Está en la página 1de 58

Vicente Cudós.

- Cálculo de Estructuras de Acero 1

CAPÍTULO 10
PANDEO DE ARCOS Y CÁSCARAS

A) PANDEO DE ARCOS

10.1 ELÁSTICA DE UN ARCO O UN ANILLO CIRCULARES, SOMETIDOS A CARGA


UNIFORME

10.1.1 Introducción

La mayor parte de las investigaciones relacionadas con el pandeo de los arcos se han
realizado para directrices antifuniculares y sin tener en cuenta las imperfecciones
geométricas.

En los análisis clásicos tampoco es frecuente tener en cuenta los desplazamientos del arco
bajo la acción de las cargas que pueden modificar la directriz antifunicular, especialmente en
arcos muy esbeltos.

Las teorías que tienen en cuenta las deformaciones de los arcos requieren análisis muy
laboriosos y para obviarlos algunos investigadores proponen utilizar el coeficiente de
amplificación de flechas y momentos provocados por la compresión, al estilo del sistema
seguido para vigas rectas.

10.1.2 Ecuación general de la elástica

Supongamos un arco o un anillo de directriz circular y


sección constante (Figura 10.1.1), flectados por efecto de
una carga externa p.

Sea R el radio del arco o del anillo antes de la


deformación, ρ el radio de curvatura de un punto
cualquiera E1 después de la deformación, y M el momento
que aparece en dicho punto. Figura 10.1.1

La ecuación de la elástica en función de la curvatura será:

1 1 M
− =− (10.1.1)
ρ R E .I

Vamos a determinar la expresión de ρ en función de las


deformaciones.

El punto E en su deformación, hasta alcanzar el punto E1,


tendrá un desplazamiento definido por su corrimiento "v" en
dirección radial y su componente "u" en dirección
tangencial.

Utilizaremos la hipótesis de Rayleigh, en la que el


Figura 10.1.2 desplazamiento tangencial se supone despreciable (u=0).

Antes de la deformación, las tangentes en dos puntos E y D, separadas ds, forman el ángulo
dϕ, de forma que: ds = R . dϕ
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 2

Después de la deformación, las tangentes en E1 y D1 forman el ángulo dϕ+Δdϕ, y la


longitud E1 D1 vale ds+Δds, por lo que tendremos:

ds + Δ ds = ρ (dϕ + Δ dϕ) (10.1.2)

El valor de Δds es la diferencia entre los ángulos β y α formados por las tangentes en D1 y
E1 y las normales a los radios:

dv
α=
ds

dv d 2 v
β= + ds
ds ds 2

luego:

d2 v
Δ dϕ = ds
ds 2

Por otra parte, la longitud E1 D1 vale:

ds + Δ ds = (R-v) dϕ

Sustituyendo estas expresiones en (10.1.2):

d2 v
dϕ + ds
1 ds 2
=
ρ ⎛ v⎞
⎜1 − ⎟ ds
⎝ R ⎠

Multiplicando numerador y denominador por:

v
1+
R

y despreciando infinitésimos de segundo orden, obtenemos:

1 1 ⎛ v ⎞ d2 v
= ⎜1 + ⎟ + (10.1.3)
ρ R ⎝ R ⎠ ds 2

Sustituyendo (10.1.3) en (10.1.1), obtenemos la ecuación general de la elástica en función


de las deformaciones radiales:

d2 v M. R 2
+ v = − (10.1.4)
dϕ 2 E .I

La ecuación (10.1.4) representa la deformada de cualquier arco o anillo circular sometido a


un sistema de cargas.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 3

10.2 PANDEO DE ANILLOS CIRCULARES ANTIFUNICULARES DE SECCIÓN


CONSTANTE

Cuando un anillo circular está sometido a una presión externa uniforme p, a partir de un
cierto valor de la misma se hace inestable, adoptando una forma oval (Figura 10.2.1).

Figura 10.2.1

El momento en una sección cualquiera definida por el ángulo ϕ será:

M = Mo – pR (vo-v) (10.2.1)

La ecuación diferencial de la elástica (10.1.4) será, teniendo en cuenta (10.2.1):

d2 v R2
+ v = − [M − pR (v o − v )]
E .I o
(10.2.2)
dϕ 2

La solución general de la ecuación (10.2.2) es:

p . R 3 . v o − Mo . R 2
v = A . sen K ϕ + B . cos K ϕ + (10.2.3)
E .I + p . R 3

con

p. R3
K 2 = 1+ (10.2.4)
E .I

Las condiciones de los bordes son:

dv
Para ϕ = 0, =0

de donde (10.2.3), deducimos que:

A=0
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 4

La ecuación de la elástica (10.2.3) se convierte en:

p . R 3 . v o − Mo . R 2
v = B . cos K ϕ + (10.2.5)
E .I + p . R 3

π dv
Para ϕ = ,, = − K B . sen ϕ = 0 (10.2.6)
2 dϕ

de donde (10.2.6) deducimos que para obtener una elástica diferente de la circular (para que
exista pandeo) no puede ser B=0, luego:


sen =0 (10.2.7)
2

Como K > 0, debe ser:



2

y, por tanto, según (10.2.4) la carga crítica será:

pc =
R 3
(
E .I 2
K −1 =
R3
)
3 . E .I
(10.2.8)

La compresión crítica en el anillo antifunicular será:

3 .E .I
Cc = pc . R = (10.2.9)
R2

10.3 PANDEO DE ARCOS ANTIFUNICULARES DE SECCIÓN CONSTANTE Y


DIRECTRIZ CIRCULAR

Salvo en los arcos muy rebajados, la influencia de las deformaciones axiales en la carga
crítica suele despreciarse.

Las conclusiones que obtengamos con esta hipótesis simplificatoria no son válidas para
arcos muy rebajados, en los que pueden producirse fenómenos especiales de pandeo (Snap
Through) que comentaremos en los artículos 10.10 y 10.11.

Bajo esta condición, las cargas críticas menores se obtienen para formas de pandeo como
las indicadas en la Figura 10.3.1, con un punto de inflexión en su zona central (pandeo
antimétrico).

Para el cálculo vamos a suponer que se mantiene la dirección de las cargas exteriores
incluso después del pandeo, lo que supone un error despreciable.

Apliquemos la ecuación diferencial (10.1.4) al caso de un arco circular biarticulado de


semiabertura θ (Figura 10.3.1) sometido a una carga radial p, para la que es antifunicular de
cargas.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 5

La compresión axial del arco será:

C=p.R

Supongamos que se inicia la deformación de pandeo con una elástica representada por la
línea de puntos de la Figura 10.3.1. El momento en el punto E1 de la deformada de pandeo
será:

M=-C.v

Aplicando la ecuación (10.1.4):

d2 v C . v . R3
+ v = −
dϕ 2 E .I

haciendo:
p . R3
K 2 = 1+ (10.3.1)
E .I Figura 10.3.1
2
d v
+ K 2. v = 0 (10.3.2)
dϕ 2

La solución de la ecuación (10.3.2) es:

v = A . sen K ϕ + B . cos K ϕ

Las condiciones en los bordes son:

Para ϕ = 0, v = 0, luego:

B=0

Para ϕ = 2 θ v = 0. Como para que exista elástica de pandeo no puede ser A=0, debe
ser:

sen 2 K θ = 0 (10.3.3)

La menor solución de (10.3.3) es K = π/2 θ, pero esta


solución no cumple con la condición de inextensibilidad
de la directriz (Thimoshenko, Teoría de la Elasticidad), y
por tanto tomaremos como solución de (10.3.3) la
siguiente solución:

π
K=
θ
que sustituido en (10.3.1) da como valor de la carga
crítica: Figura 10.3.2

⎛ π2 ⎞
pc =
E .I
R3
⎜ ⎟
E .I
(
⎜ θ 2 − 1⎟ = R . s 2 π − θ
2 2
) (10.3.4)
⎝ ⎠
s = longitud del semiarco
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 6

Para este valor de la carga crítica, la compresión crítica será:

Cc = pc . R =
s 2
(
E .I 2
π − θ2 = α 2
s
)
E .I
(10.3.5)

La expresión anterior puede escribirse así:


E .I E .I
Cc = α = π2 (10.3.6)
s 2
(β . s)2
De (10.3.6) sacamos una conclusión importante utilizada en los Reglamentos de Cálculo:

"La compresión crítica de un arco equivale a la carga crítica de Euler de una barra articulada
de longitud β.s (longitud equivalente de pandeo)". Esta conclusión permite la comprobación
del pandeo general de un arco por sistemas sencillos.

De (10.3.5) y (10.3.6) podemos obtener el empuje crítico:

E .I
Hc = C c . cos θ = π 2 cos θ (10.3.7)
(β . s)2
10.4 PANDEO DE ARCOS ANTIFUNICULARES DE SECCIÓN CONSTANTE

En general los arcos antifuniculares de sección constante tienen una compresión crítica,
medida al cuarto de la luz, similar a la obtenida en la ecuación (10.3.6), para arcos
circulares:

E .I E .I
Cc = α = π2 (10.4.1)
s 2
(β . s)2
en donde:

Cc = compresión crítica en el punto 1/4 de la luz.


(obsérvese que en los arcos circulares antifuniculares la compresión es
constante a lo largo del arco, pero no ocurre lo mismo en los parabólicos u otro
tipo de directriz).

Los valores de α y β, para distintos casos de directriz y condición de bordes, han sido
obtenidos por Dinnik y completados por Stüssi, considerando que el arco es inextensible, lo
cual es correcto en los arcos no rebajados.

En la Tabla 10.4.1 damos los valores de α y β, obtenidos por estos


investigadores. La tabla se completa con los valores
recomendados por DIN-4114.

Los modos fundamentales de pandeo correspondiente a valores


críticos indicados en la Tabla 10.4.1 son los indicados en la Figura
10.4.1.

Los arcos empotrados y los biarticulados pandean siempre con una


configuración asimétrica.

Figura 10.4.1 Los arcos triarticulados rebajados, pandean con una configuración
simétrica que estudiaremos en el artículo 10.11.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 7

Cuando los arcos triarticulados no son rebajados pandean con configuración antisimétrica.

TABLA 10.4.1

TRIARTICULADOS BIARTICULADOS EMPOTRADOS

f/ℓ α β α β α β

a) Arcos parabólicos con carga vertical uniforme en proyección horizontal


0.1 7.55 1.14 9.56 1.02 20.4 0.70
0.2 8.04 1.11 9.21 1.04 20.5 0.69
0.3 8.19 1.10 8.19 1.10 20.3 0.70
0.4 7.81 1.12 7.81 1.12 19.7 0.71
0.5 7.42 1.15 7.42 1.15 18.8 0.72
b) Arcos en catenaria con carga vertical uniforme a lo largo del arco
0.1 9.65 1.01 20.2 0.70
0.2 9.20 1.04 20.5 0.69
0.3 8.11 1.10 21.7 0.68
0.4 7.25 1.17 18.9 0.72
0.5 6.38 1.24 18.8 0.73
c) Arcos circulares con carga uniforme normal al arco
0.1 7.59 1.14 9.71 1.01 20.1 0.70
0.2 7.40 1.15 8.68 1.07 20.2 0.70
0.3 7.42 1.15 8.70 1.06 19.9 0.70
0.4 7.40 1.15 8.04 1.00 19.8 0.71
0.5 7.40 1.15 7.40 1.15 19.7 0.71
d) Norma DIN 4114
0.1 ∼ 1.19 ∼ 1.02 ∼ 0.71
0.2 1.16 1.06 0.72
0.3 1.13 1.13 0.74
0.4 1.19 1.19 0.75
0.5 1.25 1.25 0.76

De la Tabla 10.4.1 podemos sacar la conclusión de que la longitud equivalente de pandeo


en barra recta es igual para cada tipo de arco, siempre que la relación flecha/luz sea la
misma y para las mismas condiciones de borde.

La primera Norma que utilizó este sistema de cálculo fue la Norma DIN-4114, que acepta
este sistema de cálculo, incluso en el campo plástico, asimilando el arco a una pieza recta.
(Ver artículo 10.8).

10.5 PANDEO DE ARCOS ANTIFUNICULARES DE SECCIÓN VARIABLE

a) Caso general

Por el teorema de la energía se demuestra que el empuje crítico es independiente de las


cargas aplicadas y sólo depende de las características geométricas y mecánicas del arco.

El valor general del empuje crítico es:

l 2
⌠ ⎛ dθ ⎞
⎮ E .I' ⎜ dx ⎟ dx
⌡0 ⎝ ⎠
Hc = l
(10.5.1)

(
⎮ 1 + y ' θ dx
2 2
)
⌡0
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 8

en donde:

dx
I' = inercia reducida = I
ds
I = inercia en el sección x.
y = f(x) (directriz del arco).
θ = desplazamiento angular virtual que hará mínima la expresión (10.5.1).

El desplazamiento virtual de un punto M de abscisa x puede determinarse por una rotación y


por dos desplazamientos u y v.

