Está en la página 1de 8

MATRIMONIO

1. Que es el matrimonio?

Se trata de la unión de un hombre y una mujer que se concreta a través de


determinados ritos o trámites legales, en los últimos años, cada vez más Estados han
aceptado el matrimonio entre personas del mismo sexo, con lo que esta unión conyugal
ha dejado de ser patrimonio de la heterosexualidad.

2. Para que surge el matrimonio?

El matrimonio tiene como finalidad principal la de constituir una familia, es decir, esa


pareja que se une en matrimonio está sentando las bases para que los frutos de la
misma, o sea, los hijos nazcan, crezcan y se desarrollen al resguardo, cuidado y
contención de una familia.

Si bien cuando hablamos de matrimonio, inevitablemente la primera idea es dos


personas de diferentes sexos uniéndose, en las últimas décadas y como consecuencia
del espacio y los derechos que algunas minorías como ser los homosexuales se han
ganado a fuerza de su lucha y esfuerzos, algunas legislaciones permiten el matrimonio
entre dos individuos del mismo sexo, inclusive hasta se les conceden los mismos
derechos y obligaciones que en una unión tradicional hombre-mujer, como por ejemplo
formar una familia a través del trámite de la adopción.

3. A que se refiere Dios cuando crea a Eva y para que fue creada la misma?

Según las religiones abrahámicas, Eva es la primera mujer (segundo humano)


que Dios creó sobre la Tierra con el objetivo de formar la primera pareja humana junto
a Adán, el primer hombre.

Fue creada por Dios en el huerto del Edén como ayuda idónea de Adán, a partir de
una costilla de este. Se interpreta como salida de una de sus ramas, o sea, una de sus
descendientes, en la cual Yahvéh dividió la genética para que fueran ish e isha (varón y
mujer), seres espirituales, con alma y con el poder del verbo. Su nombre, en hebreo,
significa "madre de los vivientes" o "dadora de vida". En el libro de Génesis, se relata
que Dios mandó a Adán y su esposa fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y
gobernarla (Génesis 1:28). Se relata que también les mandó comer de todos los
árboles del huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal, el cual estaba
junto al árbol de la vida (Génesis 2:16–17).

4. Cual es la base del matrimonio como sacramento?

La unidad, la indisolubilidad y la fecundidad son tres de los principios sobre los que se
sustenta el matrimonio religioso, que es un sacramento que obliga a los contrayentes a
que previamente al mismo no sólo reciban una serie de cursos en los que se les
hablará de cómo debe ser la relación y la vida en pareja sino que también deberán
confesarse ante el sacerdote, de esta última manera, es como lograrán ir a su boda
perfectamente en estado de gracia.

Es importante saber que dar el paso de este tipo de enlace es algo que hay que pensar
muy seriamente ya que para declararlo nulo hay que acudir a las altas instancias de la
institución católica.

5. Cuales son las características de los matrimonios donde se practica la


monogamia y la monogamia?

La monogamia es el tipo de vínculo sentimental que no permite la multiplicidad de


cónyuges. ... De todas maneras, hay quienes aceptan la poligamia o el poliamor, que
rompe con la exclusividad sexual de los novios o los esposos. La naturalidad de la
monogamia en los seres humanos es motivo de debate frecuente.
6. Que debe de alcanzar el amor conyugal?

Los esposos que quieran lograr la máxima perfección en el amor deberán tener en
cuenta lo siguiente: Disposición de entrega. Amar supone pensar primero en los
demás. Nunca debe negársele al otro nada razonable, aún cuando no sea del todo
necesario, por pereza o por apatía.

7. Cual matrimonio te gustaría entre la monogamia y la poligamia? y justifique su


respuesta.

-Monogamia

La monogamia normativa también tiene un efecto positivo en la disminución de los


conflictos domésticos. Por el contrario, las normas polígamas i) fomentan la
competición entre las esposas ii) aumentan la diferencia de edad entre los esposos iii)
disminuyen la consanguinidad dentro de la casa y iv) reducen la certeza de paternidad.

El matrimonio monógamo también permite que se incremente la inversión parental,


mejorando los resultados sociales de los hijos. Las normas monógamas son muy
positivas para los hombres de status inferior, ya que inhibe los comportamientos
asociales y favorece la inversión en los niños, pero también tiene un efecto positivo en
la inversión parental de los hombres de status superior, ya que no deben preocuparse
en seguir encontrando parejas.

En resumidas cuentas, la monogamia normativa reduce significativamente la violencia


doméstica, la desigualdad de género y la competencia sexual.

