Está en la página 1de 40

FORMAS PRÁCTICAS DE MISIONES

Proyecto Integral de Misiones


Paginas

INTRODUCCIÓN ………………………………………………… 01

Capítulo

I - ¿COMO UNA IGLESIA PUEDE HACER MISIONES? …………... 02


Base bíblica de misiones
Pasos prácticos para que una iglesia cumpla la gran comisión
La promoción de Misiones en la Iglesia local
El cuidado integral del misionero

II - EL CANDIDATO A MISIONES ……………………………………. 16


La preparación en la iglesia local
La preparación en la agencia misionera
El envío
Perfil del candidato
El misionero en el campo
La iglesia que será plantada

III – LA IMPORTANCIA DE LA AGENCIA MISIONERA ………… 23


Diagrama de trabajo conjunto
Modelo de relación entre iglesia y agencia

IV – GRAFICAS Y ESTADISTICAS …………………………………... 26

CONCLUSIÓN ……………………………………………………. 36

0
INTRODUCCIÓN

“Id y haced discípulos a todas las naciones...” Mt.28:19

Tenemos un mandato por parte de nuestro Señor Jesucristo muy claro, muchos cristianos
han leído textos bíblicos sobre misiones mundiales y muchos hasta saben de memoria
algunos de ellos. En nuestras iglesias se nombra misión a un trabajo nuevo o una
congregación, de esta manera la iglesia se va acostumbrando con el término “misión” o
“misiones”. Los evangelistas son llamados por algunos de misioneros; y así una gran parte
del pueblo de Dios cree que está haciendo misiones, pues el término “misiones” es algo con
lo que están familiarizados.
Entendemos que hacer misiones implica traspasar una barrera cultural y muchas veces
idiomática también. El misionero es aquel que es enviado por la iglesia local a otra cultura,
dentro o fuera de su país. Es necesario rescatar el sentido original de lo que es misiones en
la Biblia para que nuestras iglesias empiecen a levantar los ojos y vean la gran necesidad
que existe en el mundo y comenzar a obedecer el mandato del Señor Jesucristo.
En Hechos 9:6 puede servirnos como marco de referencia, ahí encontramos a Pablo,
cuando tiene un encuentro personal con Dios en su camino a Damasco. De este encuentro
surgen dos preguntas:
1. ¿Quién eres Señor?
La verdad bíblica enseña que Jesús es el Cristo-Mashiaj – es nuestro salvador, dador,
benefactor, pero también es el Señor-Kúrios – esto significa que es el amo y dueño de
nuestras vidas. Es lógico, que entender esta realidad era parte vital para aquel que
llegara a ser el más grande apóstol (apóstolos en el gr. sig. enviado o mensajero) de
todos los tiempos.
La revelación que obtuvo Pablo fue la revelación de Jesús como amo, dueño y Señor, a
quien debemos nuestra absoluta obediencia. Por esta razón pienso que entender el
carácter del Hijo de Dios como Señor, nos quedaría hacernos inmediatamente la
segunda pregunta que surge de los labios de Pablo.

2. ¿Qué quieres que yo haga?


Cuando tengamos una iglesia que viva al servicio del Señor de la iglesia, entonces
tendremos una comunidad eclesial dispuesta a la obediencia, y pronta al servicio de la
evangelización de todos los pueblos de la tierra tal como Él lo planeó y dispuso. Parece
que nuestro problema, hoy, no solamente es Misionológico , sino Cristológico;
necesitamos vivir una vida de entrega total al Señor; una vida en donde nuestra
voluntad esté sometida al señorío de Cristo. Si la tuviésemos obtendríamos los cientos
de obreros que necesita hoy la labor misional y no sólo obreros, sino donantes,
intercesores y mucho más.

Queremos que a través de este proyecto, se pueda entender, que misiones no es una opción
para el cristiano o para la Iglesia, misiones es un mandato, claro y objetivo por parte de
Dios.

1
LA IGLESIA

¿COMO PUEDE UNA IGLESIA HACER MISIONES?

Base bíblica de Misiones

“Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán
mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los
confines de la tierra.” (Hechos 1:8 – versión internacional)

Primero es importante entender que hacer misiones es Bíblico, que es un mandato de


nuestro Señor Jesucristo, no se trata de una opción. La Iglesia que quiere obedecer a Dios
tiene que tener misiones como prioridad por en cima de las muchas actividades que esta
tiene.
En Hechos 1:8 encontramos condensado el plan de Dios para la Iglesia.

1. “…Recibirán poder…”
Misiones comienza con el poder del Espíritu Santo. Es Él el jefe de misiones, porque es
quien dirige, motiva, impulsa y lleva la Iglesia a cumplir su tarea misionera.
Jesús conoce nuestras debilidades e incapacidades para cumplir su Orden, por eso,
todas las veces que Él nos ordeno que fuéramos por todo el mundo, predicando el
evangelio, nos dio también la promesa de capacitarnos con el poder del Espíritu Santo.
Si miramos la historia de la Iglesia, veremos que hubo un derramamiento del Espíritu
Santo, el resultado fue un gran movimiento de misiones mundiales.
Con el del derramamiento del Espíritu Santo en el día del Pentecostés fue la salvación
de casi 3 mil almas (Hechos 2:41); mas adelante aproximadamente 5 mil (Hechos 4:4);
después de eso hubo un gran movimiento misionero (Hechos 17:6)
El diablo no quiere que el evangelio sea predicado, y sabe que si una iglesia llena del
Espíritu Santo, habrá un gran trabajo de evangelización destinado a todas las naciones,
por eso él comenzó a sembrar un movimiento de división en las iglesias y una tremenda
confusión doctrinaria.
Tenemos que orar a Dios y decirle: “Señor, te quiero servir con todo mi corazón,
reconozco mi incapacidad, y en este momento te entrego toda mi vida y te pido la
plenitud del Espíritu Santo. Lléname con tu Espíritu. Usa mi vida para Tu gloria, En el
nombre de Jesús. ¡Amén!

2
2. “…y serán mis testigos…”

El resultado de una vida llena del Espíritu Santo es el testimonio. El cristiano que se
apropia del poder del Espíritu Santo, se siente motivado a hablar de Jesús a otros, y lo
hace de manera natural. A parte del poder para el testimonio, el cristiano producirá el
fruto del Espíritu reflejado en sus actitudes, y su vida servirá de estimulo para que otros
sigan a Jesús. ¿Usted ya agradeció a Dios por aquella persona a través de la cual
conoció a Cristo? ¿Será que algún día alguien agradecerá a Dios porque usted le hablo
de Cristo?