Figura 10.5.1 Figura 10.5.2

Si suponemos aislado el elemento diferencial MM' = ds, y después del desplazamiento


hacemos coincidir M con su antigua posición, MM' pasará a MM".

Si llamamos ϕ al ángulo de la tangente en M observamos:

M' M" = θ . ds

du ⎛ θ⎞ θ dy θ dx
= − sen ⎜ ϕ + ⎟ ≈ − sen ϕ − cos ϕ = − −
ds ⎝ 2⎠ 2 ds 2 ds

dv ⎛ θ⎞ θ dx θ dy
= cos ⎜ ϕ + ⎟ ≈ cos ϕ − sen ϕ = − − (10.5.2)
θ . ds ⎝ 2 ⎠ 2 ds 2 ds

o sea:

du θ θ θ2
= −θ . y' cos − θ sen ≈ −θ . y'−
dx 2 2 2

dv θ θ θ2
= θ . cos − θ . y '. sen ≈ θ − y' (10.5.3)
dx 2 2 2

En general, podemos tomar para θ:

n. π. x n. π. x
θ = a n . cos + b n . sen (10.5.4)
l l
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 9

Por tanto, an y bn deben satisfacer siempre la condición de que los extremos del arco no se
muevan, es decir:

l l
⌠ du dx = 0 ,, ⌠ dv dx = 0 (10.5.5)
⎮ ⎮
⌡0 dx ⌡0 dx

Si tenemos en cuenta (10.5.3) y utilizamos sólo los términos de primer orden, la condición
(10.5.5) se convierte en:

l l
⌠ ⌠
⎮ θ . y' . dx = 0 ,, ⎮ θ . dx = 0 (10.5.6)
⌡0 ⌡0

Otras condiciones a satisfacer son, por ejemplo:

Arco empotrado:
0
θ=0 para x = (10.5.7)
l

Arco biarticulado:
dθ 0
=0 para x = (10.5.8)
dx l

b) Aplicación al caso de un arco biarticulado de directriz parabólica y de proyección


de momento de inercia constante.

La directriz será:
f.x
y=4 (l − x )
l2

La variación del momento de inercia I será:

dx
I= I = constante
ds 0
I0 = momento de inercia en la clave. Figura 10.5.3

El desplazamiento virtual θ debe satisfacer las


condiciones (10.5.6) y (10.5.8).

Podemos comprobar que el valor de θ que cumple


estas condiciones es:
Figura 10.5.4
n. π. x
θ = a n . cos (n = número par)
l

Como valor aproximado tomamos el primero (n=2):

2. π. x
θ = a . cos
l
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 10

Sustituyendo en (10.5.1) obtenemos:

π2 1
H c = 4 . E . I0 (10.5.9)
l2 ⎛f⎞
2
1 + 6,144 ⎜ ⎟
⎝l⎠
Obsérvese que el factor,

π2
4 . E . I0
l2

es la carga crítica de una barra de longitud ℓ/2 y de momento de inercia I0 (Figura 10.5.4).

c) Investigaciones de Bergstrom para otros tipos de arcos

Si las solicitaciones permanecen verticales durante el pandeo, Bergstrom ha demostrado


que el empuje crítico de un arco viene dado por una fórmula general similar a la (10.5.9):

E .I
Hc = ϕ (10.5.10)
l2
en donde:

ϕo
ϕ =
f2
1+ K
l2 Figura 10.5.5
f
ϕo = valor de ϕ para = 0 , es decir para el caso de una viga
l
K = coeficiente que depende del tipo de arco.

En la Tabla 10.5.1 se dan los coeficientes ϕo y K determinados por Bergstrom.

TABLA 10.5.1

Tipo de arco Tipo de pandeo ϕ K


Arco parabólico empotrado de Antimétrico 80,76 4
proyección de inercia constante
I cos ϕ = I0 Simétrico 132,88 4

185,75 1
Antimétrico . 4
171,3 n
Catenoide de Strassner
279,05 1
Simétrico . 4
171,1 n
Arco biarticulado de momento de Antimétrico 39,44 11,6
inercia constante
I = I0 Simétrico 87,84 10,4
Arco biarticulado de proyección Antimétrico 39,48 7,2
de inercia constante
I cos ϕ = I0 Simétrico 87,84 5,6
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 11

d) Otras investigaciones para arcos funiculares parabólicos de sección variable

Hillman, Dischinger y Thimoshenko dan los


resultados de sus investigaciones en forma de
compresión crítica a 1/4 de la luz a través de una
fórmula similar a la (10.4.1).

E . I0
CC = α (10.5.11)
s2
Figura 10.5.6
Los valores de α vienen indicados en la Tabla 10.5.2.

TABLA 10.5.2
Valores de α en la fórmula (10.5.11)
f/ℓ Triarticulado Biarticulado Empotrado
(a) Para I = I0 . sec ϕ
0,1 7.89 9.99 21.0
0,2 9.00 10.26 23.0
0,3 10.62 10.62 25.8
0,4 11.06 11.06 29.1
0,5 11.62 11.62 32.3
(b) Para I = I0 . sec3 ϕ
0,1 8.05 10.30 22.0
0,2 10.39 12.14 27.2
0,3 14.3 14.3 35.9
0,4 18.0 18.0 49.3
0,5 22.7 22.7 73.8

Cuando la directriz de la sección no se somete a las leyes parabólicas indicadas en la Tabla


10.5.2 puede utilizarse el sistema alemán de arco de "inercia equivalente".

En este sistema el empuje crítico en el arco de sección


variable se asimila al de un arco de sección constante
con un momento de inercia equivalente Ieq calculado de
la siguiente forma:

Tomamos la mitad del arco en forma de viga recta


(Figura 10.5.7).

Se carga en el centro con la carga unidad y se


determina la flecha.

Se calcula el momento de inercia equivalente de una


viga de sección constante que dé la misma flecha para
la carga unidad.

Con este valor de Ieq utilizamos la fórmula (10.4.1), con


los valores de α de la Tabla 10.4.1 para secciones
Figura 10.5.7
uniformes.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 12

En la Tabla 10.5.3 para el caso f / ℓ = 0,40, damos los valores obtenidos por el método
exacto y por este método aproximado puede observarse que los resultados son muy
parecidos.

TABLA 10.5.3
Biarticulado Empotrado
Ieq / I0 α Ieq / I0 α
(a) Para I = I0 . sec ϕ
Exacto - 11,06 - 29,1
Aproximado 1,34 10,43 1,34 26,4
(b) Para I = I0 . sec3 ϕ
Exacto - 18,0 - 49,3
Aproximado 2,36 18,4 2,36 46,6

10.6 ARCOS PARABÓLICOS ARTICULADOS DE PROYECCIÓN DE INERCIA


CONSTANTE ENLAZADOS A TABLEROS

a) Caso de tablero superior (Figura 10.6.1)

El empuje crítico horizontal fue investigado por Dischinger, encontrando como valor del
mismo:

Para arcos biarticulados:

E I0 + E I T
Hc = 4 π 2 (10.6.1)
l2

Para arcos triarticulados:

E I0 + E I T
Hc = 29,8 (10.6.2)
l2
en donde: Figura 10.6.1

E I0 = es la rigidez del arco con la inercia de clave.


E IT = es la rigidez del tablero correspondiente al arco

Las formulas (10.6.1) y (10.6.2) son más exactas cuanto


más rebajados con los arcos.

b) Caso de tablero inferior (Figura 10.6.2)

En este caso no se produce pandeo general del arco, ya


que la estructura es autoestable al pandeo (si los tirantes
pueden aguantar compresiones).

Figura 10.6.2
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 13

10.7 ARCOS NO FUNICULARES

En general las cargas que actúan sobre los arcos producen momentos además de
compresiones, modificando la directriz del arco antes de producirse las deformaciones de
pandeo, produciéndose variaciones en los empujes críticos.

a) Caso de cargas simétricas

La compresión crítica a 1/4 de la luz, puede venir expresado por una fórmula similar a la
(10.4.1):

E . I π2. E . I
Cc = α =
s2 (β . s)2
Los valores de α para arcos circulares de sección constante sometidos a carga
uniformemente distribuida, fueron calculados por Da Deppo y Schmidt y vienen indicados en
la Tabla 10.7.1.

TABLA 10.7.1

θº Biarticulados Empotrados
f/ℓ
Grados α β α β
30 0,134 9,63 1,01 20,4 0,70
40 0,182 9,32 1,03 20,4 0,70
45 0,207 9,13 1,04 - -
50 0,233 - - 20,3 0,70
60 0,289 8,14 4,10 20,0 0,70
70 0,350 7,09 1,18 19,4 0,71
80 0,420 5,74 1,31 18,3 0,73
90 0,500 4,28 1,52 16,6 0,77

Obsérvese que para arcos circulares empotrados, los valores de α de la Tabla 10.4.1 y
10.7.1 son muy parecidos. No ocurre lo mismo en arcos apoyados, en donde obtenemos
empujes críticos más bajos que en los arcos antifuniculares.

De los mismos autores hemos obtenido la Tabla 10.7.2 correspondiente a un arco circular
con una carga concentrada en la clave.

TABLA 10.7.2

Biarticulados Empotrados
f/ℓ
α β α β
0.088 8,93 1,05 - -
0.134 9,38 1,03 - -
0.158 - - 14,43 0,83
0.182 9,60 1,01 - -
0.207 - - 14,66 0,82
0.233 9,80 1,00 - -
0.250 - - 14,96 0,81
0.289 9,85 1,00 - -
0.350 9,60 1,01 15,71 0,79
0.420 8,86 1,06 - -
0.500 7,60 1,14 16,70 0,77
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 14

b) Caso de carga asimétrica

Ensayos realizados en Alemania permiten calcular el empuje crítico como si se tratase de


una carga uniforme, pero reduciéndola mediante un coeficiente corrector.

El sistema operativo es el siguiente:

Se determina el empuje crítico Hcs del


arco que se trate como si tuviese carga
simétrica (caso anterior).

El empuje crítico será:

Hc = Hcs . Ω

Los valores de Ω pueden obtenerse de la


Tabla 10.7.3. Figura 10.7.1

TABLA 10.7.3

q/p (Figura 10.7.1)


f/ℓ
0 0.2 0.5 1 2 3 4 5

Biarticulados
1/9 1.00 0.81 0.69 0.65 0.57 0.55 0.55 0.54
1/6 1.00 0.78 0.64 0.59 0.50 0.48 0.47 0.46
Empotrados
1/9 1,00 0.81 0.70 0.66 0.58 0.56 0.55 0.55
1/6 1.00 0.80 0.68 0.64 0.56 0.54 0.53 0.53
1/4,5 1.00 0.79 0.67 0.62 0.54 0.51 0.51 0.50

10.8 PANDEO LATERAL DE ARCOS DE DIRECTRIZ CIRCULAR

Para arcos de directriz circular con carga uniforme


radial que se mantiene paralela a sí misma y
convergente durante el pandeo y cuyas
extremidades sólo tienen libertad de giro en el plano
del arco, Hencky ha deducido que la compresión
crítica a pandeo lateral tiene el valor:

Cc = pc . R =
E . Iy (π 2
− 4 θ2 )
2


E . Iy
2
s E . Iy s2
π2 + 4 θ2
c
(10.8.1)
en donde:

S = longitud del semiarco.


C = G IT = rigidez a la torsión Figura 10.8.1
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 15

La expresión (10.8.1) puede escribirse así:

E . Iy π 2 . E . Iy
Cc = α = (10.8.2)
s2 (β . s)2
fórmula similar a la (10.3.6) con momento de inercia en el plano lateral de pandeo Iy.

Sacamos aquí la misma conclusión deducida de (10.3.6), de que la compresión crítica a


pandeo lateral equivale a la carga crítica de Euler de una barra articulada de longitud β.s
(longitud equivalente de pandeo).

Si durante el pandeo las cargas se mantienen convergentes, pero no se mantienen paralelas


a su posición original, la compresión crítica vale:

E . Iy π2 − 4 . θ2
Cc = pc . R = (10.8.2)
s2 E . Iy
π2 + 4 . θ2
c

Si durante el pandeo las cargas se mantienen convergentes y paralelas a su posición


original y los bordes están completamente empotrados, la compresión crítica vale:

π 2 .E . I y
Cc = pc . R = (10.8.3)
(β . s)2
en donde β tiene los valores indicados en la Tabla 10.8.1.

