Está en la página 1de 73

Osorno, Marzo de 2011.

Prohibida toda Copia o Reproducción Total o Parcial de la Obra


Inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual nº 202317
Según Ley 17.336 de 1970.
Santiago Chile.
INDICE

Dedicatoria………………………………………………….. ……….. ……… 2


Agradecimientos………………………………………………………………… 3
Introducción ……………………………………........................................................ 4
Cap. 1. Apocalipsis cíclico, un evento próximo a repetirse ……………................ 6
Ciclos catastróficos ………………………………………………….... 6
Teorías que lo explican ……………………….......................................... 7
Necesidad de una conciencia colectiva ……................................................. 8
Cap. 2. Un universo holístico, nuevos paradigmas en la frontera de la ciencia … 10
Indicios de un gran cambio ………………………………...................... 10
Cambio de paradigma ………………………………………………… 11
La teoría del caos …………………………………………………….. 12
La necesidad de que existan más dimensiones …………………………13
Física hiperdimensional ……………………………………………….. 14
La teoría de las supercuerdas …………………………………………. 14
Paradigma holográfico ………………………………………………… 15
La ciencia que viene ………………………………………………… . 16
Cap. 3. La transitoriedad de los sistemas de creencias…………………………. 18
El valor de nuestras creencias………………………………..………... 18
Que son los sistemas de creencias…………………………… ……… 19
Distintas variables que actúan sobre las creencias …………………….. 20
Sistemas de creencias para el éxito ……………………………………. 21
Conciencia y sistemas de creencias……………..………………………. 23
Cap. 4. La teoría de la evolución desde una perspectiva holística………………. 25
Análisis de las teorías evolutivas………………….…………………… 25
Una perspectiva holística para la evolución …………………………... 28
Cap. 5. ADN en cambio ……………………………………………………… 34
En el ADN esta la clave ……………………………………………… 34
Frecuencias vibratorias y ADN………….…………………………….. 36
Cap. 6. Teoría del Salto evolutivo …………………………………………….. 39
Evolución Paulatina o vertiginosa………….…………………………... 39
Evolución dirigida ……………………………………………………...40
Cap. 7. El homo iluminatti ……………………………………………………. 42
Primeros indicios…………………………………………….………… 42
2012 hito evolutivo …………………………………. ………………. 43
Evolución del proceso cerebral ………………………………………. 44
Bibliografía …………………………………………………………………… 46
DEDICATORIA

Maestro es toda aquella persona que con su sabio consejo nos sirve de guía en
aquellos momentos en que necesitamos saber qué hacer, como actuar y que decidir.
Dentro de nuestra existencia muchas personas habitualmente cumplen con esta
función, por lo que verdaderamente tenemos muchos maestros en muchas
circunstancias distintas. Dice el adagio “cuando el alumno está listo aparece el
maestro”, lo cual no es sino la manifestación de la ley natural de la atracción o el
“pedid y se os dará” del sermón de la montaña. Habitualmente el maestro pasa
desapercibido sin recibir el crédito que se merece por lo importante y relevante de
su presencia en nuestras vidas, por lo que este libro está dedicado a todos aquellos
maestros que he tenido en mi vida y que me han mostrado el camino de un mayor
desarrollo y crecimiento espiritual.
AGRADECIMIENTOS

A mis hijos Thomas y Antonella por la alegría de tenerlos a mi lado y a mi amada


esposa Karin por su apoyo, compresión e incondicional amor que son la fuente de
toda mi imaginación, creatividad y esfuerzo.
INTRODUCCION

La expectación y especulación que genera el advenimiento del 2012 es común para


todo el mundo. Las profecías basadas en el calendario maya fueron el punto de
partida, pero pronto se sumaron nuevas interpretaciones a las archi conocidas
profecías de Nostradamus, el descubrimiento de un libro secreto del mismo autor, la
Biblia Corbert y otras tantas predicciones más. Sin embargo por sobre todos ellos, la
historia de la vida parece indicar la presencia de ciertos ciclos catastróficos o
apocalípticos sobre la faz de la tierra, que nos esta claro si se trata de fenómenos
casuales o que pueden volver a repetirse con cierta periocidad y cuyo origen puede
ser tan variado como; una erupción solar gigante, el impacto de asteroides sobre la
tierra, grandes erupciones de rayos gama provenientes de alguna estrella, la
presencia de agujeros negros no identificados cerca del planeta, gigantescas nubes
espaciales muy densas por las que atravesaría el sistema solar, gran actividad
volcánica o hipervulcanismo, cambios en el campo magnético terrestre o una
epidemia global, etc..

Por otro lado la comunidad científica esta convulsionada por un importante grupo
de nuevas e innovadoras teorías científicas, como la teoria de las supercuerdas, la
fisica hiperdimensional, el paradigma holografico y la teoria del caos que estan a
punto de cambiar el paradigma cientifico actual. Donde nuestra concepción del
universo, así como de la naturaleza y del hombre y de la vida en todas sus
manifestaciones, están a punto de experimentar un giro fundamental. Atrás
comienza a quedar la visión mecanicista del universo newtoniano de tres únicas
dimensiones para dar paso a las nuevas concepciones del universo como un todo
multidimensional, donde la materia en apariencia "sólida" que forma el universo
físico que podemos percibir, es apenas una entre muchas modalidades de
manifestación de la energía cósmica. Todo esto promete el desarrollo de
revolucionarias tecnologías y la disposición de nuevas e inagotables fuentes de
energía, lo cual no será sino más que una implicancia de un nuevo modelo
explicativo de los fenómenos físicos de nuestra realidad.
Otro aspecto que resulta una consecuencia de lo anteriormente señalado es
comprender la transitoriedad de los sistemas de creencias. Donde cada vez con
mayor frecuencia vemos como se derrumban nuestros sistemas de creencias más
básicos. Esto que demuestra lo transitorias que pueden llegar a ser todas aquellas
cosas que consideramos como inamovibles verdades. Ejemplos de esto, tenemos un
sinnúmero en la historia reciente de la humanidad, tal es el caso de Copérnico con el
sistema heliocéntrico donde puso fin a miles de años de creencias equivocadas con
respecto a la ubicación de la tierra en el Universo o también es el caso de Colon
quien derribo la creencias de un mundo plano o Darwin con su teoría de la
evolución que contradijo el origen bíblico desde un punto de vista más bien literal,
sin duda son muchos los ejemplos que se pueden mencionar.

Todo lo anterior lleva a pensar la evolución de una manera distinta. Las principales
teorías evolutivas desde Darwin hasta la fecha tienen un sesgo fuertemente
biológico, donde los cambios más decisivos en la homnización que se observan son:
la adquisición de la postura erecta y el desarrollo del cerebro y que están
relacionados con el aumento de la complejidad del comportamiento.

Sin embargo mientras la teoría darwinoniana y la de los genetistas se enfocan


exclusivamente en la dimensión biológica de la evolución, la concepción holística del
hombre obliga a entender la evolución como un proceso de cambio mucho más
profundo y extendido que el planteado por Darwin. En esta concepción se debe
entender al ser humano desde una perspectiva mucho mas amplia, donde sus
dimensiones físicas, mentales y espirituales también están presentes y evolucionan
integradamente.

En esta dirección quien da probablemente los primeros pasos en esta nueva


concepción es Guordieff con un enfoque mucho mas psicológico y existencial, mas
tarde Ken Wilber señala la presencia de 7 estadios para el siempre complicado
asunto del crecimiento y desarrollo de la mente y por ultimo surge el caso de la
teoría de la Dinámica Espiral, donde el Dr. Clare Graves, esbozó la existencia de
ocho grandes niveles u olas de la existencia humana. Toda esta divergencia de
teorías, induce a pensar que estamos entrando a un cambio de paradigmas, que se
caracteriza por la crisis de las concepciones actuales y una reorientación hacia una
concepción más holística de las ciencias en general.
Durante millones de años la evolución fue desarrollándose como un proceso lento y
paulatino de adaptación a los cambios en el medio o entorno que rodeaba al ser
humano, de manera que los cambios genéticos se transmitían de una generación a
otra pudiendo solo observarse un cambio significativo e importante después de
muchas generaciones de la especie. Hoy en día los cambios del entorno son tan
vertiginosamente rápidos que no hay tiempo para esperar una próxima generación
de hombres para lograr la adaptación, por tanto la gran fuerza de la vida y su
mandato divino de continuidad en la tierra obligan a pensar en una excepción a la
teoría clásica de la evolución y pensar que la evolución en algunas circunstancias
puede dar un salto.
CAP1. APOCALIPSIS CICLICO, UN EVENTO PROXIMO A
REPETIRSE?1

Ciclos castras tróficos

El fin de una era esta cerca, en eso coinciden gran parte de la comunidad científica y
también un sinnúmero de historiadores y filósofos con una mirada algo mas critica
de leer los tiempos. Hay quienes sostienen con preocupación que de todas las
especies que poblaron el mundo, el 99% ya se extinguió y alguna vez le tocará el
turno a la especie humana. La misma biodiversidad en nuestro planeta es cíclica, ya
que de acuerdo a un completo análisis de los registros fósiles de animales marinos
pertenecientes a los últimos 542 millones de años ha revelado que la biodiversidad
parece aumentar y descender en misteriosos ciclos de 62 millones de años, sin que se
sepa exactamente por qué. Por otra parte parece que existe un segundo ciclo más
largo, de unos 140 millones de años, del cual sólo se hallaron cuatro oscilaciones en
los últimos 542 millones de años. Quizá se trate de fenómenos casuales, pero si es
real, podría estar relacionado con el ciclo de 140 millones de años de las Eras
Glaciales. El asunto es que existen muchas evidencias de que se aproximan grandes
cambios sobre la faz de la tierra y ya algunos comienzan a reconocer señales
apocalípticas en cada evento de la naturaleza que nos golpea e impacta de manera
cada vez más fuerte y descontrolada.

1
Este capitulo fue parcialmente publicado por el mismo autor el portal científico www.tendencias21.net.
Pero este fin de los tiempos o término de una era, ya a ocurrido antes, en el
Universo todo es cíclico y la antigüedad del hombre (Entre 5 a 1 millón de años
atrás) es muy reciente en relación a la edad de la misma tierra (Entre 4.500 o 4.600
millones de años) y en este periodo de tiempo han ocurrido ya varios Apocalipsis,
ejemplo de ellos son las Glaciaciones, de las cuales han habido al menos cuatro
grandes, la más antigua tuvo lugar entre 2.700 y 2.300 millones de años atrás, la que
le sigue hace entre 850 y 630 millones de años, luego de esto una sucedida hace
entre 460 y 430 millones de años, posteriormente una hace entre 350 y 260 millones
de años y la ultima que empezó hace cuarenta millones de años y acabó hace unos
diez mil años. Otros ejemplos de Apocalipsis también fueron la extinción de los
dinosaurios que ocurrió hace 65 millones de años atrás y el diluvio universal, sobre
el cual no hay claridad en su antigüedad, algunos sugieren que pudo corresponder a
la erupción del volcán Etna en la ribera oriental de Sicilia alrededor del año
6000 a. C., y causó un enorme tsunami, otros los sugieren que estuvo relacionado
con la Teoría de la catástrofe de Toba, de la cual hace 70.000 años y que se
caracterizo por un invierno volcánico de 6 años de duración con fuertes bajas de
temperaturas y lluvias generalizadas etc…

Teorías que lo explican

Por todo lo anterior cabe preguntarse a que se deben estos eventos apocalípticos
que se repiten cada cierto tiempo. Existen varias teorías que tratan de
explicar lo anterior y se apresuran en describir una causa para un
posible fin del mundo. Sin embargo, de lo que no cabe dudas es la
mayor fuente de amenazas para nuestra especie esta en el espacio
exterior.
Una de ellas se refiere a la actividad solar y apunta desde una gran erupción solar
gigante, donde las eyecciones de masa de la corona solar bombardean a la Tierra con
un torrente de partículas subatómicas de alta velocidad, cosa que ocurre
permanentemente ya que se encontró que las estrellas pueden incrementar su brillo
en unas 20 veces, probablemente debido a estas erupciones gigantes. También se ha
pensado en disminuciones de la actividad solar, ya que otras estrellas de tipo
parecido al sol pasan por períodos en que se observa una disminución del brillo del
1%. Parece poca cosa, pero puede terminar en otra Edad de Hielo, o algo bastante
más frío y peor.
También se ha especulado con el impacto de asteroides, un evento de poca
probabilidad pero no por eso imposible. Tomemos por caso el meteorito de apenas
70 metros de diámetro que se estrelló en 1908 en Siberia, liberando una energía mil
veces mayor que la bomba de Hiroshima. Si se nos viniera encima uno de los
100.000 objetos con diámetros superiores a los 50 km que orbitan el sol en el
cinturón de Kuiper un poco más allá de Neptuno, no habría salvación alguna para
nuestra especie. La extinción desencadenada al final del Pérmico acabó con el 95 por
ciento de todas las especies de la Tierra, un porcentaje descomunal que supera
incluso al 75 por ciento producido en la extinción que acabó con los dinosaurios que
según parece fue causada por la caída de un asteroide.

Las erupciones de rayos gama, son otra causa posible. Este tipo de radiación surge
de la colisión de dos estrellas colapsadas, momento en el que se liberan energías
insospechadas en forma de rayos gama, hasta 1016 veces la potencia del sol. Si esto
se produjera a una distancia relativamente cercana (menos de 1.000 años luz) la
atmósfera terrestre nos protegería inicialmente, pero los óxidos de nitrógeno que se
producirían destruirían la capa de ozono, con lo que la radiación UV del sol nos
llegaría sin amortiguar. El resultado no sería sólo cáncer de piel, sino que se
destruiría el plancton oceánico que constituye la base de la cadena alimentaria y que
provee buena parte del oxígeno de la atmósfera.

También con un origen espacial, constituyen una posible fuente de extinción masiva
para la vida en la tierra, la presencia de agujeros negros no identificados. Los
astrónomos estiman que sólo en la Vía Láctea hay 10 millones de agujeros negros,
invisibles porque su inmensa gravedad se "traga" la luz que emiten, los que orbitan
como cualquier otra estrella, por lo que no es muy probable que se nos acerquen.
Pero si una estrella "normal" se acerca lo sabremos con anticipación, no así con un
agujero negro. Nos daríamos cuenta sólo por la distorsión en las órbitas
planetarias... incluida la nuestra. En el mejor de los casos terminaríamos en una
órbita altamente elíptica, que llevaría a variaciones climáticas extremas, y en el peor
de los casos pasaríamos a una trayectoria hiperbólica que nos llevaría fuera del
sistema solar, a un destino más que congelado.

Una teoría, recientemente lanzada por el Astrobiology Institute de la NASA, es


aquella que sostiene que en el pasado de nuestro planeta el encuentro con
gigantescas nubes espaciales muy densas podría haber provocado extinciones
globales en la Tierra. El paso a través de dichas nubes podría haber
provocado glaciaciones globales. Otra posibilidad es que las nubes
moleculares, no tan densas, habrían permitido que partículas cargadas
pudieran penetrar en la atmósfera terrestre, destruyendo buena parte de la
capa protectora de ozono y ocasionando con ello extinciones de índole
también global.

Hace entre 600 y 800 millones de años, se produjeron al menos dos glaciaciones de
este tipo. El gran misterio hasta ahora era averiguar qué las había provocado.
La hipótesis de las nubes espaciales podría ser probada por los geólogos.
Para ello tendrán que estudiar las rocas en busca de capas que estén
relacionadas con dichos episodios, y analizar si contienen grandes cantidades
de uranio-235. Este elemento es producido constantemente en las nubes
espaciales, cuyo origen son estrellas explosivas llamadas supernovas.

Encontrar cambios en la proporción de uranio-235/238 en las capas de roca


adecuadas sería prueba de la presencia de material interestelar originado en
supernovas. Este tipo de colisiones entre el sistema solar y nubes espaciales
es poco frecuente pero ya debe haber ocurrido. Aunque no parezcan ser muy
densas, sus consecuencias para la Tierra serían devastadoras.

Por ejemplo, una nube de este causaría una mayor producción de rayos cósmicos
eléctricamente cargados por parte del Sol. Estos rayos cósmicos, que
normalmente son desviados por nuestra magnetosfera, podrían penetrar más
fácilmente en la atmósfera. Dado que las nubes espaciales son muy grandes,
el sistema solar podría tardar medio millón de años en atravesar una de ellas.
Durante ese período, la Tierra experimentaría al menos una inversión del
campo magnético. En ese momento, los rayos cósmicos entrarían en la
atmósfera sin oposición, rompiendo las moléculas de nitrógeno y formando
óxidos de este elemento. Estas sustancias destruirían más del 40 por ciento
del ozono protector en la alta atmósfera y más del 80 por ciento sobre los
polos. Entonces, la radiación ultravioleta solar alcanzaría la superficie,
causando un grave daño a los seres vivos desprotegidos.

Otras fuentes de amenazas, ya no provienen del espacio sino de la misma madre


tierra. Por lo que los hombres de ciencia han puesto la mirada en el pasado y en las
huellas que el planeta presenta de posibles Apocalipsis o episodios de extinción
masiva. Así es como han surgido nuevas teorías esta vez con un carácter mucho más
endógeno.
Tal es el caso de la teoría del Hipervulcanismo, que señala que las erupciones
volcánicas en Siberia de hace 251 millones de años pudieron iniciar una cascada de
acontecimientos que incrementó el sulfuro de hidrógeno en los océanos y la
atmósfera, precipitando la más grande extinción masiva en la historia de Tierra. El
dióxido de carbono volcánico causaría el calentamiento atmosférico que, a su vez,
calentaría el agua de la superficie oceánica. Normalmente, el océano profundo
obtiene su oxígeno de la atmósfera en los polos. El agua fría absorbe oxígeno del
aire y, como es más densa, se hunde, y lentamente va moviéndose hacia el ecuador,
llevando el oxígeno con ella. Cuanto más caliente esté el agua, menos oxígeno puede
disolverse y más lentos resultan los descensos de masas de agua y sus movimientos
hacia el ecuador.

