Está en la página 1de 43

Sistema Musculo Esquelético

Actividad 4

Marlly Lorena Martínez ID: 745514

Oscar Yobani Acosta Acosta ID: 659477

Samuel Alberto Borret Cáceres ID: 740916

Edicson Castañeda Polanco ID: 754910

Tutora

Diana carolina Escorcia Gómez

Corporación Universitaria Minuto de Dios Virtual a Distancia

Licenciatura en Educación Física Recreación y Deportes

Anatomía Humana

Bogotá

2020
Introducción

El sistema esquelético muscular permite la movilidad del cuerpo por acción conjunta de los

huesos que sirven de sostén al cuerpo y de algunas articulaciones y músculos que permiten a los

miembros inferiores y superiores el podernos desplazar.

Por medio de esta cartilla expondremos los nombres, osificación y funciones de estos miembros,

que la componen, examinando las lesiones que se puedan cacionar.


Objetivo

 Identificar las principales estructuras anatómicas.

 Enumerar y comentar sus funciones.

 Conocer sus patologías básicas.

 Lesiones y enfermedades que afectan.


Miembros superiores
Se une al esqueleto axial por el cinturón escapular.

Tiene 32 huesos en cada miembro superior.

Y está dividida en 5 regiones.

Cinturón escapular: 2 husos clavícula y omóplato.

Brazo: 1 hueso el humero.

Antebrazo: 2 huesos cubito y radio.

Muñeca: 8 huesos escafoides, semilunar, piramidal, pisiforme, trapecio, trapezoide, hueso

grande, hueso ganchoso.

Mano: 19 huesos 5 metacarpianos y 14 falanges.

Clavícula

Visión superior
Es un hueso largo en forma de una S alargada se encuentra en la parte anteroposterior de tórax, se

extiende desde el esternón al acromio. Presenta dos caras, dos bordes y dos extremidades.

La clavícula y el omóplato (también denominado escápula) forman la cintura escapular, que se

divide en las regiones posterior, media y anterior. A diferencia de los denominados huesos largos,

no cuenta con diáfisis, epífisis ni canal medular.

Visión inferior

Su función principal es dar estabilidad a esta cintura escapular y soportar el movimiento del

brazo.

Osificación

La clavícula es el hueso que inicia su osificación más pronto y se forma por el sistema mixto de

osificación. La zona central deriva de una lámina fibroconectiva que se osifica a partir de la

cuarta semana del desarrollo mediante un proceso de osificación dérmica constituyendo los

centros primarios de osificación de este hueso. Los extremos de la clavícula pasan antes de

osificarse por una etapa cartilaginosa (osificación endocondral). De los dos extremos del hueso,

el externo se osifica durante la pubertad mientras que el interno lo hace mas tarde entre los 18 y

25 años.
Lesiones: La fractura de clavícula es una lesión frecuente, en particular en niños y adultos

jóvenes. La clavícula conecta la parte superior del esternón con el omóplato. Algunas causas

frecuentes de la fractura de clavícula son las caídas, las lesiones deportivas y los traumatismos

por accidentes de tránsito.

Omoplato

Escapula visión anterior Escapula visión posterior

Escápula u Omoplato. Es un hueso plano y triangular, situado en la parte superior y posterior del

tórax, a nivel de las siete primeras costillas. En este hueso se deben identificar las siguientes

partes y detalles: Cara anterior (fosa escapular): cóncava y excavada en su parte superior.

Su función es fijar la articulación glenohumeral al tronco, es el nexo de unión entre el brazo o

miembro superior y el tronco. Los huesos que forman la cintura escapular son la clavícula y

la escápula.
Origen: En la apófisis coracoides del omóplato.

Su función es fijar la articulación glenohumeral al tronco.

Lesiones: A menudo, la causa del dolor de omóplato puede ser algo tan simple como la tensión

muscular. La mayoría de las fracturas de la escápula son causadas por trauma severo, como por

ejemplo, una caída o un accidente de motocicleta. En muchos casos, cuando la escápula se

fractura, otros huesos como costillas o la columna vertebral pueden fracturarse al mismo tiempo.

