Está en la página 1de 3

LEGISLACION EMPRESARIAL

EVOLUCION HISTORICA DEL TRABAJO


INTEGRANTES

 Manchego Huamaní, Roberto Andreé


 Quispe Alanoca, Joselin
 Rivera Carletto, Roberto Alonso
 Zorrilla Mendoza, Andrea Fernanda

DOCENTE

 Angela Giovana Velazco Galindo

SECCION

 10664

Arequipa-Perú

2020
EVOLUCION HISTORICA DEL TRABAJO
 
Los seres humanos han modificado sus hábitos y costumbres con el fin de
poder satisfacer sus necesidades, poco a poco fueron creando trabajo y el uso
de recursos y energía, modificando su entorno y su forma de vinculación con
otros individuos. El trabajo dependía de una serie de esfuerzos físicos y
conocimientos y a la vez también requiere un esfuerzo colectivo ya que se
requiere ayuda, por esto empezaron a repartirse las tareas de forma
organizacional jerárquicamente, manejando la gestión y mano de obra. En la
prehistoria el primer trabajo fue la recolección de frutos, recursos, etc. A
medida que avanzaba el tiempo ellos iban mejorando sus conocimientos para
crear más instrumentos y es cuando el hombre pasa de recolector a cazador
generando así más trabajo que se asignaba según el sexo y la edad. Muchas
veces por las capacidades físicas o el cuidado. Mientras los hombres
trabajaban cazando, las mujeres trabajaban cuidando a sus pequeños.

Posteriormente surgen los primeros centros urbanos y ciudades, y aparece la


agricultura, aumentando notablemente la tecnología disponible. Se inventan
instrumentos para facilitar su labor, como hoces y arados, por ejemplo. Luego
se comienza a trabajar los metales. Con el trabajo del hierro, la agricultura y la
domesticación de los animales, cada vez era más necesario el dominio de
conocimientos más complejos y especializados. La división del trabajo se hizo
más compleja. De esta forma nació la diferenciación de grupos sociales según
su oficio. Como por ejemplo los campesinos y los comerciantes. Esta nueva
forma de organizar el trabajo tuvo sus consecuencias en la sociedad. Nacieron
jerarquías entre las distintas ocupaciones. Las ocupaciones de menor jerarquía
eran las que requerían de un mayor esfuerzo físico, como los campesinos,
mientras que las de mayor jerarquía eran las realizadas por los grupos que se
dedicaban a tareas religiosas y militares, quienes recibían muchos más
beneficios que los campesinos y artesanos.
Las corporaciones contaban con una organización interna bastante rígida, y
poseían una jerarquización muy marcada. En primer lugar estaban los
maestros, ellos debían demostrar competencia y capacidad financiera. Eran los
únicos que tenían la facultad para votar los estatutos y elegir a los
procuradores y jefes del gremio. El desarrollo de los gremios creció a la par de
la intensificación de la competencia industrial y comercial. El desarrollo de los
gremios creció a la par de la intensificación de la competencia industrial y
comercial. Una de las industrias que más se desarrolló en este período fue la
industria textil. La explotación de los obreros, originada por los métodos
empleados al inicio de la industrialización, aunada al afán de lucro excesivo de
los patrones, uno de los aspectos determinantes de su acción fue que desde un
principio pidieron asesoría política a partidos socialistas, no obstante su
característica principal fue que era de tendencia abiertamente revolucionaria, y
su acción primaria consistía en fomentar el descontento popular y la violencia
con el propósito de transformar, según la teoría en una lucha de clases, al
conflicto armado que había terminado.

Como la competencia crecía, se debía realizar la búsqueda de nuevas


tecnológicas que buscaran mejorar las condiciones de producción, los dueños
de fábricas querían bajar sus costos y aumentar la producción creando así la
“organización científica del trabajo” que consistía en calcular el tiempo
promedio para producir un producto y los recursos que se necesitaban.