Últimamente también ha aumentando la atención sobre el funcionamiento del


campo magnético terrestre y se cree que una inversión de este campo podría ocurrir
en el futuro con consecuencias fatales para la humanidad. Se tienen antecedentes
que a lo largo de la historia geológica del planeta el campo magnético se ha invertido
varias veces. Y siendo que este campo magnético desvía las tormentas de partículas
y los rayos cósmicos, una disminución o cambio de su polaridad dejaría durante un
periodo de protegernos de esta radiación.

Por ultimo causa también, mucha alarma la posibilidad de una epidemia global. Si
bien siempre coexistieron los gérmenes y el género humano, algunas veces este
equilibrio se desbalancea con consecuencias catastróficas. Una de cada cuatro
personas sucumbió a la Peste Negra en el siglo XIV, la gripe tuvo 20 millones de
víctimas entre 1918 y 1919, y el SIDA tiene una mortalidad semejante. Los
gérmenes están adquiriendo inmunidad a los antibióticos, y como consecuencia en
Estados Unidos se incrementó en un 58% la mortalidad debida a gérmenes
patógenos entre 1980 y 1982.

Necesidad de conciencia colectiva

La vida anteriormente a pasado por episodios apocalípticos donde se ha extinguido


gran parte de ella, pero nunca antes se ha tratado de vida inteligente como la que
ahora reina sobre la tierra, los seres humanos nos hemos comportado hostilmente
con el planeta que nos cobija, hemos causado graves daños al ecosistema y el medio
ambiente, alterando y modificando muchas veces los procesos naturales en que se
desarrolla la vida, todo esto como si tuviésemos la equivocada idea de tener el
absoluto control de las fuerzas de la naturaleza, conviene recordar que ya hace siglo
y medio atrás, sabiamente un Jefe Seatlle le advertía2 al presidente de los Estados
Unidos sobre las consecuencias de este comportamiento del hombre blanco, sin
embargo la naturaleza de vez en cuando se encarga de recordarnos nuestra
verdadera condición en la creación y mostrarnos lo frágiles e insignificantes que
resultamos ser frente a las fuerzas devastadoras de un desastre natural, como puede
ser una erupción volcánica, un terremoto, un huracán, un tsunami, etc… La
naturaleza muchas veces resulta implacable en demostrar su autoridad y poderío
sobre el curso de la historia de la humanidad, pero las preguntas que quedan por
hacerse son si estaremos mejor preparados ahora para enfrentar un nuevo ciclo
apocalíptico?, ¿seremos capaces de sobrevivir a un megadesastre natural?, ¿que
podremos hacer al respecto?. No cabe duda que la humanidad cuenta hoy con un
conocimiento y tecnología sin precedentes en la historia que pueden jugar a su favor
si pensamos en preservar la vida de la especie humana, entonces quizás lo que
realmente necesitamos y nos falta en este momento, es generar la conciencia
necesaria para estar mejor preparados frente a un evento con características
apocalípticas. Por lo que creo que intentar comprender lo que nos está pasando es
el primer paso para poder tomar posiciones y acciones al respecto. Pero siento que
es allí donde las cosas se ponen complicadas, el sistema social, económico y político
fuertemente influenciado por el capitalismo global no pone en el plano de relevancia
necesario los planes y medidas que se deberían implementar para enfrentar con
mejores posibilidades de sobrevivencia el riesgo de un evento con las características
mencionadas. Ya vemos como una simple muestra de esta conducta, la negativa o
evasiva postergación de parte de Estados Unidos de suscribir el protocolo de Kyoto
sobre la reducción en la emisión de gases de carbono, las pruebas nucleares que se
siguen realizando por países como Korea del Norte, Pakistan e Irán y el crecimiento
acelerado en el mundo por el consumo de combustibles fósiles (impulsado por el
crecimiento de la economía China), todo esto nos dice que la humanidad aun no a
despertado su conciencia colectiva y marcha hacia una especie de despeñadero, por
lo que en algún momento hará crisis. Es necesario y urgente despertar la conciencia
colectiva, la humanidad debe reconocerse como parte de un sistema integrado,
donde forma parte de el, al igual que las plantas, los árboles, animales y todo otro ser
vivo, el ser humano y la naturaleza son uno solo y no entes separados como hasta
ahora se ha entendido. Se requiere por tanto un salto hacia delante hacia una nueva
conciencia global, una nueva humanidad y un nuevo ser humano, mas integrado,
mas consciente, más inteligente holísticamente. Salto que posiblemente este próximo
a darse y nos lleve a reconocer una nueva etapa en la evolución con el advenimiento
del homo iluminatti como se explica capítulos mas adelante.
2
Se trata de una conocida carta del Jefe Seatlle al presidente de los Estados Unidos.
CAP2. UN UNIVERSO HOLISTICO;
NUEVOS PARADIGMAS EN LA FRONTERA DE LA CIENCIA

Indicios de un gran cambio

En el transcurso del último tiempo y de caras al siglo XXI la concepción tradicional


de la ciencia se ha visto obligada a realizar una profunda revisión de sus bases y
cimientos, teniendo que cuestionar muy seriamente algunas de sus creencias más
fundamentales.
Los nuevos paradigmas de la ciencia, surgidos a raíz de los grandes avances y
descubrimientos realizados por la física cuántica, la astrofísica y la biología
molecular, han echado por tierra la visión de un Universo mecánico compuesto de
sólidas partículas materiales, regido por las ciegas leyes del azar, cuyos procesos
podían ser predeterminados de forma exacta y rigurosa a través de una objetiva
experimentación científica. Pero lo más interesante, desde el punto de vista
ideológico, es que la nueva imagen del Universo que emerge a partir de estos nuevos
planteamientos coincide plenamente con la visión del mundo sostenida
ancestralmente por la sabiduría oriental.
Los nuevos paradigmas de la ciencia apuntan a una concepción holistica del
Universo, como un ser vivo y orgánico, cuyas partes se hallan íntimamente
relacionadas entre sí, de forma que todas ellas son completamente interdependientes
las unas de las otras, como si de un gran organismo vivo se tratase. Ya hace medio
siglo atrás el sacerdote jesuita Pierre Teilhard de Chardin hacia estas mismas
afirmaciones. La visión de Teilhard obedece a una profunda espiritualidad católica,
la cual valoriza la vida y toda la naturaleza como una creación de Dios. Esto incluye
un profundo compromiso con la unidad fundamental de la humanidad. Siendo
consecuente con la teología católica, Teilhard vió la explotación humana del
medioambiente como “desordenada” o incompatible con la voluntad de Dios.

A lo anterior debemos sopesar que hoy día pese a los avances tecnológicos, más de
seis mil millones de seres humanos luchan por su sobre vivencia, entre los cuales
sucumben a la muerte día tras día 20 mil. Vivimos en una época de profunda
paradoja, pero también de profundas posibilidades y profundas esperanzas. La
paradoja consiste en la perpetuación de la pobreza y deterioro medioambiental en
medio de un mundo de tremenda riqueza y tremendos conocimientos. La esperanza
es el hecho de que vivimos en una época de grandes posibilidades. Si seleccionamos
nuestras opciones con juicio, este tipo de pobreza extrema podrá eliminarse con el
fruto de los avances tecnologicos si van unidos al ejercicio de una conciencia mucho
más elevada, solidaria y humana.

Por otro lado, la división clásica entre materia y energía ha quedado ampliamente
superada, ya que según la teoría de la relatividad de Einstein su equivalencia viene
dada por la expresión e=mc2, lo que sintoniza muy bien si consideramos una visión
holistica del Universo, donde este ultimo es entendido como una infinita «red
cósmica de sucesos estrechamente vinculados entre sí, en el que ninguna de las
propiedades específicas de cualquiera de las partes es fundamental, sino que todas
reflejan las propiedades de las demás partes», lo cual significa que «el todo está en la
parte y que en cada una de las partes se manifiestan las propiedades del todo»3.
Las reveladoras conclusiones que se desprenden de esta innovadora visión del
mundo, debida a la honesta valentía de unos científicos que a través de sus audaces
investigaciones, no sólo han sido capaces de enfrentarse con rigor al rígido
paradigma mecanicista, sino que además han sido capaces de proponer nuevos
umbrales para la ciencia, arrojan una nueva luz de esperanza respecto al futuro de la
civilización occidental en el siglo XXI, pues no sólo unifican a la ciencia del presente
con la sabiduría del pasado, sino que al derribar el muro que durante siglos ha
mantenido divorciada a la espiritualidad del conocimiento, ha hecho posible el
3
Según la teoría del boostrap de Geoffrey Chew.
necesario reencuentro entre aquellas dos vías del verdadero progreso humano que
jamás se debieron haber separado: la mística y la ciencia, unidas de nuevo ahora en
un nuevo paradigma del conocimiento.

Cambio de paradigma

Muchos de los que hoy día tienen este articulo en sus manos no se han dado cuenta
que el mundo cambio de nuevo y radicalmente. Estamos en la alborada de un nuevo
paradigma científico, una forma de ver y entender la realidad y el entorno que nos
rodea de una manera completamente novedosa y transformada. Estamos a punto de
enfrentarnos a un cambio semejante al que produjo Copérnico cuando derribo una
era de creencias equivocadas sobre nuestro planeta y el universo, o como sucedió
con Einstein al formular su teoría de la relatividad y derribar siglos de
planteamientos y conclusiones de origen Newtoniano. Si hiciéramos una pequeña
comparación con lo ocurrido durante la revolución industrial y los cambios o
descubrimientos que vemos hoy en día deberíamos hablar probablemente de una
revolución tecnológica. Por primera vez en la historia de la humanidad el cambio se
realiza o lleva a cabo en toda escala del quehacer humano, ramas de la ciencia
como la biología, la genética, robótica, la astronomía, la física quántica, etc.., están
desarrollándose a gran velocidad e impactando bruscamente en la vida de los seres
humanos.

El grupo de las 4 grandes teorías de fuerza como son la fuerza electromagnética,


fuerza gravitacional, fuerza nuclear fuerte y la fuerza nuclear débil y su largo intento
de crear una teoría de fuerza un unificada quedan en segundo plano frente a un
nuevo conjunto de teorías tan trascendentes como las anteriores, me refiero a la
Teoría del caos, la física hiperdimensional, la teoría de las supercuerdas y el
paradigma holográfico. Todas ellas tienen un aspecto en común, y es la percepción
de un Universo Holistico, donde solo hemos podido conocer lo que nuestros
sentidos nos han podido revelar, pero del cual tenemos conciencia de un infinito
conjunto de relaciones y una amplitud que va mucho más allá de nuestra percepción
ordinaria. Ahondaremos un poco más de esto.
La teoría del Caos

El primero de estos nuevos paradigmas viene dado por una cada vez mayor
aceptación por parte de la comunidad científica de la denominada teoría del caos 4,
que plantea una crisis de percepción y al cual se le atribuye el ser la tercera
revolución de la Física en el siglo XX, reservando para la teoría de la relatividad y la
mecánica cuántica los primeros lugares.

Es por tanto ostensible que las revoluciones en la ciencia traen consigo un cambio
de paradigma, entiendo por tal el conjunto de verdades aceptadas por la comunidad
científica. En este sentido, estas revoluciones pueden siempre definirse de una
manera negativa enunciando conceptos que destronan. Por ejemplo, la revolución
por excelencia que es la debida a Copérnico (entre otros) se conoce como la que
acabó con el geocentrismo, de la misma forma que la relativista enterró el espacio y
el tiempo absolutos, o la cuántica abolió la posibilidad de medir simultáneamente y
con toda precisión variables físicas conjugadas. En este sentido, los autores que
defienden el carácter revolucionario de la teoría del caos se basan, entre otros
argumentos, en que el comportamiento caótico lleva aparejada una imposibilidad de
realizar cálculos matemáticos infinitamente precisos.

Durante mucho tiempo la noción de que en el Universo existía un orden total y


continuo fue algo innegable, las teorías científicas veían al mundo como un
compuesto de bloques mecánicos en interrelación, partes separadas de la realidad
que respondían a una causa-efecto. La ciencia ha sido muy deshonesta al forzar
fenómenos a encausarse por modelos rígidos. En este sentido la teoría del caos
ofrece una nueva forma de mirar, ya que la tendencia a ordenarlo todo choca con la
misma realidad, irregular y discontinua. Muchos científicos ya han renunciado a la

4
A finales del siglo pasado, Poincaré inició, con sus estudios sobre la estabilidad del sistema
solar, los trabajos pioneros de lo que en este siglo se ha ido configurando como la teoría del
caos. Fue en la década de los sesenta en la que gracias al desarrollo de los ordenadores de alta
velocidad y la aparición de importantes resultados matemáticos (como por ejemplo el teorema
de Kolmogorov, Arnold y Moser para sistemas Hamiltonianos) se pudo ahondar en estas
ideas revolucionarias.
ilusión del orden para dedicarse al estudio del caos, que acepta al mundo tal y como
es: una imprevisible totalidad. La ciencia ha sido muy deshonesta al forzar
fenómenos a encausarse por modelos rígidos. Un ligero vistazo a nuestro alrededor
advierte de la tendencia general al desorden: un cristal se rompe, el agua de un vaso
se derrama... nunca ocurre al revés. Pero, contrariamente a lo que se piensa, este
desorden no implica confusión. Los sistemas caóticos se caracterizan por su
adaptación al cambio y, en consecuencia, por su estabilidad. Si tiramos una piedra a
un río, su cauce no se ve afectado; no sucedería lo mismo si el río fuera un sistema
ordenado en el que cada partícula tuviera una trayectoria fija; el orden se
derrumbaría.
Las leyes del caos ofrecen una explicación para la mayoría de los fenómenos
naturales, desde el origen del Universo a la propagación de un incendio o a la
evolución de una sociedad. Entonces, ¿por qué lleva la humanidad tantos siglos
sumida en el engaño del orden? El problema parte del concepto clásico de ciencia,
que exige la capacidad para predecir de forma certera y precisa la evolución de un
objeto dado. Descartes aseguraba que si se fabricara una máquina tan potente que
conociera la posición de todas las partículas y que utilizara las leyes de Newton para
saber su evolución futura se podría predecir cualquier cosa del Universo. Esta
afirmación, tan reduccionista como audaz, ilustra la euforia científica tras el
descubrimiento de Neptuno gracias a las leyes de gravitación de Newton. Un hito
científico que impuso el orden, el determinismo y la predicción en la labor
investigadora y limitó los objetivos a los fenómenos que coincidieran con el patrón
previo. Lo demás (turbulencias, irregularidades, etcétera) quedó relegado a la
categoría de ruido, cuando ese ruido abarcaba la mayoría de lo observable. Los
físicos se dedicaron - y se dedican - a descomponer sistemas complejos corrigiendo
lo que no cuadraba con la esperanza de que las pequeñas oscilaciones no afectaran al
resultado. Nada más lejos de la realidad.

Examinemos ahora con mayor detenimiento el punto de vista de la teoría del caos
que, en lo esencial, sostiene que la realidad es una "mezcla" de desorden y orden, y
que el universo funciona de tal modo que del caos nacen nuevas estructuras,
llamadas estructuras "disipativas". Tengamos presente que la teoría del caos no se
opone radicalmente a la teoría determinista, en el sentido de proponer que sólo
existe el caos y el azar. Si esto fuera así sería imposible cualquier intento de hacer
ciencia, salvo que esta consistiera en inventar algún orden artificial en los
fenómenos. La teoría del caos propone para el universo un ciclo de orden, desorden,
orden, etc., de forma tal que uno lleva al otro y así sucesivamente tal vez en forma
indefinida. En su concepción subyace interconexión que se manifiesta en
acontecimientos aparentemente aleatorios, si yo lanzo una pelota en la intersección
del techo de casa no rebotara de la misma forma en dos oportunidades seguidas, de
aquí también que viene lo que se conoce como el efecto mariposa (de acuerdo a esto
el aleteo de una mariposa en China puede causar un huracán en EEUU). También
en la turbulencia de un arroyo es imposible predecir la trayectoria de una partícula
de agua. Sin embargo, ese sistema es, a la vez, contínuamente cambiante y siempre estable.
Si tiramos una piedra al agua el sistema no se desestabilizará, cosa que sí ocurriría en
un sistema no caótico. Esto es una metáfora de nosotros mismos: somos la misma
persona que hace diez años, sin embargo hace diez años estábamos formados por
unos átomos diferentes y psicológicamente también somos diferentes.

La necesidad de que existan más dimensiones.

El segundo de estos nuevos paradigmas viene dado por una cada vez mayor
aceptación por parte de la comunidad científica de la existencia de un número mayor
de dimensiones, más allá de las actualmente conocidas. Proposición que fue
rechazada como algo sin sentido incluso por uno de sus promotores, hace casi 90
años. Ahora, sin embargo, podrían ser la solución para explicar algunos problemas
de la física de partículas, la cosmología y la física gravitatoria.
Es en este contexto que la teoría de cuerdas, desarrollada durante las dos últimas
décadas, requiere que el espacio-tiempo contenga hasta siete dimensiones
adicionales si se desea que incluya a la gravedad. Los expertos sospechan que hay
algo que falta en este modelo. Parece haber más partículas y fuerzas de las que
necesitamos, y operan de formas más complicadas de lo que deberían. La existencia
de otras dimensiones podría ayudar a explicar estas complejidades y ofrecerian una
explicación a los resultados de nuevos experimentos realizados en el Fermi National
Accelerator Laboratory que no encajan en el modelo tradicional.

