Está en la página 1de 113

COMPILADO DE PLANTAS SILVESTRES COMESTIBLES

CARNE GORDA, CARAMBOLA, PIOJITOS


Talinum fruticosum o Talinum paniculatum

Son dos especies similares fácilmente distinguibles por sus frutitos rojos
minúsculos y redondos que explotan con sonido crujiente al ser presionados
con los dedos .Crecen escabulléndose entre las macetas, al borde de las
calles y en cualquier cantero de ciudad, estando presente en casi cualquier
parte del mundo
Sus hojas son la parte comestible más preciada, pues son carnosas (a eso
se debe uno sus nombres comunes: carne gorda) y con alto contenido en
betacarotenos: aproximadamente 36 microgramos por gramo de hoja.

Adjuntamos descripción técnica, por si alguien la necesita para analizarla.


Hierba perenne, erecta, de entre 0,3 a 1,5 metros de altura, nativa de
América, desde el sur de los Estados Unidos hasta Argentina; en la
provincia crece en pastizales barrancas y playas arenosas o limosas del
noreste, también se la cultiva como ornamental.
Tallos carnosos, de color rojizo, ramificados en la base.
Hojas subsésiles, alternas, elípticas a ovobadas, carnosas, de entre 5 a 10
cm de largo por 2,5 a 5 cm de ancho, base atenuada, borde entero.
Inflorescencias paniculadas terminales o axilares, largamente
pedunculadas. Flores bisexuales, actinomorfas, sépalos 2, libres, caducos,
rojizos. Pétalos 5, libres, efímeros, de color rosado intenso de 0,6 a 1,2 cm.
estambres 10 a 20. Ovario súpero con numerosos óvulos, 3 estigmas
lineares. Florece en primavera y verano.
El fruto es una cápsula subglobosa, dehiscente, papirácea, de entre 3 a 5
mm.
VERDOLAGA
Portulaca oleracea
La verdolaga está actualmente en boca de todos. No es para menos, pues
esta tímida plantita que hace algunos años nuestros abuelos la comían para
deshacerse de ellas, es muy rica en Omega 3 (sólo una taza de verdolaga
fresca puede contenter hasta 400 miligramos), un ácido graso esencial
necesario para el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso, en
especial para los niños pequeños. También es excepcionalmente abundante
en betacarotenos, cualidad que comparte con las carambolas, y representa
una gran fuente de aminoácidos y bioflavonoides, tanto o más que cualquier
verdura tradicional.
Generalmente rastrera, reconoceremos la Verdolaga por sus hojas carnosas
y redondeadas, sus tallos rojizos y flores amarillas.
Adjuntamos la descripción técnica, por su alguno la precisa:
Planta anual, glabra, carnosa, de tallos postrados, muy ramificados
radicalmente o desde la base, extendidos,
comúnmente de hasta 25 cm de largo, rastreros o ascendentes,
enraizantes, formando matas que llegan a tener hasta unos 30 cm de altura
y aprox. 1 cm de diám., comúnmente rojizos; hojas glaucas, alternas o
agrupa das en el ápice de las ramificaciones, obovado-espatuladas u
obovadas, enteras, gruesas y carnosas; flores pequeñas, axilares, sésiles,
solitarias o fasciculadas, de aprox. 4-7 mm de ancho, con 5 pétalos
amarillos prontamente caedizos; fruto cápsula globosa de ápice subcónico,
de 5-12 mm, verdosa, pluriseminada; semillas de unos 0,6 mm de diámetro,
aplanadas, anchamente ovales, negras, finamente
tuberculadas.
FOTOS DE LA EUPHORBIA MACULATA, LA FALSA VERDOLAGA. ¡¡A NO CONFUNDIRSE!!

TIENE PELITOS EN EL TALLO Y LA HOJAS, ADEMAS ÉSTAS TIENEN MANCHA ROJAS QUE
LA VERDOLAGA NUNCA PRESENTA.
TUTIÁ
(Solanum sisymbriifolium)

A esta primera amiga se la conoce con varios nombres, entre ellos, tutiá,
revienta caballos, espina colorada, tomatillo, etc.).
Es de la familia de las solanáceas, es decir, pariente de la papa, el tomate,
la berenjena y más. Sus tallos y hojas están plagados de espinas, así como
la cápsula que recubre al fruto inmaduro.
Tiene fama de tóxica porque resulta indigesta para el ganado, pero no sólo
es comestible afamada planta, sino que también es muy nutritiva y sabrosa.
La versatilidad de su sabor, ácido, ligeramente dulce hace que tenga un
gran valor culinario en la gastronomía del hemisferio norte, donde es
llamado “Litchi Tomato”
El fruto se cosecha cuando se lo puede retirar de la planta tirando
suavemente de él. Si tenemos que hacer más fuerza, es porque aún no está
listo. Recomendamos no ingerir el fruto inmaduro, por la concentración de
solanina, sería como comer una papa verde.
BORRAJA

