Está en la página 1de 17

Unidad 6: Consolidación.

Se denomina consolidación de un suelo a un


proceso de reducción de volumen de los suelos
finos cohesivos (arcillas y limos plásticos),
provocado por la actuación de solicitaciones
(cargas) sobre su masa y que ocurre en el
transcurso de un tiempo generalmente largo.
Producen asientos, es decir, hundimientos
verticales, en las construcciones que pueden
llegar a romper si se producen con gran amplitud.

Al observar los depósitos de material muy blandos situados en el fondo de una masa
de agua, por ejemplo, un lago, se nota que el suelo reduce su volumen conforme pasa
el tiempo y aumentan las cargas sobre el suelo, se les llama proceso de
consolidación.
Frecuentemente ocurre que durante el proceso de consolidación permanece
esencialmente igual la posición relativa de las partículas sólidas sobre un mismo plano
horizontal. Así, el movimiento de las partículas de suelo puede ocurrir solo en la
dirección vertical, proceso denominado consolidación unidimensional.
La consolidación de un suelo es un proceso lento, puede durar meses y hasta años.
Es un proceso asintótico, es decir, que al comienzo es más veloz, y se va haciendo
cada vez más lento, hasta que el suelo llega a una nueva situación de equilibrio en la
que ya no se mueve.
El no tomar en cuenta este posible movimiento del suelo al proyectar una estructura
sobre él puede llevar a consecuencias catastróficas tales como la inclinación,
fisuración e incluso el colapso de la misma. En muchos casos es necesario pre-
consolidar el suelo antes de proceder a la construcción de una obra importante, como
puede ser, por ejemplo, un edificio o una carretera. La pre-consolidación se hace el
terreno con un peso semejante o mayor que el que deberá soportar una vez
construida la obra, para esto se deposita en la zona interesada una cantidad de tierra
con el peso equivalente de la obra.
1
Diferencia entre consolidación y compactación
La consolidación es un proceso acoplado de flujo y deformación producida en suelos
totalmente saturados. Por lo tanto, no es posible hablar de consolidación en terrenos en
los que el grado de saturación es inferior a 1 ya que en ese caso hablamos de
compactación. A raíz de esto, hablamos de compactación cuando el terreno no está
totalmente saturado y actúan fuerzas sobre el terreno tales como la succión capilar del
agua intersticial.
En estos casos y en otros similares, las características de la consolidación de los estratos
de arcilla pueden investigarse cualitativamente, con aproximación razonable, realizando
pruebas como un ensayo edométrico o ensayos triaxiales sobre especímenes
representativos del suelo, extraídos en forma inalterada. Se puede así calcular la
magnitud y la velocidad de los asentamientos probables a las cargas aplicadas, así como
el tiempo de consolidación.

2
6.1 Distribución de presiones efectivas neutras y totales.

Es importante hacer un análisis adicional sobre la naturaleza de las presiones que se


manejan en el fenómeno de la consolidación de los suelos y en general en todos los
problemas de mecánica de suelos.
Las presiones que actúan en las masas de los suelos saturados se dividen en 2 tipos:
*aquellos que transmiten directamente de grano a grano del suelo.
*aquellos que actúan contra el fluido que llena los poros del mismo.
Los primeros son conocidos como presiones intergranulares o presiones efectivas y los
segundos como presiones neutras neutrales o de poro.
Esta separación de los estados de esfuerzo en las masas de los suelos es un aspecto
importante en la mecánica de suelos, pues únicamente las presiones intergranulares
producen un cambio en el volumen de la masa del suelo.

