Está en la página 1de 29

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

ESCUELA DE PSICOLOGÍA

TEMA #:

TRABAJO FINAL DE TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD

NOMBRE Y APELLIDOS:

KEYRI E. SANTOS

MATRÍCULA:

2018 0470-4

ASIGNATURA:

PSICOPATOLOGIA

FACILITADORA:
TOMASINA VASQUEZI
INDICE

INTRODUCCION………………………………………… 4

OBJETIVO GENERAL Y ESPECIFICOS……………. 5

MARCO TEORICO……………………………………… 6

DESARROLLO DEL CONTENIDO…………………... 7

CONCLUSION…………………………………………… 26

BIBLIOGRAFIA………………………………………….. 27

ANEXOS…………………………………………………. 28
INTRODUCCION

La psicología como ciencia que estudia los procesos mentales que nos
conforman, es la ciencia responsable a brindar soluciones, respuestas o
alternativas, de los problemas mentales que se presentan en las vidas de
diferentes personas en todo mundo. Estos problemas no tienen edad ni
sexo específico para hacerse presentes, no importa que sea en un niño o
en un anciano, en un hombre o en una mujer. Hay distintos tipos de
trastornos que afectan de una u otra manera a las personas.
Los trastornos de necesidades biológicas, son trastornos que afectan a las
necesidades básicas del funcionamiento de nuestro cuerpo. Por ejemplo,
el trastorno del sueño, es un trastorno de gran peso en lo que son
trastornos de necesidades biológicas. Si una persona no duerme durante
días, la energía de su cuerpo se le agota por lo que caería en un nivel
grave de estrés y ansiedad, produciendo gran desesperación en la
persona. El trastorno del sueño en gran medida es un asunto delicado, por
lo que se tiene que buscar ayuda profesional, e incluso recurrir a fármacos
para poder conciliar el sueño.
Los trastornos alimenticios, pueden ser gravemente peligrosos estando
presentes en la vida de una persona. Estos trastornos afectan la
alimentación de diferentes maneras dependiendo el tipo de trastorno que
sea. Un ejemplo de este es, la anorexia nerviosa que es un trastorno en el
cual la persona que lo padece se cohíbe de comer de forma normal sus
alimentos, por lo que se limita a comer pocas porciones de alimentos. Los
atracones de comida son todo lo contrario a la anorexia, la persona que lo
padecen comen desmedidamente, comen aun luego de estar llenos, hasta
sentirse mal. Los atracones de comida es un trastorno, que se puede decir
que causa impulsos a comer si control y sin parar, para luego hacer sentir
a la persona con vergüenza, lastima y hasta de tristeza.
Otro trastorno muy casual es el de la sexualidad. Este es muy frecuente en
los hombres mayormente, ya que este es uno de los factores de la
difucción eréctil. Además de los trastornos ya mencionados, hay otros tipos
de trastornos que afectan a muchas personas los cuales se verán
presentados a continuación.
OBJETIVO GENERAL

El objetivo general de esta investigación es estudiar con exactitud


y de manera objetiva los trastornos concernientes a la
personalidad, sus causas, diagnósticos, así como sus tipos y sus
diagnósticos diferenciales.

Objetivos específicos

 Estudiar los trastornos de necesidades biológicas.

 Determinas las causas y diagnostico para el l trastorno de la


personalidad.

 Diferenciar como afecta cada trastorno de necesidades


biológicas.

 Estudiar y determinar casos.

 Ampliar los conocimientos sobre los métodos para llevar a


cabo un tratamiento.
MARCO TEORICO

El descubrimiento de la fase REM del sueño y su asociación con el soñar


en los años 50 por parte de Kleitman y Aserinsky (1953) dio lugar a una
serie de estudios que intentaban entender sus fundamentos neuronales.
Se halló que el sueño REM emerge como resultado de una actividad que
se origina en una parte de la protuberancia y el bulbo raquídeo. 
 En su hipótesis de activación-síntesis, proponían que esta activación se
interpreta dentro del marco de recuerdos y esquemas de interpretación ya
existentes mediante el cerebro frontal y, por tanto, concluían que el soñar
es un epifenómeno del sueño REM sin una función específica (Hobson y
McCarley, 1977). 
En 1907, Kraepelin introduce una nueva perspectiva al proponer
considerar las alteraciones de la personalidad como formas atenuadas de
las psicosis más graves y Kretschmer (1925) coloca en continuidad
progresiva esquizotimia, esquizoidía y esquizofrenia.
En el año1923, Schneider publica Psychopathic Personalities, obra que
causó un gran impacto y en la que propone una distinción entre
personalidad anormal y personalidad desorganizada. La primera es
definida exclusivamente como desviación con relación a la media (en
sentido estadístico), de manera que se trataría de una variante extrema
respecto a la personalidad normal. Sin embargo, no todas las formas de
personalidad anormal serían psicopáticas y estas últimas sólo
representarían un subgrupo de las primeras, caracterizadas por inferir
sufrimiento a los demás.

