Está en la página 1de 11

LUDOPATIA

Presentado a:

Raúl Alberto Duarte Gómez

Presentado por:

Xiomara Stefany Cubides Zapata 

Oscar Fabián Pachón Pachón

Grupo 101 

Investigación de mercados y emprendimiento

Facultad de Ciencias Administrativas económicas y Contables 

Administración Turística y Hotelera

 Bogotá
 
SITUACION PROBLEMA

LUDOPATIA

La adicción patológica a los juegos de azar y las apuestas recibe el nombre de


Ludopatía, una palabra proveniente del latín compuesta por dos vocablos: “ludus”,
sinónimo de “juego” y “patía” o “patheia” que significa afección o padecimiento.
Sin embargo, aunque la ludopatía suele definirse como una adicción como
cualquier otra, lo cierto es que va mucho más allá pues tal como su nombre indica,
se trata de un padecimiento, un trastorno que altera el control de los impulsos en
la persona, lo que significa que quien lo experimenta siente un deseo constante e
incontrolable por los juegos de azar.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la ludopatía o juego patológico


como un trastorno caracterizado por la constante y repetitiva acción de participar
en juegos de azar aún por encima de cualquier deber u obligación; incluso de su
familia, sus principios y sus valores. Además, esta conducta se sucede
continuamente, sin detenerse ni siquiera por las consecuencias negativas que
pudiera ocasionar, tales como problemas monetarios, el separarse de los seres
queridos y hasta el olvido de las propias necesidades.

Considerada desde 1992 por la OMS una enfermedad, la ludopatía que es ni más
ni menos que el trastorno del juego compulsivo, ya tiene en todo el mundo más de
100 millones de pacientes diagnosticados sin que se tenga en cuenta los que
todavía no han declarado su padecimiento pero que día a día siguen dejando en
las salas de juego su patrimonio económico, tiempo y salud.

En Colombia, las cosas no son distintas y aunque las cifras no son fáciles de
calcular, se parte de la base que tres de cada 100 colombianos tienen problemas
de juego compulsivo y en Bogotá, en las ciudades intermedias y municipios el
crecimiento de las salas de juego ha sido potencial. Desde sofisticados casinos en
el norte de Bogotá y en hoteles cinco estrellas de Cartagena, Medellín, Cali y
Bucaramanga hasta sórdidos y oscuros salones en sectores deprimidos.
ESTADO DEL ARTE

17 / Feb / 2020

Colombia, referente regional en la regulación de las apuestas en línea

Es el país latinoamericano con la legislación más avanzada en lo que a las


apuestas por internet se refiere.

“Por parte de la comunidad científica, que es un problema grave, en el que se


genera una dependencia, acompañada de un síndrome de abstinencia y
fenómeno de tolerancia, como ocurre en el resto de dependencias (alcoholismo,
tabaquismo, etc.)”

La Moción hace hincapié, en línea con “los profesionales especializados en el


tema“, en la necesidad de que la ludopatía figure en todos los planes de
prevención y tratamiento de drogodependencias y conductas adictivas, al
considerarse un problema de salud.

Un estudio de la Universidad Nacional, realizado en el año 2018, indica que en


Colombia alrededor del 19% de la población es ludópata, es decir que tienen una
adicción con los juegos de suerte y azar, pero lo que advierten los expertos es que
no hay suficiente información alrededor de este tema.

El psicólogo e investigador de la universidad Eafit, Yaromir Muñoz, explica que en


en país no hay estadísticas prevalentes, o constantes, sobre esta adicción, pues
solo existen estudios consultivos que se hacen esporádicamente por parte de
algunos centros de estudios.

Haciendo las indagaciones pertinentes, RCN Radio pudo comprobar que


entidades o gremios relacionados con este sector, como Coljuegos y Fecoljuegos,
así como el Ministerio de Salud no tienen estadísticas o cifras que evidencien la
realidad sobre esta adicción.
VIAS DE SOLUCION

TRATAMIENTO

Existe una fundación que ayuda a las personas con esta adicción que se llama
fundación semillas de vida, al igual que la organización jugadores anónimos la
cual cuenta con presencia en 17 ciudades del país, Yerbabuena SAT es otra
organización que se enfoca en ayuda psicológica en rehabilitación de adicciones.

