Está en la página 1de 4

Zeus

Para otros usos de este término, véase Zeus (desambiguación).

Busto de Zeus hallado en Otricoli (Sala Rotonda, Museo Pío-Clementino, Vaticano).

En la mitología griega, Zeus (en griego antiguo Ζεύς Zeús) es el «padre de los dioses y los


hombres»,1 que gobernaba a los dioses del Olimpo como un padre a una familia, de forma
que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal. 2 Era el rey de los
dioses que supervisaba el universo.3 Era el dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen
el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus
«recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo
Oriente Próximo, como el cetro. Zeus fue frecuentemente representado por los artistas
griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y
sentado majestuosamente.
Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las
tradiciones aparece casado con Hera (su hermana) aunque en el oráculo de Dódona su
esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita.4 Es conocido por sus
numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes,
incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Hele
na, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que Zeus fue padre
de Ares, Hebe y Hefesto.5
En griego el nombre del dios es Ζεύς Zeús en el caso nominativo y Διός Diós en
el genitivo. Las formas más antiguas del nombre son las micénicas di-we y di-wo, escritas
en lineal B.6
Su equivalente en la mitología romana era Júpiter, en la etrusca, Tinia y en
la egipcia, Amón.

Buda Gautama
«Buda» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Buda (desambiguación).
«Gautama» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Gautama (desambiguación).
«Siddharta» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Siddharta (desambiguación).
Siddharta Gautama, más conocido como Buda Gautama, Sakiamuni,b o simplemente
el Buda, fue una asceta (sramana o sanniasin) y sabio1 en cuyas enseñanzas se fundó
el budismo.4 Nació en la ya desaparecida república Sakia en las estribaciones
del Himalaya.5 c Enseñó principalmente en el noroeste de la India.
Debido a ciertas interpretaciones erróneas muy comunes, debe enfatizarse que Buda
Gautama no es un dios ni el único ni primer buda (ver Buda (concepto)). Esto no solo fue
asegurado por el mismo Sidarta Gautama, sino que también la cosmología budista hace
esta distinción al afirmar que únicamente los humanos —pero no se limita a esta
humanidad en particular— pueden lograr el estado de buda, pues en estos reside el mayor
potencial para la iluminación.
Buda enseñó el camino medio entre la complacencia sensual y el ascetismo estricto —
practicado en el movimiento Sramana—10común a esta región de la India. Más adelante
enseñaría a lo largo de las regiones del este de esta nación, tales
como Magadja y Kosala.5 11
Es la figura central del budismo y sus relatos, discursos y reglas monásticas son creencias
budistas que, después de su muerte, fueron resumidas y memorizadas por sus seguidores.
Existen diversas colecciones de dichas enseñanzas que le fueron atribuidas y transmitidas
por tradición oral, hasta ser escritas aproximadamente cuatrocientos años después de su
fallecimiento.

Jesús de Nazaret
«Jesús» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Jesús (desambiguación).
Este artículo trata sobre Jesús de Nazaret como personaje histórico. Para más información
desde el punto de vista religioso, véanse Isa (Jesús de Nazaret) y Cristo.
Aunque no existen retratos de Jesús ni indicaciones acerca de su aspecto físico, son muy frecuentes
sus representaciones en el arte. Jesús con la cruz a cuestas, por el Greco.

Mosaico con una representación de Jesús de Nazaret, existente en la antigua Iglesia de Santa


Sofía (Estambul), fechada cerca de 1280.

Jesús de Nazaret, también conocido como Jesús (en griego antiguo: Ἰησοῦς, Iesous;


en arameo: ‫ܝܫܘܥ‬, Išo; en hebreo antiguo: ַ‫י ְהֹושֻׁ ע‬, Yehošuaʕ, o ַ‫י ֵׁשּוע‬, Yešuaʕ), Cristo (en
griego antiguo: Χριστός, Christós; en arameo: ‫ܡܫܝܚܐ‬, Mʕšiha; en hebreo antiguo:
ַ‫מָ שִׁ יח‬, Māšîaḥ) o Jesucristo, es la figura central del cristianismo y una de las más
influyentes de la cultura occidental. Según la opinión mayoritariamente aceptada en
medios académicos, basada en una lectura crítica de los textos sobre su figura, 1 Jesús de
Nazaret fue un predicador judío2que vivió a comienzos del SIGLO I en las regiones
de Galilea y Judea, y fue crucificado en Jerusalén en torno al año 30, bajo el gobierno
de Poncio Pilato.
Para la mayoría de las denominaciones cristianas, es el Hijo de Dios y, por extensión, la
encarnación de Dios mismo. Su importancia estriba asimismo en la creencia de que, con
su muerte y posterior resurrección, redimió al género humano. El judaísmo niega su
divinidad, que es incompatible con su concepción de Dios. En el islam, donde se lo conoce
como Isa, es considerado uno de los profetas más importantes.
Lo que se conoce de Jesús depende casi exclusivamente de la tradición cristiana —
aunque se le menciona en fuentes no cristianas—,3especialmente de la utilizada para la
composición de los evangelios sinópticos, redactados, según opinión mayoritaria, unos
treinta o cuarenta años, como mínimo, después de la muerte de Jesús. La mayoría de los
estudiosos considera que mediante el estudio de los evangelios es posible reconstruir
tradiciones que se remontan a contemporáneos de Jesús, aunque existen grandes
discrepancias entre los investigadores en cuanto a los métodos de análisis de los textos y
las conclusiones que de ellos pueden extraerse.

También podría gustarte