3
Por ejemplo, para entender esto, considérese 2 partículas de grano del
suelo solidas en contacto:
Las cuales están en contacto sobre una superficie plana de área As,
representativa de las áreas de contacto en toda la masa del suelo. A
esas 2 partículas corresponde un área tributaria A, también
representativa de la situación de las partículas de toda la masa.
Entonces dicha relación de áreas de contacto se define como:
a: As/A
En dicho contacto de los granos de suelo existe también un esfuerzo
normal al plano de contacto entre las partículas representada por P y
una fuerza total cortante definida por T, entonces ambas se definen
como:
σ : P/ A
τ :T / A

También existen esfuerzos de superficie interfacial, los cuales son


diferentes a los anteriores y de acuerdo con un criterio semejante se
definen como:
σs : Ps / As
τs :Ts/ As

Donde Ps y Ts son los esfuerzos normales y tangenciales actuando


entre las 2 partículas sólidas.
Considérese ahora el equilibrio en la dirección normal al plano de
contacto:
P: Ps + (A-As) Un
Un, en la ecuación anterior representa la presión del agua.
Entonces:
σ :σg+ ( 1−a ) μn … … … … … … … … … ..(10−11)

Considérese ahora el equilibrio paralelo al plano de contacto, entonces


se tiene:

4
τ : τs

De donde, de acuerdo a lo anterior:


τ :aτs

Los datos normales de un problema que requiera el cálculo de


presiones sobre el suelo son la carga total aplicada y al área total del
suelo que toma esa carga. En otras palabras, se conoce P y A, pero
generalmente no puede obtenerse de manera simple As, por lo que la
ecuación (10-11) se reduce a:
σ :σg+ μn

Esta ecuación adquiere importancia cuando se estudia la repartición


de presiones en materiales porosos tales como el concreto y muchos
tipos de rocas.
La ecuación en negro, se deriva de la ecuación (10-11), y tiene
importancia fundamental en la Mecánica de Suelos. El término (σ ) se
denomina presión normal total y es la carga total aplicada al suelo en
un nivel dado entre el área de la masa del mismo.
μn Es la presión del agua intersticial, conocida también como ¨presión
neutral¨ en la Mecánica de Suelos.
Y σg : la presión intergranular , obtenida del cociente entre la fuerza
que soporta la estructura del suelo y el área total de la masa del suelo.
En el estudio del comportamiento de los suelos se ha definido la
presión efectiva o esfuerzo efectivo como aquellos esfuerzos normales
que gobiernan los cambios volumétricos o la resistencia del suelo. (
).
Tradicionalmente se ha considerado a la presión intergranular como la
efectiva para efectos de cálculos y análisis teóricos:

5
Resulta además importante que la presión intergranular sea la que
gobierna los cálculos de comprensibilidad y resistencia, es decir sea la
presión efectiva.
Dentro del campo de la Mecánica de Suelos el concepto de Presión
efectiva es una realidad teórica, en el sentido de que gobiernan los
fenómenos tal como la actual teoría los concibe.
En muchos problemas de Mecánica de Suelos por ejemplo, es
ventajoso además descomponer a la presión neutral en 2
componentes: la presión hidrostática ( μh ), que corresponde a una
distribución lineal del equilibrio estático y en presión en exceso de la
hidrostática.
Entonces:
• 𝓊n = 𝓊h +𝓊
μ Es el término que juega un papel importante en la Teoría de la
consolidación.
La presión total vertical σ que se tiene en el suelo a una cierta
profundidad z, debido al peso propio del material supuesto
homogéneo, puede calcularse en la práctica, en forma simple,
mediante la expresión:
• σ = p=γ mz
Y la presión hidrostática μh se calcula:
u h=γ wz

Debe notarse que, en todo tiempo, la presión total permanece


constante mientras la neutral y la efectiva cambian, siendo su suma
igual a la presión total. En la práctica la presión neutral puede
obtenerse en el campo por medio de piezómetros.

6
6.2 Teoría de consolidación
(analogía mecánica de Terzaghi)

Analogía de Terzaghi
Cuando un suelo saturado se somete a un incremento
descarga, inicialmente el agua presente en los poros del
suelo es la que soporta dicha carga, entonces se genera
un aumento en la presión de poro de igual magnitud que
la carga aplicada. Dicha presión de poro se disipa de
forma diferida. La carga aplicada se transfiere al
esqueleto de suelo.

El proceso de consolidación suele ser explicado con el modelo idealizado de un sistema compuesto por un muelle (resorte), un
cilindro con un agujero y relleno de agua. En este sistema el muelle representa la compresibilidad o la estructura propia del
suelo, y el agua es el fluido que se encuentra en los vacíos entre los poros. El modelo fue propuesto por Terzaghi como una
modificación de un modelo originalmente sugerido por Lord Kelvin para otros fines. 1

La consolidación primaria se puede asemejar al mecanismo de un émbolo relleno de agua y sin salida.