(Borrago officinalis)
La borraja es una planta silvestre oriunda de Europa, que se has extendido
a todo el mundo y aparece en forma espontánea en toda Sudamérica. Sus
flores son azules o bien violáceas, con 5 pétalos dispuestos en forma de
estrella. Las flores y los pimpollos aún cerrados, penden de los tallos más
altos, en forma de racimo. Toda la parte aérea (excepto la flor) está cubierta
de vellosidades blancas levemente espinosas, por esto recomendamos
recolectarla con guantes.
Es una planta con alto valor nutritivo, especialmente por su alta
concentración de hierro y magnesio. Se reproduce fácilmente y atrae
muchos insectos polinizadores, de modo que es muy buena idea cultivarla
en nuestra huerta o jardín.
Las flores son un elemento gourmet en la cocina mediterránea, mientras
que el tallo y las hojas forman parte de la gastronomía popular.
LA FLOR DE LA BORRAJA –AUNQUE RARAMENTE- TAMBIÉN PUEDE SER BLANCA.
¡¡Cuidado con esta!! Suele encontrarse cerca de las Borrajas silvestres, y aunque son
parientes, no es una especie comestible. Recuerden que la flor de la Borraja tiene cinco
puntas y estas no, sus pétalos forman una campana invertida; es fácil confundirla de lejos
pues sólo alcanzamos a ver flores violetas y al acercarnos, zas! No son borrajas. Como tip
les cuento que de lejos las Borrajas se ven más bien grises, por sus pelitos.

ECHIUM PLANTAGINEUM (FALSA BORRAJA)


DIENTE DE LEÓN
(Taraxacum officinale)

Esta famosa planta silvestre , es una de la que más podemos sacar


provecho. Conocida en todo el mundo esta pequeña resulta muy nutritiva y
la sabiduría popular nos ha propiciado de muchas recetas y modos de
consumirla, hasta un vino. Sí, sí; lo vieron bien. Un vino de diente de león.
A pesar de que es muy fácil de reconocer puede confundirse con la cerraja,
otra planta silvestre muy nutritiva, pues ambas tienen hojas dentadas, flores
amarillas y las semillas formar un pequeño “panadero” blanco. La
particularidad del diente de león es que las hojas nacen desde la raíz y no
se elevan del suelo junto con el tallo, además, el panadero de esta planta, al
soplarlo, se liberan las semillitas fácilmente.
Cuenta con un valor nutritivo excepcional. Pues contiene proteínas, potasio,
cloro, hierro, calcio, magnesio, manganeso, vitaminas A (más que la
zanahoria) B, C y D.
La planta, para comerla, puede blanquearse cubriéndola con hojarasca o
tierra, así pierde un poco su gusto amargo. Las hojas se usan como si
fueran espinaca. Son aperitivas, como todo vegetal que tenga principio
amargo, y por lo tanto digestivas. Además inhiben el crecimiento de hongos
y desciende los niveles de azúcar en sangre. Estas se pueden hacer en
ensalada (si están maduras mejor picarlas finito), fritas o hervidas (para
hacer albóndigas, guisos, salsas).
El cepillo floral joven se puede encurtir en vinagre y usar como sustituto de
la alcaparra. Comido crudo recuerda al gusto del alcaucil. Los brotes se
pueden usar como verduras y las raíces hervidas se sirven con manteca o
mayonesa. Estas últimas peladas, cortadas, tostadas, luego molidas
sustituyen al café.
En esta ilustración notamos que las hojas son radiculares (que salen de la
raíz) y que NUNCA salen desde el tallo (esa es una gran diferencia con la
Cerraja)
Cerraja
(Sonchus oleraceus)
Sonchus viene del griego y significa “hueco”, hace referencia a su tallo
hueco. Oleraceus viene del latín y significa “la cocina vegetal” o “hierba
usada en la cocina.
La cerraja es una hierba de tallo empinado, con las hojas triangulares y
divididas en gajos, éstos son de bordes dentados que comienzan desde la
base abrazando el erecto y liso tallo. Sus flores son de color amarillo limón,
y forman numerosas cabezuelas. Los frutitos son de color pardusco,
dilatados hacia lo alto, comprimidos, con numerosas arrugas transversales
muy finas. De esta planta casi lampiña, fluye látex cuando se lastiman sus
tallos y hojas.
La característica más relevante de la cerraja es su hermosa flor de color
amarillo brillante, similar a su pariente cercano, el diente de león.
A medida que la planta madura, las hojas se vuelven más “dentadas” en
apariencia.
Las hojas de Cerraja son una buena fuente de vitaminas A y C, tiamina,
riboflavina, niacina, calcio, fósforo y hierro.
Se le reconoce como remedio natural la propiedad de: Depurativo, laxante,
digestivo, colagogo, hipo glucémico, diurético, astringente, refrescante.
Partes utilizadas: La raíz y las hojas.
Componentes activos: En el látex que se obtiene de la cerraja contiene
fitosterina, que es un componente natural en verduras y cereales. Gracias a
este componente, la cerraja influye en el equilibrio de la próstata y regula los
niveles de colesterol.