Livesley señala que no siempre está claro si las anteriores concepciones


se refieren a diferentes posiciones teóricas o a descripciones alternativas
de la misma disfunción. Además, algunas de ellas como, por ejemplo, la
definición del TP como déficit y desviación social no tienen por qué ser
contradictorias. En cualquier caso, sólo la última (quinto lugar) de las
definiciones nos permitiría una clasificación de los T
1-REALIZAR UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS
TRASTORNOS ASOCIADOS A NECESIDADES
BIOLÓGICAS.

Los trastornos asociados a necesidades biológicas son trastornos que


afectan al buen funcionamiento de las funciones principales de del cuerpo.
Estos trastornos no son los siguientes.

 TRASTORNOS DEL SUEÑO

Los problemas del sueño son afecciones que alteran sus patrones
normales de sueño. Existen más de 80 diferentes trastornos del sueño.
Algunos de los más importantes incluyen:

Insomnio: No poder quedarse dormido y mantenerse despierto. Este es


el más común trastorno del sueño

Apnea del sueño: Trastorno de la respiración en la cual la respiración se


detiene por 10 segundos o más mientras duerme

Síndrome de las piernas inquietas: Una sensación de hormigueo o


punzadas en las piernas junto a una fuerte necesidad de moverlas

Hipersomnia: No poder mantenerse despierto durante el día. Incluye la


narcolepsia, que causa una extrema somnolencia diurna

Trastornos del ritmo circadiano: Problemas con el ciclo vigilia-sueño que


dificultan quedarse dormido y despertarse cuando corresponde

Parasomnia: Conducta inusual como hablar, caminar o comer al


quedarse dormido, durante el sueño o al despertarse

Algunas personas que se sienten cansadas durante el día tienen un


verdadero trastorno del sueño, pero para otras, el problema es no dedicar
suficiente tiempo para dormir. Es importante dormir lo suficiente cada
noche. La cantidad de sueño que usted necesite depende de varios
factores, incluyendo su edad, estilo de vida, estado de salud y si ha
dormido lo suficiente últimamente. La mayoría de los adultos necesitas
entre 7 y 8 horas cada noche.

 TRASTORNOS DE LA SEXUALIDAD

"Se conocen como factores precipitantes un fracaso fortuito inicial en las


relaciones íntimas o, lo más frecuente, una alteración de la relación" 
Los trastornos de la sexualidad aumentan en incidencia y prevalencia
año tras año. Las causas de los mismos pueden ser múltiples. Tener o
haber padecido alteraciones en las relaciones familiares, una educación
sexual inadecuada o una experiencia sexual traumática pueden ser
algunos de los factores predisponentes.

Además, diversos factores como una anticipación al fracaso, sentimientos


de culpa frente a las relaciones sexuales o una pérdida de la atracción, son
factores que pueden causar que se mantenga este trastorno.

Los trastornos de la sexualidad más frecuentes en el hombre son las


dificultades en la erección y la eyaculación precoz, aunque también se
tratan otros como la eyaculación retardada o ausente o el deseo sexual
hipoactivo.

En las mujeres, los trastornos más frecuentes son el deseo sexual


hipoactivo, seguido de la anorgasmia y el vaginismo.

 TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Los trastornos alimentarios son afecciones graves de salud mental.


Implican problemas serios sobre cómo se piensa sobre la comida y la
conducta alimenticia. Se puede comer mucho menos o mucho más de lo
necesario.

Los trastornos alimenticios son afecciones médicas. No son un estilo de


vida. Afectan la capacidad del cuerpo para obtener una nutrición
adecuada. Esto puede provocar problemas de salud como
enfermedades cardíacas y renales, o incluso la muerte. Sin embargo, hay
tratamientos que pueden ayudar.

