Está en la página 1de 2

Qué es Persona tóxica:

Una persona tóxica hace referencia a alguien que afecta directa y


negativamente a sus más cercanos debido, entre otros aspectos, a su
personalidad egocéntrica y narcisista.
Una persona tóxica tiene patrones típicos de un egocéntrico como, por ejemplo,
el de ser poco empática con relación a lo que piensan los demás. Además,
adopta una personalidad narcisista al menospreciar las ideas de los otros.
Persona tóxica
En cualquier tipo de relación, sea pareja, amigos, familia o compañeros de
trabajo, la persona tóxica contaminará con negatividad y baja autoestima a
quienes lo rodeen debido a su egocentrismo y narcisismo.
Las personas tóxicas suelen ser también parejas tóxicas. Las parejas tóxicas
dominan la relación amorosa, siempre tienen la razón y absorben la vida del
otro por completo.
También existen las personas tóxicas pasivas, que ocultan sus patrones con
halagos o disculpas. Por ejemplo, la persona puede ensalzar las cualidades
creativas de su amiga y, al mismo tiempo, considerar que sus aspiraciones a
determinado trabajo no son realistas.
Características de una persona tóxica
La característica primordial de las personas tóxicas es su capacidad de
inhabilitar el crecimiento de aquellos que le son más próximos. Esto se debe a
que siempre están centrados en sí mismos y no son capaces de ayudar a los
demás.
Acostumbran a ser el centro de la atención, ya que necesitan de validación
constante. Además, suelen quejarse, atraer conflictos y culpar a los demás de
lo malo que les ocurre. Asimismo, siempre tienen historias increíbles para
contar.
Por sobre todo creen que su opinión es la más importante, dominan la
conversación y menosprecian o dan poca importancia a aquellos que no
consideran que estén a su altura. Por el otro lado, son carismáticos y
encantadores con las personas que les puede servir de utilidad por su
conocimiento o estatus.
Las personas tóxicas suelen ser egocéntricas y narcisistas. Egocéntrico se
refiere a la incapacidad de tenerse a sí mismos como referencia. En psicología,
el egocentrismo suele ser un rasgo de una mente infantil que, sin malas
intenciones, creen que lo que ellos piensan es lo que los otros piensan.

La característica narcisista puede llegar a ser un trastorno y se refiere a cómo


priorizan sus ideas y motivaciones por sobre los otros, menospreciando a
aquellos que no son de utilidad para ellos.
Persona tóxica a persona nutritiva
Todos pueden pasar por momentos y darse cuenta que es o fue una persona
tóxica. Es importante reconocerlo y tomar medidas para no serlo. Lo contrario
de una persona tóxica es una persona nutritiva, aquella que ayuda a que los
otros crezcan.
Lo más importante es asumir que ciertas actitudes se deben a una baja
autoestima y que la manera de subirla no es mediante la aprobación constante
de los demás o menospreciar el talento de los otros. Por el contrario, se debe
mirar con más perspectiva la vida y apreciar las pequeñas cosas.
Luego de aprender a quererse, es necesario asumir las responsabilidades,
aprender a perdonar y a perdonarse. Cuando esos pequeños pasos comienzan
a formar parte de tu día a día, las personas que te rodean también se sentirán
más felices.

También podría gustarte