Está en la página 1de 5

La era del impero. Hosbawn.

El nacionalismo es una consecuencia de la democratización de la política, y se da entre


1870 y 1914.
La base del nacionalismo era: la voluntad de la gente de identificarse emocionalmente
con su nacion y de movilizarse políticamente.
La escencia del nacionalismo original, era reclamar el monopolio del patriotismo para la
extrema derecha politica y en consecuencia calificar a todos los demás grupos de
traidores. Anteriormente el nacionalismo se identificaba con los movimientos liberales y
radicales (y rev Francesa).
La identificación nacional en este periodo alcanzo una gran difusión y marco grandes
cambios para el nacionalismo político.

CUATRO aspectos:
1.) Aparición del nacionalismo y patriotismo como ideología política(ej fascismo)
2.) Principio de movimientos nacionales de que la autodeterminación nacional
podia ser una aspiración de cualquier nación (ej para demostrar viabilidad
económica etc)
3.) La autodeterminación nacional era solamente satisfecha solo estando en
independencia total.
4.) Novedosa tendencia a definir la nacion en terminos etnicos y especialmente
lingüísticos.

La lengua no era un campo de batalla ideologico, era un criterio de nacionalidad entre


muchos otros. El nacionalismo lingüístico fue una creación de aquellos que escribían y
leían la lengua y no de quienes la hablaban. Las lenguas nacionales en las que
descubrían el carácter fundamental de sus naciones eran muy frecuentemente una
creación artificial. Las lenguas “quedan” estrechamente vinculadas con los territorios.

El numero de movimientos nacionalistas incremento considerablemente a partir de


1870.

Ejemplo para creación de nación: judíos con el hebreo.

La identificación de las naciones con un territorio exclusivo provoco tales problemas en


amplias zonas de mundo afectadas por la emigración masiva e inclusive en aquellas
otras que no conocieron el fenómeno migratorio, que se elaboro una definición
alternativa de nacionalidad. El nacionalismo era aquí un fenómeno inherente a aquellos
que se consideraban como pertenecientes a una nacionalidad, con independencia del
lugar donde vivían.

“El estado hace la nación y no la nación al estado”

La patria era el centro de una comunidad real de seres humanos con relaciones sociales
reales entre si, no la comunidad imaginaria que crea un cierto tipo de vinculo entre
miembros de una población de decenas de millones.
Se van las comunidades reales (monárquicas), y la gente cambio ese vació por la nación.
La nación era la nueva religión cívica de los estados. Constituía un nexo que unía a
todos los ciudadanos con el Estado, una forma de conseguir que la Nación-Estado
llegara directamente a cada ciudadano y era al mismo tiempo un contrapeso frente a
todos aquellos que apelaban a otras lealtades por encima a la lealtad del estado: a la
religión, a la nacionalidad o a un elemento étnico no identificado con el Estado, tal vez
sobre todo a la clase.
Empezaron a comprender la fuerza política que residía en la posibilidad de apelar a sus
súbditos sobre la base de nacionalidad.
Lo que hacia que el nacionalismo de estado fuera aun mas fundamental, era que la
economía de una era tecnológica y la naturaleza de su administración publica y privada
exigía una educación elemental de masas o cuando menos que estuviera alfabetizada.
La escuela presentaba otra ventaja fundamental: podía enseñar a ser buenos súbditos y
ciudadanos.
Asi, los Estados crearon con celo y rapidez extraordinarios, naciones... es decir
patriotismo nacional y al menos para determinados objetivos, ciudadanos
homogeneizados desde el punto de vista lingüístico y administrativo.
El nacionalismo termino siendo un arma de doble filo: Es verdad que movilizaba a una
parte de la la población, pero aliena a otra.. a aquellos que no pertenecían o no quería
pertenecer a la nación identificada con el Estado. En resumen contribuyo a definir la s
nacionalidades excluidas de la nacionalidad oficial separando a aquellas comunidades
que oponían resistencia a la lengua y la ideología oficiales.
Una razón que indujo a determinados miembros de algunas nacionalidades a negarse a
asimilarse, era que no se les permitía convertirse en miembros de pleno derecho de la
nación oficial (ej: elites nativas en colonias europeas)