8. Que es la fidelidad entre los esposos y que importancia tiene esto?

La fidelidad como verificación en el tiempo de la totalidad de la entrega de sí es


una nota esencial del verdadero amor conyugal. Esta característica del amor de los
esposos alude directamente a la exclusividad en la entrega de si al propio cónyuge y
está esencialmente unida a la indisolubilidad del matrimonio y a su sacramentalidad.
Así como el Señor Jesús es el «testigo fiel», el «sí» de las promesas de Dios y,
consiguientemente, la realización suprema de la fidelidad incondicional con la que Dios
ama a su pueblo, así también los cónyuges cristianos están llamados a participar
realmente en la indisolubilidad irrevocable, que une a Cristo con la Iglesia su
esposa: «lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre» (Mt 19,6).

El testimonio del gran valor de la indisolubilidad y la fidelidad matrimonial es uno de los


deberes más preciosos y urgentes de las familias cristianas en el mundo de hoy, y esto
vale incluso para los cónyuges que incluso habiendo sido abandonados por el otro
cónyuge, con la fuerza de la fe y la esperanza cristiana no han pasado a otra unión:
estos dan un auténtico testimonio de fidelidad, de la que el mundo tiene hoy gran
necesidad.

En cuanto al perdón podemos calificarlo como la plenitud de la fidelidad y el primer


paso imprescindible para la reconciliación. La virtud del perdón entre los cónyuges y los
demás miembros de la familia debe imponerse sobre las múltiples amenazas que
acechan la comunión de amor de los miembros de la familia.

En particular la participación en el sacramento de la reconciliación y en el banquete del


único Cuerpo de Cristo ofrece a la familia cristiana la gracia y la responsabilidad de
superar toda división y caminar hacia la plena verdad de la comunión querida por Dios.
Por ello, aunque la separación de los cónyuges como medida de prudencia es en
principio compatible con la misma realidad del perdón, y esencialmente distinta del
divorcio como disolución del vínculo, debe hacerse siempre lo posible por la
reconciliación y el restablecimiento de la convivencia conyugal.

9. Como se consideraba a la mujer en la cultura judía y porque?

El papel de la mujer judía en la vida actual no se puede definir sin conocer los
preceptos históricos y raíces que lo nutren. Sin embargo, es difícil generalizar sobre la
condición femenina a lo largo de la historia, ya que se deben tomar en consideración
los diferentes estilos de vida a través de las épocas y la enorme variedad de
circunstancias a las que las mujeres se tuvieron que adaptar, condición universal no
privativa a la mujer judía.

En los tiempos bíblicos la sociedad hebrea, como muchas otras, era patriarcal. La
mujer tenía una posición subordinada al hombre; debía sujetarse a la autoridad paterna
hasta que contraía matrimonio, momento en que pasaba a ser propiedad del esposo.
Esta costumbre se encuentra ilustrada en la Biblia en la historia de Jacob y Raquel, en
la cual él tuvo que trabajar siete años para casarse con ella.
Durante esta época se establecieron distinciones legales muy claras entre los sexos,
mismas que marginaban a la mujer en lo referente a su participación en las actividades
religiosas y comunitarias; así por ejemplo, una mujer no podía dar testimonio legal ni
servir como jurado. A pesar de esto, los judíos también decretaron leyes que prohibían
el abuso y el maltrato a la mujer. Muchos relatos bíblicos, como el de Dina y Tamar
(Génesis 34) indican que el honor de la mujer era salvaguardado y protegido por
encima de todo.
Aunque la legislación bíblica más antigua presuponía que la mujer era un ser pasivo
cuyo destino estaba controlado por el hombre, la narrativa habla de mujeres con mucho
poder como Rebeca, independientes como Raquel, y profetas y líderes como Miriam y
Débora, ya que a pesar de ser una sociedad patriarcal, en la sabiduría, refranes,
proverbios y música judías, la mujer y la imagen materna ocupan un lugar
preponderante. Surgen así las cuatro madres del pueblo judío: Sara, Rebeca, Raquel y
Lea, pilares de toda una nación.
A pesar de que la mujer judía se veía restringida por ciertas limitantes, estaba obligada
a cumplir con mandamientos de importancia, lo que le permitía participar en la vida
comunitaria. Era considerada esencial en la transmisión de la identidad religiosa en el
medio familiar. Como raíz espiritual de la educación, la madre es responsable de que
los valores se transmitan de generación en generación. Es por ello que es considerado
judío aquel que nace de madre judía.
La madre se consagra a prender las velas que santifican el sábado e iluminan los
hogares judíos durante otras festividades, ya que desde el punto de vista cabalístico la
luz representa la unidad y la armonía.     
En los tiempos post-bíblicos y talmúdicos el status de la mujer judía fue mejorando. Se
le permitió tener mayores derechos sobre su propiedad privada y se estableció el
contrato matrimonial a través del cual el hombre prometía mantener, honrar y apoyar a
su esposa.
Sin embargo, el status de la mujer permaneció virtualmente sin cambios hasta el siglo
XI e.c. cuando el rabino Gershom de Mainz, convenció a un grupo de eminentes sabios
de que se estableciera una legislación que prohibiera al hombre ser bígamo o
divorciarse sin el consentimiento de su esposa. Esta ley significó un cambio
fundamental para la vida de la mujer judía.
En 1846, en una conferencia en Breslau, Alemania, varios rabinos reformistas
otorgaron la igualdad religiosa a la mujer, pero no fue sino hasta 1972 cuando el
Seminario Reformista del Hebrew Union College ordenó a la primera mujer rabino; para
1984 había ya 72 de ellas.
El movimiento conservador, a pesar de aspirar a la igualdad, no otorgó esta concesión
sino hasta 1984 en su Seminario Teológico Judío. La corriente ortodoxa aún se niega a
aceptarlo.
De acuerdo a la tradición judía, la mujer, a diferencia del hombre, no se ve obligada a
cumplir con los preceptos religiosos que se establecen para determinadas horas o días.
El objetivo de esto es liberar a la mujer de observar mandamientos que interfieran con
sus labores en el hogar y con la familia y especialmente en la atención a los hijos.
Como la mujer no tenía que estar inmersa en las prácticas religiosas no necesitaba
recibir educación formal, por lo que se limitaba a escuchar las lecciones que se
impartían a los niños.

