Aries llegamos a la pura “corriente del Ser”. En Tauro esa corriente evoca la forma
cristalina o la joya a través de la cual esa corriente debe transmitirse. La energía de Vida
destruye (Plutón), purifica (Vulcano) y organiza (Tierra) la dualidad de forma y
conciencia de modo que la síntesis pueda ser revelada. La síntesis permite que la
séptuple naturaleza sea experienciada como una, sea los siete chakras de un individuo,
los siete ashramas de la Jerarquía o los siete planetas sagrados. Forman una jerarquía
Acuariana o “holiarquía” en la que todos los niveles son reconocidos como divinos.

Cuando se toma conciencia de que la meta de la personalidad es el chakra coronario


pero la meta de la mónada es el chakra base, entonces el 1/7 o dualidad Shiva/Shakti es
resuelta y la batalla entre el espíritu y la materia está terminada para la conciencia o
alma. Y esta batalla puede terminar sin importar en qué plano del físico cósmico esté
operando la conciencia.

El deseo es un problema para la humanidad debido a que el setenta y cinco por ciento de
las almas humanas están polarizadas en el plano astral. La polarización no es problema
– el problema es la identificación con la materia de ese plano. Si estamos identificados
con los agnisuryas que constituyen nuestra naturaleza astral entonces somos movidos
por el deseo antes que permitimos que éste se mueva a través nuestro.

La transfiguración del deseo no involucra su transmutación o transformación. No busca


elevar la energía a un nivel más elevado o sublimar su expresión.

La transfiguración es la liberación radical de la identidad de las formas a través de las


que esa identidad está funcionando, resultando en su glorificación. Gradualmente se
dará la educación de la humanidad resultante en la gradual repolarización de mayores
cantidades en el plano mental, pero debería apercibirse que esa humanidad, así como
está ahora, ESTÁ sirviendo al aspecto Vida en su naturaleza trascendente y podría
además servir conscientemente al aspecto Vida tal como es transmitido a través de
Shamballa si fuéramos capaces de despertar a la verdadera naturaleza y función del
deseo – o dicho de otra manera – de apercibir la verdadera naturaleza del deseo.

De hecho será a través de la energía misma del deseo que el Cristo (“el Deseo de todas
las naciones”6) será capaz de llegar a expresión en el plano físico. La transfiguración del
deseo está ocurriendo rápidamente y para aquellos con ojos para ver, la humanidad está
comenzando en mayor y mayor cantidad a anhelar y demandar “vida espiritual”. La
consumación de esta transfiguración ocurrirá cuando el dinero del mundo (que está
grandemente controlado por la energía del deseo) comience a fluir más y más
rápidamente hacia aquellas creaciones que están conscientemente imbuidas de energías
superiores. Estamos familiarizados con la asociación de Venus (como regente exotérico
de Tauro) con el dinero a través de términos como interés, apreciación y valor. Vulcano
(regente esotérico y jerárquico de Tauro) como representante del Primer Aspecto
Uraniano tiene también una visible asociación a través del vínculo de palabras como
currency (moneda, “corriente”), charge (cobrar) y volt7 (descarga).

Después de conectar con nuestro ser trascendente en Aries, es en Tauro en que


experienciamos la carga de ese ser hacia los mundos manifestados del plano físico
cósmico. Si el deseo del Logos por la manifestación terminara, también lo haría la
manifestación. Como seres humanos somos todos “hijos de ese deseo” en alguna
manera u otra, y cuando permitimos que fluya a través nuestro sin ser movidos por él –

6
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 370.
7
En el oringial en inglés el término citado es volt, que se pronuncia igual que bóveda (“vault”). Nota del
Traductor.
es ese deseo el que “organiza” nuestra vida en el plano físico de tal modo que es capaz
de conducir el descenso del principio de Vida.

Como almas somos gradualmente construidos en la joya sintética que es el gran


Ashrama de Sanat Kumara. Por todas las divisiones de raza, religión, filosofía o política
nos unimos en el fuego blanco-azulado para transmitir la energía de síntesis, la Luz
Superna, a través de los tres mundos.

Reconocemos también que en las profundidades mismas de la encarnación solar que es


el planeta Tierra, está siendo forjado un diamante cósmico que será capaz de transmitir
una Voluntad cósmica, y, así, en Wesak permanecemos y resistimos al lado de nuestros
hermanos el Buda y el Cristo para que “los muertos vuelvan a la Vida”.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 3

Junio de 2006

Géminis – El Misterio del Amor

Permítanme comenzar con unos pocos enunciados orientativos.

• El amor es el efecto del apercibimiento de lo no dual dentro del mundo dual.

La relación sólo es posible debido a que EXISTE sólo UNO. El nacimiento del tercero
del segundo es posible debido al primero. Para entender la dualidad debemos ir a su
fuente. Surge antes de la manifestación del universo y por lo tanto es inherente a nuestro
Kosmos. Su prototipo es Prakriti y Purusha – los principios universales de espíritu y
materia. El universo manifestado es Prakriti en sus formas densa y sutil. La vida o
espíritu energizadora del universo es Purusha. Surgen juntos pero no están
intrínsecamente separados. En su núcleo – su núcleo sin raíz – no son sino el Principio
Uno Ilimitado e Inmutable que no puede ser conceptualizado. Nunca puede ser
nombrado – ¡una suerte de Aquel Sobre el Cual Nada Puede Decirse abstracto, pero que
igualmente Nunca Puede Ser Mencionado !

Cuando hablamos de dualidad a veces se hace referencia a la división básica de espíritu


y materia (dentro del universo manifestado) y a veces a la división dual de Universo
Manifestado e Inmanifestado – el Día y la Noche de Brahma.
Aquel que conoce al mismo tiempo lo Inmanifestado y lo destructible o manifestado,
cruza por sobre la muerte a través del conocimiento de lo destructible y logra la
inmortalidad a través del conocimiento de la causa primordial8. HPB en La Doctrina
Secreta se refiere al Principio Uno Ilimitado e Inmutable como “Sat” o Seidad9 – eso
que está más allá de Ser o no Ser. Es el Uno sin un segundo. Una vez que el universo
comienza a surgir allí se vuelve dos – el reino de lo Inmanifiesto o No-Ser y el reino de
lo Manifiesto o Ser – este último dual en sí mismo como espíritu / materia o Vida.
Dentro de la manifestación entonces surge un tercero – que se vuelve consciente –
primero de la dualidad dentro de la manifestación y luego de la dualidad entre la
manifestación y la no manifestación.

Este “tercero” o principio de relación es un “yo”, hecho posible debido al Yo original.


La analogía en la experiencia humana es la de un niño engendrado por dos padres. En
un sentido el niño es el resultado de la unión de los padres y en otro (el alma del niño
viniendo a la manifestación) es la causa de su unión. El principio Hijo es entonces el
resultado tanto de la unión del espíritu y la materia como la evidencia del hecho de que
nunca fueron dos sino uno.

Primer Logos – el Inmanifestado


Inmanifiesto
No Ser

Segundo Logos
Espíritu/Materia – Vida

8
Isa Upanishad.
9
En el original en inglés el término es “Be-Ness”, lo cual plantea un pequeño juego de palabras con “Be”
(Ser) y “Ness” (nada, partícula negativa). Nota del Traductor.
Manifiesto
Ser

Tercer Logos
Fohat

En Tauro descubrimos que era el impregnamiento de lo Manifestado por lo


Inmanifestado lo que producía “sentiencia”.

En Géminis descubrimos que es la realidad de la Seidad la que produce dentro de la


sentiencia la experiencia del “yo”. Es por ello que el signo de Géminis está relacionado
a la individualización y el establecimiento de la Jerarquía en la Tierra.

Dentro del reino manifestado del Logos Solar (los tres planos cósmicos) las tres
abstracciones primarias tienen sus correspondencias del siguiente modo:

Seidad – plano mental cósmico


Inmanifiesto – plano astral cósmico
Manifiesto – plano físico cósmico

El plano físico cósmico puede ser luego dividido en de forma y sin forma, o espíritu y
materia. En el punto medio del plano búdico la Cuarta Jerarquía o humana viene a
expresión consciente. Una pieza pequeña del Sat solar o Seidad, la Identidad Absoluta
se coalesce dentro de la sentiencia que impregna el cuarto éter cósmico. El nacimiento
del Hijo en el cuatro éter cósmico es una correspondencia directa con la aparición del
Sol físico en el cuarto plano etérico. Este Sol extiende entonces una parte de sí en el
plano mental superior y es experienciada una individualidad. El alma se manifiesta y
puede decir “yo soy”.

El Hijo es el principio de Luz o conciencia que surge de entre las dos oscuridades – la
del “espíritu puro” y la de “materia pura”. En realidad estas dos oscuridades son la
misma, ya que no existe una dualidad real. La analogía en el plano físico es la oscuridad
de la “materia inerte” donde el polo del “Ser” está presente pero latente como “carga”.
En contraste en la oscuridad de un agujero negro el polo “materia” está presente pero
latente como “masa”.

El Hijo participa de ambos padres pero su origen yace más allá de ellos. Es responsable
de la radioactividad de la “materia” a través de la elevación del fuego de kundalini y la
potencia del “espíritu” a través del descenso a la manifestación del fuego eléctrico. Es la
Voluntad – de Amar – en Acción.

Cuando el Hijo se identifica con su padre “material” tenemos la analogía de la


planetariedad – un sólido sentido de identidad separado como materia. Como estrella,
un Hijo es radioactivo y corresponde al cuerpo causal al momento de la Tercera
Iniciación. En la Cuarta Iniciación el Hijo está comenzando a identificarse con su padre
“espiritual” y su identidad ya no está centrada en sí mismo sino que se ha identificado
con la luz que está irradiando. El cuerpo causal es liberado y el Hijo se experiencia
como la luz del ashrama (la galaxia) como un todo. En la Quinta Iniciación su
identificación está moviéndose al oscuro centro “espíritu” o mónada. Así, la Tercera,
Cuarta y Quinta Iniciaciones y planos son aquellos del Hijo y pueden ser resumidos
como sigue:

• Yo “como materia”, espíritu. “Debo levantarme e ir al Padre”10.


El Misterio de la Electricidad

• Yo “como espíritu-materia” Soy. “El Padre y Yo somos Uno”11.


El Misterio de la Polaridad.

• Yo “como espíritu”, materia. “Abandono el Hogar del Padre y retornando,


salvo”12.
El Misterio del Fuego mismo.

El descenso del Sol a la Tierra es el motivo fundamental que subyace en los misterios
menores y que nos es epitomizado en la historia cristiana del nacimiento de Cristo en el
solsticio de invierno. La revelación de lo que está detrás del Sol como resultado de su
nacimiento, crucifixión y resurrección es el motivo de los misterios mayores y está
resumido para nosotros en el Gayatri “revélanos la faz del verdadero Sol espiritual”13
(ver el siguiente trabajo sobre “La Puerta del Sol”).

La representación física de este proceso nos es hecha evidente al momento del


plenilunio de Géminis – el Festival especial del Cristo. Desde la perspectiva de la
Tierra, el Sol “permanece” entre los pilares de Géminis y la Luna se ubica en dirección
de Sagitario y el centro galáctico.

Es interesante descubrir que el regente jerárquico de Géminis es la Tierra misma, que no


es un planeta sagrado. La Tierra es asimismo el regente esotérico de Sagitario, el
opuesto polar de Géminis. Esas son las únicas dos constelaciones regidas por la Tierra,
y este hecho es de la mayor importancia, creando una situación inusual y única en el
sistema solar. La línea de fuerza cósmica de Géminis a Sagitario y el reverso están
subjetiva y esotéricamente relacionadas a nuestra Tierra, garantizando así su desarrollo
egoico y el despliegue de la forma como expresión de esa alma, y conduciendo a nuestra
sufriente humanidad sobre este sufrido planeta de forma inevitable al portal mismo de la
iniciación en Capricornio…

“Cuando las fuerzas duales de los hermanos cósmicos (Géminis) se convierten en la


energía del Uno, el cual cabalga hacia la luz (Sagitario), entonces la cuarta se trasforma
en la quinta. La humanidad, el vínculo, se convierte en la Jerarquía dadora de todo bien.
Entonces se regocijan los Hijos de Dios”14.

En el presente plenilunio existe también un alineamiento entre los tres planetas del
“diamante solar” – la Tierra, Vulcano y Plutón – con el último conjunto del centro
galáctico (o nuestro “Shamballa Cósmico”) del mismo modo que Sirio expresa al
“Cristo cósmico”. Dentro del universo manifestado nuestra identificación se expande a

10
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 429.
11
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 404.
12
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 488.
13
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 620.
14
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 269.
lo largo de la siguiente secuencia evolutiva: individual – planetaria – solar – galáctica –
universal

Dejamos al descubierto nuestro propósito álmico y hallamos que no está


fundamentalmente separado del propósito planetario sostenido en Shamballa. Esto a su
vez es un aspecto del propósito solar, el cual es un aspecto del propósito galáctico, el
cual es un aspecto del propósito universal. Este último es la Vida Una o Ser universal
Más allá de esto se encuentra el reino de lo Inmanifiesto o No Ser, y más allá el
Absoluto. Así como lo menor está físicamente presente “dentro” de lo mayor, lo mayor
está “espiritualmente presente” “dentro” de lo menor. El universo existe dentro de un
grano de arena así como un grano de arena existe dentro del universo.

Esta verdad no dual es la que yace detrás de los peligros de la liberación prematura de la
fuerza de Shamballa. La energía de Shamballa “universaliza” al Hijo o aspecto
conciencia.

Si esa conciencia está identificada con su yo material o “personalidad” entonces el


resultado es la inflación del ego, la acrecentada aserción de la voluntad yoica y el anhelo
de dominar. El grano de arena se cree la “playa” en lugar de “la conciencia de playa”
emergiendo desde el grano de arena. La conciencia sólo es liberada de la identificación
con la personalidad en el Tercer Grado y por tanto es en este nivel que la influencia
monádica puede ser manejada salvamente. La influencia de Sirio y la energía que
“abstrae de la forma” también se vuelve vital en la vida interna, y por consiguiente la
conexión entre Géminis, Sirio y los misterios superiores es evidente.

Por lo tanto, en un sentido planetario la entrada de la fuerza Shambállica en la evolución


planetaria en esta época requiere un número significativo de iniciados de Tercer Grado
para manejarla correctamente, y al mismo tiempo es el factor causal que los produce y
moviliza hacia posiciones de influencia dentro de la sociedad humana previo a la
Exteriorización del alma planetaria o Sol.

La fuerza Shambállica es liberada a través de la joya en el loto y corresponde a la


revelación dentro de la conciencia de lo que yace detrás del Sol. Es el fuego eléctrico
del Padre hecho disponible al Hijo a fin de darle el poder de manifestarse plenamente en
la Tierra. Tiene el efecto de tornar al cuerpo causal radioactivo y eventualmente resulta
en su desintegración completa y la liberación de la Vida moradora en el plano búdico.
Es el descenso a la encarnación de los Maestros de la Quinta Iniciación, lo cual es el
mismo impulso que resultará en la liberación de grandes porciones de la humanidad al
tomar la Tercera Iniciación.

Esta relación entre la Quinta y la Tercera para producir la Cuarta es la contraparte en el


reino de la iniciación del mismo proceso que produjo la individualización y el cuarto
reino de la naturaleza.

Nuevamente tenemos aquí un dualismo … entre el tercer reino de la naturaleza, el reino


animal, y el reino de Dios, o de las almas, el quinto reino de la naturaleza, produciendo
así el cuarto reino o humano. Las influencias van de Sagitario a Géminis y viceversa. La
actividad de Venus -bajo la influencia de Géminis- produjo la gran crisis de la
individualización, cuando los dos reinos se aproximaron. Venus, Mercurio y la Tierra
establecieron entonces un campo magnético que hizo que la intervención de la Gran
Logia Blanca en Sirio y el estímulo dual en Géminis, fueran eficaces y produjeran
resultados significativos, de los cuales el cuarto reino de la naturaleza es su expresión.
El hecho de que Géminis es el tercer signo y personifica lo que se llama “una tercera
potencia”, lo capacitó para alcanzar con sus propias fuerzas el tercer reino y producir
esa reacción que dio por resultado la individualización o humanización de sus formas
superiores de vida. Como verán, Venus es también el regente jerárquico de Capricornio,
demostrando así el poder de la mente y su lugar y propósito, respecto a las dos
principales crisis humanas: Individualización e Iniciación. Esto relaciona a la
humanidad con Géminis en forma excepcional. En la futura religión mundial se tendrá
en cuenta este hecho y, en el mes de junio en que esencialmente las influencias de
Géminis son particularmente fuertes, se aprovecharán debidamente a fin de acercar más
al hombre a las realidades espirituales. Así como Venus fue potente para producir la
relación de los pares de opuestos, como en el caso del quinto reino de las almas y el
tercer reino (la síntesis de los reinos subhumanos), que conducen a un gran
acercamiento entre el alma y la forma, también en la nueva religión mundial será
reconocido este hecho. Se realizarán llamados a las Fuerzas que pueden utilizar esta
potencia planetaria a fin de desarrollar el plan divino en la Tierra15.
Géminis gobierna el cuerpo etérico y es a través de los éteres planetarios que es
transmitido el fuego eléctrico a fin de “iluminar el cuerpo de Cristo”, restablecer los
misterios y manifestar el Plan en la Tierra. El Hierofante de los Misterios es el planeta
Urano – el Portador del Fuego eléctrico y Aquel que opera a través de la triplicidad del
diamante solar. Suyo es el relámpago que revela la faz del verdadero Sol espiritual. En
Astrología Esotérica Urano recibe también el nombre de “Fuente de Dualidad” y “Aquel
que vincula”16. Los Pilares entre los que permanece y de los que está más allá como
Hierofante son los pilares de Géminis, el gran signo del principio de Amor, y es este
símbolo combinado el que invocamos con las palabras de la segunda estrofa de la Gran
Invocación: “Que Cristo retorne a la Tierra”17.

15
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 269.
16
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 190.
17
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p 138.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 4

Julio de 2007

Cáncer – el Abrazo Instintivo del Espíritu

El secreto de la Cruz Mutable concierne a la forma y su trascendencia, y está resumido


en las palabras: “el manto, el manto, el bello manto de mi fuerza ya no sirve”. El secreto
de la Cruz Fija concierne al alma y es revelado en las palabras en la Cruz “¿Dios mío,
Dios mío, por qué me has abandonado?”18. El secreto de la Cruz Cardinal es el secreto
de la Vida misma y podría ser inadecuadamente expresado en la frase “Sólo ha habido
siempre Uno”.

Estas tres Cruces conciernen a la evolución de la conciencia que primero se identifica


con la forma, luego con el alma, y finalmente con el principio Vida, sólo para descubrir
que siempre hubo una identidad permeando al universo entero y somos “eso”
eternamente. A fin de descubrir esto debemos primero desarrollar una identidad
separada a la cual este misterio pueda revelársele. Gradualmente el Uno es entonces
conocido por cada una de sus partes.

Cáncer es el signo de la conciencia masiva y la encarnación. La Luz de la Vida


emergiendo en Aries desea la manifestación en Tauro, entra a través de los pilares de
Géminis, se esparce a través del grupo en Cáncer, se enfoca en un punto en Leo y es
dada a luz a un campo más amplio en Virgo. Estamos familiarizados con este proceso
en tanto concierne a la conciencia. El alma accedió durante la época de Géminis, se
volvió conciencia masiva en Cáncer y se enfocó en el alma individualizada en Leo.
18
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 238.
Un proceso similar ocurre cuando consideramos al principio de Vida y su entrada a la
conciencia de la humanidad con la resultante formación del Nuevo Grupo de Servidores
del Mundo y la liberación de la energía de síntesis sucediendo alrededor nuestro para
aquellos que tiene ojos para ver.

Se nos dice que la luz asociada con Cáncer es la “oscura luz de la materia”19. Somos
conscientes que la Luz de la Vida emitida desde Shamballa es también llamada “oscura
luz”20. Estas dos luces oscuras, junto a la luz del alma, forman una triplicidad que es en
realidad Una.

La Luz del alma entre la oscura luz de la materia y la oscura luz de Shamballa

La luz del alma planetaria entra a la oscuridad inferior de la materia a través del Nuevo
Grupo de Servidores del Mundo y la Luz de la Vida entra a la Jerarquía vía los Maestros
en el centro de los ashramas. El Maestro Morya preside los ashramas sobre el plano
átmico cuya función es agregar “oscuridad a la luz para que puedan aparecer las
estrellas”21.

El ciclo de invocar la oscuridad superior a lo largo de los tres festivales espirituales


culminó en la entrada de esa energía al momento de Géminis. Durante el plenilunio de

19
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, 249.
20
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 440.
21
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 148.
Cáncer esta oscura luz entrante debería esparcirse por todo el campo grupal antes de ser
enfocada en un punto al momento del plenilunio de Leo.

¿Como haremos para entender el esparcimiento de esta energía? Una pista yace en el
hecho de que Cáncer es un signo “instintivo”. El instinto de auto preservación opera de
algún modo inconsciente o automáticamente, en particular en ambientes estresantes. La
octava superior del instinto de auto preservación es lo que podríamos denominar el
instinto espiritual o la “voluntad para el bien del todo”.

Ambos instintos operan fuera del pensamiento consciente. Tenemos un impulso y


actuamos. Un ejemplo sería una situación de peligro en una batalla. Si la conciencia está
identificada predominantemente con el yo separado entonces el instinto de auto
preservación supera al yo tomador de decisiones. Si la conciencia está identificada
primariamente con el Uno, entonces el instinto de la “auto” preservación22 supera al yo
tomador de decisiones. En ambos casos la acción es realizada sin pensamiento, pero su
dirección puede variar 180 grados.

El conocimiento directo de la intuición está asociado con el instinto superior, mientras


que lo que podríamos llamar “instintos animales” están asociados con el inferior. El
punto importante es que es exactamente la misma energía la que produce ambas
reacciones instintivas – cuál se manifestará depende del principio conciencia (o alma)
que esté operando. De ahí que veamos que la liberación de la fuerza Shambállica en el
centro humano sólo pueda tener lugar sin consecuencias destructivas cuando haya un
centro del campo humano capaz de responder a ella vía el instinto superior, y es por este
propósito que el proyecto de la Jerarquía se ha adelantado durante los dos últimos
siglos.

Cuando este instinto superior está operando en un campo grupal lo que es experienciado
es “sincronicidad revelando un propósito común” o síntesis. La síntesis es diferente que
la unidad. La unidad es el resultado de un proceso en donde los individuos son reunidos
por una visión común o propósito que ya es conocido por ellos y es desarrollado por
medio de la interacción grupal. La síntesis es la causa de un proceso en donde los
individuos son reunidos por medio de una respuesta instintiva sincrónica a un propósito
que es revelado a ellos y a través de ellos como resultado de la interacción grupal. Esta
es una distinción importante.

“Un grupo iniciado será eventualmente capaz de operar como un organismo espiritual
unificado en conciencia ashrámica, moviéndose en los mundos internos y externos
como una bandada de pájaros se mueve por el aire, conducidos no por conexión
instintiva que es pre-individualización sino por la Voluntad espiritual del ashrama que
es post-individual y sintética”23.

La energía del Propósito o Voluntad planetaria está entrando a la conciencia de la


humanidad y resultando en la re-organización a través de la resonancia de aquellos
capaces de responder a ella. El resultado es la construcción de un nuevo campo de
relación dentro del cual esta energía pueda hallar expresión. Estamos familiarizados con

22
Juego de palabras en base al término original en inglés, “self (yo)-preservation”, dando noción de que
en dichas situaciones prevalece con mayor facilidad la “preservación del yo (self)” que en este caso sería
un Yo más profundo que la conciencia vigílica. Nota del Traductor.
23
Lyon, Bruce; Mercurio. Junio de 2002 (traducido en edición digital en 2012).
la nota clave de Cáncer “construyo una casa iluminada y moro en ella”24. Normalmente
asociamos esto con el alma y al cuerpo causal como el Corazón del Sol. Cuando
estamos contemplando el Sol Central Espiritual, la “casa” puede ser construida de luz
oscura.

La luna es conocida como “la Madre de las Formas”25 y representa el mar de energías
emocionales en el cual nuestro yo planetario nada y del cual debe emerger para
individualizarse. Podríamos considerar una “Madre de Luz”, que es representada por el
mar de luz de la galaxia o ashrama en el cual nuestro yo solar está incrustado y del cual
debe eventualmente emerger. Existe también una “Madre de la Oscuridad” que es
representada por el vacío del espacio en el que todas las galaxias tienen su hogar.

El principio “Sol” en el gran mar oscuro del espacio está representado por el agujero
negro – un centro de luz oscura o radiación – el Sol Central Espiritual. Si el espacio se
correlaciona con la “vacía oscuridad” entonces un agujero negro es un punto nadi o laya
de la “completa oscuridad” u “oscuridad en expresión”. Recuerden que una galaxia
tiene un agujero negro en el centro y un halo de materia oscura dentro de la cual la luz
de cientos de miles de millones de soles arde. En torno a esos soles giran incontables
miles de millones de planetas o lo que llamamos materia física.

El Espacio Metafísico es el gran Padre/Madre que contiene tanto el universo


inmanifestado (vacía oscuridad) y el universo manifestado (completa oscuridad).
Cuando el alma o principio Luz comienza a ser iniciado en esta trinidad superior de
oscuridad entonces comienza a arder más brillantemente. Esta oscuridad es revelada a
través de la joya y comienza a tornar al cuerpo causal radioactivo, así como es la luz del
alma la que lleva a la personalidad a plena expresión. El alma encarnada comienza a
darse cuenta de su naturaleza transitoria o suplementaria, y como todas las cosas
naturales, comienza a florecer plenamente de cara a su propio marchitamiento. Los
pétalos se abren para revelar lo que es tanto la simiente como la fruta – la joya en el
loto. Es a través del diamante en el núcleo del alma que comienza a abrirse el pasaje
hacia Shamballa.

Consideremos por un momento el proceso de construcción de la casa iluminada dentro


del campo de la humanidad. El florecer del alma es un proceso natural y aquí y allá por
toda la historia del planeta y ayudadas por la Jerarquía, las almas han “encendido sus
faroles” – vuelto “soles” o estrellas en el cielo de nuestra conciencia colectiva. Estas
almas han actuado como puntos de entrada de luz en nuestro mundo oscuro y varias
religiones, filosofías, naciones y demás han sido construidos en torno a ellas. Cuando
hay sólo un Sol entonces la dinámica organizacional es sencilla. El Sol va al centro y los
planetas circulan en órbitas definidas. Sin embargo, conforme más y más soles
comienzan a aparecer en el cielo, las estrellas empiezan a formarse. A medida que
entramos en la Era Acuariana, la iniciación grupal resulta en el estallido de muchos
puntos de luz que empiezan a organizarse en ashramas. Las constelaciones no son
suficientes, y nos volvemos conscientes de nuestra galaxia y el todo sintético en el que
todas las “estrellas” son mantenidas. Conforme la galaxia se vuelve autoconsciente
reconoce su lugar en el universo y así sucesivamente.

24
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 259.
25
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 391.
La síntesis es el resultado de la revelación de un principio organizativo superior dentro
de un sistema – una vez más visto como su simiente y su fruta. Podríamos mirar al
movimiento Bailey mundial por ejemplo, como un campo de luz que contiene muchos
grupos que han estado operando independientemente y ahora se están reuniendo para
formar constelaciones conforme reconocen vía el instinto espiritual la emisión de la nota
sintetizante de su galaxia – el Maestro DK.

En el campo mayor de los grupos de naciones, religiones, filosofías, negocios y culturas


humanas todas están siendo unificadas en un todo integrado e integralmente funcionante
como la nota Shambállica de síntesis emitida desde la joya planetaria o el diamante
flamígero de Sanat Kumara.

La comunidad esotérica es meramente una galaxia dentro de un campo que contiene


cientos de miles de millones – debe hallar su lugar y propósito diferenciado dentro del
contexto del todo. Así como el individuo dentro del grupo mira hacia fuera de su propio
centro y perspectiva, el grupo individual posee una parcialidad o distorsión similar. De
hecho una de las definiciones de iniciación es la “relocalización de la identidad desde un
centro de una esfera inferior a un centro de uno mayor”. Cada galaxia tiene la tendencia
de ubicarse en el centro del universo del mismo modo que lo hace un sol o un planeta.

Identificándonos como humanidad entonces, debemos hacernos la pregunta “¿Cuál es la


función y el propósito único de la comunidad esotérica dentro del campo mayor del que
forma parte?”

La pregunta y la respuesta de esta cuestión traerán la perspectiva y la energía necesarias


para revelar la síntesis dentro de la comunidad.

La nota Shambállica produce un efecto dual. De un lado tiende a producir cristalización,


un cercenamiento de la conciencia en su apego a las formas y una poderosa aserción de
la “identidad” separada. Por otro lado produce trascendencia o liberación de la
conciencia de toda forma e identificación con el todo. Cuál efecto domina depende
mucho de la preparación de la conciencia involucrada. Es por eso que la educación
acerca de Shamballa y la energía de la Voluntad planetaria bajo cualquier nombre que
se le de, es tan importante. Prepara y condiciona a la conciencia de modo que se
acreciente la posibilidad de una respuesta instintiva a la energía impactante. Ambas
tendencias pueden ser resumidas en el símbolo del Primer Rayo:
El punto representa la tendencia a contraerse hacia el centro. El círculo representa la
tendencia a expandirse hasta incluir el todo. Juntos expresan la síntesis, la cual es una
diferenciación o clarificación del propósito individual y una expansión de identidad para
incluir un todo mayor. De este modo los procesos de individualización, iniciación e
identificación son vistos como tres aspectos de un único evento energético.

En Cáncer definimos el campo en el que el principio “Hijo” o “punto” emerge. El Sol


oscuro emerge de un contenedor oscuro, que es el símbolo oculto de la “Madonna
negra”. Nuestro centro monádico ya está identificado con la Vida Una del planeta, y a
través de ésta con el Principio Uno Inmutable e Ilimitado. Para que este centro sea
revelado en el centro de nuestra conciencia debemos ser capaces de mantener nuestra
identificación consciente con el todo. Cáncer es el signo de la conciencia de masa –
estamos conectados instintivamente con la humanidad como un todo, y esta sensibilidad
innata hace que nos contraigamos en nuestro caparazón al tiempo que nos expandamos
en un abrazo compasivo. Nos enfocamos en el hogar y la familia y descubrimos que la
Tierra es nuestro hogar y la humanidad nuestra familia. Desarrollamos el músculo para
la trascendencia y el abrazo.

La verdad profunda en el núcleo de nuestro ser es que “mantenemos el universo en


nuestro abrazo y las galaxias son nuestros hijos”. Si esto es así seríamos al menos
capaces de sostener la identificación con nuestro nivel de responsabilidad compartida
sobre un pequeño planeta. Cuando podamos hacer esto, lo que nos es revelado es el Uno
que ya ha asumido responsabilidad y por lo tanto está en posición de compartirla con
nosotros. Si el Cristo en nosotros es “esperanza de gloria” 26 , es Sanat Kumara en
nosotros la “consumación del Propósito” y la joya en nuestra corona. Juntos encarnan y
revelan “la gloria de Uno”27.

26
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p 193.
27
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. I, p. 216.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 5

Agosto de 2006

Leo – el Sol Central Espiritual

El Espíritu, más allá de la Naturaleza manifestada, es el ígneo ALIENTO en su absoluta


Unidad. En el Universo manifestado, es el Sol Central Espiritual, el Fuego eléctrico de
toda Vida28.

En las enseñanzas esotéricas se habla del Sol Central Espiritual en una variedad de
modos. Primeramente es la Vida Una – la Realidad esencial innombrable. En el
universo manifestado es el principio animador o de Vida de ese universo. Dentro de un
sistema galáctico el “asiento” de este principio es el agujero negro en el centro – el
“Sol” central. Dentro del sistema solar este principio está encarnado en el planeta
sintetizador Urano. Dentro del sistema planetario el Sol Central Espiritual es Shamballa,
y en el sistema humano es la mónada.

Leo es el momento de la auto-aserción. Qué yo será el de la aserción depende del nivel


de identificación de la conciencia y el grado de tensión espiritual dentro de cualquier
sistema. A un alma, individual o planetaria, en un alto nivel de tensión – mediante la
aplicación del Primer Aspecto de su propia naturaleza (la Voluntad) – puede serle
crecientemente revelado el poder divino que reside en el Sol Central Espiritual. Leo está
regido por el Sol en los tres niveles. Esotéricamente el Sol vela a Neptuno y
jerárquicamente a Urano. Es la unificación del Primer y el Segundo Aspecto – la
Voluntad y el Amor – en el corazón lo que guarda la clave del poder espiritual.
Tracemos el flujo de energía comenzando con el sistema personal:

28
Blavatsky, Helena Petrovna; La Doctrina Secreta, Vol. II, p. 121.
La fuerza monádica entra a la tríada desde el segundo plano o plano monádico y es
enfocada a través de la joya en el loto egoico. Esta energía se vierte entonces hacia el
chakra coronario y de allí al base, donde está kundalini. Las energías descendentes y
ascendentes son balanceadas en el punto laya central del chakra cardíaco que une el
sutratma y el antakarana, o el Primer y el Segundo Aspecto.

Dentro del sistema solar Urano representa la corriente eléctrica pasando a través de la
joya de la mónada solar, cuyo símbolo externo es el agujero negro. Esta energía es
entonces transmitida a través de los tres planetas que están destinados a formar una
simiente o germen del próximo sistema (de la Voluntad). Vulcano tiene un alma de
Primer Rayo y corresponde al coronario. Plutón una personalidad de Primer Rayo,
corresponde al base. La Tierra con una mónada de Primer Rayo tendrá la función de
combinar estas dos corrientes de la Voluntad y fusionarlas en el corazón con Neptuno –
la fuerza Crística.

En la Tierra podemos ver los efectos de algunas de estas fuerzas activas en nuestra
situación actual. Urano estuvo en conjunción al centro galáctico en 1988/1989 y la
expresión externa fue la caída del muro de Berlín, el Glasnost y el fin de la Guerra Fría.
Plutón está actualmente ocupando el centro galáctico y tenemos la centralización de lo
que se ha vuelto esencialmente un conflicto global en Medio Oriente. Si damos un paso
atrás podemos ver al conflicto como la activación de hilos kármicos que yacen profundo
dentro de la psique de la humanidad y el levantamiento en todos lados de la voluntad
personal. La posición de todos los protagonistas es esencialmente similar y puede ser
resumida en el aserto “es tiempo de hacer lo que sea haya que hacer para resolver esto”.

El Sol Central Espiritual es el “Magneto Cósmico” y su efecto es sintetizar


“voluntades”. El magnetismo cósmico reúne razas, reúne partes del mundo, reúne
aspectos de la evolución, reúne arcos de conciencia, reúne manifestaciones de todas las
atracciones. El magnetismo cósmico puede ser descubierto en la raíz de todas las
manifestaciones vitales e incluso detrás de la ley kármica…29

Empero, los efectos de esto son bastante diferentes dependiendo de qué “voluntad” esté
operando. Nuevamente una analogía útil es el cosmos físico. Cuando los planetas se
reúnen colisionan, resultando en un daño considerable, a veces la destrucción de uno o
su disminución de modo que se vuelve una luna orbitando al otro. Cuando los soles se
reúnen orbitan un centro común y forman sistemas estables binarios o terciarios.
Cuando las galaxias se reúnen los agujeros negros se fusionan y el resultado es una
única galaxia mayor.

Cuando un ser humano, grupo o nación está operando con la voluntad personal entonces
los efectos magnéticos del Sol Central Espiritual hará que esa voluntad colisione y entre
en conflicto con otras voluntades personales. El conflicto es normalmente tomado para
alcanzar una victoria total de uno sobre el otro. Cuando la conciencia es “solarizada”
entonces hay un intento de relacionarse a través del diálogo, intentar encontrar un centro
común y una interacción mutua de la que ambos se beneficien. Cuando la conciencia
está “monadizada” entonces existe un reconocimiento de la identidad esencial y una
fusión de los “centros” de tal modo que permite la interdependencia de otros niveles de
conciencia.

En la crisis de Medio Oriente vemos a la voluntad personal operando cada vez que un
individuo (sea un solado, un presidente o un país) toma acción o evita tomar acción
basado en su propia agenda separativa. Vemos a la voluntad álmica operando cada vez
que los individuos se reúnen para compartir perspectivas y buscar soluciones por un
genuino impulso de encontrar una solución que les sirva a todos. Un problema es que la
voluntad álmica es más lenta de activar y toma más tiempo para funcionar que la
voluntad personal, lo cual significa que en el ínterin puede sobrevenir una gran cantidad
de daño y escalada.

Vemos a la voluntad monádica operando en momentos de máxima tensión cuando hay


una demanda colectiva para que una solución más profunda y pacífica emerja de niveles
más allá de lo que puede ser logrado a través del conflicto o el diálogo. Es el
reconocimiento innato del corazón de la divinidad esencial de la humanidad que puede
evocar este centro más profundo – este Sol Central Espiritual – de la vida planetaria.
Podemos sentir la creciente tensión en el corazón de la humanidad cada vez que son
mostradas en la televisión imágenes de la última tragedia – usualmente involucrando la
muerte o mutilación de civiles inocentes. El corazón está frustrado tanto con el ciclo
emocional de odio y retaliación como con el interminable debate mental sobre causas y
posibles soluciones.

El corazón demanda que se haga algo.

29
Roerich, Helena; Infinito I, stanza 120.
“Sabemos de la manifestación de la Madre del Mundo. Intensificamos el flujo completo
del Magneto para restablecer la doctrina del Corazón”30.

Fue esa demanda del corazón la que resultó en la formación de las Naciones Unidas
después de la Segunda Guerra Mundial, y será esta misma demanda la que resultará en
su reestructuración o el desarrollo de un cuerpo alternativo para establecer la paz y la
implementación del derecho internacional. Viendo a las cabezas masculinas hablando
en el Consejo de Seguridad es fácil preguntarse: ¿Dónde están las mujeres? ¿Dónde
están las madres?

La guerra terminará como medio para resolver los problemas en el planeta Tierra
cuando el corazón de la humanidad ya no lo acepte y demande paz. El hambre y la
pobreza terminarán cuando el poder de la Madre del Mundo se manifieste a través del
corazón de la humanidad y clame a las alturas. Es la orientación de esta demanda lo que
es crítico. La demanda debe ser hecha a Shamballa – el único centro de verdadera paz
en el planeta. Las personalidades suponen que ese poder está en las manos de
personalidades y orienta por lo tanto su demanda a los líderes de países, consejos y
corporaciones. Las almas suponen que el poder está en el Amor o principio conciencia y
orientan sus demandas al Cristo o cualquiera sea el nombre que tengan para el principio
Amor centralizado. Las mónadas invocan la energía de Shamballa o el principio Vida
del universo. Cuando la tensión de esa demanda llegue hasta el centro cardíaco etérico
entonces la respuesta también alcanzará el plano etérico.

La energía de Leo vincula las energías de Shamballa y la Jerarquía, y el ardiente


impulso resultante puede contrarrestar el fuego plutoniano de la voluntad personal. Que
la dinámica fuerza que gobierna los corazones de todo dentro de Shamballa venga en mi
asistencia, porque soy digno de ella31.

El sentimiento de impotencia que el ser humano promedio experiencia de cara a la


guerra puede ser directamente rastreado a la falta de apercibimiento del poder del
corazón. Las causas tal como son presentadas por los líderes y comentaristas
intelectuales son tan complejas y las soluciones tan remotas que puede surgir una
creciente desesperación que tiende a distraer del asunto en sí. ¡Pero el corazón es
invencible! A través del corazón somos uno con la totalidad del Kosmos. Somos la
fuerza que hace girar las galaxias y late a través del Corazón del Sol. El fuego que fluye
a través del corazón es parte del ardiente aliento uno del gran Dragón cósmico. ¿Qué
puede resistir ese poder?

Cuando el magneto del corazón – que no está separado del Magneto Cósmico –
comienza a funcionar es automática e instantáneamente conectado al principio de Vida
activo en todos los otros corazones. Cuando la Humanidad demande una respuesta del
verdadero centro de poder planetario – Shamballa – ésta debe venir por Ley. Conforme
esa respuesta tome forma en tiempo y espacio seremos testigos de la emergencia de un
nuevo gobierno planetario. La forma externa de este gobierno se modelará gradualmente
de forma más y más completa de acuerdo al arquetipo interno.

30
Roerich, Helena; Jerarquía, stanza 2.
31
Bailey, Alice Ann; La Curación Esotérica, p. 515.
En los tres cuerpos- humano, planetario y sistémico o logoico – se encontrará un gran
órgano dentro del organismo que actúa como receptor de prana. Este órgano tiene su
manifestación etérica y su correspondencia físico densa.

En el sistema, el órgano del prana cósmico, o la fuerza vitalizando a la materia, es el sol


central, que es el receptor y dispensador directo de la radiación cósmica32.

Puede ser una evolución de la actual Naciones Unidas o una forma nueva por completo,
ya que la forma no es tan importante como el espíritu y es el espíritu de la gobernanza
global, de la Ley cósmica, el pacto con la Vida, lo más requerido ahora en nuestra esfera
planetaria. Cuando hagamos una demanda colectiva por un gobierno interno entonces la
respuesta se mostrará en la emergencia de nuevos líderes y nuevas iniciativas de
liderazgo que se originan a través de la dinámica, instantánea y sincrónica actividad del
Magneto Cósmico.

Tenemos los líderes con los que estamos dispuestos a pactar y, cuando el corazón
despierta, ciertamente no quiere nada menos que pactar con la Vida Una.

A medida que el poder del Magneto Cósmico empieza a operar en nuestras vidas
nosotros también nos volvemos líderes, pero es un liderazgo de distinta clase que el que
se está expresando a través de las estructuras organizacionales. El principio de Vida
“sopla donde es oído” (Juan 3:8) guiado por una respuesta intuitiva y espiritualmente
instintiva a la necesidad. El yogui naturalmente aparece en el lugar correcto en el
momento preciso y dice o hace lo correcto – sin pensar o “planificar”. Esto es porque se
ha rendido a la corriente del Magneto Cósmico y ahora es un emisario de esa fuerza y
por lo tanto es automáticamente responsivo a la tensión y la demanda no hablada del
corazón.