Jugadores Anónimos es un grupo de hombres y mujeres que comparten


mutuamente la experiencia, la fuerza y la esperanza que ellos pueden resolver su
común problema y ayudar a otros a recuperarse del problema del juego. El único
requisito para ser miembro del grupo es el deseo de dejar de jugar

Esta comunidad que nació en 1957, en Los Ángeles, California tras el encuentro
casual de dos hombres que tenían una historia común de problemas y de
sufrimiento debido a su obsesión por apostar, y que luego de reunirse
regularmente y confirmar que esas reuniones les había permitido no volver a jugar,
concluyeron que con el fin de evitar una recaída era necesario utilizar como guía
ciertos principios espirituales que ya habían sido utilizados por miles de personas
que se estaban recuperando de otras adicciones compulsivas y desde allí
Jugadores Anónimos comenzó a tener su programa de 12 pasos.

El programa de doce pasos es la estrategia central de la gran mayoría de los


grupos para el tratamiento de las dependencias químicas, emocionales u otras.

Todos los programas de este tipo siguen una versión de doce pasos con la única
variante del problema a combatir (impotencia frente al alcohol, drogas, co-
dependencia, neurosis, juego, etc.). Cada grupo se reúne regularmente y en cada
sesión se discuten y analizan los problemas comunes, se comparten las victorias
de cada cual, y se dan apoyo mutuo. Una de sus características más ampliamente
conocidas es la de que, al comenzar a hablar, cada cual se presenta por su
nombre de pila o sobrenombre, admitiendo de inmediato tener un problema y, al
no dar su apellido, manteniendo el anonimato.

1- Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol y que nuestras vidas se


habían vuelto ingobernables.

2- Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros podría devolvernos el


sano juicio.

3- Resolvimos confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios,


según nuestro propio entendimiento de Él.
4- Sin temor, hicimos un sincero y minucioso examen de conciencia.

5- Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano la
naturaleza exacta de nuestras faltas.

6- Estuvimos enteramente dispuestos a que Dios eliminase todos estos


defectos de carácter.

7- Pedimos a Dios humildemente que nos librase de nuestras culpas.

8- Hicimos una lista de todas las personas a quienes habíamos perjudicado, y


estuvimos dispuestos a reparar el mal que les ocasionamos.

9- Reparamos directamente el mal causado a esas personas cuando nos fue


posible, excepto en los casos en que el hacerlo les hubiese infligido más
daño o perjudicado a un tercero.

10-Proseguimos con nuestro examen de conciencia, admitiendo


espontáneamente nuestras faltas al momento de reconocerlas.

11-Mediante la oración y la meditación, tratamos de mejorar nuestro contacto


consciente con Dios y le pedimos tan solo la capacidad para reconocer su
voluntad y las fuerzas para cumplirla.

12-Habiendo logrado un despertar espiritual como resultado de estos pasos,


tratamos de llevar este mensaje a otras personas y practicar estos
principios en todas nuestras acciones.

El tratamiento de la ludopatía puede incluir los siguientes enfoques:

La terapia conductual o la terapia cognitiva conductual pueden ser útiles.


 
La terapia conductual utiliza la exposición sistemática a la conducta que deseas
olvidar y te enseña estrategias para disminuir tu necesidad de apostar. 

La terapia cognitiva conductual se enfoca en identificar las creencias enfermizas,


irracionales y negativas, y a reemplazarlas por las que son positivas y sanas. La
terapia familiar también puede ser de ayuda.

Medicamentos: Los antidepresivos y los estabilizadores del estado de ánimo


pueden ayudar a solucionar los problemas que a menudo acompañan la ludopatía,
como la depresión.

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) o el trastorno por déficit de atención


con hiperactividad (TDAH). Algunos antidepresivos pueden ser eficaces en la
disminución de las conductas ludopáticas. Los medicamentos llamados
antagonistas de los estupefacientes, útiles en el tratamiento del abuso de
sustancias, pueden ayudar a tratar la ludopatía.

Grupos de autoayuda: Algunas personas descubren que hablar con otras que
tienen ludopatía puede ser un aspecto beneficioso del tratamiento.

Estrategias de afrontamiento y apoyo


Estas estrategias de recuperación pueden ayudar a que la persona se centre en
oponer resistencia a las necesidades que produce la ludopatía:

- Mantenerse enfocado en tu objetivo n. º 1: no apostar.


- Repetir a ti mismo que es muy riesgoso apostar. Normalmente, una apuesta
lleva a otra y a otra.
- Permitir pedir ayuda, ya que la fuerza de voluntad no es suficiente para
superar la ludopatía. 
- Pedirle a un familiar o a un amigo que alienten a seguir su plan de
tratamiento.
- Reconocer y luego evitar las situaciones que desencadenan tu necesidad
de apostar.