Los tipos comunes de trastornos alimenticios incluyen:

 Atracones de comida: Es decir, comer sin control. Las personas


con trastorno por atracón siguen comiendo incluso después de estar
llenas. A menudo, comen hasta que se sienten muy incómodos. En
general, después tienen sentimientos de culpa, vergüenza y
angustia. Darse atracones de comida con demasiada frecuencia
puede causar aumento de peso y obesidad. El trastorno por atracón
es el trastorno alimentario más común en los Estados Unidos

 Bulimia nerviosa: Las personas con bulimia nerviosa también tienen


períodos de atracones. Pero luego se purgan provocándose vómitos
o usando laxantes. También pueden hacer ejercicio en exceso o
pueden ayunar. Las personas con bulimia nerviosa pueden tener
poco peso, peso normal o sobrepeso

 Anorexia nerviosa: Las personas con anorexia nerviosa evitan los


alimentos, restringen severamente los alimentos o comen cantidades
muy pequeñas de solo algunos alimentos. Pueden verse a sí mismas
con sobrepeso, incluso cuando están peligrosamente delgadas. La
anorexia nerviosa es el menos común de los tres trastornos
alimenticios, pero a menudo es el más grave. Tiene la tasa de
mortalidad más alta de cualquier trastorno mental

Se desconoce la causa exacta de los trastornos alimenticios. Los


investigadores creen que estas afecciones son causadas por una
interacción compleja de factores, incluyendo genéticos, biológicos,
conductuales, psicológicos y sociales.

Cualquiera puede desarrollar un trastorno alimenticio, pero son más


comunes en mujeres. Estos trastornos aparecen con frecuencia durante la
adolescencia o la edad adulta, pero también se pueden desarrollar durante
la infancia o más adelante en la vida.
Los síntomas de los trastornos alimentarios varían, dependiendo del
trastorno.

Los síntomas de los atracones de comida incluyen:

 Comer cantidades inusualmente grandes de alimentos en un período


de tiempo específico, como un período de 2 horas

 Comer incluso cuando está lleno o no tiene hambre

 Comer rápido durante los episodios de atracones

 Comer hasta que esté incómodamente lleno

 Comer solo o en secreto para evitar la vergüenza

 Sentirse angustiado, avergonzado o culpable por su alimentación

 Hacer dieta con frecuencia, posiblemente sin pérdida de peso

Los síntomas de la bulimia nerviosa incluyen los mismos síntomas que


los atracones, además de tratar de deshacerse de la comida o el peso
después de atracones.

 Purga al vomitar o usar laxantes o enemas para acelerar el tránsito


de los alimentos por el cuerpo

 Hacer ejercicio intensivo y excesivo

 Ayuno

Con el tiempo, la bulimia nerviosa puede causar problemas de salud como:

 Inflamación y dolor de garganta crónico

 Glándulas salivales inflamadas en el área del cuello y la mandíbula

 Esmalte dental desgastado y dientes cada vez más sensibles y


con caries: Causado por la exposición al ácido del estómago cada
vez que vomita
 ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico) y otros problemas
gastrointestinales

 Deshidratación severa por la purga

 Desequilibrio electrolítico: Puede ser por niveles demasiado bajos


o demasiado altos de sodio, calcio, potasio y otros minerales, lo que
puede provocar un derrame cerebral o un ataque al corazón

Los síntomas de la anorexia nerviosa incluyen:

 Comer muy poco, hasta el extremo de morir de hambre

 Ejercicio intensivo y excesivo

 Delgadez extrema

 Miedo intenso a aumentar de peso

 Imagen corporal distorsionada: Verse con sobrepeso incluso cuando


tiene un peso extremadamente bajo

A-TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD Clasificación y criterios


diagnóstico.
Un trastorno de la personalidad es un patrón permanente e inflexible de
experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de
las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o
principio de la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y comporta
malestar o perjuicios para el sujeto.

 Clasificación
Los trastornos de la personalidad están reunidos en tres grupos que se
basan en las similitudes de sus características. El grupo A incluye los
trastornos paranoide, esquizoide y esquizotípico de la personalidad. Los
sujetos con estos trastornos suelen parecer raros o excéntricos.
El grupo B incluye los trastornos antisociales, límite, histriónico y narcisista
de la personalidad. Los sujetos con estos trastornos suelen parecer
dramáticos, emotivos o inestables.
El grupo C incluye los trastornos por evitación, por dependencia y
obsesivo-compulsivo de la personalidad. Los sujetos con estos trastornos
suelen parecer ansiosos o temerosos. Es frecuente que los individuos
presenten al mismo tiempo varios trastornos de la personalidad
pertenecientes a grupos distintos.

 Criterios diagnósticos.