10. Como estaba compuesto el contrato Judío nupcial?

Debido a la diaspora de judios por todo el mundo y a las distintas situaciones que
concurren en cada pais, podemos observar dos formas de contraer matrimonio para los
judios: la secular o civil; yel matrimonio religioso judio. Segun sea la legislacion estatal
aplicable, los judios podran optar por una u otra forma, o por ambas. Si el sistema
matrimonial es unitario dematrimonio civil, y son Estadospersecutorios de la religi6n,
que no reconocen el derecho de libertad religiosa, no solo no surtira efecto alguno el
matrimonio religioso judio, sino que incluso se prohibini su celebraci6n, reconociendose
unicamente efectos al matrimonio civil.

Por que en este supuesto, realizar el matrimonio s6lo civilmente, en conformidad con la
"lex loci celebrationis", presupone un autentico matrimonio judio, ("Kiddushei bi'ah"),
con todas sus consecuencias legales. Por el contrario, si el Estado no es persecutorio
de la religion, o bien el sistema matrimonial es mixto no discriminatorio, permitiendo a
los ciudadanos elegir libremente entre el matrimonio civil y el religioso o religiosos, los
judios deberan celebrar el matrimonio segun los ritos y usos judios (bien sea por
celebraci6n posterior al civil, bien sea por reconocimiento pleno de este matrimonio).

11. Que es el matrimonio para Dios?

Es muy claro desde el principio, que Dios había destinado el matrimonio como una


unión bendecida, feliz y gratificante. Primero, Él creó al hombre a Su imagen y
semejanza: capaz de amar, comunicarse y crear, y lo colocó en un hermoso jardín
donde todos los deseos de un corazón podían ser satisfechos. Pero, la increíble obra
de Dios no estaba completa hasta que creó a la mujer. “Y dijo Jehová Dios: No es
bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” Génesis 2:18. Ayuda
idónea, una compañera, su semejante, ¡alguien con quien pudiera compartir sus
pensamientos más profundos y darse amor recíproco indefectiblemente! Cuando Dios
dio a la mujer a Adán, su gozo estaba completo y por eso declaró: “Esto es ahora
hueso de mis huesos y carne de mi carne.” Génesis 2:23.

Más adelante en esta misma proclamación, leemos: “Por tanto, dejará el hombre a su


padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Génesis 2:24.
Jesús mismo repite este versículo en Mateo 19:5, y además agregó: “Así que no son ya
más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” El
apóstol Pablo también hace referencia al mismo versículo, explicando que unirse en
matrimonio es una imagen misma del “gran misterio”, Cristo y la iglesia. (Efesios 5:32).
12. Que tiempo tiene que durar un matrimonio (Matrimonio Canónico)?

Antes de los cambios, una causa normal solía demorar dos años hasta obtener la doble
sentencia conforme requerida por el derecho canónico. Con la reforma
introducida por el Sumo Pontífice los tribunales de primera instancia tendrán un plazo
máximo de un año para declarar nula una unión del matrimonio católico.

13. Que significado tiene conyugue?

En derecho, se denomina cónyuge a cualquiera de las personas físicas que forman


parte de un matrimonio. El término «cónyuge» es de género común,1 es decir, se puede
usar para referirse a un hombre («el marido» o «el cónyuge») o a una mujer («la mujer»
o «la cónyuge»). Cuando el sexo es desconocido normalmente se dice «cónyuge»
aunque también se puede decir «el o la cónyuge».

Como sinónimo de cónyuge se suele utilizar el término «esposo» o «esposa» (el origen


del término es el verbo latino spondeo, que significa prometer solemnemente,
comprometerse), aunque técnicamente no son equivalentes, pues son esposos quienes
han celebrado esponsales, pero aún no el matrimonio.

También podría gustarte