Está en la página 1de 17

Facultad de Derecho

Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica


Escuela de Derecho

INFORME JURÍDICO Nº 001- 2019-FD-UCSP

A :ENRIQUE BRICEÑO
CURSO DE SUFICIENCIA DE MITDAD DE
CARRERA - SMC
DE :CORNEJO YABAR, VANIA
FUENTES RIVERA, MILAGROS
ORTIZ MOSCOSO, JUAN
VARGAS PORTUGAL, GABRIELA
ASUNTO :INFORME JURÍDICO SOBRE EL CASO
FISCAL
FECHA :AREQUIPA, 10 DE OCTUBRE DE 2019

I. ANTECEDENTES:
- José Ibáñez, dueño de un inmueble grande, para la protección de este cuenta con
un perro pitbull, de nombre Copito, es un perro adiestrado y conocido por los
vecinos como cariñoso, esto se complementa con un servicio de video vigilancia
y alarma. Un fin de semana largo, tomó un viaje al Cañón del Colca.
- Pedro Regente es un señor de edad (60 años) que cuida de los jardines de la
casa, él tiene un cuarto propio. Es el único que queda en el domicilio junto con
Copito tras el viaje de su patrón.
- El señor Ibáñez al regresar se encuentra con Rubén Regente (hijo de Pedro) y
tras cuestionar el hecho, se enteró de lo sucedido, al parecer la policía lo habría
llamado porque se halló muerto a su padre. Se revisaron las cámaras para
descubrir lo que pasó, en la primera se evidencia un hombre escalando el muro,
posteriormente identificado como Ricardo Laguna, en la segunda se observa un
segundo hombre en la edificación, tratando de abrir la puerta y con esto se
activa la alarma, esto alertó a los que habitaban la casa por lo que en dirección a
la puerta, accidentalmente el can hizo que Pedro cayera y por el golpe fuerte en

1
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

la cabeza murió instantáneamente, sin embargo, Copito no se detiene y va tras el


primer sujeto a quien lo agarra del cuello, su compañero golpea con una vara de
fierro y así logra escapar, pero el pitbull vuelve a agarrarlo esta vez del cuello y
la única manera de reducirlo fue con un disparo. Lo que se ve después es que
aparentemente van en dirección a la piscina, un punto ciego en donde no hay
cámara, posteriormente Ricardo es encontrado flotando en la piscina.

II. ANÁLISIS JURÍDICO:

RESPONSABILIDAD PENAL POR LAS MUERTES DEL SR. PEDRO REGENTE


Y RICARDO LAGUNA:

 Es de vital importancia comenzar señalando, que como fiscalía tenemos la plena
convicción de que no existe responsabilidad penal por las muertes de Pedro Regente y
Ricardo Laguna en razón de los argumentos que a continuación se van a explicar.

 Como se sabe, en el presente caso, han existido dos muertes. La primera: del señor Pedro
Regente, a raíz de una caída aparatosa, producto del tropiezo que tuvo con un can que
terminó por noquearlo, al caer sobre un poste de fierro que sujetaba la net de la cancha de
tenis de la casa del señor José Ibáñez, quien se encontraba de viaje, y lo dejó al cuidado de
su propiedad. La segunda muerte, implica un gran vacío dado que, las cámaras, sólo dan la
seguridad de que el mismo can fue quien ocasionó lesiones al señor Ricardo Laguna, el
cual, probablemente a raíz de estas mordeduras, cae a la piscina y queda tendido, flotando.

Esto nos lleva a deducir que se trataría del mismo can ocasionando las muertes, pero, ¿es
esto posible? Independientemente de la raza, el adiestramiento y la predisposición del
animal a defenderse, al proponer la figura de homicidio, lo estaríamos considerando como
autor de un delito y para diversos doctrinarios esto resulta imposible, por no decir
inconcebible.

2
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

De conformidad a lo establecido por la teoría del delito, en base a lo escrito por el profesor
alemán, Claus Roxin, es que para poder pasar los filtros de tipicidad, antijuricidad y
culpabilidad ,es que resulta necesario analizar el primer escalón que está referido a la
acción o conducta humana-, entendida, “como aquel acto deliberado con conciencia y
voluntad ,significativa en el mundo exterior ,dominada o al menos dominable, por la
voluntad … por tanto no son acciones en sentido estrictamente jurídico los efectos
producidos por fuerzas de animales”1. Además, como señala Federico Villavicencio: “solo
la persona humana es capaz de actuar, por lo que una actividad no puede ser calificada
como conducta, si es que no deviene en la racionalidad…excluyendo así a los animales y a
las cosas”2, que, si bien pueden ser objetos de conducta, utilizado como instrumentos, en el
caso en cuestión, no nos encontramos ante ese supuesto.

