Está en la página 1de 12

LA

ANORGASMIA
2

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

DESDE EL
FEMINISMO

Soraya vega prieto

Máster en orientación y terapia sexual

Badajoz, mayo de 2011

1. Concepto.
2. Causas.
3. Influencias sociales.
4. Puntos de vista de mujeres
feministas.
5. Prevención y perspectivas de
futuro.
3

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

1. Concepto.
La anorgasmia se define como la incapacidad de alcanzar el orgasmo, a pesar de que se
logre tener deseo y excitación sexual, sin embargo por diversos factores no culmina la fase de
orgasmo. Para diagnosticar ésta como una disfunción sexual o inhibición debe ser recurrente y
persistente, a pesar de que se estimule adecuadamente en intensidad, duración y tiempo.
Esto quiere decir, que existen todas las condiciones físicas y emocionales para lograrlo,
pero no se presenta el orgasmo.
Las anorgasmias femeninas pueden ser:
•Primarias: en donde la mujer nunca pudo lograr un orgasmo, observándoselo en el
10% de los casos.
4

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

•Secundarias: cuando luego de un período de tiempo --- determinado de haber


tenido orgasmos normalmente --- ya no los tiene.
•Situacionales: cuando sólo consigue tener orgasmos en fijadas circunstancias o
formas de estimulación. Por ejemplo, situaciones con contenido violento, simulando una
violación.

2. Causas.
- CAUSA INMEDIATA ESPECÍFICA: El hipercontrol y la contención de su propia
respuesta sexual como mecanismo de defensa frente a la angustia.

- CAUSAS REMOTAS O PROFUNDAS.

- CAUSAS FÍSICAS. Representan solo el 5% de los casos.

- Alteraciones de la innervación de la pelvis.

- Alteraciones vasculares vaginales.

- Alteraciones endocrinas.

- Alteraciones ginecológicas.

- Drogas y fármacos.

- CAUSAS PSÍQUICAS. Para Masters, Johnson y Kolodny (1994):

- Dicotomía entre los valores aprendidos y lo que se les solicita


socialmente a nivel sexual.

- Ortodoxia religiosa y actitud negativa hacia la desnudez.


5

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

- Experiencias sexuales traumáticas.

- Culpabilidad.

- Estados depresivos.

- Comunicación ineficaz y hostilidad hacia la pareja.

- Aburrimiento o monotonía en las prácticas sexuales.

- Ignorancia sexual.

- Actitudes negativas hacia la masturbación.

- Miedo a perder el control.

- CAUSAS SOCIALES

- Desconocimiento de la respuesta sexual.

- Influencia de los prejuicios sociales.

- Hipercontrol.

- Conflictos de pareja.

3. Influencias sociales.
Podríamos remontarnos a tiempos remotos para encontrar la primera de las
acciones de desigualdad que se produjo contra la mujer. Daría para trabajarlo una vida
entera. Vamos a mirar de una manera más cercana. A través de los años, de los siglos, y
con el desarrollo histórico que hemos tenido, se ha ido conformando un sistema esencial y
estructural de control y de poder en la sociedad actual (en la nuestra y en las del resto del
globo, exceptuando grupos minoritarios en peligro de desaparición): EL PATRIARCADO.
6

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

La familia patriarcal es el lugar de reproducción de la estructura y de la ideología del