Es válido aclarar que hay varias especies del género Sonchus que son
comestibles, por eso también encontraremos varias plantas que serán todas
“cerrajas” pero algunas más pinchudas (como la cerraja brava), alguna mas
altas, más bajas…
En esta foto observamos claramente cómo las hojas salen del tallo, particularidad que
no presenta el diente de león.
Capiquí
(Stellaria media)
Está hermosa bueneza, llamada también hierba gallinera o pamplina, es
deliciosa y nutritiva, y se utiliza como verdura, a menudo cruda en
ensaladas y es uno de los ingredientes del plato simbólico que se consume
en el festival de primavera japonés conocido Nanakusa-no-sekku o festival
de las hierbas. En el recetario verán una receta que lxs nipones preparan
para este festival.
Como alimento se la utiliza en la homeopatía contra los reumatismos y la
psoriasis.
La podremos reconocer por sus características florcitas blancas, que sin
caer en tecnicismos, las vamos a diferenciar porque están distribuidas
solitarias rodeada de una coronita de 6 u 8 hojitas. Resaltemos solitarias, ya
que hay muchas hierbas con florcitas blancas en racimo. Igualmente
guíense por las imágenes para acordarse bien, sobre todo sus flores y la
distribución de esta planta rastrera en el suelo.
BOLSA DE PASTOR
(Capsella bursapastoris)
Esta crucífera (pariente del coliflor, repollo, rúcula, et.) se asoma por todas
partes. En macetas de otras plantas, entre muros y veredas, bajo los
árboles, en la huerta. También es conocida como paniquesillo, jaramago
blanco, bolsa de dama, mastuerzo macho, corazón de madre, entre otros
nombres.
Sus hojas se cosechan antes de la floración y se usan para salsas,
ensaladas y sopas. Los brotes también se pueden usar, estos tienen un
gusto picante y amargo. Las raíces pueden sustituir al jengibre. Sus frutos
se usan como condimento en Oriente y los nativos norteamericanos lo
incorporan a la harina de cereales para hacer sus panes, estos tienen la
propiedad de combatir la gastritis y prevenir enfermedades urinarias., Los
médicos griegos y romanos fueron quienes descubrieron y aprovecharon el
efecto laxante de sus semillas.
Además diurética por la cantidad de potasio que posee, disminuye el
colesterol malo, es estimulante circulatorio y nos aporta grandes cantidades
de Vitamina A y C.
SUS FRUTOS MINÚSCULOS, CON FORMA DE CORAZÓN
LLANTÉN
(PLANTAGO MAJOR Y PLANTAGO LANCEOLATA)

Habita en cultivos, huertas, praderas, jardines, bajo árboles, entre muros y veredas.
Nombramos estas dos especies pues son las dos más sencillas de encontrar (no
difieren mucho, sólo una es más grande y la otra más pequeña). Hay más de 20
especies de Plantago comestibles.

Lo reconocemos por sus largas hojas que brotan desde la raíz (radiculares), y sus
flores distribuidas en una espiga, que se alza majestuosa e ineludible. Los nutrientes
que aporta al organismo son acidos fenólicos, vitamina C (que le otorga la propiedad
antioxidante, tan necesaria para la buena salud), vitamina A (100gr de hoja de llantén
tienen la misma cantidad que una zanahoria grande!), proteínas, lípidos, zinc… e
innumerables beneficios en todas las formas de consumo. Hoy sólo nos asomaremos a
lo que nos puede ofrecer al comerla.

Las semillas reducen el colesterol, así que sería muy recomendable agregarlo a la dieta
diaria. Se recolectan, se descascaran y podemos hacer harina con ellas. Si las
remojamos en agua, se hinchan y se vuelven gelatinosas. Al consumirlas de este modo,
obtendremos un efecto laxante y purificador.

Las hojas se comen crudas o cocidas como la espinaca; si es para ensalada es


preferible picarla finamente y mezclara con otras hojas. Como en casi todas las
especies, su sabor será más suave cuando la planta es joven y aún no floreció.

PLANTAGO MAJOR
PLANTAGO LANCEOLATA
MBURUCUYÁ

Passiflora caerulea
Exuberante enredadera que se desarrolla espontáneamente en todas las zonas cálidas del
país. Su flor es conocida como “la flor de la pasión” y toda la parte aérea de la planta es
reconocida por su poderoso poder sedante. Los frutos silvestres suelen ser pequeños,
ovalados y naranjas cuando maduros, de cáscara blanda. El interior de la fruta es una
llamativa simbiosis homogénea entre jugo, pulpa y semillas. Oculto tras la fama mundial
de sus primos más tropicales, este frutito cae olvidado en las veredas y patios de todo el
centro y norte de Argentina, menospreciado a menudo por su silvestre porte y porque –
hay que admitirlo- el fruto no tiene gusto a absolutamente nada.

Aún así, representa un aporte excepcional de vitamina C, y armoniza el Sistema Nervioso


Central con sus efectos tranquilizantes. Es la preferida de los niños, en especial, por el
llamativo contraste de colores. La utilizamos en recetas para aportar cuerpo, textura y
exuberancia más que sabor.

