Está en la página 1de 18

CARACTERÍSTICAS

Potencia

La potencia máxima (WP) de salida de un panel fotovoltaico es la característica más


importante del mismo. Para sistemas fotovoltaicos de uso doméstico se requiere el uso
de paneles con potencias de salidas mayores a 30 W. Los fabricantes ofrecen paneles
con una potencia de entre 3 W y 350 W.

Actualmente, el mercado se divide como:

o 54,9% - Paneles con células de silicio policristalino (pSi).


o 36% - Paneles con células de silicio monocristalino (cSi).
o 5,1 % - Paneles de capa delgada con células de teluro de cadmio (CdTe).
o 2% - Paneles de capa delgada con células de silicio amorfo (aSi).

Para sistemas fotovoltaicos aislados, usualmente se utilizan paneles con células de


silicio monocristalino (cSi) o policristalino (pSi).
Los paneles de capa delgada suelen utilizarse en sistemas conectados a red.

Curva I - V

El fabricante proporciona una curva I-V que relaciona la corriente con la tensión de
salida para determinadas condiciones de trabajo (Irradiancia y temperatura).
Esta curva se obtiene variando una resistencia externa bajo condiciones estándares
de prueba (STC) en laboratorio:
2
 Irradiancia de 1.000 W/m .
 Espectro equivalente al de una masa de aire de MA = 1,5.
 Temperatura de trabajo de 25 °C.

La respuesta del panel se encuentra siempre dentro de esta curva. La potencia de


salida para una determinada condición de trabajo está dada por el producto de los
valores de I y V correspondientes. Todas las curvas tienen una zona donde el valor de
la corriente permanece prácticamente constante para valores crecientes del voltaje de
salida, hasta que alcanzan una zona de transición. A partir de esta zona, pequeños
aumentos en el voltaje de salida ocasionan bruscas disminuciones de la corriente de
salida.
El fabricante de paneles fotovoltaicos especifica los valores de tres parámetros
importantes en las especificaciones técnicas:
 Potencia pico (WP)
 Voltaje Pico (VP) y Corriente Pico (IP)
 Voltaje a circuito abierto (VCA)
 Corriente de corto circuito (ICC)

Todos medidos en condiciones estándares de prueba (STC) en laboratorio (@1.000


W/m2, MA 1,5 y 25 °C).

Voltaje a circuito abierto (VCA)

El voltaje a circuito abierto VCA o VOC (por sus siglas en inglés, Open Circuit) es la
tensión que genera el panel cuando el mismo no está conectado a una carga externa.
Bajo estas condiciones, no circula corriente y se obtiene el máximo valor de voltaje de
la curva V - I, que es el que corresponde a VCA. Por no circular corriente, la potencia
de salida es nula.
Corriente de corto circuito (ICC)

La corriente de salida de cortocircuito máximo ICC o ISC (por sus siglas en inglés, Shunt
Circuit) ocurre cuando el voltaje de salida es nulo (cortocircuito). Bajo estas
condiciones la corriente de salida alcanza su valor máximo. Un cortocircuito entre los
terminales de salida del panel no dañará al mismo. Por tener una tensión nula, la
potencia de salida será nula.

Potencia pico (WP)

Entre estos dos valores (VCA e ICC), la potencia de salida alcanza el valor pico (Wp).
Los valores de voltaje (Vp) y corriente (Ip) que generan el panel son llamados picos o
máximos, dependiendo del fabricante. Muchos fabricantes ofrecen distintos valores
para distintas temperaturas e irradiancia.
Efecto de la irradiancia

La potencia pico (WP) del panel fotovoltaico fue medida con una irradiancia de 1.000
W/m2 y un espectro de una masa de aire MA = 1,5. Una variación de la nubosidad o
de la posición del sol, creará una disminución de la radiación global percibida por el
panel. La curva I – V se moverá hacia abajo. Algunos fabricantes proveen curvas del
comportamiento del panel para distintos niveles de irradiancia.
Las curvas contemplan la irradiancia global (directa, difusa y albedo) que recibe el
panel. En la práctica, dependiendo del terreno, o de reflejos de la luz por otras nubes,
el nivel de salida puede incrementarse temporariamente, en lugar de decrecer.
Efecto de la temperatura