Osificación

La maqueta cartilaginosa de la escapula comienza a osificarse en la mitad del segundo mes de

desarrollo por un centro primario de osificación situado en la fosa intraespinosa. La osificación se

completa en el periodo posnatal por la sucesiva incorporación de centros secundarios (8-10) para

cavidad glenoidea, acromios, apófisis coracoides, Angulo inferior y borde interno. Al redor de ls

20 años la escapula es normalmente ósea, pero hasta los 30 años la osificación del ángulo inferir.

Los síntomas de una fractura de la escápula incluyen moretones, hinchazón y dolor intenso

cuando se mueve el brazo. Si el hueso roto cambia de posición, puede empujar contra la piel del

hombro y formar un bache.

Tratamiento: En la mayoría de los casos, las fracturas de la escápula pueden tratarse no

quirúrgicamente con una eslinga. Si el hueso se desplaza o no se cura adecuadamente, la cirugía

puede ser necesaria.

Hombro: Esta condición dolorosa ocurre cuando los depósitos de calcio se forman en los

tendones del manguito rotador. Estos tendones y tejidos circundantes en el hombro se inflaman.

Esta afección suele afectar a los adultos.

Causas: No se conoce la causa exacta de la calcificación degenerativa. Los médicos creen que es

provocado por el desgaste del envejecimiento. Con el tiempo, el uso normal del hombro puede
debilitar y dañar los tendones del manguito rotador. A medida que las fibras de estos tendones

intentan sanar, los cristales de calcio pueden depositarse en el tejido. Los cristales se acumulan

para formar depósitos grandes y dolorosos.

Los síntomas: El síntoma más común de esta condición es el dolor de hombro moderado a

severo. Los pacientes a menudo lo describen como una sensación de ardor. El dolor generalmente

es causado por la actividad física, especialmente al levantar el brazo. El hombro también puede

sentirse rígido y el rango de movimiento puede ser limitado.

Tratamiento: Las opciones de tratamiento pueden incluir medicamentos antiinflamatorios,

inyecciones de corticosteroides y terapia física. En casos severos, la cirugía puede ser necesaria

para romper y eliminar los depósitos.


Humero
Visión anterior

Es el hueso más largo de las extremidades superiores en el ser humano. Forma parte del

esqueleto apendicular superior y está ubicado en la región del brazo. En su superficie se insertan

numerosos músculos.

La función del húmero, es la de conectar el hombro, con la articulación del codo y

posteriormente con en el antebrazo.


Osificación el humero posee un centro primario de osificación en la diáfisis que aparece en torno

a la sexta y octava semana de desarrollo y se extiende a lo largo de ella en el periodo prenatal.

En el periodo posnatal las extremidades son cartilaginosas y van apareciendo en ellas una serie de

centros secundarios de osificación que se localizan e sus relieves anatómicos (cabeza,

tuberosidades, cóndilo, tróclea y epicóndilos). El primer centro secundario que aparece es el de a

cabeza humeral en el sexto mes y el ultimo el epicóndilo lateral (pubertad) la osificación del

humero se completa entre los 20 y 25 años.

Lesiones: Los tipos más frecuentes de fractura de la porción larga del húmero incluyen:

 Fracturas transversales.

 Fractura del tercio distal.

 Fracturas oblicuas cortas: las fracturas desplazadas en los segmentos distales del húmero

resultan difíciles de reducir y son difíciles de mantener en la posición de reducción de la

posición; estas fracturas pueden estar asociadas con retraso en la cicatrización

 Fracturas en espiral largo:

a) Las fracturas en espiral, las conminutas, y las fracturas oblicuas tienen la ventaja

de presentar una superficie generosa que tiende a cicatrizar rápidamente;

b) Si se desplaza con un espacio que no se cierra entre los segmentos fracturas en los

intentos de restablecer la alineación, puede haber interposición muscular;

c) Si se deja con una buena alineación, pero con una diferencia significativa entre los

fragmentos fracturados, estos pasan a formar un callo o pseudoartrosis atrófica;


La fractura de húmero se observa en todos los grupos de edad, pero es más frecuente en los

ancianos y adultos jóvenes.1 Se puede clasificar por la ubicación del húmero implicada: el

extremo superior, el eje, o el extremo inferior.