3. “Lugares para el testimonio”

En este versículo Jesús nos presenta 4 lugares donde debemos ser testigos: Jerusalén,
Judea, Samaria y hasta el último de la Tierra.

a) Jerusalén – Jerusalén era la ciudad donde los discípulos estaban cuando recibieron
esta orden. Ella fue el palco de los acontecimientos básicos del cristianismo. Allí,
Jesús tuvo un lago porcentaje de Su ministerio; allí, Jesús murió, resucito y dio la
gran comisión a Sus discípulos. Nuestra Jerusalén debe ser la ciudad donde
vivimos, nos reunimos como iglesia y recibimos bendiciones de Dios. Por tanto,
debemos ser testigos en nuestra ciudad, en el trabajo, en la escuela, con los vecinos,
en la calle, hablando de Cristo, distribuyendo folletos, invitando personas a la
iglesia, realizando programas de radio y televisión, poniendo mensajes en
periódicos, carteles en las tiendas, en los transportes, etc.; o sea, haciendo de todo
para que Cristo sea conocido en nuestra Jerusalén.

b) Judea – Judea era la provincia que tenia Jerusalén como capital. Cuando Cristo dice
que debemos ser testigos en toda Judea, Él quiere decir que evangelicemos nuestro
Estado. Nuestra Judea es el Estado donde estamos viviendo.

c) Samaria – Samaria era una región más lejana, con connotaciones transculturales.
Nuestra Samaria es México. Por eso, debemos ser testigos de lo que hizo Cristo y
esta haciendo en nuestras vidas en todo México.

d) Ultimo de la tierra – Jesús quiere que seamos Sus testigos en todas las naciones de
la tierra. La visión de Dios es implantar su Reino en todas las tribus, pueblos,
lenguas y naciones (Ap.5:9)

“Debemos, tener esta visión, pues somos los instrumentos de Dios para esta tarea.”

3
4. “¿Cuando debemos predicar? ¡Hoy y ahora!

Algunos tienen la visión errada de la obra y tarea de la Iglesia. Piensan que ella debe
alcanzar solamente su colonia con el mensaje de Cristo.
La visión de Dios es que la iglesia sea testigo de Cristo en Jerusalén, Judea, Samaria y
hasta lo ultimo de la tierra al mismo tiempo. Algunos planean evangelizar primero su
ciudad o su país, para después pensar en misiones mundiales.
Tenemos que analizar bien la palabra de Dios, pues en Hechos 1:8 encontramos un
mandato para ser testigos simultáneamente TANTO en Jerusalén, Judea, Samaria y
hasta los confines de la tierra.

4
Pasos prácticos para que una Iglesia cumpla la Gran
Comisión
Es importante involucrar a todos los miembros, que CADA hermano se preocupe y se
sienta responsable por la salvación no solo de los que están cerca, pero también por la
salvación de personas de otras etnias y países.

1.1. Se puede comenzar un movimiento de oración, disponiendo de 5 o 10 minutos en cada


servicio para orar por un país y por una etnia, es necesario que alguien previamente
investigue las necesidades de dicho grupo: como población, religión, porcentaje de
cristianos y otras informaciones.

1.2 Invitar algún misionero para predicar (motivar, recordar la tarea misionera),
una vez al mes.
PASTOR

PRIMER COORDINADOR

PRIMER SECRETARIO SEGUNDO SECRETARIO

PRIMER TESORERO SEGUNDO TESORERO

COMISIÓN DE COMISIÓN DE COMISIÓN DE


ORACIÓN Y EDUCACIÓN COMISIÓN DE
PROMOCIÓN MISIONERA FINANZAS APOYO

1.3. Realizar una conferencia misionera anual (mínimo)

1.4. Recoger ofrendas mensuales para misiones, pueden crear un sobre solo para ofrendas
misioneras, o añadir misiones al sobre que ya utilizan, misiones tendrá que hacer parte de la
vida cotidiana de la iglesia. Las ofrendas deben ser destinarlas a algún misionero o
proyecto misionero que puedan adoptar, o si ya tienen sus propios candidatos, invertir en su
preparación y envío al campo.

1.5. Crear un Comité de Misiones – el pastor tiene que ser el presidente

5
modelo:
El Comité se encargará de seguir con los programas de misiones en la iglesia, involucrando
a todos los departamentos o ministerios de esta. También estará responsable por el cuidado
del misionero de la iglesia, manteniendo la iglesia siempre informada sobre su trabajo y
necesidades, también escribiéndole al misionero haciéndole sentirse respaldado por su
iglesia.

1.6 Es muy importante que al saber quien tiene llamado o cuando alguien le dice al pastor
que tiene llamado a misiones, que el pastor comience a trabajar directamente con esta
persona, capacitando el candidato, en todas las áreas de la iglesia, en la práctica y en la
teoría.

La Promoción de Misiones en la Iglesia


El grado de involucramiento de la iglesia en misiones depende de la promoción permanente
que se haga.

Conferencia Misionera

 El propósito de esta conferencia es edificar y estimular a la Iglesia en su visión.

I. Fase de Preparación

1. Comenzar con anticipación, quizás de 8 a 10 meses antes de la conferencia.


2. Determinar necesidades de la iglesia. Cada iglesia tiene diferentes necesidades e
intereses. Sin embargo, las siguientes podrían ser algunas de las necesidades:

a) Bases bíblicas de las misiones

b) Responsabilidad de la iglesia

c) Preparación de misioneros

d) Visión misionera

e) Los pueblos no alcanzados

3. Determinar metas de la conferencia basadas en la Palabra de Dios:

a) Estimular a la congregación para que busque más al Señor

b) Animar a los jóvenes a ir como misioneros

c) Estimular a la iglesia a comprometerse a orar y ofrendar 

6
4. Nombrar comisiones de trabajo:
a) Promoción (información, carteles, correspondencia)
b) Finanzas
c) Hospedaje (se supone que llegaran personas de otras iglesias)
d) Alimentación
e) Música
f) Nombrar un coordinador general

5. Elaborar el programa de la conferencia, tomando en cuenta los siguientes aspectos:


a) Lema
b) Actividades
c) Horario
d) Temas a desarrollar
e) Participantes
f) Oradores invitados y otros participantes
g) Misioneros de la iglesia y candidatos a misioneros (testimonios)

6. Reunirse con frencuencia para asegurar el seguimiento

II. Fase de desarrollo de la conferencia

1.  Asegurarse de que las comisiones están trabajando eficientemente


2. Orientar a los oradores participantes
3.  Asegurarse de que el programa se esta desarrollando satisfactoriamente
4.  Presentar retos:

a) A la concurrencia en general

b) A los jóvenes para que dediquen sus vidas para el servicio al Señor

III. Fase de evaluación

Una vez finalizada la conferencia, el equipo de trabajo debe reunirse para evaluar. Se le
presentan una serie de preguntas que pueden servirle para su evaluacion:

 Cuales fueron los aspectos fuertes y debiles de la conferencia?


 Que aspectos deben mejorarse?
 El Comite de Misiones debe tratar de conservar el fruto cosechado y orientar a las
personas interesadas en misiones.

7
IV. Estilos de Conferencias

1. Una semana de conferencias: requiere el desarrollo de un programa extenso y


variado. La iglesia tiene que ser motivada para apoyar todas las reuniones. Estas
conferencias dan lugar a que varios grupos participen (jóvenes, niños, señoras y
caballeros).
2. Un mes de conferencias: se enfatiza un aspecto diferente cada domingo
3. Una conferencia de 3 o 4 días: finalizando el domingo. Ofrece la ventaja de
concentración de esfuerzos en pocos dias con la alta posibilidad de mantener interes
creciente.
4. Esfuerzos combinados de varias iglesias: en este caso varias iglesias se ponen de
acuerdo para invitar a un predicador para un mes, compartiendo programas y
gastos.