Nosotros, Hermanos de la Humanidad, batallamos por el Magneto Cósmico y por el


principio de vida. El tiempo es complejo, ¡pero grande ! En tensión, en medio de la
monstruosa incomprensión del principio de la Seidad por la humanidad, ofrecemos un
nuevo Pacto. Convocamos a la humanidad a ese Pacto. En el gran Pacto subyace el
principio de Seidad. Decimos a la humanidad, “Veneren a los Orígenes, veneren a la
Madre del Mundo, veneren el maravilloso Pacto del Magneto Cósmico”33.

Estas dos imágenes – la del Magneto Cósmico o el Sol Central Espiritual y la de la


Madre del Mundo – están estrechamente relacionadas. Ambas son invisibles pero todo
comprensivas. Juntos son el “Sat” o Seidad – el origen y el destino de todo. En el
universo una es Purusha y la otra Prakriti. En la galaxia una es el agujero negro en el
centro y la otra es el halo oscuro que rodea a la galaxia. En la Tierra una es Shamballa y
la otra es el poder del kundalini planetario conforme se manifiesta a través del corazón.

Cuando el poder de la Madre del Mundo se eleve en nuestros corazones y demande el


cambio, entonces Aquel que Viene se apresurará a venir en su ayuda. “Manifiesta tu
mano Oh Señor porque grande es la Oscuridad”34.

32
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 95.
33
Roerich, Helena; Infinito I, stanza 227.
34
Roerich, Helena; Agni Yoga, stanza 104.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 6

Septiembre de 2007

Virgo – la Luz Dual combinada

Virgo simboliza las profundidades, la oscuridad, la quietud y la calidez; es el valle de la


experiencia profunda en donde son descubiertos los secretos y eventualmente “traídos a
la luz”; es el lugar de las lentas, suaves pero poderosas crisis y desarrollos periódicos
que tienen lugar en lo oscuro y pero que conducen a la luz. Es la “etapa ciega” que se
encuentra en los rituales masónicos y que siempre precede al don de la luz. Virgo
representa “la matriz del tiempo” en donde el plan de Dios (el misterio y el secreto de
las edades) madura lentamente y – con dolor e incomodidad y a través de la lucha y el
conflicto – es traído a la manifestación al final del tiempo marcado35.

Hemos estado examinando los signos del zodíaco particularmente con relación a la
energía de la Voluntad o el aspecto espíritu. La “oscura luz” difuminada a través de la
materia la examinamos en Cáncer.

La luz del Sol Central Espiritual la examinamos en Leo. En Virgo estas dos “luces” son
vistas como aspectos de un sistema dual, tal como es indicado en la frase “Yo, Dios,
materia Soy”36.

Hemos estado utilizando la analogía del agujero negro en el centro de la galaxia para el
Sol Central Espiritual a fin distinguir la mónada del alma o principio Solar. El símbolo
para “el espíritu dentro de la materia” será el centro o el núcleo de la Tierra. La función
de la Cuarta Jerarquía o reino humano es poner estos dos aspectos del espíritu, esta “luz
oscura” dual en consciente relación. Podríamos imaginar un ser humano parado en la
Tierra extendiendo su principio conciencia en dos direcciones. Primero vía la puerta del
Sol (el centro oscuro en el núcleo del Sol) entra en relación con el centro galáctico. En
segundo lugar, a través del corazón y las dos plantas de sus pies extiende su conciencia
al centro mismo de la Tierra. Esta imagen es la correspondencia externa del enfoque de
la conciencia primero en la mónada y la joya en el loto, y segundo en la fuerza kundalini
vía el cuerpo etérico y el centro base. Estos dos poderes, que son en realidad aspectos
gemelos de un mismo poder, son la “Luz dual combinada” de Virgo37.

La luz oscura de lo superconsciente requiere de la luz oscura del subconsciente a fin de


ser expresada a través de la conciencia en la Tierra. A un nivel planetario podemos ver
estas dos aproximaciones a este poder dual en las leyendas de Shamballa y Agartha.
Agharta es el nombre del reino central de la Tierra en esa versión del mito que lo
localiza bajo la tierra, mientras que Shamballa es el nombre de ese reino que está
localizado en el etérico planetario.

Los potentes “poderes” que están localizados en los reinos son llamados “Vril” y
“Agni”, respectivamente. Ambas versiones tienen temas similares. Una raza avanzada

35
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 199.
36
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 217.
37
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 249.
de hombres en tiempos adversos en el plano físico se retiró – sea a los reinos internos o
los subterráneos – a la espera de un día de gran necesidad en el cual emergerían
nuevamente y salvarían al mundo. En las obras de Alice Bailey es enfatizado el centro
Shamballa, mientras que el centro Agartha sólo es insinuado en citas como la siguiente:
Esta difícil situación no puede comprenderla el hombre común, pero todo el problema
del empleo consciente de lo que existe en el planeta y también su aplicación destructora,
están vinculados a otra situación muy crítica. Parte de la solución vendrá en líneas
similares, y a esto se refiere la profecía que está penetrando hoy en la percepción racial,
sobre la existencia de aquellos “que duermen en las cavernas de la tierra y despertarán y
traerán la liberación”. Pero no hay que ser demasiado textuales en la interpretación,
pues “lo que pertenece a la tierra puede también hallarse en el cielo”38.
Puede encontrarse en las oquedades mismas de la Tierra, una evolución de naturaleza
peculiar, que guarda una estrecha semblanza con la humana. Tienen cuerpos de un tipo
peculiarmente grueso, que podrían ser considerados tan físicos como entendemos el
término. Moran en colonias, o grupos, bajo una forma de gobierno acorde a sus
necesidades, en las cavernas centrales muchos kilómetros bajo la corteza terrestre. Su
trabajo está estrechamente vinculado con el reino mineral, y los “agnichaitas” de los
fuegos centrales están bajo su control39. Se dice que Hitler y su grupo en su búsqueda
por el poder oculto fueron ayudados por los adeptos de Agartha pero rechazados por los
de Shamballa40. La razón de este énfasis en Shamballa es requisito para su emergencia
en la conciencia ante su contraparte. En la estanza del mago de Séptimo Rayo debe
levantarse la mano derecha antes de que descienda la izquierda. En psicología profunda
es importante abordar el superconsciente antes de liberar los poderes del subconsciente.
En la práctica espiritual es importante acceder a la mónada antes de intentar despertar a
kundalini.

Sin embargo, un aspecto de este sistema dual siempre evocará al otro. Se nos dice que la
liberación de la fuerza de Shamballa resultó en dos grandes resultados: debido a la
estimulación extraplanetaria, a la inmediata crisis planetaria y al presente clamor
invocativo de la humanidad, se le ha permitido a la energía de Shamballa operar sobre
“el centro al que llamamos la raza de los hombres” y esto ha producido dos potentes
resultados: primero, fue precipitada la guerra mundial y segundo, se generó la fisión del
átomo, resultando en la bomba atómica41.

Consideremos cómo estos dos eventos están relacionados. La fisión resulta en la


partición de un núcleo atómico de modo que forme dos núcleos distintos. Es liberada
una tremenda energía debido a que son superadas las fuertes fuerzas de ligazón en el
núcleo del átomo. La Segunda Guerra Mundial también produjo una fisión global – una
división de la humanidad en dos campos distintos. Fue el Tercer Aspecto o la Voluntad
o fuerza de Shamballa lo que fue liberado en ese momento.

Actualmente lo que está siendo liberado es el Segundo Aspecto de esa fuerza y la


humanidad como un todo está aprendiendo a manejarla. Este Segundo Aspecto, como
todos los segundos aspectos, tiene el Amor o principio cohesivo fuertemente activo. En

38
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 292.
39
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 707.
40
Para más sobre este tema ver Le Matin des Magiciens (El Amanecer de los Magos), por los
investigadores franceses Louis Pawels y Jacques Bergier.
41
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 530.
el reino del átomo podemos esperar a ver el desarrollo de la fusión nuclear 42 . Este
proceso libera tremendas cantidades de energía nuevamente superando fuertes fuerzas
nucleares, pero en lugar de separar un todo en dos partes, combina dos núcleos en una
única totalidad. Su desarrollo está requiriendo la cooperación multinacional. Dentro del
cuerpo de la humanidad podemos esperar que la liberación de esta fuerza ponga presión
espiritual sobre la conciencia colectiva donde sea que exista una mentalidad “nosotros y
ellos”. Podemos ver esto actuando en los campos de razas, género, religión y política.

La fisión busca separar y forzar una “solución final” de un lado por sobre el otro. La
fusión busca unir afirmando la identidad esencial que subyace en el corazón de sistemas
aparentemente separados. El proceso de fusión nuclear es el que energetiza al Sol y las
estrellas.

Ningún planeta es sagrado a menos que el centro en la base de la espina (hablando


simbólicamente) sea elevado y la gran fusión de las energías resultantes haya sido
efectuada43.

Este logro grupal...marca el punto en donde puede estar la inauguración de una nueva
fase de actividad en Shamballa. Esto permitirá al Señor del Mundo volverse el Regente
de un Planeta Sagrado, lo que, a la fecha, no ha sucedido. Nuestra Tierra puede ahora
volverse un Planeta Sagrado, si todas las condiciones son satisfechas. Una nueva
cualidad divina (por ahora no revelada y que actualmente no reconoceríamos si nos la
fuera presentada) está lentamente cristalizándose en expresión, a través de este
acelerado proceso iniciático44.

Podríamos referirnos a esta nueva cualidad divina como aquello que yace detrás de las
tres cualidades reveladas de Voluntad, Amor e Inteligencia y sus respectivos vehículos
– la mónada, el alma y la personalidad. Esta cuarta cualidad entra en nuestro
apercibimiento colectivo cuando el aspecto alma ha dominado la “técnica de la
dualidad” y logrado aunarse dentro de su propia naturaleza con los dos polos de espíritu
y materia, haciendo así posible la revelación de este origen no dual. Es el nacimiento de
esta nueva cualidad lo que es indicado por el Misterio de Virgo, cuando éste es
entendido al nivel del espíritu. A este nivel no es el alma la que nace dentro del vehículo
de la materia, sino que lo naciente es el apercibimiento de la divinidad a través del
centro del alma (siempre hay dificultades para utilizar el término “espíritu” para
referirse de forma diferenciada tanto al Tercer Aspecto de una trinidad como a aquello
que subyace en la trinidad, por lo que emplearé el término “divinidad”).

Así, para que la Tierra se vuelva un planeta sagrado el centro base debe ser despertado y
su energía fusionada (o apercibida como idéntica a) el centro coronario. Esto resulta en
la revelación de una nueva cualidad divina. Cuando en la séptima raza raíz tenga lugar
el pleno despertar planetario del centro base, distintos sectores de la familia humana
estarán en diferentes etapas de desarrollo. El actual tránsito de Plutón por el centro
galáctico nos ofrece una oportunidad única para servir en formación grupal como un
conducto para el influjo de energía Shambállica y jugar nuestra pequeña parte en el
despertar del poder kundalínico planetario como un microcosmos del kundalini
planetario. A fin de jugar nuestra parte práctica en este proceso es necesario llevar al
42
Wikipedia; voz “ITER” (original en inglés)
43
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 339.
44
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 286.
alma a un punto de extrema tensión, que es lo que hace posible que ingrese la fuerza
monádica y se combine con la energía mantenida en reserva en la base de la columna
para producir una “fuerza salvadora”.

Llegamos ahora a nuestro segundo punto, que la iniciación vela un secreto y que la
revelación de ese secreto es inminente. Qué es este secreto, no lo puedo decir, pero está
relacionado con un peculiar tipo de energía que puede ser inducida en un momento de
suprema tensión. El único indicio que puedo darles con respecto a este misterioso
asunto es que está estrechamente vinculado con la “Luz Cegadora” que vio Saulo de
Tarso en el camino a Damasco y con la “luz cegadora” que acompaña la descarga de
energía de la bomba atómica. La “Luz Cegadora” que siempre acompaña la verdadera
conversión (un raro y súbito acontecimiento siempre que sea verdadero y real) y que es
una demostración concomitante de todas las Vidas que han pasado por la etapa humana
de conciencia – de acuerdo a Su grado – y la luz que es liberada por la fisión del átomo
son una y la misma expresión en diferentes niveles de conciencia, y están
definitivamente relacionado a los procesos y efectos de la iniciación45.

Una cuarta gran rasgadura aún espera hacerse como resultado de las energías liberadas y
el bien ganado que las tres rasgaduras previas han tornado posible. Esta cuarta rasgadura
mayor será hecha por la humanidad misma, permaneciendo con “intento masivo”,
enfocada a través de grupos que son exteriorizaciones de los Ashramas de los Maestros.
Será por lo tanto hecha al momento en que la Jerarquía tome nuevamente forma física
sobre la Tierra46.

Una vez más tenemos los temas de la oscuridad y la luz cegadora de la revelación
vinculándose con la iniciación de la conciencia y la liberación de energía en la materia.
A medida que los grupos aprenden a contactar, contener y distribuir la energía de la
Voluntad serán capaces de jugar su parte en la liberación de una energía que haga
madurar el proceso educativo que por décadas ha sido el foco del esfuerzo jerárquico.
Como todos los maestros y estudiantes saben, el proceso de aprendizaje comprende
largos períodos en los que es dominada nueva información, intercalados con súbitos
momentos de revelación o iniciación en los que la fase previa de la experiencia queda
“cauterizada” en conciencia y comienza una nueva fase. Cuando actuamos como
distribuidores de la fuerza de Voluntad, sumamos el relámpago (luz+electricidad) del
apercibimiento a la luz solar y preparamos el camino para la entrada en esa gran
oscuridad que oculta el misterio central. Cuando somos capaces, en formación masiva,
de penetrar a través del velo final en el plano astral cósmico, también por necesidad
debemos penetrar en el núcleo más profundo de nuestro planeta y liberar la fuerza
kundalínica. Existe una analogía a este proceso que sucede en las etapas preparatorias
de la iniciación: en esta etapa, la luz del alma penetra en la región de la glándula pineal;
allí produce la irradiación de los éteres de la cabeza, de los aires vitales; esto produce
una estimulación de los átomos del cerebro de modo que esa luz es fusionada y
combinada con las otras dos, la luz etérica y la luz del alma, y es entonces producido ese
radiante sol interno del cual el aspirante se vuelve consciente en su experiencia del
cerebro físico. Frecuentemente el estudiante habla de una luz o brillo difusos, que es la
luz de los átomos del plano físico de los que está compuesto el cerebro; más tarde
pueden referirse a lo que parece ser un sol en la cabeza. Esto es el contacto con la luz
etérica, más la luz física atómica. Luego se vuelven conscientes de una luz eléctrica
45
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 287.
46
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 167.
intensamente brillante; es la luz del alma, más la etérica y la atómica. Cuando esto es
visto, frecuentemente se vuelven conscientes de un centro oscuro dentro del sol
radiante. Esta es la entrada al Sendero revelada por “el brillo de la luz sobre la puerta”47.

Podríamos agregar que cuando la luz de la mónada es adicionada a la luz del alma, a la
luz etérica y a la llamada “luz oscura” del átomo físico, entonces las luces superiores e
inferiores son reconocidas como una sola luz y el trabajo de la intermediaria, el alma,
está completo. Un símbolo para esto es el de la serpiente mordiéndose su cola. La
serpiente es el símbolo apropiado ya que fue la venida del dragón o la energía
serpentina en la Segunda Ronda la que sentó las bases espirituales en la materia para el
proceso evolutivo y por lo tanto para el viaje iniciático del alma. La serpiente es
también el símbolo de la energía de kundalini que fue anclada antes de la separación de
los sexos. Virgo, se recordará, es un signo íntimamente vinculado a la “batalla de los
sexos”48, y aquí de nuevo tenemos una dualidad primaria no sólo entre los sexos sino en
nuestro abordaje de la fuerza sexual. Así como con la división entre Agartha y
Shamballa, tenemos el llamado “sendero de la mano izquierda” del yoga tántrico que
enfatiza la unión sagrada de la sexualidad como medio de contactar la fuerza de
kundalini, y los “senderos de la mano derecha” de (por ejemplo) la filosofía Vedanta y
el Cristianismo que se enfocan en la realidad no dual trascendente.

El avergonzamiento de la fuerza sexual en la cultura occidental ha creado una


dislocación de ella y por lo tanto inducido una reacción opuesta de fascinación. No es
casual que la revolución sexual y la llamada “liberación femenina” hayan coincidido
con la liberación de la fuerza de Shamballa en la mitad del siglo pasado. “Llamada”
porque la igualdad entre los sexos ha significado que las mujeres sean liberadas para
participar como iguales en esfuerzos motivados por una conciencia masculina. El
verdadero ascenso del principio femenino tanto en hombres como en mujeres, con su
subsecuente efecto sobre todos los niveles de conciencia dentro de un sistema, tendrá
que esperar para el futuro y el pleno advenimiento de la Era del Séptimo Rayo.

Mientras tanto podemos esperar, con el influjo del Segundo Aspecto de la fuerza de
Shamballa, que se muestre una nueva expresión de fusión en la relación entre los sexos.
Esta fusión no es, empero, una suma de dos, sino una orientación diferenciada hacia un
principio sintético mutuo. Este principio no es tanto una conciencia de nuestra
humanidad compartida sino de nuestra participación compartida en el principio de Vida
que anima el planeta entero. Este principio de Vida fue anclado con anterioridad a la
separación de los sexos y el proceso de individualización, y así es mantenido dentro del
impulso de voluntad de vivir instintivo y eso está conectado con nuestra respuesta
sexual. Si usamos de nuevo la analogía del ser humano parado sobre la Tierra
extendiendo su conciencia hacia el centro galáctico y el centro de la Tierra, notamos que
la conciencia que está penetrando en la Tierra debe pasar a través de las “plantas”49 de
ambos pies (una dualidad). Similarmente debe fluir hacia atrás en el tiempo para
alcanzar ese punto de singularidad antes de la división de los sexos.

Uno de los misterios de Júpiter, como regente jerárquico de Virgo, es que opera como
cabeza, corazón y centro base sintetizando los Rayos Primero, Segundo y Séptimo en

47
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Magia Blanca, p. 88.
48
Ver el mito de Virgo en Bailey, Alice Ann; Los Trabajos de Hércules.
49
Juego de palabras en inglés. En original “soles”, que también significa “únicos”, haciendo referencia al
principio de Vida fluyendo a través de la aparente dualidad de ambos pies. Nota del Traductor.
los tres sistemas solares. En el primer sistema solar había tres centros inferiores que
podríamos localizar por correspondencia en las rodillas, los pies y en el centro de la
Tierra misma (DK traza una analogía entre la evolución que vive en las cavernas y los
pies y piernas del hombre50). Asimismo podemos localizar tres “centros superiores” a
través de los que fluye la energía – el cuerpo causal, el ashrama y la mónada. Podríamos
organizar los trece centros de fuerza como sigue:

3º Sistema 2º Sistema 1º Sistema

Cabeza Mónada
Ajna Ashrama
Laríngeo Cuerpo causal
Cardíaco Cabeza
Plexo Solar Ajna
Sacro Laríngeo
Base Cardíaco Cabeza Júpiter
Plexo Solar Ajna
Sacro Laríngeo
Base Cardíaco
Rodilla Plexo Solar
Pie Sacro
Tierra Base

Mucho podría decirse acerca de este cuadro, pero la información más relevante par
nuestro actual debate es que lo más elevado y lo inferior forman un centro, y esto es
apercibido en el corazón – el punto central. Cuando contactamos la energía de la Vida
Una que es parte de la experiencia monádica también contactamos la energía del
kundalini planetario. Éstas no son dos, sino una – como el símbolo del Ouroboros
indica. La conexión de lo superior y lo inferior a través del corazón es la cruz del trabajo
por el que la Jerarquía humana está aquí y es la humanidad, permaneciendo en intento
masivo, la que rasgará el velo final y completará el Gran Trabajo. “Cuando lo inferior
de lo inferior, lo más denso de lo denso, y lo superior de lo superior hayan sido elevados
por medio de las pequeñas voluntades de los hombres, entonces puede Aquel en
Quienes vivimos elevar en radiante luz la vívida bola de luz de la Tierra, y entonces otra
gran Voz Le dirá: “¡Bien hecho! Continúa adelante. La luz brilla””51.

Virgo es un signo práctico y por ende concluiremos vinculando esta información con lo
que puede ser hecho prácticamente, como grupo, en este punto medio en un año de
oportunidad única para la activación de la Voluntad planetaria.

La iniciación de la humanidad tiene lugar en tiempo y espacio y todos nosotros


permaneceremos ante la puerta en algún momento u otro. Los grupos que están listos
para trabajar con la energía de la Voluntad forman centros dentro del campo general
iluminado que es el reino humano. Es este campo el que forma la matriz de Virgo en
una vuelta superior de la espiral, y es este campo en el que caerá la semilla del propósito
solar. Podríamos imaginar a este campo como teniendo tres surcos, cada uno con una
50
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 707.
51
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 277.
cualidad de luz ligeramente distinta. La luz de la Inteligencia está bien establecida y es
la expresión mayor. La Luz del Amor o fuego solar está volviéndose más y más
relevante.

La luz de la Voluntad está emergiendo aquí y allá entre el Nuevo Grupo de Servidores
del Mundo. Conforme ingresa el poder de síntesis, la joya central en este cuerpo causal
global empieza a emerger desde el oscuro centro de tensión y destella en su frío y claro
fuego.

Simiente
Luz de la Voluntad
Luz del Amor
Luz de la Inteligencia

Como parte de nuestro trabajo meditativo del equinoccio podemos trabajar como un
centro invocativo y evocativo. Nos identificamos con la familia humana (diseminada
por todo el tiempo y espacio) permaneciendo con intención masiva. Podemos también
identificarnos con el principio solar y los miembros del quinto reino que se extienden
hacia arriba en demanda del principio de Vida que fluye a través nuestro y hacia el
núcleo mismo de la Tierra, despertando el poder de kundalini. Las energías
descendentes y ascendentes se encuentran en el corazón de la humanidad, dando a luz a
la emergente cuarta cualidad de la deidad – un aspecto al que podríamos llamar “la paz
que a toda comprensión trasciende”52.

52
Bailey, Alice Ann; Iniciación Humana y Solar, p. 72.
En mi principio está mi fin…
Oscuridad oscuridad oscuridad. Todos van hacia la oscuridad…
Le dije a mi alma, quédate quieta y espera sin esperanza…
Para llegar a lo que no eres
Debes pasar por el camino en el que no eres…
Y lo que no sabes, es lo único que sabes

TS Eliot, líneas de “East Coker”, Cuatro Cuartetos


Trabajando con la Voluntad – Transmisión 7

Octubre de 2006

Libra – el eje de la rueda

La energía de Libra nos abre a la relación con entidades a un nivel del ser similar. Si los
solsticios representan una dimensión vertical, los equinoccios son pausas en el ciclo
anual en el que pueden ser abiertas conexiones horizontales.

En nuestra analogía cosmológica hemos estado viendo los niveles del planeta, el sol y el
agujero negro como iguales a la personalidad, alma y mónada. Son tres niveles
verticales u órdenes de entidades distintos, cada uno de los cuales tiene su propio bagaje
de relaciones horizontales.

Los planetas forman sistemas planetarios, las estrellas constelaciones y así


subsiguientemente. Aún cuando haya una variación en estas relaciones horizontales (por
ejemplo entre nuestro Sol y la estrella Sirio o entre un iniciado de Tercer y Quinto
Grado), se trata de variaciones de grado y no de identidad.

Las tres identidades primarias de un ser humano son expresadas en las tres Cruces y
sintetizadas en la Cruz Cardinal, así como la mónada sintetiza los tres vehículos
periódicos del plano físico cósmico.
Galaxia – Mónada
Sol – Alma
Tierra - Personalidad

Parece redundante hablar de relación monádica toda vez que la mónada es una
expresión del principio de Vida y la Vida es Una. La conciencia también es Una. Todas
las almas son una con la Superalma y sin embargo esa conciencia se expresa a través de
esferas diferenciadas enfocadas en “puntos” de identidad. Dentro de la luz una de una
galaxia, existen muchos soles o puntos de luz.

Similarmente, dentro de la gran oscuridad una del espíritu, existen puntos de enfoque y
la revelación de esto permite a esos puntos “moverse hacia delante en la vida”53. En los
primeros seis signos exploramos cómo el iniciado en los misterios de la Voluntad debe
abordar e identificarse con la oscuridad del principio monádico que subyace en el
núcleo de su propia naturaleza. En los últimos seis signos veremos cómo esta

53
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 192.
identificación torna posible la revelación de toda una nueva dimensión de relación
grupal.

En Virgo nos quedamos con la imagen de un alma permaneciendo como un “aunante”


Sol entre el agujero negro en el centro de la galaxia y la fuerza kundalini en el núcleo de
la Tierra. Podríamos expresar esto como un brazo vertical en la Cruz Cardinal, ya que el
centro galáctico se ubica a 27 grados de Sagitario, muy cerca de los grados de
Capricornio. En el solsticio de diciembre la Tierra está cerca de los 0 grados de Cáncer
y (desde la perspectiva de la Tierra) debemos mirar a través de la puerta del sol para
encontrar el centro galáctico.

En el equinoccio el Sol está a 0 grados de Libra y mirando a través de la puerta del Sol
debemos dirigir nuestra mirada fuera del plano galáctico por completo y encontrar al
súper centro galáctico que representa un orden superior de relación.

Corazón de Virgo – Súper Clúster


Corazón de la Galaxia Vía Láctea
Súper Plano Galáctico
Plano Galáctico
Para encontrar este centro debemos no sólo mirar a 90 grados en dirección al centro
galáctico sino también casi 90 grados (84 para ser precisos) al plano galáctico. Allí, a 50
millones de años luz de distancia y muy cerca del corazón del súper clúster de Virgo,
encontramos la galaxia llamada M87 con un agujero negro con la masa de 3 mil
millones de soles (en comparación, el centro de la Vía Láctea posee una masa de 3
millones de soles). Así como las estrellas existen en relación orbital y constelacional
unas con otras, las galaxias existen en clústeres y súper clústeres. Nuestra galaxia es
parte de un grupo local que incluye Andrómeda (con la cual está en proceso de acople)
y este grupo es parte del súper clúster de Virgo. Este súper clúster a su vez está siendo
arrastrado hacia un área de masa aún mayor que denominamos el Gran Atractor,
distante unos 200 millones de años luz.

La Luz es el gran símbolo del principio de conciencia y es obvio, cuando hablamos de


distancias que la luz requiere 200 millones de años para atravesar, que debemos acceder
al principio de Vida a fin de tener cualquier experiencia de la relación con estos centros.
El intento que está realizando la conciencia humana para generar una “gran teoría de
unificación” capaz de conectar coherentemente las fuerzas nucleares (Voluntad),
electromagnética (conciencia) y gravedad (materia) es una expresión externa de la
necesaria “síntesis de los tres”. Por supuesto que esta síntesis no puede tener lugar
dentro del principio conciencia sino que requiere la “entrada en la Vida”.

Lo que llamamos Vida, conciencia y materia son tres expresiones de una única realidad
expresándose a través, y como, tiempo y espacio. Así como la materia y la conciencia
no están igualmente distribuidas en tiempo y espacio, tampoco lo está el principio Vida.

Está enfocado y mantenido en reservorios tales como, en nuestro planeta, el centro que
llamamos Shamballa. Esta energía de Vida es utilizada para impulsar los procesos
evolutivos tanto de la forma como de la conciencia. Pese a que está “contenido” en
distintos reservorios por todo el Kosmos, de los planetas a los agujeros negros, esta
contención es sólo desde el ángulo de la conciencia. Experienciada desde dentro del
principio de Vida, la vida es una por todo el Kosmos y en constante contacto consigo
misma. La comunicación (un término consciente) es instantánea comparada con la
velocidad de la luz, así como la luz es relativamente instantánea comparada con la
velocidad de la materia.

Todo lo manifestado tiene alguna dimensión espacio-temporal pero hay un salto


cuántico entre estos tres niveles. A la materia le lleva un “largo tiempo” evolucionar. La
conciencia evoluciona exponencialmente comparada con la materia. La Vida ES – al
menos desde la perspectiva de la conciencia. No parece evolucionar pero es el final
visto desde el principio experienciándose como el “eterno ahora”. Una vez que
entremos al principio de Vida y comencemos a familiarizarnos con el vasto cambio de
grado, encontraremos que existen correspondencias con la evolución pero en escalas
completamente distintas. Recuerden que aquí estamos hablando de la Vida o el espíritu
como el Primer Aspecto de una tríada manifestada y no del Principio Uno Ilimitado e
Inmutable que trasciende a las realidades manifestada e inmanifestada.

Una definición de despertar no dual podría ser la experiencia del infinito por lo finito.
Las entradas en realidades de espacio-tiempo a gran escala no son en sí experiencias no
duales pero sirven para acrecentar la capacidad de lo finito de recibir a lo infinito e
incrementar los efectos de ese despertar dentro del reino finito. Por ende, podría decirse
que el principio de Vida dentro de la manifestación, aunque no infinito en sí, sería la
“encarnación local” o concentración del principio infinito.

Vamos a llevar estas ideas a ilustraciones prácticas. Los Chohanes en Shamballa están
en alineamiento (relativamente instantáneo) directo con los reservorios o centros del
principio de Vida en el cuerpo en el que la Tierra encuentra su lugar. En este trabajo
hemos trazado el sutratma o “relación vertical en la Vida” desde nuestro planeta al Sol,
al centro galáctico, al súper centro galáctico y al Gran Atractor. Este alineamiento
ocurre pese al hecho de que el antakarana o “relación vertical en la conciencia” aún no
haya sido construido entre esos centros, así como el principio de Vida está activo en el
corazón humano cuando el principio conciencia todavía tiene que ser desarrollado.

Cuando un alma humana toma la iniciación o una personalidad humana tiene éxito en
alcanzar una meta, están atrayendo inconscientemente el principio de Vida anclado en la
esfera planetaria por Sanat Kumara y permeando su conciencia y forma. En el Tercer
Grado el iniciado se apercibe de su relación en conciencia. Similarmente la totalidad de
nuestra vida planetaria evoluciona en última instancia atrayendo el principio de la Vida
Una que impregna el Kosmos.

Presión – Temperatura
Presión crítica, temperatura crítica
Fase sólida, fase líquida, fase gaseosa
Punto Triple, punto crítico

Podríamos decir que el proceso de iluminación es el proceso de apercibirse


gradualmente en conciencia de eso que está, y siempre ha estado, manteniéndonos
“vivos”. Libra nos brinda la oportunidad y la lección de “relacionarnos en Vida”. Somos
atraídos a conexiones con otros individuos y grupos basados en nuestras resonancias
mutuas y capacidades para transmitir el principio de Vida. Esto significa cambios, así
como el traspaso de la personalidad al alma trajo cambios. En nuestra vida planetaria
está unificando “custodios del linaje” de distintos senderos espirituales, líderes de
diferentes naciones y expertos de distintas disciplinas científicas. En nuestra vida solar
la síntesis unifica a los Logos de diferentes esquemas planetarios, y en la vida
intergaláctica lleva a los Logos cósmicos a un apercibimiento más profundo de su
conexión inherente en la “Vida”.

Así el iniciado debe esforzarse para conectar con la mónada y triangular la energía entre
los tres vehículos – mónada, alma y personalidad. Debe crear un canal para el descenso
de la Vida desde lo superior a lo inferior, y esto resultará en el ascenso de la fuerza
kundalini desde el centro base al coronario y de vuelta al corazón. Debe permanecer en
relación grupal y permitir que las nuevas energías entrantes y el alineamiento
reorganicen sus relaciones basadas en la resonancia dinámica con el principio de Vida
antes que con la respuesta magnética al principio de conciencia.

Un planeta simultáneamente orbita un sol, el núcleo de una galaxia, el núcleo de una


súper galaxia y así subsiguientemente. Libra nos provee de la oportunidad de elegir con
cuál de los equivalentes internos de estos centros nos identificamos y por ende
dirigiremos nuestra conciencia. Como resultado de nuestra elección nos encontramos
junto a otros que han realizado una elección similar y somos atraídos inexorablemente a
una relación con el eje de esa rueda.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 8

Noviembre de 2006

Escorpio - Soltar

“La verdad parece ser que, en un cierto punto de la vida espiritual, el discípulo ardiente,
que ha buscado en todas las cosas llevar a su alma a unirse al unísono con la gran Alma,
que se ha esforzado para llevar a su voluntad a semejanza de la Voluntad Divina, pasa a
través de una marcada experiencia espiritual, en la que la gran Alma lo atrae hacia
arriba, la Voluntad Divina eleva su conciencia a la unidad con la Conciencia Divina; por
un momento percibe y siente, ya no cómo persona, sino como Superalma, ganando una
profunda visión de las divinas maneras de vida, y sintiendo el infinito Poder que trabaja
en vida y muerte por igual, por medio de la tristeza y la alegría, por medio de la unión y
la separación, por medio de la creación, destrucción y recreación. La maravilla y el
misterio que rodean a este gran corrimiento del velo han puesto su sello en todos los que
han atravesado esto”54.

Escorpio y Tauro son la dualidad astrológica que revelará la emergente cuarta cualidad
de la deidad. La sentiencia impregna la forma, sacia su deseo por la manifestación y es
soltada. El mismo proceso ocurre en todos los niveles – el cuerpo astral impregnando el
físico, el alma impregnando la personalidad y el plano astral cósmico impregnando el
físico cósmico.

Normalmente cuando consideramos las pruebas de Escorpio en el sendero del


discipulado estamos refiriéndonos a la relación entre alma y personalidad. Cuando éstas
son atravesadas exitosamente el resultado es la “muerte” de la personalidad, que en
realidad significa el fin de la identificación ilusoria del alma encarnada con sus
vehículos. Es el yo separado que “se desvanece” para que el alma sea liberada y sea
ahora capaz de funcionar libremente por medio de la personalidad.

Sin embargo existe una octava superior en este proceso, que resulta en la “liberación”
del ser esencial de su liberación con el plano físico cósmico. La triple “personalidad”
del plano físico cósmico está formada por la mónada, el alma y la personalidad
expresando las cualidades divinas de Voluntad, Amor e Inteligencia Activa,
respectivamente. La “mónada libre” es por lo tanto ese apercibimiento de identidad
esencial que se expresa en los siete planos del físico cósmico al tiempo que permanece
completamente des-identificada de ellos.

La mónada puede – en un cierto estadio muy avanzado en la evolución, mucho más allá
que el de Adepto – tener su triple manifestación simultánea y mostrarse como Maestro
en los tres mundos, como Boddhisattva en Su propio plano y como el Dhyani Buddha;
empero estos Tres no serán sino Uno, serán el resultado de una gran vibración espiritual
y llevarán a cabo el triple trabajo que puede aparecer (desde el punto de vista de los tres
mundos) como el trabajo de tres grandes Existencias separadas. Son formas de tres
“vestiduras” monádicas, utilizadas por la Mónada una como un hombre emplea
simultáneamente sus tres cuerpos, y funciona en ellos separadamente55.
54
Bhagavad Gita.
55
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 932.
El signo de Escorpio es triple, como el de Virgo. En Virgo la naturaleza forma está
velando al Cristo. En Escorpio el Cristo es liberado, como lo ilustra el glifo. Las nueve
cabezas de la hidra en esta octava superior no están confinadas a los tres planos
inferiores, sino que son de hecho las nueve iniciaciones que el humano o la Cuarta
Jerarquía deben atravesar. Tres pruebas involucran a la personalidad, tres al alma y tres
a la mónada. En realidad hay sólo una identidad atravesando tales pruebas. En los tres
planos inferiores esta identidad se experiencia como la personalidad, en los tres medios
como el alma y en los tres superiores como la mónada, pero permanece Una.

Una analogía es la triple manifestación del agua como hielo, líquido y vapor. Estas
manifestaciones ocurren a diferentes niveles de presión y temperatura (como diferentes
“planos de manifestación”), pero sin embargo están involucradas las mismas moléculas
de agua. Hay un triple punto en la manifestación del agua que ocurre a 0,1 grados
Celsius (noten el código binario o IO detrás) y a 611,73 pascales (presión). En este
punto el agua puede manifestarse en las tres expresiones. Bajo este punto tenemos la
dualidad de hielo y vapor (espíritu y materia). Existe asimismo un punto crítico que
ocurre a 374 grados Celsius y 22.064 mega pascales. En este punto comienza a
resquebrajarse la distinción entre líquido y vapor56. Podríamos decir que la experiencia
del alma o el principio Crístico ocurre en los tres planos de la tríada (así como la fase
líquida del agua ocurre entre el triple punto y el punto crítico). El alma, liberada de la
personalidad, puede experienciarse a través del proceso de identificación con los tres
niveles de expresión. Se conoce como espíritu (mónada) y como materia (personalidad),
y aún como algo tercero que hace de puente entre estos dos modos. Además, comienza a
conocerse como teniendo su origen más allá de sus “padres” del mismo modo que un
niño es producto de la unión de sus padres y a la vez tiene un origen independiente.

En el plano búdico entonces el alma humana comienza a apercibirse de su identidad


esencial con la Superalma – entendida en esta etapa como la energía del plano astral
cósmico. Aún esperan una cantidad de iniciaciones en los planos superiores del plano
físico cósmico antes de que sea posible la liberación de todo este plano, pero sin
embargo se tornan posibles las breves experiencias cumbre de lo que subyace a la triple
manifestación en los siete planos. Escorpio (como Sagitario) está asociado con Aquila,
el águila – el ave que vuela fuera del tiempo y espacio.

“Aquila, el águila, es el ave fuera del tiempo y espacio y mientras Hércules lucha con la
hidra mira hacia arriba, la ve y le es recordado que ha venido a la encarnación y volará
de vuelta al lugar de donde provino”57.

“...la meta de nuestro sistema durante la manifestación es la “iniciación o liberación en


el aire”, de modo que el ave de la vida fuera del tiempo y espacio pueda volar
libremente”58.

Otra ave mitológica que está asociada con la muerte y la libertad es el cisne –
kalahamsa. De acuerdo a Platón el cisne emite un canto particularmente dulce al
aproximarse a la muerte, y en la tradición india se dice que existe simultáneamente en
tiempo y espacio y en lo eterno.

56
Diagrama adaptado de Wikipedia; http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Phase-diag.svg
57
Bailey, Alice Ann; Los Trabajos de Hércules, p. 158.
58
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 83.
La liberación de los “tres” está también asociada con la cuarta dimensión. Los “tres”,
sean mente-emociones-cuerpo o mónada-alma-personalidad, pueden estar representados
por los tres ejes del mundo manifestado cada uno a 90 grados del otro.

A fin de adentrarse en la cuarta dimensión debemos entrar a la puerta solar en el punto


central donde los tres ejes se intersectan y por donde trascienden el círculo no se pasa
espacio-temporal.

Esta es una experiencia iniciática y nos permite trascender e impregnar nuestro pequeño
sistema. El cuarto movimiento dimensional nos lleva al centro superior donde todos los
fenómenos experienciados en el sistema menor son vistos como un subconjunto especial
de una ley cósmica general o – dicho de otro modo – como manifestaciones parciales de
una Voluntad mayor.

El mismo principio está en acción para el Señor del Mundo, que es conocido como “el
Gran Sacrificio” 59 . Sanat Kumara, bajo la Ley de Libertad, se ha dedicado a la
manifestación de la vida planetaria y al mismo tiempo está libre de toda identificación
con ella. Está polarizado en el cuarto subplano del astral cósmico y la revelación de la
cuarta cualidad en la tierra resulta de un alineamiento entre la Jerarquía humana en el
cuarto subplano del astral cósmico, el cuarto subplano del mental cósmico y el cuarto
plano cósmico – el búdico cósmico.

Esta “irrupción de la luz de la victoria”60 que involucra al cuarto plano, a Mercurio y a


Urano, así como a Vulcano y a Plutón, será naturalmente experienciada de forma
distinta dependiendo de la polarización de la entidad receptora del influjo. Para el
aspirante del mundo será experienciada como una libertad momentánea del control del
plano físico y sus imperativos para sobrevivir. Para el discípulo mundial resultará en la
liberación de las formas mentales controlantes; para el iniciado mundial resultará en la
libertad de la Voluntad o Propósito controlante.

“Por lo tanto, Plutón entra con toda su fuerza y expresión a fin de conducir las pruebas
del discípulo mundial, para lo cual trae la potencia de Escorpio, el signo del discipulado.
Bajo estas influencias puede tener lugar la muerte de las formas, liberando al discípulo;
debe sobrevenir la disolución de viejas estructuras grupales de pensamiento, que
personifican ideas e ideales caducos y disolverse y desaparecer las cristalizadas antiguas
formas, pero en su lugar el espíritu imperecedero -impresionado por la revelación y
sensible a los nuevos conceptos de la verdad que emerge- creará las necesarias y nuevas

59
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 253.
60
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 284.
formas para la adecuada expresión61.

Plutón en conjunción al centro galáctico crea las condiciones necesarias para la


invocación de la Voluntad planetaria y la activación de una parte del kundalini
planetario. Esta fuerza ascendente equilibra el descenso vulcaniano y resulta en la
cristalización y estallido de viejas formas y la creación de nuevas. Esas formas pueden
ser físicas, mentales o átmicas.

En el plano físico tenemos guerra y perspectiva de guerra. En el plano mental tenemos


el choque de formas mentales – materiales y espirituales. Puede sorprender el pensar
que hay también una tensión experienciada en el plano átmico entre la voluntad del
alma y la voluntad de la mónada – o macrocósmicamente la voluntad del Logos
Planetario y la del Logos Solar. Así como para la personalidad el desarrollo de la mente
es necesario antes de que ésta pueda ser trascendida, el alma debe desarrollar su
naturaleza voluntad antes de que ésta pueda ser trascendida. Una vez que es logrado el
alineamiento entre la voluntad de la personalidad, la voluntad del alma y la voluntad de
la mónada, la Voluntad o Propósito son trascendidos y la identidad se eleva libre en lo
que yace detrás del Propósito (o dicho de otro modo – en el contexto en el que el
Propósito emerge).