Los rasgos de personalidad son patrones persistentes de formas de


percibir, relacionarse y pensar sobre el entorno y sobre uno mismo que se
ponen de manifiesto en una amplia gama de contextos sociales y
personales. Los rasgos de personalidad sólo constituyen trastornos de la
personalidad cuando son inflexibles y desadaptativos y cuando causan un
deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo. La característica
principal de un trastorno de la personalidad es un patrón permanente de
experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de
las expectativas de la cultura del sujeto y que se manifiesta en al menos
dos de las siguientes áreas: cognoscitiva, afectiva, de la actividad
interpersonal o del control de los impulsos. Este patrón persistente es
inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones personales y
sociales y provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social,
laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. El patrón
es estable y de larga duración y se puede descubrir que su inicio se
remonta al menos a la adolescencia o al principio de la edad adulta. El
patrón no es atribuible a una manifestación o una consecuencia de otro
trastorno mental y no es debido a los efectos fisiológicos directos de una
sustancia (por ejemplo: una droga, una medicación o la exposición a un
tóxico) ni a una enfermedad médica (por ejemplo, traumatismo craneal).
Los ítems en cada grupo de criterios para cada uno de los trastornos de la
personalidad específicos son enumerados en orden de importancia
diagnóstica decreciente según los datos relevantes sobre eficiencia
diagnóstica (cuando existen).
B- Criterios diagnóstico de cada trastorno.

 Trastorno paranoide de la personalidad.


La característica esencial del trastorno paranoide de la personalidad es un
patrón de desconfianza y suspicacia general hacia los otros, de forma que
las intenciones de éstos son interpretadas como maliciosas. Este patrón
empieza al principio de la edad adulta y aparece en diversos contextos.
Los individuos con este trastorno dan por hecho que los demás se van a
aprovechar de ellos, les van a hacer daño o les van a engañar, aunque no
tengan prueba alguna que apoye estas previsiones. Con pocas o ninguna
prueba, tienen base suficiente para sospechar que los demás están
urdiendo algún complot en su contra y que pueden ser atacados en
cualquier momento, de repente y sin ninguna razón. Frecuentemente, sin
que haya prueba objetiva de ello, sienten que han sido ofendidos profunda
e irreversiblemente por otra persona o personas. 
Los individuos con este trastorno suelen albergar rencores y son incapaces
de olvidar los insultos, injurias o desprecios de que creen haber sido
objeto. El menor desprecio provoca una gran hostilidad, que persiste
durante mucho tiempo. Puesto que siempre están pendientes de las malas
intenciones de los demás, sienten a menudo que su persona o su
reputación han sido atacadas o que se les ha mostrado desconsideración
de alguna otra manera. Contraatacan con rapidez y reaccionan con ira
ante los ultrajes que perciben. Los sujetos con este trastorno pueden ser
patológicamente celosos, sospechando a menudo que su cónyuge o su
pareja les es infiel sin tener una justificación adecuada. 

 Trastorno esquizoide de la personalidad

La característica esencial del trastorno esquizoide de la personalidad es un


patrón general de distanciamiento de las relaciones sociales y de
restricción de la expresión emocional en el plano interpersonal. Este patrón
comienza al principio de la edad adulta y se da en diversos contextos. Los
sujetos con trastorno esquizoide de la personalidad no demuestran tener
deseos de intimidad, parecen indiferentes a las oportunidades de
establecer relaciones personales y no parece que les satisfaga demasiado
formar parte de una familia o de un grupo social. Prefieren emplear el
tiempo en sí mismos, más que estar con otras personas. Suelen estar
socialmente aislados o ser «solitarios» y casi siempre escogen actividades
solitarias o aficiones que no requieran interacciones con otras personas.
Prefieren las tareas mecánicas o abstractas como los juegos de ordenador
o matemáticos. Pueden mostrar un interés muy escaso en tener
experiencias sexuales con otra persona. Suele haber una reducción de la
sensación de placer a partir de experiencias sensoriales, corporales o
interpersonales, como pasear por una playa tomando el sol o hacer el
amor. 
Los sujetos con trastorno esquizoide de la personalidad suelen parecer
indiferentes a la aprobación o la crítica de los demás y no muestran
preocupación alguna por lo que los demás puedan pensar de ellos.
Pueden abstraerse de las sutilezas normales en la interacción social y a
menudo no responden adecuadamente a las normas sociales, de forma
que parecen socialmente ineptos o superficiales y enfrascados en sí
mismos

