Está en la página 1de 3

1.

4 Visión sistemática de la sustentabilidad

El desarrollo sustentable,  busca el balance entre los procesos eco sistémico, los
sociales y los económicos, de manera que estos sectores se vean beneficiados y
se produzca bienestar. Si bien las políticas públicas deben motivar o incentivar a
todos los actores involucrados en el proceso de la sustentabilidad, la posible
solución se encuentra en manos de todos: individuos reunidos en comunidades,
empresarios —ya sean grandes o pequeños— responsables de los sistemas de
producción y bienes y servicios, los científicos y el desarrollo de las nuevas
tecnologías: se trata, al final, de buscar el bienestar de la sociedad. La educación
puede armonizar los objetivos del desarrollo social y económico con los de
carácter ambiental.
 

En términos de sustentabilidad, el cambio al interior de las empresas es posible


bajo el paradigma tradicional o  puede darse a través de nuevos modelos de
negocio. El cambio puede darse en los dos casos. El argumento del paradigma
tradicional de maximización de los beneficios para los accionistas puede utilizarse
teniendo en cuenta que en la actualidad si una empresa no considera su vertiente
ambiental pierde competitividad y, por lo tanto, beneficio para los accionistas. 

 En nuevos modelos de negocio, dicho cambio es más fácil: los nuevos modelos
de negocio basados en el consumo colaborativo (carsharing, alquiler de coches
peer to peer,…), micro mecenazgo, trabajo en red,… suponen un cambio radical
en la concepción de la empresa y buscan además un beneficio social y un
beneficio sustentable como estrategia de negocio. 
 La visión sistémica de la sustentabilidad es fundamental para enfocar el cambio
de paradigma en las organizaciones. Tradicionalmente las empresas hacen
negocios con la base que el medio ambiente únicamente proporciona recursos
para el desarrollo de actividades económicas, con una visión sistémica se puede
llegar a transmitir la importancia de la conexión entre el medio ambiente y el
desarrollo humano, y que el consumo de recursos y la degradación ambiental hay
que tenerse en cuenta necesariamente en el modelo económico, cuya viabilidad
estará sujeta a la sustentabilidad ambiental del mismo.

En cuanto a la sociedad humana, desde un punto de vista sistémico, significa analizar cómo la
sociedad se ha desarrollado históricamente y cómo los métodos de hacer las cosas se han
vuelto arraigados en particular en la población de personas .Dado que las formas actuales de
desarrollo desde su origen proliferaron desde el Oeste, la mayor parte del siguiente análisis se
centrará en la sociedad occidental. Probablemente el mayor contribuyente al desarrollo no
sostenible y la degradación ambiental es la concepción que la sociedad humana tiene de sí
misma con el medio natural. Esta separación entre el hombre y la naturaleza ha formado a los
modelos de negocios y sirve como base para el desarrollo humano. 

La visión sistemática de la sustentabilidad se ocuparía de observar las estructuras que


subyacen en un problema de interés; así también, tomando el sistema de una forma general,
describir y explicar las interrelaciones que se desarrollan entre las variables debidamente
clasificadas que representan el citado problema. Problema que, según Gallopin (2003), reúne
un conjunto de factores determinantes de las sostenibilidad, la cual comprende la disponibilidad
de recursos, la adaptación/flexibilidad, la homeostasis, la capacidad de respuesta, la auto
dependencia y el empoderamiento.
Enfoque eco sistémico
El enfoque eco sistémico es una estrategia para la ordenación integrada de la
tierra, el agua y los recursos vivos que promueve la conservación y el uso
sostenible de manera equitativa. Se basa en la aplicación de métodos científicos
adecuados centrados en los niveles de organización biológica que abarca los
procesos, las funciones y las interacciones esenciales entre los organismos y su
ambiente, y que reconoce a los humanos, con su diversidad cultural, como un
componente integrante de los ecosistemas.

Un enfoque eco sistémico de la agricultura y la ordenación de los recursos


naturales determina de forma explícita las oportunidades y los equilibrios. Puede
mantener o aumentar la capacidad de un ecosistema de generar beneficios para la
sociedad, distribuye de forma equitativa beneficios y costos, y es sostenible a
largo plazo. El enfoque eco sistémico de la agricultura exige ajustes de las
disposiciones institucionales y de gobernanza que garantizan una adopción de
decisiones fundamentada, equilibrada, transparente y legítima en relación con los
equilibrios y la participación de las partes interesadas.

También podría gustarte