1. El cilindro está completamente lleno de agua, y el agujero está cerrado (Suelo saturado)
2. Una carga es aplicada sobre el muelle mientras el orificio sigue cerrado. En esta etapa, el agua resiste la carga aplicada.
(Desarrollo de presiones excesivas en los poros de agua)
3. Cuando se abre el orificio, el agua comienza a drenar y el muelle se acorta. (Drenaje excesivo de los poros de agua)
4. Después de cierto tiempo, el drenaje de agua termina. Ahora el muelle resiste por sí solo la carga aplicada. (Total
disipación del exceso de presión de agua en los poros. Fin de la consolidación.

7
6.3 Prueba de consolidación unidimensional.

El método requiere que una muestra del suelo sea restringida


lateralmente y que se cargue axialmente con incrementos constantes
de carga, aplicados hasta que todo exceso de la presión de agua en los
poros se disipe, para cada incremento. Durante el proceso de
compresión se efectuarán medidas de la disminución del espesor de la
muestra, datos que se usarán para calcular los parámetros que
describen la relación entre el esfuerzo efectivo y la relación de vacíos
o deformación, así como la rata a la cual pueda ocurrir ésta.

La compresibilidad de los suelos determinada


mediante esta norma, es una de las propiedades
más útiles que pueden obtenerse a partir de
ensayos de laboratorio. Los datos que resultan
del ensayo de consolidación pueden usarse para
hacer un estimativo tanto de la rata, como de
la magnitud del asentamiento diferencial y/o
total, de una estructura o de un relleno. Estas
apreciaciones suelen tener una importancia
decisiva para elegir el tipo de fundación y
evaluar su conveniencia.

8
TOMA DE MUESTRAS
Deberán obtenerse y emplearse muestras relativamente
inalteradas para el ensayo de consolidación a causa de
que la utilidad de los resultados del mismo disminuye
grandemente con la alteración de la muestra. Las
Normas INV E-109 a E-111, cubren procedimientos y
equipo que deben usarse para obtener muestras
satisfactorias para los ensayos.

PREPARACION DE LA MUESTRA
La muestra se prepara en un ambiente conforme al consolidómetro, la muestra se moldeará de
acuerdo con el interior del diámetro del consolidómetro, forzándola directamente dentro del mismo.
Se cortará cuando haya que emparejarla con la superficie plana del anillo. En suelos blandos a
medianos, deberá usarse una sierra de alambre para cortar la parte superior e inferior de la muestra
con el fin de disminuir las zonas con agrietamientos. Una regla con un borde cortante podrá usarse
para el corte final después de que el exceso de suelo haya sido removido con una sierra de alambre.
Para suelos duros, una regla con borde cortante podrá usarse simplemente para perfilar el fondo y la
parte superior. Si se desea, el espesor de la muestra podrá hacerse menor que la altura del anillo
mediante extrusión y corte, pero deberá cumplirse con el espesor mínimo de la muestra. Un anillo
para muestreo con el borde cortante debidamente acondicionado proporciona el ajuste más
adecuado, en muchos suelos. - Deberán tomarse precauciones para disminuir la alteración del suelo
o los cambios en la humedad y peso unitario durante el transporte y preparación de la muestra, y
deberá evitarse para la misma cualquier vibración, distorsión y compresión.
Suelos orgánicos o fibrosos, como la turba y demás suelos que pueden dañarse fácilmente al ser
recortados, deberán transferirse directamente del tubo muestreador al anillo, con la condición de que
éste tenga el mismo diámetro de aquél.
Podrán emplearse muestras obtenidas mediante un tubo muestreador de camisa interior siempre y
cuando cumplan con las exigencias de la Norma INV E-109, y con el método descrito en este
ensayo.
En seguida, se determinará el peso de la muestra dentro del anillo de consolidación.

9
6.4 Ecuación diferencial de la consolidación
unidimensional.

