Está en la página 1de 8

La fotografía de retrato, mis trucos y

material recomendado
La fotografía de retrato es la modalidad fotográfica que se encarga de capturar la
esencia de una persona ya sea destacando la mirada, la pose o sus cualidades físicas en
general y transmitir su estado de ánimo u otro tipo de sensaciones. También se utiliza para
contextualizar a alguien en un escenario concreto o explicar un suceso a través de las
personas a las que afecta.
Aunque normalmente relacionamos la fotografía de retrato a una foto de la cara en primer
plano, esta modalidad también recoge fotografías de cuerpo entero o incluso con el
modelo o la modelo de espaldas a la cámara.

Te propongo varios consejos para que puedas poner en práctica y mejor tu habilidad a la hora de
fotografiar personas. Es importante que practiques

La exposición correcta
Si encontrar la exposición correcta es ya de por sí importante en cualquier tipo de fotografía
(siempre que tus fines creativos necesiten una «exposición correcta»), en fotografía de retrato
cobra especial importancia medir bien la luz que hay disponible.
En un retrato cerrado en el que la cara ocupa casi por completo el encuadre, la textura de la piel
es una de las protagonistas principales y si exponemos más tiempo de lo necesario la piel saldrá
sobreexpuesta, destrozando la textura de la frente, pómulos, labios, etc.
Estas zonas suelen ser propensas a «quemarse» por lo que es aconsejable vigilar la luz para no
llevarnos una desagradable sorpresa a la hora de editar la fotografía.
Intenta medir la exposición sobre las zonas donde la luz se refleje directamente, en las luces más
altas y guíate por el histograma de tu cámara, así te asegurarás de que tanto las zonas claras como
las más oscuras tienen información y no se han dañado por una mala exposición.
La apertura de diafragma
Elegir una apertura mayor o menor en nuestros retratos, tendrá un efecto directo sobre el
mensaje que quieras transmitir o la sensación que desprenderá la imagen.

Una apertura cerrada como podría ser un f/22, nos dará una profundidad de campo mayor y tanto
la cara como el fondo aparecerán enfocados (dependiendo siempre de la hiperfocal).
Si por el contrario prefieres aislar al sujeto del fondo, una apertura de diafragma más abierta como
un f/2.8 o f/5.6 conseguirá que el sujeto destaque frente al fondo.
Hay que tener mucho cuidado a la hora de utilizar aperturas muy abiertas, todos hemos soñado
con un 50mm 1.4 para este tipo de fotografías, pero la profundidad de campo cuando usamos
esas aperturas es muy reducida y si no prestamos atención, zonas como las orejas o el pelo
pueden quedar desenfocadas y tal vez no sea el resultado que buscamos.

En este ejemplo puedes ver de lo que hablo ¿te has fijado en lo pequeña que es la profundidad
de campo?

Esto sobretodo ocurre con el típico objetivo 50mm 1.8, como suele ser el que compramos
después del objetivo del kit f/3.5-5.6 y estamos acostumbrados a esa profundidad de campo,
cuando cambiamos a un f/1.8 nos llevamos las manos a la cabeza al ver que el foco está en la
punta de la nariz y los ojos salen desenfocados.
Retratos en exteriores
Es importante cuando hagas retratos en exteriores elegir bien la hora del día o llevar material para
«suavizar» la luz. Los mejores momentos para hacer retratos en exterior son los cercanos a la
puesta y salida del sol, cuando la luz es mucho más suave que en otras horas intermedias del
día.
Recuerda que si la luz es muy dura corres el riesgo de perder detalle en las texturas, las sombras
aparecerán muy exageradas (sobretodo en la zona de los ojos) dando lugar a una imagen con
fuertes contrastes, por no hablar de la cara de nuestro modelo intentando salir bien, sin gafas y
con un sol espléndido.

En el caso de que tengas que hacer una sesión en horas del día intermedias con demasiada luz,
puedes indicar a tu modelo que se coloque de espaldas al sol si fuera posible para así contornear
la figura.
Utiliza reflectores de luz como este para iluminar la parte en sombra o difusores para suavizar la
luz y hacerla más homogénea.

¿Debería enfocar a los ojos?