En los mundos del devenir, el propósito existe y conduce la evolución de la forma y la


conciencia. En el mundo del Ser no existe el propósito y por ende no hay nada para
lograr ni tiempo en el cual hacerlo. Ambos mundos existen y como kalahamsa, el
iniciado es un morador tanto en el universo temporal como en el eterno.

En mundo temporal de la Tierra tenemos las elecciones norteamericanas de medio


mandato cayendo justo después del plenilunio de Escorpio, y el rol pivotal que Estados
Unidos puede jugar en la emergencia de la cualidad espiritual de la libertad recibirá su
próxima prueba. A lo largo de los últimos años desde el impacto de Shamballa los
votantes han tenido una oportunidad de experimentar las consecuencias de seguir una
forma mental particular respecto al ataque del 9/11. ¿Será esto revisado o reforzado?
Del mismo modo los discípulos del mundo tienen cinco años para dar forma a las
energías de la Voluntad planetaria en nuevas formas mentales e iniciativas
impresionadas por sus almas y el propósito ashrámico. ¿Emergerán estas nuevas formas
o estallarán? Escorpio enseña que el único camino para traer a un propósito (y por ende
a un sistema) a plena expresión es “morir a él”, o dicho en otras palabras, trascenderlo.

Los iniciados tienen también una tarea definida que no involucra ni al propósito del
alma ni a las políticas del mundo de la personalidad sino que los trasciende e incluye. Es
la tarea del iniciado de alinear y circular la energía entre los tres centros planetarios,
Shamballa-Jerarquía-Humanidad vía su propia triplicidad de mónada-alma-
personalidad. Cuando esto es hecho la “fuerza salvadora” puede entrar a través del ojo
central – o más precisamente nos reconocemos como esa energía esencial que ha estado
presente todo el tiempo y sin embargo no revelada. Es tarea del cuarto reino hacer esta
gran revelación y demostrar desde allí la armonía que subyace a todo conflicto.

Los blancos nudillos del puño del yo se abren de repente.


61
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 406.
¡Vacíos!
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 9

Diciembre de 2006

Sagitario – el Poder de la Libertad

Luego de la victoria conseguida en Escorpio, el discípulo se vuelve una fuerza potente


en Sagitario. La dualidad representada por Géminis se transforma en el centauro
fusionado y el alma y la personalidad son unidas en un solo punto de enfoque espiritual.
Esta potencia es la que permite la penetración en el centro galáctico (la dirección de la
flecha del arquero) así como el despertar de la fuerza kundalini en el centro base. Al
hacer conjunción Plutón al centro galáctico entramos en una época en donde la
Voluntad planetaria está siendo activada y los discípulos del mundo deben ir al frente.

Resulta bastante evidente que los desafíos que afronta la humanidad están coalesciendo
rápidamente y revelándose como parte de un único problema – el problema del egoísmo
humano que se cierne como el Morador planetario. Muchos de los temas críticos tales
como la crisis ambiental, la pobreza, el sida, la intolerancia religiosa y demás están bien
estudiados y las soluciones son bien conocidas. Los gobiernos incluso han asumido
compromisos financieros y de otro tipo que haría que estas soluciones se
implementasen.

Lo que está faltando es la voluntad para llevar a cabo estos compromisos. Esa voluntad
está faltando por un contacto insuficiente con la energía de Propósito, porque es el
Propósito lo que despierta la Voluntad.

Ha habido muchos casos documentados en donde la gente ha sido capaz de esfuerzos


extraordinarios – por ejemplo, una madre cuyos hijos estaban atrapados bajo un auto fue
capaz de levantarlo en medio de una crisis – una proeza que de otro modo habría sido
totalmente incapaz de realizar. Las crisis de supervivencia y el peligro activan la fuerza
de kundalini momentáneamente, mas la energía del propósito monádico da ímpetu a una
activación sostenida. Ambas activaciones son evidentes en el mundo a nuestro
alrededor. Por un lado la creciente crisis del cambio climático está activando los miedos
de supervivencia de la humanidad.

En particular con eventos como el tsunami de diciembre de 2004, el huracán Katrina y


los niveles del mar en ascenso, la memoria profunda de la Gran Inundación está
emergiendo del inconsciente colectivo.

Muchos han decidido que eso ha ido demasiado lejos y que es demasiado tarde – una
catástrofe global estará pronto sobre nosotros. Otros están determinados a salvar el
mundo (en realidad es a la humanidad a quien están intentando salvar porque el mundo
probablemente esté bien). Estados Unidos es un fuerte foco para estos dos campos,
como corresponde a un continente con fuertes lazos con la Atlántida.

Los discípulos en el sendero de iniciación están libres de estas posiciones y por ende su
foco no está primariamente en la forma – personal o planetaria – sino en el
desenvolvimiento del propósito y los principios. Ese propósito y esos principios
permanecen inafectados por la supervivencia o no de la personalidad, y es por eso que
una de las apelaciones del iniciado de Tercer Grado es “El Conquistador de la
muerte”62.

¿Cataclismo o Cataclismo?

Existen dos palabras muy similares que ilustran acerca de la actual situación global. Una
es “cataclismo”, del griego “kata” que significa “abajo” y “klyzein” que significa
“lavado”. Un cataclismo es un “lavado” mundial tal como la inundación atlante, que
limpia la pizarra y permite que el proceso evolutivo se reinicie.

La definición moderna de diccionario es “una violenta convulsión que causa gran


destrucción o trae cambio fundamental” 63 . Podríamos recordar la historia bíblica de
Dios dando a la humanidad el “signo” del arco iris luego de la gran inundación como
promesa de que tal evento global no ocurriría nuevamente. Podríamos imaginar esta
promesa (promesa de y para la humanidad) encarnada en el discípulo moderno –
guerreros arco iris equipados con un antakarana funcionante.

La otra palabra es “catalizador”, que también proviene del griego “kata” y “lysis”, que
significa rompimiento o “disolución”. “Catalizador” era usada en el siglo XVI con
referencia al rompimiento de agrupamientos políticos. Más tarde como resultado del uso
científico, adquirió su significado moderno de “lo que precipita un proceso sin estar
envuelto o alterado por las consecuencias”64.

Un discípulo es un catalizador humano – alguien que ha pasado a través del uso


destructivo de la Voluntad hacia un mayor grado de libertad y ahora es capaz de
mantener su “paz” al tiempo que opera como agente causal en el mundo a su alrededor.
Sanat Kumara es el arquetipo planetario que sostiene la silente y pacífica Voluntad para
el esquema planetario bajo la gran Ley de Atracción.

¿Fisión o fusión?

Otro potente símbolo emergiendo en el plano físico tiene que ver con la energía nuclear.
La fisión nuclear resulta de la separación de núcleos atómicos forzados a una estrecha
proximidad por una carga convencional. La fusión requiere una fuerza aún mayor que
resulta en la soldadura de los núcleos y la liberación de cantidades aún mayores de
energía sin algunos de los efectos potenciales más peligrosos. El ITER es un reactor de
fusión experimental que está siendo construido en un esfuerzo internacional cooperativo
y se espera esté operativo para 201665.

La contraparte de este proceso físico que liberará grandes cantidades de energía en el


plano físico es el proceso de iniciación grupal, que libera las correlativas cantidades de
energía en el plano del alma. Vean algunas de las palabras utilizadas por los medios o
en las conversaciones sobre el proceso externo de fusión nuclear:

62
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 432.
63
www.thefreedictionary.com
64
www.thefreedictionary.com
65
www.iter.org
“Manejar el fuego solar”
“Manifestar en la Tierra el poder del Sol y de ahí liberar al espíritu humano de sus
preocupaciones de supervivencia”.

La iniciación grupal permite a los cuerpos causales de parte de la humanidad volverse


radioactivos y tener creatividad y potentes efectos en la conciencia colectiva.

La Cuarta Cualidad

En la dualidad Escorpio/Tauro vimos que el discípulo era introducido a la cuarta


cualidad de la deidad – la que yace detrás de la triplicidad de Voluntad, Amor e
Inteligencia. Esta cualidad – esta “fuerza salvadora” – comienza entonces a ser
esgrimida por el discípulo en los tres mundos, primero mayormente de forma
inconsciente pero gradualmente con mayor conciencia. Es esgrimida a través del alma o
principio medio. La fusión siempre tiene lugar gracias a un principio medio en contacto
con un cuarto punto, y la energía de Sagitario es guardiana de este proceso. El alma y la
personalidad son unificadas por el “yo” mental en contacto con la mónada. La mónada y
la personalidad son unificadas por el alma en contacto con el plano astral cósmico. En
un sentido grupal la Jerarquía y la Humanidad son llevados a la fusión por el Nuevo
Grupo de Servidores del Mundo en contacto con Shamballa. Shamballa y la Humanidad
son unificados por la Jerarquía en contacto con el Logos Solar, y así sucesivamente.

El Logos de la Tierra está polarizado en el cuarto subplano del plano astral cósmico, y
por lo tanto está en posición de unificar en una relación fusionada la energía del plano
físico cósmico y el plano astral cósmico. Para hacer esto debe estar en contacto con una
cuarta energía que yace detrás de las tres.

Buddhi Cósmico

En buddhi cósmico encontramos los ashramas solares construidos en torno al Propósito


galáctico. Este Propósito es descendido a través del propósito solar, el propósito
planetario, el propósito ashrámico, el propósito del alma, el propósito de la personalidad
y a la sustancia misma de los átomos del mundo físico. Buddhi cósmico yace en el
corazón de cada átomo. El antakarana o gran Cadena del Ser se extiende desde las
alturas a las profundidades y descubre en una manera peculiar que todos son una y la
misma energía. Plutón en conjunción al centro galáctico nos recuerda que lo que yace
en el núcleo espiritual de nuestra galaxia y lo que yace en el núcleo físico de nuestro
planeta no están separados. “El secreto del Fuego se halla oculto en la segunda letra de
la Palabra Sagrada”66. El fuego cósmico es revelado por el alma capaz de hacer de sí un
puente entre las energías duales de Vida, Propósito y Voluntad. Así el iniciado, liberado
del plano mental y anclado en buddhi, es capaz de penetrar en las alturas y las
profundidades, ganando directa percepción vía este principio mediador (y con la
asistencia de lo que yace detrás de la triplicidad) de los planos logoico y físico. Es por
eso que se dice que la transfiguración es el poder de la intuición aplicado.

66
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 39.
Kundalini

Como hemos visto, es la capacidad de penetrar en las alturas la que permite un despertar
sostenido de la fuerza kundalini. Sagitario facilita esta penetración bajo los esfuerzos
auto iniciados del discípulo antes de tomar la iniciación en Capricornio. La humanidad
como discípulo planetario está siendo apercibida a través de procesos internos y
externos de la posibilidad de penetración en la energía de propósito planetario contenida
en esta época en Shamballa. El impacto de Shamballa de 2000 formó una relación
directa entre los centros planetarios primero y tercero (Shamballa y la Humanidad). Para
el Wesak de 2007 la Humanidad tendrá la oportunidad de demostrar si es o no capaz de
hacer una invocación recíproca y establecer así un flujo energético entre los dos centros.
Son los discípulos del mundo quienes son capaces de realizar esta invocación y
establecer este intercambio en beneficio de la humanidad. Tienen su antakarana
construido en variados grados y están unificándose vía el proceso iniciático grupal bajo
la impresión del Ashrama de Síntesis. Es más, tienen un ambiente único en el cual
trabajar que posee el potencial de acelerar el proceso iniciático. Se nos dice que es la
extremidad del alma en servicio la que evoca el poder de la mónada. La crisis global es
el “invernadero” perfecto para que el discípulo tome la iniciación y así cumpla el
propósito de la encarnación, al mismo tiempo que asista al anclaje del propósito
planetario y la Exteriorización de la Jerarquía. Si la humanidad en sus captaciones más
elevadas efectúa una respuesta recíproca a Shamballa, entonces veremos números
significativos tomando el Tercer Grado como resultado de la activación del kundalini
planetario. Esta fuerza kundalini resulta en la liberación de las almas de los tres mundos
así como la activación del kundalini solar resulta en la liberación por completo de las
mónadas del plano físico cósmico.

Gobernanza Global y haciendo Demanda

Es en general evidente que alguna forma de gobernanza global iluminada es necesaria a


fin de regular el impacto colectivo de la humanidad en los bienes globales así como para
limitar la agresión y realizar nuestro potencial colectivo y diverso. Es también evidente
que hay muchos obstáculos para esta emergencia. Entre ahora y el advenimiento del
Cuarto Rayo en 2025 estamos propensos a vernos envueltos en un prolongado período
de crisis. Somos incapaces de ver desde nuestra perspectiva cuánto cataclismo y cuánto
catalizador serán requeridos para alinear nuestra personalidad planetaria con su
propósito, pero cuando arrojemos nuestra voluntad del lado de “lo que sea necesario”
antes que en lo que pensamos correcto o cómodo, entonces abriremos la puerta a la
ayuda real. No existen circunstancias externas que puedan derrotar al espíritu humano y
la demostración de esto es lo que les permitirá a los discípulos e iniciados actualmente
en encarnación el dar un paso adelante en el tiempo y lugar de su servicio planetario y
preparar el camino para el liderazgo iluminado.

Los discípulos anclados en su personalidad solar pueden demandar la energía del


propósito planetario. Como miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo
asistirán de este modo en la fusión del segundo centro planetario (la Jerarquía) con el
tercero (la Humanidad). Los iniciados anclados en el alma pueden hacer una demanda
de esta “fuerza salvadora” y la cuarta cualidad de la deidad. Como miembros de la
Jerarquía pueden asistir en la fusión de Shamballa y la Humanidad. Conforme hacemos
nuestro trabajo al nivel del antakarana que somos capaces de activar, también tomamos
nuestra pequeña parte en el proceso cósmico que integra nuestro planeta dentro de sus
dimensiones solar y galáctica.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 10

Enero de 2007

Capricornio – Iniciación

Las energías iniciáticas de Vida que fueron impulsadas en Aries alcanzan su nivel más
profundo de expresión en Capricornio.

En sentido individual esto hace posible para el alma, bajo la impresión de la mónada,
penetrar plenamente vía el cuerpo etérico en los aires vitales de la cabeza, siendo el
resultado la iniciación experienciada por el hombre en el plano físico. En el caso de los
Logos ocurre el mismo proceso en los planos cósmicos, y la humanidad en sus cuerpos
causales colectivos forma esas estructuras dentro del plano gaseoso del cuerpo físico del
Logos que recibe las energías superiores que resultarán en la iniciación del planeta. En
el hombre las energías deben pasar sin impedimentos desde el cuerpo causal a través de
los vehículos mental, astral y etérico, y así es también en el hombre cósmico.

El esquema de la Tierra junto a Vulcano y Plutón forma un triángulo dentro de la vida


solar cuyo propósito es el anclaje del germen de la Voluntad que formará la base del
próximo sistema solar. Dentro del esquema de la Tierra los miembros del reino humano
están siendo entrenados para responder a la fuerza de Shamballa tanto experiencial
como teóricamente. Es por ello que las enseñanzas sobre Shamballa forman una parte
tan importante en el actual ciclo de enseñanzas de Sabiduría. Crean una forma mental
resonante que puede ser accedida por la energía emergente. Así como un objeto ritual
dedicado a una cierta energía puede volverse un transmisor de ella, una forma mental es
también un objeto dentro de la vida planetaria que puede ser usada para transmitir
energía extraplanetaria. Conforme la humanidad es capaz de “permanecer y soportar” la
fuerza de Shamballa está también aprendiendo a invocarla, formando así un flujo
energético responsivo que completa la circulación de energía en torno al triángulo de
Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad. Cuando estos tres centros están conectados y
funcionando apropiadamente es revelada una cuarta energía – representada por el ojo
dentro del triángulo – yacente detrás de todos ellos.

Esta energía es la “fuerza salvadora”, y el destino de Cuarta Jerarquía o Jerarquía


humana es liberar esta fuerza dentro de la esfera planetaria.

“En el próximo sistema solar el centro que hoy llamamos Shamballa manifestará
(inteligentemente y por medio del amor) el aspecto voluntad de la Deidad. Sin embargo,
sólo en este segundo sistema solar, los tres centros, expresando los tres aspectos
divinos, se unen simultáneamente en diversas etapas de vivencia. Es interesante
observar que únicamente por mediación de los seres humanos pueden entrar en
actividad verdaderamente funcionante los centros antedichos”67.

“Por lo tanto, es evidente la importancia que tiene el centro denominado Humanidad. En


La Doctrina Secreta se enseña que el género humano tiene la función especial de salvar
y regenerar a la naturaleza. La "fuerza salvadora" -combinación circulatoria de tres

67
Bailey, Alice Ann; El Destino de las Naciones, p. 22.
energías mayores- es irradiada por la humanidad como impulso creador grupal que
gradualmente atrae a todas las formas de vida hacia el campo de su potencia magnética,
relacionándolas a todas ellas (o más bien, el alma de cada reino) con la Jerarquía y
Shamballa”68.

La Jerarquía humana puede servir esta función debido a su localización en el cuarto


plano o plano búdico en este cuarto esquema en un sistema solar de cuarto orden. La
entrada del Cuarto Rayo en 2025 marcará el inicio de un ciclo en el cual veremos este
proceso llevar a un gran florecer, y es para esto que nos preparamos.

El ser humano puede vincular las energías de los tres centros planetarios mayores
porque tenemos también una correspondencia con esos centros en nuestra propia
expresión. Somos lo que opera a través de ellos del mismo modo que el alma opera a
través de la triple personalidad. Esto puede parecer una declaración sorprendente
cuando consideramos que el modo normal en que vemos el desarrollo es progresar de la
personalidad al alma y la mónada, y esto es en efecto el modo en que experienciamos la
identificación con nuestros vehículos en tiempo y espacio. Pero así como el Logos Solar
se expresa a través de tres sistemas secuencialmente pero permanece enfocado en el
eterno ahora, tenemos una parte de nuestro propio ser que permanece a distancia de la
encarnación y es capaz por lo tanto de operar como el Dios de nuestro pequeño sistema.

Los siete planos del plano físico cósmico son estados vibratorios de la materia en los
que las vidas moradoras experiencian estados diferenciados de conciencia. La Cuarta
Jerarquía se experiencia en los tres planos inferiores como “personalidad”, en los tres
planos medios como “alma” y en los tres planos superiores como “mónada”,
atravesando nueve iniciaciones que representan los variados estados de apercibimiento.

Estas son iniciaciones en conciencia, pero la vida esencial permanece siempre la misma
y tiene su origen más allá de todo el plano físico cósmico.

El misterio de Makara que es revelado en la Tercera Iniciación involucra el misterio de


las cinco Jerarquías liberadas que son residentes del plano astral cósmico. Ellos, que
(cuando los reinos cuarto y quinto se funden) son nosotros, experiencian la encarnación
en los cinco planos inferiores del plano físico cósmico en el primer sistema solar, y por
lo tanto están en posición de recordarnos vía su representante en el plano mental (el
ángel solar) que no somos los vehículos en los que hemos encarnado.

Así como el alma debe des-identificarse con sus tres envoltorios (la personalidad), y la
mónada debe permanecer alejada de sus tres envoltorios (la tríada), nuestros yoes
esenciales deben permanecer alejados de los tres envoltorios mayores del plano físico
cósmico.

Los tres planos superiores del físico cósmico representan la vida sintetizada del plano
entero. El plano átmico sintetiza la identidad personal, el monádico la identidad triádica
y el logoico la identidad monádica.

68
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 141.
Estos tres operan como el triángulo de cabeza, corazón y garganta en el cuerpo etérico
del microcosmos y el macrocosmos. La humanidad despierta formará así parte del
centro laríngeo del planeta bajo la impresión de los Maestros en el plano átmico.

Estos centros transmiten energía desde los planos cósmicos, y como nuestro Logos
Solar está en proceso de tomar la Tercera Iniciación cósmica estará enfocando su
atención en el plano búdico cósmico y por lo tanto la energía de buddhi cósmico
comenzará a fluir crecientemente a través de su cuerpo etérico. Shamballa actualmente
transmite la energía del plano mental cósmico, la Jerarquía del astral cósmico y la
Humanidad del físico cósmico. Son sus energías combinadas – en realidad la revelación
de lo que subyace en todas ellas – lo que constituye la “fuerza salvadora”, y es esta
energía la que la Humanidad será capaz de liberar conforme aprende a triangular las tres
energías en el microcosmos. Así como la luz en la cabeza es generada por el efecto de
superposición de los tres centros de la cabeza, se vuelve un sol brillante y también un
portal donde es revelado el centro oscuro, una luz cósmica está siendo revelada dentro
de la periferia unida de los tres centros planetarios mayores. Dentro de la Jerarquía la
formulación del Ashrama de Síntesis tiene una correspondencia con este proceso.

Podríamos ver este mismo proceso a través de la analogía del sonido. El AUM
representa el triple acorde de mónada, alma y personalidad. Cuando el alma ha realizado
su trabajo el OM se emite expresando la dualidad del espíritu y la materia.
Eventualmente sólo la gran O es emitida en Shamballa cada cien años, representando la
síntesis de espíritu y materia y una expresión del gran SONIDO. Cuando un hombre
puede emitir su propio triple acorde ha comenzado a identificarse con la Vida Una que
es esencialmente.

Las energías de rayo asociadas con Capricornio son 1º, 3º y 7º, que podemos representar
gráficamente como:

Combinaron y reflejaron una palabra similar de poder que hemos asociado con la
Tercera Iniciación. Son los tres rayos del planeta Urano y también los posibles rayos de
la personalidad de los tres planetas asociados con el proyecto de la Voluntad – Plutón,
la Tierra y Vulcano.

“En la rueda revertida se agota la influencia saturnina en Capricornio y el hombre se


libera del karma y no es necesario que se le ofrezca una oportunidad, porque es un
iniciado liberado, un verdadero Maestro Masón, que puede dedicarse al servicio
mundial sin ser impedido o detenido por los pensamientos del yo o deseos egoístas.
Entonces queda bajo la influencia de Urano, el misterioso y oculto planeta. Su voluntad
está enfocada y desarrollada por las influencias uranianas…”69.

Plutón
Tierra
Vulcano

El símbolo de arriba, una expansión del jeroglífico SAT, es revelatorio de la intuición.


Uno de sus muchos significados tiene que ver con el vínculo con Urano, el Hierofante
de los Misterios, originándose en Sirio vía los pilares de Géminis, anclado vía la joya o
diamante álmica en la forma piramidal de la Escuela de Primer Rayo de Egipto.

Para acceder al reino de Urano debemos pasar a través de las puertas de Saturno y
reunificarse como Mercurio / Venus con:

Plutón
La Tierra
Vulcano

Padre. En el mito griego Saturno se ponía de lado de su madre Gaia, y amputaba los
testículos de Urano que caían en el mar para volverse Venus. Cuando el alma (Venus)
permanece en la cúspide de la montaña (Saturno) para recibir la luz del rayo (Urano) de

69
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 113.
la iniciación, la división en la conciencia entre espíritu y materia es curada. La Jerarquía
humana (Mercurio) es capaz de responder a la nota de cada subplano del plano físico
cósmico y empero permanece des-identificada con todos ellos. El iniciado los reconoce
como séptuples expresiones de una nota triple, y detrás de esa nota se reconoce como no
separado del gran SONIDO de la Vida Misma.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 11

Febrero de 2007

Acuario - Comunión

Existe un “…aspecto de la iniciación [que] es susceptible de ser pasado por alto. Cada
iniciación es un proceso de transmisión de energía, de un centro superior a uno inferior;
cada iniciación carga al iniciado con fuerza eléctrica, y esta carga y recarga está
relacionada con lo que H.P.B. llama "el misterio de la electricidad". Estas transmisiones
de energía ensanchan la fuerza atractiva magnética del iniciado y, al mismo tiempo, son
de efecto eliminador. En este hecho reside una gran verdad planetaria y la clave para la
ciencia de la redención planetaria”70.

“Esta serie de enseñanzas está ideada para asistir en el desarrollo de la capacidad de


transmitir la energía de la Voluntad. Conforme un individuo o grupo se vuelve una
expresión del Propósito también se vuelve un transmisor de la energía del Propósito
planetario. La transmisión de esta energía es totalmente comparable a la transferencia de
una “carga” eléctrica que empodera – una corriente de Vida”71.

Luego de los procesos de iniciación en Capricornio el alma se evade del control de


Saturno y entra más profundamente bajo la influencia uraniana de Acuario, y es en
Acuario que el impulso iniciado en Aries logra fructificar. El efecto de la influencia
acuariana sobre la Jerarquía es introducir la energía de Shamballa72 y actuar como un
agente de distribución de la “Vida más abundante”73. El fuego eléctrico de la mónada,
circulando a través de la tríada, entra al cuerpo causal vía la joya y empieza el proceso
de ardimiento causal que hace al alma una fuerza tan radioactiva en su ambiente.

El manejo de esta “corriente de fuego” requiere nuevas habilidades en la vida individual


y grupal y es un fenómeno emergente en la vida de la humanidad y del planeta como un
todo. Su emergencia es preparatoria de la revelación de un aspecto de la deidad más
profundo, universal y sintético.

Consideremos los paralelos con el fenómeno eléctrico en el mundo físico.

La corriente eléctrica es el flujo de una carga eléctrica.

La resistencia eléctrica es una medida del grado en el que un objeto se opone al paso
de una corriente eléctrica.

La cantidad de resistencia en un circuito eléctrico determina la suma de corriente


fluyendo en el circuito por cualquier voltaje dado aplicado al mismo.

70
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 601.
71
Serie “Trabajando con la Voluntad”, Aries, en este mismo libro.
72
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 26.
73
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 127.
Donde
R es la resistencia del objeto, usualmente medida en ohms, equivalente a J*s/C2
V es la diferencia potencial por el objeto, usualmente medida en volts
I es la corriente pasando a través del objeto, usualmente medida en amperes
(Fuente: Wikipedia74)

Cuanto mayor la resistencia al flujo de corriente los electrones en el cable se “excitan” y


más y más calor y luz es emanado. Por ejemplo, el filamento de tungsteno en un bulbo
de luz tiene más resistencia al flujo y de ahí la luz.

El cobre tiene baja resistencia y es por ende un excelente conductor de carga (dicho sea
de paso gigantescos depósitos de cobre han sido recientemente descubiertos en el
desierto de Gobi75).

En la práctica espiritual meditamos y quedamos “sobre-estimulados”. Al comienzo del


sendero al encontrar la corriente mayor resistencia la identidad individual se “excita” y
como resultado hay mucha charla y actividad. Esto culmina en la plena radioactividad
del cuerpo causal en el Tercer Grado. Es interesante el pensamiento de que la
implementación del propósito del alma de uno pueda ser el resultado de la resistencia al
flujo del propósito planetario. Más tarde cuando la resistencia es quemada y el alma es
liberada, el flujo de corriente fluye sin calor y luz. El iniciado se vuelve una fuerza
menos visible pero más potente. Otro pensamiento interesante es que un “sol” puede ser
un punto el espacio donde hay “resistencia” al flujo de la corriente eléctrica y de ahí el
despliegue solar.

Las corrientes eléctricas pueden también fluir a través de puntos “nadi” en un circuito.
Estos “puntos de resistencia” pueden ser organizados en serie o en paralelo.

Cualquier dispositivo en un circuito eléctrico – sea un bulbo de luz o un motor, está


diseñado como un resistor, y dado el símbolo:

Los resistores pueden ser organizados en serie o en paralelo.

Resistores en serie:

74
Wikipedia; voz “Resistencia Eléctrica” (original en inglés).
75
En la mina Oyu Tolgoi en el Desierto de Gobi. Ver
http://www.planetark.com/dailynewsstory.cfm/newsid/29982/newsDate/17-Mar-2005/story.htm
-+ Fuente de energía
R1 R2

Resistores en paralelo

-+ Fuente de energía
R1 R2

Cuando los resistores están en serie la resistencia total en el circuito es mayor y si un


resistor falla entonces toda la corriente se detiene. Cuando los resistores están en
paralelo la corriente puede fluir en uno o ambos circuitos, ya que ambos resistores están
conectados independientemente cada uno a la fuente de energía. La resistencia total del
circuito se reduce significativamente.

La analogía puede ser extendida a la vida grupal espiritual. En los grupos pisceanos hay
un “sol” conectado a la fuente de energía (espíritu) y el grupo está enganchado en serie.
Las distorsiones y las resistencias en el líder se propagan por todo el grupo y la
resistencia de todos los miembros se adiciona para crear un obstáculo significativo al
flujo de corriente (y mucho calor y luz en el proceso). Asimismo el grupo es sólo tan
fuerte como su eslabón más débil. Si un resistor se rompe la corriente deja de fluir.

En un grupo acuariano (noten el símbolo de arriba cuando los resistores están en


paralelo) cada miembro tiene su propio alineamiento con la fuente de energía. Son
posibles múltiples circuitos, la resistencia total es menor (y por lo tanto la corriente y la
carga son mayores) y los individuos pueden ir y venir sin quebrar el campo
electromagnético total.

Podríamos comparar este proceso con la Regla XIII con respecto al grupo que servirá
“como indica Acuario”76 y revelará el misterio oculto:

-+ Fuente de energía
R1
R2

“Por lo tanto, habrán advertido la necesidad de organizar eventualmente, en el mundo,


un grupo que esté muy bien constituido, meticulosamente seleccionado e internamente
relacionado, cuyos miembros sean iniciados, que hayan construido sus propios "arco
iris", con comprensión y exactitud, capaces de trabajar en tal completa unión, que el
antakarana grupal se convierta en un ininterrumpido canal directo de comunicación
desde Shamballa al grupo, porque cada miembro del grupo será un miembro de la
Jerarquía. De esta manera los tres centros planetarios entrarán en la necesaria relación y
otro gran triángulo emprenderá la verdadera actividad funcionante. Cuando esto tenga
lugar, una revelación, jamás soñada, se manifestará en la Tierra; una nueva cualidad
divina, de la cual no tenemos la menor idea, hará sentir su presencia, y el trabajo del
Buda y del Cristo y el del venidero Avatar, será reemplazado por Aquel que Shamballa
y la Jerarquía esperan, Aquel de Quien la doctrina del Mesías y de los Avatares ha sido
y es, en la actualidad, un pálido y lejano símbolo”77.

Luego del Tercer Grado los efectos de la iniciación no están confinados al individuo
sino que forman parte de una transmisión de corriente eléctrica más amplia dentro del
gran Ashrama como un todo78. Los iniciados de distinto grado atraviesan la corriente a
través de sus propias envolturas monádicas y triádicas de tal modo que ésta es rebajada
al nivel apropiado para que otros la asimilen. De este modo el “fuego de Dios” es
distribuido por la totalidad de la creación.

Dentro de la vida del planeta la energía acuariana enfatiza la relación entre Shamballa y
la Jerarquía de modo que almas conscientes son llamadas a crear un campo unificado
para la transmisión del fuego eléctrico planetario (la fuerza de Shamballa) a la
Humanidad. Eventualmente, una vez que la Humanidad ha aprendido a asimilar y
responder automáticamente a esta energía, el centro Jerárquico se volverá suplementario
y se retirará vía el sendero de la evolución superior al más sutil plano cósmico. Previo a
esto, una triangulación de los tres centros principales permitirá una revelación divina.
Vamos a extrapolar lo que esto sería desde lo individual a lo universal. Cuando la
mónada, el alma y la personalidad son apercibidas como una triple expresión de una
realidad (tal como el vapor, el agua y el hielo son expresiones de HO) entonces la
energía del plano astral cósmico es tenuemente sentida (como uno podría sentir la
esencia de una flor diluida en el agua). Como somos esencialmente los nirvanis
retornantes de un sistema previo (las cinco Jerarquías liberadas en el astral cósmico)

76
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 30.
77
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 216.
78
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 564.
entonces este apercibimiento resulta en una fusión de nuestras “identidades” de los
planos astral y físico cósmico.

“Soy el cuerpo y su vida amorosa. Soy el Yo, cuya cualidad es amor. Soy la vida de
Dios mismo. Soy la Madre, el Padre y el Hijo. Detrás de estos tres permanece el Dios
desconocido”79.

Cuando Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad estén trianguladas el planeta se volverá


consciente de su “Dios desconocido” que ilumina a Sanat Kumara.

Podría hacer una pausa aquí en este pensamiento y hacer de algún modo más clara para
ustedes la distinción entre este “Dios desconocido” que se expresa a través del planeta
como un todo, y Sanat Kumara en Su lugar elevado en Shamballa80.

Podríamos decir que Sanat Kumara es la vida del planeta en el plano físico cósmico
operando a través de siete chakras o centros de fuerza en niveles etéricos. Tiene su
contraparte en el plano astral cósmico, en el mental cósmico y así sucesivamente.

Similarmente dentro del sistema solar la triangulación de los tres planetas sintetizadores
(Urano, Neptuno y Saturno) revelan al Señor Solar y sus tres aspectos como el Sol, el
Corazón del Sol y el Sol Central Espiritual. Dentro de la vida galáctica la triangulación
de las Pléyades, Sirio y la Osa Mayor revela al Señor Galáctico, y así sucesivamente. La
confirmación en el año 2000 de que hay un agujero negro en el centro de nuestra
galaxia, sucediendo al mismo tiempo que el impacto de Shamballa, es parte de un
patrón que nos guía – vía la registración y respuesta al Primer Aspecto de Voluntad y
Propósito – hacia la revelación de lo que yace detrás de las tres expresiones
manifestadas de la divinidad.

¿En Quién es que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser? Existen la vida
planetaria, la vida solar y la vida galáctica. Detrás de estos tres y sin “centro” propio
está la Vida universal que permea e infunde todas las galaxias, sistemas solares y
planetas y sin embargo permanece más allá de todos ellos, incluso en sus
manifestaciones más sutiles. Como seres humanos somos nada menos que una
encarnación directa, una personificación o avatar de esa Vida universal. Así lo son
también cada guijarro y cada idea, pero dado que los humanos han sido individualizados
y dotados de auto-conciencia pueden volverse conscientes de ese hecho y a través del
poder de ese apercibimiento volverse transmisores conscientes de esa Vida dentro de la
esfera en la que nos encontramos. Esto por supuesto se aplica en la dimensión vertical a
los tres reinos inferiores en la Tierra.

La humanidad es de peculiar importancia con relación a estos triángulos debido a que es


su destino transmitir vida a los reinos subhumanos81 (itálicas mías). Pero existe también
una dimensión espacial en el rol que la humanidad tiene que jugar dentro de esferas de
vivicidad universal mucho mayores.

He aquí el Plan Jerárquico delineado para nosotros en cuatro pasos sencillos:

79
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. I, p. 51.
80
Bailey, Alice Ann; La Curación Esotérica, p. 453.
81
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 336.
“1. El primero y principal objetivo radica en establecer, por intermedio de la
humanidad, una avanzada de la Conciencia de Dios en el sistema solar…

2. Establecer en la tierra (como ya se ha indicado) una usina de tal poder y un punto


focal de tal energía que toda la humanidad pueda ser un factor en el sistema solar, que
produzca cambios y acontecimientos de naturaleza excepcional en la vida y vidas
planetarias (y por consiguiente en el sistema) e inducir a una actividad interestelar.

3. Fundar una estación de luz, por intermedio del cuarto reino de la naturaleza, que
servirá no sólo a nuestro planeta y a nuestro sistema solar en particular, sino también a
los siete sistemas, de los cuales el nuestro es uno. Este problema de la luz, ligado como
está a los colores de los siete rayos, es por ahora una ciencia embrionaria y sería inútil
extendernos sobre ello.

4. Establecer un centro magnético en el universo, en el cual el reino humano y el reino


de las almas, unidos y unificados, constituirán el punto de poder más intenso, que
prestará servicio a las Vidas evolucionadas dentro del radio de irradiación de Aquel del
Cual Nada Puede Decirse82.

Esta expansión nos lleva de un foco individual a uno universal, y descentraliza el rol del
reino humano al tiempo que lo empodera. El individuo – sea humano, solar o galáctico
– es minúsculo en comparación a lo universal y empero…es el único lugar en donde la
Vida universal puede vivir.

En la búsqueda de vida extraterrestre se dice que una respuesta definitiva de cualquier


modo será destructora de paradigmas para la humanidad. Desde una perspectiva
esotérica el universo se alía con la Vida y la conciencia pero no sabemos cuán raro es
para esa conciencia haber alcanzado esa etapa particular que tiene en la Tierra y cuán
crítico esto puede o no ser para planes más amplios dentro del Ser universal.

“Cuando la carga espiritual y eléctrica de los tres centros principales en el planeta -


Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad- haya alcanzado una elevada etapa de eficiencia
receptiva, cierto Avatar cósmico "se hará consciente de la cualidad vibratoria del
pequeño punto de luz dentro de la esfera solar", entonces "dirigirá Su mirada y enviará
Su fuerza a ese punto de luz, y el mal cósmico será expulsado y ya no tendrá lugar en la
Tierra”83.

Podría ser fructífero considerar el posible origen de este avatar cósmico, recordando que
la función de un avatar es transmitir energía de un sistema mayor a uno menor. Un
avatar cósmico, a diferencia de uno solar, proviene de más allá del sistema solar y sólo
es registrado en los dos planos superiores de nuestro sistema. En Tratado sobre Fuego
Cósmico nos son dados tres ejemplos de tales exaltados sere581, un avatar de la Osa
Mayor (específicamente la tercera estrella) y un avatar de nuestro “centro cósmico”84.
Recuerden que durante la dispensación de la enseñanza transmitida a través de A.A.
Bailey las Pléyades e inicialmente Alcyone fueron dadas como el centro en torno al cual
gira nuestro sistema solar. El conocimiento del centro galáctico aún tenía que penetrar
en la conciencia humana y Alcyone fue por lo tanto usada como un velo. Empero los
82
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 175.
83
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 601.
84
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 581.
velos deben hacer sentido, y podemos ver que las Pléyades, como centro laríngeo
cósmico, tienen una correspondencia al plano átmico y a Saturno. Hasta una cierta etapa
del sendero en la que es alcanzada atma es – para todo intento y propósito – todo lo que
el discípulo puede relacionar a la Voluntad. Sin embargo Saturno es, utilizando como
una frase densamente velada, un padre terrestre y no uno celestial (Urano es el
celestial). Un iniciado penetra – a través de la “voluntad del alma”, lo que atma
representa – hasta la Voluntad encarnada por la mónada.

Similarmente un ser planetario o solar cuando está atravesando la iniciación debe


acceder a la Voluntad cósmica. ¿Es el avatar cósmico quien “a su manera” es de hecho
una transmisión de energía desde el centro galáctico? ¿Existe una oportunidad al hacer
Plutón conjunción a este centro en 2007 que la conciencia en la Tierra registre, no más
sea débilmente, esta transmisión? Para que un triángulo entre Shamballa, la Jerarquía y
la Humanidad funcione efectivamente como un punto de entrada para esta energía, será
necesario que haya una adecuada respuesta de un grupo dentro del centro Humano.

“El efecto que produce la visita de un Avatar como el de Sirio, se considera que es la
culminación de la civilización y de la cultura, desde el punto de vista de todo el sistema,
en un relámpago de tiempo”85. ¿Cuál podría ser el efecto de una visita así de un avatar
desde el centro cósmico? Podríamos imaginar que tendría que ver cuanto menos con la
vida y la evolución de la conciencia dentro de los siete centros de los cuales el nuestro
es uno.

Sin dudas que la entrada en este sistema mayor requeriría un alineamiento triangular
entre las tres súper constelaciones, y un triángulo similar operaría dentro de nuestro
sistema solar así como en la vida planetaria. Sabemos que el anclaje de una “simiente de
Voluntad” que se volverá el germen del tercer sistema – un sistema de la Voluntad – es
un proyecto que nuestro Logos Planetario está llevando a cabo en conjunto con los
esquemas de Vulcano y Plutón, y que este triángulo ancla la fuerza eléctrica del planeta
sintetizador y hogar del fuego eléctrico (Urano86) en nuestro sistema.

La Tierra, como el corazón o punto monádico de Primer Rayo dentro del triángulo, debe
integrar y fusionar estas dos “voluntades” – la del alma y la de la personalidad
representadas por Vulcano y Plutón, respectivamente. Es interesante notar que al mismo
tiempo que Plutón está haciendo conjunción al centro galáctico ha sido “degradado”
como fuerza arquetípica dentro de la psique humana87, y al mismo tiempo está presente
dentro de la humanidad como un gran surgimiento de la energía plutoniana manifestada
como terrorismo fundamentalista en sus muchas formas. Si esto es así deberíamos
también mirar el influjo de energía vulcaniana que traerá al foro a esos líderes que sean
capaces de esgrimir el fuego complementario de la voluntad del alma. De hecho muchos
discípulos están experimentando una pulsión interna para externalizarse en servicio.
Detrás de esta actividad dual yace la acción sintética de Urano forjando el alma
diamantina o Tierra.

85
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 582.
86
Bailey, Alice Ann; tratado sobre Fuego Cósmico, p. 903.
87
El 24 de agosto de 2006 la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus
siglas en inglés) acordó que un “planeta” sea definido como “un cuerpo celeste que a) orbita en torno al
Sol, b) tiene suficiente masa para que su propia gravedad supere fuerzas de cuerpo rígidas, logrando una
forma (casi redonda) de equilibrio hidrostático, y c) ha limpiado el vecindario alrededor de su órbita”. Por
consiguiente Plutón fue reclasificado como un “planeta enano”. www.iau.org/iau0603.414.0.html
Desde la perspectiva del Logos Solar la energía afluyente forma parte del proceso que
resultará en la toma de la Tercera Iniciación cósmica y por lo tanto el despertar del
kundalini del sistema. Desde la perspectiva del Logos Planetario el influjo es parte de lo
que le permitirá tomar la Segunda Iniciación cósmica, cuando es requerido un toque
monádico para “sellar la puerta donde mora el mal”88 y superar la naturaleza de deseo
cósmica. Para entender un poco de cómo el parpadeo de la mirada de un avatar cósmico
ayudará a “sellar la puerta” es necesario investigar el origen (teóricamente y dentro de
nuestro sistema) del mal cósmico.