PRIMOS CULTIVADOS, PERO QUE AQUÍ SON SILVESTRES


Incluimos también en esta guía a dos primas de esta Pasionaria: la Passiflora Edulis y la
Passiflora Alata. Sus frutos son los que se comercializan bajo el nombre de maracuyá, de
pulpa y cáscara amarilla, sabor ácido y único. La primera tiene una flor muy parecida a la
Caerulea pero con los “pelitos” más largos, mientras que la segunda especie es de color
rojo. Si bien son especies cultivadas, en Argentina pueblan (no sé por qué) muchos muros
y tejidos como si de silvestres se tratasen. Añadimos algunas fotos para que afilen el ojo y
se detengan en cada enredadera, no vaya a ser que sea una Passiflora…
PASSIFLORA CAERULEA

OBSERVAR QUE LOS PELITOS VIOLETAS DE LA FLOR SON MAS BIEN CORTOS
PASSIFLORA EDULIS

OBSERVEMOS QUE LOS PELITOS VIOLETAS SON MÁS LARGOS


Y EL FRUTO ES MÁS GRANDE
PASSIFLORA ALATA, RECONOCIBLE POR SU COLOR ROJO
CARDO NEGRO
El cardo negro es la especie de cardo más abundante en Argentina y alrededores, se
encuentra en potreros y cultivos de todo el país y en la zona pampeana es considerado
una plaga. Por eso, sus hermosas flores fucsia ya son infaltables si nos tenemos que
imaginar unas vías del tren abandonadas de un pueblo de las zonas rurales más
productivas. Lo que no nos imaginábamos es que este cardo se puede comer desde la raíz
hasta las flores.

A las raíces jóvenes se as puede hervir o freír. Perfectas para acompañarlas con alguna
salsita, un dip o una mayonesa.

Para comer sus tallos y hojas hay que pelar la planta, colgándola hacia abajo y con un
cuchillo filoso ir sacando las espinas y sus partes fibrosas. Estos se comen crudos, hervidos
o al vapor.

Los pétalos de las flores sirven como condimentos en ensalada, o también crudas con
tostadas y queso.
AMOR SECO
(Bidens Pilosa)

Esta planta, una de las tantas que reciben el nombre común de Amor Seco, es
reconocida en todo el mundo como una fuente alimenticia de primera calidad
nutritiva. En esta parte del globo nos quejamos de ella como una maleza, pero en los
confines africanos sus hojas son cultivadas y comidas con gusto.

El Amor Seco es rico en terpenos, fenilpropanoides, lípidos y flavonoides. Hay estudios


científicos que vinculan su consumo a una barrera protectora contra los cánceres, y
que algunas de sus sustancias químicas específicas son tóxicas para las bacterias y
hongos, lo que la hace un excelente complemento en nuestra dieta.

Sus flores van desde el blanco al amarillo, en todos sus tonos intermedios. Las hojas
son dentadas y sus tallos oscuros, pero lo que más la hace reconocible son sus frutos:
una especie de panadero puntiagudo, con dos ganchitos cual tenaza en la punta, que se
adhieren con increíble facilidad a los ruedos de los pantalones y las colas de los
perros.
}
La parte comestible son los tallos y hojas, que tienen hasta un 22% de su contenido
neto en aceites buenos para la salud. Culinariamente es muy versátil, desde una
simple ensalada hasta fermentas sus hojas para preparar una nutritiva chicha.
FLOR DE SANTA LUCÍA.
(Commelina Erecta)
¿La has visto? Ya lo creo que sí. Colándose por veredas, en macetas ajenas, baldíos… la
flor de Santa Lucía es fácilmente reconocible por sus dos pétalos azules, uno a cada
lado, y un pequeño petalito blancuzco que se deja ver debajo de la flor si la
observamos detenidamente.

Recibe el nombre de “Santa Lucía” por la santa de la Iglesia Católica a quien le


arrancaron los ojos sin poder quitarle su capacidad de ver. El jugo que se acumula en
las florcitas azules es un colirio natural de primera calidad, curativo al máximo y sin
contraindicaciones de uso.

Pero hoy estamos aquí para contarles sobre sus propiedades alimenticias. Hay varias
especies de Commelinas en Sudamérica, pero todas las que se encuentran silvestres
son comestibles y se consumen de forma similar. Las raíces tiernas, hojas y tallos de
esta panta irán a parar a la olla. Por regla general, mientras más jóvenes parezcan más
suave será su sabor, aunque la planta más longeva también se vuelve más nutritiva.
A VECES TAMBIÉN LA FLOR ES BLANCA.
Nothoscordum
(Nothoscordum gracile)

También llamada falso ajo, ajo fragante, ajo macho, lágrimas de la Virgen.
Nativa de Brasil austral, Uruguay, Paraguay y zonas centro y norte de
Argentina. Es “maleza de huertas”, viveros, chacras, y céspedes de parques y
jardines; aparece al costado de las vías férreas y tanto en cultivos anuales
como en montes frutales. Lo podemos reconocer por sus flores blancas con 6
pétalos puntiagudos alzadas en un alto tallo, si lo retiramos podemos
asegurarnos que es nothoscordum por su protuberante bulbillo.
Se usan sus bulbillos, tallo y hojas como condimento reemplazando al ajo.
Se puede reproducir mediante sus bulbillos y por la dispersión de sus
semillas. Florece en otoño y primavera.
Ubajay
(Hexachlamys edulis)

