Está en la página 1de 28

Unidad II

Curso: “fundamentos del turismo”


Tema: DEMANDA TURÍSTICA
El concepto de demanda está íntimamente relacionado con el proceso de toma de
decisiones que los individuos realizan constantemente en el proceso de
planificación de sus actividades de ocio y, por lo tanto, su determinación depende
de numerosos factores no sólo económicos, sino también psicológicos,
sociológicos, físicos y éticos.

Definición de Demanda Turística (Según la OMT)

La demanda turística se define como: el conjunto de turistas que, de forma


individual o colectiva, están motivados por una serie de productos o servicios
turísticos con el objetivo de cubrir sus necesidades.

Económicamente, la definimos como la cantidad de “producto turístico” que los


consumidores están dispuestos a adquirir en un momento dado un precio
determinado.

Formas de turismo por el lado de la demanda

Por el lado de la demanda las formas de turismo que se encuentran son las
expresadas en la siguiente Figura.

1
Así, el lugar de origen de los turistas y el destino elegido por ellos permite distinguir
entre:

 Turismo doméstico: residentes visitando su propio país.


 Turismo receptivo: no residentes procedentes de un país determinado.
 Turismo emisor: residentes del propio país se dirigen a otros países. Estas
tres formas de turismo pueden combinarse en:

 Turismo interior: doméstico y receptivo.


 Turismo nacional: doméstico y emisor.
 Turismo internacional: emisor y receptivo.

Clasificación la demanda turística

La demanda turística se clasifica en tres grandes grupos:

 La demanda efectiva o actual: es el número actual de personas que


participan en la actividad turística, es decir, que efectivamente viajan. Este
grupo es el que se mide más fácilmente y el que se encuentra reflejado en
las estadísticas mundiales. Uno de los indicadores más útiles de la demanda
efectiva es la propensión a viajar, que considera la penetración de los viajes
turísticos en una población determinada.
 La demanda no efectiva: es el sector de población que no viaja por algún
motivo. Dentro de este grupo puede distinguirse: la demanda potencial, que
se refiere a aquéllos que viajarán en el futuro, cuando experimenten un
cambio en sus circunstancias personales (más tiempo libre, más dinero,
etc.); y la demanda diferida, que es aquélla que no ha podido viajar por algún
problema en el entorno o en la oferta (actividad terrorista en una zona, falta
de alojamiento, etc.).En este grupo no debemos olvidar al sector de la
población que no puede viajar por ser un lujo demasiado caro, no sólo en
los países en desarrollo, sino también en los industrializados.
 El tercer grupo lo configura la no demanda, caracterizada por un grupo
de gente adverso a los viajes, aquellos que simplemente no desean viajar

A su vez, se realiza otra distinción estableciendo dos conceptos nuevos: sustitución


de la demanda y desviación de la demanda. La primera, se refiere al cambio o
sustitución de una actividad turística concreta por otra (por ejemplo, una estancia
en apartamentos es sustituida por una estancia en un hotel, debido a falta de plazas
en los primeros); la desviación de la demanda, sin embargo, se produce cuando se
cambia la localización geográfica de la misma (por ejemplo, por falta de vuelos
hacia un destino determinado). Ambos fenómenos alteran profundamente las
industrias turísticas locales.

Un concepto más estrictamente económico de estas magnitudes haría referencia


a la capacidad de gasto –o al gasto real de esas personas– ya que en términos
2
económicos la demanda es siempre una magnitud monetaria y no el número de
consumidores. En este sentido, la OMT en sus definiciones enmarca el concepto
de gasto por turismo, el cual define como “el gasto realizado por un visitante o de
parte de un visitante por causa de un viaje y durante su estancia en el destino”.

En esta definición hay seis variables importantes que deben ser tomadas en
consideración por su incidencia en el concepto de gasto por turismo:

1. Los precios en los destinos.


2. Los precios en los destinos competidores.
3. Las dimensiones de los mercados turísticos.
4. La renta y riqueza de los demandantes de turismo (la cual figura como una
restricción presupuestaria).
5. Los factores sociológicos, psicológicos y culturales de la demanda.
6. Gustos y preferencias del consumidor.

Todos estos componentes configuran un marco de referencia para la demanda


turística individual, que en términos analíticos da forma a la función de demanda
turística para un individuo:

Qi= F (Pd , Pc , Yi , Si)

Donde:

 Qi: es la cantidad demandada de turismo por el individuo.


 pd: hace referencia a un índice de precios ponderado en los destinos.
 pc: es un índice complejo de los precios en los destinos competidores.
 Yi: es el nivel de renta del individuo. Si: componentes sociológicos,
psicológicos y culturales de los individuos

Enfoque de la demanda

El principal objeto de estudio son las motivaciones de viaje que impulsan a un


individuo a trasladarse de su lugar habitual de residencia para el consumo de un
determinado producto turístico. Dependiendo de las motivaciones, necesidades y
deseos de la demanda se conforman distintos tipos de productos turísticos, esto
implica que cada producto se adecuará a las exigencias de esa demanda
específica para garantizar su plena satisfacción, pues no son las mismas
necesidades a satisfacer en un producto «sol y playa» de turistas de la tercera edad
con motivos recreacionales que turistas empresarios con motivos laborales.

En este sentido la OMT, basándose en las características de la actividad


desarrollada, clasifica los siguientes productos turísticos en:

1. Turismo de sol y playa


2. Turismo urbano
3
3. Turismo de nieve
4. Turismo deportivo
5. Turismo de aventura
6. Turismo ecológico (ecoturismo)
7. Turismo rural
8. Turismo de salud
9. Turismo cultural
10. Turismo religioso
11. Turismo de formación
12. Turismo lúdico-festivo
13. Turismo gastronómico
14. Turismo residencial
15. Turismo de negocios
16. Turismo de compras
17. Turismo alternativo
18. Turismo de excursiones
19. Turismo de hechos singulares
20. Turismo de Parques temáticos

La demanda turística se ve afectada por variables económicas directas (del país


emisor) e indirectas (del destino turístico) que influyen en el momento de decisión
de viaje.