La existencia de otras dimensiones podría ayudarnos a resolver dos misterios


cosmológicos: cuáles fueron las condiciones iniciales del universo, y qué es la
misteriosa energía oscura que está acelerando su expansión. Los físicos también
proponen que la energía oscura estaría gobernada en parte por lo que sucede en las
cuatro dimensiones conocidas, y en parte por lo que pasa en las otras dimensiones.
Reconocer la existencia de estas últimas podría ser la luz que nos permitiera
entender todo el proceso. Un cambio de perspectiva como éste quizá bastará para
resolver todos nuestros problemas a un tiempo.
Fisica Hiperdimensional

Una nueva rama de la ciencia, con su consiguiente tecnología, podría llevar años de
desarrollo en algunos laboratorios, rodeados de un celoso hermetismo. Sus
aplicaciones podrían transformar radicalmente la sociedad humana y dar paso a una
nueva era para la ciencia y la humanidad. Sin embargo, cualquier esfuerzo por
mantener en reserva este conocimiento seria inútil, dado que la teoría en la cual se
basa implica que los saltos evolutivos son dirigidos por fuerzas Interdimensionales
que ni siquiera sospechamos.

Imaginemos que es posible contar con fuentes de energía de insospechable


magnitud y abundancia, pues bien todo esto es posible que este aparejado a los
nuevos descubrimientos y cambio de paradigma cientifico. Esta posibilidad
comienza a dibujarse a partir de una nueva disciplina (o tal vez no tan nueva)
llamada física hiper dimensional. El electromagnetismo y su teoría supuso un paso
ineludible en el camino que condujo a la física moderna: la relatividad de Einstein y
la mecánica quántica, de Planck. Estos pioneros llegaron a la conclusion de que
nuestra realidad tridimensional no es sino la parte accesible para nosotros (seres
tridimensionales) de un universo de mas dimensiones, y que en la interaccion entre
esas otras dimensiones y las tres que constituyen el mundo material de nuestra
experiencia se encontraría el secreto de muchos fenómenos hasta ahora
inexplicables, e incluso la clave de la aparición de la vida sobre nuestro planeta.

Los padres de la fisica hiperdimensional llenaron pizarras con interminables


cálculos, desarrollaron ingeniosos modelos cosmológicos y levantaron un verdadero
edificio de relaciones matemáticas y geométricas. Sin embargo, un hallazgo
astronómico vino a apoyar los planteamientos de aquellos pioneros de la fisica
hiperdimensional. Las observaciones astronomicas demostraron que el planeta
Júpiter desprende una "radiación infrarroja anómala" esto es, emite mucha mas
energía de la que recibe del sol. El mismo fenómeno inexplicable se repetía en
Saturno, Urano y Neptuno. Esto constituía una anomalía cósmica de primer orden
solo explicable con la hipótesis de que esta energia provendria de otras dimensiones.
Dicho llanamente: recibimos aportaciones energéticas de otras dimensiones
inaccesibles a nuestra experiencia tridimensional, y el propio sistema solar funciona
como un mecanismo que genera los portales interdimensionales a través de los
cuales penetra dicha energía.
Otra corroboración experimental de la energía que fluye desde otras dimensiones
son los experimentos realizados en relación a la fusión fría. Según habían
comprobado repetidas veces, la electrolisis de agua pesada empleando electrodos de
platino y paladio tenía como resultado una producción de energía calorífica mayor
que la correspondiente a la electricidad utilizada. Si se encontraba una forma de
aprovechar este calor adicional, habrían encontrado una fuente inagotable y gratuita
de energía. Los experimentos originales han sido reproducidos, incluso mejorados
posteriormente en incontables ocasiones, pero nadie ha sido capaz de dar el paso
definitivo en la explicación del fenómeno. Científicos competentes, con amplia
experiencia, se desesperan al comprobar como el mismo experimento, idéntico hasta
el mínimo detalle, arroja resultados diferentes cada vez que se realiza. A veces no
sucede nada en absoluto; en cambio, la producción de calor es intensísima. Para
añadir confusión, se ha comprobado que determinadas frecuencias acústicas actúan
de catalizador de estas reacciones.

Bajo el prisma de la física moderna esto es una insensatez, pero considero que bajo
la física hiperdimensional todo adquiere un sentido muy claro, ya que como en el
caso anterior es precisamente el curso de los planetas el que marca la pauta de
transferencia de energía entre las dimensiones; posiblemente es esa misma energía
que se detecta en los recipientes de la fusión fría, pero que nadie acierta a explicar de
donde proviene. Por otro lado, resulta curioso que tanto el paladio como el platino y
el aluminio (empleado también en los experimentos de fusión fría) tenga una
estructura cristalina en forma de tetraedro y sus átomos se organicen formando esta
misma figura geométrica, clave en las formulas de la física hiperdimencional. Es muy
probable que estos exploradores en el campo de la fusión fría estén redescubriendo
algunos de los secretos que ya conocían los antiguos alquimistas y ocultistas como
los planteados por la geometría sagrada.

La teoría de las supercuerdas

Una teoría que surgió hace un par de años y que a cobrado inusitada popularidad es
la teoría de las supercuerdas que no solo plantea la unificación de las aspiraciones de
todos los científicos modernos , es decir la unificación de las cuatro grandes fuerzas
del universo (gravedad, fuerza nuclear fuerte, fuerza nuclear débil y
electromagnetismo) en un solo concepto y una sola expresión, sino que además
como consecuencia de su contenido se desprende la idea ineludible de la existencia
de un gran numero adicional de dimensiones en el universo y en el campo de
estudio de la física. Los adherentes a la teoría de las supercuerdas a partir del
concepto de dimensiones adicionales de Kaluza-Klein han concluido, con mucho
entusiasmo, que han tomado un camino acertado que conducirá a entender, más
allá, la interacción de la materia y la energía.

La idea medular de la Teoría de las Supercuerdas es que todas las partículas, todos
los conductores de fuerza, y la gravedad se armonizan igualitariamente en un sentido
bajo las distintas vibraciones de las cuerdas que aparecen como objetos. Para
entender la aparición de las cuerdas basta con recordar el ejemplo que colocamos
anteriormente de la visión que obtenemos desde lo alto en el vuelo de un avión
cuando observamos la autopista. Aparecería la materia, cuando es observada desde
altísimas distancias. Los tonos diferentes que produce la vibración de una cuerda
son la analogía de distintos objetos. En esa misma forma, existe una cuerda
fundamental que en distintas vibraciones una partícula elemental puede ser
detectada en condiciones de baja energía y grandes distancias. Una vibración es un
quark; otra distinta es un fotón; la partícula de la luz vibra agudo y se observa como
un electrón; hace un tilín y aparece un gravitón, la partícula que daría origen a la
fuerza gravitatoria.

A lo anterior surge la pregunta; si el universo tenía muchas más dimensiones que


ahora en sus comienzos ¿dónde han ido a para que ahora no las percibamos? La
respuesta que dan es que éstas se compactaron espontáneamente y que se
convirtieron en algo infinitamente pequeño. Se convirtieron en algo tan pequeño
que no podemos apreciar, algo así como un lápiz que tiene tres dimensiones pero se
ve como una línea (como si perdiera una dimensión) al alejarse y hacerse más y más
pequeño ante nuestros ojos. De esta forma la Teoría también sugiere que la
gravedad estaba integrada con las otras fuerzas de la naturaleza al principio del
universo, cuando, estaban todas las dimensiones desplegadas; luego se escondieron
varias de ella, las fuerzas se diferenciaron y el cosmos evolucionó hacia su estado
actual: cuatro fuerzas distintas en cuatro dimensiones. Esto es como una explicación
científica de la caída del edén bíblico.
Paradigma holográfico.

Finalmente, una teoría que también nos lleva una visión mucho más holística del
Universo, es la planteada por Bhom y Pribram con respecto a la percepción
holográfica del Universo. De acuerdo a este planteamiento se cree que el propio
universo bien pudiera no ser otra cosa que un gigantesco holograma, una especie de
imagen o estructura creada (al menos en parte) por la mente humana.

Curiosamente, Bohm y Pribram llegaron a semejante conclusión de modo


independiente, a través del estudio de campos muy diferentes. Bohm se convenció
de la naturaleza holográfica del universo tras muchos años de escepticismo frente a
las teorías convencionales, incapaces de explicar numerosos fenómenos presentes en
la física cuántica y Pribram se convenció a su vez ante la ineficacia de las
formulaciones convencionales para resolver determinados enigmas
neurofisiológicos.

En esta teoria se considera que el cerebro es, en realidad, una especie de lente, una
máquina transformadora que convierte la cascada de frecuencias que recibimos a
través de los sentidos en el familiar ámbito de nuestras percepciones internas. Dicho
de otro modo, los quásars, las tazas de café y los robles no existen de modo
objetivo. Se trata de hologramas creados en el interior de nuestras mentes, mientras
que lo que denominamos "mundo exterior” no sería más que un océano fluyente y
caleidoscópico de energía y vibración. Nuestro cerebro parece estar programado
para descifrar estructuras holográficas y que la propia textura de la realidad está
estructurada de modo holográfico– que parece algo más que una sorprendente
coincidencia y lleva a pensar que el universo entero acaso no sea más que una
especie de holograma gigantesco.

Bohm y Pribram, asimismo, han apuntado que numerosas experiencias religiosas


y/o místicas tales como los sentimientos de comunión trascendental con el universo
pueden tener su origen en el acceso al ámbito holográfico. Como estos dos
científicos subrayan, las descripciones de los grandes místicos, relativas a
experimentar una sensación de unidad cósmica con el todo, pueden deberse a que
estos místicos lograron irrumpir en aquéllas regiones de su mente en las que todo
posee efectivamente una cósmica unidad. Esto es equivalente al razonamiento de
Bohm y Pribram en donde nuestro cerebro parece estar programado para descifrar
estructuras holográficas y que la propia textura de la realidad está estructurada de
modo holográfico que parece algo más que una sorprendente coincidencia y lleva a
pensar que el universo entero acaso no sea más que una especie de holograma
gigantesco. En un universo en el que los cerebros individuales constituirían partes
indivisibles de un mismo holograma primordial y en el que todo se hallaría
conectado de manera holográfica, la telepatía podría ser, simplemente, la puerta de
acceso al nivel holográfico. Dicho con otras palabras, en un universo que es un
holograma, nuestro cerebro, y de hecho cada neurona y cada átomo de nuestro
cerebro, de algún modo, contiene el universo entero, al mismo tiempo que todos
formamos parte de una mente global.

La ciencia que viene

Al inicio de un nuevo milenio, un recuento cuidadoso de los más descollantes


trabajos realizados por los científicos contemporáneos de vanguardia en todos los
campos, nos lleva a la conclusión inevitable de que la ciencia experimental así como
la teórica, están avanzando rápida e inexorablemente hacia un revolucionario
cambio de paradigma.

Esto quiere decir que nuestra visión del universo que habitamos, así como de la
naturaleza de la vida en todas sus manifestaciones y nuestra concepción del origen
y propósito de las cosas, están a punto de experimentar un giro fundamental.

Atrás comienza a quedar la visión mecanicista del universo newtoniano de tres


únicas dimensiones para dar paso a las nuevas concepciones del universo como un
todo multidimensional, donde la materia en apariencia "sólida" que forma el
universo físico que podemos percibir, es apenas una entre muchas modalidades de
manifestación de la energía cósmica.

Einstein ya había expandido los límites de la ciencia y el universo al sugerir que el


tiempo no es una constante, sino una variable, al conceptualizar al universo más
bien en términos de una red elástica en vez de un vacio absoluto y otro conjunto
de afirmaciones más, que guardaban una mayor cercanía con la metafísica. En la
actualidad otro científico conocido como Nassim Harameid preconiza la misma
idea a través de su teoría del campo unificado que cada vez tiene mas seguidores y
adeptos.

En conclusión, nuestro universo esta mostrándonos una sorprendente faceta hasta


ahora desconocida para nosotros y que solo podemos explicar con una mayor
apertura hacia posibilidades hasta ahora impensadas.
CAP 3. LA TRANSITORIEDAD DE LOS SISTEMAS DE CREENCIAS

El valor de nuestras creencias

Cada vez con mayor frecuencia vemos como se derrumban nuestros sistemas de
creencias más básicos. Lo que demuestra lo transitorias que pueden llegar a ser todas
aquellas cosas que consideramos como inamovibles verdades. Ejemplos de esto,
tenemos un sinnúmero en la historia reciente de la humanidad, tal es el caso de
Copérnico con el sistema heliocéntrico donde puso fin a miles de años de creencias
equivocadas con respecto a la ubicación de la tierra en el Universo o también es el
caso de Colon quien derribo la creencias de un mundo plano o Darwin con su teoría
de la evolución que contradijo el origen bíblico desde un punto de vista más bien
literal, son sin duda muchos los ejemplos que se pueden mencionar, así como el
hecho de que hoy en día la duración misma de nuestras creencias es cada vez más
corta y breve. Sin ir más lejos en el tiempo reciente está en la retina el impacto
generado por la teoría de la relatividad de Einstein con todas sus implicancias
(subjetividad del tiempo, curvatura del Universo, existencia de agujeros negros,
etc..), el desarrollo de la energía atómica, la llegada del hombre a la luna, la
fecundación in-vitro, la clonación de la oveja Doly y muchas otros sucesos que han
cambiado nuestra intima forma de pensar y entender la realidad que vivimos, es
decir que han afectado nuestra creencias más fundamentales. Se podría decir que la
realidad consensuada que estamos viviendo actualmente está experimentando un
derrumbe de creencias. La gente ha construido su vida basándose en la fe de que las
creencias son hechos inamovibles, o atributos de la existencia que son verdades
indiscutibles, pero las creencias son acuerdos con respecto a la realidad y los
acuerdos se pueden cambiar. Podemos pensar por esto que todo cuanto hemos
creído comienza a desmoronarse para dar lugar a una experiencia más directa con lo
que es real, con lo aparece en la profundidad de cada pensamiento, aquello que es la
causa final y el origen primero, me refiero a la inmensidad de Dios. Se trata sin
dudas de un momento histórico donde el derrumbe de los sistemas de creencias
parece marcar el fin de una era y el comienzo de otra. Es esencial entender que las
creencias son pensamientos que amontonamos en nuestra imaginación (consciente,
subconsciente o inconscientemente) y en la imaginación todas las cosas son reales.

Todo lo anterior debe llevarnos a pensar respecto de la importancia y el impacto que


tiene en nosotros los sistemas de creencias que albergamos, ya que es fácil darse
cuenta que actuamos y vivimos de acuerdo a como creemos y por lo tanto nuestras
creencias actúan también sobre nosotros generando limites y demarcaciones que no
nos sentimos autorizados para poder transgredir y esto hará también la diferencia
entre aquellas cosas que podamos lograr y aquellas que no, lo anterior nos permite
establecer la siguiente regla existencial: “Como observas afecta lo que percibes como
verdadero y cómo crees afecta lo que puedes lograr”.

Una coincidencia notable con esta regla surge cuando analizamos lo planteado por la
teoría de la relatividad en términos de señalar que el tiempo es una variable definida
por el observador, o dicho de otra forma el tiempo no corre igual para todos los
observadores, y si esto ocurre con el tiempo que siempre hemos considerado como
inamovible, cuanto más con las demás variables que sabemos que están sujetas a
cambio con facilidad.

Las cosas que decimos que son ciertas acerca de un nivel de existencia pueden no
ser ciertas en otro nivel de existencia. Las cosas que vemos como ciertas desde una
perspectiva pueden no ser ciertas desde otra perspectiva. La mayoría de los
desacuerdos y conflictos, especialmente acerca de religión, filosofía y psicología, no
se deben tanto a lo que es visto sino a un desajuste de los niveles o perspectivas.
Las practicas y los procedimientos que transforman vidas en un nivel de existencia
pueden no funcionar o no tener ningún efecto en otro nivel de existencia.
Conocer el marco de referencia del observador es esencial para evaluar lo cierto de
una observación. Ejemplo de esto es que los borrachos a veces sí ven hechos
increíbles, puesto que los sistemas de creencias tratan directamente con la conciencia
que las utiliza, se auto-adaptan al nivel de existencia que está experimentando la
persona.

Lo que determinamos que es la existencia puede organizarse fácilmente en


categorías o niveles específicos. Podemos definir y categorizar la existencia por el
impacto o certeza con que la percibimos, por el acuerdo o deseo expresado por
otros puntos de vista, o por el sistema o método por el cual es percibido.
Podemos hablar acerca de realidades personales, realidades sensoriales o realidades
conceptuales, acerca de similitudes y diferencias, pero en el análisis final, siempre
que hablamos acerca de cualquier nivel de existencia, estaremos hablando acerca del
resultado de nuestras creencias.

Las creencias son las lentes de color que filtran, de todo lo que es, lo que deseamos
experimentar. Las creencias pueden ser muy poderosas. Las creencias tienen un
mayor efecto sobre el éxito o fracaso de una persona que cualquier técnica u
oportunidad. Las creencias determinan como uno experimentará la vida. Pueden
asistir o impedir. Las creencias, que pueden auto-examinarse y auto-
determinadamente modificarse, pueden ser herramientas útiles para sanar, lograr,
motivar y descubrir. Pero las creencias invisibles o adoctrinadas que dominan la
conciencia y permanecen como indudablemente ciertas, son la raíz de las causas del
sufrimiento individual. Pueden ser severamente limitantes o hasta auto-
saboteadoras. ¿Es que las personas pueden aprender a manejar sus creencias? ¿Y el
manejar sus creencias tendrá algún efecto sobre su realidad? ¡La respuesta a ambas
preguntas es un sí profundo! La siguiente pregunta es: ¿qué tan difícil es manejar las
creencias? Ahora tienes que tomar en cuenta la auto-conciencia, la cordura, la
disposición o la motivación por la cual la persona cambia, al igual que la
metodología que utiliza. No todo mundo es capaz de auto-examinarse. No todo
mundo está cuerdo. Además, algunas doctrinas de creencias están diseñadas para
remitir y protegerse contra ser inspeccionadas, o para castigar a cualquiera que las
cuestione o las cambie. Y finalmente, algunas metodologías solamente son rituales
para sustituir a las viejas creencias con nuevas sin elevar el auto-determinismo del
individuo. Todas estas son dificultades que debe prever una tecnología efectiva del
manejo de creencias.

¿Qué son los sistemas de creencias?

A lo largo de la vida, vamos acumulando experiencias y creencias sobre como son, o


como deberían ser las cosas. Son “nuestras verdades” y de acuerdo a ellas es la
forma en que nos desenvolvemos en los diferentes casos que se nos van
presentando.