Es importante señalar, que no podemos atribuir responsabilidad penal respecto al delito de


homicidio culposo en virtud de la teoría de la carga de la prueba, la cual  establece que
quien alega un hecho está obligado a probarlo, es decir, la fiscalía de conformidad a lo
establecido por la Constitución Política del Estado y por el Código Procesal Penal, tiene el
deber y la obligación de probar todos los actos y conductas desvaloradas que imputa, por lo
que no puede, en el caso, tener responsabilidad penal en virtud de que el tipo objetivo y
subjetivo del delito de homicidio culposo establece que se debe omitir un cuidado debido
,por lo que sería vital preguntarse si es que es una conducta debida el evitar tener un perro
en su propiedad; dado que conforme al Tribunal Constitucional recientemente se ha
establecido, en el Exp N° 01413-2017-PA/TC,que, el tener una mascota forma parte del
derecho a poder desarrollarse libremente como persona, por lo que no puede configurar
como una conducta debida el tener un can en una propiedad privada.

Esto nos lleva a recordar, que, toda imputación o atribución de culpabilidad, más aun
recalcándose el deber que tiene el Ministerio Público al respeto irrestricto de los derechos
fundamentales, el velar por la sociedad y la defensa de la legalidad fiscal, está obligado a
1
C. ROXIN, “Derecho Penal Parte General Tomo I” Fundamentos. La estructura de la Teoría del
Delito, 2da Edición Alemana, Editorial Civitas, Madrid, 1997, p. 12.
2
F. VILLAVIVENCIO, “Derecho Penal Parte General”,3ra Edición, Editorial Grijley, Lima, 2018, p. 267

3
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

observar y a considerar, antes de efectuar una imputación, los derechos fundamentales de


los particulares y más aún en su esfera privada.

 Es por lo argumentado precedentemente que queda totalmente descartado la imputación de


un delito de homicidio culposo por las muertes de los señores Pedro Regente y Ricardo
Laguna.

 Para culminar los argumentos que niegan la existencia de una responsabilidad penal por las
muertes de estos señores, es que finalmente, se va a resaltar que al atribuir o culpar, como
representantes del Ministerio Público por el delito de homicidio, cualquiera sea
su connotación, resultaría una irresponsabilidad de nuestra parte, en virtud de que la
defensa estaría totalmente legitimada a interponer una excepción de improcedencia de
acción como medio técnico de defensa, en virtud de que de ninguna forma se estaría
hablando de una conducta, y por ende, se adolece de los elementos del tipo, tanto objetivo
como subjetivo, esto señalado tanto por el profesor César San Martín Castro y la Corte
Suprema  en la Casatoria 581-2015- Piura, la cual en la mayoría de sus resoluciones se
constituyen doctrina y jurisprudencia vinculante.

Es por ello que esta fiscalía se centrará principalmente en establecer que, si existió un
delito, pero que no está referido a las muertes de estos dos señores.
III. Comisión de delito imprudente por parte de José Ibáñez.
Con respecto a la muerte del señor Pedro Regente, el señor José Ibáñez, en atención a la
figura del hombre medio-promedio, una persona en tales condiciones no se hubiera
representado la posibilidad de que su mascota pudiera hacer tropezar al señor Pedro
Regente, dado que a partir de los hechos dados, el señor Pedro trabaja con José Ibáñez por
más de 30 años, a partir de lo cual se puede concluir que el señor Pedro conoce al can y es
capaz de controlarlo. Si el señor José Ibáñez dejó al señor Pedro con Copito, es porque
confía plenamente en que su mascota no podría dañar a Pedro, más aún, que tal daño no se
derive de su naturaleza de animal.