TABLA 10.8.1

θ/π 0.125 0.25 0.5 0.55 0.75 1

β 0.97 0.89 0.68 0.65 0.62 0.77

π
Cuando como ocurre normalmente θ < , la fórmula (10.8.3) tiene la siguiente expresión
4
aproximada:

Cc = pc . R =
E . Iy (π
− θ2 2
)2
(10.8.4)
s2 E . Iy
π2 + θ2
c
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 16

10.9 EL PANDEO DE ARCOS EN LA NORMA DIN-4114

En los artículos anteriores hemos visto que en general los empujes críticos pueden
expresarse por una fórmula del tipo:

π2 . E . I
Cc = (10.9.1)
(β . s)2
Lo cual nos indica que equivalen a la carga crítica de una viga biarticulada de longitud
equivalente de pandeo:

lK = β. s

Fundándose en la expresión (10.9.1), la Norma DIN-4114 recomienda que el pandeo


general de los arcos se comprueba de la siguiente forma:

a) "Pandeo en su plano".

El pandeo del arco en su plano se comprueba como el de una barra recta de esbeltez:

s
λx = β
ix

en donde:

s = longitud del semiarco.


ix = radio de giro de la sección bruta del arco respecto del eje x.
β = un coeficiente cuyos valores vienen dados en la Tabla 10.9.1

Nota: Si se trata de un arco en celosía se utilizará una esbeltez ideal:

λi = λ2x + λ2c

los valores de λc vienen dados en el apartado 1.22.

b) "Pandeo fuera de su plano". (Pandeo lateral)

Para el pandeo fuera del plano se comprueba también como una barra recta de esbeltez:

l
λ y = β1 . β 2
iy

l = luz del arco.


iy = radio de giro de la sección bruta del arco respecto al eje y.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 17

TABLA 10.9.1

f/ℓ 0,05 0,20 0,30 0,40 0,50


Arco triarticulado β= 1,20 1,16 1,13 1,19 1,25
Arco biarticulado β= 1,00 1,06 1,13 1,19 1,25
Arco empotrado β= 0,70 0,72 0,74 0,75 0,76

β1 = Un coeficiente que se obtiene de la Tabla 10.9.2 para el arco parabólico cuyas


secciones de arranque tengan impedido el giro alrededor de la tangente a la
directriz y solicitado por cargas verticales uniformemente repartidas.

Tabla 10.9.2

f/ℓ = 0,05 0,1 0,2 0,3 0,4


Iy= constante β1 = 0,50 0,54 0,65 0,82 1,07
Iy. cos ϕ = constante β1 = 0,50 0,52 0,59 0,71 0,86

β2 = Es un coeficiente que se tomará igual a la unidad si las cargas permanecen fijas


durante el pandeo. Si en un arco con tablero suspendido las péndolas transmiten
una parte a.Q de la carga total Q, que actúa sobre el arco y se inclina durante el
pandeo del mismo, deberá calcularse con el valor β2 = 1-0,35.a. En un arco con
tablero superior, es β2>1, cuando las palizadas puedan inclinarse durante el
pandeo, inclinación que no pueden impedir los arriostramientos transversales de
aquellas. En este caso, si de la carga total Q del arco, la parte a.Q es transmitida
por las palizadas, y el tablero, rígidamente enlazado en sentido transversal a la
clave del arco, no está inmovilizado lateralmente en los estribos, debe tomarse
β2= 1+0,45.a únicamente para la influencia de las cargas verticales.

10.10 MODELOS DE SIMULACIÓN DE PANDEOS SIMÉTRICOS INESTABLES.


DESLIZAMIENTO DEL EQUILIBRIO (SNAP–THROUGH)

Los arcos rebajados, las láminas cilíndricas y las láminas esféricas rebajadas proporcionan
tensiones críticas menores en pandeos simétricos que en antimétricos.

Son además muy sensibles a las imperfecciones geométricas, que reducen considerable-
mente las tensiones críticas.

Además a partir de la tensión crítica, presentan equilibrios inestables de postpandeo cuyo


estudio solo es posible en el campo de las grandes deformaciones.

Esta inestabilidad hará que una vez que se han sobrepasado las tensiones críticas reales, la
pieza sufre un deslizamiento de su posición de equilibrio (Snap-Through), adoptando
configuraciones de gran deformación con tensiones reducidas.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 18

Un modelo de simulación de este tipo de pandeo es el representando en la Figura 10.10.1,


formado por dos barras articuladas en sus extremos y en centro, donde va ubicado un
muelle de constante C. El modelo está comprimido con una carga N.

Figura 10.10.1

Se comprueba experimentalmente que a partir de ciertos valores de N, el modelo puede


adoptar posiciones como la de la Figura 10.10.1, definidos por el ángulo ϕ.

En este caso la energía de deformación del muelle será:

1 1 l2
ε= C . Δ21 = C sen 2 ϕ
2 2 4

El trabajo de las fuerzas exteriores (N) será:

τ = N . Δ 2 = N (l − l cos ϕ) = N . l (1 - cos ϕ)

El potencial de sistema será:

1 l2
U=ε−τ= C sen 2 ϕ − N . l (1 - cos ϕ) (10.10.1)
2 4

La posición de equilibrio la obtenemos para:

dU l2
=C sen ϕ . cos ϕ - N . l . sen ϕ = 0 (10.10.2)
dϕ 4

La ecuación de equilibrio (10.10.2) se satisface para ϕ=0, que nos da como posición de
equilibrio la recta inicial.

También se satisface par cualquier valor de ϕ que cumpla la condición:

l
N=C cos ϕ (10.10.3)
4

iniciándose la deformación con un valor máximo para ϕ=0:

l
Nc = C (10.10.4)
4

que es el valor de la carga crítica.


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 19

Para valores superiores de ϕ, la ecuación (10.10.3) puede expresarse así:

N
= cos ϕ (10.10.5)
Nc

Obsérvese que para ϕ>0, la carga de equilibrio disminuye aumentando la deformación,


obteniéndose así posiciones de equilibrio inestables.

Para ϕ = π/2, la carga N vale cero.

Para ϕ = π, obtenemos N=-Nc, es decir, que se produce una inversión de las fuerzas
(Figura 10.10.2).

En la Figura 10.10.3 se representan las posiciones de equilibrio mencionados.

Figura 10.10.2

Figura 10.10.4

Figura 10.10.3 Figura 10.10.5

Si la carga crítica Nc se mantiene constante, la estructura después de ligeras oscilaciones


colapsará del punto A al punto G (Snap-Through) para ocupar la posición de equilibrio
estable representada por el camino CFG.

Vemos que la estructura no tiene estados intermedios estables y que el colapso de la misma
se produce para Nc.

Obsérvese que esta conducta no puede predecirse mediante el estudio en el campo de las
pequeñas deformaciones. En efecto, si en (10.10.2) hacemos sen ϕ = ϕ y cos ϕ = 1,
obtendríamos únicamente la carga crítica (10.10.4), pero no podríamos deducir el
comportamiento inestable de la misma.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 20

Si se tratase de una estructura con imperfecciones, como por ejemplo la de la Figura


10.10.4, en la que la imperfección se representa por el ángulo inicial ϕo, la ecuación
(10.10.5) se convertiría en:

N ⎡ sen ϕ o ⎤
= ⎢1 − cos ϕ (10.10.6)
Nc ⎣ sen ϕ ⎥⎦

cuya representación gráfica damos en la Figura 10.10.5.

Vemos que debido a la imperfección no es posible alcanzar la carga crítica ideal. Pero se
sigue manteniendo el efecto de deslizamiento de pandeo del punto B al E.

10.11 ARCOS REBAJADOS

En los artículos anteriores hemos estudiado el pandeo inextensible de arcos, con


deformados antimétricos que presentan un punto de inflexión en su punto medio ya que dan
cargas críticas inferiores a las deformadas simétricas.

Cuando la flecha f es pequeña, las deformaciones axiales del arco no son despreciables y
puede presentarse el pandeo con cargas críticas inferiores a las obtenidas para el pandeo
inextensible, pero esta vez con deformadas simétricas de pandeo.

Por facilidad de cálculo vamos a considerar que el arco biarticulado de la Figura 10.11.1
tiene una directriz senoidal simétrica.
πx
y o = f sen (10.11.1)
l
y que inicialmente una de las articulaciones está apoyada sobre rodillos.

Supongamos que por efectos de la carga de intensidad


p, la clave del arco desciende una cantidad δ que será
muy aproximadamente proporcional a p, por el efecto
viga que tiene el arco rebajado.

La nueva directriz del arco podrá expresarse con


suficiente aproximación por: Figura 10.11.1

πx ⎛ δ⎞ πx
y = (f − δ ) sen = f ⎜1 − ⎟ sen (10.11.2)
l ⎝ f ⎠ l

Si consideramos ahora que las articulaciones inicialmente no pueden desplazarse, las


cargas provocarán un empuje H proporcional a p, que comprimirá el arco y, por tanto, la
ecuación de la directriz puede obtenerse de (10.11.2) aplicándole el coeficiente de
amplificación de flechas (ver artículos 3.26 a 3.28):

μ
Φ=
μ −1
con:
NCE π2 E I
μ= y NCE =
H l2
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 21

obteniéndose:

⎛ δ⎞
f ⎜1 − ⎟
f ⎠ πx πx
y1 = ⎝ sen = f1 sen (10.11.3)
H l l
1−
NCE

en donde f1 es la nueva flecha del arco comprimido.

La ecuación (10.11.3) es válida incluso para valores de δ>f y H>NCE. El que δ sea mayor que
f quiere decir que el arco puede tomar la deformación indicada en línea de puntos en la
Figura 10.11.1.

La simple ecuación (10.11.3) no nos define la elástica del arco. En efecto, supongamos en
un principio que δ < 1 .
f
H
Si < 1 el valor y2 es positivo, pero si ocurre lo contrario es negativo, lo que contradice la
NCE

condición δ < 1 .
f

H
Si por el contrario δ > 1 , y2 es negativo para > 1 , lo cual es una contradicción.
f NCE

Para determinar la forma verdadera de la elástica del arco es necesario conocer el empuje
H, que puede obtenerse igualando la variación de la luz ocasionada por el empuje al
acortamiento horizontal del arco, es decir:

l 2 l 2
H. l 1 ⌠ ⎛ d y0 ⎞ 1 ⌠ ⎛ d y2 ⎞
= ⎮ ⎜⎜ ⎟⎟ dx − ⎮ ⎜⎜ ⎟⎟ dx (10.11.4)
A . E 2 ⌡0 ⎝ dx ⎠ 2 ⌡0 ⎝ d x ⎠

A = área de la sección transversal del arco.

La ecuación (10.11.4), teniendo en cuenta (10.11.1) y (10.11.3), se convierte en:

⎡ ⎤
⎢ 2 ⎥ 2
⎛ δ⎞ ⎢ 4 H ⎥ ⎛⎜ H ⎞

⎜1 − ⎟ = ⎢1 − ⎥⎜ 1 − (10.11.5)
⎝ f ⎠
2 N NCE ⎟⎠
⎢ ⎛⎜ f ⎞⎟ CE
⎥⎝
⎢⎣ ⎝ i ⎠ ⎥⎦

en donde i es el radio de giro de la sección del arco:

I
i2 =
A

Obsérvese que para un arco determinado conocemos i, f y NCE. Para una carga p, podemos
determinar δ y, por tanto, de la ecuación (10.11.5) podemos determinar H.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 22

Como la ecuación no es lineal, bajo ciertas condiciones podemos obtener más de una raíz
real, lo que nos indicará que existen diferentes formas de equilibrio cuya estabilidad será
conveniente conocer.

Para realizar este estudio y por razones de comodidad, vamos a llamar:

δ H 4
u= ,, α= ,, m= (10.11.6)
f NCE ⎛f⎞
2

⎜ ⎟
⎝i⎠

Con esta notación, la ecuación (10.11.5) se puede escribir así:

(1 − u)2 = (1 − m . α ) (1 − α )2 (10.11.7)

Vamos a llamar:

2
⎛ δ⎞
F1 = (1 − u)
2
= ⎜1 − ⎟
⎝ f ⎠

⎡ ⎤
⎢ ⎥ 2
⎢ 4 H ⎥ ⎡ H ⎤
F2 = (1 − m . α ) (1 − α )
2
= ⎢1 − 2 N ⎥ ⎢1 − N ⎥ (10.11.8)
⎣ CE ⎦
⎢ ⎛⎜ f ⎞⎟ CE

⎢⎣ ⎝ i ⎠ ⎥⎦

ambas funciones de α.

f
a) Arcos con m ≥ 1, o bien (10.11.6) ≤2
i

δ
Como u = ≤ 1, el valor F1 = (1-u)2 será siempre
f
positivo. Por otra parte la función F2 se anula para
1 1
α= , pero para valores de α < es siempre
m m
positiva y para valores mayores siempre negativa
(Figura 10.11.2).
Figura 10.11.2

Vemos, por tanto, que la ecuación (10.11.7) sólo tiene una solución real, que en la Figura
10.11.2 viene definida por el punto A, lo que nos indica que sólo hay una forma de equilibrio
estable.

f
Si representamos para m ≥ 1, o lo que es mismo ≤ 2 , la relación entre el empuje
i
H δ
adimensional α = y la deformación adimensional u = , obtendremos una curva como
NCE f
la indicada con I en la Figura 10.11.4) que por su forma representa posiciones de equilibrio
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 23

f
estable y, por tanto, para m ≥ 1, o bien su equivalente ≤ 2 no existe posibilidad de
i
pandeo.

f
b) Arcos con m<1, o bien (10.11.6) >2
i
H
Podemos comprobar que F2 tiene un mínimo igual a cero para α = = 1 , y un máximo de
NCE
valor:

4 (1 − m)
3
F2m = (10.11.9)
27 m2

para:

2+m
αm = (10.11.10)
3m

b.1) Caso en que F1 > F2m

Figura 10.11.3

En la Figura 10.11.3 vemos que para F1>F2m obtenemos una sola solución rel de la ecuación
(10.11.7), que viene definida por el punto A, lo que nos indica que solo hay una forma de
equilibrio estable sin posibilidad de pandeo.