Las otras personas también tienen sus verdades, algunas de ellas han vivido
situaciones similares a las nuestras, otros individuos han tenido vivencias opuestas.
Las creencias “constituyen la base de nuestra vida, el terreno sobre que acontece,
ellas nos ponen delante lo que para nosotros es la realidad misma. Toda nuestra
conducta, incluso la intelectual, depende de cuál sea el sistema de nuestras creencias
auténticas.

Se puede decir que poseen un sentimiento de adhesión a algo o a alguien de cuyo


sentido es difícil dar razón. Si presentan un carácter normativo, se las denomina
“valorativas”. Si se combinan con otras, conforman “visiones del mundo”, las
fundamentadas en la fe y la trascendencia son “religiosas”, y las “políticas” se hallan
incorporadas en las ideologías. Pero en todas ellas existe un proceso de
internalización individual y colectivo. Y constituyen el fundamento justificativo de la
acción humana, a pesar de que en ocasiones es difícil dar cuenta de aquello que se
cree.

En efecto, su función es satisfacer la necesidad que tiene el hombre de comprender


el sentido de su vida y del mundo que comparte con sus semejantes. Este
razonamiento permite formular el siguiente supuesto de trabajo: los sistemas de
creencias elaborados y transmitidos por el hombre conforman contextos
significativos dentro de los cuales se desarrollan la actividad humana.

Las distintas variables que actúan sobre las creencias

Las creencias cambian y van evolucionando a medida que crecemos y ganamos


edad. Por ejemplo durante los primeros años de vida se tiene creencias tales como
“los bebes los trae la cigüeña”, “Quien trae los regalos en la navidad es Santa Claus”
y “los niños desobedientes se lo lleva el viejo del saco”, mas adelante en la etapa de
la adolescencia nos volvemos un poco idealistas y solemos creer en las “princesas
encantadas” o “príncipes azules”, abanderizamos nobles ideales que nos acompañan
hasta los primeros años de nuestra adultez como “la justicia social”, “la protección
del medio ambiente”, “la igualdad de género”, etc.. Y ya cuando somos
completamente adultos nos volvemos mucho más prácticos y racionales
desconfiando de muchos ideales y creyendo más que nada en los criterios de costo y
beneficio sobre cada situación.

Así como en el caso de las edades, los sistemas de creencias cambian de una cultura
a otra, siendo conocidas las grandes diferencias entre la cultura occidental y la
oriental, basta señalar a modo de ejemplo que en el mundo musulmán las mujeres se
cubren completamente el cuerpo hasta la cara, mientras que en los países
americanos existen playas nudistas y toda clase de exhibición del cuerpo.
También la religión depende de nuestro sistema de creencias. Las creencias
religiosas son el fundamento de las religiones y del culto religioso. La mayoría de las
religiones poseen sus fuentes teológicas, un determinado o indeterminado número
de escritos o tradiciones orales que consideran, ya sea inspirados o revelados por
divinidades (y por lo tanto sagrados Sagradas Escrituras), o no inspirados pero de
provecho espiritual. Entre otros están la Biblia, el Corán, la Torá, el Bhagavad Gita,
etc.

Las creencias religiosas se refieren a la aceptación de afirmaciones de carácter


sobrenatural, sagrado o divino, tales creencias se relacionan con la existencia,
características y culto hacia una deidad o deidades; la intervención divina en el
universo y la vida humana (Providencia), los valores y prácticas centradas en las
enseñanzas de un líder espiritual. En contraste con otros sistemas de creencias, las
creencias religiosas están, habitualmente, codificadas.

Por otro lado las emociones juegan un rol también importante sobre las creencias.
Creer en algunas cosas nos hace sentir bien (como en el perdón de los pecados) y en
otras mal (como en el Apocalipsis), de eso no cabe duda alguna. Sin duda “todo
está en la mente” pero la mente no es como un tablero de control con una llave para
cada emoción. Moldeando nuestras creencias podríamos controlar nuestras
emociones, y entender, explicar o predecir nuestra conducta (o al menos conseguir
la conducta deseada). Se plantea aquí la decisión de creer que no puede llevarse a
cabo con solo decirlo. No hay inicialmente una razón para creer, sino una razón
para hacer que nosotros creamos. Y ésta puede ser una razón para que nos
predispongamos a creer. Actuar como si creyéramos puede llevarnos a creer. Pero
en torno a la decisión de creer se presentan las paradojas de la decisión de creer.
“(…) la decisión de creer sólo puede ser llevada a cabo exitosamente si está
acompañada de la decisión de olvidar, una decisión de olvidar la decisión de creer.”
Otra vez la vida emocional pareciera escapársenos de las manos, abriendo
nuevamente el problema de la racionalidad, las emociones y la conducta humana.

Sistemas de creencias para el éxito

Nuestra percepción de la realidad es lo que va formando y actualizando nuestro


sistema de creencias, y nuestro sistema de creencias es la atmósfera donde operamos
diariamente en todos nuestros roles que tenemos en la vida, como persona, como
profesional, como pareja, como empresario, etc. Por tanto, nuestro sistema de
creencias será el combustible y energía para lograr todo lo que queremos en la vida,
o podrá ser al mismo tiempo nuestra propia barrera y limitación para hacer realidad
nuestras metas. Afortunadamente, existen maneras para poder cambiar nuestro
sistema de creencias. El punto de partida es la toma de conciencia de que siempre
hay una manera de obtener una mejor versión de uno mismo, de nuestra empresa,
luego buscar ayuda profesional que nos permita tener nuevas perspectivas de aquello
que cada uno tiene como su propia realidad, tener mente abierta para aceptar las
nuevas opciones que se nos plantean y tenemos al frente, Lo anterior desencadena
una energía interna muy poderosa que cuando la ponemos en acción entonces
somos capaces de generar nuestro propio cambio, y finalmente nuestro compromiso
personal transformado en este nuevo orden de cosas.

Es importante recordar que vivimos en un mundo de cambio permanente, y que, sea


lo que hayamos hecho para llegar a donde estamos ahora, seguir haciendo lo mismo
no nos garantiza el éxito de mañana. ¿Cuántos de nosotros sabemos en realidad lo
que queremos? Nuestra percepción depende de nuestro sistema de creencias.
Seamos abiertos al cambio, a nuevas perspectivas para percibir la realidad, a la
posibilidad que siempre podemos hacer mejor hoy lo que hicimos ayer, y a la ayuda
profesional. Muchos temen al fracaso, otros al éxito. El poder y la acción están
dentro de usted.

Este tema es muy importante porque somos y actuamos en la vida, según el sistema
de creencias que tengamos sobre nosotros mismos. Por ejemplo, creemos que
somos personas poco agraciadas físicamente, y poco queridas en nuestra familia,
seguramente actuaremos como personas que no son lindas, es decir apocadas,
mostrando posturas corporales encogidas, pisando por el mundo como sobre
cáscaras de huevos… Otro ejemplo, sería que en nuestro hogar hubieran
estimulado nuestras virtudes, nos hubieran querido mucho y nos lo hubieran
demostrado en todo momento. La consecuencia, es decir el resultado que se
manifiesta en el trabajo, en las relaciones afectivas con otra gente o en el devenir
cotidiano, seguramente es muy diferente en las dos circunstancias de vida.

Las personas que triunfan en la vida, creen en si mismas, saben que son
merecedoras de lo mejor del universo. Que en él hay mucho para todos. Y los que
no creen en si mismos sino piensan que no merecen nada, porque son feos, egoístas
o lo que fuera que les habrán hecho creer terminan recibiendo de la vida eso mismo,
lo que tanto temen. Conozco una persona, que muchos años de su vida pensó que
“no era inteligente” y que “la cabeza no le daba” según sus palabras, por lo tanto no
fue a la Universidad, porque pensó que no lo podría hacer, que le iría mal. Esta fue
una decisión, es decir de no ir a la Universidad, que ocasionó múltiples y
desagradables inconvenientes ya que pensaba en su en su interior que había algo
malo en ella, ante las continuas puertas que se le cerraban cuando buscaba trabajo, a
pesar de que era muy capaz de desempeñarse en algunas de las ofertas, pero como
no tenía estudios superiores, éste era un impedimento, para contratarlo. Hoy
después de varios años, tiene dos trabajos, por cuenta propia, pero aspira a estudiar
una carrera que le gusta mucho, y de nuevo necesita tener estudios superiores.
Hoy esta persona, está muy feliz, a pesar de estar cansada por tanta actividad. Pero
pasó algo muy importante, ella misma se asombró de que ¡sí podía!, ¡sí era
inteligente!, y sí lograba cada mes, rendir una materia de acuerdo a las metas que se
había planteado. Sus creencias sobre si misma, cambiaron, y por lo tanto su vida,
también está cambiado, ahora sabe que puede.

Conciencia y sistemas de creencias

Hay muchas maneras de ver las cosas, y el modo en que interpretamos nuestro
lugar en la vida depende de lo que aquello en que hemos decimos creer. Para
recuperar el poder en vuestra vida, es imperativo que comprendamos nuestras
creencias personales y colectivas. Somos quienes somos y estamos donde debemos
estar en relación a lo que creemos con respecto a nosotros mismos; no importa lo
que estamos viviendo, ya que nuestras creencias son el fundamento y crean esas
experiencias. Por regla general, las creencias tienen mucho que ver con el poder de
crear.

Las creencias son decisiones que tomamos y acuerdos que suscribimos con
respecto a la realidad; son un cúmulo de invisibles ladrillos, moldeados según
nuestra interpretación de la realidad, que se acumula a lo largo del tiempo, y desde
donde construimos un concepto con respecto a nosotros mismos en relación con
nuestro lugar en la existencia.

Las creencias son los programas según los cuales construimos las experiencias de
nuestras vidas. Si damos un vistazo a vuestras vidas, veremos los resultados
creativos de nuestro propio programa interno. Todo el mundo tiene múltiples
creencias tomadas de muchas fuentes. La herencia genética, las tendencias
familiares, las experiencias infantiles, las influencias culturales y numerosas
impresiones de otras personas son parte de la serie de creencias que definen
nuestra experiencia en la realidad tridimensional de este mundo. Creencias son los
pensamientos, en gran parte jamás cuestionados, con respecto a vosotros mismos y
al mundo en general.

Nuestras creencias nos predisponen al éxito o al fracaso. Si nuestra visión del


mundo es optimista, por regla general estaremos motivados, tendremos una actitud
positiva y viviremos la vida con entusiasmo y alegría: sin embargo, si nuestra visión
del mundo tiende a ser pesimista e interpretamos de manera pesimista la realidad,
entonces nuestra sensación de desesperanza y desespero nublará a cada uno de
nuestros encuentros.

La gente sufre por dolor y confusión debido a la propia creencia de carencia de


poder, una creencia que es tan antigua como el susurro del tiempo: todas las
formas de conciencia tienen que pasar por varias etapas de aceptación de la propia
responsabilidad referente a su poder y cada visión de la creación. Nuestros
encuentros en el mundo exterior son un reflejo de nuestra realidad interior: nos
convertimos en lo que pensamos; por ello, en el momento en que cambiamos
nuestros pensamientos, nuestra vida cambia inevitablemente.

Nuestras creencias establecen los preceptos de como queremos manejar nuestra ser
biológico. La humanidad se está poniendo a prueba para ser mucho más consciente
de cómo utilizar el poder del pensamiento. Hemos nacido con muchísimas
habilidades; sin embargo, nuestras creencias insisten en el hecho de que son
impotentes; por ello, estas habilidades están bloqueadas o, incluso, se han
erradicado de las conexiones neuronales a una edad muy temprana.

La humanidad ha desarrollado, una especie de miedo colectivo ante el poder de


crear. Estos tiempos exigen que conozcamos nuestra mente y nuestras creencias
para convertirnos en un creador extraordinario de nuestra realidad. Nacimos en la
Tierra para manejar una forma de poder. Se puede afirmar que la humanidad crea
el mundo en general debido a acuerdos colectivos inconscientes y muy antiguos.
Estamos participando en un acuerdo colectivo que se ha propuesto explorar la
naturaleza de la realidad desde el punto de vista tridimensional y contribuimos a
energizar la experiencia colectiva mediante la convicción y el pensamiento.

Los seres humanos somos muy creativos sin ni siquiera ser conscientes de ello. Sin
ningún esfuerzo podemos soñar nuestra realidad mundana más amplia como un
lugar para explorar la existencia. Nuestra elección en la realidad física se basa en lo
que nosotros creemos que es posible.

El sistema de inteligencia de nuestro cuerpo está continuamente verificando el


pasado, el presente y el futuro. Mientras nosotros estamos profundamente
imbuidos en nuestra propia experiencia «aquí y ahora», todos los pensamientos y
sensaciones que exploramos sin esfuerzo alguno son procesados inmediatamente y
casi simultáneamente emitidos al mundo exterior y a través del tiempo.
Existimos dentro de una infinita red de información que es intercambiada
continuamente a nivel celular sin que seamos conscientes de ello. La gente que
comparte nuestro actual medio ambiente conoce inconscientemente nuestras
creencias y expectativas, además de nuestras intenciones y órdenes internas. Cada
célula de nuestro cuerpo es un mecanismo de comunicación multisensorial y
multifacético. Nuestra visión del espacio y del tiempo se crea esencialmente a
través de nuestra propia biología. La actual metamorfosis de la conciencia puede
conduciros a abrir y activar nuevos mecanismos sensoriales que van más allá de los
cinco sentidos del gusto, tacto, oído, olfato y vista.

Los poderes psíquicos son una parte natural de nuestra tecnología interna, son
herramientas para un mejor manejo interior. Cuanto más conscientes seamos del
programa que funciona en nuestro ordenador biológico, más fácil será crear
aquello que deseamos. Nuestras células emiten lo que somos (llevamos un gran
cartel en vuestro campo energético) mediante frecuencia y telepatía. Nuestras
células también escuchan todos nuestros pensamientos (conscientes,
subconscientes o inconscientes) y, como resultado, se están modulando
continuamente para enviar la señal exacta para atraer lo que queramos.

Una vez más, nuestra atención es una mina de oro personal y cuando aprendemos
a valorar y utilizar ese tesoro, podemos fortalecernos para viajar tanto al mundo
interior como al mundo exterior. Dónde y cómo gastamos nuestra energía psíquica
tiene una importancia enorme para entender cómo creamos nuestra vida.

Una practica que nos ayudara enormemente será la de centrarnos durante un


momento en nuestra respiración y visualizar aquello que deseamos. Así, sentados
en silencio, consideremos que recuperamos el poder en nuestra vida. La vida es
rica y está repleta de significados simbólicos, y profesar respeto a todos los
encuentros de la vida nos ayudará a ampliar la mente y aunar nuestra identidad y
propósito.

Las creencias son muy poderosas y, tanto si las conocemos como si las ignoramos,
son las que preparan el escenario para nuestras experiencias. Luego, claro está,
estamos condicionados por nuestra cultura, sociedad, familia y religión, temas que
nos acompañan desde el primer momento de nuestra vida y que ayudan a definir la
naturaleza de nuestra realidad. Ya que la información o las creencias que nos son
impuestas no constituyen el cuadro completo de la realidad; por ello, con
frecuencia vivimos nuestra vida en un solo camino de la existencia y mientras tanto
nos estamos perdiendo un gran número de oportunidades no mencionadas, porque
aceptar las creencias que nos limitan es como llevar una camisa de fuerza durante
toda la vida. Nuestras creencias más profundas determinan la dirección de nuestra
vida; son representadas todos los días y distribuidas mediante nuestros
pensamientos y actitudes. La gente que elige el camino del miedo no ve la
bifurcación de la carretera (sus creencias le ciegan literalmente, nublando y
eliminando cualquier posible y probable opción, camino o solución). Es de esta
forma que nuestras creencias condicionan y califican el espacio que nos rodea,
creando una impronta electromagnética que, al fin y al cabo, es lo que atrae a todas
las experiencias de nuestra vida. Todos los pensamientos producen vibraciones
energéticas y, aunque no podamos ver esas frecuencias, el aire está lleno de ellas.
CAP. 4 LA TEORIA DE EVOLUCION DESDE UNA PERPECTIVA
HOLISTICA5

Análisis de las Teorías evolutivas

La teoría de la evolución planteada por Darwin ha estado vigente por más de 300
años, pero a menudo suele presentar vacíos a la hora de tener que explicar cada
nuevo descubrimiento arqueológico. La evolución misma del ser humano es uno de
estos casos, hay en día no esta claro desde que homínido proviene, se creyó primero
en el australopitecus africanus, luego en un origen múltiple y mas tarde hasta en un
origen cósmico.

Según Darwin el proceso evolutivo esta dado principalmente por mecanismos de


selección natural. Para Darwin el proceso evolutivo se basa en dos procesos
fundamentales como son la producción de la variabilidad de la descendencia y la
selección natural.

La teoría fundamental es la lucha por la supervivencia en la cual quedan eliminados


los individuos menos aptos y sobreviven los más adaptados. Otros principios de la
teoría de Darwin también señalan que las especies cambian continua y gradualmente

5
Este capitulo fue parcialmente publicado por el mismo autor en la revista “Contribuciones a las Ciencias
Sociales” del grupo Eumed perteneciente a la Universidad de Málaga.
por lo que mientras se originan unas se extinguen otras, que el mundo no es estático
es decir evoluciona continuamente en un proceso gradual y continuo y a través de
saltos bruscos y discontinuos y que los organismos semejantes están emparentados
entre si, es decir descienden de un antepasado común.

Junto con Darwin otras teorías trataron de explicar la evolución incorporando


aportes del conocimiento generado por la genética como son la teoría de Lamark
(prácticamente en desuso) y la Teoría de la Quimiosintética que predica que no
existe un único factor evolutivo, sino que para que la evolución sea posible debe
existir variabilidad genética, es decir, una amplia gamma de genotipos a partir del
conjunto genético común de la población(por la aparición de mutaciones o
entrecruzamientos o recombinación durante la meiosis) y sobre la variabilidad actúa
la selección natural. La diferencia con la teoría original de Darwin consiste en que la
selección natural no es la causa de la evolución. En cambio, las mutaciones que en
principio son neutras, resultan estabilizadas, reguladas y moduladas por la selección
natural.