4
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

Conforme a la muerte de Ricardo Laguna, el señor José Ibáñez, de igual forma atendiendo a
lo que haría el hombre-medio promedio, nadie podría prever que una persona ingrese
ilegalmente a su domicilio. Ricardo Laguna, rompió las reglas de la autoprotección que
toda persona debe tener, ya que ingresó ilegitmamente a la casa del señor José,
exponiéndose a la posibilidad de ser atacado por el perro, ya que, quien libremente expone
sus bienes jurídicos más importantes y preciados en una efectiva situación de riesgo o
peligro y de esta forma acaece un resultado fatal, será el único a quien se le puede atribuir
la causa del hecho lesivo.3
El señor José Ibáñez, no creó un peligro ni aumento un riesgo, ya que, su presencia no
podría evitar tales eventos ocurran. El hecho de que él esté o no en su hogar y deje a
copito, no es determinante en el accidente que tuvo Pedro Regente ni el ataque que sufrió
Ricardo Laguna, por lo que no hay un deber de cuidado que se haya incumplido.

RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL


3
Peña cabreara Freyre, derecho penal aparte especial tomo 2, p. 80

5
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

I. Concepto:
“Un sujeto es responsable cuando incumple un deber o una obligación o cuando causa un
daño, pero siempre que el incumplimiento o el daño le sea imputable.
Para hablar de responsabilidad es necesario que el incumplimiento sea atribuible al
obligado, en virtud de un título de imputación que a su vez debe estar sancionado por una
norma jurídica. Si el autor es responsable de la contravención es porque existe una norma
que le imputa el incumplimiento, y que le obliga a pagar o restituir lo obtenido como
contraprestación o a indemnizar los daños y perjuicios derivados de tal incumplimiento. Si
el daño no proviene de la contravención de una obligación previa y específica, se dice que
es extracontractual.” 4

II. Elementos:

a) Imputabilidad: Comprendida como la capacidad que ostenta el sujeto


para responsabilizarse civilmente por los daños que produce.5
b) La licitud o Antijuridicidad: La confirmación de que el daño causado
no es legítimo.6
c) Factor de Atribución: “El supuesto justificante de la atribución de
responsabilidad del sujeto”. 7 Responde a la pregunta ¿A título de qué se
es responsable? , vale decir, “constituye el fundamento del deber de
indemnizar”. 8 Los factores de atribución pueden ser: Dolo o Culpa.

 Clases de Culpa.

4
J. BUSTO LAGO, “Lecciones de Responsabilidad Civil”, Thomson Reuters, España, 2013, 2da edición, p. 42.
5
J. ESPINOZA ESPINOZA “Derecho de la responsabilidad Civil”, Instituto Pacifico, Lima-Perú, 2016, 8va
edición, p. 103.
6
Ibídem.
7
Ibídem.
8
Ibídem, p. 183

6
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

- Culpa objetiva: “Violación de leyes, el ordenamiento determina el parámetro


de comportamiento y si el agente no cumple, es responsable”. 9

- Culpa Omisiva: Para responsabilizar a una persona por una omisión, debe
mediar de forma previa una norma o mandato que obligue a actuar de
determinada manera. En el supuesto que se incumpla tal obligación, se genera
omisión culposa.10

 Clases de Dolo. 11

- Dolo directo: El sujeto actúa con la intención de causar un daño.

- Dolo eventual: No se actúa con la intención de dañar, sino, el sujeto obra


aunque se haya representado previamente la posibilidad de que se produzca un
resultado dañoso con su conducta.

d) Nexo Causal: Vínculo entre el evento lesivo y el daño provocado.12

 Teorías del Nexo de causalidad.


- Teoría de la causa próxima.
“La causa próxima es la condición inmediata anterior a la producción del evento dañino.
Según esta teoría se llama causa solamente a aquella de las diversas condiciones
necesarias de un resultado que se halla temporalmente más próxima, las otras
simplemente son condiciones.” 13
- Teoría de la causa adecuada:

9
Ibídem, p. 196
10
Ibídem, p. 197
11
Ibídem, p. 202
12
J. ESPINOZA ESPINOZA “Derecho de la responsabilidad Civil”, Instituto Pacifico, Lima-Perú, 2016, 8va
edición, p. 103.
13
Ibídem, p. 250.

