Está en la página 1de 18

Ecuaciones exponenciales

Una ecuación exponencial es aquella en la que aparecen exponenciales, es decir,


potencias cuyos exponentes son expresiones en las que aparece la incógnita, x. En esta
sección resolveremos ecuaciones exponenciales sin usar logaritmos.
El método de resolución consiste en conseguir una igualdad de exponenciales con la
misma base para poder igualar los exponentes. Por ejemplo:
32𝑥 = 36
La ecuación anterior se cumple si los exponentes son iguales. Por tanto, en este ejemplo
el valor que debe tomar x es 3.
Para conseguir igualdades como la anterior, tendremos que factorizar, expresar los
números en forma de potencias, aplicar las propiedades de las potencias y escribir las
raíces como potencias. En ocasiones, tendremos que realizar un cambio de variable para
transformar la ecuación en una ecuación de primer o de segundo grado e, incluso, de
grado mayor.

Como una exponencial es realmente una potencia con una o varias incógnitas en el
exponente, podemos utilizar las propiedades de las potencias para trabajar con las
exponenciales.

Esto nos permite simplificar las ecuaciones exponenciales o escribirlas en una forma que
facilite su resolución.

Las propiedades de las potencias son las siguientes:


Ecuación 1

Podemos escribir 27 como la potencia 33=27. De este modo, la ecuación queda como

Tenemos una igualdad entre dos potencias con la misma base. Para que la igualdad sea
cierta, ambas potencias deben tener el mismo exponente:

Ejercicios

1) 𝟒𝒙+𝟏 = 𝟔𝟒
𝟐
2) 𝟑𝒙 −𝟏 = 𝟐𝟕
3) 𝟓𝒙+𝟒 = 𝟏𝟐𝟓
𝟑 𝒙−𝟏 𝟗
4) (𝟐) =𝟒

Ecuación 2

Escribimos 16 como una potencia de 2:

Podemos reescribir la ecuación como

Por tanto, igualando los exponentes,

Luego la solución de la ecuación exponencial es x=2.


Ecuación 3

Escribimos 64 como una potencia de 2:

Operamos en la ecuación usando las propiedades de las potencias

Por tanto, obtenemos una ecuación de primer grado:

Ejercicios

1) (𝟐𝟐 )𝒙+𝟑 = 𝟏𝟔
2) (𝟑𝒙 )𝒙−𝟏 = 𝟖𝟏
3) (𝟓𝟑 )𝟏−𝒙 = 𝟔𝟐𝟓

Ecuación 4

Aplicando las propiedades de las potencias,

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

De este modo podemos extraer factor común de 2x2x:


Es decir, la solución es x=3

Ejercicios

1) 𝟑𝒙 + 𝟑𝒙+𝟐 = 𝟗𝟎
2) 𝟐𝒙+𝟏 + 𝟓. 𝟐𝒙 = 𝟐𝟖
3) 𝟓𝒙−𝟏 + 𝟓𝒙+𝟏 = 𝟑𝟐𝟓𝟎

Ecuación 5

Reescribimos los sumandos de la ecuación:

Luego podemos reescribir la ecuación como

Tal y como está escrita la ecuación, podemos considerar la base común 3x3x. Como una
de estas potencias está al cuadrado, aplicamos el cambio de variable siguiente
Sustituyendo en la ecuación obtenemos

Es decir, una ecuación de segundo grado

Multiplicamos por 9 la ecuación para simplificarla:

Las soluciones de esta ecuación son:

Por tanto, tenemos que

Al deshacer el cambio de variable,

La segunda opción no es posible porque es negativa (las potencias de 3 no pueden ser


negativas). Por tanto, la única solución, x, de la ecuación exponencial debe cumplir

De donde obtenemos

Ecuación 6
Reescribimos los sumandos:

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Sea el cambio de variable

Sustituyendo en la ecuación obtenemos una ecuación de segundo grado

cuyas soluciones son

Por tanto, tenemos que

Al deshacer el cambio de variable,

La segunda solución no es posible porque es negativa, pero la primera sí. Luego debe
cumplirse

Por tanto, la solución de la ecuación exponencial es x=−1x=−1.