Para que esto suceda debe ser (10.11.7):

4 (1 − m)
3
(1 − u) 2
>
27
(10.11.11)
m2

o lo que es equivalente:

⎛ 4 (1 − m) ⎞⎟
3
u < ⎜1 −
⎜ 27 m2 ⎟
⎝ ⎠
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 24

⎛ 4 (1 − m) ⎞⎟
3
u > ⎜1 − (10.11.12)
⎜ 27 m2 ⎟
⎝ ⎠

b.2) Caso en que F1>F2m

En este caso obtenemos tres soluciones reales de la ecuación (10.11.7) y, por tanto,
tenemos tres posiciones de equilibrio, definidos en la Figura 10.11.3 por los puntos B, C y D.

H δ
Si como en el caso a) representamos la función α = , en función de α = ,
NCE f
obtendríamos una curva como la indicada con la notación II en la Figura 10.11.4, que en el
intervalo:

⎛ 4 (1 − m) ⎞⎟
3
u > ⎜1 −
⎜ 27 m2 ⎟
⎝ ⎠

⎛ 4 (1 − m) ⎞⎟
3
u < ⎜1 − (10.11.13)
⎜ 27 m2 ⎟
⎝ ⎠

H
da para un mismo valor de tres posiciones posibles de equilibrio, que en la Figura
NCE
10.11.4 representamos por los puntos c, de y f.

El punto a representa la carga crítica del arco rebajado con pandeo simétrico y en el tramo
"o-a" nos encontramos con configuraciones estables de equilibrio.

Obsérvese que el tramo "a-e" representa configuraciones inestables y por tanto si una
perturbación (aumento de δ/f) nos aleja del punto a, el arco no seguirá el camino "a-e" sino
que sufrirá un deslizamiento de su posición de equilibrio desde a hasta b. Este deslizamiento
en los textos de habla inglesa suele llamarse "Snap-Through".

f
c) Arcos con m < 0,25, o bien (10.11.6) >4
i

El valor m=0,25 es el límite de pandeo simétrico a pandeo antimétrico. En efecto en el


pandeo antimétrico δ=0, y por tanto n=0, o bien F1=1.

Para que exista posibilidad de pandeo debe ser F1<F2m. Haciendo en (10.11.9), F2m=1,
obtenemos:

4 (1 − m)
3
1=
27 m2

f
de donde deducimos que m=0,25, o bien >4
i
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 25

Si representamos la función H en función de δ obtendríamos una curva como la


NCE f
señalada con III en la Figura 10.11.4. En ella puede apreciarse que no es posible alcanzar el
máximo valor señalado con la letra "j", ya que en el punto "g" se nos presentará la carga
crítica de pandeo asimétrico y la curva de equilibrio en lugar de seguir el camino "g-j",
seguirá el "g-g" que representa posiciones inestables de equilibrio.

Cualquier perturbación en g nos producirá por tanto un deslizamiento de la posición de


equilibrio desde g a h.

El comportamiento cualitativo de la ecuación (10.11.5) que acabamos de indicar ha sido


estudiado por diversos investigadores, de una forma cuantitativa para los diversos valores
de sus parámetros representativos.

Los resultados que vamos a dar a continuación son un resumen de los estudios de Fung y
Kaplan (Buckling of low arches or curved beams of small curvature. NACA-TN-2840. Nov.
1952) para arcos biarticulados de directriz senoidal y diferentes tipos de cargas.

πx
1º) Caso de carga senoidal, p = p o . sen
l

Figura 10.11.4

f
a) Arcos con <2
i

No existe posibilidad de pandeo. El comportamiento del arco viene definido por una curva de
tipo I (Figura 10.11.4) que indica configuraciones de equilibrios estables del arco.

f
b) Arcos con 2 ≤ ≤ 4,69
i

El comportamiento del arco viene definido por una curva del tipo II de la Figura 10.11.4 con
configuración simétrica.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 26

El pandeo simétrico (punto "a" de la Figura 10.11.4) se alcanza cuando la flecha del arco
cargado f1 alcanza el valor:

1 ⎛ ⎞
f1c = f ⎜1 − 4 ⎟
3 ⎜
⎝ (f / i)2 ⎟

El valor de po que hace crítico al arco es:

⎡ 3 ⎤
π4 . E .I. f ⎢ 1 1 ⎡⎛ f⎞
2 ⎤ ⎥
(p o )c = ⎢1 +
f 3
⎢⎜ ⎟ − 4⎥ ⎥
i⎠
l4 ⎢ ⎢⎣⎝ ⎥⎦ ⎥
6
⎣ i ⎦

f
c) Arcos con > 4,69
i

La menor carga crítica se alcanza con pandeo asimétrico (punto "g" de la curva III de la
Figura 10.11.4) y para una flecha del arco cargado:

16
f1c = f 1− 2
⎛f⎞
⎜ ⎟
⎝i⎠

La intensidad de la carga crítica es:

⎡ ⎤
⎢ ⎥
π4 . E .I. f ⎢ 1 16 ⎥
(p o )c = ⎢1 + 3 1−
3 ⎛ f ⎞2 ⎥
l4
⎢ ⎜ ⎟ ⎥
⎢⎣ ⎝ i ⎠ ⎥⎦

El empuje crítico vale:

4 . π2 . E . I
Hc =
l2

2º) Caso de carga uniforme, p

f
a) Para < 2 no hay posibilidad de pandeo.
i

f
b) Para 2 ≤ ≤ 4,69 puede presentarse pandeo simétrico para una flecha del arco
i
cargado:

1 ⎡ 4 ⎤
f1c ≈ f ⎢1 − ⎥
3 ⎣⎢ (f / i)2 ⎥⎦
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 27

y para una carga crítica:

⎡ 3 ⎤
π5 . E . I . f ⎢ 1 1 ⎡⎛ f ⎞ 2 ⎤ ⎥
pc ≈ ⎢1 + f ⎢⎜ ⎟ − 4⎥ ⎥
4 3 i
4.l ⎢ 6 ⎣⎢⎝ ⎠ ⎥⎦ ⎥
⎣ i ⎦

f
c) Para > 4,69 la menor carga crítica se presenta en pandeo asimétrico para una flecha
i
del arco cargado:

16
f1c ≈ f 1− 2
⎛f⎞
⎜ ⎟
⎝i⎠

y para una carga crítica:

⎡ ⎤
⎢ ⎥
π5 . E . I . f ⎢ 16 ⎥
pc ≈ ⎢1 + 3 1− 2 ⎥
4 . l4 ⎛f⎞ ⎥
⎢ ⎜ ⎟
⎢⎣ ⎝ i ⎠ ⎥⎦

el empuje crítico vale:

4 . π2 . E . I
Hc ≈
l2

3º) Caso de carga concentrada P en la clave del arco

f
a) Para < 2 no existe posibilidad de pandeo.
i

f
b) Para 2 ≤ ≤ 4,69 se puede presentar pandeo simétrico para:
i

⎡ 3 ⎤
π4 . E .I. f ⎢ 1 1 ⎡⎛ f ⎞ 2 ⎤ ⎥
Pc ≈ ⎢1 + f ⎢⎜ ⎟ − 4⎥ ⎥
2.l 3
⎢ 3 ⎢⎣⎝ i ⎠ ⎥⎦ ⎥
6
⎣ i ⎦

f
c) Para > 4,69 la menor carga crítica se obtiene en pandeo asimétrico con un valor:
i

⎡ ⎤
⎢ ⎥
π4 . E .I. f ⎢ 16 ⎥
Pc ≈ ⎢1 + 3 1− ⎥
2 . l3 ⎛ f⎞
2
⎢ ⎜ ⎟ ⎥
⎢⎣ ⎝ i⎠ ⎥⎦
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 28

con un empuje crítico:

4 . π2 . E . I
Hc =
l2

4º) Comprobación de los resultados experimentales

Las fórmulas teóricas dadas en los apartados 1º, 2º y 3º concuerdan bastante bien con las
experiencias realizadas por Fung y Kaplan, que comprobaron 25 arcos rebajados con
esbelteces que permitían operar en campo elástico. Las experiencias se realizaron con una
carga concentrada en la clave.

f
Los resultados experimentales dieron que para < 2,76 no existía pandeo.
i

f
En el intervalo 2,7 ≤ ≤ 6 , las cargas críticas reales eran del orden del 60 al 80% de los
i
valores teóricos, debido a las imperfecciones del arco.

f
Para 7 ≤ ≤ 14 las cargas críticas reales eran del orden del 90 a 100% de los valores
i
teóricos, incluso con pequeñas imperfecciones.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 29

B) PANDEO DE CÁSCARAS

10.12 ECUACIONES DE LA FLEXIÓN DE LÁMINAS

Antes de proceder al estudio del pandeo de láminas, vamos a hacer un resumen


simplificado de las fórmulas referentes a la flexión de las mismas.

El estudio teórico presenta mayores dificultades que el de las placas ya que las láminas
presentan curvaturas diferentes en las dos direcciones principales y además no puede
despreciarse las deformaciones de la superficie media.

En la Figura 10.12.1 se representa un elemento diferencial de una lámina de espesor e,


limitado por planos paralelos normales a la superficie media.

Llamamos ρx y ρy a los radios de curvatura antes de la deformación contenidos en los planos


xz e yz.

Figura 10.12.1

a) Caso en que sólo actúen esfuerzos normales

Por efecto de las cargas la lámina sufre una deformación de la superficie media cuyas
deformaciones unitarias de las direcciones x e y llamaremos ε1 y ε2. A su vez por efecto de la
flexión una superficie intermedia a la distancia z de la línea media sufrirá unas
deformaciones totales (suma del alargamiento de la línea media y de la flexión) que
llamaremos εx y εy en la dirección de los ejes correspondientes.

De la Figura 10.12.1 deducimos:

l 2 − l1
εx = (10.12.1)
l1
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 30

Por otra parte vemos que:

l1 ρ −z z
= x = 1−
ds ρx ρx

l2 l2 ρ' − z z
= = x = 1− (10.12.2)
ds + ε 1. ds ds (1 + ε 1 ) ρ' x ρ' x

Sustituyendo l 1 y l 2 , deducimos de (10.12.2) en (10.12.1) y repitiendo para εy:

⎡ ⎤
ε1 z ⎢ ⎥
εx = − ⎢ 1 − 1 ⎥
z z ⎢ ρ' x ρx ⎥
1− 1−
ρx ρ x ⎢⎣ 1 + ε 1 ⎥

⎡ ⎤
⎢ ⎥
ε2 z ⎢ 1 − 1 ⎥
εy = − (10.12.3)
z z ⎢ ρ' y ρy ⎥
1− 1− ⎢ ⎥
ρy ρy
⎣ 1+ ε2 ⎦

Para espesores de láminas pequeñas podemos tomar:

z z
= ≈0
ρx ρy

Si además prescindimos de los efectos de los alargamientos ε1 y ε2 sobre la curvatura, la


expresión (10.12.3) se convierte en:

⎡ 1 1 ⎤
ε x = ε1 − z ⎢ − ⎥
⎣ ρ' x ρ x ⎦

⎡ 1 1 ⎤
εy = ε2 − z ⎢ − ⎥ (10.12.4)
⎣⎢ ρ' y ρ y ⎥⎦

Los términos entre paréntesis del segundo miembro representan las variaciones de la
curvatura. Llamando:

1 1
βx = −
ρ' x ρ x

1 1
βy = − (10.12.5)
ρ' y ρ y

Las ecuaciones (10.12.4) pueden escribirse así:

εx = ε1 – z . βx

εy = ε2 – z . βy (10.12.6)
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 31

Las tensiones normales correspondientes serán:

σx =
E
1− ν2
[ (
ε1 − z . β x + ν ε 2 − z . β y )]

σy =
E
1− ν2
[
ε 2 − z . β y + ν (ε 1 − z . β x )] (10.12.7)

Se supone que no hay tensiones en dirección z, es decir:

σz = 0

Utilizando la misma notación que en el cálculo de placas (Capítulo 8), las cargas y los
momentos por unidad de longitud serán:

e
+
⌠ 2 E.e
N x = ⎮ σx . dz = (ε1 + ν . ε 2 )
⌡− e 1- ν 2
2

e
+
⌠ 2 E.e
N y = ⎮ σy . dz = (ε 2 + ν . ε1 )
⌡− e 1 - ν2
2
(10.12.8)
e
+
⌠ 2
(
M x = ⎮ z . σx . dz = − D β x + ν . β y )
⌡− e
2

e
+
⌠ 2
(
M y = ⎮ z . σy . dz = − D β y + ν . β x )
⌡− e
2

siendo:
E . e3
D=
(
12 1 − ν 2 )
la rigidez de placa (8.2.8).

b) Caso en que además de esfuerzos normales existen esfuerzos tangenciales

La relación entre la tensión tangencial τxy y la torsión Mxy del elemento ABDC (Figura
10.12.1) con las variaciones de la curvatura se establece mediante las expresiones:

τ xy = − 2 . G . z . β xy

M xy = D (1 − ν ) β xy (10.12.9)

en donde βxy reemplaza al factor ϑ2f/ϑxϑy que aparece en las placas, y representa la torsión
del elemento ABCD durante la flexión de la lámina, de forma que βxy.dx es la rotación del
borde BC respecto al eje z.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 32

Las fórmulas (10.12.8) del caso anterior deben completarse con las siguientes:

e e
+ +
⌠ 2 ⌠ 2
Tx = ⎮ τ xz . dz ,, Ty = ⎮ τ yz . dz
⌡− e ⌡− e
2 2

e e
+ +
⌠ 2 ⌠ 2
N xy = N yx =⎮ τ xy . dz ,, M xy = −M yx = −⎮ z . τ xy . dz (10.12.10)
⌡− e ⌡− e
2 2

c) Caso en que además hay deformación tangencial γ en la superficie media de la


lámina

En este caso:

(
τ xy = γ − 2 . z. β xy G )
e
+
⌠ 2 γ . e.E
N xy = N yx =⎮ τ xy . dz =
⌡− e 2 (1 + ν )
2

e
+
⌠ 2
M xy = −M yx = −⎮ τ xy . z . dz = D (1 - ν ) β xy (10.12.11)
⌡− e
2

d) Resumen de los apartados a, b y c

Si durante la flexión de la lámina, los elementos lineales. normales a la superficie media


permanecen rectos y normales a la deformada, los esfuerzos por unidad de longitud:

Nx, Ny y Nxy

así como los momentos por unidad de longitud:

Mx, My y Mxy

pueden expresarse en función de las tres componentes de deformación de la superficie


media:

ε1, ε2 y γ

y de los tres parámetros:

βx, βy y βxy

que definen las variaciones de la curvatura y de la torsión.


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 33

e) Energía de deformación

Se compone de dos sumandos. El primero ε1 debido a la flexión de la lámina, y el segundo


ε2 debido a la deformación de la superficie media.

El primero viene dado por una expresión similar a la (8.4.3) obtenida para las placas,
sustituyendo ∂2f/∂x2 y ∂2f/∂y2 por las variaciones de curvatura βx y βy, obtenidas en (10.12.5).
El valor ∂2f/∂x.∂y se sustituye por βxy, que representa la rotación respecto al eje z.

ε1 =
D ⌠ ⌠
2 ⎮ ⎮
⌡ ⌡
[(β x + βy )
2
(
− 2 (1 − ν ) β x . β y − β 2xy ) ] dA (10.12.12)

La energía de deformación debida a la extensión de la superficie media será:

⌠ ⌠
E.e ⎮ ⎮ ⎡ ⎛ γ2 ⎞ ⎤
ε2 = (
⎢ 1 ε + ε )2
− 2 (1 − ν ) ⎜ ε . ε − ⎟ ⎥ dA (10.12.13)
(
2 1− ν2 ⎮)
⎮ ⎮
⎮ ⎢⎣
2 ⎜ 1 2
⎝ 4 ⎟⎠ ⎦⎥
⌡ ⌡

en donde las integrales (10.12.12) y (10.12.13) se extienden a toda la superficie.

La energía de deformación total será:

ε = ε1 + ε2
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 34

10.13 ECUACIONES DE EQUILIBRIO DE LAS LÁMINAS CILÍNDRICAS

a) Caso de deformación simétrica respecto al eje del cilindro

Como todos los puntos situados en una normal aleje del cilindro tienen la misma
deformación basta examinar una franja elemental AB de anchura unidad (Figura 10.13.1) a
la que podríamos aplicar la ecuación diferencial de una viga, con rigidez,

E . e3
D=
(
12 1 - ν 2 )
para tener en cuenta que la distorsión de la sección transversal está impedida por las franjas
adyacentes (efecto similar al de las placas).

En segundo lugar debemos hallar los componentes


normales a la superficie de la franja para determinar la
carga normal p a que esté sometida la viga-franja AB.

Para esto supongamos por ejemplo un cilindro (Figura


10.13.1) sometido a una compresión o tracción axial
que le provoca una carga uniforme Nx por unidad de
longitud, y a una carga exterior de intensidad q normal
a la superficie.

Esta carga sobre un elemento de franja de longitud dx, Figura 10.13.1


aplica una carga q.dx.

Si llamamos f al corrimiento radial del cilindro, la ecuación diferencial de la viga-franja AB


será:

d4 f
D =−p (10.13.1)
d x4

Para determinar el valor p debemos sumar los componentes radiales de Nx y Ny al valor de


la carga aplicada de intensidad q.

Para esto de (10.12.8) deducimos:

Nx =
E.e
[ε1 − ν . ε 2 ] = E . e2 ⎡⎢ε1 − ν Rf ⎤⎥
1- ν 2
1- ν ⎣ ⎦

Ny =
E.e
[ε 2 − ν . ε1 ] = E . e2 ⎡⎢− Rf + ν . ε1 ⎤⎥ (10.13.2)
1- ν 2
1- ν ⎣ ⎦

de los que obtenemos:

f
Ny = ν . Nx − E.e (10.13.3)
R
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 35

Componente de Nx:

Por efecto de la curvatura de la franja en el plano z, las fuerzas de compresión Nx tendrán


una componente radial de valor:

d2 f
Nx (10.13.4)
d x2

Componente de Ny:

La componente radial de Ny será:

Ny
(10.13.5)
R

Podemos expresar Ny en función de Nx a través de la expresión (10.12.3):

Ny Nx f
=ν − 2 E.e (10.13.6)
R R R

Para obtener p basta sumar q con (10.13.4) y (10.13.6):

d2 f N f
− p = q + Nx + ν x − 2 E.e
dx 2 R R

Con lo que la ecuación diferencial del equilibrio de la franja (10.13.1) se puede escribir así:

d4 f d2 f N f
D = q + Nx + ν x − 2 E.e (10.13.7)
dx 4
dx 2 R R

ecuación que define la deformada simétrica de las láminas cilíndricas.

b) Caso general de deformación de una lámina cilíndrica

Considerando el equilibrio de un elemento de lámina como el indicado en la Figura 10.13.2,


puede demostrarse que las fórmulas que ligan las deformaciones con las fuerzas de bordes,
fuerzas cortantes y momentos, son las siguientes:

∂ Nx ∂ N yx ∂2f ∂2 v ⎛ ∂v ∂2 f ⎞ ⎛ ∂2 v ∂f ⎞
⎜ ⎟ ⎜ ⎟
R
∂x
+
∂θ
− R . Tx
∂ x2
− R . N xy
∂ x2
− Ty ⎜ ∂ x ∂x ∂θ ⎟ − N y
+ ⎜ ∂x ∂θ − ∂ x ⎟ = 0
⎝ ⎠ ⎝ ⎠

∂ Ny ∂ N xy ∂2 v ⎛ ∂v ∂2 f ⎞ ⎛ ∂2 v ∂f ⎞ ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
⎜ ⎟ ⎜ ⎟ ⎜1 + + ⎟=0
∂θ
+R
∂x
+ R . Nx
∂ x2
− Tx ⎜ ∂ x ∂x ∂ θ ⎟ + N yx
+ ⎜ ∂x ∂ θ − ∂ x ⎟ − Tx ⎜ v . ∂θ v . ∂ θ 2 ⎟
⎝ ⎠ ⎝ ⎠ ⎝ ⎠

∂ Tx ∂ Ty ⎛ ∂v ∂2 f ⎞ ∂2 f ⎛ ∂v ∂2 f ⎞ ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
R + + Nxy ⎜⎜ + ⎟⎟ + R . Nx + Ny ⎜⎜1 + + ⎟⎟ + Nyx ⎜⎜ + ⎟⎟ + q . R = 0
∂x ∂θ ⎝ ∂ x ∂x ∂ θ ⎠ ∂ x2 ⎝ R . ∂ θ R.∂ θ 2 ⎠ ⎝ ∂x ∂x ∂ θ ⎠
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 36

∂ M xy ∂ My ∂2 v ⎛ ∂2 v ∂f ⎞
⎜ ⎟
R
∂x

∂θ
− R .M x
∂ x2
− M yx ⎜ ∂ x ∂ θ − ∂ x ⎟ + R . Ty = 0
⎝ ⎠

∂ M yx ∂ Mx ∂2 v ⎛ ∂2 v ∂f ⎞
⎜ ⎟
∂θ
+R
∂x
+ R . M xy
∂ x2
− My ⎜ ∂x ∂ θ − ∂ x ⎟ − R . Tx = 0
⎝ ⎠

⎛ ∂v ∂2 f ⎞ ⎛ ⎞ ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
M x ⎜⎜ + ⎟ + R . M xy

∂2 f
+ M ⎜
yx ⎜ 1 +
∂v
+
∂2 f
R . ∂θ R . ∂θ 2
⎟ − My ⎜
⎟ + ⎟ ( )
⎜ ∂ x ∂x ∂ θ ⎟ + R N xy − N yx = 0
⎝ ∂ x ∂x . ∂ θ ⎠ ∂ x2 ⎝ ⎠ ⎝ ⎠
(10.13.8)

Figura 10.13.2

c) Caso de una lámina cilíndrica sometida a presión exterior

Si se acepta que todas las fuerzas de borde, excepto Ny, son pequeñas y que pueden
despreciarse los productos de estos por las derivadas de los desplazamientos y además que
los momentos son pequeños y que pueden despreciarse los productos de estos por las
derivadas de los desplazamientos, eliminando Tx y Ty de las ecuaciones (10.13.8) podemos
obtener:

∂ Nx ∂ N yx ⎛ ∂2 v ∂f ⎞
R + − N y ⎜⎜ − ⎟=0 (10.13.9)

∂x ∂θ ⎝ ∂x ∂ θ ∂ x ⎠

∂ Ny ∂ N xy ∂ My ∂ M xy
+R − + =0
∂θ ∂x R.∂ θ ∂x
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 37

∂ 2 M yx ∂ 2 Mx ∂ 2 My ∂ 2 M xy ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
+R + − + N ⎜ 1 + + ⎟ + q.R = 0
∂x ∂ θ ∂ x2 R.∂ θ2 ∂x ∂ θ y ⎜
R . ∂θ R . ∂ θ 2 ⎟
⎝ ⎠

Como (10.12.5), (10.12.8) y (10.12.11):

(
Mx = − D β x − ν β y ) ,, γ=
∂u
+
∂v
R.∂ θ ∂ x

(
My = − D β y − ν β x ) ,, βx =
∂2 f
∂ x2

1 ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
M xy = − M yx = D (1 − ν ) β xy ,, βy = ⎜ +
⎜ ∂θ ∂ θ2


R2 ⎝ ⎠

∂u ∂v f 1 ⎛ ∂v ∂2 f ⎞
ε1 = ,, ε2 = − ,, β xy = ⎜ + ⎟
∂x R.∂ θ R R ⎜ ∂ x ∂ x ∂θ ⎟
⎝ ⎠

Sustituyendo en (10.13.9) obtenemos las tres ecuaciones diferenciales que determinan los
desplazamientos u, v y f:

∂ 2 u 1+ ν ∂2 v ∂f q.R 2 1 − ν 2 ( ) ⎛⎜ ∂2 v ∂ f ⎞ 1− ν ∂ 2 u

R2
∂ x2
+
2
R
∂x ∂ θ
− ν R
∂x
+
E.e ⎜ ∂x ∂ θ ∂ x ⎟ + 2 ∂ θ 2 = 0

⎝ ⎠

1+ ν ∂2u 1− ν 2 ∂ 2 v ∂ 2 v ∂ f e2 ⎛ ∂2 v ∂3 f

2
R
∂x ∂ θ
+
2
R + − +
∂ x 2 ∂ θ 2 ∂ θ 12 . R 2 ⎜ ∂ θ2 ∂ θ3 +
+

∂ f3
∂2 v ⎞
R2 + R 2
(1 − ν ) ⎟=0
∂x 2 ∂ θ ∂ x 2 ⎟⎠

∂u ∂ v e2 ⎛ ∂3 v ∂3 v 4 ∂ f
4
R.ν + −f − ⎜
⎜ ∂ θ3 + ( 2 − ν ) R 2
+ R +
∂x ∂θ 12 . R 2 ⎝ ∂x 2 ∂ θ ∂ x4
∂4 f
+ 2 R 2 ∂ 4 f ⎞ q.R 1 − ν 2 ⎛
⎟−
( )
⎜f +
∂2 f ⎞
⎟=0 (10.13.10)
∂ θ4 ∂x 2 ∂ θ 2 ⎟⎠ E.e ⎜
⎝ ∂ θ 2 ⎟⎠

10.14 GENERALIDADES SOBRE EL PANDEO DE LÁMINAS CILÍNDRICAS

Un tubo cilíndrico puede sufrir un pandeo similar al de una columna o barra, o bien un
pandeo local, o mezcla de ambos.

