Está en la página 1de 8

Existen diferentes tipos de agentes químicos tóxicos:

 Nerviosos

La primera vez que se produjeron fue en la década de los 30 en Alemania. La función que tienen
estos agentes es inhibición de la enzima acetilcolinesterasa, que sintetiza la acetilcolina. La
acumulación de esta en las uniones neuromusculares aumenta y causa la contracción
involuntaria de los músculos, provocando diversos efectos: náuseas, diarrea, y otros
secundarios como la sudoración o lacrimación. Se clasifican en tres tipos: los “G” (gases), los “V”
(líquidos) y los binarios (gas y liquido). Pueden ser utilizados de varias formas: cohetes, bombas,
proyectiles…

Los dos agentes químicos más tóxicos del planeta pertenecen a estos grupos: el Novichok-5
(binario G-V), del cual es muy difícil protegerse incluso con una máscara de gas o equipamiento,
pues se trata de una especie de polvo ultrafino con propiedades únicas. La fórmula general de
este tipo de compuestos es:

No obstante, existen muchos tipos de Novichok y hasta se desconoce cuál es la estructura del
Novichok-5, pues solo los rusos conocen la patente.
El agente VX es el segundo más potente de todos los agentes (en comparación con el Novichok,
su efecto es 5 veces menor) y te puede matar en segundos con tan solo oler una gota como el
tamaño de la cabeza de un alfiler. Existen muchas formas de producir VX, una de ellas implica
una serie de pasos a partir del tricloruro de fósforo. Este compuesto es metilado para producir
dicloruro metilfosfónico. El material resultante se hace reaccionar con etanol para formar
un fosfonito. Este se hace reaccionar con 2-diisopropilaminoetanol y se adicciona la
diisopropilamina. Por último, se produce una reacción exotérmica con azufre y se produce
isomerización para formar VX.

 Vesicantes
Existen tres tipos: mostazas azufradas, nitrogenadas y la lewisita tiene la característica de tener
Arsenico. Adolf Hitler en uno de los ataques británicos en 1918. Su estructura es la siguiente:

Teniendo en cuenta que estos agentes son liposolubles, pueden penetrar en la piel y ocasionar
la muerte celular con la aparición de ampollas. En el caso de las mostazas nitrogenadas, son
compuestos muy reactivos debido a que el nitrógeno, con su par de electrones no compartido,
puede formar sales de aziridinio (parecido a los expoxidos pero con nitrógeno). Estas sales son
especies fuertemente electrófilas que reaccionan con nucleófilos formando un enlace
covalente. Debido a su estructura (bis-2-cloroetilaminas), cada molécula podrá dar lugar a dos
enlaces covalentes. Además, pueden reaccionar con el ADN ya que a que es rico en centros
nucleofílicos, especialmente la guanina.
 Sanguíneos

Reciben este nombre ya que utilizan este líquido para su transporte. Uno de los tipos más
conocidos es el ácido cianhídrico. Un derivado de este compuesto es el Zyklon-B, el gas utilizado
por los nazis en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Fritz Haber,
nobel de Química alemán, formo un equipo de colaboración con las tres grandes empresas
químicas alemanas del momento para diseñar armamento químico, una de ellas curiosamente
es Bayer, actualmente fábrica de productos farmacéuticos, y que en su día llego a ser partícipe
del Holocausto.

A día de hoy, el ácido cianhidrico se produce en grandes cantidades en todo el mundo por
la industria química. Es usado en tintes, explosivos, producción de plásticos, etc.

La principal forma de actuación de este agente es la


inhibición de la respiración celular debido al ion
cianuro. Al tener carga negativa (𝐶𝑁 − ), se une a la
hemoglobina que presentan los glóbulos rojos,
cediendo los electrones libres del Fe2+ y formando
un enlace en la misma posición donde se transporta
el oxígeno, de manera que desoxigena la sangre y
causa la muerte por asfixia.
Existen síntomas a bajas concentraciones como debilidad, mareos o confusión. A alta
concentración, podría producir falta de coordinación en los movimientos, arritmias,
convulsiones, insuficiencia respiratoria y la muerte.

 Asfixiantes

Es uno de los primeros agentes que se usaron, y uno de los que se usan en las batallas actuales
(Siria, 2013). Entre ellos: el cloro, el fosgeno y el difosgeno.

Fosgeno Difosgeno

Cuando se respiran y llegan a la mucosa existente en los pulmones, esta contiene agua, por lo
que es capaz de hidrolizar estos compuestos y producir ácido clorhídrico, que es realmente lo
que produce el envenenamiento.

El proceso de síntesis del fosgeno es sencillo:

Para el cloro gaseoso existen varias formas:

La reacción original fue descubierta en el siglo XVIII tras calentar dióxido de manganeso con
acido clorhídrico:

𝑀𝑛𝑂2 + 4 𝐻𝐶𝑙 → 𝑀𝑛𝐶𝑙2 + 𝐶𝑙2 + 2 𝐻2 𝑂

No obstante, a día de hoy una de las formas de sintetizarlo es a partir del propio fosgeno, que
se hace reaccionar con una amina primaria para producir isocianato y ácido clorhídrico:
Posteriormente se oxida el ácido clorhídrico a través de una reacción catalítica
(preferentemente se usa el dióxido de rutenio) en fase gas:
𝑅𝑢𝑂2
𝐻𝐶𝑙 + 𝑂2 → 𝐶𝑙2

El esquema sería:

No obstante, este procedimiento es algo más amplio ya que se puede partir desde diferentes
compuestos. Cabe destacar que se utiliza el mismo cloro para producirlo. Aunque parezca
extraño, es debido a la estequiometría de las reacciones: 1 mol de cloro da lugar a 1 mol de
fosgeno, que produce 2 mol de ácido clorhídrico, obteniendo en su oxidación otros 2 mol de
cloro gaseoso. De esta manera al ser un proceso con recirculación cada vez obtenemos mayor
cantidad de producto.

