Está en la página 1de 7

---- --------

-------- -- -- -----
-
---

,~------

1 Nellie Campobello
1 La revolución en clave de mujer

D ESBORDAR EL CANON ¡.,\


.JlL
1\ laricruz Cas tro Ricaldc (coord inadora) ~TECNOLÓGICO
• DE MONTERREY •
~
=
UNIVERSIDAD
®

IBEROAMERICANA
n& I OAO Dr M(XK"" O

~CONACULTA. IFO INCA


Introducción

Laura Cázares H.
UAM-I

La novela de la Revolución Mexicana surge estrechamente unida a deter-


minadas circunstancias históricas: una prolongada dictadura, la de Porfirio
Díaz, unas frecuentes elecciones fársicas y un pueblo en su mayoría
empobrecido. Por lo general, se incluyen dentro de esta designación
aquellas obras que se refieren a la fase armada de la Revolución (191 0-
1917); pero cada vez es más frecuente ampliar el periodo al inicio de la
década de los sesenta, cuando se consolida el poder estatal por parte de
la burguesía.
, Hasta el momento no se ha escrito una obra que abarque todo el
proceso revolucionario, no hay tma novela de la Revolución Mexicana.
Lo que existe es una multiplicidad de novelas, parciales, episódicas,
testimoniales, que en conjunto permiten reconstruir esa etapa histórica.
Tanto si se reduce como si se amplía el periodo que comprende la
novela de la Revolución, es obvio que hay un predominio masculino en
la producción literaria. Son pocas las escritoras que han escogido como
tema esa etapa histórica, por lo mismo es necesario acercarse a esas voces
femeninas para escuchar lo que tienen que decir sobre un movimiento
que generalmente se ha planteado como eminentemente masculino, sin
serlo, Yque ha tenido tales repercusiones que no puede comprenderse el
México actual sin referirnos a él como base de otros momentos claves de
nuestra historia.
Nellie Campobello es la primera y una de las pocas autoras de est'e
ciclo narrativo que vivió la Revolución, en el norte del país, y que escribió
en un tiempo no muy lejano al de ese movimiento. Formalmente, su obra
Nellie Campobel!o, a mediados de la década de los veinte.
literana
· comcide
· ·
en algunos aspectos con la de otros escritores de1 etc
· 1o,
pero también tiene ciertos rasgos que la separan de ellos. De la misma