Éstas son:

• Variables económicas directas:

 Nivel de renta nacional


 Valor de la moneda
 Nivel de Gasto en turismo
 Estado del ciclo económico
 Derecho a vacaciones remuneradas

•Variables económicas indirectas:

 Nivel general de precios


 Nivel de precios relativos
 Calidad
 Regulación económica
 Nivel de competencia de la oferta.

Las variables de la demanda turística son las que actúan específicamente sobre la
demanda de todos los posibles consumidores en una zona emisora, sin tener en
cuenta su destino. Están afectados por limitaciones generales sobre la capacidad
de ingresar en los mercados turísticos, como el nivel de ingresos y gastos, target
de consumo, y el grado de autorización gubernamental para que puedan ser
turistas.
4
En cambio, las variables del destino turístico definen el atractivo económico, ceteris
paribus, de un destino turístico para los consumidores, independientemente de su
procedencia de competencia entre los destinos turísticos, la influencia de estas
variables determina el efecto sustitución.

Factores determinantes de la demanda turística

La propia complejidad a la hora de definir la demanda turística como concepto


global, hace necesario un previo análisis de cómo los distintos factores que
condicionan la decisión de viajar influyen sobre la propia estructura de la misma.

Estos factores pueden agruparse en cinco grandes grupos:

1. Económicos.
2. Relativos a las unidades demandantes.
3. Aleatorios.
4. Relativos a los sistemas de comercialización.
5. Relativos a la producción.

1. Factores económicos

1.1 Nivel de renta disponible. Este factor se refiere a la cantidad de dinero


disponible por el consumidor para gastar en bienes de ocio, como el turismo, tras
haber pagado sus necesidades básicas. Es decir, hace referencia a la restricción
presupuestaria a la que se ve sometida la demanda de cualquier bien. Sancho y
Pérez (1995) han demostrado en estudios sobre la demanda turística de los
individuos la relación positiva existente entre la demanda y la renta disponible. El
empleo del individuo también incide directamente en las posibilidades de que éste
viaje e, igualmente, está estrechamente ligado al nivel de renta disponible

1.2 Nivel de precios. Respecto a esta variable hay que considerar que no afecta
por igual a los mercados de origen que a los destinos turísticos. En el mercado de
origen, unos niveles altos de precios o crecimientos fuertes en los precios interiores
produce un aumento del gasto en los bienes de primera necesidad, con lo cual se
gasta una parte mayor de la renta para estos fines, detrayendo por lo tanto la
cantidad gastada en turismo (para mantener la restricción presupuestaria).

1.3 Política fiscal y controles del gasto en turismo. Esta variable relacionada
indirectamente con la renta disponible de los individuos es un componente
económico importante. Ante un aumento de la presión fiscal, la renta disponible de
los individuos es relativamente menor y, por lo tanto, se producirá una disminución
en la demanda

1.4 Financiación. Este factor está siendo un elemento importante en los estudios
recientes sobre la demanda. Así, la posibilidad de financiar los viajes a largo plazo

5
o bien utilizar la financiación a plazos permite a los individuos realizar gastos en
turismo mayores o con mayor frecuencia.

1.5 Tipos de cambio. La relación explícita entre las monedas de los países
emisores y receptores de turismo es un factor importante en la demanda turística.
Una relación fuerte de la moneda del país emisor con el dólar favorece la demanda
turística hacia los países de destino con monedas menos fuertes respecto al dólar

En conclusión, los factores económicos ejercen una influencia clara en la


demanda, ya que el grado de desarrollo de una sociedad determina la magnitud de
dicha demanda. No hay más que observar que los países donde se genera la
mayoría de la demanda turística mundial pertenecen al grupo de países
desarrollados. Estos países se caracterizan por economías dinámicas, con
poblaciones empleadas principalmente en el sector terciario, alta renta per cápita
y mucho tiempo libre disponible. Los países en vías de desarrollo son los destinos
con tasas de crecimiento mayores en llegadas de turistas y se caracterizan por una
mayoría de la población trabajando en el sector primario, riqueza basada en la
propiedad de la tierra, modelos de transacciones primitivos, baja renta per cápita y
bajos niveles de salubridad.

2. Factores relativos a las unidades demandantes

Los determinantes económicos de la demanda pueden explicar la utilización por


parte de los consumidores turistas de servicios concretos, pero hay un conjunto de
variables que, según los estudios realizados por Sancho y Pérez (1995), ejerce
sobre la demanda mayores efectos que los puramente económicos. Se trata de los
factores de motivación, sociológicos, psicológicos, formas y estilos de vida, tiempo
de ocio, nivel cultural, costumbres estacionales, creencias ideológicas y religiosas
y factores demográficos poblacionales, que se explican a continuación.

2.1 Motivación Algunas veces no se explican bien ciertos comportamientos de los


consumidores de turismo, es decir, por qué turistas con características
sociodemográficas idénticas eligen destinos distintos, por qué eligen viajar con una
compañía y no con otra, etc. Por ello, hay que tomar en consideración el
comportamiento del consumidor y su proceso de toma de decisiones.

Normalmente, cuando las personas viajan es por algo, lo que implica la existencia
de algún motivo o causa y lo que presupone alcanzar un fin determinado. Todo
acto de voluntad envuelve una motivación y un fin (Castro, 1977). En este contexto,
la decisión de compra por parte del consumidor turista se guía por una cautela
mayor que para otros bienes de consumo, ya que el riesgo percibido es más alto.
En consecuencia, la imagen que exista en la mente del consumidor sobre un
destino o un servicio concreto será decisiva para el proceso de toma de decisión y
afectará al tipo de vacaciones elegido, aunque dicha imagen no se corresponda
con la realidad Según Cooper et al., existen dos tipos de imágenes: la imagen
orgánica, que es aquélla que se forma a partir de información que no proviene de
la publicidad o promoción de un país concreto, i.e. libros, periódicos, etc.; y la
6
imagen inducida, que es aquélla que proviene directamente de la promoción que
de un país realicen sus órganos turísticos.