Los síntomas que presentan este tipo de agentes son: irritación del tracto respiratorio, edema
pulmonar e incluso la muerte.

Irritantes/Antidisturbios: altamente conocidos por el uso que le dan los cuerpos y fuerzas de
seguridad de los países. Son agentes irritantes y de baja toxicidad, aunque dependen de la
dosis y del tiempo de exposición. Normalmente estos agentes se encuentran en estado sólido a
temperatura ambiente y se necesitan dispositivos para poder ser dispersados. Encontramos la
Cloroacetofenona, el clorobenzildeno malononitrilo y la capsaicina. Los síntomas se dan al poco
tiempo después de la exposición y normalmente son síntomas no graves (lacrimógenos,
estornutatorios, vomitivos…), aunque a altas concentraciones en el cuerpo podría causar la
muerte.

Un gas que se utiliza en la actualidad es la capsaicina (conocido como gas pimienta) y también
es un tipo de arma química. Fueron utilizados en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y a día
de hoy utilizados por los antidisturbios en muchos países (España, por ejemplo), algo que suena
irónico porque su uso en guerra es una violación de la Convención sobre Armas Químicas.

Otro compuesto que utilizado hoy en día es la cloroacetofenona, conocido como gas
lacrimógeno. La forma de sintetizar este compuesto es mediante la acilación de Friedel-Crafts
de benceno con cloruro de cloroacetilo, añadiendo un catalizador de cloruro de aluminio:
Herbicidas: los más conocidos son los defoliantes utilizados en la guerra de Vietnam (se
lanzaban como gas desde los aviones). Estos se distribuían en bidones pintados con bandas
codificadas por colores, por lo que fueron conocidos como “herbicidas arco iris”, entre los que
se encontraban el Agente Rosa, el Agente Verde, el Agente Púrpura, el Agente Azul, el Agente
Blanco y el más famoso y utilizado de ellos, el Agente Naranja. Entre 41,6 y 45,4 millones de
litros de Agente Naranja se rociaron sobre Vietnam del Sur entre 1961 y 1971.

Químicamente, el Agente Naranja era una mezcla racémica de dos compuestos: el acido 2,4-
diclorofenoxiacético (2,4-D) y el ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético (2,4,5-T)

2,4-D 2,4,5-T

No obstante, además de sus propiedades tóxicas conocidas, este compuesto estaba causando
muchos efectos adversos para la salud que eran inexplicables para los científicos. Más tarde se
descubrió que el Agente Naranja presentaba un tercer agregado a la mezcla, que era la dioxina
tetraclorodibenzodioxina (2,3,7,8-TCDD).

2,3,7,8-TCDD

Resulta que, en la fabricación de 2,4,5-T, el sobrecalentamiento accidental de la mezcla reactiva


hacía que se autocondensara en forma de TCDD, de manera que se obtenía un producto no
deseado. En aquel momento se desconocía esta reacción secundaria, por lo que no se tomaron
las precauciones debidas, lo que causó numerosos desastres.
Por otro lado, la toxicidad inmediata del Agente Naranja no era tan elevada. Su uso iba más bien
hacia el cultivo de los enemigos, los cuáles eran rociados y destruidos, provocando el hambre
entre la población. De todos modos, su uso ha provocado diferentes efectos sobre los seres
humanos: problemas de reproducción, en el desarrollo o cáncer. Debido a su modo de acción a
largo plazo, todavía hay gente afectada con por su utilización durante la guerra.

Toxinas: sustancias venenosas introducidas por organismos vivos. La magnitud de toxicidad de


muchas es comparable a la de los agentes nerviosos. La Convención sobre las Armas Químicas
solo contempla dos toxinas, la ricina y la saxitoxina.

La ricina es muy tóxica, una dosis muy pequeña (del orden de microgramos) puede matar a un
adulto. Durante el proceso de extracción del aceite de ricino (planta) obtenemos la ricina (está
presente en las semillas). Su estructura es la siguiente:

La ricina forma parte del grupo de proteínas inhibidoras de la síntesis de proteínas, provocando
la muerte celular. Está constituida por una cadena A unida por un puente disulfuro a una cadena
B. Los síntomas varían si la ricina se come o se inhala. Si se come: náuseas, vómitos, dolor
abdominal, severa deshidratación…Si se inhala: edema pulmonar, insuficiencia respiratoria,
opresión en el pecho. Evidentemente ambos casos pueden acabar con la muerte de la persona.

La saxitoxina es una neurotoxina sintetizada naturalmente por algunos tipos de algas


planctónicas, en concreto de las cianobacterias, por lo que se obtiene de estos organismos.
Cuando estas algas se multiplican, lo hacen rápidamente, siendo capaces de formar
florecimientos de varios millones de células por litro. Cuando se da un florecimiento, los
moluscos que se alimentan filtrando partículas en el agua, concentran esta toxina y se
convierten en el principal foco de intoxicación a los humanos (mejillones, almejas, vieiras..).
Esta toxina bloquea la afluencia de iones de sodio y se genera así la variedad de síntomas:
nauseas, vómitos, debilidad, calambres, etc. La dosis mortal en humanos es de 1 a 4 mg teniendo
en cuenta la edad o la salud previa de la persona en cuestión.

El mecanismo exacto de la biosíntesis aún es un modelo teórico. El proceso de cómo se unen a


enzimas es todavía desconocido y algunos de los genes implicados se han identificado
recientemente, mientras que otros son todavía desconocidos. La propuesta más reciente es la
de Kellmann, que es la siguiente:

También podría gustarte