El Ubajay es un árbol que crece en el monte ribereño de las zonas


subtropicales de Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina, desde la región del
Chaco hasta el litoral del Río de la Plata. Los guaraníes le llaman YVA’HAI.
Es un árbol densamente ramificado de 4 a 8 metros de altura. Se aprecia su
fruto, una drupa o baya globosa comestible. Florece en primavera, sus flores
(tóxicas para las abejas) son blancas y dos meses más tarde fructifica dando
lugar a una baya cubierta de frutas de color amarillo de hasta 5 cm de
diámetro. Su similitud con el durazno, le da su nombre vulgar de “duraznero
del monte”, su pulpa es jugosa, gelatinosa, de sabor dulce, ligeramente ácido
y olor penetrante cuando está bien madura. Contiene ácido tartárico y
málico, pectina y Vitamina C.
Medicinalmente se usa su fruta para combatir cálculos de la vejiga, y piedras
nefríticas.
Es usado sobre todo para la fabricación de almibares, dulces y jugos. Pero en
nuestro recetario nos arriesgaremos un poco más…
ALFILERILLO
(Erodium cicutarum)
Es una eraniácea de origen mediterráneo pero que se encuentra
esparcida por todo el mundo. También es llamada peludilla, alfiler,
tachuela, aguja de vaquero, pico de cigüeña, peine de bruja, relojes,
coralina o tintones; en mapudungún se la llama loquilahuen (“lahuen”
significa remedio).
Crece en terrenos arenosos, prados, cultivos, baldíos, a lo largo de
caminos, entre hortalizas y campos de pastoreo.
Las hojas jóvenes se emplean para hacer ensaladas, tortillas o sopas. Es
una planta diurética, sudorífica, antiséptica y febrífuga. A nivel popular se
usa como cicatrizante de las mucosas ya que la gente la consume en caso
de gastritis y úlceras.
LENGUA DE VACA
(Rumex crispus L.)
También llamada Lengua de Vaca Crespa, Acedera Crespa. Es muy
importante saber bien el nombre científico y poderla diferenciar ya que
hay muchas especies a las que llaman "lengua de vaca", y si recurrimos a
preguntarle a algún vecino o pariente, podemos terminar comiendo
cualquier otra hierba. Es una planta erecta, muy ramificada, perenne (que
vive más de dos años), que puede llegar hasta 1,5 metros de altura.
Florece en verano.
Los indios de N. América molían las semillas maduras para hacer pan. Las
hojas contiene oxalatos, que les dan el sabor agrio, razón por la que no se
debe exagerar su consumo, especialmente por quienes sufren de
reumatismo o artritis.
Existen aproximadamente 65 especies del género RUMEX que son
perfectamente comestibles en todo el mundo, todas se consumen de
maneras similares. Es probable que en el vasto territorio argentino
encontremos otras especies y no solo la Crispus que presentamos aquí,
pero es bueno saber que seguramente se consume igual.
EL COLOR CUANDO MADURA
ORTIGA
Es importante localizar y reconocer esta planta ya que nos resultará mejor poder
encontrarla antes de que ella nos encuentre a nosotros. Lo sabrán porque si no la
sintieron en carne propia, habrán oído hablar de ella y su “picadura” que al solo
rosarla nos irrita la piel generando un ardor intenso.

Esta hierba crece en el campo donde hay ganado o gente, en los patios, terraplenes,
huertas, al lado de cercos, al borde de los caminos y en baldíos. Se cría muy bien
donde hay latas oxidadas porque de allí puede extraer el hierro y convidárnoslo
cuando la consumimos. Para recolectarla podemos hacernos de unos guantes o si la
encontramos de sorpresa (y sin guantes) debemos apelar a la sabiduría popular y
agarrarla aguantando la respiración, esto funciona enserio. Se recolecta toda la planta
en tiempo de floración (primavera).

Para consumirla debemos neutralizar sus “pelitos” mejor llamados tricomas por
donde nos impregna sus sustancias irritantes. Se puede pasar un palo de amasar sobre
las hojas y tallos para “reventarle” los tricomas o se pasa la planta por agua hirviendo,
con un minuto basta.

Como alimento se usa como “terapia desintoxicante”. De todos modos conviene no


abusar de su ingesta.

Es hipoglucemiante por lo que se recomienda la ingesta a los diabéticos. Se usa para