Esta última imagen es controlable a través del marketing. La motivación para viajar
representa el estímulo inicial que pone en marcha todo el proceso decisorio
posterior.

Según Maslow (1970), estas motivaciones vienen determinadas por una serie de
necesidades que afectan a todos los individuos y se hayan dispuestas
jerárquicamente en un orden de preferencia para ser satisfechas. El orden
jerárquico de estas necesidades es el siguiente:

 1º. Necesidades fisiológicas (nivel más bajo en la jerarquía): hambre, frío,


sed, etc.
 2º. Seguridad: seguridad, estar libre del miedo y la ansiedad.
 3º. Amor: afecto, dar y recibir amor.
 4º. Estima: estima por uno mismo y por los demás.
 5. º Autorrealización (nivel más alto en la jerarquía): sentirse completo.

Según esta teoría, cuando las necesidades más básicas –en la jerarquía de
Maslow las necesidades fisiológicas– se satisfacen, dejan de tener importancia
para el individuo, apareciendo como nuevas motivaciones de su conducta las
necesidades encuadradas en el siguiente nivel de la jerarquía

7
2.2 Condicionantes socioculturales Se incluyen dentro de este epígrafe factores
como la edad, la profesión, el empleo, etc. Otros factores como el nivel de
educación o la movilidad personal influyen positivamente en el hecho de que un
individuo demande más cantidad de turismo. Así por ejemplo, a mayor educación,
mayor información y conocimiento de las oportunidades existentes.

2.3 Formas y estilos de vida Las formas y estilos de vida y los atributos
individuales de las personas –actitudes, percepciones, personalidad, experiencias
y motivaciones–, dan lugar a diferentes tipos de turistas que Cohen (1974) clasifica
en cuatro grandes grupos, describiendo los dos primeros como turismo
institucionalizado y los dos últimos como turismo noinstitucionalizado:

1. El turista de masas organizado: tiene poco contacto con la cultura local y


busca mantener su entorno habitual en el destino de vacaciones
2. El turista de masas individual: similar al anterior, aunque con un poco más
de flexibilidad en sus decisiones.
3. El explorador: organiza su viaje independientemente, aunque buscando
transporte y alojamiento confortables. Abandona el entorno habitual, pero
de vez en cuando vuelve a él.
4. El impulsivo: no tiene ningún contacto con la industria turística, intenta
abandonar su entorno de siempre, no tiene itinerario fijo y tiene contacto con
las culturas que visita.

2.4 Tiempo de ocio

El tiempo dedicado al ocio determina asimismo la capacidad para viajar de un


individuo determinado. Normalmente, a mayor tiempo libre, mayor disponibilidad
para viajar, aunque esta relación sólo está muy clara en los casos extremos (i.e.
con muchas vacaciones se puede viajar más que con pocas o con ninguna)

2.5 Costumbres estacionales

Algunos factores como las fiestas, vacaciones escolares o climatología son


condiciones favorables para que los individuos decidan demandar turismo. Es por
ello que los mercados turísticos se van adaptando a esta estacionalidad del
negocio turístico, ofreciendo condiciones distintas para cada temporada,
distinguiendo entre temporadas bajas, altas y medias.

2.6 Creencias ideológicas, religiosas y políticas

Son variables que condicionan la demanda de turismo en los individuos. Ejemplos


de este factor son las peregrinaciones a la Meca, así como las visitas a las
basílicas, santuarios, etc.

2.7 Los factores políticos

8
Las actuaciones políticas de los gobiernos pueden fomentar (creación de
infraestructuras y apoyo a la industria turística por parte del gobierno central o
regional, etc.) o impedir (exigencia de visado, régimen inestable, limitaciones de
divisas que pueden entrar o salir de un país, etc.) el aumento de la demanda
turística.

2.8 Factores demográficos

La demanda turística está muy relacionada con la edad del individuo (no entendida
como edad cronológica, sino más bien como edad doméstica), ya que cada edad
se caracteriza por una serie de preocupaciones, actividades, intereses e
inquietudes, que dan forma al tipo de vacaciones elegido por cada grupo. Por otra
parte, los factores demográficos, ligados al desarrollo económico de una nación,
también inciden en la capacidad para viajar. En los países desarrollados se
produce lo que se conoce por paradoja del ocio (Figura), en la que queda reflejada
la vida de un individuo: cuando se es joven se tiene tiempo, pero no dinero para
viajar; cuando se es adulto, se tiene dinero, pero no tiempo. Las naciones en vías
de desarrollo, fundamentalmente rurales, con altos índices de natalidad y de
mortalidad, con jóvenes y extensas familias, se caracterizan por una baja
propensión al viaje, ya que subsisten de la agricultura y sus poblaciones no tienen
ni tiempo ni dinero para gastar en el turismo. Sin embargo, las naciones
desarrolladas, predominantemente urbanas, con bajos índices de natalidad y de
mortalidad, con un alto poder adquisitivo por parte de una población con necesidad
de escapar de la urbe y con intereses diversos, se caracterizan por una alta
propensión al viaje.

9
Por supuesto, todos estos factores se interrelacionan y deben ser considerados en
su conjunto por su influencia total sobre la demanda turística

3. Factores aleatorios

Son aquellas variables imprevisibles que afectan al comportamiento sistemático de


los consumidores y que inciden, por tanto, en la demanda turística. Estos factores
vienen determinados por las guerras y cataclismos. A modo de ejemplo, se puede
señalar el período de la Guerra del Golfo, durante el cual la demanda turística
disminuyó en todo el mundo (incluida la demanda doméstica de Estados Unidos),
solamente por la psicosis de inestabilidad que se generó.

