Está en la página 1de 13

UNIDAD I INTRODUCCIÓN Y CONCEPTOS GENERALES DEL DERECHO

MERCANTIL

Lic. Eliseo Raúl Valladares Vanegas


MATERIAL DE ESTUDIO

Asignatura Derecho Mercantil


Dirigido A/Carrera Administración de Empresas
Cuatrimestre/Trimestre II Cuatrimestre Turno Diurno
Período 2020
Docente Eliseo Valladares Vanegas
Horas del programa de asignatura

II. INTRODUCCIÓN

No existe actividad del ser humano que no se encuentre regulada por normas
jurídicas. El comercio no es la excepción, la actividad comercial como aquella que
persigue la satisfacción de necesidades humanas a cambio de un valor económico
esta normada por el derecho Mercantil.

En esta primera Unidad se aborda la historia del comercio como un antecedente


histórico del derecho mercantil, se plantean algunas definiciones sobre el mismo, se
identifican las fuentes principales del derecho mercantil y se distingue elementos que
diferencia las normas mercantiles de las civiles.

III. OBJETIVOS

Dar a conocer a los estudiantes el ámbito de aplicación del derecho mercantil y su


importancia dentro de la carrera de Administración de Empresas.

Describe el vínculo y relación existente entre el Derecho Mercantil y el Derecho


Civil.
IV. DESARROLLO

EVOLUCION HISTORICA
El primer Código de Comercio se sanciona en Nicaragua el 22 de marzo de
1869, tuvo como modelo el Código Español de 1829, más adelante, el 20 de
octubre de 1916 se promulga el actual Código de Comercio, que actualmente
tiene 93 años de vigencia.

El Código de Comercio de Nicaragua y los españoles de 1829 y 1885 se basan


en el Código Napoleónico de 1806.

Se han realizado esfuerzos con el objetivo de elaborar un nuevo Código. En


Centroamérica se desarrolló un proyecto en la década de los setenta para
elaborar un marco regulatorio regional sobre el régimen de sociedades
anónimas; en 1978 aproximadamente, con el patrocinio del Banco Central de
Nicaragua se formó una comisión redactora de un nuevo Código de Comercio
siendo integrada por: Dr. Gonzalo Meneses Ocón, Dr. Ernesto Cruz Porras, Dr.
Alejandro Montiel Arguello, Dr. Gonzalo Solórzano Belli, Dr. Arístides
Somarriba y Dra. Sonia Valle de Cruz, este esfuerzo tienen como antecedente
inmediato el del año 1971 cuando el Banco Central de Nicaragua contrató los
servicios profesionales del destacado jurista Rodolfo Fontanarrosa quien
preparó el primer texto.

En el año 1995 bajo la administración de la presidenta Violeta Barrios de


Chamorro se organizó una comisión de trabajo integrada por prestigiosos
juristas, misma presidida por el doctor León Núñez, la cual tuvo por objeto la
elaboración de un proyecto de Código de Comercio, según el a la comisión no
se le dotó del presupuesto correspondiente.

Más adelante, en 1998 el Gobierno de Nicaragua a través de la Carta de


Intención y Memorándum de Políticas Económicas sometidos al Fondo
Monetario Internacional bajo el servicio reforzado de ajuste estructural (ESAF)
establece en el programa económico 1997-200, numeral 28: “El Gobierno de
Nicaragua modernizará el Código de Comercio…”.

Se han realizado diversos esfuerzos desde la década de los 70´s de tener un


nuevo código de comercio.

CLASIFICACION DE LOS ACTOS DE COMERCIO


Esta clasificación está sacada de la Legislación Mexicana, ésta clasifica los
actos de comercio en:

ACTOS ABSOLUTAMENTE MERCANTILES: Tienen ese carácter o naturaleza


que lo determina el mismo Código de Comercio, además son aquellos que
están previstos en el artículo 75 del Código de Comercio y otros están en la
Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito y unos ejemplos de ellos son;
contrato de reporto, contrato de apertura de crédito, contrato de deposito
bancario, contrato de habilitación, contrato de fideicomiso, contrato de cuenta
corriente y contrato de deposito de títulos.

ACTOS DE MERCANTILIDAD CONDICIONADA: Son aquellas actividades que


aparentemente llevan implícita la aplicación del Código de Comercio y la
aplicación del Código Civil por ejemplo: la celebración de un contrato de
arrendamiento respecto de un bien inmueble que será empleado para la
edificación de una empresa.

