Está en la página 1de 4

9 años de la guerra de Troya entre griegos y troyanos, el ejército griego saquea Crisa (un

pueblo aliado con Troya), durante la batalla capturan a Criseida y Briseida. Agamenón (líder de
los griegos) toma Criseida como su premio y Aquiles (el guerrero más fuerte de los griegos)
toma a Briseida como premio. El padre de Criseida “Crises” que sirve como sacerdote del Dios
Apolo se acerca a Agamenón pidiendo que le devuelvan a su hija, pero Agamenón se niega.
Crises reza a Apolo quién envía una plaga al campamento griego.

En la guerra Griega no solo combatían griegos y troyanos sino también los Dioses, por los
griegos está Atenea Hera Poseidón Hermes, y por parte de los troyanos está Afrodita Ares
Apolo y Artemisa. Zeus ayuda a los dos bandos.

Luego de que muchos griegos mueren, Agamenón consulta al profeta Calcas para que
determine la causa de la plaga. Cuando se entera que Criseida es la causa decide abandonarla
pero luego toma el premio de Aquiles, furioso de esto, Aquiles se niega a luchar en la guerra.
Agamenón se verá vengativamente a los griegos destruidos y le pide a su madre “Tetis” que
solicite la ayuda de Zeus.

Lo bandos troyanos y griegos han declarado la paz entre ellos, pero los troyanos violan el
tratado y además cuentan con Zeus como su aliado. Zeus cumple su promesa de ayudar a los
troyanos, el engaña a Agamenón con un sueño en el que promete la victoria. Agamenón llama
a los líderes griegos para contarle su sueño.

Las tropas se reúnen y avanzan hasta Troya, los troyanos se preparan para la guerra contra
griegos. Paris desafía a Menelao (hermano de Agamenón) para dar fin a la guerra este acepta.
Se declara una tregua mientras que Agamenón y Héctor determinan las condiciones de la
guerra. Helena (esposa de Menelao) se otorgará al ganador. Menelao y Paris luchan, cuando
Menelao hiere a Paris Afrodita interviene y lo ayuda a escapar.

Se realiza un consejo en el monte Olimpo, Zeus cree que lo mejor es poner fin a la guerra para
que la cuidad de Troya no se destruya, pero Hera se enoja y Zeus manda a Atenea para romper
la tregua. Atenea convence a Pándaro para que le dispare una flecha a Menelao. Estalla la
lucha. Diomedes mata a Pándaro, y está a punto de matar a Eneas pero Afrodita se interpone
para salvar a su hijo, cuando hiere a Afrodita, Ares interviene para ayudar a los troyanos.

Héctor entra al castillo de Troya para hacer un ofrenda a Atenea, ordena que todas las mujeres
se reúnan y comiencen a rezarle a Atenea. Luego va donde su hermano y le reclama de porqué
abandonó la batalla. Al regresar a la batalla. Héctor propone un duelo, Menelao se ofrece pero
Agamenón lo impide. Se hace un sorteo y Áyax es el elegido y estos se enfrentan. Cae la noche
y ambas partes hacen una tregua.

Los griegos construyen una muralla para defender sus barcos, mientras tanto los Dioses hacen
un consejo y Zeus se enfada debido a que el muro construido por los griegos será más famosa
de lo que construyó el mismo. Zeus responde que el muro de los griegos será destruido y
además dice que pondrá fin a la guerra y no quiere que nadie intervenga. El decide dar la
victoria del día a los troyanos. Hera y Atenea intenta ayudar a los griegos pero son detenidas
por Zeus y también predice la muerte de Patroclo (amigo de Aquiles). Los troyanos alcanzan la
muralla de los griegos y Héctor ordena a los troyanos a acampar durante la noche y prepararse
para la guerra. Agamenón se da cuenta y propone volver a casa, pero Diomedes lo convence
de quedarse y seguir luchando. Agamenón admite su error por haberle hecho eso a Aquiles y
le devuelve a Briseida además de ofrecerle regalos.
Agamenón y Menelao manda un espía al campo de Troya. Héctor también hace lo mismo y
manda a Dolón, pero este es capturado por Diomedes y Odiseo para interrogarlo y través de la
información dada, asesinaron a soldados tracios y a su rey Reso mientras duermen y se llevan
sus caballos.

La batalla continua a la mañana siguiente, y muchos guerreros griegos están heridos. Aquiles
observa la derrota y envía a Patroclo para enterarse cómo va la guerra. Patroclo intenta
convencer a Aquiles para que luche, mientras tanto Agamenón Diomedes y Odiseo siguen
heridos y se ven obligados a refugiarse detrás de su muro. Héctor y los troyanos lo destruyen y
asaltan su campamento, Poseidón ayuda a los griegos, Hera se da cuenta de lo que trama
Poseidón y distrae a Zeus poniéndose muy sensual para él. Mientras los griegos se reúnen,
Héctor es herido. Habiéndose dormido Zeus se despierta y enfurece con los Dioses para que no
intervenga. Héctor vuelve a la batalla, Patroclo le suplica a Aquiles para que le permita usar su
armadura y llevar sus hombres a la batalla. Aquiles le advierte que no avance demasiado
rápido.

Lo troyanos son expulsados del campamento griego y Patroclo mata a muchos de ellos e ignora
la advertencia de Aquiles y persigue a Héctor hasta las murallas. Apolo acude en ayuda a los
troyanos y golpea a Patroclo que después es herido por Euforbo y rematado por Héctor.
Menelao intenta proteger el cadáver de Patroclo pero Héctor y los troyanos los impiden, pero
el cadáver es trasladado de forma segura al campamento griego. Aquiles rompe en llanto
cuando se entera de la muerte de Patroclo y su madre lo consuela y busca una armadura para
que su hijo vuelva a la batalla. Aquiles llama a las tropas griegas a una asamblea en la que hace
las fases con Agamenón, Aquiles les anuncia que descansará hasta que la muerte de Patroclo
sea vengado.

Zeus llama a una asamblea y permite a los Dioses ayudar abiertamente a cualquiera de los dos
bandos. Las peleas se reanudan y Aquiles mata a muchos troyanos, está a punto de matar a
Eneas pero Poseidón rescata al príncipe troyano ya que es escogido para ser el único
sobreviviente de la casa de Príamo. Aquiles mata brutalmente junto al río que inmediatamente
se vuelve rojo. El río intenta ahogar a Aquiles con corriente pero es salvado por Atenea y
Poseidón. Héctor se prepara para enfrentarse con Aquiles pero al verlo se intimida y huye,
Aquiles le persigue, Héctor es engañado por Atenea diciéndole que tendrá ayuda divina por lo
que se decide a luchar. Finalmente Aquiles mata a Héctor, le quita la armadura y ata sus pies a
su carro arrastrándolo por las paredes de Troya. Los padres y la esposa de Héctor lo miran con
horror.

El cuerpo de Patroclo es quemado y le realizan los juegos funerarios, dentro de este está el
boxeo, correr, lucha libre y levantamiento de pesas. Aquiles continúa maltratando el cadáver
de Héctor, los Dioses indignados de esto le permiten a Príamo el rescate del cuerpo de su hijo.
Príamo va donde Aquiles y le ruega que el devuelva el cuerpo de su hijo, lloran juntos por sus
pérdidas. El cuerpo es devuelto a Troya y hacen los ritos funerarios.

También podría gustarte