Está en la página 1de 1

¿CÓMO PERCIBE LA REALIDAD DE LA ECONOMÍA PERUANA?

El surgimiento del brote de coronavirus que fue declarado


como pandemia ha afectado fuertemente a la economía
global. En el Perú, el gobierno ha decretado un Estado de
Emergencia que pone en aislamiento social obligatorio a la
población y pues esta como consecuencia paraliza a la
gran mayoría de actividades económicas. Sin embargo,
existe incertidumbre sobre el impacto que causara en la
economía peruana a mediano y largo plazo

En el Perú el índice general de la Bolsa de Valores de Lima


(BVL) bajo 3.16%, coincidentemente con este hecho y luego que el Presidente Martin Vizcarra
anunciara la prolongación del Estado de Emergencia para controlar la propagación del
coronavirus, el precio del dólar en el Perú ascendió a S/ 3.5375 en el mercado de intercambio y
pues con este aumento del dólar podría afectar a las empresas que importan insumos y productos.
El Perú, cuya economía se expandió anualmente a más del triple del promedio de Latinoamericana
en los últimos 15 años en esta realidad será grandemente afectado pues justamente su
integración a la economía mundial se dio por mayores exportaciones e importaciones, mayor flujo
de turistas al país, y mayor inversión extranjera, que fueron los motores del crecimiento
económico, pero sin embargo este 2020 no cumplirá esta función. Y por ende los efectos negativos
de una menor exportación y el consiente menor ingreso de tributos para el Estado, del menor flujo
de turistas y además de estas se están sumando la paralización de actividades productivas en el
país por la inmovilización. Esto ocasiona, entre otras cosas, que muchas personas no tengan
ingresos, especialmente las del sector informal, o los que reciben su salario conforme a la
actividad que desarrolle.

Por otro lado, el Perú tiene fortalezas macroeconómicas como bajo déficit fiscal, baja inflación,
bajo nivel de deuda externa, y grandes reservas internacionales. La reducción en la tasa de interés
decretada por el Banco Central de Reserva es una medida acertada, pero no es suficiente. Se
requiere dinamizar la demanda interna. Por eso ante situaciones excepcionales se requieren
medidas excepcionales, para evitar que la economía peruana este año tenga un crecimiento cero o
negativo.