7
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

“Esta teoría busca entre todas las condiciones aquella o aquellas que ha(n) influido de
manera decisiva en la producción del evento dañino.”14
Consideramos que la teoría que mejor nos avala es la Teoría de la causa adecuada, dado
que, subsumiendo los hechos del caso, el señor Pedro Regente, no realizó ninguna conducta
(acción u omisión) que hubiera sido necesaria para ocasionar el riesgo de que se produzca
un daño y en última instancia, sea la causa de alguna de las dos muertes.

e) El daño: Consecuencias negativas que se derivan de la lesión a un bien


protegido por el ordenamiento jurídico. 15

Conforme el caso, el tipo de daño que nos interesa es el daño extra patrimonial que es
aquel en el que se lesiona a la persona en sí misma, considerada como un valor espiritual,
psicológico, inmaterial, es decir, la dimensión metafísica de la persona. 16 Este tipo de daño
presentan las siguientes clases:
 Daño moral subjetivo: Aquel que lo sufre de forma directa el mismo sujeto. 17
 Daño moral afectivo: “Lesión a la relación afectiva de sujetos, animales o bienes”.18
Es este último el único daño que se podría indemnizar, dado que, el Sr. Pedro
Regente

III. Con respecto a los daños causados por cosas animadas: Los animales:

 En nuestra legislación, es el código civil quien regula los daños provocados por los
animales, el cual establece en su Artículo 1979: “El dueño de un animal o aquel que
lo tiene a su cuidado debe reparar el daño que este cause, aunque se haya perdido

14
Ibídem, p. 254.
15
J. ESPINOZA ESPINOZA “Derecho de la responsabilidad Civil”, Instituto Pacifico, Lima-Perú, 2016, 8va
edición, p. 103.
16
Ibídem, p. 301
17
Ibídem, p. 302.
18
Ibídem.

8
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

o extraviado, a no ser que pruebe que el evento tuvo lugar por obra o causa de un
tercero”. 19

 La doctrina sostiene que “la naturaleza de esta responsabilidad es objetiva,


tratándose de una aplicación del princicipio cuius conmmoda e ius et incommoda.
20

 Además, se señala que es importante acreditar la relación de causalidad entre el


hecho del animal y el daño producido, dado que, “El daño tiene que ser una
consecuencia de un hecho vinculado a la naturaleza típica del animal. La
jurisprudencia italiana ha elaborado la regla conforma la cual el animal debe
participar activamente en la producción del daño y no debe constituir solo la
ocasión.”21

IV. Con respecto a la responsabilidad civil por accidentes de trabajo.

 Se concibe como accidente de trabajo, a aquel que es ocasionado dentro del ámbito
laboral o por el hecho o en ocasión del trabajo, siendo normalmente un hecho
accidental, súbito, e imprevisto que produce daños en la salud del trabajador, que lo
incapacita para efectuar su trabajo habitual, de forma temporal o permanente.”22
 A raíz del concepto presentado, se debe indicar que la obligación de indemnizar que
tiene el empleador con respecto a sus trabajadores, por los daños corporales que
pudiesen sufrir en el desempeño de sus labores, puede ser analizado desde dos
vertientes, esto es, desde el punto de vista de la responsabilidad civil
extracontractual, teniendo como bases las disposiciones normativas generales
19
Código Civil Peruano, Art. 1979.
20
Ibídem, p. 597
21
Ibídem, p. 600
22
S. SAENZ SUCRE, “Responsabilidad civil del empleador frente a sus trabajadores por accidentes de trabajo;
¿Responsabilidad contractual o extracontractual?” Disponible en:
http://blog.pucp.edu.pe/blog/sergiosaenz/2015/05/23/responsabilidad-civil-del-empleador-frente-a-sus-
trabajadores-por-accidentes-de-trabajo-responsabilidad-contractual-o-extracontractual/ Fecha de consulta:
21/09/2019

9
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

previstas en los artículos 1969° y 1970° del Código Civil; o también desde la
perspectiva de la responsabilidad civil originada por inejecución de obligaciones,
conforme a lo regulado en el artículo 1321° y siguientes del Código Civil, y la Ley
Nro. 29783[2], Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo. Y además, teniendo en
cuenta el Principio de Responsabilidad en virtud del cual “El empleador asume las
implicancias económicas, legales y de cualquier otra índole a consecuencia de un
accidente o enfermedad que sufra el trabajador en el desempeño de sus funciones o
a consecuencia de él, conforme a las normas vigentes”. 23
 Por lo expuesto, sostenemos que no existe responsabilidad civil por parte de José
Ibáñez con respecto a Pedro Regente en virtud de un vínculo laboral, ya que, el
daño que sufrió este último no se deriva del ejercicio de sus funciones, dado que, si
bien ejerce como jardinero a favor de José Ibáñez, Pedro Regente no estaba
realizando ninguna actividad relacionada a su trabajo al momento de caerse por
culpa del perro de José Ibáñez.
V. Supuestos de Ruptura del nexo causal.