las diarreas y tiene efectos digestivos. Su uso más común es para desintoxicar el
cuerpo, por sus propiedades depurativa, estimulante de la circulación y
reconstituyente de los minerales. Además mejora el sistema inmune para hacer frente
a nuestras condiciones de vida hostiles de stress y contaminación ambiental.
MORA NEGRA
(Morus Nigra)
El morero, moral o árbol de moras, en fin, es una de las especies de árbol invasor (no
autóctono), que más crece en las ciudades y pueblos. Así que aprovecharlos sería una
muy buena idea. ¡A recolectar muchas moras que venimos con un muy rico recetario!
El fruto maduro es comestible y muy usado en refrescos, tortas, tartas, vinos. De todas
las moras del género Morus (están también las del género Rubus como las
zarzamoras) , la mora negra, nativa del sudoeste de Asia tiene el más fuerte de los
sabores, además que es la que más crece en todo el país y sus alrededores. La fruta
madura tiene cantidades significativas de resveratrol y vitamina C. Poseen
propiedades antioxidantes, antineoplásticas, protectoras de radiación, vasotónicas,
vasoprotectoras, antiinflamatorias, protectoras quimio y hepato.
. Se sabe que la inmadura y partes verdes de la planta tienen una saponina tóxica y
medianamente alucinógena, así que a asegurarse que estén maduras, se darán cuenta
por el color, pues ya madura, esta mora se torna púrpura oscuro y blanda al tacto. Si
es una mora blanca la que encuentran, es más difícil a la vista diferenciar los frutos
maduros de los inmaduros, recurran al tacto y vean que los maduros son más jugosos,
pegajosos y blandos.
AGUARIBAY
Hay dos árboles distintos que reciben el nombre de Aguaribay en Argentina. Si bien cada
uno tiene sus particularidades, ambos pueden ser usados con el fin comestible que
traemos en esta ocasión.
El Aguaribay luce como un sauce, pero con mucho más porte y menos caída en sus hojas.
A principios de la primavera atrae muchísimas abejas, y hacia el final a muchísimos
recolectores de sus frutos, ¡la famosa pimienta rosada! Un racimo de pelotitas que
comienzan siendo verdes y se van tornando rosadas según dónde les de el sol. Lo ideal es
recogerlas cuando el tono rojizo comienza a despuntar, de lo contrario, maduran
vaciándose en el árbol y pierden el cuerpo y la textura necesarias para usarlas en la
cocina.
Puede serte útil descubrir qué tipo de Aguaribay tenés en tu zona. El schinus Molle
predomina en el centro y este de Argentina y en todo Uruguay, mientras que el schinus
Areira se encuentra en el norte y oeste del país, así como en todo Chile, Perú y Bolivia.
El molle tiene frutos con un rosa más pálido en su punto álgido y un sabor más suave a la
hora de sazonar. El Areira es el que se comercializa como “pimienta rosa” propiamente
dicha, el pueblo Inca lo consideraba un árbol sagrado.
¿Cómo recolectamos sus frutos? Elegimos los que aún estén turgentes y con aspecto
carnoso, mejor si comenzaron a ponerse rosadas y no están 100% verdes. Recortamos la
ramita que contenga los frutos y la dejamos secar a la sombra, hasta que reduzcan su
tamaño y luzcan como un grano duro. La podemos emplear para sazonar del mismo modo
que utilizamos la pimienta negra.

SCHINUS AREIRA
SCHINUS MOLLE
QUINGUILLA
(Chenopodium album)
Aunque de origen europeo, es pariente de la famosa quinoa del Altiplano, con la que los
pueblos nativos se alimentaban. Suele invadir cultivos, cundir en terrenos baldíos y crecer
entre escombros y a la vera de los caminos.
Contiene gran cantidad de hierro, vitamina B1, calcio, proteínas y vitamina C. Sus hojas se
comen crudas en ensaladas, cocidas (preferentemente al vapor como espinaca, en sopas y
salsas). Las semillas se pueden secar y triturar para hacer pan negro.
BANANO
Existen dos especies de bananos silvestres: la Musa balbiciana y la Musa acuminata.
De la hibridación de estas dos nace la Musa X paradisiaca. Que es la especie que da la
banana comercial que vemos en todas las verdulerías.
En Argentina podemos ver como cercos en las casas, o hasta en vías y
baldíos grupejos de Musa acuminata. La reconocemos por sus hojas
oblongas, largas y muy grandes. Si ya fructificó veremos que alrededor del
tallo floral, que cae por el peso de su gran flor violeta, hay muchas bananas
agrupadas. Para cosecharlas debemos esperar a que tengan un tamaño
considerable para consumirlas pero no es necesario dejar que maduren, es
más, debemos cortar el cacho con las bananas verdes, porque si maduran
en la planta, la cáscara se romperá antes y los insectos comenzarán a
devorar la pulpa. Además podemos consumir los frutos verdes cocinados y
dejar madurar otros para comerlos crudos.
Debemos tener en cuenta que esta planta es tropical, por lo que no resiste
muy bien las heladas, y si están las bananas pequeñas y pega una helada,
cosechémoslas, pues no crecerán más que eso.
PAPAYA o MAMÓN
La papaya es una fruta tropical originaria de Centroamérica que cuenta con
muchas propiedades beneficiosas para la salud. Tiene una forma ovoide, la
piel es de color amarillo-verdoso y en su interior abundan semillas negras,
brillantes y picantes. Posee una pulpa rojiza muy jugosa similar a la del
melón y de sabor dulce y suave.
La fruta crece en un árbol, denominado Papayo, que puede alcanzar hasta
diez metros de altura. Tiene el tronco hueco y carece de ramas; la espesa
copa está formada únicamente por las hojas. Todas las papayas cuelgan de
las axilas de las hojas; algunas son grandes y alargadas y otras son más
pequeñas y parecen una pera achatada.
La papaya inicialmente tiene un color verde y con el tiempo de maduración
va obteniendo su color característico amarillento con pequeñas manchas
marrones. Tiene una piel suave y fina que la convierte en una fruta frágil y
perecedera, siendo por ello conveniente meterla en la heladera en su
momento de óptima maduración para poder conservarla durante una
semana más.
La papaya es una fruta que tan sólo tiene 39 calorías por cada 100 gramos.
Una ración de papaya aporta menos calorías que una manzana y el doble
de betacarotenos. Además, al ser rica en potasio y tener un bajo contenido
en sodio evita la retención de líquidos, resultando una fruta adecuada para
adelgazar.
• La papaya contiene papaína, una enzima exclusiva de esta fruta que
ayuda a digerir mejor las proteínas, favoreciendo el sistema digestivo.
Además, la papaína tiene una capacidad como cicatrizante y
antiinflamatorio para personas que sufren úlceras, gastroenteritis o colon
irritable. Su gran aporte nutricional está compuesto por vitaminasa A B, C,
antioxidantes y minerales tales como el potasio. Su aporte en fibra que
ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a regular los niveles de colesterol y
azúcares.
ASI SON SUS FLORES, son pequeñas.
PAPAYOS JOVENES. 9 MESES DESPUES DE SER SEMBRADOS YA COMIENZAN A FRUCTIFICAR
ALGARROBA
Algarroba se llama al fruto del árbol algarrobo. Se trata de una vaina
contenedora de una pulpa que si la mascamos a secas, tiene un sabor
dulce y gradable.
Podemos encontrarnos en muchos lados con dos tipos de algarrobos: El
Algarrobo Negro (Prosopis nigra) de vainas marrones, y el Algarrobo Blanco
(Prosopis pallida). Autóctonos de estas tierras, (principalmente del noroeste
argentino y Uruguay donde aparece en el litoral integrando el monte de
parque cercano al Río Uruguay), que se utilizan comúnmente para elaborar
un pan, llamado Patay y una bebida alcohólica llamada Aloja.
Los usos que se le dan a las algarrobas de ambas especies son similares.
Se muelen para hacer harinas y las legumbres que ofrece se fermentan
para hacer aloja o se tuestan para hacer una especie de café.
Con la harina de algarroba y miel se fabrican caramelos o, mezclada con
harina de trigo, se realizan variados tipos de panificación y repostería.
El fruto de los Algarrobos es es una legumbre con altos contenidos de
proteínas e hidratos de carbono
Es rica en vitamina D y vitaminas del grupo B y vitamina A o beta-caroteno.
También en potasio, magnesio, fósforo, hierro, calcio y silicio.
Las semillas de algarroba contienen altos porcentajes de mucílagos,
además de que poseen la facultad de ejercer una acción favorable contra
las inflamaciones de las mucosas, reduciendo la irritación de vías
respiratorias y digestivas, actuando adecuadamente contra las diarreas.
Proporciona mucha energía, contiene 50% de azúcar natural y 10% de
proteínas. Son ricas en fibra soluble, son buenas para la digestión y el buen
mantenimiento de los intestinos.
IMÁGENES DE ALGARROBO BLANCO