Cerca del 85% de las fracturas del húmero no desplazan al hueso de su posición anatómica, por lo

que pueden ser tratadas sin intervención de ortopédica quirúrgica. La causa más común de

fracturas de húmero proximal es una caída desde los pies del sujeto, seguido por accidentes

automovilísticos y una caída de escaleras. Otros mecanismos adicionales incluyen violentas

contracciones musculares por convulsiones, electrocución, y los traumatismos relacionados con

el atletismo. La mayoría de las fracturas de húmero proximal son cerradas.

Fracturas del cuello del húmero

Radiografía AP de hombro mostrando una fractura metatizaría o

del cuello quirúrgico del húmero.

Las fracturas de la metáfisis o cuello del húmero son frecuentes en

niños y pacientes mayores de 50 años y en la mayoría de los casos

como consecuencia de un mecanismo indirecto, como una caída en

la que el sujeto se apoya con el miembro superior extendido. Ciertos trastornos como

la osteoporosis favorecen la fractura del cuello del húmero.

La complicación de la necrosis a vascular de la epífisis humeral es una observación frecuente en

niños y en pacientes quienes han recibido maniobras violentas en un intento de reducir los

fragmentos fracturados.

El codo
Vision anterior. Vision anterior.

El codo es la articulación que une el brazo con el antebrazo, conectando la parte distal del hueso

húmero con los extremos proximales de los huesos cúbito y radio.

Lesiones:

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura de codo?

1. Dolor y sensibilidad.

2. Inflamación y moretones.

3. Dificultad o incapacidad de mover el brazo o no poder mover el brazo en lo absoluto.

4. Debilidad o entumecimiento en el codo, brazo o mano.

5. Deformidad (el brazo tiene una forma distinta de lo normal)

La artrosis del codo es la enfermedad degenerativa de esta articulación con pérdida del cartílago

que recubre las superficies articulares. Se produce la pérdida del cartílago articular y un


endurecimiento de las superficies óseas con formación de osteocitos (crecimiento óseo en la

periferia de la articulación).

Radio y Cubito

Constituyen juntamente el esqueleto del antebrazo. De los dos huesos, el cúbito es el interno y el

radio el externo.

Visión posterior. (Cubito y radio)

El Cubito es el hueso largo parte medial del antebrazo de cuerpo prismático triangular.

Cuerpo del cubito

Cara anterior: Parte proximal (cóncava) inserta musculo flexor profundo de los dedos, distal
(convexa) inserta cabeza cubital del musculo pronador redondo. En la cara posterior inserción

musculo acóneo, debajo (crestas) musculo extensor cubital del carpo, extensor del dedo índice,

aductor del dedo pulgar, extensor largo del dedo pulgar y supinador.

Cara medial: Inserta musculo flexor profundo de los dedos

Borde anterior: Proximal inserción de musculo flexor profundo de los dedos, distal musculo

pronador cuadrado.

Borde posterior: Nace olecranon, inserta el musculo flexor profundo de los dedos, el musculo

flexor cubital del carpo y el musculo extensor cubital del carpo.

Borde interóseo: inserción membrana interósea proximal bifurca del limitado la cresta del

musculo supinador.

El cúbito es un hueso que se encuentra en el antebrazo. Dispone de un cuerpo extenso y de dos

extremidades, articulándose con el radio y el húmero en su parte superior y con el carpo y el radio

en su parte inferior. Este hueso, junto al radio y el húmero, desarrolla la articulación del codo.

La función del cubito no es nada más y nada menos que simplemente extender su brazo y

flexionar hacia adelante y hacia atrás.

Funciones del hueso cúbito Como parte del esqueleto del miembro superior, específicamente en

el antebrazo, el cúbito desempeña funciones relacionadas con la estructura y función de este

segmento esquelético:
 Proporciona superficie de inserción a la musculatura del segmento, como los músculos

pronadores redondo, pronador cuadrado y flexor superficial de los dedos.