Para cada incremento de carga en el cual se obtuvieron


lecturas de tiempo-asentamiento, calcúlese el coeficiente de
consolidación, Cv, así:
0.05 H 2
Cv=
t 50

Siendo: H = Altura de la muestra en metros (pies) para una


muestra con drenaje doble al 50 % de consolidación.
t50 = Tiempo para el 50 % de consolidación en años, y
Cv = Coeficiente de Consolidación en m²/año (pies²/-año). Si H
está en mm y t en segundos o minutos, Cv quedará expresado
en mm²/s o mm²/min, respectivamente, y será preferible hacer
la conversión a unidades más convenientes.

10
6.5 factores que influyen en el tipo de
consolidación.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL TIPO DE CONSOLIDACION.


CONSOLIDACION. Se denomina consolidación de un suelo a un proceso de
reducción de volumen de los suelos finos cohesivos (arcillas y limos plásticos),
provocado por la actuación de solicitaciones (cargas) sobre su masa y que ocurre
en el transcurso de un tiempo generalmente largo. Al observar los depósitos de
material muy suave situados en el fondo de una masa de agua, por ejemplo, un
lago, se nota que el suelo reduce su volumen conforme pasa el tiempo y
aumentan las cargas por sedimentación sucesiva. A un proceso de disminución de
volumen, que tenga lugar un lapso, provocado por un aumento de las cargas
sobre el suelo, se le llama proceso de consolidación .Frecuentemente ocurre que
durante el proceso de consolidación la posición relativa de las partículas
esencialmente la misma,; así, el movimiento de las partículas de suelo puede
ocurrir solo en direcciones vertical; esa es la consolidación unidireccional o
unidimensional, en el caso situado arriba, por ejemplo, la consolidación seria de
este tipo considerando que los estratos de depósitos tienen gran extensión
horizontal, en comparación con su espesor, en la consolidación unidimensional,
por lo tanto, el volumen de la masa de suelo disminuye, pero los desplazamientos
horizontales de las partículas sólidas son nulos. Si eventualmente, el anterior
material depositado llega a subyacer en el lugar donde se construya una
estructura y se observa el comportamiento ulterior del suelo, podrá notarse que
los estratos se comprimen aún más, bajo las nuevas cargas que se comunica, el
que los desplazamientos horizontales de la arcilla sean o no esencialmente nulos,
dependerá de varios factores si el estrato de arcilla es relativamente delgado y
está confinado entre el estrato de arena o grava o de materiales más rígidos o si el
estrato de arcilla aun siendo grueso, contiene gran cantidad de capas delgadas de
arena, ocurre que la deformación lateral de la arcilla se restringe tanto que puede
despreciarse en comparación a los desplazamientos verticales. En estos casos las
características de la consolidación de los estratos de arcilla, pueden investigarse
cuantitativamente con aproximación razonable, realizando pruebas de
consolidación unidimensional sobre especímenes representativos del suelo,
extraídos en forma tan inalterada como sea posible. Se puede así calcular la
magnitud y la velocidad de los asentamientos probables debidos a las cargas
aplicadas. Desde luego es cierto que en las pruebas de laboratorio hechas con
muestras pequeñas se produce la consolidación en tiempo muy cortos en
11
comparación con el tiempo en el que el estrato real de arcilla se consolidara bajo la
carga de la estructura. Hecho en la aplicación de las teorías a la práctica de la
mecánica de suelos, se supone que todas las constantes de consolidación son las
mismas en el proceso rápido de laboratorio que en el mucho más lento que tiene
lugar en la naturaleza. Si este es el caso o no, no se sabe en la actualidad es
posible que lo anterior sea uno de los factores que influyen en el hecho observado
de que los asentamientos predichos son mayores que los reales.

12
6.6 Determinación de 0%, 50%, y 100% de consolidación.