ALGARROBAS O VAINAS DEL ALGARROBO


FLOR DE ALGARROBO BLANCO
NÍSPERO (Eriobotrya japonica)
El níspero es una fruta redondeada, de forma ovoide, piel de color naranja y
una pulpa amarilla-anaranjada jugosa, con un sabor dulce y aromático. Para
poder saborearla esta fruta ha de estar totalmente fresca y madura.
El árbol del níspero, del que crece la fruta, es el nisperero. Alcanza hasta 18
metros de altura y cuenta con un tronco grueso, alto y cilíndrico que crece
erecto y elegante. Las hojas, elípticas y brillantes, son muy ornamentales.
Las flores son blancas, pequeñas y nacen de finos tallos en la base de las
hojas.
La temporada de recolección y consumo se sitúa durante la primavera.
Los nísperos, una vez recolectados han de estar enteros y sanos, no deben
presentar mal aspecto ni mal olor, la piel ha de tener un color uniforme y
anaranjado, la fruta ha de escogerse madura, con la pulpa firme y no debe
ceder a la mínima presión. Es una fruta que se consume madura para evitar
que resulte ácida, pues en ese caso, se encontraría indigesta.
Para conseguir que los nísperos alcancen la madurez con antelación, basta
con envolverlos en papel de aluminio y guardarlos una hora en el
congelador; al día siguiente ya se puede consumir la fruta (eso sí, lo antes
posible) o, en su defecto, guardarla en la zona menos fría del frigorífico.
El níspero destaca por su alto contenido en pectina, que es un tipo de fibra
que elimina los residuos y toxinas de nuestro organismo. Además que
resulta muy apropiada para elaborar mermeladas y confituras o productos
de repostería. Por su contenido en fibra es beneficiosa para controlar la
diabetes y el colesterol.
Es considerado un fruto diurético por su contenido en potasio y ácido
orgánico, el cual es ideal para personas con problemas de cálculo de ácido
úrico, hipertensión o gota. Por su riqueza en hierro, calcio, cobre y
magnesio favorece la salud de los huesos, previene la anemia y aumenta la
producción de glóbulos rojos.
Por su contenido rico en azúcares, fibra y especialmente en caroteno (que
son antioxidantes naturales), es considerada una fruta recomendada para
las mujeres embarazadas y en época de lactancia. Igualmente por su
contenido en caroteno protege las mucosas digestivas y ayuda a tratar la
gastritis o la acidez estomacal.
YERBA CARNICERA (Conyza bonariensis)
También llamada Rama Negra, esta bueneza es una habita en todo el país,
Sudamérica y es invasora en otros continentes. Para la agricultura intensiva
desmedida representa un verdadero problema ya que
desarrolló resistencia al glifosato y no saben ya cómo
sacarla. De nuestra parte, sólo queremos sacar algunas de
nuestro jardín para llevarlas al plato y deseamos que siga
creciendo en todo nuestro territorio (y en los cultivos
intensivos).
La reconoceremos por su tallo erguido, densamente poblado
de hojas largas, con forma de lanzas (lanceoladas),
distribuidas alternadamente,. Sus flores son muy numerosas
y tienen la característica forma de un "panadero" blanco.
Se comen sólo sus hojas. Pueden ser cocidas o crudas. Las
hojas jóvenes son muy aromáticas y se usan para condimentar
carnes y otros platos, o se
agregan crudas a las ensaladas.
ROSA CHINA (Hibiscus rosa -síntesis)
Famosa en China por su uso medicinal y en todo el mundo por sus
hermosas flores que decoran la vista de miles de jardines, la Rosa China es
del género de los hibiscos. Prima de la Hibiscus sabdariffa con la que se
hace el Agua de Jamiaica.
La identificaremos principalmente por sus flores de cinco pétalos, con los
estambres (órgano masculino que contiene el polen) que se disponen en
forma columnar sobresaliendo de la corola. Estas son de colores brillante y
con una amplia gama de colores desde el blanco puro, amarillo, naranja,
rojo, escarlata y tintes rosados. Algunas partes de la planta son
comestibles.
Las hojas tiernas se pueden usar como sustituto de las espinacas, las flores
se consumen crudas o cocinadas, también se usan como colorante dando
un toque púrpura a los platos. La raíz también es comestible, aunque de
poco sabor, muy fibrosa y de textura mucilaginosa.
En la medicina china se le atribuyen propiedades antiespasmódicas,
analgésicas, astringentes, suavemente laxantes, emenagogas, antirritantes
TASI
Enredadera nativa y silvestre; gusta de enredarse en cualquier alambrado donde le permitan
desarrollarse. Al cortar una de sus hojas o tallos mana un latex blanco extremadamente
pegajoso, útil para curar verrugas y otros trastornos dérmicos, por esta cualidad “lechosa” se
solía indicar para las madres que amamantan, como tradición.
Sus flores son blancas o tenuemente rosadas, el fruto se consume cuando está aún
inmaduro, pues al madurar su gran cantidad de semillas hacen imposible su consumo.
FRUTO MADURO, POBLADO DE SEMILLAS:
HUEVITO DE GALLO
Un yuyito elegante, de hojas redondas y opuestas, que a veces crece de forma rastrera y otras tantas se enreda con gran
Fortaleza. Cuando florezca verás las pequeñas campanitas blancas que lo adornan, sumamente características, y cuando
se caen esas florcitas vienen los frutos, pequeños huevitos que primero son verdes y maduran completamente cuando
están blancos. De sabor increíblemente dulces, únicos; el huevito de gallo es el verdadero premio del monte.
TACO DE REINA (Tropaeolum majus)
También llamada Capuchina, Marañuela, Mastuerzo de las Indias. Es originaria de Bolivia,
Perú, Ecuador, Colombia.