Sabemos que hay un desalineamiento entre los Logos Solares de las tres constelaciones
en las que juegan su parte nuestros Logos Solar y Planetario, y esperaríamos que un
avatar cósmico efectuase un realineamiento. Dentro de nuestro esquema planetario
sabemos que nuestro Hombre Celeste es uno de los “Dioses imperfectos” y que aún
tiene que dominar su naturaleza de deseos. Lo que esto significa en términos prácticos
para la vida dentro de su círculo-no-se-pasa en el plano físico cósmico es que
periódicamente todo el plano es barrido con su deseo por la vida física. Esto es
experienciado por las Siete Jerarquías encarnadas como un impulso hacia la
materialidad, y este impulso es particularmente dominante en los tres planos inferiores
donde está también la causa de la llamada “miseria sexual”89 de la humanidad. Cuando
el alma es capaz de funcionar en el plano búdico y fusionarse con la Quinta Jerarquía
representando las cinco Jerarquías liberadas, este tirón es compensado y el alma
comienza a ser capaz de hacer discriminación entre el deseo planetario (que sólo está
parcialmente solarizado) y el deseo solar que está infundido de buddhi cósmico.

Cuando un ser humano toma el Segundo Grado, el contacto con la mónada no es


utilizado tanto para negar el deseo como es comúnmente representado, sino para
compensarlo con su correspondencia superior – la Voluntad. Una vez que la “Vida más
abundante”90 ha sido probada, las experiencias menores empiezan a palidecer y el alma
encarnada busca más. El poeta Rumi lo expresa elocuentemente: “Hay algunos besos
que queremos con nuestras enteras vidas” 91 . Cuando una entidad planetaria toma la
Segunda Iniciación cósmica ocurre un proceso similar. Su foco es atraído vía la tríada a
la mónada, y por el antakarana que ha creado por su atención puede fluir hacia abajo la
fuerza de Voluntad que tendrá el efecto de abstraer y liberar su conciencia del plano
físico cósmico por completo.

Como las células dentro del cuerpo, como almas dentro de su gran Ashrama, tenemos
una elección similar respecto de dónde poner nuestra atención. Para aquellos que buscan
trabajar con la Voluntad y aprender el secreto de la abstracción, podríamos formar parte
de ese antakarana consciente que permitirá la entrada de una energía tan sutil que
seremos apenas capaces de registrarla – una esencia con las aguas de la Vida – la
presencia de una futura (y siempre presente) síntesis.

¿De qué sirve este gran marco, podríamos preguntar, si el mundo está en tamaña crisis?
Muchos sienten la atención de su alma atraída a asistir en educación acerca de la crisis

88
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 167.
89
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 350.
90
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 458 (?)
91
Jalal ad-Din Muhammad Rumi, Some Kiss We Want, traducido al inglés por Coleman Barks.
ambiental o ayudar a contrarrestar las fuerzas plutonianas que podrían traer guerra
religiosa, y de hecho son metas necesarias y valiosas para el alma.

Cada uno debe respetar el camino en el que están llamados a servir, ya que ese llamado
emerge desde las profundidades de su propio ser. Las simientes de la nueva civilización
son siempre plantadas en medio de la convulsión caótica del pasado, y debería
recordarse que los iniciados en cualquier generación, y en la cultura que nutren, son la
causa de la evolución y no su resultado. Consideren esta cita que ilustra el poder de la
meditación grupal sobre las fuentes cósmicas: “si se conociera el nombre y si un
determinado número de personas pudieran realizar el trabajo de meditación y
visualización ocultista, acompañándolo con una vívida imaginación, se atraería hacia
nuestro sistema la suficiente energía atractiva de la constelación implicada, lo que
aceleraría indebidamente los procesos de evolución en nuestro planeta y perturbaría
peligrosamente la economía del sistema. La gente no valora aún la potencia de la
meditación, especialmente la meditación grupal”92.

Desde nuestra perspectiva el tercer sistema solar – el de la Voluntad – existe en el


futuro, pero desde la perspectiva del Logos Solar los tres sistemas están sucediendo
contemporáneamente.

Cuando penetramos en el eterno ahora y permitimos a esta realidad permear nuestro


experiencia presente en este segundo sistema solar, algunas partes de la humanidad
están descubriendo esto: lo que es necesario para contrarrestar la testaruda y potente
materialidad que queda en la materia del primer sistema solar es introducir el espíritu de
la Voluntad y la abstracción que permean al venidero tercer sistema.

Einstein dijo que los problemas no pueden ser resueltos en el mismo nivel de conciencia
en que fueron creados. Sabemos que desde la perspectiva solar la Logia Blanca y la
Logia Negra sirven un propósito dual, y no hay dudas de que desde la perspectiva del
centro galáctico el bien y el mal solares forman una dualidad similar que es resuelta por
la afirmación de esa Vida central en que éstos son sintetizados y a cuyo propósito sirven
– consciente o inconscientemente.

Para usar la analogía eléctrica: la resistencia es la fuerza necesaria para generar luz
(conciencia). No nos oponemos a ella sino que simplemente acrecentamos el flujo de
corriente tocando, en paralelo, una fuente de energía más potente.

El triángulo de Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad está compuesto de tres puntos


que, aunque igualmente divinos, son de distinta potencia jerárquica. Podríamos
pensarlos por lo tanto como un triángulo vertical a la vez que uno horizontal (todos los
centros dentro del cuerpo de Sanat Kumara). Dentro del Ser cósmico en el que vivimos,
nos movemos y tenemos nuestro ser podríamos identificar otro triángulo vertical de
niveles claramente dispares. El centro galáctico (sustituyendo a Alcyone), Acuario y la
Humanidad. El primero es un centro dentro del universo, el segundo un centro o
constelación dentro de la galaxia, y el tercero un centro dentro del sistema solar (cuando
las Jerarquías Cuarta y Quinta son fusionadas). Son también un triángulo horizontal
cuando es considerado que todos son encarnaciones en un mayor o menor grado de la
Vida Una universal.

92
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 976.
La comunión con y la transmisión de…esa Vida…es el verdadero espíritu de Acuario y
la oportunidad que yace en el futuro para la raza humana como un todo, o en el presente
sin tiempo para esa pequeña sección de aquellos que están dispuestos y son capaces de
responder.
Trabajando con la Voluntad – Transmisión 12

Marzo de 2007

Piscis – Sacrificio y Entrega

“Toda belleza, toda bondad, todo lo que hace a la erradicación de la tristeza y la


ignorancia sobre la Tierra debe ser dedicado a la Gran Consumación. Entonces cuando
los Señores de Compasión hayan civilizado espiritualmente la Tierra y hecho de ella un
Cielo, le será revelado a los Peregrinos el Sendero Sin Fin que alcanza el Corazón del
Universo. El hombre, entonces ya no más hombre, trascenderá la naturaleza e
impersonalmente, aunque conscientemente, en aunamiento con todos los Iluminados,
ayudará a cumplimentar la Ley de la Evolución Superior, de la cual el Nirvana no es
sino el comienzo”93.

Existe una oscuridad divina que es la esencia tanto de la luz de la conciencia como de la
oscuridad de la materia. Existe un Yo que impregna y trasciende la totalidad del
universo en su expresión subjetiva y objetiva. En Oriente este Yo es llamado Brahman y
el auto-apercibimiento es el despertar de la experiencia directa de este Yo. Este Yo es
tanto el centro como la circunferencia del universo – la Mónada una – ya que todo surge
dentro de él y es en todo que él surge. Cuando cualquier elemento autoconsciente que
forma parte del universo inquiere acerca de su verdadera naturaleza eventualmente
descubrirá este Yo uno. El Ser que yace en el núcleo de la Mónada es el mismo Ser que
yace en el núcleo del universo entero. Este Ser es conocido como el gran Aliento. En la
exhalación el universo es traído a la expresión y en la inhalación entra en pralaya.
Detrás de este respirar yace la Seidad – el Principio Uno Ilimitado e Inmutable acerca
del cual nada puede conjeturarse. Somos esencialmente este Principio encarnado y para
tener una idea más clara de los vehículos que usamos para esa encarnación será útil
integrar el concepto occidental de espíritu y materia con el oriental de Purusha y
Prakriti. No son lo mismo, y el siguiente diagrama lo aclarará:

93
W Y Evans-Wentz, Tibetan Yoga and Secret Doctrines: Seven Books of Wisdom of the Great Path,
According to the Late Lama Kazi Dawa-Samdup’s English Rendering, Oxford University Press, 2000,
p.12.
Mónada, Alma, Personalidad
Espíritu, Materia
Esencia, Conciencia, Sustancia

Lo que frecuentemente referimos como espíritu y materia son dos polos vibratorios de
sustancia o Prakriti que se contrasta con Purusha. En los planos inferiores o Prakriti la
conciencia está más identificada con la sustancia, y en los planos superiores está más
identificada como esencia. La mónada, el alma y la personalidad son tres expresiones de
autoconciencia que se superpone en los planos átmico y mental. Existe sólo un Yo
esencial que yace en el núcleo de estas tres experiencias de apercibimiento.

Cuando el alma enfoca su exhalación está creando y sosteniendo su expresión en los tres
mundos. Cuando inhala torna su atención a través del centro de su propio ser hacia la
mónada. Cuando la mónada está exhalando está creando y sosteniendo su expresión de
vida en los cinco mundos. Cuando inhala torna su atención hacia el centro de su propio
ser y descubre a la Vida Una en una revelación acrecentada.

Este es el camino de la evolución superior. Existe la Vida Una del planeta, del sistema
solar, de la galaxia y del universo. La mónada está moviéndose hacia delante en la Vida
y empero esta vida es la misma por todo el Kosmos, así como la conciencia es la misma
por todo el Kosmos y empero es expresada en entidades y círculos-no-se-pasa siempre
en expansión.

La sustancia es séptuple. La conciencia experiencia y da emergencia a triplicidades. La


esencia experiencia y da emergencia a “todos” o singularidades. Una galaxia está
sostenida por una única vida aunque ella existe dentro de y es esencialmente la misma
que la Vida universal. Todos los agujeros negros en este sentido son esencialmente el
mismo agujero negro. La Oscuridad es Una. La entrega y la mediumnidad que está
conectada con Piscis nos permite ser utilizados como conducto para el despertar de la
conciencia de esta divina oscuridad…el despertar del individuo a lo universal…el Yo-
apercibimiento de la humanidad como el Yo esencial y espiritual del universo.

Autoconciencia

La iluminación espiritual en las grandes tradiciones puede ser resumida en el proceso de


“autoconciencia”. Aquí y allá ha despertado un individuo (si bien en diferentes
maneras) al apercibimiento de que son y siempre han sido esencialmente divinos y que
en el núcleo de su propia naturaleza son inseparables del núcleo de todo. Normalmente
establecen una tradición para ayudar a despertar a aquellos que están listos y a aquellos
con los que entran en relación estrecha. En la Era Acuariana el “salvador” es
esencialmente un grupo de esos seres iluminados que han alcanzado un grado de
libertad transmitiendo e irradiando ese apercibimiento y esa energía de libertad por toda
la conciencia no sólo de la humanidad, sino de todos los reinos de la naturaleza.

El Ashrama de Síntesis

La idea detrás del Ashrama de Síntesis aborda la realidad más profunda que subyace a
los tres centros planetarios – Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad – y no sólo al
principio medio o de conciencia. El yo puede despertarse en cualquier nivel de la
inmersión prakrítica, como atestigua la presencia en la Tierra de simples santos con
poco desarrollo mental. Cómo es expresada esta autoconciencia depende de otros
factores. Por lo tanto un ashrama así contendrá dentro de su círculo-no-se-pasa
miembros de cada uno de los tres centros, así como representantes de cada reino
planetario. Incluirá miembros de la evolución dévica y de la humana, así como esa
“misteriosa tercera evolución”94. Lo que todos los miembros de este centro sintético
tendrán en común es su apercibimiento y expresión de la Vida Una. Es más fácil lograr
esto en los subplanos superiores y por lo tanto será más difícil encontrar aquellos
miembros que retengan su participación en el centro que llamamos Humanidad que
algunas de las otras vidas planetarias. El proceso que denominamos la Exteriorización
de la Jerarquía tiene una contraparte que podríamos llamar la Interiorización de la
Humanidad. Esto involucra la iniciación de la conciencia pero el sacrificio de la
liberación de esa conciencia en los planos superiores por un cierto período. Esto tiene su
contraparte superior en el retraso en hollar los senderos cósmicos por la mónada cuando
lo requieren las necesidades de la evolución planetaria.

La Humanidad como una Estación de Luz

En el Kosmos el despertar del Yo uno por medio del planeta Tierra es un desarrollo
significativo que no será plenamente apreciado hasta que el despertar esté más
avanzado. En el sentido Virginiano la Tierra la tierra sirve como matriz y como tumba
para el Yo Uno. La energía de Vida entra al plano más bajo como la fuerza de kundalini
que debe dormir debido a que todavía es inconsciente de sí misma y debe por fuerza
operar instintivamente. De todas maneras es todavía la Vida Una. Cuando un centro de
auto-conciencia es desarrollado y esa conciencia es capaz de apercibir que lo que opera

94
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, pp. 673-4.
en el núcleo de su vida instintiva es la misma energía que detecta en su superconsciente
vía la intuición, entonces tiene lugar la iniciación. La vida que anima al plano superior
de cualquier sistema es la misma que anima el plano inferior (y de hecho cada plano).
Cuando esto es apercibido “en conciencia” el resultado es el quemado de las redes y una
síntesis apercibida de la Vida, la luz y la sustancia de todos los planos.

Los seres humanos como Kundalini Cósmico

El mismo proceso de síntesis ocurre en los siete niveles de los planos cósmicos. Una
mónada humana es esencialmente una chispa de la llama una – El Yo Uno. Su
confinamiento en el más bajo de los planos cósmicos es análogo al confinamiento de la
fuerza kundalini dentro del centro base, y es por ello que nuestro prototipo Sanat
Kumara es conocido como el Gran Sacrificio.

A medida que el ser humano empieza a apercibirse como la vida planetaria, la vida
solar, la vida galáctica, la Vida universal, los planos superiores e inferiores se
encuentran y kundalini asciende. Las mónadas humanas son por lo tanto la energía del
espíritu-como-Purusha, como Atman, como Brahman durmiendo dentro del plano físico
cósmico. La triplicidad de mónada-alma-personalidad son las tres serpientes detrás de
las cuales permanece el Gran Dragón que en su naturaleza esencial es la Vida Una.
Cosmológicamente la asociación de nuestra vida planetaria con la constelación Draco y
la llegada de la energía serpentina en la segunda ronda o monádica tiene aquí una
directa relevancia95. Antes de que “nosotros” viniéramos como conciencia al momento
de la individualización, “nosotros” ya estábamos aquí como kundalini. Cuando la
energía del Dragón se eleva de su “sueño” y retorna a su origen se hace posible una
síntesis cósmica.

“El círculo de la revelación se cierra; el ciclo se completa, las serpientes de la materia,


de la sabiduría y de la vida se unen en un todo, y detrás de las tres “permanece el Eterno
Dragón para engendrar siempre la triple serpiente, exclamando continuamente: Ve y
vuelve”96.

La esencia monádica – el Uno que fue los tres – se retira del plano físico cósmico y
sigue adelante en el Camino superior. A menos que elija o le sea pedido quedarse.

Es posible que kundalini despierte pero no se eleve. Podríamos asimilar a Shamballa a


la pupila de un ojo. Es posible que la pupila se dilate o contraiga en tamaño para
permitir el paso de más o menos luz o conciencia. El grado de dilatación es controlado
por la cantidad de iniciados de Sexto Grado a quienes les es requerido permanecer en el
servicio de la Tierra. Absteniéndose de elevarse, la energía de Vida centralizada
empodera y vitaliza el círculo-no-se-pasa en el que permanece voluntariamente
limitada. Podría así obtenerse alguna comprensión acerca del rol de Sanat Kumara, el
sendero del servicio en la Tierra y el rol de Piscis desde la perspectiva del aspecto
Voluntad.

95
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 708 (?).
96
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 468.
Piscis – Virgo y la sacralización de la materia

Esotéricamente Piscis está regido por Plutón – un planeta asociado con el chakra base –
y Virgo por la Luna velando a Vulcano – un planeta asociado con el centro coronario
(en la presente luna llena hay un eclipse total y por ende la oportunidad de trabajar con
Vulcano directamente). Virgo es el aspecto Madre y está asociado con la oscuridad de la
materia o el espíritu sepultado en la tierra. Piscis representa al aspecto Padre y está
asociado por ende con el símbolo del agujero negro en el centro de la galaxia. Cuando
es apercibido que esos dos son Uno, hay una quema a través de las redes que los
separan y una liberación de la Luz Superna – una séptuple luz sintética. El principio
Madre es restablecido a la igualdad en conciencia y “elevado al cielo”, mientras que el
principio Padre “desciende a la tierra”. En realidad han sido una siempre presente
dualidad en el Padre/Madre o Purusha/Prakriti. Consumado es.

El vehículo del alma está siendo sometido a presión desde dentro pero entonces – tanto
en el caso del iniciado individual como del grupo iniciado – el golpe final tiene que ser
asestado desde afuera, por un acto de la voluntad unida; esto corresponde al gran clamor
del Cristo sobre la Cruz cuando exclamó “Consumado es”97.

“Entonces se abrirá para ustedes y para otros, el Camino de Evolución Superior, y la


gloria del Señor se verá en una nueva luz -luz que oscurecerá y eclipsará todas las metas
y visiones anteriores”98.

El ciclo de enseñanzas sobre la Voluntad ha sido establecido sobre un ciclo zodiacal


como los doce pétalos del corazón. Podría ser sintetizado por tres imperativos
representando los niveles individual, grupal y universal del aspecto Vida:

Esfuerzo monádico

La creación y el sostenimiento de un punto de tensión dinámico dentro de la conciencia


álmica individual debe resultar en la iniciación dentro de la Vida. Podríamos llamar
esto…hacer demanda. La disposición a colocar todas las posesiones acumuladas del
alma (toda bondad, toda belleza, toda sabiduría, etc.) al servicio del desconocido pero
emergente centro…podríamos llamar a esto…ser oferta.

El resultado es la iniciación en Capricornio.

Radiación monádica

El reconocimiento interno de aquellos otros yoes con quienes uno está unido “en Vida”.
La transmisión – en formación grupal – de la ardiente y eléctrica corriente que vitaliza
estimula el aspecto Vida dentro del círculo-no-se-pasa planetario. La triangulación y
circulación de energía alrededor de los tres centros planetarios generando un campo
para la revelación de lo que yace detrás de los tres.

El resultado es el servicio mundial en Acuario.

97
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 191.
98
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 189.
Entrega monádica

La intensificación grupal del principio de Vida a través de una revelación mayor y


mayor de su naturaleza universal. Esto es logrado estando dispuesto a ser accedido y
empoderado por la vida de aquellas entidades (como por ejemplo el Avatar de Síntesis)
capaces de contener y transmitir niveles mayores de fuerza de Vida. Es también lograda
estando dispuesto a acceder, consagrar y empoderar vía el aspecto Vida a los reinos
inferiores dentro de la Vida Una.

El resultado es la emergencia del Salvador mundial en Piscis.

La actual oportunidad provista por Plutón en conjunción al centro galáctico es que la


conciencia de la humanidad (o aquellas secciones que estén listas) sea golpeada desde
afuera – metafóricamente – en respuesta a un llamado unido al aspecto Vida. El
advenimiento de un avatar cósmico desde el centro galáctico no es un único momento
en tiempo y espacio sino un proceso que yace detrás del tiempo, espacio y conciencia
tales como los conocemos. La venida de un avatar es una historia que transmite
significado a la mente humana. En realidad el centro de Shamballa está irradiando su
pacífica y silente Voluntad y transmitiendo su profundo apercibimiento del Yo Uno
universal sin referencia particular o cuidado por nuestros pequeños ciclos.

De todas maneras en el proceso de dirigir en este momento de crisis planetaria el grado


de Voluntad y conciencia que poseemos colectivamente hacia ese gran centro, los
resultados energéticos deben seguir de acuerdo a la Ley. La iniciativa ayuda a generar
un hilo de conexión que pueda ser construido sobre otros, y la pequeña semilla de la
esencia afluyente puede traer un desconocido e impredecible fruto.
PARTE DOS
La Tercera Aproximación

Las enseñanzas esotéricas delinean tres Grandes Aproximaciones a o desde la divina


fuente. La aproximación de la tercera fase concierne al Primer Aspecto o Vida en la
trinidad de Vida-Amor-Actividad o mónada-alma-personalidad. Es autoevidente que
este contacto sólo puede ser realizado conscientemente cuando el Segundo Aspecto o
Aspecto consciente del alma ha sido desarrollado. Sin embargo la conciencia no tiene
que estar completamente desarrollada antes de que se emprenda el contacto con el
principio Vida y de hecho el contacto temprano, si es debidamente guiado, puede
acelerar el proceso de evolución del alma.

Una analogía útil es la situación que sucede entre las disciplinas de la psicología
exotérica y esotérica.

La vanguardia de la psicología exotérica corriente, al tiempo que reconoce los mundos


transpersonales, se guarda de desarrollar la conciencia transpersonal hasta que la
“personalidad” esté plenamente desarrollada e integrada. Hay obviamente cierta
sabiduría en esta aproximación y muchos tendrán experiencias anecdóticas de
individuos que quedan “sin piso” o desequilibrados por un prematuro contacto con el
alma. Los psicólogos esotéricos plantean legítimamente que un enfoque prolongado en
el “desarrollo personal” puede ser un sobre-énfasis en el Tercer Aspecto y una falta de
disposición para progresar la identidad en el Segundo Aspecto o del alma. Los
entrenamientos como la Psicosíntesis intentan hacer un puente que cubra la brecha entre
estas dos aproximaciones.

En el futuro podríamos aislar una tercera aproximación al desarrollo y la integración


psicológicos – una psicología espiritual – que enfatice nuestra identidad primaria como
espíritu o mónada. De hecho el Maestro DK indica que las nuevas escuelas esotéricas
entrenarán estudiantes en contacto con la mónada y la personalidad a través de la
ciencia de la meditación ocultista99. El énfasis sobre el Segundo Aspecto o del alma
actualmente está volviéndose exotérico – formando parte de muchos enfoques comunes
a la educación y el desarrollo organizacional. La sabiduría y creatividad inherentes de la
sinergia grupal y colectiva de grupos alineados al Propósito está siendo
acrecentadamente valorada. Esta tercera aproximación tendrá sus propias fortalezas y
debilidades pero se volverá más y más reconocida como un sendero distinto que atraerá
ciertos tipos de individuos y grupos. Es en realidad una tercera aproximación a la
iniciación. Cuando el proceso de la iniciación fue introducido comenzó con un foco en
el individuo. Gradualmente el énfasis fue cambiado conforme entramos a la Era
Acuariana a uno sobre el grupo. Este tercer método coloca el énfasis en el todo.

Existe también un tercer método de individualización que se volverá el método normal


en el próximo sistema solar – la individualización a través de la abstracción. En el
primer sistema la individualización ocurría a través de la progresión evolutiva del
Tercer Aspecto. En el actual segundo sistema el método de individualización es a través
de la ayuda de los agnishvattas o el principio conciencia. Por eso, el desarrollo de la
conciencia a través de la “educación” o la “educción” del principio conciencia es la nota
clave de este sistema. En el tercer sistema la nota clave será el principio Vida, y la

99
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 220.
actividad y la conciencia será desarrolladas de un modo acelerado a través de la
identificación con la mónada, el Uno100. La identidad nuclear será, en efecto, abstraída
de los cinco mundos inferiores de la personalidad y la tríada.

Estas tres formas de desarrollo pueden ser relacionadas a los tres rayos primarios de la
mónada. De hecho las distintas aproximaciones serán favorecidas por aquellos en
diferentes líneas de rayo. Una distinción mayor en el planeta es entre aquellos que se
han individualizado en la Tierra (la humanidad terrestre) donde el Segundo Aspecto es
dominante. Oportunamente podríamos incluir también a la humanidad de la Cadena de
Mercurio – aquellos que están mostrando signos de desarrollo de “quinta cadena” y
comenzando a responder al tercer método de desarrollo.

Por supuesto que esta tercera aproximación atraerá también (con menos beneficios en el
largo plazo para ellos) a aquellos con un fuerte Primer Rayo a nivel del alma o la
personalidad. Será más apropiado para aquellos en cualquiera de los rayos que hayan
alcanzado un cierto nivel de integración personalidad / alma y por lo tanto aquellos en
quienes el principio Voluntad esté expresándose crecientemente.

En los mundos de tiempo y espacio desarrollamos la conciencia de nuestros tres niveles


del ser secuencialmente (personalidad, alma y luego mónada), pero en términos de
nuestra identidad esencial el orden de importancia relativa de los aspectos se revierte –
mónada, alma y entonces personalidad. Cuando intentamos colocar primero lo primero
debemos por ende considerar si estamos primariamente anclados en el mundo del Ser o
en el mundo del devenir.

Existe otra razón para desarrollar y reforzar esta tercera aproximación a la divinidad o
responsividad a la energía de Shamballa, y yace en una síntesis posterior. Cuando la
mónada, el alma y la personalidad asumen sus correctos equilibrio y orden de
importancia relativa en los mundos internos y externos entonces se vuelve posible la
revelación de eso que subyace detrás de estos tres aspectos. Así como los tres vehículos
de la personalidad cuando se integran revelan el principio sintético del alma operando a
través de ellos, los tres vehículos del plano físico cósmico ocultan una energía
sintetizadora – una cuarta cualidad de la deidad aguardando a ser revelada101.

El desarrollo de la Voluntad y la identificación monádica no es por lo tanto un fin en sí


misma sino parte de un proceso – un proceso de síntesis. Aquellos que desarrollan el
aspecto Voluntad aún necesitarán lograr el completar el círculo de los principios
conciencia y actividad en tiempo y espacio. Lo harán empero con la ayuda del cuarto
principio sintético que “ve a los tres como uno”.

Dentro de la comunidad esotérica la emergencia de esta tercera aproximación es


probable que genere una divergencia de opinión, así como la emergencia de la segunda
aproximación es un desafío a la primera. Así como hay aquellos que dicen que la
adquisición del conocimiento y la habilidad externa es más importante que el desarrollo
de la sabiduría innata del alma, habrá aquellos que dirán que el desarrollo y el
desenvolvimiento de la conciencia es más importante que la identificación con el
principio Vida. Por supuesto todos tienen “razón” y están simplemente enfatizando una
verdad parcial en una tríada pre-sintetizada. Habrá aquellos que digan que un intento de
100
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, pp. 587-8.
101
www.shamballaschool.org/mercury/FourthQuality.htm
contactar a la mónada es presuntuoso cuando recién hemos comenzado a conocer y
desarrollar el alma. Habrá quienes digan que no hemos aún entendido y aplicado la
primera y la segunda fase de la Sabiduría Eterna que nos ha sido dada y por ende para
qué molestarnos intentando ahondar en una “tercera fase”. Habrá quienes digan que el
requerimiento más importante en el planeta es la construcción del puente entre la
personalidad y el alma, y no entre el alma y la mónada.

Por supuesto que las distintas perspectivas enfatizan diferentes prioridades. Distintos
aspectos de un todo sintético son vistos como diferencialmente importantes por
entidades dentro de él. La síntesis, sin embargo, ocurre luego de que tres hebras son
equilibradas, y no antes. Una síntesis de opinión en la mente de los hombres es un
emprendimiento todavía más difícil y por eso, como siempre, los pioneros deben
demostrar sus prioridades y valores de cara al status quo prevaleciente. Lo hacen
poniendo a prueba nuevos senderos en el contexto de la experimentación, permitiendo
al tiempo y la evolución entretejer su trabajo en el todo mayor.

Por lo tanto, el trabajo de la tercera aproximación es completar el antakarana superior a


través de la identificación con el Todo de modo que pueda tener lugar la operación
sintética de los tres centros en el hombre y el planeta – trayendo la revelación de una
cuarta cualidad de la deidad. Esta revelación es esencial para la Era Acuariana.
Podemos prepararnos para ayudar en este proceso si, como dice DK, “caminamos
humildemente con nuestro Dios”102.

Hasta el momento hemos visto esta tercera aproximación ligada al acercamiento


individual a la divinidad, pero se aplica igualmente a nuestra vida planetaria como un
todo. Se han realizado dos Grandes Aproximaciones por el espíritu a la forma, con dos
aproximaciones menores encarnando los Grandes de miembros avatáricos de la familia
humana. La primera Gran Aproximación ocurrió en tiempos de Lemuria y resultó en la
individualización del hombre animal, el nacimiento del cuarto reino de la naturaleza y la
aparición del alma humana. Fue literalmente la llegada de la Luz103. La segunda Gran
Aproximación ocurrió cuando la humanidad había avanzado en las edades en
sensibilidad e inteligencia. Fue la aproximación de la Jerarquía espiritual a la
Humanidad y el hacerla consciente del sendero a Dios, el sendero de la iniciación. Dios
había hasta allí sido una realidad puramente trascendente e inaproximable, pero ahora
Dios se volvió inmanente y la humanidad pudo recorrer y progresar el sendero del
sacrificio vía el Cristo o principio álmico residente en el núcleo de nuestras propias
naturalezas. El Buda fue una encarnación o expresión de la primera aproximación y el
Cristo una encarnación de la segunda. La segunda Gran Aproximación será consumada
en la humanidad con la Reaparición de Cristo y la Exteriorización de la Jerarquía.

Esta tercera Gran Aproximación ya ha hecho sus comienzos con la venida a la relación
de la energía de Shamballa con la Humanidad. En las etapas tempranas la nueva
aproximación no es reconocida por lo que es – “la voluntad de Dios en una nueva y
potente vivicidad”104. Produce efectos, pero son mayormente inconscientes. Conforme
la humanidad desarrolle responsividad a esta nueva energía es capaz de empezar la
cooperación consciente con ella a través de la ciencia de invocación. Esa invocación
está comenzando a suceder de dos maneras – a través del llamado a la libertad
102
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 216.
103
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p. 341.
104
Bailey, Alice Ann; El Destino de las Naciones, p. 17.
mayormente inconsciente por las masas de la humanidad y por el llamado invocativo
concertado del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Así como las dos primeras aproximaciones tienen encarnaciones externas


representativas, también la tendrá la tercera. Esperamos un avatar venidero que
encarnará los principios no sólo de la Luz y el Amor (aunque desarrollados en un grado
menor que sus predecesores el Buda y el Cristo) sino también la energía de Poder. Así
sintetizará las tres grandes cualidades de la deidad y hará posible la revelación de lo que
yace detrás de su expresión.

Coincidente con la venida de este avatar será la fundación del Templo del Poder en el
plano físico, que hará posible el restablecimiento de los misterios y la toma de la
Primera Iniciación como un evento externo reconocido dentro de la familia humana. Ya
existen dos templos – un Templo de Luz en el plano mental presidido por el Buda, y un
Templo del Amor en el plano astral presidido por el Cristo105.

Las tres aproximaciones – del espíritu a la materia (y viceversa) a través de los trabajos
triples de la conciencia – forman parte de un gran todo, y cuando sean consumadas
tendremos “un nuevo cielo y una nueva tierra” 106 . Ésta es la promesa que la
combinación de las energías de Acuario y el Séptimo Rayo hacen posible107. Sólo que
entonces no utilizaremos los términos “cielo” y “tierra” o “espíritu” y “materia”, porque
no serán ya experienciados como una dualidad. La Luz Superna, la Luz de la Vida
Misma, revelará la Vida Una permeando todos los niveles del Ser manifestado, y la
humanidad tomará su lugar consciente como centro divino. Entonces este planeta
manifestará una verdad en la conciencia que ha sido una realidad divina atemporal.

La Tierra siempre ha estado en el cielo.

105
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 220.
106
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p. 344.
107
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 370.
El Dios Agujero Negro

La historia de la cultura humana nos dice que cualquiera sea el símbolo que coloquemos
en el centro de nuestra imaginación colectiva se refleja a través de todos los niveles de
civilización – nuestras estructuras políticas, sociales, educativas y económicas.

Naturalmente que el cosmos ha sido una fuente primaria de nuestros “símbolos


celestiales” y podemos trazar el desarrollo de la conciencia humana prestando atención
a cuál de los “cuerpos celestes” captura nuestra atención y centraliza nuestra sociedad.
Cuando la Luna es dominante en nuestra psique tenemos gobernando la vida emocional
y física con su énfasis en el cuerpo físico y astral. Cuando los planetas son el foco
dominante tenemos las tradiciones panteísticas y prestamos atención a las distintas
cualidades de la personalidad. La conciencia centrada en la Tierra o Gaia podría decirse
que culmina en el planeta actualmente conforme la conciencia de masa de la humanidad
está integrándose como una “personalidad”. La visión de la Tierra desde el espacio fue
un poderoso símbolo unificador.

El Sol es el centro de muchas de las tradiciones monoteístas y representa el símbolo


central dominante para la humanidad avanzada a lo largo de los últimos miles de años
de evolución. Es el símbolo del alma, la vida Crística, y es el motivo central de la Era
Pisciana. El Sol es la fuente de luz y amor, el epítome del salvador y de la
autoconciencia. Es Leo, y permite al hombre decir “Yo soy” primero como personalidad
y luego como alma.

Hay dos eventos relativamente recientes que están trayendo un nuevo símbolo
centralizante a la imaginación de la humanidad. El primero es el viaje fuera del sistema
solar por las sondas Voyager108.

Las sondas gemelas Voyager 1 y 2 están actualmente atravesando la heliosfera 109 y


simbolizan la extensión de la conciencia humana más allá del círculo-no-se-pasa del Sol
del mismo modo que el lanzamiento del Sputnik en 1957 simbolizó la liberación de la
conciencia humana del planeta.

El segundo evento es la postulación de los “agujeros negros” y el descubrimiento que


un agujero negro forma el eje central de nuestra galaxia de la Vía Láctea y de hecho,
con toda probabilidad, de todas las galaxias.

En el inicio de la Era Acuariana tenemos un nuevo símbolo que es en muchas maneras


el opuesto del Sol leonino. El Sol es una fuente de luz, de conciencia, de orden. El
agujero negro es oscuridad, lo incognoscible, el caos. El planteo de este escrito es que el
símbolo del agujero negro entrando en la psique humana es la equivalencia externa de la
mónada o aspecto espíritu, así como el Sol se relaciona al alma. En la Era Acuariana la
principal tarea espiritual no es relacionar el alma y la personalidad sino la mónada y la
personalidad vía el alma. Los tres símbolos mayores: la Tierra, el Sol y el agujero

108
Ver www.nasa.gov/.../ voyager_heliosphere.html
109
Escrito en 2007. En agosto de 2012 la sonda Voyager 1 abandonó el sistema solar y entró al espacio
interestelar. Puede oírse el sonido del espacio exterior en el siguiente enlace:
http://actualidad.rt.com/videoclub/view/105760-sonidos-voyager-sistema-solar Nota del Traductor.
negro, pueden ser equiparados significativamente a esos tres niveles de “yo”, cada uno
en el centro de su respectivo satélite:

Black Hole - Monad Sun - Soul Earth - Moon -


Personality Emotions

Agujero Negro – Mónada Sol – Alma Tierra – Luna


Personalidad Emociones

O dicho de otro modo familiar para los esoteristas – la personalidad es cuádruple, el


alma es triple y la mónada es singular, correspondiéndose con esa “singularidad” en el
núcleo de un agujero negro:

El Sol es así una “luz” entre dos “oscuridades” – la oscuridad de la materia y la


oscuridad del espíritu. Es la materia misma la que es consumida en el corazón de una
estrella, y es la luz la que es consumida dentro del corazón de un agujero negro. La luz
no puede escapar al tirón gravitacional una vez que el horizonte de evento es
atravesado. La luz es el símbolo de la conciencia, y como sabemos, es dual, requiriendo
sujeto y objeto. El espíritu es no dual y cuando la “Vida” que yace más allá de la
conciencia es accedida, la conciencia tal como la conocemos – conciencia
“almasolar”110 – ya no es experienciada. La identidad o principio ahamkárico es disuelto
en vacío o sunyata.

El cuadro e imagen siguiente enumera las relaciones que estoy proponiendo entre el
plano físico y las manifestaciones físicas de miembros de la familia cósmica – planetas,
soles y agujeros negros:

Primer éter Logoico Universal Akasha


Segundo éter Monádico Agujero Negro
Tercer éter Sol átmico (tercer orden) Supernova – agujero negro
Cuarto éter Sol búdico (cuarto orden)
Plano mental gaseoso Sol como Venus (quinto orden)
Planeta del líquido astral - La Tierra
Planeta físico físico – Marte

110
El término original en inglés es “soular”, juego de palabras que combina “soul” (alma) con “solar”.
Nota del Traductor.
Sabemos que nuestro Sol está manifestándose en el cuarto éter y que la ciencia está
gradualmente penetrando en lo que yace detrás de la luz. Sugiero que un agujero negro
es una manifestación de la materia etérica segunda generada del mar akáshico de primer
éter del sustrato energético del agujero negro – blanco.

Un Logos Planetario eventualmente se vuelve un Logos Solar. Un Logos Solar


eventualmente se vuelve un Logos Cósmico (con niveles intervinientes de Logos
Constelacionales). Vemos esto reflejado en el plano físico. Si Júpiter fuera mayor se
habría vuelto un sol. Si una estrella tiene la masa suficiente terminará su vida como un
agujero negro.

En tanto éstas son correspondencias relacionándose con el plano físico reflejan


naturalmente las realidades del plano físico cósmico. El antakarana superior representa
la relación entre alma y mónada, la Jerarquía y Shamballa. El número de Shamballa es
el 24, revelándola conexión existente entre el segundo plano o monádico y el cuarto
plano o búdico.

Fórmula V dada en El Discipulado en la Nueva Era, Tomo II

“EL SOL…NEGRO…ANTAKARANA” es la fórmula vinculada a la revelación de la


Voluntad y Shamballa 111 . Cuando el antakarana superior está construido tenemos el
potencial para circular energía entre el triángulo de la mónada, el alma y la personalidad
de un modo que revela una cuarta energía o “fuerza salvadora”.

Aceptando por un momento que el agujero negro es un símbolo de la mónada,


podríamos preguntar cómo se revela en la venidera civilización acuariana. La nota clave
del espíritu o aspecto monádico es “síntesis”.

La síntesis no es fusión. La fusión o unidad pertenece al nivel de la conciencia o el alma


– su símbolo externo es el campo de luz que constituye una galaxia. Los muchos soles
comparten una “conciencia” común. Sin embargo esta conciencia o luz no penetra en
los niveles superiores del espíritu – el agujero negro.

Por lo tanto, la conciencia no puede ser el origen de la síntesis sino un campo para su
revelación. La verdadera síntesis está basada en el apercibimiento de un principio “ya
presente” que yace en el núcleo de la expresión diferenciada.

Por ejemplo un planeta como la Tierra no necesita volverse un sol a fin de orbitar el
agujero negro – sólo necesita conciencia solar para “apercibir” el hecho de que ya lo
está haciendo. “Jesús dijo…nadie va al Padre sino a través de Mi” (Juan 14:6). Que
ningún hombre “va al Padre” excepto “a través del Hijo” o “Sol” es verdadero de la
conciencia del hombre. Por supuesto él ya está relacionado al aspecto Padre porque el
espíritu es la fuente misma o el origen no revelado de su existencia. El sutratma o “hilo
de Vida” ya está presente en todos los hombres. Empero no todos los hombres han
construido el antakarana y toman conciencia de ese hecho.

Todas las constelaciones, soles, planetas, lunas, cometas, asteroides, etc., están
presentes dentro de la forma de una galaxia. Son expresiones diferenciadas de la vida de

111
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 282.
esa galaxia. Dentro de la sociedad humana existe una diferenciación similar. Todos los
individuos son almas (soles) pero no todos están expresando su naturaleza solar.
Similarmente los grupos y las organizaciones están funcionando en distintos niveles
dentro del organismo humano planetario. ¿Cómo desarrollamos un contexto integral
para la sociedad humana que comprende todos los niveles de expresión?

Podría decirse que la conciencia humana en la Tierra actualmente está emprendiendo


una transición de estructuras centradas en la personalidad a otras centradas en el alma.
Desde la perspectiva de la conciencia de un discípulo esto crea una “batalla” entre esas
dos formas de expresión, simbolizadas por la guerra entre la Logia Negra y la Logia
Blanca – las fuerzas del materialismo y las fuerzas de la luz. Un discípulo es parte
íntima de este conflicto porque el mismo está siendo librado en el núcleo de su propia
conciencia. Sin embargo, desde una perspectiva más elevada, una vez que es lograda la
victoria, las fuerzas de la luz y la oscuridad son vistas como aspectos duales de un único
sistema energético. La meta de la mónada es fusionar el alma y la personalidad en la
Tercera Iniciación de modo que el principio de Vida central pueda expresarse a través
de ambos.

Las estructuras no solarizadas basadas en la personalidad tienden a marginar y excluir


los valores e impulsos del alma, como bien sabemos. Las estructuras “in”-“forma”-
“das” pueden también tender a excluir los impulsos instintivos e inconscientes de la
personalidad inferior. Vemos esto último algunas veces en las expresiones naif y
utópicas de individuos y grupos durante este tiempo cumbre que pueden excluir o no ser
conscientes de las fuerzas reales que conducen la naturaleza inferior del hombre. El
alma no es capaz de controlar plenamente los aspectos inferiores de la personalidad
hasta que está anclada en el chakra base.

Las estructuras del espíritu o “Vida-basadas” tienen por lo tanto que incluir todos los
niveles de expresión – superconsciente, consciente e inconsciente – si es que quiere
expresarse una verdadera síntesis en los numerosos campos del esfuerzo humano.
Tomemos la analogía en algunos de estos campos:

Política

• Sistemas centrados en la personalidad o basados en la forma o la supervivencia,


aserción del “auto-interés”.
• Sistemas centrados en el alma – basados en valores, aserción del “interés grupal”
o “bien común”
• Sistemas centrados en la mónada – basados en la Vida, aserción de la síntesis.

Uno de los principales temas en la política planetaria es el movimiento hacia la


gobernanza global y el derecho internacional.