17
manera, Sus O bras son mur· diferentes a aquellas que otras escrito ras En los anos- tre inta creó varios ballets de tema revolucionario,. como
están publicando por la misma época. Sin embargo, a Campobello se le
.. 30 _30", arnca da" , "Clarín" y "Tierra". En 1937 la nombraron
. . "B · . . directora
.
ha conocido más por sus actividades en el campo de la danza, que por ~ 1 d Danza· también formó parte del Conse¡o D1recttvo del
de )a Escue a e - ' . . , ,
las desarrolladas en el ámbito literario. Por eso uno de los pocos recono-
Ballet d e 1a C. . iudad. de México y' con Marttn Lms Guzman y Jose Clemente
cirrúentos que obtuvo fue la medalla "Una vida dedicada a la danza", que 3
Orozco, preP aró temporadas de ballet de mucha irnportancia. La danza
le otorgó el I~BA en 1985, en un homenaje al cual no acuclió. 1 · 1 para Nellie Carnpobello, enseñó e investigó acerca de ella, por
fue esencia
Nellie Francisca Ernestína son los nombres con los que Campobel!o
lo que se 1e P odría' considerar una autoridad en ese campo.
. . Pero desde su
se presenta en la entrevista que le hace Ernrnanuel Carballo, y su fecha de ·va la escritura es lo que verdaderamente la Jdenttfica, por eso le
perspec tl , . " .
nacimiento la fija el 7 de noviembre de 1909 en Villa Ocampo, Durango dice a Patricia Aulestta de Alba: Yo soy escntora [... ] yo no buscaba un
(1986: 409). Pero como se podrá ver en el trabajo "Rafaela, La flor", Jugar en el baile. Yo caí para acompañar a mi hermana [... Jlo hice ayudando
incluido en este libro, se le registra corno Francisca, en 1900, y se le a Gloria, porque yo lo hacía todo por ella" (Aulestia de Nba, 1987: 22).
bautiza como María Francisca; en ambos casos con el apellido de su Según dice en la entrevista que le hizo Ernmanuel Carballo, a los
madre: Luna. Como en otras ocasiones dio diversas fechas de nacimiento, doce años escribió una breve .novela "ridícula, curiosa": La procesarla de la
y podemos afirmar que, como sucede con muchas escritoras, tuvo la
Dttqttesa. Pero su primer libro, Yo!, luego subtitulado Versos por Francisca, se
capacidad de nacer varias veces; y también de autobautízarse, hasta llegar publicó en 1929 con una breve presentación del Dr. Atl, quien se refiere a
al nombre tan apropiado para ella y con el que fue ampliamente conocida: sus versos como "conjunto de ritmos .a rquitecturados en columnas sutiles
Nellic Campobc11o. 2
sobre los cuales ríe la vida y esplende el sol" (Vargas Valdés y García
La historia familiar de la escritora es bastante compleja y no se intenta
Rufino, 2004: s.p.). Cuando Nellie viajó a La Habana (1929), su amigo
dilucidarla en esta presentación, ya que existen trabajos extensos enfocados
José Antonio Fernández de Castro, periodista cubano, le dio a conocer
a su biografía, como los de Jesús Vargas Valdés y Flor García Rufino e
el libro a Federico Garcia Lorca, quien también visitaba la ciudad. Muy
Irene i\btthcws. Sin embargo, cabe destacar LJUC vivió mucho tiempo en
literariamente, y en una escena que parece rememorar a Romeo y Julieta,
Parral, Chihuahua, donde tuvo las experiencias de la Revolución, y algunos
Nellie describe en Mis libros su encuentro con el poeta granadino:
años t:n Ciudad Juárez, pero después deJa muerre ele su madre (1922) se
trasladó a la ciudad de México con al1-,runos miembms de su familia Yahí José Antonio le enseiiú mí libro de versos, y d gran poeta fue a nuestra casa para
se profesionalizó en la danza, particularmente en la autc)ctona mexicana, verme: mi persona le había inspirado gran curiosidad. Cuando él y José Antonio
acerca de la cual hiw un líbru con su hermana Gloria: IV!mos í11rl(~elltiJ tle llegaron, yo estaba asomada a un barandal altísimo. Conresté -<lcsde donde yo
Méxím (1940) r . b '1 . . . , )Of miraba- el tímido y cortés saludo de Federico y el de Jo sé i\nronio, lluc reía
, . · uc :u arma, maes tra de dam~a y coreógrafa; vra¡o 1 como un nirio. Los vi exactamente tres minutos, reloj en mano (lo sé por'1uc
la rcpublrca para in fu . ., ¡ · bailes
. . rmarsc y tambren para dar a conocer os les dije que sólo tres minutos iba a estar en el barandal). Pude ver a Federico
rndrgcnas.
sin apartar mi mirada de él. Sus cejas eran, o me lo parecieron. enormes, su cara
ancha, sus ojos de moro, bellísima su frcnre; su boca traslucía signos amargos de
tragedia con stante (1960: 15).
~~-----------·-------
rn :"~." M hallct s de la~ C:ampobc:llo partícípahan importantes figuras dd arre y b cultura, como los FJ
e· tnclon adc>s,Martín I .uí~ (juzrnán y Jc¡ sé C lement e ( )n. 1zco. Tanrhk;n José Ch,íwz Mo rado, Julio
.asJcllaru,\ Carlos Mérída, Carl o s Ch:'rvc~, J. J..:o sralwv sky, l'lllfl' otros,

