Está en la página 1de 3

Curso: Educar las Emociones

Fundación Proactiva
Trabajo Práctico N°1

Modalidad: Individual

Importante: Si Ud. elige realizar el Trabajo de manera Individual NO tiene que hacer el trabajo
grupal.

CONSIGNAS

1) En base a la lectura del Capítulo 1 del Material de lectura, responda: ¿Porqué el caso de
Phineas Gage fue relevante para las Neurociencias?
2) A partir de la lectura del Capítulo 2 del Material de lectura, explique el siguiente
fragmente, extraído del texto:
“Las emociones surgen ante la apreciación personal que tenemos a determinados
estímulos o situaciones disparadoras, que invaden nuestro cuerpo y nos hacen
actuar, accionar. No es en realidad el estímulo en sí el que dispara la emoción, sino
la evaluación racional que hacemos de esa situación, y no la situación en sí
misma.”
3) En base a la lectura del Capítulo 3 del Material de Lectura, responda ¿Cómo
influyen las emociones en el aprendizaje según las investigaciones de las
neurociencias?

Desarrollo
1) Caso de Phineas Gage

Este episodio tuvo gran relevancia con la neurociencia y las conductas del hombre, porque
fue uno de los primeros y más importantes ejemplos que quedo documentado; y en los
que se pudo apreciar cómo ciertos cambios (materiales) en el cerebro, modificaban no
solo las capacidades cognitivas, sino también aspectos de la psicología que
tradicionalmente se asociaron al “alma”, es decir a la manera de ser y a la esencia de los
seres humanos.

Quedo registrado como un desorden del comportamiento a raíz de la lesión sufrida; en


donde el balance entre sus habilidades intelectuales y el control emocional habían
quedado totalmente destruidos. Se había vuelto un hombre desconsiderado, intolerante,
incumplido entre otras cosas; todo lo contrario a lo que solía ser antes del accidente.

2) La emoción es una reacción que surge ante un determinado estímulo y que provoca en
el individuo una reacción espontánea. Esta reacción implica una evaluación de la situación
para después entrar o no en acción.

La forma en como reaccionamos ante determinada situación está determinado por la forma
en que aprendemos a manejar nuestras emociones. Manejar las emociones significa escoger
cómo, cuándo y ante qué situación responder de determinada manera.

Esto implica ser conscientes de las emociones que se hallan detrás de nuestro
comportamiento así también como el impacto que ejerce en los demás. Es esencial aprender a
expresar y controlar nuestras emociones como también a comprender, interpretar y
responder a la de los demás, especialmente cuando se está bajo presión.

3) Influencia de las Emociones en el Aprendizaje

Según el punto de vista de las neurociencias, la emoción y la motivación cumplen un rol


muy importante en el aprendizaje, ya que dirigen la atención, crean significados y tienen
sus propias vías de recuerdo.

Para que un recuerdo se consolide en nuestra memoria es necesario que este asociado a
una emoción. Los aprendizajes generados en la vida cotidiana o en el aula se encuentran
asociados a sentimientos, ya sean positivos o negativos, pero son los que permanecerán
en nuestra memoria.

Aprender en ambientes motivadores, no solo predispondrá a estudiar de mejor forma,


sino que los conocimientos perduraran por mucho más tiempo. Las experiencias escolares
que hayan tenido un impacto emocional positivo, serán guardadas y podrán ser
recordadas en segundos.

En cambio los espacios percibidos como agresivos o perturbadores dificultaran la


concentración y gran parte de la información brindada en la clase desaparecerá o en todo
caso nunca será asimilada. Es decir que las emociones con impacto emocional negativo
reducen la habilidad del alumno para prestar atención, concentrase y/o aprender o
recordar.

Como ya dijimos aprender en un ambiente motivador predispone al alumno a asimilar de


mejor manera los contenidos; activando, o no, diferentes áreas cerebrales.

Y es aquí en donde entra en juego el rol que cumple el docente frente a la clase al
momento de dar mensajes motivacionales, ya que estos pueden aumentar o inhibir los
estados de ánimo de los alumnos, llevando el clima de la clase a ser favorable o
desfavorable para el aprendizaje.

Como reflexión podemos decir que motivación y emoción suelen encontrarse de la mano;
“la motivación y la emoción son dos caras de la misma moneda”; lo que nos motiva nos
genera emociones y lo que nos emociona nos provoca mayor motivación. Ambas cumplen
una función activadora que promueven nuestra conducta y nos permiten evaluar si actuar
o no sobre algo.

Silvina Marisa Alarcón