Hállese el asentamiento que representa el 100 % de la consolidación primaria


para cada incremento de carga. Dibújese primero una línea recta a través de los
puntos que representan las lecturas finales y que exhiben una tendencia recta y
una inclinación suave. Dibújese una segunda recta tangente a la parte más
pronunciada de la curva de log. de tiempo vs. asentamiento. La intersección
representa el asentamiento primario. Corríjase la deformación para el 100 % de
acuerdo con los resultados de la calibración (véase el numeral 8). La
consolidación que ocurra después del 100 % de la consolidación primaria se
define como consolidación secundaria.
Hállese la deformación que representa el 0 % de la consolidación primaria. Para
ello se seleccionan dos tiempos (tB y tA) que tengan una relación de 1 a 4 (tA = 4
tB), de tal manera que la deformación correspondiente al mayor de los dos
tiempos será mayor que 1/4 pero menor que ½ del cambio total de la
deformación para el incremento de carga. La deformación correspondiente al 0 %
de la consolidación primaria se obtiene al restar la diferencia de las
deformaciones para los dos tiempos tA y tB seleccionados, del valor de
deformación de tB.
El asentamiento correspondiente al 50 % de la consolidación primaria para cada
incremento de carga, es igual al promedio de los asentamientos no corregidos
que corresponden al 0 y 100 %. El tiempo requerido para el 50 % de la
consolidación bajo cualquier incremento de carga, puede hallarse gráficamente a
partir de la curva de asentamiento-log del tiempo para dicho incremento,
observando el tiempo que corresponda al 50 % de la consolidación primaria de la
curva.

13
6.7 Determinación de la carga de pre
consolidación.

El esfuerzo de pre-consolidación, es conocido en geotecnia como el


esfuerzo máximo al que ha sido sometido un suelo particular a lo largo de
su historia geológica. Desde el punto de vista geotécnico, el esfuerzo de pre
consolidación tiene una gran importancia porque separa deformaciones
elásticas y reversibles de deformaciones inelásticas y sólo parcialmente
irreversibles y marca el punto de partida de una alta compresibilidad. La
tensión de pre consolidación ayuda a determinar la presión de sobrecarga
más grande que se puede ejercer en un suelo sin cambio de volumen
irrecuperable.

La presión de pre consolidación no se puede medir directamente, pero se puede estimar usando una serie de estrategias
diferentes, entre ellas, la mostrada en este vídeo.

El concepto es especialmente importante para suelos de origen sedimentario. Un suelo es pre consolidado o sobre consolidado
cuando los esfuerzos efectivos a los que está sometido actualmente, son inferiores a los máximos históricos, deducidos estos en
condiciones edométricas o isotrópicas.

Dentro de los principales factores que determinan el origen de la pre consolidación en un suelo sedimentario, se encuentran
procesos geológicos asociados con trayectorias de carga iniciales y posteriores descargas causadas por procesos erosivos
(remoción de material por algún agente geológico), desecación (procesos de pérdida de humedad) con profundizaciones del
nivel freático y descargas antrópicas realizadas por el hombre (excavaciones).

De la misma forma, el esfuerzo de pre consolidación, está íntimamente ligado con el valor del coeficiente lateral de presión de
tierras en reposo (Ko), cuyo valor determina los esfuerzos laterales en obras subterráneas.

La aplicación del método es así:

Utilizando una curva de consolidación: (Casagrande 1936)

1) Dibujar los datos, en un diagrama semi-logarímico de: esfuerzo efectivo (σ’vc) frente al ratio de vacíos (e).

2) Elegir el punto de máxima curvatura, en la curva de consolidación dibujada.

3) Dibujar una línea horizontal desde este punto.

4) Dibujar una línea tangente, a la curva, en el punto encontrado en el punto N. 1.

5) Bisecar el ángulo formado por la línea horizontal en el punto N. 2 y la línea tangente del punto N. 3.

6) Extender la «porción recta» de la curva de compresión virgen (gran tensión efectiva, baja relación de vacíos: casi vertical a la
derecha del gráfico)
14 hasta la línea bisectriz en la parte 5.
7) El punto donde las líneas en la parte 5 y la parte 6 se intersectan es la presión de pre consolidación
6.8. Consolidación primaria de un estrato arcilloso y determinación de los coeficientes de
compresibilidad, vibración volumétrica unitaria, consolidación, permeabilidad y factor
tiempo, necesarios para el análisis de asentamientos.

CONSOLIDACION PRIMARIA
Cuando hay una carga sobre el suelo, la reducción de
volumen se debe a la expulsión del agua, fenómeno en el que
se transfiere la carga soportada por el agua al esqueleto
mineral, esta consolidación propiamente dicha, típica del caso
de los suelos de la Ciudad de México y de la Torre de Pisa.
 