orden social establecido. El patriarcado es una relación de dominación del hombre sobre la
mujer y los hijos. Estos son tomados como una posesión privada del varón.
Para conseguir la dominación de la mujer se ponen en juego toda una serie de
mecanismos que la reprimirán para autoconvencerla de su inferioridad y de su natural
sumisión al hombre. Para que deje de ser persona se le anulan distintas facetas de su ser, y
una de las más reprimidas, en parte debido a la capacidad de la maternidad, es la
sexualidad.
La represión de la sexualidad femenina está enfocada a la anulación del deseo y
placer erótico. Esta represión tiene distintos grados, que pueden ir desde la sutil, pero eficaz
manipulación psicológica (desconocimiento del cuerpo, inculcación de sentimientos de
vergüenza y culpa…), a la aberrante mutilación física de órganos sexuales. Estos procesos
consiguen que el único acto sexual permitido en el sistema patriarcal, el coito, sea algo
traumático y doloroso, tanto mental como físicamente. La mujer así condicionada rehusará
el contacto, asegurándose el hombre de esta forma la paternidad biológica de los hijos de
ésta y, por otro lado, que la maternidad sea fruto de la imposición de un acto no placentero
ni deseado. Así, la mujer, programada para vivir en una sociedad patriarcal, pare sin deseo
y con dolor, al tiempo que se aparta de ella a la criatura en el momento del alumbramiento
para cortar el deseo y la producción de hormonas que regularía el acoplamiento madre-hijo.
El parto es en realidad un acto sexual en el que deberían tomar parte una pareja de
seres. La excitación sexual de la mujer en el momento del alumbramiento, si no estuviera
bloqueada por el miedo y la cultura milenaria que pesa sobre ella, produciría la relajación, el
abandono al deseo y los flujos maternos necesarios para que el parto y el nacimiento fuera
un acontecimiento gozoso y placentero para ella y para la criatura.
Por otra parte, el útero ha sido física y psíquicamente castigado, perseguido y
borrado de la consciencia de la mujer, porque posiblemente es uno de los órganos vitales
en la producción de placer y de los deseos de ésta. Hay algo muy importante que se oculta
cuando se sitúa la sexualidad femenina del clítoris a la vagina. Cuando se habla de
sexualidad apenas aparece el útero y se puede apreciar como la institución médico sanitaria
se ha apropiado de todo lo referente a la sexualidad femenina, consiguiendo que la mujer
7

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

quede desconectada de sus funciones sexuales, que son manipuladas y reprimidas por el
Poder.
La anulación de la mujer también se dirige a negar sus capacidades intelectuales o
de raciocinio. No permitiéndole el desarrollo intelectual se la encierra en el ámbito
doméstico, donde su función será la crianza de los hijos y la satisfacción de las necesidades
del hombre. “Al ser una criatura inferior, carente de razón, que se deja llevar exclusivamente
por la emotividad es un ser que necesita la tutela del varón”. Así pasa de la dominación del
padre al control del marido, sin oportunidad para desarrollar su capacidad de decisión.
Hoy en día, la anulación de la mujer corre pareja con los tiempos de cinismo
democrático. Es ella misma la que se ignora, la que se anula al asumir todos los valores de
la cultura machista. Reflejo de esta anulación de la mujer del ámbito público es el lenguaje
que utilizamos, en el que no se hace referencia al género femenino. Si alguien no existe o
no se refleja en la sociedad es del todo probable que no tenga ni capacidades ni
necesidades. La mejor manera de anular es ignorar, y el lenguaje señala este proceso.
Gran parte del trabajo de adoctrinamiento en el orden patriarcal lo han desarrollado
las instituciones religiosas. Ésta manipulan al hombre para que se crea y actúe según el
papel de dominador que dios le habría otorgado, reprimiendo y condenando los actos de la
mujer que no sean la obediencia y la sumisión al mismo hombre, que a su vez debe
obediencia a una instancia superior a él.
En esta sociedad patriarcal salen perjudicados tanto el hombre como la mujer, pues
a ambos se les coarta el libre desarrollo de su persona. El Poder les encasilla en un rol
incuestionable que deben acatar y perpetuar. En este tipo de sociedad, los hombres tienen
que evitar mostrar los sentimientos, ser fuertes, seguros, independientes, conquistadores,
capaces de mantener y sustentar una familia; mientras que las mujeres deben ser todo lo
contrario: han de ser inseguras, dependientes y sobre todo llorar mucho. Siendo esclavos
de un marco semejante, resulta imposible desarrollar relaciones de amor y de solidaridad a
alguien que no viva espiritualmente.
El Poder, tras destruir la sexualidad de la mujer y condicionar la del hombre, para
organizar la reproducción humana y construir una sociedad basada en lo que se llama
principio de autoridad, se emplea a fondo en la manipulación de los niños, en su
8

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

adoctrinamiento, el cual se da principalmente en el núcleo familiar y, más tarde, en la


escuela.
En este marco, la anorgasmia es tan sólo uno más de los problemas a los que las
mujeres se tienen que enfrentar (si es que llegan a ser conscientes de ellos). La sexualidad
en la mujer es uno de los grandes temas dentro del feminismo, dentro de todos aquellos
movimientos que persiguen la igualdad. Y la anorgasmia, dentro de la sexualidad y dentro
de lo femenino en sí, se convierte en uno de los grandes símbolos de desigualdad. Por
tanto, el evitar su perpetuación es uno de los trabajos, que, sin duda, contribuirá a acercarse
a la igualdad real. Al empoderamiento de las mujeres y a su emancipación.