En las mediciones estándares de testeo (STC), el valor de temperatura de trabajo del


panel es de 25°C. Esto corresponde, según la tecnología del panel, a una temperatura
ambiente entre 0°C y 5°C. Cuando la temperatura de trabajo del panel se
incrementa, ICC se incrementa levemente, mientras que VCA disminuye sensiblemente,
por lo que toda la curva característica I – V varía. Para que el voltaje de los paneles
solares no caiga por debajo del voltaje de las baterías cuando la temperatura del
panel se eleva, los fabricantes utilizan 36 (o más) células en serie por panel, en lugar
de las 24 derivadas por cálculo (0,6 V x 24 = 14,4 V). En consecuencia, el voltaje de
circuito abierto es elevado a 25 °C (más de 20 V para 12 V nominal). La potencia
pico (WP) disminuye al aumentar la temperatura.
Como el corrimiento de voltaje es mayor al corrimiento de la corriente, el panel pierde
eficiencia al aumentar la temperatura.

Coeficiente de degradación (Cd)


En la práctica son muy escasos los lugares donde la temperatura máxima de
trabajo alcanza sólo 25 °C (77 ºF). Cuando ello ocurre, la potencia de salida nunca
alcanza el valor pico especificado por el fabricante. Se debe tener en cuenta esta
degradación de potencia en el diseño a fin de asegurar que los requerimientos
eléctricos del sistema pueden ser satisfechos durante todos los días del año.
Para poder calcular la pérdida de potencia para una determinada temperatura, se
define el coeficiente de degradación (Cd). Puede ser calculado usando valores
dados por las curvas I-V a alta temperatura. Este método es impreciso, por lo que es
conveniente usar factores de degradación dados por el fabricante en forma porcentual
en la relación de la potencia pico.

Valores prácticos del coeficiente de degradación


Se realizaron estudios técnicos con paneles fabricados con células de silicio
monocristalino, policristalino y amorfo a temperaturas de trabajo no inferiores a los 50
°C durante varios años. El resultado fue que en la mayoría de los paneles,
independientemente del tipo de celda, ofrecen un coeficiente de degradación (Cd) que
oscila entre 0,7 %/°C y 0,86 %/°C. Si se cuenta con información del
fabricante respecto al coeficiente de degradación Cd, siempre es recomendable usar
dichos valores. Si se desconoce el coeficiente de degradación del panel, pueden
utilizarse valores prácticos basados en los resultados del estudio anterior.

Si en la región donde se instalarán los paneles no hay brisas diurnas sostenidas


durante el verano (las que ayudan a disipar el calor), y la temperatura ambiente se
encuentra entre 35 °C – 40 °C (95 °F – 104 °F), puede utilizarse un Cd de 0,8 %/°C.
Para temperaturas ambientes de verano de hasta 30 °C (86 °F) puede utilizarse un Cd
de 0,6 %/°C.
Si la temperatura ambiente durante el verano no supera los 25 °C, o la de invierno
es cercana o por debajo de los 0 °C, puede usarse el valor de la potencia pico para el
diseño.
Por omisión, puede utilizarse un valor de 0,8%/°C.
Cálculo de la temperatura de trabajo

La temperatura de trabajo que alcanza un panel FV obedece una relación lineal.

Método 1

Si la velocidad del viento es muy baja, o inexistente, el enfriamiento del


panel es pobre o nulo, y K toma valores cercanos o iguales al máximo (0,4). Si
la velocidad promedio del viento produce un enfriamiento efectivo del panel, el valor
de k será el mínimo (0,2). Para locaciones con alto valor de insolación diaria se usa el
valor máximo de 100 mW/cm2 (1000 W/m2). Si existen nubes pasajeras que reducen
el valor de irradiación, el valor de R se reduce a 80 mW/cm2 (800 W/m2). El
producto K.R representa el incremento de temperatura que sufre el panel sobre la
máxima temperatura ambiente (varía entre 16°C y 40°C). Por omisión, puede
utilizarse un valor de K de 0,025°C.Cm2/mW.

Método 2

El fabricante proporciona la Temperatura Nominal de Operación de la Célula (TONC).


El TONC se calcula en laboratorio con las siguientes condiciones:
 Irradiancia de 800 W/m 2.
 Temperatura ambiente de 20 º C.
 Velocidad media de viento 1 m/s, con el viento orientado en paralelo al plano de
la matriz, y todas las partes de la matriz completamente expuestos al viento.

