Está en la página 1de 5

FACIES ADENOIDEAS

INTRODUCCION:
BIOTIPO FACIAL: Varios avances científicos han permitido alimentar la curiosidad del hombre
con respecto a las características físicas, fisiológicas y morfológicas de los diferentes tipos
faciales y comprender las propiedades esenciales de los mismos. La biotipología se define
como la variación normal de las estructuras óseas faciales y musculares en los individuos y se
encuentra directamente relacionada con el crecimiento y el cambio de la forma de la base
ósea orofacial, es decir los huesos maxilares, dientes y articulación temporomandibular dentro
de la variable biotipo, se consideran las siguientes categorías: Mesofacial, Dólicofacial, y
Braquifacial.

 Mesofacial: Son individuos de fascie armónica, proporcionada, guardando


buena relación el ancho y alto de la cara, los tercios faciales son
equilibrados. La dirección de crecimiento de la mandíbula es hacia abajo y
adelante.

 Dólicofacial: Son individuos en los que, en su facie, predomina el largo sobre el


ancho. El tercio inferior se encuentra aumentado, el perfil es convexo, la
musculatura débil, generalmente asociados a problemas funcionales. La
dirección de crecimiento de la mandíbula es hacia abajo y atrás, predomina el
crecimiento vertical.

 Braquifacial: Son individuos en los que en su cara predomina el ancho sobre el


largo. Caras cuadradas, musculatura fuerte, con una dirección de crecimiento
mandibular con predominio de componente horizontal o posteroanterior.
Tienen diámetros bicigomáticos y mandibulares superiores a la norma.

OBJETIVOS:
1. Malos habitos
2. Maloclusiones
3.

ETIOLOGIA: las causas mas comunes que provocan respiracion bucal son:

 Hipertrofia adenoidea y o amigdalina


 Rinitis
 Alergias
 Desviación del tabique nasal
 Hábito de succión prolongado del pulgar (más allá del primer a segundo año de vida)
 Mal oclusión dentaria
 Enfermedades neuromusculares o retraso psicomotor
 Características del desarrollo craneofacial de incidencia heredo-familiar.
Con respecto a la etiología de los problemas respiratorios tenemos que un 39% hipertrofia de
amígdalas y adenoides, 34% a rinitis alérgicas, 19% a desviación del tabique nasal, 12%
hipertrofia idiopática de cornetes, otros porcentajes en menor grado a pólipos, tumores, etc.

Los respiradores bucales se pueden dividir en dos grupos, los cuales presentan etiologías
diversas.

1. VERDADEROS RESPIRADORES BUCALES: Los verdaderos respiradores bucales


pueden presentarse como consecuencia de las siguientes causas :

 OBSTRUCIONES FUNCIONALES podemos tener: alteraciones a nivel de las


narinas, desviaciones septales, masas intranasales, hipertrofia de cornetes,
secreciones nasales abundantes, hipertrofia de adenoides, atresia o estenosis
de coanas, hipertrofia severa de amígdalas, rinitis alérgica, procesos
inflamatorios (infecciones), tumores, pólipos, entre otros.
 Los respiradores bucales por MAL HÁBITO RESPIRATORIO en general son
pacientes que en algún momento tuvieron algún factor obstructivo presente,
como deglución atípica, interposición lingual y succión del pulgar entre otros,
que condicionaron este tipo de respiración, y que el paciente la mantuvo a
través del tiempo a pesar de haber desaparecido la causa obstructiva inicial.
 Además existen pacientes que tienen una HIPERLAXITUD LIGAMENTOSA,
característicamente son niños que tienen alteraciones posturales producto de
su hiperlaxitud. Estos niños tienen una gran capacidad de flexionar sus
articulaciones, frecuentemente tienen problemas de pie plano, pueden tener
alteraciones en la posición de la columna y rodillas y la mandíbula inferior
tiende a caer y el paciente abre la boca, esto último puede favorecer una
respiración bucal.
2. Falsos Respiradores Bucales
Los Falsos Respiradores Bucales son niños que tienen la boca abierta; pero respiran
por la nariz, algunos tienen interposición lingual entre las arcadas dentarias, y en otros
casos se aprecia la boca abierta con la lengua apoyada sobre el paladar duro, en
ambos casos son niños que tienen la boca entreabierta; pero no pueden respirar por la
boca ya que está obstruída la respiración por la boca.