Uno de los principales obstáculos son los aparentemente conflictivos intereses de


diferentes sectores dentro del grupo global de naciones. Hay una pugna por acomodar
las distintas perspectivas de las llamadas “naciones desarrolladas” y las “naciones en
desarrollo” así como las desigualdades recursos económicos y otros. Asimismo hay
miedos de pérdida de soberanía individual por un cuerpo global y las variadas formas de
agrupamientos intermedios están basadas mayormente en las economías regionales. El
poder de las Naciones Unidas está disminuyendo por su necesidad de encontrar un
consenso entre diferentes perspectivas, así como por la falta de poder judicial en el
derecho internacional para implementar decisiones. Una ONU basada en la personalidad
resultaría en la dominación global por el auto-interés de las naciones más poderosas.
Una ONU basada en el alma requiere el compartir un conjunto de valores comunes y el
espíritu de buena voluntad por aquellos involucrados. Esto no es aún evidente, ni es
probable que lo sea en el futuro previsible.

Una ONU centrada en la mónada reconocería que las naciones están en distintos niveles
de desarrollo. Incluiría a todas las naciones en su Asamblea General, reconociendo el
inherente compartir del principio de Vida. Tendría también un Consejo diferenciado
constituido por aquellas naciones demostrándose como almas. Estas naciones tendrían
mayores poderes en el proceso de toma de decisiones global, basado en su demostración
de principios del alma en acción en su expresión nacional (empero esos poderes no
podrían ser utilizados para promover el auto-interés).

Estas naciones tendrían también mayores responsabilidades, incluyendo económicas,


para con la comunidad de naciones. Este grupo interno tendrían en su núcleo un
conjunto de principios (que serían acordados unánimemente para servir al todo) así
como una dinámica y vívida relación con el espíritu.

Este centro o “Dios Agujero Negro” no estaría limitado por ninguna idea o forma
mental externa sino que sería reconocido como una “presencia viviente”, el principio
inspirador subyaciendo la expresión de vida planetaria.

Religión

Dentro del campo religioso estamos también viendo en acción las fuerzas de la
unificación, pero el espíritu o la síntesis están apenas comenzando a ser sentidos. Hay
muchas organizaciones “paraguas” que buscan relacionar una tradición diferente con la
otra e intentan encontrar “base común” entre sus enseñanzas. Estas organizaciones
pueden ser equiparadas a “constelaciones”. Son puentes de luz y entendimiento entre
“soles”, o los cuerpos causales solarizados de las grandes luces de las religiones
humanas. Antes que un “sol” intentando absorber los demás, están empezando a
reconocer y respetar la “solaridad” del otro. El “Cristo cósmico” está siendo reconocido,
no como un gran sol sino como la luz misma de la galaxia, conteniendo dentro de su
aura numerosas manifestaciones solares. Hay un creciente reconocimiento similar de las
distintas fortalezas de los distintos senderos, y con la expansión de la tolerancia
religiosa los seres humanos individuales han sido capaces de responder más libremente
a las diferentes enseñanzas conforme encuentran las necesidades y la etapa particular de
su propio desarrollo álmico. La Nueva Religión Mundial sin dudas surgirá de la
respuesta de individuos y grupos dentro de todos los senderos al núcleo sintéticos de
todos ellos. Podrá haber articulaciones del núcleo, pero seguramente será la vivicidad de
Dios cualquiera sea su nombre o ideación, lo que atraiga a la humanidad a una respuesta
rítmica unida a esa Presencia que impregna toda la manifestación.

Para que se haga presente la verdadera síntesis ésta debe por supuesto incluir a todos
aquellos que no “creen” en absoluto en Dios, e incluso se opongan activamente a una
“idea” así. No se trata por ende de encontrar una conciencia más inclusiva para la
experiencia religiosa sino de reconocer lo que yace detrás y produce tanto la conciencia
como la forma.

Educación

Cuando el “sol” es el principio centralizador de la política tenemos el fenómeno del “rey


sol” o gobernante benevolente. En la educación tenemos al “Cristo” o “principio
álmico” como el gran instructor. El sol tiene planetas, el maestro tiene estudiantes o
discípulos. Cuando la meta es el desarrollo de la conciencia, como en este sistema, lo
que se reverencia es la encarnación de conciencia más desarrollada en él. Cuando la
conciencia predominante está centrada en la personalidad, entonces aquellos con alguna
infusión álmica con los maestros.

Cuando la conciencia predominante está volviéndose más basada en el alma, como está
sucediendo acrecentadamente con el planeta, entonces son aquellas almas capaces de
extraer el poder de la mónada las que son requeridas. En las nuevas escuelas la meta
será la conexión de la mónada con la personalidad, y no tanto la construcción del
antakarana inferior entre la personalidad y el alma.

En la enseñanza esotérica el foco en la Jerarquía y el Cristo está siendo extendido a un


creciente apercibimiento y relación con Shamballa y el Señor del Mundo, Sanat
Kumara.

Una vez más no es tanto un apercibimiento en conciencia, sino de eso que yace detrás
de la conciencia. Las palabras del antiguo mántram Gayatri “descúbrenos la faz del
verdadero Sol espiritual oculto por un disco de luz dorada”112 puede que se refiera a la
mónada, y una correspondencia externa es el descubrimiento del agujero negro.

Es el principio de Vida que está presente en el maestro y en el estudiante el que los


mantiene en una órbita mayor en torno al principio sintético central. Con el
advenimiento de más y más almas avanzadas a la vida planetaria, muchos educadores se
encuentran bajo gran presión, como el sistema educativo en general. Algunos
estudiantes están siendo conducidos no tanto por la “voluntad de conocer” o incluso la
“voluntad de amar” sino por la “voluntad a la Vida” y la “Vida más abundante”. Causan
problemas dentro del mundo “lleno de luz” de la evolución de la conciencia. Algunas
aulas parecen más una demostración de la teoría del caos y el principio de incerteza que
de la ordenada física newtoniana.

La educación está encontrando un nuevo “extraño atractor” o energía centralizadora,


que va más allá de la adquisición de conocimiento y habilidades. Requiere el desarrollo
de la capacidad de vivir en el no conocer – en gozosa relación

112
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 620.
Negocios, Economía y Medio Ambiente

Con el advenimiento de la tecnología avanzada de la información y la “etérealización”


del dinero del patrón oro, al papel, al crédito digital, hay un fenómeno peculiar
ocurriendo en el planeta: nadie está “en control”. Los economistas están hablando de un
aparente principio auto-organizador en torno a un “centro vacío”. Los bancos centrales
y el Banco Mundial tienen aún influencia sobre la economía global, pero se están
lavando vastas sumas por todo el globo con poco que cualquier organización pueda
hacer en última instancia. Están por supuesto los “activos” externos tales como la
propiedad y los minerales, empero los “activos” son cada vez más difíciles de definir.
Hay “propiedad intelectual” así como “marcas”. Hay títulos basados en performances
futuras de compañías – mercados de futuros basados en mercados de acciones, y
mercados de opciones basados en mercados de futuros. Nuestra percepción respecto a
“de dónde viene la riqueza” está elevándose todavía más de “cosas” a ideas, y
eventualmente hará al viaje completamente fuera del “cuerpo” planetario al etérico
planetario. El ángel solar (Venus) es la fuente de riqueza y valor. El alma mundial es la
verdadera fuente de riqueza; y cuando la oferta monetaria global entre bajo “la
jurisdicción del Cristo”113 esa riqueza será utilizada de conformidad con el propósito
Shambállico. Antes que verter nuestro dinero en el “agujero negro” del cuerpo de
deseos entrará bajo influencia directa del “agujero negro” de la mónada. El plano físico
es el más distante del logoico, y el Séptimo Rayo está trayendo “lo superior a lo
inferior”. Podría decirse que la humanidad tiene una mente relativamente iluminada, un
corazón en apertura, pero una billetera que todavía requiere abrirse. Es por eso que la
Exteriorización de la Jerarquía en el plano físico no ocurrirá hasta que la humanidad
haya aprendido a compartir sus recursos económicos sabiamente. Los dos procesos
están íntimamente relacionados.

Las fuerzas de la globalización y el estado del medio ambiente terrestre están forzando a
una crisis donde incluso el Tercer Aspecto está tomando conciencia de que no hay algo
así como un “auto-interés” separado. El Cristo retorna con una espada y el despertar de
la humanidad como un tercer centro divino a través de la crisis podría decirse que es
uno de los resultados del impacto directo de energía Shambállica en ese centro.

La conciencia humana, incluso la conciencia Jerárquica, no es suficiente para traer una


solución. La conciencia misma está capturada entre dos “oscuridades” – la “oscura luz”
de Shamballa descendente desde el chakra coronario y los fuegos plutonianos surgentes
desde nuestro inconsciente chakra base cuando nuestra supervivencia planetaria es
amenazada. La “galvanización” resultante del alma mundial es una iniciación tan amplia
como el planeta.

Conclusión

La síntesis de la humanidad no puede ser lograda sólo a través de la conciencia. El alma


no basta y el Sol no es un símbolo lo suficientemente potente de por sí para llevar a
nuestra imaginación global hacia su destino.

113
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 211.
A medida que entramos en la Era Acuariana estamos abriéndonos a un nuevo
apercibimiento y exploración de lo que mantiene a seis mil millones de almas humanas
en órbita – el “no conocido, no visto y no oído” propósito de nuestro Logos
Planetario 114 . No nos compete a nosotros reunirnos y decidir cuál debe ser ese
propósito, sino que nos sea revelado.

El planeta Tierra hizo su viaje anual alrededor del Sol y su órbita de 250 millones de
años en torno al agujero negro en el centro galáctico mucho antes de que los humanos
levantaran su vista hacia las estrellas. Continuó haciéndolo cuando pensamos que la
Tierra era plana. Continuó haciéndolo cuando Copérnico promovía su “herejía” de que
la Tierra orbitaba alrededor del Sol; y continuará haciéndolo mucho después de que la
humanidad haya desaparecido de la superficie del planeta. No creamos la realidad con
nuestra conciencia, pero podemos madurar al punto de que realidad sea capaz de
revelarse a nosotros. Como con las realidades físicas, así sucede con las espirituales.
Nuestro viaje es desde la oscuridad de la ignorancia a la luz del conocimiento; pero aquí
hay una oscuridad mayor – la oscuridad del “no conocer” que viene después de
“conocer” y no antes. El portal a esta oscuridad mayor está en el tercer subplano del
plano átmico donde el ashrama del Maestro Morya “agrega oscuridad a la luz para que
las estrellas aparezcan”115. Para concluir podría decirse que la personalidad piensa que
es Algo, el alma se conoce como Sol-Algo pero la mónada es “No-Algo”116.

En las palabras del conocido filósofo norteamericano W.V. Quine, cuando le


preguntaron acerca de su visión de la filosofía moderna: “en realidad tengo que agregar
Nada”117.

114
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 203.
115
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 148.
116
Juego de palabras en inglés con el término “Thing” (“cosa”, “algo”), que se cosifica como Sol “Sun-
thing” y también sonando vagamente como “Algo” (“something”), para llegar al “nada” de Nothing” que
por el guión pasaría a ser “No-Algo” (“No-Thing”). Nota del Traductor.
117
W.V Quine sobre la filosofía en el siglo XX, citado por Sarah Boxer en el New York Times del 15 de
agosto de 1998.
2006-2007

La activación de la Energía de la Voluntad Planetaria

Este trabajo explora el impacto y el desenvolvimiento de la energía de Shamballa dentro


de la vida planetaria contra un contexto de fondo de cosmología y enseñanzas Trans-
Himaláyicas. Se analizará la significación de la conjunción entre Plutón y el centro
galáctico y se ofrecerán algunas sugerencias prácticas para el uso grupal de las energías
que se han vuelto disponibles como resultado de este tránsito.

Lo poco que conocemos del propósito de nuestro Logos Planetario involucra el


desarrollo de un aspecto de la Voluntad del Logos Solar. Esto es llevado a cabo en
conjunción con los Logos de otros dos planetas – Vulcano y Plutón – y llegará a
fructificar en el tercer sistema solar118. Podríamos expresar la relación entre estos tres
Logos Planetarios de Voluntad como sigue:

Plutón – Personalidad de 1º Rayo.


Vulcano – Alma de 1º Rayo.
Tierra – Mónada de 1º Rayo.

Una imagen de la operación sintética de los tres símbolos astrológicos de estos planetas
puede dar alguna pista de su funcionamiento conjunto una vez que se hayan fusionado:

Figura 1 – El Alma Diamantina


Plutón
La Tierra
Vulcano

118
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 311.
Podríamos decir que Vulcano simboliza el descenso de la voluntad del alma al chakra
base, que Plutón simboliza el ascenso de la energía kundalini al coronario, y que la
Tierra simboliza la fusión de estas dos energías – Shiva y Shakti – dentro del corazón.
Estos tres chakras son los usados por los trabajadores políticos y el Primer Rayo.

El impacto de Shamballa ocurrido durante el Wesak del año 2000 puede ser relacionado
con la energía impactante del centro coronario planetario y el planeta Vulcano. Cuando
examinamos lo que está por delante para el año 2007 – siete años después del impacto –
vemos que el planeta Plutón está ubicado prominentemente en el cielo cosmológico. Se
mueve a una conjunción con el centro galáctico a 27 grados de Sagitario por un período
prolongado. Esta conjunción ocurre sólo una vez cada unos 248 años, y será la primera
vez que ocurra dentro de la conciencia de la humanidad. Con ello me refiero a que
Plutón fue recién descubierto en 1930 y aunque previamente la conjunción tuvo lugar la
humanidad no se apercibía de ello y por lo tanto no podía responder conscientemente a
las energías que representa.

La significación del Centro Galáctico

En otro trabajo (ver “El Dios Agujero Negro”) he delineado la significación del agujero
negro en el centro galáctico (cuya existencia fue confirmada por los científicos en el año
2000) viniendo a la conciencia de la humanidad como un símbolo durante la entrada en
la Era Acuariana. Brevemente, si el planeta representa el orbitar de la personalidad en
torno al alma (Sol), el agujero negro es el Sol del Sol, el Sol Oscuro, o el punto
monádico en torno al cual orbita nuestro sistema solar. “Soles mayores” intervinientes
dentro de la galaxia – por ejemplo Sirio o Alcyone, que han sido mencionados en las
enseñanzas como centros con los que está relacionado nuestro Logos Solar – son vistos
como puntos de relación intermediarios (afiliaciones cósmicas ashrámicas si lo
prefieren) entre el Señor Solar y su fuente monádica.

Por lo tanto un alineamiento físico entre el centro galáctico, nuestro Sol y el planeta en
el plano físico representa un alineamiento entre los Logos planetario, solar y cósmico –
o dicho en otras palabras entre la personalidad, el alma y la mónada de la Tierra.
Figura 2 Alineamiento del Agujero Negro, el Sol y la Tierra

Para poner este alineamiento en contexto, podríamos recordar que el Logos de la Tierra
está en proceso de tomar la Segunda Iniciación Cósmica119. En la Segunda Iniciación a
nivel humano es requerido un “toque” monádico a fin de someter el elemental astral,
mientras que en la Tercera Iniciación es la energía de la mónada la que libera la energía
kundalini plenamente y permite su ascenso y la resultante fusión de Shakti y Shiva –
base y coronario.

Al tiempo que el completarse de la Segunda Iniciación cósmica probablemente tenga


que esperar a la próxima ronda, y que la activación plena del centro base de la Tierra
aparece lejano en el tiempo, podríamos buscar un fractal o activación holográfica
apropiada a la evolución en tiempo y espacio de nuestro Logos. Deberíamos también
recordar que la energía kundalini siempre está activa, como lo está el impulso
vitalizante para la expresión de la personalidad de la vida planetaria.

Si adoptamos la perspectiva del Logos Solar, entendemos que la Tercera Iniciación


cósmica es su meta120. Si imaginamos que la Tierra tiene un centro base dentro del
sistema solar entonces se torna evidente la importancia de este planeta como fuente de
kundalini solar. Una vez más debemos esperar al próximo sistema de la Voluntad para
que la función de la Tierra sea plenamente desplegada.

No sólo tenemos un alineamiento entre el centro galáctico, el Sol y la Tierra sino que
los planetas Mercurio, Vulcano y Júpiter están también íntimamente involucrados en
una conjunción que ocurre en diciembre de 2007. Aquí hay una imagen heliocéntrica

119
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 326.
120
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 326.
del Simulador del sistema solar de la NASA para el 23 de diciembre de 2007. El centro
galáctico yace en la dirección de Plutón.

Datos significativos:
(Centro galáctico a 26 grados 57 minutos en Sagitario trópico)
Geocéntrico:
Plutón en conjunción al centro galáctico (dentro de un orbe de 1 grado)
3 de febrero – 27 de mayo de 2006
Retrógrado el 29 de marzo a 26 grados 45 minutos

Plutón en conjunción al centro galáctico (dentro de un orbe de 1 grado)


3 de diciembre de 2006 – 29 de enero de 2007
10 de junio – 29 de octubre de 2007
Se pone Directo el 7 de septiembre a 24 grados 46 minutos

Plutón en conjunción exacta al centro galáctico


30 de diciembre de 2006
15 de julio de 2007
28 de octubre de 2007

Plutón en conjunción al centro galáctico: 19 de diciembre de 2006

Heliocéntrico
Plutón en conjunción exacta al centro galáctico: 26 de febrero de 2007
Plutón en conjunción a Júpiter: 23 de noviembre de 2007
Plutón en conjunción a Júpiter, el Sol, el centro galáctico, la Tierra y Mercurio: 20 de
diciembre de 2007
Breve interpretación

Una interpretación es que a través de una activación del kundalini planetario puede
potencialmente ocurrir una fusión o síntesis entre la mente y el corazón planetarios o
entre el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y la Jerarquía.

El kundalini planetario tiene una correspondencia externa en las ardientes energías del
núcleo de la Tierra y las perturbaciones en la corteza terrestre como resultado de la
actividad tectónica, volcánica y geológica. Ya hemos presenciado una cantidad de
potentes activaciones recientemente – la más significativa fue el tsunami de 2004121. El
Tibetano nos dice que el flujo de Voluntad a través del Nuevo Grupo de Servidores del
Mundo se pretende que sea una fuerza constructiva que balancee las energías
destructivas de Primer Rayo, y cuando el poder es liberado tiene el potencial de “curar
las heridas de la humanidad y enlazar a todos los hombres en una planeada síntesis”122.

En la vida del discípulo es fácil observar que cuando las energías espirituales potentes
no son extraídas y trabajadas con la conciencia frecuentemente fluyen hacia síntomas
del plano físico. La humanidad como discípulo planetario tiene una oportunidad única
para utilizar las energías cósmicas disponibles durante la conjunción venidera en una
fusión de conciencia.

Plutón está en Sagitario y esta conjunción con el centro galáctico provee la posibilidad
de barrer los obstáculos a la síntesis del pensamiento humano tal como están
representados en las ideologías globales, las religiones y las tradiciones filosóficas.
Sabemos que la catarsis y la guerra son un modo en que Plutón puede trabajar a fin de
purificar el campo y limpiar los obstáculos, y sin embargo en la vida del discípulo la
flecha de Plutón puede ser usada para elevar y curar.

Purificación de la conciencia

Antes del movimiento de Plutón en Capricornio y el barrido de obstáculos a la


gobernanza global y el derecho internacional, necesitamos una purificación y una
síntesis de las ideologías globales que subyacen en y estructuran nuestros sistemas de
justicia. Estos sistemas están fundamentalmente basados en el concepto materializado
del hombre como un ser físico y tenemos a la preservación del vehículo físico – humano
y planetario – como su meta primaria. Plutón nos invita a confrontar a la muerte y
reordenar nuestros valores y prioridades de cara a la inmortalidad. En momento hay una
gran dificultad en el planeta para llegar a un consenso acerca de asuntos de gobernanza
global, ya que hay una reticencia real a ceder soberanía a cualquier cuerpo que esté
manchado de autointerés – sea material o ideológico.

El único gobierno que en última instancia será aceptable es la Jerarquía y antes de esto
los iniciados del mundo conforme tiene lugar la etapa inicial del proceso de
Exteriorización. El reconocimiento de la realidad y el valor del mundo espiritual vendrá
parcialmente a medida que la personalidad material mundial de la humanidad pueda
proveer soluciones a los imperativos humanos más profundos. De cara a la acrecentada
e inexorable tensión que trae Plutón (y tal vez de cara de crisis externas reales o
121
Ver www.shamballaschool.org/mercury/GI3aqua.htm
122
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 560.
esperadas) la humanidad estará tornándose hacia aquellos que puedan ofrecer soluciones
reales y atemporales a los problemas humanos y a quienes pueden ser capaces de
mantener su alineamiento en el medio del caos. Este proceso resultará en una
purificación de la conciencia de la humanidad y una curación de la brecha entre las
visiones globales materiales y espirituales. Podemos ver esto ocurriendo en todas partes
si tenemos ojos para ver.

¿Qué pueden hacer los servidores?

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo en trabajo con la energía de la Voluntad


puede adoptar la asana de la entrega. No nos corresponde esgrimir la Voluntad sino
hacer que ésta opere a través nuestro. La entrega no es sumisión e involucra una
apertura a ser utilizado, una disposición a permitir que lo que sea necesario ser
purificado en nuestro sistema lo sea, y una decisión de permanecer inamovible en
alineamiento con las energías afluyentes superiores sin importar qué transcurra en el
plano externo. Puede también ser importante recordar que aunque la Voluntad esté
enfocada a través de una proposición mental que concierna al propósito – individual o
planetario – no es esa proposición mental. Por lo tanto cualquier idea fija o ideología
entrará bajo acrecentada presión para ser liberada conforme la energía viviente del
propósito planetario purifique todos sus “contenedores”, haciendo añicos unos y
transformando otros. Las nuevas formas mentales que traerán la nueva civilización
serán también construidas y vitalizadas.

Tal vez, y esto es lo más significativo, podemos proveer un modelo para las energías de
curación, hermandad y síntesis en acción en nuestra vida grupal. La energía de Plutón
actúa para “barrer”.

Las energías no solarizadas menores se elevan y sobrepasan a la conciencia porque, al


ser de la Voluntad, son más poderosas que aquélla – incluso que la conciencia del alma.
Empero si la conciencia alcanza a la Voluntad superior, a Vulcano o aún más profundo
a la mónada, puede permanecer inamovible mientras el trabajo purificatorio esté
teniendo lugar. Si somos capaces de hacer esto en nuestras propias vidas y nuestra vida
grupal, entonces – y sólo entonces – seremos verdaderamente capaces de asistir a
aquellos que han sido arrastrados al caos plutoniano o quienes estén luchando por
mantener su alineamiento. Nos volvemos entonces un grupo “fuente de fuerza,
permitiéndoles permanecer”123.

La Liberación del Dinero

Pluto significa “riqueza” en latín y griego y uno de los posibles efectos del tránsito
venidero de Plutón sea la liberación del dinero a las manos de la Jerarquía. El dinero
representa las energías de Amor concretizadas en el plano físico-etérico y conforme
tiene lugar el proceso de Exteriorización esta energía debe ascender para encontrar las
energías descendentes del alma planetaria. Podría decirse que la Humanidad como ser
tiene una mente relativamente iluminada, un corazón en despertar, pero una billetera
cerrada. Sabemos que antes de que la Reaparición pueda tener lugar es necesario un

123
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol II, p. 160.
apropiado compartir de los recursos mundiales. Ha habido también un considerable
trabajo sobre la resolución de los problemas persistentes de la humanidad – por
ejemplo, la pobreza y el hambre. Se ha hecho investigación, se ha diseñado y
presupuestado el plan para resolver estos asuntos.

Los gobiernos de todo el mundo han incluso realizado las demandas de dinero
necesarias para implementar el plan. Lo que falta es la Voluntad para realmente hacer
disponible el dinero solicitado y seguir adelante con la implementación. La humanidad
debe demostrar a la Jerarquía que es capaz, a través de la correcta apropiación de
energía del propósito planetario, de resolver aquellos problemas que ella misma ha
creado mediante el mal uso de la energía. Luego debe demostrar humildad de cara a
aquellos problemas que no puede resolver e invocar la ayuda de la Jerarquía.

Conclusión

Siempre hay oportunidades ocurriendo dentro de la vida del discípulo individual y


colectivo. Los astrólogos y cosmólogos siempre están señalando alineamiento y
conjunciones curiosas que dicen representan cambios significativos en la conciencia de
la humanidad. Debería recordarse empero que la Humanidad es un centro divino y está
imbuido con el poder del libre albedrío. Las oportunidades y alineamientos van y
vienen. Lo que los hace potentes y potencialmente decisivos en la vida de nuestro
planeta es la cooperación consciente y voluntaria de la Humanidad en el proceso de
invocación y utilización de las energías disponibles. La conjunción de Plutón con el
centro galáctico ha ocurrido antes pero no hemos sido conscientes de ese tránsito. La
conciencia nos da la oportunidad de elegir. No podemos ser responsables de las
elecciones de la totalidad del centro humano, pero podemos ser responsables de las
nuestras, y podemos hacer a otros conscientes de las oportunidades a través de la
educación. Se dice que el iniciado es la causa de la evolución planetaria y no el
resultado124. Los discípulos se pueden volver un factor causal al invocar voluntaria y
conscientemente en sus vidas las energías de Plutón, el centro galáctico y la mónada
planetaria. Es una energía transfiguradora que barre todos los obstáculos y permite a la
energía del propósito planetario verterse y reestructurar la civilización planetaria por
medio de la destrucción, purificación y organización – las tres energías de Shamballa.
El secreto de Plutón, el Señor de la Muerte, es que en el corazón de un ser despierto se
torna un agente de curación y entrada en el mundo de la “Vida más abundante”.

124
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 62.
La Puerta Solar al Fin de los Tiempos – Mitología y Ciencia

En palabras del Gayatri “descúbrenos la faz del verdadero Sol espiritual” 125
encontramos un tema que ha sido parte de la enseñanza esotérica profunda en muchas
tradiciones. El gran Sol, el Sol oscuro, el Sol del Sol, el Sol Central Espiritual, el
Magneto Cósmico, Shamballa cósmico, etc., son todas referencias a esa entidad que
yace “a través de la puerta solar”. Cristo es un dios solar y, como el Sol, dice “ningún
hombre llega al Padre sino a través de mí” (Juan 14:6). El “asiento en el trono del
Padre” fue una vez enseñado como Alcyone en las Pléyades, y esto también es dado en
las enseñanzas de Alice Bailey y en La Doctrina Secreta. La órbita de nuestro Sol
alrededor de este centro se pretende tarda 25.000 años. En otro trabajo (¿Orbitamos
Alcyone?) he expuesto las razones por las que creo que esto es un velo y que Alcyone
es una “puesta” para la órbita real del Sol en torno al centro galáctico – el agujero negro
que representa la forma externa del Logos galáctico o Gran Hombre Celestial. Nuestro
Logos Solar no es sino un punto de luz dentro del cuerpo etérico de este gran Ser, así
como nosotros no somos sino puntos de luz dentro del Logos Solar.

En tanto que la astronomía ha sólo establecido la realidad externa de forma


relativamente reciente, podríamos esperar que la “verdad interna” nos sea preservada en
las tradiciones esotéricas y mitológicas del mundo. Investigando esto descubrí que
Ananda Coomaraswarmy, en una serie de ensayos elaborados de varias tradiciones,
explora un motivo que él llama “la puerta solar en el Fin de los Tiempos”. Las notas
clave de este motivo son: existe un portal al otro lado del Sol. Es un punto coronario o
Monte Meru de un eje vertical.

Para acceder a él se debe pasar a través de los pares de opuestos.

Se debe pasar “en un instante”.

Se deja el universo y no hay tiempo o espacio “allí”.

Es peligroso y usualmente hay un peaje – los opuestos se cierran en una pluma de la


cola, la popa de un barco, etc.

Hay guardianes (escorpiones, centauros, y en un caso Indra recibe soma de los labios de
la diosa serpiente).

Lo que yace del otro lado es soma, la inmortalidad o las “aguas de Vida”.

Éstas pueden ser llevadas de regreso a la humanidad de dos maneras:

O el tesoro es adquirido para ganar poder, en cuyo caso trae ruina. O es tomado en
espíritu de sacrificio por el bien del todo, en cuyo caso trae dicha.

Estas dos aproximaciones forman parte de una realidad. La puerta solar misma, oculta
así por los deslumbrantes rayos que iluminan y vivifican cada ser viviente en quienes

125
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 620.
operan como los “poderes del alma”, es precisamente el “punto” en el centro de la
Rueda ardiente en la cual se intersectan; y desde allí, por lo general, el sol es “irradiado
en siete” y situado en el medio, desde donde se extienden las seis direcciones de la cruz
cósmica (trvrd vajra), de modo que el universo es “llenado” de luz. Se verá que el
camino hacia adentro por lo que es llamado el “séptimo y mejor rayo” [La Luz Superna
y el Séptimo Rayo - BPL], a saber, lo que pasa a través del disco solar y hacia fuera del
universo dimensionado, conduce entre pares contrarios como antes en el caso de las
Rocas Batientes, en este caso Oriente y Occidente, Norte y Sur, Zenit y Nadir. El
Camino es siempre “el Camino Medio”, o como lo expresa Boethius, “La verdad es un
medio entre herejías contrarias” (Contra Evtychen VII).

La Rueda solar brillante que guarda el Otro Mundo supra-solar es, naturalmente, la
Rueda del Sol mismo que Indra aparte del Gran Demonio cuando él, o el Halcón por él,
roba el Abrasador de “todo soporte de vida” (Rgveda IV.28.2, etc.).

Es también, en otros mundos, la refulgente Rueda de Fuego solar de Brahma del Maitri
Upanishad VI.24; y la puerta solar guardada del Jaiminiya Upanishad Brâhmana 1, 3, 5
y 6, donde la “apertura del cielo” es toda cubierta (ocultada) por los rayos (los rayos de
la “Rueda”) y es sólo por esta Verdad que el Comprendedor “es capaz de pasar por entre
medio del Sol” y es así “liberado por completo”, alcanzando esa Inmortalidad o Agua de
Vida que surge en la Tierra de la Oscuridad “más allá del Sol”.

Es, por ende, precisamente de los “pares” que debe ganarse esa liberación, de su
conflicto del cual debemos escapar, si es que hemos de ser liberados de nuestra
mortalidad y ser como y cuando queramos; si, en otras palabras, hemos de alcanzar la
Orilla Lejana y el Otro Mundo “donde cada donde y cada cuando son enfocados”,
“porque no está en el espacio, ni tiene polos” (Paradiso, XXIX.22 y XXLI.67, itálicas
mías).

Así el Camino para “salir del universo” (Hermes Trismegisto, Lib. XI.2.9, ver nota 46)
en ese otro orden de la Divina Oscuridad que Dionisio describe como “cegadora por
exceso de luz” y donde la Oscuridad y la Luz “permanecen no distantes la una de la
otra, sino juntas una en la otra” (Jacob Boëhme; Tres Principios, XIV, 78), es la única
senda y “camino estrecho” que penetra el “punto” cardinal en el que giran los
contrarios; su unidad sólo será alcanzada entrando donde realmente coinciden. Y eso es,
en último análisis, no dónde o cuándo, sino dentro de ustedes; “El Fin del Mundo no es
de ser encontrado caminando, sino que es dentro de este antiguo cuerpo creado que debe
ser hecho el peregrinaje” (Samyutta Nikaya, 1.62)126.

Claramente la búsqueda del héroe nunca pretendió ser una vía de un sentido – el Santo
Grial debe ser traído de vuelta al mundo de la manifestación. El Héroe se vuelve un
“ladrón de soma” donde Soma son las aguas de la vida, el Vellocino de Oro o las
manzanas áureas de Jason. Es también llamado “el vehículo de la plenitud”. Ningún
morador en la tierra participa del verdadero elixir, sino sólo de sustitutos “hechos para
ser Soma” por ritos de transustanciación, siendo la participación una prefiguración o
anticipación de la vida bendecida de los fallecidos”. Esta transustanciación es lograda
en un sacrificio ritual que permite al sacrificador identificarse con el héroe que siempre
es una figura Crística, y quien es como si cruzada y trajera de vuelta el Soma.
126
Ananda K Coomaraswamy, “Los Guardianes de la Puerta Solar”,
livingheritage.org/symplegades.htm#_edn1
El soma puede ser un néctar o un veneno dependiendo de cómo sea bebido. Es por eso
que el centro soma es guardado ya que si un alma no preparada que todavía se aferra a
ambiciones terrenales logra adquirir el néctar de soma, los resultados son destructivos
para ese alma y para el mundo”127.

¿Entonces, donde está esta “puerta solar” – aparte de lo obvio, que está en el Corazón
del Sol? Coomaraswarmy se plantea una pregunta fundamental: ¿Hacia dónde está
apuntando la flecha de Sagitario? Sabemos la respuesta por la nueva astronomía. Entre
medio de Escorpio, el Centauro y la Serpiente, ¡la flecha está apuntando al centro
galáctico! El agujero negro. La mónada del Sol. Un lugar donde literalmente el tiempo y
el espacio terminan en una singularidad y tal vez “salimos del universo dentro de ese
orden de divina oscuridad” o la “luz oscura de Shamballa galáctico”.

Echemos una mirada ahora a la ciencia y la metafísica de los “portales”. El movimiento


cuatridimensional siempre tiene lugar a través del centro donde se encuentran las tres
dimensiones – el trivrd vajra mencionado arriba. Esto es el centro de una esfera, una
estrella de seis puntas, un cubo o un octaedro – todos han sido utilizados para
simbolizar un “yo”. En el centro de un chakra está el “punto diamante”. En el centro del
alma está la “joya en el loto”. Estos diamantes o joyas representan la energía que ha
sido comprimida hasta que alcanza un estado cristalino estable.

Consideren esto: el núcleo de la Tierra está compuesto de casi cristales de hierro


sólidos. En 1995 estudios sísmicos llevaron a los científicos a creer que había un cristal
gigante por 2.400 km, pero ahora parece que el cuadro es más complicado. Lo que sí
sabemos es que allí abajo hay hierro comprimido en hexágonos.

Cuando una estrella colapsa para formar un agujero negro atraviesa fases – la final es
hierro comprimido. Las estrellas jóvenes son hidrógeno, y la reacción nuclear convierte
el hidrógeno en helio, dejando un resto de energía. Esa energía restante es la radiación
de la estrella – calor y luz.

Cuando la mayor parte del hidrógeno ha sido convertido en helio, comienza una nueva
reacción nuclear que convierte el helio en carbono, con la energía sobrante liberada
como radiación. Este proceso continúa convirtiendo el carbón u oxígeno a silicio o
hierro. La fusión nuclear se detiene en el hierro. Si pudieran rebanar una estrella muy
vieja, luciría (algo) así128:

127
John Major Jenkins, Galactic Alignment, Bear & Company, 2002.
128
http://www.anzwers.org/free/universe/index.html
Hidrógeno
Helio
Carbono
Oxígeno
Silicio
NÚCLEO DE HIERRO

Esto es hasta donde llega la materia antes de colapsar en un agujero negro. Una estrella
tiene que terminar su vida con una masa de cerca de tres veces nuestro Sol para formar
un agujero negro. Nuestro Sol está destinado a volverse una enana blanca – y eso
significa: ¡un diamante!

De un artículo de noticias reciente:

Tintineando en el cielo hay una estrella diamante de 10 mil millones de billones de


billones de quilates, han descubierto los astrónomos. El diamante cósmico es una
porción de carbón cristalizado de 4.000 km de lado a unos 50 años luz de la Tierra, en la
constelación Centauro. Es el corazón comprimido de una vieja estrella que fue una vez
brillante como nuestro Sol pero desde entonces se ha apagado y empequeñecido. La
enana blanca no sólo es radiante sino que además emite un gong gigante, atravesando
pulsaciones constantes. “Midiendo esas pulsaciones, somos capaces de estudiar el
interior oculto de la enana blanca, así como las medidas sismográficas de los terremotos
le permiten a los geólogos estudiar el interior de la Tierra. Propusimos que el interior de
carbón de esta enana blanca se ha solidificado hasta formar el mayor diamante de la
galaxia”, dice Metcalfe. Los astrónomos esperan que nuestro Sol se vuelva una enana
blanca cuando muera 5 mil millones de años a partir de ahora.

Unos dos mil millones de años después de eso, el núcleo en ascuas del Sol también se
cristalizará, dejando un diamante gigante en el centro del sistema solar.

“Nuestro Sol se volverá un diamante que verdaderamente es para siempre”129.

129
http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/3492919.stm
Así que tenemos en el ojo central de la Tierra un núcleo de hierro fundido – que puede
ser asemejado a los fuegos kundalini del chakra base de un ser humano.

Tenemos al Sol volviéndose al final un diamante – asemejable al cuerpo causal humano


que, cuando los pétalos se abren, revelan el diamante o joya en el centro. Y tenemos una
galaxia – cuyo punto central es un agujero negro – asemejable a una mónada humana
cuyo centro es un portal o sendero hacia los planos cósmicos.
La Oscuridad – ¿Éxtasis o Violación?

Hay poca oposición a que la conciencia en el planeta Tierra está entrando en una etapa
crucial de su desenvolvimiento. La luz está siendo confrontada por la oscuridad tanto
desde afuera como desde dentro.

Un símbolo de esto es el planeta Plutón – el Señor del Inframundo – en conjunción al


agujero negro en el centro galáctico. La oscuridad es entrar. ¿Será un éxtasis o un
saqueo de la conciencia? Para responder a esta pregunta puede ser útil mirar la
interacción de la luz y la oscuridad.

El Sol representa la esfera de luz o conciencia que está irradiando entre una oscuridad
interna y otra externa. La oscuridad externa representa los tres mundos que el alma está
intentando iluminar. La oscuridad interna es el núcleo monádico del Ser que yace detrás
de la conciencia.

Cuando el alma se está estableciendo en el mundo entonces la oscuridad es vista como


una fuerza de resistencia antagónica al desenvolvimiento del mundo de la Luz. Existe
un miedo real de que las energías externas del inconsciente superen al novel yo
consciente y la luz desaparezca. Esta batalla es epitomizada en la mitología por la
muerte al dragón de los impulsos inconscientes por el dios Sol – Apolo, Helios, Zeus,
San Miguel, etc.

En la psicología esotérica esto es representado por la victoria de los ángeles solares


sobre los lunares, o del alma sobre la personalidad. El símbolo reverso de esto que
alguna vez suscitó un encantamiento supersticioso en todas las culturas era el eclipse del
Sol por la Luna. Empero, una vez que el Sol o yo solar está firmemente establecido,
comienza a volverse consciente de una oscuridad “superior” o “divina” que yace en su
núcleo. Es la oscuridad del espíritu puro. El símbolo de esto es la revelación a través de
la puerta del Sol del centro oscuro de éste.

La Jerarquía – como el alma planetaria – se estructura en dos divisiones naturales,


representadas por la línea naranja punteada del diagrama. Una permanece como un
muro para proteger al “centro solar” de la Tierra de las fuerzas destructivas de la
oscuridad externa, y como fuente de luz entrante vía los ashramas en el plano búdico.
Conectan la Jerarquía y la Humanidad. La otra permanece como un muro contra fuerzas
destructivas entrando desde el plano astral cósmico y como fuente de “luz oscura”.
Conectan a la Jerarquía con Shamballa.

El efecto de la oscuridad en la luz es triple: purifica, destruye y organiza – las tres


energías de Shamballa. Consideremos a Plutón como el agente de la oscuridad inferior
que “presiona” al campo de luz. Es destructivo si es capaz de destruir estructuras de
conciencia esenciales que son necesarias para la emergente civilización. Sin embargo, si
esas estructuras son preservadas por la Jerarquía, entonces las energías destructivas
meramente destruyen esas formas y formas mentales que han superado fecha de
caducidad de uso. Algunas estructuras de conciencia son purificadas – por ejemplo el
movimiento anti-globalización de crítica a la avidez corporativa. Otros son organizados
como resultado del desafío de la oscuridad. Un ejemplo de esto último sería el creciente
apercibimiento global de que necesitamos un derecho internacional con dientes para
combatir tanto a las “fuerzas del terror” como al “vigilantismo”.

Consideremos a Vulcano como el agente de la oscuridad superior. La fuerza destructiva


de Vulcano es lo que eventualmente destruye el cuerpo causal, liberando la Vida
esencial. Su poder purificador es expresado como la joya en el centro del cuerpo causal
– la “materia” esencial del alma es revelada como una gema multifacética muy pulida y
comprimida – la piedra de Shamballa. La fuerza organizadora de Vulcano es expresada
en la revelación de los ashramas como agentes transmisores de la Voluntad divina vía
las joyas en la red de Indra.

Desde una perspectiva no dual Vulcano y Plutón son uno, y podemos ver esto por sus
símbolos – el martillo de Vulcano “abre rompiendo”. La flecha de Plutón “penetra” el
núcleo. La Oscuridad es Voluntad. La Voluntad es más fuerte que la conciencia. Que la
conciencia entienda y se abra o no a la Voluntad determina si experienciará violación o
éxtasis.

Uno de los nombres del Señor de Primer Rayo es el “El Violador de Almas”130. La
personalidad planetaria está en el yunque entre el martillo de Vulcano y la flecha de
Plutón. Si será “penetrada” o abierta a golpes depende parcialmente del Nuevo Grupo
de Servidores del Mundo. Podríamos imaginar a la personalidad planetaria como el rey
de su castillo acosado desde fuera por hordas de campesinos en revuelta contra su
reinado, y desde dentro por extraños sueños y visiones. Está bajo presión. Se debate
entre si debería ponerse en extremo con sus asuntos – aumentar los impuestos y poner
en prisión a los cabecillas de la revuelta, o si debería escuchar a esos extraños susurros
para dejar su reino bajo la guía de…algo…totalmente intangible…y sin embargo… ¡tan
irresistible!

El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es como los consejeros del rey que lo
alientan a trascender las limitaciones de su propia conciencia. Lo aconsejan a desarrollar
y confiar en la guía interna. Pueden hacer esto debido a que saben que la Jerarquía
existe y lo han probado en sus propias vidas. También le aconsejan tomar acción

130
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. I, p. 73.
externa basada en lo que es mejor para todo el reino y no en el nombre de intereses
creados.