4. Factores relativos a los sistemas de comercialización y a la producción

Se presenta a continuación un cuadro resumen que recoge los factores más


importantes que afectan a la demanda desde los sistemas de comercialización y
producción. A partir de este cuadro resumen, se estimula a los lectores a pensar y
determinar los factores que podrían afectar positiva o negativamente a la demanda
turística. Si consideramos los determinantes individuales junto con los
determinantes a nivel de destinos, podemos obtener una imagen mucho más
completa y clara de los factores que influyen y modelan la demanda turística.

10
OFERTA TURÍSTICA
Definición de Oferta Turística

La oferta turística es fundamental para un destino ya que es lo que un turista


siempre busca al elegir un destino, qué es los que hay para hacer, en dónde
puede pasar la noche, cuáles son las opciones para comer que el lugar ofrece,
cómo llegará al lugar, las precauciones que debe tomar.

La Organización Mundial del Turismo define a la oferta turística como el


conjunto de productos turísticos y servicios puestos a disposición del usuario
turístico en un destino determinado, para su disfrute y consumo.

Es necesario identificar los tipos de oferta existentes. Referente a este punto,


Quesada menciona que existen dos tipos de oferta:

 La oferta turística básica: Compuesta por aquellos bienes y servicios


11
que tienen carácter exclusivamente turístico. Ejemplos de ella son el
alojamiento, agencias de viajes o cruceros.
 La oferta turística complementaria: Compuesta por aquellos bienes
que no son exclusivos del turismo, pero que aún así son demandados
por los turistas y complementan el producto turístico final. Los
deportes, el comercio o carreteras son ejemplos de este tipo de oferta.

Componentes de la Oferta Turística


Una vez diferenciado el tipo de oferta existente, es necesario diferenciar
los distintos componentes de la oferta turística. Los componentes de la
oferta turística son:

 Atractivos turísticos: Compuesto por la oferta principal (recursos


naturales y artificiales, así como las actividades que se pueden
realizar) y complementaria (todos los demás recursos y actividades
que no se relacionan directamente con el turismo).

 Servicios y equipamiento: Empresas turísticas, entre las que se


encuentran: Alojamiento, guías de turistas, clubes, bares, discotecas,
restaurantes, bancos, tour operadores, agencia de viaje y transportes.
 Industrias y sectores proveedores: Compuesto por todas aquellas
industrias y/o empresas que proveen de sus productos y servicios tanto
a empresas turísticas como al turista: alimentos, agua y hielo,
productos de piel, servicios, comercio, productos institucionales,
construcción, artesanía, textil confección y bebidas.
Infraestructura de apoyo al sector turismo: Referida a las
instalaciones y elementos:

o Físicas: Aeropuertos, carreteras, telecomunicaciones, agua potable,


alcantarillado, electricidad, señalización, centros de información y
centros médicos.
o Comercial: Centros comerciales, plazas turísticas, mercados de
artesanías, ferias y exposiciones y eventos comerciales.
o Recursos humanos: Universidades, escuelas de turismo, escuelas de
idiomas, centros de capacitación, disponibilidad de recursos humanos y
disponibilidad de guías de turistas.
o Recursos financieros: inversión pública y privada, fondos turísticos y de
financiamiento sectorial, así como los programas financieros federales y
12
estatales

La Integración de la Oferta Turística


Una vez conocidos los componentes de la oferta turística se puede hablar de
la integración de ésta ya que según la investigación empírica de Michael E.
Porter sobre la ventaja competitiva, se evidenció que las empresas líderes
tienen a agruparse en distintas áreas geográficas y, cuando ocurre en la
industria turística, este efecto se denomina clúster turístico. De esta forma,
las empresas turísticas participan activamente al mismo tiempo que
contribuyen en el desarrollo de mercados laborales, en la creación de
instituciones e infraestructura especializada y en el incremento del flujo de
información. Es justamente este último beneficio el que propicia la
innovación, movilidad laboral y enlace entre proveedores, productores
y consumidores. Porter destaca que con el involucramiento de empresas
con carácter competidor, empresas complementarias y demás factores se
produce un efecto multiplicador de eficiencia y competitividad. Por tal
motivo es importante que exista sinergia entre todos los actores que
conforman un clúster turístico, creando, de esta forma, “ventajas
competitivas adicionales generadas por la interacción de dos o más
empresas turísticas” pudiéndose afirmar que, si en un clúster de este tipo se
generan las sinergias adecuadas, éste crearía un beneficio común, tanto
para las empresas, el gobierno y la sociedad dentro de éste.

De esta forma, se llega al término oferta turística integrada, que es producto


de la sinergia entre empresas. Pero lo anterior solo puede existir si se
trabaja en forma conjunta, de tal manera que se pueda impulsar un destino
como un producto. Por lo tanto por oferta turística integrada se puede
entender como la unión de todos los actores turísticos (directos e indirectos)
dentro de un clúster que trabajan en equipo con la finalidad de obtener un
bien común

Mercado Turístico

13
El Mercado Turístico es el lugar donde confluyen la oferta de productos y
servicios turísticos y la demanda que está interesada y motivada en
consumir esos productos y servicios turísticos. Cuando se habla de producto
turístico, el mismo se define como:

Producto turístico, Es la combinación de prestaciones y elementos tangibles


y no tangibles ofrecidos para satisfacer las expectativas de los turistas.
Se distinguen dos niveles:
 Producto turístico global o integral: Está formado por los atractivos
de la zona, sus infraestructuras, etc. Una de las características
fundamentales de este producto es que debido a su complejidad no existe
un único responsable, pues están implicados tanto el sector público como
el privado.
 Producto turístico a nivel empresarial: Es el conjunto de componentes
ofrecido por las distintas empresas turísticas a sus clientes. Aquí la
concesión del producto es mayor, por lo que nos permite un mayor
estudio del mismo.