 Trastorno esquizotípico de la personalidad


La característica esencial del trastorno esquizotípico de la personalidad es
un patrón general de déficit sociales e interpersonales caracterizados por
un malestar agudo y una capacidad reducida para las relaciones
personales, así como por distorsiones cognoscitivas o perceptivas y
excentricidades del comportamiento. Este patrón comienza al inicio de la
edad adulta y se observa en diversos contextos.
 Los sujetos con trastorno esquizotípico de la personalidad interpretan
como problemáticas las relaciones interpersonales y no se encuentran
cómodos relacionándose con otras personas. Aunque pueden expresar
infelicidad debido a la falta de relaciones, su comportamiento sugiere una
falta de deseos de contactos íntimos. Como resultado, acostumbran a
tener pocos o ningún amigo íntimo o persona de confianza aparte de los
familiares de primer grado. Se sienten ansiosos en situaciones sociales,
especialmente en las que implican a gente desconocida. Interactúan con
otros cuando tienen que hacerlo, pero prefieren encerrarse en sí mismos,
porque sienten que ellos son diferentes de los demás y no «encajan». 

C- Causas (etiología).

 Trastorno Paranoide de la Personalidad

Aunque se ha estudiado este trastorno a fondo, todavía no hay datos


fehacientes sobre sus causas. Existen distintas teorías e hipótesis sobre
las causas del trastorno paranoide de la personalidad.
En la mayoría de casos, los expertos en salud mental coinciden en señalar
que las causas son biopsicosociales, es decir, una mezcla de factores
biológicos y genéticos unidos con factores aprendidos y sociales. Dicho de
otro modo, existiría cierta predisposición genética y biológica a tener una
estructura de pensamiento de tipo paranoide, pero también los roles
aprendidos y el entorno puede llevar a que esta predisposición se
manifieste claramente, o no. 
Además, también existen causas psicológicas, que están vinculadas a la
personalidad, el carácter y el temperamento de la persona, que pueden
también estar relacionadas con la aparición del trastorno paranoide. Por
ejemplo, haber aprendido estrategias de afrontamiento durante la infancia
puede ser un factor preventivo a la hora de desarrollar ciertos trastornos
mentales, ya que permite aliviar el malestar causado por el estrés que
provocan ciertas situaciones cotidianas.
Sea como sea, se trata de un trastorno multicausal y cada caso es único.

 Trastorno esquizoide de la personalidad


La personalidad es la combinación de pensamientos, emociones y
conductas que nos hacen únicos. Es el modo en el que ves, comprendes y
te relacionas con el mundo exterior, así como el modo en el que te ves a ti
mismo. La personalidad se forma durante la infancia y en ella incide la
interacción de las tendencias heredadas y los factores del entorno.
En un desarrollo normal, los niños aprenden a lo largo del tiempo a
interpretar con precisión los códigos sociales y a responder en forma
adecuada. Se desconoce la causa del trastorno esquizoide de la
personalidad, no obstante, una combinación de factores genéticos y
ambientales, en particular, durante los primeros años de la infancia, puede
desempeñar una función a la hora del desarrollo del trastorno.

 Trastorno esquizotípico de la personalidad


La personalidad es la combinación de pensamientos, emociones y
conductas que te hacen único. Es la forma en que ves y entiendes el
mundo exterior, y te relacionas con él, y la forma en que te ves a ti mismo.
La personalidad se forma durante la infancia, a través de una interacción
de tendencias hereditarias y factores ambientales.
En el desarrollo normal, los niños aprenden con el tiempo a interactuar de
manera apropiada con los demás, a interpretar las señales sociales y a
responder a las situaciones sociales de forma adecuada y con flexibilidad.
No se sabe con certeza qué es lo que le sucede exactamente a una
persona con trastorno esquizoide de la personalidad, pero es probable que
los cambios en la forma en que funciona el cerebro, la genética, las
influencias ambientales y las conductas aprendidas puedan desempeñar
un papel.

D- Tratamiento.
 Trastorno esquizotípico de la personalidad

El tratamiento para el trastorno esquizotípico de la personalidad a menudo


incluye una combinación de psicoterapia y medicamentos. Muchas
personas pueden tener la ayuda del trabajo y las actividades sociales que
se ajustan a sus estilos de personalidad.

Psicoterapia
La psicoterapia puede ayudar a las personas con trastorno esquizotípico
de la personalidad para que empiecen a confiar en los demás y aprendan
a sobrellevar la situación construyendo una relación de confianza con un
terapeuta.
La psicoterapia puede incluir:
 Terapia cognitivo-conductual: Identificar y desafiar patrones de
pensamiento negativos, aprender habilidades sociales específicas y
modificar conductas problemáticas
 Terapia de apoyo: Ofrecer aliento y fomentar las habilidades de
adaptación
 Terapia familiar: Hacer partícipes a los miembros de la familia, lo cual
puede ayudar a mejorar la comunicación, la confianza y la capacidad
de trabajar juntos en el hogar.

