Está en la página 1de 2

GRAVÁMENES SOBRE LOS TÍTULOS VALORES

“Siendo los Títulos Valores, bienes muebles, cosas, pueden ser objeto no sólo del

derecho, sino también de otros derechos que lo afectan, como usufructo o prenda,

pueden ser objeto también de medida de embargo u otra cautelar. Estas no surten efecto

si no se anota en el mismo documento (literalidad) los derechos y gravámenes sobre

las acciones de la S.A. deben constar en el libro de matrícula de acciones”.

Merchán (2015) afirma: “Los títulos valores no son sólo objeto de derecho de

propiedad sino también de otros derechos reales sobre cosas muebles, como usufructo

o prenda y pueden ser afectados con la medida judicial de embargo u otra cautelar”

(p.1).

“De acuerdo con el principio de literalidad, el embargo y cualquier afectación sobre el

derecho indicado en el titulo o sobre mercancías en él representadas, no surten efecto

si no se anotan en el mismo documento, o, según su naturaleza, en la matrícula o

registro del respectivo valor. Si se trata de acciones, la medida o el derecho real deben

constar en el título y en el registro. Además, el gravamen sobre los bienes fideicomiso

(art. 13, 56 y sgtes. de la Ley)”. (Merchán, 2015, p.1)

PRESENTACIÓN Y RESTITUCIÓN DEL TÍTULO VALOR

Para exigir los derechos que emergen del título valor es requisito esencial la

presentación del documento.

“El deudor no puede reconocer como acreedor a otra persona que no sea el poseedor

del título que haga la presentación de él, y que es quien está facultado a reclamar y

obtener la prestación respectiva”.


“El tenedor legítimo debe presentar el título para exigir las prestaciones que en él se

expresan. Se trata de un elemento real que objetiva el derecho del titular. El título valor

debe ser devuelto a quien cumple la prestación contenida 1 en él. Si existe

cumplimiento parcial debe anotarse en el título. La Ley trae como innovación la

posibilidad que los interesados acuerden la destrucción del título valor pagado

totalmente, prescindiendo de su devolución física”. La carga de la prueba de tal

acuerdo, así como la responsabilidad por la falta de destrucción, corresponde al

obligado a la obligación. (Merchán, 2015, p.1)

También podría gustarte