*Irresponsabilidad por caso fortuito o fuerza mayor.-


“En los casos del Artículo 1970º, el autor no está obligado a la reparación cuando el daño
fue consecuencia de caso fortuito o fuerza mayor, de hecho determinante de tercero o de la
imprudencia de quien padece el daño.”24
A partir de esta disposición normativa de nuestro Código Civil, desarrollaremos cada uno
de los supuestos en los que la responsabilidad civil se exime, en virtud de la ruptura del
nexo de causalidad, en torno a los daños causados por animales:

 Caso fortuito: “Es un evento imprevisible, inevitable que excluye todo nexo entre el
deber de control de usuario y el hecho dañino del animal.”25

23
Ibídem.
24
Código Civil Peruano, Art. 1972.
25
Ibídem, p. 602.

10
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

 Hecho de tercero: Se libera la responsabilidad si un tercero determina el daño, es


decir, la agresión realizada por el animal debe ser determinada por la culpa de un
tercero o de la víctima.26

 Culpa de la víctima: En la cual es menester probar una conducta del dañado que lo
auto exponga al riesgo, incrementado la posibilidad de este en concreto e
insertándose en la relación causal con fuerza determinante.27 La víctima, actúa
culposamente cuando es negligente, descuidada o imprudente respecto a si mismo,
exponiéndose al peligro de sufrir un daño. Si la víctima, acepta el riesgo, expone a
su persona al peligro de padecer un daño para alcanzar un determinado fin y en
28
consecuencia, supone la renuncia por anticipado de una indemnización. De esta
forma, la voluntad de asumir uno o más riesgos, interrumpe el nexo causal y excusa
responsabilidad alguna. El daño no hubiera sobrevenido si la víctima 29 no se hubiera
expuesto al daño potencial, interviniendo con su hecho en el proceso causal y
determinando su propio daño. 30

Consideramos a partir de estas causas de ruptura del nexo causal, que el señor José Ibáñez
no es responsable civilmente por las muertes de Pedro Regente y Ricardo Laguna.
Por el deceso de Pedro Regente, el señor José Ibáñez no tiene responsabilidad alguna, dado
que, en virtud de un caso fortuito, era impensable e inevitable que el señor Pedro Regente
se cayera por culpa de copito, dado que no se deriva de la naturaleza propia del animal, ni
tampoco es un hecho que el señor José Ibáñez, pudiera haber prevenido o evitado de alguna
forma, en atención siempre a la figura del hombre medio-promedio.
En cuanto al fallecimiento de Ricardo Laguna, a la luz de la causa “culpa de la víctima” si
el señor, Ricardo Laguna no hubiera realizado el allanamiento de la morada del señor José

26
Ibídem.
27
Ibídem.
28
PRESUPEUSTOS DE RESPONSABILIDAD CIVIL, P195
29
Ibídem.
30
IBidem

11
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

Ibáñez y se hubiera protegido a sí mismo , Ricardo no hubiera sido atacado por el perro del
señor José, exponiéndose de esta forma el señor Ricardo Laguna a los posibles ataques del
perro. Sustentamos esto, a la luz del artículo 1979 de nuestro Código Civil. Ricardo
Laguna, acepto y se expuso a un riesgo, el cual, derivó en un hecho fatal, sin embargo,
Ricardo debió cumplir con auto-protegerse, lo cual no ocurrió, prefiriendo ingresar
ilegalmente al domicilio de José Ibáñez, aceptando los peligros. Esto produce efectos
relevantes, porque se rompe el nexo causal y por ende, absuelve de la responsabilidad a
José Ibáñez.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PARTE SUSTANTIVA
i. VIOLACIÓN DE DOMICILIO
 Base legal Artículo 159 Código Penal
“El que, sin derecho, penetra en morada o casa de negocio ajena, en su dependencia
o en el recinto habitado por otro o el que permanece allí rehusando la intimación
que le haga quien tenga derecho a formularla, será reprimido con pena privativa de
libertad no mayor de dos años y con treinta a noventa días-multa.”31
TIPICIDAD
1.1. Bien jurídico protegido:
Los tratadistas y la jurisprudencia se encuentran divididos respecto al bien jurídico
protegido sosteniendo tres posibilidades:

Libertad domiciliaria:
Se parte de que la libertad es un derecho fundamental que contiene otros derechos
que forman parte del núcleo duro siendo la libertad domiciliaria unos de estos, la
cual implica la intimidad y soberanía radicada sobre un espacio geográfico que se
diferencia del mundo exterior donde el sujeto desarrolla sus vivencias personales
para satisfacer sus necesidades. Así como también lo expresa Carlos Creus: “Una de
las manifestaciones de la libertad individual es, como vimos, el mantenimiento de
31
Código Penal Peruano

12
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

una esfera de reserva dentro de la cual el individuo puede desenvolverse sin la


injerencia de terceros. Esa esfera de reserva se traduce, entre otras manifestaciones,
en el ámbito de la intimidad del individuo constituido por su domicilio. Los delitos
de este capítulo protegen, precisamente ese ámbito de la intromisión de terceros
contra la voluntad de su titular”32

Inviolabilidad del domicilio:


Desde la perspectiva negativa es la garantía del dominio de la persona sobre el lugar
donde desarrolla su privacidad, frente a agresiones ilegítimas que se encuentra
respaldado en el artículo 2 inciso 9 de la Constitución Política del Perú “Toda
persona tiene derecho: A la inviolabilidad del domicilio. Nadie puede ingresar en él
ni efectuar investigaciones o registros sin autorización de la persona que lo habita,
salvo excepciones de ley”33
Intimidad:
La jurisprudencia nacional en diversas resoluciones consideró este el bien jurídico
protegido como en la Resolución del 12 de marzo de 1998 la cual es citada por
Salinas Siccha en su libro de Penal Especial en el cual se sostuvo que dicho tipo
penal “protege la intimidad de la persona limitada a un determinado espacio físico,
en el cual pueda acumular su experiencia personal, sin la que no podrá ejercer su
capacidad de actuar a fin de satisfacer sus necesidades"34

1.2. TIPO OBJETIVO


1.2.1. Sujetos:
a. Activo: Rubén Regente y Ricardo Laguna
b. Pasivo: José Ibáñez (Titular del predio)

1.2.2. Conducta típica modalidad: Comisiva


El que sin derecho penetra en domicilio ajeno.
32
C. CREUS, Derecho Penal. Parte Especial, Editorial Astrea, Buenos Aires, 1999, 6 ed, p. 341.
33
Constitución Política del Perú
34
R. SALINAS SICCHA, Derecho Penal Parte Especial, Palestra Editores, Lima, 2015,p. 650

13
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

a) Sin derecho: siendo el único en legitimar el ingreso de cualquier persona el


titular autorizando, por lo que el consentimiento resulta relevante para el tipo
penal, para Salina Siccha “Basta constatar el ingreso ilegal a domicilio ajeno
para estar ante la conducta típica.”35
b) Penetra: dicha conducta exige el ingreso total del cuerpo, de otra manera se
estaría frente a una eventual tentativa.

c) Objeto material:

✔ Morada: es el espacio geográfico que se diferencia del mundo exterior


con la singularidad de ser el lugar donde vive la persona siendo donde
realiza sus actividades domésticas sea en forma permanente o transitoria.

1.3. Tipo subjetivo: Dolo

Es la conciencia (saber) y voluntad (querer) de realizar el tipo objetivo de un delito. Quiere


la realización de los elementos objetivos de la conducta prohibida o prescrita.
Salinas Siccha sostiene que “Para verificar el dolo no interesa saber si el agente
conocía o no la ilicitud de su acto, es decir, no interesa saber si el agente sabía que
la conducta de ingresar a domicilio ajeno estaba prohibido, ello se verificará cuando
se pase a constatar el elemento culpabilidad o imputación personal del autor.”36

1.4. GRADOS DE DESARROLLO: CONSUMACIÓN: Penetración

Se produce cuando el sujeto activo con su conducta realiza todos los elementos del
tipo, es este caso se comete con la ejecución del verbo rector en la modalidad
comisiva de penetrar sin derecho.

ANTIJURIDICIDAD

35
R. SALINAS SICCHA, Derecho Penal Parte Especial, Palestra Editores, Lima, 2015,p. 645
36
Ibidem, p.652

14
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

Luego de la verificarse en el análisis de tipicidad que han concurrido todos los elementos
de tipo objetivo y subjetivo del tipo, se analizó las causas de justificación del artículo 20 del
Código Penal, sin configurarse ninguna de ella.

