Está en la página 1de 2

En la gerencia de la empresa, un emprendedor exitoso sabe manejar sus emociones,

entiende las emociones de los demás y las gestiona para lograr los resultados.
Hoy te invito a desarrollar cuatro competencias emocionales básicas que debe tener
un emprendedor exitoso.
La primera: has conciencia de tus emociones. el emprendedor con un buen nivel de
autoconciencia emocional conecta con sus señales internas y reconoce el efecto que
tienen sus sentimientos en el mismo y en su rendimiento emprendedor. Los
emprendedores con autoconciencia emocional pueden mostrarse francos y auténticos,
son capaces de hablar de sus emociones. El emprendedor con buen nivel de
autoconciencia conoce sus limitaciones y sus puntos fuertes, es capas de reírse de sí
mismo. Reconoce en que tiene que mejorar y recibe de buen grado las críticas
constructivas.
La segunda: autogestiona tus emociones para beneficio de tu empresa. el
emprendedor con autogestión emocional encuentra formas de gestionar los
sentimientos y los impulsos perturbadores que lo asaltan e incluso puede
aprovecharlos para beneficio de su negocio. Los emprendedores que gestionan sus
emociones adecuadamente respiran profundo y cuentan hasta cinco antes de dar una
respuesta cuando están perturbados por una emoción. La gestión de las emociones
implica capacidad de adaptación, pueden compaginar varias tareas sin perder
concentración y energía y se sienten cómodos con las ambigüedades inevitables de la
vida empresarial. Pueden demostrar flexibilidad al adaptarse a nuevos retos, agilidad al
amoldarse a cambios inesperados y soltura al reaccionar ante situaciones imprevistas.
Tercera: desarrolla tu conciencia social. el emprendedor con una buena conciencia
social es empático, puede observar el amplio abanico de señales emocionales de los
demás. Esto le permite detectar lo que sienten, pero no dicen otras personas, sean sus
empleados o sus clientes. Gracias a esta habilidad sabe escuchar con atención y es
capaz de comprender la perspectiva del interlocutor. Esta competencia le permite al
emprendedor detectar redes sociales determinantes para el éxito del negocio, también
le permite identificar relaciones de poder con las que debe lidiar y trabajar.
Cuarta: gestiona de manera inteligente las relaciones. El emprendedor gestiona las
emociones de su equipo para inspirarlo a obtener resultados colectivos como empresa.
Mas allá de las tareas cotidianas transmite confianza y reconoce el esfuerzo de los
demás. Gracias a una buena gestión de las relaciones logra obtener respaldo de
individuos claves y de una red de apoyo para una iniciativa determinada. El
emprendedor que gestiona inteligentemente las relaciones del grupo, sabe cultivar las
capacidades de los demás y muestra interés sincero por las personas que le ayudan en
su negocio. Con una buena gestión de las relaciones sabe impulsar el cambio cuando
se requiere, sin violentar a las personas involucradas. El emprendedor que gestiona
inteligentemente las relaciones frente a los conflictos sabe escuchar a todas las partes,
comprende los distintos puntos de vista y encuentra un punto común que todo el
mundo pueda defender.
Recuerda:
has conciencia de tus emociones.
autogestiona tus emociones para beneficio de tu empresa
desarrolla tu conciencia social
gestiona de manera inteligente las relaciones

También podría gustarte