MANIFESTACIONES CLINICAS:
A. Cambios faciales:
 Aumento del tercio facial inferior
 Rasgos faciales típicos de las facies adenoideas incluyen cara estrecha y
larga, hipodesarrollo de los huesos propios de la nariz, ojeras profundas, ojos
caidos, boca abierta, incompetencia labial.
 Piel palida
 Mejillas flácidas
 Hipertrofia del musculo borla del mentón
 Posición mas enderazada de la cabeza
B. Cambios bucales:
 Mordida abierta anterior con o sin interposición lingual
 Mordida cruzada posterior uni o bilateral
 Mordida cruzada funcional unilateral
 Arcada superior en forma triangular
 Apiñamiento
 Linguoversion de incisivos inferiores
 Vestibuloversion de incisivos superiores

C. Cambios a nivel esquelético:


 Hundimiento del esternón “pectus escavatum” y “ escapulas aladas”( en
forma de alas)
 Hipomotilidad diafragmática (se define como una pérdida completa de la movilidad
del diafragma, con ascenso diafragmático secundario, consecuencia de aplasia o
atrofia de las fibras musculares o de una lesión del nervio frénico (NF), sin un defecto
de su continuidad.)

D. Cambios fisiológicos:
 Anorexia falsa ( dificultad al momento de comer por complicación al tratar de
coordinar la respiración con la masticación al momento de tragar)
 Ronquidos
 Hipoacusia, por variación en la posición del cóndilo al mantener la boca
abierta, la onda sonora se hace débil esto ocasiona una aparente “aprosexia”
falta de memoria. El niño no se concentra a causa de su deficiencia auditiva.

La disfunción respiratoria tendrá unos efectos dentales y ortopédicos que podemos explicar en
diferentes etapas:
A. EFECTOS INMEDIATOS:
 Dentales: la incompetencia labial existente genera labioversion de los incisivos
superiores y linguoversion de los inferiores. El espacio libre que hay entre las
arcadas permite la extrusión de la zona lateral superior mientras que la
presencia de la lengua en posición baja genera un bloqueo eruptivo de la zona
lateral inferior. De este modo se favorece la aparición de la maloclusion de
clase II de Angle.
 Ortopédicos: la rotación mandibular ( por descenso de la lengua y apertura
bucal) conlleva una posición sinfisaria retruida. La hipotonía muscular inhibe
el crecimiento condilar y de la rama ascendente.
B. EFECTOS A MEDIO PLAZO:
 Dentales: la clase II molar de Angle es mucho mas evidente por la persistencia
de la extrusión del sector lateral superior y el bloqueo eruptivo del inferior. El
resalte a nivel anterior aumenta, lo que permite la interposición del labio
inferior y habitualmente la instauración de la deglución atípica. La
verticalizacion de los incisivos inferiores y el bloqueo de la zona lateral inferior
favorecen el aumento de la curva de spee
 Ortopédicos: existe un remodelamiento alveolar, con lo que se estabilizan la
postero rotacion y la retrusion mandibular. Se establece asi una clase II
esquelética ( que cefalograficamente se aprecia como un aumento del valor
convexidad y una disminución del valor profundidad facial del cefalograma de
Ricketts).
C. EFECTOS A LARGO PLAZO:
 Dentales: la verticalizacion de los incisivos inferiores conlleva la perdida de
contacto con los superiores. Mientras la extrusión de los inferiores aumenta,
la de los superiores se encuentra bloqueda por la presencia del labio inferior
que se interpone en la zona anterior. Estos cambios en los incisivos favorecen
el aumento de la sobremordida. A nivel molar se estabiliza la relación de clase
II de Angle, la curva de spee es mas exagerada y la posición baja de la lengua
favorece el desarrollo de una contracción maxilar que puede ocasionar
mordida cruzada uni o bilateral.
DIAGNOSTICO:
Las facies adenoideas es solo la expresión de una obstrucción nasal cualquiera y prolongada,
puede producirla una rinitis hipertrófica o una desviación de tabique.