IH
19
F n Cartucbo el relato lograba una expresión tan genuina, que colocó a Nellie
Presente y futuro se mezclan, tal como en su poesía posterior y en su ~ampobclJo en eJ sitio de una n~rradora mo~erna tanto en ~u forma co~o en la
narrativa se imbrican los versos de García Lorca, a quien sostiene "un novedad de sus temas; estas cuahdades, apreciadas muchas decadas despues, no lo
fueron en su tiempo, pues a Ndlie se le. ni~guncó tant,o co~o escritora co~o por
pedestal de amor". .
ser villista, además de que algunos penod1stas despues de mformar del tJtulo de
Campobello escribió tres textos narrativos con el tema de la Revolu.
su Hbro sólo pudieron exaltar la seducción que emanaba de su persona (Prólogo
ción: Cartttcbo, relatos de la lucba en el Norte de México (1931), Las manos de
a Campobello, 2002: xvm).
mamá (1937) y Ap11ntes sobre la vida militar de Francisco Villa (1940). Acerca
del primero dice: "Lo escribí para vengar una injuria. Las novelas que y Fernando Tola de Habich señala lo siguiente: "Si el silencio es
por entonces se escribían, y que narran hechos guerreros, están repletas . , · de fracaso literario Nellie Campobello y Cartucho fracasaron
smommo • '
de mentiras contra los hombres de la Revolución, principalmente contra · mente· si es sólo la manera nacional de ejercer ese gesto
estrepitosa • ·
Francisco Villa. Escribí en este libro lo que me consta del villismo, no 'd como 'el ninguneo' Nellie Campobello y CtJrfttcho fueron
conoc o · '
lo que me han contado" (Carballo, 1986: 417). Por lo contrario, de Las clamorosamente 'runguneados"' (Prólogo a Campobello, 1999: XXII).
manos de mamá afirma: "Lo compuse para pagar una deuda, una deuda Centrándose en el tema de los fusilados, Jorge AguiJar Mora también
que tenía contraída con Ella, con mamá" (417). En cuanto al tercer libro, se expresa laudatoriamente de esta novela, al oponer la abrupta fuerza
considerado sólo de estrategia militar, se trata de una obra testimonial descriptiva de Nellie a la estilizada corrección de Julio Torri (1990: 45-46).
en la que se muestra la imbricación guerra-vida en ese personaje mítico y afirma que "Cartucho está justamente en todos esos vértices críticos de
que es Francisco Villa, del cual "la verdad de sus batallas es la verdad nuestro dis~urso histórico-literario: es quizás el libro más extraordinario
de su vida" en opinión de la escritora (418). En diez capítulos, uno por donde se funden -sin solución de continuidad- la singularidad auto-
cada año de campañas militares, Nellie presenta ·los hechos bélicos en biográfica, el anorumato popular, la relación histórica, la transparencia
'JUC ViiJa participa de 1910 a 1920. En esta organización capitular, los literaria, la crónica familiar" (Prólogo a Campobello, 2000: 15).
Aptmfes contrastan con los dos primeros libros de CampobeUo, que Aunque la Revolución no desaparece en Las manos de mamá, el hecho
son obras fragmentadas, construidas con expresión djrecta, compacta, de que la madre sea la protagorusta y las muestras de amor filial atrajeron
con pinceladas .claves para mostrar la esencia de los personajes, por lo más a los lectores. Tanto Martín Luis Guzmán como José Juan Tablada
que han causado a menudo el desconcierto de los críticos. Las memos de se expresan positivamente sobre esta obra, aunque difieren en los rasgos
mamá conserva cierta unidad por su personaje protagónico, pero Cart11cbo que cada uno destaca. Para el primero, "La pintura que este libro nos
!
aparentemente no, por eso se le coloca tanto dentro del cuento como de la l hace de la imagen de una madre [...] es una obra maestra por la hondura
novela de la ltc.."Volución. En este libro, cada relato tiene pleno sentido en de la emoción y por el dinamismo del relieve" (Citado en Campobello,
su individualidad, pero también adquiere nuevos significados al enlazarse 1 1960: 37). Para el segundo se trata de un libro "bárbaro, a pesar de sus
í
con los demá.s Yformar un conjunto muralfstico del viJlismo. delicadezas; rudo, no obstante sus conmovedoras melodías; dislocado,
1
En opinión ~e 1n autora, Ctwtúcho fue biet1 recibido por algunos magüer [sic] su armonía esencial. Pero bien hayan los libros rudos,
holftíco's e lntelechlalcs e·!e~ ¡,,t é~ poca,
t' Ll. '
- ·• ell'bro
pero mucha gente rechazo t 'v bárbaros y dislocadores, hoy que suelen producirse otros pretenciosos e
a ella la consideraron defensora de bandidos (Campobello, 1960: 26-2?). 1
inánimes (39).
Blanca •Rodríguez
·
oujen 1,1•1 1.
~, • ·
.. mas
lec ho e. 1 estu(Uo , acucioso
