Está en la página 1de 48

Máquinas Térmicas

A pesar de estas ideas y teorías que quizá un poco confusas para las
personas que no eran científicos en ese tiempo, el avance de la
termodinámica se formuló en un momento de gran optimismo
tecnológico, con la llegada de la revolución industrial.

En la mitad del siglo 19, los físicos e ingenieros estaban construyendo


máquinas de vapor para mecanizar el trabajo y el transporte y estaban
tratando de encontrar la manera de hacerlos más potentes y
eficientes. Grandes científicos como Clausius, Kelvin, Joule
contribuyeron en gran medida, aunque en cierta parte se le considera
como padre de esta disciplina al físico francés Sadi Carnot.
Carnot demostró que se podía predecir la eficiencia máxima teórica de
un motor de vapor mediante la medición de la diferencia de
temperaturas del vapor en el interior del cilindro y la del aire que lo
rodea, conocida en términos termodinámicos como los depósitos de
agua caliente y fría de un sistema, respectivamente

Una máquina térmica es un dipositivo cuyo objetivo es convertir calor


en trabajo. Para ello utiliza de una sustancia de trabajo (vapor de
agua, aire, gasolina) que realiza una serie de transformaciones
termodinámicas de forma cíclica, para que la máquina pueda funcionar
de forma continua. A través de dichas transformaciones la sustancia
absorbe calor (normalmente, de un foco térmico) que transforma en
trabajo.

La Máquina cíclica recibe calor Q1 de un foco caliente a T1. Parte de


ese calor es transformada en trabajo W mientras que el resto del calor,
Q2, se cede a un foco frío a una temperatura menor T 2.

Es decir, un motor termico es una máquina que toma calor y lo


transforma en trabajo útil. Sin embargo, y según dice el segundo
principio de la termodinámica, no es posible realizar una conversión
integra de calor en trabajo. Esa energía no transformada en trabajo se
cede en forma de calor a un foco frío.

Puesto que el proceso es cíclico, no hay incremento de energía


interna. Por lo tanto:

Como ya hemos dicho anteriormente, según el 2º principio de la


termodinámica, Q2 nunca puede ser cero. Por lo tanto:

Siendo el rendimiento del proceso:


Es decir, el rendimiento de este tipo de máquina siempre será menor a
la unidad.

Como la máquina debe trabajar en ciclos, la variación de energía


interna es nula. Aplicando el Primer Principio el trabajo producido se
puede expresar:

En general, se define Potencia (P) como el trabajo dividido por el


tiempo, en caso de las máquinas corresponde entonces al trabajo
producido en un segundo. En el S.I. de Unidades se mide en Watios
(J/s)

Rendimiento (η)
El objetivo de una máquina es aumentar la relación entre el trabajo
producido y el calor absorbido; se define pues el rendimiento como el
cociente entre ambos. Si tenemos en cuenta la limitación impuesta por
enunciado de Kelvin-Planck, el trabajo es siempre menor que el calor
absorbido con lo que el rendimiento siempre será menor que uno:

Habitualmente se expresa el rendimiento en porcentaje, multiplicando


el valor anterior por cien. Para las máquinas más comunes este
rendimiento se encuentra en torno al 20%.
Usando la expresión anterior del trabajo, el rendimiento se puede
calcular también como:

Ejemplo 1: eficiencia de una máquina térmica


La eficiencia de una máquina térmica se define como el cociente entre
el trabajo de salida y el trabajo de entrada, y por lo tanto es una
cantidad adimensional:
Eficiencia máxima = (Qentrada – Q  salida) /Qentrada
Denotando la eficiencia máxima como emáx, es posible demostrar su
dependencia de la temperatura, que es la variable más fácil de medir,
como:
emáx = 1 – (T2/T1)
Donde T2 es la temperatura del sumidero y T 1 es la temperatura de la
fuente térmica. Como esta última es mayor, la eficiencia siempre
resulta ser menor que 1.
Supóngase que se tiene una máquina térmica capaz de funcionar de
los siguientes modos: a) Entre 200 K y 400 K, b) Entre 600 K y 400 K.
¿Cuál es la eficiencia en cada caso?
Solución
a) En el primer caso la eficiencia es:
emax1 = 1 – (200/400) = 0.50
b) Para el segundo modo la eficiencia será:
emax2 = 1- (400/600) = 0.33
Aunque la diferencia de temperatura es la misma entre ambos modos,
la eficiencia no lo es. Y más notable aún es que el modo con mayor
eficiencia opera a temperatura más baja.
-
Ejemplo 2: calor absorbido y calor cedido
Una máquina térmica con eficiencia de 22 % produce 1530 J de
trabajo. Encontrar: a) La cantidad de calor absorbida del depósito
térmico 1, b) La cantidad de calor desechado al depósito térmico 2.

a) En este caso se utiliza la definición de eficiencia, ya que se dispone


del trabajo realizado, no de las temperaturas de los depósitos
térmicos. Un 22% de eficiencia significa que e max = 0.22, por lo tanto:
Eficiencia máxima = Trabajo /Qentrada
La cantidad de calor absorbida es precisamente Qentrada, así que
despejando se tiene:
Qentrada = Trabajo/Eficiencia = 1530 J/0.22 = 6954.5 J

b) La cantidad de calor cedido al depósito más frío se encuentra a


partir de ΔW = Qentrada – Qsalida
Qsalida = Qentrada – ΔW = 6954.5 -1530 J = 5424.5 J.

Ciclos termodinámicos
Entenderemos por Ciclo termodinámico cualquier proceso en que
un sistema partiendo de un estado inicial, sufre una serie de
transformaciones termodinámicas tras las cuales llega a un estado
final que es igual al inicial.
En un ciclo termodinámico ΔU=0, o lo que es igual W=Q. Es decir
el calor neto comunicado al sistema es igual al trabajo neto
realizado por el mismo.
Este funcionamiento cíclico es la idea de partida de cualquier
máquina térmica. Veremos a continuación los ciclos
termodinámicos más importantes.

CICLO DE CARNOT
Es un ciclo reversible formado por cuatro procesos reversibles los
cuales permiten obtener una eficiencia mayor del ciclo ya que el
trabajo neto puede maximizarse al utilizar procesos que requieren la
menor cantidad de trabajo y entreguen la mayor cantidad del mismo.
Los ciclos reversibles no pueden alcanzarse en la práctica debido a
que las irreversibilidades asociadas con cada proceso no pueden
eliminarse. Sin embargo, los ciclos reversibles brindan límites
superiores en el rendimiento de los ciclos reales. Las máquinas
térmicas y las frigoríficas que trabajan en ciclos reversibles son
modelos con los cuales las máquinas térmicas y las frigoríficas reales
pueden compararse. Los ciclos reversibles sirven también como
puntos de partida en el desarrollo de los ciclos reales y se modifican
según se necesite para cubrir ciertos requerimientos.

El ciclo de Carnot tiene lugar dentro de un sistema llamado motor de


Carnot o C, el cual es un gas ideal encerrado en un cilindro y provisto
de un pistón, que está en contacto con dos fuentes a distintas
temperaturas T1 y T2 como el que se muestra en la siguiente figura a la
izquierda.