Ecuación 7

Operamos para tener potencias con la misma base:

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Aplicamos un cambio de variable:

Substituimos y obtenemos la ecuación de segundo grado

cuyas soluciones son

Por tanto,

La segunda solución no es posible por ser negtiva. Por tanto,

Es decir, debe cumplirse


Ecuación 8

Escribimos 9x+19x+1 como una potencia de base 3:

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Llamamos

Substituimos y obtenemos la ecuación de segundo grado

La resolvemos

Por tanto,

Notemos que

Con lo que ambas son potencias de 3. Luego la ecuación exponencial tiene dos soluciones
y son
Ecuación 9

Escribimos las exponenciales como potencias de base 2:

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Llamamos

Substituimos en la ecuación exponencial y obtenemos la ecuación de segundo grado

Resolvemos

Por tanto, como t=2xt=2x,


Las soluciones t=0 y t=−4 no son posibles por ser una cero y la otra negativa. Luego la
única solución es

Ejercicios
1) 𝟑. 𝟐𝟐𝒙 + 𝟔. 𝟐𝒙 = 𝟐𝟒
2) 𝟑𝟐𝒙−𝟏 − 𝟑𝒙 = 𝟏𝟖
3) 𝟑𝟐𝒙 + 𝟗 = 𝟏𝟎. 𝟑𝒙

Ecuación 10

Podemos escribir 1 como una potencia de 10:

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Por tanto, debe cumplirse

Ejercicios

1) 𝟒𝟐𝒙−𝟏 = 𝟏
2) 𝟓𝟐𝒙+𝟑 = 𝟏
3) (𝟐𝟑 )𝟐𝒙−𝟏 = 𝟏
4) 𝟕𝒙+𝟐 = 𝟏

Ecuación 11

Tenemos en cuenta que


Podemos reescribir la ecuación como

Llamamos

Substituimos en la ecuación exponencial y obtenemos la ecuación de segundo grado

Resolvemos

Por tanto,

La primera, 5x=05x=0, no es posible por ser cero.

Luego
Ecuación 12

Teniendo en cuenta que

podemos reescribir la ecuación como

Aplicaremos el cambio de variable

lo que proporciona la ecuación de segundo grado

Resolvemos la ecuación:

Por tanto, debe cumplirse

La primera igualdad no es posible por ser cero.


Por tanto, la solución de la ecuación exponencial es x=1

Ecuación 13

Tenemos en cuenta que

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Como tenemos una exponencial dividiendo, multiplicamos toda la ecuación por ésta y así
desaparece el denominador:

Llamamos

Substituyendo, obtenemos la ecuación de segundo grado

La resolvemos:
Por tanto, debe cumplirse

La segunda no es posible por ser negativa.

Finalmente, deshacemos el cambio de variable:

Ecuación 14

Las bases son distintas: 2, 4 y 8. Pero las tres son potencias de 2.

Tenemos en cuenta que

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Aplicamos el cambio de variable t=2xt=2x:


Sustituyendo, obtenemos la ecuación de cuarto grado

La resolvemos por factorización:

La primera no es posible por ser cero. Por tanto,

Ecuación 15

Tenemos en cuenta que

Con lo que podemos reescribir la ecuación como

Como tenemos una exponencial dividiendo, multiplicamos toda la ecuación por ésta y así
desaparece el denominador:
Llamamos

Substituimos y obtenemos la ecuación de tercer grado

Resolvemos:

Aplicamos la regla de Ruffini:

Una solución es t = 4. Calculamos las otras dos:

Pero éstas no son soluciones posibles ya que son negativas. Por tanto,

Ecuación 16

Reescribimos la ecuación
Por tanto, la ecuación exponencial se reduce a una de primer grado:

Ecuación 17

Ver solución

En esta ecuación, la base de las potencias es el número ee, pero se procede del mismo
modo que en los casos anteriores.

Reescribimos la ecuación

Como tenemos una exponencial en un denominador, multiplicamos toda la ecuación por


ésta para que desaparezca el denominador:
Por tanto,

Ecuación 18

Tenemos en cuenta que

Reescribimos la ecuación como

Operamos:

Por tanto,

Ejercicios (Ejemplos, )

También podría gustarte