. sobre 1a o brn' r _
E~n LA.f manos de mamá se expone una re1ac10n
· ' pasto
· nal
' ' una
· búsqueda '
de Nclbc Campobcllo, dice acerca de este libw:
1
1 21
20 11
1
.,,\6
a través de la memoria, de una madre a la que e~ ~u construcción se le scf,Tllj¡nos con Cartttcho, para después remitirnos a la madre "real" y al
va poéticamente idealizando, sacralizando Y_ convtrtJend·o· en una madre- personaje de Las manos de mamá, ver un aspecto, el cuerpo, en las dos
naturaleza; pero a la vez se muestran sus cualidades y debthdades humana~ novelas, y concluir con los Apuntes...
y su capac1·d ad de transformar
, el entorno y a sí misma.
L En "El ritmo de la naturaleza generador del mundo poético de Nellie
Poco había atraído b atención de los críticos Apuntes de la vida militar Campobello", Luz Elena Zamudio analiza la poesía con base en dos libros
de Francisco Villa, pero ahora va adquiriendo cada vez más relevancia. Si de la escritora: Yo! Versos y Abra en la roca. Del primero destaca aquellos
en los libros antes mencionados Villa tiene algunas apariciones, aquí él oemas que se centran en el yo poético corno forma de reconocimiento
p . .d .
y sus conocimientos de estrategia militar concentran toda la atención. tanto físico como de la propta 1 entidad, que la muestran como alguien
Podemos considerar que con esta obra culmina la campaña de Nellie por diferente a partir de la mirada del otro. En el segundo poemario encuentra
rehabilitar al general, pero en realidad ella la continúa a través de artículos los principales motivos, comunes a otras de sus obras: su madre, su tierra
periodísticos y en entrevistas que le hacen. y su compromiso con su patria. Además, realiza un cuidadoso análisis de
En 1960 se publica la obra completa de Nellie Campobello con e1 algunos de sus poemas.
titulo de 1His libros, cincuenta años después del estallido de la Revolución, Blanca Rodríguez, en "Imágenes bélicas en Cartucho", resalta el valor
de este cataclismo que marcó fuertemente a la autora y, por lo mismo, a su del lenguaje, heredero de la comunicación verbal. También los rasgos
producción literaria. En esta compilación se incluyen los poemas de Abra eróticos, unidos tanto a imágenes de vida como de muerte; así como lo
etrla rora y se presentan modificados en diversos aspectos Yo y Cartucho. 4 grotesco que puede aparecer cargado de humor en algunos de los relatos.
Recientemente, por iniciativa de Jesús Vargas, Mis libros ha vuelto a Las imágenes bélicas generan la escritura y ésta, como "acto de dar vida
publicarse (2004), en Chihuahua, tierra adoptiva de la autora. artística", se convierte a la vez en "acto erótico". Por las características de
Esta mujer, excepcional y prodigiosa, tuvo un final extraordinariamente esta obra-en particular, opina que Campobello se puede considerar parte
trágico, propio de personaje literario, aunque acabó convertida en tema del basamento de la literatura mexicana del siglo X.X.
de nota roja. Secuestrada, desaparecida, supuestamente seguía viva, hasta "Literatura y autobiografía, dos maneras de entender el pasado en
que se encontró una tumba en el panteón Dolores, de Progreso, Hidalgo, Cartucho de Nellie Campobello" es el trabajo de Sara Rivera López, en
con las irúciales NCM-FLM (Nellie Campobello Morton-Francisca Luna el cual muestra cómo las escenas de la novela comprueban la "doble
Moya), y se comprobó que había fallecido el 9 de julio de 1986 (Peguero, condición narrativa biográfica-autobiográfica". Sin embargo, considera
1999: 20). ~on seguridad murió sola, quizás únicamente acompañada por que no es una autobiografía y que no se puede clasificar por "su estructura
esos ~stas a los que tanto admiró y por esa madre a la que tanto amó. discontinua y fragmentada". Por otra.parte, la recreación de ese mundo
-.En · est~ libro se reúnen siete trabajos de investigadores interesados en donde ocurren los hechos repercute en el lector; a quien le parece una
siempr~: eri la autora y en su obra. Se han organizado conforme a un realidad conocida. Y al crear. un personaje con su· nombre, la autora se
or9en_cronológico, establecido por los temas que en ellos se tratan en cuenta y nos cuenta su pasado. ..
relació~.-~on las obras publicadas. Empezamos por lo tanto con la poesía: En "Rafael, La Flor", Jesús Vargas Valdés y Flor García Rufino nos
proporcionan una amplia información sobre la madre de Nellie Campobello
Y en parte ·.también de su familia; con ·base en documentos de archivo,
• Acerc~·ae_ esta~- modificaciones, véase a Blanca Rodríguez (1998).