Cuando Plutón se mueva a Capricornio en 2008 las estructuras de control del planeta
entrarán en una larga década mayor de presión transformacional. El actual tránsito por
el centro galáctico es como un flash o experiencia pico que ayudará en ese proceso. La
transmisión de la voluntad como un empoderamiento del NGSM les proveerá con el
impulso sintético para dar un paso adelante en masa a fin de proveer modelos y voces de
liderazgo inspirado pero con los pies sobre la tierra en esos tiempos de transición. Lo
que está en transición es el “poder ejecutivo” de la personalidad planetaria al alma
planetaria, y el NGSM es un puente para esto. Que la oscuridad… ¡entre!

De una meditación sobre la divina oscuridad:

Contemplar e invocar el centro oscuro del viaje del alma al momento del solsticio [junio
de 2006] produjo las siguientes impresiones: la primera oscuridad hallada era plena y
luminosa – como terciopelo, parecía como si fuera negra porque había absorbido toda la
luz en el universo – de hecho que la luz en el universo estaba allí sólo porque no podía
caber en el oscuridad cáliz y era vertida o emitida como un derrame. La energía del Ser
puro, plena y vibrante – el rugido de un león – el fiero dragón del Kosmos que ES la
vida del universo – Ser-conciencia-materia – y lo que lo impregna. La primera
oscuridad “carga” el corazón y el alma con fuerza y sensación de invencibilidad.

La segunda oscuridad vino luego y pareció negar todo lo que estaba presenta en la
primera. Primero fue el Ser, luego el No-Ser. Si la primera oscuridad estaba llena para
desbordar, la segunda estaba totalmente vacía – vacua – No-Ser.

El efecto en el corazón / alma fue el de “acobardarse” ante tal total negación. Si la


primera oscuridad fortaleció ésta castigó y el principio de Vida pareció totalmente
humillado ante el vacío en el que emergía.

Estas dos oscuridades son complementarias y opuestas. Me parece que deben


representar algunos de los estados experienciados en Vedanta, el Budismo y el
Cristianismo místico, y recuerdo la variedad de debates sobre si el principio
fundamental es vacío o lleno – los exponentes de cada escuela viendo a los otros en una
etapa preparatoria para su favorito. De algún modo representan la dualidad primaria de
la conciencia llevada a su extremo – una expansión que resulta en el abrazo de “todo” –
o una contracción / negación que resulta en el apercibimiento de “nada”. Sin embargo,
lo que es similar entre estos dos estados de “apercibimiento oscuro”, es que aún hay
rastros de la conciencia testigo – aún hay un alma para ser “deleitada” o “humillada” en
alguna manera ante la experiencia. Algún vehículo de conciencia, aunque transparente o
muy delgado, aún escapa al horizonte y retiene un rastro de memoria de la aventura
divina.

En cuanto a la tercera oscuridad, sólo puedo reportar el momentáneo flash que ocurrió
antes de la experiencia y después, pero no durante – porque no hubo “durante”. Una vez
que me volví consciente – en esos velos de la conciencia presente más finos – de que las
primeras dos oscuridades eran complementarias – una manifestada y la otra
inmanifestada – hubo un momento – y en ese momento sentí como si todo el amor que
alguna vez he experienciado viniera hacia mí de repente y entonces – nada.
Fue como un fusible saltando – una aniquilación total de toda conciencia y experiencia
que podría haber durado un instante o una eternidad – y entonces el fusible fue
reemplazado, la misma corriente de amor volviendo de torrente a un firme flujo
manejable. Con lo que parece que esta tercera oscuridad no tiene atributos, ya que no
hay nada allí para experienciarlos. El yo literalmente muere, desaparece o es
reabsorbido, y mientras que está obviamente la experiencia de continuidad entre los
yoes antes y después de la experiencia, hay también un prolongado sentido de
discontinuidad o irrealidad – como si la fábrica de la identidad hubiese sido rasgada y la
oscuridad, oscuridad divina, estuviese filtrándose y desenrollando el nudo nuclear del
ser. Es bueno saber que si es el amor el que confiere un sentido de yo para realizar
nuestro extraño viaje multi-encarnacional a través del mundo de la conciencia, es
también el amor – uno aún mayor – el que se lo lleva nuevamente, retornando la gota al
mar.

Hubo también un interesante componente espacial en la meditación. Al momento del


solsticio en Nueva Zelanda– justo después de medianoche en una clara noche cristalina
– el centro galáctico (y Plutón) estaban directamente sobre la cabeza, lo que significaba
por supuesto que el Sol (y Vulcano) estaban directamente debajo de los pies. Fue como
si los centros base y coronario hubiesen sido invertidos (¡ya es lo suficientemente
extraño en el hemisferio sur de todos modos!). Fue fácil darse cuenta del hecho de que
este centro galáctico era el punto real de reposo de los mundos en movimiento – el Sol
oscuro en torno al cual siempre hemos orbitado como planeta físico. Incluso cuando no
hubiese vida en la Tierra para contemplar un centro. Incluso cuando esa vida desarrolló
conciencia y pensó que la Tierra era el centro del universo. Incluso cuando esa
conciencia descubrió que el Sol era el centro y comenzó a adorarlo – primero como
deidad física y luego como metafísica. A través de todo esto, ese centro oscuro ha
permanecido.

A través de veinte revoluciones del Sol. A través de 5.000 millones de revoluciones de


la Tierra. Pacífico, silente, irradiante,

¡Su Vida oscura!


El alma no basta

Este trabajo es un intento de conectar algunos de los siguientes temas:

El principio de Vida – mónada, Shamballa, Sol Central, etc.

La importancia del cuarto plano / subplano.

La venida de la energía de Vida del alma en la Segunda Ronda.

El trabajo dual de la conciencia.

La penetración de la ciencia en la cosmología del agujero negro y en el interior del


átomo – física cuántica.

Las regencias de los decanatos de Acuario por Mercurio, Venus y Saturno.

El Cristo Acuariano.

Títulos alternativos para este trabajo serían “La Aplicación de la Energía de Vida a la
Conciencia” o “Agregar Oscuridad a la Luz”.

Para empezar debemos enfocar nuestra conciencia en el corazón del segundo sistema –
la Jerarquía humana en el cuarto plano de buddhi. El ser humano es una combinación
peculiar de Mercurio y Venus o de las Jerarquías Cuarta y Quinta. El alma humana,
Mercurio, representa el aspecto espíritu, y su contraparte dévica Venus el aspecto
conciencia. Mercurio envía a Venus en dos direcciones – hacia la mónada y hacia la
personalidad.

En ambas direcciones es encontrado Saturno – el Saturno exotérico en el cuarto


subplano del plano mental separando las vidas solares de las lunares (o la conciencia de
la forma), y el Saturno esotérico en el cuarto subplano del plano átmico, separando la
conciencia de la Vida, o la Jerarquía de Shamballa. Todo esto puede verse examinando
las regencias jerárquicas de los planos:

Átmico – Libra Saturno (exotéricamente Venus)


Búdico – Escorpio Mercurio
Mental – Capricornio Venus (exotéricamente Saturno)

La penetración del guardián, Saturno, por Venus, bajo la guía de Mercurio en la Tercera
Iniciación, debe suceder simultáneamente en dos direcciones, permitiendo así que la
energía monádica fluya a través de la tríada y transfigure la personalidad.

Por tanto en el segundo sistema vemos una expansión de la conciencia desde la tríada en
dirección a los tres planos superiores y los tres inferiores, resultando en la
“solarización” de los siete planos. Cuando el Cristo se conectó con Shamballa
simultáneamente hizo posible que se solarizara el plano astral. Cuando tomó la Séptima
Iniciación, conectando así con el plano logoico, hizo posible solarizar el físico. Esto es
un desarrollo en la conciencia, pero por debajo o detrás de ella está la Vida, y esa Vida
debe ser preexistente o no apercibida. En el segundo sistema los dos planos más
importantes para el principio de Vida son el monádico y el astral (75% de los humanos
están polarizados en el cuarto subplano del astral).

La venida de la “energía serpentina” en la Segunda Ronda es el descenso de esta energía


de Vida en el sexto plano previo a la venida de la (auto)conciencia131. La conciencia en
los tres subplanos medios intenta conectar los subplanos segundo y sexto a través de la
construcción del antakarana. La energía kundalini o dragón anclada en la segunda
cadena / ronda / raza, etc., es la fuente material de la “vida del alma” (“el secreto de la
vida está oculto en la etapa de la serpiente”)132. La mónada es la fuente espiritual de la
“vida del alma”. Estas dos “vidas” deben encontrarse y conocerse como una – lo cual
pueden hacerlo en el plano búdico. Es la mónada la que da a la Jerarquía Humana
(Mercurio) en el cuarto plano el poder espiritual para realizar este aunamiento, y son los
“ascendentes agnisuryas” los que dan el poder “material” para que el alma pueda
liberarse del cuerpo causal.

El modo en que he expresado esto en mi libro Agni: el Camino del Fuego es como
sigue:

Es como si un rey tuviera que dejar una amante esposa en una tierra lejana y le pidiera
permanecer fiel. Sabe que se irá tan lejos que será irreconocible para ella a su retorno
por lo que le entrega una de sus espadas más poderosas y le dice de reunir a todos
potenciales portadores en el campo de batalla. El que ella sea incapaz de derrotar sabrá
que es él133.

Es por eso que digo que el alma no basta. Solamente la mónada es capaz de encontrar y
conquistar la “energía serpentina” y por lo tanto sólo cuando la conciencia triádica ha
penetrado a través del cuarto subplano del átmico en el aspecto Vida es seguro despertar
kundalini en su pleno poder y consumar el matrimonio de Shiva y Shakti. El Morador y
el Ángel se encuentran y funden.

Si vamos a los planos cósmicos podríamos ver una relación similar entre Mercurio /
Venus y el Sol / Sirio. Nuestro Logos Solar está moviéndose hacia la Tercera Iniciación
cósmica y por lo tanto está intentando vincular el Logos Cósmico al Logos Planetario.
Nuestro Logos Planetario (el Gran Dragón) está polarizado en el cuarto subplano del
astral cósmico. Los dejo hacer sus propias correspondencias.

En el tercer sistema solar se nos dice que habrá tres evoluciones: humanos (Mercurio),
devas (Venus) y la “misteriosa tercera evolución”134 vinculada a la entidad planetaria
(Saturno). Podríamos pensar en la vida de esta entidad, actualmente involutiva y
construyendo forma, como motivada por y protegiendo al kundalini solar – la energía
serpentina. La Tierra es sintetizada en Saturno, Venus en Neptuno y Mercurio en Urano.
Así tenemos la síntesis de los tres grandes esquemas.

131
En inglés (self) consciousness. Nótese que también “self” significa “yo”. Nota del Traductor.
132
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 708.
133
Lyon, Bruce; Agni: Way of Fire, White Stone Publishing, NZ, 2004, p.239.
134
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, pp. 673-4.
Si hacemos una pausa para examinar lo que está sucediendo en nuestro planeta notamos
que la liberación del impacto de Shamballa coincide con la penetración en el átomo y en
la cosmología del agujero negro. Es la humanidad utilizando a Venus para penetrar en el
plano físico vía los misterios de la Vida a través de fronteras superiores (horizonte) e
inferiores (cáscara del átomo).

En paralelo a esto tenemos el descenso de energías de Vida superior en la conciencia,


resultando en la sintetización de distintos sistemas de creencias, el desarrollo de
sistemas internacionales como las Naciones Unidas (y su lado de sombra – los intentos
de dominación global por Hitler, etc.). La Vida Espiritual está vertiéndose en la
conciencia superior al mismo tiempo que hemos tenido una tremenda liberación hacia
arriba del inconsciente colectivo – liberación sexual, empoderamiento del principio
femenino, psicología profunda moderna y los muchos patrones adictivos y obsesivo /
compulsivos asociados con el cerebro reptiliano y el “anhelo de vida” en el principio de
la materia. Las energías de la “vida en la materia” han sido suprimidas por la conciencia
inferior (Saturno) hasta que las energías superiores de Vida (Urano) fueren lo
suficientemente fuertes como para encontrarlas. Esto está siendo el caso
acrecentadamente, y antes que polarización podríamos encontrar el impulso al trance en
el baile y al bangee jumping en los jóvenes surgir exactamente de la misma energía que
en su octava superior resulta en trascendencia de la conciencia y la experiencia de la
vivicidad espiritual.

La Era de Acuario trae Luz Superna al plano físico y la Reaparición de Cristo. Los tres
decanatos de Acuario están regidos por Venus, Mercurio y Saturno y DK nos dice que:

“Comúnmente hablando, la masa humana pasará a través del signo por conducto de
Venus, Mercurio y Saturno, porque el hombre no evolucionado está influido por esas
cualidades que pueden ser mejor descritas como mente instintiva o afectividad (Venus),
amor fraternal en embrión; por el lento desarrollo de la mente a través de la actividad de
Mercurio, finalmente, como resultado de este desenvolvimiento, sobreviene el conflicto
y Saturno ofrece la oportunidad de sufrir y, a través del sufrimiento, se aprende a elegir,
a analizar y a decidir correctamente los valores superiores. Estos puntos deben ser
cuidadosamente considerados por los astrólogos. Pero actualmente estamos en un punto
de crisis y el problema tiene amplias implicaciones, pues, por primera vez en su historia,
la humanidad comienza a ascender la Cruz Fija del discípulo, invirtiendo así su
progreso en el círculo zodiacal. Toda la humanidad -debido al gran porcentaje de
aspirantes e idealistas que piensan- está entrando en Acuario a través de la puerta abierta
de Saturno. Al mismo tiempo un gran número de personas se halla en la etapa instintiva
e irreflexiva, y su conciencia es predominantemente atlante. Éstos entran a través de
Venus, y de allí el conflicto”135.
Así tendremos exactamente el mismo conflicto entre las energías de Venus y Saturno
que el discípulo debe reconciliar en la Tercera Iniciación pero operando a una escala
planetaria. La Luz Superna es una séptuple luz que podemos vincular de nuevo a frase
de Hilarión:

“Para que el Sol brille nuevamente con “séptuple luz” indica que en algún período de
actividad precedente el sol en cuestión con todo su bagaje de vida debe haber estado
desarrollado a un grado mucho mayor. Porque la séptuple luz aquí mencionada es la luz
135
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, pp. 215-6.
del Sol Central Espiritual. Si el sol de nuestro sistema solar ha de brillar de nuevo con
esa particular “luz”, sería necesario que la energía de cada principio del Sol Central se
enfocara sobre el Orbe Solar nuevamente – como en una era precedente cuando la ley
cíclica permitía tal foco”136.

Reemplacemos al “Sol” por “Cristo” y tenemos una indicación del Cristo Acuariano.
Esta séptuple energía – una combinación de los siete rayos vía el Séptimo Rayo – está
enfocada a través del plano átmico en el físico. Debe unir los cinco mundos inferiores,
la Jerarquía y la Humanidad, en un todo – una fusión del alma y la personalidad del
planeta. Esta en su gran misión, y para cumplimentarla necesita miembros de la
humanidad que sean capaces de realizar este aunamiento en sus propias vidas a fin de
“focalizar” esta séptuple luz a través del plano mental superior.

Ése [la liberación de la Gran Invocación] fue el primer paso en la precipitación planeada
de la “luz superna”; el segundo paso será la reaparición del Gran Señor, Quien actuará
como el lente a través del cual la luz pueda ser enfocada y adaptada a la necesidad
humana. Se están generando rápidamente las condiciones por donde será posible este
gran evento de distribución de luz. El Cristo puede funcionar y funciona ahora en el
plano átmico y encarna dentro de Sí el gran Punto de Revelación que ha sido expresado
por mí en las palabras: “La Voluntad es una expresión de la Ley de Sacrificio”. La
invocación ahora yendo desde la humanidad a ese elevado Lugar donde mora el Cristo
es, en este momento, enfocada en u originada en el plano de las emociones; por causa de
esto, encontramos palabras en las Escrituras de que en el fin de la era surgirá “el Deseo
de las Naciones”. El movimiento para traerLo – desde el ángulo de las masas – emana,
por lo tanto, desde el plano astral. Los planes para Su venida están siendo sentados en la
correspondencia superior de ese plano, el plano búdico, o el plano de la razón pura137.

“La acelerada venida del Avatar que establecerá la central de luz y poder en el plano
físico, depende del rápido desenvolvimiento y de la aparición de personalidades
integradas que amen, piensen y sirvan. Se ha dada aquí un nuevo indicio sobre uno de
los aspectos más esotéricos del trabajo del Nuevo Grupo de Servidores del
Mundo…”138.

“Actualmente, por medio del esfuerzo humano y jerárquico, tiene lugar un gran
alineamiento y vinculación, y mónada-alma-personalidad están más directamente
relacionadas que nunca. Una de las razones consiste en que hay cada vez más iniciados
de tercer grado en encarnación en el planeta, y también muchos más discípulos que se
están preparando para recibir la tercera iniciación; en esta tercera raza aria,
estrictamente humana (empleando el término en su sentido genérico y no en la
tergiversada acepción alemana), los tres aspectos de la personalidad son ahora tan
poderosos que su influencia magnética y su efecto creador hacen que la construcción del
antakarana sea una realización notable, vinculando y alineando así los tres aspectos del
hombre. Lo mismo puede decirse de los tres centros divinos: Shamballa, la Jerarquía y
la Humanidad”139.

136
Theogenesis, Temple of the People, Halcyon, California, 1981.
137
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 353.
138
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 222.
139
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 390.
“Estos métodos de ejercer influencia serán empleados principalmente por el Gran Señor
y Sus Maestros al finalizar el siglo y, por esta razón, en todos los países encarnan
discípulos que tienen la oportunidad de responder a la necesidad de la humanidad. De
allí la urgencia de entrenar a hombres y mujeres a fin de que reconozcan científicamente
el siquismo superior, la verdadera inspiración y la mediumnidad Dentro de cincuenta
años será muy grande la necesidad de verdaderos síquicos y médium conscientes (como
H. P. B. por ejemplo), si se llevan a la fructificación los planes del Maestro y se inicia el
movimiento de preparación para el advenimiento de Aquel a Quien todas las naciones
esperan. Muchos deben desempeñar su parte en esta tarea siempre que posean la
perseverancia necesaria”140.
Vinculando las citas de arriba podemos ver la necesidad de que los iniciados de Tercer
Grado, o aquellos preparándose para él, se reúnan en síntesis creando un centro ajna en
la raza humana para que la Luz Superna pueda ser dirigida vía los Maestros en el plano
átmico a través del plano mental superior (reconciliando así Venus y Saturno). Detrás de
esto y generando la energía de Vida está Shamballa, operando a través del Cristo como
el representante de la humanidad que ha vinculado las energías de los siete planos
cósmicos en su propio ser. Esta Luz Superna está enfocada a través de los planos de la
tríada y es capaz de alcanzar y elevar las energías concentradas del campo astral (que
son en sí una expresión del aspecto de Vida), a través del campo mental (liberando
como un subproducto aquellos miembros de la humanidad que están actuando como
lente en el plano mental), para producir aunamiento en el plano búdico y así incrementar
el poder de la Jerarquía humana para expandirse en dos direcciones – hacia los planos
físico y logoico.

Así vemos que el alma no basta, y sólo cuando la energía de Shamballa es añadida a la
Jerarquía y es capaz de penetrar en una conexión con la Humanidad misma que es
lograda la redención de la vida de la personalidad del planeta.

Esto requiere la participación consciente y enfocada de aquellos miembros de la


humanidad que sean capaces de actuar de puente entre la Jerarquía y la Humanidad y
reconciliar estas dos esferas de actividad en ellos mismos, creando así el antakarana de
conciencia que pueda vincular las dos energías de “vida” en este sistema – los planos
monádico y astral. Eventualmente veremos completarse el destino de la Cuarta Jerarquía
o humana cuando expanda su conciencia solarizante plenamente en el plano físico,
redimiendo así a la materia misma y liberando la “Luz dentro de la forma”.

“Cuando lo más bajo de lo inferior, lo más denso de lo sólido y lo más elevado de lo


superior, sean todos elevados por las pequeñas voluntades de los hombres, entonces
Aquel en Quien vivimos puede elevar la vívida e iluminada esfera de la Tierra y
convertirla en radiante luz, entonces, otra Voz más excelsa le dirá: “¡Bien hecho! Sigue
adelante. La Luz brilla'”141.

"El intermediario cósmico" es el término aplicado al cuerpo etérico, parte integrante del
éter universal. A través del cuerpo etérico fluyen todas las energías, ya emanen del
alma, del sol o de un planeta. Por estas líneas vivientes de esencia ígnea pasan todos los
contactos que no emanan específicamente del mundo tangible.

140
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 607.
141
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 277.
La oscura luz de los diminutos átomos de que está construido el vehículo físico,
responde al estímulo que desde el alma desciende a su vehículo y, cuando el hombre
está bajo el control del alma, resplandece la luz en todo el cuerpo. Ésta se manifiesta
como la irradiación que emana de los cuerpos de los adeptos y santos, produciendo el
efecto de brillante y reluciente luz”142.

Vemos así la importancia de que la ciencia utilice a Venus para penetrar en los misterios
del plano físico-etérico. Los científicos crean un canal a través del cual la redención de
la materia por el alma eventualmente alcanzará una consumación.

142
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Magia Blanca, p. 87.
La Voluntad como “El Imperativo a Brillar”

El impacto de Shamballa ha provisto un influjo de energía de Voluntad o propósito


planetario. Cómo este influjo será integrado en el centro Humano dependerá mucho del
nivel de conciencia operando dentro de éste. Es por eso que ha habido tanto esfuerzo de
la Jerarquía de “elevar la conciencia” durante los últimos cuatrocientos años. Este
proceso ha producido resultados en tres direcciones: primero, la conciencia de la
humanidad ha sido capaz de penetrar más plenamente en los mundos materiales a través
de la aplicación científica del acrecentado radio vibratorio. Segundo, ha habido una
remarcable expansión en conciencia y construcción de relaciones dentro de la familia
humana y el planeta como un todo. Tercero, ha habido una lenta pero firme abstracción
de “unidades” humanas de los tres mundos a una identificación consciente con los
ashramas. Tomados juntos, estos procesos constituyen los efectos externos de una
iniciación planetaria que está actualmente en curso y es también conocida como “La
Exteriorización de la Jerarquía”.

La energía de la Voluntad afluyendo desde la mónada en el sentido individual y


Shamballa en el planetario, provee lo que podríamos denominar “el imperativo a
brillar”. La Jerarquía, el alma planetaria, ha sido instruida de “resplandecer”. El
resultado de este acrecentado brillo es triple:

1. Una penetración en los tres mundos – la Exteriorización.


2. Un mayor desarrollo y coordinación con el gran Ashrama uno – la Formación de
los 49 centros ashrámicos.
3. Una abstracción a y profundización de la relación con Shamballa.

Los cuerpos causales humanos (conciencia álmica identificada con la mente) son el
combustible para el arder Jerárquico. Conforme es emitido el imperativo de brillar, este
combustible es requerido en mayor medida. El estímulo de la iniciación grupal permite
la aceleración de este proceso. El alma, como un sol, puede arder más rápido a través de
su combustible y por lo tanto con mayor brillo pero una extensión de vida más corta.
Hemos comenzado un período – la Era Acuariana – donde es requerido un “arder
sostenido”.

Dentro del centro Jerárquico mismo el trabajo es dividido entre los tres niveles de
iniciado. Los iniciados de Quinto Grado o “Maestros” están principalmente dedicados al
influjo de energía de propósito planetario desde Shamballa. Los iniciados de Cuarto
Grado están dedicados a la coordinación de los ashramas y el flujo de energía entre
estos centros etéricos planetarios. Los iniciados de Tercer Grado, teniendo cuerpos
causales, están dedicados al resplandecer de la vida Jerárquica en los tres mundos y el
flujo del fuego en el plano mental abstracto.

Dentro del centro humano que está alineado con la Jerarquía – al cual llamamos el
Nuevo Grupo de Servidores del Mundo – existe similarmente una triple diferenciación.
Algunos están involucrados con el iniciar proyectos y manifestar formas mentales que
están alineadas con el Plan. Otros están involucrados en la construcción y coordinación
de las “correctas relaciones humanas” entre individuos y grupos dentro del NGSM, y
aún otros están enfocados en asistir en contactar, interpretar y distribuir la energía e
“ideas esencia” que son vertidas desde la Jerarquía para inspirar al NGSM.
Así como se necesita desarrollar una personalidad antes de que pueda ser rendida al
alma, se necesita “desarrollar un propósito” antes de que pueda servir como un vehículo
para la energía del propósito Jerárquico y planetario. Entonces tiene lugar una gradual
transformación o expansión de identidad de “tener un propósito” a “ser Propósito”,
hasta que, enfocado en el plano átmico un Maestro de Sabiduría es capaz de afirmar
“SOY EL PROPÓSITO MISMO”143 y moverse en una identificación más estrecha con
Shamballa.

Sin embargo, no es necesario esperar hasta que seamos Maestros para comenzar a
profundizar nuestra relación e identificación con la energía del propósito planetario y
Shamballa. Podemos practicar la Técnica de la Presencia mucho antes de volvernos la
Presencia misma. Una manera simple de diferenciar y equilibrar el triple proceso de
“resplandecer” como alma es darnos cuenta cuándo realmente necesitamos:

1. Emitir nuestra nota solar para que otros reciban su particular cualidad de Luz,
amor y Poder que brillan a través de nuestros yoes causales – ser el Sol.
2. Relacionarnos a través de la comunión y cooperación con los otros para que la
luz del Cristo cósmico sea capaz de expresarse a través nuestro como un todo –
ser la Galaxia.
3. Mantener la identificación con el pacífico, silente e invisible centro que “agrega
oscuridad a la luz para que las estrellas puedan aparecer” 144 – ser el agujero
negro.

Es la Voluntad que Conquista la Muerte. Es la conexión con la energía de Vida – la


identificación con ella – la que viene del apercibimiento de lo que yace en el núcleo
mismo de nuestro ser, que nos permite afrontar la muerte sin miedo. Identificados con la
Vida sabemos por experiencia que no existe la muerte, no hay finales reales, ni modo en
que el núcleo de la conciencia pueda alguna vez ser separado de su padre.

Afrontar la muerte, empero, es una de las pruebas que permite una mayor participación
en la Vida. Y sin embargo la mayor parte de la conciencia en el planeta está desesperada
por evitar la confrontación con la muerte incluso en lo más pequeño. Tenemos miedo de
tirar nuestros cuadros viejos o mudarnos sin contar el estar dispuesto a dejar de lado
nuestros vehículos físico, emocional y mental si eso nos es requerido al llegar el
momento.

VIVIR es apercibirse de nuestra relación y participación en la energía de VIDA, y esta


Vida no es el opuesto a la muerte – la muerte es meramente el portal entre la vida en los
tres mundos y la Vida en las cuatro esferas superiores. Cuando la muerte deje de ser un
obstáculo para la conciencia tendremos humanos capaces de ser conscientes en los siete
planos simultáneamente, y entonces la encarnación será una maravillosa experiencia
que agregue la capacidad para la manifestación – o el imbuir los tres mundos con la
Vida que es experienciada en los cuatro superiores. No es que esta Vida no corra a
través de todos los planos. Es la conciencia de Vida – la relación consciente CON la
Vida – lo que está perdido y es peculiarmente el trabajo del cuarto reino de la naturaleza
traer a expresión.

143
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 426.
144
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones , p. 148.
En el pasado la manera más común de conectar con la energía del espíritu era la
“experiencia del desierto”. Esto puede o no haber tenido una experiencia física externa
pero denota un estado de conciencia – una noche oscura del alma donde todo el
significado de las cosas en los tres mundos desaparece. La identificación con todo lo
conocido es perdida, y el alma anhela la oscuridad de eso que aún no es sabido.
“Espíritu” y “materia” son dos polos, y en la Era de Sexto Rayo el alma del hombre
oscila entre esos dos polos.

Cuando fue activada la experiencia en la materia la humanidad perdió la conexión con


el espíritu. Cuando la experiencia del espíritu fue activada la humanidad perdió
conexión con la materia. Esta oscilación producida por el Sexto Rayo sobre el cuarto
reino tiene el resultado de acrecentar la capacidad del alma humana de identificarse con
ambos polos – primero secuencialmente y alternadamente, pero con el tiempo
simultáneamente.

Es esta identificación simultánea la que es la esperanza y la promesa de la Era del


Séptimo Rayo, y lo que permitirá que “los muertos sean elevados a la Vida”. La Vida
aquí es lo que yace más allá de la dualidad de espíritu / materia e incorpora a ambos.
Esta Vida es también lo que se vierte a través del ojo en el triángulo cuando espíritu /
materia son equilibrados. El alma humana es así una entidad transicional que ocurre
primariamente entre la Tercera y Cuarta iniciación. En la Tercera Iniciación es rota la
identificación consciente con el aspecto Madre o materia. En la Cuarta Iniciación es
lograda la identificación con el Padre o aspecto espíritu. Entre medio el alma se
identifica consigo misma – se reconoce como una expresión dual nacida de dos padres
pero teniendo una fidelidad primaria o identificación con ninguno de ellos.

El alma se vuelve así un centro autorreferencial para un período de transición, y es


durante este período – sin estar identificada ni con el espíritu ni con la materia – que se
vuelve el agente distribuidor de la energía de la Paz que yace detrás de esta gran
dualidad. La Paz aquí se refiere al punto de equilibrio entre espíritu y materia obrado en
el crisol de cada alma humana a través de un igual rechazo (o identificación con) ambos
polos. Dentro del plano físico cósmico la batalla entre espíritu y materia es librada
implacablemente – de hecho es una dualidad que es causa de toda la expresión
manifestada desde la perspectiva de los planos superiores. Fuera del plano físico
cósmico hay una paz que es experienciada sobre el astral cósmico y tiene sus raíces en
el búdico cósmico. Las almas humanas en la Cuarta Iniciación son un canal para esa paz
– la “que a toda comprensión trasciende”145.

145
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. I, p. 335.
Wesak y la Luz de la Vida

Imagen de una ceremonia en el Valle de Wesak, Tíbet, mayo del 2000

El festival anual de Wesak es un festival de luz, revelación y empoderamiento. Es


momento para hacer una pausa en el ciclo anual a fin de profundizar nuestra penetración
en las realidades espirituales y permitir que las energías contactadas permeen, infundan
y carguen más plenamente nuestro trabajo en el mundo.

En Wesak esos dos grandes hermanos, el Buda y el Cristo, cooperan a fin de servir
como un canal o conducto en nuestro mundo para las energías sutiles y en particular en
este momento para la energía canalizada hacia dentro de (y desde) Shamballa que
podríamos llamar la “Luz de la Vida”146. El Buda es la encarnación de la luz de la
Inteligencia y el Cristo encarna la luz del Amor. Cuando estas dos luces son combinadas
y fusionadas entonces es revelada la luz que yace detrás de ambas.

Esta luz es también llamada Luz Superna, la luz del espíritu, la luz oscura de Shamballa,
la luz de la mónada o Luz universal.

146
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 391.
Esta Luz, aunque siempre presente, es relativamente nueva en la conciencia de la
humanidad y recién estamos aprendiendo cómo contactarla y utilizarla correctamente.
En el ciclo actual ha estado activa desde el impacto de Shamballa que ocurrió al
momento de la Segunda Guerra Mundial y ulteriormente en 1975 y el año 2000. Es
particularmente potente porque es impersonal – estimulando los reinos de la conciencia
y materia, alma y forma. Cuando y donde estas dualidades tienen que ser fusionadas, la
fuerza de Shamballa precipita una crisis y por lo tanto la oportunidad de resolver esa
crisis por fisión o fusión. Un nombre descriptivo para la Luz del Primer Aspecto es “la
luz que sacude”147. Esto va en sentido psicológico y también eléctrico de “cargar” o
galvanizar el ser. Es una luz eléctrica y yace oculta de la conciencia en su corazón
mismo en la joya u “ojo del toro” del alma.

“Detrás del sol central sagrado, se halla oculta dentro de sus rayos una forma. Dentro de
esa forma fulgura un punto de poder que aun no vibra, pero brilla cual luz eléctrica”148.

Para acceder a esta Luz debemos mirar no sólo hacia fuera a los mundos que el alma
ilumina, sino al centro del alma misma. Debemos encontrar la “puerta solar” que revela
“la faz del verdadero Sol espiritual, oculto por un disco de luz dorada” como lo describe
el Gayatri 149 – o el Dios Savitur (el impelente o conductor del Sol) en el original
sánscrito. La dificultad es que esa luz tal como la conocemos – la luz del alma o el
fuego solar – es incapaz de penetrar en este centro – así como la luz física es incapaz de
retornar del horizonte eventual de un agujero negro. Para que la conciencia entre en eso
que es su fuente debe disolver la dualidad sujeto / objeto de la conciencia misma. El
testigo debe volverse uno con lo que es atestiguado en los mundos internos y externos,
al menos por un momento. Esto es llamado “identificación con el aspecto Vida”.

Es por esta razón que la luz de Shamballa o del espíritu es llamada una “luz oscura”150,
porque es tan oscura para el alma como lo es lo más hondo de la materia no solarizada.

De hecho es trabajo del alma poner esta oscuridad superior y la oscuridad inferior en
relación consciente. Luz y Amor (inteligencia y conciencia) no son suficientes para
plena y finalmente contrarrestar las fuerzas del materialismo en nuestro planeta o en el
individuo. Hace falta Poder. Los fuegos inferiores deben ser combatidos con los
superiores hasta que es descubierto que son esencialmente un fuego cuyos propósitos
aún tienen que ser revelados.

Es el poder de la mónada, la fuerza Shambállica, la Luz de la Vida misma lo que


permite al alma fusionarse plenamente con la personalidad y resolver la dualidad del
“Ángel de la Presencia” y el “Morador en el Umbral” a través de la revelación de que
son esencialmente uno. En un sentido planetario la Jerarquía, como alma del planeta,
está intentando fusionarse con su personalidad – la Humanidad. Shamballa está
ayudando en esta fusión gradual a través del empoderamiento del Nuevo Grupo de
Servidores del Mundo – un grupo intermediario entre la Jerarquía y la Humanidad.
Como miembros de ese grupo, Wesak es nuestra oportunidad para recibir este fuego
eléctrico y dirigirlo de tal manera que ayude al proceso de fusión y contrarreste las
fuerzas “de fisión” en acción en el mundo.

147
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 274.
148
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Tomo I, p. 72.
149
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 620.
150
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 440.
Veamos dos maneras prácticas en que esta “luz que shockea” puede entrar y efectuar
cambios dentro de la conciencia de la humanidad de modo que el proceso referido como
“la Exteriorización de la Jerarquía” sea asistido.

El Maestro DK nos dice que los dos mayores factores (ambos demostraciones de
materialismo) que están impidiendo la Reaparición de Cristo son:

1. La inercia del aspirante corriente u hombre con ideas espirituales.


2. La falta de dinero para el trabajo de preparación151.

Todos los discípulos serán conscientes de esos testarudos drenajes de energía dentro de
sus propios sistemas que los inhiben de su plena expresión como almas, y serán
igualmente conscientes de los desafíos que representan las finanzas. La Exteriorización
no es sólo un proceso global sino que está teniendo lugar holográficamente en cada
individuo y grupo. Somos capaces de participar en la “Reaparición de Cristo”
precisamente en el grado en que Él haya “Reaparecido en Nosotros” – o dicho de otro
modo, hasta el punto en que el alma esté en control de nuestra expresión personal.

De muchos de nuestros propios bloqueos a la plena expresión seremos conscientes y


habremos intentado trabajarlos – logrando progreso con algunos y con otros no. De
algunos de nuestros bloqueos no seremos conscientes, y Wesak provee una oportunidad
para tal iluminación. La luz monádica no sólo se revela al alma sino que también
empodera la luz del alma para penetrar más profundamente en la materia, y contrarresta
una tendencia en la conciencia a “permanecer apartada” de los reinos más groseros de
encarnación.

Si quisieran una ilustración práctica de la “luz que shockea” les sugiero el siguiente
ejercicio:

Compilen una lista de sus principios, valores y metas y tomen nota de su importancia
relativa para ustedes (como centro de conciencia) en términos de porcentaje. Ahora
auditen con precisión cuánto de su tiempo y dinero realmente ha sido gastado durante el
último año o mes. Comparen las dos listas.

El propósito de este ejercicio no es invitar al juicio, la culpa o el orgullo sino de ver


claramente la diferencia o “brecha” que existe para la mayoría de nosotros entre
nuestras realidades objetiva y subjetiva.

En un nivel global estamos sujetos a la “luz que sacude” cada vez que Plutón trae a la
luz de nuestro inconsciente colectivo una debacle de Enron, un desastre ambiental en
ciernes, un tribunal de crímenes de guerra, o simplemente cualquier cosa que ocurra en
el continente africano. Tenemos una tendencia a “tratar de no saber o ver” en parte
porque nos hace sentir impotentes o inadecuados. Afortunadamente la “luz que
shockea” no sólo revela las actividades de las fuerzas del materialismo sino que también
nos empodera y galvaniza en la acción necesaria para cambiar. Lo hace infundiendo al
alma o aspecto conciencia con la energía del Ser puro – revelando la invencibilidad del
espíritu en el núcleo de la conciencia.

151
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p. 280.
En la raíz de los problemas de inercia y falta de dinero para el trabajo jerárquico yace el
miedo a la muerte. El miedo a la muerte tiene sus raíces en la errónea identificación de
la conciencia con la forma – tememos perder lo que creemos que somos.

La Luz de la Vida nos revela que somos de hecho esa Vida Misma – no nacida, no
muerta, eterna. Si miramos detrás de los eventos ocurriendo en el globo en esta época
vemos la emergencia de este principio de Vida a través de sus dos encarnaciones
planetarias. Plutón está elevando todo lo que está oculto en la oscuridad inferior a la luz
y rasgando la fábrica misma de aquellas estructuras de conciencia que llamamos
civilización humana. Al mismo tiempo Vulcano está introduciendo oscuridad superior –
penetrando la conciencia humana desde arriba con el martillo de la Voluntad planetaria,
llamándonos a la gobernanza de los principios atemporales. Plutón es la energía de Vida
y no puede ser controlado o reprimido por la conciencia – sólo por su contraparte
superior.

Podríamos decir que el materialismo ha tenido éxito en nuestro planeta en una etapa
evolutiva, tanto como el estadio de dominación por la personalidad humana. Una vez
que se cristaliza, sin embargo, empieza a sofocar a la fuerza de Vida y es traído al
yunque para ser roto y re-hecho por el alma planetaria. Las rajaduras están empezando a
aparecer, y es a través de esas rajaduras que las aguas dadoras de Vida están empezando
a fluir.

Uno de los nombres del Cristo es “Dispensador del Agua de la Vida”152. Nos volvemos
esa agua en la medida en que nos hemos identificado con el alma o el “Cristo en
nosotros”. Somos lo que está siendo vertido para los hombres sedientos al comienzo de
esa Gran Era de Acuario donde la Luz Superna puede ser conocida en la Tierra.

Wesak es una ceremonia donde por medio de la acción combinada de la Jerarquía y


Shamballa las aguas son “cargadas”. Somos “enchufados” a esa gran corriente eléctrica
que yace detrás de todas las expresiones de conciencia y forma – nuestras baterías son
llenadas con el invencible fuego del Ser. Ese fuego nos revelará la próxima fase de
nuestro trabajo en el mundo (en tanto las rajaduras continúen abriéndose) al mismo
tiempo que nos proveerá del poder y la persistencia taurina para llevarlo a plena
expresión.

Como cooperadores dispuestos y conscientes con el gran proceso evolutivo en curso en


el planeta, que encontremos en esta época la inspiración y el coraje para liberar nuestros
“trapos sucios” – aquellas viejas identificaciones, ideas y posesiones que hemos dejado
atrás pero a las que todavía nos aferramos. Que permanezcamos juntos, desnudos como
almas, en la gran catarata del espíritu que está disponible para nosotros en todas partes y
en todo momento pero tiene su ciclo en nuestra conciencia espacio-temporal ahora en el
festival de la Luz Reveladora que es Wesak.

om bhûr bhuvah svah


tát savitúr várenyam
bhárgo devásya dhîmahi
dhíyo yó nah pracodáyât

152
Bailey, Alice Ann; La Reaparición de Cristo, p. 75.
om
Poder, Autoridad y Liderazgo en los Grupos Ocultos

El mundo esotérico está sucio de grupos fallidos y de un mal uso o mala comprensión
del poder. Todo verdadero poder es dado desde arriba y viene del alineamiento con la
energía de la Voluntad vía la Jerarquía, el Maestro Morya, Sanat Kumara y en última
instancia el Logos Solar / Cósmico.

Estamos aprendiendo a contactar y sostener ese poder y en Shamballa School estamos


haciendo un particular experimento de aproximación a esta energía vía un enfoque
educativo de Segundo Rayo.

El mal uso del poder viene de una asunción de exceso de autoridad por una entidad
menor a lo largo de esta Cadena del Ser, y eventualmente resulta en el “secado” del
verdadero poder y la acrecentada aserción de autoridad por la entidad a fin de
compensar su pérdida.

En los grupos esotéricos vemos esto en líderes que claman una inspiración dada
divinamente y excluyen a todos los que no están de acuerdo con ellos y “mantienen” a
otros a través del miedo de la exclusión y el ofrecimiento de una “conexión” especial.
Esto resulta en números decrecientes hasta que sólo quedan uno o dos sentándose en
una sala en los suburbios asegurándose a ellos mismos que están manteniendo unido al
mundo y son incomprendidos y no reconocidos por las masas. En otras palabras el
resultado real no es poder sino impotencia.

A fin de que se dé este mal uso debe desarrollarse una co-dependencia insana entre un
líder (o líderes) y los seguidores – la experiencia pisceana. Ambos necesitan negar o
ignorar acrecentadamente un sentido de verdad más profunda a fin de preservar la
ilusión que los hace sentir especiales y oculta un miedo subyacente a la impotencia.

Lo que hace diferentes a los grupos acuarianos es que cada miembro del grupo debe ser
un alma con su propio alineamiento independiente con la Jerarquía y eventualmente con
Shamballa. Deben asumir responsabilidad por las elecciones que están haciendo
momento a momento, incluyendo el abandono de toda autoridad o elección.