Los 50 años anteriores a 1914 fueron un periodo típico de xenofobia y de reacción


nacionalista ante ella porque fue una era de movilidad y migración masivas y de
tensiones sociales.
Para los burgueses, el aflujo de extranjeros pobres dramatizaba y simbolizaba los
problemas planteados por el proletariado urbano en expansión. (Culpaban a los
extranjeros).
Quienes inmigraban a países extranjeros sentían que se despertaban en ellos
sentimientos nacionalistas. De esta manera la nacionalidad se convirtió en un tejido real
de relaciones personales más que en una comunidad imaginaria.
Una fuerza que estimulaba el nacionalismo era el neo-tradicionalismo, una reacción
defensiva o conservadora frente a la perturbación del viejo orden social, por la epidemia
en progreso de la modernidad, el capitalismo, las ciudades y la industria, el socialismo.
El progreso del nacionalismo fue en gran medida un fenómeno protagonizado por las
capas medias y medias bajas urbanas.
El nacionalismo estaba unido a las capas medias de la población por la xenofobia que se
daba fácilmente entre los comerciantes, artesanos independientes y algunos campesinos
amenazados por el progreso de la economía industrial.
El patriotismo se decanto hacia la derecha política, no solo porque su anterior sostén
ideológico, el liberalismo burgués se batía en retirada, sino también porque la situación
internacional que aparentemente había permitido que el liberalismo y el nacionalismo
fueran compatibles ya no era la misma.
Un nacionalismo de estas características (xenofobia, chovinismo, conquista y guerra)
era el vehiculo para expresar los resentimientos colectivos de aquella gente que no
podía explicar su descontento.
Argentina.