Característica del producto turístico


 Intangibilidad: Con frecuencia no es posible gustar, palpar, ver, oír u
oler los servicios antes de comprarlo. Cuando un consumidor turista
compra un paquete turístico en una agencia de viajes está comprando
una promesa que recibirá unos servicios específicos en un tiempo
determinado a un precio dado.
 Inseparabilidad: Usualmente se da la simultaneidad entre la producción
y el consumo, es decir, no se pueden separar de las personas encargadas
de su prestación, por eso se dice, que esta relación personal hace que
cada producción sea única.
 Caducidad: Los productos turísticos no se pueden almacenar, deben ser
consumidos continuamente, de lo contrario es un producto perdido. Por
ejemplo, los asientos libres en un avión, las habitaciones libres en un hotel, etc.
 Heterogeneidad: El producto turístico es un conjunto complejo de
prestaciones, en su prestación intervienen diferentes agentes
productivos.
El mercado turístico es un mercado estacional, ya que el consumo de
productos turísticos, en un elevado número de casos, se trata de un

14
consumo estacional. Es decir que un alto porcentaje del total anual de la
facturación de las empresas se produce durante los 2-3 meses de temporada
alta de verano o de invierno dependiendo de la tipología de turismo a la que
se dediquen, sol y playa o turismo de esquí por ejemplo. Este es uno de los
problemas del mercado turístico ya que lo que buscan las empresas
turísticas es tener una continuidad en el tiempo, es decir lograr por ejemplo
que los hoteles alcancen el nivel de ocupación más alto posible durante todo
el año. Para lograr este objetivo, las empresas toman medidas y políticas
agresivas de precios, ofreciendo tarifas muy bajas y ofertas de forma que
puedan atraer al máximo número de clientes fuera de temporada.

El mercado turístico se ha visto fuertemente influenciado por las nuevas


tecnologías y métodos de comercialización. Las empresas pretender llegar al
número de máximo de clientes y por eso se ha producido una diversificación
de la oferta. De esta manera se consigue crear un valor añadido y ganar
competitividad respecto a los otros destinos que ofertan una tipología de
turismo parecida.
Actualmente todos los destinos ofrecen además del recurso principal,
otros recursos, un ejemplo es un destino de sol y playa que ofrece
además un museo naval.
Existen dos tipos de competencia:
 Competencia global del destino turístico en su conjunto: Cuando se
compite con todas empresas de los sectores y sus autoridades públicas
para atraer turistas.
 Competencia local entre empresas de un mismo destino:
Compitiendo individualmente contra empresas cercanas que ofrecen
productos y servicios iguales o sustitutivos.
Tipos de productos turísticos
Que buscan los nuevos turistas?
El “lado negativo” del turismo, apreciado con mayor fuerza en los siglos
XVIII y XIX, caracterizado por la degradación de ecosistemas y la pérdida de
identidad de diferentes culturas, impulsó un cambio de valores y trajo como
resultado nuevos tipos de turistas que buscan satisfacer sus necesidades con

15
productos alternativos orientados al desarrollo sustentable y responsable de
las localidades donde se ofrecen.
Son turistas más exigentes que tienen a su disposición gran cantidad de
medios de comunicación donde obtener información y están dispuestos a
sacrificar comodidad y economía a cambio de calidad, variedad y valor.
Están motivados por vivir experiencias únicas y diferentes a las opciones de
“sol y playa” que les brinden un cambio de identidad y les
genere autorrealización y autodesarrollo.
Y es así como los prestadores de servicios turísticos han tenido que
acoplarse a las nuevas demandas del mercado y ampliar su creatividad en
búsqueda y elaboración de estos productos.
A continuación te presentamos 10 tipos de productos turísticos que buscan
los nuevos turistas:
1. Productos basados en la comunidad: Se trata de aquellos productos
donde se incluye a las comunidades receptoras de turistas y se protege sus
intereses y necesidades, mientras se crean mejores condiciones de vida.
Ejemplo: Turismo comunitario.
2. Productos basados en la cultura: Son aquellos donde se añaden
elementos de arte como la música, el cine, museos, galerías, conciertos y las
tradiciones de las comunidades locales. Se caracteriza por el
razonamiento de que la cultura es más importante que el dinero o los bienes
materiales.
3. Productos basados en la ecología: Buscan la preservación y protección de
los recursos naturales y las especies animales. Ejemplos de estos son los
productos de ecoturismo, turismo rural, turismo de aventura, ecoturismo,
etc.
4. Productos basados en la educación: Se caracterizan por la idea de que la
mejor inversión es la que se hace en la educación. Son productos que
motivan a aprender de las experiencias vividas con la ayuda de libros, guías
de turistas, turismo idiomático, apreciar animales en su hábitat natural,
disfrutar de gastronomía típica de la región, etc.

16
5. Productos basados en la familia: Generan un acercamiento y lazos más
fuertes entre los integrantes de una misma familia. Ejemplos de estos son:
juegos, deportes, vacaciones en familia y actividades grupales.
6. Productos basados en la amistad: Similar al anterior, impulsan el
acercamiento y las relaciones de amistad de larga duración, tanto con
personas cercanas como con las comunidades receptoras.
7. Productos basados en el humanitarismo: Lo más importante es la
empatía, comprensión y solidaridad hacía con los derechos humanos y el
conocimiento que grupos vulnerables como los adultos mayores, las
personas con discapacidad y los de escasos recursos también necesitan
hacer turismo. Algunas de sus características son que no buscan el beneficio
económico y motivan al voluntariado.
8. Productos basados en el amor: Sus valores más sobresalientes son los
que tienen que ver con los sentimientos, la ética y la moralidad. Son
productos que tienen elementos como poesía, música, arte, romanticismo y
nostalgia.
9. Productos basados en la seguridad y protección: En ellos se busca evitar
a toda costa el riesgo para los turistas; es decir, que tengan por ejemplo: una
transportación segura, equipo de seguridad personal para actividades de
riesgo, una buena descripción y guía de las actividades a realizar, intérpretes
y seguro de viajero.
10. Productos basados en la espiritualidad: Tienen manifestación en la
religión, la paz interior y la búsqueda del propósito de vida. Incluyen
elementos como piedras preciosas, cristales, lectura de cartas de tarot,
libros religiosos, retiros espirituales, peregrinaciones, salud, bienestar, spas y
viajes a sitios sagrados. Ejemplos son el turismo espiritual y el turismo de
salud.