Medicamentos
No existen medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y
Medicamentos específicamente para el tratamiento del trastorno
esquizotípico de la personalidad. Sin embargo, los médicos pueden recetar
un antidepresivo para ayudar a aliviar o reducir ciertos síntomas, como la
depresión o la ansiedad. Algunos medicamentos pueden ayudar a mejorar
la flexibilidad en el pensamiento
 Trastorno esquizoide de la personalidad
Si tienes trastorno esquizoide de la personalidad, probablemente quieras
estar solo y evitar interactuar con los demás, incluso con los médicos. Es
posible que estés tan acostumbrado a una vida sin cercanía emocional que
no estés seguro de que quieres cambiar o, incluso, de que puedes
cambiar.
Tan vez aceptes comenzar un tratamiento solo por la insistencia de un
familiar que está preocupado por ti. Pero la ayuda de un profesional de la
salud mental con experiencia en el tratamiento del trastorno esquizoide de
la personalidad puede tener un impacto positivo enorme. Las opciones de
tratamiento incluyen las siguientes:

Terapia conversacional (psicoterapia). La psicoterapia puede ayudar. Si


te gustaría entablar relaciones más cercanas, una forma modificada de
terapia cognitiva conductual puede ayudarte a cambiar las creencias y los
comportamientos problemáticos. Un terapeuta comprende tu necesidad de
tener un espacio personal y lo difícil que te resulta abrirte sobre tu vida
personal. El terapeuta puede escucharte y ayudar a guiarte sin insistir
demasiado.
Terapia grupal. Un objetivo de un tratamiento individual puede ser
participar en un entorno de grupo en el cual puedes interactuar con otras
personas que también están practicando nuevas habilidades
interpersonales. Con el tiempo, la terapia grupal también puede brindar
una estructura de apoyo y mejorar tus habilidades sociales.
Medicamentos. Si bien no existe un medicamento específico para tratar el
trastorno esquizoide de la personalidad, algunos medicamentos pueden
ayudar con problemas como la ansiedad o la depresión.

 Trastorno Paranoide de la Personalidad

El tratamiento para el trastorno paranoide de la personalidad suele basarse


en la terapia psicológica con un psicólogo con experiencia y formación en
el apoyo profesional en este tipo de casos. También pueden administrarse
ciertos psicofármacos si los síntomas y el contexto personal y social de la
persona afectada así lo ameritan.

1. Psicoterapia
La psicoterapia es el método menos invasivo y más efectivo a la hora de
tratar cualquier tipo de trastorno de la personalidad.
Al ser un trastorno que tiene su origen en creencias desadaptativas e
irracionales del paciente, el enfoque girará en torno a recuperar la
confianza del afectado, ya que no suele ser habitual que hablen de entrada
sobre sus ideas paranoicas.

2. Farmacológico
Los psicofármacos, a pesar de ser efectivos desde el punto de vista
psiquiátrico, están desaconsejados en este tipo de casos porque pueden
generar sospechas y recelos por parte del paciente, y esto suele llevar al
abandono del proceso terapéutico. En ese caso, si es estrictamente
necesario, la administración de medicamentos debe ceñirse a espacios de
tiempo breves.

E- Diagnóstico diferencial de cada trastorno.

 Trastorno esquizoide de la personalidad

Para un diagnóstico del trastorno esquizotípico de la personalidad, los


pacientes deben experimentar
 Un patrón persistente de malestar intenso con las relaciones
cercanas y disminución de la capacidad de entablar este tipo de
relaciones
Este patrón se caracteriza por ≥ 5 de los siguientes:
 Ideas de referencia (creencia de que los sucesos cotidianos tienen
un significado o una relevancia especial destinados o dirigidos
personalmente contra el paciente) pero no ideas delirantes de
referencia (que son similares pero que se sostienen con mayor
convicción).
 Creencias raras o pensamiento mágico (p. ej., creer en la
clarividencia, la telepatía, o un sexto sentido; estar preocupado por
los fenómenos paranormales)
 Experiencias perceptivas inusuales (p. ej., escuchar una voz
susurrando su nombre)
 Pensamiento y habla extraños (p. ej., que es vago, metafórico,
excesivamente elaborado o estereotipado)
 Sospechas o pensamientos paranoides
 Efecto incongruente o limitado
 comportamiento y/o apariencia rara, excéntrica o peculiar
 Falta de amigos cercanos o confidentes, a excepción de los
parientes en primer grado
 Ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiaridad y se
relaciona principalmente con temores paranoides
 Trastorno esquizoide de la personalidad
Para diagnosticar un trastorno de personalidad esquizoide, los pacientes
deben tener un patrón persistente de
 Desapego y desinterés general en las relaciones sociales.
 Expresión limitada de las emociones en las interacciones
interpersonales.
Este patrón se manifiesta con la presencia de ≥ 4 de los siguientes
elementos:
 Falta de deseo de disfrutar con las relaciones cercanas, incluso los
miembros de la familia.
 Fuerte preferencia por actividades solitarias
 Poco o ningún el interés en la actividad sexual con otra persona
 Disfrute de pocas o ninguna actividad
 Falta de amigos cercanos o confidentes, excepto posiblemente por
los parientes en primer grado
 Indiferencia aparente para el elogio o la crítica de los demás
 Frialdad emocional, desapego, o afecto achatado

