Está en la página 1de 2

En realidad es bastante difícil encontrar una gran relación entre las piezas que

hemos escuchado a lo largo de mucho tiempo y que son de la tradición


tonal/funcional con éstas piezas (las que usted nos envió). El tema de escucharlas
tantas veces para poder asimilar un nuevo estímulo sonoro y a veces llegar al
punto de tener que detener la escucha luego de unos minutos por no estar
acostumbrado a esta música es un ejemplo de la poca tolerancia que tenemos al
escuchar otras corrientes musicales que se alejan de lo que normalmente nos han
hecho escuchar siempre.

En las Danzas Argentinas, en el segundo movimiento es donde puedo sentir un


poco más la relación de tradición tonal/funcional en cuanto al manejo del recurso
de la tensión y distensión y al uso un poco más recurrente de cadencias, aunque
no se puede decir que el movimiento o la obra completa cumplen en su totalidad
con las características de la música occidental.

Por otra parte, al hablar de cómo ésta música rompe con la tradición
tonal/funcional es más sencillo que hablar de las cosas que a veces comparte. Las
estructuras de las piezas, los recursos armónicos que utilizan junto con los
motivos rítmicos crean algo más parecido a una atmósfera sonora y no todas
llegan a evocar la sensación de un paisaje sonoro. A mí parecer la duración
limitada de algunas hacen que esto no sea posible.

Una característica que se puede notar en casi todas las piezas es el uso constante
de las disonancias, las cuales al principio llegan a ser molestas, aunque al
escucharlas un par de veces más empiezan a tomar un sentido diferente. La
repetición de motivos rítmicos y sonoros hacen que por un momento se piense en
algo más cíclico y cómo emplean eso para crear muchísima más tensión y muy
poca distensión. Las piezas no concluyen de la manera “tradicional”, muchas
veces crean toda ésta tensión y terminan abruptamente dejando una sensación
casi que de disgusto.

Siento que de esa manera rompe con lo tradicional, las típicas cadencias finales,
el uso de la tensión/distensión, el poco uso de las disonancias, etc. Al escuchar
todas éstas piezas se abre un nuevo mundo sonoro al cual no estamos apegados,
pero que en nuestro tiempo es lo que se está haciendo.

Reflexión

Con base a la información que nos brindó en el audio, volver a escuchar las piezas
y leer nuevamente lo que anteriormente había escrito me doy cuenta de muchas
cosas que pasé por alto y otras más que pude identificar sin la información
brindada.

Lo que más cambió en mi escucha fue mi punto de vista hacia cada pieza, ser
más perceptivo y dejar de pensar en los aspectos de la música tonal/funcional. Al
hacer eso pude entender mucho más las obras y darles un nuevo sentido a lo que
anteriormente había pensado.