 Contribuye a la estructura y forma del antebrazo, junto al radio.

 Estabiliza al antebrazo, mediante la articulación con el radio, mediante una membrana

interósea- para formar la sindesmosis radio-cubital.

 Estabiliza la articulación del codo, mediante el olecranon -eminencia ósea que posee el

cúbito en su extremo proximal- que se articula con el húmero. Además, proporciona el

rango de movimiento de esta articulación.

Radio
Visión anterior (Radio). Visión posterior (Radio)

El radio es un hueso largo situado en la parte lateral del antebrazo, tiene dos epífisis y una

diáfisis. Su epífisis inferior es más desarrollada que la superior, a la inversa de lo que ocurre con

el cúbito. Se articula con el humero.

El cuerpo posee cobertura anterior cóncava ventralmente y una cobertura medial más acentuada

sección trasversal forma triangular.


Cara anterior: Plana, foramen nutricio del hueso, parte superior musculo flexor largo del dedo

pulgar, parte inferior musculo pronador cuadrado.

Cara lateral: Redondeada, parte superior musculo supinador, parte media: tuberosidad

pronadora musculo pronador redondo.

Cara posterior: Parte superior redondeada musculo supinador, parte media: crestas- músculos

abductor largo y extensor corto del dedo pulgar.

El radio es el hueso más grande de los dos huesos del antebrazo. El extremo del lado de la

muñeca se llama extremo distal. Una fractura distal del radio ocurre cuando se quiebra el

área del radio cerca de la muñeca.

Lesiones: Las fracturas distales del radio son muy comunes. De hecho, el radio es el hueso

que más se quiebra en el brazo.

Una fractura distal del radio casi siempre ocurre más o menos a 1 pulgada del extremo del

hueso. Pero la fractura puede ocurrir de muchas maneras diferentes.

Una de las fracturas distales más comunes del radio es una fractura de Colles, en la que el

fragmento quebrado del radio se inclina hacia arriba. Esta fractura fue descrita por primera

vez por el cirujano y anatomista irlandés Abraham Colles en 1814, por eso esta fractura

recibe el nombre de "Colles".


Causa: La causa más común de una fractura distal del radio es una caída sobre el brazo
extendido.

La osteoporosis (un trastorno en el que los huesos se tornan muy frágiles y con más

probabilidad de quebrarse) puede llevar a que una caída relativamente menor resulte en una

muñeca quebrada. Muchas fracturas distales del radio en personas mayores de 60 años son

causadas por una caída cuando están de pie.

Una muñeca quebrada puede ocurrir incluso en huesos saludables, si la fuerza del

traumatismo es suficientemente severa. Por ejemplo, un accidente de automóvil o una caída

de una bicicleta podrían generar suficiente fuerza para quebrar una muñeca.
La Muñeca

La muñeca es la articulación que une los huesos cúbito y radio al carpo, es decir, el antebrazo y la

mano. Considerada en conjunto, es una articulación codillea, pues permite realizar movimientos

en un eje transversal y en un eje anteroposterior.


Huesos de la mano y dedos
Huesos del carpo

8 huesos cortos de forma cobo idea que presentan seis caras, forman dos filas:

Superior (proximal): Escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme.

Inferior (distal): Trapecio, trapezoide, grande y ganchoso.

Carpo

Cara anterior (cóncava): Surco del carpo, retículo flexor conducto carpiano túnel carpiano

tendones de los músculos flexores de los dedos y el nervio mediano.

Cara posterior: Convexa tendones de los músculos extensores de la mano y los dedos.

Hueso escafoides

Es el primer hueso externo de la primera fila del carpo. Se articula con el radio, hueso

semilunar, hueso grande, hueso trapezoide y hueso trapecio. Cabe mencionar por tanto todos

los huesos formadores de la muñeca:

La primera fila está formada por escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme, siendo este

último el más interno.


La segunda fila está formada, comenzando con el más externo por: trapecio, trapezoide,

grande y ganchoso.