Al definir el término “producto turístico” nos estamos refiriendo a: una


combinación de bienes y servicios ofertados a un precio global.
De tal modo, podemos decir que un producto turístico deportivo, será aquel
cuya principal motivación será la de acudir algún evento deportivo como
espectador o bien, la práctica de algún deporte al realizar un viaje.
17
EL PRODUCTO TURISTICO VIAJES

El turismo se “materializa” cuando un cliente potencial viaja o, más bien, cuando


se establecen flujos turísticos entre unos puntos de emisión y los destinos
turísticos. Los viajes se efectúan por múltiples motivaciones. Desde este punto de
vista, la preparación del producto viaje para la venta es una acción fundamental
que puede ocurrir tanto en los lugares donde se brinden los servicios como,
principalmente, en los puntos de emisión (mercados o países emisores).

Marketing: según la Asociación Norteamericana de


Marketing:”proceso de planeación y ejecución del concepto,
establecimiento de precios, promoción y distribución de ideas, bienes
y servicios para crear intercambios que satisfagan las metas
individuales y las de la empresa”.
La clasificación más general de los viajes los agrupa en cuatro
grandes tipos:
De estancia,/ circuitos,/ multidestino lineal / multidestino circular.
De estancia.- ocurre cuando el turista pernocta por varios días en un
mismo sitio.
Circuitos; cuando utiliza varios alojamientos en el mismo país;
Multidestino lineal; cuando viaja a más de un país pero regresando
por los mismos puntos en que visitó antes, o sea, utilizando las idas y
retornos por los mismos sitios (viajes round trip de punto a punto).
Multidestino circular; existe cuando el turista visita varios países
pero no regresa al ya visitado sino que sigue hacia uno nuevo hasta
su regreso al país de origen. Uno de los mejores ejemplos de ambos
multidestinos es el caso de los cruceros cuando la zona de
operaciones es lejana a los puntos de origen de los turistas:
Generalmente, los turistas van por avión a un país y allí toman el
crucero que puede hacer un viaje retornando al mismo país destino
inicial para regresar en avión nuevamente al país de origen.
Los productos denominados como “viajes” tienen como presentación
y entrega al momento de la compra (o posterior pero antes de
18
iniciarse el viaje) a un “soporte” (papel o informático) que representa
los futuros servicios a recibir.
Se incluyen las instalaciones dedicadas a la realización de actividades
turísticas, recreativas o de ocio incluyendo la creación de facilidades para la
potenciación del uso de atractivos (por ejemplo, un centro de información
en un parque natural). Las instalaciones turísticas también comprenden los
productos que también se denominan como “facilidades” o “equipamiento”.
Abarcan un amplio abanico de servicios como el alojamiento, el servicio de
alimentos y bebidas, el comercio de productos para turistas – comprar
paseando, al decir de Valls (2000:43) –, las oficinas de información turística y
otros. Las instalaciones abarcan, entonces, todos los tipos de
establecimientos en los que se satisfacen las necesidades básicas y las
necesidades de experiencia o espirituales de los visitantes y también donde
realizan las actividades para las que hicieron su viaje. Se debe recordar que
el principal móvil de los flujos turísticos en la actualidad es la experiencia
que obtienen en el disfrute de atractivos y actividades. No se deben incluir
aquí como productos turísticos aquéllas instalaciones u obras de
infraestructura general que existen en cualquier territorio
independientemente de que se exploten negocios turísticos (viales, agua,
electricidad, bancos, escuelas, etc.) En general, las instalaciones pueden
desarrollarse como productos a lo largo del tiempo o crearse desde el inicio
con una conformación compleja. Por ello, los niveles de desarrollo de las
instalaciones se pueden clasificar como: Esta forma general de enfocar los
niveles de desarrollo se explica para que exista familiarización con la
estructura de productos que se considera básica para todas las instalaciones.
Los detalles específicos de las instalaciones en cada tipo de entidades
relacionadas con el turismo habría que detallarlos en otro lugar puesto que
se sale del objeto de este trabajo. El servicio simple o “producto principal”,
como señalan Kotler y otros (1997:274 -282), responde a la pregunta: ¿qué
compra en realidad el consumidor? Desde el punto de vista de las
instalaciones (sean éstas de facilidades o para el uso de atractivos) esto
constituye el producto principal en una instalación o localización única. Los
servicios básicos se ven ampliados con aquellos otros productos o servicios
que son necesarios para el uso del producto o servicio principal. Los servicios
agregados incluyen a los anteriores algunos servicios de apoyo que
incrementan el valor del producto principal. Puede ocurrir que para algunos
19
segmentos los productos de apoyo sean intercambiables con los productos
auxiliares para otros segmentos.
El producto integrado responde al concepto de producto “aumentado” que
abarca, en varias localizaciones o instalaciones, y se diseña, siempre según
Kotler (1997) en la consideración de otros aspectos del producto que son:
accesibilidad, el ambiente, la interacción del cliente con el sistema de la
entrega del servicio, la participación del cliente y la interacción de los
clientes entre sí.
El producto combinado o “resort” es una combinación de productos
integrados cuya peculiaridad distintiva es que contiene varios productos
principales.
En ocasiones, el término “resort” es utilizado como sinónimo de “destino
específico” como ocurre en SECTUR (2001:12).
Los productos turísticos territoriales
Todos los productos vinculados a las instalaciones incluyendo el uso de
atractivos se crean sobre un espacio geográfico, físico. Por ello, la
clasificación de corte territorial se usa para su relación directa con la
comercialización, dado que los clientes viajan a un lugar o “destino
turístico”. Torres (2005) señala que “Los destinos turísticos son los lugares
geográficos que por sus atractivos, condiciones y reconocimiento son
ofertados por los intermediarios y los turistas eligen para pasar la totalidad o
parte de sus vacaciones buscando en ellos satisfacer las expectativas que su
fama, las opiniones de personas allegadas y de expertos, la publicidad y
otras razones de carácter económico, social o personal, han despertado en
ellos en referencia a su cuadro motivacional como viajeros.” Este autor
aporta otra faceta: “el reconocimiento” del destino.
Esto significa que los territorios se convierten en prescriptores de viajes a
partir de la fuerza que tenga su marca e imagen en los mercados emisores.
Incluso las imágenes de marca de los países influyen en las decisiones de
viajes de muchos clientes potenciales. En general, al igual que las
instalaciones, los territorios donde se efectúan actividades turísticas,
pueden desarrollarse como productos a lo largo del tiempo o crearse en un
breve lapso con una conformación compleja. Por ello, los niveles de