Seguro que ya habías oído hablar de la importancia que se le da a los ojos en fotografía de retrato pero ¿es
realmente tan importante?
Por norma general sí, una mirada transmite mucho, con solo mirar a una persona nos hacemos una idea de
cómo puede ser, cómo se siente, nuestra labor será captar el momento en el que los ojos describen al
modelo, nos lo sitúen dentro de un contexto como puede ser el fondo que le rodea o lo diferencien del resto
de personas que aparecen en la fotografía.
Por lo tanto en la gran mayoría de retratos es importante que los ojos estén enfocados para no perder
detalle en la mirada. 
Recuerda que si el modelo se encuentra ligeramente de lado, debes enfocar al ojo que se encuentre más
cerca al objetivo.

Debes tener en cuenta que el espectador por norma general se fija en los ojos al mirar una fotografía e
inconscientemente mira hacia donde le dirija esa mirada.
Velocidad de obturación y nitidez
La velocidad de obturación que elijas también influirá en la nitidez de la imagen final por lo que si ajustas
una velocidad muy lenta puede que el modelo se mueva o haya alguna vibración, perdiendo la textura o la
mirada nítida que buscamos en la fotografía de retratos.
Un buen punto de partida es ajustar una velocidad de obturación que sea el doble de la distancia focal que
estás utilizando, es decir, si usas un objetivo 50mm, ajusta una velocidad de 1/100, si es un objetivo 100mm
configura una velocidad de 1/200. A partir de ahí haz pruebas y amplia los resultados en la pantalla LCD de
la cámara para asegurarte de que lo importante aparece enfocado.

Si no te sientes cómodo ajustando por ti mismo la velocidad de obturación, utiliza el modo prioridad a la
apertura, así te encargarás solamente de elegir la apertura de diafragma que más te guste y la cámara se
encargará del resto.
Este automatismo a veces no funciona del todo bien y puede elegir una velocidad de obturación demasiado
lenta que nos hará perder nitidez. Revisa las fotos de vez en cuando para asegurarte de que el resultado es el
correcto.

Romper el hielo con el modelo

No todos los modelos tienen años de experiencia posando ni todos son extrovertidos,
dedica tiempo a conocer a esa persona para saber captar su esencia, bromead,
muéstrale el resultado cada cierto tiempo para que gane confianza y así conocer su
opinión, te servirá para saber qué tal lo estás haciendo.
Espacios vacíos en el encuadre
En fotografías como la del ejemplo en las que la mirada de la modelo se dirige hacia elementos fuera del
encuadre, intenta dejar «aire» o un espacio vacío entre los ojos y el final del encuadre. Esta regla como
siempre, dependerá de tus fines creativos pero por norma general las sensaciones de una mirada que se topa
con el borde de la foto no son agradables.
Hagamos la prueba, en esta foto la chica mira hacia algo fuera del encuadre que no podemos ver y el
fotógrafo ha dejado un espacio vacío entre los ojos y el borde del encuadre muy agradable. Puedes ver como
utiliza el pelo negro y el vestido negro para su composición, junto al contraste de la piel blanca.

El contraste del brazo con el vestido negro te obliga a subir de nuevo hasta los ojos de la chica,
formando una línea imaginaria. Esta composición no podría haber sido posible si no hubiese
dejado «aire» en el encuadre, fíjate.
Algunos objetivos para retrato
En la fotografía de retrato reinan los objetivos con grandes aperturas como el Canon 85mm f/1.2 o el Nikon
85mm f/1.4G pero su precio es prohibitivo para la mayoría de nosotros, sobretodo si no te dedicas
profesionalmente a la fotografía.

Por suerte hay multitud de marcas y objetivos para todos los bolsillos con grandes aperturas 

Nikon AF-S 85mm F/1,8

Canon EF 85mm f/1.8 USM - Objetivo


para Canon (Distancia Focal Fija
85mm, Apertura f/1.8-22, diámetro:
58mm)

Canon 50mm EF f/1.8 para retrato

Dedica tiempo a las localizaciones


El fondo, aunque en la gran mayoría de fotos de retrato aparece desenfocado, juega un
papel fundamental. Desde una pared blanca uniforme, un fondo con un patrón que se
repite, a la ciudad iluminada de noche con luces de neón, cualquiera ayudará a fortalecer o
debilitar el mensaje o la composición del retrato.
Un fondo uniforme ayuda a centrar la atención en el modelo, un fondo de luces de
colores o un patrón que se repite distrae, las líneas guían la mirada y debemos
aprovecharlas para conseguir un equilibrio entre el sujeto y el fondo.

También podría gustarte