En la Jerarquía este abandono de autoridad es realizado a través de un proceso de


“reconocimiento oculto”. En otras palabras, las almas, por su propio alineamiento,
reconocen el alineamiento de otras almas – su función particular, y la cualidad y
capacidad de la energía que están manejando y dirigiendo. Esto es lo que crea una
“jerarquía” – un reconocimiento de una función diferenciada dentro del Ashrama uno –
el Ashrama de Sanat Kumara contenido en el “cuerpo de Cristo”. Este reconocimiento
sucede a través de una “revelación” progresiva conforme la identificación de los
individuos cambia más y más a su naturaleza álmica, y así se vuelven más conscientes
de sí mismos como miembros de la Jerarquía e intrínsecamente ya como un “grupo”.

En el camino a esta revelación se forman y deshacen grupos externos como campos de


entrenamiento donde pueden ser aprendidos los principios de Amor y Poder.
Un grupo iniciado está compuesto de miembros de la Jerarquía. Se reúnen
cooperativamente para hacer un trabajo específico, reconociendo la cualidad del otro y
“permaneciendo” dentro de la Jerarquía. Se reúnen a través de su deseo unido de servir
al propósito de un nivel de responsabilidad que reconocen como más elevado – un
Maestro, el Cristo o Sanat Kumara por ejemplo – así como a través de un deseo unido
de servir a aquellos que aún no son conscientes de sí mismos como almas. Son
miembros del grupo de la Jerarquía y por tanto permanecen entre Shamballa y la
Humanidad.

El entrenamiento para la iniciación grupal involucra el fortalecimiento del alineamiento


de cada miembro del grupo de modo que sean capaces de volverse miembros de la
Jerarquía y demostrar reconocimiento oculto. Este entrenamiento también desarrolla
secuencialmente la capacidad grupal de reconocer y manejar energías superiores como
una unidad dentro del ashrama. Este entrenamiento es de algún modo resguardado al
principio, pero eventualmente se vuelve parte del trabajo de la Jerarquía misma – y es
un subproducto de ese trabajo. Los iniciados “saben porque trabajan” y un grupo
iniciado “sabe” porque empieza a reconocer la función particular que está cumpliendo
dentro del Plan.

El verdadero poder en estos grupos de entrenamiento es dado desde arriba – desde los
niveles superiores de la Jerarquía. La autoridad dentro de estos grupos nunca es
impuesta. Les es dada libremente a los miembros senior del grupo a través del proceso
de reconocimiento oculto. Requiere la participación consciente de las “voluntades”
individuales del grupo. Los individuos reconocen el poder fluyendo a través del
alineamiento del líder. Este poder fluye de acuerdo al grado de entrega que el líder es
capaz de hacer a una Voluntad superior, y evoca desde el grupo una acrecentada entrega
de la Voluntad hacia el mismo lugar adonde es entregada la del líder – en última
instancia Shamballa.

No es tanto una entrega a la Voluntad sino una entrega a Entregarse. El secreto del
poder está en la entrega y la humildad, no en la autoridad.

El corazón naturalmente responde al principio Amor – el Amor mayor del Cristo genera
una apertura en los corazones de los discípulos resultando en un brote de amor hacia el
Cristo así como un descenso de amor en servicio de la humanidad. El coronario
naturalmente responde al principio Poder. El Gran Sacrificio de Sanat Kumara causa
una apertura del coronario y un brote del principio de Voluntad – el impulso a rendir u
ofrecer la Voluntad para apoyar y responder al gran Sacrificio, así como una emanación
de la disposición a sacrificarse por el crecimiento de la humanidad.

Cuando estas dos respuestas son reconciliadas en el corazón, el núcleo central se abre –
la joya es expuesta en el alma. En la Jerarquía, es apercibido el gran aunamiento hecho
por el Cristo cuando se vinculó con el Padre.

El resultado de esta reconciliación dentro de un grupo en entrenamiento para la


iniciación no es una disminución a la impotencia sino una gran expansión de la energía
de Amor infundida con Voluntad, y una pérdida (en conciencia) de la identidad grupal
conforme se expande hasta incluir e identificarse con “todos” mayores y mayores de los
que forma parte.
Mal Cósmico, Hitler y la Fuerza de Shamballa

“Por esta razón Hitler, exponente de la reacción contraria a Shamballa (y en


consecuencia la reacción maligna), tuvo que reunir a su alrededor un grupo de personas
o personalidades, que poseían ideas análogas. En el arco superior del ciclo evocador
(Hitler es la expresión del arco invocador de la fuerza de Shamballa) se requiere un
grupo para lograr la evocación”153.

Para entender algo de la “reacción reversa a Shamballa” podría ser útil mirar a la
mitología oculta detrás del nazismo.

La Distinción entre Shamballa y Agartha

En Shambhala: en busca de una Nueva Era, Roerich también insinuó una similitud
entre Shambhala y Thule, la tierra oculta en el Polo Norte que, como veremos abajo,
inspiró a los alemanes en su búsqueda por una tierra secreta. También mencionó la
asociación de Shambhala con la ciudad subterránea de Agartha, alcanzada a través de
túneles bajo los Himalayas. Sus habitantes emergerán en la “época de purificación”. En
sus Cartas Recopiladas (1935-1936), Helena Roerich señala que Saint-Yves d’Alveidre
había identificado erróneamente a Shambhala con Agartha, pero que no eran el mismo
lugar.

De forma similar a las alegaciones de Bailey sobre la conexión entre Hitler y la fuerza
de Shambhala, muchos estudios de posguerra sobre el nazismo y lo oculto han afirmado
que los nazis enviaron expediciones al Tíbet para buscar la ayuda de las fuerzas de
Shambhala y Agartha para llevar a cabo su Plan Maestro. Bailey, sin embargo, sólo
mencionó a Shambhala en este sentido y no dijo nada sobre Agartha. Se cuenta, por otro
lado, que supuestamente los maestros de Shambhala rehusaron asistir a las expediciones
nazis, pero que los adeptos de Agartha aceptaron y retornaron con ellos a Alemania.
Asimismo, atribuyen a la búsqueda nazi de apoyo oculto en el Tíbet a las creencias de
Karl Haushofer y la Sociedad de Thule. Haushofer era el fundador de la Sociedad Vril
en asociación con la de Thule y era una gran influencia en el pensamiento oculto de
Hitler. Las Sociedades de Thule y Vril combinaban creencias de varias fuentes154.

Sabemos que Shamballa está asociada con los éteres cósmicos superiores y el chakra
coronario. Agartha suele ser referenciada como un reino “subterráneo” asociado con la
mitología de la Tierra hueca. La energía asociada con Agartha es “Vril”, mientras que la
energía asociada con Shamballa es “Agni”. Tal vez si consideráramos a Agartha como
un símbolo para el chakra base de la Tierra y Shamballa como el coronario, “Agni”
sería el fuego espiritual descendente originándose en el Logos Solar mientras que “Vril”
sería el fuego kundalini ascendiendo desde el chakra base del Logos Planetario. Así
Shamballa / Agartha y Agni / Vril son aspectos gemelos de la fuerza de Primer Rayo
(Propósito / Voluntad, Shiva / Shakti) que deben ser unificados en una futura iniciación

153
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 41.
154
http://www.berzinarchives.com/kalachakra/mistaken_foreign_myths_shambhala.html
Este sitio [en inglés] brinda una visión útil acerca del impacto de los distintos mitos de Shamballa en los
desarrollos políticos durante la Segunda Guerra Mundial.
planetaria (la Tercera Iniciación). Como sabemos, despertar la energía de kundalini a
través de la atención forzada tiene efectos desastrosos; la energía dragón o Voluntad en
la materia es elevada antes de que la conciencia esté lista, y la insania es frecuentemente
el resultado. Cuando el alma está en control y sirviendo como un envoltorio de fuego
para el descenso de la energía monádica, entonces los fuegos inferiores pueden ser
controlados con seguridad.

Surgen en breves explosiones por su propia voluntad, en respuesta a la excesiva


supresión por la conciencia no solarizada (erupciones plutonianas como la Revolución
Francesa) que son como terremotos o volcanes liberando presión. Los resultados son
catárticos y frecuentemente purificadores. Sin embargo cuando son conscientemente
invocados y se hace el intento de dirigirlos y controlarlos sin acceso a sus
correspondencias superiores – el fuego Agni de Shamballa – entonces se desatan fuera
de control.

Jocelyn Godwin, en Arktos, el Mito Polar en la Ciencia, el Simbolismo y la


Supervivencia Nazi (1993) identifica al poder agni con vril. Vril es el poder
psicokinético protegido por los habitantes de Thule, que los nazis intentaron obtener
para ayudar a fortalecer su superraza aria155.

Parece que los nazis confundieron Vril por Agni y Agartha por Shamballa, con los
resultados que todos conocemos. Se volvieron parte del arco invocativo de Shamballa –
esto es decir que se identificaron conscientemente con las energías plutonianas
ascendentes evocadas por el impacto de Shamballa. Su contrabalance fueron los grupos
ocultos que eran el arco evocativo de la fuerza de Shamballa – el propósito de
Shamballa. El símbolo de la inversión fue por supuesto la esvástica invertida.

Así que para centrar la discusión sobre el mal cósmico: sabemos que nuestro Logos
Planetario está atravesando la Segunda Iniciación cósmica. En la Segunda Iniciación
son puestos en juego los poderes de la mónada para dominar las energías astrales. Estas
energías astrales libraron su mayor batalla en la Atlántida – cuyas secuelas fueron las
Guerras Mundiales en el medio de la Quinta Raza Raíz. Las energías que asociamos con
el mal cósmico estarían trabajando desde la porción inferior de deseo del astral cósmico,
buscando despertar prematuramente los fuegos del planeta. Las energías aspiracionales
del plano astral cósmico estarían buscando elevar a las entidades conscientes en el plano
físico cósmico para relacionarse con Shamballa.

Sabemos que parte del propósito del Logos Planetario es “anclar una semilla de la
Voluntad solar” – o para decirlo en otras palabras, para hacer del planeta Tierra una
avanzada para el propósito manifestante del Logos Solar que está tomando la Tercera
Iniciación. Sabemos también que tres planetas – la Tierra, Vulcano y Plutón – son el
triángulo de Primer Rayo involucrado en este proyecto. Sabemos que la Jerarquía (como
la conciencia solar del planeta) se retiró a los planos superiores después de la batalla de
la Atlántida. ¿No sería razonable pensar que un aspecto equilibrador de la conciencia
(material) se retiró a los planos inferiores? Tenemos la leyenda de una Agartha
subterránea, y además citas como la siguiente de Bailey: “Debe recordarse que los
misterios de la existencia son poco conocidos por el hombre. El hombre ignora
totalmente los misterios profundos que existen en ciertos casos y allí donde en vez de

155
Ídem nota anterior.
misterio hay revelación para aquel que tiene ojos para ver y oídos para oír, con
frecuencia permanece ciego y sordo. Cuando el hombre haya develado los secretos que
se hallan detrás de los reinos inferiores de la naturaleza, solucionado el problema de la
constitución interna de la Tierra y recorrido retrospectivamente el camino hacia el
conocimiento de cómo actúa el sendero involutivo y las vidas que lo huellan, sólo
entonces comenzará a comprender el extraordinario enigma que está más allá de su
comprensión”156.

Así, un posible análisis para el triángulo de Primer Rayo y la eventual síntesis planetaria
podría ser como sigue: Vulcano representa al alma de Primer Rayo y por lo tanto el
poder descendente de Agni desde el Logos Solar. Plutón representa la personalidad de
Primer Rayo y por lo tanto el ascendente poder de Vril desde la materia. La Tierra tiene
una mónada de Primer Rayo y entonces su destino es equilibrar estos dos “poderes” a
través del reconocimiento de que son aspectos gemelos de un mismo Fuego. Vulcano
está cerca del Sol y por lo tanto el calor solar es mucho más significativo que el calor
interno de la materia. Plutón está en la situación inversa. La Tierra está en una situación
única. La energía irradiando desde el núcleo viviente “vulcanizado” de la Tierra se
corresponde casi exactamente con la que llega desde el Sol. Las energías radiantes solar
y planetaria están en un precario equilibro.

La humanidad, como representante de conciencia solar y lunar, está comenzando a


aprender cómo trabajar con la energía del Primer Aspecto. Empero, si la encuentra
demasiado pronto, es atraída a su manifestación inferior. Una vez que la conciencia sea
verdaderamente solar pueda invocar la energía de Shamballa, que naturalmente y a su
propio y correcto ritmo invocará a Agartha y al poder Vril desde el chakra base del
planeta.

“En la vida logoica planetaria -como en el caso del hombre individual, el microcosmos
del Macrocosmos- ciertos centros han despertado más que otros y vibran al unísono,
más plenamente que otros, impulsados por el sistema. En el caso del Logos planetario
de nuestra pequeña esfera, los centros coronario, ajna, cardíaco, laríngeo y plexo solar,
son los cinco puntos focales de energía que están muy activos y vibrantes. El centro
sacro va quedando lentamente debajo del umbral de la conciencia logoica,, mientras que
el centro de la base de la columna vertebral está práctica y totalmente pasivo, excepto en
relación con sus efectos pránicos sobre la vida-forma, engendrando la voluntad de vivir,
el anhelo de sobrevivir y la vitalización de las formas. Estos hechos darán una idea de
nuestra categoría planetaria en la gran familia del sol central, e indica por qué nuestro
planeta no es sagrado. Ningún planeta es sagrado a no ser que el centro en la base de la
columna vertebral (hablando simbólicamente) esté despierto y se haya efectuado la
resultante gran fusión de energías”157.

156
Bailey, Alice Ann; Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 673.
157
Bailey, Alice Ann; Astrología Esotérica, p. 339.
La Paz, Jerusalén y la Humanidad

“…la paz, como expresión de la voluntad de Shamballa, produce equilibrio, síntesis y


comprensión, más un espíritu de invocación, siendo básicamente una acción que origina
reacción. Esto se manifiesta como el primer trabajo creador grande y mágico de que es
capaz la humanidad, llevando los tres aspectos divinos a una actividad simultánea de
acuerdo a la voluntad de Dios”158.

“Hay una paz que a toda comprensión trasciende...”159. Así dice un antiguo y poderoso
mántram que señala la futilidad de buscar abordar la profunda energía de la Paz a través
de la mente. El desafío de cualquier artículo sobre el asunto, entonces, es no tanto
estimular la mente para comprender la paz sino limpiar las formas mentales ilusorias de
modo que esta realidad siempre presente pueda revelarse y la conciencia se evada por
completo de la mente a la cama de buddhi. En este espíritu, tal vez pueda ser útil
empezar por señalar qué no es la “paz”.

Paz

Primero y más significativo, la paz no es tranquilidad o serenidad emocional – aunque


esto pueda ser una consecuencia de la identificación de la conciencia con ella. Si la paz
dependiera de la emoción no sería una cualidad separada. No es calma mental ni
bienestar físico – la paz existe detrás de los tres mundos. No puede ser perturbada en
absoluto por nada que ocurra en los tres mundos. Es una cualidad que permea los tres
mundos y está siempre presente en la creación aunque mayormente no reconocida.

Cuando desaparece la identificación con toda actividad menor entonces es revelada la


paz como siempre presente. La paz no puede ser lograda por ninguna acción en los tres
mundos. La acción en los tres mundos puede conducir – a través del correcto uso de la
polaridad equilibrante – a su revelación, pero no puede crearla o no crearla.

Si toda acción – sea pensamiento, emoción o actividad – sólo puede crear las
circunstancias en las que la paz que ya existe pueda ser reconocida, entonces los actos
de un yogui en los tres mundos no son para lograr nada, sino para contrarrestar o
equilibrar aquellas actividades que han nublado la percepción de la paz.

La paz no es ausencia de conflicto – es la ausencia de identificación con él, en el medio


del conflicto, revelando así una identificación más potente con un principio que yace
más profundo en aquellos en los que aquél está sucediendo.

La paz no es ausencia de tensión, sino el mantenimiento de una tensión superior. Es un


acto dinámico mantener la conciencia fija en el “ojo de la tormenta” cuando todo
alrededor está siendo barrido en el vórtice.

Ahora quisiera definir la paz de un modo muy preciso – siempre apreciando que el
mapa no es el territorio. La paz es la cuarta cualidad de la deidad – una cualidad que
158
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p. 140.
159
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. I, p. 335.
yace detrás y opera a través de las cualidades reveladas de Inteligencia, Amor y
Voluntad. Es una energía levadora dinámica que permea la creación. Es una energía que
es el destino de la humanidad – la Cuarta Jerarquía – expresar y revelar. Está asociada
con el Cuarto Rayo, el cuarto plano, el cuarto esquema, cadena y globo y un sistema
solar de cuarto orden. En tanto la fuente como el resultado del dolor y el sufrimiento en
el planeta. Nos es tan presente como el agua a los peces – es el medio mismo en que
vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

El origen de esta energía de Paz está en el plano búdico, así como las tres cualidades
reveladas de Dios están relacionadas con el mental cósmico (Voluntad), astral cósmico
(Amor) y físico cósmico (Actividad). Así como el ser humano en una cierta etapa de la
iniciación debe ser capaz de hacer circular la energía del plano búdico a través del
cuarto subplano etérico de su cuerpo etérico, un Logos Solar debe transmitir la energía
de buddhi cósmico vía su cuarto etérico – nuestro plano búdico. Es tarea de los
ashramas en el plano búdico transmitir esta energía, y lo que eventualmente hará de la
Tierra “una estación de luz y poder”160. La Tierra tiene un rol único dentro del sistema
solar en la revelación de esta cualidad de la deidad.

La paz, así definida, es la “fuerza salvadora” que es puesta en operación cuando los tres
centros planetarios de Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad son puestos en mutua
relación funcionante 161 . Estos centros están relacionados, aunque para funcionar
plenamente resta que el centro humano responda conscientemente a la energía de
Shamballa.

Esto está sucediendo crecientemente tras los impactos de Shamballa del último siglo y
el comienzo del actual.

La energía de la Paz forma el “ojo en el triángulo” creado por las tres cualidades
reveladas, y en un sentido planetario, los tres centros principales:

Voluntad – Shamballa

Paz – La Fuerza Salvadora

Actividad – Humanidad Amor - Jerarquía

160
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 175.
161
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, pp. 139-41.
Se nos dice que los seres humanos avanzados en formación grupal que han sintetizado
las energías de los tres centros de la cabeza (coronario, aja y alta mayor) y formado una
relación vía el antakarana con los centros de la Jerarquía y Shamballa, serán
crecientemente capaces de actuar como transmisores de esta “cuarta energía” y de
participar en la Gran Revelación162.

A una escala planetaria el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo (ajna) es puesto en
relación con Shamballa (coronario) y los Nirmanakayas (alta mayor) vía el Espíritu de
la Paz.

El Espíritu de la Paz, cuando el momento sea oportuno, vitalizará la responsividad de la


humanidad, vía la influencia de la Jerarquía, a la voluntad de Dios que tiene por intento
básico el traer paz a la tierra. ¿Qué es la paz? Es esencialmente el establecimiento de
correctas relaciones humanas, de compenetración sintética con su resultante
cooperación, de correcta interacción entre los tres centros planetarios y un
entendimiento iluminado, amoroso de la voluntad de Dios conforme afecta a la
humanidad y desarrolla el intento divino163.

Cristo como el punto focal de la Era Acuariana y el “Príncipe de la Paz” es mantenido


en el “ojo” central de un triángulo formado por el Buda, el Espíritu de la Paz y el Avatar
de Síntesis.

Como el Punto dentro del Triángulo, el Cristo se vuelve el despertador de los corazones
de los hombres, y aquel que instituye correctas relaciones humanas simplemente siendo
lo que Es y permaneciendo sin moverse donde Está. Esto Lo logra transmitiendo a la
humanidad las energías de los tres puntos del Triángulo que lo rodea.

“Dicha energía conjunta e impersonal, de naturaleza triple, se esparcirá universalmente,


produciendo un progreso evolutivo, atrayendo magnéticamente a los pueblos y naciones
entre sí y causando automáticamente el desarrollo del sentido de síntesis, de una
probable unidad y de una fusión deseable”164.

Habiendo explorado qué es la energía de la Paz y cómo es liberada dentro de la vida


planetaria, podríamos enfocar nuestra atención ahora en un conflicto particular y un
lugar particular de este cuarto globo donde debe prevalecer la energía de la Paz:
Jerusalén.

Acaso como ningún otro lugar de la Tierra, Jerusalén, el “lugar de la paz”, se ha vuelto
el corazón simbólico de un conflicto que amenaza al mundo entero. El Maestro DK nos
advierte que si hay otra Guerra Mundial estará basada en la religión y bien podría
acarrear el fin de la humanidad165.

Sabemos que la verdadera Jerusalén es la Jerarquía y que el único lugar de paz


verdadera en el planeta es Shamballa; empero la humanidad ha materializado y
delineado un concepto de paz que es “santo” y “sagrado” en este lugar físico. Palestina

162
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 216.
163
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p.137.
164
Bailey, Alice Ann; La Reaparición de Cristo, p. 76.
165
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, pp. 451 y 452.
se ha vuelvo un punto de entrada del influjo del mal al centro humano166, demostrando
así el poder del Cuarto Rayo de producir lo opuesto de lo que se había imaginado.

El símbolo de la aspiración más elevada de la humanidad se ha vuelto una expresión de


nuestra naturaleza inferior – no debido a nada inherente a su localización misma sino
por una errónea identificación en la conciencia de la humanidad. Esta errónea
identificación ha manifestado un aspecto del Morador planetario. El Morador no puede
ser contrarrestado por la humanidad sola, ni por la Jerarquía, sino sólo por el poder
combinado de los tres centros planetarios trabajando sintéticamente. El Cristo
demostrará que es el esgrimidor de esta energía sintética utilizándola para corregir esa
errónea identificación, resultando en correctas relaciones humanas y la inauguración de
la Nueva Religión Mundial. Al completar esta tarea abstraerá la esencia espiritual de las
tres religiones mayores que tienen a Jerusalén como centro, y así revelará su cualidad
esencial – del mismo modo que la Paz yace no revelada detrás de las energías de
Voluntad, Amor e Inteligencia.

Cada una de estas religiones monoteístas traza sus orígenes hacia Abraham, la figura
paterna arquetípica. Si las consideramos como tres aspectos de la personalidad de una
misma energía, la ubicación más apropiada sería la siguiente:

Voluntad – Islam

Abraham

Inteligencia – Judaísmo Amor – Cristianismo

Judaísmo – Tercer Aspecto – la Inteligencia de Dios


Cristianismo – Segundo Aspecto – El Amor de Dios
Islam – Primer Aspecto – la Voluntad de Dios

Éste fue también el orden de su emergencia como religiones, y la validez de la


ubicación es también vista más crudamente en el lado de “sombra” de cada fe según han
mostrado su incapacidad de vivir a la altura de su ideal central. Por supuesto al hacer
cualquier generalización abstracta debemos ser conscientes de que son sólo eso y no
representan la verdad viviente que es hallada en la experiencia individual.

166
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 355.
Hay pocas dudas de que el judaísmo ha promovido el florecimiento de la inteligencia
humana. Su contribución al pensamiento, las artes, las finanzas y la creatividad en
general es inmensa. El lado de sombra de este Tercer Aspecto es revelado en el
separativismo, el orgullo, la manipulación, la racionalización y el control de recursos.
Se podría decir que el aunamiento buscado por la tradición judía es el de la mente
concreta y abstracta.

La tradición cristiana tiene su eje mayor en la polaridad del amor y el odio en tanto
busca reconciliar los planos astral y búdico. No hay duda de que el cristianismo ha
realizado una gran contribución global en aliviar el sufrimiento de la humanidad. No
hay tampoco duda de que ha sido una gran fuente de sufrimiento. Un ejemplo que tiene
relevancia para nuestro tema es la toma de la ciudad de Jerusalén por los cruzados en
1099 en el epicentro de la era pisceana. Roberto el Monje realizó la afirmación de que la
conquista de la ciudad por los cruzados era el mayor evento en la historia desde la
Crucifixión167.

Aquí hay una cita de un testigo del evento, Raymond de Aquiles: “si digo la verdad
excederá sus capacidades de creer. Por lo que baste decir esto, como mínimo, que en el
Templo y Pórtico de Salomón, los hombres caminaron con sangre hasta sus rodillas y
estribos. En efecto fue un justo y espléndido juicio de Dios que este lugar debiese ser
llenado con la sangre de infieles ya que había sufrido durante tanto tiempo sus
blasfemias”168.

Durante tres días los cruzados sistemáticamente masacraron unos treinta mil habitantes
a fin de reclamar la “posesión” del sitio, donde su “salvador” murió por los pecados de
la humanidad y predicó su evangelio de Amor. Jerusalén nunca tuvo un gobierno más
brutal.

El Islam ha tenido sus expresiones de gran inteligencia y amor pero su primera “nota”
es la de la Voluntad. El Islam pide una rendición existencial de la totalidad de la vida a
Dios. Como resultado es tal vez la más “purista” de las tradiciones, e hizo su primera
apelación a las mujeres, esclavos y desposeídos, quienes sentían que tenían menos que
perder de una vida terrenal y más por ganar por una entrega así169. Esto tiene relevancia
aún hoy, cuando el Islam es la religión de un quinto de la humanidad y representa una
sección que es relativamente desaventajada económicamente y tiene un rápido
crecimiento demográfico. Necesitamos entender el mensaje del Islam así como
necesitamos entender el aspecto Voluntad de la deidad como es expresado en la unión
del plano átmico con el físico. El aspecto sombra del Islam está ante la mirada del
mundo en el “hombre bomba” suicida. Es un potente y shockeante símbolo de la
disposición a entregar la vida física – sino a la Voluntad de Dios por lo menos a lo que
se concibe que ella es.

La palabra “musulmán” significa “aquel que se entrega a la voluntad de Dios”170 y a la


tradición del Islam. Abraham fue el primer musulmán, si bien ellos consideran que fue
su hijo Ismael y no Isaac el que le fue pedido en sacrificio – un sacrificio realizado de

167
Armstrong, Karen; A History of Jerusalem, Harper Perennial, London, 2005, p.274.
168
Krey, August C.; The First Crusade: Accounts of Eye Witnesses and Participants, Princeton
University, Princeton & London, 1921, p.266.
169
Armstrong, A History of Jerusalem, p.218.
170
http://www.juststopandthink.com/news_details.php?newsID=19
acuerdo a la leyenda (pero no necesariamente de registro histórico) en el Monte Moriah
donde fue construido el Templo171.

Este sacrificio de un Hijo/Sol sobre una montaña yace en el núcleo de la experiencia


religiosa ya que guarda la clave sobre el rol de la Cuarta Jerarquía o Jerarquía humana.
El alma humana es el puente o antakarana en el cuarto plano de buddhi entre los tres
mundos internos y los tres externos. Cuando está identificada con los tres mundos
superiores debe ser “sacrificada por el Padre Celestial” a fin de llevar su mensaje de
salvación a los tres mundos inferiores. Cuando está identificada con los tres mundos
inferiores debe ser “sacrificada por el Padre terrestre” a fin de reconstruir el sagrado
vínculo con Dios. El rol del “Hijo” es unificar en sí las realidades internas y externas.
Así vemos al Cristo, el Príncipe de la Paz, permaneciendo en el ápice de dos tetraedros
representando el alma de la Humanidad.

Padre Celestial – Sanat Kumara

El Buda Avatar de Síntesis


Espíritu de la Paz

Alma Humana Cristificada – El Hijo en la Montaña

Judaísmo Islam
Cristianismo

Padre Terrestre – Abraham

171
2 Crónicas 3:1.
Probablemente debería también afirmarse que el sacrificio del Hijo en la montaña es un
símbolo peculiarmente “masculino” en el sentido de que la familia humana es masculina
en relación a su contraparte, la evolución dévica. La relación entre la “madre” celeste y
terrena y su niño no es “rota”.

Por lo tanto no hay dolor ni sacrificio para enmendar la “brecha” en la conciencia. “Los
devas no sienten el dolor como el género humano…Crecen apreciando las formas
construidas, y gozan de ellas y del trabajo realizado. Los devas construyen y la
humanidad destruye, y en el descontento el hombre aprende mediante la destrucción de
las formas. Así llega a conocer el trabajo de los grandes Constructores. El dolor de la
lucha ascendente, a través de la materia, conduce al hombre hasta los Pies del Logos; el
dolor se produce cuando sigue la línea de mayor resistencia, alcanzando así la cima de
la montaña; el dolor es la destrucción de la forma y la obtención del fuego interno; el
dolor es el frío del aislamiento que conduce al calor del Sol central; el dolor es
quemarse en la hoguera para conocer finalmente la frescura del agua de la vida; el dolor
es el viaje al país lejano, que da por resultado la bienvenida al Hogar del Padre; el dolor
es la ilusión de haber sido desheredado por el Padre, que impele al Hijo Pródigo
directamente al corazón del Padre; el dolor es la cruz de la pérdida total que devuelve
las riquezas de la abundancia eterna; el dolor es el acicate que impele al esforzado
constructor a llevar la construcción del Templo a la total perfección”172.

El misterio de la Cuarta Iniciación concierne a la Jerarquía humana y el significado del


dolor. Una vez que el alma es sacrificada es apercibido que nunca hubo sacrificio, sólo
la liberación de la ilusión permitiendo que sea restablecida nuevamente la experiencia
de la inherente y omniabarcante armonía. El dolor es el resultado de la ilusión, y aún así
el sufrimiento es muy real para las almas viviendo dentro de ella.

En la Era del Sexto Rayo con su aspiración marciana, la humanidad ha intentado volar
de regreso a Dios y al hacerlo ha creado una fuente de más sufrimiento para sí, como un
pájaro golpeándose contra los barrotes auto-creados de su jaula. En la Era del Séptimo
Rayo se nos dice que el discípulo debe permanecer “firme en el centro del pentagrama
místico y allí sufrirá, hasta que la luz de Oriente se eleve sobre la oscuridad, y descubra
que todavía está en el punto medio”173. El pentagrama es el cuerpo causal, y su símbolo
externo es el Templo del Monte, o “Templo de Salomón”. En la Tercera Iniciación el
discípulo es probado para ver si hay circunstancias que lo harían dejar el templo e
identificarse con su personalidad o alguno de sus vehículos. En la Cuarta Iniciación le
es requerido abandonar el templo mismo.

“Hasta que la conciencia del hombre no haya evolucionado a tal grado que pueda
responder a la conciencia planetaria por medio de un mecanismo interno -aún no
desarrollado en la mayoría- y "entrar en los secretos del Anciano de los Días", el
problema del dolor, del derramamiento de sangre, de la guerra y del sufrimiento,
continuarán siendo un misterio inescrutable. Será develado -y ésta es la nota clave más
importante- sólo cuando el hombre no emplee el proceso de la iniciación animal
mediante el derramamiento de sangre y lo reemplace por la domesticación y el mutuo
amor”174.

172
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. I, p 621.
173
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 292.
174
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. I, p. 167.
El intento de la humanidad para “aunarse” con Dios estuvo alguna vez marcado por el
sacrificio humano. Esto fue más tarde transmutado en el sacrificio de animales. La
guerra religiosa es esencialmente el sacrificio de los yoes animales en el nombre de la
Voluntad de Dios. Indica que la humanidad se sacrificaría antes por sus creencias que
sacrificar las creencias mismas. El resultado es la iniciación a través de la muerte de la
forma, la iniciación a través del sufrimiento, antes que a través de la Vida. El Cristo,
como el “Dispensador del Agua de Vida”175 ha venido a cambiar esto: como el Cristo
ascendido revela el éxtasis de la Crucifixión en contradicción con el Hombre de Penas
en la Cruz.

El desafío de la Nueva Religión Mundial es que pide a las religiones del mundo no
abandonar las formas de su fe sino al alma misma de ellas. En el caso de la humanidad
hay un cuerpo causal donde es guardado todo lo que es de valor adquirido a través de
muchas vidas. Una religión tiene también un cuerpo causal donde son guardadas su más
profunda mitología e ideas sagradas – formando un depósito psíquico viviente o inner
sanctum. Es tarea del Cristo – bajo cualquier nombre – estimular el fuego del sacrificio
a través de la joya de cada religión para que se vuelvan dispuestos a liberar eso que es
mantenido como lo más sagrado. El Templo de Salomón debe ser sacrificado para que
el Templo de Ezequiel – la mónada – pueda ser experienciado 176 . La pregunta es:
¿Abandonarán la esencia, el núcleo mismo de su fe en la confianza de que será abstraída
y construida en una nueva y más elevada forma que servirá para el conjunto de la
humanidad? ¿Abandonarán su experiencia histórica y conceptos acerca de Dios en su
Presencia viviente? ¿Están dispuestos a morir, no por su fe, sino a ella?

La síntesis de las religiones es algo muy diferente a la unidad de las religiones. La


unidad es un camino que permite a cada tradición mantener su núcleo y construir un
entendimiento y una apreciación comunes. Es un camino importante. Pero la síntesis
requiere mucho más – pide a cada tradición entregar su núcleo a fin de experienciarlo.

Hay muchas ideas acerca de lo que podría suceder en Palestina y Jerusalén. Algunos
han hablado de que el Templo del Monte se vuelva en algún momento futuro un
santuario dedicado a toda la humanidad. Es una idea inspiradora. La humanidad puede
hacer mucho par mejorar su operación de su propio centro, pero a menos que sea
abstraída la causa raíz del conflicto éste seguramente encontrará modos de expresarse de
nuevo.

La raíz es inamovible por el hombre. Tiene su fuente más allá del reino de la mente y
requiere la acción del Cristo y la ayuda de poderosos aliados.

La Humanidad

Hemos visto que bajo la influencia del Cuarto Rayo, la humanidad de Sexto Rayo a
través de sus tradiciones religiosas frecuentemente produce lo opuesto de lo que está
intentando lograr.

Los intentos para producir “el cielo en la Tierra” frecuentemente resultan en la


experiencia del infierno. La humanidad de Séptimo Rayo aprenderá que el espíritu y la
175
Bailey, Alice Ann; La Reaparición de Cristo, p. 75.
176
Bailey, Alice Ann; La Luz del Alma, p. 188
materia son esencialmente uno y que no es el rol del hombre elegir entre ellos e intentar
dominar con uno al otro, sino de permanecer como un puente viviente creativo entre
estas expresiones duales de la divinidad. A fin de hacer esto tendremos que liberarnos
del asidero de la mente a través de una comprensión de – y entonces una experiencia
directa de – la Voluntad de Dios. Esto nos permitirá triangular las tres energías de
mónada, alma y personalidad de modo que puedan volverse conductos de la cuarta
cualidad sintética de la Paz. Se nos dice que sólo aquellos aspirantes que “caminen
humildemente con su Dios” serán capaces de participar en este proceso.

“…esta instrucción no va dirigida al primer grupo o grupos que reciban estos escritos;
está destinada a un grupo que se formará posteriormente y preparará el camino, y de él
pueden formar parte los aspirantes más avanzados si "caminan humildemente con su
Dios". Éste, hermano mío, es uno de los preceptos más avanzados de cualquier Escritura
del mundo, y está contenido en La Biblia. No se refiere en absoluto a la humildad tal
como generalmente se la interpreta y entiende. Significa la habilidad de observar la vida
con un sentido de divina proporción, desde el ángulo de las matemáticas espirituales y
(por paradójico que parezca) sin ningún sentido de dualismo. El significado común es
incorrecto. El verdadero, implica aceptación y comprensión del propósito, en tal forma
que la personalidad consagrada -controlada por la mónada, por intermedio del
antakarana y en colaboración con el único Dios conocido- camine por las sendas de la
Tierra como un canal para las tres cualidades divinas (amor, voluntad, inteligencia) y
también como un canal para lo que las tres cualidades le permitirán más adelante
presentir, conocer y revelar”177.
La “aceptación y comprensión del propósito” es una frase importante. Se nos dice que
los candidatos a la iniciación deben cada uno formarse una proposición mental del
Propósito de la deidad178. Se nos dice también que ese Propósito mismo es una energía
mantenida en la cámara del Concilio179. Por lo tanto nuestras formas mentales acerca del
propósito – individualmente y colectivamente – son contenedores para la afluencia de
esa energía, pero no son esa energía misma.

Se nos pide deshacernos rítmicamente de esos contenedores para que puedan ser
construidos unos más efectivos, y a su momento abandonar todo contenedor e
identificarnos con la energía misma.

Cuando el hijo del hombre es llevado sobre la montaña y tentado, tal vez la tentación
más difícil sea la del orgullo. Una vez que la mente humana decide que conoce qué es la
Voluntad de Dios empieza a salirse de alineamiento con ella. Caminar humildemente
con Dios es abandonar la posibilidad de saber siempre, excepto momento a momento a
través del conocimiento directo del corazón. Permanecer en alineamiento con ese
Propósito es entrar a la “paz que a toda comprensión trasciende”180 – una paz que no
puede ser contenida en estructuras construidas por la humanidad, sean formas mentales
o templos físicos, especialmente cuando aquellas estructuras buscan afirmar la
Presencia de Dios como su posesión exclusiva.

177
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, pp. 216-7.
178
Bailey, Alice Ann; Los Rayos y las Iniciaciones, p. 226.
179
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 188.
180
Bailey, Alice Ann; Iniciación Humana y Solar, p. 10.
El género humano siempre ha encontrado a la “paz” como un misterio, buscando
frecuentemente abordar la experiencia por la repetición – sea revisitando un lugar
particular que se ha vuelto “sagrado”, llevando a cabo un ritual o rito, emprendiendo la
búsqueda filosófica o artística, o mediante actos de servicio o logros. Es interesante que
el Dios El – un predecesor de Shalem y Yahvé – “vivió” en una tienda en la montaña, y
Yahvé mismo fue una divinidad viajera antes de establecer una morada permanente en
el Monte del Templo. La civilización ha sido un proceso de anclaje y los conceptos del
hombre de Dios se han anclado y cristalizado con él.

Entonces, elevándose y apuntando al Monte Moriah sobre donde permanecía el Templo,


Él [El Cristo] dijo: mi abuelo creó el Templo de piedra, pero Se sienta bajo el lino de la
tienda”181.

No hay duda de que existen lugares sagrados en el mundo donde el hombre y el deva
han cooperado para construir (en la conciencia – ya que no hay separación real) la
“escalera al cielo”. Es igualmente cierto que no hay lugar más sagrado que otro y que no
tenemos idea de que lo es verdaderamente sagrado para Dios. Todos nuestros templos –
físicos o causales – son estructuras temporarias, y en última instancia el templo en
ruinas del Monte puede ser tan apto para un símbolo externo de la habitación del alma
humana como el domo con glifos de San Pedro.

Si el Cristo está intentando esgrimir la energía de la Paz en el mundo e inspirar la era de


las correctas relaciones humanas, y si esta energía requiere la operación sintética de los
tres centros planetarios, ¿qué puede hacer el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo
para cooperar en este proceso? Como se mencionó arriba, la síntesis no es la unidad. No
es realizada a través de la cooperación sino a través del sacrificio. Ese sacrificio
requiere el abandonar nuestra identificación nuclear para encontrar lo que sea que SEA.
Pensamos al Ashrama de Síntesis como compuesto de unidades de tres ashramas
distintos. ¿No podríamos también conceptualizar un centro energético dentro del cuerpo
del Logos Planetario constituido de unidades de los tres centros planetarios (Shamballa,
la Jerarquía y la Humanidad)? ¿Podemos imaginar el amor, la hermandad y el sacrificio
que tendría que haber para unir en comunión la conciencia de tan vastas dimensiones?
Si la humanidad es un centro divino junto con Shamballa y la Jerarquía, ¿a qué cámara
de la divinidad serían llamados a atender los representantes de los tres?

¿Cómo podríamos equiparnos para tal tarea? ¿Cómo hace el alma humana, individual y
colectivamente, para volverse una verdadera agente de paz en el mundo?

Por supuesto que no sé las respuestas a estas preguntas y no estoy seguro de que
confiaría en ninguna conceptualización, pero son preguntas que es valioso hacerse y
preguntas que nos llevan a la cima de la montaña donde algún la día la humanidad caerá
sobre sus rodillas y confesará que, dejada a sus propios medios, no puede crear la paz e
incluso no sabe – ni siquiera puede saber – qué es verdaderamente la paz. Cuando
hayamos sufrido lo suficiente en el pentagrama – cuando los llantos de las madres que
han perdido otra generación de hijos e hijas hayan abierto sus corazones – el “sonido”
del dolor que es la peculiar nota de la Jerarquía humana podrá encontrarse con una

181
Roerich, Helena; Hojas del Jardín de Morya Libro Segundo, VII stanza 3.
gracia omnipresente, una “paz que a toda comprensión trasciende”, una corriente de las
aguas de Vida que, como dice Rumi, “empaparán con el cielo cada célula trémula”182.

Espíritu de la Paz

Ayúdanos a entender que eres un destino


y no un lugar donde llegar
Jerusalén no es una ciudad sino la emanación
y el lugar de reposo de un planeta
aunque para reconocerte
en el ardiente núcleo de todas las cosas
guía a las balas y las bombas
a través de los corazones y manos de los hombres
teje cada muerte
cada acto de valentía y desesperación
respira sobre el brillante ámbar de la divinidad
que yace
sí incluso en el núcleo mismo de la guerra
que una chispa de ti acompañe
cada alma que parte, sea causa o víctima
y otro encienda las llamas finales
del coraje y el asentimiento
en los corazones de aquellos que quedan para sostener
para todos nosotros el tirante vacío
un silencio espiritual
que sólo tu voz puede llenar
Tu poder yace en esto:
no te alcanzaremos o contendremos
con nuestros conceptos o nuestros conflictos
felizmente
está más allá de nosotros crear Paz
Sólo esas condiciones que nos fuerzan a confesar
que has estado aquí
desde siempre

182
Jalal ad-Din Muhammad Rumi, “Green Fire”. (“Green fire licks all pride from the skull, /Soaks each
trembling cell with heaven.”)
(Fuego Verde...”El fuego verde lame todo orgullo de la calavera, / empapa de cielo cada célula trémula”)
El Propósito Planetario y la Crisis Global Actual

Este trabajo es un intento de observar la actual situación global desde una perspectiva
esotérica. Desde el impacto de Shamballa del 2000 y el año de la Gran Decisión en
2001 cuando la Jerarquía decidió qué tipo de crisis precipitar dentro de la humanidad a
fin de llevar adelante el Plan, hemos visto desenvolverse grandes eventos externos: la
Torres Gemelas en Nueva York, Afganistán, la guerra en Irak, las elecciones en los
Estados Unidos, el cambio climático – hay mucho debate sobre lo que sucedió, lo que
debió haber sucedido y lo que podría suceder en el futuro. Los corazones y las mentes
de los hombres están “galvanizadas” y prestando atención a los asuntos globales de un
modo que no había ocurrido desde la Segunda Guerra Mundial. Obtener alguna
impresión del resultado pretendido desde los niveles esotéricos puede ayudar a clarificar
y reforzar nuestra cooperación con el propósito planetario conforme intenta expresarse
más plenamente.