ACTOS DE COMERCIO ATENDIENDO A SU FINALIDAD: Son aquellas


actividades que las realizan los comerciantes con toda la intención de obtener
un lucro o ganancia licita, pero también dichas actividades podrán ser
realizadas por personas que no tengan el carácter de comerciantes más sin
embargo se debe advertir la intención respecto de la obtención de un lucro.
ACTOS MERCANTILES POR ALGUNA DE LAS PERSONAS QUE EN ELLOS
INTERVIENEN: Son aquellas actividades que se realizan exclusivamente por
determinadas personas a las que la ley mercantil, les reconoce el carácter de
comerciantes, en este sentido para que se configure en si el acto de comercio,
es suficiente que una de las personas que intervienen tenga el carácter de
comerciante art. 1050 Código de Comercio.

ACTOS MERCANTILES POR SU OBJETO: Son aquellas actividades que


revisten de una naturaleza comercial por dos razones la primera que se
encuentran en estos supuestos en algún documento (objeto) tal como el
Código de Comercio y segunda que se materializan o se expresan en
instrumentos o documentos que la legislación mercantil establece para su
operatividad y desarrollo (objeto) - títulos de crédito).

ACTOS MERCANTILES ACCESORIOS Y CONEXOS: Son aquellas


manifestaciones de la voluntad que derivan estrictamente de un acto de
comercio principal. En este sentido la viabilidad de los actos accesorios
depende estrictamente de los actos de comercio que tienen naturaleza
general.

En nuestra legislación no existe diferencia en cuanto a la clasificación, ya que


predomina el ánimo de lucro resultando muy difícil su clasificación. Sin
embargo la doctrina ha tratado de establecer la clasificación siguiente:

Actos Absolutamente Mercantiles: son aquellos regulados solamente en el


Código de Comercio y no se en encuentran en el civil instituciones análogas.
En consecuencia estos actos siempre estarán sometidos al Derecho Mercantil
sin importar cualquiera que sea la causa, el objeto y la calidad del sujeto que la
realiza, la forma, etc. Son actos absolutamente mercantiles: la prenda, la
sociedad mercantil, el fideicomiso y los títulos valores, estos contratos
indistintamente que se celebren entre comerciantes o entre personas que no lo
sean, independientemente cualquiera que sea su causa u objeto siempre van a
ser mercantiles.

Actos relativamente mercantiles o de mercantilidad condicionada: cuando el


acto se considera mercantil si se da algunos de los elementos o circunstancias
que la ley toma en cuenta para tipificarlo de esta manera –la finalidad- de lo
contrario sería de orden civil. Son actos relativamente mercantiles la compra-
venta, el préstamo, el depósito, la fianza porque aunque aparecen regulados
por el Derecho Mercantil únicamente van a estar sometidos a la jurisdicción
mercantil cuando se realicen con ánimo de lucro.

Si el adquiriente o comprador lo motiva e espíritu de lucro para venderlo,


alquilarlo o para establecimiento comercial la Compra-Venta será mercantil.
Actos Principales y Accesorios: hay algunos actos jurídicos que no pueden
existir, sino en atención a otros a los cuales les pueden acompañar, o anexar.
No es concebible un contrato de prenda si no existe un contrato de mutuo
mercantil al cual la prenda garantice. Tampoco un contrato de promesa de
venta sin uno de compra-venta que se celebrará con posterioridad.Son actos
Accesorios, la prenda y la promesa de venta, y son principales la compra-venta
y el mutuo que tienen existencia por si mismo.

Actos de comercio Mixtos o de Unilateralidad Mercantil: Su existencia es


posible tratándose de actos de mercantilidad relativa por razón, del sujeto o de
la finalidad, es decir cuando solo una de las partes posea la calidad o tenga el
móvil tipificado en el Código Mercantil. Surge de inmediato el problema de
determinar la ley aplicable ¿civil o mercantil? Ejemplo: la compra de víveres
que realiza un comerciante en la explotación normal de su negocio
evidentemente siempre será mercantil, pero para el consumidor si es para el
autoconsumo no es un acto mercantil, sino un acto de consumo regulado por la
Ley de Defensa de los Consumidores.
FUENTES DEL DERECHO MERCANTIL NICARAGUENSE
Fuente es el origen o causa de cualquier fenómeno, el manantial de donde
mana algo, aunque más corrientemente se habla de fuente en el sentido de
origen o causa, todo aquello que da nacimiento al Derecho objetivo, es decir,
aquello que da nacimiento a las normas jurídicas.

Cada sistema jurídico tiene su propio sistema de fuentes, aunque muchos de


ellos son parecidos, nuestro derecho como la mayor parte de los países que
acogen el llamado sistema continental, tiene como característica la supremacía
de las Ley, entendida en sentido amplio como la norma escrita y general
emanada de un poder público y dirigida a regular la conducta de los individuos.