V. Temas sugeridos para una conferencia

1. La tarea inconclusa
2. Jesucristo es el Señor
3. Id, yo estoy con vosotros
4. Cristo es la respuesta
5. Como irán
6. Señor envíame a mi
7. Mi responsabilidad personal
8. Un evangelio, una tarea
9. Hasta que todos oigan
10. El desafio del mundo arabe
11. La mision de la iglesia
12. El Espiritu Santo en las misiones
13. Las Misiones en el Antiguo Testamento
14. Testimonio Misionero
15. Historia de las Misiones 
16. La Iglesia y las Misiones
17. Necesidades de México
18. Necesidades en el Mundo
19. Las Misiones en el Nuevo Testamento
20. La Visión Transcultural de la Iglesia
21. Orando Por El Mundo
22. Financiando las Misiones 
23. La oposicion satanica en las misiones
24. Misiones del tercer mundo y más

8
VI. Un servicio misionero mensual

Este servicio tendrá como fin primordial impulsar las misiones e involucrar a toda la
iglesia. Se recomienda el siguiente contenido:

1. Lección misionera dirigida a la niñez


2. Mensaje misionero, preferiblemente por lideres involucrados en misiones
3. Ofrenda
4. Llamamiento a la consagracion de jovenes que sientan amor por este tipo de obra

Es conveniente tomar en cuenta a los jóvenes como intercesores específicos del comité y
países necesitados. Posteriormente ellos podrian llegar a ser candidatos misioneros.

VII. La educacion misionera

Con educacion misionera nos referimos al proceso por el cual los creyentes aprenden a
participar continuamente en la extension de la obra

VIII. La educacion de la iglesia en general

1. Desarrollar un plan maestro que abarque a niños, adolescentes, jóvenes y adultos.


A. La escuela dominical
1. 5 minutos de información y oración por un país
2. realizar proyectos misioneros con los niños (conviene que el Comite
de Misiones trabaje coordinadamente con el Comite de Educacion
Cristiana)
B. las familias
1. asigne paises rotativamente
2. proporcionar un calendario de oracion para los 30 dias del mes

2. Instruir a la iglesia sobre los siguientes asuntos:


A. Bases biblicas de misiones
B. Biografias de misioneros
C. Responsabilidad de la iglesia local por los grupos no alcanzados por el
evangelio
D. Paises mas necesitados
E. Otros

9
IX. La formacion del liderazgo

Reclutar a personas que se convertiran en discipuladores a través de la enseñanza de la


Palabra de Vida, para que lleguen a ser hombres y mujeres de Dios, con buena doctrina,
buena conducta ( I Tim: 3:1-7), victoriosos de oración, de fe, con estabilidad emocional,
sensibilidad cultural y aptos para ganar a otros para Cristo. Es muy importante asignarles
responsabilidades ministeriales, apoyarlos en su formación en una institución bíblica y
participar en su sostenimiento económico. Animarles para una auto educación creciente y
continua. La participación en las misiones es una responsabilidad. Hay que recordar que la
iglesia misionera es bendicion para si misma, para la obra de su pais y para la iglesia de
otros paises. “Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya estan blancos para la
siega” (Jn 4:35)

X. La Oracion

Bases biblicas de la oracion

La iglesia neo testamentaria ora por el ministerio y protección de los mensajeros, por la
oportunidad para la predicación (Col 4:2-4), por el avance de la predicación del Evangelio
(2 Ts 3:1; Mt.9: 38) y por el crecimiento de los creyentes (Ef 1:5). Queda fuera de
discusión, el hecho de que la oración eficaz del justo, puede mucho.

XI. Como promover la oración

1. Motivar bíblicamente
2. Informar acerca de la marcha, necesidades y obstáculos de la obra, valiendose de:
a) cartas de misioneros
b) boletin de misioneros
c) revistas actualizadas
d) tarjetas de oración por las “naciones espiritualmente mas necesitadas”

“Nada significativo sucederá en la obra misionera sin la oracion constante, pero


para motivar a la oracion se debe informar frecuentemente a la iglesia.”

3. Colocar los materiales informativos en lugares accesibles: entrada del templo, de las
aulas, etc.
4. Emplear métodos alternados:

a) por sectores del mundo no alcanzados el mundo arabe

b) el mundo hindu
c) el mundo chino
d) el mundo budista
e) otros pueblos no alcanzados

10
5. Emplear sistemas alternados
a) Por familias
b) Clases dominicales
c) Servicios de oración regulares
d) Veladas de oración

El Cuidado integral del Misionero


La vida del apóstol Pablo es un ejemplo claro de un misionero transcultural, rodeado de amigos y
hermanos en la fe, a quienes Dios puso en su vida para cuidarle y ministrarlo, siendo de gran
apoyo en su ministerio, facilitando que pudiera cumplir  el llamamiento de llevar el evangelio a
todas las naciones.
 
El cuidado al misionero no era una tarea exclusiva de personas “expertas” o especializadas. La
Biblia nos muestra que todos somos miembros del cuerpo de Cristo y como tales, todos y cada uno
debemos mantener la unidad, procurándonos,  preocupándonos unos por otros, cuidándonos y
exhortándonos a seguir creciendo en el conocimineto del Señor, para cumplir  la obra que nos ha
sido encomendada (Efesios 4:15-16; 1 Tesalonicenses 5:14-15)
 
El apostol Pablo menciona en sus cartas,  más de 70 nombres de personas que fueron usadas por
Dios para ministrarlo, apoyarlo y cuidarlo. Algunos de ellos fueron Febe, Priscila y Aquila
(Romanos 16:1-4) que lo ayudaron y hasta fueron capaces de exponer su vida por él.  Estefanás,
Fortunato y Acaico (1 Corintios 16:17-18) confortaron su espíritu. Aristarco, Marcos y Justo
(Colosenses 4:10-11) se encargaron de consolarlo. Onésimo (2 Timoteo 1:16-17) muchas veces
buscándolo con solicitud, lo confortó y le fue de gran bendición. También los hermanos de
Tesalónica, enviaron por medio de Timoteo saludos cariñosos, buenas noticias de su fe y amor,  lo
cual para el corazón de Pablo, en medio de toda su aflicción y necesidad, fue de mucho consuelo.
Los hermanos de Corinto fueron usados por Dios para bendecir y confortar a Pablo que estaba
pasando por conflictos externos y temores internos, de tal forma que decidieron  enviar a Tito para
demostrarle en palabra y hecho el amor y solicitud que ellos le tenían (2 Corintios 7:5-7). Los
filipenses  se hicieron presentes, por medio del apoyo económico (Filipenses 4:10.15).
 
Pablo no estuvo solo para cumplir el llamamiento  que Dios le hizo, el Espíritu Santo lo usó
poderosamente  y el Señor lo rodeó de miembros de su cuerpo para bendecirlo y tomar parte en el
extendimiento de su reino hasta lo último de la tierra. 
 