En este apartado nos vamos a referir al pandeo local, ya que el pandeo de tipo columna
puede estudiarse de acuerdo con los capítulos 1, 2, 3 y 4 del texto.

El primer investigador que analizó el pandeo local de las láminas cilíndricas ideales fue
Lorentz, aunque no se alcanzó un aceptable desarrollo teórico hasta que Thimoshenko y
Flügge publicaron los resultados de sus investigaciones dentro de la teoría lineal del
pandeo.
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 38

Experimentalmente se ha comprobado que las láminas cilíndricas son muy sensibles a las
imperfecciones geométricas. También ha podido comprobarse experimentalmente que las
láminas cilíndricas, incluso las cargadas axialmente, no alcanzan las tensiones críticas
predichas por la teoría lineal del pandeo.

Donnell realizó un estudio en el campo de las grandes


deformaciones, demostrando que las tensiones de
postpandeo al revés de lo que ocurre en las placas son
inferiores a las tensiones críticas ideales (Figura
10.14.1), y que las imperfecciones geométricas del
cilindro son en parte responsables de las discrepancias
entre la teoría y los tests.

De la Figura 10.14.1 deducimos que las tensiones


críticas de pandeo proporcionan posiciones inestables
de equilibrio ya que aumenta la deformación con
disminución de la carga. Figura 10.14.1

En los apartados siguientes vamos a dar un resumen de algunas investigaciones clásicas y


otras recientes que, junto a las Recomendaciones Europeas, nos permitirán calcular las
cargas críticas reales de las láminas cilíndricas.

10.15 TENSIÓN CRÍTICA LOCAL DE LÁMINAS CILÍNDRICAS IDEALES CON


COMPRESIÓN AXIAL

Como hemos indicado en el artículo anterior nos vamos a referir al pandeo local únicamente
y no al pandeo del cilindro como barra; por tanto, para el pandeo local vamos a suponer que
el eje del cilindro permanece recto, pero su superficie presenta ondas de abollamiento de
tipos diferentes.

Siguiendo las teorías clásicas de la estabilidad, las tensiones críticas del cilindro ideal las
podemos obtener mediante un estudio en el campo de las pequeñas deformaciones, bien
mediante el uso de la ecuación diferencial o por el Teorema de la Energía.

Experimentalmente se comprueba que un cilindro comprimido


puede sufrir un pandeo local de dos tipos diferentes:

a) Pandeo en anillo (o acordeón)


b) Pandeo en tablero de ajedrez

a) Pandeo en anillo (Figura 10.15.1)

Se produce con desplazamientos radiales en forma de ondas


simétricas a lo largo de la longitud del cilindro, con
desplazamientos constantes alrededor de cada paralelo.

Estos desplazamientos pueden representarse mediante la


función:
m.π. x
f = − A . sen (10.15.1) Figura 10.15.1
l
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 39

Por otra parte la deformación simétrica de un cilindro con bordes libres, cargado axialmente
puede representarse por la ecuación (10.13.9):

d4 f d2 f N f
D = q + N x +ν x − 2 E.e (10.15.2)
dx 4
dx 2 R R

En nuestro caso:

q=0

Nx = - σ . e (10.15.3)

También debemos tener en cuenta que el corrimiento f de la ecuación (10.15.2) está medido
desde la superficie media antes de la deformación de la lámina y para el estudio del pandeo
debemos medirlo a partir de la superficie media después de aplicar la compresión, lo que
σ.e
exige sustituir f por f − ν R.
E.e

Con esta condición y con las expresadas en (10.15.3), la ecuación (10.15.2) se convierte en:

d4 f d2 f f
D 4
+ σ . e 2
+E.e 2 = 0 (10.15.4)
dx dx R

en donde:

σ = tensión de compresión del cilindro.


e = espesor de la pared del cilindro.
E.e 3
D = = rigidez de placa
12 (1 − ν 2 )

Si sustituimos (10.15.1) en (10.15.4) obtenemos:

⎡ m4 . π4 m2 . π2 E.e ⎤ m.π. x
⎢− D 4
+ σ . e 2
− 2 ⎥ A . sen =0 (10.15.5)
⎣ l l R ⎦ l

La tensión crítica ideal podemos obtenerla igualando a cero la expresión entre paréntesis,
obteniéndose:

E.e3 m2. π2 E.l2


σc = − (10.15.6)
12 (1 − ν 2 ) e . l 2 m 2 . π 2 .R 2

m. π
El valor mínimo de σc, considerando función continua de , lo obtenemos para:
l

1
m. π ⎡ E. e ⎤ 4
=⎢ 2 ⎥
(10.15.7)
l ⎣ D .R ⎦
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 40

que sustituido en (10.15.6) nos da:

E e
σ c min = (10.15.8)
3 (1 − ν2 ) R

que para el acero con ν=0,3 se convierte en:

E.e
σ c min = 0,6 (10.15.9)
R

La longitud de una semionda la podemos obtener de (10.15.7):

1
l ⎡ D .R 2 ⎤ 4
=π⎢ ⎥
m ⎣ E.e ⎦

b) Pandeo en tablero (Figura 10.15.2)

Con esta forma de pandeo se producen ondas en sentido


longitudinal y transversal, adoptando una forma de vientres y
nudos sobre la superficie del cilindro.

El desplazamiento radial de la superficie del cilindro puede


representarse mediante una función de la forma:

m. π. x
f = − A . sen . sen n . θ (10.15.10)
l

en donde el último factor indica que la sección transversal


está dividida en 2.n semiondas.

Como la deformación de pandeo no es simétrica, la carga


crítica no podemos obtenerla mediante la ecuación diferencial
(10.15.2).

Puede demostrarse mediante la aplicación del teorema de la


energía que la carga crítica mínima se consigue para:

1
n 2 . l 2 + m 2 . π 2 .R 2 ⎛ E . e ⎞ 4
=⎜ ⎟
m. π .R . l ⎝ D . R2 ⎠
Figura 10.15.2
y su valor es:

E e
σ c min = (10.15.11)
3 (1 − ν 2 ) R

igual al obtenido en (10.15.8) para el caso de pandeo en anillo.


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 41

10.16 POSTPANDEO ELÁSTICO DE CILINDROS IDEALES E IMPERFECTOS


SOMETIDOS A COMPRESIÓN AXIAL

Como hemos indicado en los tests experimentales no se alcanzan las tensiones críticas
teóricas indicadas en (10.15.8) y (10.15.11).

En la Figura 10.16.5 se indica para distintos valores de R/e, la dispersión de la relación:

σ max
σc

en donde:

σmax = tensión crítica real, obtenida en los tests experimentales.


σc = tensión crítica teórica, obtenida de la expresión (10.15.8) o (10.15.1)

Puede observarse que hasta en los casos más favorables, las tensiones críticas reales
están muy por debajo de las tensiones críticas teóricas.

a) Caso de cilindros ideales

Para comprender este fenómeno, Donnell investigó las ecuaciones que


definen el postpandeo elástico de los cilindros ideales en el campo de las
grandes deformaciones.

En este campo, el cilindro una vez que ha superado el pandeo inicial en


anillo o tablero, sufre un deslizamiento rápido (Snap-Through), hacia un
nuevo estado de equilibrio (pandeo en rombo) representado en la Figura
10.6.2, asociado a una mayor deformación y una carga crítica menor.

Esta posición de equilibrio la definió Donnell mediante la siguiente función


de desplazamientos radiales:

⎡ π. x π. y 2. π. x 2. π. y ⎤
f = A ⎢cos . cos + B cos + C cos + D⎥ (10.16.1)
⎣⎢ lx ly lx ly ⎥⎦ Figura 10.16.1

en donde A, B y C son parámetros arbitrarios, y l x y l y son las longitudes desconocidas


de las semiondas longitudinal y circunferencial.

Mediante la función (10.16.1) y utilizando las funciones de Ayri y el método de la energía,


Donnell y posteriormente Kempner, resolvieron las ecuaciones del postpandeo en el campo
de las grandes deformaciones, dando sus resultados en la forma que se indica en la Figura
10.16.2, en la que en el eje de abscisas se representa la relación

ε
εc

y en el de ordenadas la relación

σ
σc
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 42

siendo:

ε = deformación para la tensión σ.


εc = deformación para σc obtenida de (10.15.8)

En la misma Figura 10.16.2 podemos ver


que los cilindros ideales siguen un camino
de equilibrio estable OA hasta alcanzar la
tensión crítica teórica σc y que a partir de A,
el equilibrio se hace inestable y sufre un
deslizamiento de su posición de equilibrio
hasta alcanzar el punto B (Donnell) o el C
(Kempner) con una tensión crítica mucho
menor, que en el caso de Donnell es el 42%
de la carga crítica teórica, y en el caso de
Kempner el 30%.

A partir de B (o de C) el equilibrio adopta


posiciones estables pero con grandes
deformaciones y con una rigidez mucho
menor (del orden del 25% de la original).
Figura 10.16.2

b) Caso de cilindros imperfectos

Se observa en los tests experimentales que los cilindros son muy sensibles a las
imperfecciones geométricas.

Para investigar este efecto Donnell y Wan estudiaron el postpandeo teórico de un cilindro
con imperfecciones geométricas iniciales, definidas por la función:

⎡ m. π. x 2.m. π. x ⎤
f o = A o ⎢cos cos n θ + B o cos + C o cos 2 n θ + D o ⎥
⎣ R R ⎦

Los resultados de su estudio se indican


en la Figura 10.16.2.

Cada curva representa una imperfec-


A
ción definida por o .
e

Obsérvese que al comparar la Figura


10.16.3 con la Figura 10.16.2, vemos
que en las piezas con imperfecciones
σ
(Figura 10.16.3) el valor min no está
σc
prácticamente influenciado por la
imperfección, por lo que tomar como
carga crítica el valor σcmin, puede ser
aceptable.
Figura 10.16.3
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 43

El valor σcmax en cambio sufre una disminución importante por efecto de las imperfecciones.

Koiper usando una teoría simplificada en el campo de las grandes deformaciones obtuvo
como valor de σcmax la siguiente expresión:

1
2
σ c max A ⎡ σ c max ⎤ ⎡ 4 ⎤2
. o = ⎢1 − ⎥ ⎢ ⎥ (10.16.3)
σc e ⎢⎣ σc ⎥⎦ ⎣ 27 (1 − ν 2 ) ⎦

Ao
Posteriormente Hoff supuso que la imperfección podría considerarse proporcional a
e
R , ya que es lógico esperar que a medida que aumenta R puedan aumentar las
e e
imperfecciones.

Con esta hipótesis y mediante la ecuación (10.16.3) Hoff dedujo las curvas indicadas en la
σ
Figura 10.16.4 en donde se indican los valores de max en función de R y para diversos
σc e
valores de la imperfección Ao.

En la Figura 10.16.5 se ha dibujado en zona rayada las dispersiones de un test realizado por
R
Hoff y Soong. Puede observarse que la curva correspondiente a A o = se aproxima
1000
bastante bien a los valores más bajos obtenidos experimentalmente.

Figura 10.16.4 Figura 10.16.5


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 44

10.17 PANDEO DE PLACAS CURVAS SOMETIDAS A COMPRESIÓN AXIAL

La forma de pandeo viene determinada por el ángulo γ (Figura 10.17.1). Para valores
grandes de γ la placa pandea con ondas transversales y longitudinales de una forma
parecida a una lámina cilíndrica y así para un pandeo en tablero los desplazamientos
pueden definirse por una expresión similar a (10.15.10):

m.π. x n. π.θ
f = A . sen sen (10.17.1)
l γ

La tensión crítica mínima es:


E e
σ c min = (10.17.2)
3 (1 − ν 2 ) R

Para valores muy pequeños de γ la placa pandea como si fuera


plana con un valor mínimo de carga crítica:

4 . π2. E . e2 E. γ 2
σ c min = + (10.17.3)
12 (1 - ν 2 ) R 2 . γ 2 4. π2

El valor de γℓim para considerar como tensión crítica (10.17.2) o


(10.17.3) lo podemos obtener igualando las dos ecuaciones. Se Figura 10.17.1
obtiene:
1
⎡ e2 ⎤ 4 e
γ lim =2π⎢ ⎥ = 3,45 (10.17.4)
⎣ 12 (1 − ν ) ⎦
2 R

Para valores de γ ≥ γ lim , el pandeo de la placa se puede estudiar como el de una lámina
cilíndrica.