La evolución comienzo con la aparición de los denominados: Ardipithecus Ramidus,


que es el eslabón perdido entre los chimpancés y los monos. No es seguro su
bipedismo. Mas tarde aparece la familia de los Australophitecus, de la cual provienen
las distintas ramas de hominidos tales como el Homoerectus y el Homosapiens.
Este planteamiento presenta una gran diversidad de hallazgos y posturas posibles en
cuanto al posible origen en común del ser humano, por esta razón se explica el gran
interés de muchos antropólogos e investigadores en encontrar un eslabón perdido
que determine un origen único para nuestra especie. Los cambios más decisivos en
la homnización fueron la adquisición de la postura erecta, que liberó sus
extremidades anteriores, el desarrollo del cerebro, relacionado con el aumento de la
complejidad del comportamiento y la habilidad para construir y utilizar herramientas
de piedra antes de que aumentara su capacidad craneana.

Lo anterior sin embargo a mi juicio peca de un sesgo analítico, al parecer la mayoría


de las teorías evolutivas se han concentrado en los aspectos biológicos de los
cambios sobre hominidos que señalarían la presencia de un proceso evolutivo. Así
aspectos como la estatura, la adopción de la postura erecta, el tamaño del cerebro, el
largo de las extremidades, etc... son ampliamente estudiados por los investigadores
para comprender el proceso evolutivo, sin embargo sobre esta forma de analizar la
evolución se pone en el olvido la compleja y compuesta naturaleza del ser humano,
dejando al margen aspectos tan importantes como su mente, psiquis, conciencia y
hasta su alma. No podemos creer a esta altura, en pleno siglo XXI que el ser
humano sea solamente un ente biológico y si aceptamos sus distintas dimensiones;
emocionales, mentales y espirituales, entonces por qué no incluirlas dentro del
análisis científico y considerarlas como factores protagónicos de su evolución en el
tiempo.

Por otra parte como explicar las increíbles facultades de las personas superdotadas
con coeficiente intelectual superior a los 180. Se conocen casos como el de un hindú
que puede recordar 1000 números en absoluto desorden con solo un vistazo rápido
o un norteamericano que puede realizar mentalmente operaciones matemáticas
complejas como 15238 x 26795 en solo segundos, no podemos atribuir esto a la
adaptación al medio o a la selección natural, pese a que lo paradójico de todo esto
está en que según los especialistas, estas facultades serian en alto grado trasmisibles
hereditariamente. Personalmente creo que los grandes vacios y contradicciones que
se pueden observar en la propuesta darwinoniana de la evolución están en la forzada
simplificación que se hace del ser humano. Con el avance de la ciencia hemos
aprendido que el universo es increíble, sorprendente y fenomenal; fenómenos como
los quazar, gusanos de tiempo, estrellas de neutrones, galaxias que colisionan,
agujeros negros, universos paralelos, etc.., nos muestran una realidad mucha más
compleja de la que hasta ahora hemos aceptado. De esta misma forma nuestra
concepción del ser humano ha sido históricamente estrecha y limitada, siendo el
hombre un ser de una naturaleza maravillosamente compleja y multidimensional.

Una perspectiva holística para la evolución

Mientras la teoría darwinoniana y la de los genetistas se enfocan exclusivamente en


la dimensión biológica de la evolución, la concepción holística del hombre obliga a
entender la evolución como un proceso de cambio mucho más profundo y
extendido que el planteado por Darwin.

Si aceptamos la idea de que el ser humano tiene una triple dimensión6 (idea presente
desde la antigua Grecia); donde sus dimensiones físicas o biológicas, mentales o
intelectuales y espirituales integran una compleja unidad que da lugar a su existencia,
6
Esta triple dimensión corresponde a una simplificación de otros modelos más complejos de
explicar la naturaleza humana y es equivalente a la concepción de numerosas escuelas místicas
que plantean la existencia de un mayor número de dimensiones tales como las del plano
físico, vital, emocional, mental, astral, causal y espiritual.
no podemos sino suponer que no es posible que exista evolución de forma aislada
en una sola de estas dimensiones, sino que la evolución como proceso de cambio
ocurre simultáneamente en todas sus dimensiones.

Analicemos la siguiente paradoja; el homínido ancestral necesita buscar alimentos


para sobrevivir y se dirige a las planicies donde pastan los rebaños de animales
salvajes, pero para convertirse en un mejor cazador debe desplazarse mas rápido y
por tanto caminar de manera mas erecta (surge así el homo erectus), pero producto
de que ahora tiene mas posibilidades de acercarse a los grandes rebaños su
inteligencia comienza a estimularse con nuevas ideas de cómo atrapar a los animales
y se produce también en el un aumento de su inteligencia, por ultimo siendo en un
ser algo mas inteligente surgen en el preguntas con respecto a su propia existencia lo
que estimula el desarrollo de su conciencia y su espíritu.

Sin embargo, pese a la lógica de la paradoja anterior, de ninguna forma podemos


aseverar que siempre u obligatoriamente la evolución deba iniciarse desde el plano
físico y es posible de suponer de que si existen fuertes estímulos a la inteligencia o al
propio desarrollo espiritual del ser humano, esto gatille también un proceso
evolutivo.

La aseveración anterior implica aceptar dentro de las causas de la evolución a un


conjunto mayor de variables. Si bien en lo que respecta a la evolución en su plano
biológico, la selección natural representa una buena explicación, cuando ampliamos
el análisis a su dimensión mental o espiritual, surgen otras causales tales como la
ciencia, tecnología, ideología, sistemas de creencias o conciencia del propio ser
humano.

Una aplicación particular y controvertida de la triple concepción de la evolución


surge cuando analizamos la posibilidad de vida extraterrestre mas evolucionada que
la de nuestro planeta, pues bien si existiera y algún día el hombre lograra
comunicarse con seres de otros planetas, no debería tener temor alguno ni sentirse
amenazado, puesto que si se trata de seres mas evolucionados físicamente también
lo serán mental y espiritualmente.

Con respecto a lo anterior curioso resulta la teoría de Zecharia Sitchin que a partir
del descubrimiento y traducción de unas tablillas de arcilla encontradas en 1850
aproximadamente a 250 millas (400 kilómetros) de Bagdad, Irak (localizacion de la
antigua Mesopotamia), por un inglés, Sir Austen Henry Layard, cuando excavó el
sitio de Nínive, la capital de Asiria, se plantea la presencia en la tierra de
extraterrestres 4000 años A.C.

Zecharia Sitchin, es el traductor más famoso de estas tablillas, es el erudito y escritor


que puede leer sumerio, arameo, hebreo y otras lenguas de Medio y Cercano
Oriente. Ha investigado y traducido las Tablillas Sumerias exhaustivamente y no
tiene ninguna duda de que están describiendo a extraterrestres. Algunos
investigadores dicen que usa una versión posterior de la lengua sumeria para
traducir una más temprana y, por lo tanto, algunas de sus traducciones pueden no
ser 100 % exactas. De acuerdo con sus traducciones (y otras) los textos dicen que la
civilización sumeria, de la que muchos rasgos de la sociedad moderna derivan, fue
un "obsequio de los dioses". No dioses míticos, sino físicos que vivían entre ellos.

Las Tablillas llaman estos dioses los Anunnakki (aquellos que del Cielo a la Tierra
vinieron), y Dingir (los Rectos de los Cohetes Llameantes). El propio nombre de Sumeria
era Kiengir (La Tierra del Señor de los Cohetes Llameantes y también La Tierra de los
Observadores de acuerdo con Sitchin). El texto antiguo conocido como el Libro de
Enoc también llama a los dioses "Los Observadores", como hicieron los egipcios.
El nombre egipcio para sus dioses, los Neteru, se traduce literalmente como
Observadores y ellos dijeron que sus dioses vinieron en botes celestiales.

Según Zecharia Sitchin, las Tablillas describen cómo los Anunnaki vinieron desde
un planeta llamado Nibiru (el Planeta del Cruce) que él cree que tiene una órbita
elíptica de 3.600 años que lo lleva entre Júpiter y Marte y luego afuera al espacio
lejano más allá de Plutón. La ciencia moderna ha identificado un cuerpo que llama
Planeta X que ha sido ubicado más allá de Plutón y se cree que es parte de este
sistema solar. Pero una órbita elíptica sería increíblemente inestable y difícil de
mantener.

Lo más impresionante sobre las Tablillas Sumerias es la manera en que describen la


creación del Homo Sapiens. Sitchin dice que los Anunnaki vinieron a la Tierra hace
aproximadamente unos 450.000 años. Las Tablillas describen cómo se combinaron
en una probeta los genes de los Anunnaki y los de los seres humanos nativos para
crear al ser humano "actualizado" capaz de hacer las tareas que los Anunnaki
requerían. La idea de niños probeta habría parecido ridícula cuando las Tablillas
fueron encontradas en 1850, pero eso es precisamente lo que los científicos son
ahora capaces hacer. Resultados de la investigación moderna parecen respaldar los
temas de las Tablillas Sumerias. Por ejemplo, hubo una repentina y hasta ahora
misteriosa mejora de la forma física humana hace alrededor de 200.000 años. La
ciencia oficial es muda sobre la causa de esto y murmura términos como "el eslabón
perdido".

Pero algunos hechos inevitables tienen que ser abordados. Repentinamente la forma
física previa conocida como el Homo Erectus se volvió lo que ahora llamamos Homo
Sapiens. Desde el comienzo el nuevo Homo Sapiens tuvo la habilidad de hablar un
idioma complejo y el tamaño del cerebro humano aumentó masivamente, pese a
que el biólogo Thomas Huxley7 sostiene que grandes cambios como este podían
tomar decenas de millones de años. Esta visión es apoyada por la evidencia de que
el Homo Erectus parece haber aparecido en África hace aproximadamente 1,5
millones de años. A raíz de las traducciones de Sitchin otros investigadores se han
lanzado a revolver en la antigüedad y coinciden básicamente en lo expuesto por
Sitchin, aunque discrepan en algunas conclusiones. Algunos de estos nombres son
David Icke, Alan Alford, Neil Freer, Jim Marrs, Andreas Faber Kaiser, Michael
Sokolov, Anton Park y el jesuita gallego Salvador Freixedo entre otros.

Otra teoría rupturista con los lineamientos darwinonianos y de gran valor en esta
línea de pensamiento es la planteada de Gourdieff, quien plantea una relación entre
la evolución y la expansión de la conciencia de los seres humanos.

Segun Gurdjieff: “No se evoluciona mecánicamente”. La evolución del hombre es la


evolución de su conciencia y la conciencia no puede evolucionar inconcientemente.
La evolución del hombre es la evolución de su voluntad y la voluntad no puede
evolucionar involuntariamente. La evolución del hombre es la evolución de su poder
de hacer y hacer no puede ser el resultado de lo que suceda.”

La evolución del hombre, por lo tanto de su conciencia, ha sido llevada


automáticamente por el impulso evolutivo del planeta y por la influencia cósmica.
La evolución del hombre solo pocas personas la han impulsado por su voluntad y

7
Biólogo británico (1825 –1895) gran defensor de la teoría de la evolución de Charles
Darwin.
poder de hacer. Es por eso que la humanidad ha tardado tanto para evolucionar y
cada día se sumerge más en un bache evolutivo a causa de no imponer en su
proceso de evolución, su conciencia, su voluntad y su poder de hacer.

El proceso de la evolución del hombre se ha detenido por diversas causas: por la


vulnerabilidad de su alma; precisamente por su nivel bajo de conciencia y por la
poca voluntad. Y ha sido presa de la influencia de fuerzas negativas que tienen el
propósito de detener el proceso de la evolución del hombre a toda costa. Las fuerzas
negativas que han actuado siempre para evitar la evolución del hombre son de
diferente índole: fuerzas que son inherentes a su naturaleza, es decir, son las fuerzas
del mal que en términos religiosos las llamarían: fuerzas diabólicas; que impiden el
avance y la evolución del hombre.

Lo que plantea Guordieff esta más en armonía con una visión holistica del hombre y
la creación e inclusive genera consenso dentro de los planteamientos religiosos e
ideológicos de muchos sistemas en el mundo.

Otro autor, Ken Wilber, en su obra Una visión integral de la psicología, resume las
conclusiones obtenidas por un centenar de pensadores e investigadores
de tendencias muy diferentes en el siempre complicado asunto del
crecimiento y desarrollo de la mente. Todos ellos, pese a diferencias
importantes entre unos y otros, coinciden en un punto: la secuencia de
estadíos atraviesa un espacio evolutivo común que sugiere la conciliación
entre todas esas teorías.

Wilber que ha estudiado exhaustivamente lo enunciado por Graves, Maslow,


Kramer, Sinnott, Habermas, Amon, Fischer, Wade, Kegan, Cook-Greuter8, etc.,
llega a la conclusión que todos ellos tienen una idea parecida de las fases por las que
atraviesa la evolución de la conciencia. Discrepancias, contradicciones y
enfrentamientos aparte, las visiones de estas personas coinciden en algo
fundamental: la mente se despliega mediante una serie de estadios u olas.

Estos esquemas, que implican una evolución de la mente, ni son lineales ni tampoco
rígidos. El proceso por el cual la mente se desarrolla o despliega es diferente a la
linealidad del ascenso por un plano inclinado. Se trata de un acontecimiento mucho

8
Todos ellos investigadores del campo de la psicología moderna.
más complejo que, mediante un modelo de representación gráfico, se asemejaría a
una suerte de espirales, remolinos, corrientes, olas y así hasta un número casi infinito
de modalidades diferentes. Hoy, la mayor parte de las teorías que abordan la mente
contemplan estos efectos porque no son ya una mera especulación; se fundamentan
en resultados procedentes de investigaciones concretas.

Tal es el caso de la Dinámica Espiral. El Dr. Clare Graves 9, donde esbozó la


existencia de ocho grandes niveles u olas de la existencia humana. Llegados a este
punto debemos advertir que todos los modelos que hablan de estadios –Maslow,
Loevinger, Kegan y el propio Graves- están fundamentados en investigaciones y en
datos obtenidos experimentalmente. Ello significa que aquello de lo que hablamos
no son meras especulaciones, elucubraciones o tendencias personales. Lo que
exponemos está sustentado en numerosas evidencias. Wilber, en su obra “Una
visión integral de psicología”, enumera pormenorizadamente la utilidad que han
probado de los modelos de estadíos en países diferentes. El modelo de Graves se ha
visto corroborado en más de cincuenta mil personas procedentes de todo el mundo
sin que, hasta la fecha, se haya encontrado alguna desviación significativa.

Obviamente ningún modelo proporciona una imagen completa de la historia del


desarrollo de la conciencia humana. Lo que si proporcionan son instantáneas
parciales del largo fluir de la vida que sólo tienen sentido cuando las contemplamos
desde esa perspectiva. Ningún modelo debe ser considerado estático ni tampoco las
investigaciones en curso son definitivas. Antes bien, el progreso de estas debe ir
refinando esos modelos y proponiendo otros nuevos. Lo esencial es continuar con
esos estudios para que la humanidad pueda crecer en su capacidad de adquirir una
visión más integral del mundo.

La conciencia es un problema complejo. Con el respeto que a Wilber se debe


profesar, hablar de un proyecto de la conciencia humana como correlato psicológico
del proyecto genoma humano es un tanto excesivo. Está claro que una filosofía de la
mente o Neurofilosofía, sin neuronas no permite hablar de la conciencia de la
misma manera que sin nucleótidos tampoco podriamos hablar de genética, porque
aquí hay que poner en relación el análisis de muchas disciplinas.

9
Autor de la obra “Sumary Statemente: The Emergent, Cyclical, Double-helix Model of the
Adult Human Biiopsychosocial Systems”, Boston, 1981
-La primera dificultad son las inimaginables cifras que se manejan. Dos datos:

El número de neuronas en el cerebro varía drásticamente según la especie estudiada.


Se estima que cada cerebro humano posee en torno a 10 11 neuronas: es decir, unos
cien mil millones. No obstante, Caenorhabditis elegans, un gusano nematodo muy
empleado como animal modelo, posee sólo 302; y la mosca de la fruta, Drosophila
melanogaster, unas 300.000, que bastan para permitirle exhibir conductas complejas.

La fácil manipulación en el laboratorio de estas especies, cuyo ciclo de vida es muy


corto y cuyas condiciones de cultivo porco exigentes, permiten a los investigadores
científicos emplearlas para dilucidar el funcionamiento neuronal, puesto que el
mecanismo básico de la actividad neuronal es común al de nuestra especie.

Cada neurona se comunica, al menos, con otras mil neuronas y puede recibir,
simultáneamente, hasta diez veces más conexiones de otras. Se estima que en el
cerebro humano adulto hay por lo menos 1014 conexiones sinápticas
(aproximadamente, entre 100 y 500 billones). En niños alcanza los 1000 billones.
Este número disminuye con el paso de los años, estabilizándose en la edad adulta.

-La segunda dificultad y la más grave es lo poco que se sabe aún de los mecanismos
verdaderos que sustentan los principales procesos de la mente: memoria, conciencia,
inteligencia.

-La tercera es que su estudio implica un gran esfuerzo transdisciplinar que incluye
dimensiones físicas, químicas, biológicas, psicológicas, filosóficas, éticas e incluso
espirituales.

Wilber propone una cartografía intercultural de todos los estados, estructuras, tipos,
niveles, estadios y olas de la conciencia humana. Lo que pone sobre el tapete es un
mapa psicológico que podría confluir con esas otras dimensiones antedichas. El
mapa resulta útil por su propia dimensión muy original y también porque nos
mostrará muchos de los obstáculos existentes para que alcancemos una visión
integral de nuestras propias posibilidades.