Figura 2. A la izquierda un esquema de la máquina de C arnot, a la derecha el diagrama PV. 


Allí suceden los siguientes procesos

1. Se le suministra al dispositivo una cierta cantidad de calor


Qentrada = Q1 desde el depósito térmico a alta temperatura T1.
2. El motor de Carnot C realiza un trabajo W gracias a este calor
suministrado.
3. Una parte del calor utilizado: el desecho Q salida, se transfiere al
depósito térmico que está a menor temperatura T2.

Etapas del ciclo de Carnot


El análisis se efectúa mediante un diagrama P-V (Presión –
Volumen), tal como se muestra en la figura 2 (figura derecha). El
objetivo del motor puede ser mantener frío el depósito térmico 2,
extrayendo calor de él. En este caso se trata de una máquina
refrigerante. Si por el contrario se quiere ceder calor al depósito
térmico 1 entonces se trata de una bomba de calor.

En el diagrama P-V se muestran los cambios de presión –


temperatura del motor bajo dos condiciones:
– Manteniendo la temperatura constante (proceso isotérmico).

– Sin transferencia de calor (aislamiento térmico).

Los dos procesos isotérmicos necesitan ser conectados, lo cual se


logra mediante aislamiento térmico.

Se puede comenzar por cualquier punto del ciclo, en el cual el gas


tiene unas ciertas condiciones de presión, volumen y temperatura.
El gas sufre una serie de procesos y puede retornar a las
condiciones de partida para comenzar otro ciclo, y siempre la
energía interna final es la misma que la inicial. Puesto que la
energía se conserva:

Trabajo hecho por C = Calor de entrada – Calor de salida

ΔW = Qentrada – Qsalida

El área comprendida dentro de este ciclo o lazo, en color turquesa


en la figura, equivale precisamente al trabajo realizado por el motor
de Carnot.

En la figura 2 están marcados los puntos A, B, C y D. Se comenzará


por el punto A siguiendo la flecha de color azul.

Primera etapa: expansión isotérmica

La temperatura entre los puntos A y B es T 1. El sistema recibe calor


del depósito térmico 1 y sufre una expansión isotérmica. Entonces el
volumen aumenta y la presión disminuye.

Sin embargo, la temperatura se mantiene en T 1, puesto que cuando


el gas se expande se enfría. Por tanto, su energía interna se
mantiene constante. Este Calor según por el diagrama PV seria P 1V1
ln(V2/V1) o según el diagrama TS seria T1dS

Segunda etapa: expansión adiabática

En el punto B el sistema comienza una nueva expansión en la cual


el sistema no gana ni pierde calor. Esto se consigue poniéndolo en
aislamiento calórico como se ha indicado antes. Por lo tanto, es una
expansión adiabática que prosigue hasta el punto C siguiendo la
flecha roja. El volumen aumenta y la presión disminuye hasta llegar
a su valor más bajo.

Tercera etapa: compresión isotérmica

Comienza en el punto C y finaliza en D. Se retira el aislamiento y el


sistema entra en contacto con el depósito térmico 2, cuya
temperatura T2 es menor. El sistema cede calor de desecho al
depósito térmico, la presión comienza a aumentar y el volumen a
disminuir. Este calor es P3V3 ln (V4/V3) o tambien podría hallarse
según T3 dS

Cuarta etapa: compresión adiabática

Llegado al punto D, el sistema pasa nuevamente a aislamiento


térmico, la presión aumenta y el volumen disminuye hasta llegar
nuevamente a las condiciones originales del punto A. Entonces el
ciclo se repite nuevamente.

El ciclo de Carnot se produce cuando un equipo que trabaja


absorbiendo una cantidad de calor Q1 de la fuente de alta temperatura
y cede un calor Q2 a la de baja temperatura produciendo
un trabajo sobre el exterior. El rendimiento viene definido por
O tambien en funcion de las temperaturas

y, como se verá adelante, es mayor que cualquier máquina que


funcione cíclicamente entre las mismas fuentes de temperatura.
Una máquina térmica que realiza este ciclo se denomina máquina de
Carnot.
PRESION MEDIA EFECTIVA
Una medida que esta relacionada con el trabajo de un ciclo es la
llamada Presion media efectiva que es a relación que hay entre el
Trabajo y el volumen que desplaza el piston o sea el VOLUMEN DE
DESPLAZAMIENTO que es el Volumen máximo que alcanza el piston
menos el volumen mínimo tambien llamada Carrera
Pme = W/ Vd en el caso del ciclo de Carnot el volumen de
desplazamiento Vd = volumen máximo Vc o V 3 menos el volumen
mínimo Va o V1.
Pme para ciclo de Carnot = W/ (V3-V1)
La Pme es una medida de la potencia del motor. Las altas salidas de
potencia están asociadas a altas pme. Las presiones altas máximas
del cilindro requieren paredes del cilindro mas gruesasy por tanto un
motor mas pesado afectando la aceleración y el desempeño.
Como todos los procesos que tienen lugar en el ciclo ideal son
reversibles, el ciclo puede invertirse. Entonces la máquina absorbe
calor de la fuente fría y cede calor a la fuente caliente, teniendo que
suministrar trabajo a la máquina. Si el objetivo de esta máquina es
extraer calor de la fuente fría se denomina máquina frigorífica, y si es
ceder calor a la fuente caliente, bomba de calor.
La conclusión del análisis anterior es que el ciclo de Carnot es el tope
del proceso termodinámico idealmente alcanzable. En la práctica hay
muchísimos factores que disminuyen la eficiencia, por ejemplo el
hecho de que el aislamiento nunca es perfecto y en las etapas
adiabáticas en realidad hay intercambio calórico con el exterior.
En el caso de un automóvil, el bloque del motor se calienta. Por otra
parte la mezcla de gasolina y aire no se comporta exactamente como
un gas ideal, que es el punto de partida del ciclo de Carnot. Esto por
mencionar solamente algunos factores que provocarán una drástica
reducción del rendimiento.
Ejemplos
Un pistón en el interior de un cilindro
Si el sistema es un pistón encerrado en un cilindro como en la figura,
el pistón sube durante la expansión isotérmica, como se aprecia en el
primer esquema de la extrema izquierda y asimismo sube durante la
expansión adiabática.
Luego se comprime isotérmicamente, cediendo calor, y sigue
comprimiéndose adiabáticamente. El resultado es un movimiento en
que el pistón sube y baja en el interior del cilindro y que puede
transmitirse hacia otras partes de un dispositivo en particular, como
un motor de automóvil por ejemplo, que produce un par, o bien una
máquina de vapor.

Diversos procesos reversibles

Además de la expansión y compresión de un gas ideal en el interior


de un cilindro, existen otros procesos reversibles ideales con los que
se puede configurar un ciclo de Carnot, por ejemplo:

– Movimientos de ida y vuelta en ausencia de rozamientos.

– Un resorte ideal que se comprime y descomprime y que nunca se


deforma.

– Circuitos eléctricos en los que no hay resistencias que disipen la


energía.

