Está en la página 1de 4

El pacto mundial por la

Responsabilidad Social
Empresarial
El Pacto Mundial propone aprovechar la fuerza de la acción colectiva para fomentar la
responsabilidad cívica de las empresas de modo que éstas puedan contribuir a la
solución de los retos que plantea la globalización.
El Pacto Mundial tiene entre sus objetivos conseguir un compromiso voluntario de
las empresas en RSC, por medio de la implantación de DIEZ PRINCIPIOS basados
en derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la
corrupción.

Hoy participan en el Pacto Mundial empresas de todas las regiones del mundo,
organizaciones internacionales de trabajadores y organizaciones de la sociedad civil.

Objetivos complementarios del Pacto Mundial


por la RSE
Resumiendo, el Pacto Mundial, que se define como una iniciativa voluntaria de
civismo empresarial, persigue objetivos complementarios:
 Lograr que el Pacto Mundial y sus principios formen parte de la estrategia y de las
operaciones de las empresas.
 Facilitar la cooperación entre los principales grupos participantes promoviendo
las relaciones de colaboración en apoyo de los objetivos de las Naciones Unidas.

El Pacto Mundial actúa como una red.

Su núcleo lo constituyen la Oficina del Pacto Mundial y cuatro organismos de las


Naciones Unidas: Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos;
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente; Organización
Internacional del Trabajo y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Red Española del pacto Mundial
en la Responsabilidad Social
Empresarial
El lanzamiento del Pacto Mundial se da a conocer por primera vez en España, a
través de la Fundación Rafael del Pino, se adhieren las primeras 135 entidades
españolas.

En el año 2008 esta Asociación cambia de nombre, denominándose en la


actualidad RED ESPAÑOLA DEL PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS.
Actualmente se han adherido al Pacto mundial, más de 8.000 Entidades de 130
países. De estas empresas 1.100 son españolas, lo que representa el 14% sobre el
total.
De estas empresas españolas, el 44% son grandes empresas, el 37% PYME y el
19% restante, son microempresas.

La adhesión al Pacto Mundial es una iniciativa voluntaria, de compromiso ético,


destinada a que las entidades de todos los países acojan como una parte integral de
su estrategia y de sus operaciones, principios de conducta y acción en materia de
Derechos Humanos, Derechos Laborales, Derechos Medioambientales y lucha contra
la corrupción.

¿Por qué es importante la RSE?


Las mejoras que conseguimos con la adopción de esta medida son enormes para
nuestras corporaciones y compañías:

1) Mejoramos la imagen de la marca, que es una de las principales ventajas de la


RSC, ya que la incorporación de prácticas socialmente responsables contribuye a que
los negocios se ganen la aprobación tanto, de consumidores como de colaboradores,
que valoran cada vez más la preocupación por la ética empresarial.

Gracias a ello, las organizaciones ganan en credibilidad y sus productos se


diferencian con respecto a la competencia.

2) Fidelización. Por los mismos motivos, socios, clientes y proveedores se muestran


más a favor a tratar con las marcas que practican la RSE. Así, aumentan los índices
de compradores recurrentes a los que les mueve el compromiso de la compañía con
su entorno.
3) Mayor productividad, la mayor motivación de los trabajadores junto con los
índices de satisfacción y llevan a un aumento de la productividad y de su eficiencia,
que repercute de forma positiva en los resultados de las empresas.
4) Atracción y retención del talento, los trabajadores también se sienten cada vez
más atraídos por las empresas con este tipo de compromiso.

Los índices de satisfacción de las plantillas en los negocios socialmente responsables


son elevados y permiten una mayor estabilidad y compromiso de nuestros empleados.

5) Mejora de la eficiencia, dentro de los muchos aspectos que implica la


responsabilidad social se encuentra el cuidado del medio ambiente, que permite a las
organizaciones reducir partidas como su consumo energético o de papel.

En la actualidad podemos ver ya empresas en los que el papel, se usa de forma muy
residual.

6) Facilita el acceso a financiación, una imagen socialmente responsable, así como


el cumplimiento de algunos estándares, contribuyen a que las compañías puedan
acceder a financiación en mejores condiciones y solicitar ayudas específicas para
negocios socialmente responsables.
Por estos motivos la RSC no puede ser vista como acciones específicas, sino que
debe ser un concepto integrado en la empresa, que abarque todas las dimensiones de
esta. Así las empresas deben tratar de realizar acciones y políticas para que los
productos o servicios sean responsable tanto social como medioambientalmente.

Las empresas que adoptan la RSE


Las empresas que adoptan la RSE, son:

Responsables medioambientalmente
Todas las actividades que realizan las empresas tienen un impacto sobre el medio
ambiente, por este motivo, deben tratar de optimizar sus recursos y reducir, en la
medida de lo posible, su impacto.

Realizar acciones que ayuden a frenar el cambio climático, invertir en i+D+i para que
los distintos procesos sean más sostenibles e incluso impartiendo formación a
sus empleados para que realicen sus prácticas de forma más sostenibles, pueden ser
buenas medidas.

Responsables con la sociedad


Agrupa a todas las medidas enfocadas a aportar un impacto positivo en la sociedad,
más allá de la actividad empresarial de la entidad.

Realizar acciones de voluntariado, subvencionar actividades o apoyar y fomentar el


empleo y la educación son algunas de estas acciones. La mayoría de las empresas,
además, demuestran con acciones destinadas a la comunidad y a la sociedad su
preocupación por la misma.

Responsables con los trabajadores


Agrupa todas las medidas que la empresa realiza para el bienestar de sus empleados,
como pueden ser las políticas de retención del talento o de conciliación laboral.

Responsables en el mercado
Actualmente no solo vale con que la compañía realice su actividad empresarial, la
empresa deben garantizar la calidad de su producto, fomentar el consumo
responsable de los mismos y mantener siempre una buena relación tanto con sus
clientes como con sus proveedores.

También podría gustarte