Para valores de γ < γ lim , la consideramos una placa plana.

10.18 PANDEO DE CILINDROS SOMETIDOS A PRESIÓN EXTERIOR

a) Caso en que sólo actúe presión exterior

Las ecuaciones de equilibrio son las (10.13.13). Von Misses fue el primero que determinó la
presión crítica, tomando como desplazamientos u, v y f en las ecuaciones (10.13.3) los
siguientes valores:

πx
u = A . sen n θ . sen
l

πx
v = B . cos n θ . cos
l

πx
f = C . sen n θ . cos (10.18.1)
l
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 45

Sustituyendo (10.18.1) en (10.13.3) obtenemos tres ecuaciones en A, B y C. Al igualar su


determinante a cero, Von Misses encontró como presión crítica el siguiente valor:

⎡ ⎤
⎢ 3 ⎥
E ⎛e⎞ ⎢ 2 2 n − 1− ν ⎥ E.e
2
1
pc = ⎜ ⎟ n − 1+ + (10.18.2)
2 R
12 (1 − ν ) ⎝ ⎠ ⎢ 2 2
n l ⎥ R ⎡ n2 l 2 ⎤
2
⎢ − 1 ⎥ ( n 2
− 1) 1 +
⎣ π2 R2 ⎦ ⎢ ⎥
⎣ π2 R2 ⎦

siendo ℓ la longitud del cilindro.

⎛ l ⎞
Para cilindros largos ⎜ > 50 a ∞ ⎟ , la
⎝ R ⎠
ecuación (10.18.2) se convierte en:

p c∞ =
E. e3
12 (1 − ν 2 )
(
n2 − 1 ) (10.18.3)

En la Figura 10.18.1 se representan los


1− ν2 e
valores de p . R en función de
E.e R
e
para distintos valores de la relación .
R

Puede observarseque para un valor


e
determinado de , el número de
R
e
semiondas n aumenta con la relación . Figura 10.18.1
R

Posteriormente a Von Misses, Donnell encontró como solución de la presión crítica una
expresión similar a la de Von Misses:

π2 . E . e3 ⎡ (1 + β 2 ) 2 12 . z 2 ⎤
pc = ⎢ + 2 ⎥ (10.18.4)
12 (1 - ν 2 ) . l . R ⎣ β
2 2
π . β (1 + β ) ⎦
4 4 2

en la que:

n.l l2 1− ν2
β= y z=
π.R R.e

(10.18.5)

En la Figura 10.18.2 representamos


gráficamente la solución de Von Misses y
la de Donnell. Ambos dan valores
bastante concordantes con los resultados
experimentales.
Figura 10.18.2
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 46

b) Caso en que actúe carga axial y presión exterior

Este caso fue resuelto en primer lugar por Von Misses, pero Donnell obtuvo una fórmula de
la presión crítica que se adapta mejor a los resultados experimentales. El resultado
encontrado por Donnell es:

π2 . E . e3 ⎡ (1 + β 2 ) 2 12 . z 2 ⎤
pc = ⎢ + 2 ⎥ (10.18.6)
12 (1 - ν 2 ) . l . R ⎣ 0,5 + β
2 2
π (1 + β ) (0,5 + β ) ⎦
4 2 2

con los valores de β y z indicados en (10.18.5).

En la Figura 10.18.3 se representa la fórmula (10.18.6) en línea gruesa, así como la


dispersión de resultados obtenidos por Winderburg y Trilling.

Figura 10.18.3

10.19 PANDEO DE LÁMINAS CILÍNDRICAS CON RIGIDIZADORES

a) Caso de compresión axial con rigidizadores


longitudinales únicamente (Figura 10.19.1)
Llamamos AR al área del rigidizador y RR al radio
hasta el centro de gravedad de AR. (En el caso en
que los rigidizadores se coloquen simétricos respecto
a la lámina RR=R). Finalmente llamamos i al radio de
giro del rigidizador de área AR. La tensión crítica para
un pandeo en anillo viene dada por la expresión:
Figura 10.19.1

2
⎛ l ⎞ AR
E⎜ ⎟ 1+
π E ⎡ AR 2
2
e 2 ⎤ ⎝m⎠ b.e
σc = ⎢ i + ⎥ + 2 2 (10.19.1)
⎛ l ⎞2 ⎣ b . e 12 (1 − ν ) ⎦ π . RR A
( )
2
⎜ ⎟ 1+ R 1− ν2
⎝m⎠ b.e
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 47

en donde m es el número de semiondas en dirección longitudinal y ℓ la longitud del cilindro.

Cuando AR=0 y RR=R, la expresión (10.19.1) se convierte en la (10.15.8).

Haciendo:

e2
≈0
12 (1 − ν 2 )

AR
1+
b.e ≈1
A
1+ R 1− ν 2
b.e
( )
la expresión (10.19.1) se convierte en:

2
⎛ l ⎞
E⎜ ⎟
π E AR 2
2
⎝m⎠
σc ≈ i + 2 2 (10.19.2)
2 b.e π . RR
⎛ l ⎞
⎜ ⎟
⎝m⎠

l
Tomando σc como función continua de el valor mínimo de σc será:
m

1
2.E.i ⎛ AR ⎞ 2
σ c min = ⎜⎜ ⎟⎟ (10.19.3)
RR ⎝ b.e ⎠

b) Caso de compresión axial con rigidizadores longitudinales y circunferenciales

Llamamos ARC al área de cada rigidizador circunferencial y RRC al radio hasta el centro de
gravedad del rigidizador circunferencial.

Los rigidizadores están separados la distancia c.

Para un pandeo en anillo la longitud de la semionda longitudinal viene dada por:

1
⎡A c ⎤ 4
lo = π ⎢ R R . R RC . i 2 ⎥ (10.19.4)
⎣ b A RC ⎦

y la tensión crítica mínima:

1
2 . E . i ⎡ A R A RC R ⎤ 2
σ c min = (10.19.5)
R R ⎢⎣ b . e c . e R RC ⎥⎦

La fórmula (10.19.5) es válida para ℓo > 3 . c.


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 48

c) Caso de presión exterior con anillos circunferenciales únicamente (Figura


10.12.2).

Si se proyecta con rigidizadores ultrarígidos,


es decir, rigidizadores que aguanten como
anillo las presiones de un ancho c de cilindro,
al igual que hicimos en placas, la presión
crítica será la de un tubo de longitud c.

Por tanto, para obtener la presión crítica


basta sustituir en (10.18.4) el valor ℓ por el
valor c. Si se proyecta con anillos flexibles, la
presión crítica obtenida por Kendrick es:
Figura 10.19.2

(
pc = n2 − 1 ) cE..RI
c
+
E.e
R
1
(10.19.6)
3
⎡ n2 l 2 ⎤
(n 2 − 1) ⎢1 + 2 2 ⎥
⎣ π R ⎦

en donde Ic es el momento de inercia de la pieza formada por un rigidizador más la


colaboración de la chapa. En la Tabla 10.21.2 damos un sistema proporcionado por las
Recomendaciones Europeas para la determinación del ancho efectivo Cef de la chapa que
colabore con el rigidizador.

Las mismas Recomendaciones Europeas dan una fórmula aproximada:

C ef = 1,55 R.e ≤ c

d) Caso de presión exterior y carga axial con rigidizadores circunferenciales

Figura 10.19.3
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 49

Como en el caso anterior si se proyecta con anillos rígidos, la presión crítica viene dada por
(10.18.6). Si se proyecta con anillos flexibles la expresión de la presión crítica encontrada
por Kendrick es:

(
pc = n2 − 1 ) RE . .I c + ER. e
3
c 1
2
(10.19.7)
⎡ ⎛ π .R ⎞ ⎤
2 ⎡⎛ n . l ⎞ 2 ⎤
⎢n + 0,5 ⎜
2
⎟ ⎥ ⎢⎜ ⎟ + 1⎥
⎢⎣ ⎝ l ⎠ ⎥⎦ ⎢⎣⎝ π . R ⎠ ⎥⎦

Ic = momento de inercia del rigidizador más la colaboración de la chapa.

El mismo investigador proporciona una comparación de resultados teóricos y prácticos en la


Figura 10.19.3 en donde puede apreciarse la dispersión e los resultados experimentales y
su desviación respecto a los teóricos.

El valor pmax es la presión de colapso. El valor pE es:

σE . e
pE =
R

El valor pc es el de la fórmula (10.19.7).

10.20 RECOMENDACIONES EUROPEAS PARA LA DETERMINACIÓN DE LA


TENSIÓN ADMISIBLE DE CILINDROS COMPRIMIDOS O FLEXOCOMPRIMIDOS
EN DIRECCIÓN AXIAL

a) Cilindros circulares no rigidizados sometidos a compresión

1. La magnitud δ de las imperfecciones geométricas se mide con una regla de longitud


(Figura 10.20.1):

lR = 4 R.e

apoyada sobre un meridiano.

El método aproximado de las Recomendaciones Europeas


sólo es válido para: δ

lR R.e
δ< =
100 25

R = radio medio del cilindro.


e = espesor del cilindro Figura 10.20.1

2. La tensión crítica teórica de un cilindro ideal sometida a compresión axial viene dada
por (10.15.8):

E e
σc = (10.20.1)
3 (1 − ν2 ) R
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 50

o bien (10.15.9), para ν=0,3, y E=2.1 x 106 kp/cm2

e
σ c = 1.270.998 kp / cm 2 (10.20.2)
R

3. La tensión crítica real σcr del mismo cilindro viene dada por:

2
σ cr = α . σ c para σ cr ≤ σ
3 E
o bien
⎡ 1 ⎛ 2 . σE ⎞
2⎤
2
σ crp = σ E ⎢1 − ⎜⎜ ⎟⎟ ⎥ para σ cr ≥ σ (10.20.3)
⎢⎣ 3 ⎝ 3 . σ cr ⎠ ⎥⎦ 3 E

4. La máxima tensión meridional de compresión permitida (tensión admisible) será:

2
Para σ cr ≤ σ
3 E
σ cr
σ adm ≤
2

2
Para σ cr ≥ σ
3 E
σ crp
σ adm ≤
2

5. Los valores del coeficiente de reducción α de la ecuación (10.20.3) serán (ver


curva 10 -3 . R de la Figura 10.16.5):

5.1 Compresión axial uniforme:

8,3 R
α = αo = para < 212
R e
100 +
e

7 R
α = αo = para > 212 (10.20.4)
R e
10 +
e

5.2 Flexión del cilindro en dirección meridional:

α = αM = 0,1887 + 0,8113 . αo (10.20.5)

siendo αo el valor indicado en (10.20.4).

5.3 Flexo-compresión del cilindro:


α o . σ o + α M . σM
α= (10.20.6)
σ o + σM
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 51

en donde:

αo = viene dado por (10.20.4)


σo = es la compresión uniforme
σM = es la máxima tensión de compresión provocada por el momento.

5.4 Compresión axial más presión interior p:


ρ
α = α p = α o + (1 − α o ) (10.20.7)
ρ + 0,007

en donde:
αo = viene dado por (10.20.4)

p.R R
ρ= (10.20.8)
E.e e

5.5 Resumen

En las Figuras 10.20.2 y 10.20.3 representamos los valores de αo, αM, αp y ρ en función
de R/e.

Figura 10.20.2

Figura 10.20.3
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 52

10.21 RECOMENDACIONES EUROPEAS PARA LA DETERMINACIÓN DE LA


TENSIÓN ADMISIBLE EN CILINDROS SOMETIDOS A PRESIÓN EXTERIOR.

En la Figura 10.21.1 indicamos la notación seguida por las Recomendaciones Europeas.