20
desarrollo, siempre acorde a la complejidad de su composición, se pueden
clasificar como:
Según la opinión del autor de este trabajo, las características geográficas y
económico-administrativas son las que más influencia tienen en la definición
de estas clasificaciones.
El complejo turístico es una instalación o un conjunto de instalaciones que
existen en un entorno geográfico claramente delimitado, casi siempre
vinculado a algún atractivo natural o cultural. Básicamente se crean para
que los clientes se desplacen por él caminando o en medios elementales de
locomoción (casi siempre individuales). Deberá estar subordinado
administrativamente a una sola entidad.
El polo turístico no necesariamente tiene que ser una agregación de
complejos, sino que en un territorio con clara delimitación geográfica (ya sea
por accidentes naturales o por las formas de acceso) pueden coincidir
instalaciones vinculadas a atractivos de sitio, donde los clientes se desplacen
en medios limitados de locomoción (individuales o por pequeños grupos) y
cuyas instalaciones puedan estar subordinadas a diferentes entidades. Se
acostumbra a hablar de la “vocación” de un polo o zona turística como el
atractivo principal que puede generar la demanda de viajes. Los polos
turísticos pueden tener marca propia que será de mayor o menor
penetración en el mercado, según se haya desarrollado más su
comunicación promocional y los flujos de turistas que hayan accedido al
lugar.
El destino turístico específico es un amplio conjunto de atractivos e
instalaciones capaz de satisfacer necesidades de uno o varios segmentos de
mercados de acuerdo a un desarrollo especializado o generalizado.
Tienen delimitación geográfica específica y que responde a una marca
territorial única. Pueden integrarse por lo que fuera un solo polo turístico o
por varios polos interconectados en los accesos, pero siempre en un
territorio tal que las distancias a recorrer por los turistas sean mínimas
(básicamente en tiempo, no más de una hora). Pueden conceptuarse aquí
tanto a las ciudades, a las zonas naturales como a desarrollos en playas o
cercanos a otros atractivos naturales o culturales.

21
En ocasiones, el término inglés “resort” se utiliza indistintamente para
complejos, polos o destinos. Al respecto, puede verse a Mill (2001) La región
turística es la conceptualización geográfica de un destino específico y sus
zonas aledañas, que permiten la realización de excursiones breves desde el
primero, por los atractivos que poseen, aunque las segundas no sean zonas
capaces de convertirse en destinos turísticos en sí mismas o no tengan el
nivel de desarrollo suficiente para serlo en un momento determinado.
El Destino País es en realidad el conjunto de regiones turísticas así como los
polos turísticos independientes que están en fase de desarrollo.
El destino país es una marca y, como tal, está sujeta a todas las acciones y
reacciones de la comunicación promocional turística. Pero lo más
importante es que el destino país como marca no solo se ve influenciada por
acciones vinculadas al Turismo, sino (y esto es lo más importante) por su
propia historia y por todas las acciones actuales que, transmitidas por los
medios de comunicación internacionales hacia todos los mercados, generan
una imagen de marca específica y, consecuentemente, influyen positiva y
negativamente sobre los flujos de turistas potenciales. Pudiera añadirse a
todo lo anterior la región continental, sub-continental o macro-región
turística conforma también una imagen de marca pero con caracteres en
ocasiones menos precisos (Europa Occidental, Caribe, etc.). Las estadísticas
de la Organización Mundial de Turismo se agrupan por macro regiones
geográficas. Independientemente de esto, las macro regiones no se
consideran en la clasificación de los productos turísticos territoriales dado
que no son objeto de comercialización específica.
La macro-región se conforma como un elemento inicial en el proceso de
toma de decisiones de viaje. Otra forma de ver al producto turístico
territorial es por su “formato” espacial o entorno geográfico en que se
desenvuelve: ciudad, sol y playa, náutica, naturaleza, salud, etc.
El producto turístico integrado: clúster y microclusters
Para el autor de estas líneas, el destino específico (en lo adelante destino) es
el elemento principal donde se integran los productos turísticos:
instalaciones, atractivos, modalidades y viajes. Según Howie (2003:1) “la
gestión de destinos debe responder a la realidad de que el destino es mucho
más que la suma de sus partes y contribuye positivamente a la sinergia que
22
puede emerger cuando los componentes funcionan conjuntamente como un
todo armónico”. Esta afirmación nos indica ya que lograr un destino exitoso
aparece como un proceso de alta complejidad pues un conjunto solo de
factores no explica la sinergia de la dinámica turística de ese producto
llamado destino turístico pues, como apuntan Bigné y otros (2000:32) “se
consideran a los destinos turísticos como un área que presenta
características reconocidas por los visitantes potenciales, las cuales justifican
su consideración como entidad y atraen viajes al mismo, con independencia
de las atracciones que existan en otras zonas. Esta definición tiene diversas
implicaciones:
El destino turístico es una unidad o entidad, que engloba diversos recursos
turísticos e infraestructuras, formando un sistema.
El destino turístico podrá tener o no, los mismos límites que los de la gestión
administrativa del territorio. Esto significa que los diferentes organismos han
de colaborar en la planificación y gestión del lugar, puesto que en caso
contrario, surgen disfunciones entre oferta y demanda y por tanto, el
destino no funcionará a su pleno rendimiento.
El turista percibe sus vacaciones como una experiencia global y por tanto, se
requiere integrar los servicios y productos con tal de satisfacer al turista.”
También añade Ejarque (2005:27-28) que: “El destino turístico está
constituido por un conjunto de elementos, por una suma de atractivos
naturales o artísticos y de servicios”. Y más adelante señala que: “El destino
turístico es un conjunto de recursos que generan una capacidad de atracción
suficiente para inducir a un viajero a realizar los esfuerzos necesarios para
desplazarse hasta él.” Cooper y otros (1997:93) lo expresaban antes de
modo muy claro: “El destino representa la razón de ser del turismo; es la
razón para viajar y los atractivos del mismo hacen que se lleve a cabo la
visita.” Estas definiciones ya nos inclinan hacia varios aspectos a tomar en
consideración:
Los atractivos del destino y la atracción que generan.
Los servicios que se brindan.