– Ciclos de magnetización y desmagnetización en los que no existan


pérdidas.

– Carga y descarga de una batería.

Una central nuclear

Si bien es un sistema muy complejo, una primera aproximación de lo


que se requiere para producir energía en reactor nuclear es la que
sigue:

– Una fuente térmica, consistente en un material que se desintegra


radiactivamente como el uranio.

– El sumidero o depósito térmico frío que sería la atmósfera.

– La “máquina de Carnot” que utiliza un fluido, casi siempre agua


corriente, al cual se le suministra calor desde la fuente térmica para
convertirla en vapor.
Cuando el ciclo se lleva a cabo se obtiene energía eléctrica a modo
de trabajo neto. Al ser transformada en vapor a alta temperatura, el
agua se hace llegar hasta una turbina, donde la energía se
transforma en energía de movimiento o cinética.

La turbina a su vez acciona un generador eléctrico que transforma la


energía de su movimiento en energía eléctrica. Además de material
fisionable como el uranio, por supuesto se pueden utilizar
combustibles fósiles como fuente de calor.

TEOREMA DE CARNOT

El teorema de Carnot fue postulado por primera vez a comienzos del


siglo XIX por el físico francés Sadi Carnot. En el año de 1824 Carnot,
quien formaba parte del ejército francés, publicó un libro en el que
propuso la respuesta a la siguiente cuestión: ¿bajo qué condiciones
una máquina térmica tiene la máxima eficiencia? Carnot estableció
entonces lo siguiente:

Ningún motor térmico funcionando entre dos depósitos térmicos es


más eficiente que el motor de Carnot.

El rendimiento η de un motor térmico viene dado por el cociente entre


el trabajo realizado W y el calor absorbido Q:

rendimiento = trabajo realizado/calor absorbido

De esta forma, el rendimiento de un motor térmico cualquiera I es: η =


W/Q. Mientras que el rendimiento de un motor de Carnot R es η´ =
W/Q´, en el supuesto de ambos motores sean capaces de realizar el
mismo trabajo.

El teorema de Carnot afirma que η nunca es mayor que η´. De lo


contrario se cae en contradicción con la segunda ley de la
Termodinámica, según la cual es imposible un proceso en el cual el
resultado sea que salga calor de un cuerpo de menor temperatura
para ir a otro de mayor temperatura sin recibir ayuda externa. Por lo
tanto:

η < η‘

Demostración del teorema de Carnot

Para demostrar que esto es así, considérese al motor de Carnot


actuando como máquina refrigeradora accionada por un motor I. Esto
es posible ya que el motor de Carnot funciona mediante procesos
reversibles, tal como se especificó al comienzo.

Figura. Demostración del teorema de Carnot

Se tiene a ambos: I y R trabajando con los mismos depósitos térmicos


y se supondrá que η > η‘. Si en el camino se llega a una contradicción
con la segunda ley de la termodinámica, el teorema de Carnot queda
demostrado por reducción al absurdo.

La figura 3 ayuda a seguir el proceso. El motor I toma una cantidad de


calor Q, el cual divide de esta manera: realizando trabajo sobre R
equivalente a W= ηQ y el resto es el calor cedido (1-η) Q al depósito
térmico T2.

Dado que la energía se conserva se cumple todo lo siguiente:

Eentrada = Q = Trabajo W + calor cedido a T2 = ηQ + (1-η) Q = Esalida

Ahora la máquina refrigeradora de Carnot R toma del depósito térmico


2 una cantidad de calor dada por:

(η / η´) (1-η´) Q =

La energía también se debe conservar en este caso:

Eentrada = ηQ + (η / η´) (1-η´) Q = (η / η´) Q =Q´ =Esalida

El resultado es la transferencia al depósito térmico T 2 de una cantidad


de calor dada por (η / η´) Q = Q´.

Si η es mayor que η´ significa que al depósito térmico de mayor


temperatura ha llegado más calor del que I tomó originalmente. Puesto
que ningún agente externo, tal como otra fuente térmica, ha
participado, la única forma en que pudo suceder es que el depósito
térmico más frío cediera el calor.

Esto está en desacuerdo con la segunda ley de la Termodinámica. Se


concluye entonces que no es posible que η ‘ sea menor que η, por
tanto el motor I no puede tener más rendimiento que la máquina de
Carnot R.

Corolario del teorema y limitaciones


El corolario del teorema de Carnot afirma que dos máquinas de Carnot
tienen la misma eficiencia si ambas operan con los mismos depósitos
térmicos.

Eso significa que no importa la sustancia, el rendimiento es


independiente y no puede elevarse cambiándola.

El Primer Principio de la Termodinámica implica que en todo proceso


termodinámico la energía se conserva. Sin embargo, este principio no
es suficiente para determinar si un proceso concreto puede ocurrir o
no. Por ejemplo, en un proceso cíclico, se puede convertir todo el
trabajo en calor, pero no se puede producir el proceso inverso, es
decir, transformar todo el calor absorbido en trabajo, aunque en este
caso tampoco se viole el Primer Principio. Mediante ese ejemplo se
deduce también que no todas las formas de energía son igualmente
aprovechables.

Necesidad del Segundo Principio

Por ello, es necesario establecer otro principio (Segundo Principio de


la Termodinámica) que indique cuándo un proceso puede ocurrir y
cuándo no, aunque se siga cumpliendo el Primer Principio. En este
tema se darán varios enunciados del Segundo Principio, siendo todos
ellos equivalentes.

Se definirá también una nueva función de estado,


llamada entropía (S), que permitirá caracterizar en qué sentido tienen
lugar los procesos termodinámicos.
Se presentan algunos casos en los que el proceso siempre tiene lugar
en el mismo sentido, aunque si ocurriera en el sentido inverso no se
violaría el Primer Principio.

o Conducción de calor de un cuerpo caliente a otro frío: cuando


ponemos en contacto dos cuerpos a distinta temperatura el calor
siempre se transfiere del cuerpo caliente al cuerpo frío, nunca en
sentido contrario.

o Movimiento con rozamiento: una masa que se desliza sobre una


superficie con rozamiento pierde su energía cinética
transformándose en calor disipado. La experiencia nos dice que en
ningún caso una masa que se encuentra en reposo se enfría de
forma espontánea y transformar ese calor en energía cinética,
iniciando el movimiento.
o Expansión adiabática de un gas frente al vacío: el gas nunca
evoluciona en sentido inverso, comprimiéndose para volver a su
estado inicial.

LA SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA


Los cuatro principios de la termodinámica poseen orígenes distintos, y
algunos fueron formulados a partir de los anteriores. El primero en
establecerse, de hecho, fue el segundo, obra del físico e ingeniero
francés Nicolás Léonard Sadi Carnot en 1824.
Sin embargo, en 1860 este principio volvió a formularse por Rudolf
Clausius y William Thompson, añadiendo entonces la que hoy
llamamos la Primera Ley de la Termodinámica. Más adelante apareció
la tercera, también conocida como «postulado de Nerst» porque surgió
gracias a los estudios de Walther Nernst entre 1906 y 1912.
Finalmente, la llamada “ley cero” apareció en 1930, propuesta por
Guggenheim y Fowler. Cabe decir que no en todos los ámbitos es
reconocida como una verdadera ley.
La primera Ley de la Termodinámica nos ha permitido entender que la
energía puede interconvertirse de una forma en otra, pero no puede
crearse o destruirse. En otras palabras, que la energía se puede
transferir entre el sistema y sus alrededores o se puede convertir en
otra forma de energía, pero la energía total permanece constante.