23
22
'------~...-----------·
entrevistas v, además, referencias a bs novel:ts de la escritora. Consideran ersonaje mttJco, pero la autora es capaz de resalta b',
un P . . r tam ten su
que la tran~misión oral propia de Rafaela, influyó profundamente en la ·mensión humana. Y st bten enaltece su capacidad mili't d.
eIJ . ., . , ar, no e¡a de
narrati\'"3 de Nellic, no sólo por los temas sino también por los rasgos eñalar su carencia de formacton en dtversos aspectos b 'li
S ' . . . e cos, pero
escriturales que la distinguen. Todo lo que la madre sabía acerca de t "mbién que el general tJene la Inteligencia de rodearse de mili' tares
"
los re,·olucion:uios se lo da a conocer a su hija, quien además tuvo sus expertos. La investigadora nos muestra cómo Nellie siente tal admiración
propias experiencias en relación con el movimiento armado. Con ese por Villa, que aun en la derrota lo engrandece, relacionándolo con
material escribe sus novelas, haciendo el rescate de la tan denostada figura grandes generales de la historia.
de Francisco Villa y e."Xaltando a Ella, su madre. Con esta compilación deseamos dar a conocer a Nellie Campobello
Muy enlazado con este texto se encuentra el de Gloria Prado G., "Un a las nuevas generaciones de lectores; y a escasos cuatro años de que
sueño de amor sin limites: la mujer y la madre recreadas"; ya que a partir de se cumpla el centenario del inicio de la Revolución, tema que tanto la
LAs mmros de fllan~tí nos presenta a la madre de Nellie Campobello desde la apasionó, rendirle un sencillo homenaje.
perspecti,~a literaria en que la escritora la creó. No hay demasiada distancia
entre la madre re:tl y la madre ficticia, ambas están llenas de fortaleza y
amor: f1LT(I L'l personaje literario es toda ella naturaleza y poesía. Estos Bibliografía
r:t <; ~ < )' . po r ~u peculiaridad, muestran la influencia lorqlliana, por lo que la
inn ·, ri_ !!:ld l )rJ es tablece entre ambos escritores una relación intertextual. Aguilar Mora, jorge, 1990, Una muerte sendlla,justa, etema. Cllllllra)gllerra
1.:1U í:1 (:izares se refiere a las imágenes corporales en "El cuerpo d11rante la Revo!tJdón Mexicana, Era, México (Biblioteca Era).
fD :-,TJ11L·nrado en Cartucho y Las manos de mama'. De la misma manera que
'- l " r·r:1gm eman los textos, los cuerpos también aparecen fragmentados, Aulestia de Alba, Patricia, 1987, "Nellie Campobello", en C11adernos del
e<m referencias a determinadas partes de los mismos: los ojos, la boca, OD-DANZA, núm. 15, pp. 3-24.
lo5 cabellos. Si algún personaje se recupera de una manera más completa,
se debe a su presentación en diversos pasajes de las obras, lo que exige Campobello, Nellie, 1960, Mis libros, Compañia General de Ediciones,
una atenta participación del lector. Por ser obras que se refieren a la México. 2004, Mis libros, introd. Jesús Vargas Valdés, Secretaría de
Revoluc~ón, no faltan los cuerpos mutilados ni tampoco la tortura Y las Educación y Cultura, Gobierno del Estado de Chihuahua, México. 200 ~·
manife.staciones de crueldad y degradación. Pero esto no anula la belleza, Las manos de mamá, Tres poemas, Mzs. 11~"bros, pro·
, l Blan ca' Rodríguez, Faetona