Dependiendo de la tecnología del panel, el TONC varía normalmente entre 45°C y


60°C.
Potencia de salida en función de la temperatura de trabajo

Para los cálculos de dimensionamiento de un sistema FV, debe utilizarse el valor del
coeficiente de degradación (Cd) más desfavorable, que probablemente corresponda al
verano. Para calcular la potencia del panel (o del bloque generador), se necesita
conocer la potencia pico (Wp) medida en condiciones estándar proporcionada por el
fabricante. Este valor de potencia será utilizado posteriormente en los cálculos de
dimensionamiento. La temperatura de trabajo del panel dependerá de la radiación del
lugar y de la velocidad del viento útil para la ventilación del panel. Como regla general,
la temperatura de trabajo estará entre 16 °C y 40 °C por encima de la temperatura
ambiente.
Punto de trabajo

Cuando a un panel fotovoltaico se le conecta una carga externa, éste responde


mediante un voltaje y una corriente determinada por su curva característica. A este
punto se lo conoce como punto de trabajo. Al variar la carga externa, el punto de
trabajo se desplazará a lo largo de la curva. Si se demanda una corriente superior a la
IP, el panel desplaza su punto de trabajo hacia valores superiores de I, reduciendo su
voltaje de salida (carga A). Si se demanda un voltaje superior a VP, el panel desplaza
su punto de trabajo hacia valores superiores de V, reduciendo su corriente de salida
(carga B). Si la corriente o voltaje demandados supone que el voltaje o la corriente de
salida sean inferiores al mínimo permitido por la instalación, el panel responde, pero la
carga no funciona, al ser el voltaje o la corriente del panel insuficiente.
Interacción con una carga resistiva

El punto de operación del módulo será el de la intersección de su curva característica


con una recta que representa gráficamente la expresión I = V/R, siendo R la
resistencia de carga.

Interacción con un motor de corriente continua

En aplicaciones como bombeo de agua (régimen diurno), el sistema fotovoltaico no


utiliza banco de baterías, interactuando directamente con un motor de corriente
continua (CC). Todo motor de CC tiene también una curva I-V. La intersección de ella
con la curva I-V del módulo determina el punto de operación (PM). Normalmente, los
motores de CC para aplicaciones solares se diseñan para operar cerca del punto de
máxima potencia (PP) al mediodía. En otros momentos del día se produce un
desacople del punto de trabajo respecto del punto de máxima potencia y el motor
funciona a una potencia menor que la máxima.
Interacción con una batería

Una batería tiene una tensión que depende de su estado de carga, antigüedad,
temperatura, régimen de carga y descarga, etc. Normalmente esta tensión se
encuentra entre 11 V y 14 V. La misma impone su tensión al módulo fotovoltaico, por
lo que la batería se cargará con una corriente correspondiente al punto de trabajo que
impone el voltaje de la batería. Los puntos de trabajo que impone la batería al módulo
fotovoltaico no corresponden al punto de máxima potencia del mismo,
desaprovechando el máximo de energía que el panel puede suministrar. En la figura
se muestra el desempeño de un módulo fotovoltaico en el punto de máxima potencia
(17 V, 4,4 A, 75 W) conectado a una batería de 12 V. Si el estado de carga de la
batería corresponde a un voltaje de 13 V, la corriente resultante será de alrededor de
4,6 A y la potencia suministrada por el módulo será un poco más de 59,8 W, en vez
que los 75 W especificados. Como resultado, se tendrá una pérdida de eficiencia de
más del 20%.

Seguimiento del punto de máxima potencia (MPPT)

Para contrarrestar la pérdida de eficiencia en la carga de baterías y en la interacción


del módulo fotovoltaico con un motor, se utiliza un sistema electrónico conocido
como seguimiento del punto de máxima potencia. Conocido normalmente como
MPPT (Máximum Power Point Tracking), este sistema gestiona el consumo de los
módulos fotovoltaicos de tal manera que permite extraer la máxima potencia. El MPPT
es un sistema totalmente electrónico (incluido en algunos reguladores de carga)
que varía el punto eléctrico de operación de los paneles, independizándolo del voltaje
de la batería. Esto permite que el panel entregue la máxima potencia posible siempre,
independientemente del voltaje de la batería. La potencia adicional extraída se
convierte en un incremento de la corriente de carga de la batería.

