Está en la página 1de 4

El Voltaje o la “diferencia potencial eléctrica” es una comparación de la energía que experimenta una carga

entre dos ubicaciones.

Para comprender este concepto de forma más simple, pensemos en un material con una carga eléctrica de
más electrones de lo que sus átomos pueden sostener (ionizado negativamente) y un material carente de
electrones (ionizado positivamente).

El voltaje es el diferencial eléctrico entre ambos cuerpos, considerando que si ambos puntos establecen un
contacto de flujo de electrones ocurriría una transferencia de energía de un punto al otro, debido a que los
electrones (con carga negativa) son atraídos por protones (con carga positiva), y a su vez, que los electrones
son repelidos entre sí por contar con la misma carga.
Desde el punto de vista atómico, es la medición la energía que se requiere para energizar un electrón y
desplazarlo de su posición original en el átomo a otro punto dado. Desde el punto de vista de un campo
eléctrico estático, es el trabajo que debe imprimirse por cada unidad de carga para moverla entre dos puntos.

El voltaje entre dos extremos de un conducto se calcula en función de la energía total requerida para
desplazar una carga eléctrica pequeña a través de ese conducto, dividido entre la magnitud de dicha carga.

El voltaje puede ser causado por campos eléctricos estáticos, por corriente eléctrica a través de un campo
magnético, por campos magnéticos que varían con el tiempo o una combinación de las 3. Se mide en voltios,
coulombs o julios y se simboliza como ∆V) y puede representar ya sea a la fuente de energía o una energía
perdida, usada o almacenada.

Los instrumentos para medir el voltaje pueden ser los voltímetros (que miden la corriente a través de una
resistencia eléctrica fija), los potenciómetros (que balancean el voltaje desconocido contra un voltaje conocido
en un circuito puente) y el osciloscopio.

El voltaje común de una batería de auto es de 12 volts (Corriente Directa) y de una batería de una lámpara es
de 1.5 volts. El voltaje necesario para desplazar una locomotora es entre 12 kV y 50 kV (corriente alterna)

Las compañías de energía eléctrica comúnmente proveen voltajes de 110 a 120 volts (Corriente alterna) y de
220 a 240 volts (corriente alterna). El voltaje en las líneas de transmisión eléctrica que se usan para distribuir
la electricidad desde las estaciones de generación eléctrica pueden ir desde los 110 kV hasta los 1200 kV
(corriente alterna).
La corriente eléctrica, es la contabilidad del número de electrones en movimiento dentro de un circuito y se
mide en amperes.

Con los amperes y voltios se puede determinar el consumo de energía eléctrica de un aparato, que se mide
en watts por hora.

El medidor de luz fuera de tu casa medirá la cantidad de electricidad fluyendo hacia tu hogar de manera que
la compañía de luz pueda medirlo.
Si conectas por ejemplo un calentador a la pared, puedes medir la cantidad de corriente fluyendo por el cable
conector a 10 amperes, que multiplicado por 120 Volts tendríamos un consumo de 1,200 watts. Si conectas
un foco y éste absorbe 0.83 amperes, (0.83 ampere x 120 volts) es un foco de 100 watts.

Si dejas ese calentador por 1 hora conectado, entonces usarás energía por 1.2 kilowatts-hora de energía. Si
la compañía de luz cobra $1 peso por cada kilowatt-hora, entonces la compañía de luz te cobrará $1 peso por
cada hora que dejes ese calentador conectado.