Como  Pablo, los misioneros transculturales hoy día necesitan apoyo y cuidado en el área
espiritual, emocional, física y de relaciones interpersonales. El recurso humano es lo más valioso
que tenemos, es por eso que debemos cuidarlo y ministrarlo. Este es un privilegio de gran
responsabilidad que implica orar con ímpetu por ellos y sus familias constantemente, así como por
sus colaboradores y la gente a quienes ministran (Efesios 1:15-23; 3:14-19: Filipenses 1:9-11:
Colosenses 1:9; 4:2-4: 2 Tesalonisenses 3:1-2: Efesios 6:18-19: 1 Timoteo 2:1-2). Pero también
debemos estar dispuestos y listos para escucharlos (Santiago 1:19), animarlos y edificarlos (1
Tesalonisenses 5:11), llevar las cargas juntamente con ellos (Gálatas 6:2) y restaurarlos en amor
(Gálatas 6:1; Romanos 15:1-7).
 

11
El cuidado empieza mucho antes de que el misionero se prepara para salir; continúa mientras está
en el campo y sigue cuando regresa a casa. Pablo siempre contó con el apoyo emocional,
espiritual y financiero,  tanto de líderes como de hermanos creyentes en la fe;  juntos participaron
en la defensa y confirmación del evangelio. (Filipenses 1:1-8; 4:15).
 
El cuidado al misionero involucra tres niveles diferentes de personas
 
1.       El pastor y líder que reconoce la necesidad del cuidar. apoyar, entrenar y sostener a su
misionero
2.       La persona con los dones,  visión y talentos para establecer y mantener un programa que
se encargue de orientar, ministrar, actualizar y ayudar al desarrollo constante del misionero y
su familia, desde antes de ir al campo y aun después que haya regresado (puede ser el
Comité)
3.       Cada miembro es responsable del bienestar del misionero (1 Corintios 12:25)
 
Algunas ideas prácticas de como cuidar a su misionero.
 
Antes de salir
         Ore constantemente por él y su familia. Pregunte en qué áreas específicas necesitan más
oración.
         Ayude a encontrar información sobre el país al que irán, así como del grupo específico al que
ministrarán. Vaya a las librerías, consulte el internet, lea revistas y materiales misioneros y esté
pendiente de las noticias diarias en  el periódico sobre artículos relacionados con el tema.
         Apoye investigando qué tipo de visa, lugar de expedición, costos y requisitos se necesitan
para entrar al nuevo país. Pregunte sobre los requisitos en cuanto a las vacunas, seguro, envío
del dinero y seguridad requeridos por el país al que irán.
         Esté dispuesto a escucharlos, animarlos y apoyarlos mientras se dispone para salir;
seguramente sus emociones estarán variando.
         Ayude a conseguir todo el equipo que necesitaran para el viaje. Puede apoyarlos en hacer sus
compras (si ellos no prefieren hacerlas) y si tienen  niños ofrézcase a cuidarlos mientras ellos
salen a realizar sus diligencias.
         Ayude a empacar las cosas que dejaran almacenadas en su casa, así como las que
necesitaran llevar al viaje.
         Provea de comida preparada los últimos días antes del viaje, a fin de que puedan tener tiempo
y concentrarse en los últimos detalles.
         En caso de requerirlo, ofrezca su hogar para que se hospeden un día antes de viaje.
         Encárguese de hacer las copias de la carta de oración y envíelas a su lista de intercesores.
         Organice una reunión abierta para todos sus amigos para que puedan despedirse de ellos.
         Planee un servicio especial de envío y despedida acompañado de una reunión de
compañerismo.
         Tome fotos de sus reuniones con amigos y hermanos en la fe y revélelas antes de que se
vaya, para que se lleve el recuerdo de sus últimos días y del amor expresado por todos.
         Escriba un artículo para el boletín de la congregación o para la revista denominacional, 
compartiendo que su misionero y familia (en su caso) está por salir,  animando a los hermanos 
a comprometerse en oración tanto por él como por el país  y grupo al que ministrará; así como
a comprometerse en apoyarlo   económicamente con la seguridad de que todo redundará en
bendición.
         Pregunte en qué puede ayudarlos y si necesitan algo, esté disponible con su tiempo y sus
recursos. En ocasiones,  probablemente necesitaran su coche o camioneta para llevar cosas
de un lugar otro.
         Asegúrese de llevarlos al aeropuerto, terminal de autobuses o  trenes. Un grupo puede ir a
despedirlo, acompañándolos antes de partir.
 

12
Mientras está en el campo
         Ore constantemente por él y su familia.
         Escríbale seguido y compártale sobre su vida, pensamientos y sentimientos. Mande fotos ya
sea por internet o correo normal. Permítale seguir siendo parte de su vida aun cuando esté a
distancia.
         Manténgase actualizado de lo que su misionero hace. Respóndale cada vez que le escribe y
conteste lo que le pregunte. Use esas cartas para tener motivos específicos de oración.
         No olvide enviarle felicitaciones en el día de su cumpleaños, aniversarios, ocasiones
especiales o festividades. Mándale una carta especial, una tarjeta bonita, llámelo por teléfono o
envíele algo por fax.
         Si el misionero está casado, no olvide que la esposa también necesita que las mujeres de la
iglesia le escriban y animen al igual que los niños a los hijos de ellos.
         Con el fin de animarlo y mostrarle su apoyo, mándele de vez en cuando “paquetes de amor”
que contengan cosas que al misionero le agradan y le sean útiles como sermones grabados,
estudios bíblicos o música de alabanza y de adoración.
         Considere visitar a su misionero en el campo para animarle y conocer la obra que juntos están
llevando.
         Grabe un video con algún evento especial y mándele saludos para que vaya viendo a los
nuevos miembros y los cambios que la gente va teniendo.
         Cuando usted lea un libro que considere de beneficio y edificación, no dude en hacérselo
llegar.
         Envíe sus cartas de oración y compártalas con sus amigos y familiares.
         Ayude a cuidar la casa del misionero y visite con regularidad a los familiares que quedaron en
su país de origen.
         Asegúrese de que el envío de sus recursos monetarios estén a tiempo y completos.
 
Cuando regresa a casa
         Ore constantemente por él y su familia en el proceso de la readaptación.
         Organice un grupo para recibirlo y darle la bienvenida en la central camionera o en el
Aeropuerto.
         Tenga su casa limpia, preparada para ser habitada, con comida en la alacena y el refrigerador.
         Esté dispuesto a ayudar a conseguir las cosas que requieran cuando lo necesiten.
         Consiga un medio de transporte que pueda utilizar para movilizarse.
         Organice en la iglesia un servicio especial de gratitud por la fidelidad de Dios y la manera en
como él los usó y cuidó en el extranjero.
         Planeé una reunión informal para recibir amigos y familiares que quieran visitar al misionero.
         Llévelos de compras y muéstreles nuevos lugares.
         Provea de comidas preparadas, invítelos a comer a su casa o llévelos a su restaurante
favorito.
         No los sobrealimente, su sistema digestivo está reajustándose a los nuevos sabores y
condimentos.
         Asegúrese de que se le haga un chequeo médico completo. Haga los arreglos y encárguese
de cubrir todos los gastos.
         Permita que descansen todo el tiempo que necesitan los primeros días. Recuerde que su
cuerpo y sus emociones están ajustándose al cambio de horario y cultura.
         Esté pendiente de presentarle a la gente nueva de la iglesia.
         Actualícelo en cuanto a los eventos y acontecimientos importantes en la sociedad.
         Un mes antes de que llegue su misionero, mantenga un calendario para que la gente apunte
la fecha, en que visitará e invitará al misionero a su casa o a salir. Esto evitará que se
acumulen las invitaciones. Cuando lo invite a comer o de visita tenga algunas fotos para
mostrarle.
         Defina una o más fechas para que su misionero comparta sus vivencias, experiencias y fotos.
         Esté disponible para escucharlo y hacerle preguntas de interés sobre su vida y ministerio en el
país donde sirvió.