Hueso semilunar

Este hueso se localiza en la zona del carpo de ambas manos, justamente en la primera fila,

entre los huesos escafoides y piramidal. Así mismo, está limitado por su parte anterior con el

hueso grande y ganchoso.Al ser un hueso del carpo y estar presente en la primera hilera, es

una estructura anatómica importante para la biomecánica de la articulación de la muñeca y

para la articulación que une a los 3 primeros huesos del carpo, es decir para la articulación

carpiana. En el caso de la articulación de la muñeca, sabemos que está compuesta por el

semilunar, por el escafoides y el piramidal, junto al radio del antebrazo.

Hueso piramidal

El hueso piramidal es un hueso de la muñeca, par, corto, esponjoso, en forma de pirámide,

con seis caras, de las cuales tres son articulares. Articula superiormente con el pisiforme,

lateralmente (en relación con el plano sagital) con el semilunar y distalmente con el

ganchoso. Es un hueso de la primera fila del carpo; se articula con el pisiforme, semilunar y

ganchoso. Para tener una mayor idea de su ubicación se podría decir que es el tercero en el

carpo así el orden serio: escafoides, semilunar y piramidal.


Hueso pisiforme

Es un hueso más medial y anterior de la primera hilera del carpo. Forma el límite supero

medial del canal carpiano. Muy móvil, tiene forma de guisante, de donde procede su nombre

(pisum significa guisante en latín). Dado el pequeño tamaño del hueso y su morfología, su

descripción puede simplificarse en dos caras y en dos extremos

Hueso trapecio

El hueso trapecio (del griego τράπεζα 'mesa') es un hueso de la mano humana. Es un hueso

del carpo, en la sección designada comúnmente la muñeca. Articula distalmente con el


primer metacarpiano (del pulgar), formando la articulación trapezometacarpiana de tipo

(morfológico) silla de montar o de encaje recíproco (2 ejes y 2 grados de libertad), y

proximalmente con el hueso escafoides. Articula también con el hueso trapezoide y el

segundo metacarpiano.

Hueso trapezoide

El hueso trapezoide es un hueso de la muñeca, par, corto, esponjoso, con seis caras de las

cuales cuatro son articulares.Es el segundo hueso de la segunda fila del carpo; se articula con

el hueso escafoides, segundo metacarpiano, hueso trapecio y hueso grande.


Hueso grande

El hueso grande es un hueso de la muñeca, par, corto y esponjoso, cuboides, formado por

tres porciones: cabeza, cuello y cuerpo, con seis caras, de las cuales cuatro son articulares.Es

el tercer hueso de la segunda fila del carpo. Se articula con el escafoides, semilunar,

trapezoide, ganchoso y segundo, tercer y cuarto metacarpianos

Hueso ganchoso

Es el cuarto hueso, de radial hacia lunar, de la segunda fila del carpo. Se articula con el

piramidal, grande del carpo, semilunar y cuarto y quinto metacarpianos. Es el último de la

segunda fila. En su cara anterior se levanta una larga apófisis unciforme, en forma de

gancho, en cuyo vértice se fija el ligamento anterior del carpo. Su cara posterior es rugosa.

Su cara superior, articular parece más bien un borde obtuso, para el semilunar. Su cara

inferior posee dos carillas para los dos últimos metacarpianos. Su cara externa es articular

para el hueso grande. Su cara interna, articular también en casi toda su extensión para el

piramidal.
Huesos de los dedos

Los dedos son las porciones distales de la región de la mano y del pie del ser humano y de

otros animales. Son también las diez puntas de las extremidades que pueden apreciar la

forma, tamaño, textura y temperatura de un objeto.

Se llaman falanges. Cada dedo posee tres, excepto los pulgares y dedos gordos del pie, donde

hay solo dos. La falange proximal de cada dedo se articula con el hueso metatarsiano

correspondiente.

Huesos tubulares pequeños, dispuestos uno a continuación del otro, con una sola epífisis

verdadera (huesos monoepifisarios), se denominan falanges. Cada dedo contiene tres falanges:

Primera falange o falange proximal. Segunda falange o falange media.