Cuando el consumo se incrementa, el valor de la corriente de carga requiere cables


de mayor diámetro, los que son más costosos, difíciles de conectar e incrementan las
pérdidas por calentamiento (efecto Joule).
Conexión serie

Una conexión serie de los paneles incrementará (sumará) la tensión del arreglo.
La corriente máxima que entregará el nuevo arreglo de paneles seguirá siendo la
misma que la del panel individual. La potencia también se verá incrementada en el
nuevo arreglo. Siempre es recomendable que los paneles que se conectarán sean
iguales. En el caso de que los paneles no sean iguales, la máxima corriente del
arreglo estará limitada a la máxima corriente del panel más chico.

Conexión paralelo

Una conexión en paralelo de los paneles incrementará (sumará) la corriente de los


mismos. El voltaje seguirá siendo el mismo que el de los paneles individuales.
La potencia también se verá incrementada en el nuevo arreglo.
Conectores MC

En la mayoría de los casos, los paneles fotovoltaicos poseen en sus cajas de conexión
un cableado con conectores especiales MC. Estos conectores pueden ser MC3 y MC4
dependiendo del modelo de panel. Sirven para el ahorro de tiempo y la seguridad del
cableado en serie y en paralelo de paneles fotovoltaicos de cualquier tipo. Es posible
armar cables a medida con estos conectores al poder comprarse las fichas hembra /
macho. Los conectores para arreglos en paralelo, pueden poseer múltiples entradas
según la cantidad de paneles a conectar. El uso de estos conectores reemplaza la
utilización de cajas de conexión entre paneles. Están diseñados para su uso en
exterior, siendo resistente a los rayos UV, humedad, etc.
Efecto de las sombras

Los paneles fotovoltaicos deben ubicarse en lugares donde no haya sombras durante
ninguna época del año. La sombra puede ser causada por árboles, chimeneas o por
los mismos paneles. Se estima que las pérdidas energéticas a causa de sombras
parciales pueden ser entre un 20% y un 40% de la producción máxima de la
instalación. En paneles de silicio monocristalino o policristalino, su rendimiento baja en
mayor porcentaje que el del área sombrado. Un 10% de sombra de un panel solar
puede conducir a una disminución del 50%en la eficiencia e incluso, en ocasiones, el
100%.

Punto Caliente

El punto caliente se forma en un panel solar con el sombreado de una sola célula
fotovoltaica de una conexión en serie. Dicha célula se comporta como una resistencia
(óhmica) y se puede calentar hasta el punto de destruirse si fluye por ella la corriente
de las demás células del módulo, ya que consumirá la potencia generada por las
demás células en serie con ella. Esto suele ocurrir cuando se produce una sombra
puntual debido a hojas sueltas, excremento de aves, etc.
El uso de diodos de bypass reduce el riesgo de calentamiento de las células
sombreadas, limitando la corriente que pueda circular por ellas y evitando de este
modo la destrucción de las mismas. Los diodos permiten un camino alternativo a la
corriente alrededor de un arreglo en serie de células cuando alguna de las éstas está
parcialmente sombreada. Generalmente casi todos los módulos con un número de
células igual o superior a 33 en serie se suministran con diodos de bypass que se
encuentran situados en las cajas de conexión.
En los módulos con menor número de células en serie no se hacen necesarios los
diodos de bypass, pues el efecto de punto caliente no llega al nivel de riesgo de
destrucción de las células.
INFORMACIÓN TÉCNICA
Los fabricantes de los paneles fotovoltaicos ofrecen una hoja de datos técnicos con
información sobre las características generales, eléctricas y mecánicas del panel.

Características generales

Información sobre el tipo de celda, certificaciones, proceso de fabricación, detalles


sobre el ensamblado mecánico, eficiencia de conversión y el tipo de garantía dada por
el fabricante.

Características eléctricas

Se presentan valores de potencia, voltaje y corriente pico, así como los valores del
voltaje a circuito abierto (VCA) y corriente de cortocircuito (ICC) del panel.

Características eléctricas (cont.)

Algunos fabricantes incorporan información sobre las curvas I-V para diferentes
temperaturas de trabajo, así como para distintos niveles de irradiancia.

Características mecánicas

La información mecánica proporciona las dimensiones físicas del panel, las que
incluyen las perforaciones de montaje. Algunos fabricantes complementan esta
información con notas de precaución de manejo.
Esta información es complementada con notas aclaratorias al pie de página, cuya
función es especificar las condiciones usadas durante la evaluación de un determinado
parámetro.