Un sistema de fuentes no es fruto del azar o del capricho, sino consecuencia


de múltiples factores políticos, sociológicos e ideológicos. A través se
transparenta un conjunto de ideas y de hechos dominantes de la comunidad de
que se trate. El predominio de la Ley revela la intensidad creciente del poder
del Estado, frente a las formas espontáneas de creación del Derecho como es
la costumbre. Esto se ve de forma clara en los Artos. 2, 3, 4 y 5 de nuestro
Código de Comercio, que es donde se hace referencia a la costumbre
mercantil como fuente de este Derecho, pero solo en las condiciones y
circunstancias que la propia Ley lo establece.

En este sentido el Título Preliminar de nuestro Código Civil de 1904 establece:


Arto. XVI
“Al aplicar la ley, no puede atribuírsele otro sentido de que resulta
explícitamente de los términos empleados, dada la relación que entre los
mismos deba existir y la intensión del legislador”.

Arto. XVII
“Si una cuestión no puede resolverse, ni por las palabras, ni por el espíritu de
la Ley, se atenderá a los principios de leyes análogas; y si aún la cuestión
fuere dudosa, se resolverá por los principios generales del Derecho, teniendo
en consideración las circunstancias del caso”.

Estos artículos denotan la supremacía de la Ley dentro de nuestro sistema de


fuentes y por supuesto dentro de éste la Ley Constitucional, que es la primera
de las fuentes, la Supra norma, la norma que prevalece, se impone y
condiciona a todas las demás, tanto de origen legislativo como gubernamental,
en suma, es la Fuente de las Fuentes.

El Arto. 182 de nuestra constitución vigente establece: “La Constitución es la


carta fundamental de la República; las demás leyes están subordinadas a ella.
No tendrán valor alguno las leyes, tratados, ordenes o disposiciones que se le
opongan o alteren sus disposiciones.

De lo anteriormente señalado, podemos decir, que dentro del sistema de


fuentes hay dos cuestiones de mucha importancia a señalar:

a) Hacer la enumeración de las fuentes del derecho.


b) Determinar su orden jerárquico.

En este sentido si nos atenemos al Título Preliminar del Código Civil que
regula las fuentes de manera sustantiva vemos que las fuentes en su orden
jerárquico son:

1. La Ley.
2. La analogía.
3. Los Principios Generales del Derecho.

Según el Arto. 2 del Código de Comercio: “En los casos que no están
especialmente regidos por este código, se aplicarán las disposiciones del
Código Civil; y en defecto de éstos, se aplicarán las costumbres mercantiles,
prevaleciendo las locales o especiales sobre la general.” De este artículo se
desprende que el sistema de fuentes del Derecho Mercantil es el siguiente;

1. El Código de Comercio.
2. El Código Civil.
3. Las costumbres mercantiles.

El Derecho Mercantil, por ser una categoría histórica, es decir, un producto de


la realidad muchísimo más espontaneo que otras ramas del Derecho, hace
normalmente con las fuentes del Derecho una clasificación suya, particular
dentro de la cual los usos y las costumbres ocupan un lugar preponderantes.

Cualquier Código de Comercio que abramos nos dice eso, es un


reconocimiento del hecho puro y simple de que el Derecho Mercantil es una
categoría histórica, que es un derecho dinámico, que sigue el fenómeno
económico, que cambia constantemente y que es un producto de la
colectividad de los comerciantes, en constante hacerse.

El orden de las fuentes en nuestro código reconoce este fenómeno colocando


inmediatamente después del Código de Comercio y del Código Civil, la
costumbre mercantil, como fuente inmediata [ CITATION Mar15 \l 19466 ].
EVOLUCIÓN HISTORICA DEL DERECHO MERCANTIL

1. Primer Periodo (Siglos XII-XVI):


Surgen las primeras Corporaciones de Artes y Oficios.
Corporaciones crean sus propios reglamentos en base a la costumbre.
Reglamentación es interpretada y desarrollada en la jurisdicción mercantil y por
los mismos comerciantes.
Derecho Mercantil nace como derecho autónomo fruto de la costumbre.
Se aplica con criterio subjetivo, solo a los comerciantes por el Magistrado
Mercantil.
2. Segundo Periodo (Siglos XVI-XVIII):
Surge el Estado como regulador de la vida económica.
La Ley pasa a ser la primera fuente formal del Derecho Mercantil.
La jurisdicción mercantil pasa a manos del Estado a través de los Tribunales
Especiales.
Se amplía el ámbito de aplicación (subjetivo) a todos los que realizan actos de
comercio aislados.