Sistema óseo extremidad inferior

Se divide en dos componentes funcionales:

 Cintura pélvica

 Huesos del miembro inferior libre

Sus funciones de protección y sostén actúan sobre, el abdomen, pelvis y periné así como

sobre los miembros inferiores.


Hueso coxal

Es el hueso más grande y plano de la pelvis, que está formado por la fusión de tres huesos

primarios (Ilión, isquion y pubis) proceso que tiene al final de la adolescencia.

Se forman a partir de su propio centro primario de osificación, más tarde aparecen cinco

centros secundarios de osificación.

2 caras: Lateral y medial.

4 bordes: superior, inferior, anterior y posterior


Ilión: parte mayor tamaño del hueso coxal contribuye a la porción superior del acetábulo.

Isquion: forma la parte posterior del hueso coxal.

Pubis: forma la parte anterior medial del hueso coxal, contribuye a la parte anterior del

acetábulo y proporciona inserción proximal a los músculos de la región medial de los

muslos.

Foramen obturado: gran abertura, oval o irregularmente triangular, en el hueso coxal está

limitada por el pubis, el isquion y sus ramas. Salvo por una pequeña vía de paso para el

nervio y los vasos obturadores, el foramen está cerrado por la membrana obturaras.

Acetábulo: es la gran cavidad en forma de copa que se encuentra sobre la cara lateral del

hueso coxal y que se articula con la cabeza del fémur para formar la articulación coxal

(coxofemoral).
Fémur

Fémur (Visión anterior)


Es el hueso más largo y pesado del cuerpo y transmite el peso corporal desde el hueso coxal hacia

la tibia cuando la persona está en bipedestación. Su longitud es una cuarta parte de la altura de la

persona. Forma el esqueleto del muslo y es el hueso más largo y más robusto del cuerpo.

Su función es soportar todo el peso del cuerpo, es el punto de unión de los músculos de la cadera

y rodilla permitiendo tales movimientos como correr y, saltar y caminar.

Osificación

El fémur posee un centro primario de osificación en el cuerpo que aparece en el segundo mes de

vida fetal. Este centro se extiende por la diáfisis y por el cuello. Los centros secundarios aparecen

a partir del nacimiento. El primero que se puede identificar es el de la epífisis inferior que

aparece en el período inmediatamente anterior al nacimiento. Luego aparecen centros secundarios

en los accidentes de la extremidad superior, primero el centro de la cabeza (en 1.o o 2. o año),

más adelante, el centro del trocánter mayor (a los 4 o 5 años), y, por último, antes de la pubertad,

el centro del trocánter menor. La fusión entre los centros de la extremidad superior con la diáfisis

ocurre hacia los 18 años, y la cabeza es la última que se fusiona. La fusión del centro epifisario

inferior con la diáfisis ocurre hacia los 20 años.


Tibia y peroné

Peroné y tibia (vista anterior)


Tibia

Localizada en el lado antero medial de la pierna, casi paralela a la fíbula, la tibia es el segundo

hueso de mayor tamaño del cuerpo, se ensancha hacia fuera en ambos extremos, con el fin de dar

una mayor superficie para la articulación y la transferencia del peso. Es el hueso más fuerte de los

dos huesos de la pierna debajo de la rodilla.

Dentro de las funciones de la tibia esta la firmeza al momento de caminar y realizar actividades

físicas, dando estabilidad al tobillo. Debido a su resistencia y a su composición fuerte protege a la

pierna ante lesiones.

Osificación: El centro primario se dispone en la diáfisis y aparece hacia la semana 7 del

desarrollo y se extiende hacia las extremidades de la tibia, que son cartilaginosas hasta el

nacimiento. Hacia el período del nacimiento aparece un centro de osificación secundario en la

extremidad superior y a los dos años otro centro secundario para la extremidad inferior. Además,

hacia los 11 años puede aparecer un tercer centro secundario asociado a la tuberosidad tibial. La

osificación se completa primero en el extremo inferior del hueso (18-19 años), y posteriormente

lo hace en la extremidad superior (20-22 años).