La presión exterior máxima admisible en el


cilindro no rigidizado es:

δ . e . σE
p adm = (10.21.1)
R (1 − ω . ζ )

El parámetro δ puede obtenerse de la Tabla


10.21.1 en función de los parámetros:
Figura 10.21.1
(1 − ω . ζ ) E . β min
ϕ= (10.21.2)
σE

K.c K.c K .c K.c


sh . cos + ch . sen
ζ=2 2 2 2 2 (10.21.3)
sh . K . c + sen . K . c

K = 1,285 R.e (10.21.4)

⎛ ν⎞
A ⎜1 − ⎟
⎝ 2⎠
ω= (en cilindros no rigidizados ω=0) (10.21.5)
2. η. e
A + b.e +
K

R2
A= 2
A RC (en cilindros no rigidizados A=0) (10.21.6)
R RC

ch K . c - cos K . c
η= (10.21.7)
sh K . c + sen K . c

ARC = área de la sección transversal del rigidizador. (En cilindros no rigidizados ARC=0).
βmin = parámetro obtenido de la Figura 10.21.3

TABLA 10.21.1
ϕ 0.25 0.5 0.75 1.0 1.25 1.5 1.75
δ 0.083 0.167 0.25 0.333 0.403 0.453 0.480
ϕ 2.0 2.25 2.5 2.75 3.0 3.25 3.5
δ 0.503 0.520 0.535 0.548 0.557 0.566 0.574
ϕ 3.75 4.0 4.25 4.5 4.75 5.0 5.25
δ 0.580 0.586 0.591 0.597 0.603 0.609 0.611
ϕ 5.5 5.75 6.0 6.25 6.5 6.75 7.0
δ 0.615 0.619 0.623 0.627 0.631 0.635 0.639
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 53

En la Figura 10.21.2 podemos obtener η y ζ en función de K . c

η =1
Para K . c > 6
ζ =0
Figura 10.21.2

EVALUACIÓN DE βmin

Figura 10.21.3
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 54

b) Cálculo de rigidizadores

Las Recomendaciones Europeas llaman diafragmas o rigidizadores pesados a aquellos que


bajo la presión exterior son capaces de mantener su forma circular, lo que hace necesario
comprobar su pandeo. Llamamos Cd la distancia entre los mismos.

Los rigidizadores colocados entre diafragmas se llaman rigidizadores ligeros. Llamamos Cℓ


la distancia entre los mismos.

Para poder aceptar la expresión (10.21.1) como tensión admisible es necesario que la
tensión en el rigidizador no llegue al límite elástico.

La condición matemática de las Recomendaciones Europeas es:

b.1) Rigidizadores ligeros:

Se deber verificar que:

⎛ ν⎞
2 . R 2 . p adm ⎜1 − ⎟
⎝ 2 ⎠ 0,01. h 2 . p adm
+ ≤σ (10.21.8)
⎡ ⎤ I
− e.ξ
⎢ A ⎥ R2. Cl
R e ⎢e + ⎥
⎢ 2η ⎥
b+
⎣⎢ K ⎦⎥

en donde padm se obtiene de (10.21.1) y

2 R . p adm 1
ξ= − (10.21.9)
n −1 E.e
2

2
1 ⎛ πR ⎞ ⎤ ⎡⎛ n . C ⎤
2 2

( 2
)
n − 1 ⎢n − 1 + ⎜⎜
2
⎟ ⎥
2 ⎝ C d ⎟⎠ ⎥
⎢⎜⎜
π R
d ⎞
⎟⎟ + 1⎥
⎢⎣ ⎦ ⎢⎣⎝ ⎠ ⎥⎦

h2 e I (Figura 10.21.1) dependen de la longitud efectiva Cef de la parte de cilindro que


colabore con el rigidizador, que puede obtenerse de la Tabla 10.21.2 aunque previamente
debemos conocer n.

La determinación de n puede hacerse maximizando el segundo término del primer miembro


de (10.21.8) a n, con 2 ≤ n ≤ 6 y manteniendo positivo el denominador de ese término.

Los valores de los parámetros contenidos en (10.21.8) son los siguientes:

R2
A= 2
A RC
R RC

e 2 . C ef ⎡e ⎤
+ A RC ⎢ + λ (R − R RC )⎥
2 ⎣2 ⎦
hc =
A RC + e . C ef

con λ=+1 para rigidizadores internos y λ=-1 para rigidizadores externos:


Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 55

e
h2 = + λ (R − R e ) − h c
2

2
e 3 . C ef ⎡e ⎤
I= + A RC ⎢ + λ (R − R RC )⎥ + IRC − (A RC + e . C ef ) h c2
3 ⎣2 ⎦

IRC es el momento de inercia del rigidizador.

Tabla 10.21.2 Evaluación de ℓef

l ef t2 −4
l ef t2 −7
para ≥ 10 para ≥ 10
ll 12 r 2 ll 12 r 2

n 2 3 4 5 6 n 2 3 4 5 6
ll ll
2πr 2πr

0 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 0 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980
0.01 1.0823 1.0823 1.0663 1.0663 1.0504 0.01 0.9072 0.9072 0.8913 0.8913 0.8913
0.02 1.0663 1.0504 1.0265 0.9947 0.9629 0.02 0.4297 0.4297 0.4218 0.4218 0.4218
0.03 1.0504 1.0027 0.9549 0.9019 0.8435 0.03 0.2759 0.2759 0.2759 0.2759 0.2759
0.04 0.9907 0.9231 0.8515 0.7838 0.7082 0.04 0.2207 0.2207 0.2207 0.2191 0.2191
0.05 0.8976 0.8276 0.7512 0.6716 0.5952 0.05 0.1655 0.1655 0.1655 0.1623 0.1623
0.06 0.7921 0.7298 0.6609 0.5871 0.5143 0.06 0.1490 0.1487 0.1487 0.1461 0.1461
0.07 0.6866 0.6321 0.5707 0.5025 0.4343 0.07 0.1324 0.1318 0.1318 0.1299 0.1299
0.08 0.6111 0.5630 0.5088 0.4480 0.3877 0.08 0.1159 0.1149 0.1149 0.1136 0.1136
0.09 0.5355 0.4940 0.4470 0.3935 0.3410 0.09 0.0993 0.0980 0.0980 0.0974 0.0974
0.1 0.4600 0.4249 0.3852 0.3390 0.2944 0.1 0.0828 0.0812 0.0812 0.0812 0.0812

l ef t2 −5
ll
para ≥ 10 ( )ψ
ll 12 r 2
ll l ef x 2πr
para > 0 .1 : = +
2πr ll ll ll
2
n 2 3 4 5 6 100 ( ) 6,28 ( )
2πr 2πr
ll
2πr l ef ll
con: x = valor de o = 0,1
0 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 ll 2πr
0.01 1.0823 1.0823 1.0663 1.0663 1.0504
0.02 1.0345 1.0186 0.9947 0.9329 0.9311 ψ = valores de la tabla siguiente
0.03 0.9019 0.8807 0.8941 0.8117 0.7639 ψ
0.04 0.7242 0.7003 0.6724 0.6326 0.5929 n 2 3 4 5 6
0.05 0.5602 0.5411 0.5220 0.4934 0.4647 t
2

0.06 0.4483 0.4350 0.4218 0.4005 0.3793 12 r 2


0.07 0.3752 0.3661 0.3547 0.3388 0.3206
10-4 0.273 0.257 0.235 0.207 0.180
0.08 0.3263 0.3163 0.3084 0.2964 0.2805
10-5 0.159 0.157 0.154 0.147 0.140
0.09 0.2920 0.2847 0.2775 0.2660 0.2525
10-6 0.091 0.090 0.090 0.890 0.870
0.1 0.2578 0.2531 0.2467 0.2355 0.2244
10-7 0.051 0.051 0.051 0.051 0.051

NOTA:
l ef t2 −6
para ≥ 10
ll 12 r 2

n 2 3 4 5 6
ll
2πr

0 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980 1.0980


0.01 1.0663 1.0504 1.0504 1.0504 1.0345
0.02 0.8276 0.8196 0.8037 0.7878 0.7719
0.03 0.5252 0.5199 0.5146 0.5040 0.4934
0.04 0.3740 0.3700 0.3661 0.3621 0.3541
0.05 0.2960 0.2928 0.2897 0.2865 0.2801
0.06 0.2661 0.2632 0.2604 0.2575 0.2521
0.07 0.2362 0.2336 0.2311 0.2285 0.2241
0.08 0.2063 0.2040 0.2018 0.1996 0.1961
0.09 0.1763 0.1744 0.1725 0.1706 0.1681
0.1 0.1464 0.1448 0.1432 0.1416 0.1401
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 56

b.2) Diafragmas o rigidizadores pesados

Deben verificar que:

⎛ ν⎞
2 . R 2 . p adm ⎜1 − ⎟
⎝ 2 ⎠ h2 0,03 . p adm
+ ≤ σE (10.21.10)
⎡ ⎤ R 3 .I 2 . p adm
⎢ ⎥ −
A R2 . Cd E
R e ⎢e + ⎥
⎢ 2 η ⎥
b+
⎢⎣ K ⎥⎦

Para obtener I se necesita conocer Cef, que puede obtenerse de la Tabla 10.21.2
sustituyendo Ce por Cd y n=2.

10.22 PANDEO DE LÁMINAS ESFÉRICAS IDEALES SOMETIDAS A PRESIÓN


EXTERIOR

Cuando una esfera está sometida a una presión exterior p, y mientras sigue conservando su
forma inicial, la tensión de compresión en las paredes de la lámina viene dada por:

p.R
σ= (10.22.1)
2.e

e = espesor de la lámina
Al aumentar la presión exterior la lámina se hace inestable.
La tensión crítica ideal en un pandeo simétrico respecto al
diámetro y en el campo de las pequeñas deformaciones
viene dada por (Thimoshenko):
E e
σc = (10.22.2)
3 (1 − ν 2 ) R
Figura 10.22.1
expresión similar a la de los cilindros.

La presión crítica será (10.22.1):

2
2E ⎛e⎞
pc = ⎜ ⎟ (10.22.3)
3 (1 − ν 2 ) ⎝ R ⎠

Este valor corresponde a una forma inicial de pandeo que es inestable y la lámina puede
deslizar rápidamente a otra forma de equilibrio (Snap-Through), formándose un abollamiento
simple con una carga crítica menor.

En las experiencias realizadas sobre esferas reales no se alcanza nunca el valor (10.22.3),
obteniéndose además una gran dispersión en los resultados, llegándose a obtener
presiones críticas reales del orden del 25% de la ideal dada en (10.22.3).

En la Figura 10.22.2 se reproduce un gráfico debido a Kaplan, en el que en el eje de las


ordenadas se representa la relación entre la presión crítica real pcr y la teórica pc, obtenida
de la fórmula (10.22.3).
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 57

Figura 10.22.2

En el eje de abscisas se representa la relación entre una imperfección inicial δo y el espesor


de la lámina e.

δo
Obsérvese que para imperfecciones > 0,4 la mínima tensión crítica real es del orden del
e
25% de la teórica.

10.23 PANDEO DE CASQUETES ESFÉRICOS EMPOTRADOS SOMETIDOS A


PRESIÓN EXTERIOR

En el campo de las pequeñas deformaciones, un casquete


ideal que pudiese deformarse libremente sin que exista
flexión, tiene una presión crítica:
2
2E ⎛e⎞
pc = ⎜ ⎟ (10.22.3)
3 (1 − ν 2 ) ⎝ R ⎠

igual que la de la esfera ideal completa del mismo radio y


espesor (10.22.3). Figura 10.23.1

En los casquetes empotrados ideales, a medida


que la presión exterior aumenta, la relación entre
esta y la deformación que produce puede
representarse mediante una curva como la
indicada en la Figura 10.23.2.

Obligando a que la deformación sea simétrica, se


alcanza un punto B a partir del cual la forma se
hace inestable e inicia un deslizamiento a través
de la curva C, hacia nuevas posiciones de
equilibrio simétrico con grandes desplazamientos
y menores presiones de equilibrio (Snap-
Through).
Figura 10.23.2
Vicente Cudós.- Cálculo de Estructuras de Acero 58

Budiansky calculó la presión crítica correspondiente a este último estado de equilibrio


representando los resultados de sus estudios mediante la curva en línea de puntos indicada
en la Figura 10.23.3, en la que en el eje de abscisas se representa el parámetro:

[ ( )] ⎛f ⎞
1
2
λ = 2 3 1− ν 2 4 ⎜ ⎟
⎝e⎠

Posteriormente, Huang estudió el pandeo asimétrico de los casquetes esféricos y comprobó


que las cargas críticas eran inferiores a las obtenidas por Budiansky para pandeo simétrico
a partir de λ>5,5.

En la Figura 10.23.2 se representa en


el punto A el inicio del pandeo
asimétrico, y en la Figura 10.23.3 en
línea gruesa los resultados obtenidos
por Huang.

Según Huang, el casquete ideal se


deforma simétricamente hasta alcanzar
el punto A (Figura 10.23.2), a partir del
cual puede sufrir un deslizamiento a un
pandeo asimétrico con presión crítica
menor.

En la Figura 10.23.3 podemos ver que


Figura 10.23.3
la presión crítica del casquete ideal en
pandeo asimétrico es del orden del
75% de la presión crítica de la esfera
ideal.

Experiencias realizadas en laboratorios


han demostrado que los estudios de
Huang son bastante exactos para los
casquetes ideales, pero cuando estos
tienen imperfecciones se presentan
presiones críticas inferiores a las
ideales y además con gran dispersión
de resultados. En la Figura 10.23.4 se
representa un test realizado por
Tillman, en el que puede verse que las
presiones críticas reales pueden ser
del orden del 25% de las ideales,
obtenidas con la fórmula (10.23.1). Figura 10.23.4