Algunas formas de controlar el impulso son:

- Pedir al casino que impidan la entrada.


- Si es adicto a juegos online, instalar un bloqueador de páginas web de este
tipo. 
- En caso extremo deshacer temporalmente de laptop/computadora o del
Smartphone, hasta que se supere el problema.
- Buscar apoyo: llamar a familiares, amigos o ir a grupos de encuentro con
personas con el mismo problema
- Hacer otra cosa: limpiar, ir al gimnasio, ver una película…

- Evita el aislamiento: busca nuevas formas de construir relaciones


personales

- Piensa en las consecuencias y en cómo te sentirás si caes en la tentación


DESCRIPCION DE LA POBLACION

Por lo general, el jugador inicia el juego como un pasatiempo o mero


entretenimiento. Puede ir con amigos, familiares o compañeros de trabajo y
apostar por diversión en ciertas ocasiones.

Jugar ocasionalmente juegos de azar o ir al casino con los amigos no quiere decir
que una persona esté en condición de desarrollar problemas de adicción a las
apuestas. Existen factores de riesgo que hacen que algunas personas sean más
propensas a convertirse en jugadores compulsivos.

El problema inicia cuando esto se convierte, más que en un hábito común de unas
cuantas veces, en una costumbre, aumentando la frecuencia con la que lo practica
empezando a desarrollar la necesidad de jugar constantemente y la preocupación
por el juego. Entonces dejará de razonar al respecto y perderá la objetividad sobre
el modo en el que está jugando, convencido de que sigue siendo normal y que
tiene todo bajo control. Allí es cuando las apuestas frecuentes y los juegos de azar
comenzarán a flexibilizar sus prejuicios sobre lo que es correcto y lo que no, sobre
cuánto gastar y cuándo jugar, pasando de apostar sólo el cambio de la compra, a
apartar altas sumas de dinero con el único objetivo de ponerlo en la mesa de
juego.

Edad: la ludopatía con frecuencia se presenta entre los más jóvenes antes que en
los adultos y personas mayores.

Sexo: el juego patológico es más común en hombres que en mujeres, y estos,


además, tienden a presentar este trastorno a edades más tempranas que en las
mujeres, pues les suele costar más controlar sus emociones y caen en depresión
fácilmente, encontrando en el juego una forma de escape de sus problemas
(mayormente económicos).

Influencia familiar: si el padre o la madre era ludópata, hay mayor probabilidad


de que el hijo lo llegue a ser debido al ejemplo recibido.

CONDUCTAS

 Ciertas características de la personalidad: las personas inquietas, que se


aburren con facilidad o que son excesivamente competitivas suelen tener
mayor facilidad para actuar compulsivamente ante el juego.

 Comienza a aumentar la frecuencia con la que juega.

 Aumentan las pérdidas monetarias y con ello el endeudamiento.


 Omite lo que haya podido perder y recalca solamente lo que ha ganado.

 Siente inquietud o se vuelve irritable si no puede jugar.

 Prefiere jugar solo y le molesta la compañía.

 Miente sobre el tiempo que pasa jugando o la cantidad de dinero que


pierde.

 Se distancia de amigos y familiares.

 Continuamente piensa en el juego y cómo obtener dinero para seguir


invirtiendo en él.

 Presenta otras adicciones o condiciones como ansiedad y depresión, que


pueden ser la causa de adicción al juego o bien consecuencia de este.

 Está constantemente preocupado por no ser descubierto jugando o


perdiendo dinero.

 Siente un deseo incontrolable de recuperar dinero, de restarle importancia a


la situación y de vencer a la máquina o a otros competidores.

 Está convencido de que “puede controlarlo” o “dejarlo cuando quiera”, sin


embargo no es capaz de reprimir su necesidad de jugar.

 Necesita apostar grandes cantidades de dinero en el juego para sentir


excitación en el mismo.
METRICOS DE LA POBLACION

La ludopatía afecta a hombres y mujeres, aunque es más frecuente en los


hombres y en ellos suele comenzar a más temprana edad, en la adolescencia,
mientras que en las mujeres inicia entre los 20 y los 40 años. El cerebro de los
jugadores compulsivos reacciona tal como lo haría el de un adicto al alcohol, el
cigarrillo o las drogas, y como en estos, las situaciones de ansiedad, estrés y
depresión pueden reforzar los problemas de juego patológico

Desde los años sesenta se estudia en los Estados Unidos a la ludopatía como una
epidemia. Según las estadísticas clínicas el juego patológico afecta al 2% de los
adultos (Shaffer, et al., 1999).