13
         Es importante darle espacio para que haga sus cosas y decida qué desea hacer.
La readaptación del Misionero al Regresar del Campo

Factores de Readaptación
· La tensión de regresar

Continuas memorias de las necesidades en el campo.

Todo ha cambiado, pero de manera más dramática su misionero (social, emocional,


mental, física y espiritualmente).

Entre más tiempo tarde el misionero afuera, será más pronunciada la tensión cultural
al regresar.

Algunos misioneros quizá se preparen para regresar negando que enfrentan tensión. 

Puede representar un suicidio (emocional, espiritual o mental). Cuando el misionero


regresa quizá piense: recuerden lo fácil que fue para mi ajustarme a la cultura nueva
del campo. ¿Cuál es el problema? ¡Sólo regreso a mi país!

1) La adaptación probablemente no haya sido tan fácil como recuerda


2) Los meses (tal vez años) de ilusión antes de irse al campo le dieron tiempo para
prepararse para los ajustes.
3) Los nacionales quizá se hayan acostumbrado a los extranjeros y los ayudan.

Mucha gente no ha salido de su burbuja de comodidad, así que no tiene idea de la


experiencia del misionero. Sienten que el regreso no tiene importancia.

· La soledad, la desilusión, la decepción, los sentimientos de aislamiento y de sentir


que ya no pertenece al lugar.

El Comité de Misiones debe ser la unidad de cuidados intensivos.

Áreas de desafío:

Regresar a su antiguo trabajo podría ser muy aburrido.

La luz de mi testimonio lucía mucho más allá en donde estaba oscuro.

Sentimiento de haber perdido algún grado de independencia porque se le supervisa


más de cerca.

· La gente de su país gasta más dinero (cuando ven a un adolescente abrir su closet
lleno y decir ¡No tengo qué ponerme!) recuerdan haber sufrido por pedir más dinero.
Alicia vio a su hijo mirando su closet llorando, al consolarlo “No mamá, estoy triste por
tener mucho en comparación de mis nuevos amigos”.

· Las nuevas creencias, valores, actitudes y comportamientos llegan a ser parte del
misionero cuando regresa. Quizá él sea ajustado a un ritmo de vida más lento, a un
ambiente más relajado, un énfasis en las personas, las relaciones, comidas más
condimentadas, siesta.

14
Hechos 14:26-27

· Mucha gente le pone una aureola. Lo mantienen apartado como si estuviera más
cerca de Dios.

Quizás le parezca a los misioneros que todos están corriendo de un lado al otro.

En México casi todos tienen reloj, pero nadie tiene tiempo. Allá, pocos tienen reloj,
pero todos tienen tiempo.

· La “bienvenida” desde el púlpito


¡Hola Susana! ¿Qué tal estuvieron las vacaciones en Hawaii?
¡Roberto! ¡Has regresado! ¡Pensamos que habías abandonado la fe!

· Quizá haya olvidado ciertas palabras en su idioma ¡Tensión!

Algunas de sus respuestas quizá salgan automáticamente en su 2º idioma ¡Tensión!

Los modismos y el lenguaje especial han cambiado (los adolescentes).

· Una visita a las cataratas de Iguazú en el sur de Brasil puede hacer que las cascadas
del país parezcan miniaturas. ¿Qué le sucede a su orgullo nacionalista? Amo mi país,
pero…

· Las normas de educación formal e informal del mundo varían.


Los hijos quizá por años han sido educados en sus hogares o en internados. Ahora
tienen que asistir a la escuela pública.

· Se ha desenredado de los negocios de la vida.

Los patrones de comportamiento en la readaptación


1) El aislamiento
2) La condenación
3) La reversión (se esfuerza por adaptarse a lo que era pero ya no es)
5) La integración (inmediato y largo plazo)

Lo inmediato
a) Bienvenida
b) Alojamiento
c) Transporte
d) Víveres
e) Llévelos de compras
f) Después de unos cuantos días haga una reunión de “traje”.

Largo plazo
Busque oportunidades para que sean agentes de cambios positivos, para introducir las
perspectivas mundiales a sus amigos, compartir sus experiencias.

El apoyo individualizado
1) El esposo (dinero, familia)
2) La esposa (oportunidades para el ministerio, casa)
3) Los hijos

15
4) Misioneros Solteros (soledad, falta de habilidad en las relaciones)

EL CANDIDATO A MISIONES

PREPARACIÓN – en la iglesia local

Es en la propia iglesia que todos los misioneros deben tener su primera etapa de
entrenamiento. La lista de profetas y maestros de la iglesia de Antioquia en Hechos 13:1,
empieza con Bernabé y termina con Saulo. Ellos fueron precisamente los primeros
misioneros, oficialmente apartados y enviados por la Iglesia Primitiva. Por ser tratados de
maestros, concluimos que hasta el momento del envío, ellos tenían un entrenamiento bueno
allí, sea formal o informal. Sobre Pablo y Bernabé, antes de ser enviados, observamos los
puntos siguientes:

 Ellos enseñaron en Antioquia durante un año – Hch. 11:26. Durante ese tiempo, con
seguridad, la iglesia reconoció en ellos la disposición, la capacitación del Espíritu
Santo y la voluntad de Dios en usarlos en su obra.

 La iglesia mostró confianza en ellos al enviarlos para la tarea especial de llevar


ayuda a los santos de Judea (Hch. 11:30)

 La iglesia mostró sensibilidad al Espíritu Santo y discernimiento espiritual al


reconocer en ellos la vocación al ministerio transcultural. La reunión de Hechos
13:1-3 solo fue la culminación de una convivencia de alto nivel espiritual y fruto de
la visión misionera que allí existía.

Cuando la iglesia acepta la visión del misionero, tanto el pastor como la iglesia son capaces
de discernir cualidades misioneras en la persona que tiene el llamado a misiones
transculturales. Entonces, es necesario delegar responsabilidades al mismo tiempo, para
reconocer en él los frutos y dones del ministerio. La iglesia puede ofrecer un
entrenamiento ministerial bueno a través de las siguientes maneras:

Ofrecer oportunidades al candidato aspirante a testificar. Puede ser empezando por


reuniones más simples para eliminar la timidez y después en cultos principales.

Aconsejar a él aspirante a leer libros buenos de carácter teológico/doctrinario y buenas


biografias de misioneros. Por ejemplo: Por esta cruz te mataré, El secreto espiritual de
Hudson Taylor, y otros.

A la medida que él crece en conocimiento, puede invitársele a predicar, enseñar en la


Escuela Dominical, o liderar proyectos específicos como un culto familiar,
acompañamiento de nuevos convertidos, evangelización de casa en casa, o en hospitales,
etc.

Motivarlo y apoyarlo a hacer un curso teológico.