Determinar la etiología de la respiración bucal es fundamental para elaborar el plan de


tratamiento y ejecutar la rehabilitación, por esta razón cuando el paciente no aporta informes
de ORL, se lo deriva a este especialista por la posible existencia de obstrucción aérea superior
(zona nasofaríngea). Nuestra actuación diagnóstica consistirá en valorar la permeabilidad de
la vía aérea superior mediante diferentes pruebas objetivas y subjetivas que existen para este
fin en logopedia (terapia del lenguaje).

La función respiratoria se evalúa observando atentamente al paciente en momentos de


relajación (ej: durante la administración de la anamnesis), para así consignar el tipo y modo
respiratorio que presenta en forma pasiva. Si el consultante es un adulto, durante el
interrogatorio examinamos la respiración activa (al iniciar el habla), ya que ésta suele ser
torácica o clavicular durante la fonación. Igualmente, verificamos la posición de reposo labial,
el modo respiratorio (nasal; bucal o mixto), para luego relacionar estos datos con las pruebas
específicas (Rosenthal, Glatzel, etc.).

Aunque el sujeto consulte o sea derivado por un trastorno respiratorio, se efectuará


un examen funcional completo que incluya la función respiratoria y el resto de las funciones
orofaciales (deglución, fonoarticulación…), como así también comprobaremos la postura
corporal (de frente; de espalda y perfil). El objetivo del examen será detectar posibles
alteraciones morfológicas (forma) y funcionales (función) a nivel orofacial, para luego tratarlas
o derivar al paciente al especialista idóneo.

Es bien sabido que la respiración bucal (por obstrucción orgánica o hábito) es una causa
frecuente de desequilibrio estructural y funcional, por ende, una correcta valoración nos
aportará la información necesaria para diagnosticar y programar la intervención para cada
caso en particular. Los trastornos respiratorios orgánicos sin resolución médica, serán
considerados en la elaboración del diagnóstico y el pronóstico. En tales circunstancias,
remitiremos a la persona al ORL e iniciaremos la reeducación en forma conjunta o posterior al
tratamiento médico o quirúrgico otorrinolaringológico.

TRATAMIENTO:
El primer paso es eliminar el factor causal de la respiración bucal, y posteriormente rehabilitar
la musculatura realizando ejercicios funcionales para fortalecer los músculos periorales. De
esta manera, se promueve el cierre de los labios. Los ejercicios respiratorios también son muy
importantes, ya que el paciente está acostumbrado a respirar por la boca y debe aprender a
hacerlo por la nariz.
El tratamiento de apoyo que realiza el ortodoncista es la colocación de una placa
vestibular que impide la penetración del aire por la boca, y por tanto, obliga al paciente a que
respire por las fosas nasales.
CONCLUSIONES:
1) La posición de lengua baja es una característica inherente a los respiradores orales;

2) Podemos confirmar que la respiración oral ocasiona hipotonía de la musculatura labial,


ocasionando un labio superior corto

3) La entrada del aire por la boca ocasiona maloclusión dental por la falta de contacto
dentario y por la necesidad de compensarla con la musculatura lingual y labial.

Un diagnóstico y un tratamiento tempranos de los factores responsables de la respiración


bucal pueden prevenir alteraciones de la región dentofacial y las secuelas en la apariencia de
los individuos; pueden reducir o evitar la necesidad de un tratamiento ortodóntico u
ortopédico avanzado, complejo y costoso. En consecuencia, es necesaria la coordinación entre
pediatras, otorrinolaringólogos, alergólogos, ortodoncistas y estomatólogos pediatras, para
evitar problemas y obtener mejores resultados terapéuticos.