Está en la página 1de 4

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN DE ENFERMERÍA SÍNDROME DE

DESEQUILIBRIO DIALÍTICO

DEFINICION.- El síndrome de desequilibrio conjunto de síntomas sistémicos y


neurológicos, que ocurren ya sea durante o después de la diálisis, el cuadro se caracteriza
por cefaleas, nauseas, vomito, intranquilidad, visión borrosa y espasmos musculares en su
manifestación más leve. En su manifestación más grave puede desencadenar
desorientación, convulsiones y estado estuporoso, que en los casos más graves puede llevar
a la muerte del paciente.

Aparece generalmente en las primeras sesiones de hemodiálisis a los pacientes crónicos o


de HD de alta eficacia depurativa en los pacientes agudos.

Su presentación suele ocurrir exclusivamente en las primeras diálisis y se ha atribuido a un


descenso rápido de la urea en sangre que cursa con un aumento en la presión del LCR.
También se han señalado como factores que pueden favorecer la aparición del síndrome de
desequilibrio durante la hemodiálisis el descenso de bicarbonato en el LCR. La acidosis y
la hipoglucemia.

En este procedimiento se refleja las actuaciones de enfermería para la detección y


tratamiento en la aparición del síndrome de desequilibrio dialítico.

Los síntomas que pueden sugerir desequilibrio de se agrupan en menores y mayores:

Menores: cefalea, inquietud, fatiga, náuseas y vómitos.

Mayores: temblores, desorientación, visión borrosa, convulsiones y coma.

OBJETIVO GENERAL

Prevenir el síndrome de desequilibrio dialítico, ante la aparición de sintomatología


relacionada con el mismo.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
Corregir el síndrome de desequilibrio dialítico, aplicando el tratamiento prescrito, evitando
problemas sobreañadidos.

Reducir la presión intracraneal de los pacientes.

PERSONAL IMPLICADO:

 Médico, Enfermera/o y auxiliar de enfermería

MATERIAL NECESARIO:

 Registro de hemodiálisis
 Pauta de tratamiento dialítico.
 Tratamiento medico
 Tensiómetro
 Glucómetro.
 Solución salina fisiológica
 Jeringas y agujas.

EJECUCIÓN.-

1. Coloque al paciente en posición cómoda y segura. Comprobar ante que toda la


sintomatología no es debida a otras complicaciones.
2. Reducir la UF al mínimo que permita el monitor y el flujo sanguíneo, comunicar al
médico.
3. Compruebe que el tratamiento dialítico así como los parámetros programados en el
monitor coinciden
4. Controlar la presión arterial.
5. Administrar O2, si es necesario.
6. Aplicar el tratamiento sintomático si es necesario(solución salina fisiológica,
analgésicos)y la medicación prescrita según prescripción medica
7. Desconecte al paciente, si los síntomas no revierten, dejando la aguja venosa para
administrar medicación en caso necesario.
8. Registre la actividad realizada así como de la complicación detectada, hora y
profesional que la realiza.

CONSIDERACIONES ESPECIALES:

Las primeras sesiones de hemodiálisis se suelen programar de forma que se eviten riesgos
de aparición de síndrome de desequilibrio, según las siguientes pautas:

Entrada en programa de hemodiálisis precozmente (para evitar que el paciente tenga cifras
de urea muy elevada)

Sesiones corta y suave

Pocas horas de diálisis (2 a 3)

UF nula o mínima

Flujo sanguíneo bajo (< 200 ml/ min.)

Programación de las siguientes sesiones aumentando una a dos horas por sesión, UF y flujo
sanguíneo paulatinamente hasta a la normalidad, segun necesidades y tolerancia del
paciente.

Aunque este tipo de complicación no es habitual con las medidas habituales de


programación de hemodiálisis que se suelen aplicar, puede presentarse en algún caso
aislado, por lo que debemos tenerlo presente para diagnosticarlo.

BIBLIOGRAFIA.-

HEMODIALISIS practicas para estudiantes de enfermeria; Rosario Vargas Herrera


2005 D- 49525 Lengerich.

Dauguidas 5° edición