Retomando a Graves, debemos centrarnos más en sus discípulos Don E. Beck y


Christopher Cowan.
Don E. Beck es autor del libro Spyral Dynamics: Mastering Values, Leadership &
Change, escrito en conjunto con Christopher Cowan en 1996. Este ha desarrollado,
implementado, y enseñado la teoría evolutiva de la Dinámica Espiral durante de tres
décadas. Basándose en las investigaciones de su mentor el Dr. Clare Graves, ha
trabajado para desarrollar un modelo multidimensional que permite comprender la
transformación evolutiva de las culturas y los valores humanos.

Como cofundador del National Values Center en Denton, Texas, y CEO del Spiral
Dynamics Group, Beck utiliza el modelo de la Dinámica Espiral para efectuar
cambios en sistemas de gran escala en diversos sectores y sociedades alrededor del
mundo.

También la obra de Christopher Cowan se concentra en el alineamiento de


personas, tecnologías, liderazgo y desarrollo administrativo a través de la aplicación
de Dinámica Espiral y en modelos basados en Graves.

El énfasis de Cowan es convertir la Dinámica Espiral en algo práctico y susceptible


de ser aplicado a una variedad amplia de grupos que buscan resultados finales de alta
calidad y de los factores humanos complejos, a menudo pasados por alto.

Frente al conjunto de lo señalado anteriormente por Graves, Wilber y Cowan resulta


evidente que no es fácil demostrar cómo se transmite la fuerza evolutiva entre las
distintas dimensiones del ser, pero su origen podría estar en cualquier punto de la
naturaleza múltiple de su existencia, ya sea en:

a) El plano físico, por adaptación y supervivencia frente a los cambios en


el entorno como lo señala Darwin. Este puede ser el caso de contar
con extremidades mejor dotadas para desplazarse rápido en la cacería.

b) El plano mental, por un nuevo conocimiento, comprensión de un


fenómeno o inventiva que resuelve algún problema. Como puede ser
el caso del descubrimiento o conocimiento del fuego, la escritura o la
imprenta.

c) El plano espiritual, por iluminación o revelación, aumentando su nivel


de conciencia, teniendo de esta forma una mejor comprensión del
sentido de su existencia. Como pudo ser el caso de la conciencia
colectiva que se manifestó en tiempos de la revolución francesa o
posterior a la segunda guerra mundial donde surgió un aumento de la
conciencia principalmente relacionado a valorar la paz y los derechos
de los seres humanos.

Sobre este último plano es necesario que me refiera también con algo más de detalle.
Según Samael Aun Weor, autor que renuncio a los derechos de autor de todas sus
obras, y que dedico su vida entera a la difusión del conocimiento de la
autorrealización del individuo como ser espiritual, la evolución en este plano
consiste en la eliminación del ego, en pro del desarrollo de nuestro real ser, y la
verdadera armonización, de este dentro del universo. Para este objetivo propone el
sacrificio por la humanidad, el trabajo sobre el propio mal interior, y el renacimiento
dentro de "sí" mismo, utilizando las energías latentes del ser, que se desperdician, en
una vida materialista y de ilusión.

Por su parte la Biblia tiene su propio relato en torno a la evolución del ser humano y
ya en el libro del Génesis se extiende en detallar el proceso de creación del ser
humano. Dos son los elementos que constituyen al hombre: el barro del que es
moldeado y el hálito de vida que Dios sopló en su nariz. Se trata de una sugerente
imagen que parece insinuar la doble condición humana: corporal y espiritual.

Pues bien, no parece disparatado aplicar esta imagen al doble origen del hombre:
por una parte el cuerpo del hombre pudo provenir de la evolución de los primates,
pero no pudo llegar a ser hombre por una mera evolución biológica, sino que fue
necesaria una posterior intervención creadora de Dios que le infundiese el alma a ese
cuerpo, lo que representa la evolución en el plano espiritual. Junto con esto
podemos afirmar que en la mayor parte de los demás libros de la Biblia esta presente
la idea de que el ser humano esta llamado a evolucionar hacia una naturaleza divina y
de unión con el Creador.

Sin embargo el relato bíblico es muy sintético y algo mas largo resulta el análisis y
comparación de la evolución de la conciencia a través de transcurso de la historia.
Donde en primer momento la conciencia del ser humano esta focalizada en lo que
podríamos denominar una alerta animal, muy propio de la sociedad cazadora-
recolectora en el Paleolítico, la que no necesariamente era religiosa, sino que su
espiritualidad consistía en un ser y un estar en el mundo, donde se experimenta lo
individual y lo universal. En la sociedad agraria comienza una diferenciación que se
acentúa donde ya el ser humano ha comprendido el tiempo lineal, tiene una historia,
un presente y se proyecta al futuro. Ya el tiempo no tiene que ver solamente con los
ciclos sino que también es lineal y desde esa perspectiva comienza la acumulación,
comienza a guardarse los productos de la agricultura, se cuida a los animales, se
desarrolla la producción animal y necesariamente surgen las jerarquías dentro de la
sociedad.

Por su parte es necesario decir que grandes figuras contribuyen a que la humanidad
de verdaderos saltos cuantitativos y cualitativos en aumentar su nivel de conciencia.
Ejemplo de esto sería que en el antiguo Egipto se menciona la existencia de Hermes
Trimegistro como un revelador de un gran cúmulo de conocimientos herméticos o
metafísicos, sin embargo no existe certeza de su existencia ni el momento histórico
en que habría ocurrido, no obstante su aporte esta todavía vigente y constituye el
principio de muchos sistemas de creencias. Mas tarde Zoroastro, que no hay
consenso entre los historiadores, pero su aparición se sitúa por allá por el año 200
A.C. Con Zoroastro empieza una época que llama “axial” y que da origen a una serie
de otras religiones reveladas en el futuro que tienen una pauta común que tiene que
ver con esta distinción entre el cielo y la tierra y el tema de la salvación, con una
visión dualística en que lo divino es algo completamente inalcanzable y separado de
este plano de la existencia.

Pero fue Jesus de Nazaret quien efectivamente genero un antes y después en la


historia de la humanidad (A.C y D.C.) y cambio radicalmente la conciencia de la
humanidad en muchos aspectos importantes como el valor del amor, la paz interior,
y la vida espiritual. La conciencia de los seres humanos no volvió a ser la misma de
antes y se dio un salto gigantesco hacia la evolución espiritual.

Finalmente podemos darnos claramente cuenta que el origen y evolución del


hombre es un asunto apasionante y lo que sabemos hasta ahora no es más que la
punta del iceberg de un gran enredo o confusión, donde quien queda en una gran
tela de juicio es la historia y la religión que nos han hecho aceptar hasta ahora sus
ideas rígidas e incuestionables sobre el tema. El mundo está a las puertas de un
enorme cambio social y mental, todo esto ha sido anunciado, incluso se espera que
la interpretación del Antiguo que ha sido celosamente custodiado para manipular y
adoctrinar la conciencia de los seres humanos, sufrirá un cambio importante. Pero
en este sentido los clásicos postulados de la teoría de Darwin parecen no servir para
interpretar un escenario tan complejo y confuso como el que atraviesa la especie
humana en el momento actual. Pensemos por un momento como a cambiado la
forma de vivir y de relacionarse con su entorno del sur humano en los últimos 100
años ; de un estilo de vida saludable donde se estaba obligado a caminar de un lugar
a otro, alimentarse naturalmente y disfrutar de una naturaleza abundante y
benefactora a un estilo de vida sedentario, donde los alimentos son el resultado de la
manipulación genética o de la composición química, donde la radiación de decenas
de equipos como televisores, radios, teléfonos celulares, microondas, etc.. le
afectaran a cada hora de su vidas y la madre naturaleza esta en crisis (efecto
invernadero, calentamiento global, deforestación, súper población, etc..). Por otro
lado la gran explosión de conocimientos a raíz de Internet y las tecnologías de la
información, así como la multiciplidad de sistemas de creencias que es posible
conocer gracias al fenómeno de la globalización, que consigo también trae aparejado
otras consecuencias como el incremento global del comercio, los viajes, la
propagación de enfermedades, etc.., nos impactan de manera grotesca en nuestra
forma de pensar y sentir. Todo lo anterior no puede llevar sino a un cambio
profundo en la naturaleza misma del ser humano, cambio que conceptualmente
debemos aceptar como una nueva evolución de la especie humana y frente al cual
no tenemos actualmente una teoría descriptiva, explicativa, predictiva o de cualquier
otra índole que nos ayude a entender mejor y estar de esta forma mejor preparados
para continuar construyendo inteligentemente la historia de la humanidad.
CAP 5. ADN EN CAMBIO

En el ADN está la clave

“¿Cuál es el origen del hombre?” Esta ha sido una de las preguntas fundamentales
que se han hecho los humanos por miles de años. En los últimos cien años, los
antropólogos físicos han provisto respuestas por medio del estudio de las
características morfológicas, tales como la forma del cráneo, de los restos fosilizados
de nuestros ancestros humanos y protohumanos.

A medida que los científicos empezaron a decodificar la molécula de ADN


humano, encontraron algo sorprendente: un exquisito lenguaje compuesto de 3.000
millones de letras genéticas. Es difícil de comprender. Pero la cantidad de
información que se encuentra en el ADN humano equivaldría a 400 ejemplares de
Enciclopedias que llenarían 15 metros lineales de estantes de libros, una cucharadita
de ADN puede contener toda la información necesaria para sintetizar las proteínas
para todas las especies de organismos que alguna vez hayan vivido en la tierra, y
“todavía quedaría espacio suficiente para toda la información de todos los libros que
se hayan escrito.

¿Qué o quién podría miniaturizar semejante información y colocar este inmenso


número de “datos” en la secuencia adecuada como un manual de instrucción
genética? ¿Podría la evolución desarrollar un sistema semejante a éste?. Según Bill
Gates, credaor de Microsoft, “el ADN es como un programa de computadora, sólo
que es mucho más complejo de lo que nosotros hemos podido inventar”.
¿Podemos acaso imaginarnos que algo mucho más complejo que el programa que
maneja un supercomputador sea producto de un accidente, por medio de la
evolución, sin importar cuánto tiempo, cuántas mutaciones y cuánta selección
natural hayan podido ocurrir?

Actualmente las dos hipótesis principales están de acuerdo en que Homo erectus
evolucionó en Africa y se dispersó al resto del mundo alrededor de 1 a 2 millones de
años atrás. Donde no se ponen de acuerdo es en la historia más reciente. Durante
más de sesenta años se ha mantenido la teoría de que el Homo neandertalensis
(neandertales) se extinguió porque era menos inteligente que el Homo sapiens,
nuestro abuelo. Sin embargo según antropólogos de la Southern Methodist
University (Dallas) y arqueólogos del Museo de Historia Natural de Cleveland
sugieren que ambas especies, neandertalensis y sapiens, coexistieron algo más de
10.000 años. Junto con el sorprendente descubrimiento del Denisovanos una tercera
especie antes insospechada.

El descubrimiento ocurrió después que se encontraron los restos de un solo dedo de


una mano en una remota cueva en Siberia, y al analizar el ADN del hueso en una
operación rutinaria, surgió la tremenda sorpresa de que el ADN de esta criatura
aunque se parecía mucho a nosotros, era lo suficientemente divergente de nosotros
y del Hombre de Neandertal como para ser clasificados (tentativamente) bajo una
nueva especie llamada “Denisovanos”.

Todo parece ser un gran misterio, sin embargo una explicación más innovadora a
la evolución es aquella que señala que la acción del Campo Electromagnético
también permite explicar el efecto que tienen las emociones sobre el ADN asi
como los fenómenos de curación médica producidos por la “intención consciente”
los cuales implican un cambio o mutación a nivel del ADN. Y dado que el planeta
Tierra es un gigante imán en movimiento, no es difícil comprender como las
interacciones electromagnéticas que soportan la relación Mente-Cuerpo a nivel
individual, también pueden soportar interrelaciones psíquicas a nivel planetario, o
sea, el fenómeno conocido como Conciencia Global. El Proyecto de la medición
Conciencia Global de la Universidad de Princeton y su relación con eventos
mundiales, es un ejemplo de esto.
Frecuencias vibratorias y ADN

Hasta ahora todas las teorías de la evolución parten explicando la evolución desde
cambios que surgen en el entorno del ser humano y lo obligan a adaptarse a las
nuevas condiciones de este entorno. Sin embargo nuestra propuesta es explicar la
evolución como un proceso holístico donde todas las variables de la naturaleza
humana están relacionadas. Desde este punto de vista frente a un fuerte cambio en
el entorno o medio ambiente, lo que primero debió cambiar fue el alma (cuerpo
emocional) del homínido, pensemos que en momentos en que la vida está
amenazada la conciencia se despierta bruscamente y recordemos la lectura bíblica
del génesis que habla de una doble creación (corporal y espiritual) y señala que
posteriormente el hombre fue dotado del soplo divino (alusión simbólica a una
evolución espiritual), luego debió ocurrir un cambio en su mente, se volvió
inteligente y comenzó a pensar en otras posibilidades para su existencia como viajar
a otros lugares en busca de alimentación, convivir en grupos o sociedades primitivas,
etc.. y finalmente el cambio debió darse en el cuerpo físico del ser humano a través
de la modificación de su ADN.

Lo anterior nos lleva a pensar que cambios amenazantes en el entorno de los seres
humanos impulsan a despertar la conciencia y esta ultima a contar con seres más
inteligentes y por tanto con un ADN evolucionado.

La teoría de le evolución ha llegado a claras conclusiones en lo que respecta a la


relación entre el tamaño del cerebro y la evolución del hombre. Siendo la capacidad
craneal cada vez más grande con el paso del tiempo. Sin embargo nos dice nada con
respecto al origen de estos cambios en la capacidad craneal de los hombres. Nuestra
propuesta apunta en esta dirección y propone la posibilidad de que estos cambios se
deban a una expansión de la conciencia de los seres humanos, la cual no es sino el
aumento de las zonas que operan bajo la conciencia y una disminución de aquellas
que operan en el inconsciente. Es decir que el ser humano se vuelve más inteligente
cuando despierta conciencia y esta es la raíz de los procesos de evolución que sufre
la especie.
Se puede afirmar que hoy en día nuevamente estamos frente a la situación descrita
anteriormente. Las implicancias de la resonancia de Schumann10 nos dice que en
estos días, vivimos un tiempo de evolución espiritual sin precedentes. Las
frecuencias de energía de la tierra están ascendiendo dramáticamente a 11.6 o más
ciclos por segundo desde los 8.6 en 1995, ya más alta que la frecuencia normal de
7.8 ciclos por segundo. Esto significa que así como nuestros propios patrones
energéticos humanos afectan la tierra, los cambios en los patrones energéticos de la
tierra nos afectan a nosotros. A medida que las energías de la tierra evolucionan a
frecuencias más altas, nuestras energías humanas responden a esas altas frecuencias.
Gradualmente somos estimulados por estos ciclos más rápidos, hacia la frecuencia
del amor incondicional de 13 ciclos por segundo. El incremento de las energías de la
tierra nos brindan el marco necesario y el apoyo para que al fin podamos utilizar el
97% de nuestro cerebro inactivo o inconsciente y lograr de una vez por todas
completar el proceso de unificación de los hemisferios cerebrales. Tendremos de
esta forma el poder de los hemisferios, la ciencia y conocimiento propios del
hemisferio izquierdo y el arte y la inspiración propia del hemisferio derecho. En este
estado de conciencia plena, todo es posible, el dolor, las limitaciones y frustraciones
del pasado, desaparecen, los cuerpos emocionales y mentales se limpian y un nuevo
ser resplandece lleno vida y energía. Y como toda la información individual, de todo
tipo, se concentra en nuestro ADN, este comienza el proceso de re codificación que
dará cuenta del nuevo estado.

Según Barbara Marcinial en su libro “Recuperar el poder sabiduría pleyadiana para


un mundo en caos”, dentro de las células humanas hay filamentos con Códigos de
Luz. Son hebras muy finas de energía que transportan información, estas hebras
trabajan juntas como un cable (tal como las fibras ópticas) y forman la hélice de
nuestro ADN. Cuando se agrupan y se colocan en una cierta alineación los
filamentos interactúan y dejan salir una información que le da sentido a la historia
que llevan. Desde el punto de vista de la frecuencia, la identidad es la suma total de
nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual. Se emite en forma de

10
Winfried Otto Schumann científico que predijo matemáticamente en 1952 la existencia de
un fenómeno vibracional de la ionosfera terrestre que se sitúa en aproximadamente 7,83 Hz.
pulsaciones electrónicas. Para cambiar la modulación de nuestra frecuencia es
necesaria la reconexión de nuestro ADN.

Los científicos han encontrado ciertas codificaciones en partes del ADN, de las
cuales hay partes que ellos no pueden comprender y que aparentemente no
cumplirían ninguna función. Esta es la parte de nuestro ADN que está dormido y
que puede volver a activarse. Hasta el momento se a afirmado que tenemos 2
cadenas de ADN y 10 capítulos de "ADN basura", estos últimos son aquellos que
nuestros científicos siguen sin entender su propósito. Sin embargo se cree entre
aquellos que estudiamos el funcionamiento de la mente que su propósito más
elevado, es el apoyo a una conciencia multidimensional, el cual debiera ser nuestro
estado natural. Realinear, volver a conectar y activar nuestros 10 filamentos de ADN
basura (también conocido como la recodificación de ADN) es el proceso por el cual
alcanzar ese estado. El proceso de recodificación del ADN trabaja en un plano de
existencia etérico que algunos lo llaman el cuerpo de luz, esto debido a que el ADN
es entendido como una proyección holográfica11, que puede ser a la vez reajustada,
volverse a conectar y activar.

El proceso de activación, re conexión y re codificación del ADN, reunifica nuestros


10 hilos desconectados” de nuevo con nuestras glándulas endocrinas y nos
reconecta con nuestro ser dimensional elevado. Nuestras glándulas endocrinas,
especialmente el hipotálamo y la pineal, despiertan de su estado atrofiado y
comienzan a funcionar como estaba previsto, brindando a nuestros cuerpos
rejuvenecimiento y una mejor salud y espiritualmente nos dan acceso a la
multidimensionalidad. Los cristales del chakra de la corona comienzan a activarse
permitiéndonos recibir e interpretar comunicaciones de otras realidades. Lo que
han estado esperado un sinnúmero buscadores espirituales y esotéricos por largo
tiempo al fin, gracias a esta técnica, estaría siendo posible.

