Está en la página 1de 7

Rating Cualidades clave

9
Aplicable
Bien estructurado
Ejemplos concretos

La cura de la procrastinación
21 tácticas probadas para vencer a su procrastinador
interno, dominar su tiempo y aumentar su productividad
(The Procrastination Cure)
Damon Zahariades | The Art Of Productivity © 2017

¿Le gustaría dejar de procrastinar, ser más productivo y tener menos estrés? El experto en
productividad Damon Zahariades, que alguna vez fue un procrastinador de clase mundial, puede
ayudarle a lograr estas metas. Explora la naturaleza de la procrastinación en esta completa guía
de productividad, que es ligera en teoría y pesada en consejos de mejores prácticas. Junto con
21 tácticas llenas de consejos sobre los que puede actuar, Zahariades detalla lo que constituye la
procrastinación, por qué la gente –usted específicamente– procrastina, los costos descarados y
ocultos de retrasar lo que sabe que debe hacer y cómo evitar la procrastinación en primer lugar.

Ideas fundamentales
• Todo el mundo tiene que lidiar con la procrastinación.
• La procrastinación es una manifestación de la toma de decisiones deficiente.
• Los trabajos y las tareas que la gente retrasa y anticipa con temor a menudo parecen más
difíciles de lo que resultan.
• Los eternos procrastinadores comparten algunos rasgos comunes.
• La autocomplacencia negativa alimenta la procrastinación.
• Puede poner en práctica 21 tácticas para derrotar la procrastinación.
• Si procrastina, perdónese. Después intente no volver a hacerlo.
• La procrastinación activa significa sustituir otra tarea vital por lo que originalmente planeó.
• Conquiste la procrastinación comprometiéndose con usted mismo.

www.getabstract.com

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


Resumen

Todo el mundo tiene que lidiar con la procrastinación.

Todo el mundo procrastina, incluyendo gurús de la productividad, expertos en eficiencia y


consultores de gestión del tiempo. La procrastinación es parte de la naturaleza humana. La gente
rutinariamente deja las cosas para más tarde. La procrastinación es la actividad humana más
natural y autodestructiva. Pero no se torture por ello.

“La procrastinación es un hábito difícil de romper. Como con cualquier otro hábito,
cuanto más tiempo permita que persista, más profundamente arraigado se hará”.

Piense en la procrastinación como el acto de aplazar la acción sobre algo cuando haber actuado
antes podría haber sido una mejor decisión. Todo el mundo entiende la procrastinación. El desafío
es cómo detenerse.

La procrastinación es una manifestación de la toma de decisiones deficiente.

En el fondo, la procrastinación se deriva de una mala toma de decisiones. Conocer algunos


antecedentes y algunos consejos prácticos de productividad puede permitirle tomar mejores
decisiones en el futuro y dejar de posponer para siempre lo que puede hacer ahora mismo.

“A veces la procrastinación es útil, y tiene sentido aceptarla en lugar de tratar de


frenarla”.

Las personas que aprenden con éxito a no procrastinar descubren sus desencadenantes de
procrastinación comunes y luego determinan cómo evitarlos.

Los trabajos y las tareas que la gente retrasa y anticipa con temor a menudo parecen
más difíciles de lo que resultan.

Una vez que se comienza a hacer una tarea, la preocupación, el nerviosismo y la incomodidad que
acompañan a la anticipación generalmente disminuyen. El paso importante es tomar alguna –
cualquiera– acción inicial. Verá que las cosas avanzan productivamente incluso desde un pequeño
comienzo. La procrastinación puede tener costos personales y profesionales. Por el lado personal,
el no abordar las preocupaciones en sus relaciones generalmente es garantía de que esos asuntos
se volverán más prolongados y difíciles de resolver. Si no paga sus cuentas, sus acreedores le
añadirán cargos por retraso. Si se siente enfermo, pero pospone la visita al médico, cualquier
enfermedad que pueda tener podría empeorar, poniendo en peligro su salud e incluso su vida.
Y, en general, posponer las cosas crea un estrés que genera efectos nocivos físicos, emocionales,
mentales y de comportamiento.

www.getabstract.com
2 de 7

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


“Divida los proyectos en partes más pequeñas. Luego, trate cada parte como una tarea
independiente. Concéntrense en concluir cada una, en cuyo momento pueden tacharla de
su lista de tareas”.