La primera ley nos ayuda a hacer el balance, por así decirlo, respecto
al calor liberado o absorbido, al trabajo efectuado o recibido, en un
proceso o reacción en particular, pero, no podemos emplear este
argumento para saber si un proceso sucede o no.
La segunda Ley de la termodinámica nos explica por qué los procesos
químicos suceden de manera espontánea.
Si alguien proyectará una película al revés nos daríamos cuenta
inmediatamente, pues sucederían situaciones que sabemos que NO
se pueden dar, tales como:
 un clavadista que sale hacia arriba impulsado por el agua y cae
de pie sobre la tabla del trampolín;
 una cascada de agua que, en lugar de caer el agua al río, ésta
sube a la montaña;
 una persona que aparentemente está fumando, pero luego nos
damos cuenta de que el humo en realidad entra a su boca y que
el cigarro crece, o sea que está transformando nuevamente en
tabaco los gases de la combustión.
¿Por qué no suceden esos procesos en la realidad? la razón es la
flecha del tiempo avanza solo hacia el futuro estos procesos
simplemente no ocurren, son imposibles. Es decir, estos sucesos
tienen una dirección (la del avance del tiempo), la dirección inversa no
sucede.
Desde luego, ninguno de los procesos descritos, violan la
conservación de la energía (primera ley). Para entender esta situación
analicemos lo siguiente:
"Imaginemos que vamos en una barca y se nos ocurre absorber el
calor del agua del lago, para emplearlo como energía para que el
motor de la embarcación funcione, habríamos logrado que se congele
el agua del lago y mover la embarcación"
No hemos violado la primera ley de la termodinámica pues no hemos
creado energía, pero si ello fuera posible -desde luego, no lo
es- tendríamos un magnifico par de negocios: una fábrica de hielo y un
taxi acuático, ¡ambos gratis!
Desde nuestra experiencia, conocemos que hay procesos que ocurren
siempre, que son espontáneos. La naturaleza nos ha enseñado
que un proceso que es espontáneo en un sentido no lo es en el
sentido inverso.
 En cualquier proceso espontáneo el camino entre reactivos y
productos es irreversible.
 Si un proceso es espontáneo, esto no significa que se llevará a
cabo a una velocidad observable. Hay procesos espontáneos
muy rápidos y otros muy lentos.

 https://concepto.de/leyes-de-la-termodinamica/#ixzz6O8YsBwug

La segunda ley de la termodinámica se expresa a través del


“planteamiento de Kelvin” y del “planteamiento de Clausius”:
Planteamiento de Kelvin Es imposible que un sistema efectúe un
proceso en el que absorba calor de un depósito de temperatura
uniforme y lo convierta totalmente en trabajo mecánico, terminando en
el mismo estado en que inició. En otras palabras “Es imposible para un
dispositivo que funcione siguiendo un ciclo recibir calor de un solo
deposito y producir una cantidad neta de trabajo” o “Ninguna Maquina
termica puede tener una eficiencia termica de 100%
Planteamiento de Clausius Es imposible que un proceso tenga como
único resultado la transferencia de calor de un cuerpo más frío a uno
más caliente. (Eficiencia de una máquina térmica) (Flujo de calor): “Es
imposible construir un dispositivo que funcione en un ciclo y cuyo
único efecto sea producir la transferencia de calor desde un cuerpo de
temperatura más baja a un cuerpo de temperatura más alta”.
Procesos Reversibles e Irreversibles Un proceso reversible
(proceso ideal) es el que puede invertirse sin dejar huella en los
alrededores, es decir, que el sistema y los alrededores regresan a su
estado original. Para que esto suceda es necesario que las
magnitudes de interacciones de calor para el proceso original sean
iguales pero de signo opuesto a las del proceso inverso; por lo cual el
proceso debe ser cuasiequilibrio para que todas las propiedades
varíen uniformemente y el sistema y los alrededores puedan regresar
a su condición original por la misma trayectoria. Todos los procesos
reales son irreversibles. Por lo que los procesos reversibles son
idealizaciones de los procesos reales: no occurrence naturalmente.
Los procesos ideales o reversibles establecen los límites teóricos (de
eficiencia) que sirven corno modelo para poder compararse con los
procesos reales o irreversibles correspondientes.
Un proceso irreversible es el que no puede invertirse por sí sólo, de
forma espontánea y regresar a su estado original
Existen factores que hacen un proceso irreversible, estos son: 
Fricción: Cuando dos cuerpos en contractor están obligados a
moverse uno respecto del otro, se genera una fuerza de fricción en la
interfaz de los cuerpos que se opone al movimiento y se requiere
cierto trabajo para superarla. Cuando se invierte la dirección del
movimiento la interfaz no se enfriará y el calor no se convertirá de
nuevo en trabajo, por lo que el sistema (cuerpos en movimiento) y los
alrededores no regresarán a su estado original; por lo tanto es proceso
es irreversible.
Expansión y Compresión de no Cuasiequilibrio: un sistema puede
recuperar su estado original fácilmente si libera energía interna en
forma de calor a los alrededores, pero los alrededores no pueden
transformar todo ese calor en trabajo porque estaría violando la 2da
Ley de la Termodinámica, por lo que el sistema, pero no él y los
alrededores regresan a su estado original, haciendo irreversible el
proceso.

Problema 1.- Cuál es la eficiencia de una máquina térmica a la cual se


le suministrarán 8 000 calorías para obtener 25 200 Joules de calor de
salida?
Solución: 
Sin duda el problema es muy fácil de resolver, pero antes de poder
realizar el cálculo en la fórmula, tenemos que convertir las calorías en
Joules, y nos referimos a las calorías que se suministran:

Ahora si podemos sustituir nuestros datos en la fórmula:

Sustituyendo nuestros datos:

El valor de 0.25 lo multiplicamos por 100, para obtener el porcentaje


de la eficiencia térmica:

Lo que sería equivalente a un 25% de eficiencia térmica


Problema 2.- Calcular la eficiencia de una máquina térmica a la cual
se le suministran 5.8 x 10^8 cal, realizando un trabajo de 8.3 x10^7 J.
Solución: 
Vamos a utilizar nuestros datos de la siguiente manera:
 (Calor suministrado a la máquina)
 (Trabajo realizado por la máquina)
Convertimos las calorías en Joules, haciendo este pequeño factor de
conversión 1 Cal = 4.2 J/Cal , de tal manera que ahora   , tendrá el
siguiente valor:

Sustituyendo en la fórmula, tendremos:

que multiplicado por 100, tendríamos

Haciendo un total del 3.4% de eficiencia térmica, bajo esas


condiciones.
Ahora veamos otro ejemplo de análisis.
Problema 3.- Suponga que una persona le comenta que construyó
una máquina térmica la cual, en cada ciclo, recibe 100 cal de la fuente
caliente y realiza un trabajo de 420 J. Sabiendo que 1 cal = 4.2 J.
¿Qué puede opinar al respecto?
Solución: 
Si la máquina recibe 100 cal de la fuente caliente quiere decir que:

Ahora por fórmula tenemos:

que multiplicado por 100, tenemos


Por lo que nuestra respuesta tendrá que ser, que eso es imposible ya
que viola la segunda ley de la termodinámica, al decir que una
máquina no puede realizar una eficiencia de 100%, puesto que al
realizar algún trabajo la energía tiene que disiparse de alguna forma o
transformarse en otra cosa.

