Está en la página 1de 8

LA IMPORTANCIA DEL DERECHO PENAL

ENSAYO FINAL
Derecho II

Daniela Montaño Segura


Lunes 18 de mayo de 2020
6to semestre

1
LA IMPORTANCIA DEL DERECHO PENAL

Daniela Montaño

SUMARIO: I. Introducción. II. El modelo integrado de Ciencia Penal. III. Misión del
Derecho penal. IV. Importancia del Derecho penal. V. Conclusión. VI. Bibliografía

COLOR AMARILLO: Plagio (oraciones o párrafos extraídos de la fuente


original sin ninguna cita).

COLOR VERDE: Frases cuya cita no corresponde al de la fuente original de


donde se extrajeron, o, que al corroborarse con el link en la bibliografía
refieren a un documento o portal web que no contiene la información
utilizada.

COLOR AZUL: Citas de citas sin hacerse la debida mención. (Citas que
realiza otro autor, por lo cual no es una información que el alumno haya
recopilado por propia cuenta pero que se pretende hacer pasar por ello).

Las referencias de dónde encontrar la información original se encuentran


contenidas como comentario a un costado de cada párrafo señalado.

Como podrán observar, aún otorgando el beneficio de la duda, asumiendo


que sea un error no deliberado, aproximadamente un 98% del trabajo son
citas, por lo que no se observa la labor de investigación y de análisis propio
en ningún momento.

2
I. INTRODUCCIÓN

A través de los años, el derecho se ha dividido en diferentes ramas que permiten


un mejor estudio y un orden jurídico adecuado de las sociedades. Estas ramas
comprenden un conjunto de categorías o subdisciplinas especializadas en la
formulación de las mismas y pueden dividirse en base a tres criterios; su ámbito
nacional o religioso, por la actividad específica que los regula y por su ámbito
técnico (Herbert, 1961). Sin embargo, la división clásica entre las ramas del
derecho se da siguiendo los parámetros heredados de la jurisprudencia romana,
es decir, el derecho se divide en tres ramas principales: Derecho público, Derecho
privado y Derecho social (Nicolás y Romeo, 2008).

El Derecho es conceptualizado como un conjunto de normas establecidas por ley,


que describen comportamientos considerados graves o intolerables y que
amenaza con reacciones represivas como las penas o las medidas de seguridad
y que además estudia el fenómeno criminal, el delito y al delincuente. Se ubica
como rama del Derecho público, ya que protege los bienes jurídicos de los
ataques que los afectan y con ello lesionan la seguridad jurídica (Gidi, 2007). De
todo ello, podemos deducir que el Derecho penal es un instrumento jurídico
establecido por quienes tienen la representación de la sociedad en lo legislativo y
se aplican a aquellos que las contravengan.
II. EL MODELO INTEGRADO DE CIENCIA PENAL

“Hasta hace algunos años la Dogmática jurídico penal, la Criminología, la Política


criminal y la penología se han presentado y desarrollado como ciencias
independientes sin relación entre unas y otras. Cada una presentaba un objeto de
estudio y un método independiente de las otras, y preocupadas por sostener para
sí los atributos de su cientificidad” (Zugaldía, 1993). Sin embargo, en la actualidad
podemos sostener que existe un marcado interés hacia una ciencia penal única en
la que se integran todos los conocimientos normativos, criminológicos y políticos

3
criminales que tengan como único fin la tarea de lucha contra la criminalidad
(Torío, 1927).

“El análisis empírico que realiza la criminología sobre el delincuente, el delito o


sobre el control social que desarrolla el Derecho penal tiene que atribuirle a sus
resultados una función de legitimación de las normas penales, en el sentido de
que si éstas se promulgan con una pretensión de incidencia sobre la realidad
social, su legitimación ha de venir a través de la constatación del cumplimiento de
los fines a que las normas obedecen” (Hassemer y Muñoz, 1989).

III. MISIÓN DEL DERECHO PENAL

Se han sostenido diferentes posiciones en cuanto a cual es la misión que el


Derecho penal debe cumplir. La opinión mayoritaria considera que la misión del
mismo consiste en proteger bienes jurídicos ante posibles lesiones o puestas en
peligro. Estos permiten asegurar las condiciones de existencia de la sociedad, a
fin de garantizar los caracteres principales e indispensables de la vida en
comunidad. Welzel da un paso más (Roxin, 2000).

Es importante mencionar que el Derecho penal no se reduce sólo a un listado de


conductas consideradas delitos y la pena que a cada uno corresponde, sino que
su misión fundamental es proteger los valores elementales de la actitud interna de
carácter éticosocial, y sólo en la medida en que está incluida en ellos la protección
de bienes jurídicos; Esto se logrará a través de medidas que por un lado llevan a
la separación del delincuente peligroso por el tiempo necesario y a la par se
reincorpora al medio social a todos aquellos que no lo son mediante el tratamiento
adecuado en cada caso para lograr esa finalidad en específico.

IV. IMPORTANCIA DEL DERECHO PENAL

4
Desde la antigüedad el hombre se interesó por aplicar una pena a aquellos
comportamientos que eran considerados antisociales. No obstante, este interés
estaba asociado a diversas prácticas primitivas y la crueldad siempre estuvo
presente. Así, por ejemplo, en los albores de la humanidad la venganza siempre
fue un hecho que estuvo vigente y esta circunstancia era nociva porque desconocí
a la proporcionalidad de la pena. No obstante, con el paso del tiempo existió un
progreso en este sentido. Hoy en día este tipo de valoraciones nos pueden
parecer excesivas pero lo cierto es que para estos momentos primitivos
significaron un adelanto. Posteriormente, las leyes que pretendían regular los
comportamientos para evitar acciones lesivas fueron complejizándose, hasta llegar
al refinamiento del código romano.