16
PREPARACIÓN – en la agencia

Muchos líderes ponen las agencias misioneras a un lado del plan de Dios para la
evangelización del mundo y dicen que las iglesias locales pueden hacer solas la tarea de la
misión transcultural. Sin embargo, como resultado de la falta de conocimiento del campo y
de entrenamiento apropiado, tenemos una infinidad de informes de problemas en el campo
que incluyen informes falsos, divisiones de iglesias ya plantadas, sufrimiento por
enfermedades desconocidas, e incluso casos de misioneros que abandonaron la fe debido a
graves choques o abandono de las iglesias.

De hecho es muy caro para una iglesia local hacer investigación del campo y organizar
todo el entrenamiento transcultural necesario para uno o dos misioneros que van salir al
campo. Es una tarea que exige tiempo, disponibilidad, salud y ausencia del
denominacionalismo. Los pastores siempre están ocupados, y se vuelve más difícil para él
ejercer esta tarea

Varios factores en la historia favorecieron la aparición de las agencias misioneras. Veamos


algunos de ellos:

El desarrollo de la iglesia en varias denominaciones a través de la historia provocó una


división de los recursos de Dios para la evangelización del mundo.
Si el costo de un proyecto es alto para una iglesia, una agencia misionera es el “punto
neutral” que centraliza los esfuerzos de varias iglesias o denominaciones y servicios a las
mismas a un bajo costo. Sentimos que el Espíritu Santo ha usado las agencias como un
“punto de encuentro” para que las iglesias trabajen juntas en unidad sin herir su
denominación. La agencia solo hace un gasto y sirve a todas las iglesias con estrategias,
informaciones, entrenamiento necesario y las orientaciones para cada etapa del proceso
misionero.

Basta mirar atrás y al presente y vemos que Dios ha bendecido mucho las agencias
misioneras, que han reencendido el celo evangelistico en las iglesias y han llevado el
Evangelio a lugares lejanos e inhóspitos.

La agencia misionera debe funcionar como un departamento de la iglesia local, la agencia


no es paralela a la iglesia. .

El entrenamiento en la agencia misionera es específico y busca el aspecto


biblico/transcultural. Debido a la complejidad del mundo moderno, una agencia misionera
puede ofrecer tanto a los misioneros como a las iglesias, herramientas indispensables para
el trabajo transcultural. Los cursos y seminarios en las áreas de Antropología,
Contextualización, Comunicación Transcultural, heresiologia, etc, facilitan a las iglesias
locales el envío y el apoyo de sus misioneros en el campo. Las estadísticas y datos
investigados de los campos diferentes ayudan a las iglesias a establecer criterios de

17
inversión por prioridad de campo, evitando así los gastos innecesarios en campos ya
alcanzados. II Cor. 10:16

EL ENVÍO – En cooperación con la agencia, podemos considerar los siguientes puntos:

El envío debe ser precedido de investigación del campo, tomando en cuenta los costos de:

o La residencia del misionero. Pueden ser sofisticadas o muy sencilla dependiendo


del contexto a ser alcanzado.

o El presupuesto para el sustento mensual del misionero(comida, gas, agua, luz, tel,
etc)

o Los cuidados con la salud del misionero (particular, publica)

o Los gastos de viajes (al campo e internas)

o La educación de los hijos de los misioneros (particular o publica y de acuerdo a la


escolaridad)

o La documentación. En general, las visas cuestan mucho, dependiendo del país.

o El presupuesto para el ministerio (para la plantación de una nueva iglesia que se va


necesitar de inmediato?)

o El idioma y todo lo posible sobre la cultura.

o Tiempo de estancia en el campo, de eso dependerá lo que se va hacer en el


campo (plantar una iglesia, apoyo en general a la obra ya existente)

PERFIL DEL CANDIDATO

Tres Requisitos Fundamentales:

3.1 Los candidatos deben demostrar evidencia creíble de un llamado personal y entrega al
ministerio transcultural.

3.2 Los candidatos a entrenarse deben poseer la salud física y estabilidad emocional
necesarias para la vida transcultural.

18
3.3. Se debe detectar que los candidatos para el entrenamiento misionero posean el
adecuado nivel de pureza moral y madurez espiritual lo cual es imprescindible para la obra
del ministerio.

EL MISIONERO EN EL CAMPO

Por consiguiente, comentaremos simplemente algunos aspectos de la vida del misionero en


el campo:

Período de adaptación: Niño de nuevo

Al llegar al campo, pronto el misionero se siente que ha muerto para su país y su gente y
volvió a nacer en un mundo totalmente extraño. “Sal de tu tierra y de la casa de tu padre”
como dijo Dios a Abraham. Génesis 12.1 , significa más que salir fisicamente, pero
también salir en la mente. El aprendizaje de un nuevo idioma en un contexto donde no
conseguimos comprar panes en una panadería, nos da el sentido increíble de volver a la
niñez de nuevo. Es como una caída al vacío. Habrá necesidad de mucha abnegación, amor
y paciencia hasta que los primeros frutos empiecen a ser recogidos.

En Filipinas un misionero de Kairós, salió con su esposa para comprar el mandado y


regresaron con la bolsa vacía. En Chalco, Estado de México un niño nos preguntó porque
siendo ya nosotros grandes no habíamos aprendido a hablar bien.

Es necesario tener paciencia, buen humor, etc; oración y persistencia para aprender los
primeros términos del idioma que tienes que aprender. Muchas veces el misionero se va
sentir como niño que intenta actuar como adulto. En esto desarrollamos también el carácter
cristiano de servidumbre.

En esa caída al vacío, el misionero debe neutralizarse para sus propios deseos y
conocimientos; y ajustarse al proceso de contextualización. A medida que crece, empezará
a entender los “porques” y ”para que” de los pensamientos y actitudes del pueblo. No es
suficiente ser sincero en la predicación y actitudes, es necesario ser sabio. Es un período en
que el misionero necesita ser un buen observador y someterse a muchas situaciones de
fatiga, comidas extrañas, viajes insólitos para conocer el nuevo mundo en que está. Él tiene
su propia visión del mundo y dentro de él juzga ya lo cierto y erróneo del pueblo de
acuerdo con su propia cosmovisión. Por consiguiente, es necesario no expresar tales juicios
para notar la cosmovisión del pueblo local, o cómo es que el pueblo ve aquella situación
juzgada por él. En esta etapa de “infante” lo mejor es observar, aprender y practicar como
el niño que copia las acciones repetidas muchas veces por los padres.

19
El período de “turismo”

Este es el período agradable del “clima turístico” de la llegada al campo. Todo es nuevo e
interesante; incluso las cosas “feas” y primitivas ganan gracia y sirven para llenar las cartas
de novedades a la familia y la iglesia que envía.
Una animación natural existe mientras hay todavía novedades que conocer. Dependiendo
del contexto, eso puede durar hasta seis meses. En islas pequeñas, esa etapa puede durar
solamente uno o dos meses. Aunque haya luchas con la adaptación y sufrimiento con
climas, aquel “todo nuevo” hace que el misionero todavía piense que está simplemente
pasando por allí. Pronto el ánimo empieza a declinar y la dura realidad empieza a llegar
trayendo el período crítico.