23
La posibilidad de que el viajero potencial conozca los dos elementos
anteriores y tenga la oportunidad y momento de compra del viaje y formas y
medios para acceder a ese destino.
Producto turístico integrado
El producto turístico integrado entonces se ve hoy como un destino, aunque
la oferta específica del viaje se le haga llegar hasta el mercado emisor. En el
destino se da la estructura económica como una agrupación o clúster de tipo
productivo. García (2003:3) señala que “diferentes autores han establecido
definiciones acerca del concepto clúster, y todos coinciden en que se refiere
a un conjunto de actividades, que a diferencia de un sector industrial
tradicional, que está definido por sus insumos, productos, canales de
distribución y otros elementos comunes, todas tienen en común la
geografía, un clima empresarial compartido y, especialmente, la red que
forman, en la cual su relación dinámica los convierte en una fuerza singular
dentro de los mercados que atiende.
La mayoría de los autores o investigaciones relacionadas con el concepto de
clúster, emplean la palabra clúster según el significado dado por Porter
(1982 y 1990) a la misma. Este autor define a los clúster como
“concentraciones de empresas e instituciones interconectadas en un campo
en particular (Porter, 1998). De esta manera los clúster incluyen un conjunto
de industrias y otras entidades encadenadas de manera importante para la
competencia.
Engloban, por ejemplo, abastecedores de insumos, así como proveedores de
infraestructura especializada.”
El clúster turístico, entonces, es la agrupación (en un espacio geográfico
homogéneo) de atractivos, infraestructuras y equipamientos, actividades y
entidades de ocio y entretenimiento, actividades de apoyo y
complementarias; servicios en general que sirven como “escenario” para la
realización de las experiencias turísticas. Los destinos turísticos específicos
son los que se deben acercar a la integración de un clúster turístico
balanceado, coherente con la demanda. Al decir de Buhalis (2000:99): “la
oferta y la demanda deben ser reconciliadas, tanto en lo cuantitativo como
en lo cualitativo para que un destino sea exitoso” El cluster turístico integra
todos los tipos de actividades y entidades que participan en el desarrollo del
24
turismo pero deben desarrollarse acorde a las tendencias más importantes
de la demanda de los mercados emisores que aspira el destino.
En los polos y zonas pueden existir microclusters que también posibiliten su
paso de “pre-destinos” a destinos o a ser eficientes en su escala.
La mejor aproximación a este concepto la encontramos en Michael (2003

Tenemos algunos ejemplos para entender lo que son los productos turísticos.

Región: Amazonas (región norte)


Periodo: 2014, 2015,2016

Nombre del Producto Turístico: Chachapoyas: Fe, Tradición y Cultura


Kuelap: Experiencia que supera tu imaginación
Gocta: Naturaleza Bella
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Región : San Martin: (región norte)

Periodo : 2014, 2015 ,2016.


Nombre del Producto Turística: Morro de Calzada:
Mirador del alto Mayo
Naturaleza y Espeleismo en el Alto Mayo
Aventura y Relax en las cascadas de Carpishuayacu

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Región: Tumbes

Periodo: 2014, 2015,2 016

Observación

Nombre del producto turístico:

Playas de Tumbes: Zorritos – Punta Sal

Deportes Náuticos: Zorritos y Punta Sal

25
Región: Lima

Periodo: 2014, 2015,2016

Nombre del Producto Turístico

Lunahuana: Ruta del Pisco

Naturaleza Gastronomía, y arqueología milenaria cerca de lima

Aventura y Belleza Paisajística en los Andes de Lima

Región: Cusco

Periodo: 2014, 2015,2016

Nombre del Producto Turístico:

Machupicchu, más de los que ya conoces

Cusco Mágico

Machupicchu. Más de los que ya conoces: Acceso Amazónico

DE IGUAL MODO PARA AMPLIAR MAS SOBRE “EQUIPAMIENTO TURISTICO”

Es el eje de funcionamiento de la actividad turística moderna .Esta


constituida por empresas e instalaciones que producen un conjunto de
servicios de primera necesidad para el visitante
QUE ES LO QUE SE NECESITA PARA EQUIPAR UN ESPACIO TURISTICO?
Sabemos que en el espacio turístico se debe de tener instalaciones creadas
para cumplir las principales necesidades de las personas que habitaran un
espacio para su descanso y esparcimiento.
Para eso deberán de poseer instalaciones como:
Establecimientos de hospedaje, para su descanso desde el más básico hasta
el más complejo entendiendo así como la variedad de ellos.
Restaurantes o servicios de alimentos, bebidas en general.
Espacios de esparcimiento como espectáculos de distracción, caminatas, de
ejercicio por ejemplo El parque de las aguas en lima, paseos en bicicleta,
paseos a caballo, recorridos en bus panorámico.ETC.

26
27
28

También podría gustarte