Está en la página 1de 8

 

 
 
 

 
Facultad de Ciencias Psicológicas 
Decana: Prof. Dra. Amelia H. Imbriano 
Departamento de Psicología 
 
 
 
TEORÍAS PSICOLÓGICAS III 
  
  
TRABAJO PRÁCTICO 
  
ANÁLISIS DE PELÍCULA: “HA VUELTO” 
  

Docente:   

Lic. Guillermo Horacio Guzmán 


  
Integrantes: 

Ian Eric Stutz (208838)


  
Claudia Noemí Caccaviello (209628)  
  

Día: Lunes
Turno: Noche
Sede: Piedras  
Año lectivo: 2018 
INTRODUCCIÓN:

“Ha vuelto” se basa en la novela de Temur Vermes, dirigida por David Wnendt; el

mismo maneja la historia como un falso documental, aunque la mayoría de las imágenes

con alemanes que se encuentran con Hitler son reales, lo que nos muestra una realidad

de la cual no somos proclives de reconocer, ya que su aparición en las calles no provoca

rechazo, por el contrario termina Hitler poseyendo seguidores y adeptos nuevamente.

La historia comienza con Hitler despertando en el año 2014. De esta forma,

encuentra luego de 70 años que el mundo ha cambiado, para su sorpresa.

En su recorrido por Berlín, llega a un kiosco y comienza a leer lo que ocurre en el

mundo actual.

Un empleado que expulsan de un canal de TV filma ese momento y lo protege

pensando que ese supuesto imitador del Fürher le dará la posibilidad de obtener

nuevamente su empleo perdido.

Juntos recorren Alemania, donde Hitler conversa con mucha gente y se observa en

todos ellos una admiración por su figura. Ese director de cine frustrado, Sawatzki, lleva

a Hitler al canal y ahí la directora lo introduce en cuanto programa hay; pero luego

comienza a tener más adeptos; más tarde, hay una escena con la imagen de Hitler

matando a un perro, que le muerde un dedo, lo cual genera el repudio de los alemanes,

aunque ello no dificulta el crecimiento de su prestigio.

Finalmente, escribe un nuevo libro que es un éxito en ventas y eso lleva a que se

filme una película donde él es protagonista.

La película o film termina con el Fürher triunfante, recorriendo las calles alemanas y

preparando su nuevo asalto.

2
Lo que más abunda en la película es la relación que establece Hitler con la gente en

la calle, con quienes dialoga, cuestiona a los políticos actuales, acusa y promete.

El film cuestiona nuestra realidad y hace ver cómo sus ideas están presentes en

nuestro inconsciente colectivo, muy lejos de lo que se nos quiere mostrar; es decir que

estamos lejos del renacer del nazismo.

3
ANÁLISIS A PARTIR DEL MATERIAL DE CÁTEDRA:

Karen Horney: la búsqueda de éxito por parte de tres de los personajes de esta

película (Sawatzki, Sebreski y la directora de la cadena de televisión) se puede basar en

el principio de competencia individual mencionado por Horney en su libro “La

personalidad neurótica de nuestro tiempo” (1937) como una de las dificultades típicas

de nuestra cultura (pág. 231) que se reflejan a modo de conflictos psíquicos en la vida

de todo individuo y, al acumularse, pueden conducir a la formación de neurosis. Habla

de las condiciones de la cultura actual como “terreno fértil para las neurosis” (pág. 234).

En cuanto al principio de competencia como fundamento económico de la cultura

moderna, sostiene que ésta genera como consecuencia psíquica una difusa tensión hostil

entre los individuos (pág. 232). Según Horney, esta competencia y hostilidad potencial

satura toda relación humana. Se puede observar ésta en el vínculo del personaje de

Sebreski con la directora del canal (a quien quiere boicotear para tomar su lugar) y a su

vez el vínculo con Sawatzki, a quien primero despide y luego recontrata en base al

interés que tiene por el personaje de Hitler para intentar boicotear a la directora.

También se puede identificar en estos tres personajes el influjo que tiene sobre su

autoestima los éxitos y fracasos laborales y económicos. Según Horney, bajo la presión

de la ideología imperante, hasta la persona más normal se ve forzada a sentirse valiosa

cuando tiene éxito, y a menospreciarse cuando fracasa (pág. 233).

Los fracasos no solo implican reveses económicos sino también pérdida de prestigio

y toda fuente de frustraciones emocionales. Se puede observar en Sawatzki cuando

queda sin trabajo, así como los intentos fallidos de Sebreski por boicotear a la directora,

4
hasta el momento en que la misma es despedida. Finalmente, cómo la vida de ambos

cambia cuando comparten el éxito de la película y el libro.