El período crítico

“¡Yo estoy viviendo aquí y no puedo salir tan pronto!” Uno empieza a extrañar su casa y
“nuestras” cosas. Entonces, él acaba de “salir de su tierra”, lo físico y lo que está en la
mente se pone más fuerte. A medida que aumenta la sensación de “pez fuera del agua”, es
más difícil para el misionero situarse donde está. Es en ese punto que tendrá gran valor el
carácter sacrificial de Cristo en la vida del misionero. Si el entrenamiento transcultural fue
bueno, el misionero sabrá usar la paciencia, oración y dependencia del Espíritu Santo para
vencer cada etapa. Ayudado por el Espíritu Santo, los puntos importantes de la enseñanza
recibida empezarán a volver a su mente, dándole humildad y perseverancia para vencer.

LA IGLESIA QUE SERÁ PLANTADA

Una iglesia plantada con principios autóctonos, es decir, que respeta la cultura anfitriona,
tiene oportunidades más grandes de crecer y tornarse misionera. A la medida que ella
asume su propia identidad cultural, ésta limpiará aquella indeseable “fachada extranjera”.
Una iglesia autóctona crea raíces locales y recibe suplementos del propio pueblo para su
subsistencia, eliminando así la posibilidad de paternalismo y dependencia eterna del
exterior. La apariencia de la iglesia lleva a la mente de los observadores a su propio pueblo
y no al mapamundi, en busca de otra nación.

Jesús estableció la iglesia en Palestina sin cambiar toda la cultura de los judíos. Cuando
Pablo no impuso la circuncisión a los gentiles griegos, él estaba plantando una iglesia
autóctona, sin sus propios hábitos judíos.

20
Cuando la iglesia recién nacida gana alguna estructura, el misionero debe conducirla poco a
poco, de una dirección directa a una indirecta, transfiriéndola poco a poco a los nacionales.
La transición debe ser gradual y acompañada de entrenamiento y traslado de
responsabilidades a los nacionales.
El buen discernimiento es necesario y sabiduría en esta etapa a fin de reconocer vocaciones
y cualidades espirituales en el futuro líder. Algunos puntos eficaces son:

o La Visión para continuar la evangelización entre su propio pueblo (visión nacional)


y para alcanzar (visión transcultural) de manera que la iglesia no pierda la visión, ni
sea egoísta.
o Deseo por el estudio de la Palabra de Dios. Debe administrarse un curso bíblico.
o La aptitud para enseñar la doctrina bíblica, pura y sólida. Eso evitará que la iglesia
se enrede con las herejías.

o El compromiso profundo de una relación personal con Jesús. Las evidencias claras
del carácter de Cristo en su vida.

o Características vocacionales del líder.

- Ese modelo de liderazgo descentralizado puede producir los beneficios siguientes:

Los creyentes locales presentan dones para el ministerio más temprano.

Los miembros desearán trabajar porque saben que hay oportunidades de desarrollar sus
propias habilidades sirviendo al Señor.

Con liderazgo nacional no hay la sensación de aprehensión y “extranjerismo” en la


comunidad, llevando la iglesia a ser mejor aceptada.

La Iglesia presentará señales de crecimiento más rápido porque hay menos barreras y
aspectos más atractivos. Los nacionales piensan: “la iglesia es nuestra o no”: “La Iglesia
pertenece a los extranjeros”.

Ejemplo: gracias a Dios, los mormones no tienen esa visión. Sus enormes templos
descontextualizados en las colonias pobres de grandes centros urbanos son más un centro
de atracción social que iglesias. Aun así, no debemos subestimar su maléfica influencia en
el mundo donde trabajamos.

En cuanto al mensaje

Necesitamos entender que cuando predicamos, los oyentes no siempre reciben el mensaje
con el significado que quisimos comunicar. A veces, a pesar de nuestras buenas
intenciones, los receptores oyen el mensaje con una interpretación que se adapta al medio

21
en que viven. Puede ser que un fervoroso mensaje bíblico con respecto al valor de Josué y
Caleb favorezca una revolución política en determinado pueblo.

Cuando Don Richardson predicó a los Sawis, de Nueva Guinea, Judas traicionero se volvió
un héroe, debido al alto concepto de la traición en aquel pueblo. La traición para ellos era
una señal de sabiduría y superioridad. El eslogan de aquel pueblo era “traicionar con
amistad para matar después”. Para ellos, Judas era sabio, Jesús no. Como su mensaje llegó
a un resultado negativo, Don Richardson buscó otro punto en la cultura de los sawis para
revertir la situación a favor del Evangelio. Don y Carol, su esposa, empezaron a observar
cautelosamente todo lo que pasaba en el diario vivir de aquel pueblo.

Cierta vez, los sawis entraron en guerra con una tribu vecina. En tiempos de guerra había
siempre una ocasión para el acuerdo de paz. Don y Carol observaron que los dos enemigos
Tomaron cada uno un niño de su propia tribu y los cambiaron como la ofrenda de paz.
Cada tribu debería cuidar del niño recibido y, mientras él creciera con seguridad, habría paz
entre ellos. Si alguien maltratara el símbolo de paz, la guerra volvería. Desués de ese punto,
Don y Carol, vieron la mano de Dios proveyendoles a ellos la respuesta a tal situación
difícil.
Predicando de nuevo, ellos enseñaron que Dios estaba en guerra con la tribu de los
hombres y que Jesús fue enviado como la ofrenda de paz. Cf. Efesios 2:14

Entonces Jesús, como “el hijo de la paz”, jamás podría haber sido traicionado, por
consiguiente eso traería de nuevo el enojo de Dios sobre los hombres enemigos de Dios. En
ese punto, los sawis que quedaron muy tristes, porque el símbolo de paz estaba muerto.
Pero el mensaje no para ahí. Después vino la resurrección de Jesús que causó gran impacto
entre el pueblo, llevandolos a la salvación. Sabemos que aquel trabajo misionero fue bien
entendido, que los sawis no sólo se convirtieron y dejaron el canibalismo, pero se tornaron
también misioneros entre las tribus vecinas. ¡Que Maravilla! ¡Gloria a Dios! Si usted desea
conocer la historia entera de ese trabajo, recomiendo que lea el libro Hijo de Paz, de Don
Richardson.

22
LA IMPORTANCIA DE LA AGENCIA MISIONERA

Diagrama de trabajo conjunto

IGLESIA AGENCIA CAMPO

23
Este modelo ha dado mejores resultados, por el hecho de responder mejor a las necesidades
de actuación de la iglesia en la evangelización del mundo. La iglesia envía su misionera a
la agencia que lo capacita y lo envía al campo, junto con la iglesia, dirigiendolo,
realimentandolo continuamente y proporcionando a la iglesia el retorno necesario de
informaciones, situación económica, los resultados del trabajo, etc. Al mismo tiempo,
mantiene al misionero modernizado en lo que se refiere a ayuda que puede dar en el campo.

En este modelo, tanto el misionero como la iglesia mantienen una relación íntima entre sí
como también con la agencia.