Esta herbácea crece de forma rastrera y trepadora. Es fácil de reconocer por sus flores
como cornetitas de color naranja, amarillas o rojas, y por sus características hojas
orbiculares. En Argentina y Uruguay la podemos encontrar principalmente cultivada de
forma ornamental en canteros y jardines, pero no resulta ser una maleza invasora. Los
frutos se agrupan de a tres y cada uno contiene una semilla. Es muy recomendable
plantarla en la huerta cerca de las legumbres, porque previene las plagas sobre todo de las
chauchas y las arvejas.

Los frutos maduros son laxantes o bien purgantes, por eso se deben consumir con
moderación y con la intención de lograr estos efectos. Cuando están verdes se pueden
encurtir en vinagre en reemplazo de los alcauciles. Los brotes de las flores también
pueden utilizarse de este modo.

Las hojas y flores tiernas se pueden incorporar a la ensalada de champiñones, o de


porotos o darle gusto y color a una ensalada de arroz. Tiene gusto a berro o mostaza, es
decir acre y picante. Combina bien con el perejil, el estragón, el cebollino.

Comer frecuentemente hojas y flores de capuchina mejora las defensas.

Las hojas que se recolectan pierden el sabor picante al secarse, pero se las puede guardar
picaditas en aceite comestible y guardar en la heladera.
BARDANA (Arctium minus)
Planta nativa de EurAsia pero que supo expandirse muy bien por toda
América. Aquí en Argentina se encuentra distribuida por todo el territorio
pero no de manera abundante. Reconocibles por sus largas hojas y sus
flores rosadas que aparecen en verano hasta el principio del otoño, que son
muy parecidas a la del Cardo Mariano.
Las hojas y tallos tiernos se comen en potajes y sopas. Los pedúnculos
florales, pelados, pueden comerse crudos en ensaladas o hervirse como
espárragos; también las raíces, desprovistas de sus cortezas y partes
fibrosas .
Las raíces tostadas y molidas como sucedáneo del café
En la comida tradicional del Japón se come la raiz de una especie de
bardana (Arctium lappa) como verdura. La llaman Gobō y se mezcla con la
zanahoria para hacer kinpira gobō, kakiage y muchos otros platos.

.La raiz que suele tener unos 3 metros de largo y unos 3 cm de espesor,
constituye una fuente muy buena de fibra y nutrientes. Es conveniente
limpiarla y no pelarla, ya que la mayor parte del sabor se encuentra junto a
la piel. Para cocinarla, se afeita (igual que se saca punta a un lápiz) y se
sumergue en agua fría con vinagre, para quitarle el amargor que lo hace
inapropiado. La bardana se mezcla con la zanahoria para hacer kinpira
gobō, kakiage y muchos otros platos.