 Trastorno paranoide de la personalidad

Para diagnosticar un trastorno paranoide de la personalidad, los pacientes


deben tener
 Desconfianza persistente y sospecha de los demás.
Esta desconfianza y sospecha se manifiestan con la presencia de ≥ 4 de
los siguientes:
 Sospecha injustificada de que otras personas los están explotando,
dañando o decepcionando
 Preocupación por dudas injustificadas sobre la fiabilidad de sus
amigos y compañeros de trabajo
 Renuencia a confiar en los demás frente al temor de que la
información sea utilizada en su contra
 Malinterpretación de afirmaciones o eventos benignos que el
individuo piensa que esconden menosprecio, hostilidad o una
amenaza
 Resentimiento por insultos, lesiones o desaires
 Disposición a pensar que su carácter o reputación ha sido atacado y
rapidez para reaccionar con ira o para contraatacar
 Sospechas recurrentes e injustificadas de que su cónyuge o su
pareja es infiel.

2- INVESTIGAR CASOS REALES EN TU ENTORNO Y


ANALIZARLOS.

CASO TRASTORNO PARANOIDE DE LA PERSONALIDAD

En este caso se habla de una paciente de 82 años, divorciada, 3 hijos (2


de ellos con ataxia degenerativa). Su exmarido falleció hace 5 años por
infarto agudo de miocardio con antecedentes de consumo perjudicial
de alcohol. La paciente refiere que, fruto de malos tratos
por parte del marido, en el año 1999 recibió lesiones por arma de fuego
causándole 3 heridas de bala en plano anterior de hemitórax izquierdo y 2
heridas de bala en epigastrio precisando cirugía.

Vive sola, con escasa relación con sus hijos, en la actualidad


solo mantiene mínimo contacto con uno de ellos. Poco contacto con su
entorno con tendencia a estar confinada en su domicilio.
Nula comunicación con el vecindario.

Se muestra tensa, discurso con fuga de ideas pasando de un tema a otro


siendo en ocasiones incoherente, irritable, ánimo disfórico, referente y
verbalizando insultos hacia el entorno pero no presentando problemas de
auto/heteroagresividad. Refiere llevar un tiempo que no matiza, sin apenas
dormir. Dada la situación aguda, es llevaba a nuestra unidad
de hospitalización.

Posteriormente se le realiza bioquímica y hemograma urgente y EKG


no encontrándose hallazgos significativos en los mismos. Paulatinamente,
la paciente se va tranquilizando llegando a dormir aproximadamente 2
horas.

En la entrevista con uno de sus hijos al que se avisa de lo sucedido con su


madre, refiere que la paciente no mantiene relación con su entorno
estando confinada en su domicilio ya que refiere "tener al mundo en su
contra" mostrándose recelosa y suspicaz de continuo, refiere dormir pocas
horas y que él es el único familiar con quien mantiene un mínimo contacto.

En el tratamiento psicofaramcológico, se continúa con la pauta de


desvenlafaxina y clorazepato dipotásico previo y se añade 1 mg
de risperidona.
En la evolución a nivel ambulatorio, la paciente se muestra más tranquila y
refiere dormir mejor aunque dice notar cierta torpeza motora. El hijo refiere
verla mejor, tranquila y disminuye la intensidad en
el pensamiento cavilador propio de los trastornos
de personalidad paranoide.
Existe un tipo de trastornos de la personalidad que se caracteriza por el
procesamiento aberrante de la información, la experimentación de estados
mentales inusuales, y el aislamiento y la marginación social. Son sujetos
raros y solitarios, proclives a presentar sintomatología psicótica
(grupo A). Estos patrones estables de procesamiento y de interacción se
consideran anormales cuando generan sufrimiento e inadaptación; es
decir, cuando dan lugar a psicopatología y a problemas biográficos. En
el trastorno paranoide de la personalidad; se caracteriza por la
desconfianza, la hipersensibilidad y la propensión a dar significado a los
detalles más nimios.