1916 Yrigoyen (radical) asumió la presidencia argentina por voto según la ley Saens
Peña de 1912.
Para asegurar el progreso de Argentina, teniendo en cuenta que a partir de 1850 se
integró al mercado mundial, fue necesario organizar el pais.
Lo primero fue asegurar la paz y el orden efectivo sobre el territorio.
Antes de 1860 el estado fue dominando a los poderes provinciales que lucharon por el
manejo del pais. Los territorios del estado se definieron con seguridad hacia 1911.
Aunque en 1880 estaba delineado el sistema fiscal, judicial y administrativo, estos
debian ser desarrollados todavía.
El estado actuó para insertar a la Argentina en la economía mundial, estableciendo una
asociación estrecha con Gtan Bretaña.
El capital britanico crecio casi 20 veces entrel el 80 y 1913.
Al comercio, bancos y préstamos al estado se agregaron préstamos hipotecarios sobre la
tierra, inversiones en empresas públicas de servicio como tranvías, aguas corrientes y
ferrocarriles.
Algunas líneas sirvieron para integrar el territorio y asegurar la presencia del estado
mientras que otras cubrieron la pampa húmeda posibilitando junto al sistema portuario
la expansión de la agricultura y la ganadería (cuando instalaron los frigorificos los
ingleses).
La expansión requirió abundante mano de obra, empleando a las masas inmigrantes.
Desde el lado de Europa la inmigración estaba estimulada por un fuerte crecimiento
demografico, las crisis de las economías agrarias tradicionales, la búsqueda de empleos
y el abaratamiento de los transportes. Desde el país se modifico la política inmigratoria
tradicional para fomentar activamente la inmigración con propagandas y pasajes
subsidiados.
El estado se hizo cargo de lo que se llamo “la conquista del desierto”, de la que resuto la
incorporación de bastas zonas de tierra aptas para la explotación que fueron transferidas
a particulares poderosos y bien relacionados. Esta acción resulto decisiva para la
consolidación de la clase “terrateniente”.
En Buenos Aries perduro en la gran propiedad indivisa la explotación del lanar, hasta
que la instalación de frigoríficos hizo rentable la explotación del vacuno refinado con
razas inglesas destinado a la exportación.
Los empresarios se habituaron a rotar por diversas actividades buscando en cada caso la
“crema” de la ganancia, sin fijarse definitivamente en ninguna y procurando no
inmovilizar el capital: a las agropecuarias se agregaron luego las inversiones urbanas e
incluso industriales; así a partir de la tierra se construyó una clase empresaria, una
oligarquía que desde la cúspide controlaba un conjunto amplio de actividades. Estas
condiciones, estimularon la conducta especulativa de los chacareros, inmigrantes que
durante la expansión agrícola se convirtieron en arrendatarios. Esto permitio el progreso
de la agricultura.
En víspera de guerra, la argentina era uno de los principales exportadores de cereales y
carne.
El ingreso rural se difundió en la ciudad multiplicando el empleo y generando a su vez
nuevas necesidades de comercios servicios y finalmente de industrias, pues en conjunto
las ciudades sumadas a los centros urbanos de las zonas agrícolas constituyeron un
mercado atractivo.
En torno del estado se conformó un importante sector de especuladores e intermediarios
y financistas cercanos al poder que medro en concesiones prestamos, obras publiacas,
compras o ventas, especialmente en 1880, cuando el estado inyecto masivamente
credito a travez de los bancos garantidos. Atribuyeron a esta fiebre especulativa la crisis
de 1890. El fuerte endeudamiento convertia el servicio de la deuda externa en una carga
onerosa (grosa, heavy, trash, Nu, glam).
La inmigración masiva y el progreso economico remodelaron la sociedad Argentina. 2
de cada 3 habitantes eran extranjeros.
La mayoría de los inmigrantes iban a las ciudades, que se llenaban de trabajadores
(especialmente bs as).
Muchos de los inmigrantes impulsados por el afán de hacer “la América” y quizás
volver rico y respetable a la aldea donde habian salido miserables (ratas de alcantarilla)
concentraron sus esfuerzos en la aventura del ascenso individual o mas esatamente
familiar.
Estas aveturas del ascenso fueron lo suficientemente importantes para constituir las
clases medias urbanas y rurales que caracterizaron de forma definitiva nuestra sociedad.
Mientras los inmigrantes se mezclaban sin reticencias con los criollos y generaban
formas de vida y cultura hibridas, las clases altas se sentían tradicionales, afirmaban su
argentinidad y se creían las dueñas del país al que los inmigrantes venian a trabajar.
Todos ellos, frente a las masas de extranjeros, manifestaron una cierta voluntad de
cerrarse. Fundaron clubes para constituir una aristocracia vasta y abierta que
“comprenda a todos los hombres cultos y honorables”; el jockey!
Esos mismos hombres se reservaron el manejo de la alta política.
El sistema institucional era perfectamente republicano, aunque diseñado para mediatizar
las decisiones mas importantes y alejarlas algo de la voluntad popular. En la cúspide del
sistema politico la selección del personal pasaba por los acuerdos entre el presidente, los
gobernadores y otros notables.
Quizás la característica más notable y perdurable de ese régimen, haya sido la falta de
competencia entre partidos políticos alternativos y su estructuración en torno de un
partido único, cuyo jefe era el presidente.
El panorama social resultaba inquietante: una masa de extranjeros, desarraigados,
escasamente solidarios, solo interesados en lucrar y en volver a su terruño despertaban
la indignación de algunos. El estado fue extendiendo su larga mando sobre la sociedad
para controlar su organización y acelerar los cambios que aseguraran en el progreso
buscado.
La ley de registro civil y de matrimonio civil impusieron la presencia del estado en los
actos mas importantes de la vida del hombre; nacimiento, casamiento, muerte, hasta
entonces regulados por la iglesia. Esta presencia del estado, se reforzaría en la
regulación de la higiene, el trabajo y sobre todo en la ley del servicio militar obligatorio.
Pero sin duda, el gran instrumento fue la educación primaria. En 1884 según la ley 1420
la educación fue laica, gratuita y obligatoria. El Estado asumió toda la responsabilidad:
con la alfabetización aseguraba la instrucción básica para todos los habitantes,
integración y nacionalización de los hijos de extranjeros.
La relacion de argentina con el exterior se volvía mas compleja; Francia, alemania y
estados unidos participaban cada vez mas en los mercados. Esto se acomplejo cuando la
industria local necesito maquinas, repuestos o petróleo suministrados por EEUU. Igual,
estos problemas quedaron postergados por el inicio de la primera guerra mundial que
desorganizo el comercio y provoco un fuerte encarecimiento de la subsistencia y
dificultades en muchas industrias.
En 1912 luego de la caída de los precios internacionales, los chacareros realizaron una
huelga, negándose a levantar la cosecha a menos que se les ofrezca contratos mas
largos, rebajas en los arriendos, etc. Esta huelga concluyo con la creación del gremio
Federación Agraria Argentina.
La agitación q comenzó en 1890, se agudizo en 1900 y culmino con las grandes huelgas
de 1910: apogeo de la agitación, motín urbano y represión.
La UCR empezó a crecer y a incorporar sectores sociales nuevos. Esta se negaba al
establecimiento de un sistema de partidos que se alternaran y compartieran
responsabilidades.
Luego de la ley Saenz Peña, se incorporo a la población activa a la practica electoral.
Quienes diseñaron el proyecto estaban convencidos que los partidos que representaban
los intereses tradicionales ganarian sin problemas, pero gano la UCR.