4. Puntos de vista de mujeres


feministas.
a. Delfina Mieville.

Italiana nacida en Madrid hace 31 años. Socióloga, Agente de Igualdad, Experta


en Sexualidad. Feminista.

1. Podrías explicar, brevemente, qué entiendes por anorgasmia.

Disfunción sexual que en su mayorái puede ser causada por algún tipo de
bloqueo psicofísico y solo en algunos casos, como en sección medular por lesiones
es una lesión física es la disfunción que dificulta o imposibilita en una grado u otro
la obtención del orgasmo puede o no estar conectada a estados de excitación y
meseta.

Muchas veces las mujeres se han auto definido frías o frígidas confundiendo falta
de deseo con anorgasmia en el pasado muy reciente; en cambio mujeres que si
tenían contacto con su sexualidad (teniendo en cuenta el clítoris) o tenían placer,
se masturbaba o tenían relaciones con otras mujeres sufrían descargas eléctricas
en sus genitales. Como los hombres no han recibido censura en sus tocamientos y
exploraciones genitales, las mujeres aún no teniendo -o si- problemas para el
deseo o la excitación (normalmente para paliar el sentimiento de culpa han de
sentirse enamoradas).
9

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

2. ¿Qué causas resaltarías dentro de la represión de la mujer en su incapacidad


hacia el orgasmo?

1.- Falta de exploración de su placer y genitales desde la infancia, en opuesto a la


exploración masculina. Ejemplo masturbación
2.- Culpa del deseo, romantización de los encuentros sexuales: miedo a la libertad
y miedo a la dependencia.
3-. Construcción patriarcal del deseo
3.1: la mujer es objeto de deseo, no es dueña de un deseo propio. Incluso en
parejas no heteronormativas la mirada sexual es ajena y es de otro (Foucoult)
masculino. una mirada que ha interiorizado la mujer en su construcción del deseo.
4- Disfunciones físicas
5- Trauma; 4 de cada 5 mujeres ha recibido alguna forma de abuso.
6- Autoestima: concepto de no merecer el placer relacionado con el dolor como eje
del amor romántico.
3. ¿Crees que se ha evolucionado? ¿En qué manera?

Se ha evolucionado en investigación desde una sexualidad con perspectiva


feminista para ambos pero se queda en un discurso de 4 expertos-as. Las
feministas académicas nos gusta el discurso complejo, y este no llega a todo el
mundo. Por otra parte, lo políticamente correcto es enemigo de lo bueno alguna
vez y por otra parte, la herencia religiosa sigue allí.

4. ¿Qué aspectos consideras importantes para incidir?

El derecho al placer, el derecho a la salud sexual, a la sexualidad más allá de la


reproducción. DERECHOS HUMANOS: LA SEXUALIDAD ES UN DERECHO
HUMANO. Y la depatologización de la sexualidad.

5. Visión de futuro.

Educación sexual transversal. Cambio del sistema de percepción de cuerpo y


deseo femenino. Acciones positivas. Educación trasversal en padres madres y
colegios además de capitulo o formación constante en institutos y colegios. Hablar
más del placer femenino que de patologías.

b. Amparo Sánchez.
10

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

De Don Benito, 39 años. Socióloga, especialista en Participación Ciudadana y


Políticas de Igualdad. Feminista.

1. Podrías explicar, brevemente, qué entiendes por anorgasmia.

Anorgasmia incapacidad para llegar a eso que llaman orgasmo o ausencia de


disfrute en las relaciones sexuales.

2. ¿Crees que esa incapacidad está relacionada con la represión de la sexualidad de


la mujer?

Creo que una parte es debido a problemas fisiológicos, pero sin duda la sexualidad
de las mujeres es un tema del que, históricamente, determinadas instituciones
sociales han hablado en sentido negativo que nada tenía.

Esto ha hecho que las propias mujeres tuvieran dificultades para primero poder
hablar de su propia sexualidad, y disfrutar de ella.

Por lo general, se entiende la sexualidad femenina en su función reproductora, y/ o


como receptora del placer de los varones.

Como Instituciones sociales tenemos, la iglesia, la escuela, los medios de


comunicación, la familia.... y son transmisoras de valores).

3. ¿Crees que se ha evolucionado en pro de la libertad de la mujer?

Por un lado las instituciones sociales como la escuela, los medios de


comunicación, la familia, la iglesia, transmiten unos valores que sobre la sexualidad
de las mujeres que son bastante contrapuestos, lo que lleva a generar cierta
confusión.