ENTROPIA

El segundo principio de la termodinámica no se límita exclusivamente


a máquinas térmicas sino que se ocupa, en general, de todos los
procesos naturales que suceden de manera espontánea. Podemos
decir que se ocupa de la evolución natural de los sistemas
termodinámicos, es decir, de la dirección en que avanzan. Esta
dirección se asocia a la distribución molecular interna de las
moléculas.

Para estudiar la espontaneidad de los procesos, el austriaco Ludwig


Edward Boltzmann introdujo una nueva magnitud
denominada entropía (simbolizada como S) es una magnitud
fisica que, mediante cálculo, permite determinar la parte de la
energia que no puede utilizarse para producir trabajo. Es una
funcion de estado de carácter extensivo y su valor, en un sistema
aislado, crece en el transcurso de un proceso que se dé de forma
natural. La entropía describe lo irreversible de los sistemas
termodinamicos. La palabra entropía procede del griego (ἐντροπία) y
significa evolución o transformación. Fue Rudolf Clausius quien le dio
nombre y la desarrolló durante la década de 1850 y Ludwig
Boltzmann, quien encontró en 1877 la manera de expresar
matemáticamente este concepto, desde el punto de vista de la
probabilidad

La entropía S es una variable de estado. Está asociada a la


probabilidad de que un determinado estado ocurra en un sistema.
Aquellos más probables tienen una mayor entropía.

Un estudio más exhaustivo de le entropía requiere herramientas


matemáticas que están fuera del ámbito de este nivel educativo, sin
embargo, si es importante que sepas qué relación guarda la entropía
con la segunda ley de la termodinámica.
Cualquier proceso natural espontáneo evoluciona hacia un aumento
de la entropía.

Veamos algunos ejemplos concretos para entender mejor este


concepto:

1. Si coges un montón de lápices y los lanzas al aire, cuando


caigan es poco probable que caigan alineados. Lo más probable
es que caigan en completo desorden

2. Si echas azucar al agua, las partículas se distribuyen al azar por


toda la disolución de un modo espontáneo, y no en una sola
dirección

3. En un gas que se expande libremente, la presión en las paredes


del recinto en el que se encuentra es la misma en cualquier
punto. La razón es que las partículas del gas se han expandido
en todas direcciones por igual y no en una en concreto

 cada uno de estos procesos, suceden os ocurren


espontáneamente en el sentido de la flecha:

Vemos pues, que aumento del desorden es la dirección natural en que


evolucionan los procesos naturales.

Vayamos estableciendo algunas conclusiones. Primero que nada, el


sentido de la flecha tiene relación directa con la espontaneidad,
segundo observen el gado de desorden del sistema; compare el grado
de desorden si la flecha fuera en sentido inverso.
En el siguiente proceso, analice el grado de desorden del sistema,
¿dónde gana desorden? en el sentido directo de la flecha o en el
sentido inverso

Al observar, cada uno de los procesos de los esquemas anteriores


podemos llegar a la conclusión que:

Un proceso tendrá una marcada tendencia a ser espontáneo, si al


ocurrir, se favorece el desorden del sistema.

La definición de ENTROPÍA (S), será pues el grado de desorden o


aleatoriedad* de un sistema.

*al azar, sin orden establecido

Por lo tanto, a medida que aumenta el grado de desorden del


sistema, mayor será su entropía, por el contrario, cuanto más alto
sea el orden de un sistema, menor será el valor de la entropía del
mismo.

Ssólido<Slíquido<Sgaseoso

Al igual que la energía y la entalpía, la entropía es una función de


estado, por lo tanto:
Si la variación de entropía es mayor a cero, esto significará que:

ha aumentado el grado de desorden del sistema, por lo tanto el


proceso es: factible, espontáneo. En buena cuenta el proceso
sucede.

Por el contrario, si el proceso nos conduce a una disminución del


desorden o de la aleatoriedad, entonces la varicación de la
entropía será menor a cero

  

Lo que implicará que el proceso no suceda, no se dé


espontánemante.
 

La conexión entre la ENTROPÍA y la espontaneidad de una


reacción queda expresada por la Segunda Ley de la Termodinámica:

La entropía del universo aumenta en un proceso espontáneo y se


mantiene constante en un proceso en equilibrio.

Si el universo está constituido por el sistema más el entorno ó


alrededores, para cualquier proceso, el cambio de entropía del
universo,
erá la suma del cambio de entropía del sistema, más el cambio de
entropía del entorno o alrededores. La expresión matemática para la
Segunda Ley de la Termodinámica será la siguiente:

Cambios de entropía del universo

Queda claro, que según la segunda ley de la termodinámica, que


para conocer el grado de desorden del universo, es necesario conocer
el grado de desorden del sistema y de sus alrededores.

Vamos a analizar cada uno de estos dos aspectos:

 Cambio de entropía de los alrededores

 Cambio de entroía del sistema

Cambio de entropía de los alrededores


Analicemos que ocurre con la entropia de los alredeores o entorno en
un proceso exotermico

Ahora analicemos que ocurre con la entropía de los alrededores


cuando el proceso es endotérmico.

http://corinto.pucp.edu.pe/

Degradación energética

A partir de las leyes primera y segunda de la termodinámica podemos


decir que en toda transformación natural la energía del universo se
conserva y su entropía aumenta. Por tanto:

ΔUuniverso=0 ; ΔSuniverso=0 
La segunda ley, también llamada «Ley de la Entropía», puede
resumirse en que la cantidad de entropía en el universo tiende a
incrementarse en el tiempo. Eso significa que el grado de desorden
de los sistemas aumenta hasta alcanzar un punto de equilibrio, que es
el estado de mayor desorden del sistema

Este aumento de entropía se asocia a un aumento de la energía


térmica de los sistemas. La energía térmica es la forma más
degradada de energía, ya que, como hemos señalado, no se puede
aprovechar íntegramente en producir trabajo. A este fenómeno se le
ha venido a denominar crisis entrópica ya que conduce al universo,
con el paso de millones de años, a una muerte térmica: todas las
formas de energía se acabarán convirtiendo en calor. 

Tercera ley de la termodinámica

La entropía está intimamente relacionada con la tercera ley de la


termodinámica, mucho menos importante que las otras dos. Fue
desarrollada en 1906 por Walther Nernst y su estudio detallado queda
fuera de los propósitos de este nivel. Sin embargo, si es importante
que sepas que está relacionada con el comportamiento de la entropía
cuando nos acercamos al cero absoluto.