Sin embargo este estado de conexión multidimensional no se alcanza de forma


inmediata, ni rápida, sino a través de un proceso de crecimiento espiritual, de trabajo
interno a todo nivel. Los individuos que deciden acelerar el proceso notaran un
cambio en su energía interior y en su propia vibración, de esta forma cualquier cosa
que le haya ocurrido en el pasado y este limitando sus posibilidades actuales, podrá
ser transmutada y eliminada de los obstáculos.
11
Según la teoría del Universo holográfico de karl Pribram.
Los cambios serán muy intensos durante el período de crecimiento espiritual y re
codificación, ya que se está reorganizando toda la información contenida en el
ADN. Lo anterior, no es sino una prueba de que estamos entrando a una nueva,
excitante, maravillosa y matizada por una nueva percepción de la realidad y
vertiginoso ritmo de crecimiento interior.

Debemos comprender que solo el poder psíquico de una conciencia despierta puede
actuar sobre la matriz energética del ADN y transmutar sus ondas de baja frecuencia
en otras de alta frecuencia. El estado de “Consciencia Plena” o de unificación de
hemisferios cerebrales permite la re codificación completa del ADN.

El concepto de “Unificación de hemisferios”, es un estado del ser que trasciende las


leyes físicas como nosotros las conocemos y experimenta la no separación entre los
mundos visibles e invisibles. Se manifiesta al trascender nuestras propias
limitaciones y necesidades. Desde el punto de vista emocional, la unificación de
hemisferios cerebrales trae un final a la experiencia del miedo y nos permite
experimentar un nuevo nivel de alegría y éxtasis en las actividades diarias. Nos
convertimos en co-creadores con el universo y somos responsables nuestra propia
existencia. Nosotros creamos nuestras experiencias y /o recordamos que somos
creadores conscientes.

Solo la unificación de hemisferios cerebrales y el estado de consciencia plena,


permite la re codificación, re conexión y el proceso de activación del ADN. Este
ultimo cambia al integrar todos nuestros aspectos, nuestros miedos y limpiar
nuestros cuerpos. Nuestro cuerpo es reconectado y un nuevo circuito
electromagnético es creado. Todo sucede sistemática e integralmente.
CAP 6. TEORIA DEL SALTO EVOLUTIVO

Evolución paulatina o vertiginosa

El Futuro se acerca para provocar en la Tierra el Mayor Cambio de su historia. Por


primera vez en la historia de la humanidad el vertiginoso ritmo del cambio en la vida
de la especie humana supera su capacidad de adaptación. Cambios globales,
geológicos, climáticos, glaciales, solares, económicos, sociales, magnéticos,
psicológicos etc..., indican que nos acercamos a una nueva era, a un nuevo salto en
la Historia. Los Cambios auguran el advenimiento de una nueva especie, un nuevo
paso en la escalera evolutiva, la aparición de una especie de seres humanos
diferentes, completamente distintos a los hombres del siglo veinte o del milenio
anterior, con nuevas habilidades y potencialidades impensadas, se puede pensar en el
advenimiento de la nueva especie dominante a la cual bautizaremos como el homo
iluminatti.

Si bien durante millones de años la evolución fue desarrollándose como un proceso


lento y paulatino de adaptación a los cambios en el medio o entorno que rodeaba al
ser humano, de esta forma los cambios genéticos se transmitían de una generación a
otra pudiendo solo observarse un cambio significativo e importante después de
muchas generaciones de la especie, sin embargo hoy en día los cambios del entorno
son tan vertiginosamente rápidos que no hay tiempo para esperar una próxima
generación de hombres para lograr la adaptación, por tanto la gran fuerza de la vida
y su mandato divino de continuidad en la tierra obligan a pensar en una transgresión
a la teoría clásica de la evolución y pensar que la evolución en algunas circunstancias
puede dar un salto.
Un salto evolutivo ocurre siempre de manera inesperada y sorpresiva y puede estar
relacionado a condiciones extremas de adaptación. Resulta aquí valida e interesante
la “analogía del cocinero” que dice que “si mezclas desordena mente y sin control
alguno muchos ingredientes y condimentos en un olla y luego los pones a cocer con
gran fuego y presión, no es posible conocer el sabor de lo que resultara, pero de lo
que si se puede estar seguro es que será un sabor completamente distinto al de los
ingredientes en su estado inicial y revertir el proceso no es posible”. En el caso de la
evolución humana la “analogía del cocinero” podemos interpretarla como que
cuando confluyen muchas nuevas variables simultáneamente sobre la naturaleza
misma del ser humano el cambio es inevitable, irreversible y relativo a su íntima
constitución, alterando sus características más esenciales como son su propio ADN.

El salto evolutivo a ocurrido antes, prueba de ello son varias criaturas como los
peces voladores del Japón, el Ornitorrinco de Australia y otros tantos casos
semejantes. Y no solamente es necesario mirar hacia el pasado sino que
recientemente y por primera vez en la historia, científicos han presenciado el salto
evolutivo de una especie ocurrir justo delante de sus ojos, en lo que sin duda es
evidencia completamente tangible de la Evolución haciendo su trabajo. En un largo
experimento de cerca de 20 años, cuando hace dos décadas el Biólogo Evolucionista
Richard Lenski de la Michigan State University en los Estados Unidos tomó una única
bacteria de Escherichia Coli y empezó a reproducirla, diviéndola inicialmente en 12
poblaciones, durante estos 20 años, las bacterias evolucionaron paulatinamente
durante decenas de miles de generaciones, pero en todos los casos eran cambios
muy paulatinos, nada dramático. Sin embargo, en la generación nº 31,500, algo
totalmente asombroso sucedió que dejó atónito a los científicos: En una sola
mutación aleatoria, la bacteria cobró la capacidad de poder metabolizar un nutriente
llamado Citrato, el cual no es nunca metabolizado por esta bacteria sino que es una
característica vetada para ella y que ahora había adquirido en una sola mutación
genética.

Otro caso asombroso que se puede observar en estos precisos momentos ocurre
con un pez que está dando un salto evolutivo hacia dos nuevas especies distintas, en
un mismo lago de África. El suceso está ocurriendo en el Lago Victoria sin haber
una separación física entre dos grupos de la misma especie, es decir, estamos
observando un fenómeno que raramente ocurre, ya que por lo general la evolución
biológica parece ser más común cuando se dividen grupos. Estos cambios se cree
posiblemente iniciaron hace apenas unos 30 años, cuando el lago empezó a
oscurecerse debido a la contaminación ambiental y sucede que debido a las aguas
mas oscuras, los peces que tienen peor visión están pereciendo a un ritmo
alarmante, mientras que otro grupo de peces que tienen mejor visión se están
procreando a un ritmo mucho mayor que los que están muriendo y están por tanto
evolucionando hacia dos nuevas especies distintas, que están mejores adaptadas a las
nuevas condiciones del agua local. Esto les permite a ellos detectar mejor a sus
enemigos y sus presas, y es la razón por la cual han sobrevivido. Los que estan
naciendo sin esas cualidades están desapareciendo porque no pueden competir
contra sus adversarios en el mismo ambiente, es decir, no pueden detectar cuando
un enemigo se les acerca, o detectar comida para perseguirla.

Evolución dirigida

Hasta el momento hemos considerado la evolución como un proceso natural, pero


hoy en día el estudio de la genética y su tecnología han avanzando mucho y
conviene preguntarse hasta donde el hombre está dispuesto a llegar. Todos nos
asombramos en su momento con la reproducción in Vitro, los bancos de semen y la
clonación de la oveja Doly, pero estas hazañas científicas ya están quedando en el
pasado y no parecen ser un límite definitivo para la intervención del hombre sino
mas bien el principio de una larga carrera que nos llevara probablemente a una
manipulación o selección genética de la misma especie humana. Un ejemplo de
nuestro sentido de continua exploración y expansión hacia nuevos límites lo
podemos observar en el proyecto de un grupo de científicos japoneses que planea
usar el ADN de mamuts hallados en Siberia para crear un clon que nacerá de una
elefanta africana. El responsable del proyecto es el profesor de la universidad de
Kioto, Akira Irritan y piensa revivir a una criatura extinta hace 8.000 años con los
restos de mamut descubierto en Siberia en 2007 y conservado en un laboratorio de
investigación ruso, ya que su cuerpo permaneció intacto bajo el hielo durante miles
de años. El plan del experto en genética es obtener tejidos de los restos musculares
de un mamut y de donde podrá extraer el núcleo de una célula que será introducido
en un óvulo de elefanta africana que tenga lugar la división celular y la creación del
embrión. Después el embrión será reintroducido en un ejemplar de elefante
africano, el descendiente más directo del mamut. Si todo el experimento es exitoso
después de 600 días de embarazo podrá observarse en vivo y en directo el clon de
mamut lanudo. La primera especie prehistórica que volverá a pisar la faz de la tierra
gracias a las técnicas de clonación. Y si somos capaces de influir de esta manera en la
historia de las especies vivas no haríamos probablemente lo mismo con la especie
humana si se encontrara amenazada o en peligro.

Es necesario por tanto darse cuenta que efectivamente estamos transitando una
época en la cual en muchos aspectos comenzamos a sentirnos amenazados y no
podemos seguir de la misma forma, ya que el ser humano esta en jaque, se encuentra
obligado a cambiar ya que su medio esta en cambio y este cambio es tan profundo
que afectara su propia naturaleza y su condición mas intima, es por tanto necesario
que la especie humana experimente un gran cambio y de un salto en la evolución.

Por otra parte la evolución de Darwin es solo una pequeña fracción del gran camino
evolutivo que deben seguir los seres humanos ya que solo observa la superficie o lo
accesorio del cambio real. La verdadera evolución no es otra cosa que el camino del
ser humano para ser cada vez más conciente de su divinidad. Solo el despertar de su
conciencia es un cambio real hacia un ser mucho mas evolucionado. En el caso del
hombre la conciencia despierta se relaciona con el cerebro y la forma de respirar. La
evolución llevara al funcionamiento unificado de ambos hemisferios cerebrales y a
un nuevo hombre de conciencia plenamente despierta, un homo iluminatti.

Por primera vez en la historia las tres dimensiones del ser humano, sus planos
físicos, mental y espiritual, se encuentran siendo fuerte y violentamente estimulados
por el entorno, la evolución en este caso no puede volver a ser un proceso lento de
miles de años, sino que surge un poderoso efecto de trampolín o palanca que hará
que la evolución no de otro paso, sino que esta vez de un salto.

La alineación galáctica y los rayos cósmicos producirán una mayor mutación


genética en el ADN humano que miles de años de selección natural. Todo va
cumpliendo ciclos, los estudios avanzan y aprendemos y entendemos cada vez más,
no es posible quedarse detenido y manejar presunciones cuando a ojos vista las
cosas tienden a empeorar y no a mejorar. El colapso de la economía, el colapso
laboral, político y cultural de los comportamientos sociales, educacionales, etc., en
todo el mundo investigadores en diferentes países se planteaban las mismos
interrogantes, puestos a buscar el motivo de este colapso; y concluyeron que había
varios factores que tenían una gran influencia. Unote ellos señalo a la actividad solar
como materia principal y su incidencia en el clima, la temperatura y especialmente en
el comportamiento de todos los seres vivos, sin dejar de lado la actividad sísmica y
volcánica, el calentamiento global y el campo magnético terrestre.

De lo anterior podemos deducir que la energía en un sistema cerrado es la clave para


entender los saltos evolutivos. De esta forma El desarrollo de una visión holística
del universo y sus realidades tiene enormes aplicaciones una de ellas podemos verla
en el análisis a una de las leyes de la termodinámica. Si consideramos el postulado
científico que dice que “la energía no se puede crear ni destruir sino solo
transformar” y consideramos una visión holística de la naturaleza del ser humano,
donde ya en la antigua Grecia se hablaba de cuerpo, mente y espíritu, podemos
pensar que esta separación tradicional no es más que distintas manifestaciones de
energía de un todo unificado. Lo anterior se puede explicar también a través de la
segunda ley de la termodinámica que señala que la suma de energías en un sistema
cerrado siempre es constante, donde el planeta Tierra es en sí un sistema cerrado,
por lo que la civilización del hombre y su progreso es una modificación permanente
de la energía presente. Pero si esto ultimo es exacto, de donde a provenido toda la
energía acumulada en el progreso de la humanidad y su civilización durante miles de
años?. La respuesta no puede ser otra que si aceptamos la existencia de otras
dimensiones, esta energía provendría de un intercambio y flujo constante de la
energía de una dimensión a otra.

La propuesta que podemos hacer es que existen energías precipitantes de otras


dimensiones y energías ascendentes. A las cuales les hemos llamado energía levitante
y energía gravitante. Fijémonos que es interesante el que surja una vaga explicación
de la energía gravitante que hasta ahora resulta ser un misterio para el mundo
científico. Lo anterior también nos lleva a una comprensión holística del entorno y
su propio rol en la historia.
CAP 7. EL HOMO ILUMINATTI

Primeros Indicios

El primer indicio del advenimiento del homo iluminatti se encuentra en el


fenómeno de los niños índigo descrito por primera vez por Nancy Ann Tappe, una
autoproclamada psíquica y sinestesica que afirma poseer la habilidad de percibir el
aura de las personas, en su libro "Understanding Your Life Through Color"
(Comprendiendo tu vida a través del color) en 1982, según sus escritos, comenzó a
notar que muchos niños estaban naciendo con auras de color índigo hacia finales de
la década de 1970 y que se proyecta que a principios del siglo XXI, el 97% de los
niños menores de diez años y el 70% de los que tienen entre 15 y 25 sean "índigo".
Sin embargo, ningún estudio científico ha conseguido comprobar sus dichos.

Según los defensores de este fenómeno, los niños indigos poseen características
tales como una mayor intuición, espontaneidad, rechazo a una moralidad estricta y
una gran imaginación, añadiéndose frecuentemente también a tales capacidades
ciertos dones paranormales, o poderes sobrenaturales como la telequinesis, la
clarividencia, la piroquinesis o la capacidad de sanción.

También afirman sus defensores que estos niños poseen un fuerte sentimiento para
generar una diferencia significativa en el mundo, y se encuentran naturalmente
inclinados a temas relacionados con la espiritualidad, el ocultismo y el esoterismo.
Sin embargo estas afirmaciones quedan en el plano de lo hipotético, debido a que no
han sido demostradas científicamente. Aun así existen místicos que dicen haber
trabajado con niños de aura azul (índigos), asegurando que sus características son
reales y existen variaciones de estas entre un niño y otro. En el último tercio del
siglo XX se crearon escuelas para la formación de estos niños de aura azulada, que
según las teorías teofísicas debían liderar el cambio a la era espiritual de Acuario.

La idea de los niños índigo fue más tarde popularizada por el libro de 1998 "The
Indigo Children: The New Kids Have Arrived (Los niños índigo: los nuevos chicos
han llegado)", escrito por el matrimonio y equipo formado por Lee Carroll y Jan
Tober. Carroll insiste en que el concepto se obtuvo a través de las conversaciones
telepáticas con un extraterrestre o "energía maestra angelical" a la que él denomina
Kryon.

2012 hito evolutivo

Por otro lado la ley hermética de la correspondencia nos dice que la alineación
estelar del 2012 tiene una enorme resonancia en la galaxia, el sistema solar y el
planeta Tierra. Todo parece indicar que un cambio sin precedentes tendrá lugar en
nuestro planeta y como es propio del comienzo de un nuevo tiempo, todas las cosas
se renuevan12; se renueva la religión, la política, la economía, estableciéndose una
nueva visión de la existencia (cosmovisión), un nuevo mundo, y un nuevo hombre:
el homo iluminatti.

Lo anterior a llevado a que inclusive algunos investigadores buscaran comprender


los diferentes periodos históricos y su relación con la fluctuación del magnetismo
terrestre. Estudiando textos antiguos y haciendo proyecciones al pasado con
simuladores, la ciencia ha descubierto que a través de la historia, los ciclos de la
tierra y sus correspondientes civilizaciones fueron fuertemente influenciados por la
variación del campo magnético terrestre, campo que aparentemente estaría
influenciado por la alineación galáctica. En tiempos de campos magnéticos bajos
hubo un mayor nivel de conciencia en los individuos, y con campos magnéticos más
altos el nivel de conciencia fue menor.

También no debe dejar de tenerse en cuenta que todo cambio vibracional o de


naturaleza electromagnética estará estrechamente relacionado con otras esferas o
dimensiones de la existencia, de la misma forma que un fuerte cambio en la forma

12
Véase Evangelio de San Juan “Hago nuevas todas las cosas”.
de vida de los seres humanos va a afectar su forma de pensar y su propia
espiritualidad. La fuerza del cambio se transmite de un plano al otro formando una
espiral ascendente de energía evolutiva. De esta forma el homo iluminatti ya no
estará interesado en representar ideas o doctrinas en particular que busquen
interpretar lo que Dios espera de la vida de cada hombre, sino que promoverán
causas aculturales que unirán a los pueblos, donde su filosofía y manera de pensar
no serán el factor mas importante a considerar, sino su contribución al bienestar y
progreso de la humanidad. De esta manera líderes como Mahatma Gandhi, Karol
Boschtila, Dalay Lama y otros más, serán ampliamente reconocidos como líderes y
guías de la humanidad.

