Está en la página 1de 2

www.chabacier.es Pág.

1 / 2

HISTORIA DE LA LITERATURA. 1 BACH.


TEMA: La poesía culta del siglo XV
Hecho por: Kaoutar Abboubi y Daria Argintar

Además de la poesía popular (la de las gentes del pueblo) existió en la Edad Media otra que podemos denominar culta.
Es poesía escrita (no oral) y de la que conocemos la autoría. Desde entonces es el tipo de poesía que solemos reconocer
como tal. Aunque antes hubo poesía culta en el llamado Mester de Clerecía (Gonzalo de Berceo, Juan Ruiz), nos vamos a
centrar especialmente en la poesía del final de la Edad Media, más concretamente la del siglo XV.

Ya desde el siglo XIV empezaron a aparecer los ​cancioneros​, poesía culta pero que ya no pretende adoctrinar
(héroes o comportamientos cristiano). En ellos se recopilan poemas de cortesanos cultos y refinados que utilizan abundantes
recursos literarios, ya no son composiciones sencillas y populares.

Entre los cancioneros más destacados encontramos ​El cancionero de Baena, Cancionero de Estúñiga, El cancionero
de palacio, El cancionero musical de palacio​ y ​Cancionero general​ de Hernando del Castillo.
Las formas métricas utilizadas en los cancioneros son octosílabos para versos de arte menor y dodecasílabos para
versos de arte mayor, que fueron cambiando por la influencia italiana petrarquista al endecasílabo.
En los cancioneros hay diferentes ​temas poéticos​:
● Poesía amorosa. Sus principales características son la reserva y contención verbal, la abundancia a alegorías, el
alarde de ingenio con juegos conceptistas, antítesis y paradojas, y la improvisación. El tema principal es el amor
cortés, que viene de la lírica trovadoresca provenzal, es el amor imposible y secreto del amado al servicio de la
amada, en ocasiones casada, y sufre sus desplantes. La mujer es idealizada como modelo de perfecciones, un ser
superior e inaccesible, perfecta física y espiritualmente, no corresponde al enamorado quien le rinde culto y
vasallaje como si fuera un señor feudal. Este sufrimiento enaltece el espíritu del enamorado, lo perfecciona y
ennoblece. Se usan metros cortos(octosílabos), juegos de palabras y antítesis que expresan el sufrimiento que causa
en el enamorado la pasión que siente por su dama.
● Poemas alegóricos, decires narrativos o filosóficos, muy extensos, escritos en versos de arte mayor, de lenguaje
culto y rebuscado, con paisajes alegóricos que representan ideas idealizados .
● Reflexiones morales: la fortuna (el destino), el paso del tiempo, la muerte; las sátiras morales y políticas.

Particularmente destacamos a:

El Marqués de Santillana. Iñigo López de Mendoza (1398-1458) compuso largos poemas, de influencia italiana y
temas graves (​Comedieta de Ponza​, Infierno de los enamorados​) otras de temas didáctico-morales (​Diálogo de Bías contra la
www.chabacier.es Pág. 2 / 2

Fortuna, Proverbios)​ , e incluso de tema político (​Doctrinal de privados, Decir contra los aragoneses​). Pero debe su fama
especialmente a sus serranillas, que presentan el encuentro entre una pastora y un caballero en un monte o sierra. El
enamorado requiebra a la serrana; ella se niega y rara vez se consuma el idilio. Santillana somete sus serranillas a un proceso
de continua estilización, influido por las pastorelas provenzales y galaico-portuguesas. También fue el primero en intentar
adaptar el soneto italiano.

Juan de Mena (1411-1456). Se dedicó por entero a las letras. Compuso su ​Laberinto de Fortuna con el propósito de
conseguir apoyo político para don Álvaro de Luna, su protector. Su argumento es tradicional y se incluiría en la llamada
poesía alegórico-dantesca, inspirada por el tono alegórico plagado de símbolos de ​La Divina Comedia del florentino
Dante(1265-1321). El poeta, raptado por la diosa Belona (la Providencia), llega al palacio de la Fortuna, donde contempla
toda la Tierra y cómo se decide su destino, regido por tres ruedas, dos inmóviles -la del pasado y la del futuro-, y una en
continuo movimiento -la del presente. Lo más destacado del Laberinto se encuentra en su lengua poética y en su estilo.
Mena deseaba elevar el castellano a la misma altura que el latín y dotarlo de categoría de lengua poética.

Jorge Manrique (1440-1479). Es el poeta más sobresaliente del reinado de Enrique IV, y de todo el siglo si bien
escribió su obra cumbre, ​Coplas a la muerte de su padre,​ a principios del reinado de los Reyes Católicos. Era parte de la
nueva clase aristocrática, sin abandonar las armas, cultiva de las letras compuso alrededor de cincuenta poemas amorosos y
tres satíricos. Debe su fama a las ​Coplas,​ poema funerario o elegíaco a la muerte de su padre, el Maestre don Rodrigo; El
poema trata la fugacidad de la vida y la condición mortal del hombre y se ejemplifica con casos concretos. Después se centra
en la figura de su padre de forma personificada, que muere serenamente. Acepta su muerte de forma cristiana como algo
inevitable de la vida, pero haciendo ver que hay una segunda (en los cielos) y tercera vida (legado).

También podría gustarte