La entropía de una sustancia pura y cristalina en el cero absoluto es


nula..

Dado el tiempo suficiente, todos los sistemas tenderán eventualmente


al desequilibrio.

Al llegar al cero absoluto, los procesos de los sistemas físicos se


detienen.
La tercera ley plantea que la entropía de un sistema que sea
llevado al cero absoluto, será una constante definida. Dicho en
otras palabras:

 Al llegar al cero absoluto (cero en unidades de Kelvin), los


procesos de los sistemas físicos se detienen.

 Al llegar al cero absoluto (cero en unidades de Kelvin ), la


entropía posee un valor mínimo constante.

Resulta difícil alcanzar cotidianamente el llamado cero absoluto (-


273,15 ° C), pero podemos pensar esta ley analizando lo que ocurre
en un congelador: los alimentos que depositemos allí se enfriarán
tanto, que se ralentizarán o incluso detendrán los procesos
bioquímicos en su interior. Por eso se retarda su descomposición y
será apto su consumo durante mucho más tiempo.
Fuente: https://concepto.de/leyes-de-la-
termodinamica/#ixzz6O8YEHAcW

CICLOS DE COMBUSTION INTERNA

Ocurren cuando la combustió n se realiza dentro de un cilindro.piston.


Son los ciclos en que se basa la industria automotriz-dentro de un
cilindro Un ciclo Otto ideal modela el comportamiento. Basicamente
son :

Ciclo de otto

Un ciclo Otto ideal es una aproximació n teó rica al comportamiento de


un motor de explosió n. Las fases de operació n de este motor son las
siguientes:
Admisión (1)
El pistó n baja con la vá lvula de admisió n abierta, aumentando la
cantidad de mezcla (aire + combustible) en la cá mara. Esto se
modela como una expansió n a presió n constante (ya que al estar
la vá lvula abierta la presió n es igual a la exterior). En el diagrama
PV aparece como la línea recta E→A.
Compresión (2)
El pistó n sube comprimiendo la mezcla. Dada la velocidad del
proceso se supone que la mezcla no tiene posibilidad de
intercambiar calor con el ambiente, por lo que el proceso es
adiabá tico. Se modela como la curva adiabá tica reversible A→B,
aunque en realidad no lo es por la presencia de factores
irreversibles como la fricció n.
Combustión
Con el pistó n en su punto má s alto, salta la chispa de la bujía. El
calor generado en la combustió n calienta bruscamente el aire,
que incrementa su temperatura a volumen prá cticamente
constante (ya que al pistó n no le ha dado tiempo a bajar). Esto se
representa por una isó cora B→C. Este paso es claramente
irreversible, pero para el caso de un proceso isó coro en un gas
ideal el balance es el mismo que en uno reversible.
Expansión (3)
La alta temperatura del gas empuja al pistó n hacia abajo,
realizando trabajo sobre él. De nuevo, por ser un proceso muy
rá pido se aproxima por una curva adiabá tica reversible C→D.
Escape (4)
Se abre la vá lvula de escape y el gas sale al exterior, empujado
por el pistó n a una temperatura mayor que la inicial, siendo
sustituido por la misma cantidad de mezcla fría en la siguiente
admisió n. El sistema es realmente abierto, pues intercambia masa
con el exterior. No obstante, dado que la cantidad de aire que sale
y la que entra es la misma podemos, para el balance energético,
suponer que es el mismo aire, que se ha enfriado. Este
enfriamiento ocurre en dos fases. Cuando el pistó n está en su
punto má s bajo, el volumen permanece aproximadamente
constante y tenemos la isó cora D→A. Cuando el pistó n empuja el
aire hacia el exterior, con la vá lvula abierta, empleamos la isobara
A→E, cerrando el ciclo.
En total, el ciclo se compone de dos subidas y dos bajadas del pistó n,
razó n por la que se le llama motor de cuatro tiempos.
En un motor real de explosió n varios cilindros actú an
simultá neamente, de forma que la expansió n de alguno de ellos realiza
el trabajo de compresió n de otros.

Al analizar el ciclo Otto ideal, podemos despreciar en el balance los


procesos de admisió n y de escape a presió n constante A→E y E→A, ya
que al ser idénticos y reversibles, en sentido opuesto, todo el calor y el
trabajo que se intercambien en uno de ellos, se cancela con un término
opuesto en el otro.

3.1 Intercambio de calor


De los cuatro procesos que forman el ciclo cerrado, no se intercambia
calor en los procesos adiabá ticos A→B y C→D, por definició n. Sí se
intercambia en los dos procesos isó coros.

 En la ignició n de la mezcla B→C, una cierta cantidad de


calor Qc (procedente de la energía interna del combustible) se
transfiere al aire. Dado que el proceso sucede a volumen constante,
el calor coincide con el aumento de la energía interna

El subíndice "c" viene de que este calor se intercambia con un


supuesto foco caliente.
 En la expulsió n de los gases D→A el aire sale a una temperatura
mayor que a la entrada, liberando posteriormente un calor | Qf | al
ambiente. En el modelo de sistema cerrado, en el que nos
imaginamos que es el mismo aire el que se comprime una y otra vez
en el motor, modelamos esto como que el calor | Qf | es liberado en
el proceso D→A, por enfriamiento. El valor absoluto viene de que,
siendo un calor que sale del sistema al ambiente, su signo es
negativo. Su valor, aná logamente al caso anterior, es

El subíndice "f" viene de que este calor se cede a un foco frío, que


es el ambiente.
3.2 Trabajo realizado
De forma opuesta a lo que ocurre con el calor, no se realiza trabajo
sobre el sistema en los dos procesos isó coros. Sí se realiza en los dos
adiabá ticos.

 En la compresió n de la mezcla A→B, se realiza un trabajo


positivo sobre el gas. Al ser un proceso adiabá tico, todo este trabajo
se invierte en incrementar la energía interna, elevando su
temperatura


 En la expansió n C→D es el aire el que realiza trabajo sobre el
pistó n. De nuevo este trabajo ú til equivale a la variació n de la
energía interna


este trabajo es negativo, por ser el sistema el que lo realiza.
 El trabajo ú til realizado por el motor será el trabajo neto
entregado, igual a lo que produce (en valor absoluto) menos lo que
emplea en funcionar

 Por tratarse de un proceso cíclico, la variació n de la energía


interna es nula al finalizar el ciclo. Esto implica que el calor neto
introducido en el sistema debe ser igual al trabajo neto realizado
por este, en valor absoluto.

como se comprueba sustituyendo las relaciones anteriores

 Rendimiento
El rendimiento (o eficiencia) de una má quina térmica se define, en
general como “lo que sacamos dividido por lo que nos cuesta”. En este
caso, lo que sacamos es el trabajo neto ú til, | W | . Lo que nos cuesta es
el calor Qc, que introducimos en la combustió n. No podemos restarle el
calor | Qf | ya que ese calor se cede al ambiente y no es reutilizado (lo
que violaría el enunciado de Kelvin-Planck). Por tanto

Sustituyendo el trabajo como diferencia de calores

Esta es la expresió n general del rendimiento de una má quina térmica.