Las fuerzas presentes en esta nueva era, no solo traen al hombre una mayor
conciencia en relación al entorno y su rol o propósito dentro de la creación y el
universo en general, sino que además conlleva una mirada introspectiva de el
mismo, donde el nuevo ser, al ser iluminado por las poderosas influencias
planetarias que regirán esta nueva era, comienza a tomar conciencia también de su
naturaleza divinamente compleja. Así las teorías que promueven la creencia de un
hombre mas allá de la carne y el hueso que es en sutil esencia espiritual, compuesto
por un complejo campo energético que se manifiesta en todas las dimensiones del
universo simultáneamente teniendo en él la semilla de los poderes del creador
principal, que es capaz de gobernar la naturaleza junto con toda función o proceso
vital, son ampliamente adheridas por un gran número de personas. El
reconocimiento de una naturaleza multidimensional en el hombre supone la
concepción de un ser mucho mas complejo, que coexiste en las diferentes
dimensiones y por ende establece relaciones de intercambio con ellas que se
manifiestan como las distintas facultades que la energía divina permite, es decir la
clarividencia, telepatía, telekinesis, sanaciones, etc... Es en este ámbito que la
multidimensionalidad del hombre involucra la existencia de otros cuerpos de energía
o más sutiles que estarían encadenados al cuerpo físico o manifestación más densa
de su ser. Muchos investigadores y científicos como Gerber, Tiller y Barbara Ann
Brennan científica y clarividente, autora de "Manos que curan"(1987) y "Hágase la
Luz"(1993) - aunque con algunos matices y nombres distintos, han descrito en la
existencia de varios cuerpos, como los mencionados, en el ser humano, unos más
sutiles que otros, pero todos enlazados y fundidos en un solo ser. Podemos
considerar que la materia de la que está hecha el cuerpo físico, está estructurado por
"luz congelada" o densificada. A partir del cuerpo físico, los distintos cuerpos sutiles
estructurados por vibraciones u ondas más veloces que la luz, se van diferenciando
cada uno del siguiente por la mayor rapidez y frecuencia de estas ondas que
determinan una especie de materia cada vez más fina o sutil, imperceptible para el
ojo físico normal, pero si visibles para el clarividente.

Evolución del proceso cerebral

El salto evolutivo corresponde a la unificación de hemisferios cerebrales, el homo


iluminatti es capaz de analizar la verdad que tiene frente a sus ojos y a la vez es
capaz de contemplarla sensitiva y emocionalmente, creando una relación personal
con el objeto de observación, una experiencia espiritual que escudriña su más intima
naturaleza. Rompe de esta forma por instantes la terrible ley de la dualidad y
posiciona a su especie hacia la era de la unificación o integración de la vida. La era
dorada de la vida en el planeta.

Nuestro cerebro es el órgano mas evolucionado y complejo que ha producido la


evolución de la vida en el planeta, por ello sea quizás el más desconocido y donde
resida la clave de la cura de muchas enfermedades, se a distorsionado la verdad con
la idea dualista mente/cuerpo como cosas separadas e independientes cuando la
realidad es que son dos caras de la misma moneda, ejemplo de ello es que la doctora
americana Kringer M. Load somete en su centro a pacientes desahuciados de cáncer
a técnicas de visualización creativa donde las células sanas son visionadas
substituyendo a las cancerígenas y obtiene un asombroso 60% de curaciones.

Para lograr la tan anhelada unificación de los hemisferios cerebrales es necesario


reeducar la mente, se debe aprender a meditar, acompasar la meditación con la
respiración, unificando también el cuerpo y la mente, solo comprendiendo el hondo
significado de la unicidad con el universo, adviene la iluminación, despierta la
inteligencia holística13 y el hombre avanza hacia otro nivel de la evolución.
Recordemos como Buda se ilumino con solo meditar. Cansado del sin sentido de su
existencia un buen día Siddhartha Gautama decidió sentarse y no moverse del lugar
en el que se encontraba hasta lograr la iluminación, después de muchas horas de

13
Este tipo de inteligencia está ampliamente descrito en la obra “La inteligencia holística” del
mismo autor.
meditación, sus hemisferios cerebrales lograron la unificación y en ese momento
Siddharta comprendió la verdad subyacente en todas las cosas; la unicidad de su
existencia con el creador y su creación, entonces Siddhartha se convirtió en Buda,
un hombre iluminado.

La ley de la dualidad ha estado presente en la historia del hombre desde el principio,


pero no es absoluta, ni definitiva, es más bien relativa y subjetiva y está sustentada
en la percepción del observador. Explicare esto de una manera más simple; así como
la misma luna se muestra en cada pileta y el mismo sol se muestra en todos los ojos,
así pues la unidad se refleja en todos los ojos y es visto por millones de distintos
observadores sin estar por ello dividida, así también, las criaturas no son divisiones
del creador. La Unidad no implica la disolución de las partes, mentes o Egos-
sublimados sino la integración holográfica de las mismas. El modelo de un Universo
Holístico conlleva aceptar que la integración de las partes en la Unidad no exige la
disolución de las mentes personales. Si las partes se disuelven en el Todo, es como si
un espejo mira a otro espejo, ninguno ve nada...El Todo necesita la existencia de sus
partes, como éstas al Todo. El Uno se mira así mismo a través de sus partes. Si
nadie mira al Uno no existe el Uno.

La ley de la dualidad está perfectamente representada en el Ying y Yang de la cultura


oriental, superactivando por meditación el hemisferio cerebral derecho, que es el
Yang, no se llega a la Unidad sino a la disolución de la misma; porque el Yang,
necesita a muchos-yin, y viceversa. Del mismo modo, La unidad no se alcanza con la
mitad del cerebro sino con la unificación de sus dos hemisferios cerebrales. El Yang
necesita al Yin como el Uno a los Muchos, uno no puede existir sin el otro.

El homo iluminatti , la nueva especie, necesita alcanzar una masa crítica para generar
un cambio real en la humanidad. Actualmente un número reducido de individuos
han cambiado su forma de pensar y que están trabajando activamente en alguno de
los temas que les ha hecho despertar conciencia. El trabajo grupal es bueno y ha
dictado los cambios que nuestra especie quiere, ahora es el momento de hacerlo a
nivel global y con una sola petición que englobe todas: El cambio de la conciencia
colectiva.

Desde aquí que es necesario entender por todos los que trabajamos en distintos
grupos que estamos a pasos de subir un escalón más en la evolución de nuestra
especie, que aquello por lo que luchamos será más fácil que se dé, además de más
rápido, si dejamos de un lado los intereses grupales o personales y nos unificamos
todos a una sola voz deseando un cambio de conciencia en nuestra especie que
englobe a todos los grupos que trabajan por y para la evolución del ser humano, en
ese momento, cuando realmente nos unamos, dejando a un lado nuestros propios
intereses y funcionemos como uno, la conciencia cambiara y la evolución de la
especie se acelerara, los cambios serán automáticos, así pues empecemos todos a
trabajar unificados por el cambio de conciencia, cambiando ella todo cambiara.

Curiosamente existen técnicas para despertar completamente la conciencia que han


estado siempre presentes a través de la historia de la humanidad y han sido
conocidas por un reducido número de personas, los sabios de la antigüedad. Me
refiero al cúmulo de ejercicios practicados por monjes tibetanos, yoguis, maestros
sufís o esenios, donde un rol importante juegan la respiración, la practica de
mantrams (vocalizaciones), mándalas (imágenes simbólicas), la meditación, etc..,
todos estos ejercicios ayudan en el proceso de unificación de hemisferios cerebrales
y hacen posible la activación del inconciente y el despertar de la conciencia.
Especialmente llama la atención una técnica que se conocida como Mer-Ka-Ba que
ha sido descubierta en ruinas históricas y escritos antiguos en casi todo el mundo, e
interesantemente al parecer también estarían presentes en los manuscritos del mar
Muerto que tanta controversia han generado.

Lo que en el mundo esotérico y la antigua ciencia yogui de la India se conocen como


los dos cordones "Idá" y "Pingalá" que se representan por la serpiente enroscada o
el caduceo de Hermes para la simbología medica y que no son mas que dos
cordones etéricos que ascienden entrecruzándose en la forma de un ocho, a un lado
y el otro de nuestra columna vertebral, terminan su camino juntándose en la línea
media del cerebro lo que representa el proceso de la unificación de hemisferios
cerebrales.

Si para las antiguas escuelas de misterios el ascenso de la energía Kundalini por los
canales Ida y Pingala traía consigo el despertar de los chacras14 y su fin ultimo era el
logro de un ser humano completamente despierto y auto consciente, para el hombre
moderno esto ultimo se convierte en el salto evolutivo que debe dar y cuya
14
Ruedas o vortices magnéticos que nos conectan con la energía multidimensional o Prana
Hindú.
manifestación mas palpable esta en el proceso de unificación o sincronización de sus
hemisferios cerebrales, lo que le permite equilibrar dentro de él las fuerzas positivas
y negativas, masculinas y femeninas, constructivas y destructivas¡ y estar en armonía
con las grandes leyes cósmicas.
BIBLIOGRAFIA

Ayala, F.J. (1994): La teoría de la evolución. De Darwin a los últimos avances de la genética.
Ediciones Temas de Hoy, S.A. Colección Fin de Siglo / Serie Mayor, 60. 237 págs.
Madrid ISBN 84-7880-457-9

Ayala, F.J. y Valentine, J.W. (1983[1979]): La evolución en acción. Teoría y procesos de la


evolución orgánica. Editorial Alhambra, S.A. Alhambra Universidad. 412 págs.
Madrid ISBN 84-205-0981-7

Cabello, M. y Lope, S. (1987): Evolución. Editorial Alhambra, S.A. Biblioteca de


Recursos Didácticos Alhambra, 12. 114 págs. Madrid ISBN 84-205-1535-3

Carter, G.S. (1958 [1959]). Cien años de evolución. Editorial Taurus, S.A. Ser y Tiempo,
5. 223 págs. Madrid.

Castrodeza, C. (1988): Teoría Histórica de la Selección Natural. Editorial Alhambra,


S.A. Exedra, 160. 284 págs. Madrid ISBN 84-205-1740-2

Crusafont, M., Meléndez, B. y Aguirre, E. (Eds.) (1966): La evolución. La Editorial


Católica, S.A. Biblioteca de Autores Cristianos [B.A.C.]. Sección VI (Filosofía), 258.
1014 págs. Madrid ISBN 978-84-220-0676-3 (de la 4ª ed., 1986)

Devillers, C. y Chaline, J. (1989 [1993]): La teoría de la evolución. Estado de la cuestión


a la luz de los conocimientos científicos actuales. Ediciones Akal, S.A. Ciencia Hoy, 5.
383 págs. Madrid ISBN 84-7600-989-5

Dobzhansky, Th., Ayala, F.J., Stebbins, G.L. y Valentine, J.W. (1977 [1979]):
Evolución. Ediciones Omega, S.A. 558 págs. Barcelona ISBN 84-282-0568-X

Gould, S.J. (2002 [2004]): La estructura de la teoría de la evolución. Tusquets Editores,


S.A. Metatemas, 82. 1426 págs. Barcelona ISBN 84-8310-950-6

Limoges, C. (1970 [1976]): La selección natural. Ensayo sobre la primera constitución de un


concepto (1837-1859). Siglo Veintiuno Editores, S.A. Ciencia y Técnica. 183 págs.
México D.F.
Maynard Smith, J. (1972 [1979]): Acerca de la Evolución. H. Blume Ediciones. 136
págs. Madrid ISBN 84-7214-182-9

Milner, R. (1990 [1995]): Diccionario de la evolución. La humanidad a la búsqueda de sus


orígenes. Biblograf, S.A. Vox. 684 págs. Barcelona ISBN 84-7153-871-7

Moya, A. (1989): Sobre la estructura de la teoría de la evolución. Editorial Anthropos, S.A.


- Servicio Editorial de la Univ. del País Vasco. Nueva ciencia, 5. 174 págs. ISBN
84-7658-154-8

Templado, J. (1974): Historia de las teorías evolucionistas. Editorial Alhambra, S.A.


Exedra, 100. 170 págs. Madrid ISBN 84-205-0900-0

John G. Bennett (1973). Gurdjieff, a very great enigma (en inglés), Samuel Weiser, p.
35. ISBN 0877282167. «...por medio de las sociedades secretas de Armenia
tenía una oportunidad sin igual para...»

P. D. Ouspensky (2005). El cuarto camino, Editorial Kier. ISBN 9501703252. «El


cuarto camino...»

James Moore (1999). Gurdjieff (en inglés), Element Books Ltd.. ISBN
1862046069. «Madame Ostrowska...»

Noemi Paymal (2008). Pedagogía 3000, Editorial Brujas, p. 164. «El modelo
educativo Etievan de Nathalie de Salzman basado en las ideas de George
Ivanovich Gurdjieff...»

Gurdjieff, G. I. (2004). La vida es real solo cuando Yo Soy, Cartoné. Málaga: Editorial
Sirio. ISBN 978-84-7808-453-1.

– (2004). Perspectivas desde el mundo real, Cartoné. Málaga: Editorial Sirio.

Gould, S.J. 2004. Estructura de la teoría de la evolución. Tusquets Editores S.A.,


Barcelona.

Chris Cowan & Don Beck. 1996, Spiral Dynamics: Mastering Values, Leadership and
Change. Blackwell Publishers,.
Clare W. Graves (ed. William R. Lee) 2004. Levels of Human Existence.. Eclet
Publishing,

Chris Cowan & Natasha Todorovic 2005. The Never Ending Quest: Clare Graves
exploring human nature.. Eclet Publishing, Wilber, K. 2001. Una Teoría de Todo.
Kairós. Barcelona.

Wilber, K. 2007. Espiritualidad Integral. Kairós. Barcelona.

Novoa, Nicolás 2004. Introducción a Dinámica Espiral. Artículo online. Psicored.

Michel Bauwens 2005, A Critique of Wilber and Beck's SD-Integral, P/I:


Pluralities/Integration, no. 61.

Christopher Cowan, Acerca de lo Integral, disponible en Internet.


http://www.spiraldynamics.org/es/faq_integral.htm (revisado el 25-06-2010).

Arnold Toynbee, 1970. Estudio de la Historia, compendio, Tomo II, Alianza


Editorial, Madrid.

Reinhard Stindl, 2010. Diez teorías apocalípticas sobre ‘El fin del Mundo’ el 21 de diciembre
de 2012. Revista Momento 24. http://momento24.com/2009/11/13/diez-
teorias-apocalipticas-sobre-%E2%80%98el-fin-del-mundo%E2%80%99-el-21-
de-diciembre-de-2012/

Silvia Colome, 2010. Se dispara demanda de bunckers en españa por teorías apocalípticas. La
vanguardia. http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias.html.

Wikipedia. 2010. Fin de la civilización. Disponible en Internet.


http://es.wikipedia.org/wiki/Fin_de_la_civilizaci%C3%B3n

Nick Bostrom (2001). Existential Risks: Analyzing Human Extinction Scenarios and
Related Hazards. Journal of Evolution and Technology, Vol. 9, March 2002

Corey S. Powell (2000). Twenty ways the world could end suddenly, Discover Magazine
L. A. Willson & G. H. Bowen (2000). Miras, Mass-Loss, and the Ultimate Fate of the
Earth. Meeting of the American Association for the Advancement of Science
(AAAS), Washington DC.

Martin Rees (2004). Our final hour: A Scientist's warning : How Terror, Error, and
Environmental Disaster Threaten Humankind's Future in This Century--On
Earth and Beyond. ISBN 0-465-06863-4

Moreno Perez, Nestor. 2009, El caos en las Ciencias Sociales. Universidad Autónoma
de Chapingo.

Freedman, David H. Chaos Theory, Inc; Boston; Oct 20, 1998.

Durrance, Bonnie. 2009 La visión evolutiva de Dee Hock. Del caos al orden

Alligood, K, T.; Sauer, T.; Yorke, J. A. 1996. Chaos: Am Introduction to Dynamical


Systems. Springer-Verlag. New York

Crutchfield, J. P.; Farmer, J.D.; Packard, N.H.; Shaw, R.1986.- Chaos, Sci.
Am.255(6) 46-57.

Gleick, J. 1988.- Chaos: making a new science. Penguin Books, New york.

Lorenz, E.N. 1963.-"Deteministic Nonperiodic Flow", J. Atmos. Sci.20 130-141.

Lorenz, E.N. 1993.-The essence of Chaos. University of Washington Press. New York.

Ott, E. 1993.-Chaos in Dynamical Sustems.Cambridge University Prees. New York.

Robertson, R.; Combs, A. eds. 1995.-Chaos Theory in Psychology and the Life Sciences,
Lawrence Erlbaum Associates: Mahwah, New Jersey.

Stewart, I. 1991.-¿Juega Dios a los dados? La Nueva matemática del Caos. Grijalbo
Mondadori. Barcelona

Agustina Borella, Racionalidad amplia: Creencias y emociones. Universidad Nacional de


La Plata Nov. 2008. Disponible en Internet:
(http://viijif.fahce.unlp.edu.ar/programa/ponencias/BORELLA
%20Agustina.pdf).

Barbara Marcinial “Recuperar el poder – sabiduría pleyadiana para un mundo en caos”.


2004. Disponible en Internet:
http://www.bibliotecapleyades.net/pleyades/pleyades_marciniak05.htm.

Max Ingman. El ADN Mitocondrial Esclarece la Evolución Humana. Un artículo


original de ActionBioscience.org American Institute of Biological Sciences

Manuel Portolés, El «sapiens», su ADN y la evolución, disponible en


http://www.uu.se/findperson.php?uid=N99-1523

El ADN Pone en jaque a la evolución. Disponible en Internet:


http://www.indubiblia.com/Biblia&Ciencia.htm#El%20ADN

Estudios sobre el Campo Electromagnético en el ADN (TGD - Topological


Geometrodynamics). Disponible en Internet:
http://www.physics.helsinki.fi/~matpitka/wormas.html

Efecto del campo magnético sobre el ADN. Disponible en Internet:


http://micro.magnet.fsu.edu/dna/magnetic.html

Alexander P. Dubrov Acción del Campo Geomagnético en la Biología y en el Ciclo


Circadiano. Disponible en Internet: http://apdubrov.inc.ru/field.html

Proyecto de la medición Conciencia Global. Universidad de Princeton, disponible en


Internet: http://noosphere.princeton.edu/fristwall2.html

Meditación transcendental colectiva. Disponible en Internet:


http://www.istpp.org/crime_prevention

También podría gustarte