Erich Fromm: Se puede relacionar la conducta de los tres protagonistas de la

película con del concepto planteado por Fromm en su libro “¿Tener o ser?”(1976) del

modo de tener en oposición al modo de ser. Según Fromm, “son dos modos

fundamentales de existencia, o dos tipos de orientación ante el yo y ante el mundo, dos

tipos de estructura del carácter cuyo predominio respectivo determina la totalidad del

pensamiento, de los sentimientos y del acto de la persona” (pág. 93).

El autor sostiene que la orientación de tener es característica de la sociedad industrial

occidental, “en que el afán de lucro, fama y poder se han convertido en el problema

dominante de la vida” (pág. 92). En esta sociedad occidental, parece que la cultura de

tener representa cada vez más que “la misma esencia de ser consiste en tener, y si el

individuo no tiene nada, no es nadie” (pág. 91).

Michel Foucault – Hannah Arendt: En el artículo de Maximiliano Korstanje

(2014), se abordan las problemáticas del miedo como agente fundamental del

surgimiento de los totalitarismos. Según el autor, los hombres son más proclives a la

sumisión voluntaria cuando experimentan procesos de miedo, ansiedad e indecisión.

Existe una tendencia inevitable dentro de las de las democracias occidentales al

autoritarismo (Bernstein, 2006). El autor sostiene que para Foucault el miedo es en tanto

que político una herramienta para lograr el adoctrinamiento interno. Este miedo puede

actuar por medio de un enemigo tanto externo como interno. En el caso de la película

podemos observar cómo el personaje de Hitler detecta la preocupación de muchas

personas por los inmigrantes, y alimenta este miedo utilizando a los inmigrantes como

enemigo externo.

5
Para Arendt, la política se desdibuja y da lugar al autoritarismo cuando los hombres

actúan movidos por el temor, llegando así a la restricción de la libertad humana.

Arendt propone el concepto de banalidad del mal, como un comportamiento

subjetivo que no implica perversidad sino complacencia. Define al mal como falta de

pensamiento y juicio, por lo que el pensamiento protege a los hombres de la influencia

de las ideologías.

Sostiene que en lugar de tomar espacio en el debate público, el hombre posmoderno

se contenta con aumentar su riqueza y auto estimularse con el consumo desmedido. Por

lo tanto, la despersonalización y el instrumentalismo pueden hacer más daño a una

sociedad que cualquier otra cosa, según Arendt. Por lo tanto, no es de extrañar que la

gente en la película no vea mal, en términos generales, la figura de Hitler caminando

por las calles de Alemania, debido a la despersonalización y alienación que bloquean el

pensamiento. Este concepto halla un interesante complemento en la teoría de Foucault

(1978 – 1979), en lo que respecta al “arte de gobernar” de hoy en día basado en el

sistema conocido como neoliberalismo, en el cual la libertad es un “como si”, cuando en

realidad estamos controlados y regulados por lo que el autor denomina el biopoder.

Con esto Arendt refleja cómo “cualquiera de nosotros” podríamos contribuir a

generar el “mal extremo” simplemente por no escuchar o adormecer nuestra conciencia.

Según Kornstanje, Arendt en coincidencia con Fromm insiste en que el miedo político

se estructura alrededor de un hombre – masa, “cuyos intereses son sacrificados a favor

de un líder”. La masa de esta forma posee una falta de expectativa, política y objetivos,

constituyendo una “personalidad patológica de anomia y desarraigo”. Esta es funcional

al caudillo totalitario que brinda un alivio a la ansiedad del aislamiento.

6
Esta idea parece ser claramente representada en la película en su momento cúlmine,

donde Hitler pese a ser disparado, no puede morir o ser destruido, como una suerte de

metáfora de cómo los valores encarnados en Hitler persisten en todos nosotros por

medio de la inconsciencia, la despersonalización y falta de pensamiento promovido por

los factores que componen la cultura de la sociedad industrial occidental.

7
BIBLIOGRAFÍA:

Horney, K. (1993). La personalidad neurótica de nuestro tiempo. Ediciones Paidós.

Fromm, E. (2000). “¿Tener o ser?”. Grupo Planeta

Korstanje, M. (2014). La filosofía política después de Hannah Arendt. Universitas.

Revista de Filosofía, Derecho y Política, n° 19.

Foucault, M. (2009). Nacimiento de la biopolítica: curso del College de France

(1978 – 1979). Ediciones AKAL.

También podría gustarte