Es evidente que no hay persona o cosa que permanezca a un solo instante en


reposo, todo está en constante movimiento. Entendemos claramente que el
hombre es esencialmente libre, pero para que la vida en común sea posible y
pueda desarrollarse por un sendero de orden y evitar el caos en la sociedad, es
esencial que exista un equilibrio de los factores que integran la realidad social de
manera voluntaria, así como también de la manera material; es indispensable que
exista un derecho. Todo sistema de derecho es producto cultural, el cual está
determinado por las condiciones histórico – políticas que imperan una realidad
social determinada y que de cierta manera enriquece los intereses, aspiraciones y
objetivos individuales de las diferentes personas y sociedades.

Para la consecución de los intereses, asporaciones y objetivos nacionales o


internacionales, es necesario materializar la acción nacional lo cual se logra con la
creación de un derecho constitucional; en este orden de ideas, el sistema de
derecho penal que tiene como génesis el sistema de derecho constitucional,
cumple la función en la orientación de la realidad que da vida al derecho
constitucional y al derecho penal mismo; el cual está compuesto de un derecho
sustantivo material y un derecho adjetivo. Así, el derecho penal material o
sustantivo, es la energía potencial que necesita para poder materializarse al

5
derecho procesal penal que es el medio con que est energía puede ponerse en
acción.

Es por esto que así como el sistema de derecho constitucional es reflejo de una
realidad político social, también el sistema de derecho penal ya que es un medio
de estabilización y protección de la socieddad que constituye un tema de enorme
importancia para la concepción, preparación y conducción de toda actividad
política, que tiene como fin, crear primero para después estructurar, organizar y
ordenar la vida de toda nación o estado.

V. CONCLUSIÓN

Hoy en día, el código penal remite por lo tanto a todo lo relativo al esclarecimiento
de un crimen y el posterior establecimiento de una pena. Así, vemos como existe
un gran desarrollo en lo que concierne a la protección de la sociedad: ya no será
la mera venganza o el hecho de causar el mal el derivado de un delito sino ante
todo un proceso que garantiza seguridad a los inocentes y reconoce derechos a
los culpables.

Con la presente investigación y el análisis realizado del largometraje “presunto


culpable”, se puede concluir que el documental logró su objetivo, crear conciencia
sobre la injusticia que se vive día a día dentro del sistema penal y jurídico en
México. Algunos de los delitos que pueden visualizarse en este largometraje son:
obstrucción de justicia, violación al debido proceso, violación a los derechos
humanos del procesado, detención sin orden de aprehensión, negación de
defensa y protección al procesado, corrupción, negación de los hechos, abuso de
autoridad, violencia física por parte de la autoridad competente, entre otros.

Este documental le otorgó cara y nombre a lo que ya todos tenían conocimiento,


es decir, a todas aquellas fallas y enormes injusticias que existen en los órganos
públicos así como también el nivel de corrupción que existe en México. Es

6
importante enfatizar que el sistema penal mexicano es ineficiente en todas sus
formas, es muy dificil que exista un juicio sincero y es por esto que probar la
inocencia termina siendo labor del “presunto culpable”.

VI. BIBLIOGRAFÍA

César, P y Montes, S. (2009). Introducción al Derecho penal, fundamentos para un


sistema penal democrático. Recuperado de: http://www.inej.edu.ni/wp-
content/uploads/2011/02/6_Introd_Derecho_Penal.pdf

Código Penal Federal, emitido el 14 de agosto de 1931 y reformado el 28 de enero


del 2009.

Gidi, E. (2007). La Reforma Constitucional en materia indígena. Los Derechos


políticos. Recuperado en:
https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/1/340/15.pdf

Hassemer, W y Muñoz, F. (1989). Introducción a la Criminología y al Derecho


penal. Recuperado de: https://issuu.com/ultimosensalir/docs/hassemer

Herbert, L. (1961). El concepto de Derecho. Recuperado de:


https://www.ilustracionjuridica.com/producto/el-concepto-del-derecho-herbert-l-a-
hart-pdf-2/

INEGI. (2008). Clasificación Mexicana de los delitos. Recuperado de:


http://www.diputados.gob.mx/documentos/Congreso_Nacional_Legislativo/Doc/CM
D_Integrado.pdf

Montes, S. (s.f). El principio de culpabilidad como concepto político crimial dentro


de un estado de derecho, social y democrático. Recuperado de:
http://perso.unifr.ch/derechopenal/assets/files/articulos/a_20080526_39.pdf

7
Nicolás, P y Romeo, S. (2008). Ramas del Derecho. Recuperado de:
https://www.institutoroche.es/legalnociones/2/ii_ramas_del_derecho

Roxin, C. (1997). Derecho penal. Parte general. Fundamentos. La estructura de la


teoría del delito. Recuperado de: https://latam.casadellibro.com/libro-derecho-
penal-parte-general-t-i-fundamentos-la-estructura-d-e-la-teoria-del-
delito/9788447009602/573590

Roxin, C. (2000). La evolución de la política criminal, el Derecho penal y el


proceso penal. Recuperado de:
https://www.academia.edu/4143686/La_Evolucion_de_La_Politica_Criminal_el_De
recho_Penal_y_el_Proceso_Penal_Claus_Roxin

Torío, Á. (1927). Anuario de derecho penal y ciencias penales. Recuperado de:


https://www.boe.es/biblioteca_juridica/anuarios_derecho/anuario.php?
id=P_ANUARIO_DE_DERECHO_PENAL_Y_CIENCIAS_PENALES&tipo=R&mod
o=2

Zugaldía, J. (1993). Fundamentos del derecho penal. Recuperado de:


https://www.marcialpons.es/libros/fundamentos-de-derecho-
penal/9788498769197/