En julio de 2017 las ventas por apuestas en línea eran de solo $320 millones, solo
un año después, estas habían subido a $188.877 millones mensuales (cifras de
Coljuegos, citadas por Fedesarrollo, 2018).

Se estima que en países desarrollados existe una prevalencia del 5%. En


Colombia no hay datos oficiales que registren el número de adictos al juego. Sin
embargo, según una investigación del doctor Mauricio Bahamón publicada en la
revista de la Asociación Colombiana de Psiquiatría, “en 2006, 60% de las
personas de estrato dos; 63%, del tres; 56%, del cuatro; y 28%, del seis eran
jugadores; y 61% de la población colombiana gastaba parte de sus ingresos
mensuales en un juego de suerte y azar”.

Coljuegos realizó una encuesta voluntaria para conocer los programas de juego
responsable de los operadores del país. Según el balance de la entidad, la
encuesta se envió a 551 operadores, de los que solo respondió el 30%. Aunque el
87% de ellos conoce sobre juego responsable, el 53% no cuenta con políticas de
responsabilidad empresarial que se preocupen por prevenir, detectar o ayudar en
temas de ludopatía. Por otro lado, entre quienes tienen algún tipo de política, el
54% la enfoca en temas de entretenimiento y diversión y solo el 21 lo hace en
temas de prevención de adicciones y ludopatía.
INSTRUMENTOS DISEÑADOS

Testimonios:

Juancho R.:

Barranquilla, Colombia. 6 años sin jugar

“Le debo la vida a Jugadores Anónimos, cuando llegué a ellos por primera vez que
fue en Medellín, pues en Barranquilla todavía no existía, estaba entre ir a la cárcel
o matarme. Lo había perdido todo, familia, empleo y patrimonio. Ellos me dieron la
mano y me permitieron volver a vivir sin el infierno del juego”.

Erick E.:

Nueva York-48 años de los cuales jugó 20. Hace 7 años no juega.

“Sin duda alguna Jugadores Anónimos es el hospital a donde acudimos los


enfermos del juego compulsivo, yo por lo menos desde el año 2009 no volví a
apostar tras vivir por más de 20 años el infierno del juego, desde lo peor de mi
adolescencia en Las Vegas hasta los diferentes recorridos que hago por todo el
continente y en los que es absolutamente imprescindible asistir a las reuniones
que se den en la ciudad a donde llego”.

Sylvia G.:

Buenos Aires- 44 años de los que jugó 17. Hace 9 años no juega.

“Me llevo como experiencia que este tipo de encuentros sirve para pasar el
mensaje de Jugadores Anónimos a la sociedad y lo más importante es que todos
estemos unidos en torno a este propósito, pues el juego compulsivo ataca a todos
por igual, no hace diferencia de nacionalidades”.

Gabriel J.:

Grupo La Esperanza-Medellín. 12 años sin jugar

“Asistí prácticamente al nacimiento de la comunidad en el país, llevaba un año uno


de los primeros grupos fundado en Medellín cuando yo llegué. El segundo grupo
se fundó en Pereira. Y la verdad es que desde entonces ha crecido de alguna
manera importante, pues hoy ya tenemos 17 grupos en Colombia, aunque no es el
ideal, pues el crecimiento de los casinos se sigue dando de una manera
exponencial”.
BIBLIOGRAFIA

http://yerbabuenasat.com/contacto-ayuda-adicciones.html?gclid

https://elnuevosiglo.com.co/articulos/6-2016-jugadores-an%C3%B3nimos-vacuna-contra-la-
ludopat%C3%ADa

https://sites.google.com/site/repertoriofarmacodependencia/12-pasos-de-a-a

https://www.psicologosbogota.com/psicologia/ludopatia-linea-roja-entre-juego-y-adiccion/

https://vivirenelpoblado.com/ludopatia-un-problema-de-salud-publica/

https://www.rcnradio.com/recomendado-del-editor/ludopatia-la-adiccion-de-la-que-pocos-saben-
y-poco-se-habla-en-colombia.

https://www.colombia.com/tecnologia/suerte/colombia-referente-regional-en-la-regulacion-de-
las-apuestas-en-linea-260333