Eficiencia en función de las temperaturas


Sustituyendo las expresiones del calor que entra en el sistema, | Qc | , y
el que sale de él, | Qf | , obtenemos la expresió n del rendimiento

Vemos que el rendimiento no depende de la cantidad de aire que haya


en la cá mara, ya que n se cancela.

Podemos simplificar estas expresiones observando que B→C y D→A


son procesos isó coros, por lo que

        
y que A→B y C→D son adiabá ticos, por lo que cumplen la ley de Poisson
(suponiéndolos reversibles)

Sustituyendo la igualdad de
volú menes y dividiendo la
segunda por la primera, obtenemos la igualdad de proporciones

Restando la unidad a cada miembro

intercambiando el denominador del primer miembro, con el


numerador del ú ltimo llegamos a

y obtenemos finalmente el rendimiento

esto es, la eficiencia depende solamente de la temperatura al inicio y al


final del proceso de compresió n, y no de la temperatura tras la
combustió n, o de la cantidad de calor que introduce ésta.

Puesto que TB < TC, siendo TC la temperatura má xima que alcanza el


aire, vemos ya que este ciclo va a tener un rendimiento menor que
un ciclo de Carnot que opere entre esas las temperaturas TA y TC.
 Eficiencia en función de la razón de compresión

Aplicando de nuevo la relació n

podemos expresar el rendimiento como


con r = VA / VB la razón de compresión entre el volumen inicial y el final.

 Ejemplo práctico

Supongamos un ciclo Otto ideal con una relació n de compresió n de 8.


Al inicio de la fase de compresió n, el aire está a 100 kPa y 17°C. En la
combustió n se añ aden 800 kJ/kg de calor. Vamos a determinar la
temperatura y la presió n má ximas que se producen en el ciclo, la salida
de trabajo neto y el rendimiento de este motor

Temperatura máxima
El aire contenido en el motor se calienta en dos fases: durante la
compresió n y como consecuencia de la ignició n.

En la compresió n, obtenemos la temperatura final aplicando la ley de


Poisson

Sustituyendo los valores numéricos

                         


El segundo incremento de temperatura se produce como resultado de
la combustió n de la gasolina. De acuerdo con los datos, la cesió n de
calor es de 800 kJ por kg de aire, esto es, es un dato relativo.
Obtenemos el incremento de temperatura como

siendo

el peso molecular medio del aire. Despejando y sustituyendo

Vemos que en la combustió n la temperatura crece el triple que en la


compresió n.

Presión máxima
La presió n también se incrementa en dos fases, pero para hallar la
presió n má xima no necesitamos calcular los incrementos por separado.
Nos basta con hallar la presió n en el punto C y esto lo podemos hacer
aplicando la ley de los gases ideales

El volumen en C es el mismo que en B y este lo sacamos del volumen A


mediante la razó n de compresió n

Aplicando de nuevo la ley de los gases ideales obtenemos finalmente


Tanto en el cá lculo de la temperatura como en el de la presió n má xima
hemos usado la aproximació n de que la capacidad calorífica molar del
aire es la misma a todas las temperaturas. Un cá lculo preciso requiere
usar las tablas empíricas de variació n de cV con T y los resultados
correctos pueden diferir en torno a un 10%.
Rendimiento
El rendimiento de un ciclo Otto ideal con una razó n de compresió n de 8
es

Cuando se tiene en cuenta que la capacidad calorífica varía con la


temperatura, resulta un valor inferior para el rendimiento, en torno al
52%.

Trabajo neto
El trabajo neto (por unidad de masa) lo podemos obtener conocidos el
calor que entra y el rendimiento del ciclo

       

No obstante, podemos desglosar el cá lculo, hallando cuá nto cuesta


comprimir el aire, y cuanto trabajo devuelve el gas en la expansió n.

El trabajo de compresió n por unidad de masa es

y el devuelto en la expansió n

La temperatura en el punto D no la conocemos, pero la podemos


calcular sabiendo que los puntos C y D está n unidos por una adiabá tica
y resulta un trabajo de expansió n

El trabajo neto, igual al que desarrolla el gas, menos lo que cuesta


comprimirlo es

Límites prácticos
El cá lculo anterior establece un límite má ximo para la eficiencia de un
motor de explosió n. De acuerdo con esta expresió n la forma de
aumentar el rendimiento es incrementar la razó n de compresió n r. Sin
embargo, esta razó n no se puede incrementar indefinidamente. Uno de
los motivos es que al comprimir el gas este se calienta, siendo su
temperatura al final de la compresió n
TB = TArγ − 1
si esta temperatura es lo suficientemente alta, puede producirse
la autoignición, en la cual la gasolina se quema espontá neamente (como
el gasó leo en un ciclo Diesel) antes de que salte la chispa de la bujía.
Esto tiene efectos destructivos para el motor, por lo que debe ser
evitado. Para evitar la autoignició n puede usarse gasolina de mayor
octanaje, o emplear aditivos, como algunos derivados del plomo, hoy
prohibidos.

Una segunda fuente de limitació n lo da el que el ciclo Otto ideal es solo


una aproximació n al ciclo real. En el ciclo real los procesos son curvas
má s suaves, correspondientes ademá s a procesos irreversibles
Entre los efectos irreversibles no considerados en el ciclo ideal destaca
la fricció n del émbolo con el cilindro. Esta fricció n disipa energía por
calentamiento (que en ausencia de aceite llega a gripar el motor, por
fusió n de las piezas). Por todo ello, el rendimiento de un motor de
explosió n real puede estar en torno al 25% o
30%.http://laplace.us.es/wiki/index.php

CICLO DE DIESEL

Un ciclo Diésel ideal es un modelo simplificado de lo que ocurre en un


motor diésel. En un motor de esta clase, a diferencia de lo que ocurre
en un motor de gasolina la combustió n no se produce por la ignició n de
una chispa en el interior de la cá mara. En su lugar, aprovechando las
propiedades químicas del gasó leo, el aire es comprimido hasta una
temperatura superior a la de autoignició n del gasó leo y el combustible
es inyectado a presió n en este aire caliente, produciéndose la
combustió n de la mezcla.

Puesto que só lo se comprime aire, la relació n de compresió n (cociente


entre el volumen en el punto má s bajo y el má s alto del pistó n) puede
ser mucho má s alta que la de un motor de gasolina (que tiene un límite,
por ser indeseable la autoignició n de la mezcla). La relació n de
compresió n de un motor diésel puede oscilar entre 12 y 24, mientras
que el de gasolina puede rondar un valor de 8.