El Coeficiente de Compresibilidad es la relación entre:

a) la disminución del volumen, y de la correspondiente relación de vacíos, y b) un incremento


dado de esfuerzo en un suelo.

El coeficiente de compresibilidad está dado en el ensayo de consolidación por la pendiente


de la secante de la curva esfuerzo/relación de vacíos, en un intervalo dado de esfuerzos.

aV = Δe/ Δσ

Cuando se utiliza una curva esfuerzo/deformación unitaria, la pendiente de la secante es


igual a av/(1+e) y recibe el nombre de coeficiente de compresibilidad volumétrica o módulo
edométrico.

15
Las tensiones transmitidas por las cimentaciones al suelo dan lugar a deformaciones del terreno que se
traducen en asentamientos, desplazamientos horizontales y giros de la estructura que, si resultan
excesivos, por encima de los tolerables, podrán originar una pérdida de la funcionalidad, producir fisuras,
agrietamientos, u otras patologías.
Asentamiento del terreno
Definición de asiento: en Geotecnia, asiento o asentamiento es un movimiento descendente vertical del
terreno (subsidencia) debido a la aplicación de cargas que causan cambios en las tensiones dentro del
terreno.
En una zapata, el asiento crece al hacerlo la carga vertical. Las curvas presión–asiento dependen, en
general, de su forma y tamaño, de la naturaleza y resistencia del suelo y de la carga aplicada (tipo,
velocidad de aplicación, frecuencia, etc.).

La presión vertical admisible de una cimentación tiene en cuenta no sólo la seguridad frente
al hundimiento sino también su tolerancia a los asientos. En el caso de suelos arenosos
(granulares) la presión vertical admisible de servicio suele encontrarse limitada por
condiciones de asiento, más que por hundimiento.
La observación de asientos excesivos puede ser una señal del mal estado de las zapatas
(ataques de aguas selenitosas, desmoronamiento por socavación, etc.); de la parte
enterrada de pilares y muros o de las redes de agua potable y de saneamiento.

16
6.9. Estudio general de la consolidación secundaria.

 
Estudio general de la consolidación secundaria. La consolidación secundaria es un
fenómeno de flujo viscoso. El efecto se atribuye, deslizamiento progresivo
diferido en el tiempo, entre las partículas del material q u e s e
reacomodan, tendiendo a estados
m á s   c o m p a c t o s ,   p a r a   a d a p t a r s e a la nueva condición de carga
posiblemente puede contribuir también alguna clase de flujo plástico de las
partículas laminares constitutivas de los suelos arcillosos. Cuando las
deformaciones plásticas de las partículas aisladas o deslizamientos relativos
entre ellas se hacen c o m p a r a b l e s   a l a   v e lo c i d a d   d e e 1 p u l s i ó n   d e l   a g ua
d e l   vo l u m e n   d e c r e c i e n t e   d e   l o s v a c í o s   e n t r e   l a s   p a r t í c u l a s ,   e s   c
u a n d o   s e   h a c e   n o t a b l e y   e s t o   s e   r e f l e j a   e n t r e l a s curvas de
consolidación, dando lugar al tramo final típico, sensiblemente recto en trazados
Emi logarítmico.

El asentamiento provocado por la consolidación es un problema que los


ingenieros de cimentaciones siguen enfrentando con frecuencia en suelos finos
saturados; para dar solución a este problema se ha utilizado el procedimiento
definido por Terzaghi, el cual considera que el suelo se deforma a medida que el
esfuerzo efectivo progresa y que el agua atrapada entre sus poros retarda la
compresión por un fenómeno exclusivamente hidrodinámico. Sin embargo, las
predicciones de hundimientos hechas con este modelo no siempre reflejan el
comportamiento observado de campo y laboratorio; en muchos casos
se presentan asentamientos mayores y durante más tiempo; esto se debe al
fenómeno de consolidación secundaria, que es el cambio de volumen debido a un
reacomodo de la estructura interna en la masa del suelo.

17

También podría gustarte