Son rectos, justicieros, racionales y rígidos. Por otra parte, sus relaciones
personales suelen basarse en la subordinación- ubican a las
personas por encima o debajo de ellos- y suelen ser desconsiderados y
despóticos con los que consideran inferiores y dóciles y obedientes con la
autoridad. Carecen de flexibilidad y de sintonía afectiva para relativizar los
conflictos y acuden a la justicia a las primeras de cambio, dispuestos
a hacer valer su razón formal con tozudez y beligerancia. Acaban viviendo
solos, sin más apoyo social que el que obtienen en su medio laboral,
aunque lo frecuente es que también litiguen contra la empresa y se
enemisten con todos los compañeros de trabajo.

CASO TRASTORNO EQUIZOIDE DE LA PERSONALIDAD

Vanessa personifica la figura de la joven universitaria. Buscó consejo a


petición de su compañera curso, porque ambas pensaban que podía tener
tendencias homosexuales. Vanessa rara vez disfrutaba cuando acudía a
una cita; no es que le “disgustaran” los besos, sino que “no experimentaba
ningún placer” (déficit de afectividad). Empezó a aislarse para evitar ir a
fiestas, ya que prefería quedarse en casa estudiando o viendo la tele. Era
una excelente estudiante. Sus compañeras la consideraban distante y
reservada. Raras veces se implicaba en actividades sociales y tenía pocos
amigos, a excepción de su compañera de cuarto. Una vez tuvo una
relación con un muchacho que duró varios meses. Era un joven tranquilo e
introvertido con el que iba de excursión y con el que coincidía en depreciar
los comportamientos “infantiles” de sus compañeros de clase y con el que
compartía interés por la naturaleza. Su relación vaciló tras 4-5 citas, y
parecía que ya no tuvieran nada más que decirse. A Vanessa le hubiera
gustado proseguir la amistad, pero el hecho de que terminara no le afectó
demasiado (indiferencia interpersonal). A Vanessa raras veces
experimentaba alegría, decepción o ira. Al describir sus relaciones, se
mostraba vaga, superficial y simple, incapaz de organizar sus
pensamientos y con tendencia a perderse en irrelevancias como los
zapatos que prefería o las características físicas de sus padres (evitación
cognitiva).
El perfil de esta mujer sugiere una forma sumisa, inexpresiva y
dependiente de relacionarse con la vida. Probablemente presente un
déficit de interés

CONCLUSION
La personalidad como cualquier otro tipo de trastorno, es un trastorno que
debe ser tratado con enfoque, paciencia y dedicación. Ya que la
personalidad es una de las características que nos definen como
personas, como psicólogos debemos de perfila primero la nuestra, para así
tratar con distintas personas con diferentes personalidades.
Considero que el principal centro para trabajar la personalidad de un niño o
adolescente es el hogar. Los padres tienen el compromiso de trabajar en la
formación de sus hijos, y cuando sientan que la situación de sus hijos se le
sale de las manos, acudir a un profesional del área para que en conjunto
puedan trabajar al niño y obtener mejores resultados. El psicólogo viene
siendo un orientador, que brinda las instrucciones necesarias a través de
los conocimientos que este tiene y de las informaciones previas que este
tiene acerca del paciente para que sus padres puedan ayudar a el
mejoramiento de sus hijos.
Los tratarnos son enfermedades que pueden ser tratadas, medicadas, y
hasta se puede llevar un buen tratamiento. Hay trastornos que vienen
desde el vientre de la madre, otros aparecen en ciertas edades, pero todos
tienen alternativas de ser tratados.
La psicopatología, puede ser considerada como una buena herramienta
para un buen psicólogo, ya que ella brinda una amplia gama de
conocimientos que sirven como espada a la hora de trabajar trastornos
mentales. Es fundamental el estudio de cada trastorno, como sus causas,
diagnósticos, síntomas, etc. Los conocimientos necesarios de estos nos
ayudan a tener las competencias necesarias para desempeñar nuestro rol
de psicólogos.

BIBLIOGRAFIAS

[ CITATION tra \l 7178 ]

[ CITATION May \l 7178 ]

[ CITATION And \l 7178 ]

[ CITATION Ber \l 7178 ]


ANEXOS