Nos llegan a través de los medios de comunicación modelos de mujer por lo


general hipersexualizados y por otro lado instituciones como la Iglesia omiten la
sexualidad de las mujeres como fuente de placer potenciando el papel reproductivo

Ahora se tiene acceso a más información, como por ejemplo, a través de las redes
sociales, pero lo cierto es que harían falta estudios sobre todo de tipo cualitativo
donde las propias mujeres hablaran sobre cómo viven el propio disfrute de su
sexualidad.
11

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

4. ¿Qué aspectos consideras importantes para incidir?

Creo que es importante profundizar en el conocimiento del propio cuerpo y la


sexualidad de las mujeres, de los deseos, las fantasías, los miedos que cada una
tenga. Expresarlo y compartirlo. Sobre todo empoderarnos en el discurso de
nuestra sexualidad, hablando de ello nosotras mismas, porque durante mucho
tiempo el discurso sobre la sexualidad de las mujeres ha estado en manos de otros
que interesadamente han opinado, diagnosticado, decidido sobre el placer
femenino, en muchos casos, ignorando su propia existencia.

5. Visión de futuro.

Pienso que el futuro pasa por acceder a una información veraz, alejada de tópicos,
prejuicios, y sentimientos de culpa que tradicionalmente se han venido fomentando
en el imaginario de muchas mujeres sobre el rol que han de asumir sobre su propia
sexualidad. También valdría para los hombres, en el sentido de haber asumido
roles que luego no se corresponden con sus expectativas o las de su pareja.

En todo caso, el futuro pasa por una concepción más abierta sobre la diversidad de
la sexualidad y las prácticas sexuales, desterrando el concepto de amor romántico
asociado a la sexualidad.

5. Prevención y perspectivas de
futuro.
Parece evidente que la mejor manera de prevenir las disfunciones sexuales en
general es a través de la educación sexual. Una educación sexual veraz, desmitificando y
trabajando las creencias erróneas. No obstante, para quienes hemos trabajado y
trabajamos en esto, no se nos facilita el camino. No son pocas las veces en las que se nos
ponen “palos en las ruedas”. Con esto quiero decir, que en algunas ocasiones, cuando, con
todo el rigor científico que nos avala, con toda la ilusión de educar íntegramente a las
12

Máster en Orientación y Terapia Sexual. Soraya Vega Prieto

Badajoz, 2011.

personas más jóvenes, no se nos deja hacerlo de manera libre. Es de reconocer, que, poco
a poco, se va experimentando un ligero cambio, parece que a mejor en nuestro ejercicio
docente. Pero dista bastante de lo que podría ser una educación sexual plena. Por esto
mismo, me planteo la necesidad de elaborar planes, enmarcados en políticas, que permitan
esa educación realmente. Que no quede en un taller puntual que los y las adolescentes
reciben, en el mejor de los casos, una vez al año. Además de trabajar el aspecto educativo,
tenemos que hacer un importante esfuerzo en convencer a las autoridades competentes de
la necesidad que existe de esa educación. Si no, nos tocará esperar…

Aún así, y en el tema que nos compete, la anorgasmia la prevención pasa, con más
fuerza si cabe, en esa formación previa. En una información que sirva a las chicas más
jóvenes para que se sientan empoderadas en la toma de decisiones y sepan, por supuesto,
ser dueñas de su propio cuerpo y de su propio placer. Enseñar, también, a los chicos a que
no solo existen vulvas y senos en sus compañeras. Que hay todo un cuerpo.

La desmitificación de los cuatro grandes: GENITALIDAD, NATURALIDAD,


COITOCENTRISMO Y GÉNERO, nos ayudará sustancialmente. Además de la generación
de actitudes positivas ante la sexualidad, el conocimiento del cuerpo, el trabajo de la
autoestima, las habilidades sociales y la asertividad. La empatía como pilar fuerte en la
tarea sexual. Las prácticas no exigentes, el egoísmo positivo.

A veces, puede parecer muy utópico, pero se ha avanzado y se sigue haciendo.


Estamos en el camino, y no podemos abandonarlo. La sexualidad como aspecto importante
de la vida (y no solo por su dimensión biológica). La sexualidad como método de
comunicación entre personas, la despatologización del tema. Porque hablar de sexualidad
no puede ser sólo hablar de consecuencias negativas. La sexualidad es mucho más.