Por el lado profesional, no hacer un seguimiento de potenciales empleos significa que se perderá
prometedoras oportunidades profesionales. Si está en ventas y no se mantiene al tanto de
clientes potenciales, sus competidores los tendrán. Si está en administración y no entrega a su
jefe los informes que él o ella solicita, su evaluación anual sufrirá, y es posible que le resulte
difícil mantener su trabajo. Para los empresarios, la productividad profesional –un criterio de
rendimiento universal– depende de ser proactivo y no dejar pasar las cosas. No existe tal cosa
como un procrastinador productivo.

Los eternos procrastinadores comparten algunos rasgos comunes.

¿Es un procrastinador eterno? Si la mayoría de estos rasgos le resultan familiares, tiene un


problema de procrastinación. Y no está solo. Usted: ¿Se apresura a terminar el trabajo a tiempo?
¿Rara vez estima con precisión cuánto tiempo tomará una tarea? ¿Rutinariamente pospone los
trabajos de hoy hasta mañana? ¿Siempre sustituye los trabajos fáciles por los difíciles? ¿Deja
trabajos con plazos largos hasta justo antes de que se venzan? ¿Presta demasiada atención a
los medios sociales, correos electrónicos y otras distracciones? ¿Rara vez se presenta a tiempo?
¿Mantiene el espacio de trabajo desordenado? ¿Deja que los correos electrónicos y los mensajes de
voz se acumulen? ¿Vive bajo el lema “Lo haré mañana”? Si eso le describe, puede tomar algunas
medidas productivas para dejar de procrastinar.

La autocomplacencia negativa alimenta la postergación.

Las razones de las personas para procrastinar generalmente incluyen el perfeccionismo, la


pereza, el aburrimiento, la autocomplacencia negativa, la incapacidad de afrontar con madurez
acontecimientos difíciles, la preocupación por el fracaso o el éxito, sentirse abrumado por el
trabajo pendiente, no saber por dónde empezar, no saber qué decisiones tomar, querer hacer
algo diferente que proporcione una gratificación instantánea y no afrontar las consecuencias
inmediatas de no actuar. Algunas preguntas comunes sobre la procrastinación incluyen:

1. Soy un procrastinador de por vida. ¿Puedo realmente superar este mal hábito?
– Definitivamente, sí. Otros lo han logrado y usted también puede, pero no de la noche a la
mañana. Puede llevar meses, pero puede hacer su vida inmensamente mejor.
2. Me distraigo constantemente con los medios sociales y termino postergando un
trabajo importante. – Apague sus notificaciones telefónicas, limite el tiempo en los medios
sociales y trate con la gente cara a cara.
3. Procrastino porque me siento abrumado. ¿Cómo puedo solucionar este
problema? – Haga una lista de lo que debe hacer. Haga cada trabajo uno por uno, las tareas
más fáciles primero. Esto le dará una sensación de logro que alimenta más logros.

www.getabstract.com
3 de 7

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


Puede poner en práctica 21 tácticas para derrotar la procrastinación.

Explore este tesoro de tácticas para vencer la procrastinación para siempre:

1. Cómase el sapo primero – Mark Twain llamaba a los peores trabajos “sapos” y aconsejaba
hacerlos primero. Una vez que esos sapos poco atractivos están fuera del camino, los trabajos
restantes son fáciles.
2. Trabaje los primeros 10 minutos – Puede intimidarse cuando piensa en todo el trabajo
que implica una tarea. Trabaje los primeros 10 minutos. Una vez que empiece, la tarea será más
fácil de completar.
3. Recompénsese – Para que los trabajos que no le gustan sean más agradables, combínelos
con una recompensa. Por ejemplo, acuéstese y lea un libro durante 45 minutos después de
trabajar unas horas en algo que no le gusta.
4. Llene su calendario – Si tiene tiempo libre, lo desperdiciará y acabará procrastinando.
Protéjase manteniéndose ocupado; bloquee sus días con periodos para tareas importantes.
5. Priorice tareas y proyectos – Asigne prioridades a los próximos trabajos. Todoist, una
aplicación gratuita, puede ayudarle al asignar banderas rojas, naranjas y amarillas a varias
tareas para indicar la urgencia. Codifique por colores sus tareas más urgentes y haga cada
trabajo según su prioridad.
6. Acorte su lista de tareas diarias – La mayoría de la gente pone demasiados trabajos,
proyectos y tareas en sus listas de tareas por hacer. Nunca terminan todas sus tareas en el día
programado, por lo que pasan las tareas sin terminar al día siguiente, y luego al siguiente y así
sucesivamente. Esto lleva a una procrastinación adicional, incluso a la parálisis. Establezca
prioridades claras, y asuma menos tareas.
7. Aplique la Ley de Parkinson – Cuanto más tiempo destine a terminar un trabajo, más
tiempo perderá. La ley de Parkinson dice: “El trabajo se expande hasta llenar el tiempo
disponible para que se termine”. Limite el tiempo que fija para cada tarea. Con menos tiempo
disponible, se concentrará más intensamente.
8. Pida a otros que establezcan sus plazos de entrega – La gente a menudo no cumple
con los plazos que se fijan a sí mismos. Las investigaciones indican que la gente lo hace mucho
mejor cuando otros fijan sus plazos. Pídale a su jefe o a su cónyuge que establezcan plazos
apropiados para tareas específicas.
9. Aproveche sus momentos de máxima energía – La gente se desempeña mejor en
diferentes momentos del día y es reacia a procrastinar durante sus momentos de máxima
energía. Vigile sus niveles de energía durante dos semanas para identificar sus momentos de
máxima energía.
10. Sea responsable ante alguien – Cuando le promete a alguien que hará algo, es más
probable que lo haga. Cuando tenga una tarea que no pueda permitirse postergar, busque
un compañero de responsabilidad y prométale a esa persona que terminará el trabajo en un
momento determinado.

www.getabstract.com
4 de 7

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


11. Dé pequeños pasos – Divida un gran trabajo en una serie de pequeños trabajos individuales.
Haga cada uno. Es menos probable que posponga muchos trabajos pequeños que uno grande.
12. Evite los trabajos aburridos (cuando sea posible) – Posponer los trabajos aburridos es
fácil, así que, si es posible, delegue trabajos tediosos.
13. Deshágase de las distracciones en el ambiente – Si una distracción, como un televisor,
está justo delante de usted, es fácil concentrarse en eso y no en su trabajo. Mueva la distracción
o mueva su espacio de trabajo.
14. Deshágase de distracciones digitales – Según el profesor de Stanford Nir Eyal, Facebook
y otros medios quieren que recurra a ellos cuando su día sea aburrido o tenga incluso un
instante de tiempo libre. Deshágase de esas distracciones digitales en su oficina.
15. Utilice el método de la fragmentación del tiempo – Segmente sus trabajos según el tipo.
Especifique la cantidad de tiempo que necesitará para cada uno. Divida el trabajo en trozos, y
luego programe los trozos. Incluir descansos entre pares de trozos hará que sea más fácil evitar
la procrastinación.
16. Elimine tantas tareas innecesarias como sea posible – Si tiene tareas triviales en su
lista de tareas diarias, podría prestar atención a las tareas menores pero urgentes e ignorar las
significativas. Deje las tareas menores fuera de sus listas de tareas por hacer.
17. Concéntrese en una tarea a la vez – El multitasking no funciona. Corroe su
concentración, hace que se distraiga, aumenta los errores, merma la productividad, y además
fomenta la procrastinación. Muchas personas que realizan múltiples tareas a la vez tienden a
hacer tareas fáciles pero descuidan los trabajos más importantes.
18. Deshágase del diálogo interno negativo – Si regularmente se involucra en un diálogo
interno autocrítico, puede verse a sí mismo como un fracaso. Esto socava su motivación para
seguir con su trabajo. El diálogo negativo alimenta la procrastinación.
19. Limite sus opciones a una – Trabajar en su proyecto principal siempre debe ser su primera
opción. No debería ser revisar el correo electrónico, escuchar mensajes de voz, ir a una reunión
o hablar con colegas.
20.Averigüe por qué está procrastinando – ¿Qué desencadenantes personales lo empujan a
procrastinar? Descúbralos. Una vez que los identifique, puede aprender a evitarlos.
21. Realice una auditoría semanal de sus objetivos – Monitoree regularmente su progreso
en sus objetivos a corto, medio y largo plazos.