3. Tercer Periodo (Siglo XVIII):


Código Mercantil Napoleónico en 1806.
Aplicación Objetiva de las leyes y libertad de iniciativa.
Los actos de comercio pueden ser realizados por cualquier persona.
Inspirado en el Derecho de igualdad.

Aplicables a los actos que sean clasificados como mercantiles.

CONCEPTO DE DERECHO MERCANTIL


Derecho Mercantil, es una rama del Derecho Privado, es el conjunto de
normas que rigen a los empresarios y comerciantes y a todas las actividades o
actos que estos realizan en el mercado.

ACTOS DE COMERCIO
Según Martínez Val, son aquellos hechos que producen efecto en el ámbito
jurídico mercantil, comprendiéndose tanto los que dependen de la voluntad de
los hombres (actos propiamente dichos), como también aquellos
acontecimientos independientes de la voluntad humana que tienen realidad en
el mundo exterior, pero que de alguna manera producen tales efectos (un
naufragio).
Según Aviles son hechos voluntarios que originan relaciones regidas por el
Derecho Comercial.

Según Cabanellas, es el regido por las leyes mercantiles y juzgado por los
tribunales con arreglo a ellas. Los que ejecutan los comerciantes.
Según Juan Ramírez Gronda: son las negociaciones, operaciones, contratos,
etc., que la ley declara como tales y en consecuencia, le son aplicables las
disposiciones de las leyes mercantiles, aunque no fueran comerciantes los que
las han realizado.

SISTEMAS QUE RIGEN LOS ACTOS DE COMERCIO


Sistema Subjetivo: considera el acto de comercio cuando lo ejecuta un
comerciante, o sea es la condición de sujeto comerciante por el que se
determina el carácter comercial del acto.

Sistema Objetivo: son actos mercantiles, aquellos en los que la mercantilidad


se determina de acuerdo con sus caracteres intrínsecos, o sea son
independientes de la persona que los realiza.

Sistema Mixto: en la fijación del concepto del acto de comercio no ha habido


un sistema puro objetivo o puro subjetivo, o sea que ha habido una mezcla de
ambos, han sido siempre mixtos.

LA LEGISLACION MERCANTIL NICARAGUENSE SE RIGE POR EL


SISTEMA OBJETIVO
Según el Arto. 1 CC “El presente Código de Comercio, será observado en
todos los actos y contratos que en el mismo se determinan, aunque no sean
comerciantes las personas que los ejecute …”. En este se establece la
separación entre autor y el acto. En el Arto. 20 CC además, se establece como
comerciantes a todos aquellos que ejecuten operaciones regidas por el Código
de Comercio. Cuando concurran los requisitos que para algunos contratos
exige el Código de Comercio, el acto en cuestión es acto de comercio.
CONCLUSIONES

El Derecho Mercantil nace como un derecho privado, de la necesidad de los


comerciantes de establecer ciertas regulaciones para el correcto desarrollo de
sus actividades comerciales. La evolución del Derecho Mercantil se divide en
tres periodos, en la primera etapa surgen las primeras normas mercantiles
cuya principal fuente es la costumbre y solo se aplicaba a los comerciantes. En
el segundo periodo, con el surgimiento del Estado, la ley es la principal fuente
del Derecho Mercantil y pasa a ser aplicada por el Estado. El ámbito de
aplicación del Derecho Mercantil se amplía a todos los que realizan actos de
comercio. En el tercer periodo los actos de comercio pueden ser realizados por
cualquier persona, surgen el código mercantil napoleónico y se da la aplicación
objetiva del Derecho Mercantil.

Los actos de comercio son los actos regidos por las leyes mercantiles, los que
ejecutan los comerciantes. Han surgido dos sistemas: el sistema subjetivo y el
objetivo, pero hay quienes sostienen que en realidad son mixtos.

El Código Mercantil nicaragüense se acoge al sistema objetivo, se destaca la


significación del acto de comercio como puente central de nuestro sistema
legislativo y la separación entre el autor y el acto. Es el mismo Código
Mercantil el que establece que actos son actos de comercio, pero al mismo
tiempo se establece que los contratos entre comerciantes se presumen
siempre actos de comercio, salvo que se pruebe lo contrario.

VI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Asamblea Nacional de Nicaragua. (1914). Código de Comercio. Managua: Gaceta .


Diccionario de la Real Academia Española. (2009). Diccionario de la Real Academia Española.
Electronica.

Murillo, M. D. (2015). Derecho Mercantil Nicaraguense. Evolución Historica del derecho


Mmercantil. Managua.