La simiente de estas ideas se originó en los escritos inspirados en la corriente de DK


que llamo “Las Transmisiones de Mercurio” 183 . Estos extractos están tomados de
transmisiones recibidas al momento de la crisis del 11 de septiembre:

12 de septiembre de 2001

Estados Unidos ha representado por largo tiempo a la democracia y el principio de la


libertad en el mundo. Debe admitirse que la libertad ha sido frecuentemente
malinterpretada en un nivel personal y llevada a extremos de Sexto Rayo, pero debe
recordarse que de todos modos el principio aún permanece allí y representa la altura de
lo que la humanidad es capaz colectivamente de demostrar de esta energía evolutiva.
Estados Unidos hoy está enfrentando la mayor crisis de su historia – mayor incluso que
la Guerra Civil o la Guerra Mundial, porque en este actual conflicto están en acción
energías extraplanetarias. En particular la energía de Libertad conforme afluye desde
Sirio. Las decisiones que esta nación tome durante el próximo mes serán críticas para la
totalidad de la humanidad y el propósito por que el reino humano está ideado para servir
dentro del sistema solar y más allá.
Para comprender a Plutón y Vulcano y su conexión con Saturno y la Tierra, podríamos
considerar lo siguiente: Saturno representa el control desarrollado por la personalidad
dominante. Es la Luna Cósmica. Eso es bueno y evolutivo hasta un punto. La
personalidad, una vez desarrollada, necesita volverse responsiva a la voluntad del alma.
Vulcano representa la voluntad de lo superconsciente – el alma que está tratando de
imprimirse sobre la personalidad dominante. Plutón representa la voluntad de lo
subconsciente – aquellas energías DENTRO de los tres vehículos que no están alineadas
con la personalidad dominante. Se oponen a la voluntad de la personalidad. Son los
fuegos del esfuerzo y la desesperación. Ambos pueden ser usados para bien. Sin
embargo, el martillo de Vulcano debe eventualmente controlar. Si Plutón es capaz de
destruir a la voluntad personal sin que la del alma la reemplace, entonces sobrevienen el
caos y la anarquía. Entre los escombros producidos por Plutón, busquen los signos de

183
Lyon, Bruce; Mercury. White Stone Publishing, NZ, 2003. Traducido al español en 2012 bajo el título
Mercurio.
Vulcano. Busquen a aquellos líderes que emerjan emitiendo la nota del principio
espiritual.

19 de septiembre de 2001

En este momento el alma de Segundo Rayo del planeta está intentando ejercer
influencia sobre la personalidad de Tercer Rayo. El resultado, hasta donde concierne a
la humanidad como un todo, es la oportunidad de tomar la Primera Iniciación. Las
energías de Vulcano y Plutón están en acción para traer los aspectos más resistentes de
la personalidad a la superficie y romper el duradero y prevaleciente foco en el
materialismo del que la humanidad de la Tierra es tan marcado exponente. Un resultado
podría ser la liberación de la oferta de dinero del mundo.

Lo que se necesita de los discípulos e iniciados en el planeta es una demostración del


poder magnético del alma de Segundo Rayo. Shamballa despertará a los hombres de su
sueño de materialismo de un modo u otro. Esto es parte de la Decisión que se está
tomando en este momento. La Jerarquía ha decidido que la humanidad está lista. Esa
humanidad puede entender inteligentemente y responder a la clara distinción entre los
valores espirituales y los materiales. El trabajo educativo de la Jerarquía ha procurado
esto. Por todas partes estas dos posiciones están siendo articuladas claramente. Si la
humanidad ELEGIRÁ o no depende totalmente de ella.

La Jerarquía ha decidido que es tiempo de ofrecer la oportunidad. Nos hemos dispuesto


a responder tan plenamente como sea posible para ayudar si la humanidad invoca
nuestra ayuda, lo que ciertamente deseamos que haga. Y estamos preparados para
compensar los peores efectos de una decisión humana de ignorar la oportunidad
espiritual y reforzar el viejo patrón de seguridad y materialismo.

Sin embargo, la humanidad está genuinamente en su propio proceso de toma de


decisión. ¿Cómo más podría ser? Por todas partes están emergiendo dentro de la
humanidad líderes de ambos lados, representando lo mejor y lo peor de la mente y
corazón humanos desarrollados.

La humanidad puede y debe elegir su futuro. La Jerarquía ha tomado su decisión y es


definitiva. Esencialmente, la Jerarquía ha decidido que puede confiarse en la
humanidad. Confiar, en último análisis, en que coopere con el bien mayor. Esta es una
tremenda afirmación y una tremenda decisión.

26 de septiembre de 2001

Algo que no ha sido considerado dentro del pensamiento esotérico es lo siguiente: ¿Qué
son las energías entrantes que permiten a la Jerarquía entrar en el camino superior? Si
un número relativamente elevado de iniciados de Sexto Grado se va, o prepara para irse,
del círculo-no-se-pasa planetario cada 49 años, ¿qué es la energía que vertiéndose en la
Jerarquía permite este proceso?

La Decisión tomada por los iniciados de Sexto Grado está profundamente conectada al
tipo de crisis que ocurre. Si la mayoría de los iniciados elige un sendero particular (por
ejemplo sabemos que todos elegirán juntos el Sendero del Servicio en la Tierra en una
fecha posterior) entonces es la energía afluyente por ese sendero la que precipita la
“crisis” en la humanidad.

Al momento de la presente Decisión el énfasis está particularmente en el Cuarto


Sendero, el sendero a Sirio. Mientras que este sendero es siempre enfatizado en
cualquier Decisión debido a su estrecha conexión con la Cuarta Jerarquía, es
especialmente dominante en este momento. Está vinculado – si pudieran ver los ciclos –
a la entrante energía del Cuarto Rayo, que hará sentir su presencia en el punto medio de
este ciclo de 49 años, en el año 2025.

La exteriorización de la Jerarquía, la entrada del Cuarto Rayo, la decisión de los


iniciados de Sexto Rayo, la reaparición de los Misterios y la energía Siriana de Libertad
forman un todo coherente e entrelazado que se expresará durante los próximos
cincuenta años.

El Sexto Rayo está saliendo, el Séptimo Rayo está entrando y el Cuarto Rayo permitirá
a las unidades de la Jerarquía humana, la Cuarta, volverse espiritualmente radioactivas
sobre el plano búdico, el cuarto plano del séptimo plano cósmico, el físico cósmico. Es
todo un bello patrón entrelazado, y la Jerarquía está simplemente jugando su parte. La
diferencia es que es más consciente y la humanidad aún tiene que despertar plenamente
a su rol en este gran Plan.

Permítanme darles una línea de pensamiento que será productiva en este asunto. En el
proceso individual hay un gradual reemplazo de las energías de los cuatro éteres en el
cuerpo etérico con las energías de los cuatro éteres superiores. Lo que esto significa es
que el cuarto éter es capaz de transmitir buddhi, el tercero atma, el segundo energía
monádica; y el primer éter en una época posterior será capaz de transmitir la energía del
plano logoico, con lo que lo más alto y lo más bajo se encontrarán. Si piensan este
proceso a través de los niveles cósmicos les llegará una percepción del rol de la
Jerarquía, trabajando como lo está en los éteres cuarto, tercero y segundo; y en
particular del rol de la Cuarta Jerarquía en su propio plano, el búdico. Esto debería
darles una clave para comprender el tipo de energía afluyente desde el Cuarto Sendero y
el vínculo entre el Logos de Sirio y el de nuestro esquema planetario.

Cuando el Séptimo Rayo está en manifestación y el Sol está en Acuario – como ha


sucedido seis veces hasta ahora durante la Quinta Raza Raíz –, la energía de la Luz
Superna es capaz de ser registrada en el plano físico. Los Siete Rayos combinan su luz
con el Séptimo Rayo. Este es el séptimo evento así durante la Quinta Raza Raíz. ¿Qué
significa esto?

Los Estados Unidos de América fueron fundados bajo la influencia Masónica y tiene
como sus energías regentes a las de los signos astrológicos de Acuario y Géminis. La
nota clave del alma de Estados Unidos es “Libertad” – la energía afluyente desde Sirio.
Tal vez algún vislumbre de las energías detrás de la crisis mundial se vuelva evidente.

La energía Siriana enfocada a través del alma de Estados Unidos está vertiéndose en el
planeta como resultado de la Decisión de los iniciados de Sexto Rayo. Está causando
una gran abstracción de la forma y el materialismo, que es lo que esta energía hace.
Esa abstracción tendrá grandes consecuencias para la personalidad de Sexto Rayo de los
Estados Unidos, una energía que está en camino de salir de encarnación, y naturalmente
tendrá efectos similares sobre la situación en Medio Oriente y para aquellas razas
fuertemente condicionadas por el Sexto Rayo – Rusia y Japón entre ellas.

El resultado de la cooperación entre el alma de Segundo Rayo del planeta y el alma de


Segundo Rayo de Estados Unidos será una gran abstracción de energía (esto retirará al
Sexto Rayo y hará lugar al Cuarto) y un gran anclaje de energía (esto ocurrirá bajo la
influencia de los Rayos Quinto y Séptimo). Tenemos los cuatro Rayos de Atributo
involucrados: el Séptimo y el Cuarto entrando en su ciclo, el Sexto saliendo de él y el
Quinto viniendo a través de Acuario. Si añadimos la personalidad de Tercer Rayo del
planeta y su alma de Segundo, puede captarse alguna idea acerca de la síntesis
potencial.

Este proceso entero necesita ser mantenido en el contexto del Logos Planetario tomando
la cuarta sub-iniciación de la Segunda Iniciación Cósmica. La polarización astral de la
humanidad será de algún modo elevada a su correspondencia búdica conforme el Sexto
Rayo salga y el Cuarto ingrese. En el plano búdico, la humanidad contactará las
energías de buddhi cósmico entrando vía el Logos planetario en el plano astral cósmico.
Las mismas deben ser dirigidas por la Cuarta Jerarquía – la humanidad – a través del
quinto plano sobre el séptimo, y afectando primariamente al cuarto éter.

Esperen que este proceso dual de abstracción y anclaje ocurra simultánea y


consecuencialmente. Con esto me refiero a que el influjo y el reflujo están
esencialmente ligados como lados duales de un mismo evento. No obstante, con el ciclo
de cuarenta y nueve años, esperen que el énfasis está en la abstracción durante la
primera mitad y el anclaje para la segunda, comenzando en el 2025.

13 de marzo de 2002

El Impacto Shambállico es una “fuerza abstrayente” ideado para liberar a la conciencia


de la forma en preparación para el entrante Séptimo Rayo que entonces modelará a la
forma de acuerdo con el Plan. Las energías reaccionarias de Sexto Rayo deben ser
contrarrestadas por el aspecto superior del Sexto Rayo, la devoción a los principios
espirituales sin importar las consecuencias para la forma, sea ésta cuerpo o tierra.

Existen individuos encarnando este aspecto superior del Sexto Rayo en ambos grupos, y
es a ellos a quienes podemos dirigir nuestras energías de apoyo en este momento. Pero
esto no será suficiente.

El conflicto no está localizado – tiene sus orígenes en lo profundo del karma de la


humanidad, y por lo tanto debe ser resuelto por la humanidad como un todo. Esto
requiere el fortalecimiento de las Naciones Unidas como un centro dentro de la
humanidad para la dirección de la energía de la Voluntad como una fuerza abstrayente y
sintetizante. A fin de distribuir esta “fuerza abstrayente” está siendo creado un triángulo
entre Shamballa, la Jerarquía y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo; éste
representando el centro ajna. Como servidores conscientes somos animados a ver los
eventos externos sobre el escenario mundial dentro de un contexto más amplio. Con la
comprensión viene el acrecentado poder para servir. La Jerarquía necesita la consciente,
dispuesta asistencia de la humanidad a fin de triangular la fuerza de Voluntad
vertiéndose desde Shamballa. Es a través del pensamiento alineado, dirigido por el
Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, que el Plan será llevado a la manifestación en
la Tierra.

Éste es un llamado a reforzar unida y esotéricamente a las Naciones Unidas como el


único centro humano capaz de responder a la atrincherada fuerza basada en la
supervivencia dentro de la naturaleza inferior de la humanidad. El fuego debe ser
combatido con fuego. El fuego de la Voluntad de liberar. El fuego de la Voluntad al
Bien. El fuego de Shamballa.

COMENTARIO

Ideas clave

La Decisión del 2001 introdujo las energías por la cuarta vía del antakarana – el sendero
cósmico a Sirio. Estas energías de Cuarto Rayo estimulan a la Cuarta Jerarquía
Creadora que es la humanidad, actualmente identificada con los tres mundos. Producen
una crisis en la familia humana – una que es definitiva y con la que la Jerarquía ha
decidido que la humanidad está preparada para lidiar. El resultado de esta crisis (si es
manejada apropiadamente) será preparar el camino para la Exteriorización y la entrada
del Cuarto Rayo en 2025.

Estados Unidos tiene un alma acuariana de Segundo Rayo y una personalidad


geminiana de Sexto Rayo que tiene un rol clave que jugar dentro de la familia humana
con respecto a esta crisis. Las Naciones Unidas deben ser esotéricamente fortalecidas.

IMPLICANCIAS

Hay un número de batallas de Sexto Rayo librándose, precipitadas por la energía


entrante del Cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto. Está la “guerra contra el
terror” externa.

La “coalición de los dispuestos” representa la respuesta de Sexto Rayo de aspectos de la


personalidad del planeta dirigidos por los Estados Unidos al fanatismo de aquellos que
buscan el derrocamiento de la personalidad planetaria.

Detrás de las fuerzas revolucionarias yace el Primer Rayo de Plutón. Detrás de las
fuerzas conservadoras yace el Primer Rayo de Vulcano. Detrás de la retórica de
“conmigo o contra mí” podemos ver algo más. Estas dos fuerzas de Sexto Rayo son
unidas por el Primero a fin de producir algo, de dar forma (o en realidad, revelar) algo
que podríamos llamar el “alma diamantina” de la humanidad de la Tierra.

La batalla está puliendo la capacidad discriminativa de la mente de la humanidad.

Y dentro de los Estados Unidos hay otra batalla de Sexto Rayo en curso, reflejada en las
elecciones nacionales. Es más sutil, pero de todos modos una batalla con los aspectos de
derecha e izquierda de la personalidad de Sexto Rayo. Para aquellos envueltos en ella, el
futuro del mundo está en juego y toda la gente de “correcto pensar” necesita ser
convencida de unirse a su lado. Algo que los dos lados tienen en común es su justicia.
En sus alcances superiores esta batalla expresa el Cuarto Rayo: individuos parcialmente
infundidos por el alma en ambos lados, derecha e izquierda, entrando en (a veces)
respetuoso debate sobre los asuntos con la genuina intención de encontrar el mejor
camino adelante para los Estados Unidos y el mundo.

Cuando el proceso de Cuarto Rayo está en acción pueden entrar en juego dos fuerzas
extra. Una es la fuerza de Shamballa según se expresa a través de la voluntad de las
masas. Las personas deben decidir cuál de los dos aspectos de la personalidad
estadounidense los llevará en la siguiente etapa. Cuando dejamos todos nuestros
prejuicios y opiniones de lado vemos que la Voluntad de Dios es lo que ES y no lo que
pensamos debería ser o lo que querríamos que fuera.

La otra energía que puede ser introducida por el proceso equilibrador del Cuarto Rayo
es el alma de Segundo Rayo de los Estados Unidos. Recuerden que Estados Unidos está
en la línea 2-4-6, y el Cuarto Rayo hace de puente entre el alma de Sexto Rayo y la
personalidad de Segundo. Estas son las palabas finales de la fórmula de integración del
Cuarto Rayo: “Ambos lados son uno. No hay guerra, diferencia o aislamiento. Las
fuerzas en pugna parecen en guerra desde el punto en que permaneces. Muévete un
paso. Ve verdaderamente con el ojo abierto de la visión interna y encontrarás, no dos
uno; no guerra sino paz; no aislamiento sino un corazón que reposa en el centro. Así
verás seguir brillando la belleza del Señor. El momento es ahora”.

Es bueno recordar que este cuarto rayo es preeminentemente el rayo de la Cuarta


Jerarquía Creadora, el reino humano, y tiene por ende una relación peculiar con las
funciones, relaciones y el servicio del hombre, como grupo intermediario, grupo puente,
sobre nuestro planeta.

“La función de este grupo intermediario es encarnar un tipo de energía, que es la de


aunamiento” 184 . Comparen esto con la fórmula de Sexto Rayo de integración de la
personalidad: “La palabra surge del alma y llega a la forma: ‘No corras en línea recta’.
El sendero que huellas lleva al círculo externo de la vida de Dios; la línea llega hasta el
borde externo. Permanece en el centro, mira hacia todos lados; no mueras por las formas
externas. No olvides a Dios, que mora detrás de la visión. Ama a tus semejantes”185.

Y la fórmula de Segundo Rayo para el alma: “La palabra surge del alma y llega a la
forma: ‘Libérate de todo lo que te circunda, pues nada contiene para ti, mírame a Mí.
Soy el Uno que construye, sostiene y te impele hacia adelante y hacia arriba. Mírame
con ojos de amor y busca el sendero que conduce desde el círculo externo hasta el
punto. Yo, en el punto, sostengo. Yo, en el punto, atraigo. Yo, en el punto, dirijo, elijo y
domino. Yo, en el punto, amo a todos, atrayéndolos al centro y marchando adelante con
los puntos que avanzan hacia el gran Centro donde permanece el punto UNO. ¿Qué
significa esta Palabra?”186.

El Cuarto Rayo puede unificar las energías opuestas de Sexto Rayo “yendo directo al
círculo externo” y mantenerlas en equilibrio por el tiempo suficiente para que el punto

184
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 282.
185
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 288.
186
Bailey, Alice Ann; Psicología Esotérica, Vol. II, p. 275.
en el centro del círculo atraiga su atención. El alma de Segundo Rayo de Estados
Unidos canalizando la energía de “libertad” del Cuarto Rayo puede alcanzar a aquellos
en ambos lados del espectro político y fusionarlos en un cuerpo gobernante que tiene
como principio nuclear no el de “tomar partido políticamente” sino el del amor al todo.

Durante la primera parte del siglo veintiuno los partidos estaban tan equilibrados que
cualquier lado podría fácilmente haber ganado y había una gran cooperación en las
diversas entidades gobernantes en formación. Aquellos a ambos lados divididos por la
política y que están genuinamente motivados por el alma de su país y el bien de la
humanidad en realidad tienen más en común que con aquellos que están en guerra por
un ideal. En el proceso de Cuarto Rayo esto es revelado.

Ahora quiero señalar una tercera batalla que en realidad sintetiza las otras dos –más sutil
y que tiene elementos de Sexto y Cuarto Rayo, pero es primariamente un asunto de
Cuarto Rayo con el Primero detrás. Es el asunto de la gobernanza global y las Naciones
Unidas. Por otro lado está la visión de que las Naciones Unidas, en tanto son el único
cuerpo de gobernanza internacional que hemos producido hasta el momento, debería ser
la tomadora de decisiones en lo atinente a asuntos de guerra y paz mundiales. Esta
visión diría que los Estados Unidos hicieron mal en actuar independientemente en la
guerra de Irak y debieron haber sometido su voluntad individual a la del cuerpo
planetario. Por otro lado, está la visión de que la ONU tiene el fatal error de haber
admitido a poderes totalitarios en el Consejo de Seguridad y es por ende impotente de
actuar cuando es patente que hay que hacer algo en el planeta. De acuerdo a esta visión,
el tomar acción de manera independiente es la responsabilidad moral del individuo. Por
supuesto que hay sombras en cada lado, así como obvia verdad.

En mi visión, esta batalla es más elevada porque involucra la dinámica individual /


grupal de Leo / Acuario. Por un lado la divinidad sólo se puede expresar plenamente
dentro del individuo, y por el otro los imperativos del todo deben anular las
afirmaciones egoístas de la personalidad del individuo. Por supuesto cualquiera que
haya estado íntimamente envuelto en un proceso grupal sabe que no es Leo versus
Acuario sino la expresión de combinada y saludable de ambas energías que la expresa la
naturaleza del alma. La ironía aquí es que los Estados Unidos son un alma acuariana, y
la ONU podría decirse que tiene ciertas características leoninas.

Esta última batalla es un asunto global mayor y está generando un debate muy
importante en todo el mundo. ¿Cómo equilibramos las demandas de la soberanía
nacional individual con el derecho internacional y el respeto a los distintos imperativos
culturales y evolutivos? ¿cómo tenemos un conjunto (todas las naciones del mundo) que
está también diferenciado en expresión y desarrollo? ¿cómo abandonamos nuestro
apego a nuestro ideal de “paz” luego de “la guerra que termina todas las guerras” para
reconciliarnos a vivir con y administrar los conflictos necesarios a fin de revelar la
verdadera paz de Shamballa?

Si mirásemos detrás de esta batalla creo que encontraríamos a Shamballa en acción –


dando forma en el tercer centro, la humanidad, a una joya pulida que eventualmente será
capaz de canalizar poder de Primer Rayo. Es obvio que las Naciones Unidas no pueden
permanecer así. Es igualmente obvio que los Estados Unidos no pueden y no debería
serle permitido manejar el mundo con su política y agenda.
El alma acuariana de los Estados Unidos está trayendo a la luz mediante este conflicto
una deficiencia muy real en el actual funcionamiento del poder global y el derecho
internacional. Actualmente tenemos una encarnación sin dientes, con fallas y adicta a la
palabra como parlamento planetario. No funcionará. Y debemos recordar que esta
entidad está apenas en sus cincuenta años – un corto espacio de tiempo para el
desenvolvimiento del Primer Aspecto en la humanidad. Fue un desarrollo positivo, por
más fallas que tenga. Pueden aprenderse las lecciones y reestructurarla, o barrerla y
reemplazarla por una forma más efectiva.

Lo que planteo es que los eventos de la actual crisis planetaria que involucran la guerra
y el derecho internacional son efectos de este intento Shambállico primario. Al dar a la
humanidad el poder de realizar elecciones definitivas lo que también está siendo
revelado es la necesidad inminente de un cuerpo planetario dentro de la humanidad a
través del cual realizar tales elecciones, y precipitar una crisis que ayudará a generarlo.

Naciones Unidas es una organización de Cuarto Rayo, y para el momento en que la


Jerarquía se exteriorice y el Cuarto Rayo entre en expresión en 2025 ella (o un cuerpo
que la reemplace) debe estar en su lugar para dirigir las energías dentro del centro
laríngeo del ser planetario.

Por lo tanto el mandato de esotéricamente fortalecer la ONU no necesariamente


significa apoyarla exotéricamente. De hecho, el influjo de las energías de Primer Rayo
en cualquier forma frecuentemente resulta en su destrucción que hace paso a una forma
más apropiada, o purificará la forma de las fallas de modo que pueda acrecentadamente
manejar VIDA.

En resumen, diría que siempre hay una tentación de dirigir la atención a la demanda más
ruidosa, y los esoteristas están intentando desarrollar la capacidad de responder a las
fuerzas sutiles en acción detrás de los eventos externos.

Mi proposición es que el asunto real en el planeta que demanda nuestra atención NO es


la guerra contra el terror o la guerra en Irak. Ni lo es la elección presidencial en los
Estados Unidos – aunque sean eventos externos relativamente importantes. El asunto
real es la precipitación de una crisis de Cuarto Rayo dentro de la humanidad como un
todo en el intento de revelar el punto de mayor tensión en la “crema” de la humanidad –
aquellos iniciados que a su momento formarán la joya en el tercer centro planetario – el
punto de fusión entre la humanidad y la Jerarquía capaz de canalizar más eficazmente la
Voluntad de Dios sobre la Tierra. Esta revelación coincidirá con la formación o
reestructuración de un cuerpo del tipo de las Naciones Unidas.

Si la proposición es correcta, entonces un modo en el que podemos cumplir con nuestra


parte como miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo es volvernos
conscientes de esta meta y ayudar colectivamente a enfocar esta energía de Primer Rayo
de Voluntad y Propósito en los tres mundos en la dirección que es tan querida.
Urano y Gaia

Todas las culturas parecen tener alguna versión del mito de la creación que involucra la
separación del cielo y la tierra y la venida al ser de un mundo intermedio de luz o
conciencia.

El mito griego ha tenido su efecto más profundo sobre la mente y civilización


occidentales. HPB lo llama la versión exotérica de La Doctrina Secreta. Podemos decir
que es la versión exotérica cuando hemos oído la tradicional versión de Hesíodo de que
Urano era el hijo de Gaia. Aquí tenemos al materialismo como su semilla – la materia
da a luz al espíritu. La versión esotérica es al revés – el espíritu da nacimiento a la
materia y Gaia es la hija de Urano que sintetiza todo el plano físico cósmico. Desde una
perspectiva jerárquica la realidad es una fusión de ambos. El espíritu es materia y la
materia es espíritu y así tenemos en los misterios órficos la versión donde Urano y Gaia
surgen juntos como progenie de la Noche – o el vacío. Esta es la “primera caída” – la
que crea una dualidad. Podemos pensar a los siete planos cósmicos como un círculo, y
en su punto central a la Jerarquía humana en el plano búdico.

Urano

Gaia

El ser humano es por lo tanto el padre de esta dualidad (desde el plano búdico cósmico)
y el hijo (en el plano búdico o cuarto plano del físico cósmico). En este último sentido
somos Mercurio – el hijo de Dios y mensajero entre el cielo y la tierra.

La “segunda caída” involucra la dualidad de Saturno y Venus. Saturno es el hijo de


Urano y Gaia. Castra a su padre y lo reemplaza como figura patriarcal, desposándose
con su hermana Rea. Saturno y Rea tienen progenie propia.
Esfera de Urano / Gaia

Esfera de Saturno / Rea

Venus

De los genitales cercenados de Urano, de la espuma del mar, surge Venus. Es la


segunda caída resultando en la Quinta Jerarquía, dotando a los seres humanos de
autoconciencia e individualización. Saturno y Venus – la personalidad y el alma –
surgen juntos, y en su lucha con el otro crean lo mejor y lo peor de lo que llamamos
civilización – un cuadro de la conciencia humana en la Tierra.

En sus aspectos positivos Saturno crea un contenedor seguro para la nutrición del alma
y el crecimiento de esas estructuras de conciencia que servirán al espíritu. En sus
aspectos negativos es el patriarca controlador, restringiendo y suprimiendo en particular
el poder de la diosa – la sexualidad. Venus en sus aspectos positivos concede
apreciación de las “cosas más bellas” – las más bellas siendo el espíritu mismo. En sus
aspectos negativos buscan socavar todas las barreras a través del deseo.

Empero, esta dualidad no es de espíritu y materia – Madre y Padre. Es la dualidad


generada entre un hijo de la Madre (Saturno) y una hija del Padre (Venus). Saturno y
Venus son unificados y esta dualidad es resuelta en la cúspide de la montaña en la
Tercera Iniciación, y después de este es la dualidad más profunda de Urano y Gaia, o
espíritu y materia, con la cual lidia el iniciado.

En la gran extensión de la evolución podemos ver que esa segunda caída es necesaria –
sin autoconciencia la humanidad no puede cumplir su rol como agente espiritualmente
creativo. Esta autoconciencia debe ser desarrollada en la incubadora, pero a un
determinado punto esa incubadora se vuelve una prisión confinante y la autoconciencia
se vuelve Yo-conciencia. El Yo universal debe absorberse de vuelta en el yo individual.
El hijo de Dios (Mercurio) y el hijo de la mente (Venus) deben casarse y conocer a sus
padres (Urano y Gaia), y luego conocer e identificarse con ese Yo que permanece detrás
de toda la triplicidad de Padre – Madre – Niño.

La lucha entre Urano y Saturno es librada principalmente en el plano átmico. Saturno


intenta mantener la potencia de Urano fuera de los tres mundos hasta que la conciencia
y la civilización se han desarrollado lo suficiente como para “tomar la simiente del
Padre”, y Urano está continuamente intentando irrumpir en las “mentes de los hombres”
y revelarse.

El descubrimiento del séptimo planeta desde el Sol y el nombrarlo “Urano” inauguró un


período en la civilización humana donde la potencia de este poder celeste comenzó a
incrementarse.

Esto ha iniciado una gran revolución y renacimiento en la civilización humana que está
en curso. Simbólicamente también coincidió con el comienzo de la despenalización de
la “castración” en la sociedad moderna – una práctica que se remonta al menos a 6.500
años.

La castración – en animales y luego en el hombre – fue utilizada como influencia


“civilizatoria”. Un eunuco era “alguien en quien puede confiarse para vigilar la casa
interna” y se volvieron grandes burócratas (podemos ver la mano de Saturno en acción
aquí).

Irónicamente el castrado (los muchachos castrados antes de la pubertad) eran apreciados


en los coros de la Iglesia por tener voces que podrían “llamar a la esfera celeste”.

Antes del Primer Grado, la energía uraniana tiene el efecto de estimular el centro sacro
hacia el deseo de la forma. Esto no se expresa sólo a través de la sexualidad.

La libertad del apego es causada conforme son superados los fuegos del deseo, y pese a
que el centro sacro es representado como teniendo una relación específica con la
naturaleza sexual, esa naturaleza sexual (según se expresa en el plano físico) es
simbólica de cualquier apego del alma por cualquier objeto de deseo que no sea el
espíritu187.

Sabemos que el centro sacro de la humanidad es el centro que es usado por las fuerzas
materialistas188 y sabemos de los cuatro problemas mayores que serán resueltos en los
próximos 200 años:

Posesión territorial
Sexo
Muerte
Medio Oriente189

Todos están relacionados a un miedo ancestral, y se nos ha dado la siguiente fórmula


meditativa con la cual trabajar: “En el centro sacro residen antiguos temores raciales y

187
Bailey, Alice Ann; La Luz del Alma, p. 66.
188
Bailey, Alice Ann; La Exteriorización de la Jerarquía, p. 78.
189
Bailey, Alice Ann; El Destino de las Naciones, pp. 28-9.
deseos personales profundamente arraigados. No debe pensar en el centro sacro, porque
hará surgir a la superficie antiguas herencias, sino relacionar su trabajo con el centro
laríngeo creador. Luego practique el ejercicio siguiente:
1. Entonen el OM dentro del centro laríngeo, como alma enfocada en el centro
ajna.

2. Vean (con la imaginación creadora) el centro laríngeo como un depósito


radiante, vibrante y brillante y sepa que es así.

3. Desde ese centro, envíen una amplia y vital corriente de energía, descendiendo
por la columna vertebral al centro sacro, manteniendo intacta la corriente en su
conciencia para que ninguna parte de ella se desvíe hacia la contraparte física
del centro sacro, las gónadas.

4. Vean el centro sacro (en la columna vertebral) como un radiante depósito de


energía, pero como energía desviada de la actividad creadora física, a fin de
destruir los antiguos temores raciales del mundo. Proyecten luego esa energía al
mundo de los hombres, para ayudar a destruir el temor.

5. Reafirmen su conciencia en forma positiva en el centro ama, retiren su atención


de los centros sacro y laríngeo y entonen el OM -como discípulo que dirige-
siete veces, lenta e inaudiblemente”190.

Si aplicamos esta fórmula al planeta como un todo tendremos lo siguiente:

1. Emitan el OM como el alma en el centro ajna (la Jerarquía en el NGSM), en el


centro laríngeo (humanidad), visualizando la creación de un reservorio de Vida
vital.
2. Envíen esta corriente de Vida al centro sacro (fuerzas materialistas) cuidando
que sea desviada de expresión en el plano físico. Vean entonces al centro sacro
como un radiante reservorio de energía vertiéndose en el mundo para ayudar en
la destrucción del mal.
3. Entonces reafirmen el foco en el ajna (NGSM), emitan el OM siete veces (una
por cada plano del físico cósmico).

Esto sería una meditación acuariana – grupos trabajando con grupos. Los iniciados de
Tercer Grado son aquellos que han “conquistado a la muerte” y están en contacto
consciente con el principio de Vida. Urano rige su chakra coronario y han elevado y
sacralizado su propia naturaleza inferior.

Permaneciendo juntos como parte del NGSM o centro ajna de la humanidad, son
capaces de generar un reservorio de esa Vida y transmitir esa energía vital que no teme
al centro donde el deseo, distorsionado por el miedo, prevalece. Pueden hacerlo porque
están en contacto con la Luz Superna – una séptuple luz que es la síntesis de los planos
(y chakras) – con el alma (7 = 5 = 12).

190
Bailey, Alice Ann; El Discipulado en la Nueva Era, Vol. II, p. 636.
Saturno es incapaz de “sellar la puerta” pero puede al menos intentar controlar y limitar
la actividad de las fuerzas materialistas. Podemos ver esto en Irak, y en otro sentido
podemos verlo en los intentos de regular los negocios y la sexualidad.

Saturno puede limitar el comportamiento pero no va a la raíz del problema. Lo mejor


que puede hacer una civilización saturnina es equilibrar los deseos egoístas del
individuo con las necesidades de la sociedad como un todo. Como máximo prevalece un
pacto difícil. Venus no puede “sellar la puerta”. El Amor, con todo su poder para elevar
y llamar a lo mejor del alma humana, no es suficiente. Hay fuerzas que resisten a ese
poder. Lo que es requerido es la revelación y afirmación de nuestro verdadero linaje y
nuestra divinidad esencial.

Gradualmente, detrás de la escena pero volviéndose más visible, están los jugadores en
la dualidad original. Gaia está haciendo sentir su presencia y la humanidad está
súbitamente dándose cuenta de que habrá consecuencias a su deseo sin riendas. Urano, a
través de la Jerarquía y recientemente de forma directa a través del impacto de
Shamballa, está empezando a hacer sentir su presencia. Como los dos polos de un gran
desfibrilador esta dualidad primaria genera la carga eléctrica para dar impulso al
Corazón del sistema – el alma humana – hacia la “Vida más abundante”.

Urano, el Hierofante de los Misterios, resuelve la tensión no equilibrando los deseos del
individuo y las necesidades del todo (como Saturno a través de Libra), sino revelando al
individuo que él ES el todo. Lo individual y lo universal – Leo y Acuario – son
unificados por Urano que rige a ambos (lo superior y lo inferior) desde el nivel
jerárquico.

El mismo proceso que involucra la transmisión de Vida en el individuo o dentro de la


vida planetaria tiene lugar cósmicamente. Nuestro Logos Solar aún tiene que tomar la
Tercera Iniciación cósmica, y así un Logos más desarrollado (el Logos de Sirio) jugó el
rol de transmisor de energía cuando la última fase del anclaje de los misterios en la
Tierra se activó. Así como el alma individual necesita al Cristo, nuestro Logos Solar
tiene su Cristo cósmico que está en contacto con su Padre u origen monádico en el
centro galáctico. Podríamos ilustrar el anclaje de las energías Sirianas en la Tierra vía
Urano como en el primer pictograma abajo. El segundo muestra la fase remanente que
corresponde a la construcción del aspecto superior del antakarana dual. Podríamos
esperar que nuestro Logos Solar realice su propio alineamiento directo con el centro
galáctico en esta siguiente fase, y su registro en la conciencia de la humanidad como un
centro de su cuerpo parece una parte crítica de ese proceso.
Fase 1 Fase 2

Géminis

Centro Galáctico

Sirio

Sol

Tierra

La Tercera Iniciación planetaria es la Primera Iniciación solar.

La Tercera Iniciación solar es la Primera Iniciación Siriana y, como podríamos esperar,


la Tercera Siriana es la Primera galáctica o iniciación cósmica. De este modo el gran
empoderamiento de la fuerza de Vida cósmica es transmitido por toda la conciencia de
la galaxia, y cada iniciado forma parte de transmisión de esa Vida.

Lo que llamamos la “solarización de un planeta”, el “Retorno del Cristo” o la


“Exteriorización de la Jerarquía” es un único proceso que se esparce por todo el tiempo,
espacio y conciencia. El anclaje del alma en la Tierra comienza a afianzarse en el
iniciado de Primer Grado y es consumado en el de Tercero. La humanidad como un
todo está atravesando el Primer Grado y por eso a medida que retorna el Cristo el centro
sacro planetario está siendo elevado al centro laríngeo.

Los iniciados de Primer, Tercer y Quinto Grado experiencian una conciencia y roles
distintos en este proceso. Para los iniciados superiores, al mismo que está teniendo lugar
el proceso que llamamos el “retorno de Cristo”, está sucediendo un proceso paralelo que
podríamos llamar “el retorno del Padre” o más precisamente “el retorno del Padre /
Madre”. Por supuesto nada está realmente retornando porque nada se ha ido – es la
conciencia humana la que está haciendo el re-torno 191 y experiencia la aparición y
desaparición de ciertas realidades siempre presentes. Sí, es verdad en un nivel que
Venus es el “alma de la Tierra”, y sí es verdad en un nivel que el esquema de la Tierra
es sintetizado por Saturno. Empero, en otro nivel experimentaremos a la Tierra como la
novia y a Urano como el novio celeste, y en esa fiesta de bodas el agua será
transformada en el vino de la comunión que promete la Era Acuariana.

Una versión Acuariana de la Plegaria del Señor sería algo así:

Padre/Madre que estás en todas partes

Santificados sean todos tus nombres

Tu reino siempre está presente

Nuestra Voluntad está siendo hecha

En esta Tierra como parte del Cielo

Que nos apercibamos en conciencia

Lo que experienciamos en Vida

LA DIVINIDAD ES

191
Juego de palabras que se vale de la separación en inglés de la palabra “return”, que como “re-turn”
permite separar “turn”, que significa “dar la vuelta, girar”. Nota del Traductor.
BIBLIOGRAFÍA

Armstrong, Karen, A History of Jerusalem, Harper Perennial, London 2005.


Bailey, Alice A, El Destino de las Naciones. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires,
2º edición en castellano, 1980.
Bailey, Alice A, El Discipulado en la Nueva Era, Vol. 1. Editorial Fundación Lucis,
Buenos Aires, 1969.
Bailey, Alice A, El Discipulado en la Nueva Era, Vol. 2. Editorial Fundación Lucis,
Buenos Aires, 1970.
Bailey, Alice A, Astrología Esotérica. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires, 2º
edición en castellano, 1982.
Bailey, Alice A, Curación Esotérica. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires, 3º
edición en castellano, 1988.
Bailey, Alice A, Psicología Esotérica, Vol. 1. Editorial Fundación Lucis, Buenos
Aires, 2º edición en castellano.
Bailey, Alice A, Psicología Esotérica, Vol.2. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires,
2º edición en castellano, 1975.
Bailey, Alice A, La Exteriorización de la Jerarquía. Editorial Fundación Lucis, Buenos
Aires, 1968.
Bailey, Alice A, Iniciación Humana y Solar. Editorial Fundación Lucis, 4º edición en
castellano, 1996.
Bailey, Alice A, Los Trabajos de Hércules.
Bailey, Alice A, La Luz del Alma. Editorial Fundación Lucis, 3º edición en castellano,
1975.
Bailey, Alice A, Los Rayos y las Iniciaciones. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires,
2º edición en castellano, 1981.
Bailey, Alice A, La Reaparición de Cristo. Editorial Fundación Lucis, Buenos Aires, 5º
edición en castellano, 1979.
Bailey, Alice A, Tratado sobre Fuego Cósmico. Editorial Fundación Lucis, Buenos
Aires, 2º edición en castellano, 1983.
Bailey, Alice A, Tratado sobre Magia Blanca. Editorial Fundación Lucis, Buenos
Aires, 3º edición en castellano, 1976.
The Bhagavad Gita, transl. Charles Johnston, Flushing, New York, 1908.
Blavatsky, Helena P, La Doctrina Secreta, (6 vol.).
Coomaraswamy, Ananda K, The Guardians of the SunDoor: Late Iconographic Essays
& Drawings, ed. Robert Strom, Princeton University Press, 1989.
Evans-Wentz, W Y, Tibetan Yoga and Secret Doctrines: Seven Books of Wisdom of the
Great Path, According to the Late Lama Kazi Dawa-Samdup’s English Rendering,
Oxford University Press, 2000.
Isa Upanishad, transl. Swami Nikhilananda, Ramakrishna-Vivekananda Center, New
York, 1975.
Krey, August C, The First Crusade: Accounts of Eye Witnesses and Participants,
Princeton University, Princeton & London, 1921.
Lyon, Bruce, Agni: Way of Fire, White Stone Publishing, NZ, 2004.
Lyon, Bruce, Group Initiation, White Stone Publishing, NZ, 2005.
Lyon, Bruce, Mercury, White Stone Publishing, NZ, 2003.
Major Jenkins, John, Galactic Alignment, Bear & Company, 2002.
Pauwels, Louis & Jacques Bergier, Le Matin des Magiciens (The Morning of the
Magicians), Gallimard, Paris, 1962.
Roerich, Helena, Agni Yoga, Agni Yoga Society Inc., New York, 1997.
Roerich, Helena, Hierarchy, Agni Yoga Society Inc., New York, 1977.
Roerich, Helena, Infinity I, Agni Yoga Society Inc., New York, 1980.
Roerich, Helena, Leaves of Morya’s Garden, Book 2, Agni Yoga Society, New York,
1991.
Theogenesis, Temple of the People, Halcyon, California, 1981

También podría gustarte