CULPABILIDAD

Al haberse pasado tanto el filtro de tipicidad y antijuridicidad, el tercer elemento a analizar


es la culpabilidad es decir: si los sujetos activos Rubén Regente y Ricardo Laguna entran en
alguna causa de inimputabilidad, para luego verificar si había un conocimiento de la ilicitud
de la conducta y finalizando con la exigibilidad de la conducta, según los hechos del caso
hasta ahora conocidos ninguno de los dos presuntos imputados pueden acogerse alguna
bajo ninguna por lo tanto se configuraría el posible delito.

PUNIBILIDAD:

Respecto al señor Ricardo Laguna estamos frente a un delito no punitivo debido a la muerte
de este. Por lo regulado en el artículo 78 del Código Penal, inciso 1: “La acción penal se
extingue: Por la muerte del imputado”37

En lo que corresponde al señor Rubén Regente se aplicaría la consecuencia punitiva


contemplada en la disposición normativa que establece “pena privativa de libertad no
mayor de dos años y con treinta a noventa días-multa”38

PARTE PROCESAL

FUNDAMENTOS DE HECHO

Rubén Regente es encontrado en el domicilio del señor José Ibáñez, con pleno
conocimiento que el inmueble no le pertenecía y sin evidencia que este contaba con la

37
Código Penal Peruano
38
Código Penal Peruano

15
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

debida autorización ya que para configurarse el delito basta con el simple ingreso e incluso
este se mantuvo en el domicilio hasta la llegada del dueño,

III. CONCLUSIONES:
- Penalmente, al no existir una acción o conducta humana, es decir, reprochable a
un sujeto, es que se descarta un análisis de la teoría del delito al no pasar el
primer filtro de la misma; por lo que se niega totalmente la imputación de una
responsabilidad penal por las muertes de los señores Pedro Regente y Ricardo
Laguna.
- Civilmente, no existe responsabilidad de José Ibáñez conforme a las muertes de
Pedro Regente y Ricardo Laguna, por las causas de ruptura del nexo causal (el
cual es determinante para imputar responsabilidad civil) “caso fortuito” y “culpa
de la víctima, respectivamente.

IV. BIBLIOGRAFÍA:

1. C. ROXIN, “DERECHO PENAL PARTE GENERAL TOMO I” FUNDAMENTOS. LA


ESTRUCTURA DE LA TEORÍA DEL DELITO, MADRID, 1997.

2. F. VILLAVICENCIO TERREROS, DICCIONARIO PENAL JURISPRUDENCIAL, LIMA,


2009.

16
Facultad de Derecho
Departamento de Derecho y Ciencia Jurídica
Escuela de Derecho

3. J. BUSTO LAGO, “LECCIONES DE RESPONSABILIDAD CIVIL”, THOMSON REUTERS,


ESPAÑA, 2013 , 2DA EDICIÓN.

4. J. ESPINOZA ESPINOZA “DERECHO DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL”, INSTITUTO


PACIFICO, LIMA-PERÚ, 2016, 8VA EDICIÓN.

5. S. SAENZ SUCRE, “RESPONSABILIDAD CIVIL DEL EMPLEADOR FRENTE A SUS


TRABAJADORES POR ACCIDENTES DE TRABAJO; ¿RESPONSABILIDAD CONTRACTUAL
O EXTRACONTRACTUAL?” DISPONIBLE EN:
HTTP://BLOG.PUCP.EDU.PE/BLOG/SERGIOSAENZ/2015/05/23/RESPONSABILIDAD-
CIVIL-DEL-EMPLEADOR-FRENTE-A-SUS-TRABAJADORES-POR-ACCIDENTES-DE-
TRABAJO-RESPONSABILIDAD-CONTRACTUAL-O-EXTRACONTRACTUAL/

6. J. HURTADO POZO, MANUAL DE DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL I, LIMA, 1995.

7. R. SALINAS SICCHA, DERECHO PENAL, PARTE ESPECIAL, LIMA, 2015.

8. C. CREUS, DERECHO PENAL. PARTE ESPECIAL, BUENOS AIRES, 1999.

B) JURISPRUDENCIA:

1. CAS. N° 581-2015-PIURA.

2. Exp N° 01413-2017-PA/TC

C) LEGISLACIÓN:

1. CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ DE 1993

2. CÓDIGO PENAL PERUANO DE 1991.

3. CÓDIGO CIVIL PERUANO DE 1984.

17