Fíbula o peroné

La delgada fíbula se sitúa posterolateral a la tibia, a la cual está firmemente unido por la

sindesmosis tibiofibular, que incluye la membrana interósea. No interviene en el soporte del peso

corporal. Su función principal, es servir de inserción muscular, proporcionando inserción distal a

un musculo e inserción proximal a ocho.

Está ubicado en la parte externa de la pierna, cercano a la estructura ósea. Dentro de sus

funciones, es el lugar principal de la pierna de inserción de músculos; permitiendo los

movimientos de las piernas y movimientos de la rodilla y el tobillo. En un punto de visión

medico sirve como injerto óseo en algunas cirugías.

Osificación

El centro primario se dispone en la diáfisis y aparece hacia la 7.a semana del desarrollo y se

extiende hacia las extremidades que permanecen cartilaginosas hasta después del nacimiento.

Hacia los 2añosapareceel centro secundario para la extremidad inferior y hacia los 3 ó 4 años, el

centro secundario de la extremidad superior. La osificación del peroné se completa hacia los 20

años.
Huesos del pie

Huesos del pie, visión dorsal.


Huesos del pie, visión lateral y visión medial.

Los huesos del pie son el tarso, metatarso y las falanges. Hay 7 huesos teresianos, 5 metatarsianos

y 14 falanges.

Tarso Parte posterior o proximal del pie: Consta de siete huesos: talus, calcáneo, cuboides,

navicular y tres cuneiformes o cuñas. Uno solo, el talus, se articula con los huesos de la pierna.
Talus: Tiene un cuerpo, un cuello y una cabeza.

Calcáneo: (hueso del talón) Es el mayor y más fuerte de los huesos del pie y transmite en

bipedestación, la mayor parte del peso corporal desde el talus al suelo.

Navicular: Es un hueso aplanado, con forma de barco, que se localiza entre la cabeza de talus,

posteriormente y los tres huesos cuneiformes anteriormente. El cuboides: de forma

aproximadamente cúbica, es el hueso más lateral de la fila distal del tarso. *Los tres huesos

cuneiformes son el medial (1), intermedio (2) y lateral (3).

Metatarso Parte anterior o distal del pie: Consta de cinco huesos metatarsianos que se

numeran desde el lado medial del pie. En el esqueleto articulado del pie, las articulaciones tarso

metatarsiana forman una línea tarso metatarsiana oblicua que une los puntos medios de los bordes

medial y lateral del pie.

Falanges De las 14 falanges que existen, el 1er dedo (dedo gordo) tiene dos (proximal y distal) y

los otros cuatro dedos tienen tres falanges cada uno: proximal, media y distal. Cada una de las

falanges consta de una base (proximal), un cuerpo y una cabeza (distal). Las del 1er dedo son

cortas, anchas y fuertes.

Lesiones del miembro inferior

Las lesiones más frecuentes se producen en la rodilla, la pierna y el pie. Las lesiones de las

caderas constituyen incluso menos del 3%. Los adolescentes son los más propensos a sufrir estas

lesiones. Las láminas (placas) epitimarías son discos de cartílago hialino que se encuentran entre

la metáfisis y la epífisis de un hueso maduro permiten al hueso crecer longitudinalmente.


Traumatismos del hueso coxal Se denominan fracturas pélvicas. El término «fractura de la

cadera» suele aplicarse a las fracturas de la cabeza, cuello o los trocánteres femorales. «Las

fracturas por avulsión del hueso coxal» pueden producirse durante la práctica de deportes que

requieren fuerzas de aceleración o desaceleración súbitas.

Coxa vara y coxa valga El ángulo de inclinación entre el eje longitudinal del cuello y del cuerpo

del fémur varía con la edad, sexo y el desarrollo del fémur. Cuando el ángulo de inclinación

disminuye, se denomina coxa vara; cuando el ángulo aumenta, se denomina coxa valga. El

término «vara o varus» es un adjetivo latino que describe cualquier hueso o articulación de un

miembro que está deformado de modo que el componente distal, se desvía hacia la línea media.