Si procrastina, perdónese. Después intente no volver a hacerlo.

Estas tres estrategias pueden ayudarle a canalizar su energía de forma más productiva:

1. Use el paquete de la tentación – Vincule una actividad de trabajo directamente a una


actividad de diversión. La profesora de Wharton, Katherine Milkman, creó este concepto para
sí misma. Ella tenía dificultades para mantener una rutina de ejercicio. Para ganar motivación,
hizo un acuerdo consigo misma: cada vez que se ejercitaba en el gimnasio, se ganaba el derecho
a relajarse con una buena novela.

www.getabstract.com
5 de 7

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


2. Use acciones de compromiso – Esta estrategia limita el comportamiento negativo
potencial. Por ejemplo, necesita perder peso. No quiere comer en exceso cuando se reúne con
un amigo para cenar en un restaurante, así que promete darle a su amigo US$100 si toma el
postre. Los autores de Freakonomics Steven Levitt y Stephen J. Dubner llaman a este tipo de
trato acciones de compromiso.
3. Perdónese – La procrastinación es un hábito, por lo que no será fácil de cambiar. No se
castigue cuando lo haga. El autoperdón puede ayudar a limitar la postergación.

La procrastinación activa significa sustituir otra tarea vital por lo que originalmente
planeó.

La procrastinación no siempre es mala. Con la magia de la procrastinación activa, puede aumentar


su productividad. Por ejemplo, digamos que tiene mucho que hacer en el aseo de casa, pero
procrastina activamente al no hacer las tareas domésticas, en cambio, paga algunas cuentas, va al
supermercado y prepara la cena. Esas tareas no son menos importantes y pueden ser incluso más
urgentes que las tareas domésticas.

“Nuestros niveles de energía afectan a nuestra tendencia a procrastinar. Así que vale la
pena identificar cuando sus niveles de energía están en su punto máximo y aprovechar al
máximo esas horas del día”.

Una vez que esas tareas estén terminadas y esté listo, hará sus tareas domésticas. Esto se debe
a que es un procrastinador activo, no uno estándar. Como tal, no pierde el tiempo cuando
procrastina. No toma una siesta, no ve la televisión, ni se sienta en el sofá y mira fijamente al
espacio. Se mantiene productivo, pero trabaja en algo más que en las tareas que originalmente
tenía que hacer.

Conquiste la procrastinación comprometiéndose con usted mismo.

Si es un procrastinador eterno, no se sienta mal. Mucha gente lo es. Como tal, debería sentirse
bien por haber llegado hasta aquí en su intento por averiguar cómo dejar de aplazar las cosas.
Este es un paso inicial importante, así que dese crédito. Pero recuerde que aprender a evitar la
procrastinación no es suficiente. Debe comprometerse a conquistar la postergación pasando de la
etapa teórica de leer algunas estrategias aplicables a la importantísima etapa de aplicación.

Dígase a sí mismo que puede dar este gran salto. Está a cargo de su vida. Lo que suceda depende
totalmente de usted, incluyendo si continúa postergando las cosas. Ha aprendido por qué es
importante dejar de procrastinar, así como la forma de hacer los cambios necesarios. Prométase a
si mismo poner estas tácticas en práctica, ahora.

www.getabstract.com
6 de 7

LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST


Sobre el autor
Damon Zahariades opera el sitio web y el blog Art of Productivity y es el autor de Morning
Makeover: How to Boost Your Productivity, Explode Your Energyand Create an Extraordinary
Life – One Morning at a Time!

¿Le gustó este resumen?


Comprar el libro o audiolibro
http://getab.li/39341

Este resumen solo puede ser leído por Miller RIVERA RODRIGUEZ (mriverarod1@uniminuto.edu.co)
getAbstract asume completa responsabilidad editorial por todos los aspectos de este resumen. getAbstract reconoce los derechos de autor de autores
y editoriales. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este resumen puede ser reproducida ni transmitida de ninguna forma y por ningún
medio, ya sea electrónico, fotocopiado o de cualquier otro tipo, sin previa autorización por escrito de getAbstract AG (Suiza).

7 de 7
LoginContext[cu=3301468,ssoId=1480147,asp=5161,subs=4,free=0,lo=es,co=CO] 2020-05-14 02:45:58 CEST

También podría gustarte