Modelo de relación entre iglesia y agencia

En la Agencia
En la iglesia En el campo
Selección y adaptación
La formación del misionero para
Apoyo en oración La comunicación abierta con
establecer objetivos y saber
Apoyo en el envío la agencia y la Iglesia.
alcanzarlos
Sustento económico Sugerencia y apoyo para las
Enseñando como levantar
Acompañamiento del trabajo dos
sustento
a través del misionero y de la Trabajo muy bien definido
Responsabilidad con la iglesia y
agencia. Preparación anticipada para
el misionero
Mantiene y estimula la recibir a los misioneros
Forma en el misionero el respeto
comunicación entre los Relación firme y apoyo de los
por la iglesia enviadota
miembros y el misionero nacionales
Mantiene y estimula la
Secuencia para enviar a los Informes honestos a la Iglesia
comunicación entre la iglesia y el
nuevos misioneros y la agencia
misionero
Compromiso total de la Desarrollo mejor de los dones
Supervisión del trabajo en el
Iglesia en misiones Capacitación biblica y
campo y reestructuración cuando
Costos más bajos para la teológica en el campo
necesario
Iglesia
Orientación sobre visas y
documentos
Envío del sustento financiero
Supervisión y pastoreo de campo
24
Resultados:

Fundación de iglesias más rápidamente


Disminución de costos a la iglesia
Misioneros disciplinados
Misioneros estimados por los nacionales
Nacimiento y crecimiento de iglesias equilibradas
Iglesias agradecidas a los misioneros y a las agencias e iglesias enviadoras
Misioneros que cumplen el mandato de Dios

¿Qué tipo de iglesia producirá este modelo?

Iglesia responsable pastoreada por los nacionales


Iglesia misionera y enviadora
Iglesia nacional, agradable al pueblo y sostenida por el mismo
Iglesia económicamente independiente del campo enviador
Iglesia reproductora de nuevas iglesias entre su propio pueblo
Iglesia con liderazgo fuerte y disciplinado

Resumen de la relación Iglesia/Agencia/Misionero

25
IGLESIA/AGENCIA IGLESIA/MISIONERO
MISIONERO/AGENCIA
Ora Ora
Reconoce el valor de la Sostiene Envía informe financiero
agencia Informa Corresponde y motiva Rinde cuentas del trabajo
Envía al candidato la comunicación entre los Envía información general
Mantiene Contacto miembros Apoya

26
MISIONERO/IGLESIA AGENCIA/IGLESIA AGENCIA/MISIONERO
Presenta informes del Ofrece investigaciones y Proporciona entrenamiento
trabajo y de las finanzas datos Conferencia y apropiado
Informa las necesidades Seminarios Presenta objetivos bien
Aumenta la visión Ofrece entrenamiento a la definidos
misionera de la iglesia a organización del Pastorea al misionero
través de frutos en el departamento misionero Da apoyo emocional
campo Ayuda en la selección de Guía con relación a los
candidatos problemas culturales,
Mantiene contacto leyes y documentación en
el campo
Supervisa el campo
Ofrece reciclaje con cursos
de perfeccionamiento
Presenta informes
La agencia misionera debe funcionar como un departamento de la iglesia local, que ayuda a la
iglesia canalizar sus recursos de una manera más práctica y objetiva. Este trabajo en conjunto ahorra
tiempo y recursos financieros.
ESTADISTICAS Y GRAFICAS
700 millones

1,7 mil millones

“MAS DE MIL MILLONES DE PERSONAS NUNCA OYERON DE JESUCRISTO”


SEGÚN LAS ESTADISTICAS, NOSOTROS, PUEBLO DE DIOS, NOSOTROS QUE
TENEMOS LA VERDAD, NO LLEGAMOS A MIL MILLONES, ¿POR QUE
ESTAMOS PERDIENDO CONTRA LAS SECTAS?
EN LA VENTANA 10/40 ESTÁ LA GENTE MÁS POBRE DEL MUNDO, UN GRAN
PORCENTAJE DE MORTANTAND INFANTIL, HAY POCOS MISIONEROS,
LENGUAS Y CONTEXTOS CULTURAS DIFICILES PARA LA ADAPTACIÓN DEL
MISIONERO, AQUÍ ESTÁ LA GENTE MENOS EVANGELIZADA Y MÁS DE MIL
MILLONES DE PERSONAS QUE NUNCA TUVIERON UNA OPORTUNIDAD DE
OÍR EL EVANGÉLIO, MIENTRAS EN NUESTRO PAÍS, LA MAYORIA DE LA
GENTE YA LO ESCUCHO 2 O 3 VEZES, ¿SERÁ ESTO JUSTO?
SE NECESITA MISIONEROS LINGÜISTAS DISPUESTOS A INVERTIR AÑOS DE
SU VIDA EN TRADUCIÓN DE LA BÍBLIA.
RECURSOS PARA MISIONES

Dios nos ha dado mucho, el problema es la cuestión de prioridad. La mayor parte de


nuestra inversión va a proyectos temporales.

Otro problema es el síndrome de pobreza. Es decir, el desequilibrio entre la fe que


nosotros predicamos en el púlpito y la que uno practica día a día. No es que no
tengamos dinero, el problema es que lo malgastamos !

“¡México es el mayor consumidor de refrescos (por persona) en el mundo! ¿Podríamos,


por la causa de misiones transculturales, sacrificar un refresco cada semana?

Para desatar el potencial económico de la iglesia tenemos que lograr la dinámica: ¡UN
PEQUEÑO SACRIFICIO DIARIO ENTRE TODOS! En el sur de la India, las mujeres
cristianas apartan un puño de arroz cada día al preparar la comida. Cada semana ellas
se reúnen en células para orar por los misioneros. Al mismo tiempo, juntan el arroz y
una de ellas lo vende en el mercado. Así cientos de estas células de oración están
manteniendo con el dinero de la venta de arroz a un ejército de misioneros en el norte
de la India donde no hay una presencia del evangelio” (Comimex – financiando
misiones)

Si somos mayordomos de todo lo que Dios nos ha dado, ¿como Dios nos calificaría el
Señor?
EN INDIA LOS HINDUES CONSTRUYERON UN TEMPLO AL DIOS
RATÓN, UNO DE LOS MILLONES DE DIOSES ADORADOS EN
ESTE PAÍS
EL CONTINENTE AFRICANO EL CONTINENTE AFRICANO
DIVIDIDO POLITICAMENTE DIVIDO POR GRUPOS ETNICOS
CONCLUSIÓN

Una Iglesia que tiene la visión misionera y las herramientas que presentamos
en este proyecto, no solo obedecerá al mandato del Señor de hacer discípulos
a todas las naciones, sino que lo hará de manera integral y eficiente:

Enviará misioneros preparados;


Sostendrá al misionero dignamente;
Cuidará de su misionero de forma integral (espiritual, emocional y
material);
Establecerán iglesias maduras que se auto reproduzcan y auto
sustenten;
Mantendrá la Iglesia local involucrada en todo el proceso.
Tendrá la agencia como un departamento o ministerio de ellos.

Esperamos que a través de este proyecto, su iglesia participe del plan de Dios para la
salvación del hombre en sus distintas naciones, pero también queremos que su iglesia
sea bendecida. Tenemos varios testimonios de iglesias que fueron grandemente
bendecidas por el Señor, en diferentes áreas, cuando empezaron a hacer misiones.

Si usted o su iglesia no sabían que era misiones, porque hacer misiones o como
participar de la obra misionera, ahora tiene en sus manos algunos principios y
herramientas prácticas; lo que único que falta es que comiencen. Que Dios le bendiga
y manos a la obra.

Lucimara y Omar Trejo


Misión Kairós México
lucimarakairos@hotmail.com