Fracturas del fémur

El fémur sufre fracturas habitualmente. Suele estar relacionado con la edad e incluso con el sexo.

• La fractura del cuello es la más frecuente, debido a que es la parte más estrecha y débil del

hueso y se encuentra formando un importante ángulo con respecto a la línea de soporte del peso

del cuerpo.

• «Fracturas de la porción proximal» • «Fracturas intracapsulares» • «Fracturas del trocánter

mayor y del cuerpo del fémur» • «Fracturas de la porción distal del fémur»

Fracturas de la tibia

El cuerpo de la tibia es más estrecho en la unión de sus tercios inferior y medio, que es el lugar

de fractura más frecuente. «Fracturas abiertas» el cuerpo de la tibia. «Fracturas transversas por

sobrecargo» del tercio inferior de la tibia. «Fractura de la fíbula» en la unión de los tercios

inferior y medio.
Fracturas que afectan a las láminas epitimarías El centro de osificación primario del extremo

superior de la tibia aparece poco después del nacimiento y une el cuerpo de la tibia durante la

adolescencia (16-18 años). «Enfermedad de Osgood-Schlatter» la rotura de la lámina epifisaria en

la tuberosidad de la tibia puede causar inflamación de ésta y dolor crónico recidivante durante la

adolescencia.

Fracturas de la fíbula: Suelen producirse unos 2-6 cm proximales con respecto al extremo distal

del maléolo lateral, y a menudo se asocian a «fracturas- luxaciones de la articulación talo crural»

(combinadas con fracturas de tibia) «Fracturas de los maléolos lateral y medial» frecuentes en

jugadores de fútbol y baloncesto.

Injertos Óseos Si una parte de un hueso importante se destruye por lesión o enfermedad, el

miembro puede perder su utilidad. La fíbula es una fuente habitual de un hueso para injertos. Se

puede acceder a la cara anterior de la tibia para obtener fragmentos óseos para injertos en niños,

también se utiliza como punto de «infusión intramedular» en niños con deshidratación y shock.

Fractura del cuello del talus Pueden producirse durante fuertes flexiones dorsales del tobillo. En

algunos casos, el cuerpo del talus se luxa posteriormente.

Fracturas de los metatarsianos Se producen cuando un objeto pesado cae sobre el pie. «Fractura

del bailarín» «Fractura por sobrecarga de los metatarsianos» «Fractura con avulsión de la

tuberosidad del 5to metatarsiano»


Conclusiones

La importancia del mimbro inferior y superior del sistema como sostén y estructura del cuerpo; le

brinda protección a órganos importantes y además gracias a los aportes de calcio y células

sanguíneas, siendo vital para el organismo humano. Gracias a las articulaciones, huesos

músculos, ligamentos, nuestro cuerpo puede ejecutar movimientos, absorber golpes y en el caso

del deporte con un arduo entrenamiento el cuerpo se adapta y desarrolla un aumento de masa en

materia muscular y ósea permitiendo mejorar habilidad, rigidez y desarrollando todo su potencial

en actividades de alto rendimiento.


Bibliografías:

Sistema muscular. Bioada3. Sildeshare. 2013


Fuente: https://es.slideshare.net/bioada3/tema-4-sistema-osteomuscular

Accidentes óseos. Maitte Palomo. Sildeshare. 2014.


Fuente: https://es.slideshare.net/maitteguevarapalomo/accidentes-oseos

Huesos del miembro superior cubito radio-carpo. drazila gotgon drazil. Sildeshare. 2016.
Fuente: https://www.slideshare.net/drazilagotgondrazil/huesos-del-miembro-superior-cubito-
radiocarpo

Fémur humano anatomía y función. Publicado por educándose.com.


Fuente: https://www.educandose.com/femur/

Hueso peroné y tibia. Publicado por Fisionline.


Fuente: https://www.fisioterapia-online.com/

García-Porrero, Juan A., and Juan M. Hurlé. Anatomía humana. McGraw-Hill España. 2013