Para modelar el comportamiento del motor diésel se considera un ciclo


Diesel de seis pasos, dos de los cuales se anulan mutuamente:

Admisión E→A
El pistó n baja con la vá lvula de admisió n abierta, aumentando la
cantidad de aire en la cá mara. Esto se modela como una
expansió n a presió n constante (ya que al estar la vá lvula abierta
la presió n es igual a la exterior). En el diagrama PV aparece como
una recta horizontal.
Compresión A→B
El pistó n sube comprimiendo el aire. Dada la velocidad del
proceso se supone que el aire no tiene posibilidad de
intercambiar calor con el ambiente, por lo que el proceso es
adiabá tico. Se modela como la curva adiabá tica reversible A→B,
aunque en realidad no lo es por la presencia de factores
irreversibles como la fricció n.
Combustión B→C
Un poco antes de que el pistó n llegue a su punto má s alto y
continuando hasta un poco después de que empiece a bajar, el
inyector introduce el combustible en la cá mara. Al ser de mayor
duració n que la combustió n en el ciclo Otto, este paso se modela
como una adició n de calor a presió n constante. É ste es el ú nico
paso en el que el ciclo Diesel se diferencia del Otto.
Expansión C→D
La alta temperatura del gas empuja al pistó n hacia abajo,
realizando trabajo sobre él. De nuevo, por ser un proceso muy
rá pido se aproxima por una curva adiabá tica reversible.
Escape D→A y A→E
Se abre la vá lvula de escape y el gas sale al exterior, empujado
por el pistó n a una temperatura mayor que la inicial, siendo
sustituido por la misma cantidad de mezcla fría en la siguiente
admisió n. El sistema es realmente abierto, pues intercambia masa
con el exterior. No obstante, dado que la cantidad de aire que sale
y la que entra es la misma podemos, para el balance energético,
suponer que es el mismo aire, que se ha enfriado. Este
enfriamiento ocurre en dos fases. Cuando el pistó n está en su
punto má s bajo, el volumen permanece aproximadamente
constante y tenemos la isó cora D→A. Cuando el pistó n empuja el
aire hacia el exterior, con la vá lvula abierta, empleamos la isobara
A→E, cerrando el ciclo.

En total, el ciclo se compone de dos subidas y dos bajadas del pistó n,


razó n por la que es un ciclo de cuatro tiempos, aunque este nombre se
suele reservar para los motores de gasolina.

Rendimiento en función de las temperaturas


Un ciclo diésel contiene dos proceso adiabá ticos, A→B y C→D, en los
que no se intercambia calor. De los otros dos, en el calentamiento a
presió n constante B→C, el gas recibe una cantidad de calor | Qc | del
exterior igual a

En el enfriamiento a volumen constante D→A el sistema cede una


cantidad de calor al ambiente

El rendimiento del ciclo será entonces


con γ = cp / cV la proporció n entre las capacidades caloríficas.
Rendimiento en función de los volúmenes
La expresió n anterior requiere conocer las cuatro temperaturas de los
vértices del ciclo. Puede simplificarse teniendo en cuenta las
características de cada uno de los procesos que lo componen.

Así tenemos, para la compresió n adiabá tica A→B

que, teniendo en cuenta la relació n de compresió n, podemos reescribir


como

        

Para la expansió n a presió n constante, aplicando la ecuació n de estado


de los gases ideales

       
Introduciendo ahora la relació n rc = VC / VB obtenemos

Por ú ltimo, para la temperatura en D aplicamos de nuevo la ley de


Poisson y el que el enfriamiento es a volumen constante:

                


Multiplicando y dividiendo por VB y aplicando el valor de la
temperatura en C

Combinado estos resultados nos queda


        

Sustituyendo esto en la expresió n del rendimiento obtenemos


finalmente

EJERCICIO
Vamos a considerar un ciclo Diesel en la que el aire a la entrada está a
una presió n de 1 atm y una temperatura de 17°C; la razó n de
compresió n es 18 y la de combustió n vale 2. El volumen má ximo de la
cá mara es de 1900 cm³. Vamos a determinar los volú menes, presiones
y temperaturas de cada vértice del ciclo, así como su rendimiento y el
calor y el trabajo intercambiados por el motor.

Estado inicial
Como punto de partida del ciclo de cuatro pasos tenemos que el gas a
temperatura y presió n ambientes llena el cilindro

                 
El nú mero de moles contenidos en el cilindro es

Compresión adiabática
Tras la compresió n, el volumen del cilindro se reduce segú n la razó n de
compresió n

       

La temperatura al final la compresió n la obtenemos de la ley de


Poisson

       

y la presió n en este punto la hallamos mediante la ley de los gases


ideales

Expansión isóbara
En el proceso de calentamiento, la presió n se mantiene constante, por
lo que

mientras que el volumen lo da la relació n de combustió n

       

y la temperatura la ley de los gases ideales (o la ley de Charles, en este


caso)

        
Expansión adiabática
Durante la bajada del pistó n el gas se enfría adiabá ticamente. La
temperatura al final del proceso la da la ley de Poisson, combinada con
el que sabemos que el volumen al final es el mismo que antes de
empezar la compresió n

        

La presió n en este estado es

Enfriamiento a V constante
En un motor diésel real el aire quemado y caliente es expulsado por el
tubo de escape, liberando calor al ambiente y siendo sustituido por
nuevo aire frío. En el ciclo Diesel ideal nos imaginamos que el aire
recircula, volviendo al estado A, intercambiando só lo el calor con el
ambiente.

Balance energético
Calor absorbido
El calor procedente del foco caliente es absorbido en la expansió n a
presió n constante y es igual a

donde hemos usado que

que para γ = 1.4 da el resultado conocido cp = 3.5R.

Un resultado má s exacto para un proceso a presió n constante, sin hacer


uso de la hipó tesis de gas ideal, consistiría en igualar el calor a la
variació n en la entalpía
y aplicar valores tabulados de la entalpía del aire para las presiones y
temperaturas de los estados B y C.

Calor cedido
El calor que se intercambia con el foco frío se cede en el enfriamiento a
volumen constante

donde, como antes, hemos empleado la relació n

que para γ = 1.4 da cV = 2.5R.

Si se quisiera hacer exactamente, habría que aplicar que para un


proceso a volumen constante el calor equivale a la variació n en la
energía interna

Trabajo realizado
El trabajo realizado por el sistema durante un ciclo es la diferencia
entre el calor absorbido y el cedido (en valores absolutos)

Rendimiento
El rendimiento de este ciclo Diesel lo podemos hallar como el trabajo
realizado dividido por el calor absorbido

Vemos que el rendimiento es mucho mayor que para un ciclo Otto que,
para valores típicos de motores de explosió n, rondaba el 50%. La causa
principal de la diferencia es la mucho mayor relació n de compresió n en
el motor diésel.
El rendimiento de este ciclo Diesel es, por supuesto, inferior al de
un ciclo de Carnot que operara entre las temperaturas TA y TC:

 Comparación con el ciclo Otto


Segú n indicamos en la introducció n, el ciclo Diesel ideal se distingue
del Otto ideal en la fase de combustió n, que en el ciclo Otto se supone a
volumen constante y en el Diesel a presió n constante. Por ello el
rendimiento es diferente.

Si escribimos el rendimiento de un ciclo Diesel en la forma

vemos que la eficiencia de un ciclo Diesel se diferencia de la de un ciclo


Otto por el factor entre paréntesis. Este factor siempre mayor que la
unidad, por ello, para iguales razones de compresió n r