en particular cuando se presentan las imágenes de la madre ligadas Edi Clones, México (La Serpiente Empluma a, 14)· 1999' Cart11cho. Relatos
. d
,
d T<0 1 de Habich Faetona
e~trechamente al ámbito natural.
J
ue la lt1cha en el Norte de México, pról. Fernan ° a '
. . ) 2000 Cart11cho. Relatos
En ''Pancho Villa imaginado por Nellie Campobello", Luzelena Edtctones México (La Serpiente Emplumada, 11 · ' E
' , Jor e Aguilar Mora, 'ra,
Gutiérrez de Velasco analiza una obra a la que la crítica ha prestado muy de la lucha en el Norte de México, pról. y cronologta g
poca atención. ·Resalta la presencia de Villa desde los primeros textos México (Biblioteca Era).
narrativos de Nellie; Y cómo él es sustento de la dignidad revolucionaria , en Protaoonistas de
que se expresa en las acciones de los "dorados". Francisco Villa deviene Carballo, Emmanuel, 1986, "Nellie Campobe110 ' ~

25
24
. 111a, Ed·c
la /iterat11ra IIJC>.'1Cc · nes del Errnitaño/SEP, México (Lectu
I 10 ras El ritmo de la naturaleza, generador del mundo
lvlexicanas, Segunda Serie, 48), PP· 408 -419 · poético de Nellie Campobello

.rvlatthews, Irene, 1997, N ellie CaiJ/pobello. La cmkmra del Norte, Cal y Arena, Luz Elena Zamudio R
UAM-I
México.

Peguero, Raquel, 1999, " La centaura que vino a morir", en Equis, núm. Me pareda l!lás divertido y más alegre escribir, leer, hacer vmosy ejercitarme en el ballet.
12, abril, pp. 17-20. Nellie Campobello

Rodríguez, Blanca, 1998, Nellie Campobello: erosy violencia, UNAM, México.


No obstante que los versos escritos por Nellie Campobello corresponden
Vargas Valdés,Jesús y Flor García Rufino (eds.), 2004, Francisca Yo~ el libro a la parte más desconocida de su obra, es a partir de ellos que la escritora
desro11ocido deN ellie Campobello, edición facsimilar, Nueva Vizcaya Editores, ~cía su camino por la literatura. El apellido elegido y construido por
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Chihuahua, México. ella ~sma alude a uno de los motivos importantes desarrollados en sus
poemas, el recuerdo seguramente idealizado de la naturaleza de Villa
Ocampo, lugar donde ella nació y vivió sus primeros años. Como la
invención de su historia personal es parte de su creación literaria, a través
de algunos aspectos de ésta entraremos en diálogo con su poesía.
El impacto y el desconcierto que sufrió Nellie Campobello al llegar a
la capital cuando contaba con 23 años, la enfrentó con una realidad que
contrastaba física y humanamente con.la de su lugar de origen, ¿la barbarie
frente a la civilización? o ¿la espontaneidad frente a la simulación?
Después de vivir varias experiencias trascendentes como las muertes
de su único hijo de dos años y la de su madre, el descubrimiento de la
vocación compartida por el ballet con su hermana Gloria, y el asombro
a?te el comportamiento poco abierto de la gente de la capital, sumado a
la violencia de las luchas revolucionarias que respiró durante su infancia Y
adolescencia, la llevan a reflexionar sobre su historia personal Ysobre sus
aspiraciones en la vida. Un resultado objetivo de esa introspección quedó
impreso en el poemario titulado Yo! Versos que en 1929 le editó Yprologó
el pintor Gerardo Murilio conocido como el doctor Atl. Hay muchas
dudas sobre el tiraje y la ~s~ibución del libro, pero el hecho es que la
·\ obra mencionada per~aneció en la oscuridad hasta 2004, año eh que la

27